Está en la página 1de 6

PRONOSTICO

DENGUE ASINTOMÁTICO y DENGUE CLÁSICO: el pronóstico es favorable.

DENGUE HEMORRÁGICO: el pronóstico es reservado por los motivos explicados


anteriormente (shock hipovolémico, hemorragias, CIV, infecciones de Aparato Respiratorio,
Septicemia, etc.

El DENGUE HEMORRÁGICO tiene una mortalidad aproximada igual o superior al 30%.

Total de casos de dengue en Ecuador según el MSP. (2013).

CRITERIOS DE TRASLADO A UNIDAD MÉDICA

La infección por dengue es una enfermedad sistémica y dinámica. Presenta un amplio


espectro clínico que incluye manifestaciones clínicas graves y no graves. Después del período
de incubación, la enfermedad comienza abruptamente y le siguen tres fases de evolución: la
febril, la crítica y la de convalecencia.

Entre los principales criterios para el traslado de un paciente a una unidad médica tendremos
que enfocarnos en la fase en la que se encuentra la enfermedad ya que dependiendo de esto se
presentaran los signos y síntomas. Deberemos iniciar con

Examen físico debe incluir:

– evaluación del estado mental;

– evaluación del estado de hidratación;

– evaluación del estado hemodinámico (cuadro D); – comprobar si hay taquipnea/respiración


acidótica/derrame pleural;

– comprobar la presencia de abdomen blando/hepatomegalia/ascitis;

– examinar para detectar erupciones y manifestaciones de sangrado;


– prueba de torniquete (repetirla si anteriormente resultó negativa o si no hay manifestación
de sangrado).

Continuaremos enfocándonos en los signos y síntomas que presenta las fases del Dengue

Fase febril

En los pacientes que desarrollen fiebre alta de forma abrupta. La fase febril aguda dura de 2 a
7 días y a menudo está acompañada de rubor facial, eritema de la piel, dolor corporal
generalizado, mialgias, artralgias y cefalea. Algunos pacientes pueden tener dolor de garganta,
faringe inyectada e inyección conjuntival. También son comunes la anorexia, las náuseas y el
vómito

Se pueden observar manifestaciones hemorrágicas leves, como petequias y sangrado de


mucosas (por ejemplo, nasal y de las encías) (3,5). El sangrado vaginal masivo (en mujeres en
edad fértil) y el sangrado gastrointestinal pueden ocurrir en esta fase, pero no es lo común (5).
El hígado a menudo está aumentado de tamaño y blando después de algunos días de fiebre

Fase crítica

Alrededor del momento de la disminución de la fiebre, cuando la temperatura cae a 37,5ºC o


38ºC o menos y permanece por debajo de este valor, usualmente en los días 3 a 7 de la
enfermedad, se puede presentar un aumento en la permeabilidad capilar junto con mayores
valores del hematocrito (6,7). Esto marca el inicio de la fase crítica. El período de
extravasación de plasma dura generalmente entre 24 y 48 horas.

Los pacientes que tienen un aumento de la permeabilidad capilar pueden empeorar como
resultado de la pérdida del volumen plasmático, el derrame pleural y la ascitis se pueden
detectar clínicamente dependiendo del grado de extravasación de plasma y del volumen de
reemplazo de líquidos. Los signos que presenta el paciente serán Dolor torácico, generalmente
un dolor agudo que empeora con la tos o la respiración profunda, Tos, Fiebre, Respiración
rápida, Dificultad para respirar. En el caso de la ascitis los síntomas se presentaran lentamente
o serán nulos si no existe gran cantidad de líquido en el abdomen

El choque se presenta cuando hay una perdida crítica del volumen plasmático debida a la
extravasación. A menudo está precedido por signos de alerta. La temperatura corporal puede
estar por debajo de lo normal cuando ocurre el choque.

Además, también se puede desarrollar un deterioro orgánico importante, con hepatitis,


encefalitis o miocarditis, y, también sangrado grave, sin extravasación plasmática evidente o
choque

Fase de recuperación

La insuficiencia respiratoria producida por el derrame pleural masivo y la ascitis puede ocurrir
en cualquier momento si se han administrado líquidos intravenosos en exceso. Durante la fase
crítica y la fase de recuperación, el reemplazo excesivo de líquidos se relaciona con edema
pulmonar o insuficiencia cardiaca congestiva
Después que tomemos la decisión de trasladar al paciente tendremos que tener presente que la
casa de salud disponga de los siguientes recursos para el tratamiento del paciente

