Está en la página 1de 28

GUIA DE INGRESO A LA

ESCUELA SECUNDARIA
DESARROLLADA
CICLO 2018 - 2019
guiadeestudio.mex.tl

HISTORIA 1
Prof. Juan Armando García Lozano

©México - 2017
HISTORIA

DE LOS PRIMEROS SERES HUMANOS A LAS PRIMERAS


SOCIEDADES URBANAS

1. LA PREHISTORIA

La Prehistoria es un término utilizado a menudo para describir el período anterior a la Historia escrita,
corresponde al periodo de la humanidad que antecede a la invención de la escritura (evento que marca
el comienzo de la historia propiamente dicha desde 4000 A.C., aproximadamente).

A pesar de los avances de la ciencia, nuestros conocimientos sobre la prehistoria son aún bastante
precarios. Los primeros estudios científicos sobre los orígenes de la humanidad se realizan en el siglo
XVIII, gracias a la intensificación de los viajes marítimos, se encontraron civilizaciones no conocidas en
Europa y el desarrollo de las ciencias naturales, llevó al descubrimiento de vestigios que demostraban
que nuestro planeta ha transcurrido por muchas transformaciones que modificaron su corteza terrestre,
la configuración de los continentes, las regiones naturales y la flora y la fauna.

En el siglo XX, importantes hallazgos arqueológicos alrededor del mundo: en el continente africano, en
Europa, América y Asia revelaron nuevos datos sobre la prehistoria, ayudando a profundizar nuestros
conocimientos sobre este periodo. Para reconstruir este pasado tan remoto de la humanidad, los
historiadores han utilizado diferentes fuentes históricas: hallazgos y descubrimientos arqueológicos de
restos de antiguos esqueletos, de utensilios de otras épocas, armas, vestimentas, construcciones y
vestigios de objetos de arte de los pobladores prehistóricos.

DIVISIÓN DE LA PREHISTORIA

PALEOLÍTICO 5’000,000 de años hasta


100,000 a.c.
EDAD DE PIEDRA MESOLÍTICO 100,000 a.c. hasta 10,000 a.c.
5’000,000 de años
Hasta 4,000 a.c. NEOLÍTICO 10,000 a.c. hasta 7,000 a.c.

PREHISTORIA
EDAD DEL COBRE

EDAD DE LOS METALES EDAD DE BRONCE

EDAD DE HIERRO

La Prehistoria abarca un extenso lapso de tiempo, la fecha de su inicio es imprecisa, ya que desde la
aparición de los primeros homínidos (antecesores del homo sapiens), hace aproximadamente 5 millones
de años, la evolución humana fue lenta y progresiva, y no se sabe con absoluta certeza, cuando apareció
el hombre con caracteres similares al actual. La Prehistoria se extiende desde un pasado muy remoto,
hasta alrededor del año 4000 antes de era cristiana, fecha que se considera como el comienzo de la
Historia, ya que el hombre, al poder expresarse a través de la escritura pudo dejar más certeramente
testimonio de sus actos. El homo sapiens (hombre que piensa) apareció hace unos 300.000 años en la
época de las glaciaciones.

El hombre más semejante al que hoy conocemos, pero aún homo sapiens, pudo haber sido el de
Neanderthal, datando de hace unos 100.000 años, con escasa capacidad creativa. Hace unos 30.000
años, habría aparecido el homo sapiens sapiens, última evolución humana, que ya utilizó el fuego y
algunas armas rudimentarias como lanzas de madera. Habitaba en cuevas, era cazador y recolector. El
hombre de Cromagnon es un ejemplo de los primeros homo sapiens sapiens. El estudio de la Prehistoria,
al no haber documentación escrita es muy difícil y se basa fundamentalmente en el hallazgo y estudio de
piezas arqueológicas y fósiles.
Los historiadores han dividido a la Prehistoria en dos etapas: la Edad de Piedra y la Edad de los Metales

LA EDAD DE PIEDRA

1. El Paleolítico: Primera etapa de una antigüedad aproximada a los 3.000.000 de años o más, predomina
el nomadismo, la vida salvaje; la caza de los grandes mamíferos que le daban sustento por el consumo de
su carne y la utilización de su grasa, huesos y pieles. La recolección se realiza como una actividad
secundaria y se utiliza la piedra tallada, los huesos y madera, para fabricar sus primeros instrumentos,
como utensilios y armas muy rudimentarios. Descubre el fuego, comienza a utilizar el lenguaje de
manera muy básica a base de sonidos principalmente guturales parecido al de los simios. Comienza a
darse cuenta de su entorno: del frío y del calor, del día y la noche. Utiliza las cuevas para protegerse de los
animales y del frío. Es en los principios de este periodo de la historia en donde el hombre evoluciona,
adaptándose a diferentes circunstancias y es en este periodo en donde evoluciona desde el
Australopithecus hasta el Homo Sapiens.

CARACTERÍSTICAS CRANEALES, POSIBLE SEMBLANTE Y FÓSILES DEL AUSTRALOPITHECUS

El Australopthecus es un género extinto de primates homínidos que comprende seis especies. Las
especies de este género habitaron en África desde hace algo más de 4 millones de años hasta hace unos 2
millones de años. La mayor novedad aportada por los australopitecos es que se desplazaban de manera
bípeda (sobre sus pies sin usar las manos de apoyo como los primates). El tamaño de su cerebro era
similar al de los grandes simios actuales. Vivían en las zonas tropicales de África, alimentándose de frutas
y hojas. Existe consenso en que los australopitecos jugaron un papel esencial en la evolución humana al
ser una de las especies de este género la que dio origen al género Homo en África hace unos 2 millones
de años. La mayoría de los antropólogos y científicos señalan al australopithecus como el primero de los
homínidos de los cuales desciende el homo sapiens sapiens (hombre actual).

