Está en la página 1de 4

Renovación de los Sistemas de Videovigilancia

Los rápidos avances tecnológicos permiten disponer de cámaras de seguridad con


prestaciones impensadas hace solo dos años. Nada es eterno, ni siquiera los
componentes electrónicos por más avanzados que nos resulten.

Si tiene cámaras obsoletas o que pixelan la imagen, entonces no cuenta con ningún
tipo de seguridad.

Ahora bien, si cambia los “ojos” del sistema que tiene instalado obtiene ventajas
inmediatas: mejora su seguridad, logra importantes beneficios legales, evita perjuicios
a su empresa, entre otros y, lo mejor: a un costo más económico que contratar un
nuevo sistema.

Los costos que componen un sistema de videovigilancia no se centran


exclusivamente en las cámaras sino que son varios: el diseño del proyecto, la
compra e instalación de los equipos, su operación y entrenamiento, el
mantenimiento periódico y renovación.

Todo eso…es el precio de la inversión en seguridad.


Hoy día, el empresario, en caso de tener equipos de 3, 4 o más años de
antigüedad que no muestran imágenes nítidas, que están pixeladas, que tienen
alcances limitados o, directamente, no funcionan, tiene una alternativa
inteligente: reemplazar solamente las cámaras que tiene por cámaras de mucha
mayor definición.

Por ejemplo, si tiene cámaras de 520 TVL (algo usual hace 3 o más años) puede
reemplazarlas por cámaras que ofrecen un 55% más de definición o hasta un
100% más de definición cambiando solamente la cámara. Al igual que si desea
más días de grabación, también puede extenderlos.
Así puede actualizar su sistema invirtiendo casi la mitad de lo que le costaría una
renovación total, en menor tiempo y aprovechando todo lo que invirtió en su
momento y que no debe descartarse: cableados, monitores, grabadoras de video,
alimentación eléctrica y demás.

Estos beneficios, obviamente, no duran siempre: la tecnología cambia y,


hoy puede recurrir a estos recursos por un sinnúmero de razones. Dentro de unos
meses, el reemplazo será imposible debido al profundo cambio tecnológico que
está en marcha y no se detiene. En otros términos: dentro de un año, si quiere
estar a tono, tendrá que cambiar todo el sistema destinando una inversión
importante. Caso contrario: quedará sin seguridad.

Qué equipos se deben instalar? Aquellos que cumplan adecuadamente su función


y no los que den mejores prestaciones; concretamente aquellos que se ubiquen
dentro del contexto de control de riesgos, enmarcado en lo que la ley solicita y con
una prestación forense adecuada.