Está en la página 1de 1

¿QUISIERAS SABER SI ERES UN CIBERADICTO?

A continuación te presentamos una serie de preguntas, puedes tomar nota en un papel, respondiendo SI o NO:
 ¿Se siente preocupado con Internet (piensa sobre la actividad on-line anterior o anticipa la sesión futura)?
 ¿Siente la necesidad de usar Internet durante más tiempo cada vez que se conecta para lograr la misma
satisfacción?
 ¿Ha hecho repetidamente esfuerzos infructuosos para controlar, reducir, o detener el uso de Internet?
 ¿Se siente inquieto, malhumorado, deprimido, o irritable cuando ha intentado reducir o detener el uso de
Internet?
 ¿Se queda on-line/conectado más tiempo del que originalmente había planeado?
 ¿Ha sufrido la pérdida de alguna relación significativa, trabajo, educación u oportunidad social debido al uso de
Internet?
 ¿Ha mentido a los miembros familiares, terapeuta u otros para ocultar la magnitud de su uso de Internet?
 ¿Usa Internet como una manera de evadirse de los problemas o de ocultar algún tipo de malestar (ej.,
sentimientos de impotencia, culpa, ansiedad, depresión)?
Si respondiste afirmativamente a cinco o más de las cuestiones es una señal clara de alarma: puedes ser un
CIBERADICTO.

ES LA ADICCIÓN AL INTERNET Y A TODO LO QUE TENGA RELACIÓN CON EL SERVICIO ON-LINE


El catedrático Enrique Echeburúa refiere que la adicción llega cuando esa afición "interfiere en tu vida
cotidiana o no se busca esa conducta para pasarlo bien, sino para no pasarlo mal". En 1995 el psiquiatra
estadounidense Ivan Goldberg utilizó por primera vez el término "adicción a Internet". Posteriormente, la
doctora neoyorquina Kimberley Young hizo referencia al "usuario patológico de la red". La adicción a Internet
es un deterioro en el control de su uso que se manifiesta como un conjunto de síntomas cognitivos,
conductuales y fisiológicos. Es decir, la persona 'netdependiente' realiza un uso excesivo de Internet lo que le
genera una distorsión de sus objetivos personales, familiares o profesionales.

Como cualquier otra adicción, la adicción a Internet afecta negativamente a la persona y tiene serias
consecuencias en las relaciones con los demás, el trabajo, en los estudios, la salud, la vida diaria. Es
importante destacar que el internet en sí mismo no supone una amenaza, puesto que todo dependerá del
uso y control que se ejerza sobre él. Por eso, las adicciones no se centran en el propio servicio, sino en la
forma descontrolada y abusiva en la que se puede presentar.

Esta, así como otras adicciones, sí se pueden controlar…


SI DESEAS AYUDA Y/O MÁS INFORMACIÓN DE ESTE U OTRO TEMA, PUEDES VISITARNOS EN EL CONSULTORIO
PSICOLÓGICO
DEPARTAMENTO PSICOLÓGICO
ACADEMIAS SACO OLIVEROS