Está en la página 1de 11

Instituto Superior de Educación Física

Carrera: Profesorado en Educación Física

Unidad curricular: Sociología de la Educación

Régimen: cuatrimestral

Curso: 2do. Año.

Docente: Prof. Nelson René Torres

Título: Prof. en Filosofía y Ciencias de la Educación

Ciclo Académico 2015


Proyecto de Trabajo

Fundamentación de la propuesta

La enseñanza constituye una acción sumamente compleja, e implica la


reflexión y comprensión de las dimensiones sociales, políticas, históricas,
culturales, pedagógicas, metodológicas y disciplinarias para un adecuado
desempeño en las Instituciones educativas, lo cual supone además un
conocimiento acerca de los contextos sociales locales y singulares en donde se
desarrolla la práctica profesional docente. Pero además la enseñanza se
manifiesta como un modo de intervención en los procesos de pensamiento, en las
formas de indagación, y en los hábitos que se construyen para definir la
vinculación del estudiante con un objeto de conocimiento.

Partiendo de los diseños curriculares del “Profesorado en Educación


Física”, la unidad curricular de Sociología de la educación tiene como finalidad
propender en los estudiantes del profesorado la construcción de una mirada
indagatoria y crítica, sobre la realidad social, es decir, sin asumir como naturales
aquellas construcciones sociales que estructuran la vida de los individuos en el
mundo contemporáneo. La Sociología desde su campo más general, se ha
dedicado desde su surgimiento a develar aquellos elementos que forman parte de
la dinámica de la vida en sociedad, mediante la producción de diversas
perspectivas, corrientes y teorías acerca de ella, brindando importantes
herramientas para pensar y reflexionar desde lo más simple y cotidiano, captando
en ello lo profundo de la realidad social instalado en los sujetos, desnaturalizando
las relaciones sociales de las que cada uno forma parte en su permanente
reproducción y/o transformación. Asimismo, la Sociología ha tomado a la
Educación como un tema privilegiado de reflexión, ya que se le otorga un papel
fundamental, tanto en la transmisión de la herencia cultural de una sociedad, como
en los procesos de poder y de control sociales vigentes el ella, como lo expresa
Ana María Brígido (2006).

1
La relevancia y pertinencia para la formación profesional de la disciplina
Sociología de la Educación, se evidencia en su capacidad para aportar insumos
que contribuyen con la apropiación de diversas teorías y categorías de análisis
para ser aplicadas en práctica docente, y la vida y funcionamiento de las
instituciones educativas en sus diversas dimensiones (histórico-política, cultural y
social), y brindar instrumentos teórico-metodológicos para la comprensión de las
principales problemáticas educativas existentes en la actualidad, entre las cuales
se encuentran la educación como factor de cambio o reproducción social, las
vinculaciones entre la escuela y la desigualdad social, los procesos de selección
educativa, el currículum oculto, la circulación de diversas ideologías, las relaciones
entre poder y autoridad, entre otros, los cuales constituyen problemáticas para su
abordaje en el espacio de la formación de docentes.

En presente proyecto se pretenderá abordar algunas de las cuestiones


esenciales desde las cuales algunos teóricos clásicos y contemporáneos de la
sociología piensan las cuestiones educativas, y su relación con la realidad social
en la que se enmarcan. Esas perspectivas ponen énfasis en el modo en que se
desarrolla y las diversas funciones que se le otorgan a la educación, en
vinculación a los proyectos, posicionamientos e ideologías desde las que se
piensan.

El orden que se propone de los temas a abordar, se estructurará a partir de


dos ejes principales: en primer lugar, yendo de lo más simple y general a lo más
complejo y particular, y en segundo lugar, y en la medida de lo posible, ir
abordando la teoría sociológica entre dos ámbitos de explicación y aplicación: la
Sociología clásica y la sociología de la Educación.

Objetivos

 Comprender la importancia de la Sociología de la Educación para la


formación docente.

2
 Analizar problemas de la realidad educativa de hoy a partir de la dimensión
sociológica.
 Comprender la complejidad de las relaciones entre sociedad y educación.
 Interpretar, comprender y aplicar a la realidad educativa los conocimientos
adquiridos.
 Reflexionar y analizar críticamente la problemáticas educativas a la luz de
las herramientas adquiridas en la disciplina.
 Desarrollar una visión crítica acerca de la realidad educativa, e incrementar
la capacidad de argumentación racional acerca de sus perspectivas
personales.

