Está en la página 1de 143

RECOPILACION: EDWIN CARLOS GUTIERREZ HUANCA

INTRODUCCIÓN

Bienvenidos al curso “Ciberaymara”, que se dirige a todo público interesado en ampliar su aprendizaje sobre la
lengua aymara en el nivel básico e intermediario, desde los elementos de esta lengua.

El objetivo del curso es enseñar la lengua aymara, al igual que otras lenguas, con una fundamentación
lingüística, pragmática y cultural, aprovechando los medios tecnológicos.

El método de enseñanza se basa en diálogos situacionales, que se respaldan con breves explicaciones
gramaticales, información sobre pronunciación y elementos del vocabulario, con ejercicios en cada uno de estos
puntos. En el caso de las personas que quieran iniciarse en el aprendizaje del aymara, les sugerimos que
después de ingresar a la primera clase, revise primero la pronunciación y el vocabulario, y luego continuar con el
Diálogo. Al finalizar el curso, se tendrá una base sólida para proseguir estudios de mayor nivel sobre esta lengua
y sobre la cultura aymara en su amplitud.

En el desarrollo del curso, presentamos cinco unidades: (1) saludos y socializar en aymara, (2) hablar sobre los
tejidos, (3) el mercado y la cocina, (4) las actividades en el campo y (5) sobre las enfermedades y la medicina
natural. En cada unidad se presenta tres clases y una lectura sociocultural.

Para navegar en el sitio, vea las instrucciones de navegación.

Si hubiera problemas de navegación en su computadora o si tuviera alguna pregunta sobre el sitio, puede
dirigirse a una de las siguientes personas:

Nilton Callejas Martínez niltoncallejas@ilcanet.org Diseño web


Rodolfo Velásquez Arando rodolfo@ilcanet.org Programación
Denise Y. Arnold ilca@acelerate.com Aspectos culturales
Juan de Dios Yapita Moya yapitajd@yahoo.es Aspectos lingüísticos
CONVENCIONES QUE SE USAN EN EL SITIO

En el sitio, usamos algunos iconos nuevos, basados en las figuras textiles andinas, para ciertos propósitos de navegación:

Iconos Uso

Se empuja el botón “rostro” para escuchar el sonido, en Pronunciación y Ejercicios.

En los diálogos, se usa el botón “semilla” para ejecutar y/o repetir las líneas de conversación las
veces que necesite para entenderlo.

Se empuja el botón “pez”, según su dirección, para ir adelante o atrás, en Diálogos y Ejercicios.

Las "caras" que aparecen en los diálogos, debajo de secuenciador de imágenes, en la parte
derecha e izquierda mantienen activado o desactivado los campos de texto, audio y traducción,
(del lado izquierdo los activa, del lado derecho los desactiva).
Se selecciona uno de los elementos:
el ojo, para controlar la presentación de la linea de diálogo.
el oído, para controlar el audio.
la boca, para controlar la traducción.

Se empuja el botón “serpiente” para verificar la respuesta que se ha dado en los Ejercicios.

Signos Uso

+
Este signo se usa para unir raíces y sufijos dentro de una palabra u oración.

&
Este signo se usa para indicar la suma de los elementos de la oración.

Los paréntesis se usan en las fórmulas de gramática para indicar que los elementos de la oración
( )
no estarán presentes necesariamente.

-> Este signo se usa para derivar formas asociadas.

Abreviaturas Significado

adj. adjetivo

aym. aymara
cast. castellano

dem. demostrativo
exp. expresiones
FTyPer flexión de tiempo y persona
interr. interrogativo
med. medicina
met. metátesis
pers. personal
pron. pronombre
pronl. pronominal
RDem. raíz demostrativa
RNom. raíz nominal
RVerb. raíz verbal
rit. ritual
sin. sinónimo
SInd sufijo independiente
s. sustantivo
SN sintagma nominal
SO sufijo oracional
SVD sufijo verbal derivacional
SVF sufijo verbal flexional
v. intr. verbo intransitivo
v. tr. verbo transitivo
var. variedad
OBJETIVOS CLASE 1

Competencia en la pragmática

Preguntar la nacionalidad.

Preguntar el nombre.

Preguntar el nombre de alguien.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Oraciones ecuacionales. Ir al tema

Pronombres personales. Ir al tema

El verbalizador - : - Ir al tema

Construcciones posesivas. Ir al tema

Competencia lexical

Saludos. Ir al tema

Nombres de personas. Ir al tema

Nombres de países. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido J. Ir al tema

Sonido X. Ir al tema

Contraste entre los sonidos J y X. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 1

1. Oraciones ecuacionales.

2. Pronombres personales.

3. El verbalizador -:-.

4. Construcciones posesivas.

1. Oraciones ecuacionales

Se llaman así porque se asemejan a las ecuaciones aritméticas en su construcción (A


es semejante a B):
Una papa es un tipo de alimento
A ≡ B
En aymara equivale a decir:

Ch’uqix p’ujsawa.
‘La papa es harinosa’.
La oración ecuacional se conforma por raíces nominales y sufijos oracionales.

En la pregunta intervienen los sufijos -sa1 (interrogativo de información) y -xa. (marcador de tema).

En la oración afirmativa se marca con los sufijos -xa (marcador de tema) y -wa (conocimiento personal).

En la traducción al castellano interviene el verbo ser.

Pregunta. -sa + -xa


A: Kunas* sutipaxa. ‘¿Cuál es su nombre?’
Respuesta. -xa + -wa
B: Sutipax Juliowa. ‘Su nombre es Julio’.
* Sobre la elisión/pérdida de vocales ver la Gramática general.

2. Pronombres personales

Existen cuatro pronombres personales que no especifican el género gramatical.


Estos pronombres se emplean para referir únicamente a seres humanos.

Ejemplo:
A: Nayan sutijax Anawa. Jumansti.
S: Nayan sutijax Susanawa. Jupansti, kunas sutipaxa.
A: Aa!, jupan sutipax Juliowa.
Se hace notar que uno de los postulados lingüísticos de las lenguas jaqi sostiene que
marcar el número no es obligatorio. Pero, actualmente, por la influencia del
castellano, es común expresar el plural en nombres y pronombres agregando el
sufijo -naka. Así se tiene:
Persona Pronombre Glosa

1ra. naya ‘yo’


2da. juma ‘tú / usted’
SINGULAR
3ra. jupa ‘él / ella’
4ta. jiwasa ‘nosotros (tú/usted y yo)’ INCLUYENTE
1ra. nanaka ‘nosotros (él/ella y yo)’ EXCLUYENTE
2da. jumanaka ‘ustedes’
PLURAL
3ra. jupanaka ‘ellos/ellas’
4ta. jiwasanaka ‘nosotros (nosotros y ustedes)’ INCLUYENTE
Se debe diferenciar la 4ta. persona singular jiwasa (que incluye al “oyente”), de la 1ra.
persona pluralnanaka (que excluye al “oyente”).

3. El verbalizador - : -

Cumple la función de verbalizar las raíces nominales.

La verbalización por alargamiento vocálico puede ocurrir en la última vocal de una


raíz nominal (en los sustantivos humanos, los pronombres y las raíces
interrogativas). Sin embargo, si intervienen otros sufijos, el verbalizador aparece
antes de la flexión de tiempo y persona (FTyPer.).
La verbalización de la 1ra. y la 2da. persona requiere la presencia del alargamiento vocálico.

En cambio, en la 3ra. y la 4ta. persona no se percibe, por tanto, no se escribe:

RNom. + Verbalizador -:- + FTyPer. + -wa Conjugación Glosa


Naya ¨ t(a) wa. ->
Nayätwa. ‘Soy yo’.
Juma ¨ ta wa. -> Jumätawa. ‘Eres tú’.
Jupa Ø Ø wa. ->
Jupawa. ‘Es él/ella’.
Jiwasa Ø tan wa. ->
Jiwasatanwa. ‘Somos nosotros(as)’.

En la traducción al castellano, interviene el verbo ser.

Ejemplo:
A: Kawkitätasa.
B: Pirwatätwa.

4. Construcciones posesivas

La posesión en aymara se expresa mediante frases posesivas que explican la


persona que posee y lo poseído (personas, animales y cosas).
A. Sufijo -na ‘de’ (la persona que posee)

El sufijo -na indica la persona que posee, es decir, el sujeto poseedor:

SUJETO + -na Glosa


naya n(a) 'de mi'
uywa n(a)
'en el animal'

En la traducción al castellano, la combinación de sujeto poseedor + -na no suele


traducirse porque denota redundancia.

B. Sufijos marcadores de posesivo (lo poseído)

Existen cuatro sufijos posesivos que indican lo poseído, éstos deben concordar con la persona que posee:

Poseedor Poseido Glosa

1ra. persona: -ja -> Nayan utaja ‘mi casa’

2da. persona: -ma -> Juman utama ‘tu casa’

3ra. persona: -pa -> Jupan utapa ‘su casa’

4ta. persona: -sa -> Jiwasan utasa ‘nuestra casa’

Ejemplo:

S: Aa!, Orurota. Kunas sutimaxa.


A: Nayan sutijax Anawa. Jumansti.

VOCABULARIO CLASE 1

1. Saludos.

2. Nombres de personas.

3. Nombres de países.

1. Saludos

Debido al bilingüismo (aymara-castellano) de la mayoría de las comunidades aymaras,


actualmente el saludo es en castellano:
Buenos días
Buenas tardes
Buenas noches
La población monolingüe refonemiza estas frases y resulta:
Winustiyas
Winustartis
Winusnuchis
En la actualidad, la población aymara, a modo de recuperar y revitalizar la lengua, usa:

Aski urukipan ‘que sea un buen día’


Aski jayp’ukipan ‘que sea una buena tarde’
Aski arumakipan ‘que sea una buena noche’
lo que es una variación de:

Yus aski uru churatam ‘que Dios te de un buen día’

En algunas comunidades aún se saluda asintiendo la cabeza y la mano con algunos ademanes,
por ejemplo: levantar la mano, levantar la cabeza, bajarse el sombrero, se abrazan entre dos
personas, se dan las manos.

 Menú

2. Nombres de personas

Actualmente, los nombres de personas en la cultura aymara no suelen ser de origen nativo,
debido a los fuertes rasgos de colonización que sufrió esta población. Así, por lo general, los
nombres son de origen españo; por lo tanto, para aymarizar estos nombres, se agrega una
vocal (i, u, a) y algunas veces se eliden las consonantes.
Ejemplo: CARLOS -> Carlo.
Juan -> Juanu
Rubén -> Rubena
Raúl -> Raulu
Tomás -> Tomasi
Nicolas -> Nicolasi
En las comunidades, los nombres de personas se adaptan al aymara. Así tenemos algunos ejemplos:

Juan -> Juanchu, Juanti o Juanu


Francisca -> Siskita
Jerónima -> Jerumita

 Menú

3. Nombres de países

Algo similar a los nombres patronímicos ocurre con los nombres de lugares como países y ciudades:

Brasil -> Brasila


Portugal -> Portugala
Berlin -> Berlina
La población monolingüe puede refonemizar los nombres patronímicos y toponímicos como en los siguientes casos:

Perú -> Pirwa.


Bolivia -> Wuliwya.
PRONUNCIACIÓN CLASE 1

Sonido [h]

Sonido [x]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos J y X

EJERCICIOS CLASE 1

DIÁLOGO

Kamisaki.

GRAMÁTICA

Oraciones ecuacionales.

Pronombres personales.

El verbalizador -:-.

Construcciones posesivas.

VOCABULARIO

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos J y X.


OBJETIVOS CLASE 2

Competencia en la pragmática

Presentar a alguien.

Preguntar por el lugar de residencia.

Preguntar por el estado de ánimo.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Tiempo presente/pasado. Ir al tema

Sufijos complemento/relacionales: Ir al tema

-ta ‘de, desde’ direccional.

-na ‘en’ localizador.

-mpi2 ‘con’ de
compañía/agentivo.
Sufijo conjuntor -mpi1. Ir al tema

Sufijo oracional -sa1 (pregunta de información). Ir al tema

Competencia lexical

La familia. Ir al tema

Verbos. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido K. Ir al tema

Sonido Q. Ir al tema

Contraste entre los sonidos K y Q. Ir al tema


GRAMATICA - CLASE 2

1. Tiempo presente/pasado.

2. Sufijos complemento/relacionales.

3. Sufijo conjuntor -mpi1.

4. Sufijo oracional -sa1. (pregunta de información).

1. Tiempo
presente/pasado

Este tiempo expresa acciones que se realizan en el presente o acciones pasadas, dependiendo del contexto.

También se lo conoce como tiempo simple.

Puede incluir todo lo que el hablante alcance a ver o lo que vio (conocimiento personal). (Ver la Gramática General)

Ejemplo:

S: Jumasti, kawkins utjta.


J: Nayax akan utjta.

Verbo utjaña ‘vivir, existir’

Sujeto + -xa & RVer + Pluralizador -pxa- + FTyPer. Glosa

Nayax utj ta. ‘Yo vivo’.

Jumax utj ta. ‘Tú vives’.


SINGULAR
Jupax utj i.* ‘Él/ella vive’.

Jiwasax utj tan. ‘Nosotros(as) vivimos’.

Nanakax utja px ta. ‘Nosotros(as) vivimos’.

Jumanakax utja px ta. ‘Ustedes viven’.


PLURAL
Jupanakax utja px i. ‘Ellos(as) viven’.

Jiwasanakax utja px tan. ‘Nosotros(as) vivimos’.

: * Los verbos que terminan en -aña e -iña, en tercera persona se


conjugan con la vocal /i/, a diferencia de todos los verbos terminados
en -uña que mantienen la vocal /u/.
Verbo Ejemplo Glosa

Ujuña Jupax ujuwa ‘él/ella tose’


Para la conjugación del plural, intervienen los sufijos verbales derivacionales: -p- (plural)
más -xa (completivo), y como resultado se tiene: -pxa-
Éstos van después de la raíz verbal y antes de la flexión de tiempo y persona (FTyPer.).

La combinación -pxa- es opcional; se usa para dar énfasis. (ver la Clase 1: plurales
nominales).

2.Sufijos
complemento/rela
cionales

Los sufijos que conforman este grupo son: -ta, -na, -mpi2, -ru, -taki.
Este grupo de sufijos cumplen dos funciones: la de marcar el complemento y la de
relacionar otros nominales con el tronco verbal o con otra parte de la oración.
Este grupo de sufijos se agrega a las raíces interrogativas y antes de los sufijos oracionales. (ver la Clase 3).

Si, en la pregunta, participa cualquiera de estos sufijos, en la respuesta también debe aparecer.

Estos sufijos exigen una vocal que los preceda.

Estos sufijos no pueden ocurrir simultáneamente en un mismo tronco.

Sufijo -ta ‘de’

Este sufijo Indica procedencia.

Ejemplos:

A: Jumax kawkitätasa.
S: Pirwatätwa. Jumasti.

Sufijo -na ‘en’

Este sufijo Indica el lugar en nominales no humanos.

También indica posesión en nominales humanos. (ver la Clase 1).

Ejemplo:

J: Kawkins utjta.
S: Nayax Cuscon utjta.

Sufijo -mpi2 ‘con’

Este sufijo indica compañía.

Ejemplo:
J: Aa!, familiamampit utjta.
S: Janiwa. Familiajax Punon utji.
En otros casos, puede significar complemento agente o agentivo.

Ejemplo:
Anump achjatawa. ‘Está mordido por el perro’.

3. Sufijo
conjuntor -mpi1

Este sufijo puede ocurrir más de una vez en la oración.

Si ocurre más de una vez, se traduce ‘y’.

Ejemplo:

J: Tatajamp mamajampix Oruron utji.


S: Aa!, kullakamampit utji.
En la sumatoria de los números, se traduce al castellano ‘más’.

Ejemplo:
Mayamp kimsampix pusiwa. ‘Uno más tres son cuatro’.

4. Sufijo
oracional -
sa1 (pregunta de
información)

Este sufijo es uno de los tipos básicos de pregunta de información.

Generalmente, ocurre con una raíz interrogativa: kuna, kawki y otros. (ver la Clase 3).

Si, en la pregunta, -sa1 está precedido por los sufijos complemento/relacionales, en la


respuesta a continuación de los sufijos complemento/relacionales, puede ir -wa a manera de
enfatizar la oración.
Al ocurrir este sufijo con la raíz interrogativa, requiere de algún verbo conjugado en tiempo y
persona o frase verbal.

Sujeto & Raíz interrogativa + (complemento/relacional) + -sa1 & Verbo conjugado

Jumax kawki n(a) s utjta

Ejemplo:

S: Kawkins utjta.
J: Nayax akan utjta. Jumasti.
VOCABULARIO CLASE 2

1. La familia.

2. Verbos.

1. La familia

NOTA: Conviene indicar que existen otros términos como:

allchhi
awkch’i
taykch’i
tullqa
yuqch’a

2. Verbos

El verbo 'vivir' en aymara tiene como sinónimos a:

jakaña
qamaña
utjaña
Estos verbos, dependiendo del contexto, pueden variar de significado.
OBJETIVOS CLASE 3

Competencia en la pragmática

Preguntar por la ocupación.

Preguntar por el lugar de trabajo.

Despedida.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Sufijo oracional -ti (interrogativo sí/no). Ir al tema

Raíces interrogativas (kuna, kawki, kamisa, khiti). Ir al tema

Sufijo oracional -sti (seguidor de tema). Ir al tema

Sufijo independiente -ki (limitativo). Ir al tema

Competencia lexical

Ocupaciones. Ir al tema

Adverbios de tiempo. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido CH. Ir al tema

Sonido CHH. Ir al tema

Contraste entre los sonidos CH y CHH. Ir al tema

GRAMÁTICA CLASE 3

1. Sufijo oracional -ti (interrogativo sí/no).

2. Raíces interrogativas.
3. Sufijo oracional -sti (seguidor del tema).

4. Sufijo independiente -ki (limitativo).

1. Sufijo oracional -ti (interrogativo sí/no)

Este sufijo siempre marca una interrogación que requiere como respuesta “sí” o “no”.

La persona que formula la pregunta tiene alguna información previa, por tanto lo que busca es confirmarla.

Ejemplo:

J: Jichhakit viajet purta.


S: Janiwa, wasüruw purta.
Dependiendo qué es importante confirmar o enfatizar, este sufijo puede cambiar de posición.

:En la respuesta, -wa ocupará el mismo lugar de -ti.

Ejemplos:

FORMA 1 FORMA 2 FORMA 3


J: Jichhat viajet purta. J: Jichhax viajett purta. J: Jichhax viajet purtati.
S: Janiwa, wasüruwa. S: Jisa, viajetwa. S: Jisa, purtwa.

2. Raíces interrogativas

El grupo de raíces interrogativas lo conforman: kuna, kawki, khiti, qawqha y kamisa (de uso restringido).
Estas raíces sirven para preguntar: objetos en general, lugar, persona, cantidad y modo respectivamente.

Algunas veces, estas raíces se combinan con los sufijos complemento/relacionales, seguido de -sa1. (ver la Clase
2).

Ejemplo:
A: Khitimpis purta.
S: Amigojampiw purta.

KUNA KAWKI KHITI


kunata ‘de qué’ kawkita ‘de dónde’ khitita ‘de quién’
kunampi ‘con qué’ --- khitimpi ‘con quién’
kunana ‘en qué’ kawkina ‘en dónde’ khitina ‘de quién’

3. Sufijo oracional -sti (seguidor del tema)

Este sufijo da continuidad al tema comentado en la oración precedente.


Ocurre a menudo en lugar de -ti o -sa, marcando así una pregunta que responde a lo ocurrido en la conversación:

Ejemplo:

J: Kawkins trabajta.
S: Municipalidad de Cuscon trabajta. Jumasti.
J: Nayax profesorätwa.

4. Sufijo independiente -ki (limitativo)

Este sufijo es parte de los sufijos independientes: -ki, -raki, -puni y -jama.

Este grupo de sufijos pueden ocurrir independientemente con cualquier clase de raíz.

Este sufijo comúnmente se traduce ‘nomás’.

Ocurre con frecuencia y es obligatorio en la expresión tan común waliki ‘bien’.

Ejemplos:

J: Jichhakit viajet purta.


S: Janiwa, wasüruw purta.
J: Aa!, waliki. Kunans trabajta.

VOCABULARIO CLASE 3

1. Ocupaciones.

2. Adverbios de tiempo.

1. Ocupaciones

Los pobladores en las comunidades aymaras suelen ser:

aljiri qulliri
chalw katuri sawuri
phayiri uyw uywiri
p’itiri yapuchiri
qapuri yatiri
Por otro lado, al migrar los aymaras del campo a las ciudades trabajan, ellos se profesionalizan y muchos son: profesores,
abogados, arquitectos, médicos, agrónomos, mecánicos, ingenieros, policías, comerciantes e incluso presidentes.

 Ejercicios
 Menú
2. Adverbios de tiempo

Los adverbios de tiempo pasado son los siguientes:

chharmanthi
khuri mara
masüru (sin.) wasüru
mimara
walüru
Para explicar el día, la semana, el mes y el año pasados se recurre al préstamo y se refonemiza parcialmente (pasado = pasiri):

pasir lunisa
pasir simana
pasir phaxsi
pasir mara

EJERCICIOS CLASE 3

DIÁLOGO

Kunans trabajta.

GRAMÁTICA

Interrogativo sí/no.

Raíces interrogativas.

Seguidor de tema.

Sufijo independiente -ki.

VOCABULARIO

Ocupaciones.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos CH y CHH.


NOTA
SOCIOCULTUR UNIDAD 1
AL

AYMARANAKA

“Jichhax jaqik jaqix aymara satatanwa, arusti aymararakiwa.

Jiwasax taqi tuqinktanwa: patana, qhirwana, junt’u uraqina; ukhamaraki jach’a ciudadana
jaya markanakans utjasiraktanwa.

Ukat sipans taqi kun lurasiritanwa: yapuchiri, uy uywiri, sawuri, challwa katuri, ñiq’i phukh
Ukhamarus aka qhipa maranakanx yaqhipax profesionanijaraktanwa.

Aymaratanwa”.

Jall ukham aymarak aymarax arst’araki.

Wikipedia sobre el aymara


Wikipedia sobre aymara: http://es.wikipedia.org/wiki/Aymara
Wikipidiya: Traducir el interface al Aymara: http://ay.wikipedia.org/wiki/Espa%C3%B1ol_a_Aymara
Wikipedia on Aymara language (inglés): http://en.wikipedia.org/wiki/Aymara_language
Wikipedia Aymar aru: http://ay.wikipedia.org/wiki/Aymar_aru

Instituto de Lengua y Cultura Aymara (ILCA)


El Instituto de Lengua y Cultura Aymara (ILCA), dirigido por el profesor Juan de Dios Yapita y la
antropóloga Denise Y. Arnold, y situado en La Paz, Bolivia, tiene importantes actividades y publicaciones, entre
ellas Aymara: Compendio de Estructura Fonológica y Gramatical (Hardman y otros 1988) que en versión PDF
se encuentra para download.http://www.ilcanet.org

Aymara Uta Internet


Website primarily in Spanish and Aymara which includes an overview of the Aymara language, a simple dictionary,
an Aymara verb conjugator, a list of Aymara surnames with their meanings, and articles related to Aymara ethnicity
and nationalism, geography, music, dance, and food.http://www.aymara.org/

Artículos sobre lengua aymara y comunicación


http://www.euskalnet.net/sjf/andeanlinks1.htm#Language
OBJETIVOS CLASE 4

Competencia en la pragmática

Preguntar dónde nos encontramos.

Preguntar qué hay en el lugar.

Preguntar por la preferencia de color.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Raíces demostrativas. Ir al tema

Oración negativa. Ir al tema

Sufijo oracional -wa (afirmativo). Ir al tema

El verbalizador -ka-. Ir al tema

Competencia lexical

Colores. Ir al tema

Partículas. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido CHH. Ir al tema

Sonido CH’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos CHH y CH’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 4

1. Raíces demostrativas.

2. Oración negativa.

3. Sufijo oracional -wa (afirmativo).

4. El verbalizador -ka-.

1. Raíces demostrativas.

Las raíces demostrativas, como parte de las raíces nominales, pueden adquirir diferentes funciones
dependiendo del contexto.
Expresan cuatro grados de distancia (real o metafórica) a partir de un punto de referencia (el/la hablante):

PERSONA RDem. GLOSA DESCRIPCIÓN

1ra. aka ‘esto, este, esta; aquí’ Indica algo que está cerca a la 1ra. persona.
2da. uka
‘eso, ese, esa; ahí’ Indica algo que está cerca a la 2da. persona.
3ra. khaya -> khä ‘aquello, aquel, aquella, allá/allí’ Indica algo que está distante de la 1ra. y la 2da. persona.
khuri ‘más allá’ Indica algo que está más distante de la 1ra. y la 2da. persona.
Los demostrativos no se usan como pronombres para referirse a las personas, si no es para insultar.

Los demostrativos a menudo toman sufijos complemento/relacionales:-ta, -na, -mpi, -ru.

Ejemplo:

S: Kunas aka callen utji.


A : Aka callen taqi kast sawutaw utji.
El demostrativo uka a menudo funciona también como conjuntor oracional. Para más detalles ver la Clase 14.

2. Oración negativa.

Todas las oraciones negativas deben iniciarse con la partícula jani.


En la conjugación, de los verbos y las verbalizaciones se exige la presencia de -ka- (incompletivo) y el
sufijo –ti(interrogativo/negativo). Así la oración negativa se compone de los siguientes elementos:

-ti
Jani + wa & (Sujeto) & (Objeto) & RVer. + (-ka-) + FTyPer. + Glosa
Janiw nayax laram puro mun k t ti.
‘No, no quiero en azul entero’.
Janiw jumax laram puro mun k ta ti.
‘No, no quieres en azul entero’.
Janiw jupax laram puro mun k i ti. ‘No, no quiere en azul entero’.

Janiw jiwasax laram puro mun k ta ti. ‘No, no queremos en azul entero’.

-pxa- (-ka-)
Jani + wa & (Sujeto) & (Objeto) & RVer. + + + FTyPer. + -ti Glosa
Janiw nanakax laram puro muna p k t ti. ‘No, no queremos
en azul entero’.
Janiw jumanakax laram puro muna p k ta ti. ‘No, no quieren en
azul entero’.
Janiw jupanakax laram puro muna p k i ti. ‘No, no quieren en
azul entero’.
Janiw jiwasanakax laram puro muna p k ta ti. ‘No, no queremos
en azul entero’.
Ejemplo:

S: Nayax ch’uxñ munta.


A: Janiw ch’uxña purox utjkiti. Combinatakiw utji.
La ocurrencia del sufijo -ka- (incompletivo) en la oración negativa no es obligatoria, ya que no tiene una carga negativa.

3. Sufijo oracional -wa (afirmativo).

Este sufijo marca la oración como afirmativa y/o de conocimiento personal.

