Está en la página 1de 6

82 QUO / [[[STRING1]]]

NO  LMES
MARIPOSA
U
Llámala por su nombre. La forma popular na mariposa
de nombrarlas da pistas sobre su aspecto, puede ser rayada,
nacarada, do-
recoge su personalidad, detalla sus costumbres rada, ocelada.
y podría ser la mejor herramienta para Puede mostrarse
saltarina, ganarse
evitar que desaparezcan. el apodo de saltacercas, ser tildada de
rabicorta y destacar por cuatro colas.
Texto: ANDRÉS MASA Los aficionados a esta fiesta del color co-
nocen bien los adjetivos porque son los
nombres comunes de algunas especies.
Hay mariposas que también tienen
apellidos con enjundia: no es lo mismo
ser una veloz andaluza que una veloz
balear, ni una esbelta común que una
esbelta esquiva. Otras, como la piquitos
de las malvas, la blanca de la col y la
abencerraje del tomillo toman su segun-
do nombre de sus plantas preferidas.
Hay nombres de mariposa capricho-
sos como el de la mnemosine, que evoca
a la homónima madre de las musas;
conmemorativos como la ajedrezada de
Foulquier; hay apelativos que emanan
de la sabiduría popular: dime con quién
vas y te diré quién eres, parece que pen-
só quien bautizó a las hormigueras.
Algunos son sugerentemente miste-
riosos. Nadie ha visto que la chupale-
ches libe otra cosa que no sea néctar,
pero el apelativo es demasiado bueno
como para ponerse exquisito. De hecho,
la gran aceptación de este nombre
tradicional ha hecho que sobreviva

Estas dos especies, muy similares, se reconocen


por patrones ultravioletas (abajo) que ellas ven.
Gonepteryx cleopatra Gonepteryx rhamni
(macho) (macho)

Luz
visible

Luz
UV
Los dibujos de las alas de mariposa, una de las obras de arte maestras que la naturaleza plasma en
las más de 20.000 especies del insecto, responden a un gen maestro en muchas especies, el WntA.

[[[STRING1]]] / QUO 83
De
brillantes s son los nuevos nombres de las mariposas
colores, pueden rnas de la península y las islas españolas.
tener colas en las
alas para engañar blanquita de la col melanops mantos
a sus depreda- s Pieris rapaes Glaucopsyche 8 especies de
dores melanops los géneros
colias Cyclyrius y
3 especies del semiargus Lycaena
género Colias Cyaniris semiargus
violetilla
auroras estriadas Zizeeria
species del género 2 especies de los knysna
azufradas Anthocharis géneros Lampides
cervantes 2 especies de y Leptotes moradilla
alcaparrera
Erynnis tages género Euchloe Colotis evagore del fresno
palaemon Laeosopis roboris
limonera
Se conocen
Carteroce l Sus
unas 1.300 morenas
palae as, 6 especies de
especies en el
ran-
apolo v mundo, pero sue- los géneros Aricia
patro- y Eumedonia
Parnassius apollo 3 esp len vivir en el
piquitos géner
tejo en
arlequín 5 especies del
trópico rayadas
y ación 5 especies del género
Zerynthia rumina género Carcharodus ta
chupaleches Polyommatus
PA Iphiclides feisthamelii proto alpinas
PIL Muschampia proto 3 especies del
ION ER
IDA SP de género Agriades
podalirio E HE fio
Iphiclides podalirius sertori topacio
ella
mnemosine saltarina 2 especies Thecla betulae
Parnassius mnemosyne Heteropterus género Sp
macaón morpheus IODINIDAE
Papilio machaon doradas nas lucina alexis
6 especies de los géneros esbeltas
2 especies de género Pieris Hamearis Glaucopsyche alexis
Ochlodes, Hesperia y 2 especies del género
Leptidea lucina abencerrajes
Thymelicus blanquiverdosas
zegris 9 especies de los géneros 4 especies de los géneros
Zegris eupheme Pontia y Euchloe Pseudophilotes y Scolitantides

