Está en la página 1de 12
54 ESTADOS UNIDOS, EL ISLAM Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL 500.000 en 1996), mientras el PIB per cépita se reduefa a menos de 500 dlares y la produccién de alimentos se situaba bajo minimos, * Paralelamente, la escasez de agua potable disparé las casos de dia. seas infecciosas —incluidc el tfus—, de hepatitis y de gastroenteri- tiss incrementé alatmantemente los casos de malnutticiSn exSnica y aguda, sobre todo, en los nifios, y la mortalidad infantil super6 a fi nales de los noventa los niveles de principios de los setenta, ocasio- nando 600.000 victimas que podian haberse evitado™, A todo ello hhabfa. que afiadir los efectos irreversibles sobre las personas y sobre los embarazos provocados por la ut nde proyectiles con ura- ‘tio empobrecido por los cars de combate norteamericanos. A prin eracién Itén-Contra, La primera guerra de Sadam Husein Sadam Husein hizo un célculo equivocado, aunque, sin duda, tenfa sus propios motivos para atacar Irén: el temor a que la poblacidn chit iraqut intentara instaurar un régimen similar al de Teherdin, porque a pesar de que era la comunided més numerosa padecta siglos de opre- sin y exclusién politica; porque esperaba obtener una victoria facil gracias ala edrica superioridad militar iraqut y a la desconfianza que | | TEHERAN, BAGDAD Y KABUL 45, a a revolucién entre algunos manclos y oficiales del rio Pn ead as llaves del Golfo y del estrecho de Ormuz, sr jande pasaba mds de l mitad cel petcleo mundial, convitién- rege ast en el dirigente Arabe mds importante, Ademds la victoria cabo sinensis eles penile o iia én spre los chifesy los kurdos iraquiesy, sobre todo, le permitiia rec- earls fronteras de Shat al-Arab, lo que, junto con el establec- scat de un regimen aliado en Teherdn, le darla el concrol de casi | 20% de las exportaciones mundiales de crudo y liderar, con el ‘poyo de otcos regfmenes socialistas-drabes (Argelia, Libia), la Orga- thnacign de Pafses Exporcadores de Peteéleo (OPEP) en detrimento los saudies. H ’ een in subestimé los fuctores pattidticos, rcligiosos ¢ histé- sicos (oposicién drabe/persa, sunt / chit, licidad-socislismo-aabis- Jno / islam) que contribuyeron a cohesionar a la poblacién iranf en tonne al grupo dirigente y a movilizarla a favor de la guerta. En este aspecto destaca la capacidad de sacrificio de los Guat ies de la Revolucién, que lanzaron continuas oleadas de combatientes muy jévenes, mal preparados y peor armados, para detenes, con su supe- rioridad numérica, as ofensivas iraqules: ‘os iranfes experimentaron con ataques de olas humanas, Bl frente rate vis icecierpe soendchaes fot, Lashom de mediana edad y sus compatieros que habfan sido animados a llevar la ‘spada del martiio alrededor del cullo mientras conducian [sus moto- Cicletas} por los campos de minas irqules para abrir camino a la infan- tera. Un voluntario de a «Cruzada de Reconstruccién» de Ir nos expuso los principios del martiio... Es imposible para vosoctos, los occidentales, entenderlo... El martirio nos acerca més a Dios... Set ‘martirizado mientras nos oponemes alos enemigos de Dios nos aca a Dios... El cuerpo de Ia Guardia Revolucionaria se convirtié en la coluimna vertebral del poder militar rant sirviéndose de una gran can tidad de voluntarios rurale, basj nifios, viejos, paradse incluso en- Fermos. Fisk, 2006 42 _ ESTADOS UNIDOS, BL ISLAM Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL ties para conteoat los mevimientos dela ropa rane. En aquelo ‘momentos, solo Istel parece mirar con inguietudy desconfianea ‘reciente fuerza militar del dictador de Bagdad, “Tas deshacerse de cualquier oposicién que le pudiera dscuti poder, haba legado el memento para Husein de ocuputse de Ieie, uya revolucin tantas inquietudes despertaba en todas partes (ex, cfbto en Damasco). También preocupaba en Iraq, pais de mayors chil gobernado por la minctfa sunt. Muy pronto comenzaron sera. arse acusaciones entre los dos pafses vecinos. Bagdad rectiminabs a ‘Teherén que fomentara la sublevacién de la mayoria chif (en torna al 60% dela poblacidn de Iraq), ya que Muhammad Bagital-Sady