Está en la página 1de 8

Acústica [acústica].

Un término, que significa 'no eléctricos', que se utiliza en este sentido especial para designar una
grabación corta con un lápiz óptico activa directamente (a través de una membrana) por las ondas
sonoras en lugar de por los impulsos electrónicos, o, como en la guitarra acústica ", un instrumento no
amplificada electrónicamente. Se aplicó por primera vez a las grabaciones de los años 1930 (grabaciones
eléctricas se hicieron por primera vez en 1925), y con los instrumentos en los mediados de 1960, en
respuesta al uso generalizado en el folk y la música pop comercial de las guitarras eléctricas y otros
instrumentos amplificados electrónicamente. Se utiliza de una habitación, que indica las características
acústicas que habitación.

BRUCE CARR

Acústica.

Un término que puede abarcar todos los aspectos de la ciencia del sonido y el oído, pero aquí se trata de
dos sentidos específicos, el de la acústica de la sala, considerados sólo con referencia a la interpretación
de la música, y que la acústica de fuentes de sonido, limitados a varios clases de instrumentos musicales
y la voz. Para otros asuntos acústicos ver la audición y la psicoacústica y de sonido , porque la historia
del sujeto vea Física de la música .

I. Acústica de salas

II. Los instrumentos de cuerda

III. Los instrumentos de teclado de cuerdas

IV. Los instrumentos de viento

V. Instrumentos de percusión

VI. La voz

RONALD Lewcock , Pim RIJN (con Jürgen Meyer ) (I), Carleen M. Hutchins (II, 1-6 (8 con John C.
SCHELLENG y RICHARDSON BERNARD ), 9), J. WOODHOUSE (II, 7), Daniel W. MARTIN / R (III), Arthur H.
Benade / Murray Campbell (IV), Thomas D. Rossing(V), Johan Sundberg (VI)

Sonido.

Este artículo ofrece una introducción a los aspectos científicos de sonido. Para obtener información
sobre temas relacionados verAcústica (para los asuntos relacionados con los cuartos, los instrumentos y
la voz humana), la audición y la psicoacústica , lapsicología de la música y de sonido de grabación ,
porque la historia del estudio del sonido, véase Física de la música .

1. Historia.

2. La naturaleza del sonido.

3. La representación visual del sonido.

4. La respuesta humana y la medición física.

5. Los medios de producción de los tonos musicales.


6. Los orígenes de las diferencias de calidad y de tono.

7. La física de los tubos y los cuernos.

8. Métodos de análisis y estudio.

9. Los tonos en secuencia y combinación.

10. El efecto del ambiente acústico.

11. Prospect.

BIBLIOGRAFÍA

Charles Taylor (con Murray Campbell )

Sonido

1. Historia.

Fuentes griegas y romanas se incluyen numerosas referencias a las reflexiones científicas sobre la
naturaleza y el origen del sonido, y estos parecen ser los primeros pensamientos grabados que indican
una actitud a la música que no sea la puramente estética. Muchos observadores clásicos, sin embargo,
siguió el método aristotélico de pensar acerca de un experimento y la imaginación de los resultados, un
método que, aunque de indudable valor como punto de partida, por lo general llevado a conclusiones
contradictorias si no se comprueba con experimentos reales. Además, una gran cantidad de misticismo,
especialmente en relación con las relaciones numéricas, tienden a oscurecer las ideas más científicas.

Siguió un intervalo de 15-16 siglos durante los cuales no hubo desarrollo en el estudio científico del
sonido. Pero durante los siglos 16 y 17 casi todos los de los grandes científicos de la época dedicado al
menos la parte de su atención al tema. Galileo hizo el primer estudio serio de las cuerdas vibrantes y le
dio una explicación plausible del origen de la consonancia y disonancia, que sigue siendo aceptable en
general. También introdujo la idea de la demostración por parte analógica, incluyendo el uso de
péndulos para demostrar relaciones armónicas. Boyle realizó el experimento clásico para demostrar que
un medio que se necesita para la transmisión de sonido; Descartes hizo estudios de resonancia; Hooke
reconocido que un sonido de tono claro se puede derivar de una rueda giratoria; Mersenne formulado
leyes de cuerdas vibrantes (aunque Galileo había establecido firme fundaciones de obra inédita), y
Newton fue el primero en hacer una derivación teórica de la velocidad del sonido y compararlo con los
resultados experimentales.