 Recursos humanos: el recurso más importante son los médicos y enfermeros


capacitados. Se debe asignar un personal sanitario adecuado en el primer nivel de
atención para ayudar en el triage y en el manejo de emergencia. Si es posible, se deben
montar unidades de dengue dotadas con personal experimentado en los centros de
remisión para que reciban los casos referidos, especialmente durante los brotes de
dengue, cuando se necesita aumentar el personal.
 Área especial: se debe designar un área bien equipada y dotada para brindar atención
médica inmediata y transitoria a los pacientes que requieren terapia de líquidos
intravenosos hasta que puedan transferirse a un hospital o establecimiento médico de
referencia.
 Recursos de laboratorio: los exámenes de laboratorio más importantes son la de los
valores en serie del hematocrito y el examen completo de sangre. Estas
determinaciones deben ser fácilmente accesibles desde el centro de salud. Los
resultados deben estar disponibles en menos de dos horas en los casos graves de
dengue. Si no se cuenta con servicios apropiados de laboratorio, el estándar mínimo es
la determinación del hematocrito mediante muestra de sangre capilar (punción digital)
en el punto de atención con el uso de una micro centrífuga.
 Elementos de consumo: se debe contar con líquidos intravenosos como cristaloides,
coloides y equipo de venoclisis.
 Medicamentos: debe haber inventario suficiente de antipiréticos y sales de
rehidratación oral. En los casos graves, se necesitan medicamentos adicionales
(vitamina K1, gluconato de calcio, NaHCO3, glucosa, furosemida, solución KCI,
vasopresores e inotrópicos).
 Comunicación: se deben proporcionar instalaciones adecuadas para una buena
comunicación, especialmente entre los niveles secundarios y terciarios de la salud y
los laboratorios, lo que debe incluir la consulta telefónica.
 Banco de sangre: sólo un pequeño porcentaje de pacientes requerirá sangre y
productos san

PREVENCIÓN

NO existe vacuna contra el DENGUE, y además el haberlo padecido NO implica no volver a


contraerlo (dado que existen 4 serotipos distintos), la única forma de combatir esta
enfermedad radica en la prevención.

 evitar que los mosquitos encuentren lugares donde depositar sus huevecillos aplicando
el ordenamiento y la modificación del medio ambiente;
 eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales;
 cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso
doméstico:
 aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la
intemperie;
 utilizar protección personal en el hogar, como mosquiteros en las ventanas, usar ropa
de manga larga, materiales tratados con insecticidas, espirales y vaporizadores;
 mejorar la participación y movilización comunitarias para lograr el control constante
del vector;
 durante los brotes epidémicos, las medidas de lucha anti vectorial de emergencia
pueden incluir la aplicación de insecticidas mediante el rociamiento.
 se debe vigilar activamente los vectores para determinar la eficacia de las medidas de
control.

Esto debe ir acompañado de una política de saneamiento ambiental, a cargo de las autoridades
de Salud Pública, como fumigaciones periódicas, control de las fronteras en casos de brotes
epidémicos en Países Limítrofes para proteger a la población, uso de repelentes, etc.

En el caso de establecimientos educativos el Ministerio de Salud Publica recomienda

Las medidas de prevención son:

Informar y educar a la comunidad (estudiantes y padres de familia) respecto a las medidas


más eficaces para controlar la proliferación del mosquito, medidas que la comunidad
educativa aplicará en primer lugar en los establecimientos educativos, pero que podrán
aplicarse en domicilios y otros espacios comunitarios, pudiendo replicar esos conocimientos a
la población no involucrada.
La medida más eficaz para disminuir la proliferación de mosquito, es en su fase de larva, es
decir cuando está en el agua. Para ello es importante ELIMINAR LOS CRIADEROS
siguiendo algunas medidas sencillas en las casas, establecimientos educativos, lugares de
trabajo y en general todos los espacios donde se desarrolla la vida diaria.

En el ambiente pre hospitalario y hospitalario

Para garantizar la presencia de personal calificado en todos los niveles, la capacitación de


médicos, enfermeros, trabajadores auxiliares de atención médica y personal de laboratorio
debe ser una prioridad. Los programas de educación personalizada para los diferentes niveles
de atención sanitaria que reflejan la capacidad local deben apoyarse e implementarse
ampliamente. Los programas de educación deben desarrollar capacidades para triage efectivo
y deben mejorar el reconocimiento, manejo clínico y diagnóstico de laboratorio del dengue.
BIBLIOGRAFIA

Pronostico del dengue. Recuperado deː http://www.delhospital.com/tipos-de-


enfermedades/dengue

Total de casos de dengue en Ecuador según el MSP. (2013). Recuperado deː:


http://www.salud.gob.ec/boletin-epidemiologico-de-la-situacion-del-dengue-en-el-ecuador-
no-46-07-de-enero-de-2013/ [Accessed 11 Jan. 2017

DENGUE GUIAS PARA EL DIAGNÓSTICO, TRATAMIENTO, PREVENCIÓN Y


CONTROL. (2017). Primera Edicion. La Paz: Organización Panamericana de la Salud.
Recuperado de: http://www.who.int/topics/dengue/9789995479213_spa.pdf

Organización Mundial de la Salud. (2017). Dengue y dengue grave. Recuperado de:


http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs117/es/.

Guía para docentes Prevención y control del dengue en el sistema escolar. (2003). Primera
Edición. Recuperado de:
http://instituciones.msp.gob.ec/images/Documentos/dengue/Folleto_Docentes_Dengue.pdf.