Está en la página 1de 252

Javier Hernández Racionero nació en

Madrid en 1977. Desde muy joven ha


practicado la pesca deportiva, especiali-
zándose en la captura de predadores en
aguas continentales.
Su pericia en el manejo de los más diversos
aritificiales le ha llevado a plasmar sus
conocimientos en este libro, donde se reco-
gen con detalle todos los señuelos que exis-
ten en el mercado.
Además, ha sido colaborador fijo y asesor
de pesca de la revista de tirada nacional
-'La gaceta del cazador, pescador y tira-
dor». En la actualidad dirige la sección de
agua dulce del portal «Gran Pesca»
-www.granpesca.com- y colabora como
reportero en la sección de pesca de Canal
Campero, de Antena 3 Televisión. Es,
asimismo, tertuliano habitual en diversos
programas de pesca, tanto de radio como
de televisión.
SEÑUELOS
ARTIFICIALES
PARA LA PESCA EN AGUA DULCE
Javier Hernández Racionero

TIKAL
Editora
Isabel López

Director de la colección
Carlos Thomas

Revisión de textos
Javier García-Egocheaga

Composición
julio P. Fernández,

Diseño gráfico
Panlagua & Calleja

Ninguna parte de este libro, sea texto y/o fotografía,


puede ser reproducida por medio alguno sin el permiso
por escrito de la editorial y del autor.

© Textos: Javier Hernández Racionero


© Susaeta Ediciones, SA
Tikal Ediciones
Campezo, 13
28022 Madrid
Fax: 9 1 3 009 1 1 0
tikal@susaeta.com
Impreso en la UE
SEÑUELOS ARTIFICIALES

Introducción................................................................................ 7

C A PÍTU LO 1
El color y el tamaño en los señuelos. Algo más que importante
El color adecuado.................................................................... 13
El tamaño adecuado ................................................................ 23

C A P ÍT U L O 2
Cucharillas
Introducción............................................................................. 31
Cucharillas ondulantes .............................................................. 32
Cucharillas giratorias ................................................................ 35
Cucharillas dobles o montadas en «tándem» .............................. 42

C A P ÍT U LO 3
Cebos de vinilo
Introducción............................................................................. 45
Lombrices, el principio del plástico blando ................................ 50
Lombrices sin cola.................................................................... 53
Lombrices con cola ................................................................... 55
Centipedeso ciempiés............................................................. 57
Softbaits.................................................................................. 59
Salamandras............................................................................ 63
Cangrejos................................................................................ 66
Tubos de vinilo......................................................................... 71
Peces con movimiento .............................................................. 74;"
Twistero «marcicmitos» .............................................................. 77
Ratones y ranas de vinilo .......................................................... 80
Pajaritos obrush...................................................................... 82
Leech o sanguijuelas................................................................. 83
Skirted Grub............................................................................ 84
Vinilos para hacer «tándems»trailers o ...................................... 86
Esencias y sabores. La sal ........................................................ 89
Montajes y forma de pescar con vinilo ...................................... 93
Complementos para vinilos ....................................................... 111

CAPÍTULO 4
Peces artificiales
Introducción............................................................................. 119
Características comunes a todos los peces artificiales .................. 121
Tipos según la profundidad de natación .................................... 1 25
Cómo fabricar tu propio pez artificial ........................................ 158

CAPÍTULO 5
Otros señuelos
Spinnerbaits............................................................................. 1 65
Buzzers.................................................................................... 1 75
Flipping jigs............................................................................. 179
Señuelos «antihierbas» o «antienganches» ................................... 1 85

Glosario..................................................................................... 193
INTRODUCCIÓN

U na de las mayores dudas que características determinadas de la


asalta a todo pescador, por no de- especie objeto de pesca.
cir la principal, es la elección del se- Respecto a los cebos artificiales,
ñuelo que más se adecúa a las ne- rara vez tendremos la certeza de
cesidades del entorno y a las cuál será el más efectivo. Lo más ha-
bitual será dudar entre decenas de formas, colores, tamaños y tipos, y
cuando tomamos una decisión -depositando en ella grandes dosis de fe-, a
las pocas lanzadas comenzamos a pensar en reemplazarlo por un nuevo
señuelo.
Así que lo cambiaremos una y otra vez y, en este proceder, consu-
miremos el tiempo destinado a la pesca (con la caña apoyada en el suelo
y haciendo nudos, en vez de estar lanzando) y dará al traste con todas
nuestras ilusiones de captura.
Aparte de esto, el pescador suele realizar una compra excesiva e in-
necesaria, llevado más por sus gustos personales, que por los que pudiera
tener el pez que se pretende capturar. También es cierto que si el pescador
no confía en el señuelo que ha elegido (al margen de los resultados que
hubiera obtenido con éste en anteriores ocasiones), pescará menos que con
otro con el que -ya sea por su aspecto o por cualquier otra razón- se sienta
más cómodo. Ante todo hay que tener confianza en lo que se pone al final
del nylon. Pescará más y mejor.
Pero, una vez que hemos dejado clara esta importancia, digamos si-
cológica, la forma más adecuada de elección de los señuelos debería
venir determinada por los resultados obtenidos con ellos en cada una de las
salidas de pesca.
Además, conviene tener en mente que un señuelo que un día «triunfa»,
al día siguiente, por distintos motivos, podría no ocasionar ni
una sola picada. Esto se debe a que la actividad de los
peces varía en función de muchos factores: temperatura del
agua, condiciones metereológicas, eclosiones de insectos,
fase lunar, color del agua y muchas otras circunstancias que
complican aún más la elección.
Con este libro, por tanto, lo primero que se pretende es que la elección
que se realiza antes de anudar el señuelo sea lo más acertada y rápida
posible, guiados por el conocimiento completo de las principales
características de los engaños, lo que constituye una información vital de
cara a cada salida de pesca. Otra de nuestras intenciones es que, con
este texto, el lector sea capaz de diferenciar entre lo imprescindible y lo
superfluo, reduciendo
el número de señuelos que necesita está todo hecho, pues resta aún la
en cada ¡ornada, pues cargar con otra gran asignatura pendiente, esto
grandes maletas repletas de artifi- es: dónde y cómo lanzar.
ciales no resulta cómodo ni reco- Es muy difícil obtener un mediano
mendable. Asimismo, esta prese- éxito lanzando a lugares donde,
lección traerá el consiguiente ahorro por el motivo que sea, no se en-
que supone realizar siempre la com- cuentran los peces que buscamos.
pra más acertada para cada con- En caso de que sí estén, tampoco
dición. Aunque la abundante oferta, triunfaremos si ejecutamos el lan-
para un pescador experimentado, zado de manera brusca o trabaja-
será beneficiosa, ya que puede ha- mos erróneamente nuestro artificial,
cer su concienzuda elección sobre por lo que su forma de utilización
un número mayor de señuelos y pes- está determinada por sus caracte-
car con aquello que utilizan menos rísticas, que debemos conocer.
pescadores. Todo en este, cada vez más difícil,
Por último, una vez que hayamos arte de la pesca se torna principal, ya
aprendido a seleccionar el artificial que cualquier pequeño detalle puede
«perfecto» de acuerdo a las carac- transformar esas ¡ornadas que hubie-
terísticas del entorno y el pez en ran quedado para el olvido, en gran-
cuestión, hay que pensar que no des recuerdos, o viceversa.
CAPÍTULO 1

El color y el tamaño en los señuelos.


Algo mas que importante
El color adecuado siblemente, se deba a la gran in-
El color de los señuelos es uno de fluencia que, suponemos, tienen los
los principales temas de discusión en colores para el pez y para el pes-
muchas tertulias de pescadores y, sin cador que confía en su elección.
duda, uno de los asuntos más con- Está claro que el señuelo que más
trovertidos que hay respecto a las pesca es el que está más tiempo en
características de los artificiales. Po- el agua, independientemente del co-

lor que tenga, aunque hay ciertas normas que nadie puede negar y que
solucionarán más de una duda.
Por regla general, los colores que los fabricantes comercializan suelen
tener una eficacia probada. El problema radica en el pescador que adquiere
ese artificial, pues tal vez no lo emplee en las circunstancias para las cuales
ha sido creado, o se rija para su elección por parámetros equivocados.
Cuando se comienza en una afición como es la pesca, el futuro pescador
se ve desbordado por la oferta de material. Podría pensarse en que esto
es negativo, pero constituye un gran logro. Hace no muchos años, los
pescadores acudían a la tienda de pesca a comprar, como mucho, unos
pocos modelos de «rápalas», cucharillas -giratorias, con o sin mechón de
lana, y ondulantes-, y alguna que otra lombriz de vinilo en los mejores
establecimientos. Hoy en dia, un mismo modelo de señuelo, sea vinilo,
cucharilla o pez artificial, se presenta en una variedad de colores y tamaños
casi rozando el infinito.
¿Cuál es el problema? Muy sencillo, por regla general, hasta que no se
tienen en la caja alrededor de una veintena de colores llamativos para el
pescador, no se comienzan
a comprar señuelos que realmente atraigan al pez, o que cubran las
distintas necesidades o entornos donde el pescador novel lleva a cabo su
hobby incipiente.
Antes de entrar en una tienda especializada, ha pasado horas meditando
acerca de lo que va a comprar. Pero la realidad es que, una vez dentro, antes
de saludar a la persona que te va a atender, ves un señuelo que no
recordabas, o que ni siquiera conocías, y te resulta increíblemente atractivo.
Al final, tienes en la bolsa lo que no pensabas comprar, en distintos colores
que te parecen atractivos o llamativos, pero, ¿has preguntado al pez en
alguna ocasión? Para facilitar la elección, debemos seguir unas reglas
básicas. Los colores se pueden dividir en tres tipos:
• Naturales: Colores que imitan
la realidad (peces pasto, cangrejos,
lombrices, salamandras, etc.). Estos
colores llaman la atención del pez,
por la similitud que guardan con el
ser vivo que se pretende imitar. Muy
empleados en aguas cristalinas,
para peces resabiados, o en capas
de agua superficiales, donde la in
fluencia de la luz es superior a la de
las aguas más profundas y los artifi
ciales se ven con mayor claridad.
• Colores de fantasía: Por ejem
plo, y de los más utilizados, el char-
treuse -verde fluorescente- y bubble gum -rosa chicle-. Son gamas de colores
completamente irreales. ¿Alguien ha visto un cangrejo rosa o un pez ver
fluorescente? Seguro que no y, si alguna vez los veis, notificadlo
a las autoridades competentes. En estos tonos, el pez decide atacar por la
excitación que le produce, por desconocimiento de lo que tiene cerca de sí,
o quizás, por algo más simple que cualquier otra razón:
para defenderse de ese ser de ex- res sobre el resto. Lo que está más
traño color. Son muy útiles en situa- que probado es que, cuando se dan
ciones de baja visibilidad -aguas to- los primeros pasos en la pesca o
madas- y profundas, en las que el cuando se desconoce por completo
pez necesita cierta ayuda para lo- el lugar, los colores más efectivos en
calizar el artificial. ese entorno, los más apropiados,
• Colores mixtos: Son señuelos son los naturales; en fin, los que imi-
cuya composición de colores se debe ten los colores de los seres que cons-
a la mezcla de varios, que pueden tituyan la dieta principal en ese de-
ser naturales o de fantasía, creando terminado lugar. Bastará con
una combinación de gran efectivi- observar la orilla y descubrir si hay
dad, como por ejemplo las lombrices cangrejos -emplearemos señuelos
pumpkin -es posiblemente el tono rojizos-, percasoles -colores naran-
que más se asemeje al color de una as y verdes-, bogas -blancos y ne-
gran lombriz de tierra, color cala- gros-, etc.
baza-, con la cola en forma de hoz Más tarde, una vez que se ha ase-
de color chartreuse, u otro tono fluo- gurado la ¡ornada en cuanto a cap-
rescente. Se utilizan en aguas algo to- turas se refiere, o se trata de un día
madas, profundidades intermedias... de perros sin una sola picada, se co-
mienzan a emplear colores de fan-
tasía o mixtos, que tal vez ese día,
Truco o por el lugar de pesca en particu-
Los vinilos tienen la capacidad lar, funcionen de maravilla y pasen,
de, si están almacenados juntos de ser un señuelo olvidado por ese
y son de distintos colores, tomar feo color, a ser el señuelo preferido
la tonalidad del más claro, so- de toda la caja de pesca. Lo norma
bre todo chartreuse. Utiliza esta en muchas aguas continentales es
cualidad poniendo en un mismo que, de una temporada a otra, cam-
lugar distintos vinilos, para crear bien los gustos de los peces, o
tus propios colores y personali- «aprendan» los colores, por la gran
zar tus señuelos. presión que se realiza con el color
más empleado en las temporadas
anteriores.
Existen diferentes teorías sobre la En más ocasiones de las que nos
mayor efectividad de algunos colo- gustaría, ciertos colores que un día
han sido la estrella, a la salida siguiente no obtienen ni por casualidad los
mismos resultados. ¿A qué se debe este fenómeno? Un motivo para que
ocurran estas diferencias de capturas, con tan poco tiempo de margen,
puede ser la variación del volumen o de la nitidez del agua, que cambian
de una salida de pesca a otra.
Los peces basan en diferentes motivos su comportamiento, y uno de ellos
es la claridad del agua, que afecta en mayor o menor medida a as
diferentes especies. Por ejemplo, cuando se está pescando truchas en
un pequeño río de alta montaña, si el día anterior, o simplemente horas
antes, ha llovido, las aguas bajarán más turbias de lo que acostumbran a
estar. Esto se debe a la cantidad de partículas en suspensión que arrastran.
La trucha, al observar este fenómeno, está más activa, pues sabe que, con
esta materia -sedimentos-, se arrastra también gran cantidad de comida, ya
sean lombrices o cualquier otro insecto que habite en tierra.
Otras especies, como los lucios, luciopercas o basses aprovechan la
tonalidad más oscura del agua
para obtener un mayor camuflaje a cómo se encuentra el cielo y su ni-
la hora de buscar presas. Esto no vel de claridad. Si está muy nublado
significa que con las aguas turbias o cubierto, la proporción de luz so-
sea más fácil pescar. Lo que está lar que entra en el agua es bastante
claro es que los peces cambian su menor que si estuviera despejado.
actividad. En estos días es más fre- Esto implica que la profundidad a la
cuente errar la clavada, ya que, al que llega la claridad es menor, pero
atacar nuestro señuelo, pueden no éste no es motivo suficiente, en la
hacerlo de una manera certera y to- mayoría de las ocasiones, para que
mar sólo parte del engaño. Esto di- el pez se desplace a capas supe-
ficulta enormemente la pesca. riores. El señuelo en días nublados
Si se emplean señuelos grandes, e deberá tener colores de fantasía,
pez podrá detectarlo mejor, pero hay mixtos o muy oscuros, ya que los de-
que escoger bien para que, lo ata- tectará mejor el pez. Por el contra-
que por donde lo ataque, se clave. rio, en días despejados, por la gran
Otra solución para este problema, y cantidad de luz que incide en el
es la que interesa en este capítulo, agua, los mejores señuelos serán los
consiste en emplear el mismo tamaño de color natural, en los que el de-
pero cambiándolo de color. Por su- predador no notará diferencia con
puesto, uno que se distinga mejor en su alimento.
estas condiciones y sea más detec-
table para el pez. Colores como el
chartreuse, blanco, o incluso mates
Toma nota
Atención a los colores oscuros
oscuros, que definen muy bien la si-
y mates en días de mucho
lueta a contraluz, serán ideales para
viento. Hacen que el señuelo
esta situación. Por el contrario, si las
marque su contorno de forma
aguas son cristalinas, se deberán em-
muy definida, con las aguas
plear los colores más parecidos al ali-
en movimiento de la super-
mento frecuente de la especie objeto
ficie.
de pesca en ese determinado lugar,
ya que el pez, con su vista, no tiene
ningún problema en localizar a su Este mismo sistema de elección es
presa. válido para escoger el señuelo que
A la hora de elegir el color del se- se empleará en las primeras y
ñuelo, nos fijaremos también en últimas horas del día, cuando hay
menos claridad, y para las horas centrales del día, cuando hay un máximo
de luz.
Si se pesca de noche (atención a la legislación vigente, que prohibe la
pesca una hora después del ocaso en muchas Comunidades), los colores
que se utilizarán serán siempre oscuros. ¿Oscuros y de noche? Si, la
combinación perfecta. El motivo es que estos colores oscuros, marcan
perfectamente su silueta en condiciones de poca luz y se hacen visibles
para el pez.
La época del año afectará asimismo, aunque de una manera indirecta,
al color que debemos emplear. Es indirecta porque, sobre lo que
realmente influye es en la actividad del pez, que será mayor o menor
respecto a la temperatura del agua, la cual variará en relación con la
época del año. También se puede deber a otros factores, como la
presión atmosférica, las diferentes eclosiones de insectos y una gran
cantidad de agentes externos que hagan variar la actividad del pez.
Cuando éste tiene poca o nula actividad, son más efectivos para su
pesca los cebos que tengan colores más naturales, ya que, en vez de
irritarlo, lo que hacen es comunicarle que lo que pasa por delante
de su apostadero es comestible. Después de esto, está claro que, cuando
el pez esté muy activo, los colores de fantasía le excitarán más,
obteniendo muchas posibilidades de ataque.
Los peces, también dependiendo de la profundidad a la que se en-
cuentren, por el motivo comentado anteriormente de la intensidad de la luz,
detectan con más facilidad uno u otro color. Según diversos estudios, el
que mejor aprecian a medida que aumenta la profundidad, es el azul.
Atentos entonces a los peces que habiten en las profundidades, para
tentarlos con señuelos de este color.

Toma nota
Dos colores que nunca deben faltar en vuestra caja de pesca son el
blanco y el negro. Todas as especies, en mayor o menor medida, se
sienten atraídas por señuelos de estos colores.