Contesta a preguntas con -sa y -ti. (Ver las Clases 2 y 3).

Ejemplo:

S: Sawut bolsax utjtamti.


A: Jisa. Taqi kast coloraw utji. Apasimaya!.
La oración básica (afirmativa), sintácticamente tiene los siguientes elementos:

Sujeto & Objeto & Verbo Glosa

Susanaw sawut bols ali. ‘Susana compra la bolsa tejida’.

La ubicación específica de -wa depende de la pregunta que el hablante intenta contestar; es decir, no
existe una posición fija y puede cambiar de lugar de acuerdo a lo que se quiera enfatizar.

Ejemplos:

FORMA 1 FORMA 2 FORMA 3


Susanaw sawut bols ali. Susanax sawut bolsw ali. Susanax sawut bols aliwa.
Cuando el sufijo -wa acompaña al sujeto, denota y enfatiza que la acción efectivamente fue realizada
por el sujeto; de esa forma se puntualiza en el hecho ocurrido.
Ejemplos:

Nayaw utajar sarta. ‘Yo fui a mi casa, por supuesto’.


4. El verbalizador -ka-.

Este sufijo cumple la función de verbalizar las raíces nominales.

Aparece después del localizador -na (ver la Clase 2), formando así -n.ka-; como resultado se
tendrá dos valores: de ubicación y de posesión.
En la traducción al castellano, intervienen los verbos estar (ubicación) y ser (posesión).

A: CON VALOR DE UBICACIÓN

(Sujeto + -xa) & RNom. + -na + -ka FTyPer. + -sa Glosa

Jumax kawki n k ta sa.


‘¿Dónde estas (tú)?

Ejemplo:
S: Julio, kawkinktansa.
J: Calle Linaresanktanwa.

B: CON VALOR DE POSESIÓN

RNom. + -na Verbalizador + Lo poseído + -wa Glosa


-ka 3ra. persona

Naya n k i wa. ‘Es mío (a)’.

Juma n k i wa. ‘Es tuyo (a)’.

Jupa n k i wa. ‘Es suyo (a)’.

Jiwasa n k i wa. ‘Es nuestro (a)’.


VOCABULARIO CLASE 4

1. Colores.

2. Partículas.

1. Colores

Los colores naturales de la fibra de llama, alpaca, vicuña y guanaco son


preferidos para algunos tipos de textil en la comunidad; se emplean también
tintes naturales y químicos para obtener la diversidad de tonos y colores:

 Ejercicios
 Menú

2. Partículas

Este grupo de partículas forma parte de las raíces nominales. Generalmente van
acompañados de los sufijos oracionales, los sufijos independientes y
otros. Estos sufijos, al adherirse a las partículas, adquieren otro tipo de
significado:
jisa
jani

PRONUNCIACIÓN CLASE 4

CHH

Sonido [čh]

CH’

Sonido [č’]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos CHH y CH'


EJERCICIOS CLASE 4

DIÁLOGO

Kawkhanktansa.

GRAMÁTICA

Raíces demostrativas.

Oración negativa.

Sufijo oracional -wa.

El verbalizador -ka-.

VOCABULARIO

Los colores.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos CHH y CH’


OBJETIVOS CLASE 5

Competencia en la pragmática

Preguntar por uno u otro objeto.

Preguntar por la ubicación de alguna población.

Preguntar por la procedencia de un objeto.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Sufijo oracional -cha (interrogativo alternativo). Ir al tema

Sufijo nominal -sa (localizador). Ir al tema

Raíz posicional ‘tuqi’. Ir al tema

Sufijo independiente -jama. Ir al tema

Competencia lexical

Tejidos a telar. Ir al tema

Expresiones positivas. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido K. Ir al tema

Sonido K’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos K y K’. Ir al tema

GRAMÁTICA CLASE 5

1. Sufijo oracional -cha (interrogativo alternativo).

2. Sufijo nominal -sa (localizador).


3. Raíz posicional ‘tuqi’.

4. Sufijo independiente -jama.

1. Sufijo oracional -cha (interrogativo alternativo)

Este sufijo oracional marca la interrogación alternativa.

La pregunta con -cha presenta al oyente la opción de escoger entre dos alternativas:

comunmente, la primera alternativa se marca con el interrogativo -ti y la segunda con -cha.

En la respuesta, la alternativa elegida se marca con -wa:

RNom. + -xa & RNom. + -:- + FTyPer. + - & RNom. + -:- + FTyPer. + -cha GLOSA
ti

Akax awayu Ø Ø t tari Ø Ø cha. ‘¿Esto es tari o es aguayo?’

Ejemplo:

S: Khayast awayut kunacha.


J: Aa!, ukax awayuwa.
Existe la posibilidad de que -cha aparezca como la única alternativa que marque la
interrogación en la oración.
Ejemplo:
Uka librocha. ‘¿O es ese libro?’

2. Sufijo nominal -sa (localizador)

El sufijo -sa es parte del grupo de sufijos nominales localizadores y como tal indica ubicación.
Este sufijo se combina únicamente con: los demostrativos, el interrogativo kawki, ‘dónde’, y
el número maya,‘uno’.
El sufijo -sa es el primero en ocurrir sobre la raíz, pero requiere de una consonante que lo preceda.

A menudo va seguido de los sufijos complemento/relacionales: -ru, -ta, -na.

Asimismo, frecuentemente se combina con el sufijo localizador -kata, ‘al frente’, para
formar: akskata 'este frente', ukskata 'ese frente' y khayskata 'aquel frente'.

RDem. + - Sufijo & VERBO GLOSA


sa Complemento/relacional-
na

Ak sa n sawu.
‘Por este lado tejen’.
Uk sa n sawu. ‘Por ese lado tejen’.
Khay sa n sawu.
‘Por aquel lado tejen’.
Khur sa n sawu. ‘Por más allá tejen’.

Ejemplo:

S: Kawksa tuq awayusa.


J: Potos tuqjamakiwa.

 Ejercicios
 Anterior
 Siguiente
 Menú

3. Raíz posicional ‘tuqi’

Tuqi es parte de las raíces nominales posicionales. Estas raíces indican la orientación
espacial, tanto real como metafórica.
Existen seis raíces nominales posicionales normales: anqa, chiqa, manqha, pata,
qhipa y taypi, y una raíz posicional defectiva: ‘tuqi’.
La posicional defectiva tuqi puede aparecer como raíz y como sufijo.

En su función de raíz, tuqi nunca ocurre como el primer elemento de la frase; es decir,
tiene que acompañar a las raíces demostrativas combinadas con el localizador -sa y
nombres de lugares, considerados como elementos no humanos.
Ejemplo:

S: Kawksa tuq awayusa.


J: Potos tuqjamakiwa.
Al castellano se traduce: ‘al lado de, alrededor de’.

4. Sufijo independiente -jama

Este sufijo es considerado independiente porque ocurre de vez en cuando con las raíces
verbales, pero generalmente ocurre con las raíces nominales y en tal caso es un sufijo
nominal.
La fuerza semántica de -jama afecta a toda la oración, dando un sentido de duda o de posibilidad.

En la traducción al castellano equivale al verbo ‘parecer’.

Ejemplo:
S: Kawsa tuq awayuraki.
J: Potos tuqjamakiwa.
Este sufijo sirve para comparar semejanzas entre personas y objetos.

Para la comparación de personas se recurre a los pronombres personales y para la


comparación de los objetos se combina con las raíces demostrativas.
Por lo general, se traduce al castellano ‘como, parecido a’.
PERSONAS OBJETOS

RNom. + -jama GLOSA RDem. + -jama GLOSA

Nay jama Ak jama


‘como yo, parecido a mí’ como éste, esto, ésta
Jum jama Uk jama
‘como tú, parecido a ti’ como ése, eso, ésa’
Jup jama Khay jama
‘como él, ella, parecido a él, ella’ como aquél, aquello(a)
Jiwas jama
‘como nosotros(as), parecido a nosotros(as)’

Ejemplo:
A: Yuqamax khitjamasa. ‘¿Cómo quién es tu hijo?‘
B: Yuqajax sobrinomjamawa. ‘ Mi hijo es como tu sobrino‘
El sufijo -jama como sufijo independiente comúnmente precede a los otros sufijos independientes con algunas
excepciones.

VOCABULARIO CLASE 5

1. Tejidos a telar.

2. Expresiones positivas.

1. Tejidos a Telar

En las comunidades, se suele practicar tres estilos de tejer: con el telar de suelo
(horizontal y vertical), el telar de pie y el tejido a palillos. Dentro de los tejidos de telar de
suelo, se elaboran prendas de vestir y otros:
awayu
chusi
ch'uspa
manqhancha
manta
phullu
pullira
punchu
tari
wak’a

2. Expresiones positivas

Las expresiones que se citan en este punto califican de 'positivo' o 'bueno' al tema u objeto del que se habla.

Chiqasä
Kusasä
Sumasä
Walisä
PRONUNCIACIÓN CLASE 5

Sonido [k]

K’

Sonido [k’]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos K y K’

EJERCICIOS CLASE 5

DIÁLOGO

Kunas khayaxa.

GRAMÁTICA

Interrogativo alternativo.

Localizador.

Raíz posicional tuqi.

Sufijo independiente -jama.

VOCABULARIO

Tejidos a telar.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos K y K’


OBJETIVOS CLASE 6

Competencia en la pragmática

Preguntar qué tejen las mujeres y los hombres.

Preguntar qué sabe hacer.

Preguntar si se continúa realizando alguna actividad.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Continuativo -si2- (tiempo presente progresivo). Ir al tema

Nominalizador de verbo -iri1 (acción habitual o acostumbrada). Ir al tema

Sufijo independiente -raki (agregador). Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -xa- (completivo). Ir al tema

Competencia lexical

Trenzado. Ir al tema

Tejidos a palillo. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido Q. Ir al tema

Sonido QH. Ir al tema

Contraste entre los sonidos Q y QH. Ir al tema

GRAMÁTICA CLASE 6

1. Continuativo -si2- (tiempo presente progresivo).

2. Nominalizador de verbo -iri1 (acción habitual o acostumbrada).

3. Sufijo independiente -raki (agregador).

4. Sufijo verbal derivacional -xa- (completivo).


1. Continuativo -si2- (tiempo presente progresivo)

Este sufijo es parte de los sufijos verbales derivacionales.

El sufijo -si2- indica acción continúa y siempre se combina con el sufijo -ka (adelantador,
incompletivo), así resulta -ska- que marca el tiempo progresivo del presente, remoto cercano,
remoto lejano y el futuro.
Requiere de una vocal que lo preceda.

Sujeto + -xa & Objeto & RVer Progresivo + FTyPer. Glosa


-s(i)ka-

Nayax lluch’ p’ita sk ta. ‘Estoy tejiendo un gorro’.


lluch’ p’ita sk
Jumax ta. ‘Estas tejiendo un gorro’.
SINGULAR
lluch’ p’ita sk
Jupax i. ‘Está tejiendo un gorro’.
lluch’ p’ita sk
Jiwasax tan. ‘Estamos tejiendo un gorro’.

1ra. lluch’ p’ita sipk ta. ‘Estamos tejiendo un gorro’.


lluch’ p’ita sipk
2da. ta. ‘Están tejiendo un gorro’.
PLURAL
lluch’ p’ita sipk
3ra. i. ‘Están tejiendo un gorro’.
lluch’ p’ita sipk
4ta. tan. ‘Estamos tejiendo un gorro’.

Ejemplo:

J: Aa! Jichhax sawuskaktati.


T: Janiw nayrjam sawxtti. Jichhax alxaktwa.
El pluralizador -p- (ver la Clase 2) se inserta en medio de los sufijos -si2- y -ka-.

En oraciones negativas, el progresivo -ska- desaparece, en su lugar, se usa la flexión del tiempo presente/pasado.

2. Nominalizador de verbo -iri1 (acción habitual o acostumbrada)

Este sufijo es parte del grupo de los sufijos nominalizadores de verbos: -iri1, -iri2 -ña, -ta, -wi.
La función principal de este grupo de sufijos es nominalizar a las raíces verbales.

El sufijo -iri1 convierte a un verbo o tema verbal en el actor que realiza la acción
acostumbrada. o que está en el estado que se indica (ver vocabulario de la Clase 3).

RVer. -> RVer. + -iri = RNom. GLOSA

qullaña -> qulliri


'curar -> él/la que cura / curandero(a)'
sawuña -> sawuri
'tejer -> él/la que teje / tejedor(a)'
Las raíces nominalizadas con -iri1 se verbalizan con -:- (ver la Clase 1) y -ka- (ver la Clase 4).

Por la verbalización, se explica el conocimiento, la habilidad de realizar determinada


tarea. Así el hablante es categórico en afirmar lo que sabe realizar.
Asimismo, la verbalización de la raíz nominal con -iri1 se usa para explicar hechos y tareas
que se acostumbraban realizar en el pasado.
Una vez verbalizado, en la traducción al castellano intervienen los verbos: saber/soler y ser.

(Sujeto + -xa) & Objeto & RVer. + -iri1 + - + FTyPer. + -wa Glosa
:-

Nayax wayit saw iri : t wa. ‘Yo sé tejer bayeta’.

Jumax lluch’ p’it iri : ta wa. ‘Tú sabes tejer gorro’.


Jupax wayit saw uri Ø Ø wa. ‘Él/ella sabe tejer bayeta’.

Jiwasax lluch’ p’it iri Ø tan wa. ‘Nosotros sabemos tejer gorros’.

Ejemplo:

J: Aljañatakit sawurïta.
T: Jisa. Familiajatakis sawurakirïtwa.

3. Sufijo independiente -raki (agregador)

Este sufijo es parte de los sufijos independientes (ver la Clase 3). Su función principal es la de
agregar, ya sea apoyando las ideas del tema conversado o formando conectores como
en ukhamaraki, ‘así también’.
En la conjugación de los verbos en singular, ocurre después de la raíz y antes de la flexión de
tiempo y persona. Pero en el plural, ocurre después del pluralizador:

Sujeto + -xa & RVer & -pxa- + -raki + FTyPer. + -wa Glosa

Nayax
sawu rak t wa. ‘Estoy tejiendo un gorro’.

Jumax sawu rak ta wa. ‘Estas tejiendo un gorro’.


SINGULAR
sawu rak i wa.
Jupax ‘Está tejiendo un gorro’.
sawu rak tan wa.
Jiwasax ‘Estamos tejiendo un gorro’.
sawu pxa rak t wa.
Nanakax ‘Estamos tejiendo un gorro’.

Jumanakax sawu pxa rak ta wa. ‘Están tejiendo un gorro’.


PLURAL
sawu pxa rak i wa.
Jupanakax ‘Están tejiendo un gorro’.
sawu pxa rak tan wa.
Jiwasanakax ‘Estamos tejiendo un gorro’.

Sus usos y funciones son numerosos.

Se traduce al castellano como ‘también’.

Ejemplo:
S: Uksan awayukt sawupxi.
J: Janiwa, yaqhanaks sawupxarakiwa.

4. Sufijo verbal derivacional -xa- (completivo)

En la conjugación, este sufijo verbal derivacional indica una acción ya completada o


culminada.
Va a continuación de la raíz y requiere de una consonante que lo preceda.

Muchas veces, las construcciones con -xa van acompañadas por los sufijos independientes: -
ki, -raki y puni.
En la traducción al castellano, el verbo conjugado explica la culminación de la acción con el elemento ‘ya’.

Verbo alaña 'comprar'

(Sujeto + - xa) & RVer. + Completivo -xa- + Independiente -ki- + FTyPer. + -wa Glosa

Nayax al xa k t wa.
‘Yo ya compro nomás’.
Jumax al xa k ta wa. ‘Tú ya compras nomás’.

Jupax al xa k i wa. ‘Él/ella ya compra


nomás’.
Jiwasax al xa k tan wa. ‘Nosotros ya
compramos nomás’.
Ejemplo:

J: Aa! Jichhax sawuskaktati.


T: Janiw nayrjam sawxtti. Jichhax alxaktwa.

VOCABULARIO CLASE 6

1. Trenzado.

2. Tejidos a palillo.

1. Trenzado

El trenzado es otra actividad importante en las comunidades aymaras. Los objetos


que se trenzan sirven de herramientas para la agricultura, la ganadera, la
construcción y otras actividades. El trenzado puede variar en el grosor y la
cantidad de hebras que van desde 4, 8, 12, 16 a 24 y más, con diferentes colores
y figuras.
chaku
q’urawa
tullma
t’isnu
wiska


2. Tejidos a palillo

En las comunidades, se elaboran una variedad de prendas de vestir con fibras


naturales y material sintético para el uso interno. En cambio, en las ciudades se
producen dichas prendas en cantidades considerables para la exportación y el
turismo con la ayuda de las máquinas industriales. Se obtienen prendas como:
chalina
chumpa
lluch’u
miryasa
wantisa

PRONUNCIACIÓN CLASE 6

Sonido [q]

QH

Sonido [qh]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos Q y QH

EJERCICIOS CLASE 6

DIÁLOGO

Sawuñxata.

GRAMÁTICA

Tiempo presente progresivo.

Nominalizador -iri1.

Sufijo independiente -raki.

Sufijo verbal derivacional -xa-.


VOCABULARIO

Trenzado.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos Q y QH.

NOTA
UNIDAD 2
SOCIOCULTURAL

SAWUÑXAT K’ANAÑXAT PARLT’AÑANI

Aymaranakax nayraxa, jupanak pachpaw isx qapusin, sawusin,


ch’ukusipxiritayna. Warmik warmix telarata: awayu, wak’a, phullu, tari,
chusi, ukanak sawuritayna. Chachasti, wayit sawurakiritayna, wayitatxa:
allmilla, urkhu, manqhanchha, ukanak ch’ukuritayna.

Jichha tiempux mayämaxiwa, janiw añch sawxapxiti. Potos tuqina, Orur


tuqin jach’a, jisk’a, k’acha saltanakan jichhakamas sawusipki.

Sawuñatakixa: allpach t’arwa, qarwa t’arwa, iwija t’arwa, wari t’arwa,


ukanakaw qapuña. Qapusinx k’anthiña, k’antisinsti tiñiña, tiñisinsti tiljaña,
tiljasinsti qalltat tukuñkam sawuña.

Chachas warmis k’anañx yatirakiwa. Chachanakaxa: q’urawa, wiska,


chaku, ukanak k’ani. Warminakasti: t’isnu, tullma, ukanak k’anaraki.

Glossary of Textile Terminology by Niki R. Clark Ph.D. (En este sitio se usan los alfabetos de los cronistas).
http://www.nhm.org/research/anthropology/Pages/gott/

Pallay. Patterned weaves of the Andes


http://www.geocities.com/SoHo/Atrium/7785/index.html

Textile collections online / Colecciones de textiles en línea


http://museum.archanth.cam.ac.uk/textiles/collection/samerica/peru/

http://museonacional.perucultural.org.pe/ingles/galeria3.shtml

http://www.brooklynmuseum.org/collections/arts_of_the_americas/

http://www.serindigena.org/territorios/aymara/territorio_aymara.htm
OBJETIVOS CLASE 7

Competencia en la pragmática

Preguntar a dónde irá.

Brindarse para hacer algo.

Preguntar dónde venden algo.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Tiempo futuro. Ir al tema

Sufijos verbales derivacionales: -ni- (aproximador) y -waya- (distanciador). Ir al tema

Sufijo complemento/relacional -ru (direccional). Ir al tema

El verbo irregular saña. Tiempo presente/pasado. Ir al tema

Competencia lexical

Productos agrícolas. Ir al tema

Expresiones/locuciones. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido T. Ir al tema

Sonido TH. Ir al tema

Contraste entre los sonidos T y TH. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 7

1. Tiempo futuro.

2. Sufijos verbales derivacionales: -ni- y -waya- .

3. Sufijos complemento/relacionales -ru (direccional ).

4. Verbo irregular saña. Tiempo presente/pasado.

1. Tiempo futuro

El tiempo futuro expresa una acción posterior al instante en que se habla. Así estarán
siempre en el futuro los eventos que se van a realizar, incluso dentro de un minuto a
partir de ahora.
Sin embargo, en la visión aymara se dice que el futuro queda atrás de uno. Como
postulado linguístico (ver Gramática general).
Este tiempo se usa ampliamente para mandatos corteses o para dirigirse a personas
con quienes no se usaría el imperativo. (ver la Clase 8).

Verbo saraña 'ir'

Sujeto + -xa & RVer + -pxa- + FTyPer. Glosa

Nayax sara ¨ ‘Yo iré’.


sara ¨ta
Jumax ‘Tú irás’.
SINGULAR
sara ni
Jupax ‘Él/ella irá’.
sara ñani
Jiwasax ‘Nosotros(as) iremos’.

Na.nakx sara pxa ¨ ‘Nosotros(as) iremos’.


sara pxa ¨ta
Jumanakax ‘Ustedes irán’.
PLURAL
sara pxa ni
Jupanakax ‘Ellos(as) irán’.
sara pxa ñani
Jiwasanakax ‘Nosotros(as) iremos’.

Ejemplo:

J: Rosa!, jichhax kawks saräta.


R: Qhathur sarä, sistwa.

2. Sufijos verbales derivacionales: -ni- y -waya- .

Estos sufijos son parte de los sufijos verbales derivacionales.

Los sufijos -ni- y -waya- frecuentemente ocurren juntos.


Cuando estos sufijos aparecen en un mismo tronco verbal, indican acción circular: la
persona comienza en un lugar, hace algo mientras se aleja y luego regresa.
Estos sufijos van antes de la flexión de tiempo y persona.

Requiere de una vocal que lo preceda.

A: Sufijo aproximador -ni-

Para otros autores, este sufijo se denominan ‘traslocativo’.

Los verbos que se combinan con el sufijo -ni implican que el actor se traslada a un lugar para desarrollar una acción y
luego regresa.
alaña = 'comprar'

alaniña = ‘ir a comprar y volver trayendo lo comprado’

Al castellano se traduciría: ‘ir a’.

Ejemplo:

J: Farmaciat vitamina Aämp alt’asiniwayä.


R: Aa!, qhathut ch’uqimp verduranakamp alaniwañani.

B: Sufijo distanciador -waya-

Cuando este sufijo se agrega a una raíz verbal, denota que la acción se realiza ‘de paso’.

Se traduce al castellano como: ‘hacer algo de paso’.

Algunas veces, el sufijo -waya- se reduce a -wa-. La forma reducida sólo cambia de forma, mantiene su significado como
en:
parlaña = ‘hablar’

parlawaña = ‘hablar de paso’

Ejemplo:

J: Aa! Taksit apxataniwañani.


R: Walikiniwa!.

3. Sufijo complemento/relacional -ru (direccional)

Los otros sufijos complemento/relacionales se presentaron en la Clase 2.

El sufijo -ru, cuando acompaña a una raíz nominal humano, cumple la función de
complemento (directo, indirecto y circunstanciales de tiempo y lugar). Para más
detalles ver la Clase 9: interacción.
Este sufijo, junto a una raíz nominal no humano, cumple la función de relacionar elementos oracionales.

Ejemplo:
J: Rosa!, kawks saräta.
R: Qhathur sarä, sistwa.
Comúnmente, este sufijo ayuda a especificar la dirección del sujeto, por lo mismo, ocurre antes de la raíz
verbal saraña, ‘ir’,
Se traduce al castellano ‘a, hacia’.

Exige una vocal precedente y conserva su vocal antes de los sufijos oracionales.
Pierde su vocal antes de los sufijos que exigen una consonante precedente.
Ejemplo:

Qhathurjamakiw sari. ‘Parece que fue al mercado’.

4 . Verbo irregular saña. Tiempo presente/pasado.

Este verbo es el único que tiene irregularidades en su conjugación.

En el tiempo presente/pasado se conjuga:

Sujeto & RVer + -pxa- + FTyPer. Glosa

s ista.
Nayax ‘Yo digo’.
s ista.
Jumax ‘Tú dices’.
SINGULAR
Jupax s i. ‘Él/ella dice’.
s tan.
Jiwasa.x ‘Nosotros(as) decimos’.
sa px ta.
Nanakax ‘Nosotros(as) decimos’.
sa px ta.
Jumanakax ‘Ustedes dicen’.
PLURAL
Jupanakax sa px i. ‘Ellos(as) dicen’.
sa px tan.
Jiwasanakax ‘Nosotros(as) decimos’.

El verbo saña es usual al momento de expresar hechos de conocimiento no personal o


que al hablante no le consta, porque no estuvo en el lugar de los hechos.
Este verbo es de uso frecuente en el relato de cuentos e historias.

Asimismo, es frecuente usar el verbo saña para hacer citas textuales, como:
Jupax –walikiw– siw , 'Él/ella -está bien- dice'.
Ejemplo:

J: Rosa!, kawks saräta.


R: Qhatur sarä, sistwa.

VOCABULARIO CLASE 7

1. Productos agrícolas.

2. Expresiones/Locuciones.
1. Productos agrícolas

Una de las actividades primarias en las comunidades aymaras es el cultivo de tubérculos y


granos para el autoconsumo y el abastecimiento de las ciudades. Existe una variedad propia
de cultivos andinos que se caracterizan por su resistencia a la sequía, la helada y a la
salinidad:
apilla tarwi (met.*) tawri
ch’uqi tunqu
jupha ulluku
qañawa yarana
* Metátesis (es el cambio de posición de algún sonido consonántico o a veces todo una sílaba
dentro de una palabra; otros ejemplos son ch’ullu / lluch’u, challwa / chuwlla).

2. Expresiones/Locuciones

Usar este grupo de expresiones es común en una conversación espontánea de tipo familiar:
iyaw
jalla
jan llakisimti
jichhasti
niyatati
walikiniwa

PRONUNCIACIÓN CLASE 7

Sonido [t]

TH

Sonido [th]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos T y TH

EJERCICIOS CLASE 7
DIÁLOGO

Kawks saräta.

GRAMÁTICA

Tiempo futuro.

Sufijos verbales derivacionales -ni- y -waya-.

Direccional -ru.

El verbo irregular saña.

VOCABULARIO

Productos agrícolas.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos T y TH.


OBJETIVOS CLASE 8

Competencia en la pragmática

Preguntar por el precio.

Preguntar la procedencia de algún producto.

Pedir que algo se realice.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

El imperativo. Ir al tema

Sufijo oracional -ya- (cortesía, vocativo, atenuador). Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -t’a- (momentáneo). Ir al tema

Sufijo oracional -pï (exclamatorio). Ir al tema

Competencia lexical

Los números. Ir al tema

Unidades de medida. Ir al tema

Competencia fonológica

El sonido P. Ir al tema

El sonido PH. Ir al tema

El contraste entre los sonidos P y PH. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 8

1. El imperativo.

2. Sufijo oracional -ya (de cortesía, vocativo, atenuador).

3. Sufijo verbal derivacional -t’a- (momentáneo).

4. Sufijo oracional -pï (exclamatorio).

1. El imperativo

La acción de un verbo en el imperativo expresa mandato o ruego.

