Está en la página 1de 2

ENTRADA

Buenas tardes comunidad. El día de hoy nos reunimos en torno al altar a celebrar
la Eucaristía y también a celebrar que tenemos un Padre Dios que es compasivo y
misericordioso. Dispongamos nuestro corazón para participar de esta santa misa y
comprender el mensaje de paciencia y de amor que Él nos trae en su Palabra.

ACTO PENITENCIAL

Ahora pedimos al Señor que nos perdone porque no aprovechamos las


oportunidades que él nos dio para ser mejores y para actuar mejor.

 Señor Jesús, danos valor para cambiar lo que se puede cambiar. Señor, ten
piedad.
 Cristo Jesús, danos paciencia para aceptar lo que todavía no se puede
cambiar. Cristo, ten piedad.
 Señor Jesús, danos la sabiduría de tu amable paciencia. Señor, ten piedad.

PRIMERA LECTURA

Como preparando la lección que nos dará Jesús con la parábola del trigo y la
cizaña, el libro de la Sabiduría aclama la bondad de Dios para con su pueblo, al
que juzga con moderación y gobierna con indulgencia, dándole siempre una
oportunidad al pecador para que se arrepienta. Escuchemos.

SALMO

El salmo 85 nos hacer aclamar a nuestro Dios, que es bueno, clemente y


misericordioso. Unámonos todos repitiendo la antífona.

SEGUNDA LECTURA

Nuestra vida cristiana es imperfecta, pero Dios sabe lo que hay en nuestros
corazones; él nos dará el Espíritu Santo para que ore en nosotros y para darnos
fortaleza y esperanza. San Pablo nos explica esto en su carta a los Romanos,
escuchemos.

EVANGELIO

El Evangelio de San Mateo nos trae hoy tres parábolas de Jesús, muy breves y
con mayor énfasis en la del trigo y la cizaña, la cual ilustra cómo Dios es paciente
con una Iglesia imperfecta y con gente débil, dándonos la oportunidad de
convertirnos y de crecer. Preparémonos para la escucha del evangelio, cantando
el aleluya.
ORACIÓN UNIVERSAL

1. Para que la Iglesia siga acogiendo con paciencia, clemencia y misericordia a


los que se han alejado de Dios. Roguemos al Señor.

2. Por los jefes de gobierno y por los que buscan la paz y la justicia en el mundo.
Para que sus esfuerzos den frutos. Roguemos al Señor.

3. Por los jóvenes, por los que viven desilusionados y por los que han
abandonado la Iglesia y la fe. Para que encuentren el camino de regreso a
Casa. Roguemos al Señor.

4. Por los enfermos, especialmente por……………………………………………..


……………………………………….……………………………………………………
………………………………………………………………………………………….…
para que el Espíritu Santo les de fuerzas en esos momentos difíciles., así como
a todos los que se encuentran a su alrededor. Roguemos al Señor.

5. Por nuestros difuntos. Para que sean recibidos con amor en la Morada de los
redimidos. Especialmente por ………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………
Roguemos al Señor.

6. Por los que este día hemos escuchado la Palabra de Dios, para que la
hagamos germinar en nuestra vida y no demos lugar para que crezca la cizaña
en nuestros corazones. Roguemos al Señor.

PRESENTACION DE OFRENDAS
El pan y el vino que con humildad presentamos ante Dios, se convertirán en
alimento espiritual que nos ayuda a crecer en comprensión y tolerancia con todos
nuestros hermanos y a vencer las acechanzas del enemigo.

DESPEDIDA

Al ir a nuestros hogares recordemos que el Señor nos invita a imitar al Padre,


esforzándonos por ser compasivos y misericordiosos con todos nuestros
semejantes, así como Él es con nosotros.