Está en la página 1de 3

Milagros Ramirez Ramirez

15150263
Clase, etnicidad y nación

Nacionalismo en América Latina

Muchos autores estudiosos sobre el tema de nación, nacionalidad y nacionalismo


concuerdan en que esos términos están muy arraigados de acuerdo al contexto y los
intereses de aquellos que al tener noción sobre formar una nación inculcan sus
intereses (mayormente interés político) a la población.

Uno de los intereses de Hobsbawm fue el desarrollo de las tradiciones. Su trabajo es


un estudio de su construcción en el contexto del estado nación. Argumenta que
muchas tradiciones son inventadas por élites nacionales para justificar la existencia e
importancia de sus respectivas naciones.

O como dice Anderson que nación, nacionalidad y nacionalismo son términos


complejos de analizar y sobre todo definir. Es extensa la problemática sobre eso,
sabiendo que hay enfoques encontrados.

La noción de nacionalismo en América Latina se resalta básicamente el concepto de


integración. Muchos hombres desde el siglo XIX perseguían el sueño de un
nacionalismo latinoamericano, supuestamente fundado en una identidad común que
entre aquellas colonias que fueron España y Portugal.

En general, el nacionalismo ha sido muy controvertida, y mas para algunos


historiadores que lo tienen como objeto de estudio resultándoles espinoso.

Si bien es cierto, el nacionalismo ha sido un estímulo de gran potencia para líderes


políticos y sociales, y ha definido el devenir de varios países.

Como diría Emilio Nouel:

"En tanto que fuente de inspiración, ha servido para fines sociales plausibles, pero
también ha conducido a situaciones políticas aberrantes.

Se ha afirmado que es un sentimiento de cohesión e identidad que se va configurando


de forma progresiva en el marco de un país o de un territorio determinado".
Y como diría Pablo Fusi que es un principio de la legitimidad del orden político.

Hay tantas investigaciones sobre este tema que se entiende el nacionalismo en dos
sentidos contrarios, por un lado positivo es progresista, abierto y universalista, y por
otro negativo, que estaría precisamente direccionado para intereses xenofóbicos,
racistas, étnicas, culturales y milaristas.

El nacionalismo aparece a mitad del siglo XIX en un contexto de construcción de


estados modernos. Y como dijo el francés Maurice Barrés: "el nacionalismo es la ley
de los pueblos modernos"

En América el nacionalismo ha estado influenciado por lo europeo, el cual trajo


consigo a tradiciones, valores históricos o militares.

Fusi dice que el nacionalismo influenciado por lo europeo, hizo de los elementos de
diferenciación cultural –lengua, etnia y religión- la base de la identidad nacional. Para
este autor, el nacionalismo asumió “formas agresivas e intolerantes, identificándose
con ideas de grandeza nacional, expansionismo militar y superioridad racial,
populistas y antiliberales”. Así, el nacionalismo-sentimiento inicial se volvió luego una
ideología, una teoría, una doctrina en las que se fundamentaba la acción política y la
acción del Estado. Más tarde, aparecerá un nacionalismo autoritario y
antidemocrático, caldo de cultivo de los movimientos nazifascistas que tuvieron su
eco en tierras suramericanas. El peronismo y el estado novo de Getulio Vargas son
ejemplos de ello, entre otros.

Anderson señala que una nación es una “comunidad política imaginada,


inherentemente limitada y soberana”, en la que sus habitantes tienen en la mente una
“imagen de su comunión” y “la nación se concibe como un compañerismo profundo,
horizontal”.

Noto que hay varias latinoaméricas diferenciadas, a pesar de varias cosas en común
y de varios intentos de unificación de más de dos siglos.

Entonces, hoy en la actualidad no se ve una nación individualizada, menos que


comparten hechos concretos, ya que cada vez es menos integrado, fluido y poroso.
Si alguna vez fue posible que haya una nación latinoaméricana integrada, en la
actualidad es algo ilusorio.

"La resurrección de los muertos servía, pues, para glorificar las nuevas luchas"
(CARLOS MARX)

"Una nación es un grupo de personas unidas por un error común acerca de sus
antepasados y un disgusto común por sus vecinos" (E.B. WHITE)

"América Latina no existe...Somos europeos en el destierro" (JORGE LUIS BORGES)