Según la especie que se pesque, hay que tener muy en cuenta ciertos
colores, o la gama cercana, por su preferencia hacia ellos. Existen ciertos
colores que se han considerado comodín para cada especie.
• La trucha siempre prefiere, por
su comportamiento esquivo, los na
turales. Para este pez hay que dar
gran importancia a las pequeñas imi
taciones de alevines de su propia es
pecie, que, en acto de canibalismo,
consume.
• El black bass se siente, en cir
cunstancias normales, más atraído
por los tonos verdes, marrones y blan
cos. Cuando el agua se torna algo
más oscura, elchartreuse es funda
mental en la pesca de este centra r-
quido. El gris mezclado con blanco
-alewife- es muy efectivo, cuando la
presión de pesca sea extrema.
• La lucioperca, por su caracte
rística de habitar a notable profun
didad, gusta de colores muy oscuros
-si son señuelos que naveguen porencima de ella, ya que definen per -
fectamente la silueta a contraluz- o muy claros, como son los blancos -perla o
hueso- el chartreuse y e orange o hot orange -naranja o naranja fuerte-, si se
trabajan al nivel del fondo.
• Al lucio le llam an la atención
los colores rojo, marrón,chartreuse,
orange y blanco, en señuelos con
partes de negro o rojo. Desde hace
ya muchas décadas, el lucio se
pesca con cucharillas con la potera
cubierta con lana roja, con una efec
tividad superior al mismo modelo sin
tales mechones.
• El siluro presta mayor atención
a señuelos principalmente muy os-
euros o muy claros, aunque su defi-
ciente vista hace que el color pase Truco
a un segundo plano, tomando ma- Podemos pintar cualquier se-
yor relevancia aspectos como la ñuelo de negro con un rotula-
forma y el tamaño. dor indeleble, que se puede
• Los grandes ciprínidos sienten comprar en una papelería.
cierta predilección por los blancos, Para devolverlo a su color ori-
amarillos, naranjas o, en general, ginal, con un simple algodón
cualquier color claro frente a los os- humedecido en alcohol de
curos. Posiblemente se asemejen a 96° bastará.
su comida habitual.

El tamaño adecuado
El tamaño del señuelo a emplear, al igual que el color, depende de un
gran número de variables y factores, que provienen tanto del medio,
como del pez objeto de pesca.
En cuanto al estado del agua, el principal factor que determina el ta-
maño del engaño es la tonalidad que presenta. A grandes rasgos, puede
estar tomada o cristalina, existiendo entre una y otra gran variedad de
tonos.
El que las aguas presenten tonalidades oscuras o estén tomadas se debe
a que tiene en suspensión un gran número de partículas propiciadas por
lluvias, fuerte viento, grandes entradas de agua, etc. O, simplemente, por la
estructura de lugar, o por la composición del fondo y las orillas.
Todo esto afecta directamente a la visión del pez, reduciendo sus posi-
bilidades de detección del señuelo, por lo que se deberán utilizar señuelos
de mayores dimensiones que los que se emplearían con las aguas
cristalinas.
Cuando un pez ataca un artificial en aguas turbias, si no está acos-
tumbrado a ese estado del agua, puede fallar en su primer intento y tener
que realizar otras «picadas». Con señuelos más grandes, el pez
morderá más fácilmente alguna parte y se enganchará en los diferentes
anzuelos.

Truco
En aguas turbias, sustituye los anzuelos de tu artificial por otros
mayores. Así facilitarás el «enganche» en la primera picada.

La claridad del día es otro factor que incide en la claridad del agua. En
los días nublados u oscuros por a proximidad de una tormenta, utilizaremos
los mismos tamaños que se han empleado en aguas turbias, de medidas
superiores a los empleados en días soleados y despejados.
También es importante recordar que, en las primeras horas de la ¡ornada
de pesca y en las próximas al ocaso, las aguas están más oscuras que
mediado el día, por lo que se seguirá el mismo patrón mencionado
anteriormente. En resumidas cuentas: en condiciones con más oscuridad, se
emplearán tallas mayores que en condiciones de mayor visibilidad.
El ciclo de la vida también determina el tamaño que se debe emplear.
En primavera y principios de verano, cuando las aguas están lle-
ñas de pequeños alevines que han gurar que la presa va a ser fácil y
eclosionado meses antes, el señuelo que su desplazamiento va a merecer
debe estar en concordancia y ha de la pena, «energéticamente» ha-
ser de reducidas dimensiones. Tam- blando. Por el contrario, a medida
poco hay que olvidarse de que, to- que avanza la tarde, y antes y du-
davía, los peces que nacieron el año rante el ocaso -esto también es apli-
anterior tienen un tamaño muy deli- cable a las primeras horas de la ma-
cado y son presas fáciles de los ñana-, los peces salen de sus
ejemplares adultos. Así, nos tendre- apostaderos en busca de alimento.
mos que decantar por señuelos muy Este momento es el de mayor activi-
pequeños o medianamente grandes. dad, y se debe aprovechar emplean-
A medida que se avanza en la do señuelos de dimensiones más vo-
época del año, estos pequeños pe- luminosas que los empleados a lo
ces y los nacidos en el año anterior, largo del día, donde cualquier
aumentan su tamaño, con lo que presa será engullida sin dificultad.
también se podrá aumentar el de Algo similar ocurre en los meses
nuestros artificiales. Una vez en ve- de otoño, cuando los peces se pre-
rano, será mejor decantarse por paran -en la mayoría de los casos,
otros factores -como por ejemplo la excepto el lucio y la lucioperca-,
actividad del pez-, más que por e para pasar el crudo invierno. En esta
tamaño de la comida. Por regla ge- época del año, se tenderá a em-
neral, la pesca en este período plear señuelos de mayor tamaño que
puede dividirse, a su vez, en dos for- en el resto de la temporada. Los pe-
mas bien distintas según el modo de ces pasto se han alimentado bien du-
enfocarla. rante el verano y ha aumentado su
Habitualmente, todas las especies tamaño considerablemente, aparte
durante el estío (máxime en las ho- del mencionado abastecimiento
ras centrales del día) tienen menos para el invierno, que hace que los
actividad, ya que con cualquier mo- depredadores estén muy activos.
vimiento, debido a las altas tempe- En invierno la pesca se reduce
raturas, consumen mucha energía. drásticamente, con la excepción ya
En este momento, es preferible utili- mencionada de especies como el
zar señuelos de pequeñas dimen- lucio y la lucioperca, que no du-
siones y manejados muy lentamente. darán en atacar señuelos de gran-
El motivo es que el pez se ha de ase- des dimensiones, para que el mo-
vimiento sea rentable en cuanto a valor energético se refiere. En el caso
del lucio, señuelos de entre 1 3 y 1 8 centímetros son suficientes, y en la
lucioperca, de entre 7 y 1 3. Cuando se va acercando de nuevo la
primavera, los peces despiertan de su letargo invernal y comienzan a
desplazarse en busca de alimento. Es el momento de emplear señuelos
de dimensiones mínimas, con una pesca muy fina, que, a medida que se
calienten las aguas, se irán cambiando por otros de mayor tamaño.
Por lo que se refiere a los factores que influyen en el pez, no se debe olvidar
que los peces «aprenden», y no es lo mismo pescar en aguas muy «tocadas»
que en aguas no tan frecuentadas. Cuanta mayor presión pesquera se realice
sobre un entorno, el señuelo deberá ser menor. Siempre es más atractivo un
engaño de reducidas dimensiones en la pesca de un pez resabiado, que uno
de grandes dimensiones, en el que se puede detectar más fácilmente que no es
comida.
Uno de los principales factores que determinan el tamaño del se-

ñuelo es la actividad de los peces. Cuando un pez muestra poca actividad,


es recomendable reducir las dimensiones del señuelo que se está empleando.
Cuanta menor actividad presenten los peces, menor tamaño se empleará y
viceversa.
Después del análisis de todos estos factores, existen ciertas tallas que se
consideran estándar para las diferentes especies (pescando ejemplares de
tamaño medio), recomendadas sobre todo para el pescador novel, que
duda en muchas oca-

siones sobre el tamaño más apropiado para cada circunstancia.


Estos tamaños son generalmente válidos para cualquier situación de
pesca. Son los más empleados. Pero claro está que, después de un pequeño
análisis del medio, se escogerá el que tenga unas dimensiones más
acertadas.
• Trucha: Alrededor de 5 centímetros. Con esta especie debemos tener en
cuenta el tamaño medio de las capturas, ya que influirá si se reduce o se
aumenta el tamaño como máximo en 2 centímetros (3 y 7).
• Barbo: Entre 5 y 7 centímetros,
hasta 9 como máximo.
• Carpa: Nunca superarán los
5 centímetros, intentando siempre
que sea bastante menor, con la di
ficultad en el lance que esto con
lleva.
• Black bass: La medida apro
piada oscila entre 10 y 15 centí
metros (4 a ó pulgadas), aunque se
recomienda, sobre todo si presentan
reticencias a picar, 7 centímetros
(algo menos de 3 pulgadas).
• Lucioperca: La reducida di
mensión de su boca, en relación con

los otros dos depredadores principales españoles, black bass y lucio, hace
que las dimensiones más recomendadas estén entre los 7 y los 1 1
centímetros, para la captura de ejemplares de tamaño medio.
• Lucio: ¿Qué aficionado no ha oído el refrán de «señuelo gordo, lucio
gordo»? Con medias que oscilen entre los 1 3 y 17 centímetros se cubrirán
gran parte de las posibilidades
de pesca del exócido, aunque tamaños superiores a estos no son desde-
ñables.
• Siluro: Debido a la dificultad que tiene este pez para detectar los
señuelos con la vista, y el tamaño que puede llegar a alcanzar, se em-
plearán señuelos de medidas superiores a los 18 centímetros, intentando
siempre utilizar los de mayor tamaño que nos sea posible lanzar.
CAPÍTULO 2

Cucharillas
Introducción quier depredador. Lo cierto es que
si se tiene que hablar de un señuelo
En alguna ocasión, todos nos he- polivalente, económico y efectivo,
mos preguntado cómo un meca- siempre se llegará a un mismo
nismo tan simple, un trozo de metal punto: la cucharilla.
que se mueve de forma ondulada, Con el paso del tiempo, las cu-
o una pala que gira sobre un pe- charillas han evolucionado, mejo-
queño alambre, atraen tanto a cual- rando las palas y equilibrándolas

para conseguir que, a la menor velocidad posible, realicen un sinuoso


movimiento, o que generen la emisión de una baja frecuencia que altere a la
más resabiada de las truchas. Sin embargo, existen, hoyen día, los mismos
modelos y marcas con las que pescaban nuestros abuelos. ¿Habrán perdido
efectividad? La respuesta dependerá de la habilidad que tenga e
pescador, a la hora de pasar esa moderna o antigua cucharilla cerca del pez
y desatar su instinto de picada. La gran mayoría de las especies
depredadoras que habitan las aguas continentales de la Península se pueden
pescar con una cucharilla. Lo único que debemos cambiar es el tamaño y,
para los más exigentes, también la forma de la pala.

Toma nota
El plomo es un material muy frecuente en la construcción de muchos
señuelos. En California y New Hampshire, Estados Unidos, la venta
de todos los que contengan este material está restringida por la ley y
debe aparecer en un lugar visible la siguiente advertencia: «Este pro-
ducto contiene plomo; un estudio químico afirma que puede causar
defectos de nacimiento u otros daños reproductivos. No se lleve las
manos a la boca después de tocarlo. No se lo ponga en la boca. Lá-
vese las manos después de tocar el producto». Será mejor hacer caso
de la advertencia. Es tal la toxicidad del plomo que, en un pantano de
Inglaterra, existía una gran mortandad entre los patos. Biólogos que
estudiaron el caso afirmaron que los patos morían debido a la cantidad
de plomo que había en sus aguas, pero el plomo estaba allí por los
numerosos enganches que tenían los pescadores.

Cucharillas ondulantes .,., vimiento que producen se asemeja


O también denominadas, por al- al movimiento de un pez, pero más
gunos pescadores, «calzadores» y acentuado. Esta similitud también se
por los anglosajones ¡igging aprecia en muchos modelos, que ¡n-
spoons, por su similitud .con ese ob- tentan, cada vez más, guardar ma-
jeto, la cuchara. En el agua, el mo- yor semejanza con los peces presa,
añadiendo elementos tales como ojos, escamas, etc.
Este señuelo se podría decir que es, en cuanto a construcción se refiere, de los
más sencillos. Se compone simplemente de un trozo de metal curvado y
alargado con dos agujeros, uno en cada extremo, en uno de los cuales se
insertará una potera y, en el otro, se anudará la línea.

Toma nota
Se ha de emplear siempre un quitavueltas o esmerillón para unir el hilo
a la cuchara ondulante. Esto evitará torsiones y nudos en la línea,
manteniendo así la resistencia del hilo. Esto también aumentará la
capacidad de movimiento.
La forma y curvatura de este trozo de metal es lo que determina su mo-
vimiento y su elección. Cuanto más se asemeje a una «s» vista de perfil, será
más recomendable para su uso en aguas turbulentas, a la vez que tendrá un
movimiento de natación muy acentuado. Por el contrario, cuanto más plana
sea, su utilización se verá restringida a aguas lentas y tranquilas. Hay que
tener muy presente que lo que se pretende imitar es el tenue movimiento de
un pez al desplazarse.
Los tamaños pueden oscilar entre los tres centímetros, las más pequeñas, y
los 25 centímetros, las mayores. En el caso de las de menor tamaño, su
utilización se limita a truchas o ciprínidos, como el barbo, mientras que las
mayores se emplean para el siluro, pues, por la
minas adhesivas que
producen destellos,
aumentando su poder de
atracción. Últimamente,
en Estados Unidos, gran
cantidad de pescadores
emplea este tipo de
cucharilla por su probada
eficacia en la pesca
del black bass. Cuando
se produce una utilización
masiva por parte de los
pescadores, produce a la
vez un incremento de la
oferta y esto hace que los
fabricantes empleen
grandes esfuerzos en el
gran cantidad de agua que mueven desarrollo y mejora del señuelo en
a poca velocidad de recogida, ha- cuestión. Las tendencias actuales
cen que este pez sienta cierta pre- pasan por la introducción de
dilección por ellas. Los tamaños sonajeros en su interior -Legends
intermedios, de diez a trece cen- Rattling Spoon de Mann's-, por dotar
tímetros, se emplean sobre todo de «antienganches» a los anzuelos y
para el lucio. realizar cucharas híbridas con peces
Por regla general, suelen tener a- artificiales, manteniendo la forma
gún complemento añadido, como de las primeras, pero con los
pequeños «corazoncitos» rojos, plu- colores de los segundos. La finali-
mas, o lana roja. O incluso llevan di-
bujadas en el dorso escamas o lá-
dad es obtener un mayor realismo, uno de los señuelos elegidos para la
conservando el suave movimiento pesca desde la orilla.
que presentan como característica Este peso se aprovechará para
principal estos engaños. Un caso dejarla caer al fondo, siempre
claro de «híbrido» es el del Rápala atentos, ya que en esta caída se
Minow Spoon, con colores muy re- producen gran número de picadas.
alistas. Una vez que se ha recogido una
Una técnica de pesca para el lu- parte del nylon, se vuelve a dejar
cio, muy difundida en los países nór- caer. De esta manera, con este mo-
dicos, consiste en emplear grandes vimiento en forma de sierra, se tra-
«calzadores» para atraer a este pez bajan distintas capas de agua. Un
que, más tarde -una vez que se le ha señuelo especialmente recomen-
sacado de su madriguera-, picará a dado para peces con poca acti-
señuelos de un tamaño menor. vidad.
Debido a su gran peso, en rela-
ción con el tamaño, y a la fácil pe- Cucharillas giratorias
netración en el aire, se consiguen en Se desconoce de este señuelo si
el lanzamiento grandes distancias; lo que realmente atrae al pez son los
de ahí que en muchos lugares sea brillos que produce la pala al girar,

o la frecuencia de sonido que emite dentro del agua, o incluso las dos cosas.
Últimamente, se le está dando más importancia al sonido frente a los
destellos, ya que existen cucharillas con las palas completamente pintadas de
colores mate que anulan los brillos y producen efectos de movimiento. Lo
cierto es que llevan muchas decenas de años presentes en las cajas de pesca
de los aficionados.
Este señuelo está desarrollado sobre un eje, con un pequeño ojal al final
para anudar el sedal construido en alambre, en el que se insertan varios
elementos, a saber: la o las palas; cuentas que permiten que gire el conjunto
interior; un cuerpo de metal -que proporciona peso y estabilidad-; y, al otro
extremo del alambre, una potera o un anzuelo simple.
Las palas pueden disponer de distintas formas, tamaños y dibujo para
las diferentes condiciones del agua. La pala tiene dos formas ca-
racterísticas, principalmente: pala oval y pala de hoja de olivo, Indiana y
Willow Leaf respectivamente, en inglés.
La primera, la pala oval, se emplea en aguas rápidas. Tiene una acción de
giro inmediata. A la primera vuelta de nuestra manivela, comienza a
moverse. La pala de hoja
de olivo penetra con gran facilidad el agua, con lo que está recomendada
para capturar peces que tengan su habitat cerca del fondo, como es la
lucioperca, o, en ciertas ocasiones del año (verano, principalmente), el lucio.
La pala oval forma un ángulo mayor con el cuerpo, aproximándose en
algunos modelos a los noventa grados, mientras que la de hoja de olivo, rara
vez, a velocidades normales, se separa más de sesenta grados. Ciertos
modelos tienen la pala con cuatro o cinco _ agujeros, efecto que produce
mayor frecuencia de sonido y distinta de la de la pala sin agujerear.
La curvatura de la pala condiciona el que un modelo u otro tenga una
velocidad mayor o menor en el giro. Por regla general, las palas ovales
tienen una curvatura mucho mayor que las de hoja de olivo, que pueden ser
casi planas. Algunos fabricantes siguen la tendencia de hacer muescas u
ondulaciones en las palas, para que aumente la frecuencia que emiten en
el agua -excitando más al pez-, con el consiguiente incremento de picadas.
Los diferentes dibujos que adornan las palas responden a la intención de
conseguir una imitación más real de los elementos de la naturaleza que
pretenden simular, en oca-
siones pececillos, en otras, insectos, e incluso ranas.
Las cuentas que forman el cuerpo pueden ser de plástico, principalmente
en tonos rojos, o de metal, más duras y resistentes que las primeras. La
principal función de estas cuentas es que el conjunto formado por la pala y
el peso -pasados por el alambre- gire libremente, sin ningún obstáculo.
Tenemos que recordar que este señuelo hay que trabajarlo lo más lento
posible, y esto significa a la menor velocidad a la
que la pala obtenga movimiento, con lo que la inserción de cuentas en
las cucharillas es obligatoria.