>Durante el paleolítico los hombres y mujeres vivían en cuevas para protegerse del clima, de los animales
depredadores y de la lluvia.
>Intentaban buscar cuevas que estuvieran cerca de ríos y lagos para no tener que andar kilómetros y
kilómetros en busca de agua y comida.
>Los hombres y mujeres del paleolítico dividían las cuevas en dos partes para realizar distintos trabajos:
1. El interior de la cueva: encendían la hoguera y trabajaban la piedra el hueso y la madera para crear
armas para la caza.
2. El exterior de la cueva: había zonas para trabajar y secar pieles, áreas de descuartizamiento de
animales y fuegos para protegerse de los animales durante la noche.
ÁRBOL GENEALÓGICO DE LOS HOMÍNIDOS

COMPARACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS PRINCIPALES HOMÍNIDOS


Las pinturas rupestres fueron hechas por los hombres de prehistóricos entre el Paleolítico y el Neolítico.
Algunos hombres pintaban animales y escenas de caza en las paredes de las cuevas. Entre las principales
figuras que pintaban encontramos imágenes de bisontes, caballos, mamuts, ciervos, renos y marcas de
manos. La pintura solía estar hecha con sangre de animales, grasa, tierra de diferentes colores, carbón y
plantas machacadas. Al parecer estas pinturas tenían una intención mágica, pensaban que al hacerlas
cazarían más. En España las más famosas son las pinturas de las Cuevas de Altamira.

IMÁGENES DE PINTURAS RUPESTRES ENCONTRADAS EN ESPAÑA. FRANCIA Y AMÉRICA

2. El Mesolítico: el hombre de esta época continúa con sus actividades de caza, sólo que especies de
animales pequeños ya que los grandes mamíferos se han extinguido, aún continúa cazando mamuts y
bisontes los cuales se alejan de las praderas bajas buscando lugares más fríos. Al cambiar el clima, el
hombre del mesolítico se queda en las praderas bajas las cuales ofrecen más oportunidades de pesca y de
recolección de gramíneas y frutos. Se convierte en recolector lo que le lleva a mejorar sus técnicas de
pesca y con ello la creación de instrumentos diversos que le permiten perfeccionar algunas habilidades
como la talla de huesos y continúa utilizando herramientas elaboradas con piedra.

AL INICIAR EL MESOLÍTICO CAMBIA EL ESTILO DE VIDA


El Mesolítico es un período de la Prehistoria situado entre el Paleolítico (piedra antigua) y el Neolítico
(piedra nueva). Abarca todas las manifestaciones culturales que se desarrollaron desde finales del
Paleolítico Superior hasta el periodo Neolítico. Su nombre significa "entre piedras" se usa para determinar
un periodo de tiempo entre paleolítico y el neolítico.

TRABAJO DE TALLADO DE PIEDRA DEL MESOLÍTICO

Durante el mesolítico se producen profundos cambios climáticos a partir del 10000 a. C. Esto determina
que las condiciones de vida mejoren y que el hombre tienda a abandonar poco a poco las cuevas para
vivir al aire libre. Fue una época marcada por el final de la era glacial del Pleistoceno, con la consiguiente
mejoría de las condiciones de vida.

LAS CONDICIONES DE VIDA MEJORAN Y EL HOMBRE PASA MAS TIEMPO EN ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE
El arte Mesolítico se caracteriza por ser un arte conceptual y racionalista, basado en lo geométrico y
abstracto. Durante el Mesolítico las armas más importantes fueron los arcos, reforzados por tendones, y
las flechas de piedra con variadas formas geométricas. Utilizaron también un tipo de flechas de hueso o
de madera para conseguir cazar y obtener pieles sin dañarlas demasiado.

DIFERENTES TRABAJOS EN PIEDRA Y MADERA: ARPONES Y PUNZONES

Las culturas del Mesolítico eran nómadas, con alojamientos de invierno y campamentos de verano. En
algunas regiones, donde las costas ofrecieron muchas cantidades permanentes de alimentos, comenzaron
a ubicarse asentamientos durante todo el año.

CARACTERÍSTICAS DEL MESOLÍTICO TEMPRANO


CARACTERÍSTICAS DEL PERIODO MESOLITICO
- Apogeo de la recolección (vegetales y mariscos) y la caza.
- Notable desarrollo de la pesca (con red, anzuelos y embarcaciones).
- Inicios del sedentarismo humano.
- Primeras aldeas levantadas.
- Comienza la diferenciación de razas y la colonización del planeta.
- Fundación de primeros cementerios.

3. El Neolítico: Hace unos cinco mil años, el hombre se hizo agricultor, y con ello transformó su vida
nómada en sedentaria. Es la etapa también conocida como de la piedra pulida, que le permite
perfeccionar sus herramientas. En esta época el hombre pasa del continente asiático hacia América. La
expresión de sus vivencias las comienza a registrar apareciendo las pinturas rupestres. Comienza la
domesticación de los animales y con ello la ganadería.