El imperativo en aymara es una forma muy fuerte; sólo se usa con una persona sobre
la cual el hablante tiene dominio, por ejemplo un padre al hijo. En su lugar, se prefiere
conjugar en tiempo futuro.
Aquí se presenta las formas simples y más comunes del imperativo, 2da. y 3ra.
persona singular y plural:
Verbo pisaña ‘pesar’

(Sujeto) Imperativo GLOSA

Jum pisam! ‘¡Pese (usted)!, ¡pesa (tú)!’


SINGULAR
Jup pispan! ‘¡Que pese (él/ella)!’

Jumanak
pisapxam! ‘¡Pesen (ustedes)!’
PLURAL
Jupanak pisapxpan! ‘¡Que pesen (ellos(as))!’

El sujeto de la oración imperativa sufre la caída vocálica.

El imperativo sólo se da en tiempo presente con cierta proyección a futuro. Pero en


la lógica, el imperativo no tiene marca de tiempo.
La orden se modera con diferentes sufijos. Ver los siguientes temas:

Sufijos Función Ejemplo Glosa

-m impera Pisam! ‘¡Péselo!’


-t’a + -m orden firme Pist’am! ‘¡Podría, pesarlo!’
-ska + -ki + - m suave y nomás Pist’askakim! ‘¡Continué pesando!’
-ya ruego Pisamay. ‘¡Por favor, péselo!’
Ejemplo:

A: Khayax pä tunk phisqaniwa. Ukch apasïta.


R: Ya!, uk churita. Pist’animay! Phuqhatpï pist’ätaxa.


2. Sufijo oracional -ya (de cortesía, vocativo, atenuador)

Este sufijo oracional atenúa una orden o hace que el mandato no se escuche muy estricto.

Aparece frecuentemente en oraciones imperativas.

Este sufijo puede reemplazar a -wa (oracional) atenuando así la oración, pero en menor grado que -xa (oracional).

El sufijo -ya marca las oraciones como cortés, por lo mismo al castellano se traduce ‘por favor’.

Ejemplo:

R: Ya, pist’animay. Phuqhatpï pist’ätaxa.

3. Sufijo verbal derivacional -t’a- (momentáneo)

Este sufijo puede verbalizar raíces nominales.

Se combina con casi todas las raíces verbales.

Denota una acción momentánea o corta. Según la raíz en la que aparece, la duración de tiempo a veces no es tan
corta.
Por otra parte, -t’a- suele añadir cortesía a la expresión, suavizando los pedidos o mandatos.

Exige una consonante que lo preceda.

Ejemplo:

A: Khayax pä tunk phisqanirakiwa. Ukch apasïta.


R: Ya!, uk churita. Pist’animay. Phuqhatpï pist’ätaxa.

4. Sufijo oracional -pï (exclamatorio)

El sufijo oraciónal -pi hace referencia a hechos conocidos por el/la hablante o trata
cosas muy obvias, como en:walikpi ‘está bien, por supuesto’.
El sufijo -pi comunmente ocurre con el otro sufijo exclamatorio - :.

Haciendo una aproximación, al castellano se traduce ‘pues’, ‘¡Por supuesto! , ‘¡Sí pues!’

Ejemplo:

R: Ya, uk churita. Phuqhatpï pist’ätaxa.


VOCABULARIO CLASE 8

1. Números.

2. Unidades de medida.

1. Números

El sistema numérico del aymara es decimal. Consta de nueve dígitos (1-9) y tres cifras
combinatorias (10, 100, 1000):

Nº NOMBRE FORMÚLA Nº NOMBRE FORMÚLA Nº NOMBRE


1 maya 10+1+ni 11 tunka mayani 100+8+ni 108 patak kimsaqallquni

2 paya 20+2+ni 22 pä tunk payani 100+25+ni 125 patak pä tunk phisqani

3 kimsa 30+3+ni 33 kimsa tunk kimsani 100+38+ni 138 patak kimsa tunk
kimsaqallquni
4 pusi 40+4+ni 44 pusi tunk pusini 100+46+ni 146 patak pusi tunk suxtani

5 phisqa 50+5+ni 55 phisqa tunk phisqani 100+59+ni 159 patak phisqa tunk
llatunkani
6 suxta 60+9+ni 69 suxta tunk llatunkani 100+61+ni 161 patak suxta tunk
mayani
7 paqallqu 70+3+ni 73 paqallq tunka kimsani 100+77+ni 177 patak paqallq tunk
paqallquni
8 kimsaqallqu 80+8+ni 88 kimsaqallq tunk kimsaqallquni 100+83+ni 183 patak kimsaqallq tunk
kimsani
9 llatunka 90+2+ni 92 llatunk tunk payani 100+94+ni 194 patak llatunk tunk
pusini

10 tunka 100 pataka 1000 waranqa

2. Unidades de medida

Del conjunto de unidades de medida, se deben distinguir aquéllos que sirven para medir
cantidad, tamaño y distancia. Para medir cantidad, se utilizan las manos, el sombrero, el
mandil y otros utensilios. Así tenemos:
jarphi
jich’i, (var.) jach’i
phuxtu

Las medidas como: arroba, media arroba, cuarta, libra, turril, bidón y litro se apropian al aymara (refonemizadas).
PRONUNCIACIÓN CLASE 8

Sonido [p]

PH

Sonido [ph]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos P y PH

EJERCICIOS CLASE 8

DIÁLOGO

Qhathuna.

GRAMÁTICA

El Imperativo.

Sufijo oracional -ya-.

Sufijo verbal derivacional -t’a-.

Oraciones exclamativas.

VOCABULARIO

Los números.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos P y PH.


OBJETIVOS
CLASE 9

Competencia en la pragmática

Preguntar qué está cocinando.

Preguntar si hay que comprar algo más.

Indicar que algo nos gusta.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Nominalizador de verbo -ta (resultante). Ir al tema

Tiempo desiderativo. Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -si1 (recíproco). Ir al tema

Interacción. Tiempo presente/pasado (objeto + -ru). Ir al tema

Competencia lexical

Comidas típicas. Ir al tema

Verbos que se aprendieron en la Clase. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido Q. Ir al tema

Sonido Q’. Ir al tema

El contraste entre los sonidos Q y Q’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 9

1. Nominalizador de verbo -ta (resultante)

2. Tiempo desiderativo

3. Sufijo verbal derivacional -si1 (reflexivo/recíproco)

4. Interacción. Tiempo presente/pasado

1. Nominalizador de verbo -ta (resultante)

Este sufijo es parte del grupo de nominalizadores de verbo (ver la Clase 6).

Los sufijos de este grupo: -iri1, -iri2, -ña, -ta y -wi, convierten en nominal al verbo. Así,
en los siguentes casos aparece como:
phaya- raíz verbal ‘cocinar’
phayiri1 ‘cocinero’
phayiri2 ‘para cocinar, a cocinar’
phayaña ‘cocinar’
phayata ‘lo que se ha cocinado’
phayawi ‘cocina’ (lugar donde se cocina)
El sufijo -ta cumple la función de formar el participio.

Todas las raíces nominalizadas con -ta verbalizan con - : - (verbalizador).

Generalmente, a este sufijo le sigue el sufijo -xa, como en los ejemplos.


A diferencia de los otros sufijos homófonos, este sufijo requiere de una vocal
precedente y retiene su propia vocal antes de otros sufijos.

Raíz + -ña -ta -ta + - : - + -ña

qhathiña -> qhathita -> qhathitäña


‘cocer’ ‘cocido(a)’ ‘estar cocido(a)’

Ejemplo:

R: Horaparupuniw purintaxa! Manq’ax qhathitaxiwa.


J: Ukhamax plat apsunï.
R: Trinchimp kuchillumpisti, kawkirakisti.
J: Mesar uchataxiwa!

2. Tiempo desiderativo

Este tiempo expresa una acción en el presente como algo posible o deseado.

Se usa para advertir y dar recomendaciones.


La fuerza de este tiempo está siempre en una emotividad positiva de parte del sujeto y/o del complemento.

Sujeto + -xa & RVer + - + FTyPer. Glosa


pxa-

al
Nayax irista ‘Yo puedo comprar’.
ala
Jumax sma ‘Tú puedes comprar’.
SINGULAR
Jupax ala spa ‘Él/ella puede comprar’.
al
Jiwasax sna ‘Nosotros(as) podemos comprar’.
ala px
Nanakax irista ‘Nosotros(as) podemos comprar’.
ala pxa
Jumanakax sma ‘Ustedes pueden comprar’.
PLURAL
Jupanakax ala pxa spa ‘Ellos(as) pueden comprar’.
ala px
Jiwasanakax sna ‘Nosotros(as) podemos comprar’.

Ejemplo:

R: Refrescomp alt’aniwayasmasti.
J: Ya. Alt’aniwayäwa.
Al castellano se traduce ‘quisiera, puedo’.
La oración negativa expresada en este tiempo, denota recomendación y/o prohibición al mismo tiempo.

Ejemplo:
Jan yapuchkasmati. ‘Quisiera que no siembres’.
Jan sarasmati! ‘(Quisiera que) no vayas’.

3. Sufijo verbal derivacional -si1 (reflexivo/recíproco)

Este sufijo verbal derivacional cumple la función de reflexividad y reciprocidad. En


esta clase se presenta con el valor de reciprocidad.
Se entiende por reciprocidad cuando dos o más personas o cosas realizan la acción y
la reciben mutuamente.
La reciprocidad en el aymara casi siempre entraña una idea de complacencia o gozo
y funciona con los verbos de consumo.
Exige una vocal que lo preceda.

Ejemplo:

R: Trinchimp kuchillumpisti, kawkirakisti.


J: Mesar uchataxiwa.
R: Ukhamax manq’asiñaniy!

4. Interacción. Tiempo presente/pasado


Los cuatro pronombres personales que se presentó en la Clase 1, pueden
combinarse en nueve interacciones.
En esta interacción intervienen dos personas: una de ellas es el sujeto y el otro es el
complemento que va marcado con el sufijo -ru o -taki.
Las interacciones se presentan en todo los tiempos (simple, futuro, remoto cercano,
remoto lejano y otros).
Gramaticalmente se puede conjugar con las nueve formas pero sólo algunos de ellos
son usuales en el habla. También se puede aplicar a los plurales:

(Sujeto) & (objeto) & -ru + RVer. + FTyPer. Glosa


Interacciones
1 -> 2 r chur sma
nayax juma ‘Yo te doy’.
1 -> 3 nayax jupa r chur ta ‘Yo le doy’.
2 -> 1 r chur ista
jumax naya ‘Tú me das’.
2 -> 3 r chur ta
jumax jupa ‘Tú le das’.
3 -> 1 r chur itu
jupax naya ‘Él/ella me da’.
3 -> 2 jupax juma r chur tam ‘Él/ella te da’.
3 -> 3 r chur i
jupax jupa ‘Él/ella le da’.
3 -> 4 r chur istu
jupax jiwasa ‘Él/ella nos da’.
4 -> 3 jupa r chur tan
jiwasax ‘Nosotros(as) le damos’.

Por lo general, los sujetos de la oración son humanos, pero pueden ser también sujetos no humanos, como en el
ejemplo:

Sujeto Complemento Verbo flexionado Glosa

Plato paceñow nayar gustitu. 'Me gusta el plato paceño'.

Ejemplo:

J: Plato paceñox walpin gustitu.


R: Ukatpï plato paceñ phaytxa.
Se hace notar que las interacciones se dan únicamente con los verbos transitivos.

VOCABULARIO CLASE 9

1. Comidas típicas.

2. Verbos.

1. Comidas típicas

Los platillos típicos de las comunidades son variados según las regiones. Por lo
general, se preparan con papa y sus derivados, quinua, maíz, carne, huevo y
pescado:
chayru
jaqunta
jumint’a
k’ispiña
plato paceño
phiri
phisära
p’isqi
t’imphu
wallaqi

2. Verbos

Los verbos que se aprenden en la clase son:


alaña
aljaña
apsuña
manq’aña
phayaña
qhathiyaña
umaña

PRONUNCIACIÓN CLASE 9

QH

Sonido [qh]

Q’

Sonido [q’]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos QH y Q’

EJERCICIOS CLASE 9

DIÁLOGO

Kuns phayaskta.
GRAMÁTICA

Nominalizador de verbo -ta.

Tiempo desiderativo.

Sufijo verbal derivacional-si1.

Interacción. Tiempo presente/pasado.

VOCABULARIO

Comidas típicas.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos Q y Q’.

NOTA
SOCIOCULTUR UNIDAD 3
AL

MANQ'AÑANAKXATA

Chukiyawunx manq’añax wakitawa, frutas verduras utjiwa. Ukanakx merca


alakipanakax alji. Sapa semanaw qhathun ch’uqi, apilla, ulluku, isañu, jupha, qañaw
tunqu, jawasa, yarana, ukanak aljañatak u

Pata tuqinsti, sapa maraw feriax mark markan alaqasiñatak utjaraki. Uka fer
turkasiñankas chhalaqasiñanakas utjaskarakiwa. Turkasiñanakanx phuxtu, jich’
ukham tupt’asaw alakipas

Chukyawunxa, juyranakatx manq’a phayanakaxa: wallaqi, chayru, jaqunta, p’is


paceño, taqi ukanak phayapxi. Ukatxa, k’ispiñs jumint’s lurapxarakiwa. Jichhax resta
hotelans qarwa aycha, chayru, ukanakax phayxapx

Pata tuqinx jaqix jilpach waña manq’a: pitu, jawas jamp’i, tunqu jamp’i, alwirj jamp’i
manq’apxaraki.

Artículos sobre la papa


CIP - Centro Internacional de la Patata Centro de investigación académica de la papa.
http://www.cipotato.org/
http://www.euskalnet.net/sjf/andeanlinks1.htm#Agriculture
Red Electronica de la Papa - REDEPAPA Publicado por varias instituciones públicas
colombianas. http://www.redepapa.org/
Procesamiento del ch’uñu Procesamiento y ritual en la deshidratación de la papa cuyo
producto es conocido como
chuño. http://aymara.org/biblio/html/chunyo_howto/chunho.html#5c2
Chuño: Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/Chu%C3%B1o
Ensayo en format .pdf (downloadable) sobre la papa. Artículo en inglés por Elayne Zorn
y Leslie Sue Liberman: Freeze-dried but Always Peeled: Anthropological
Approaches to Food
OBJETIVOS CLASE 10

Competencia en la pragmática

Preguntar a dónde está yendo.

Preguntar por el transporte en que se viajará.

Preguntar de forma indirecta si algo se realiza también.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Sufijo nominal -ni (poseedor/numerador). Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -cha- (causativo). Ir al tema

Subordinador de propósito -iri. Ir al tema

Interacción entre personas. Tiempo futuro. Ir al tema

Competencia lexical

Variedad de cultivos. Ir al tema

Verbos que se aprendieron en la Clase. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido CH. Ir al tema

Sonido CH’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos CH y CH’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 10

1. Sufijo nominal -ni (poseedor/numerador).

2. Sufijo verbal derivacional -cha- (causativo).

3. Subordinador de propósito -iri.

4. Interacción. Tiempo futuro (objeto + -ru).

1. Sufijo nominal -ni (poseedor/numerador)

Este sufijo tiene dos funciones: la de indicar al poseedor y la de apoyar a los números.

Para marcar poseedor, el sufijo -ni convierte un nominal no humano en dueño o


poseedor de ese nominal. En tal caso, dependiendo del contexto, se traduce al
castellano ‘con algo’ y/o ‘dueño(a) de algo’.
Ejemplo:

RNom. + - ni Glosa

uta ni
‘con casa’ y/o ‘dueño(a) de casa’
yapu ni ‘con mucho cultivo’ y/o ‘dueño(a) del cultivo’

qullqi ni
‘con dinero’ y/o ‘adinerado(a)’

En la numeración, el sufijo -ni apoya a los números del 1 - 9 para que se combinen
con las cifras. Así se tendrá de: 10 + 1 = tunka mayani, 100 + 25 = patak pä tunk
phisqani.
Al combinarse -ni- con el verbalizador -:-, se traduce al castellano ‘tener algo’. Esta
forma verbalizada denota al verbo ‘tener’ y la raíz nominal con la que se combina
pasa a ser el complemento directo de la oración.
Rnom. + -ni + -:- + FTyPer. + -wa Glosa

Yapu nï t wa. ‘Tengo cultivos’.

Kullaka nï ta wa. ‘Tienes hermana’.

Yapu niØ Ø wa.


‘Tiene cultivos’.
Kullaka niØ tan wa.
‘Tenemos hermanas’.

Ejemplo:

C: Compin yapunïsktatisti.
R: Yapunisktpï.
Exige una vocal que lo preceda.
2. Sufijo verbal derivacional -cha- (causativo)

Este sufijo es uno de los dos causativos, junto con -ya-.

Este sufijo exige una vocal que lo preceda.

El sufijo -cha- actúa sobre la raíz nominal y sobre la raíz verbal.

A menudo verbaliza a las raíces nominales; así en los siguientes casos resulta:

RNom. GLOSA -> Verbalizador Glosa

RNom. -cha- -ña

wawa ‘bebé’ wawa cha ña


-> ‘parir (los animales)’
suti ‘nombre’ -> suti cha ña
‘apodar’
uru ‘día’ -> uru cha ña
‘festejar a alguien’
yapu ‘cultivo’ -> yapu cha ña ‘cultivar’

Ejemplo:

C: Ukha sumarakis ch’uqimaxä! Ch’uqikt yapuchta.


R: Janiwa. Jawasa, apilla, isañu, ukanakax yapucharaktwa.
Al ocurrir -cha- sobre la raíz verbal, hace que la acción del verbo cambie; de esta
forma se entiende que la acción implica al actor. Los ejemplos para este caso son
limitados.
Ejemplo:

RVer. GLOSA -> RVer. + -cha- Glosa

yatiña ‘saber’ yatichaña


-> ‘enseñar’
pariña ‘calentar’ -> parichaña
‘caldear piedras o metales’
uñaña ‘mirar’ -> uñachayaña
‘mostrar’

3. Subordinador de propósito -iri

La subordinación es la relación existente entre una palabra que rige (en la cláusula
principal) y una palabra regida (en la cláusula secundaria), por lo que la forma de la
segunda parece depender necesariamente de la naturaleza de la primera.
El sufijo -iri subordina al verbo convirtiéndolo en una acción o propósito del verbo
principal. En estos casos se traduce al castellano, por la preposición ‘a’:

Subornidado Subordinador

(RNom. + -xa) & RVer. + -iri + -wa & RVer. FTyPer. Glosa

Nayax yatiq iriw sar ta.


‘Fui a aprender’.
Jumax al iriw jut ta.
‘Viniste a comprar’.
Jupax alj iriw mist u. ‘Salió a vender’.
Jiwasax manq’ iriw sar tan.
‘Fuimos a comer’.

Ejemplo:

C: Kawks saraskta, mama Rosa.


R: Yapuj uñjiriw saraskta.
Los otros casos de subordinación se revisarán en las siguientes clases.

4. Interacción. Tiempo futuro (objeto + -ru).

Como ya se vio en la Clase 9, las formas de interacción/transición de las personas y


el objeto de la acción se expresa por medio de la terminación verbal.
De las nueve formas que se presentan a continuación, alguna de ellas son más usuales que otras:

Verbo SUYAÑA 'esperar'

Interacciones (Sujeto) & (objeto) & -ru + RVer. + FTyPer. Glosa

1 -> 2 nayax juma r suya :ma ‘Yo te esperaré’.


1 -> 3 r suya :
nayax jupa Yo le esperaré’.
2 -> 1 r suy ita:ta
jumax naya ‘Tú me esperarás’.
2 -> 3 r suya :ta
jumax jupa ‘Tú le esperarás’.
3 -> 1 jupax naya r suy itani ‘Él/ella me esperará’.
3 -> 2 r suya :tam
jupax juma ‘Él/ella te esperará’.
3 -> 3 r suya ni
jupax jupa ‘Él/ella le esperará’.
3 -> 4 r suy istani
jupax jiwasa ‘Él/ella nos esperará’.
4 -> 3 jiwasax jupa r suya ñani ‘Nosotros(as) le esperaremos’.

Ejemplo:

C: Kunats sarañani, colectivott minibusatcha.


R: Minibusita, ukaxay rat jalaychistanixa.
La flexión jalaychistanixa del diálogo es parte de la interacción 3 a 4. Pero, la misma
no ocurre sobre la raíz verbal sino después de otros dos sufijos: el causativo -ya- que
se revisa en la Clase 15 y el no-involucrador -chi(hipotético), que se revisa en la
Clase 13.
Esta construcción es usual al involucrar en la acción a terceras personas
(humano/no humanao) para indicar la posibilidad de realizar lo planificado como en:

RVer. + Causativo + No involucrador + FTyPer. Completivo Glosa


-ya- -chi- 3 -> 4 -xa-
Jala y ch istani xa.
‘Nos hará correr’.
Ist’a y ch istani xa. ‘Nos hará escuchar’.
Yati y ch istani xa.
‘Nos informará’.

VOCABULARIO CLASE 10

1. Cultivos del altiplano.

2. Verbos.

1. Cultivos del altiplano

Los cultivos predominantes en el altiplano son los tubérculos y los granos que se producen en los
terrenos denominados en diferentes regiones aynuqa, sayaña, manta y parcelas. Cada cultivo exige
tareas específicas al momento de la siembra, el desarrollo del cultivo y la cosecha. La producción
de papa es primordial y, al igual que el resto de los cultivos, se produce anualmente.
alwirja
jawasa
siwulla
tiriwu
tunqu
isäñu

 Ejercicios
 Menú

2. Verbos

Los verbos que se aprendieron en la Clase son:

achuyaña
jalaña
saraña
uñjaña
yapuchaña

PRONUNCIACIÓN CLASE 10

CH
Sonido [č].

CH’

Sonido [č’].

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos CH y CH’.

EJERCICIOS CLASE 10

DIÁLOGO

Yapuj uñjiriw saraskta.

GRAMÁTICA

Poseedor/numerador.

Sufijo verbal derivacional -cha-.

Subordinador de propósito -iri.

Interacción. Tiempo futuro.

VOCABULARIO

Variedad de cultivos.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos CH y CH’.


OBJETIVOS CLASE 11

Competencia en la pragmática

Preguntar por aún posee algo.

Preguntar por si se tenía algo en el pasado.

Deducir y preguntar para confirmar.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Tiempo remoto cercano. Ir al tema

Sufijo verbal flexional -pacha- (inferencial). Ir al tema

Sufijo independiente -puni (enfático). Ir al tema

Sufijo oracional -sa2 (catalogador, agregador). Ir al tema

Competencia lexical

Crianza de animales. Ir al tema

Adverbios de cantidad. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido KH. Ir al tema

Sonido K’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos KH y K’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 11

1. Tiempo remoto cercano.

2. Sufijo verbal flexional -pacha- (inferencial).

3. Sufijo independiente -puni (enfático).

4. Sufijo oracional -sa2 (catalogador, agregador).

1. Tiempo remoto cercano

A este tiempo verbal se lo conoce también con los nombres de ‘remoto de conocimiento
personal’, ‘remoto personal’, ‘remoto de conocimiento de primera mano’ y ‘pasado
experimentado inmediato’.
Este tiempo se usa para expresar un pasado distante del cual el/la hablante tiene recuerdo
personal. De esta forma, el/la hablante referirá con severidad sólo aquellos hechos que
fueron vistos por él o ella.
La forma flexionada de uñjiriyatwa se traduce al español ‘yo solía ver’, como:

Verbo: UÑJAÑA ‘ver’

Sujeto + -xa & RVer Pluralizador - + -iri + - + FTyPer. Oracional -wa Glosa
pxa- :-

uñj irï wa.


Nayax yät ‘Yo solía ver’.

Jumax uñj irï yäta wa. ‘Tú solías ver’.


SINGULAR
uñj iri Ø wa.
Jupax ¨n ‘Él/ella solía ver’.
uñj iri Ø wa. ‘Nosotros solíamos
Jiwasax yätan
ver’.
uñja px irï wa. ‘Nosotros solíamos
Nanakax yät
ver’.
uñja px irï wa.
Jumanakax yäta ‘Ustedes solían ver’.
PLURAL
uñja px iri Ø wa. ‘Ellos(as) solían
Jupanakax ¨n
ver’.
uñja px iri Ø wa. ‘Nosotros solíamos
Jiwasanakax yätan
ver’.
Ejemplo:

C: Tatam mamamax lecheranipunïnxaya.


R: Jisa, wakit uywanïnwa.
Exige una vocal que lo preceda.

2. Sufijo verbal flexional -pacha (inferencial)

Este sufijo es parte de los sufijos flexionales; ocurre antes de la flexión de tiempo y persona.
Por lo mismo, es equiparable a un tiempo verbal.
Las flexiones con este sufijo expresan que la información dada o a obtener se logra por
efecto de deducción y evidencia indirecta.
Al castellano se traduce ‘seguramente se ha hecho algo’.

Sujeto + - & RVer + -ska + - + -pacha + FTyPer. Oracional -wa Glosa


xa pxa

Nayax sara sk pacha t ti. ‘¿Yo seguiré yendo?’


sara sk pacha ta ti.
Jumax ‘¿Tú seguirás yendo?’
SINGULAR
sara sk pacha Ø ti.
Jupax ‘¿Él/ella seguirá yendo?’
sara sk pacha tan ti. ‘¿Nosotros(as) seguiremos
Jiwasax
yendo?’
sara sipk pacha t ti. ‘¿Nosotros(as) seguiremos
Nanakax
yendo?’
sara sipk pacha ta ti.
Jumanakax ‘¿Ustedes seguirán yendo?’
PLURAL
sara sipk pacha Ø ti. ‘¿Ellos(as) seguirán
Jupanakax
yendo?’
sara sipk pacha tan ti. ‘¿Nosotros(as) seguiremos
Jiwasanakax
yendo?’
Ejemplo:

R: Nayax jisk'atpachaw uywx qullurupuniw anakirïyätxa.


C: Awatir uñjirïyätpï! Jumaskpachayätaya.
La tercera persona es más usual.

3. Sufijo independiente -puni (enfático)

El sufijo -puni puede estar en variación libre con la forma -pini. Son variantes regionales, por
lo tanto, en función y significado son lo mismo.
Este sufijo da énfasis a la situación. Por este hecho, para algunos autores es un sufijo
‘afirmativo reiterativo objetivo’, ya que expresa reiteración.
Ejemplo:

C: Tatam mamamax lecheranipunïnxaya.


R: Jisa, wakit uywanïnwa.
Al castellano se traduce ‘siempre’ y ‘de veras’.

No ocurre con la partícula jisa.