Truco
Para pescar el lucio en días de fuerte viento, puede salvar la ¡ornada
una cucharilla con lana roja en la potera y con cabeza plomada, que
hace que sea muy lenta y trabaje profunda.
El peso del cuerpo central de la
Truco
cucharilla dependerá de su ta-
Para que la cucharilla emita dis-
maño, principalmente respecto del
tintas frecuencias, se puede unir
conjunto en general, y, en un se-
mediante un simple esmerillón
gundo plano, de la longitud que se
una más pequeña a otras de
quiera conseguir con el lance, o de
mayor tamaño, aumentando el
la profundidad en la que va a tra-
sonido y los destellos, hacién-
bajar. En numerosos modelos, este
dolo más fácil de detectar para
peso aparece tallado con mues-
el pez. Importantísimo usar, en
cas, o señalado con dibujos de
este tipo de señuelo, quita-
círculos.
vueltas o esmerillón.
Para rematar el señuelo, pende
del extremo inferior una potera y,
en algunos modelos más pequeños Existen ciertos modelos de cucha-
-destinados a salmónidos-, un rilla, Martín y similares, en los que
solo anzuelo. Esta potera puede ir la pala viene colocada de una ma-
acompañada de plumas -muy uti- nera característica (cierta curvatura
lizadas para salmones y truchas-, en el agujero), especialmente dise-
o de unos mechones de lana roja, ñada para mantenerse más tiempo
todo un clásico en la pesca del en las capas bajas del agua y faci-
lucio. litar su rápido descenso.

Toma nota. Casting y Spinning


Dentro del lanzado existen diversos tipos de equipos más adecuados
para una u otra técnica. A grandes rasgos hay dos: casting y spinning.
Casting, a su vez tiene una variación, trigger -gatillo-, en la que sim-
plemente varía el mango de la caña. En casting propiamente dicho,
la empuñadura está preparada para lanzar con una sola mano, mien-
tras que en el trigger se pueden utilizar las dos, porque el mango es
mucho más largo.

Volviendo a las generalidades, la principal diferencia entre un equipo


de casting y uno de spinning es el carrete. Spinning significa «girando»,
lo que quiere decir que es el carrete lo que gira, mientras que la bobina
queda fija. Son los tradicionales de pick-up y se pesca con el carrete
hacia abajo. Por el contrario, casting significa «lanzado»: el carrete se
queda fijo y lo que gira es la bobina. La posición de este carrete es hacia
arriba.
Las diferencias en las cañas son menores, pero también hay alguna.
En la empuñadura de las cañas de casting, éstas tienen un gatillo que
se ajusta perfectamente al dedo índice de la mano con la que se lanza
y, por supuesto, el portacarretes está situado para que el carrete quede
mirando hacia arriba. Por regla general, una caña de casting, frente
a una de sp'mníng, siempre tiene una anilla más, como mínimo, y és-
tas son de tamaño menor y, al colocar el carrete hacia arriba, se si-
túan en la misma posición.
Para lanzar una caña de spinning, el aprendizaje es mínimo y en po-
cos lances se puede estar pescando. Se sujeta el hilo con el dedo ín-
dice de la mano con la que se va a lanzar. Con la otra mano se abre
el pick-up. Se echa hacia atrás la caña y, con un fuerte impulso, se
lanza hacia delante. Cuando el señuelo esté por encima de tu cabeza,
tienes que soltar el hilo. Cuando el señuelo llegue a la profundidad
deseada o toque el agua, cierra el pick-up y a pescar. Una caña de
casting, para lanzar con un mínimo de precisión, requiere bastantes
más horas de práctica. Para comenzar correctamente hay que regular
el freno centrífugo, y este proceso se ha de repetir en cada cambio de
señuelo. La utilidad de este freno es controlar el giro de la bobina,
porque, si gira en exceso, al lanzar la línea saldrá del carrete más
lenta de lo que la bobina gira y se producirán unos enredos «de nido
de abeja». Se regula mediante un pequeño botón o ruedecilla. Para
ello bastará con anudar el señuelo y situar, con el pick-up abierto para
que salga hilo, la caña perpendicular al suelo. Se tiene que apretar el
freno centrífugo hasta que, por sí solo, el señuelo, con su peso, haga
salir hilo a una velocidad muy lenta. En los primeros lances, en fase de
aprendizaje, será mejor regular este freno algo más duro para que le
cueste más salir al hilo. De esta forma evitaremos enredos, aunque
haremos lances más cortos.
Una vez que ya tenemos nuestro flamante carrete regulado, vamos a
efectuar los primeros lances. Para ello, apretamos el botón del pick-up
con el dedo pulgar de la mano con la que vamos a lanzar y, con ese
mismo dedo, sujetamos la bobina para que no gire. Situamos la caña
detrás de nosotros y, al igual que en el spinning, con un movimiento
enérgico pero seco, movemos la caña hacia delante. Cuando ésta se
sitúe a la altura de nuestra cabeza, soltamos el dedo pulgar de la bo-
bina. Para terminar el lance, un detalle fundamental, que no se nos
puede olvidar nunca, es frenar con el mismo dedo pulgar la bobina,
justo antes de que el artificial toque el agua. Si no lo hacemos, el hilo
deja de girar pero la bobina continúa haciéndolo y se produce un en-
redo.
Así visto, parece que el sp'tnn'mg presenta más ventajas que el casting,
pero lo cierto es que, una vez que se controla el lance en esta última
modalidad, es mucho más cómodo pescar. Eso sí, con una limitación.
Si se pesca con casting, los señuelos tienen que pesar como mínimo
8 gramos. Por debajo de este peso resultan extremadamente comple-
jos, por no decir imposibles, lances medianamente largos. La como-
didad radica en que se lanza a la perfección con una mano y no tie-
nes que estar abriendo el pick-up con las dos. Respecto a la precisión,
va en gustos. Si se está pescando con un señuelo de un peso
considerable, al tener controlada continuamente la bobina de hilo con
el dedo pulgar, es bastante más preciso que el spinning. Si, por el
contrario, son pequeños engaños, la modalidad reina es el spinning.
Lo primero que pregunta cualquier aficionado que se está comenzando
a interesar por el casting es si va a hacer lances más largos. Lamento
decir que, seguramente, no. En el spinning el hilo sale libre, mientras
que en el casting, por muy bien regulado que esté el freno centrífugo,
el hilo tiene que mover la bobina.
Otra cuestión que no se puede olvidar es el precio. Por regla general,
los equipos de casting tienen un precio más alto que los de spinning.
Como resumen, baste una frase: «señuelos grandes, casting, y para
señuelos pequeños, spinning».

Cucharillas dobles Su efectividad radica en el mismo


o montadas en «tándem» principio que las giratorias simples:
Las cucharillas dobles se forman a la creación de vibraciones que
partir de la unión de dos o más cu- atraen o excitan a los peces. Su
charillas giratorias simples, sobre un principal ventaja frente a las simples
mismo cuerpo o eje. Su construcción radica en que, por tener palas de di-
puede ser artesanal, mediante la ferentes tamaños, al recoger produce
unión de varias palas con un an- diferentes frecuencias de vibracio-
zuelo o potera. La longitud depende nes, provocando una reacción agre-
del gusto del pescador, aunque si se siva de los peces.
añade un número elevado -más de Un error frecuente en su construc-
4-, dificulta el lanzado por exceso ción es el poner, en una misma cu-
de peso y por su recogida, que ejer- charilla en «tándem», cucharillas
cerá demasiada resistencia. simples con palas de diferente tipo
-olivo, colorado...-. Cada tipo de pala necesita una velocidad de recogida
distinta. Esto provoca que a -gunas palas no giren adecuadamente. Si, por el
contrario, fueran todas del mismo tipo, al recoger, las palas pequeñas girarán
más rápido que las de tamaño mayor.
La velocidad de recogida para las cucharillas en «tándem» la marca la pala
de mayor tamaño -que suele situarse en la posición más cercana a anzuelo-.
Ésta debe girar lo más despacio posible, pero de forma continua. Al igual que
en las cucharillas simples, es de gran utilidad el empleo de un esmerillón o
quitavueltas, que evitará el retorcimiento y rotura de la linea al recoger.
Se le puede añadir en la potera plumas, spectraflash, etc., para añadir
vistosidad y movimiento al conjunto. Como en cualquier otro señuelo, los
colores rojo y blanco para estos adornos son los más efectivos. Se pueden
emplear en la pesca de cualquier depredador que sea susceptible de pescarse
con las giratorias simples, aunque, si bien es verdad que tienen una utilización
especial en la pesca del lucio, también comparten muy buena reputación en la
pesca de otros grandes ejemplares.
Otra ventaja de este tipo de cucharillas es que emiten un mayor número de
vibraciones, atrayendo a los peces desde distancias más lejanas, o en
situaciones de poca visibilidad.
CAPÍTULO 3

Cebos de vinilo
Introducción uno de los más efectivos en la pesca
de ciertas especies depredadoras,
Cuando, en 1949, el americano principalmente el black bass.
Nick Creme desarrolló la primera A partir de esa fecha, la pesca de
lombriz de vinilo en serie, no pen- uno de los peces con más adeptos,
saba que hoy, decenas de años des- el bass de boca grande o black
pués, ese material seguiría siendo bass, hizo que todo el mercado cam-
uno de los más empleados en la biara rotundamente y que el pesca-
construcción de señuelos, y a la vez dor tuviera en sus manos un arma le-

tal para cualquier circunstancia de pesca.


Desde entonces, la tecnología ha cambiado y lo que antes resultaba
una tarea laboriosa, ahora resulta un pequeño proceso industrial, con lo
que la complejidad de los engaños realizados con este material, soft
plástic (plástico blando, dúctil) para los americanos, ha aumentado en gran
medida y los costes se han reducido hasta convertirlos en uno de los
señuelos más asequibles. Posiblemente, éste sea uno de los motivos por los
que los pescadores empleen, de una manera generalizada, cebos de este
material para la pesca de depredadores de aguas continentales. Pero,
por supuesto, su empleo también se debe, y como razón principal, a su
efectividad.
Como todo, desgraciadamente, tiene alguna característica negativa, y,
en el caso del vinilo, es su corto uso, que se limita en los mejores de los
casos a media docena de capturas o picadas para el black bass, y se
reduce a la mitad si se trata del poderoso lucio con su potente boca.
La dureza del vinilo es un factor muy importante, sobre todo en lo que
a acción se refiere. Un vinilo duro tendrá una duración superior a
uno más blando, pero este último tendrá mayor movimiento, con lo que será
más beneficioso para el pescador que, con su señuelo, emitirá más
vibraciones aumentando las posibilidades de captura.
Dentro de un mismo modelo de vinilo, pueden darse distintos grados de
dureza. Para observar la dureza de un vinilo, simplemente se coloca el
señuelo, sujetándolo por la parte de la «cabeza», vertical al suelo. El
ángulo que forma el cuerpo del vinilo o partes que se mueven, indicará su
dureza en relación con otro señuelo.
Entre las principales características que tienen estos señuelos, merece la
pena destacar la gran oferta existente por la manejabilidad y opciones que
ofrece la materia prima de los mismos. Así, existen vinilos con gran
variedad de formas, tamaños y colores, que cubren los gustos de las
principales especies depredadoras y, con pequeños tamaños, ciprínidos.
Otra notoria característica es la diversidad de montajes que se pueden
emplear, a fin de cubrir las distintas capas de agua y diferentes si-
tuaciones. Con vinilo se puede pescar a bastantes metros de pro-
fundidad -montado con cabezas plomadas, Texas o Carolina, entre
otros-, en superficie -sin ningún peso adicional-, entre la enmarañada
vegetación de las riberas y orillas, cerca de los diferentes obstáculos... En
fin, en todas las posibles situaciones donde podamos encontrar pesca.
Otra característica es la de estimular gran cantidad de sentidos del pez
objeto de pesca. Con la diferente gama de colores y formas está más que
asegurada la posibilidad de percepción del señuelo por
parte del depredador de una manera visual.
El pez tiene el oído como tal desarrollado en su línea lateral, sentido que
recorre su cuerpo desde el principio de la aleta caudal hasta el opérculo. El
vinilo, con sus movimientos, crea unas vibraciones que atraen al pez,
captándolo por este sentido, en muchas ocasiones, antes que por la vista.

Truco
Por la naturaleza de estos señuelos, los depredadores, con sus afilados
dientes, dan buena cuenta de ellos y se convierten en inservibles en
pocas picadas. Para repararlos, se calentará con un mechero una pe-
queña navaja o cutter, y se introducirá en la rotura. Inmediatamente
después, se saca e metal caliente y se aprietan los dos extremos para
que vuelva a su forma original, quedando el vinilo completamente sol-
dado. También podemos unir con este procedimiento partes dañadas
o arrancadas, o hacer nuestros propios señuelos cortando y uniendo
diferentes partes de unos y otros.
Una vez que el depredador ha sucumbido al engaño y lo ha mordido, por
la característica textura que tiene, lo retiene en su boca por más tiempo
que otro artificial duro -como un cranckbait-, que, desde el primer momento,
lo reconoce como no comestible. El tacto conseguido en muchos vinilos es
similar al de las presas frecuentes. Esta propiedad actúa también como
ventaja en lo referente a que, si se ha producido una picada a un vinilo, el
depredador puede realizar algún otro intento de
atraparlo, al contrario que con un pez artificial que, si no se ha clavado en
la primera picada, difícil será que haga una segunda, tras notar que es
demasiado duro como para ser su alimento. Con esta propiedad de los
vinilos, se engaña el sentido del tacto de la presa.
El tiempo que retiene un pez el vinilo en su boca oscila entre uno y dos
segundos, cuando el engaño no tiene malos sabores y olores. Estos olores
se producen por los humos del tabaco, carburante de la barca, o
los que se le puedan pegar con las se arriesgaba a perder el artificial,
propias manos. Si es así, el pez es- cosa que en muchas ocasiones ocu-
cupe inmediatamente el vinilo. Si, rría. Unos artificiales que, con los
por el contrario, el artificial blando precios de la época, resultaban re-
está tratado con esencias o aceites, almente caros.
el pez retendrá en su boca el cebo, El verdadero éxito de la lombriz
incluso hasta una veintena de se- radica en que se puede poner, sin
gundos. riesgo de enganches -montaje
Por todos estos motivos, se puede Texas- en esos lugares tan queren-
decir que el vinilo es el cebo actual ciosos, en medio de cualquier obs-
de mayor uso y, a la vez, manejado táculo.
con un poco de pericia, de los más Hoy, la lombriz es considerada
efectivos. por los profesionales de la pesca del
black bass el cebo más polivalente
y efectivo. Siempre hay un tipo de
Truco lombriz adecuado a cualquier situa-
Un útil conservante casero para ción de pesca, por complicada que
el vinilo es el aceite de oliva. sea. Fue Woo Daves, con una lom-
Anula ciertos sabores y olores briz Finesse Worm de la firma ame-
negativos sobre el señuelo, ricana Zoom, con una medida de 4-
aunque su principal función es 3/4 pulgadas ( 1 2 centímetros
la de evitar que, con el calor, aproximadamente), en color water-
los vinilos se peguen unos con melon seed, quien consiguió alzarse
otros. con el título de la edición del Bass
Master Classic del año 2000, prin-
cipal competición de la pesca del
Lombrices, el principio black bass a nivel mundial. Los títu-
del plástico blando los que se han conseguido con la
A partir de la creación de este se- lombriz de vinilo no sólo se reducen
ñuelo se produjo la revolución en el a esa edición, sino que cuenta con
mundo de la pesca. Los lugares en varios Classics en su haber.
los que se encontraban las mejores El funcionamiento de la lombriz de
y, sobre todo, la mayoría de las pie- vinilo, independientemente del
zas eran inaccesibles. El pescador modelo, es muy sencillo. Una vez
no se atrevía a lanzar o, si lo hacía, lanzada, desciende hacia las pro-
fundidades donde, con el más leve Los tamaños de los diferentes tipos
contoneo de la puntera de la caña, de lombriz van desde las 3 pulga-
realiza movimientos suaves y exci- das, en las más pequeñas emplea-
tantes que cualquier black bass no das para la pesca finesse, o las «me-
dudará en atacar. La diferencia ra- galombrices» -también llamadas
dica en que, si el montaje tiene «culebras»- de 1 2 pulgadas (apro-
plomo, bajará más rápidamente de ximadamente 30 centímetros), que
lo que lo hace respecto a otros en se emplean cuando el black bass
los que no se emplea este peso adi- está muy activo o son piezas de un
ciona . tamaño considerable, a partir del
kilo o kilo y medio.
Con el paso de los años, la va-
Toma nota riedad de modelos ha ido aumen-
Para la lombriz hay ciertos co- tando. Algunos se han dejado de fa-
lores comodín. Colores como bricar, no porque no pesquen, sino
el cangrejo, calabaza o melón porque ya no lo hacen de igual ma-
[craw, pumpkin o watermelon, nera. Ya no son tan efectivos. Así, es-
respectivamente) no deben fal- tas lombrices caen en el olvido (por
tar en ninguna caja de pesca. unos años) y dejan paso a las nue-
vas que, con diferentes formas, las

i
51
sustituyen en las cajas de los aficio- para su localización. Por el contrario,
nados, cada vez más exigentes. las lombrices sin cola se emplean
Sólo las más efectivas aguantan a lo para pescar en aguas superficiales y,
largo de los años. como principal exponente, lugares
Para clasificar las lombrices se va con una presión de pesca superior a
a atender principalmente a la forma donde se emplean las que tienen
de la cola, o a la carencia de ésta. cola. El pez las detecta con la vista
Con lo que ya se tiene una primera principalmente, y por este motivo sue-
clasificación clara: la posesión o no len tener formas mucho más naturales,
de este apéndice. Por regla general, aunque, en algunos modelos, es la
las que tienen cola se emplean para parte final de la lombriz la que, al des-
lugares en los que el pez las detecta cender, vibra y atrae a los peces.
con la línea lateral, en vez de con la Una vez hecha esta clasificación
vista; o también con la vista, pero en general, dentro de cada variedad,
segundo plano, porque el medio se existen diferentes modelos para muy
lo impide: aguas turbias o tomadas, diversos empleos y situaciones de
grandes profundidades... Situaciones pesca. A continuación, se exponen
en las que es necesario que el señuelo los principales tipos de lombriz, con
desplace mayor cantidad de agua y sin cola.