En los siglos 18 y 19 descubrimientos llegaron rápido. Young realizó estudios completos de los modos de
vibración de las cuerdas; Chladni estudió las vibraciones de las placas; Fourier estableció las teorías
matemáticas en que se basa todo el análisis de la onda moderna; Wheatstone métodos desarrollados de
hacer visibles las ondas sonoras; Faraday investigó las llamas de canto, el mismo genio escala apareció;
Koenig estudió rango del oído humano de tono, y Helmholtz se reunieron todos los estudios juntos en
un magnífico volumen. Bell produjo el teléfono y el fonógrafo de Edison, John Tyndall, dio una
conferencia en Gran Bretaña y los EE.UU., con las manifestaciones que todavía tienen un gran impacto y
para el cual gran parte del aparato permanece en la Royal Institution de Londres. Durante la primera
mitad del siglo 20 se produjo un descenso en el progreso, en parte porque los científicos estaban
preocupados por la física atómica. En la segunda mitad, los nuevos avances tecnológicos, en gran parte
se derivan de estos estudios (en particular los relacionados con los dispositivos electrónicos de
medición), le dio al estudio de sonido de un nuevo arrendamiento de vida. (Para el material adicional
sobre la historia de la ciencia del sonido véase Miller).
Sonido

2. La naturaleza del sonido.

Una de las primeras aplicaciones de la bomba de aire era mostrar que el sonido no se puede escuchar
desde una fuente en un recipiente evacuado: aire intermedio es necesario para la transmisión. Pero el
aire no tiene que viajar, el sonido puede pasar a través de paredes y ventanas. La idea surge, entonces,
de la transmisión por medio de ondas, es decir por transferencia de energía desde un punto a otro sin
cambio permanente en el medio. Las ondas de sonido que implican alteraciones o cambios pequeños en
la presión del aire. El importe de la perturbación es pequeña, un instrumento musical tranquila puede
crear cambios en la presión atmosférica de sólo una parte en un millón. Cada perturbación, que puede
ser un aumento o disminución de la presión, pero generalmente es una sucesión complicada de ambos,
luego se desplaza a través del aire que rodea la creación de superficies esféricas de onda alrededor del
origen del sonido - una contraparte tridimensional de las ondas circulares producidas por una piedra
golpeando la superficie de un estanque. Las ondas en el aire hacia afuera de viaje en aproximadamente
340 metros (m) por segundo.

Debido a que la energía asociada con un sonido particular, se extiende sobre la superficie de una esfera,
se deduce que la fracción de la energía total que cae en un oído humano reduce como el cuadrado de la
distancia de la fuente. Suponiendo que el área de la superficie de la onda de sonido recogido por un
oído es 12,5 cm 2 , si el detector es de 1 m de la fuente, el área de la superficie de la esfera es entonces
un poco más de 125.000 cm 2 y tan sólo uno sobre diezmilésima parte de la energía que se recibe por un
oído, a 5 m, la proporción sería un cuarto de millón. En este cálculo es, por supuesto, que se supone que
la fuente está lejos de los objetos que se reflejan o difractan el sonido - en otras palabras, que está en el
espacio vacío (excepto para el aire). Normalmente hay un ambiente, incluso si es sólo el suelo, y en una
habitación del patrón de onda entera es diferente. El efecto de la acústica de la sala se trata en el § 10, y
en la Acústica, § I .