El sufijo -puni/pini completa al grupo de los sufijos independientes que se citaron: -ki (Clase
3), -jama (Clase 5) y-raki (Clase 6).

4. Sufijo oracional -sa2 (catalogador, agregador).

Este sufijo tiene muchas funciones.

En función de catalogador, el sufijo -sa2 se emplea al interior de la oración para numerar


los elementos. Con esta forma se evita incluir comas.
Ejemplo:
C: Khuchisti, utjarakïnti.
R: Jisa. Tatajanx wakas uwijas khuchhis wakitänwa.
En alguna medida este sufijo da continuidad a la oración o idea precedente. Por este hecho,
adquiere el valor deagregador.
Se traduce al español ‘también, igualmente, además’.

Este uso se distingue del sufijo oracional -sti.

Ejemplo:

A: Kamisaki.
B: Waliki. Jumasti.
A: Nayas walikiraki.

VOCABULARIO CLASE 11

1. Crianza de animales.

2. Adverbios de cantidad.

1. Crianza de animales

Muchas poblaciones aymaras se dedican a la agricultura y a la ganadería al mismo tiempo. Por esta
razón, las familias cuentan con ganado en cantidades menores, sólo para abastecer el consumo y
ocasionalmente para llevar a los mercados. Otra parte de la población, la que se ubica en las
cercanías a las montañas, se dedica a la crianza de ganado camélido y ovinos.
allpachu
iwija
khuchhi
k’ank’a
qarwa (met.*) qawra
wallpa
wanaku
wank’u
* Metátesis (es el cambio de posición de algún sonido consonántico o a veces todo una sílaba
dentro de una palabra; otros ejemplos son ch’ullu / lluch’u, challwa / chuwlla).

2. Adverbios de cantidad

Este conjunto de adverbios expresan cantidad:

ancha
juk’a
sinti
wakita
walja
PRONUNCIACIÓN CLASE 11

KH

Sonido [kh]

K’

Sonido [k’]

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos KH y K’

EJERCICIOS CLASE 11

DIÁLOGO

Jumax uywanïsktati.

GRAMÁTICA

Tiempo remoto cercano.

Sufijo verbal flexional -pacha-.

Sufijo independiente -puni.

Sufijo oracional -sa2.

VOCABULARIO

Crianza de animales.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos KH y K’.


OBJETIVOS CLASE 12

Competencia en la pragmática

Ir de visita.

Preguntar infiriendo.

Confirmar que algo se tiene.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Sufijo nominal localizador -wja. Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -si1 (reflexivo). Ir al tema

Interacción. Tiempo presente/pasado (objeto + -na). Ir al tema

Análisis de la frase: apasinipkarakisä. Ir al tema

Competencia lexical

La pesca. Ir al tema

Platillos a base de pescado. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido TH. Ir al tema

Sonido T’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos TH y T’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 12

1. Sufijo nominal localizador -wja.

2. Sufijo verbal derivacional -si1 (reflexivo).

3. Interacción. Tiempo presente/pasado (objeto + -na).

4. Análisis de la frase: apasinipkarakisä.

1. Sufijo nominal localizador -wja.

El sufijo -wja es parte de los sufijos de la clase I (ver el Compendio). La característica de este
grupo de sufijos es que no tienen función de caso (no marcan a los nominales como
complementos del verbo) sino indican ubicación, posesión, enumeración, pluralidad,
conjunción o inclusión.
El sufijo -wja indica ubicación y lugar.
Este sufijo se combina con las raíces demostrativas. Muchas veces precede al sufijo -jita, que
es otro nominal localizador.
Las formas combinadas con las raíces demostrativas sufren cierto proceso de reducción a
nivel fonológico. Este caso se revisará en otro momento. Por ahora, se identifica a éstas
como variantes de los demostrativos más -wja.
RDem. + -wja -> Variante Glosa
RDem. + -wja

aka wja -> akha ‘este lugar’


uka wja -> ukha
‘ese lugar’
khä wja -> khayja
‘aquel lugar’

Ejemplo:

R: Buen día, mama Josefa! Visitaw purini.


J: Buen día! Ukhar, qunt’asipxamay!

2. Sufijo verbal derivacional -si1 (reflexivo).

Este sufijo es parte de los sufijos verbales derivacionales de Clase II en la gramática, ( ver
el Compendio).
El sufijo -si1 tiene dos funciones, expresar reflexividad y explicar reciprocidad. El uso con
valor de reciprocidad se explicó en la Clase 9.
El sufijo -si1 con valor de reciprocidad expresa que la acción es compartida entre las
personas de la flexión o que las acciones atienden a las necesidades de uno mismo.
De esta forma, en la traducción al castellano se puede explicar con el caso del pronominal ‘se’.

Sujeto + - & RVer. + -si1 + FTyPer. Glosa


xa

Nayax jari s ta.


‘Me lavo’.
Jumax jari s ta.
‘Te lavas’.
Jupax jari s i. ‘Se lava’.
Jiwasax jari s tan.
‘Nos lavamos’.

Ejemplo:

C: Phayasisktati.
J: Jisa, challwa luxru phayasiskta.

3. Interacción. Tiempo presente/pasado (objeto + -na).

Recordemos que:

Los sufijos complemento relacionales se explicaron por partes en las Clases 2 y 7.

El sufijo complemento/relacional -na, al combinarse con los pronombres personales, indica


que algo se posee o se tiene. Los mismos pueden verbalizarse con el verbalizador -ka (ver la
Clase 4).
Frases como del diálogo de la clase:

C: Jiwasan utjaskistuw qarachi, ispi, mawri, ukanakaxa, ampï


J: Saya, utjaskistuwa
son usuales cuando se debe explicar que se posee algún objeto.

En este tipo de oraciones, el complemento debe combinarse con algún sufijo complemento
relacional. Se concierta con el sufijo -na para indicar posesión y con -ru para indicar
ubicación. La flexión de tiempo y persona del verbo en tiempo simple resulta en:
RDem. + - & (RNom. + Relacional - & RVer. + FTyPer. -wa Glosa
xa na)

Ukax naya n utj itu wa.


‘Tengo eso’.
Ukax juma n utj tam wa. ‘Tienes eso’.

Ukax jupa n utj i wa.


‘Tiene eso’.
Ukax jiwasa n utj istu wa.
‘Tenemos eso’.

Se debe explicar que este caso es parte de los una de las formas de relación entre sujeto y complemento.

Las formas flexionadas de este tiempo y con el relacional -na, son usuales para explicar
sensaciones de dolor y gusto.
Ejemplo:

Dolor:

P’iqiw usutu. ‘Me duele la cabeza’.

Gusto:
A: Kunas gustistu. ‘¿Qué nos gusta?’
B: Frut manqañaw gustistu. ‘Nos gusta comer fruta’.
4. Análisis de la frase: apasinipkarakisä.

La frase verbal que se presenta en el dialogo de la Clase:

C: Khaysa Copacaban tuqinsti.


R: Uksa tuqinx utjaskpachawa. Apasinipkarakisä!
es parte de la estructura compleja. Por lo mismo, en esta sección se explicará por sus
componentes, haciendo énfasis en los elementos que no se describieron anteriormente.
Esta frase esta compuesta por:

(RNom. + -xa) & RVer. Reflexivo Apro + Plura Verbalizador Indepe FTyPer. -sä Glosa
-si1 -ka-
ximador -ni lizador ndiente-
- -pxa- raki

Jupanakax apa si ni p ka rak i sä! ‘¡Ellos(as)


continúan
trayendo
también!’
Nanakax apa si ni p ka rak ta sä! ‘¡Nosotros(as)
continuamos
trayendo
también!’
Jumanakax apa si ni p ka rak ta sä! ‘¡Ustedes
continúan
trayendo
también!’
jiwasanakax apa si ni p ka rak tan sä! ‘¡Nosotros(as)
continuamos
trayendo
también!’
Como se podrá observar, la mayoría de los elementos que componen la frase se explicaron
en las Clases anteriores.
Del análisis de la frase, el sufijo -ni (aproximador) se presentó en la Clase 7 con sus valores.
La característica de este sufijo es que explica la acción de ir y volver, como en:

apaña ‘llevar en general’ -> apaniña ‘traer’

VOCABULARIO CLASE 12

1. La pesca.

2. Platillos a base de pescado.

1. La pesca

La pesca es otra actividad importante de las comunidades que circundan al Lago Titicaca y los ríos
afluyentes a éste. Los principales peces que existen hoy en día son:
ispi
mawri
pijiriya
qarachi
turucha

2. Platillos a base de pescado

Por lo general, los platillos preparados con pescado son frituras que se acompañan con papa, chuño,
mote o arroz dependiendo del gusto. El wallaqi y el p’ap’i son platillos tradicionales, por tanto tienen otro
tipo de preparación e ingredientes.
ispi
pijiriya
p’ap’i
turucha
wallaqi

PRONUNCIACIÓN CLASE 12

TH

Sonido [th].

T’

Sonido [t’].

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos TH y T’.

EJERCICIOS CLASE 12

DIÁLOGO

Challwa luxru.

GRAMÁTICA

Sufijo nominal -wja.

Sufijo verbal derivacional -si1.


Interacción. Tiempo presente/pasado.

Sufijos -si1- y -ni-.

VOCABULARIO

La pesca.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos TH y T’.

NOTA
SOCIOCULTUR UNIDAD 4
AL

TITIKAKA QUTA IRAMANKIRINAKATA

La Paz pata pampan utjasirinakaxa, yaqha chiqankirinakjamarakiwa, yapump uywam


jakasiñx yatitäpxiwa.

Titikaka quta iramanx jaqix yap jilpach yapuchi. Jupanakax marat mararuw ch’uqi, ap
isañu, ulluku, jupha, qañawa, yaqhanakamp yapuchapxaraki.

Uywatx ukhamaraki: waka, iwija, khuchhi, wank’u, wallpa, ukanak uywapxi. Mä qawqh
challwx qutan katupxarakiwa, qarachi, ispi, pijiriya, ukanak apsunipxi; truchs ‘criadero
peces’ siskixa, ukar uywapxarakiwa.

Juyrx manq’añataki, aljañatakiw achuyapxi; uyws mirayapxaraki. Sapa semanaw man


provinsy qhathunakan aljapxi, ciudadanakarus apanipxarakiwa.

Titicaca - Wikipedia, la enciclopedia libre


El lago Titicaca es el segundo lago más grande [1] de Sudamérica y el lago navegable
más ... es.wikipedia.org/wiki/Lago_Titicaca
OBJETIVOS CLASE 13

Competencia en la pragmática

Preguntar por la enfermedad.

Preguntar qué tipo de enfermendad padece uno.

Sugerir que vaya al naturista.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Sufijo verbal derivacional -nta- (movimiento hacia adentro). Ir al tema

Combinacion de los sufijos oracionales: -sa2 + -: = sä2. Ir al tema

Oración interrogativa negativa. Interacción en presente/pasado. Ir al tema

Sufijo verbal flexional -chi- (no-involucrador). Ir al tema

Competencia lexical

Partes del cuerpo humano. Ir al tema

Enfermedades. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido P. Ir al tema

Sonido P’ Ir al tema

Contraste entre los sonidos P y P’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 13

1. Sufijo verbal derivacional -nta- (movimiento hacia adentro).

2. Combinaciones de sufijos oracionales: -sa2 + -: .

3. Oración interrogativa negativa. Interacción

4. Sufijo verbal flexional -chi- (no-involucrador).

1. Sufijo verbal derivacional: -nta- (movimiento hacia adentro)

El sufijo -nta- es parte de los sufijos verbales derivacionales.

Con raíces nominales, este sufijo actúa como inceptivo, es decir, denota ‘comenzar a’;
como ejemplo tenemos:
junt’u ‘caliente’

junt’untaña ‘comenzar a calentar’.

Este sufijo puede verbalizar a raíces nominales, como en el ejemplo del diálogo.

RNom. Glosa -> RNom. + -nta + -ña Glosa

q’illu ‘amarillo’ -> q’illu nta ña


‘comenzar a amarillear’
mirkha ‘peca’ -> mirkha nta ña ‘comenzar a llenarse de pecas’

Este sufijo en cualquier de los casos requiere de una vocal que lo preceda.

Ejemplo:

R: Ajanumax q’illuntatarakisä! Kamachtamsä.


C: Purakaw jan awantkay usutu.

2. Combinació de sufijos oracionales: -sa + -: = -sä2

Los sufijos oracionales no se combinan libremente.

No se han encontrado combinaciones mayores a dos sufijos.

Las posibles combinaciones se dan con los sufijos -: (exclamatorio) y -ya (de cortesía),
con los demás sufijos de este grupo. Se aclara que no ocurre la combinación entre los
sufijos -: y -ya, ni de éstos sufijos con-chi.
La combinación de -sa2 + -:= -sä2 puede reemplazar a -wa.

El resultado de esta combinación hace que el significado de la oración sea exclamatoria.

Ejemplo:
R: Ajanumax q’illuntatarakisä! Kamachtamsa..
C: Purakaw jan awantkay usutu.

3. Oración interrogativa negativa. Interaccion.

Todas las oraciones negativas interrogativas deben iniciarse con la partícula jani seguido
por el sufijo -ti(interrogativo/negativo).
En la conjugación se exige la presencia de -ka- (incompletivo) seguida de la flexión de
tiempo y persona. Así la oración negativa interrogativa se compone de los siguientes
elementos:
Jani + - & (Sujeto) & (Objeto + ru) & RVer. + (-ka-) + FTyPer. Glosa
Interacciones ti

1 -> 2 Jani nayax juma r atiend k sma.


t ‘¿No te atendí?’
1 -> 3 Jani t jumax naya r atiend k ta. ‘¿No le atendí?’
2 -> 1 Jani jupax jupa r atiend k ista.
t ‘¿No me atendiste?’
2 -> 3 Jani nayax jupa r atiend k ta.
t ‘¿No le atendiste?’
3 -> 1 Jani jiwasax jupa r atiend k itu.
t ‘¿No me atendió?’
3 -> 2 Jani t jupax naya r atiend k tam. ‘¿No te atendieron?’
3 -> 3 Jani jupax jiwasa r atiend k i.
t ‘¿No le atendieron?’
3 -> 4 Jani jumax jupa r atiend k istu.
t ‘¿No nos atendió?’
4 -> 3 Jani t jupax juma r atiend k tan.
‘¿No le atendimos?’

Ejemplo:

R: Janit atiendktam.
C: Atiendx atiendituwa, ukat doctorax "walikisktaw", sakituwa.

4. Sufijo flexional verbal -chi- (no-involucrador)

Este sufijo es parte del grupo de los sufijos verbales flexionales. Al igual que el sufijo -
pacha- (inferencial), es equiparable a un tiempo verbal.
A este tiempo se lo conoce también como el no-inferencial, el hipotético, el conjetural o el
de resignación.
Este sufijo pasa a formar el tiempo de conocimiento indirecto, paralelo al tiempo
presente/pasado en tiempo de acción.
El uso de este tiempo suele indicar falta de implicación en un asunto de parte del sujeto
y/o complemento. La no implicación puede deberse a una falta de información o algún
estado emocional o ambas causas.
El uso de este sufijo en la oración depende de la partícula ina + -sa= inasa.

Este sufijo se presta a cierta clase de reducción fonológica, que da lugar a alomorfo de la
forma /s/, que al geminarse debe reducirse:
Inasa & RVer. & -chi + FTyPer. -> Oración Glosa

Inas chur chi -> s ta. -> Inas chursta. ‘Quizás le diste’.
Expresa desconocimiento de la fuente de información, ya sea por desconocer, por no
tener responsabilidad (culpa), o por desinterés, desconocimiento.
Inasa & (Sujeto) & RVer. + FTyPer. Glosa

Inas naya sar sta ‘Quizás haya ido yo’.

Inas juma sar sta ‘Quizás hayas ido tú’.

Inas jupa sar chi ‘Quizás haya ido él/ella’.

Inas jiwasa sar stan ‘Quizás hayamos ido’.

No se combina con los sufijos oracionales: -wa, -sa y -ti.

Ejemplo:
R: Kuna usurakispasti. Bilisacha.
C: Inas bilisachi.

CLASE
VOCABULARIO
13

1. Partes del cuerpo humano.

2. Enfermedades.

1. Partes del cuerpo humano

Una expresión muy arraigada en las comunidades aymaras es amparani kayunitanwa: ‘tener pies y manos’, lo que significa
que no moriremos de hambre. Se da importancia a las manos porque son las herramientas principales para el trabajo y otras
actividades en el campo, en tanto que los pies sirven de locomoción para trasladarse a lejanas tierras y así conseguir el
alimento necesario.
Otro de los dichos muy usado es ch’amjasiña que denota ‘conseguir algo con el sudor de la frente’.

Así con estas expresiones se presenta algunas partes del cuerpo humano, desde la cabeza a los pies:

2. Enfermedades

Las afecciones más comunes son:

ch’uxu
larpha
llixti
mirkha
p’iqi muyu
qarachi
q’utu
PRONUNCIACIÓN CLASE 13

Sonido [p].

P’

Sonido [p’].

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos P y P’.

EJERCICIOS CLASE 13

DIÁLOGO

Kamachtamsa.

GRAMÁTICA

Sufijo verbal derivacional -nta-.

Combinacion de sufijos oracionales.

Oración interrogativa negativa.

Sufijo verbal flexional -chi-.

VOCABULARIO

Partes del cuerpo humano.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos P y P’.


OBJETIVOS CLASE 14

Competencia en la pragmática

Preguntar por algún medicamento.

Preguntar cómo se debe tomar el medicamento.

Preguntar por cuántos días se debe tomar el medicamento.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Nominalizador de verbo -ña (marcador de infinitivo). Ir al tema

Conjuntor oracional uka. Ir al tema

Sufijo oracional -sa2 (indefinidor). Ir al tema

Tiempo remoto lejano. Ir al tema

Competencia lexical

Plantas medicinales. Ir al tema

Adjetivos. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido Q. Ir al tema

Sonido Q’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos Q y Q’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 14

1. Nominalizador -ña (marcador de infinitivo).

2. Conjuntor oracional uka.

3. Sufijo oracional -sa2 (indefinidor).

4. Tiempo remoto lejano.

1. Nominalizador -ña (marcador de infinitivo)

Este sufijo es parte del grupo de los sufijos nominalizadores de verbos. (Ver las Clases 6 y 9).

Convierte a un verbo en acción de dicho verbo.

Este sufijo tiene tres particularidades:


En función de nominal,marca el complemento cero.
Como forma verbal, hace de marcador de obligación.
En combinación con el sufijo -taki (-ña.taki),hace de subordinador de propósito.
Ejemplo:

Nominal: Aymar parlañ qillqañ munta. ‘Quiero hablar y escribir en aymara’.


Verbo: Ch’uqiw alaniña. ‘Hay que comprar papa’.
Subordinador: Aymar yatiqañatakiw jutta. ‘Vine a aprender aymara’.
En esta Clase, presentamos al sufijo -ña con valor de marcador de obligación.

El sufijo -ña marca obligación con o sin la verbalización posterior.


Al castellano explica 'tener que (hay que)' y 'deber'.

Como nominal se reverbaliza con los sufijos -:- y -ka-.

Exige una vocal que lo preceda.

Rver. + - + - Glosa
ña wa

Uma ña wa. ‘Se debe tomar’.

Uskuña ña wa. ‘Se debe poner’.

Ejemplo:

C: Kunjäm umañasa.
A: Matjam umañawa.
Asi mismo, este sufijo marca obligación también, al combinarse con los
sufijos posesivos, en esos casos, al castellano se traducen ‘tener
obligación de algo’.
Ejemplo:
Ut sarañajawa ‘Tengo que ir a casa’.
Escuelar sarañamawa. ‘Tienes obligación de ir a la escuela’.

2. Conjuntor oracional uka

Uka es la raíz más usual y más versátil de la lengua.

Con valor de raíz demostrativa se explicó en la Clase 4.

En esta clase se presenta su uso como conjuntor o resumidor oracional.

Aparece como una unidad. Al combinarse con otros sufijos, uka cambia de
sentido; de esta forma, sirve de conector (cuña), como en los siguientes
casos:
Ukat(a) ‘después, entonces’
Ukampi ‘así, con eso’
Ukxaru ‘sobre eso’
Ukhama(wa) ‘así, de esa forma’
Ukhama(xa) ‘entonces, así’
De los casos, las formas ukat(a), ukatx(a) y ukhama son las más usuales.

Ejemplo:

C: Qawqhürus umaña.
A: Mä semanjamaw umaña. Ukat walikixätawa.
Ejemplo:

C: Buenos días, mama! Purak usutak kunas wali.


A: Aa! Ukatakix q’uwa, chachakuma, mansanilla, ukanakaw wali.
Ejemplo:

C: Aa! Walik kunsijt’istaxa. Ukhamaxa, ukham qullt’asï.

Ukat, en contextos discursivos se traduce ‘por eso, por esta razón, debido a eso’.

Ukhama, en el discurso tiene una función particular, muchas veces: rompe


el discurso, conecta los tópicos, resume las ideas, confirma y concluye los
tópicos extensos.

3. Sufijo oracional -sa2 (indefinidor)

Este sufijo es parte del grupo de los sufijos oracionales. (Ver la Clase 11)

El sufijo -sa2 adquiere el valor de indefinido al emplearse en oraciones


que incluyen la partícula janipara producir una categoría vacía ‘nada’.
La partícula jani en el lenguaje oral en algunos casos se puede reducir a ni.

Van de respuesta a las raíces interrogativas:

A: Kuns munta.
B: Janiw kuns.
Exige una consonante precedente.

Ejemplo:

A: Umañatakix jiskht’asiñapuniwa. Jan yatisax kuns umantaksnaw.


C. Ukhamaspapï!

4. Tiempo remoto lejano

En aymara, este tiempo expresa una acción del pasado en forma indirecta.

Este tiempo es usual al momento de relatar acontecimientos pasados


ajenos al hablante, o que la información no es de primera mano. Por tanto,
en este tiempo se indica que uno no fue partícipe de la acción.
La flexión de tercera persona es la más usual al momento de narrar
cuentos e historias. La flexión de esta persona puede darse también con -
tana, pero en la escritura se prefiere usar la forma -tayna.
En castellano, a este tiempo se lo conoce con el nombre de ‘pretérito
pluscuamperfecto’, pero nótese que en el aymara, explica conocimiento
indirecto.
Sujeto + - & VERBO Glosa
xa
RVer. + -pxa- + FTyPer.

nayax qullasi täta ‘Yo me había curado/sanado’.


qullasi
jumax täta ‘Tú te habías curado/sanado’.
SINGULAR
qullasi
jupax tayna ‘Él/ella se había curado/sanado’.
qullasi
jiwasax tätan ‘Nosotros nos habíamos curado/sanado’.

nanakax qullasi pxa täta ‘Nosotros nos habíamos curado/sanado’.


qullasi pxa
jumanakax täta ‘Ustedes se habían curado/sanado’.
PLURAL
qullasi pxa
jupanakax tayna ‘Ellos/ellas se habían curado/sanado’.
qullasi pxa
jiwasanakax tätan ‘Nosotros nos habíamos curado/sanado’.

La flexión de tercera personas es más usual al momento de narrar cuentos e historias.

Ejemplo:

A: Umañatakix jiskht’asiñapuniwa. Jan yatisax kuns umantaksnaw.


C. Ukhamaspapï. Jaqix nayrax quranakampikipuniw qullasiritayna.

VOCABULARIO CLASE 14

1. Plantas medicinales.

2. Adjetivos.
1. Plantas medicinales

Las plantas medicinales sirven para prevenir y curar diferentes enfermedades. Su


uso es común en las comunidades y las ciudades de los Andes.
Las hierbas medicinales más comunes son:

anu ch’aphi
chachakuma
chhijchhipa
itapallu
mansanilla
qhanapaqu
q’ara llantina
q’uwa
sillu sillu
wira wira

2. Adjetivos

En esta clase se presenta los siguientes adjetivos:

jach’a
jisk’a
junt’u
pari
thaya

PRONUNCIACIÓN CLASE 14

Sonido [q].

Q’

Sonido [q’].

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos Q y Q’.


EJERCICIOS CLASE 14

DIÁLOGO

Matiw umaña.

GRAMÁTICA

Nominalizador -ña.

Conjuntor oracional uka.

Sufijo oracional -sa2.

Tiempo remoto lejano.

VOCABULARIO

Plantas medicinales.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos Q y Q’.


OBJETIVOS CLASE 15

Competencia en la pragmática

Expresar preocupación por alguien.

Preguntar a quién acudir.

Preguntar con quién hacer curar.

Competencias lingüísticas

Competencia gramatical

Interacción con -rapi (beneficiario). Tiempo desiderativo. Ir al tema

Sufijo verbal derivacional -ya- (causativo de agente). Ir al tema

Sufijo oracional -: (exclamatorio). Ir al tema

Combinación de los sufijos oracionales: -xa + -ya = -xaya. Ir al tema

Competencia lexical

Verbos para curar. Ir al tema

Expresiones. Ir al tema

Competencia fonológica

Sonido TH. Ir al tema

Sonido T’. Ir al tema

Contraste entre los sonidos TH y T’. Ir al tema


GRAMÁTICA CLASE 15

1. Interacción con -rapi (beneficiario). Tiempo desiderativo.

2. Sufijo verbal derivacional -ya- (causativo de agente).

3. Sufijo oracional -: (exclamatorio).

4. Combinación de los sufijos oracionales: -xa + -ya = -xaya.

1. Interacción con -rapi (beneficiario). Tiempo desiderativo.

El sufijo derivacional -rapi- expresa una acción que va en beneficio o servicio de alguien.

El uso de este sufijo marca al beneficiario de la acción verbal en la oración; el


complemento beneficiario es lo que se conoce en español como el complemento
de objeto indirecto.
Las personas indicadas por la flexión verbal son el sujeto y el complemento
beneficiario, que reemplaza al complemento -ru.
En la oración, el nominal (objeto) que es el beneficiario va marcado por el sufijo -taki.

El sufijo -rapi exige una vocal precedente.

Verbo uñxatt'aña 'mirar momentaneamente'

(Sujeto) & (objeto + -taki) & Objeto & RVer. + -rapi + FTyPer. Glosa
Interacciones indirecto
directo

1 -> 2 tak cocat uñxata rap irisma ‘Yo puedo


nayax juma leértelo en
coca’.
1 -> 3 tak cocat uñxata rap itasma. ‘Yo puedo
nayax jupa leérselo en
coca’.
2 -> 1 tak cocat uñxata rapi spa. ‘Yo puedo
jumax naya leérselo en
coca’.
2 -> 3 tak cocat uñxata rap irista. ‘Tú puedes
jumax jupa leérmelo en
coca’.
3 -> 1 tak cocat uñxata rapi sna. ‘Él/ella puede
jupax naya leérmelo en
coca’.
3 -> 2 tak cocat uñxata rap itaspa. ‘Él/ella puede
jupax juma leértelo en
coca’.
3 -> 3 tak cocat uñxata rap istaspa. ‘Él/ella puede
jupax jupa leérselo en
coca’.
3 -> 4 tak cocat uñxata rapi sma. ‘Él/ella puede
jupax jiwasa leérnoslos en
coca’.
4 -> 3 jupa tak cocat uñxata rap iristam. ‘Nosotros(as)
podemos
jiwasax
leérselo en
coca’.
El sujeto de la oración puede ir marcado por uno de los sufijos oracionales.