Lombrices sin cola

Rectas o «palos»
Estas lombrices se caracterizan por tener el mismo diámetro a lo
largo de todo su cuerpo, desde el principio hasta el final. Su
empleo es muy pare cido al del centipede. Se limita a aguas claras,
aunque es muy efectiva en aguas con mucha presión de pesca, ya
que dentro del agua tienen una calda lenta y suave, momento en el que se
producen la mayoría de las picadas.
Las vibraciones que emiten este tipo de vinilos son generadas con todo su
cuerpo, no sólo con la cola. Suelen estar provistos de pliegues o anillos de
vinilo que, con el movimiento, emiten unas vibraciones altamente atrayentes
para el black bass. Con este diseño se consigue que, una vez en la boca del
pez, las retenga por más tiempo, al ser un tacto más natural.
En los tamaños más pequeños, se emplean en montajes de pesca fi-nesse
o fina, como el drop shot o el split shot, aunque admiten cualquier otro tipo
de montaje, como el Texas o Carolina.
Toma nota
En Estados Unidos este tipo de lombrices se emplean, en los tamaños
más pequeños (3 pulgadas), para la pesca de la rainbow trout (trucha
arcoirisj. Las Trout Worms de Gene Larew están diseñadas exclusi-
vamente para salmónidos.

Algunos ejemplos de estas lombrices son Fish Doctor de Zoom, Ripple


Stick de Caterpillar, o Ring Fry de Lake Fork.

Crawler
La diferencia de esta lombriz, respecto a las demás que carecen de cola,
es el aumento del diámetro de
la parte final del señuelo. Estas lom- Admite, como la mayoría de las
brices, al igual que las anteriores, se lombrices de vinilo, cualquier tipo de
emplean en aguas cristalinas o con montaje, aunque son verdadera-
mucha presión de pesca. Es el mente efectivas montadas al estilo Te-
modelo que guarda mayor similitud xas sin plomo.
con la lombriz natural. Son muy Los tamaños en los que se puede
recomendadas, por el equilibrio encontrar este tipo de lombrices os-
que guarda la parte de la «cabeza» cilan entre las 3 pulgadas, emple-
con ese ensanchamiento final, para adas para la pesca finesse, y las
emplearla en montajes tipo wacky 8 pulgadas de las mayores. Algu-
worm. La caída es uniforme y muy nos modelos de este tipo de lombriz
lenta, siempre que se emplee un an- son el Swamp Crawler y Trick
zuelo de un tamaño apropiado en Worm de Zoom.
relación con la longitud y grosor de
la lombriz. Durante la caída, la cola, Float'mg (flotantes)
algo más ensanchada, oscila arriba Esta clasificación de lombriz
y abajo, con un movimiento que ex- atiende más a una propiedad, que
cita al bass. Este mismo movimiento a la forma de la lombriz propia-
crea unas vibraciones igualmente mente dicha. La característica que
atrayentes. hace diferentes a estas lombrices es
la capacidad de mantenerse en la
superficie. Este efecto «flotante» se
Truco puede ver reducido siempre que no
Utiliza el ensanchamiento de la se emplee un anzuelo de las pro-
parte final de este tipo de lom- porciones correctas, ya que con su
brices para insertar un pequeño peso puede hundir la lombriz.
rattle de cristal. De esta ma- La forma que suelen presentar es-
nera, además de emitir sonido, tas lombrices es similar a las lom-
podrás pescar con las lombri- brices crawler, aunque a igual ta-
ces craw/eren aguas tomadas, maño suelen tener mayor diámetro,
aunque ten en cuenta que has para hacerlas flotantes. El material
cambiado la acción de la lom- empleado en la construcción de las
briz y ahora es más pesada en lombrices floating suele ser de me-
la parte de atrás. nor densidad, que el empleado en
el resto de las lombrices. Este ma-
ferial más blando hace que tenga las ó y las 8 pulgadas (de 15 a
una duración inferior, pero el pez al 20 centímetros, aproximadamente).
notarla más blanda la retiene en su Algunos modelos son los Floating
boca por mayor tiempo, lo que fa- Worm de Berkley o de Yum.
cilita la clavada.
El empleo de estas lombrices se li- Lombrices con cola
mita al momento en que el black
bass está muy activo, cerca de la su- Con cola de hoz
perficie o en lugares en los que En un primer momento todas las
exista gran cantidad de cobertura lombrices carecían de cola. Pero rá-
vegetal -en la superficie o hundida-, pidamente los pescadores se dieron
aunque la tendencia actual es em- cuenta de que, en situaciones de
plearla con montajes Carolina, para baja visibilidad, eran muy difícil-
la pesca sobre fondos con obstácu- mente detectadas. Se necesitaba
los o vegetación sumergida. Así, la algo que emitiera más vibraciones,
lombriz queda por encima de esta y se le añadió este apéndice con
maraña y es fácilmente.detectable forma de hoz. Precisamente, de
por el bass. aquí deriva su nombre, por la simi-
Los tamaños en los que se suele litud que guarda con la silueta de
encontrar esta lombriz oscilan entre la herramienta agrícola. Han pa-
sado ya decenas de años desde el
primer modelo de esta lombriz y
hoy sigue siendo igual
de pescadora.
Los tamaños de
estas lombrices
oscilan entre las 4 y
las 8 pulgadas. Son
relativamente
pequeñas.
Es la lombriz más
versátil de todas, ya
que se puede em-
plear en aguas cla-
ras y en aguas turbias, simplemente «curly» y son muy efectivas en la
variando el color y bajo cualquier pesca fina, para peces sometidos a
condición de actividad, temperatura mucha presión.
o época del año, variando el mon-
taje. La pequeña cola produce vi- Lombriz con cola de barrena
braciones y es mejor detectada por Esta lombriz está diseñada exclusi-
los peces, incluso a profundidades vamente para aguas tomadas o
considerables. grandes profundidades, donde el
A diferencia de las lombrices sin bass necesita cierta ayuda para de-
cola, este tipo es preferible montarlo tectar el engaño, o para pescas como
con un pequeño plomo en la parte piching o flipping, en las que, en
delantera, para que, al caer hacia poca cantidad de agua, el señuelo se
el fondo, la cola tenga ese atractivo tiene que detectar fácilmente.
movimiento que la caracteriza. Tres La principal característica de este
gramos y medio sobrarán para po- señuelo es su cola sobredimensio-
der lanzarla a una distancia consi- nada, que se podría decir que es
derable, que caiga al fondo lenta- como una de hoz pero de mayores
mente y poderla trabajar a llí dimensiones. Esta cola crea unas
cómodamente. Un montaje muy efi- fuertes vibraciones, altamente audi-
caz con este tipo de lombrices es el bles por el black bass. Se puede uti-
que se realiza con un pequeño an- lizar como señuelo localizador, ya
zuelo plomado, tipo redondo o in- que cubre mucha cantidad de agua
cluso darter (la cabeza con forma de en un tiempo relativamente pe-
dardo). queño.
Algunos modelos de este tipo de Esta lombriz admite la mayoría de
lombriz son el Killer Worm de Teeth, los montajes, pero se muestra más
Phenom de Mister Twister, Sickletoil efectiva con el Texas. Hay que tener
de Berkley y Zipper Worm de presente que el plomo será más
Zipper. grande que en otros casos: 5, 7, o
Dentro de este tipo de lombrices incluso 9 gramos, serán suficientes.
existe una variante. Tienen la cola Una vez la lombriz en el fondo,
con la misma forma, aunque algo la cola queda suspendida, movién-
mayor en relación con el tamaño del dose con las oscilaciones del agua.
cuerpo, que suele ser a su vez más Este momento es uno de los más
corto. Estas lombrices se denominan efectivos para estos señuelos.
Dentro de este
tipo de lombrices se
puede distinguir otro,
el triple-ripple. Son
lombrices con la
cola de igual modo
que las de barrena,
pero con la caracte-
rística de que está di-
vidida en otras tres
colas de menor ta-
maño, como por
ejemplo la Water-
bug Worm de Yum.
Los tamaños de estas
lombrices van desde las
5 pulgadas, las más
pequeñas, a las 1 2
pulgadas de las mayores,
verdaderas culebras que
el boss detecta a muchos
metros de distancia.
Estas lombrices son muy
útiles, aparte de para
pescar por sí solas,
para utilizarlas junto con
spinners y buzzers a modo de Centipedes o ciempiés
troiler, aportando gran movilidad, Se podría decir que es un tipo de
vistosidad y tacto al conjunto. lombriz por su similitud, pero debido
Algunos modelos son el Oíd Mons- a que pretende imitar a otro animal,
ter, Mágnum Worm y B¡g Dead R¡n- en este caso el ciempiés, y su cre-
ger de Zoom, Ribbontail de Berkley ciente empleo para la pesca del
y Squirmin'Worm de XPS -BPS. black bass, es merecedora de un
apartado distinto.
De sencillo diseño, representa, sobre todo en zonas de abundante ve-
getación sumergida, un gran éxito. Su forma alargada y continua otorga a
este cebo la etiqueta de poco empleado, o más bien poco atractivo a los
ojos del pescador. Poco a poco y por los éxitos que está obteniendo, se
comienza a emplear de una manera más masiva.
Ejemplos de este señuelo son e Salty Centipede, de Zoom; Stud fry de
Caterpillar o el Centipede de Compres.
Todos estos señuelos presentan a lo largo del cuerpo diferentes rugo-
sidades que semejan las patas de un ciempiés, al tiempo que hacen que el
pez lo retenga mayor tiempo en su boca, facilitando el clavado.
El tamaño que tienen estos señuelos oscila entre las 3 pulgadas del menor
y las 5 del mayor (entre 7,5 y 1 2,5 centímetros). Tal vez se deba este
pequeño intervalo de longitud al empeño por guardar cierta similitud con el
tamaño de los ciempiés reales.
Su empleo se restringe a las aguas claras o poco tomadas, en las que la
perca negra tiene cierta facilidad para localizar el cebo con la vista.
Al trabajar el centipede por el fondo, con las rugosidades que tiene
hace que se mueva muy irregularmente. Se sujeta a las rocas y, de repente,
cae por su propio peso, sin necesidad de nuestros movimientos.
Truco Un pescador desconocedor de la
Monta este cebo únicamente efectividad de estos artificiales afir-
con el peso del anzuelo y mará rotundamente, la primera vez
pesca con él en capas super- que los vea, que es imposible pes-
ficiales los días de verano a ú car con «eso». La realidad contra-
-tima hora, cuando los peces dice esta opinión, ya que es consi-
están muy activos. Ya verás derado, por el pescador experto,
los resultados. como un señuelo estrella cuando los
peces no tienen actividad. Es tam-
bién un señuelo que, por su movi-
Softbaits miento irregular, pesca muy bien en
Si se traduce literalmente, se aclara aguas sometidas a mucha presión
mucho lo que es y cómo es este se- por los aficionados, ya que cada
ñuelo. Soft, palabra inglesa que sig- vez se mueve de una forma distinta.
nifica suave, blando, lento... y bait, El softbaites un señuelo especial-
que significa señuelo o cebo. mente lento y con movimientos sua-
ves, que a la vez son tan erráticos,

que consiguen excitar al más resabiado de los peces. El engaño no tiene


un movimiento por sí solo, como puede tener un twister. Se desplaza hacia
el fondo por su propio peso y el del anzuelo, con movimientos asimétricos y
muy lentos. La acción se la imprimirá el pescador, mediante pequeños
golpes de muñeca en la caña. El señuelo así se moverá en todas las
direcciones. Subidas, bajadas, saltos fuera del agua y diferentes piruetas
a su antojo, ya que el pescador no puede dirigirlo o elegir hacia qué
dirección
se va a mover. El único movimiento previsible será el acercamiento, a
medida que se recoja línea, hacia nosotros.
Por regla general, suele imitar a un pequeño pez herido, aunque ciertos
modelos, faltos completamente de formas que se asemejen a algo natural,
atraen la picada del pez con sus movimientos. Este vinilo se emplea en las
tallas menores para la pesca de bass, y en las mayores para el lucio.
Estos señuelos se diseñaron para la pesca en las capas superiores de
agua, limitando su empleo a ciertas épocas del año, en las que los peces
(meses cálidos para el bass y freza, primavera y otoño para el lucio) subían
a estas aguas. Con el avance de las técnicas y montajes de pesca, estos
señuelos son realmente efectivos a cualquier profundidad, lo que facilita su
empleo durante todo el año y amplia las
posibilidades de pesca a otras especies, como la lucioperca, muy dada a
aguas profundas.
Para poder pescar en profundidades superiores a los 4 metros de una
forma cómoda, se le han de insertar unos plomos alargados en forma de
tornillo, denominados nails, como los de la casa americana Lunker City. El
tamaño y peso corresponden con el
tamaño del cuerpo. Estos pesos se in- tivo, ya que el movimiento que se im-
sertan dentro del propio vinilo. Sus di- prime a estos señuelos es muy lento.
ferentes posiciones, o inclinación ha- Otros modelos poseen, al final del
cia, un lado, por ejemplo, harán que cuerpo, una cola que semeja la de
el soñbait nade más irregularmente, un pez. Se les denomina fish o shad.
pero bajando a capas de agua más Los primeros suelen tener una forma
profundas. similar a un alargado pez [Fin-S Fish
Aun así, se consiguen los mejores de Lunker City, Fluke de Zoom) y los
resultados pescando en aguas so- segundos tienen una pequeña
meras (aguas con menos de 2 me- panza, haciendo la forma del vinilo
tros de profundidad) y sobre todo en más «rechoncha», como por ejemplo
aguas con abundante vegetación u el Fin-S Shad de Lunker City y el Jerk
obstáculos de cualquier tipo, como Shad de Berkley.
piedras, raíces, troncos, etc. El mo- Aparte de la forma física, otra di-
vimiento se le imprime con pequeños ferencia estriba en la forma de pes-
toques de puntera de la caña, sin car con ellos. Los shad admiten ve-
ningún orden ni ritmo en particular. locidades de recogida más variadas
Dos toques -parada, toque-, tres to- que los stickbaits, que suelen reque-
ques -parada-... Y así cualquier rir recogidas más lentas y pausadas.
otra serie de movimientos.
Estos vinilos se subdividen en va-
rios tipos. Los stickbait -señuelo Truco
palo- son engaños con una forma Con este vinilo se obtiene me-
alargada, similar a una lombriz, jores resultados si se trabaja
pero de mayor diámetro. La parte muy despacio, dejando que
posterior suele ser de menor grosor, descienda muy lentamente, sin
estrechándose el cuerpo. El Slug-go la ayuda de ningún peso adi-
de Lunker City, Minnow de Ecogear, cional ni plomo. Se han pro-
Slug de Berkley, el Lazer Eye Minow ducido grandes capturas
de Bass Pro Shop, el Lunker Bass de cuando el pescador, al intentar
DomiKi, son modelos característicos deshacer un nudo en su ca-
de este tipo. rrete, ha dejado que el señuelo
Se recomienda su uso para luga- trabajara lentamente a su an-
res con mucha presión de pesca, o tojo en el interior del agua.
donde el pez se encuentra muy inac-
Los tamaños más usuales de este Este vinilo está específicamente di-
vinilo son de entre 4 y 6 pulgadas, señado para la pesca del black
siendo el menor tamaño el más em- bass, aunque por su gran movi-
pleado con diferencia en aguas es- miento y acción se está empleando,
pañolas para la pesca del black cada vez más, en la pesca de otros
bass. Por el contrario, si se pesca el depredadores como el lucio, la lu-
lucio, los tamaños de entre ó y 9 pul- cioperca y, en las tallas mayores
gadas serán los más apropiados. (más que salamandras o lagartijas,
Como un pequeño resumen del por el tamaño parecen imitaciones
uso de estos increíbles señuelos, hay de lagartos), en la pesca del siluro.
que resaltar su gran efectividad en Los profesionales aconsejan em-
lugares de pesca con gran cantidad plear este señuelo únicamente en los
de obstáculos, poca profundidad y meses de más calor del año y, como
trabajándolos muy lentamente. Son mucho, a finales de primavera y prin-
muy útiles en lugares que tienen gran cipios de otoño. La razón es el com-
presión pesquera. portamiento de las salamandras y la-
gartijas en los meses de invierno, su
Salamandras escaso o nulo movimiento debido a
Dentro de los cebos de vinilo, for- que son seres que hibernan. Aunque
man parte del grupo que imitan seres otros pescadores menos exigentes
naturales. En este caso, como su pro- afirman que los peces que se ali-
pio nombre indica, imitan a las sala- mentan de ellas no saben distinguir
mandras. Pero también hay que tener el estado en el que se encuentran.
en cuenta que imitan a otro ser pre- Se pueden dividir en dos tipos, se-
sente en cualquier orilla: la lagartija. gún la forma de sus patas y cola.
Existe una primera clase que tiene to-
das las extremidades, incluida la cola,
Truco en forma de hoz, al igual que un twis-
Al montar al estilo Texas, a la sa- ter. En este tipo de salamandras es de
lamandra se le corta la mitad de vital importancia el grosor que pre-
la cabeza para que se ajuste e senten las patas, ya que, cuanto más
plomo tipo bala al vinilo, y de finas sean, más acción proporciona-
esta manera se camufla a la per- rán al señuelo en general. Por el con-
fección con el cuerpo. trario, el otro tipo únicamente tiene la
coa con esta forma.
Las primeras se emplean cuando Sin embargo, las salamandras
el pez está poco activo y necesita que tienen únicamente la cola en
que el señuelo se trabaje muy lenta- forma de hoz se emplearán en lu-
mente, pero que tenga gran acción. gares en los que la presión de
También se recomienda su uso pesca sea mayor y para los mon-
cuando se empleen en montajes que tajes que se utilicen en las capas
trabajen en profundidad, o en aguas más superficiales, o en agua espe-
tomadas o turbias, ya que el movi- cialmente clara. La XPS Lazer Eye
miento de las patas emite grandes vi- Squirmin'Lizard de Bass Pro Shop,
braciones fácilmente detectables en Slider Lizard de Slider, Floatin Lizard
estas condiciones. de Yum, son algunos modelos de
Algunos modelos de este tipo de este tipo.
salamandras son las Salty Lizard y Los tamaños en los que se en-
SS+Lizard, de Zoom, W-Bug cuentran más frecuentemente estos
Lizard, de Ecogear, Power Lizard de señuelos son entre las 4 y 6 pulga-
Berkley y la Komodo Lizard de das (10 y 15 centímetros aproxima-
Gene Larew. damente), aunque existen verdade-
ros «lagartos» en 8 pulgadas (20 centímetros) como la Magnun Lizard
de Zoom, destinadas a bass record o a grandes depredadores, como lucios
y siluros.
La salamandra admite gran cantidad de montajes, como Texas, Tex-
posed, Split Shot, entre otros, aunque con el que se presenta realmente
efectivo es con el Carolina, que coloca el señuelo sobre la vegetación
sumergida.
En la pesca con este señuelo es importante darle un ritmo de recogida
más lento que en otros vinilos. Se deja que descienda hasta el fondo y
que se pose. En cada toque ascenderá y volverá a caer, y es
justo en este momento, en la caída, cuando se desatará el mayor número de
picadas.