El sertorio de los rosales no es la única mariposa


que tiene nombre de guerrero
Entomológica Aragonesa en Los científicos han compro-
junio, es un maravilloso atlas bado que conocer estos insectos
lingüístico. Sus palabras abren tiene el potencial de mejorar la
la puerta al fascinante mundo de conservación de todo un eco-
unos seres que ven más colores sistema. Y han constatado que,
que nosotros –disfrutan de dos admirando este lepidóptero en
tonos extra en la banda ultravio- el campo, todos podemos ayudar.
leta, que perciben en las flores y
en las alas de otras mariposas–, Un nombre enseña mucho
de seres que detectan la química “Yo he sentido pasión por las
de las plantas, del aire y de otras mariposas desde niño”, recuerda
mariposas con las patas, las ante- el investigador del Instituto de
Simplificando nas y la punta del abdomen. Biología Evolutiva CSIC-UPF
Iphiclides
feisthamelii se en una propuesta que aspira a “Lo que pretendemos es que Roger Vila. “Pero no veía que me
conoce como renovar los nombres comunes de cada vez más personas se inte- pudiera ganar la vida con esto
mariposa cebra,
podalirio y
las 258 mariposas diurnas de la resen por la mariposas”, explica por falta de modelos”, añade.
chupaleches. La península y de las islas españolas. el presidente de la Asociación Vila se graduó en Bioquímica
nueva propuesta La chupaleches forma parte del Zerynthia y coordinador de la y completó una tesis sobre la
de nombres
comunes solo 30 por ciento de nombres que se iniciativa, Yeray Monasterio. estructura de las proteínas con
conserva el han mantenido, como las perla- Pero la importancia de la lista, resonancia magnética nuclear.
último. das, las erebias, las doncellas, y que surge del esfuerzo de 21 ex- Pero pronto aceptó que no podía
las mediolutos. pertos, es mucho mayor. Es una traicionar su vocación.
La propuesta, que fue publi- herramienta de conservación de Comenzó a buscar oportunida-
cada en el Boletín de la Sociedad primer orden. des y hoy, tras el giro que
84 QUO / [[[STRING1]]]
Pequeñas
perladas
y brillantes. carderas
Algunas especies 2 especies del género
dependen de la Vanessa nacaradas
protección de las olmer 5 especies del género
hormigas Argynnis ninfas
Nymphalis pol 2 especies del género
pedregosa Limenitis
Lasiommata maera
mariposa tigre
mariposa monarca aretusa Danaus chrysippus
Danaus plexippus espeji Arethusana arethusa
cardenillo vulcania Issoria la
Tomares ballus Vanessa vulcania
boabdil
ícaro Arethusana boabdil
petropolitana
Polyommatus
Lasiommata
icarus
petropolitna circe s
náyade Brintesia circe Su tamaño y la género
Celastrina mariposa pha
del alméz C-blanca forma de sus alas
argiolus
Libythea celtis Polygonia c-album son variables. A ella saltacercas
nazarena pertenecen las
briseis Lasiommata megera
Favonius quercus lopinga
Chazara briseis más longevas
Lopinga achine ondas
niñas 3 especies del género
16 especies de los géneros bereber
Euphydryas
Lysandra y Polyommatus Chazara prieuri cuatro colas
Charaxes jasius
rabicortas atalanta
ortiguera Vanessa atalant antiopa
6 especies del Aglais urticae Pararge
género Satyrium falsa Nymphalis antiopa
minois mariposa tigre bipunteadas
taladro del geranio Minois dryas 3 especies del género
Hypolimnas
Cacyreus marshalli erebias Brenthis
levana misippus sortijitas
hormigueras 19 especies del
Araschnia levana género Erebia lobos Aphantopus
duendes 3 especies del hyperantus
loba 2 especies
6 especies del género Phengaris
género Cupido
Maniola jurtina lobitos del género
tornasoladas 3 especies del Hyponephele
AE
LYCAENID laberintos 2 especies del género Pyronia
cejiblanca 3 especies de los géneros género Apatura
cejirrubia NYMPH
Callophrys avis
Callophrys rubi Azanus y Tarucus A*LIDAE sátiros
cuatro ocelos bética doncellas 12 especies de los
esmaltadas mariposa del Pseudochazara 9 especies del mediolutos géneros Hipparchia y
3 especies de los géneros espantalobos mercurius género Malitaea 5 especies del Satyrus
Plebejus y Kretania Iolana debilitata género Melanargia