Ejemplo:

R. Jum cocat uñxat’arapisma.


T. Nayach uñxat’irista.

2. Sufijo verbal derivacional -ya- (causativo de agente)

Este sufijo es parte de los sufijos verbales derivacionales.

Los verbos derivados con -ya- denotan que la acción del verbo no es realizada
por el/la hablante sino por una tercera persona.
En la traducción al español, los verbos derivados con este sufijo expresan:
‘hacer que alguien/algo haga algo’.

RVer. GLOSA -> Rnom. + Causativo + - Glosa


-ya- ña

apaña ‘llevar’ -> apa ya ña ‘mandar con alguien’

qullaña ‘curar’ -> qulla ya ña


‘hacer que curen a alguien’
suyaña ‘esperar’ -> suya ya ña
‘hacer que esperen a alguien’
manq’aña ‘comer’ -> manq’a ya ña
‘dar de comer’
yatiña ‘conocer’ -> yati ya ña ‘informar’

Este sufijo rara vez verbaliza a una raíz nominal.

La conjugación de estos verbos derivados se da en todos los tiempos.

El sufijo -ya- exige una vocal que lo preceda.

Ejemplo:

R. Cocan kunjämasa.
T. Janiw nayatakïkiti. Yaqhamp qullt’ayañani.

3. Sufijo oracional -: (exclamatorio)

El sufijo -: como parte de los sufijos oracionales agrega en la oración el tono de


exclamación (alegría, pena, indignación, cólera, asombro o cualquier otro
afecto).
En tal caso, este sufijo generalmente marca los signos de admiración del castellano (¡!).
Este sufijo suele ocurrir después de algún otro sufijo oracional; pero no siempre.

Es así que este sufijo se puede combinar con otros sufijos oracionales (-xa, -
sa1, -sa2, -ti, -sti, -pi, -cha). (Ver la Clase 13).
Ejemplo:

R. Mama Carmenax usutakiskarakisä.


T: Kuna usurakipacha.

4. Combinación de los sufijos oracionales: -xa + -ya = -xaya

La combinación de sufijos oracionales es posible solamente en algunos casos.


Para mayor referencia ver la Clase 13.
En esta clase, se presenta las combinaciones posibles del sufijo -ya con otros
sufijos oracionales (-xa, -wa, -sa2, -ti, -sti, -pi):
-xa + -ya = -xaya (atenuador tópico) cumple la función de atenuar y confirmar la oración.
-sa2 + -ya = -saya (agregador) en el diálogo ayuda a confirmar.
Esta combinación se une tanto con una raíz nominal como con una raíz verbal.
Recordemos que los sufijos oracionales siempre van al final de la palabra.

Ejemplo:

R: Uñxat’arapikimay. Jumax yatstaxaya.


T: Ukhamsaya. Cocanxa qhaniriwa.

VOCABULARIO CLASE 15

1. Verbos para curar.

2. Expresiones.

1. Verbos para curar

En las comunidades aymaras, la medicina tradicional sigue vigente, por tanto las acciones de curar se
las realiza con diferentes técnicas dinámicas:
jawsaña
qaquña
qullaña
thalaña
umaña
uñaña
winat katuña
2. Expresiones

Las expresiones siguientes adquieren diversos significados:

Chhä
Ukarakipï
Ukhamsay
Walispaw ampï

PRONUNCIACIÓN CLASE 15

Sonido [t].

T’

Sonido [t’].

CONTRASTE

Contraste entre los sonidos T y T’.

EJERCICIOS CLASE 15

DIÁLOGO

Cocat uñxatt'aña.

GRAMÁTICA

Interacción con -rapi.

Sufijo verbal derivacional -ya-.

Sufijo oracional -:.

Combinación de sufijos oracionales.

VOCABULARIO
Verbos para curar.

PRONUNCIACIÓN

Contraste entre los sonidos TH y T’.

NOTA
SOCIOCULTUR UNIDAD 5
AL

QULLASIWINAKASATA

Jaqi usuntki ukhax aymarax kunamp qullasiñs yatiwa. Chachas warmis jisk’atpach mä
qawqhanix qullasiñxat yatxatatawa.

Utan khitis usunti ukhaxa, warmiw uks aks jaltasi, jisks jiskt’asi, yatirirus sararakiwa.
Ukhamarusa, mä qawqhanix chachats warmits qaquñx yatiwa, cocat uñxatt’añx yatira

Pata tuqinx p’iqi usu, purak usu, lak’a k’ama, k’aja, uka usunakat jaqix juk’amp parli; t
usunakax jilpachax quranakampiw qullasipxi. Uka quranakax matjam umañawa, phut
phutxatasiñararakiwa.

Ukat aymar sartawinx kharisirin kharsuta, ajay saraqata, uraqin katjata, mulla phallata
ukanakats parlatakirakiwa; taqi uka usunakatx yatiriw qullt’araki.

Sitios populares sobre la medicina aymara

Medicina aymara es reconocida por el mundo científico.


Artículo de Arturo Alejandro Muñoz que reseña la investigación de dos profesores
chilenos sobre la medicina aymara.

SerIndigena - Medicina
MEDICINA ANCESTRAL · RAPA NUI · SELK'NAM · QUECHUA · ATACAMEÑA
· AYMARA. MAPUCHE ... Contacto | Suscribir | Libro Visitas | Enlaces | Ayuda | Mapa
Sitio ...
GRAMATICA GENERAL

PUNTUACION
Por lo general, los signos de puntuación en aymara siguen las mismas convenciones del castellano o del inglés, pero con algunas
diferencias:

Enlazador o conjuntor de oraciones


Hay menos uso de puntos y comas en las oraciones y los párrafos del aymara, puesto que las cuñas, por
ejemplo ukat, ukatx y ukhama, cumplen esta función, como lo hacen también ciertos sufijos (ver abajo).

Ejemplo:

Mä rat suyt’ita. Ukat sarañani. ‘Espérame un momento. Luego iremos’.


Mä semanjamaw umaña. Ukat walikixätawa. ‘Se toma más o menos por una semana. Después ya estará sana’.

La coma (,)
La lengua aymara cuenta con su propio recurso de enumeración de palabras, marcado por el sufijo -sa (enumerador); sólo en
ausencia de este sufijo se usa la coma.

Ejemplo:
Tatajanx wakas uwijas khuchhis wakitänwa.

Signos de interrogación (¿ ?)
Los signos de interrogación se reemplazan en aymara por los sufijos: -sa (pregunta de información), -ti (interrogativo sí/no) y -
cha(interrogativo alternativo).

Ejemplo:

Kunas sutimaxa. ‘¿Cuál es tu nombre?’


Jumax La Paz sartati. ‘¿Fue a la ciudad de La Paz?
Allpacht qarwch uywta. ‘¿Cría Ud. alpacas o llamas?’

Signos de exclamación (¡ !)
De estos signos, en el material solamente se usa el signo de cierre (!) y no de abertura, para marca expresiones. A veces este signo
de exclamación enfatiza la entonación en el aymara ya marcada con la diéresis:

Ejemplo:

Waliki! ‘¡Bien!’
Kusasä! ‘¡Qué lindo(a)!’

En general, la entonación en aymara requiere mayores estudios


POSTULADOS LINGÜÍSTICOS

1. Conocimiento personal o no personal.

2. Sistema cuadripersonal.

3. Humano y no-humano.

4. Concepto de tiempo/espacio.

5. Categorización configuración /movimiento.

Los postulados lingüísticos son ideas y conceptos que se extienden por todo el idioma, en todos los niveles de la gramática y
la semántica. La lengua aymara, como parte de la familia lingüística aymara, comparte ciertos postulados que caracterizan la
visión del mundo. A continuación se presenta, en forma resumida, cada uno los postulados:

1. Conocimiento personal o no personal

Para los hablantes de aymara, es importante conocer la fuente de datos y/o de información; ésta se expresa a través de los
verbos en la conjugación. La información es de “conocimiento personal” o “no personal” del hablante:

Conocimiento personal
El/la hablante obtiene la información a través de sus propios sentidos, es decir, que vio o estuvo presente cuando se realizó
una acción.

Conocimiento no personal
El hablante no está consciente de la fuente de sus datos, lo que quiere decir que la información se obtuvo a través de otras
fuentes (alguien se la dijo, el/la hablante la infirió, la adivinó o la leyó en algún lado).

2. Sistema cuadripersonal

El sistema básico del aymara lo componen cuatro personas:

PERSONA DESCRIPCIÓN

1ra. naya ‘yo’ Hablante enfatizado


2da. juma ‘tú, vos, usted’ Destinatario enfatizado
3ra. jupa ‘él/ella’ Se enfoca a una tercera persona
4ta. jiwasa ‘nosotros(as)’ Se incluye a todos

Ejemplo:
A: Jupax aymarat parliti. ‘¿Él/ella habla aymara?’
B: Jisa, jupax parliwa. ‘Sí, él/ella habla’.

Estas cuatro personas se dan únicamente en el singular, ya que en el idioma no es necesario expresar el número. Sin
embargo, en este material se considera el plural por la fuerte influencia del castellano en los hablantes actuales del aymara.
(ver la Clase 1: pronombres personales).

3. Humano y no-humano

Como postulado, la diferenciación entre “lo humano” y “lo no-humano” no es tan evidente por las marcas gramaticales, pero
tiene importancia en los verbos y sustantivos que se usan, puesto que se habla de un léxico exclusivo para las personas, los
animales y/o las cosas. Así, muchas raíces, sufijos nominales y verbales implican diferencias entre lo humano y no-humano
que se tiene que aprender con atención para no insultar a alguien sin querer hacerlo. Algunos de estos usos se citan a
continuación:

Las raíces nominales:

Humano Pronombres naya ‘yo’ juma ‘tú’ jupa ‘el/ella’ jiwasa ‘nosotros(as)’
personales:
No humano Raíces aka uka khaya ---
demostrativas: ‘esto (a, e)’ ‘eso (a, e)’ ‘aquel (llo, lla)’
Las raíces verbales:

Humano manq’aña umaña achuyaña


‘comer’ ‘beber, tomar’ ‘producir’
No thathaña laqhuña achuña
humano ‘comer’ ‘beber agua con la lengua’ ‘llevar entre los dientes’
(el perro) (el perro, el gato) (el perro)

Ejemplo:
Jupax um umi. ‘Él/ella bebe agua’.
Anux um laqhu. ‘El perro bebe agua’.

4. Concepto de tiempo/espacio

Para la gente aymara, el tiempo se ubica en el espacio. Como resultado:

El futuro está detrás de uno, todavía no visible.


El pasado está delante de uno, visto o visible.
El presente expresa el momento de la acción.

El enunciado qhipürkama ‘hasta otro día’, o en la traducción literal ‘hasta un día que viene atrás’, explica que tal día no se
vislumbra, que está “oculto” a la vista y por detrás de uno. En tal caso, la certidumbre se da en aquello que está al alcance de
los ojos, como los hechos recientes y anteriores a éste último.

El tiempo y el espacio se distribuyen en la superficie de la tierra, por lo mismo la distancia se mide según el tiempo. Para los
hablantes de aymara, esta concepción explica la orientación y la locomoción; no se suele decir que es un lugar a tantos
kilómetros, sino que es a tantas horas o tantos días de distancia.
5. Categorización configuración /movimiento

El idioma aymara, además de especificar la ubicación, también define el movimiento tanto en verbos como en nominales. Por
este motivo, la forma de realizar la acción es específica, ocurre sobretodo con los verbos para ‘llevar’, ‘transportar’, ‘lavar’ y
otros:

Verbo ichuña anakiña t’axsuña


‘llevar en los brazos a el/la bebé’ ‘arrear el ganado’ ‘lavar cosas livianas como la ropa, el cabello y otros’
Nominal wawa qarwa isi
‘bebé’ ‘llama’ ‘ropa’

Ejemplo:
Mamax waw ichu. ‘La señora lleva en brazos al bebé’.
Jupax qarw anaki. ‘Él/ella arrea/lleva las llamas’.
Nayax is t’axsta. ‘Yo lavo ropa’.
FONOLOGIA

1. Fonemas consonánticos y vocálicos.

• Alargamiento vocálico.

• Fonemas consonánticos.

• Fonemas vocálicos.

2. Formación de palabras.

En el nivel fonológico, el aymara cuenta con 30 fonemas, de los cuales 26 son fonemas consonánticos, 3 son fonemas
vocálicos y existe 1 alargamiento vocálico.

1. Fonemas consonánticos y vocálicos

A continuación le presentamos el cuadro de los fonemas consonánticos y vocálicos:

Consonante
Bilabial Alveolar Palatal Velar Uvular
Oclusiva p t k q
simple
Oclusiva ph th kh qh
aspirada
Oclusiva p' t' k' q'
glotalizada
Africada ch
simple
Africada chh
aspirada
Africada ch'
glotalizada
s j x
Fricativa
m n ñ
Nasal
Líquida l ll
lateral
Liquida r
vibrante
w y
Semiconsonante
Los fonemas vocálicos:

Vocal Anterior Central Posterior

Alta i u

Baja a

Alargamiento vocálico
El alargamiento vocálico se representa por la diéresis (¨). Explica la ocurrencia doble del fonema vocálico. Por esta razón,
los fonemas vocálicos más el alargamiento vocálico se representa como /ï/, /ä/ y /ü/. Los mismos son usuales al momento de
escribir y pronunciar ciertos términos, por ejemplo: para expresar la reducción de ya en maya ‘uno’ ’ mä y otros, para escribir
la verbalización (ver la Clase 1: verbalizador -:-) y para marcar parte de las flexiones de tiempo y persona en el futuro y
remotos.

Fonemas consonánticos
Los fonemas consonánticos se dividen entre “sordos” y “sonoros”. Las consonantes sordas lo conforman doce consonantes
oclusivas, tres africadas y dos fricativas; en cambio, las consonantes sonoras, por ser continuas, lo suman las nasales, las
laterales, la vibrante simple y las semiconsonantes. Le recordamos que la descripción de los sonidos oclusivos, fricativos y
africados se presenta en la diferentes Clases del material, donde usted puede practicar y afianzar la pronunciación.

Fonemas vocálicos
De los fonemas vocálicos, las vocales /i/ y /u/, al combinarse con los sonidos postvelares, se abren y se pronuncian por sus
alófonos /e/ y /o/; de esta forma en: iqiqu, ‘dios de la abundancia’, se escribirá con las vocales, pero se pronunciará: [eqeqo].

2. Formación de palabras

En la palabra (léxico) aymara, puede estar presente más de dos consonantes. En la pronunciación se exige la articulación de
cada uno de los fonemas (letras), excepto si existe la caída vocálica (Ver punto 4 de esta sección).

Ejemplo:
Janiw(a) alapktti ‘Nosotros no hemos comprado’.

La palabra aymara se define por la secuencia de fonemas y por llevar un solo acento que ocurre en la penúltima vocal.
Nótese, que se pronuncia el nombre de la lengua como ‘aymara’ y no ‘aymará’.

Para más detalles de descripción de la estructura de las palabras y cada uno de los sonidos, le sugerimos revisar el capítulo
III (fonología) en el Compendio.
MORFOLOGÍA

1. Las Raíces:

• Raíces nominales

• Sub-clase abierta

• Sub-clase cerrada

• Raíces verbales

• Raíces partículas

2. Los Sufijos:

• Sufijos nominales (SN)

• Clase limitada

• Clase I

• Clase II

• Clase III

• Nominalizadores de verbos

• Sufijos verbales:

• Sufijos verbales derivacionales (SVD)

• Sufijos verbales flexionales (SVF)

• Sufijos independientes (SInd.)

• Sufijos oracionales (SO)


El aymara define la mayoría de las relaciones gramaticales mediante la morfología más que por la sintaxis. Las clases
morfológicas básicas son las raíces y los sufijos.

1. Las Raíces

Las raíces son un tipo de morfema básico de toda lengua, que consiste de un solo morfema. En aymara existen tres clases:

Raíces nominales
Raíces verbales
Raíces partículas

De la clasificación, las raíces nominales y las raíces partículas son morfemas libres, en tanto que las raíces verbales son
morfemas ligados.

• Raíces nominales

Las raíces nominales se distinguen de las raíces verbales y las partículas por tomar sufijos nominales. Están conformadas
por dos Sub-clases: la abierta y la cerrada.

Sub-clase abierta
La clase abierta de nominales la componen los nombres o sustantivos; a esta clase pueden pasar las apropiaciones del
castellano.

Ejemplo

Sustantivos Glosa

uta ‘casa’
uma ‘agua’
kulijyu ‘colegio’
pulisiya ‘policía’

Sub-clase cerrada
La clase cerrada no acepta las apropiaciones del castellano, pero sí de otras lenguas andinas como en el caso de inti, ‘sol’.
Está compuesta por: las raíces interrogativas, las raíces demostrativas, los pronombres personales, los numerales, los
temporales, los posicionales y otros. El material que presentamos agrega a esta Sub-clase las expresiones, por considerarlas
formas poco determinadas.

Ejemplo

Raíz interrogativa. Raíz demostrativa. Pronombres personales Numerales

kuna ‘qué’ aka ‘esto (a, e)’ naya ‘yo’ maya ‘uno’
kawki ‘dónde’ uka ‘eso (a, e)’ juma ‘tú’ paya ‘dos’
khiti ‘quién’ khaya ‘aquel/lla (o)’ jupa ‘él/ella’ kimsa ‘tres’
qawqha ‘cuánto’ jiwasa ‘nosotros (as)’ pusi ‘cuatro’
Temporales Posicionales Expresiones

jichha ‘ahora’ tuqi ‘lado’ kusasä! ‘¡qué interesante!, ¡qué bueno!’


alwa ‘mañana’ walisä! ‘¡qué abundancia!’
Jayp’u ‘tarde’ sumasä! ‘¡qué rico!’
aruma ‘noche’ chiqasä! ‘¡es verdad!, ¡de veras!’

• Raíces verbales

Las raíces verbales (RVer.) se combinan con los sufijos verbales derivacionales (SVD) y flexionales que para a conjugación
marcan la flexión de tiempo y persona (FTyPer.). Asimismo, al igual que las raíces nominales, éstas pueden concertarse con
los sufijos independientes (SInd.) y los sufijos oracionales (SO).

Ejemplo:
Verbos: parlaña, ‘hablar’, saraña, ‘ir’ y alaña, ‘comprar’.

RVer. + SVD + SInd. + FTyPer. + SO Glosa

Parl t’(a) --- ta wa. ‘Hablaste, has hablado’.


Sara --- --- :ta pï. ‘Vas a ir pues, vas pues’.
Ala --- rak(i) tan sä. ‘Hemos comprado también’.

• Raíces partículas

Las raíces partículas se distinguen de las otras raíces porque pueden ocurrir solas o combinarse con los sufijos
independientes y/o oracionales. Estas raíces no se nominalizan ni se verbalizan.

A este grupo de raíces se apropian muchos términos castellanos, por ejemplo los saludos. Por tanto, en el material que le
presentamos, los saludos se refonemizan y se citan como parte del vocabulario de la Unidad uno.

Raíces partículas Glosa

jisa ‘sí’
jani ‘no’
winustiyas ‘buenos días’
winustartis ‘buenas tardes’

2. Los Sufijos

Todos los sufijos son morfemas ligados, es decir que éstos deben combinarse con las raíces para cambiarlas de sentido.
Estos sufijos se clasifican en cuatro grupos: sufijos nominales, sufijos verbales (derivacional y flexional), sufijos
independientes y sufijos oracionales.

A continuación, presentamos una descripción general de cada uno de los grupos, en los que se incluye un listado de los
sufijos que se describieron en la parte gramatical de las Clases, considerando los sufijos en sus respectivos grupos. Para
revisar la descripción y ejemplo de los sufijos pulse ver la Clase.

• Sufijos nominales (SN)

Los sufijos nominales se ligan solamente a las raíces nominales y temas nominalizados; pueden estar seguidos por los
sufijos independientes y los sufijos oracionales.

Los nominales están organizados en cuatro clases de sufijos; una de las clases es de distribución limitada y las otras tres
clases son de distribución no limitada. A estas cuatro clases se le suma los sufijos nominalizadores de verbo como un punto
incluyente dentro de los sufijos nominales.

Clase limitada
En el presente material, no se revisó ningún sufijo de este grupo.

Clase I
La clase I está compuesta por los sufijos: localizadores, diminutivos, poseedor/enumerador, posesivos personales, plural,
conjuntor e inclusor. De este grupo, los sufijos que se explican en la gramática

Localizadores
-sa Lado ver la Clase 5
-wja Lugarº ver la Clase 12
-ni Poseedor/numerador ver la Clase 10
Posesivos personales
-ja Primera persona ver la Clase 1
-ma Segunda persona
-pa Tercera persona
-sa Cuarta persona
Pluralizador
-naka ver la Clase 1
Conjuntor
-mpi1 Conjuntor ver la Clase 2

Clase II
Esta clase se compone por los sufijos: complemento/relacionales (sufijos de caso), tres sufijos finales y el complemento cero.
De este grupo, se presentaron únicamente tres de los cinco sufijos complemento/relacionales más el sufijo -jama (ver la
Clase 5: sufijo independiente -jama).

Complemento/relacionales
-ru Direccional ver la Clase 7
-ta Direccional ver la Clase 2
-na Posesivo/localizador ver la Clase 2
-mpi2 Compañia/agentivo ver la Clase 2

Clase III
Este grupo lo conforman tres sufijos que verbalizan a las raíces nominales. En las clases, se presentaron dos de ellos:

Verbalizadores
-:- ver la Clase 1
-ka- ver la Clase 4

Nominalizadores de verbos
Los sufijos de este grupo son alternadores temáticos que nominalizan a raíces, troncos y temas verbales convirtiéndolos en
temas nominales. Este grupo lo componen cinco sufijos, de los cuales se revisan:

Nominalizadores de verbos
-iri1 Acción habitual o acostumbrada. ver la Clase 6
-ta Resultante ver la Clase 9
-ña Marcador de obligación ver la Clase 14
• Sufijos verbales

Los sufijos verbales están compuestos por dos grupos: los sufijos verbales derivacionales (SVD) y los sufijos verbales
flexionales (SVF).

Sufijos verbales derivacionales (SVD)


Los sufijos verbales derivacionales sirven para formar nuevos términos a partir de la raíz (morfema básico), tronco o
radical (raíz más uno o más SVD). Este grupo está conformado por un total de 32 sufijos, los mismos que se dividen en dos
grupos: Clase I y Clase II.

Clase I
Los sufijos de la clase I actúan sobre la raíz verbal afectando a la acción del verbo en dirección, intensidad y duración.

-cha- Causativo ver la Clase 10


-nta- Movimiento hacia adentro, inceptivo ver la Clase 13
-t’a- Momentáneo ver la Clase 8

Clase II
Los sufijos de esta clase actúan sobre la flexión del verbo. Comprenden un total de 11 sufijos, de los que se revisan:

-ni- Aproximador ver la Clase 7


-waya- Distanciador ver la Clase 7
-si1- Reflexivo/recíproco ver la Clases 9
-xa- Completivo ver la Clase 6
-ya- Causativo de agente ver la Clase 15
-si2- Continuativo ver la Clase 6
-rapi- Beneficiario ver la Clase 15
-ka- Adelantador, incompletivo ver la Clase 4

• Sufijos verbales flexionales (SVF)

Los sufijos verbales flexionales del aymara indican básicamente “tiempo” y “persona”; por esta razón, en el presente material
se indica la forma de Flexión de tiempo y persona abreviando en FTyPer. Existen cinco tiempos principales:

Futuro
Presente/pasado conocido también como simple o no futuro
Remoto: cercano y lejano
Imperativo
Desiderativo

Además de estos tiempos, en el presente material se explica el Inferencial (ver la Clase 11: sufijo verbal flexional -pacha-)
y el No-involucrador (ver la Clase 13: sufijo flexional verbal -chi-). Se dejó fuera al tiempo Reprochador.

En todos los tiempos mencionados se da la interacción entre personas que incluye al sujeto y el complemento (objeto). De
esta forma, las cuatro personas se combinan de nueve maneras que se representan: 1ra. a 2da. (1 à 2), 3ra a 4ta. (3 à 4) y
así sucesivamente.
Interacciones (Sujeto + -xa) & (objeto + -ru) Glosa

1 -> 2 Nayax(a) jumaru ‘yo a ti/vos/usted’


1 -> 3 nayax(a) juparu ‘yo a él/ella’
2 -> 1 jumax(a) nayaru ‘tú/vos/usted a mi’
2 -> 3 jumax(a) juparu ‘tú/vos/usted a él/ella’
3 -> 1 jupax(a) nayaru ‘él/ella a mi’
3 -> 2 jupax(a) jumaru ‘él/ella a ti/vos/usted’
3 -> 3 jupax(a) juparu ‘él/ella a él/ella’
3 -> 4 jupax(a) jiwasaru ‘él/ella a nosotros(as)’
4 -> 3 jiwasax(a) juparu ‘nosotros(as) a él/ella’

Ejemplo:
A: Khitirus parlta. ‘A quién hablas’.
B: (nayax) kullakamaruw parlta ‘(yo) le hablo a tu hermana’.

En el material, se presenta la flexión de todos los tiempos principales (presente/pasado, futuro, el remoto cercano y lejano, el
imperativo y desiderativo), además de la flexión del verbo saña en tiempo presente, así como la interacción entre personas
de los tiempos presente/pasado, futuro y desiderativo.

Para recordar y tener más detalle de cada uno de los tiempos y las diferentes flexiones, le sugerimos revisar el tema de
“sintaxis” que se presenta a continuación del tema que revisamos.

• Sufijos independientes (SInd.)

Los sufijos independientes funcionan con cualquier tipo de raíz, tronco y/o tema (raíz y/o tronco más un sufijo verbalizador o
nominalizador), es decir que pueden ocurrir con cualquier elemento de la oración. Éstos aparecen antes de las flexiones de
tiempo y persona y los sufijos oracionales.

Los sufijos que componen este grupo son cuatro, pero uno de los sufijos -jama tiene funciones restringidas como
independiente y ocurre más como sufijo nominal de Clase II. En este material se presentan los tres sufijos independientes
con alguna de sus funciones:

INDEPENDIENTES
-ki Limitativo ver la Clase 3
-raki Agregador ver la Clase 6
-puni Enfático ver la Clase 11

• Sufijos oracionales (SO)

La característica principal de los sufijos oracionales es que con ellos se forman todas las oraciones básicas del idioma
aymara. La función gramatical de estos sufijos es enormemente importante, por lo mismo, son sintácticamente obligatorios.