Truco
Los mejores colores para este señuelo son los oscuros mates, ya que
proyectan una mayor silueta, dando la forma del animal que se
pretende imitar. Una tendencia que se ha seguido durante muchos años
ha sido la coloración de la cola en otro color más llamativo que el resto
del cuerpo, denominado por los anglosajones fire tail.
Cangrejos artrópodo se deba a la «calidad» del
Los cangrejos de vinilo son espe- bocado. El empleo de estos señuelos
cialmente efectivos con especies de- artificiales está recomendado para lu-
predadoras como el black bass, lu- gares con fondos rocosos (de piedras
cio, lucioperca, siluro y algunas no más pequeñas que una manzana
especies de barbos, aunque de una o de grandes rocas), o con gran can-
manera algo más casua . tidad de vegetación sumergida,
Seguramente, la atracción que donde es muy frecuente encontrar el
sienten estos depredadores por este cangrejo natural escondido.

Aunque el cangrejo, sobre todo e americano en detrimento del autóctono,


se esté extendiendo rápidamente por muchas masas de agua españolas, no
habita en todas. Esto no es un impedimento para pescar con él, ya que,
aunque un pez no haya visto nunca un cangrejo, rápidamente lo reconoce
como comida y no duda en atacarlo.

Truco
Pega por debajo de las pinzas pequeños trozos de poliespán o corcho
que las hagan flotar, dándole un toque de naturalidad.
El cangrejo de vinilo es un artificial muy polivalente, por la gran cantidad de
modelos que se han desarrollado para cada tipo de pesca y los muchos
montajes que admite. El empleo de uno u otro reside en la oportunidad de
cada técnica para un momento determinado. Así, se han desarrollado los
cangrejos específicamente según su montaje. Se pueden distinguir tres tipos
fundamentalmente:

Cangrejos para montajes Texas


Son los empleados en los montajes con anzuelos del tipo worm hook, para la
pesca en el fondo. Suelen tener muy bien definidas sus patas y pinzas para
que se asemeje mucho
a la realidad, ya que es su aspecto lo que debe de atraer al pez.
El cuerpo ha de ser alargado, para que se pueda insertar en él el
anzuelo de este montaje, característico por la longitud de su tija y di-
mensiones en general. Los cangrejos de este tipo son muy recomendables, de
hecho son los más empleados. Con este montaje, el cangrejo, dentro del
agua -al estar todo e peso en la parte posterior-, se
queda con las pinzas hacia a riba, es muy alargado y sólo tiene las pin-
en posición de defensa, posición zas, ya que es la única parte del vi-
muy frecuente ante la presencia de nilo que se ve. El resto del cuerpo lo
depredadores. tapa la «peluca» del señuelo. Estas
La acción que se ha de imprimir pinzas están sobredimensionadas,
al señuelo se realiza, como la de para que se muevan más y sean más
cualquier otro monta¡e Texas, me- atractivas al pez.
diante toques de puntera, para que Ejemplos de este tipo de cangre-
vaya por el fondo dando saltos. jos son el Cross Craw de Zoom, y
Algunos de los modelos más utili- el Salt Craw de Gene Larew.
zados son el Big Criter Craw de Otros modelos, como por ejemplo
Zoom, el de Bass Asossin, el de Ac- el Jig Trailer de Clunn y el Pig Claw
uno Plástic y el Crawod de Gary Ya- de Lake Fork, son cangrejos de vi ni lo
mamoto. formados exclusivamente con lo que
serían en la realidad la cabeza y las
Para cabezas plomadas pinzas del cangrejo. Su empleo se
o como complemento restringe a la utilización como com-
Estos cangrejos están diseñados plemento de jigs con flecos. Este
exclusivamente para utilizarlos como complemento da más naturalidad y
complemento de jigs o incluso spin- movimiento al conjunto, además de
nerbaits. Por esta razón, su cuerpo ralentizar la caída hacia el fondo.

Toma nota. Flipping


Esta forma de lanzar es especifica para la pesca black del bass,
cuando existe cobertura vegetal sumergida. La técnica consiste- en si
tuar el señuelo justo en el medio del obstáculo, donde se cobijan los
peces. Para ello se deja fuera del carrete un tramo de hilo aproxima
-
damente de entre la m itad y el total de la longitud de la caña. Con
un suave movimiento pendular, dirigimos el señuelo hacia el objetivo.
Al penetrar éste en el agua debe producir el menor chapoteo posible,
porque se supone que los peces están justamente debajo del lugar
donde hemos lanzado y es fácil que se asusten. La picada se produce
en el momento en que desciende el señuelo hacia el fondo. Profesio-
nales de la pesca delbass, en el momento en que toca el fondo su
montaje, recogen rápidamente y vuelven a lanzar de nuevo. Para esta
técnica se utilizan cañas de mayor tamaño que para otras.
gunas
Al tienen
lo que se denomina«retractable butt secfíon»,
que es simplemente la
capacidad para alagar o acortar la caña unos centímetros a nuestro
gusto, mediante un tramo que se oculta en el interior del mango. Las
longitudes varían entre los 7 y los 7 pies y medio. La acción ha serde
heavy -dura- para sacar a los peces de entre la vegetación, un con
hilo muy resistente. Un consejo: utiliza líneas potentes de 14 abras.
1 8 li
Simplemente piensa en la fuerza y energía que necesitas, paracar sa
una
bass de dos kilos en estas condiciones.

Para la pesca fina o F'messe el Bugs 2 de Hart, Guidos Origi-


Específicos para montajes como e nal de Gambler, Li'l Critter Craw de
Split Shot o Drop Shot, tienen tama- Zoom y el Tank-S de Ecogear.
ños realmente pequeños, no sobre- Independientemente del tipo de
pasando las 3 pulgadas [7,5 centí- cangrejo que se emplee, hay que te-
metros aproximadamente) en ningún ner en cuenta cómo ingiere el pez
caso. La calidad de losdetalles es un cangrejo. Normalmente lo suele
máxima. En ciertos modelos es tal, atacar por la cola, ya que es la
que los ojos aparecen pintados. Mo- parte en la que el caparazón es más
delos de este tipo son, por ejemplo, blando. Si el crustáceo es de pe-
quenas dimensiones, el depredador pesca de este centrárquido, pero la
no dudará en engullirlo de un solo noticia de su efectividad ha corrido
bocado. Este detalle es muy impor- como la pólvora y es, ahora, el en-
tante de cara al montaje, pues el gaño estrella en la caja de muchos
cangrejo debería estar cubierto aficionados.
-cuando menos menos, la cola- con Numerosos pescadores afirman
el anzuelo. que guarda cierta similitud con un
También se tiene que pensar en la cangrejo -el color más empleado es
forma de natación del cangrejo, el erawad (cangrejo)-. Otros opinan
siempre al revés, con la parte trasera que se parece a un calamar o pu-
por delante, mediante pequeños im- pillo, pero, ¿hay calamares en agua
pulsos, excepto cuando se desplaza dulce? Por regla general, se destina
sobre el firme de las orillas, cosa que a la pesca del black bass, aunque
hace andando con todas sus patas. lucios y luciopercas también lo sue-
En los Estados Unidos, el cangrejo len atacar sin ningún reparo.
de vinilo es el señuelo rey en la Todos los tubos tienen una parte
pesca del black bass, ya que es muy cilindrica -cabeza- y otra formada
frecuente en sus aguas. Es tal su por un gran número de flecos o tiras
efectividad, que ciertos fabricantes del mismo material, pero no nece-
está desarrollando este señuelo hasta sariamente del mismo color.
casi la perfecta imitación del can-
grejo vivo. Un cangrejo que se em-
plea muy frecuentemente en ese pais Toma nota
es el Cajún Buble Craw. La carac- La mayoría de los tubos de vi-
terística que diferencia a este can- nilo están fabricados con gran
grejo respecto de los demás, es su cantidad de sal, para que el
capacidad de expulsar burbujas de bass lo retenga en su boca.
aire dentro del agua. Esto los hace muy delicados,
porque no se pueden mojar.
Tubos de vinilo Una vez que has usado un
El tubo de vinilo es el señuelo reve- tubo, no lo guardes junto con
ación de los pescadores españoles los otros, ya que los puedes es-
de bass. Hace tan sólo un par de tropear, y evita al máximo su
temporadas, se podía decir que era contacto con el agua.
el señuelo menos empleado en la
La efectividad de este señuelo se fondo, o profundidad deseada, y se
centra en la forma de sus flecos, le imprimen varios toques de mu-
que han de ser cuanto más largos ñeca para que se eleve y vuelva a
mejor, en relación con el tamaño de descender. Es un gran error, y posi-
la cabeza, y en gran número para blemente un motivo de merma de
que muevan mayor cantidad de capturas, pescar con el tubo como
agua y amortigüen su caída hacia si se tratase de una salamandra, por
el fondo. el fondo, o recogido continuada-
Debido a esta característica, la mente como un pez artificial de pro-
pesca con tubo difiere de la practi- fundidad.
cada con otros vinilos y señuelos. Se La pesca con el tubo se reco-
deja caer hasta que llegue mienda cuando los peces se
encuentran suspendidos, ya que se
mueve verticalmen-te, tocando
diferentes
profundidades en un
mismo lance. De esta
manera, se busca la
profundidad a la que se
encuentran los peces. En
esta posición es en la
que pescar basses
resulta más complicado.
Una de las ventajas que tiene el tubo es su durabilidad. Al ser de forma
completamente cilindrica y simétrica, se puede volver a montar simplemente
moviendo e anzuelo a lo largo del cuerpo.
Los tamaños entre los que oscila el tubo de vinilo son 5 pulgadas, los
denominados «mágnum», y los más pequeños, destinados a la pesca de
crappies -especie de percasol americana- de un tamaño de pulgada y
media. Los más empleados son los de 4 pulgadas.
Este vinilo admite la mayoría de queños, hasta los 25 o 30 de los
los montajes -Texas, Carolina, Kee- mayores. Esta característica, la gran
per...-, incluso alguno específico, variedad de tamaños, lo hace vá-
con plomos en el interior sujetos al lido para la pesca de cualquier pez
ojal del anzuelo, aunque el más ¡ctívoro. Se pueden pescar truchas
efectivo es el montado con un an- con los de 3 centímetros, ciprínidos
zuelo de cabeza plomada. con los de cinco, basses y lucio-
Los tubos más empleados son los percas con los de 7 a 1 1 , lucios
de las firmas americanas Mizmo y con los de 1 1 a 1 5 y, para los si-
Zoom, que tienen un porcentaje muy luros, se han de emplear las verda-
elevado de sal, tanto en su interior deras «longanizas» de 25 o 30 cen-
como en su exterior. tímetros.
Posiblemente sea, ¡unto con el
twister, uno de los vinilos más em-
Truco pleados a lo largo de toda nuestra
El tubo pesca a la caída. No geografía. Los motivos son bien
lo olvides. Para que ésta sea lo sencillos: pescan mucho en manos
más sinuosa, lenta y tentadora de cualquier pescador -princi-
posible, se deben utilizar plo- piante o veterano- y son muy eco-
mos de un peso menor a los nómicos.
4 gramos, para los de mayor Para que este engaño pesque,
tamaño -4 o 5 pulgadas-, y bastará con recogerlo como si se tra-
disminuyendo según vaya de- tase de un pez artificial, aunque se
creciendo el tamaño del tubo. muestra especialmente efectivo
cuando se recoge a saltos por e
fondo de una manera irregular. Al le-
Peces con movimiento vantarlo del fondo, se cubre mayor
Bajo esta denominación encon- cantidad de agua y tiene muchas
tramos los famosísimos pikies. Tie- más posibilidades de ser detectado
nen la forma de un pez que, al im- por cualquier depredador.
primirle movimiento dentro del agua, El montaje más sencillo para este
mueve la cola como si estuviese vinilo es el que se hace con un jig
vivo. Los tamaños en los que pode- o anzuelo de cabeza plomada. De
mos encontrar este artificial van esta manera montado, se puede tra-
desde los 3 centímetros, los más pe- bajar el conjunto a cualquier pro-
fundidad, variando simplemente la velocidad de recogida o la
posición de la caña.
A mayor velocidad, menor profundidad, y en lo que se refiere al
ángulo de la caña, cuanto más alta esté la puntera, menor
profundidad y a la inversa. Es importante que el peso del plomo del
anzuelo sea considerable, por varios motivos. El primero y principal
es que, si es demasiado pequeño, el vinilo dominará el montaje,
haciéndolo des-
cender demasiado lento, sin ningún movimiento en la cola. Por el con-
trario, si este peso es suficiente, el pikie caerá hacia el fondo mo-
viendo vivamente la cola, convirtiendo el mismo cebo en un señuelo
atractivo para desatar la picada. Otro motivo es que, al tener el peso
suficiente, lo traeremos por la capa de agua que deseemos. Si
estuviera poco plomado, en la recogida, el señuelo subiría a capas
de agua superficiales.
La acción de todo el señuelo se centra en la cola,
que, a medida que recojamos el sedal, irá moviéndose
alternativamente de izquierda a derecha, como si se
tratase de un pez vivo. Este detalle es muy importante,
ya que puede ser que un señuelo de un mismo color y
tamaño que otro pesque más, simplemente por la mo-
vilidad de la cola.
Truco
Si tenemos en nuestra caja de pesca pikies con poco movimiento de cola,
se les puede dar algo más de «vida» con la única ayuda de un mechero.
Se calienta justo en la unión de la cola y el cuerpo y con los dedos -con
la precaución de no quemarse- se moldea más alargado y estilizado
este lugar. Prueba la diferencia.
Twister o «marcianitos»
Si se puede hablar de un señuelo de vinilo clásico y simple, éste es el
caso del twister o, como se le conoce por el pescador español, «mar-
cianito». Posiblemente, este nombre se debe a que fue de los primeros
vinilos que se podían adquirir en los comercios españoles y, dada la rareza
de su movimiento, se le aplicó este sobrenombre de fuera de nuestro
planeta.
El cebo se puede dividir en dos partes: cuerpo y cola. El cuerpo es
empleado para insertar el anzuelo.
La forma que suele presentar es re- la gran cantidad de vibraciones que
dondeada. Salvo en algunos mo- emiten, como pueden ser el Tripple
delos que es rugoso y produce pe- Ripple Grub de Yum.
queñas ondas, lo normal es que Otros twisters presentan la cola
constituya una parte sin ninguna ac- perforada, detalle que aumenta las
ción que atraiga al pez. En la cola turbulencias dentro del agua, con lo
se sitúa todo el movimiento y el en- que crece su poder de atracción. Un
canto de este señuelo. Se le deno- ejemplo de este modelo es el San-
mina cola de hoz, debido a la si- dra, de la casa francesa King.
militud con la herramienta agrícola. El twister se emplea para todo tipo
La acción de este engaño en el agua de especies. Ciertas clases de ci-
consiste en las sinuosas y constantes prínidos, como carpas y barbos, se
ondulaciones que produce. Es simple pueden pescar con este señuelo en
imaginar su acción en el medio sus dimensiones más pequeñas, de
acuático, si se observa la traducción 2 a 4 centímetros. En cambio, según
literal de la palabra anglosajona, aumentamos de tamaño, se emplean
twister, que significa «tomado». Así para depredadores «natos». En las
de simple: es como un remolino. tallas de 7 a 12 centímetros, medi-
En un principio, las colas de estos dos siempre con la cola estirada, se
vinilos eran simples o de una sola emplean para el black bass y la lu-
hoz pero, a medida que se fue de- cioperca.
sarrollando el señuelo, se le aña-
dieron más colas de la misma Toma nota
forma, hasta tener en algunos mo- Mucha atención a los twister
delos cuatro coas, como por ejem- montados con cabeza plo-
plo el Split Double Tail de la firma mada de tamaño medio, en
Mister Twister. A medida que au- colores blanco perla y blanco
mentan las colas, también aumentan mate. Son muy eficaces con la
las vibraciones que produce en el lucioperca.
agua y el tamaño que abarcan.
Cada cola puede tener a su vez
otras pequeñas, que salen de la prin- Para el lucio emplearemos tallas
cipal. A esta cola se la denomina de entre los 1 2 centímetros y los
«cola de barrena». Se suelen utilizar 20 centímetros. Aunque este pez rá-
para aguas turbias o tomadas, por pidamente destroce el cebo por su
característica boca, es muy útil por las posibilidades que ofrece para
emplearlo a grandes profundidades, trabajado muy lentamente con cabezas
plomadas de 1 5 a 25 gramos.
Con el siluro, este señuelo se muestra también muy eficaz, debido
a las ondulaciones que produce la cola con pocas vueltas de manivela del
carrete. Para que sea efectivo, se deben emplear tamaños que oscilen entre los
20 centímetros y los mayores que se puedan encontrar en el mercado. El truco
está en manejarlo lo más lento posible, para que el si-
luro, algo torpe con alguno de sus Ratones y ranas de vinilo
sentidos, lo detecte sin ningún pro- Estos señuelos están diseñados es-
blema. pecialmente para la pesca de de-
predadores como el black bass y el
lucio, muy dados a cazar sobre todo
Truco en zonas de abundante vegetación
Para que la cola no se engan- sumergida y lugares cercanos a las
che al lanzarlo en un montaje orillas, donde viven estas presas.
con una cabeza plomada o Ciertos pescadores opinan que
jig, se deberá colocar con la un twister de doble cola es la me-
cola en la dirección opuesta a jor imitación para una renacuajo,
donde marca la punta del an- aunque la verdad es que existen
zuelo. modelos exclusivos que imitan este
batracio. Se han de utilizar en
aguas someras y con colores muy
Este señuelo puede trabajar por sí naturales. Es muy difícil que un ra-
mismo, pero también con spinner- toncillo se adentre gran cantidad de
baits, ¡igs o buzzers, ofreciendo gran metros en aguas abiertas, de ahí su
vistosidad y realismo al conjunto. efectividad en las orillas.
Las imitaciones del roedor se utilizan sobre todo para la pesca del lucio y
suelen tener un diseño muy simple y sencillo. Lo forman un cuerpo
redondeado y, en la parte posterior, unos filamentos de goma que imitan las
patas y la cola. Los ratones por regla general tienen gran volumen, como por
ejemplo el Fiat Ratóe la casa americana Hart, muy efectivo con los lucios
cercanos a las orillas.
Respecto a las ranas, los modelos más conocidos en el mercado es-
pañol son: Swamp Frog de Mustad, Float Fíat Frog de Hart, o el Gre-nouille
de Stinger. Esta última rana también se comercializa con el nombre de
Gobie, un vinilo que se puede emplear como si de un renacuajo se tratase.
El montaje idóneo para estos señuelos es con un anzuelo sin plomo del
tipo worm hook, para pescar en superficie, o con un anzuelo de cabeza
plomada para pescar en aguas más profundas. Estos vinilos son muy
efectivos trabajados a pe-
queños tirones y realizando pausas, cipal una o dos colas en forma de
más o menos cortas, dependiendo hoz. Estos dos apéndices le dan una
de la actividad del pez objeto de acción continua, aunque perma-
pesca. nezca parado o se mueva a veloci-
dades muy lentas.
Pajaritos o brush Una característica de gran im-
Este señuelo toma su nombre por portancia que tienen los pajaritos, es
las «alas» que tiene, aunque real- la gran cantidad de agua que ba-
mente no parezca propiamente un ten en la recogida. Por este motivo,
ave, aunque no se sabe muy bien a se emplean mucho para la pesca del
qué imita. Parece también un gran bass en aguas muy turbias, aunque
saltamontes, o incluso un gran can- este señuelo se diseñó para pescar
grejo que cae hacia el fondo. Las con técnicas como el pitching o flip-
alas tan características de este vi ni lo, ping. En estas dos técnicas son muy
hacen que descienda lentamente ha- útiles, ya que, al meter el engaño en-
cia el fondo de una forma lenta y na- tre obstáculos, al descender paralelo
tural. y muy lentamente, da una gran sen-
Su diseño, aparte de la mencio- sación de volumen, desatando la pi-
nadas «alas» que tiene en su cuerpo, cada de cualquier bass apostado en
tiene como otra característica prin- el lugar.
Para que des-
cienda a poca velo-
cidad es vital que e
plomo sea de un
peso menor a los
5 gramos. Con las
dos técnicas men-
cionadas, no se ne-
cesitan señuelos con
gran peso, ya que
los lances son cortos
y, aun así, los «pa-
jaritos» más peque-
ños ya tienen un
peso considerable
que facilita su colocación en los pun- determinado. Algunos modelos de
tos estratégicos. estos vinilos son el Brush Hog, Baby
También es muy efectivo este vinilo Brush Hog de Zoom [5 plugadas y
en situaciones de baja actividad, media y ó, respectivamente), Hoo
con montaje Carolina, por su cuali- Daddy de Gene Larew, o el Bacon
dad de tardar cierto tiempo en vol- Rind de Gambler.
ver al fondo y mantenerse suspen-
dido a media agua, haciendo más Leech o sanguijuelas
fácil su localización. Como su propio nombre indica, se
Los tamaños entre los que oscila trata de imitaciones que se ase-
son las 3 pulgadas para los meno- mejan a la sanguijuela. Este parásito
res y las 8 pulgadas para los ma- no se encuentra tan difundido por las
yores, aunque los más empleados aguas continentales españolas como
son los intermedios, de 5 a ó pul- en las de los Estados Unidos, donde,
gadas. debido a su abundancia, es uno de
El montaje más habitual en la los alimentos básicos del black bass
pesca con brush es el Texas. Se y otros depredadores. Aunque,
tiene el vinilo ¡unto con el plomo, su- como decíamos, no habita en todas
jeto con una gomita, facilitando el las aguas españolas, los peces con-
lance y su colocación en un punto servan los instintos de sus países ori-
ginarios, en los que es un preciado
bocado, sobre todo para la perca
negra. La forma del se-
ñuelo depende del
fabricante del mismo. En
la mayoría de las
ocasiones, está formada
por una parte que
asemeja a la cabeza y
otra que se corresponde
con el cuerpo, que es la
que produce las v¡-
braciones dentro del agua y atrae al das o ¡igs para que profundice hasta
predador. Otra forma también muy la el lugar deseado.
empleada es más sencilla todavía. Algunos modelos de este tipo de
Simplemente se compone de una vinilo son el Leech de Gene Larewy
lámina delgada de vinilo que, por la el de Mann's.
densidad del agua, hace que se des-
lice formando gran cantidad de Skirted Grub
ondas. Este señuelo es una variación del
El montaje y la manera en la que twister clásico de doble cola. La
se pesca dependen de la forma. Con única diferencia radica en que se le
las más alargadas, que semejan lom- han añadido, al principio del
brices, se puede pescar como si se cuerpo, unos faldones, que son unas
tratase de una de éstas y con cual- finas tiras del mismo material, vinilo.
quiera de sus montajes. Si, por el con- Su traducción lo indica: gusano con
trario, la forma es la delgada lámina falda. Estas tiras dan al señuelo gran
de vinilo, se utilizan cabezas ploma- vistosidad, movimiento y sensación