un posdoctorado en la Universi- “Hasta que una hembra se posó son animales fuertes. Muy fuer-
dad de Harvard dio a su carrera encima de un rosal y puso un tes. Tanto que las seis familias en
en 2003, él es el referente. huevo”, recuerda Vila. las que se clasifican divergieron
Junto a un equipo de otros ocho Entonces supieron que no hace alrededor 90 millones de
investigadores se convirtió el habían perseguido una quimera: años. “Han sobrevivido lo que los
año pasado en la última persona ese huevo tenía que pertenecer dinosaurios no pu-
en descubrir una nueva especie a una especie distinta porque el dieron”, explica Vila,
de mariposa en la península, la sertorio se alimenta de pimpi- incapaz de contener
primera que se describía en nelas, no de rosas silvestres. El su fascinación.
el continente europeo desde sertorio de los rosales existía y el Para algunas, es un
1993: la llamaron sertorio de nombre de Vila, junto al de los largo viaje que está
los rosales (Spialia rosae). demás científicos que participa- llegando al final. Hay
Los investigadores habían ron en el trabajo, quedó unido al poblaciones que ya
detectado rarezas en el ADN de de Quinto Sertorio, un tribuno están desapareciendo.
una mariposilla parda, atercio- de Roma en Hispania que destacó “Lo de nombrar las
pelada y moteada de manchitas en el siglo I a.C. por sus dotes especies es uno de
blancas llamada sertorio (Spialia militares. los aspectos más im-
sertorius), que pasa desapercibi- No es la única mariposa que portantes para poder Todas a una
da y que nadie había estudiado lleva nombre de guerrero. La po- conservar las mariposas”, opina Las orugas de
la ortiguera
con profundidad desde que fue dalirio recuerda a uno homónimo el científico. Y explica: “Si no lo (Aglais urticae)
descrita, en 1804. de la guerra de Troya y el general conocemos, si no sabemos que se mueven en
Según sus análisis, la explica- ateniense de las guerras del Pelo- existe, ¿cómo mueves la concien- pelotón para
mantener su
ción más probable era que tenía poneso Lisandro da nombre a un cia de una autoridad local para calor corporal y
una especie gemela, indistingui- género que tiene cinco especies. que no tale un bosque donde como estrategia
ble a simple vista, y que ambas Puede parecer inadecuado, queda la última población de defensiva. Eso
facilita hallarlas
especies habían sido tomadas pero no lo es. Pese a su aparien- una especie?”. ¿Cómo decir que y estudiarlas.
por una. Pero tenían dudas. cia de fragilidad, las mariposas la hormiguera de lunares,
[[[STRING1]]] / QUO 85
Recuerdos del pasado La pasión por el mundo clásico Identidad química Este sertorio (Spialia sertorius)
ha quedado grabada en los nombres científicos de es idéntico al sertorio de los rosales (Spialia rosae).
innumerables mariposas. Muchos perviven en los Consiguen distinguirse gracias a sus feromonas,
comunes, como el de esta apolo (Parnassius apollo). que desprenden un olor que solo ellas perciben.

