Está en la página 1de 4

Hanal Pixan

Elaborado por:

 Chablé Gómez Argenis Rafael.


 Cobá Pacheco Alfredo.
 Meza Ix Ángel.
 Muñoz Aracely.
 Uh Castro Jair.

Resumen:

El presente documento consta de una recopilación de información importante y relevante


acerca de una de las tradiciones más importantes de nuestra cultura (“Janal Pixán”), para ello
realizamos una investigación en diversas fuentes con el objetivo de conocer todo lo
relacionado a la tradición, dónde se practica, porqué se practica, desde cuando se practica,
etc. y para eso nos basamos en una serie de preguntas que nos sirvieron como guía para que
la información encontrada sea más clara y precisa. Lo que se verá reflejado en el documento
es una recopilación de información sobre lo más relevante del hanal pixan.

Introducción:

Se pretende con el presente trabajo conocer un poco más fondo todo lo relacionado con la
realización de una de las tradiciones más importantes de nuestra entidad que es el hanal pixan
y todo lo relacionado con la tradición esto con el objetivo de darles a conocer a los demás el
verdadero significado de la tradición además de fomentar la práctica. Es importante realizar
este tipo de trabajos debido a que son de gran ayuda para las personas que no conocen la
tradición, incluso para los que no viven en el estado.
Hanal Pixan

En la actualidad se practica hanal pixan en los pueblos del interior del estado y en algunas
casas de la ciudad de Mérida. La celebración se lleva a cabo los días 31 de octubre, que es el
día de los niños y le llaman U Hanal Palal, el 1 de noviembre, que es el de los adultos llamado
U Hanal Nucuch Uinicoob y el 2 que es el de Todos los Santos llamado U Hanal Pixanoob y
en algunos lugares "misa pixán" porque ese día se aplica una misa dedicada a las ánimas, por
lo general en el cementerio de la población . Esto data del año 835 en que la iglesia deja el
día 1 de noviembre como el día de los Santos Difuntos cambiándolo, luego, en el año 1222,
con el Concilio de Oxford, en Francia, al día 2. Hay la creencia de que el alma es inmortal y
que ellos regresan cada año a compartir con los vivos los días señalados para ellos, los fieles
difuntos arriban a su cita anual con familiares y amigos, para ser honrados después de haber
recorrido el camino que una vez se los llevó, pero que ahora los conduce al "Hanal Pixán".
En algunos lugares se dice que el alma no puede alimentarse durante el primer hanal pixan a
un año de su muerte, y tampoco se le invoca por su nombre. Este primer año después de la
muerte se interpreta en este trabajo como parte de un proceso de “ancestralización”. Se
considera que las almas de los muertos se quedan en la tierra una semana: el 7 de noviembre
se despiden las almas de los niños y el 8 las de los adultos. La fiesta del hanal pixan, en su
forma y periodicidad actual es claramente una recuperación de la costumbre europea de los
días de los muertos. Sin embargo, sus orígenes y sus deseos son visiblemente prehispánicos,
aun cuando no se encuentran indicios explícitos en los textos coloniales españoles. Una de
las finalidades de los rituales para los muertos, como para la mayoría de las entidades, es
alimentar las almas entregándoles la esencia (inmaterial) de los alimentos, el objetivo
también es “recordar” (k’a’ah-s-ik) ascendientes o descendientes muertos. En el ritual
participan el dueño de la casa que es el que desea rendir ofrenda a un ser querido que ha
fallecido, además él es el encargado de reunir todo lo necesario para el altar(comida, dulces,
fotografía, mantel, la cruz, etc.), también participa la rezadora, la cual es encargada de
realizar las oraciones para que el alma se acerque al altar y pueda deleitarse con la comida y
demás cosas que se le ofrecen.

Con respecto a la comida varía según el tipo (niño o adulto), en el altar de niños se
acostumbra a poner comida sin condimentos, chocolate, dulces de todo tipo, frutas como
Hanal Pixan

mandarinas, naranjas, jícamas o bien “xeek”, caldos, tamales y panes. En el altar de adultos
para los hombres se ponen cuatro tamales que representan las puntas de la milpa y para las
mujer tres mucbilpollos que representan las tres piedras de la candela, también se pone
relleno negro, tamales, patas, atole nuevo, dulces, entre otras cosas.

Ilustración 1 Altar de adultos obtenido de http://www.sobrino.net/Dzidzantun/Hanal_Pixan.htm

Ilustración 2 Altar de niños, tomado de http://www.preguntasantoral.es/2013/11/dia-de-muertos-en-


mexico-iii/
Hanal Pixan

Conclusión:

Hoy en día en muchos lugares de nuestro estado aún se siguen realizando las tradiciones
que nuestros antepasados nos heredaron, es importante recalcar que aún se siguen realizando
año con año debido a que la gente aún sigue creyendo en éstas tradiciones, es por eso que la
labor de nuestra sociedad es seguir inculcando a los más pequeños las tradiciones y también
nosotros seguir practicándolas. Las tradiciones son parte importante de nuestra esencia, es
parte de nuestra cultura, de nuestras raíces, de lo que nos identifica y debemos de sentirnos
orgullosos de que aún sigan vigentes hoy en día y procurar que nunca se pierdan ya que para
nosotros tienen un significado importante. Quizá con el paso del tiempo la tradición se vaya
modificando como ha sucedido en los últimos años, pero creemos que lo importante es que
se siga realizando, que no se pierda. En los tiempos de ahora que la tecnología y las redes
sociales son algo que están muy presentes se deberían aprovechar esos medios para promover
éste tipo de cosas debido a que sería más fácil que la gente se involucre y pueda aportar
además de que es nuestra obligación como yucatecos promover nuestra cultura.

Referencias:

Castillo, L. M. (23 de octubre de 2011). Mérida de Yucatán . Obtenido de

http://www.meridadeyucatan.com/hanal-pixan/

Guen, O. L. (2008). UBÈEL PIXAN. Mérida Yucatán.

Ledezma, H. (11 de enero de 2014). Unión Yucatán . Obtenido de

http://archivo.unionyucatan.mx/articulo/2014/11/01/cultura/hanal-pixan-tradicion-

maya-de-los-muertos-en-yucatan

Intereses relacionados