CARACTERÍSTICAS DEL NEOLÍTICO

Se denomina revolución neolítica a la primera transformación radical de la forma de vida de la


humanidad, que pasa de ser nómada a sedentaria y de economía depredadora (Caza, pesca y recolección)
a productiva (agricultura y ganadería).
Este proceso tuvo lugar hace más de 9000 años (VIII milenio a.c) como respuesta a la crisis climática que
se produce tras la última glaciación. En primer lugar afecta a la zona conocida como creciente fértil del
Medio Oriente , una amplia zona que comprende desde el noreste de África (Valle del Nilo, en Egipto)
hasta el oeste de Asia (zona de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates ). Algo más tarde se
produjeron cambios similares en la India (ríos Indo y Ganges) y en el Extremo Oriente (ríos Huang Ho y
Yangtze en China). La difusión por el resto del Viejo Mundo (Europa,Asia y África ) se produce por focos
de difusión, aunque en algunas zonas se produce localmente la domesticación de animales o plantas
autóctonas. De forma autónoma se produce la revolución neolítica en América, con los focos
mesoamericanos y andino. La difusión de la agricultura y la ganadería por Oceanía en algunos casos es
simultánea a la ocupación humana (las migraciones de las islas del Pacifico eran tanto de los grupos
humanos como de sus cultivos y ganado) y en otros los usos del suelo continuaron siendo muy arcaicos
hasta la llegada de los europeos (aborígenes australianos, en su mayoría cazadores-recolectores, cuya
ocupación del continente es muy antigua, quizá desde hace 40.000 años).

Economía neolítica

Marcados por la desaparición de las sociedades de cazadores-recolectores, para aparecer un nuevo tipo
de sociedad, que era productora de sus alimentos. Desaparecen las sociedades predadoras de la
naturaleza, las que toman lo que ésta les ofrece, en forma de caza, pesca o recolección, sin ofrecer nada a
cambio, y aparecen las sociedades productoras de alimentos, esencialmente de ganaderos y agricultores.
De esta forma el cambio vendría propiciado por la aparición de la ganadería y la agricultura, o sea de las
sociedades productivas.

La vida en el Neolítico

El cambio climático provoca una lenta conversión de la economía de subsistencia, basada en la caza, hacia
una economía más estable de base ganadera y apoyada en los cultivos. Se aprecia que el hombre deja las
montañas para desplazarse hacia los llanos en persecución de sus presas de caza. El hombre vuelve a las
cuevas aunque en algunos puntos pudo conservar la utilización de chozas en las cercanías de ríos.

El desarrollo de la ganadería da lugar a la trashumancia y a los contactos relativamente frecuentes con


gentes de otras tierras, existiendo una mayor intercomunicación entre las diversas tribus. Para las hachas
y otros instrumentos se utilizan la piedra pulida y los útiles y algunas herramientas se fabrican
frecuentemente con hueso. Aparecen también útiles de obsidiana.

Con las sociedades productivas aparecen sociedades de organización más compleja por que aparece el
excedente, la división social del trabajo y la propiedad privada. La cantidad de producción sobrante. Es el
inicio de la riqueza, cuanto más excedente más rico. Aparece con la producción pero no se consolida
hasta mediados o finales del Neolítico: los instrumentos de cultivo son más perfectos, se abona, se
riega,... Esto produce cosechas más abundantes que dan lugar al excedente. El excedente sólo tiene
consecuencias cuando se consolida: permite la división social del trabajo.

División del trabajo: En el Paleolítico todos cazaban = todos iguales. Al principio del Neolítico todos son
agricultores = todos iguales. Cuando aparece el excedente consolidado no se dedican todos a la
agricultura ni a la ganadería, se necesitan productos que ninguna de estas dos cosas producen. Con el
excedente se puede alimentar a otras personas que se dediquen a fabricar instrumentos, tejidos,
cerámica, empieza la artesanía. El artesano le cambia sus productos al agricultor por el excedente. La
división social del trabajo está permitida por el intercambio de excedentes = primer tipo de comercio =
comercio por trueque.
La propiedad privada: En el Paleolítico no existía. Con la aparición de la agricultura empieza a aparecer.
Para convertir una zona salvaje (improductiva) en productiva se requiere mucho trabajo. La gente sólo
está dispuesta a hacer este trabajo si tiene la seguridad de que la tierra será suya = aparición de la
propiedad privada. Con el trueque, el excedente y la propiedad privada aparecen la desigualdad social y la
riqueza, que en la Edad de los Metales provoca la aparición de las clases sociales.

Creencias religiosas

Durante el Paleolítico el hombre creyó en la influencia del espíritu del animal en la vida del hombre =
totemista. Estas creencias se dan porque el hombre es cazador y vive de la caza. Tienen creencias
animistas (pinturas rupestres) el animal es el ser sagrado.

En el Neolítico aparece la cultura de los hombres agricultores que viven de la tierra (cosechas). Adoran la
fertilidad de la tierra, “Diosa-Madre” = diosa de la fertilidad de la tierra, también representa el ciclo del
vegetal (muere y reaparece la tierra es improductiva en invierno y después es productiva). Los hombres
de finales del Neolítico adoran a la naturaleza: tierra, sol, agua, ríos, montañas, mares, son dioses en las
primeras civilizaciones, es decir las religiones son animistas.
LA EDAD DE LOS METALES

La Edad de los Metales, comprende tres periodos:

1. La Edad del Cobre


2. La Edad del Bronce
3. La Edad del Hierro

Tres son las fases que a su vez se produjeron dentro de este periodo: Edad del Cobre, Edad del Bronce y
Edad del Hierro, que llevan su nombre en base al material que el hombre fue utilizando en mayor medida.
En general, suele considerarse que el final de la prehistoria y el comienzo de la historia está marcado por
diversos procesos que incluyen la modificación del hábitat, el surgimiento del poder administrativo, el
avance de la socialización y la intensificación de los intercambios comerciales.