de volumen. También
consiguen reducir la
velocidad de caída hacia e
fondo, aumentando las
posibilidades de picada, ya
que este momento es uno de
los más querenciosos para
que se produzca el ataque.
Este señuelo se asemeja a una pequeña rana, renacuajo, o incluso
se puede afirmar que es parecido a un cangrejo, siendo la «peluca»
las patas traseras, y la doble cola las pinzas delanteras. Por regla general,
son más efectivos que los twisters en aguas tomadas. Al emitir mayor
cantidad de vibraciones, son detectados con mayor facilidad por los peces.
La pesca con este señuelo es igual de sencilla que con el «marcianito»,
aunque también se pesca con él
muy importante tener el hilo siempre Este vinilo admite distintos monta-
tenso, para detectar cualquier re- jes, aunque los más empleados, a la
tención o picada y, en ese mismo vez que efectivos, son el Texas, y con
instante, clavar. un anzuelo de cabeza plomada. Es-
Este señuelo se diseñó para la tos dos montajes tienen todo el peso
pesca del bass, tanto de boca ¡unto, con lo que se podrán hacer lan-
grande como de boca pequeña, ces más largos y precisos.
pero en la actualidad, viendo la
gran efectividad que tiene con otros Vinilos para hacer
depredadores, no es raro que se em- «tándems» o trailers
plee en la pesca de lucios y lucio- Un «tándem» o trailer es un con-
percas. junto formado por dos o varios se-
ñuelos, para formar uno con mayor
atracción para los peces que cada
Toma nota uno por separado. En esta ocasión,
En la Península existen gran uno de los elementos es un vinilo. El
cantidad de masas de agua en señuelo al que acompaña puede ser
las que cohabitan lucios, lu- de muy diferente naturaleza. Spin-
ciopercas y basses. Este se- nerbait, buzzero jigs son, por regla
ñuelo es igual de atrayente general, los más vestidos con el plás-
para los tres, y es muy útil en tico blando.
ciertas temporadas del año -en Las formas que tienen estos vinilos
la primavera, que es la época complementarios son muy variadas,
de desove-, donde se puede imitando diferentes seres de la natu-
emplear como señuelo como- raleza como, por ejemplo, cangre-
dín para tener picadas de cual- jos, renacuajos, ranas y lombrices.
quiera de estas especies. Un Las ventajas que aporta cada vinilo
color: el blanco. varían dependiendo de la forma y,
sobre todo, del señuelo al cual se le
añada. La más importante es la vis-
Los tamaños entre los que oscila tosidad y movimiento que aporta, re-
este vinilo son la pulgada y media, sultando mucho más atractivo para
como los Crappie Spider Grub, de los peces.
Gen Larew, o las 5 pulgadas de los Si el vinilo que se le añade es de
XPS Skirted Double Tail de Bass Pro. un tamaño y volumen considerables,
proporcionará a una spinnerbait o a que debe tener plena confianza en
un ¡ig una caída más lenta hacia el el señuelo que está empleando
fondo, momento en el que se suelen para asegurarse el éxito.
producir un gran número de pica- Además, cuando se produce la pi-
das, y mantendrá un buzzer con cada, el pez, al detectar un tacto
mayor facilidad en la superficie a blando o natural, como si se tratase
menor velocidad de recogida, faci- de comida, lo retiene durante más
litando su manejo. Al ser un conjunto tiempo en la boca; o incluso si falla
de dos señuelos, produce mayores un primer ataque, vuelve a atacar
vibraciones y sonidos que cada uno por segunda y hasta tercera vez el
por separado. mismo señuelo.
Por regla general, un spinnerbait, Este volumen que da el vinilo,
por ejemplo, no resulta para la vista suele aparentar más cantidad de co-
del pescador un engaño que sea na- mida, con lo que los peces de ma-
tural. Si se le añade un cangrejo es- yores dimensiones se sienten más
pecial para trailers, el conjunto for- atraídos, mientras que los pequeños
mado será mucho más natural, tanto no son capaces de engullirlo, sim-
para el pez como para el pescador, plemente por su tamaño.

Toma nota
La acción de la caña.
Puede ser de tres tipos diferentes: de punta, semiparabólica o para-
bólica. Así se denomina si la caña sólo «dobla» en la punta, hasta el
tercio inferior o hasta el mango, respectivamente. La acción de punta
permite realizar lances muy largos y de gran exactitud, con la ventaja
añadida de que el clavado es muy rápido. La acción semiparabólica se
caracteriza por permitir lances largos y exactos, y una gran fuerza en la
captura.
Una caña de acción parabólica tiene la característica de cansar antes
a los grandes ejemplares, aunque la exactitud en el lance pierde
respecto de los dos otros tipos de acciones.

Las formas de estos tipos de vini- los son muy variadas. Las más usa-
das, con diferencia, son los que imi- nombrados con igual efectividad. La
tan cangrejos y ranas. Los primeros, acción de este vinilo radica en sus
no tienen cola, son simplemente «ca- patas, que son como las de un twis-
beza» y patas delanteras. Están di- ter, en forma de hoz. Un modelo clá-
señados especialmente para ¡igs, sico de este vinilo es el Swimming
aunque se pueden emplear con spin Chunk de Zoom. Es, precisamente,
ners y buzzers. este vinilo -como complemento de
El movimiento que tienen al dejar una Spinnerbait de Stríke King-, el
caer hacia el fondo el j¡g consiste en señuelo que ha dado el Bass Mas-
levantar las patas en dirección a la ter Classic del año 2001 a Kevin
superficie, como si estuviera vivo. Al- Van Dam, una de las figuras más
gunos modelos de este tipo de se- importantes del circuito internacional.
ñuelo son el Super Chunk de Zoom, Aunque, como se ha visto, existen
Clunnjig Traileróe Worm Kingy Pig ciertos señuelos diseñados exclusi-
Claw de Lake Fork. vamente para la combinación con
Las imitaciones de rana se utilizan otros, también es cierto que se pue-
sobre cualquiera de los señuelos den emplear otros modelos para ha-
cer un trailer, aunque no estén dise-
Una gran lombriz de cola de hoz, un twister, un pikie, un ¡erkbait con cola
móvil o un cangrejo de grandes patas, son otros vinilos que, aunque pesquen
por sí mismos, al añadirlos a otro señuelo son muy efectivos, haciendo un
conjunto irresistible para cualquier depredador.