En el material se contemplan los siguientes sufijos:

Preguntas
-sa1 Pregunta de información ver la Clase 2
-ti Interrogativo si/no ver la Clase 3
-sti Seguidor de tema ver la Clase 3
-cha Interrogativo alternativo ver la Clase 5
Declaraciones
-xa Atenuador, marcador de tópico, marcador afirmativo ver la Clase 1
-wa Afirmativo ver la Clase 4
-pi Exclamatorio ver la Clase 8
-sa2 Catalogador, agregador, indefinidor ver la Clase 11
Negativo
-ti Negativo ver la Clase 4
Cortesía
-ya De cortesía, vocativo, atenuador ver la Clase 8
-: Exclamatorio ver la Clase 15

Otra característica de estos sufijos es que en una palabra no pueden ocurrir más de dos sufijos oracionales, por esta razón,
la combinación entre los mismos oracionales es limitada. De estas combinaciones se describieron dos: -xaya (ver la Clase
15: combinación de los sufijos oracionales) y -sä2 (ver la Clase 13: combinaciones de sufijos oracionales), como parte
de los sufijos que denotan declaración.

Asimismo, en el material (ver la Clase 1: oraciones ecuacionales) se explica que la combinación de los sufijos -sa + -xa, y -
xa + -wa en forma de ecuación faculta a entender oraciones como:

A: Kunas sutimaxa. ‘Cuál es tu nombre’.


B: Sutijax Anawa. ‘Mi nombre es Ana’.
A: Khitis jupaxa. ‘Quién es él’.
B: Jupax jilajawa. ‘Él es mi hermano’.

Se revisa a continuación más detalles sobre la función de éstos sufijos y otros, en sintaxis.
SINTAXIS

1. Funciones gramaticales:

• Sujeto

• Complemento cero/objeto directo

• Complemento beneficiario/objeto indirecto

2. Tipos de oraciones:

• Oración afirmativa o básica: (-xa)/-wa

• Oración negativa: (-xa)/-wa/-ti

• Oración interrogativa sí/no: (-xa)/-ti

• Oración interrogativa de información: (-xa/-sa1)

• Oración interrogativa negativa: (-xa)/-ti

• Oración interrogativa alternativa: (-ti)/-cha

3. Tiempos gramaticales:

• Tiempos básicos o primarios:

• Tiempos de conocimiento directo

• Tiempo simple

• Tiempo futuro

• Tiempo remoto cercano

• Tiempos de conocimiento indirecto:

• Tiempo remoto lejano

• Tiempo inferencial -pacha

• Tiempo no-involucrador -chi


• Tiempos no realizados:

• Tiempo imperativo

• Tiempo desiderativo

• Tiempos compuestos

La estructura de la oración aymara está determinada por el uso de los sufijos oracionales. Si no ocurren estos sufijos en la
oración, entonces tenemos simplemente un listado de palabras. Para recalcar, toda oración debe estar marcada
por uno o más sufijos oracionales.

A partir de esta característica, el aymara presenta un orden de los elementos oracionales. La oración básica se compone de:
Sujeto (S), Objeto (O) y Verbo (V); así resulta (SOV).

Ejemplo:

S O V Glosa

Nayax ut sarta. ‘Yo voy/fui a casa’.


Rosax ch’uq ali. ‘Rosa compra/compró papa’.

Junto a la oración básica ocurren otros elementos que determinan las funciones gramaticales. A continuación, presentamos
las funciones gramaticales de cada uno de los elementos de la oración. Luego, describimos la composición de de las
oraciones (tipos de oraciones) y, finalmente, revisamos los tiempos gramaticales de las oraciones.

1. Funciones gramaticales

En aymara, las raíces nominales (sustantivos o nombres) cumplen muchas funciones con relación al verbo. Así algunas
raíces desempeñan la función de sujeto en tanto que otras cumplen la función de complemento u objeto:

• Sujeto

El sujeto es la persona (lo humano), cosa o animal (lo no-humano) que funciona como actor o agente de la oración; en otras
palabras, es la persona que ejecuta la acción del verbo.

Ejemplo:

Juliox Orur sari. ‘Julio va/fue a Oruro’.


Nanakax qhath sarapxä. ‘Nosotros(as) iremos al mercado’.
Anux jawiran um laqhuski. ‘El/la perro(a) está tomando agua en el río’.

• Complemento cero/objeto directo

El llamado “complemento cero” (objeto directo) indica qué o quién recibe directamente la acción del verbo. Complementa el
sentido del verbo, por tanto el objeto directo (OD) suele quedarse muy pegado al verbo, casi como si formara una unidad con
el verbo.

Sintácticamente, el objeto directo se marca con la caída obligatoria de la vocal (ver la Clase 2: sufijos
complemento/relacionales).

Ejemplo:

A: Kuns phayta. ‘¿Qué cocinas?’


B: Wallaqø phayta. ‘Cocino sopa de pescado’.

• Complemento beneficiario/objeto indirecto

El objeto indirecto (OI) muestra al receptor, beneficiario o destinatario de la acción expresada por el verbo. El afectado a
menudo suele ser una persona en vez de un objeto o animal.

En aymara, el objeto indirecto habitualmente se marca con el sufijo -ru (ver la Clase 9: interacción) o con el sufijo -taki; con
este último, antes de la flexión del tiempo y persona (FTyPer.) del verbo, debe ir -rapi (ver la Clase 15: interacción con -
rapi).

Ejemplo:
Verbo: aljaña ‘vender’ apaniña ‘traer’

Sufijo -ru: A: Khitirus juph aljta. ‘¿A quién vendiste la quinua?’


B: Mama Rosaruw juph aljta. ‘Vendí la quinua a doña Rosa’.
Sufijo -taki: A: Kullamatakit is apanirapi. ‘¿Ha traído ropa para tu hermana?’
B: Jisa, jupatakiw apanirapi. ‘Sí, ha traído para ella’.

2. Tipos de oraciones

Recordemos que las oraciones básicas del aymara van marcadas generalmente por los sufijos oracionales: -xa, -wa, -ti, -sa, -
cha. De la combinación de estos sufijos, se tiene los siguientes tipos:

1. Oración afirmativa o declarativa: (-xa)/-wa


2. Oración negativa: (-xa)/-wa/-ti
3. Oración interrogativa si/no: (-xa)/-ti
4. Oración interrogativa de información: (-xa)/-sa
5. Oración interrogativa negativa: (-xa)/-ti *
6. Oración interrogativa alternativa: (-ti)/-cha *

* Estos dos modelos oracionales no están contemplados en el Compendio, pero ocurre en el habla oral. En este material se
explican todos los tipos de oración.
El orden de los sufijos en cada oración no es relevante ni fijo; el orden contrario puede producirse también. En los siguientes
puntos, le presentamos la descripción de de cada uno de los tipos de oración presentado un paradigma de conjugación
simple (no-interactivo), en tiempo presente/pasado.

• Oración afirmativa o básica: (-xa)/-wa

La oración afirmativa o básica lo marca -wa. La colocación específica de este sufijo en una oración depende de la pregunta,
entonces -waocurre en lugar de los interrogativos -ti o -sa. (Ver la Clase 4: sufijo oracional -wa).

Ejemplo:
Verbo: luraña ‘hacer’

A: Kuns lurta. ‘¿Qué hiciste?’


B: Nayax qhath sarta. ‘Yo fui al mercado’.
A: Khitimpis sarta. ‘¿Con quién fuiste?’
B: Kullakamampiwa. ‘Con tu hermana’.

Para que usted pueda estructurar una oración con cualquiera de los verbos, a continuación le presentamos un paradigma de
conjugación:

(Sujeto+SO) & (objeto) & RVer. + -pxa- + FTyPer. Glosa

Nayaw wallaq manq’ ta. ‘Yo como sopa de pescado’.


Jumaw wallaq manq’ ta. ‘Tú/vos comes sopa de pescado’.
SINGULAR Jupaw wallaq manq’ i. ‘Él/ella come sopa de pescado’.
Jiwasaw wallaq manq’ tan. ‘Nosotros(as) comemos sopa de pescado’.

Nanakaw wallaq manq’a px ta. ‘Nosotros(as) comemos sopa de pescado’.


Jumanakaw wallaq manq’a px ta. ‘Ustedes comen sopa de pescado’.
PLURAL
Jupanakaw wallaq manq’a px i. ‘Ellos(as) comen sopa de pescado’.
Jiwasanakaw wallaq manq’a px tan. ‘Nosotros(as) comemos sopa de pescado’.

• Oración negativa: (-xa)/-wa/-ti

A diferencia de la oración afirmativa, la oración negativa se compone de los siguientes elementos: la partícula jani ‘negativo’,
(sujeto), (objeto) y verbo, que debe marcarse con -ti (negativo) después de la FTyPer., donde muchas veces debe ir
acompañado de -ka (incompletivo). Para más detalles, ver la Clase 4: oración negativa.

Partícula + & (Sujeto+SO) & (objeto) & RVer. + -pxa- + -ka FTyPer. + -ti GLOSA
-wa

Janiw nayax wallaq manq’ k t ti. ‘No, yo no comí


sopa de pescado’.
Janiw nanakax wallaq manq’a p k t ti. ‘No, nosotros/as no
comimos sopa de
pescado’.

Ejemplo:

A: Jupax um umiti. ‘¿Él/ella bebe agua?’


B: Janiw jupax um umkiti. ‘No, él/ella no bebe agua’.
A: Jumax ch’uq altati. ‘¿Compraste papa?’
B: Janiw nayax ch’uq alktti. ‘No, no la compré’.

• Oración interrogativa sí/no: (-xa)/-ti

En la oración interrogativa, el elemento que quiera confirmarse va marcado con el sufijo -ti. Las respuestas de los
interrogativos en este modelo oracional requieren, opcionalmente, afirmar con jisa o negar con jani. (Ver la Clase 3: sufijo
oracional -ti).

Observe cuidadosamente el siguiente paradigma e intente aplicarlo:

(Sujeto+SO) & (objeto) & RVer. + -pxa- FTyPer. + -ti Glosa

Nayax(a) ut(a) sart t(a) ti. ‘¿Yo voy a la casa?’


Jumax(a) ut(a) sart ta ti. '¿Tú/vos vas a la casa?’
SINGULAR
Jupax(a) ut(a) sart i ti. ‘¿Él/ella va a la casa?’
Jiwasax(a) ut(a) sart tan ti. ‘¿Nosotros(as) vamos a la casa?’
Nanakax(a) ut(a) sarta px t ti. ‘¿Nosotros(as) vamos a la casa?’

Jumanakax(a) ut(a) sarta px ta ti. ‘¿Ustedes van a la casa?’

PLURAL
Jupanakax(a) ut(a) sarta px i ti. ‘¿Ellos(as) van a la casa?’

Jiwasanakax(a) ut(a) sarta px tan ti. ‘¿Nosotros(as) vamos a la casa?’

Ejemplo:

A: Jumax ch’uq altati. ‘¿Tú compras papa?’


B: Jisa, nayax ch’uq altwa. ‘Sí, yo compro papa’.
B: Janiw nayax ch’uq alktti. ‘No, no compro papa’.
A: Jumat ch’uq alta. ‘¿Tú compraste la papa?’
B: Jisa, nayawa. ‘Sí, yo la compré’.
B: Janiwa. Jilajaw ali. ‘No. Mi hermano la compró’.

• Oración interrogativa de información: (-xa/-sa1)

Las oraciones interrogativas de información exigen, además del sufijo oracional -sa1 (ver las Clases 2: pregunta de
información), una raíz interrogativa: kuna ‘qué’, qawqha ‘cuanto’, khiti ‘quién’ o kawki ‘dónde’ (ver la Clase 3: raíces
interrogativas).

Ejemplo:

A: Kuns umta. ‘¿Qué bebes?’


B: Nayax jug umta. ‘Yo bebo un jugo’.
A: Kawkirus sarta. ‘¿Dónde vas/fuiste?’
B: Utaruw sarta. ‘Voy/fui a la casa’.
• Oración interrogativa negativa: (-xa)/-ti

Este modelo oracional tiene los mismos elementos de la oración negativa, con la diferencia de que el sufijo -wa es
reemplazado por el sufijo -ti (interrogativo). Esta partícula puede ir antes o después del sujeto, en caso de que esté presente.

La oración interrogativa negativa, en la respuesta generalmente, exige una oración negativa. Para más información, ver la
Clase 13: oración interrogativa negativa.

Partícula+-ti & (Sujeto+SO) & objeto & RVer. + -pxa + -ka + FTyPer. Glosa

Janit (jumax) ut sarkta. ‘¿No fuiste a casa?’


Janit (jumanakax) ut(a) sarapkta. ‘¿Ustedes no fueron a casa?’

Ejemplo:

A: Janit jumanakax wallaq maq’apkta. ‘Ustedes no comen sopa de pescado, ¿verdad?’


B: Janiw nanakax maq’apkti. ‘No, nosotros no comemos sopa de pescado’.
A: Janit jumax ch’uq alkta. ‘Tú no compraste papa, ¿verdad?’
B: Janiw alktti. ‘No la compré’.

• Oración interrogativa alternativa: (-ti)/-cha

La construcción de este tipo de oración es algo diferente a los modelos oracionales anteriores. En este tipo de oración se
tiene la opción de escoger entre dos alternativas que se marcan con -ti y -cha. Para más detalles, ver la Clase 5: sufijo
oracional -cha.

La estructura de este tipo de oración, por lo general tiene la siguiente estructura:

(Sujeto+SO) & objeto + - & objeto + -cha & RVer. + -pxa- + FTyPer. Glosa
ti

Nayax yarant tunqch manq’ ta. ‘¿Como trigo o


maíz?’
Jumax yarant tunqch manq’ ta. ‘¿Comes trigo o
maíz?’
SINGULAR
Jupax yarant tunqch manq’ i. ‘¿Come trigo o
maíz?’
Jiwasax yarant tunqch manq’ tan. ‘¿Comemos
trigo o maíz?’
Nanakax yarant tunqch manq’a px ta. ‘¿Comemos
trigo o maíz?’
Jumanakax yarant tunqch manq’a px ta. ‘¿Comen trigo o
maíz?’
PLURAL
Jupanakax yarant tunqch manq’a px i. ‘¿Comen trigo o
maíz?’
Jiwasanakax yarant tunqch manq’a px tan. ‘¿Comemos
trigo o maíz?’

Ejemplos:

A: Uksan juphat tunquch achu. ‘¿Por ese lado produce quinua o maíz?’
B: Juphaw achu. ‘Produce quinua’.
A: Khayast awayut kunacha. ‘¿Aquel es un aguayo o qué es?’
B: Khayax awayuwa. ‘Aquel es un aguayo’.

3. Tiempos gramaticales:

Acerca del tiempo y el espacio se explicó en los postulados lingüísticos. En esta sección, le presentamos una descripción de
cada uno de los tiempos gramaticales agrupados entre formas/tiempos “simples o primarios” y “compuestos”. A la descripción
de cada uno de los tiempos en sus formas flexionadas, se presenta los sufijos que flexionan para explicar la no interacción
(no-interactivos) e interacción (interactivos):

Los no-interactivos, en la conjugación, consideran solamente al sujeto de la oración; de esta forma, en las flexiones de los
diferentes tiempos intervienen los cuatro pronombres personales en singular y en plural.

Ejemplo:

Juliox parlaskiwa. ‘Julio está hablando’.


Jiwasaw Europar sartan. ‘Nosotros/as vamos/fuimos a Europa’.

En cambio, los interactivos conjuncionan tanto al sujeto (S) como al objeto indirecto (OI) y objeto directo (OD) y en una sola
flexión, a través del verbo; por tanto, son indivisibles ya que presentan una sola flexión para ambos elementos. Estas
interacciones se dan únicamente con los verbos transitivos. En la conjugación, los pronombres personales se combinan en
nueve formas.

Ejemplo:

Verbos: churaña ‘dar’ mayt’aña ‘prestar’

S OI OD V Glosa

Jupax jiwasar ikiñ churistu ‘Él/ella nos da/dio la frazada’.


Jiwasaw jupar away mayt’tan ‘Nosotros/as le prestamos el aguayo’.

Para más detalles sobre las interacciones, le sugerimos revisar la Dinámica Aymara (Yapita y Van der Noordaa, 2008).

• Tiempos básicos o primarios

Los tiempos básicos o primarios, según la fuente de datos, se dividen en tres grupos: conocimiento directo, conocimiento
indirecto y no realizado.

Tiempos de conocimiento directo

En el tiempo de conocimiento directo (personal), la información que se tiene es de primera mano y el hablante puede
aseverar que vio o realizó la acción. Existen tres tiempos de conocimiento personal: el simple, el futuro y el remoto cercano.

Tiempo simple

Este tiempo en aymara, es conocido también como ‘presente/pasado’, ‘no futuro’ o‘aorista’. En el material
se lo identifica como tiempo presente/pasado. Este tiempo expresa dos momentos: el instante en que se
habla y para referir a acciones pasadas, que muchas veces se indican con un adverbio.

Le recordamos que es importante determinar el contexto, en vista de que, en la traducción al castellano, se


abarca a explicartres tiempos del indicativo: el presente simple, pasado simple y pasado compuesto. Para
más detalles en la forma no interactiva ver la Clase 2: tiempo presente/pasado. Para el caso de la
forma interactiva ver la Clase 9: interacción.

A continuación le presentamos un resumen de las flexiones de tiempo y personas de la forma no-


interactiva y forma interactivade este tiempo:

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -ta 1 -> 2 -sma


2da. -ta 1 -> 3 -ta
3ra. -i 2 -> 1 -ista
4ta. -tan 2 -> 3 -ta

3 -> 1 -itu

3 -> 2 -tam

3 -> 3 -i

3 -> 4 -istu

4 -> 3 -tan

Ejemplo:

NO-INTERACTIVO: Rosax ch’uq ali. ‘Rosa compra/compró papa’.


INTERACTIVO: Tomasix qullq mayt’istu. ‘Tomás nos presta/prestó dinero’.

Tiempo futuro

El futuro marca una acción todavía no realizada o que no sucedió; en otras palabras, es una conjetura.
Para más información en la forma no-interactiva ver la Clase 7: tiempo futuro.

Indicamos que las flexiones de la forma interactiva son poco usuales, en vista a que tienen tono de
obligación atenuada; por lo mismo, presentan una idéntica flexión con el imperativo. Estas flexiones, al
ocurrir después de los sufijos verbales derivacionales como -ya (no involucrador), cambian en la
connotación. Para más detalles sobre este punto, ver la Clase 10: interacción en tiempo futuro.
No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -: 1 -> 2 -:ma


2da. -:ta 1 -> 3 -:
3ra. -ni 2 -> 1 -ita:ta
4ta. -ñani 2 -> 3 -:ta

3 -> 1 -itani
3 -> 2 -:tam
3 -> 3 -ni
3 -> 4 -istani

4 -> 3 -ñani

Ejemplo:

NO-INTERACTIVO: Rosax Compiruw sarani. ‘Rosa irá a Compi’.


INTERACTIVO: Carmenax nayaruw ch’uq aljitani. ‘Carmen me venderá la papa’.

Los ejercicios que se presentan son para que usted aplique el tiempo futuro con la conjugación interactiva.

Tiempo remoto cercano

El tiempo remoto cercano refiere a un pasado cercano o distante al mismo tiempo. La característica de este
tiempo es que toma en cuenta a hechos reales, en el que el sujeto fue protagonista y/o sujeto de la acción,
por tanto puede testificar. Los nombres habituales para este tiempo son: remoto de conocimiento directo,
remoto de conocimiento personal y pasado testimonial. Para más detalles, ver la Clase 11: tiempo remoto
cercano.

Las flexiones interactivas de este tiempo no se revisaron en la gramática de las Clases; por esta razón, le
sugerimos revisarlas con serenidad.

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -yäta 1 -> 2 -yäsma


2da. -yäta 1 -> 3 -yäta
3ra. -¨na 2 -> 1 -iyästa
4ta. -yätan 2 -> 3 -yäta
3 -> 1 -itäna
3 -> 2 -yätam
3 -> 3 -¨na
3 -> 4 -istäna
4 -> 3 -yätan

Ejemplos:

NO-INTERACTIVO: Juliox Orur saraskäna. ‘Julio estaba yendo a Oruro’.


INTERACTIVO: Aljirix cambio churayätamwa. ‘La vendedora de papa te daba el cambio’.
Tiempos de conocimiento indirecto

En el idioma aymara, es importante precisar la fuente de datos, por tanto, se debe especificar si la información fue o no
atestiguada, inferida y/o relatada. Los tiempos que conforman este grupo son: el remoto lejano, el inferencial y el no
involucrador.

Las formas interactivas de los tiempos de este grupo no se presentaron en el desarrollo de las Clases; sólo se los incluye
bajo cada tiempo verbal para que los revise.

Tiempo
remoto
lejano

El tiempo remoto lejano hace referencia a un pasado distante con relación al hablante; de esta forma, es
usual usarlo al momento de relatar cuentos, leyendas, historias mitológicas y otros así como para explicar
situaciones contradictorias. Su particularidad es que la fuente de datos no es de primera mano. Debido a
eso, él/la hablante siempre enfatizará en indicar que no fue el protagonista, que no presenció la acción o
que no recuerda la acción realizada.

A este tiempo, se lo conoce también con el nombre de remoto de conocimiento indirecto, remoto de
conocimiento no-personal o no-testimonial y/o pasado no testimonial. Para más información ver la Clase
14: tiempo remoto lejano.

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -täta 1 -> 2 -täsma


2da. -täta 1 -> 3 -täta
3ra. -tana/-tayna 2 -> 1 -itästa
4ta. -tätan 2 -> 3 -täta
3 -> 1 -itütu
3 -> 2 -tätam
3 -> 3 -tayna
3 -> 4 -istüstu
4 -> 3 -tätan

Ejemplo:

NO-INTERACTIVO: Jumax qarw aljatäta. ‘Tú habías vendido la llama’.


INTERACTIVO: Rosamp Carmenampix Comp sarapxatayna. ‘Rosa y Carmen habían ido a Compi’.

Tiempo
inferencial -
pacha

La información expresada con este tiempo se da por deducción y/o por evidencia indirecta. La probabilidad
de que la información se realice o tenga veracidad es bastante alta, por lo mismo, muchas veces se
entiende como una acción en realización o concluido. Para mayor referencia ver la Clase 11: sufijo verbal
flexional -pacha.
No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -pachata 1 -> 2 -pachäsma


2da. -pachata 1 -> 3 -pachäta
3ra. -pacha 2 -> 1 -pachïsta
4ta. -pachatan 2 -> 3 -pachäta
3 -> 1 -pachitu
3 -> 2 -pachätam
3 -> 3 -pacha
3 -> 4 -pachistu
4 -> 3 -pachätan

Ejemplos:

NO-INTERACTIVO: Jupaw qhath sarpacha. ‘Seguramente ella fue al mercado’.


INTERACTIVA: Jiwasaw Julior churpachatan. ‘Seguramente nosotros le dimos a Julio’.

Tiempo no-
involucrador -chi

Este tiempo expresa desconocimiento de la fuente de información, por lo mismo, quien habla no acepta
ninguna responsabilidad o culpa. El uso de este tiempo suele indicar falta de implicación en un asunto de
parte del sujeto y/o del complemento.

A este tiempo se lo conoce también como ‘el no-inferencial’, ‘el hipotético’, ‘el conjetural’ o ‘el de
resignación’. Para más información ver la Clase 13: sufijo flexional -chi-.

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -sta 1 -> 2 - sma


2da. -sta 1 -> 3 - -sta
3ra. -chi 2 -> 1 -chista
4ta. -stan 2 -> 3 -sta
3 -> 1 -chitu
3 -> 2 -stam
3 -> 3 -chi
3 -> 4 -chistu
4 -> 3 -stan

Ejemplos:

NO-INTERACTIVO: Inas jumax ch’uq alsta. ‘Quizás compraste papa’.


INTERACTIVO: Inas jupax jiwasar churchistu. ‘Quizás él/ella nos dio’.

Tiempos no realizados

Este grupo lo conforman el imperativo y el desiderativo. La particularidad de estos tiempos es que no se tiene certeza de si
fue realizada acción, en vista a que su ejecución depende de la voluntad de las personas.

Al igual que los tiempos de conocimiento indirecto, las formas interactivas de los tiempos a describir no se presentaron en el
desarrollo de las clases. Se los incluye en cada una de las secciones a objeto de que los revise.

Tiempo
imperativo

Por lo general, el imperativo expresa una orden o mandato. En aymara, estas formas no deben usarse a la
ligera, en vista a que estas órdenes pueden bajar de tono o moderarse con alguno de los sufijos
oracionales. Para más detalles, ver la Clase 8: el imperativo.

Le recordamos que las flexiones interactivas son idénticas a las flexiones del tiempo futuro.

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1 -> 2 -¨ma
2da. -ma 1 -> 3 -¨
3ra. -pan 2 -> 1 -ita
2 -> 3 -m
3 -> 1 -itpa
3 -> 2 -¨tpa
3 -> 3 -pa
3 -> 4 -stpa
4 -> 3 -ñani

En este tiempo, la oración negativa cambia por completo de sentido, en vista a que se deja de expresar
mandato y contrariamente expresa recomendación y/o prohibición.

Ejemplo:

Recomendación: Jan lurasmati. ‘Quisiera que no hicieras eso’.


Mandato: Jan k’arisimti. ‘No seas mentiroso’.

Tiempo
desiderativo

El tiempo desiderativo expresa un deseo de realizar una acción con emotividad positiva. Este tiempo A este
tiempo se los conoce también con el nombre de presente contradictorio a los hechos. Para más
detalles, ver la Clase 9: tiempo desiderativo.

No-interactivos Interactivos

Persona FTyPer. Personas FTyPer.

1ra. -irista 1 -> 2 -irisma


2da. -sma 1 -> 3 -irista
3ra. -spa 2 -> 1 -itasma
4ta. -sna 2 -> 3 -sma
3 -> 1 -itaspa
3 -> 2 -iristam
3 -> 3 -spa
3 -> 4 -istaspa(n)
4 -> 3 -sna

Ejemplo:

NO-INTERACTIVO: Aka marax qañaw yapuchasma. ‘Este año deberías sembrar cañagua’.
INTERACTIVO: Sawuñ yatiqirista. ‘Quisiera aprender a tejer’.

Tiempos compuestos

Para los tiempos compuestos se considera dos o más tiempos básicos. De la combinación de estos tiempos resulta un
tiempo nuevo. Los tiempos a combinarse son: reprochador, inferencial y el no-involucrador.

De momento no presentamos la explicación de estos tiempos.