La Edad de los Metales define su fecha de aparición, duración y contexto dependiendo de la región en la
que se localice la cultura estudiada.

El periodo de la evolución tecnológica de la humanidad caracterizado por el desarrollo de la metalurgia,


comienza antes del V milenio A. C. y acabaría en cada lugar con la entrada en la Historia, para buena parte
de Europa en el I milenio A. C.

El uso de los metales nace en la Península de Anatolia a partir del 5.000 A.C. De allí se difunde a
Mesopotamia y Egipto: carecen de yacimientos minerales y se inicia un comercio de metales a través del
Mediterráneo, en busca de cobre y estaño. Este contacto permite la difusión de su conocimiento y
permite el desarrollo cultural de los pueblos que comerciarán con los orientales.

El hombre necesitó de elementos fuertes y resistentes que le permitieran una mejor confección de sus
utensilios y armas; ello lo encontró al emplear los metales desde, aproximadamente, el año 4 000 A.C.
Este nuevo momento en el discurrir de la humanidad toma, por ello, el nombre de edad de los metales
que se divide en: Edad de Cobre, Edad de Bronce y Edad de Hierro

LA EDAD DEL COBRE


Edad de cobre (4 ooo -3 ooo a.c)

El hombre prehistórico aprendió a usar el cobre el cual era fácil de obtener debido a sus presencia en la
superficie terrestre mezclado con otros minerales (el hombre aprende el proceso de la metalurgia, a
través de la experimentación o de la casualidad, caída de cobre al fuego). Así construyó vasijas y armas
cuyo uso combinaron con la piedra pulimentada.
Características:
1. Invención de la metalurgia
2. Desarrollo de la agricultura: del arado, uso de regadío, uso del estiércol como fertilizante y nuevos
cultivos desarrollados por el hombre.
3. Desarrollo de la ganadería, la domesticación del asno y el buey, obtención de leche, lana y queso.
4. Desarrollo de la minería
El cobre, junto con el oro y la plata, es de los primeros metales utilizados en la Prehistoria. Sin embargo,
no todos los hombres que vivieron durante estos años trabajaban el cobre, es decir, había sociedades que
si bien eran contemporáneas, no estaban dentro de la Edad del Cobre, por lo que esta era se refiere
principalmente al estilo de vida y a las características culturales que ciertas civilizaciones o grupos
presentaron durante dichos años.

FUNDICIÓN DEL COBRE ARTÍCULOS DE LA EDAD DE COBRE

Las zonas en las que tales grupos vivieron y que se señalan dentro de estas categorías se ubicaron en
parte del Cercano Oriente y Europa. La Edad de Cobre presenta los primeros ejemplos de sociedades
complejas. Existe evidencia de cementerios cuidadosamente construidos a las afueras de los
asentamientos humanos, en donde las tumbas incluso acusaban diferencias y rangos sociales.

LA EDAD DEL COBRE EN EL MUNDO

La artesanía también se especializa volviéndose más sofisticada y lo fundamental es que se comienza


tanto a utilizar el cobre en estado natural, como a aplicarlo en aleaciones, dando los primeros pasos en el
mundo de la metalurgia.
Ocurren significativos avances en cuanto al uso de nuevos materiales como por ejemplo el marfil, la
cerámica y el perfeccionamiento de herramientas con hueso, entre otras cosas.

En cuanto a los aspectos religiosos, los hombres de la Edad del Cobre también mostraron ciertas
particularidades en cuanto a cómo enterraban a sus muertos, como disponían sus sepulcros y los rituales
que se realizaban. Estos últimos aspectos sugieren que ya se hacían diferencias sociales entre integrantes
de un mismo grupo.

El hombre de la Edad del Cobre, también fabricaba hachas, azuelas, cinceles y otras herramientas a base
de piedra para cortar, moldear y utilizar la madera. Fueron capaces de crear, por ejemplo, picos,
martillos, cuchillos con mangos de madera y hueso y también espátulas para trabajar en la tierra.

Finalmente, el período presentó también algunas de las primeras formas de comercio, a través del cual se
intercambiaban diferentes materiales y mercancías por medio del trueque jamás vistos hasta entonces.

LA EDAD DE BRONCE
Edad de Bronce (3 000 - 1 500 A.C.)

El bronces es resultado de la aleación de cobre (90%) + estaño (10%), obteniéndose un metal más duro y
resistente. En la Edad del Bronce se dan varios cambios en la sociedad:

1. Aparición del primer Estado, la primera autoridad política.


2. La organización social se ha hecho más compleja que en los poblados neolíticos.
3. Desaparición de la igualdad social.

El bronce se origina en la actual Armenia, en torno al año 2800 a.C., pero también simultáneamente en la
India, Irán, Sumeria y Egipto. Hacia el 2400 a.C. llega al Egeo y hacia el 1700 a.C. a Europa.
En Europa central se introdujo hacia el año 1800-1600 A.C. y se desarrolla hasta el 700 A.C. En este
periodo se generalizan las construcciones megalíticas. El mar Egeo es un área de intenso comercio del
bronce.