Esencias y sabores. La sal


Después de diversos estudios, los científicos afirman que los peces tienen
un olfato, según la especie, más o menos desarrollado. Los depredadores
que son objeto de nuestros anees con vinilo (black bass, lucio, lucioperca,
perca y siluro principalmente) emplean el olfato en ciertas ocasiones para
perseguir presas o nuestros vinilos con esencia, pero no es su principal
función, ya que lo sue-
len utilizar más a menudo para localizar ciertos lugares, congéneres, aguas
determinadas, etc.
Las esencias que existen en el mercado se suelen emplear para que el pez,
una vez que ha picado, retenga durante más tiempo en la boca el
artificial.
Es así de lógico. Un pez que ataque un señuelo con sabor a plástico, lo
retendrá menos tiempo que uno que le sepa a comida, o que simplemente
tenga un sabor agradable. Este sabor hará que no lo escupa inmediatamente,
dando al pescador algún segundo para el clavado.
Otra función muy útil de estos productos es la de anular por completo
cualquier otro sabor u olor desagradable: tabaco, colonia, grasa y
gasolina del motor de la
embarcación, son los olores que ble, en cambio el bass lo adora. Por
adquieren los artificiales de vinilo ejemplo, la firma americana Zipper,
con mayor facilidad, y repelen más únicamente emplea esta esencia en
a cualquier pez. sus vinilos.
Otro detalle a tener en cuenta de Igual que existe para la pesca
estos líquidos es su propiedad acei- del centrárquido una esencia más
tosa, que hace que el tacto del se- apropiada, para otras especies,
ñuelo sea más suave para la boca como la lucioperca, también se
del pez. Este aceite, a la vez, ase- emplean otros sabores característi-
gura su conservación, evitando que cos, como el de pescado. Un sa-
se peguen unos con otros cuando su- bor apropiado para todas las es-
fren altas temperaturas. pecies, que se puede emplear de
Los cebos destinados a la pesca comodín, es la esencia de can-
del black bass traen incorporados de grejo, todo un manjar para estos
fábrica sabores y esencias de dife- depredadores.
rentes tipos. En un principio se aña- Esencias clásicas son, aparte de
dían sabores frutales como el plá- las nombradas, el sábalo (shad, si-
tano, vainilla... En la actualidad, la milar al arenque), la lombriz, el plá-
tendencia es el ajo. Para el ser hu- tano, la vainilla, la fresa, el tutti-frutti
mano suele ser un olor desagrada- o la canela. Algunas marcas de es-
Berkley, con sus esencias Power Bait, se decanta por crear una específica
para cada especie objeto de pesca, como, por ejemplo, el black bass, la
trucha o la lucio-perca.
Por regla general, todas estos sabores añadidos suelen ser muy de-
sagradables para el hombre (ajo, cangrejo, pescado -¡olor a pescado!-...).
Para retirarlas, también existen otros productos que los eliminan y anulan
todos sus efectos aromáticos.
Como conclusión, cabe hacerse la pregunta de si un señuelo con esencia
pesca más que otro sin ella. La respuesta que he obtenido de la práctica es
que se tiene el mismo número de picadas, pero aumenta el de capturas. Es
el caso de la sal como aditivo para los vinilos, uno de los más importantes.
Todos los peces, sobre todo el black bass, sienten atracción por la sal. Día a
día, los fabricantes de señuelos de plástico blando van añadiendo este adi-
tivo a todos sus vinilos por diferentes motivos.
El pez, una vez que entra a nuestro señuelo, lo retiene más tiempo en la
boca, facilitando la clavada del
pez. Otro motivo, no menos importante, es el peso que ganan al tener un
material más pesado que el vinilo. Con este vinilo salado se puede reducir el
peso del plomo en algunos montajes, como son los del tipo Carolina, Texas,
Keeper... De esta manera, el conjunto del montaje es más fino, aunque, lo
realmente atractivo que aporta la sa, es la caída tan irregular que proporciona al
señuelo, con movimientos impredecibles.
Todas estas ventajas tienen un pequeño inconveniente, que es la duración
del señuelo. Si la proporción vinilo-sal resulta muy elevada, es posible que,
después de hacer varios lances, el vinilo haya perdido parte de la sal,
siendo menos consistente y apetecible para el depredador. Esa desventaja
queda ampliamente cubierta por la gran efectividad que tiene un cebo de
vinilo con sal, frente a otro que no la tenga.
Nosotros mismo podemos añadir sal a nuestros vinilos, aunque la función
de ésta será la propia conservación del señuelo, no la aplicación de un
«condimento» que en el primer lance se perderá. Los señuelos construidos en
vinilo suelen resudar cierta humedad, una vez que están en la caja de pesca.
Esta sal añadida absorbe esa humedad y los mantiene secos.
Montajes y forma de donda. Normalmente, el nombre
pescar con vinilo coincide con la forma.
Una vez que conocemos los dife- Otro tipo es el darter (con forma
rentes tipos de vinilo que existen en de dardo), empleado en la pesca
el mercado, hay que saber cómo con softbaits. Hace que e vinilo
montarlos y cómo se debe pescar descienda con un errático movi-
con ellos. miento. Los específicos para mon-
A lo largo del tiempo, estos mon- tarlos con tubos se denominan
tajes se han ido perfeccionando, Slip'N, y su característica es que el
para engañar a los peces que se vuel- plomo se reparte a lo largo de la
ven más recelosos, por la presión de tija del anzuelo, para facilitar su co-
pesca a la que se ven sometidos. locación en el interior del tubo. En-
tre otros, una forma que merece la
Montaje con jig o con anzuelo pena señalar por su utilidad es la
de cabeza plomada del tipo Stand Up -«mantenerse de
Válido para muchos vinilos con pie»-. Este./'/g se utiliza para pes-
forma de pez [pikies principalmente), car por el fondo, y tiene como prin-
twisters, cangrejos, tubos, lombrices, cipal característica la de mantener
softbaits y, en general, para cual- en posición vertical el vinilo res-
quier tipo de vinilo. Se emplea so- pecto del fondo.
bre todo para la pesca en aguas me- Otros tipos de jigs son: cabeza de
dias o profundas, porque, al tener pez -minnow head-, tender, squirt,
peso añadido del ¡ig, el artificial des- banana, fíat head -cabeza plana-
ciende hasta las capas más bajas de entre otros, aunque los que más se
agua, y allí se puede mantener y ma- emplean son los anteriormente nom-
nejar sin dificultad. brados.
Los materiales que se emplean son Ya sabemos que se pueden utili-
el señuelo de vinilo y una cabeza zar diferentes formas, pero ahora
plomada. En estos ¡igs, el plomo o queda otra cuestión igual de im-
cabeza pueden tener diversas for- portante: qué peso y qué tamaño
mas, con diferentes empleos. Los emplear. Tomamos como ejemplo
más usados en aguas españolas son la utilización, por su sencillez, del
los redondos (roundball ¡igsj que, pikie.
como su propio nombre indica, tie- En lo que se refiere a tamaño,
nen una forma completamente re- para peces de 1 0 centímetros por
ejemplo, se emplean cabezas plo- pueda asomar la punta del an-
madas del número 3; para 1 3 cen- zuelo
tímetros, del número 5, y así pro- Para montar un tubo, se desliza la
porcionalmente. Lo importante es parte con plomo a lo largo del inte-
que el anzuelo del jig cubra la ma- rior de la «cabeza» del vinilo, hasta
yor parte del señuelo, sin restar ac- que la curvatura llegue al borde de
ción al vinilo. los flecos. Si todavía queda espacio
En lo referente al peso, el jig debe en el tubo para meter el jig, se le-
ser capaz de mover enérgicamente vanta con dos dedos la parte del
el vinilo. Si una vez montado el vi- tubo que no deja pasar al resto del
nilo, se deja caer al agua y al des- anzuelo y se empuja hasta que lle-
cender no mueve la cola, el peso gue al final. Se saca la punta del in-
será escaso. Es una buena escala de terior y, por donde quede el ojal del
medida. Se prueba primero con pe- jig, se hace un pequeño agujerito
queños pesos y se van cambiando, para que pueda asomar para anu-
hasta encontrar el que haga nadar darlo.
a nuestro vinilo correctamente. Se puede manejar este montaje
Al igual que podemos pecar por de dos maneras. La más sencilla
defecto, también podemos pecar será, una vez que se lanza el se-
por exceso. Este exceso de peso ñuelo, dejarlo caer hasta el fondo
hará que nuestro señuelo llegue a para recoger de manera lineal. Otra
fondo demasiado rápido en cada forma, más efectiva y empleada, so-
caída o salto, con lo que el tiempo bre todo para la pesca de depre-
que está suspendido será menor, dadores, es dejarlo de igual manera
dándole menos posibilidades al pez descender, pero trabajarlo a saltos
para que pique. por el fondo. Estos movimientos se
Para montar el señuelo, se inserta imprimirán con la puntera de la caña
la punta del anzuelo en la cabeza y nunca con el carrete. Es importante
del vinilo a lo largo. La dirección que los «saltos» se den de manera
que tiene que tener el jig es para- irregular. Salto, parada, salto, salto,
lela al pez por la parte del lomo. parada larga, salto, salto, salto... Es
A continuación, se aprieta ligera- muy sencillo. Un pez presa nunca se
mente hacia la cola y se va intro- desplaza siguiendo un patrón de mo-
duciendo el anzuelo. El siguiente vimiento, como si de una marcha mi-
paso es girar el pez, para que litar se tratase.
Montaje Salamanca
Sólo se emplea para pikies. Es muy similar al montaje anterior, pero la
diferencia radica en que, una vez que se ha montado el anzuelo plomado o
jig en el vinilo, se le añade una potera sujeta al anzuelo por el orificio que
tiene el anzuelo triple. Para fijarlo, se clava una punta sobre el lomo del
propio artificial.
Si todavía se quiere asegurar más este complemento, se puede cortar un
pequeño trozo de la mina de un bolígrafo con una longitud de medio
centímetro, e introducirse por el anzuelo, una vez que se ha clavado la
potera en el señuelo.
Este montaje es ideal para pescar con pikies de gran tamaño, ya que,
para cubrir todo el pez con el an-
zuelo, se tienen que emplear medidas demasiado grandes y resulta muy
incómodo de lanzar, a la vez que se asegura un mayor número de picadas
certeras.

Montaje alemán o tipo Drachkovitch


Muy empleado en la pesca con pez muerto, se ha comenzado a utilizar
para la pesca con peces artificiales, tipo pikie, siendo especialmente efectivo
en la pesca de la lucioperca. Este pez se caracteriza por el recelo que
muestra, con una picada muy débil, apenas perceptible para el pescador que
trabaja su artificial a grandes profundidades. Con este montaje se facilita el
clavado del pez, que se suele enganchar sin ne-

cesidad del típico cachete. También es muy útil en la pesca del lucio. En
numerosas ocasiones, al pescar con este vinilo, después de una picada fallida,
hemos comprobado cómo había mordido sólo la parte trasera del vinilo, sin
morder en la zona del anzuelo. Con el montaje alemán cubrimos mayor
cantidad de señuelo, con lo que es más fácil clavar.
Se necesita el siguiente material. Plomos tipo perdigón de 5 a 10 gramos,
alambre, hilo acerado, presillas y dos poteras, aparte de un alicate para
poder trabajar.
El primer paso en la realización del montaje consiste, con un pequeño trozo
de alambre (10 centímetros son suficientes) ayudándose del alicate, en hacer un
par de giros para crear una circunferencia, que servirá para atar la línea. Hay
que prestar especia atención en este momento del montaje, ya que es el punto
de unión entre el señuelo y la línea. Tiene que resistir enganches, roces, tirones y,
sobre todo, capturas, grandes y pequeñas. Seguidamente de esta «lazada», se
sitúa el plomo tipo perdigón inmediatamente después de uno de los dos nudos.
Por otra parte, se tiene que preparar con el hilo acerado, de unos 20
centímetros de longitud, sujetas con las presillas a cada extremo, las dos
poteras. También hay que hacer
con un trozo de alambre una «v», con un extremo mayor (de 7 a 10 centímetros).
Esta se insertará en la primera pieza que se ha realizado, en el extremo más
alejado del plomo. Aquí también se debe colocar el conjunto de las poteras.

Truco
Se puede sustituir en este montaje, si se emplea con vinilo y no con pez
muerto, la «v» por una pequeña espiral que se haya hecho en
alambre.

Una vez colocado, se cierra este extremo sujetando así las poteras y la
«v». Para colocarlo en el vinilo, se inserta la «v» en el interior, por la cabeza.
Las poteras se sujetan en el vinilo pinchándolas sobre éste, cada una en un
lateral.

Toma nota
Emplea este montaje para zonas características de la lucioperca (fondos
rocosos). Ten siempre presente que, al tener varias puntas de potera al
descubierto, tiene muchas más posibilidades de quedar enganchado en
cualquier obstáculo del fondo.
Montaje Texas gida, rocas..- sin que se engan-
Este montaje es el principal y del charan o perdiesen los señuelos.
que derivan todos en los que la Los materiales que se emplean para
punta del anzuelo queda insertado este aparejo son un anzuelo worm
en el propio cuerpo del señuelo, hook (de lombriz) y un plomo worm
ideados para la pesca del black head (cabeza de lombriz o bala), si
bass. se desea que el señuelo descienda
En principio se desarrolló con la más rápidamente o que trabaje en ca-
aparición de las primeras lombrices pas de aguas más profundas.
de vinilo, para pescar donde esta- El tamaño del anzuelo y el peso y
ban los peces -vegetación sumer- tamaño del plomo deben ser los apro-
piados para cada tamaño de vinilo,
y siempre en proporción directa
-válido para todos los
montajes en general-, A
mayor vinilo, mayor
anzuelo y viceversa. .
Con el tamaño del plomo
también se emplea esta
regla, pero siempre te-
niendo en cuenta que,
cuanto mayor talla, el
montaje también
profundizará más y
más rápido.
Los pasos son sencillos. Hay que montar el anzuelo con el vinilo de forma
correcta, sin doblar el cuerpo. Primero se atraviesa el señuelo por la cabeza
con la punta y se saca por un costado, a unos 0,5 centímetros del principio
del engaño. Se saca todo el anzuelo por esta incisión, hasta el ojal del
propio anzuelo. Este paso supone la mayor parte del montaje. Ahora queda
insertar la punta del anzuelo en el vinilo y, antes de anudar el conjunto, pasar
el plomo por la línea. Para evitar que el plomo se deslice, con los
inconvenientes que tiene sobre todo al lanzar, basta introducir un palillo o una
gomita -diseñada para tal fin- por el agujero de éste.
Dentro de este montaje, existe una variación denominada Texposed. La
diferencia respecto al Texas es que e anzuelo asoma la punta para facilitar la
clavada. Los anzuelos son también worm hook, aunque existen algunos
específicos para este montaje, con la diferencia de que el ángulo de la punta
es cuadrado, para que apoye sobre el vinilo. Se emplea sobre todo para
zonas con menos posibilidad de enganches o peces muy resabiados, que
rápidamente «escupen» el señuelo y no dan tiempo a clavar.
Los vinilos más usados en este tipo de montaje se dividen, respecto a su
utilización, en con o sin plomo.
Dentro de los primeros, los señuelos más recomendados para montar
son los cangrejos, twisters, salamandras, tubos y, como reina, la lombriz.
Cualquier tamaño es válido. Si se monta sin plomo -cuando el pez está muy
activo se encuentra en las capas altas de agua o en lugares con poca
profundidad- se emplea cualquiera de los señuelos utilizados con plomo. A
esa lista se añaden los softbaits, que ven en este montaje un gran aliado
para obtener buenas y numerosas capturas, sobre todo con peces muy
difíciles.
La pesca con este tipo de montaje dependerá del tipo de señuelo que se
emplee y, sobre todo, si se pesca con o sin plomo. Cuando se pesca con
plomo, con salamandra o lombriz, el conjunto se desplazará por el fondo a
pequeños saltos, o arrastrándose con una recogida muy lenta. Si
empleamos cangrejos, se puede imprimir un ritmo superior de recogida,
pero debemos saber cómo se desplaza, a pequeños satos, que imprime
con la cola, o muy lentamente caminando sobre las rocas. Es muy
importante que se asemeje el movimiento a la realidad.
Si no se emplea peso adicional (contamos nada más con 1 o 2 gramos
del anzuelo), el señuelo se tiene que dejar caer a un par de metros de
profundidad, e imprimir pequeños ti- Montaje Carolina
rones con la puntera de la caña. El Cuando el suelo del embalse o
movimiento puede ser aleatorio: tirón, río presenta una gran cantidad de
parada, tirón, parada, parada... El obstáculos sumergidos o abundante
truco es precisamente éste, no seguir vegetación, es muy difícil que el
una pauta determinada. Es muy im- pez se encuentre completamente en
portante después de cada tirón, o el fondo, pegado a tales irregulari-
conjunto de tirones, hacer la pausa dades, sino que suele situarse por
muy marcada dejando descender al encima de las mismas. En este tipo
vinilo. Es en este momento cuando se de circunstancias, este montaje es
producen mayor número de picadas. el más propicio. La forma de an-
El inconveniente de este tipo de zuelar el señuelo es exactamente
pesca es la lentitud con la que se igual que en el Texas, con la punta
debe manejar el engaño. Por el con- dentro del cuerpo del vinilo. El si-
trario, como principal ventaja en- guiente paso, y es aquí donde co-
contramos la posibilidad de traba- mienza a diferenciarse del otro, es
jarlo entre diferentes obstáculos, sin cortar un trozo de línea de unos 40
posibilidad de enganches, con gran o 50 centímetros de longitud y anu-
efectividad. dar un extremo al señuelo, ya mon-

tado, con su correspondiente anzuelo worm hook. La longitud de este


bajo dependerá directamente de la claridad del agua. Si el agua está muy
clara podemos aumentar esta longitud hasta el metro, para que el pez no
detecte nuestro engaño. Para tener un montaje más efectivo, podemos
confeccionar este bajo con hilo de fluorocarbón. Este sedal tiene la
propiedad de ser prácticamente invisible en el agua para los peces.

Truco
Intenta emplear en este montaje vi ni los flotantes. Si no los puedes
conseguir en tu establecimiento de pesca habitual, corta unos trocitos
de polies-pán o corcho blanco del tamaño del cuerpo del vinilo que
utilices, y los sujetas con pegamento rápido. Así se asegura la
flotabilidad, quedando siempre los obstáculos por debajo del cebo.
Al otro extremo de este bajo se ata un esmerillón o quitavueltas que
evitará torceduras y nudos en el sedal. Después, se pasa por la línea madre
un plomo específico para este
tipo de montaje, con forma de gota de agua, o incluso es válido un worm
head, empleado para la confección del anterior -bala-. Para que este plomo,
con los continuos lances, no rompa el quitavueltas, se colocará entre éste y
el plomo una bolita de plástico o un plomo del tipo perdigón, clásico en la
caja de aparejos de cualquier pescador, que también se empleará para que,
al lanzar, no se deslice a lo largo de la línea madre.
Pero lo más recomendable, y como realmente se configura este
montaje, es empleando una perlita de plástico que, al rozar con e plomo,
producirá unas vibraciones que ayudan al black boss a localizar el señuelo.

Truco
Una vez que se tiene montado el plomo con el esmerillón, se pueden
colocar en el bajo dos vinilos. Uno al final y otro a tan sólo 10
centímetros del plomo, como si se tratase de cebos perseguidores. El
más cercano al quitavueltas debe tener el trozo de hilo que lo une al
bajo lo más pequeño posible, para que no se enrede.
Para este montaje se pueden usar conjunto plomo-bolita-esmerillón y e
vinilos de cualquier tipo forma y ta- señuelo, los lances, sobre todo a me-
maño, pero el mejor, sin ninguna dida que se alargue el bajo, serán
duda, es la salamandra. más cortos, menos precisos y a la
Un inconveniente es que, al tener vez más incómodos. Aún así, se
repartido su peso en dos puntos, el puede considerar mucho más efec-

tivo que el Texas, por la movilidad que deja al vinilo que, con el peso del
anzuelo, se desliza hacia el fondo y a cada golpe de muñeca vuelve a
subir. Por este motivo, por la dificultad en el lance, es aconsejable el
empleo de equipos de spin-ning mejor que de casting.

Toma nota
Este montaje se utiliza mucho en los cambios de estación, verano-
otoño e invierno-primavera. El black bass está en estas épocas muy
localizado en a superficie o en el fondo. Lo deberemos emplear
cuando esté situado en las capas de agua más profundas.

La forma de pesca con este montaje es, como ya se ha comentado, por


el fondo. El movimiento se logra arrastrándolo o con pequeños tirones, al
igual que el Texas con plomo. La diferencia radica en que se le puede
imprimir una mayor velocidad, por lo que cubrirá mayor cantidad de agua
en menos tiempo.