Sonido, entonces, surge y se transmite como los cambios de presión diminutas en el aire. Cuando dos
objetos duros chocan producen un sonido que podría ser descrito como un clic o un accidente en
función de su volumen. La más simple click corresponde a un aumento repentino de la presión del aire,
producida por el aire que estaba entre los objetos que chocan siendo la fuerza exprimida. La presión se
reduce entonces, por lo general rebasa la marca y después de algunas oscilaciones cae a la
normalidad. Clics se pueden combinar de dos maneras. Si se siguen unos a otros de una manera
aleatoria, como por ejemplo cuando una audiencia aplaude, el sonido resultante se describe como
"ruido". Puede ser continua y de intensidad uniforme, pero no puede fácilmente ser asignado un
terreno de juego. Sin embargo, si los clics se suceden con regularidad son escuchados por separado, si
bien espaciados en el tiempo (por ejemplo, los tics de un reloj), pero si se aceleran comienzan a producir
un sonido de tono musical definido. El ejemplo más obvio es la sierra circular en la que los dientes
sucesivamente, la huelga de la madera: a medida que aumenta la velocidad de rotación, también lo
hace el tono del sonido. Cualquier secuencia repetida periódicamente de los cambios de presión dará
lugar a la sensación de tonos musicales de paso constante si la secuencia se repite con una frecuencia
entre 18 y 15.000 veces por segundo aproximadamente; los límites exactos dependerán de las
variaciones individuales en la audición, y especialmente en la edad del oyente (véase § 4).

Lo dicho se refiere a los sonidos, las constantes que no cambian; las complicaciones se presentan en el
caso de sonidos diferentes. Además, es la regularidad de repetición que da un sonido musical de la
sensación de tono; la unidad que se repite no importa. Por ejemplo, la figura 1 muestra las variaciones
de presión (es decir, parcelas de amplitud contra el tiempo) en cuatro tipos muy diferentes de ondas, los
cuatro que dan lugar a una sensación constante de la misma altura, pero la calidad del sonido, o el
timbre, sería muy diferente en cada caso. Fig. 1 d es una onda sinusoidal (llamado así porque la ecuación
matemática de la que se deriva es y = un sinπ x ), una flauta tocando una nota de manera constante y en
voz baja bastante, sin rastro de vibrato da una aproximación a una condición sine onda tono. Es
importante científicamente por dos razones. En primer lugar, de onda sinusoidal de oscilación se
produce de forma natural en un gran número de sistemas que están normalmente equilibrada en
equilibrio y luego se desplaza ligeramente. Oscilación de un niño, la rueda o el equilibrio del péndulo de
un reloj, el aire de una botella cuando se sopla a través de su cuello y la caña de metal de un órgano de
boca son todos los ejemplos. En segundo lugar, cualquier onda, no importa lo complicado, puede ser
representado por la suma de los efectos de un gran número de ondas sinusoidales. Esta es la base del
análisis de Fourier y la síntesis (véase § 8).

La pregunta que surge es si la transmisión por el aire sale de las ondas sonoras sin cambios. Es evidente
que, si las olas se están creando dentro de una habitación hay efectos (véase § 10 abajo), y pueden
producirse cambios en los sonidos transmitidos a través de sistemas electrónicos (radio, teléfono, la
grabación). Aquí la discusión se limita a algunos de los efectos importantes que pueden surgir en el
proceso de transmisión a través del aire. En primer lugar, la velocidad del sonido varía con la
temperatura, humedad y presión del aire, y con su composición exacta (aunque este último factor es
poco probable que varíe significativamente, excepto en condiciones altamente artificiales, tales como
aquellos dentro de una nave espacial o campana de buceo). Pero los cambios uniformes en la velocidad
de las magnitudes que pueden surgir en la naturaleza puede ser detectada solamente por una medición
precisa, aunque no uniformes cambios pueden producir efectos muy notables: las olas pueden viajar a
lo largo de una trayectoria curvada o doblada, es decir, que puede ser " refractada '. Por ejemplo, la
velocidad del sonido es mayor a temperaturas más altas. Supongamos que uno escucha los sonidos al
aire libre cerca del mediodía en un día caluroso de verano. La tierra se han calentado y las capas de aire
junto a él será correspondientemente caliente; más arriba el aire será mucho más frío. Una onda de
sonido viaja hacia un observador por lo tanto tienden a viajar más lentamente a cierta distancia por
encima de la tierra y con mayor rapidez más cerca del suelo, por lo que la ola redonda slews y sube en el
aire. El sonido no tanto, se puede oír a grandes distancias, lo que contribuye al efecto amortiguado y
con sueño a mediodía en verano, por lo que a menudo descrito por los poetas. En una noche clara, sin
embargo, la tierra se enfría rápidamente, la capa de aire se mantiene relativamente cálido y el efecto se
invierte: las ondas sonoras tienden a curvarse hacia abajo hacia la tierra y por lo tanto 'llevar' mucho
más allá. Efectos similares se producen sobre el agua, y una combinación del efecto abajo curvado y
buena reflexión en la superficie del agua puede hacer que la audibilidad sobre un lago o estanque
excelente.