lider del partido al-Dawea al-tslamiyya (l Partido de la llamada del Islam), era amigo personal ce Jomeini desde que est estuvo exliad en Nayaf. Una fetua de Al-Sadr prohibiendo a los musulmanes af, liarse al partido Buzz fue contestada por Husein con la pena de muet, f= ara los que se afliranal pari ilamista (entre junio de 1979 y junio de 1983 fueron ejecutados en Iraq 48 lideres tligiosos chifee Ys cerraton 37 mezquitas) Teterén acusaba a Bagdad de fomentar la rebelion en el Kurdistén iranf y en la tegidn drabe de Juzestfn-Ata, bistén, con importantes yacimientos de petréleo y la gran refine de Abadiin, Desde mediados de 1979, se incrementaton los inciden {csen la frontera entre ambos pafses (de abil de 1979 a septiembre de 1250, s¢ contabilizaron 636 agresiones de Iraq contra Irén y 347 de Irén contea Iraq) En abril de 1980, Huscin ordené la ejecucién del ayatold Al-Sadr y la expuliidn a Indn de 40.000 chiles, Finalmen te tras amenazar con revisar el Acuerdo de Argel de 1975, que habia puesto fin ala disputa fronteriza en el estuaio de Shatt alArab,y sin previa declaracién de guerra, el 21 de septiembre de 1980 el Ejécito iraqut peneté en Irén, En el otofio de 1980, lor guerras se desarrollaban en Oriente Medio con epicentro en Irén. Al este del pais, un conflicto conven, inal de guere fila enftentab al gobierno comunisa de Kabul y a THetsito Rojo contra los muyahiines afganas —alentados por los Uideres wales y los mulds—, que tenfan el apoyo de Pakistén, de Arabia Saud y, poco después, de Estados Unidos, En el oeste, Irin | | | | TTEHERAN, BAGDAD Y KABUL 43 dia ala acometida iaqut en una guerra que romp los mol- fo : ich Fria, ya en Husein sponta del consentimiento de Washington y Moset. Dos guerras que atravesatin toda la dé. cada de los ochenta y que se saldarfan con centenares de miles de in abel de 1983, se produjo un atentado suicida contra la Emba- jada de Estados Unidos en Beirut (60 victimas). En octubre, un ca- rrién bomba mataba 2 241 infantesde marina exadounidenres on el cartel cercano al aeropuerto de la capital y otro camién estallaba en el puesto de mando francés dando muerte & 58 paracaidistas. Ambos concngentes formaban parte de la fuerza multinaconal de incerpo- sen en a guerra ch ibanes, Los atentados fueron reivindados por I Vika Islamic, per los setviis de incegenciaoeidentals se los atribuyeron a Hiizbols, una escisién de la organizacién chit ‘Amal, que tenfa el apoyo de Damasco y Teherén, Los arentados de 1983 en Beira: —que foraron la salda dela fuerza multinacional-—, la aparicidn de Fiabold en el exenarioliba- nés y el incremento de los secuesttos de occidentales en Ltbano tendrian efectos colaterales muy importantes en la guerra de Iraq contra Irn y en lade Afganistin, Por un lado, Husein consolidabs su posicién internacional: el 20 ds diciembre de 1983, Donald Rumsfeld visitaba Bagdad como enviado especial del presidente Rea- gan y se vela con Sada para garanczarle el apoyo de Washington (amas, asesores militares y satéites pata seguir los movimientos del ¢jército iran). Por otro, segiin Olivier Roy (1998), en los, atentados de 1983 se encuentra el oxigen del entramado islamista radical sun, yaque desde entonces, ++] una idea se impone en Washingzon: hacer pagar a Moses el méxi- ‘mieo concta el comunismo y, accesoriamente, contra el chiismo icant Se tata de fomentar un radcalsmo opine sn que aeponga l aplicacién integral de la sharia (ley isimica,evieando cualquier evo- cide nolan ce Pen baaaas deseosa de reforzat su legitimidad Frente a edn, En referencia alos ser. Vicios secretos paquistantes, han tendo siempre (y tienen todavia) un 40 _#STADOS UNIDOS, FL ISLAM Y EL NUEVO ORDEN MUNDIAL cidas como las «Tres Glotiasas»), hubo combates por las calles de la capica y el ejécito dud6, aciléy,finalmente, se dvidi6, Laster.” teestaba echada, pues la mayorla cle mandos y tropa se puso del lado de la Revolucién, donde conflutan la iaquierda tevolucionatia del partido Tudeh (el Partido Comunista de Irdn) y las milicias de los Muyahicines del Pueblos el Frente Nacional (FN), que reunia ala ‘oposicién liberal, a las clases