ARMAS DE BRONCE
Al referirnos a la denominada Edad del Bronce, nos estamos refiriendo al período de la prehistoria
comprendido entre los años 3800/3500 y 1200 A.C., aproximadamente. Durante este período de tiempo
ocurrieron varios cambios y desarrollos culturales muy significativos, resultado del uso ya masificado del
cobre y el bronce para la fabricación de diversos artefactos.

La Edad del Bronce y la Edad del Cobre, de la que ya hablamos, componen las dos primeras etapas de la
llamada Edad de los Metales, por razones obvias. Durante la Edad del Bronce, el uso, la mezcla y la
fundición de cobre y estaño se hizo cada vez más compleja y sofisticada.

Tradicionalmente, se suele dividir la Edad del Bronce en 3 etapas:

La temprana Edad del Bronce (Bronce antiguo), entre los años 3500 y 2000 a.C.
La mediana Edad del Bronce (Bronce medio), entre los años 2000 y 1600 a.C.
La Edad del Bronce final (Bronce final), entre los años 1600 y 1200 a.C.

Cada uno de estos períodos posee sus propias características y culmina con el descubrimiento del hierro,
no obstante, a lo largo de todo el período podemos señalar determinados aspectos que sintetizan los
modos de vida y los avances generales de la Edad del Bronce en su conjunto.

CASCO DE BRONCE CINCELES DE BRONCE

CARACTERÍSTICAS
1. Los hombres de la Edad de Bronce se caracterizaron por crear y utilizar armas, utensilios, herramientas
y otros artefactos a base de dicho material. El período es denominado así precisamente por esta
característica y aunque fue ocurriendo en diferentes momentos de acuerdo a diferentes regiones, se
toma la zona de Anatolia, Turquía, como la cuna de la Edad del Bronce.
2. El uso de estas herramientas, hechas de bronce, tuvo gran repercusión en muchísimos ámbitos puesto
que este material era más resistente. Revolucionó la elaboración de herramientas como martillos, hachas,
cuchillos, armas, vasijas, etc. Lo mismo ocurrió con la construcción de casas y villas.
3. Uno de los aspectos más interesantes incluye también el hecho de que durante esta época se crearon
artefactos, que además de tener un gran valor artístico eran sumamente funcionales, por ejemplo las
vasijas y los elementos decorativos en las herramientas. Esto también se traduce como un desarrollo en lo
que a los niveles sociales respecta, ya que utilizar estas manufacturas era un símbolo de estatus.
FUNDIENDO EL ESTAÑO PARA HACER EL BRONCE

4. Los rituales religiosos se volvieron también más complejos y en ellos se utilizaban piezas decorativas
también elaboradas con bronce, generalmente estas piezas funcionaban de forma similar: daban estatus y
establecían una diferenciación entre los miembros de una comunidad.

DIFUSIÓN DE LA METALURGIA EN EUROPA Y ORIENTE MEDIO


LA EDAD DE HIERRO
Edad de Hierro (1 500 A.C.)

Es el estadio en el desarrollo de una civilización en el que se descubre y populariza el uso del hierro como
material para fabricar armas y herramientas. En algunas sociedades antiguas, las tecnologías
metalúrgicas necesarias para poder trabajar el hierro aparecieron de forma simultánea a otros cambios
tecnológicos y culturales, incluyendo muchas veces cambios en la agricultura, las creencias religiosas y los
estilos artísticos, aunque ese no ha sido siempre el caso.

EL USO DEL CARBÓN FUE MUY IMPORTANTE PARA TRABAJAR EL HIERRO

El hierro le permitió al hombre dominar mejor el medio y ampliar su horizonte cultural. Los hititas fueron
los primeros en usar el hierro y en trabajarlo en abundancia, hacia el 1300 a.C., que lo exportaban a
Egipto y a Asiria. En Grecia el hierro entró con los dorios hacia el 1200 a.C. En el resto de Europa alcanzó
su máximo esplendor hacia el 450 A.C. El hierro era un metal mucho más duro y duradero que el bronce,
pero también necesita unas temperaturas mucho mayores para su fundición. Esto supone un cambio
tecnológico consistente en la generalización de la metalurgia para construir los utensilios de trabajo.

La edad de los metales convive con los primeros pasos de la historia: así mientras en Mesopotamia y la
región del Nilo (Egipto) ya había manifestaciones escritas a Europa occidental estaban llegando las
innovaciones neolíticas de la metalurgia: no debe olvidarse que la humanidad no ha pasado de una edad
a otra en la misma época en todos los lugares, pues sus progresos no han seguido los mismos pasos en
todas partes.
La Edad del Hierro, es un período en el que, de forma similar al período de la Edad de Bronce, el
descubrimiento y el uso del hierro en diferentes herramientas, armas y en algunos casos también en las
artes, entre otras cosas, se volvió más sofisticado y masivo. Este período de la prehistoria tiene sus
comienzos cerca del año 1200 A.C., pero va desapareciendo gradualmente, en diferentes fechas de
acuerdo a las diferentes regiones.