Si una onda encuentra un objeto, diversos tipos de interacción puede ocurrir. Si el objeto es muy
pequeño comparado con la longitud de onda del sonido, la onda apenas se ve afectada en absoluto. (La
longitud de onda correspondiente a c ' es de aproximadamente 1,25 metros o pies 4.) Si el objeto es
aproximadamente el mismo tamaño que la longitud de onda, las ondas tienden a moverse en una hacia
la otra de nuevo después de pasar a cada lado de ella, y así , efectivamente, vaya esquinas redondas; el
sonido se dice que es "difractado '. Si el objeto es mucho más grande, el efecto principal es que las
ondas se reflejan.

Difracción o reflexión puede, bajo ciertas circunstancias especiales, dar lugar a problemas. Supongamos,
por ejemplo, que el sonido encuentra su camino hacia un observador por dos rutas de diferentes
longitudes. El ejemplo extremo es el "eco específico" oído en los túneles o antes de las montañas, en los
cuales se repite el sonido de una o más veces. Pero si la diferencia de camino no es tan grande y el
sonido es un tono musical continuo, el resultado neto depende en gran medida de la cantidad de
"deslizarse" entre las dos ondas. Si sucede que cuando los caminos unirse hasta un pico de una coincide
con un pico de la otra (es decir, si las olas son 'en fase'), simplemente añadir el uno al otro, pero si un
pico de una se encuentra en una artesa de el otro (es decir, si las olas son "fuera de fase"), las ondas de
forma efectiva se neutralizan mutuamente y no se oye el sonido ( ver figura 2 ). La forma más fácil para
demostrar este efecto es para escuchar un agudo, nota constante en una habitación; sonido será
recibido directamente de la fuente y también por la reflexión de las paredes y las longitudes de
trayectoria relativos dependerá de la posición, de modo que el sonido que se oye se puede hacer para
subir y bajar en la intensidad del sonido moviendo la cabeza. La fase es importante, y uno puede, por
ejemplo, hacer o estropear el efecto de un sistema estéreo por la alimentación de los altavoces en o
fuera de fase. Es esencial que las compresiones recibidas por ambos micrófonos se reproducen como
compresiones por ambos altavoces. Si esto no es así, el sonido resultante es difusa y difícil de localizar
en el espacio, porque las orejas se basan en las diferencias de fase para ayudar en la localización del
sonido.
La adición o disminución del efecto de dos ondas con una diferencia de fase que se llama
"interferencia". Quizás la demostración más sorprendente es que el que puede realizarse con una
sintonización-tenedor. Si un tenedor se golpea y se mantiene a unos 5-8 cm de un oído, el sonido se
encontró que suben y bajan en intensidad, como el tenedor se gira. La explicación siguiente se refiere
a la fig.3 , que representa una vista mirando hacia abajo hasta el final del tenedor. Cuando los dientes se
mueven juntos una compresión se mueve a lo largo de las direcciones A y B, pero en direcciones C y D el
resultado es una rarefacción. Cuando los dientes se separan de nuevo compresiones moverse a lo largo
de C y D y rarefacciones a lo largo de A y B. Así, las ondas en las direcciones A y B son exactamente fuera
de fase con aquellos a lo largo de C y D, como se muestra por los cuadrantes de los círculos. Si uno
escucha en direcciones W, X, Y o Z que uno recibe de forma simultánea dos ondas exactamente fuera de
fase uno con el otro, sino que efectivamente neutralizan entre sí, y prácticamente no se obtiene sonido.

