Está en la página 1de 4

¿Cómo desactivar las actualizaciones

automáticas de Windows 10?


Las actualizaciones en un sistema operativo Windows siempre son importantes, porque ayudan a
mantener protegido el equipo y nos ofrecen siempre la mejor versión del mismo, pues Microsoft
va puliendo errores en el proceso. Sin embargo, es evidente que cuando tenemos un equipo con
espacio de almacenamiento escaso, actualizar constantemente puede suponer un problema a la
larga. En las anteriores versiones, esto se solucionaba de forma muy sencilla, pues podíamos
desactivar las actualizaciones automáticas sin problemas. Pero de cara a Windows 10, parece que
Microsoft ha querido poner más trabas para desactivar estas actualizaciones. De modo que si
queremos evitar que se instalen y descarguen solas, tendremos que rebuscar un poco más.

Por suerte no es una tarea imposible y para ello os ofrecemos una pequeña guía con tres métodos
diferentes con los que podremos evitar que Windows 10 se actualice solo. El primero es
deshabilitando el servicio de Windows Update, que es el encargado de llevar a cabo estas
actualizaciones. El segundo es creando una político de grupo. En tercer lugar, podemos habilitar
conexiones medidas.

Tabla de Contenido
 Cómo deshabilitar Windows Update
 Crear una política de grupo
 Utilizar conexiones de uso medido

Cómo deshabilitar Windows Update


El primer método que podemos emplear consistente en desactivar por
completo Windows Update para que no se actualice. Lo primero que
debemos hacer es escribir “servicios” en la barra de Cortana.
[mkb-tip]También puedes acceder desde el panel de Ejecutar escribiendo
“services.msc“.[/mkb-tip]
Una vez en la ventana de Servicios, tenemos que buscar Windows
Update. Pinchamos sobre el mismo y en el menú que se abre, tan solo
tendremos que marcar el tipo de inicio como Deshabilitado, como
aparece en la captura. Una vez hemos guardado los cambios, podemos salir y
reiniciar el equipo para evitar que no se instale ninguna actualización.

Crear una política de grupo


Esta vez podemos acceder al editor GPE para crear una política de grupo que
nos permite desactivar las actualizaciones automáticas. Tan solo
debemos abrir la ventana de Ejecutar y escribir “gpeditor.msc”.
[mkb-tip]Recuerda que podemos abrir el menú de ejecutar pulsando la tecla
Windows + R a la vez.[/mkb-tip]

Una vez hemos alcanzado este punto, en el menú izquierdo debemos buscar la
siguiente ruta: Configuración del equipo > Plantillas administrativas >
Componentes de Windows > Windows Update. Pulsamos en el botón
derecho en la opción de Editar dentro de Configurar actualizaciones automáticas.
En la siguiente ventana solo tendremos que marcar la casilla con la opción
que dice Deshabilitada. Una vez reiniciemos el ordenador ya no tendremos
que preocuparnos por las actualizaciones automáticas.
Utilizar conexiones de uso medido
Esta última opción solo nos funcionará si utilizamos por norma general
una conexión inalámbrica para acceder a internet desde el dispositivo que
queremos evitar que se actualice, generalmente ordenadores portátiles. Para
poder usar este método, debemos ir a la siguiente ruta:
[mkb-info]Inicio > Configuración > Red e internet > WiFi > Opciones
avanzadas.[/mkb-info]
Una vez ahí buscamos el apartado de conexiones de uso medido y
activamos la opción. Con esto, reiniciamos el ordenador y ya no tendremos
que preocuparnos por las actualizaciones automáticas.
[mkb-warning]Reinicia el ordenador después de aplicar cualquiera de
estos métodos para que los cambios tengan efecto.[/mkb-warning]