medias y alos intelectuales occidental. zados: los grupos liderados por los dirigentes chifes, que habian conseguido ater a los jévenes urbanos pobres y radicalizados, as! como a amplios sectores de hs clases medias y populares, sensibles al discutso celigioso, El carisma de Jomeini, econocido como lider de la revolucién ppor todos los drigentes, fue decisivo para el triunfo de la revolucién, Los ayacols se convirtieron en los hombres fucrtes dela nueva sita. A pesar del profundo antichiiemo de Osama bin Laden, después de la rupeura con Arabia Saudi en 1991, mantenfa posicicnes similares por lo que respect la custodia de los lugaees sagrados del islam por part del familia Saud. 38 ESTADOS UNIDOS, EL ISLIM ¥ EL NUEVO ORDEN MUNDIAL cambiar formalmente el régimen politico, Eran las teglas del juego Washington y Mosel aan y lo aceptaban. ae Pero lo que estaba sucediendo en Irdn era distinto. No se trataba mnald Reagan contem- pl la multieud que llenaba el paseo del East Mall y la xplanada del monumento a Washington mientras juraba como cuadragésimo presidente de los Estados Unidos. Lespués pronuncié el discurso de investidura, sningiin arsenal, ninguna arma de ninguno de los arse- nales del mundo, es tan formidable como la voluntad y el coraje moral de los hombres y las mujeres libres... Que se enteten los que practican el terrorismo y oprimen nuestros vecinos», Jimmy Car- ter, aropado con una gabardina de color tabaco, no prestabaaten- cidn al discurso, pues estaba pendiente de las noticias de Teherén. Foss del lezabe 1a confirmacin: el avién argelino en el que viajaban los rehenes camino de la base de Wiesbaden (Reptiblic Federal de Alemania) habfa salido del espacio aéro ant ‘Acababale pesadilla de los tltimos cincuenta y dos rehenes de la embajada. Habja durado 444 dias. Era el 21 de enero de 1981 El Inn de Someini Acababa una pesadilla, peo empezaba otra: el Irén de Jomeini, La Guerra Frfa tenla su protocolo y sus reglas de actuacién. Las dos potencias estaban al corriente de sus mutuas maniobras en terceros pases. Pocas veces un golpe de Estado, un movimiento tevoluciona- fio o un cambio de alianzas pillaba por sorpresa. Se intentaba desac- Sivarlos cuando no eran favorables u obstaculizarlos cuando no se podian frenar, No siempre se tenia éxito. Incluso, como sucedié con cl Egipto de Sadat, el cambio podfa producitse sin violencia y sin 34. ESTADOS UNIDOS, HL ISLAMLY EL NUEVO ORDEN MUNDIAL nes, y equipamiento y camiores para llevar a cabo la misién. Una hora después, despegaban cinco Hércules C-130 con el resto de la fuerza de asalto, un total de citno treinta y dos efectivos, y 70.000 litros de combustible para asegurar el regreso de los soldaclos y los rehenes, Poco después, ocho helicépteros Sea Stallion RH-53D despega- ban de la cubierta del portaaviones Vimitz, para reunirse en el desier- to icant con los aviones y transportar desde al a la fuerza de asato hasta un escondice en las intsediaciones de Tehern, En la capital iranf todo estaba listo para llevar a cabo la misién segiin habla infor- mado Dick Meadows, quien, bajo la cobereura de ser un empresario irlandés, era el responsable delos hombres infiltrados en Teheran. Cuando el primer Hércules C-130 iba a aterrizar en el desierto, tun camién cruzé la pista a toda velocidad. Se aborts el aterrizaje y, tras sobrevolar la pista dos veces, el avidn se posé sobre Ia arena del desierto y los mangers persiguieron al camién con un jeep y varias motocicletas que llevaban en el avién. Pero las sorpresas no habfan acabado, ya que, de improviso, un autobiis de pasajeros se acercaba ala pista. Los rangers dispararcn sobre el camién, que sc incendi6, ya que transporcaba combustible, El cielo del desierto se ilumind como si fuera de dia, Pero uno de los ocupantes consiguié huir en una furgoneta situada como remolque en la parce trasera del camién. Paralelamente, se inutilizé el aucobiis y se obligé a descender a los cuatenta pasajeros, Un imprevisto, ya que deberfan custodiaclos y Ilevdrselos consigo de regreso hasta que los rchenes y Ia fuerza de asalto eseuvieran fuera de peligeo. Pero los imprevistos