"Difusión" es un término usado a veces en la discusión de la distribución de las ondas de sonido en una
sala, lo que implica una mezcla de reflexión y la difracción de los paneles de forma especial o reflectores
colocados de manera que las ondas de sonido que de otra manera hubieran "desperdiciado" puede ser
desviado en más útil direcciones. Todos los procesos se discutió anteriormente - la refracción, la
reflexión, la difracción y la interferencia - afecta a la dirección, distribución y volumen de los sonidos,
pero tienen relativamente poco efecto sobre su calidad, las formas de las olas permanecen sin cambios.

Sonido

3. La representación visual del sonido.

En cualquier investigación seria es importante ser capaz de describir el objeto de estudio con precisión,
pero en el caso de este sonido es extremadamente difícil. Es posible describir los sonidos en palabras, en
imágenes o por asociación con los colores, pero ninguna de estas representaciones pueden ser llamados
precisa. Los músicos han utilizado tradicionalmente una notación simbólica que es satisfactoriamente
específica en cuanto al tono y la duración de cada sonido requerida se trate, pero no es lo
suficientemente bueno para fines científicos, especialmente cuando la calidad de los sonidos está
implicado. En un nivel de calidad musical está determinado casi exclusivamente por dar el nombre de un
instrumento, pero hay casi tantas cualidades asociadas a una categoría particular de instrumento, ya
que hay instrumentos, y es raro encontrar a un compositor especificando incluso en el más general
forma en que el tipo de violín, clarinete, fagot, etc pidió. Además, la interpretación de una partitura
depende de un conocimiento preciso de los instrumentos. Por tanto, es necesario buscar las
representaciones visuales mucho más exactas.

Lo que se necesita es un medio de representar la presión exacta en un punto en la onda de sonido en


cada instante de tiempo.Una de las primeras formas de hacer esto era muy directa, sino que consistía
simplemente en dejar que la caída de sonido en un diafragma o membrana delgada en el lado de un
tubo de gas de alimentación de una llama. Si la presión en la membrana aumentó un poco la llama saltó
y si se disminuyó hundió la llama. La llama fue visto entonces por la reflexión en un conjunto de espejos
dispuestos en las caras de un bloque de rotación de sección hexagonal u octogonal. El efecto fue el de
difundir las imágenes de la llama en forma horizontal y las variaciones en la altura podría ser
visto. Muchas elaboraciones y variaciones de este dispositivo se han utilizado durante el último siglo o
así, y el dispositivo de uso corriente no es más que una versión sofisticada. La membrana se sustituye
por un micrófono que convierte las variaciones de presión en las variaciones de una corriente eléctrica
en vez de en variaciones de presión del gas. Esta corriente variando se alimenta entonces a un
osciloscopio de rayos catódicos para dar un gráfico de presión contra tiempo. La variación de la
velocidad de la huella hace posible el examen de las variaciones de presión en diferentes grados de
detalle.

La figura 4 muestra la traza de onda de una serie de notas staccato ( un ' ) en una grabadora de agudos a
un ritmo de seis notas por segundo. En la figura 4 una traza de la duración de dos segundos y 12 notas
separadas puede ser visto. En la figura 4 b de la traza dura un tercio de un segundo y dos notas pueden
ser vistos. En la figura 4 C la traza dura 0,1 segundos y muestra el principio y el medio de una nota. En la
figura 4 d la traza dura 0,014 segundos y la forma de onda periódica en el medio de la nota puede ser
visto. Muchos puntos importantes son ilustrados por estas trazas, y se hará referencia a nuevo.