 Desarrollar una actitud tolerante frente a las opiniones y propuestas


contrarias a las propias.
 Trabajar con responsabilidad ante el contenido y especialmente ante el
colectivo.

Encuadre metodológico

Las prácticas docentes deben entenderse como propuestas particulares de


enseñanza o intervención didáctica, que surgen del entramado de diferentes
aspectos que hacen a la construcción metodológica de la enseñanza. Se concibe
a la enseñanza como práctica de intervención social, con una intencionalidad, a
saber: favorecer procesos comprensivos de aprendizaje de aquellos saberes
legitimados como válidos a ser transmitidos por una sociedad, en un momento
socio-histórico determinado, y entiendo a la misma como práctica de intervención
social, que supone construcciones metodológicas particulares, siendo necesaria
para su actuación, a través del desempeño profesional, la comprensión reflexiva y
crítica, como lo señalan Camilloni & Edelstein (1996).

La sociología, desde sus comienzos tuvo a la Educación como tema de


reflexión privilegiado. La obra de los clásicos demuestra esto claramente.
Cualquiera sea la vertiente del pensamiento social que se tome en cuenta, todas

3
atribuyen a la educación un papel decisivo, tanto en la transmisión de la herencia
cultural de una sociedad, como en los procesos de poder y de control sociales
vigentes en ella.

La Sociología de la Educación, como disciplina, apunta la búsqueda del


develamiento de aquellos mecanismos que son tomados como algo natural y no
como lo que son: mecanismos que se estructuran a partir de los intereses de
determinados actores sociales. Entre los componentes que se pretenden analizar
a la luz de las teorías y corrientes surgidas en el campo, se encuentran las
vinculaciones entre sociedad y educación, la relaciones entre Estado, Educación,
poder y política; y los fenómenos producidos en el interior de las instituciones
educativas: desigualdad, currículum oculto, transformación, reproducción, etc.
Esto da cuenta de la multidimensionalidad de la realidad de la educación y de los
mecanismos que la estructuran como un fenómeno de gran complejidad.

El sentido de este proyecto de formación pretende apelar a la posibilidad de


comprender la Sociología de la Educación a partir de la identificación de las
distintas categorías que dinamizan los procesos sociales y educativos, que sirven
para el análisis de la realidad social y educativa, brindando la posibilidad de
comprender la injerencia de los fenómenos sociales en la vida de los sujetos de la
educación, haciéndolos conscientes de la relevancia, de la responsabilidad y de la
conciencia social que deben desarrollar los nuevos profesionales de la docencia.
Se pretende generar en los estudiantes el desarrollo de un pensamiento crítico y
fundamentado a la luz de los contenidos a desarrollar en la unidad curricular,
mediante la apropiación y aprehensión de diversas teorías, corrientes y
perspectivas sobre lo social y lo educativo, generando espacios de debate y
argumentación en clave sociológica con los estudiantes.
La estrategia de enseñanza que se propone es la construcción de un texto
paralelo de la asignatura, “el texto paralelo consiste en la construcción de la
memoria del proceso de aprendizaje, es el reflejo de la producción original de cada
uno de los estudiantes, “es la redacción de un texto en el cual van siendo volcados

4
los productos de las experiencias de aprendizaje”1 que sea a la vez el resultado
no de la suma de opiniones sino la producción original de cada uno de los sujetos
que cursan la materia, en la que se incluyan reflexiones, inquietudes y críticas
respecto a los planteos y propuestas teóricas durante el cursado del espacio
curricular. Los avances serán presentados al término de cada eje temático para
evaluar avances, sugerir propuestas, redefinir consignas. Para la construcción del
mismo se tendrá en cuenta: los textos de lectura, lo apuntado en clase,
expresiones de los compañeros, las dudas, interrogantes, hipótesis, etc. Lo
importante de su elaboración es permitir que cada uno se involucre en la propia
producción, que arriesguen puntos de vista, dar cuenta de experiencia y
discusiones, así como la relectura de la propuesta didáctica. La presentación de
este texto paralelo podrá asumir diversos formatos, y enriquecido con diversos
elementos, no solo el texto, la palabra escrita, el desafío es cómo decir, cómo
contar con otros lenguajes.