ELISIÓN VOCÁLICA

1. Análisis de Briggs:

• En posición final de palabra

• Flexión de los verbos

• En posición final de la palabra sintáctica

2. Especificaciones de Hardman:

• Adjetivos.

• Sujetos y objetos.

• Morfología – vocales de sufijos.

• Sintaxis.

• Caídas pragmáticas.

• Procesos fonológicos.

En la lengua aymara, el caso de la caída, elisión, supresión y/o ausencia de vocal como se ha llamado habitualmente, ocurre
en la oración y la frase. Este hecho, responde a procesos de morfofonémica/morfofonología, morfosintaxis, que de por si
explican la pragmática del aymara.

Este tema da mucho para estudiar y comentar, por lo mismo, en este punto le presentamos algunas pautas generales
extraídas de la definición de Briggs (1994) y Hardman (2007), quienes indican que en aymara el caso de elisión es obligatorio
y sintácticamente condicionado, como en:

Nayaw(a) utØ sarta. ‘yo voy/fui a la casa’.


Anax(a) qhathØ sari. ‘Ana va/fue al mercado’.

1. Análisis de Briggs

Briggs, en Variantes regionales y sociales, al explicar los muchos casos de variación morfológica, indica que para los
procesos de elisión existe un orden marcado y condicionado sintácticamente. De esta forma existe elisión:
En posición final de palabra para indicar: el sujeto del verbo, el complemento directo (complemento cero) del verbo y el
negativo con jani.

Ejemplo:

Sujeto del verbo: Nayax t’ant’ alä. ‘Yo compraré pan’.


Complemento cero: Jupampiw parlta. ‘Hablo con él/ella’.
Negativo con jani: Janiw utjkiti. ‘No hay’.

Flexión de los verbos. La ocurrencia de pérdida de una vocal final, puede hacer que el acento parezca recaer sobre la
última vocal de la palabra, ello se refleja en la las flexiones de imperativo (2da. y 3ra. persona) y en tiempo presente/pasado
(4ta persona).

Ejemplo:

Imperativo: Jum saram. ‘Ve/anda tú’.


Jup sarpan. ‘Que él/ella vaya’.
Tiempo presente/pasado: Jiwasaw sartan. ‘Nosotros(as) fuimos/hemos ido’.

En posición final de la palabra sintáctica. Para este caso, los sufijos oracionales: -wa, -xa, -ya y otros dos sufijos, suelen
perder sus vocales finales por efecto de supresión o desonorización (ensordecimiento) de la vocal al final de la frase dentro la
oración.

Ejemplo:

(Jumax) sarakimay. ‘(Tú) anda no más pues’.


(Nayax) saräw. ‘(Yo) voy a ir’.
Nayaw sarax. ‘Yo voy a ir’.
BIBLIOGRAFÍA GRAMATICAL

General

Cestero Mancera, Ana

(1999) Comunicación no verbal y enseñanza de lenguas extranjeras. Madrid: Arco/libros S.L.

Coello Vila, Carlos

(2002) Bolivianismos en el diccionario de la Real Academia Española. La Paz, Bolivia: Ah Publicidad!

Dubois, Jean

(1973) Diccionario de lingüísticas. Madrid, España: Alianza Editorial.

Lázaro Carreter, Fernando

(1981) Diccionario de términos filológicos. España: Editoriales Gredos.

Gramáticas del aymara

Cerrón-Palomino, Rodolfo

(2000) Lingüística aymara. Cusco: Gráficos de CERA, Las Casas.

Deza Galindo, Juan F.

(1989) Gramatica de la lengua aymra. Lima, Perú: Artex Editores.

Gallego, Saturnino

(1994) K’isimira, 1 y 2, Gramática viva de la lengua aymara. La Paz: Bruño e Hisbol.

Gómez Bacarreza, Donato y Condori Cosme, José

(1992) Morfología y gramática aymara. La Paz, Bolivia.

Hardman, Martha y otros

(1988) Aymara: Compendio de escritura fonológica y gramatical. La Paz: ILCA. URL: http://www.ilcanet.org

Huayhua Pari, Felipe

(2001) Gramática descriptiva de la lengua aymara. Lima, Perú: Irpaqa.


Marín, Francisco y otros

(2005) Español lengua extranjera: Nuevo Ven 1. España: Edelsa grupo didascalia, S.A.

Torres Rubio, Padre Diego de

(1966 [1616]) Arte de la lengua aymara. Edición de Mario Franco Inojosa. Lima: Lyrsa.

Yapita, Juan de Dios

(2008) La dinámica aymara: conjugación de verbos aymaras. La Paz: Plural editores e ILCA.

Libros de enseñanza del aymara

Gallego, Saturnino

(1994) K’isimira, 1 y 2, Gramática viva de la lengua aymara. La Paz: Bruño e Hisbol.

Gutiérrez Morales, Pascual

(2007) Aymarat parlasiñani: aprendizaje del aymara como segunda lengua. La Paz: Lavandenz.

Yapita, Juan de Dios

(1981) Enseñanza del idioma aymara como segundo idioma. La Paz: Difusión Ltd.

(1991) Curso de aymara paceño. Cuaderno 24. St. Andrews: Institute of Amerindian Studies, University of St. Andrews.

(2007) Aymara método facil 1. La Paz: ILCA.

Bertonio, Ludovico

(1984 [1612]) Vocabulario de la lengua aymara. Juli, Chucuyto: Francisco del Canto. Facsímile: La Paz y Cochabamba:
Ceres, Ifea, Musef.

Büttner, Thomas y Dionisio Condori Cruz

(1994) Diccionario Aymara-Castellano. Puno: Proyeco Experimental de Educación Bilingüe.

Callo Ticona, Saturnino

(2007) Kamisaraki. Diccionario aymara-castellano, castellano-aymara. Tacna: Gráficos de Perúgráfika.

de Lucca, Manuel

(1987) Diccionario práctico aymara-castellano, castellano-aymara. La Paz: Editorial Los amigos del libro.

Deza Galindo, Juan F.


(1989) Diccionario aymara-castellano, castellano-aymara Zona norte de Chile. Lima, Perú: Consejo Nacional de Ciecias y
Tecnología CONCYTEC.

Laime Ajacopa, Teofilo

(2005) Cómo escribir en aymara. La Paz, Bolivia: Imprenta offset Visión.

Layme Pairumani, Félix

(2004) Diccionario bilingüe aymara castellano. La Paz: Consejo educativo aymara.

Mamani M, Manuel

(2002) Diccionario práctico bilingüe aymara castellano Zona norte de Chile. Antofagasta, Chile: EMELNOR NORprint.

Radio San Gabriel

(1993) Transcripción del Vocabulario de la lengua aymara, de P. L. Bertonio 1612. La Paz: Biblioteca del pueblo aymara
AYMARA

1. Introducción.

2. Los reinos aymaras.

3. Aymara en el período colonial.

4. Aymara en el período republicano.

5. La identidad aymara moderna.

6. ¿Una nación aymara?

 Menú
1. Introducción

¿Aymara describe una lengua, una cultura o una nación, o


todos a la vez?

Cuando consideramos la identidad aymara bajo una lupa histórica, la evidencia


sugiere que los hablantes de lenguas emparentadas con el aymara (a veces
llamados los qulla) eran sobre todo los pastores andinos de camélidos de las
tierras altas, a diferencia de las poblaciones de los valle cálidos
(qhishwa o qhirwa) que hablaban más el qhishwa o runasimi. En el incario, en
particular, se asocian las poblaciones aymaras con el pastoreo y sobre todo con
la región del Qullasuyu, uno de los cuatro suyos de Tawantinsuyu, cuyo
significado se refiere al manejo de pastos y hierbas medicinales.

Entonces, es posible que en varias civilizaciones andinas, como plantea Kolata


Dibujo de Tiwanaku, por D’Orbigny. (2004) con referencia a las etapas tardías de Tiwanaku, los aymara hablantes
eran asociados con el pastoreo, en tanto que otros grupos, como los hablantes
de pukina (o quechua) eran los agricultores, y los uru hablantes los pescadores
del lago y los ríos. En este caso, “aymara” habría sido una categoría de trabajo
y tributo, más que una identidad en sí.

El hecho de tener huellas de variedades de aymara, habladas en un territorio


mucho más extenso que el actual, también señala la posibilidad de una región
natal en común de esta lengua, pero no necesariamente una identidad étnica
en común. Resumimos aquí algunos debates actuales en torno a estas
preguntas, con referencia a fuentes históricas, etnográficas, arqueológicas,
lingüísticas e históricas.

La ceremonia de inauguración del presidente Evo


Morales, en Tiwanaku.
 Menú
2. Los reinos aymaras

Durante el período colonial temprano, la cuestión de identidad social todavía iba


ligada a la pertenencia a un determinado ayllu o jatha, y a las confederaciones
de ellos: en los llamados “reinos aymaras” de los Lupaka, Pakaji y Omasuyo, los
Charka, Qhara Qhara, Killakas Asanaqi y otros, con sus distintas características,
variantes dialectales y formas de producción (Albó 2002). Por una parte, la
conformación de estos distintos reinos aymaras era el resultado de la
desintegración de Tiwanaku en unidades menores y, por otra, tuvo sus raíces en
la designación de las provincias incaicas de un período anterior (Platt y otros
2006).

Prontamente estas unidades políticas mayores iban a sufrir una serie de


desestructuraciones coloniales y la división en unidades más manejables, sobre
todo los pueblos de reducción y sus varios anexos, lo que en los siglos
posteriores iban dividiéndose en los ayllus (yjathas) constituyentes que
conocemos hoy.

Prontamente estas unidades políticas aymaras mayores iban a sufrir una serie
de desestructuraciones coloniales y la división en unidades mayores más
manejables, es decir en los ayllus (y jathas) constituyentes más parecidos a
aquellos que conocemos hoy.

Mapa: Los señoríos aymaras (según Bouysse-


Cassagne 1987: 211, Fig. 13).

 Menú
3. Aymara en el período colonial

En el momento de la conquista, la lengua aymara, conjuntamente con la


quechua y pukina, eran reconocidas como “lenguas generales” del Perú, aunque
quechua, por su mayor expansión, fue adoptada como lingua franca. Sólo en
Charkas, aymara se convirtió en una “lengua general” (Yapita y López 2002a).

Durante el curso de la colonia, el significado del término aymara iba


cambiándose nuevamente, esta vez según los nuevos criterios demográficos,
lingüísticos y fiscales del período. Primero se adaptó el término para referirse a
las poblaciones de esta lengua, predominantemente rurales, que fueron
reubicadas en la estructura política de los nuevos centros urbanos, llamados
“reducciones”, con sus estancias satelitales. Hay aquellos que arguyen que
“aymara” se volvió una categoría fiscal en esta etapa, asociada con las
posibilidades de determinadas poblaciones de pagar un tributo de cierto nivel.
Desde allí, la cuestión identitaria de pertenencia iba cambiando, de una noción
de filiación a una de residencia (Albó 2002). No obstante, según otros
estudiosos, la evidencia no es suficiente para sostener que la categoría aymara
habrá tenido fines categoriales en la colonia, y más bien las identidades políticas
iban realizándose y reconstruyéndose en el mismo seno de los ayllus (en la
práctica de los cargos de autoridades civiles, políticas y rituales) y no tanto a
nivel estatal.

Fuente: Guaman Poma: Entiero de Colla suios


www.kb.dk
 Menú
4. Aymara en el período republicano

En las repúblicas andinas, el significado de los términos genéricos de “indio” o


“indígena” iba transformándose, según los criterios del nuevo orden social de
estratificación racial y social. De allí, estas categorías raciales mayores iban
articulándose con criterios económico-sociales, en nuevos paradigmas de
identidad basados en idioma y vestimenta, oficio y lugar de residencia. Desde el
lado oficial, aymara era simplemente una subcategoría de estas categorías
mayores.

Indio aymara de la región de la Paz. Pongo=Indio,


que esta vinculado a la gleba de una hacienda, pero
que sin embargo cumple oficios temporalmente en la
casa de su señor en la ciudad (Bolivia, 1876)
www.lablaa.org

 Menú
5. La identidad aymara moderna

Estos criterios más genéricos de pertenencia continuaron hasta los años 60 del
siglo XX, cuando el sentimiento de pertenencia a una “identidad aymara” en
común comenzó a crecer, a partir de varios factores: entre ellos la experiencia
en común de ser migrantes en barrios de hablantes de esta lengua en los
centros urbanos en expansión, el surgimiento del movimiento político katarista
con sus raíces aymaras, y además la fuerza evangelizadora de la radio San
Gabriel (La “Voz del pueblo aymara”) que logró unir un territorio virtual aymara
en común.

Otros factores inciden en esta nueva construcción de identidad aymara. Por su


parte, algunos estudiosos de la lengua y cultura aymara de la época
contribuyeron a esta construcción identitaria aymara más genérica, con trabajos
claves, por ejemplo La identidad aymara (1987) de Thèrése Bouysse-Cassagne.
Del lado estatal, el cartografiado de mapas lingüísticos también iba fusionando la
identidad lingüística con la identidad étnica. Y con el uso del Internet (y los
contactos realizados vía Aymarlista y otros sitios), los propios grupos aymaras
de presión han podido expresar sus demandas identitarias a nivel global y, por
esta misma vía, recibir el respaldo de la comunidad internacional.
Mapa: Albó (2005)

 Menú
6. ¿Una nación aymara?
El hablar de una “nación aymara”,
donde inclusive se habla a nivel
oficial la lengua del mismo
nombre, es relativamente reciente.
En los levantamientos de las
poblaciones aymara hablantes en
los siglos XVIII y XIX se hablaba
más de una restauración de
Qullasuyu, lo que oía nuevamente
en los albores de la Independencia
de los países andinos al inicio del
siglo XIX. Sólo en el siglo XX, con
las declaraciones en 1923 del lado
peruano, se hablaba de una
“República aymara” cuya capital
iba a ser Wancho Lima. Mapas de ILCA de las circunscripciones indígenas
Nuevamente la idea más genérica (2004).
Nina Quispe por la “Sociedad República del del Qullasuyu iba a surgir en la
Collasuyo” en los años 20s y 30s del siglo XX propuesta del educador Nina
Quispe por la “Sociedad República
del Collasuyo” en los años 20s y
30s del siglo XX, y en 1956 se tuvo
la proclamación de Laureano
Machaka de fundar la ”República
Aymara del Tahuantinsuyo”.

La identidad aymara como tal se


define en el “Manifiesto de
Tiwanaku” de 1973, y en la
declaración personal de sentirse
parte del “pueblo aymara” de Juan
Condori Iruchi en 1976. Los
discursos políticos del “Mallku”
Felipe Quispe en 2000, líder del
El “Mallku” Felipe Quispe, en 2000, gran levantamiento aymara del Mapa del Vice Ministerio de descentralización
Foto de Anzo de Lucca. mismo año que logró rodear la
ciudad de La Paz (llevando ecos
del levantamiento parecido de
Tupaq Katari en 1781), se refieren
más a una “República del
Kollasuyo” (ver Ticona 2003).

La propuesta por una “nación


aymara” ya conformó parte del
replanteamiento del modelo
político del estado boliviano en las
pugnas de las poblaciones de El
Alto en el gran levantamiento
aymara del año 2003, y en la
demanda por autonomías
indígenas aymaras en la Asamblea
Constituyente (2006-2007), bajo la
presidencia del aymara Evo
Morales.En este proceso, uno de
los puntos de referencia para la
reconstrucción actual de los ayllus
y confederaciones aymaras en un
nuevo Bolivia, ha sido los mapas
de las confederaciones aymaras
históricas de siglos XVI, como un
momento propio en los albores de
la conquista que habría que
recuperar.
LA REGIÓN AYMARA Y SU POBLACIÓN

La lengua aymara hoy es hablada


por más de dos millones de
hablantes ubicados en los países
de Bolivia, Perú, Chile y Argentina.
Aymara se habla en el nor-oeste y
la parte nor-central de Bolivia
(sobre todo en la ciudad de La
Paz, la zona lacustre del lago
Titicaca y la mayor parte de del
Altiplano), en el sur de Perú (en los
departamentos de Puno, Tacna,
Moquegua y Arequipa y toda la
zona lacustre), en el norte de Chile
(en la sierra fronteriza con Bolivia
como en las ciudades de Arica,
Iquique y Antofagasta), y la parte
norte de Argentina (en la sierra
jujeña y salteña, y en las
provincias del mismo nombre),
además de la población migrante
en la ciudad de Buenos Aires.

En el caso de Bolivia que


enfocamos aquí, según el último
censo (INE 2001), los 1.462.285
hablantes (mayores de 6 años)
conforman ahora 20.97% de la
Mapa: La distribución actual de las familias población nacional, en
lingüísticas de aymara
comparación con 29% en 1976. A
y quechua (Heggarty 2008: 39, Fig.3).
éstos habría que sumar otro medio
millón en el Perú y unos 20.000 en
Chile (sin mencionar quienes se
sienten aymara aunque ya no
hablan esta lengua).

El territorio donde se habla aymara


estaba en plena expansión desde
las migraciones masivas de los
años 50. Actualmente los aymara
hablantes, al igual que los
quechuas, habitan en casi todo el
territorio nacional de Bolivia,
incluso en los departamentos de
Beni, Pando, Santa Cruz. Además,
con la globalización económica de
las últimas décadas, los hablantes
aymaras, en busca de trabajo, han
emigrado a los países vecinos de
Argentina y Brasil, y más allá, a los
EE.UU. y a España y otros países
europeos. Como resultado, ya se
hallan fiestas, música y bailes
aymaras (carnavales, la morenada,
la diablada) en varias partes del
mundo.

Si bien la región aymara está


dividida políticamente por las
fronteras nacionales entre el Perú,
Bolivia, Chile y Argentina, la
comunidad de hablantes tiene
mucho en común en su lengua
como en su cultura, y las
diferencias dialectales son
mínimas así como las diferencias
culturales.

En su gran mayoría, los hablantes


aymaras en los países andinos son
bilingües en castellano y algunos
son trilingües con la adición del
quechua y en algunos casos del
uru. Sólo algunas personas
mayores son aún monolingües en
esta lengua.
LA LENGUA AYMARA

1. Características lingüísticas.

2. Postulados lingüísticos.

3. La familia lingüística aymara.

 Menú
1. Características lingüísticas

Aparte del quechua, aymara es la otra lengua más difundida en la región andina. Aymara
es un idioma polisintético. Su fonología cuenta con 26 fonemas consonánticos, tres
vocálicos (a, i, u) y un alargamiento vocálico; las consonantes presentan tres modalidades
(simples, aspiradas y glotalizadas) y no hay secuencia de vocales. La mayoría de las
relaciones gramaticales queda definida más por la morfología que por la sintaxis,
mediante dos elementos básicos: raíces y sufijos. La sintaxis de la oración corresponde a
la secuencia Sujeto-Objeto-Verbo (SOV).

La palabra aymara más larga que el lingüista Juan de Dios Yapita ha podido identificar,
es:

ARUSKIPT'SIPXAÑANAKASAKIPUNIRAKISPAWA

cuyo significado es "Estamos obligados a comunicarnos porque tenemos el habla".

Cargadores de las altas montañas de


Bolivia (1876)
www.lablaa.org

 Menú
2. Postulados lingüísticos

Según los estudios de Martha Hardman y otros (1988: 16-20), el aymara


tiene cuatropostulados lingüísticos que un hablante de esta lengua toma por
sentado, en sentido de “ideas y conceptos que se extienden por todo el idioma,
entrecruzándose en todo sus niveles gramaticales, que se integran a la
estructura semántica y caracterizan la visión aymara del mundo”. Estos
postulados son:

i. Las cuatro personas del aymara;


ii. La diferenciación gramatical entre lo humano y lo no-humano;
iii. El concepto característico del espacio y tiempo; y
iv. La categorización o configuración del movimiento, tanto en verbos
como en nominales.
v.

 Menú
3. La familia lingüística aymara

Paralelamente con la familia lingüística quechua, se habla ahora de una “familia lingüística
aymara” (término de Cerrón-Palomino, 2002), lo que corresponde “al grupo aru” (según
Torero), al grupo jaqi(según Hardman) y a la “familia aymaran” (de Adelaar y Muyksen
2004). Esta familia lingüística aymara está compuesta por dos ejes: la “variante central”
que se habla en el Perú central, y la “variante sureña” del aymara que se habla en la región
altiplánica de Bolivia, el sur de Perú, y el norte de Chile y de Argentina. La “variante
central” está compuesta por el jaqaru y kawki, lenguas aparentadas con el aymara, que se
hablan actualmente en las provincias de Yauyos, a unos 250 km. al sur de Lima, Perú. La
“variante sureña” incluye los dialectos que se hablan en Huancané, Oruro, Tiwanaku y el
Altiplano boliviano en general. Sólo Torero (2002: 126-31) ha intentado esbozar los rasgos
de otros nexos perdidos del aymara, en los dialectos históricos que caracterizaban toda el
área sur-central de Perú, entre los dos grupos que conocemos hoy. Se puede escuchar los
sonidos de las distintas variantes de aymara en el sitio de Paul Heggarty.

Para poder entender las relaciones entre estas variantes dentro de la familia lingüística
aymara, se debe recurrir a los estudios más recientes de la lingüística histórica andina,
desarrollados por Heggarty y otros (s.f.), que se puede consultar en su Homepage y
a quechua.org.uk. Actualmente se prefieren analizar estas relaciones intrafamiliares a
través de una historia de “redes” y “oladas” graduales de cambios lingüísticos a lo largo de
los Andes, en tanto que los estudios anteriores favorecían la existencia de “árboles” de
lenguas con divergencias más marcadas. Esta idea de redes y oladas se aplica ahora
tanto a la historia del aymara como del quechua.

En este escenario, las instancias de las variantes centrales (jaqaru y kawki) y las sureñas
(Huancané, Oruro y Tiwanaku) del aymara tienen poca diversidad entre ellas y, por tanto,
son inteligibles entre sí. (El entrelazado entre las variantes norteñas es de 93% y de las
sureñas es entre 88 y 92%). Pero a la vez la variante central es poco inteligible para
hablantes de la variante sureña, con una divergencia de unos 50%, que es más que la
divergencia entre todas las diferentes variedades de quechua. Cerrón (2000: 41) compara
estas diferencias entre las variantes centrales y sureñas de aymara con aquélla entre
francés y español, y Heggarty (2008: 40) plantea un período de separación de unos dos
milenios para resultar en una divergencia de esta magnitud, que es del mismo orden de las
diferencias entre las diferentes ramas de quechua.

Hoy, existen aproximadamente 2.000 habitantes de jaqaru en la comunidad de Tupe


(depto. de Lima, Prov. Yauyos), una zona donde casi todos los de la comunidad lo siguen
hablando. Esta variante a veces se llama “tupiño”. Pero quedan sólo unos 20 hablantes de
kawki, en las comunidades de Chavín, Canchán y Cachuy (depto. de Lima, Prov. Yauyos),
todos ya ancianos. Información sobre esta variante central del aymara, que incluye jaqaru
y kawki, se halla en el Homepage de Martha Hardman. Hardman también tiene sitios
sobre jaqaru y sobre kawki.
LA HISTORIA LINGÜÍSTICA DEL AYMARA

1. La distribución prehistórica del aymara.

2. Aymara como la “lengua secreta” de los inkas.

3. Los motores de la expansión del aymara.

4. Las influencias del aymara en el castellano andino.

5. Los posibles orígenes del aymara.

6. Los aymaras y la civilización de Tiwanaku.

7. Los llacuaces, los huari y los aymara.

En los primeros años del siglo XX, sabemos que las lenguas aymaras tuvieron una distribución mucho más amplia e incluía
por lo menos Canta al norte de Lima, otros pueblos del valle de Yauyos y una parte de la provincia de Huarochirí.

 Menú
1. La distribución prehistórica del aymara

La evidencia arqueológica y lingüística (de topónimos y también según los


relatos de los cronistas españoles) señala una distribución aún mayor de la
familia lingüística aymara en tiempos prehistóricos, desde las alturas de Lima
hacia Ancash en el norte (y así tal vez a una relación con la cultura de Chavín),
en partes de la costa del Perú actual, en la región de Cusco (donde la palabra
“Qhusqu” es aymara) y Apurímac (que incluye la provincia de Aymaraes), en
toda la parte meridional de Perú y hacia el sur de la Bolivia andina actual.

Mapa: Distribución de las lenguas aymaras (y uru-


chipayas) Adelaar y Muyksen (2004: 260, Mapa 6).
 Menú
2. Aymara como la “lengua secreta” de los inkas

Varias fuentes proponen además que las élites incaicas hablaban una forma de aymara
(con algunas influencias de pukina también) como su “lengua secreta” (ver Cerrón 1999,
2004; Torero 1994, 2002: 141-6). Un canto recogido por Betanzos en esta lengua se
caracteriza por una mezcla de aymara y posiblemente pukina.

1 Inqa Yupanki, Ynga Yupangui, Inca Yupanqui,


2 inti-na yuqa. indin yuca. hijo del sol.
3 Suraya marka Sulay malka A los soras
4 chimpu-ra-ya-i, chimbulayi, les puso borlas;
5 suraya marka sulay malka a los soras
6 aqsu-ra-ya-i. axculayi. les puso sayas.
7 Ha, way, way; ¡Ha, waya waya; ¡Tanarara,
8 ha, way, way. ha, waya, waya! tanarara!

Versión de Cerrón Palomino archivo revistandina.perucultural.org.pe, con una


transcripción actualizada abajo:

Inka Yupanki, intin yuqa, Inka Yupanki, hijo del sol,


Sulay malka, chimpulayi, A los soras les puso borlas
Túnica incaica Sulay malka, axsulayi. A los soras les puso sayas
www.lablaa.org Ha, waya waya, ha, waya, waya! ¡Ah, waya waya, Ah, waya, waya!
John Weinstein, © The Field Museum
Inca (AD 1400-1532), Región de Lima,
Perú.
 Menú
3. Los motores de la expansión del aymara

Entonces, una pregunta pendiente para los nuevos estudios de la lingüística


histórica busca los factores en juego o “motores” relevantes en la expansión
prehistórica del aymara (que ha podido reeemplazar otras lenguas, sobre todo
la pukina en la región lacustre y el sur), como también por la reducción
prehistórica e histórica del territorio actual donde se habla aymara (Heggarty
2008). La respuesta a esta pregunta debe recurrir también a la historia de la
familia lingüística quechua, puesto que a menudo el desarrollo territorial del
aymara ha sido seguido prontamente por el desarrollo del quechua, y de esta
manera sus historias ha sido sumamente interrelacionadas.