Sonido

4. La respuesta humana y la medición física.

Uno de los problemas más difíciles en el estudio científico es idear métodos de medición de las
cantidades en que los sentidos humanos responden de tal manera que las mediciones de tener alguna
relación con la respuesta subjetiva. En el sonido de la primera dificultad es la enorme gama de
variaciones de presión a la que el oído es sensible. La menor perturbación del aire que puede ser
detectada como sonido por la persona media implica diferencias de presión atmosférica de
aproximadamente dos partes en diez mil millones; la mayor perturbación que puede tolerarse sin la
sensación de convertir el sonido en el dolor es de aproximadamente un millón de veces más grande
. Una serie de un millón a uno en la variación de presión es mucho más allá del alcance de cualquier
instrumento físico. El rango de frecuencias audibles no es tan grande - alrededor de mil a uno. Para el
cambio de presión y la frecuencia tanto de la relación entre el estímulo y la sensación es complicado. Si
un tono puro de unos 20 ciclos por segundo, o 20 Hertz (Hz), que sólo puede ser escuchado como una
nota muy baja por la mayoría de la gente, poco a poco va aumentado en frecuencia, la sensación
percibida de tono se eleva gradualmente, y hay una sensación de 'venir a descansar' periódicamente en
ciertos puntos durante el proceso. Estos puntos son, musicalmente hablando, separadas por una octava
en el terreno de juego y resultan siempre corresponden a una duplicación exacta de la frecuencia, por lo
menos en el rango medio (ver más abajo para algunas de las complicaciones). Si dos notas se tocan en
conjunto, es fácil para ajustarlos por el oído de modo que uno es exactamente el doble de la frecuencia
de la otra, si la relación no es tan 02:01 el resultado es duro y desagradable (el fenómeno de la "octava
estirada ' Sin embargo, se discute bajo Psicología de la música, § II, 1 (iii) ). Esta relación logarítmica de
duplicar el estímulo para dar a incrementos iguales de la sensación es bastante común en relación
mediciones subjetivas y objetivas; algo así como que se encuentra en los cambios de presión en relación
con el volumen.

Es costumbre no trabajar en términos de cambios de presión, pero en términos de la energía asociada


con una onda. La cantidad física más frecuentemente utilizado es la intensidad del sonido, y se mide
como el flujo de energía por segundo a través de un metro cuadrado en unidades de vatios por metro
cuadrado. La intensidad de un sonido está relacionado con el cuadrado de la diferencia de presión que,
por lo que el intervalo de intensidad a la que el oído es sensible es un millón de millones. El más
silencioso de sonido que se escucha tiene una intensidad de un millón de millonésima parte de un vatio
por metro cuadrado y el "umbral del dolor" es un vatio por metro cuadrado. Una vez más la legislación
en materia de estímulo y la sensación es más o menos logarítmica, y duplicaciones de la intensidad dan
algo así como incrementos iguales de volumen, aunque de nuevo hay complicaciones (véase más
adelante). Estas leyes logarítmicas son los aspectos de la Ley de Weber-Fechner, cuyo resultado más
importante es que para producir un notable aumento en la sensibilidad al estímulo extra que se
requiere depende de los estímulos ya está presente. La idea es, por supuesto, familiar: en condiciones
de absoluto silencio se puede escuchar caer un alfiler, mientras que en un taller de maquinaria ruidosa
un martillo podría caer sin precedentes.

No es posible separar la intensidad y el volumen de frecuencia totalmente; la respuesta del oído a los
sonidos de diferentes intensidades depende en un grado considerable de sus frecuencias. Fig.5 muestra
un conjunto de gráficos que son generalmente denominadas curvas iguales sonoridad. Se producen
haciendo una amplia gama de temas para que coincida con la sonoridad de dos en dos tonos puros de
diferente tono. Cualquiera de las curvas en el diagrama representa la intensidad real que tiene que ser
producida como una cantidad física en la onda de sonido para dar la misma sensación de volumen en el
oído. Es evidente, por ejemplo, que para los sonidos suaves (las curvas inferiores) se requiere una
intensidad mucho más baja en y en altas frecuencias para producir un volumen dado que lo hace en el
centro alrededor de 1000 Hz (aproximadamente b'' ) . En los niveles de ruido más altos que las curvas
son mucho más plano. Esta es la razón por la amplificación uniforme en un aparato de reproducción es
satisfactoria cuando el volumen de reproducción es alta, pero a niveles más bajos de graves y agudos
impulso que se necesita.Un especial de «volumen» de control se ha incorporado en algunos
amplificadores para realizar esta corrección de forma automática.