Ejes temáticos

Eje temático Nº1: Sociedad y Educación

Configuración del campo de la Sociología de la Educación. Problematización


acerca de los vínculos entre el campo de “lo social” y el campo de “lo educativo”.
Sociedad y educación: su vinculación a partir de los diferentes paradigmas.
Perspectivas del orden y del conflicto en el análisis político social y educativo. El
papel del sistema educativo y de la escuela en la reproducción económica cultural
e ideológica. Teorías de la reproducción. El aporte de las perspectivas críticas.
Teorías de la correspondencia y de la resistencia.

1
PRIETO CASTILLO. 1999:77-En: GUILLAMONDEGUI, M. ALANIZ, M. CEJAS, E. (2009). “El texto paralelo como
dispositivo de trabajo pedagógico”. Ponencia presentada en IX Congreso Iberoamericano de Historia de la
Educación Latino-Americana.

5
Eje temático Nº2: Estado, Educación y poder

Relaciones entre Estado y Educación en el desarrollo de la sociedad capitalista.


Poder, conflicto y formas de dominación. Estado, sistema educativo y control
social. Educación y clases sociales. Posibilidades y límites de la educación como
herramienta de movilidad social. Los procesos de exclusión y dominación
educativa. Fragmentación del sistema educativo y cambios en los factores de
estratificación.

Eje temático Nº3: Escuela y desigualdad

Desigualdades sociales y desigualdades educativas. Capital cultural y escuela.


Tensiones entre condiciones objetivas y subjetivas. La institución escolar como
construcción social: habitus, prácticas sociales y escolares. El currículum y los
procesos de control social. Fuentes de desigualdad educativa: clase, género y
etnia. El rol del docente frente a la desigualdad: como agente transformador o
reproductor. Los estigmas sociales en la escuela.

Selección y uso de recursos materiales

 Dossier Bibliográfico, en versión impresa y pdf.


 Diarios y revistas
 Videos, power point, imágenes.
 Netbooks.
 Texto Paralelo.

Articulación con otros espacios curriculares de la carrera

Resulta ineludible para el desarrollo de la propuesta la revisión,


recuperación y debate de contenidos tratados en otras áreas o campos
disciplinares con el fin de articularlo con los aspectos específicos de la asignatura.

6
Por ello será necesario apuntar a una articulación vertical con el espacio curricular
de Sociología, debido a su estrecha vinculación. Por otro lado, también se
apuntará a una articulación horizontal con el espacio curricular de Historia y
Política de la Educación Argentina y Latinoamericana.

Evaluación

El concepto de evaluación del que se parte es el de la “evaluación como un


instrumento de aprendizaje, una evaluación formativa, que debe apuntar a jugar
un papel orientador e impulsador del trabajo de los estudiantes, que pueda ser
percibida por estos como ayuda real, generadora de expectativas positivas.”2
Evaluar en educación supone juzgar la calidad de los resultados del
aprendizaje de los alumnos, así como también la calidad de la enseñanza
brindada y la calidad de los programas educativos. En efecto, la evaluación provee
retroalimentación al alumno acerca de los procesos que experimenta y de los
productos que realiza durante el aprendizaje, y al docente sobre la enseñanza que
ha impartido. La evaluación de los aprendizajes de los alumnos cobra sentido,
desde la perspectiva que estamos analizando, si:
 recoge información no sólo de los productos o resultados obtenidos por el
alumno, sino de los procesos por los que atraviesa en su aprendizaje, tanto
aquellos que son fácilmente observables como los que no lo son;
 permite formular juicios de valor cualitativos y cuantitativos y tomar
decisiones relacionadas con el futuro;
 sus resultados son comunicables;
 el alumno participa activamente en la obtención y análisis de las
informaciones que la evaluación provee; estas informaciones el alumno las
utiliza para tomar conciencia, revisar y mejorar sus modos de aprendizaje y
su producción;

2
Anijovich Rebeca y otros (2004). Una Introducción a la Enseñanza para la Diversidad. Editorial Fondo de
Cultura Económica de Argentina S.A. Buenos Aires (Argentina).pdf.