Los nuevos nombres remiten al tradicional, al científico


o hablan de su biología, distribución y ecología
que hace su metamorfosis en un objetivo mayor. Gutiérrez lleva posas a nivel nacional en la
los hormigueros, está desapare- más de una década estudiando que participan voluntarios y en
ciendo porque las hormigas no la distintas poblaciones de maripo- la que tenemos gente que conoce
introducen en él si perciben que sas. En concreto, ha visto cómo estos animales mejor que nadie”,
hay sequía? se están mudando a altitudes destaca.
Vila no es un verso libre. Su superiores. Quiere saber cómo Los voluntarios eligen un reco-
tesis es mayoritaria entre los afecta el cambio climático a la rrido –un transecto, en la jerga– y
científicos. biodiversidad, y las mariposas lo completan cada cierto tiempo
marcan su camino. para censar las mariposas que
Termómetros de diversidad “Quitando a las bacterias, el viven en él.
Es poco habitual ver las impre- de las mariposas es el grupo más La nueva lista es vital para la
sionantes puestas de huevos de numeroso que hay en la Tierra ciencia ciudadana, porque dispo-
Aglais urticae porque requiere en cuanto a número de especies”, ner de nombres comunes certeros
husmear en la planta de la que dice. Dependen mucho del clima ayuda mucho. Pero los científicos
dependen sus orugas… que es la y del hábitat, son relativamente también ganan: las observaciones
ortiga. No es un problema para fáciles de contar y son excelentes de los voluntarios pueden ser
David Gutiérrez, investigador de bioindicadores: la suerte de las determinantes.
la Universidad Rey Juan Carlos, mariposas es un buen termóme-
quien no solo busca sino que tro de cómo mengua la biodiversi- Investigar entre todos
cuenta los ejemplares de esta dad en todo un ecosistema. La cardera es una mariposa muy
mariposa, que parece estar en Pero el investigador precisa especial; hace la migración más
declive en Europa. que hacen falta muchos años de larga que se conoce en un insecto,
Los huevos de la ortiguera datos para poder hacer un análisis en busca del calor que necesita
forman un racimo que le facilita adecuado de la evolución de sus para reproducirse. Su periplo es
Este dibujo encontrarlas antes de su meta- poblaciones. Él lleva más de diez un circuito de 10.000 kilómetros
representa
el colorido
morfosis. Eso le brinda mucha años recopilándolos, pero los de ida y vuelta desde el África
de las alas de información acerca de la especie, avances son lentos. Y los nuevos subsahariana hasta el círculo polar
una mariposa la protagonista de un proyecto enfoques, más que bienvenidos. ártico. El viaje es tan largo que
a escala
microscópica. de 4 años que lidera actualmente. “Hace unos años se estableció completarlo le lleva hasta ocho
El estudio es un peldaño hacia una red de seguimiento de mari- generaciones.
86 QUO / [[[STRING1]]]
Voladora
incansable
El portento atraviesa la penín- La cardera rios que Stefanescu coordina en conducido a nuevos hallazgos
(Vanessa cardui)
sula Ibérica cada otoño, pero es hace la migración Cataluña desde 1994. científicos. También han traído
invisible al ojo desnudo porque más larga de un Gracias a la información malas noticias: unos dos tercios
lo hace a hasta 500 metros de insecto. Con el recogida en esta iniciativa, los de las especies que han estudiado
viento a favor,
altitud, a merced de potentes puede recorrer investigadores supieron que estas están en declive. Algunas han des-
vientos estacionales. En cuestión hasta 4.000 mariposas aparecen en los terri- aparecido en algunas localidades.
de nombres, el suyo es un caso kilómetros.
torios monitorizados entre abril Se acaba el tiempo para la
especial: ni el común ni el cientí- y mayo, con la llegada de vientos concienciación. Stefanescu, quien
fico, Vanessa cardui (brillante de saharianos. Y pudieron seguir participó en una propuesta de
los cardos) le hacen justicia. esos vientos para documentar nombres comunes de las ma-
El investigador del Museo de Siempre el fenómeno como nunca. riposas que viven en Cataluña,
Ciencias Naturales de Granollers didácticos Unas 250 personas han partici- publicada en 2013, lo tiene claro:
La Charaxes
Constantí Stefanescu trata de jasius se llama pado en la red y se han estable- “A los que nos dedicamos a esto
poner las cosas en su sitio. “Una cuatro colas cido alrededor de 150 puntos de nos ha costado aprendernos los
de mis obsesiones –lleva volcado en castellano muestreo en sus 23 años de vida. nombres comunes, pero so-
y mariposa
en ella dos décadas– es entender del madroño Los voluntarios han contado unos mos una minoría”, explica. “Sin
cómo funciona esta especie”, re- en catalán. La tres millones de mariposas y han embargo, poner nombres es muy
idea es aportar
conoce. En sus viajes, él ha pre- información.
aportado información que ha importante porque establece
senciado la llegada de la cardera un nexo entre las personas y el
al norte de África, por millones. Y mundo científico, especializado y,
ha documentado sus rutas gracias a veces, esotérico”, añade.
a un radar entomológico. En el laboratorio, los científicos
El instrumento permitió a un empiezan a desentrañar los mis-
grupo de investigadores, entre terios tras los dibujos de las alas
los que se incluía, abrir los ojos de las mariposas con CRISPR, la
de la ciencia a esta extraordinaria técnica de edición genética, como
proeza. Lo más curioso es que ha publicado la revista PNAS. Pero
su descubrimiento fue el colofón sin la ayuda de los amantes del
de una investigación que empezó campo, puede que acaben por no
con los datos recogidos por una tener mariposas que estudiar. Y
red de observación de volunta- eso sí que no tiene nombre. Q
[[[STRING1]]] / QUO 87