Las curvas de la figura 5 se etiquetan en decibelios (dB) y PHONS. El decibel es una medida de nivel, ya
sea de la energía del sonido o de potencia en un circuito eléctrico, y se refiere a la relación de dos
cantidades. Surge de la relación logarítmica ya se ha discutido y es un intento de proporcionar una
unidad que, aunque basado en la medición física, guarda cierta relación a la sensación percibida. Si la
relación de dos intensidades de sonido medidos física es que uno : que 2 , entonces uno tiene un
nivel ndecibelios por encima de I 2 , si n = 10 log 10 (I 1 / I 2 ). Así pues registro 10 2 es 0,3010, si la relación
I 1 : I 2 es de 2:1, I 1 es de aproximadamente 3 decibelios más alto que yo 2 . Los niveles de decibeles
puede, por supuesto, se añade, por lo que por ejemplo un sonido que comienza en un nivel de 10 dB por
encima de cierto nivel fijo y luego se amplifica por un factor de dos terminará hasta 13 dB por encima de
la norma. En la medición de los niveles de sonido o el ruido es habitual para que el sonido mínimo que
se puede acabamos de escuchar - el umbral de audibilidad ya se ha dicho - como la norma (por lo
general se define como un millón de millonésima parte de un vatio por metro cuadrado). Será evidente
a partir de la fig.5 que la frecuencia del sonido tendrá una influencia, y de hecho el umbral no es la
misma en todas las frecuencias. Por convención niveles de sonido se miden mediante la comparación de
ellos con un tono de 1000 Hz puro. Si el sonido que se mide parece ser tan fuerte como un estándar
1000 Hz tono cuando se escuchan en ráfagas alternas, y si el tono de 1000 Hz tiene un nivel de
intensidad de n dB, el sonido que se mide se describe como teniendo un volumen equivalente
de n PHONS. Así, las curvas de la figura 5 muestran el nivel de intensidad a diferentes frecuencias
requeridas para dar un volumen equivalente constante; el nivel de dB a 1000 Hz puede verse a igualar el
volumen equivalente en PHONS para cada curva.

Las dificultades comienzan cuando, en lugar de relacionarse con todas las mediciones de la intensidad
como una cantidad física, uno trata de hacer una escala totalmente subjetiva (todas las medidas
descritas hasta ahora, a pesar de que implica coincidencia subjetiva, siempre terminan con la intensidad
que se mide en metros). Uno podría, por ejemplo, supongamos que, si un sonido cuando un oído por un
solo oído parece coincidir en el volumen del sonido cuando un B escuchado por ambos oídos, entonces
B es un medio tan fuerte como A. O uno puede tratar de estimar subjetivamente, cuando un sonido es
dos veces más fuerte que otro. El uso de este tipo de estrategia sin embargo, otra cantidad se ha
introducido, el sone. Se trata de una unidad de verdad subjetiva, y la complejidad de tratar de
relacionar, por ejemplo, el volumen en sones que se producen cuando diez violines jugar juntos si por
separado cada uno tiene un volumen equivalente a 60 PHONS están fuera del alcance de este
artículo. Fig. 6 Sin embargo, se muestra la relación aproximada entre la sonoridad de un sonido
equivalente en el PHONS y su sonoridad en sones.Un sonio se define arbitrariamente como PHONS 40 y,
aproximadamente, un aumento de nueve PHONS se necesita para dar un aumento de un sone.

Para volver a la imposibilidad de desenmarañar frecuencia e intensidad, a menudo se indica que existe
una relación directa entre la frecuencia y el tono, y que la frecuencia físicamente mensurable define
completamente la sensación de paso. La sensación subjetiva de tono puede, sin embargo, bajo ciertas
circunstancias, dependerá de la intensidad, así como la frecuencia.Afortunadamente, el efecto es fuerte
sólo cuando se trata de tonos puros, verdaderos instrumentos de producir cambios y mucho menos
llamativas. Parece haber confusión sobre la naturaleza exacta del efecto. Algunos han dado las
relaciones muy específicas, pero Taylor experimentos con una amplia gama de audiencias variar. Si un
tono puro de frecuencia absolutamente constante se aumenta de repente en la intensidad de entonces,
cualquiera que sea su frecuencia, algunos oyentes piensan que se ha levantado en terreno de juego,
algunos que se ha mantenido la misma, y otros que se ha reducido.