7
 estimula en los alumnos la atención y reflexión sobre su proceso de
aprendizaje, contribuyendo a su autoevaluación.”
Generalmente a la hora de fijar los criterios, sólo aquello que es evaluado es
percibido por los estudiantes como realmente importante. Entonces, es preciso,
pues, evaluar todo lo que los estudiantes hacen.
Se debe partir del supuesto de que el papel fundamental de la evaluación es
incidir positivamente en el proceso de aprendizaje, y para ello es preciso una
evaluación a lo largo de todo el proceso y no de valoraciones terminales, con el fin
de incidir positivamente en el mismo, dando la retroalimentación adecuada y
adoptando las medidas correctoras necesarias en el momento conveniente
De esta manera la evaluación será constante, privilegiándose la mirada sobre
el proceso de aprendizaje y el registro reflexivo del cursado.

Criterios de evaluación

Entendemos por criterios de evaluación “las pautas, reglas, características o


dimensiones que se utilizan para juzgar la calidad del desempeño del estudiante.
Expresan las características que deben estar presentes en el trabajo del alumno
para considerar que se ha logrado el objetivo. Por un lado, deben incluir qué se
valora en las respuestas, productos o desempeños de los estudiantes, pero
también deben señalar los conocimientos o habilidades que se requieren para
realizar la tarea y en qué medida esta se realizó bien.”3
Se tendrán en cuenta los siguientes criterios:
- Plasticidad para resignificar conceptos tratados en otras áreas o campos
disciplinares de la formación general.
- Adquisición de los conocimientos propios de la asignatura.
- Avances en la comprensión de los temas.
- Capacidad de expresión, de producción y comunicación.
- La capacidad para realizar argumentaciones fundadas en el conocimiento
de lo que se dice y desde donde se dice.

3
Op. Cit.

8
- La capacidad para revisar la propia experiencia (trayectoria escolar y de
formación profesional) en función de una vinculación de la teoría y la
práctica.

Instrumentos de Evaluación

 Matriz (a modo de ejemplo)

Calidad
Criterios Muy Buena Regular Necesita
Buena mejorar en
Comprensión de
material teórico
Participación

Exposición oral

Producción Escrita

 Observación directa del desempeño de los estudiantes.


Criterios: roles que adoptan cuando trabajan conjuntamente en la
ejecución de una tarea; modo de acercamiento ante la presentación de un material
nuevo, o un conocimiento nuevo; el tipo de respuesta que dan ante problemas no
anticipados; el interés que exhiben ante las diferentes actividades; la variedad de
estrategias que emplean en la resolución de un problema en particular; los
distintos modos que utilizan en la comunicación de sus ideas, sus comprensiones,
sus pensamientos y sus sentimientos hacia niños y adultos.
 Textos Paralelos.

Bibliografía

 FERNANDEZ ENGUITA, M. (1999) – El marxismo y la Educación: un


balance. En Sociología de la Educación. Editorial Ariel

9
 BRIGIDO, A. (2006) – Sociología de la Educación. Editorial Brujas.
Córdoba. Argentina.
 ALTHUSSER, L. (2008) – Ideología y aparatos ideológicos de Estado. En
Ideología. Un mapa de la cuestión. Edit. Fondo de Cultura Económica.
Buenos Aires.
 BOURDIEU, P. (1990) – Sociología y Cultura. Editorial Grijalbo. México.
 SOUTO, M. (2000) – Las formaciones grupales en la Escuela. Editorial
Paidós. Buenos Aires.
 FOUCAULT, M. (1990) – El sujeto y el poder. En Torres-Rivas E.
(compilador). En: Política, Teoría y Métodos. Editorial Universitaria
Centroamericana-Educa. Costa rica.
 DURKHEIM, E. (1999) – La educación, su naturaleza y su papel. En
Sociología de la Educación. Eds. Mariano Fernández Enguita y Jesús M.
Sánchez. Editorial Ariel. Barcelona.
 DUSCHATZKY, S. (1999) La Escuela como frontera. Editorial Paidós.
Buenos Aires.

10