Está en la página 1de 6

TASA INTERNA DE RETORNO O TASA INTERNA DE RENTABILIDAD

TIR

La tasa interna de retorno de una inversión o proyecto es la tasa efectiva anual


compuesto de retorno o tasa de descuento que hace que el valor actual neto de
todos los flujos de efectivo(tanto positivos como negativos) de una determinada
inversión igual a cero.
En términos más específicos, la TIR de la inversión es la tasa de interés a la que
el valor actual neto de los costos (los flujos de caja negativos) de la inversión es
igual al valor presente netode los beneficios (flujos positivos de efectivo) de la
inversión.

Las tasas internas de retorno se utilizan habitualmente para evaluar la


conveniencia de las inversiones o proyectos. Cuanto mayor sea la tasa interna
de retorno de un proyecto, más deseable será llevar a cabo el proyecto.
Suponiendo que todos los demás factores iguales entre los diferentes proyectos,
el proyecto de mayor TIR probablemente sería considerado el primer y mejor
realizado.

Fórmula de la TIR

De donde:

t: Tiempo del flujo de caja


i: Tasa de Descuento (la tasa de rendimiento que se podría ganar en una
inversión en los mercados financieros con un riesgo similar) .
Rt: Flujo Neto de Efectivo (la cantidad de dinero en efectivo, entradas menos
salidas) en el tiempo t.

Para fines educativos, Ro es comúnmente colocado a la izquierda de la suma


para enfatizar su papel de (menos) la inversión.
TASA INTERNA DE OPORTUNIDAD
TIO

La tasa interna de oportunidad o tasa de interés de oportunidad o tasa mínima


de descuento, es la tasa de interés mínima a la que el gestor o el inversor, está
dispuesto a ganar al invertir en un proyecto. Esta tasa es bien importante y a
veces no se les da la relevancia que merece.

Puede suceder que las técnicas y herramientas utilizadas para desarrollar y


evaluar un proyecto en cada uno de los estudios sean las más apropiadas, pero
si se utiliza una TIO inadecuada, puede conducir a interpretaciones falsas.
La TIO es la tasa mínima que se utiliza para determinar el valor actual neto de
los flujos futuros de caja del proyecto y es la rentabilidad mínima que se le debe
exigir el proyecto para tomar la decisión de no invertir en un uso alternativo de
los recursos o en otro proyecto.

Para entenderse mejor si el proyecto es nuevo y sólo se va a financiar con


aportes de socios, la TIO, sería la tasa de interés que se está ganando en el sitio
donde se tiene depositado el capital (Ejemplo si está depositado en un CDT la
TIO sería la DTF), menos el costo de la inflación (el índice más utilizado para
representarlo es el IPC) más la tasa mínima a que aspira el inversor, más la tasa
mínima a que aspira el empresario.

Veamos su cálculo:

TIO = DTF – IPC + i1 + ie

TIO = 9.61 - 5.69 + 4.08 + 4 = 12%


RAZON BENEFICIO COSTO
R B/C

El análisis costo-beneficio es una herramienta financiera que mide la relación


entre los costos y beneficios asociados a un proyecto de inversión con el fin de
evaluar su rentabilidad, entendiéndose por proyecto de inversión no solo como
la creación de un nuevo negocio, sino también, como inversiones que se pueden
hacer en un negocio en marcha tales como el desarrollo de nuevo producto o la
adquisición de nueva maquinaria.

Mientras que la relación costo-beneficio (B/C), también conocida como índice


neto de rentabilidad, es un cociente que se obtiene al dividir el Valor Actual de
los Ingresos totales netos o beneficios netos (VAI) entre el Valor Actual de los
Costos de inversión o costos totales (VAC) de un proyecto.

R B/C = VAI / VAC


Relación Beneficio/Costo = Vr Actual Ingresos / Vr Actual Costos

Según el análisis costo-beneficio, un proyecto o negocio será rentable cuando


la relación costo-beneficio es mayor que la unidad.

B/C > 1 → el proyecto es rentable

Los pasos necesarios para hallar y analizar la relación costo-beneficio son los
siguientes:

1. Hallar costos y beneficios: en primer lugar hallamos la proyección de los


costos de inversión o costos totales y los ingresos totales netos o beneficios
netos del proyecto o negocio para un periodo de tiempo determinado.