Los problemas de la relativa a la frecuencia de tono, sin embargo, son de mayor importancia. Es
conveniente introducir un sistema de división de la octava que toma nota de la parte logarítmica de la
sensación, y luego los intervalos de varios juzgados subjetivamente se puede traducir en que esta
cantidad físicamente mensurable - una división análoga a la del decibelio para las mediciones de
sonoridad, el de uso común es el ciento, una parte de los 100 años de un semitono de igual
temperamento. Al igual que el decibel, el ciento es una medida logarítmica de la relación, y los
intervalos en centavos podrán sumarse. Si la relación de intervalo entre dos notas que es una :
que 2 entonces su intervalo es n centavos si n log 10 2 = 1,200 log 10 (I 1 / I 2 ). Así, si el intervalo es una
octava, que 1 / I 2 es 2 y n es de 1200. Una quinta perfecta tiene las 3:02 relación de intervalos y un
perfecto 4 º 04:03, por lo que en conjunto dan una octava desde 3.2 x 3.4 = 1.2. Expresado en centavos
de dólar el 5 es 702 centavos de dólar y los centavos 4 º 498, y la suma de ellos es el 1200, una
octava. (Para más observaciones sobre las escalas y los intervalos véase § 9 a continuación.) El ciento,
entonces, se relaciona directamente con la medición física de la frecuencia, pero es importante
reconocer que el sistema depende de experimentos de sintonización en la que dos notas se escuchan
simultáneamente.

Como se ha visto en el § 2, si, dos tonos puros de frecuencia idéntica y la intensidad se suman, el
resultado neto dependerá de su diferencia de fase. Si las dos ondas son sólo un poco diferente de la
frecuencia a continuación, incluso si la distancia fuente-a-oído permanece fija, las olas son
alternativamente dentro y fuera de fase a lo largo de sus longitudes, y el volumen se eleva y cae para
dar el conocido 'latido 'fenómeno ( fig.7 una ). La eliminación de los latidos proporciona un método
preciso de ajustar dos notas a la frecuencia idéntica. Si las notas son exactamente una octava aparte,
que se suman para dar una forma de onda constante y la impresión resultante es suave y constante (fig.
7 b ), y si no son absolutamente separadas por una octava vez que se "cambie el paso 'y el cambio puede
ser detectada por el oído aunque no es tan marcado como el efecto de batido (fig. 7 c ). Sin embargo, si
dos notas se tocan sucesivamente, en lugar de forma simultánea y los observadores se les pide que
juzgar cuando el tono de una nota es el doble o la mitad del terreno de juego del otro, las estimaciones
de los intervalos son considerablemente diferentes. Una escala de cabeceo sobre la base de la presente
sentencia melódico se mide en mels. Fig.8 muestra la relación entre la frecuencia en Hz y el tono
correspondiente medido en mels. El tono de una nota de 1000 Hz se define como mels 1000.(Para más
información sobre psicoacústica ver la audición y la psicoacústica y la psicología de la música .)

Wave.

Un patrón de vibración espacialmente distribuido a través de un medio. Un ejemplo de un medio de


gran importancia en los instrumentos musicales es la cuerda estirada. Tres tipos de onda puede existir
en una cadena: una onda transversal, en el que las partículas de la cadena vibrar en una dirección
perpendicular al eje de cadena, una onda longitudinal, en el que las partículas de cadena vibrar a lo
largo del eje de cadena, y una onda de torsión , en el que las partículas de cadena girar alrededor del eje
de cadena. Los tres tipos de onda puede ser generada por inclinándose una cadena, aunque las ondas
transversales normalmente dominan el comportamiento acústico de una cuerda frotada. Las ondas
transversales y de torsión no puede ser soportado por un medio gaseoso, de modo que sólo las ondas
longitudinales están presentes en la columna de aire de un instrumento de viento.

En una onda que se desplaza el patrón de vibración viaja a través del medio con una velocidad
característica (la velocidad de la onda); fig.1 una muestra tres vistas sucesivas de una onda transversal
viaja de izquierda a derecha en una cadena. Cuando una onda se refleja sobre sí mismo, una onda
estacionaria se configura, la figura 1 b muestra tres vistas sucesivas de una onda estacionaria en la
cuerda.

Véase también el sonido .

Murray Campbell , C. Saludó