De hecho, otro tema de debate en la lingüística histórica andina ha sido la


relación genética entre aymara y quechua. A pesar de la teoría sobre un posible
proto-lengua en común: el llamado “quechumara” (Cerrón 1994), la evidencia
actual refuerza más una teoría de convergencia, donde se plantea que los
aspectos similares --en los sistemas fonológicos y gramaticales-- se deben a la
coexistencia por siglos (hasta milenios) entre ambas lenguas. Ver la figura de
Heggarty. La convergencia fonológica es más evidente en el área de la
aspiración y la globalización. En la gramática, algunos de los sufijos oracionales
que son requeridos en aymara pasaron al quechua como opcionales.

Figura de Heggarty (2008: 44, Fig. 4) del grado de


diferencia entre 20 variantes de quechua y aymara en
un listado de 150 palabras básicas, representado en
NeighborNet y basado en la cuantificación de su
divergencia en semántica lexical.

 Menú
4. Las influencias del aymara en el castellano andino

Otras influencias similares entre quechua y aymara puede observarse en el


castellano andino, por ejemplo en nops- (en que n = no pues) y sips (en que s-=
sí pues), en que ps juega papel de sufijo (ver también Hardman 1985).

Con el contacto histórico entre castellano y las lenguas andinas, hubo


influencias por ambas vías, y la variante regional que llamamos “castellano
andino” ha sido muy influida por otros rasgos gramaticales de estas lenguas.
Las influencias del aymara en el castellano andino, se ven tanto en el léxico
(soroche, chaqui, charque, chapaca) como en el uso característico de los
tiempos verbales, en que el marcar la fuente de datos y la cuestión del
conocimiento personal o no del hablante, es clave (ver además Hardman 1982).

Fuente: Rap aymara


http://graphics8.nytimes.com
 Menú
5. Los posibles orígenes del aymara

En las décadas anteriores, se tuvo un animado debate sobre los orígenes del
aymara, desde tres posiciones teóricas. En tanto que Alfredo Torero (1972) y
sus seguidores vieron un origen de esta lengua en la parte central del Perú, y
por tanto la expansión del aymara desde allí, Teresa Gisbert (1987) y otros, en
base a algunos cronistas, plantearon un origen desde el sur (desde la región de
Copiapo), con una expansión al norte, en tanto que Lucy Briggs (1994) percibió
un patrón de expansión desde el núcleo de Tiwanaku.

Según la mayor parte de los estudios hoy, tanto arqueológicos como lingüísticos,
ambas familias de lenguas, quechua y aymara, tienen su origen en una
determinada región en común de lla parte central de lo que es actualmente Perú
(ver Heggarty 2008). Este sitio fue probablemente en la sierra, aunque Torero y
Cerrón favorecen un sitio costeño (Cerrón 2003: 22, Torero 2002: 46).
Arqueológicamente se reconoce la posibilidad del origen de ambas lenguas, en
una forma pre-proto, sean aymara o quechua, en sitios como Caral-Supe (3000-
1600aC) o quizás Chavín (900aC – 200 dC) (Cerrón 2003: 22). Se favorece
Dendrograma mostrando las relaciones
también los grandes horizontes arqueológicos con su mayor unidad cultural y
craneomérricas entre 29 grupos indígenas
prehispánicos proceden/es de América del Sur según geográfica, sobre todo el Horizonte temprano, como los motores para la
la distancia de forma de Penrose, expansión de ambas lenguas. Torero (2002: 126-31) también propone que se
hablaba una forma temprana de aymara en sitios costeños como Nasca y
Fuente: Dittmar (1996: 244, Fig. 6). Paracas y que desde allí hubo una expansión al norte a la región de yauyos y al
sur a la región de Ayacucho.

Sobre todo, es la cultura de Wari (550-1000 dC) en el Horizonte Medio que es la


favorita actual entre los estudiosos, desde Torero en adelante, como el motor de
la gran expansión del aymara como una lingua franca hacia el norte como hacia
el sur. Quizás esta expansión se debe a la influencia de los pastores por
excelencia y los guardianes de las caravanas de llamas que manejaban el
comercio entre Wari y sus periferias, proceso que fue seguido por los
agricultores quechuas con sus nuevas técnicas de riego y andenes en la
producción de maíz. Es tal vez la caída de Wari también que resultó en el ceder
del territorio aymara a la llegada del quechua. Cerrón (2000: 294) habla de una
tercera expansión de aymara hacia el sur, desplazado por el quechua, en el
período Intermedio tardío, desde la región del grupo de los Aymaraes en el
Apurímac (que también podría haber dado el nombre aymara), pero no nos da
detalles del motor detrás de esta expansión. Con el Horizonte tardío, este efecto
intensificó, y con la expansión incaica, el territorio aymara se dividía totalmente
en dos, una parte hacia el Norte y otra hacia el sur.

Pero muchos de estos estudios, e incluso los nuevos trabajos sintéticos de


Heggarty, asoman el problema de la etnogénesis aymara desde perspectivas
muy monolíticas, en que se busca la relación entre una lengua y una cultura,
Mapa de la expansión de las lenguas andinas, según cuando en realidad, es más probable que las sociedades andinas eran
la interpretación de Hardman (2007). multilingües. En algunos estudios recientes desde la arqueología física
centrados en la microevolución de poblaciones aymaras, se dan reto a esta
perspectiva monolítica. Por ejemplo, en los estudios de Dittmar (1996) y
Rothhammer y otros (2004), se comparan los restos de poblaciones cuyos
asentamientos están ubicadas en los territorios de los aymara hablantes de hoy,
además de las poblaciones aymara hablantes actuales, y se les comparan con
otras poblaciones indígenas de Sud Ameríca. Los resultados del análisis de
ADN son interesantes, aunque muy preliminares y basado en pocas muestras.
Por ejemplo, se indica una gran variación antropológica en las poblaciones
aymaras. Dittmar (Ibid.) indica que hubo por lo menos tres oladas de
poblaciones que volvían aymara hablantes. Una de ellas venía del Norte, de las
tierras altas de la parte central de Perú, para ocupar la cuenca lacustre de
Titicaca, aunque los aymaras bolivianos también tienen similitud con algunos
pueblos amazónicos. Otra venía del sur, de la región amazónica brasileña, a la
región oriental del lago Titicaca. Y la tercera venía del noroeste de Argentina a la
región meridional del lago Titicaca. Algunos grupos de aymaras continuaron sus
migraciones desde la cuenca lacustre hacia la precordillera y los valles en el
norte de lo que ahora es Chile, para entrecasarse con las poblaciones indígenas
de la costa y más tarde con los españoles. En los hechos, la estructura genética
de las poblaciones chilenas aymara hablantes es muy distinta a aquella de los
aymaras de Perú y Bolivia (lo que confirma en Rothhammer y otros, Ibid.), y hay
más mestizaje entre ellos. Esta evidencia también sugiere que algunos grupos
aymaras entrecasaron con los pobladores de la civilización de Tiwanaku.

Si este nuevo planteamiento arqueológico es correcto, entonces cada grupo de


estudiosos con sus teorías distintas sobre el origen del aymara tiene razón.
Además, se confirma que los aymaras no eran un tribu en común, sino diversas
poblaciones que llegaron a hablar la misma lengua.

 Menú
6. Los aymaras y la civilización de Tiwanaku

Aquel debate es muy pertinente en


el contexto de la pertenencia
lingüística de los pobladores de
Tiwanaku (ca. 200dC-1200dC). Esta
civilización se ha asociada
tradicionalmente con los aymaras,
sobre todo en la opinión de las
poblaciones aymara hablantes
actuales de la región, pero además
por los intereses nacionalistas de
los arqueológicos de MNR ligados a
la Revolución boliviana de 1953,
quienes buscaron fundamentos para
plantear un origen nacionalista en
común. En contra de esta idea,
muchos lingüistas (entre ellos
Torero y Cerrón) sostienen que
Tiwanaku fue más probablemente
pukina hablante, y que sólo en sus
últimas etapas contaba con una
presencia de poblaciones que
hablaron la variante sureña del
aymara. Su argumento lingüístico es
que los niveles de diversidad de
esta variante del aymara son
demasiado limitados para justificar
una presencia en la región el
Mapa: La extensión de los imperios Wari y el Altiplano sureño antes del período Mapa: Las posibles secuencias de expansión de las
incaico Intermedio tardío. familias lingüísticas aymara y quechua (Heggarty
(Heggarty 2008: 38, Fig. 2) 2008: 47, Fig. 6)
Entre muchos historiadores, es
también común plantear la idea de
que Tawantinsuyu tuvieron orígenes
aymaras, que sus ancestros
procedían de Titiqaqa y que gente
de Tiwanaku, incluso sus
picapedreros, fundaron el Cusco.
Esta relación entre los supuestos
originarios de la tierra y los grupos
de invasores posteriores en la
región de Cusco, podría haber dado
luz a la oposición alcauiza-inca, que
menciona Duviols (1997).
 Menú
7. Los llacuaces, los huari y los aymara

En todo este escenario prehistórico e histórico, es posible que las diversas


poblaciones aymaras, en su condición de pastores de camélidos y guardianes
de las caravanas de llamas, jugaban un papel clave en vincular los centros
emergentes de comercio con sus periferias. Quizás se trata de una especie de
batidor o vanguardia intercultural con la capacidad de mudarse y trasladar los
varios bienes con más eficiencia que los agricultores quechuas más
sedentarios, todo ello mediante la lengua en común que se aprendían como
una especie delingua franca comercial de la época. Aun así, ambas
poblaciones, de pastores y agricultores, eran dependientes mutuamente; el
desarrollo de la agricultura andina nunca habría sido posible sin el abono de
los animales de las alturas.

¿Cuál era la naturaleza de las relaciones históricas entre estos pastores y


agricultores? Se sabe de este tipo de nexo entre poblaciones en las referencias
Foto de ILCA históricas a un fenómeno atribuido al Medio Horizonte: la relación de
interdependencia y dualismo, a veces pacífica y otras veces bélica, entre los
llacuaces, gente de las alturas, y los huari, gente de los valles (Duviols 1974,
1986). Por ejemplo, referencias de los siglos XVI y XVII mencionan las
invasiones de pastores del grupo Yaru hacia las poblaciones quechua
hablantes de los valles de Huarochirí, en la sierra de Lima (Arnold y Yapita
2004). Es este escenario, los huaris eran supuestamente herederos de la
expansión Wari (sus antiguos pobladores y agricultores) y los Llacuaces,
pueblos de pastores de puna provenientes de la sierra central. Estas fuentes
históricas acomplejan el escenario lingüístico. En este caso, se supone que los
llacuaces eran aymara hablantes y los huari quechuas.

De todos modos, no nos parece útil pensar en las civilizaciones andinas del
pasado como si fueran “monolingües”, siguiendo la lógica de las naciones-
estados del siglo XIX. Más probablemente los centros administrativos de las
civilizaciones andinas tuvieron que manejar simultáneamente poblaciones
multilingües, dispersas y variadas, encargadas con el flujo de la producción de
los diferentes pisos ecológicos en sus periferias hacia su centro. Este
fenómeno también explica la necesidad del grado de contacto entre las
diferentes lenguas. Nos lleva nuevamente a la propuesta de Kolata (2004) en
torno a Tiwanaku tardío, en que los pukinas (o quechuas) eran los agricultores,
los aymaras los pastores y los urus los pescadores de los ríos y áreas
lacustres. Quizás en este sentido el aymara como lengua expandió primero en
territorios nuevos, seguido por los agricultores de habla quechua.
HISTORIA DE LOS ESTUDIOS LINGÜÍSTICOS
DEL AYMARA
1. El período colonial.

2. El período republicano.

3. El período moderno.

4. Los estudios lingüísticos modernos.

 Menú
1. El período colonial

Durante la colonia, la Iglesia tuvo más interés en usar las lenguas andinas, por ejemplo el
aymara, como vehículos de conversión, en tanto que el Estado prefería saltar directamente al
castellano. En los primeros materiales de adoctrinamiento, impulsados en los Concilios
Limenses del siglo XVI, por primera vez se intentó normalizar el aymara, para mayor control
del léxico de la evangelización. Otros eclesiásticos estudiaron las lenguas andinas,
basándose en los fundamentos gramaticales del latín. Ludovico. Bertonio SJ, en su Arte
breve de la lengua aymara, Gramática aymara y otras siete obras (1603-1612), se centró en
la variante aymara de los Lupaqa. En 1616, Diego Torres Rubio SJ escribió un Arte de la
lengua aymara. En general, el período colonial se caracteriza por los intentos de adoctrinar a
los hablantes con sus propios escritos, más que apreciar cualquier valor lingüístico y cultural
de los textos andinos en su propio derecho.

Tapa de la edición facsímile del


Vocabulario de Ludovico Bertonio de
1994.
 Menú
2. El período republicano

En las repúblicas andinas, la lengua aymara escrita en el alfabeto latino fue incorporada en el
proyecto criollo de integración nacional a través de la escritura, por ejemplo en traducciones
de la “Declaración de Independencia”; lo mismo ocurrió en la Revolución boliviana de 1952. El
interés en la lengua aymara como objeto de estudio comenzó en el siglo XIX, con las
descripciones culturales y lingüísticas de viajeros y etnógrafos de la época (Forbes,
Middendorf).

El Acto de la Independencia de
Bolivia, en aymara.

 Menú
3. El período moderno

Este proceso aceleró en los inicios del siglo XX (con los trabajos de Bandelier y
la obra monumental de Rivet y Créqui Montfort), y en los años 40s con
estudiosos de los EEUU. (Tschopik, La Barre, Sebeok). También hubo una
gama de estudios religiosos sobre el aymara en todo este período (desde los
bolivianos Soria Lens y Beltrán a los extranjeros Aguilo, Albó, van der Berg y
van Kessel).

Los esfuerzos de los aymarólogos nacionales (Tarifa Ascarrunz y Lanza


Ordóñez) de sistematizar la ortografía y unificar el alfabeto del aymara, recibió
un apoyo mayor con la creación en 1965 del Instituto Nacional de Estudios
Lingüísticos, INEL, dependiente del Ministerio de Educación y Cultura, y en los
años 70 de SENALEP (Servicio Nacional de Alfabetización y Educación
Popular), con su Plan Nacional de Alfabetización, en que se enseñaban una
educación bilingüe en esta lengua.
El Monolito Bennett en El Prado, en los años 1940s.
 Menú
4. Los estudios lingüísticos modernos

Los estudios de la lingüística moderna sobre la familia lingüística aymara


comenzaron con la obra de Matha Hardman sobre la lengua emparentada con
el aymara: Jaqaru (1983). Luego, en 1988, apareció la primera edición en
castellano de Aymara: Compendio de escritura fonológica y gramatical por M. J.
Hardman y otros, que sirvió como la base lingüística para el desarrollo de
muchos estudios gramaticales posteriores escritos por los propios aymaras (ver
p. ej. Gutiérrez M. 2007). Esta gramática fue revisada y actualizada por
Hardman en el libro Aymara(2001a). Entre los esfuerzos de los lingüistas de los
países andinos, habría que destacar los trabajos de Alfredo Torero, en
especial Idiomas andinos – lingüística e historia (2002), y de su estudiante
Rodolfo Cerrón-Palomino con su Lingüística aymara (2000). Para un resumen
de los estudios sobre aymara hasta la actualidad ver también la bibliografía en
Fabre (2005) y la descripción comentada en Adelaar y Muyksen (2004).

Asimismo la obra El idioma aymara: Variantes regionales y sociales (1994) de


Lucy Therina Briggs, abrió el campo de los estudios dialectales de esta lengua.

Otra tendencia actual en los estudios lingüísticos andinos, que ya


mencionamos, es la llamada “nueva síntesis”, un intento de repensar la
lingüística histórica comparada para poder vincular la arqueología andina con
los estudios lingüísticos de la región, y así averiguar mejor la relación entre los
orígenes y expansión de lenguas como la aymara, y qué civilizaciones del
pasado podría haber hablado esta lengua. Los trabajos de Paul
Heggarty (2007, 2008) son claves aquí.

Actualmente, contamos con programas del aymara en el Internet, por ejemplo


en el sitio de la Universidad de Florida y la traducción de Word al aymara en
Abiword. También se cuenta con programas de traductores al aymara, por
ejemplo el conocido Traductor Multilingüe Atamiri Proyecto de software de
traducción de Iván Guzmán de Rojas. Según su autor, este traductor usa al
aymara como lenguaje intermediario. Existe también Freelang, sitio de
voluntarios con mucha información y diccionarios de lenguajes. El diccionario de
aymara creado aquí por Eduardo Sadier tiene más de 5000 entradas.

Si se tiene interés en juegos para niños en aymara, se puede visitar el


sitio Khititsa nayaxa?, uka yatiqawi, la versión aymara del KIDLINK, una
organización educativa con sede en Noruega.

Se usa aymara también en el lenguaje del Hip hop.

Fuente: hiphoparchive.org
http://hiphoparchive.org
LA ESCRITURA AYMARA

1. Textiles y chinu, glifos y tocapus.

2. El uso del alfabeto latín para escribir el aymara.

3. El alfabeto aymara.

 Menú
1. Textiles y chinu, glifos y tocapus

Hay otro debate en la actualidad sobre la


naturaleza histórica de la escritura aymara.
¿Existen o no rasgos de un sistema propio
de escritura aymara? ¿Podemos ver rasgos
de esta escritura en los textiles andinos, en
las figuras del arte rupestre, en los glifos
o tocapus coloniales, o en los chinu,
equivalentes aymaras a los kipus manejados
en quechua? Estas preguntas son claves
para poder entender también la naturaleza
de los textos aymaras e incluso de la
literatura aymara.

El arqueólogo argentino Dick Ibarra Grasso,


en su libro Escritura andina (1953) plantea
esta posibilidad, centrándose en los glifos
coloniales, republicanos y modernos. Otra
tendencia en los estudios sobre la escritura Glifo en forma de espiral,
Kipu moderno. Archivos de ILCA.
aymara ha sido el uso de los chinu (o Kipu) de Ibarra Grasso (1953: Lám. XXI)
o los textiles andinos, como el soporte
escritural de base, sobre el cual se
desarrolla una elaboración posterior de la
voz. Los trabajos de Gordon Brotherston, en
su América indígena en su literatura (1997),
analiza la literatura y la poética andina, lo
que incluye la literatura aymara, según la
propia gestualidad andina, como hace
también Galen Brokaw (2002, 2003) y otros
en sus estudios sobre la obra de Guaman
Poma de Ayala. Los estudios de Arnold y
Yapita (1998; Arnold, comp. 1992), buscan
maneras de expresar en la página las
fuentes textuales propias del aymara en el
textil.
 Menú
2. El uso del alfabeto latín para escribir el aymara

Los abordajes más convencionales a la escritura aymara se centran en el uso del alfabeto
latino, para poder redactar la lengua aymara. Comenzando con los eclesiásticos de la
colonia, L. Bertonio (1603) y D. Torres Rubio (1616), se aplicó este alfabeto latino al aymara.
Un estudio de la literatura aymara según esta perspectiva se halla en Albó y Laymi (1992).

En el período reciente, tanto los aymarólogos como los religiosos han experimentado con por
lo menos treinta diferentes formas del alfabeto para poder expresar el aymara. Hasta la
fecha, se ha desarrollado por lo menos 30 alfabetos de este tipo. Para un resumen sobre las
características de estos alfabetos distintos ver el trabajo de Félix Laymi: Desarrollo del
alfabeto aymara (1980). Para una comparación entre los alfabetos de aymara, jaqaru y
kawki, ver Hardman (2001b).

Desde la conformación de INEL (Instituto Nacional de Estudios Lingüísticos) en 1965, se ha


Tapa de un libro de Senalep de 1984. podido sistematizar un alfabeto moderno apropiado para la lengua aymara, comenzando con
aquel de Yapita (1973), lo que se ha oficializado como el Alfabeto Único (de quechua y
aymara) en el año 1984 (mediante D.S. 20.227), con la única diferencia del uso de la "h" para
sonidos aspirados en vez de la doble comilla.

Con los trabajos de INEL y SENALEP en los años 70 y 80, se ha desarrollado el registro
escrito del aymara para tomar en cuenta la elisión vocálica tanto en la prosodia de esta
lengua como para marcar la diferencia entre objetos directos e indirectos, lo que tuvo éxito en
su aplicación. Sin embargo, con la Reforma Educativa de 1994, se optó por un registro
escrito del aymara que ya incluía las vocales finales, bajo el argumento de las supuestas
similitudes entre el aymara y el quechua (donde no existe la elisión vocálica), como resultado
de su origen en común, teoría ya descartada. Sin una formación docente apropiada, este
nuevo registro comenzó a producir en el aula una “pronunciación escrita”, donde se ignoró la
prosodia de la lengua y la marcación del objeto. Por estas razones, recuperamos el registro
escrito de INEL y SENALEP en nuestros materiales del curso.
 Menú
3. El alfabeto aymara

El sistema fonológico del aymara, como se demuestra en el cuadro fonológico en la


“Gramática general”, tiene:

- 26 consonantes
- 3 vocales: a, i, u, y
- el alargamiento vocálico, representado con la diéresis (¨): ä, ï, ü.

Actualmente se escribe el orden de los sonidos del alfabeto aymara así:

LETRA NOMBRE DE LA LETRA NOMBRE DE LA LETRA NOMBRE DE LA


LETRA LETRA LETRA

a a l la r ra

ä ä ll lla s sa

ch cha m ma t ta

chh chha n na th tha

ch' ch'a ñ ña t' t'a

i i p pa u u

ï ï ph pha ü ü

j ja p' p'a w wa

k ka q qa x xa

kh kha qh qa y ya

k' k'a q' q'a


FUENTES GRAMATICALES

1. Información sobre las variantes regionales.

2. Características de la variante optada de paceño para el curso.

 Menú

En la preparación de los presentes materiales,


se ha recurrido a varias fuentes gramaticales y
didácticas. La fuente gramatical primaria que
usamos fue Aymara: Compendio de escritura
fonológica y gramatical (Hardman y otros
1988), que se puede consultar en el Internet
ydescargar en formato .pdf (ver la
Bibliografía). También recurrimos a algunos
materiales gramatical de apoyo, escritos por
Hardman en su propio sitio de Aymara en
Línea (NEXO: http://orb2.at.ufl.edu/Aymara/).
Las fuentes gramaticales secundarias que
consultamos fueron Lingüística
aymara (Cerrón 2000) y la Gramática de la
lengua aymara (Deza Galindo 1992).

Como fuentes didácticas de la enseñanza de


aymara, consultamos Enseñanza del idioma
aymara como segundo idioma (Yapita 1981),
y K’isimira, 1 y 2, Gramática viva de la lengua
aymara (Gallego 1994). Como fuente
secundaria didáctica, usamos el Curso de
aymara paceño(Yapita 1991). En cuanto a la
gramática verbal, recurrimos a La dinámica
aymara: conjugación de verbos (Yapita y
Noordaa 2008).
 Menú
1. Información sobre las variantes regionales

Los estudios de Briggs (1993:388) distinguen dos variantes regionales principales y una
variante intermedia:

1. La Norteña localizada a orilla o cerca del lago Titicaca en el altiplano de La


Paz (Bolivia), Juli, Socca y Huancane (Perú).
2. La Sureña está ubicada a mayor distancia del lago, en los departamentos de
Oruro y la provincia Daniel Campos de Potosí (Bolivia).
3. Las variantes intermedias de Calacoa y Sitajara que están localizadas en el Perú
al sudoeste del lago Titicaca, y comparten ciertos rasgos con las variantes
norteñas y otras con las variantes sureñas.

Aquí nos centramos en la variante Norteña.

 Menú
2. Características de la variante optada de paceño para el curso

El presente material presenta la variante de aymara que se habla en el


departamento de La Paz, por las poblaciones bilingües que circundan el lago
Titicaca (Bolivia). Esta variante tiene las siguientes características:

1. El habla del aymara de La Paz es reconocida en una extensión


territorial mayor que las otras variantes.
2. Existe varios estudios sobre esta variación.
3. Esta variación tiene una menor influencia del quechua.

DICCIONARIOS Y VOCABULARIOS AYMARAS

Para el presente curso, recomendamos el uso de los siguientes diccionarios y


vocabularios.Para la parte histórica, el trabajo clave es el Vocabulario de la
lengua aymara de Ludovico Bertonio, en su versión original (1984 [1612]) y su
transcripción con el alfabeto moderno (1993), publicada por Radio San Gabriel.

Para el vocabulario contemporáneo, recomendamos a nivel general


el Diccionario práctico aymara-castellano, castellano-aymara, de Manuel de
Lucca (1987) y el Diccionario bilingüe aymara castellano de Félix Layme
Pairumani (2004).

Vale la pena también buscar los vocabulario aymaras producidas en el Perú:


por ejemplo elDiccionario aymara-castellano, Arunakan liwru aymara-
kastillanu (Büttner y Condori Cruz 1984) que incluye las variantes aymaras de
Chucuito y Huancané, y Kamisaraki. Diccionario aymara-castellano, castellano-
aymara (Callo Ticona 2007) que incluye variantes de habla aymara de Bolivia,
Chile, Argentina y Perú.
CRÉDITOS

Lingüistas:

Juan de Dios Yapita Moya


Mabel Arteaga Vino
Celia Maldonado Pérez

Diseño Web:

Nilton Callejas Martínez

Programación:

Roberto Ramírez Cruz


Rodolfo Velásquez Arando
Nilton Callejas Martínez

Sonido:

Nilton Callejas Mártinez


Roberto Espejo Ayca

Fotografía:

Nilton Callejas Martínez


Denise Y. Arnold

Fotógrafas:

Elvira Espejo Ayca


Denise Y. Arnold

Apoyo técnico en fotografía y sonido:

Mabel Arteaga Vino


Celia Maldonado Pérez

Coordinación:
Rodolfo Velásquez Arando

Supervisión de producción:

Denise Y. Arnold

Casting:

Ronald Quelca
Mabel Arteaga Vino
Celia Maldonado Pérez

Personajes en los diálogos:

Voces:

Narrador: Julio Quispe


Julio: Roberto Espejo Ayca
Ana: Martha Mamani Mamani
Susana: Beatriz Álvarez
Rosa: Justina Torrez Coparicona
Carmen: Celia Maldonado Pérez
Tomás: Julio Quispe
Josefa: Lucy Fernández
Vendedora de papa: Marta Callisaya
Vendedora de hierbas: Elvira Espejo Ayca
Vendedora de tejidos: Marta Callisaya
Imágenes:

Julio: Rodolfo Velásquez


Ana: Martha Mamani Mamani
Susana: María Luisa Limachi
Rosa: Justina Torrez Coparicona
Carmen: Beatriz Álvarez
Tomás: Julio Quispe
Josefa: Elvira Quelca Yapita
Vendedora de papa: Lidia Flores
Vendedora de hierbas: Elvira Espejo Ayca
Vendedora de tejidos:
Otras voces:

Voces fonología:

Juan de Dios Yapita Moya


Elvira Espejo Ayca

Voces vocabulario:

Santiago Limachi Choque


Marta Callisaya

Voz ejercicios:

Juan de Dios Yapita Moya