Está en la página 1de 3

Motivación Empresarial y Trabajo En Equipo

La motivación empresarial es la clave principal para el éxito de la empresa, ya que esta es una

herramienta muy importante para mejorar la calidad de los empleados, ya que facilita la

posibilidad de incentivarlos a que lleven a cabo sus actividades y además las hagan con amor, lo

cual sirve para tener un alto rendimiento de parte de la empresa.

Estar motivado para un empleado, es muy importante, más que otras variables claves, en

donde la capacidad para innovar, el capital inversor, la estrategia pueden lograr a ser un terreno

inútil con un capital humano en la empresa carentes de motivación.

La motivación empresarial depende de gran manera de dos factores, el primero, de cómo el

empleado o la persona se auto estimule, y la segunda de cómo lo estimula el medio.

Se conocen varios tipos de motivación en donde se habla de la motivación extrínseca, que es

en donde el dinero se estimula desde el exterior, ofreciendo recompensas. Ejemplo: Llegar a

tiempo al trabajo para ganar un bono de puntualidad.

Otro tipo de motivación es la intrínseca, en donde el enriquecimiento del puesto surge dentro

del sujeto. Obedeciendo a motivos internos. Ejemplo: Deseos de aprender para saber. Necesidad

de hacer bien las cosas por satisfacción propia.

Motivar, se convierte en una de las formas de lograr el éxito de la empresa moderna, ya que se

puede decir que es un arte en donde motivar es el que define el auténtico liderazgo, es decir que

esto sería una de las inversiones más productivas para una empresa.

Al momento de que la persona o el empleado tenga claro que es la motivación empresarial,

este puede lograr a trabajar en equipo, debido a que el lograr trabajar en un ambiente sano,
respetuoso y guiado por un buen líder es una motivación que todo trabajador necesita ya que se

requiere tener un ritmo de trabajo intenso auto dirigido hacia los objetivos determinados, tener la

capacidad de desarrollar, poder consolidar y dirigir al equipo de trabajo brindándoles la

responsabilidad necesaria, así como una comunicación eficaz para que puedan expresar sus

ideas, sus emociones y la mejor forma de poder trabajar, hay que reconocer el esfuerzo que

hacen todos los miembros de la organización ya que en muchas empresas ven a los

colaboradores como una máquina y no como el humano que requiere la comprensión y apoyo,

sin tomar en cuenta las necesidades de las personas.

El trabajo en equipo parece ser tan complicado hoy en día en las empresas ya que son muchas

las que están eligiendo tener una relación para que todos los empleados laboren en común

acuerdo, ya que han detectado que, al estar en un ambiente de armonía, compañerismo, respeto y

con la libertad de opinión el trabajo ha sido más eficaz, considerándolo como uno de los valores

fundamentales que con llevan a producir buenos resultados y un mejor desempeño.

Sin embargo, muchas empresas se preocupan más por ganar vender y la utilidad que se

generan sin tener en cuenta las necesidades propias que requiere el trabajador siendo este el

motor principal para una productividad exitosa.

Si todas las empresas pensaran que la mano de obra es la principal herramienta y que al tener

un buen equipo de trabajo los lleva a cumplir con los objetivos optarían por buscar las mejores

alternativas.

Por esta razón para que el trabajo en equipo sea una motivación laboral debe ser comandada

por un excelente líder que los conduzca, por el camino de los valores teniendo la capacidad de

escuchar y comprender a su equipo, dirigiéndolos siempre hacia las metas.


Bibliografía

 Gelves, F. (2013). Motivación empresarial. [online] Es.slideshare.net. Tomado de:

https://es.slideshare.net/FelipeGelvez/motivacion-empresarial-20666437.

 Palacios, L. (2014). Trabajo en equipo para la motivación laboral. [online] GestioPolis -

Conocimiento en Negocios. Tomado de: https://www.gestiopolis.com/trabajo-en-equipo-

para-la-motivacion-laboral/.