no habfan hecho mds que emperar. «Mayday, mayday, mayday! se escuch6 a través del sistema de co- rmunicaciones. Era el helicéprero ntimero 6, que tenfa un fallo en el rotor, y se vio obligado a atenizar tras menos de dos horas de vuelo. La tripulaci6n fue trasladada « otto helicéptero. Una hora més tarde, la flotilla de helicdpteros se encontré con una nube de polvo de gran densidad y tamatio desconocido, Se habfan cruzado con un haboob, una gran tormenta de polvo de arena suspendido que dificulraba la visibilidad. La arena afecté alos instrumentos dle navegacién de un TEHERAN, BAGDAD Y KABUL 35 segundo helicéptero (el 5) y el pilot» decidié dar media vuelta y re- ee al porcaaviones Nimitz, que seguta estacionado en el océano indico. Asi pues, solo seis de los ocho helicdpteros legaron a la zona donde debian repostar combustible 2on un retraso de entre 50 y 85 minutos sobre el horario previsto. Todavia un tercer helicéprcro (cl 2) expetimenté un fallo parcial en k: bomba del sistema hidrdulico, pero consiguié legar al lugar sefiahdo para reponer combustible. Pero era imposible repararlo. Habia que abortar la misién ya que, segtin los planes preparados durante cinco meses y medio, eran im- prescindibles un minimo de seis helizépteros para tener garantias de éxito. Se decidi6, pues, reponer el combustible y solictar autoriza- cién para cancelar la operacién y regresar a la base. Tias evaluar la situacién, la Casa Blanca autorizé cancelar la mi sién. Quizés podsfa reemprenderse més adelante y, de momento, no habia bajas ni norteamericanas ni irinfes excepto quizds algunos de los ocupantes del camién cisterna desteuido—. Habia que avisar a Dick Meadows y sus hombres para que abandonaran Teherén, dlestruir el helicdptero averiado, camuflar los restos de la operacién esparciendo material soviético, llevare a los ocupantes del aucobiis y regresar alas bases de Masiah y del Nimitz, Se procedié a repostar los helicdpteros y a preparar el viaje de vuelta. Pero no se habjan acabado lis calamidades. Cuando el primer helicéptero hubo tepos- tado, inicié la maniobra de despegus elevindose unos metros y le- vantando una nube de polvo que obligé al controlador de tierra a buscar rfugio en el ala de uno de los C-130 aparcados. El piloto del helicéptero, cegado por la nube de polvo que levantaba el rotor al gitas, direccioné el aparato hacia el lugar que ocupaba el controlador ¥ colisioné con el avién. El helicéptero cayé bruscamente al suelo on un gean esteépito y los dos apararos se incendiaron, iluminando de nuevo la noche como si fuera de dia, con el resultado de ocho muertos y cinco heridos entre los miembros de ambas tripulaciones. Las municiones almacenadas en el avidn explosionaron lanzando tuna via de fuego y de merales ardiendo y cascotes que impactaron «en los otros helicépteros todavia estacionados. El desierco irant se convirtié en un infierno para los soldados estadounidenses. Ademés, CAPITULO 1 TEHERAN, BAGDAD Y KABUL Mayday, mayday, mayday! La criss de los rebenes Cala la tarde del 24 de abril de 1980 en al golfo de Omsén cuando el primer Hércules C-130 de la fuerza aérea de los Estados Unidos despegé de la pequuefia isla de Masiah. Volaba sin luces y a ras de mar para evitar los radaces iranfes. Transportaba setenta y cuatro hom- bres de la Fuerza Delta (incluidos seis soldados del 75 Regimiento de Rangers ¥ ttece hombres de las fuerzas especiales del ejército, que deberfan liberar a los tres diplométicor norteameticanos retenidos en el Ministerio de Asuntos Exteriores iran) al mando del corone! Charlie Beclavith, que tenfan como misidn rescatar a los ehenes de la Embajada de Estados Unidos en Teheran y retornatlos a casa. La Operacién Gatra de Aguila contaba con puntos de apoyo en Ia capi- tal irant, una improvisada pista de atertiaje en el desierto («Desierto ‘Uno» en la jerga militar de la operacién! donde repostarfan los avio- * Mayday: cédigo de emergencia uilizado internacionalmente como lamada de aurilio, derivado del feaneés M’aider. La llamada repetida wes veces (mayday upd, mayday...) en una Kine sigaifca peligro o riesgo de perder la vida.