UTENSILIOS Y HERRAMIENTOS DE LA ÉPOCA DEL HIERRO

De todas maneras, se suele coincidir en que la Edad del Hierro, el último de los 3 períodos metalúrgicos
dentro de la prehistoria, culmina con un hecho fundamental como lo es la invención de la escritura. Este
último es considerado como el comienzo de la historia de cada sociedad y ocurrió entre los años 1000 y 1
A.C. La Edad del Hierro, ocupa entonces un período entre el fin de la prehistoria y el comienzo de la
historia. Para estudiar la Edad del Hierro debemos realizar la siguiente subdivisión:

a) Edad del Hierro I, entre los años 1200 y 1000 a. C.


b) Edad del Hierro II, entre los años 1000 a. C., y 550 a. C.

Cada período tuvo sus características propias, en el primer caso, durante la Edad del Hierro I no hubo
significativas diferencias con la Edad del Bronce, fue más bien una suerte de continuación histórica y
sofisticación generalizada de lo que ya se venía viviendo. No obstante, es en este período en el que se
descubre el hierro y se comienza a emplear.

HERRAMIENTAS DE CAMPO Y ESPADAS DE LA ERA DE HIERRO


Por otro lado, durante la Edad del Hierro II el uso del hierro se masifica y se hace mucho más complejo,
siendo la etapa más importante del período. Veamos algunas características generales que a través de
ambos períodos se fueron desarrollando y determinaron los modos de vida entre el 1200 a. C., y el 550 A.
de C.
La característica más importante de este período fue que los hombres aprendieron a extraer el hierro del
mineral de dicho elemento. Los historiadores suponen que este descubrimiento fue accidental,
probablemente cuando parte del mineral se arrojó al fuego y que luego al enfriarse se convirtió en hierro
forjado.

El uso de este material permitió grandes cambios, sobre todo en lo que respecta a la fabricación de
armas. Las civilizaciones que poseían armas de hierro se aseguraban victorias con mayor facilidad en
cada batalla y en éstas, a su vez, se transmitían de una a otra.

Pero en otros ámbitos, como en la agricultura, el hierro dio lugar a herramientas como la hoz y las puntas
de arado. Estas herramientas permitían ahora trabajar suelos más duros, innovar con nuevos tipos de
cultivos, facilitar los trabajos y disponer de un mayor tiempo para todo tipo de actividades.

Disponer de más tiempo libre les dio a los hombres la posibilidad de elaborar nuevos tipos de ropa,
artesanías, joyas y demás, que luego podían implementarse en el comercio. Se podría decir que este
nuevo material comenzaba a dejar indicios de lo que muchos años después se convertiría en un modelo
esencial, fue una suerte de precursor de la Revolución Industrial.
MAQUETA A TAMAÑO REAL DE CASA DE LA EDAD DE HIERRO

Por último, la construcción de hogares, aldeas con edificios públicos, palacios y templos, dio lugar a
sorprendentes ciudades. La Edad del Hierro sentó las bases de un nuevo estilo de vida, facilitó el trabajo
y la producción de este metal y finalmente, con el desarrollo de nuevos métodos, culminó en el
descubrimiento de un metal aún más peculiar: el acero.

CHALECO DE ARMADURA Y CABEZAS DE HACHA EN HIERRO


2. TEORIAS DEL POBLAMIENTO DE LOS CONTINENTES

Hace 50.000 años, un pequeño grupo de hombres y mujeres abandonó África en busca de alimento. Eran
los supervivientes de una cruda glaciación. Hoy, 2.000 generaciones después y con una población mundial
de 7.000 millones de habitantes, es difícil pensar que sean los antepasados comunes de todos nosotros.

Nuestro ADN revela que todos somos una única raza. Los distintos caracteres sólo son las adaptaciones
que nuestros antepasados desarrollaron al poblar los distintos rincones del planeta. Todos somos
parientes, no tan lejanos.

Nuestra especie, el homo sapiens, nació hace 100.000 años. Si la historia de la Tierra estuviera contada en
un día, el hombre aparecería 1'7 segundos antes de la medianoche. Somos unos recién llegados. El homo
sapiens fue la especie elegida, la que sobrevivió y evolucionó. Antes, otras especies parecidas lo
intentaron sin éxito y se extinguieron, como el Hombre de Neanderthal.

También el hombre estuvo a punto de desaparecer en varias ocasiones. Su inteligencia, creatividad y las
mutaciones genéticas le salvaron de la extinción. Los cambios climáticos provocaron el salto evolutivo de
la especie humana.

TEORIA DEL POBLAMIENTO DEL MUNDO

El estudio de los restos fósiles y los análisis genéticos del ADN nos remontan al origen del hombre y su
evolución. Los restos humanos más antiguos están en Sudáfrica datan de hace unos 130.000 años. Hace
50.000 años, una glaciación estuvo a punto de acabar con la humanidad. Sólo unos centenares
sobrevivieron, cobijados en cuevas de la costa sudafricana.
Pero llegó un momento en que los alimentos escaseaban. Abandonaron África y emprendieron viaje hacia
el sudeste asiático. Sorprendentemente, la primera zona que poblaron fue Australia. En aquella época el
nivel del mar estaba muy bajo y sólo 250 kms de agua separaban Asia de Australia. Continúa siendo un
misterio cómo lograron cruzar, pero es un hecho que lo hicieron. Los restos fósiles de hace 60.000 años lo
confirman.