2. Convertir costos y beneficios a un valor actual: debido a que los montos que
hemos proyectado no toman en cuenta el valor del dinero en el tiempo (hoy
en día tendrían otro valor), debemos actualizarlos a través de una tasa de
descuento.
3. Hallar relación costo-beneficio: dividimos el valor actual de los beneficios
entre el valor actual de los costos del proyecto.

4. Analizar relación costo-beneficio: si el valor resultante es mayor que 1 el


proyecto es rentable, pero si es igual o menor que 1 el proyecto no es viable
pues significa que los beneficios serán iguales o menores que los costos de
inversión o costos totales.

5. Comparar con otros proyectos: si tendríamos que elegir entre varios


proyectos de inversión, teniendo en cuenta el análisis costo-beneficio,
elegiríamos aquél que tenga la mayor relación costo-beneficio.

Ejemplo:

Deseamos determinar si una empresa seguirá siendo rentable y para ello


decidimos analizar la relación costo-beneficio para los próximos 2 años.

Se proyecta que los ingresos al final de los 2 años serán de $ 20.000.000, se


espera una tasa de rentabilidad del 10% anual (tomando como referencia la tasa
ofrecida por otras inversiones).

Simultáneamente se piensa invertir en el mismo periodo de tiempo la suma de


17.000.000, a una tasa de interés del 15% anual (tomando como referencia la
tasa de interés bancario).

Hallamos la R B/C:

B/C = VAI / VAC

B/C = (20.000.000 / (1 + 0.10)2) / (17.000.000 / (1 + 0.15)2)

B/C = 16.528.926 / 12.854.442

B/C = 1.28

Como la relación costo-beneficio es mayor que 1, podemos afirmar que nuestra


empresa seguirá siendo rentable en los próximos 2 años. A modo de
interpretación de los resultados, podemos decir que por cada peso invertido en
el proyecto, se obtendrá 32 centavos de beneficio económico.

INDICE DE RETORNO SOBRE LA INVERSION


ROI

El índice de retorno sobre la inversión (ROI por sus siglas en inglés) es un


indicador financiero que mide la rentabilidad de una inversión, es decir, la
relación que existe entre la utilidad neta o la ganancia obtenida, y la inversión.
La fórmula del índice de retorno sobre la inversión es:

ROI = (Utilidad neta o Ganancia / Inversión) x 100

Por ejemplo, si el total de una inversión (capital invertido) es de 4000 y las


utilidades netas obtenidas en el periodo fueron de 1000, aplicando la fórmula del
ROI:

ROI = (1000 / 4000) x 100

Nos da un ROI de 25%, con lo que podemos afirmar que la inversión tuvo una
rentabilidad del 25%.

El ROI lo podemos usar para evaluar una empresa en marcha: si el ROI es


positivo significa que la empresa es rentable (mientras más alto sea el ROI, más
eficiente es la empresa al usar el capital para generar utilidades). Pero si el ROI
es menor o igual que cero, significa que los inversionistas están perdiendo
dinero.

Pero principalmente el ROI se utiliza al momento de evaluar un proyecto de


inversión: si el ROI es positivo significa que el proyecto es rentable (mientras
mayor sea el ROI, un mayor porcentaje del capital se va a recuperar al ser
invertido en el proyecto). Pero si el ROI es menor o igual que cero, significa que
el proyecto o futuro negocio no es rentable (viable), pues en caso de ponerse
marchar se perdería dinero invertido.

Asimismo, el ROI nos permite comparar diferentes proyectos de inversión: aquél


que tenga un mayor ROI será el más rentable y, por tanto, el más atractivo.

Finalmente, debemos señalar que el ROI, debido sobre todo a su simplicidad, es


uno de los principales indicadores utilizados en la evaluación de un proyecto de
inversión; sin embargo, debemos tener en cuenta que este indicador no toma en
cuenta el valor del dinero en el tiempo, por lo que al momento de evaluar un
proyecto, siempre es recomendable utilizarlo junto a otros indicadores
financieros tales como el VAN y el TIR.