Hace unos 70.000 años poblaron Asia central, la India y China. El grupo de la India se adaptó muy bien y
creció rápidamente. El grupo de China, en cambio, quedó aislado durante muchas generaciones.
Desarrolló mutaciones genéticas para adaptarse mejor a su hábitat. Así nacieron los rasgos asiáticos. Pero
el clima volvió a cambiar y fuertes sequías asolaron Asia. El grupo de Asia central partió hacia tierras más
frías en busca de pastos. Fueron los primeros pobladores de Europa, hace 45.000 años.

El hombre no llegó a América hasta hace unos 30.000 años. De nuevo, un cambio climático fue
determinante. Durante la última glaciación, un grupo asiático cruzó el estrecho de Bering congelado. Al
volver a subir el nivel del mar, quedó aislado en el nuevo continente y desarrolló los rasgos indígenas
característicos. Hace tan sólo 500 generaciones que el hombre terminó de conquistar todas las zonas
habitables del planeta. Los cambios climáticos dominan la evolución del ser humano. Hoy nos
enfrentamos a un nuevo cambio climático de consecuencias impredecibles. ¿Sabremos adaptarnos a los
nuevos retos como lo hicieron los antepasados? Quizás estemos a las puertas de una nueva etapa de la
evolución humana.
EL DESCUBRIMIENTO DE LUCY

Lucy es el nombre del esqueleto fosilizado casi completo de un homínido hembra perteneciente a la
especie Australopithecus afarensis, de 3,2 millones de años de antigüedad, descubierto por el
estadounidense Donald Johanson el 24 de noviembre de 1974 a 159 km de Adís Abeba, Etiopía, África.
Se trata del esqueleto de una hembra y que al parecer tuvo hijos.

No había una, sino varias especies de Autralopithecus que ocupaban África hace cinco millones de años.
Por las pistas que la arqueología ha ido recabando, muchos han cohabitado. Como se acumulan los
fósiles, nuestro árbol familiar se complica y la evolución humana se convierte en un laberinto. Los nuevos
análisis sugieren que nuestras famosas antepasadas no eran solo caminantes, sino que conservaban
costumbres arborícolas.

El 24 de noviembre de 1974, a 159 km de Adís Abeba, Etiopía (África), el paleontólogo Don Johanson y el
joven doctorando Tom Gray descubren el esqueleto casi completo de Lucy, el primer miembro
reconociblemente humano del árbol genealógico de los primates.

Perteneciente a la especie Australopithecus afarensis, de 3,2 millones de años de antigüedad, se trata del
esqueleto de una hembra de un metro de altura, 27 kilogramos de peso (en vida) y unos 20 años de edad.
A su fama también se agrega el descubrimiento de un esqueleto en un 40%, lo que es excepcional en la
paleontología.
Distinta al Homo sapiens

Lucy pertenecía a una especie bípeda (caminaba sobre dos patas, erguida), distinta al Homo sapiens
debido a la proporción entre piernas y brazos. Además, la curvatura de sus manos es sustancialmente
diferente a la de las nuestras y su pecho estaba estrechado hacia arriba En su especie, el cerebro era
pequeño aunque si se compara con el conjunto de su cuerpo, tenía un tamaño considerable. Sus dientes
eran muy grandes por lo que la cara sobresalía por delante del cráneo. El nombre Lucy proviene de la
canción “Lucy in the sky with diamonds” del conjunto musical The Beatles, que estaba siendo escuchada
por los miembros del grupo investigador la noche anterior al hallazgo.

Los restos de Lucy fueron encontrados en el lugar donde habitaba la tribu Afar, de ahí el nombre
afarensis, y junto con otros doce individuos de la misma especie, incluido cráneos, conforman lo que se
llama "la primera familia".
En el mismo sitio, un año después, se hallaron restos pertenecientes a un mínimo de seis individuos, dos
de ellos de niños de unos cinco años, pero el esqueleto más completo fue el de Lucy, de quien se
encontraron un total de 52 huesos. Actualmente los restos de Lucy están guardados en una caja fuerte en
Adis Abeba, capital de Etiopía.

Una cuestión en la que los científicos parecen no ponerse de acuerdo se refiere, precisamente, a su forma
de locomoción. ¿Vivían exclusivamente en el suelo y caminaban como cualquiera de nosotros o repartían
su tiempo entre dos mundos y seguían trepando a los árboles como los monos?

Escaneando a Lucy

Investigadores británicos utilizaron un modelo robótico para analizar las huellas de Lucy y poder averiguar
su forma de andar. Este demostró que caminaba de manera similar a la de los seres humanos, así lo
destaca el estudio publicado en Royal Society.

El antropólogo John Kappelman dirigió el equipo científico que


ha completado el escaneo de Lucy, cuyos restos incluyen cerca
del 40 por ciento de su esqueleto, lo que lo hace el más viejo y
completo de entre los fósiles humanos adultos de andar
erguido.
Examinando la arquitectura interna de los huesos de Lucy, los
científicos pudieron estudiar cómo su esqueleto soportaba sus
movimientos y posturas, y compararla en esas cuestiones con
los de los simios y humanos modernos.
Como Lucy es tan completa, ella es una de los pocos fósiles
que permiten comparar cómo usaba sus brazos con respecto a
cómo utilizaba sus piernas. Estos nuevos datos permitirán
determinar si es válida o no la teoría de que se colgaba de las
ramas mientras estaba en la copa de los árboles, pero cuando
descendía a tierra caminaba erguida sobre sus extremidades
traseras. La culminación exitosa del escaneo de Lucy implica que ahora el espécimen está archivado de
manera segura en formato digital, otra de las razones por las que se decidió acometer esta tarea. Estos
escaneos garantizarán que las generaciones futuras se familiaricen con Lucy. Una Lucy virtual será capaz
de visitar las aulas de los colegios de todo el planeta.

Aunque Lucy es pequeña en tamaño su contribución a la ciencia ha sido grande. Representa una especie
bien diferenciada de ancestro humano, conocida como Australopithecus afarensis.

Lucy convivió con otros

En la excavación de un yacimiento situado en Etiopía que data de hace unos 3,4 millones de años en la
misma zona donde vivía la famosa Lucy, los científicos han hallado fragmentos fósiles de un pie que no se
corresponde con esta especie. Presenta características morfológicas más similares a las de los antiguos
Ardipithecus ramidus, uno de los primeros homínidos que vivió hace 4,4 millones de años y que estaba
adaptado tanto a caminar como a subir a los árboles, pero que, como el chimpancé, presentaba un dedo
oponible y probablemente usaba sus pies más como un simio que como un humano moderno. Los
expertos todavía desconocen cómo era esta criatura, ya que no han hallado dientes ni cráneos para
determinarlo, pero es evidente que no corresponde a la misma especie de Lucy. El hallazgo parece indicar
la existencia de una nueva rama ya extinta dentro del árbol evolutivo de los homínidos.

DR. DON JOHANSON

LA HISTORIA COMPLETA

El 24 de noviembre de 1974, el paleo antropólogo Donald Johanson hizo un descubrimiento que marcaría
un hito en la historia de la evolución humana: los restos de una hembra de la especie Australopithecus
afarensis de más de tres millones de años de antigüedad.
Dos años antes el geólogo francés Maurice Taieb había descubierto la Formación de Hadar en Etiopía.
Así nació la Expedición Internacional de Investigaciones de Afar (IARE) co-dirigida por tres científicos de
diferentes países: la arqueóloga británica Mary Leakey, el paeloantropólogo francés Yves Coppens y el
antropólogo estadounidense Donald Johanson. Tras dar con un importante hallazgo durante su primera
expedición en 1973, la articulación de una rodilla de tres millones de años que parecía pertenecer a un
homínido capaz de caminar erguido, el equipo regresó al año siguiente para continuar con su
investigación.
Aquella mañana de 1974, bajo el sol abrasador de Etiopía, algo llamó la atención de Johanson mientras
trabajaba con el entonces estudiante Tom Gray. Se trataba de un fragmento del hueso de un brazo. Muy
cerca de él encontraron la parte trasera de un pequeño cráneo y a pocos metros un fragmento de fémur.
Es fácil imaginar la emoción de Johanson y Gray cuando a medida que estudiaban la zona con más
detenimiento, encontraban más y más fósiles: vértebras, la parte de una pelvis, costillas, y pedazos de
mandíbula. Para entonces el calor asfixiante, la arena pegada al cuerpo y el cansancio habrían dado paso
al entusiasmo.
Después de marcar el lugar, regresaron al campamento. Aquella noche la expedición celebraba el hallazgo
mientras, desde la cinta de su grabadora, el grupo británico Los Beatles amenizaban la velada con su
pegadiza “Lucy in the sky with diamonds”. Puesto que Johanson consideraba que los restos encontrados
correspondían a una hembra tras el análisis inicial de la cadera, una integrante de la expedición sugirió
usar el título de aquella canción para bautizar el nuevo descubrimiento. Fue así como el fósil AL 288-1 se
convirtió en Lucy.
Tras tres semanas de trabajo lograron recuperar un total de 47 piezas del esqueleto. En aquel momento
se disponía de escasísimos registros con una antigüedad similar, de modo que el descubrimiento de un
fósil tan completo (casi el 40% del esqueleto) aportó una enorme información sobre la fisiología de la
especie e incluso permitió establecer algunas hipótesis sobre su forma de vida. Dado que se encontraron
los huesos de ambos lados, izquierdo y derecho, al reconstruir las imágenes en espejo casi podía
apreciarse un 70 por ciento del total.
El descubrimiento de Johanson supuso un hallazgo fundamental por tratarse del homínido más antiguo
conocido, Lucy, a quién consideró nuestra antecesora directa, ya caminaba de manera erguida hace más
de tres millones de años. El hallazgo permitió además concluir que la adopción de la locomoción bípeda
había sido anterior al desarrollo cerebral en nuestra historia, ya que la capacidad craneal de Lucy era de
tan solo 410 cc (muy similar a la de un chimpancé). Descubrimientos posteriores, como las famosas
"huellas de Laetoli" encontradas por Mary Leakey y Paul Abell, ayudaron a componer el retrato de la
especie, Australopithecus afarensis, que fue definida en 1978.
Fruto del interés por compartir el conocimiento Johanson ha publicado numerosos libros, impartido una
enorme cantidad de conferencias, participado en varios programas de televisión, y ha sido galardonado
por la estupenda web Becoming Human.
Johanson, que actualmente dirige el Instituto de Orígenes Humanos es uno de los mayores expertos
mundiales en evolución humana. A sus 70 años el paleo antropólogo estadounidense sigue muy activo y
continúa con su estudio sobre los Australopithecus afarensis en Etiopía.

DONALD JOHANSON EN 1974 CON EL ESQUELETO DE “LUCY”