Montaje Banjo
Montaje especializado para la pesca con softbaits. Señuelo que
cada día cuenta con más adeptos por su versatilidad y efectividad. Bajo
una apariencia, en la mayoría de los casos, insignificante, este cebo
presentado con este montaje tiene muchas posibilidades de éxito.
Este aparejo se compone, aparte del plástico blando indicado, de una
espiral de alambre fino pero duro, con una longitud de un centímetro y
terminado en un pequeño círculc/si-milar a un muelle y un anzuelo. Una
talla de entre 1 /O y 3/0 es suficiente, provisto de un «antihierbas» o
«antienganche».
El proceso de montaje es muy sencillo. Por la cabeza o parte anterior
del señuelo, se introduce el muelle girando la pequeña espiral. Por el
pequeño círculo que queda fuera, se pasa el anzuelo «antienganche».
Aunque parezca un conjunto débil, es ideal para la captura de peces
recelosos o con poca actividad. El débil, errático y suave movimiento de
estos señuelos desata el ataque de predadores, como lucios,
luciopercas y basses (más indicado para este último), en infinidad de
circunstancias. Aunque parezca que se va a perder el vinilo en la primera
picada, al estar el señuelo prendido sólo por la «cabeza», no ocurre así,
ya que la ma-
yoría de los depredadores enfocan su ataque hacia esta parte del pez
presa -órganos vitales-, ¡usto donde se sitúa el anzuelo en este
montaje.

Toma nota
Utiliza este montaje sobre todo en la pesca a pez visto. Cuando lo
lances, no es necesario que lo presentes en la misma «nariz» del pez.
Lanza pasado el pez bastantes metros y lo aproximas a éste muy
lentamente por cualquier lado, intentando que no esté muy alejado del
pez. El depredador lo localizará sin ningún problema con la línea late-
ral, que le hará volverse para atacarlo una vez que lo haya examinado
con la vista.
Este montaje, destinado a soft-haits, se puede utilizar para infinidad de
artificiales blandos (cangrejos, salamandras, lombrices, tubos). Aunque
se puede lastrar el cuerpo del vinilo mediante nails (plomos alargados con
forma de clavo), no es muy recomendable, ya que esto reduce la
principal característica de este montaje, la movilidad. Si los peces están en
capas
profundas, es más útil utilizar otro tipo de montaje, como Texas o Carolina.
Lo que sí aumenta la efectividad de este conjunto es la introducción en el
vinilo de uno o dos rattles de cristal, que aumentarán las vibraciones
emitidas por el señuelo, atrayendo a peces más alejados.
La forma de manejar el artificial en el agua es exactamente igual que en el
montaje Texas sin plomo, dejándolo bajar un par de metros y con
pequeños tirones.

Montaje Keeper
Bajo esta denominación, se encuentra una variante directa del montaje
Texas. La única diferencia reside en el anzuelo, que se caracteriza por
tener unos pequeños enganches de fino alambre, que se introducirán en la
«cabeza» del señuelo -o en la cola, si es un cangrejo-, sujetos en el ojal
del propio anzuelo.
Se puede emplear un plomo del tipo bala, o el anzuelo puede venir
plomado en la tija, para pescar en capas de agua más profundas. La
ventaja respecto al Texas es que siempre nos aseguramos un montaje
correcto. El vinilo siempre queda estirado y con una presentación inmejorable.
Otra ventaja es que se castiga
menos el señuelo, al no ser atravesado con el anzuelo, con el beneficio de
mayor uso de los artificiales.
La forma de pescar es exactamente la misma que si se tuviera montado
el señuelo al estilo Texas. Se empleará una u otra técnica dependiendo de
sí el anzuelo tiene peso, se utiliza un plomo auxiliar o, por el contrario,
carece de cualquier lastre.
Sobre todo se utiliza para cangrejos y tubos de vinilo, aunque al ser una
variante del Texas, se puede utilizar con cualquier señuelo válido para este
tipo.
Montaje Wacky Worm
Cuando la lombriz artificial es el señuelo preferido para un pescador de
black bass, este montaje es el más adecuado. Partiendo del principio de
que con el cebo se pretende imitar la naturaleza, simplemente insertando
el anzuelo (con «antienganches» preferiblemente) en el medio de la lombriz
-que será de las de sin cola o cola aplanada-, se consigue que ésta
caiga dentro del agua y vaya hacia el fondo con un movimiento
increíblemente natural. Es un montaje que resulta especialmente efectivo
en zonas de abundante vegetación o con obs-

fóculos y, sobre todo, para aquellos lugares que sufren una fuerte presión
pesquera.
La forma de pescar con la lombriz de vinilo montada de esta manera es
muy sencilla, pero a la vez requiere una cuidada observación por parte del
pescador. Y digo esto porque hay que ver cómo se desplaza la lombriz
por el agua, a la vez que se le imprimen unos leves, pero secos, golpes
de puntera de la caña.

Montajes
para la pesca finesse

El Drop Shot
Cuando un pez, sobre todo el black bass, que tiene un comportamiento
más extraño, no se decide a tragar ningún cebo, posiblemente con esta
técnica de pesca se consigan las únicas capturas que puede deparar la
jornada.
El material que se emplea es e siguiente: como señuelo, cangrejos,
twisters y pequeñas lombrices, sobre todo de un tamaño entre 2 y 3
pulgadas (de 5 a 7,5 centímetros aproximadamente); anzuelos adecuados
para estos cebos de la medida 1 o 1 /O respectivamente; y, para terminar
el montaje, un plomo específico del tipo drop -similar a
un perdigón-. La forma que tiene este último plomo es redonda, y
normalmente se emplean pesos que oscilan entre 1 /8 y 1/2 onza (de
3 a 12 gramos aproximadamente).
La tendencia actual es la de emplear anzuelos del tipo «mosquito».
Son anzuelos con la tija recta, como cualquier anzuelo destinado a
especies como carpas y barbos. El tamaño se mide de igual forma, siendo
los más recomendados de una medida de entre el 1/0, como mayor
tamaño, y el 3 como menor.
Lo primero que hay que hacer es fijar la lombriz, montada con el an-
zuelo al estilo Texas o Texposed, a unos 40 o 50 centímetros del final de
la línea. Esta longitud variará si el agua está tomada, o en el fondo se
ocultara el plomo, que se puede reducir. Pero será incluso más efectivo si
la longitud se mantiene en ese medio metro, o incluso se hace más largo
el bajo. Si es muy corto, al mover el montaje podemos dar con el plomo al
bass y asustarle. Es importante que quede situada la punta del anzuelo
hacia arriba, para facilitar el correcto clavado de a perca negra. Al final
de este bajo se une el drop weight, el plomo.
que, al menor indicio de picada, po-
Toma nota damos clavar con muchas posibili-
En todos los montajes en los dades de éxito.
que el peso está repartido en
dos puntos, el lanzamiento se El Split Shot
complica. Por esta razón, es re- Este montaje se diferencia del an-
comendable emplear equipos terior en que el peso se sitúa por en-
de spinning en lugar de cas- cima del señuelo. Otra diferencia es
fíng. También hay que tener en la forma del plomo que se utiliza. Es
cuenta que, a medida que au- alargado y muy estrecho, para que
menta la distancia entre los dos no se enganche en el fondo al re-
puntos en los que se haya re- coger. Esta es otra de las diferencias
partido el peso, también lo entre ambos. Para pescar con este
hace la dificultad para realizar montaje, se deja que descienda
un lance correcto y preciso. hasta el fondo el señuelo y, una vez
Con estos montajes, intenta lan- allí, se le aplican toques alternando
zar de lado: facilita la coloca- con paradas. Es mucho más senci-
ción del señuelo en el lugar de- llo de utilizar que el anterior, aunque,
seado. en la mayoría de las ocasiones,
tiene menor efectividad.

También es especialmente útil Montaje Doodling


cuando los peces se encuentran si- Es una variante del Texas. Los ma-
tuados en las capas inferiores de teriales necesarios para su montaje
agua, pero, al igual que en el mon- son un anzuelo de pequeñas di-
taje Carolina, por encima de los obs- mensiones -1 /O o 2/0-, un plomo
táculos del fondo. tipo bala de entre 3,5 y 5 gramos,
La pesca con este montaje es algo y una pequeña perla o cuenta, de
más complicada que con otros, aun- cristal o metacrilato. Una caracterís-
que, con cierta práctica, se convierte tica que tiene el vinilo es que es de
en uno de los más efectivos. Una vez pequeñas dimensiones, al igual que
lanzado el señuelo, se tensa el hilo en montajes como el Drop Shot o
y, con pequeños golpes de muñeca, Split Shot. Se realiza de la misma
se va moviendo. El truco consiste en manera que el Texas, pero el plomo
mantener siempre tenso el hilo, para no se fija y es móvil para que gol-
pee la cuenta, que se coloca entre el anzuelo y el plomo.
La utilidad de esta técnica radica en la localización de la pesca a gran
profundidad, con batidas rápidas. La perlita amplia el sonido del montaje y lo
convierte en un señuelo fácilmente localizable, pero de pequeñas
dimensiones, con lo que cualquier presa, sea del tamaño que sea, no dudará
en atacarlo.
Para que este montaje obtenga su máxima efectividad, se ha de pescar
siempre por el fondo, a fin de que e plomo, mediante pequeños saltos,
genere ruido al chocar con la dura cuenta.
La principal ventaja finnesse de este montaje, frente a los anteriores, es que
todo el peso del conjunto se concentra en un solo punto, con lo que, a
igualdad de peso, se pue-
den realizar lances mucho más largos. La desventaja que presenta es que la
pesca con este montaje es muy lenta, ya que, al no tener un gran peso, si
se recoge rápidamente únicamente conseguiremos traerlo por el aire,
perdiendo la efectividad que le caracteriza.

Complementos para vinilos


Cada dia más, debido a su eficacia y a su reducido precio, el vi-nilo es
uno de los cebos artificiales que más se emplea en la pesca de
depredadores. La diversidad de formas, tamaños, colores y montajes, que
consiguen presentarlos en cualquier condición y capa de agua, convierten
este blando señuelo en uno de los preferidos por los pescadores, tanto
noveles como expertos.
La continua y masiva utilización im- segundo tipo es el denominado
plica que cada vez existe un mayor plomo de lágrima que, como su pro-
número de complementos para muy pio nombre indica, tiene esta forma.
diversas funciones. Anzuelos, plo- Se emplea sobre todo para el mon-
mos, cápsulas de sonido -rattles-, taje denominado «Carolina». Como
peso interior -nails-, ojos, collares flo- tercer tipo de plomo, están los alar-
tantes, rotuladores y pinturas espe- gados empleados para la pesca
ciales para colorearlos, son sólo una fínesse y, en ocasiones, también en
pequeña muestra de los complemen- el montaje Carolina. Su forma es alar-
tos que giran en torno al vinilo. gada, con los bordes redondeados.
El cuarto y último tipo de plomo es el
egg shinker. Tiene forma de un
Toma nota huevo, como su nombre indica, y se
Los anzuelos se miden me- emplea para anudarlo en los monta-
diante una numeración que va- jes drop shot al final del bajo. Sue-
ría en gran medida depen- len venir provistos de una pequeña ar-
diendo del fabricante. Los golla de metal para poderlos anudar.
números mayores correspon- Estos cuatro tipos de plomos se
derán a los anzuelos más pe- pueden encontrar en diferentes pe-
queños, hasta el cero. Para ta- sos, que oscilan entre 1/32 de
maños superiores al cero, se onza y la unidad (de menos de
emplea la medida del anzuelo 1 gramo, a 24).
(1/0, 2/0,3/0...). Ahora, los
más pequeños tendrán la nu-
meración menor y los de mayor Toma nota
tamaño el número mayor. Un tipo de peso que poco a
poco se va introduciendo es el
denominado snake (serpiente).
Plomos para montar con vinilos Tiene este nombre por su forma
existen en gran variedad de formas, alargada, y se emplea sobre
aunque los más empleados son cua- todo para el montaje Carolina,
tro tipos. El worm head, que se em- con la propiedad de engan-
plea sobre todo en el montaje Texas, charse menos entre los obstá-
es también conocido con el nombre culos del fondo.
de plomo tipo bala, por similitud. Un
Los rattles (sonajeros) son pequeñas cápsulas de cristal o de aluminio
huecas, en cuyo interior albergan unas diminutas bolas de metal. Su
función es producir vibraciones en diferentes frecuencias para aumentar la
efectividad de los vinilos en aguas tomadas, ya que los pe-
ces los localizan mejor. Según diversos pescadores, este sistema de
aumentar el sonido en aguas con mucha presión pesquera puede llegar a
espantar a los peces, que lo asocian a ser pescados, sobre todo con la
buena tendencia actual del captura y suelta.
Otros, en cambio, opinan que los señuelos de vinilo con sonido interior
siempre atraen la curiosidad del pez. Para insertarlos se puede hacer de dos
maneras: apretar directamente con la punta hacia el vinilo, o con un tubo
de metal, que con una ligera presión recorta el trozo del vinilo donde se
va a introducir el rattle. Lo más apropiado es situarlo en zonas donde el
vinilo se mueva al recoger, ya que a cualquier velocidad estarán sonando.
Este lugar donde se introduce el sonajero es un tema más complejo de lo
que a priori parece, ya que, si se sitúa en un lugar no apropiado, des-
compensa la calda y acción del vinilo, y puede dejar de tener una
apariencia natural o atractiva, con lo que, en lugar de aumentar su
efectividad, se verá mermada.
La tendencia de los plomos en la actualidad es que presenten sonido. Así, se
obtiene en un solo complemento dos funciones: peso y sonido.
El peso interior lo aportan los denominados nails. Son clavos de plomo
con punta (para facilitar su introducción) que, sin alterar la forma señuelo, lo
harán más pesado, con lo que tardará menos tiempo en descender a aguas
profundas, y más fácil de lanzar. Se presentan en di-
ferentes tamaños, con lo que podemos combinar varios tornillos para tener el
peso adecuado y repartido a lo largo del vinilo para equilibrarlo.
Normalmente, estas puntas se pueden partir con unos alicates, para in-
sertarlo en diferentes tamaños con distintos pesos.
Cuando se pesca con estos plomos interiores, hay que tener en cuenta
que los movimientos que rea-
liza nuestro artificial serán más rápidos y marcados. Un modelo muy
conocido son los Inserí Weights de Lunker City.
Si ya de por sí los vinilos son atrayentes y efectivos, cuando se les
añaden ojos, el conjunto obtiene un gran realismo. Aparte de esta
ventaja, los modelos con pupilas móviles, también actúan como rattles.
Pueden ser de dos modelos según Para ciertos señuelos, como twis-
su forma de colocarlos: si se pegan ters o lombrices, se emplean tiras de
o si se clavan en el propio vinilo. Es- vinilo, similares a las de las spinner-
tos últimos vienen provistos de una baits para la parte superior. Este
pequeña espiral, que se introduce en complemento, denominado skirts,
el cuerpo blando del artificial girán- proporciona al señuelo más volumen
dolo. Muy adecuados para pikies y en la «cabeza» con lo que, aparte
softbaits, convirtiéndolos en verda- de dar vistosidad y movimiento,
deros peces. atrae las picadas hacia el lugar
Actualmente, los fabricantes están donde está situado el anzuelo. Tam-
creando ya los vinilos con ojos (fijos) bién amortigua la caída hacia e
y así no es necesario otro desem- fondo del montaje y es, justo en ese
bolso extra en la compra de este momento, cuando se producen gran
complemento. Como ejemplo de vi- número de picadas. Otra ventaja
nilos con ojos están los vinilos Teeth, que aporta la utilización de «cami-
que toma esta característica como setas» es que mueven mayor canti-
bandera de sus vinilos, dando gran dad de agua, siendo más fácil su lo-
realismo a los distintos cebos. calización por parte del pez.
Los collares flotantes son tubos fa- Para colorear los vinilos se em-
bricados en foam (espuma). Se pasa plean rotuladores con tinta perma-
a través de ellos el vinilo (como su pro- nente o botecitos de pintura con un
pio nombre indica, como si de un co- pequeño pincel como aplicador. En
llar se tratase), para que quede en la la mayoría de estos productos, la
superficie, sobre todo para el montaje tinta contiene también esencia, con
Carolina, para que se mantenga sus- lo que tiene una doble utilidad. Tam-
pendido a cierta distancia del fondo. bién, para esta función, podemos
Una ventaja de esta característica es emplear los rotuladores indelebles,
que, al estar retirado el vinilo del que se pueden encontrar en cual-
fondo, se reducen los enganches. quier papelería.
CAPÍTULO 4

Peces artificiales
Introducción riales y la tecnología. Ahora existen
modelos para cualquier circunstan-
El pez artificial es uno de los prin- cia y profundidad.
cipales señuelos para capturar peces Existen peces que «caminan» so-
con caña. Además, ha evolucio- bre la superficie y, en cambio, otros
nado mucho en los últimos años, navegan sumergidos a casi una de-
pues hay que reconocer que los tiem- cena de metros. ¿Qué pescador de
pos han cambiado y, con ellos, las lanzado no tiene en su caja de
técnicas de producción, los mate- pesca por lo menos un par de se-
ñuelos de este tipo? En España, durante los años 70 y mediados de los 80,
sólo se encontraban un par de modelos y los precios que había por aquel
entonces no diferían mucho de los de ahora pero, claro, en
aquella peseta. Hoy, cada vez que se entra en un comercio especializado
y miramos a cualquier lado, se puede comprobar que la oferta ha crecido
hasta el millar de modelos. El principal beneficiado es el pes-
cador y el más perjudicado, el pez. das, nada 20 o 30 metros de una
Ahora bien, al haber tanta oferta, forma continua, sin parar. Algunos
hay que saber muy bien qué se va modelos de peces artificiales con
a comprar, y en qué circunstancia se esta característica son el Huskyjerk
va a utilizar. de Rápala, Fat Free Shad Suspen-
ding de Excalibur, o el Deep Secret
Características comunes a de Lurh Jensen. Estos modelos tra-
todos los peces artificíales bajan cada uno a distintas profun-
Independientemente del tipo, didades: aguas someras, medias y
forma, tamaño y color de los peces profundas, respectivamente, con lo
artificiales, hay ciertas características que esta cualidad no influye en la
que tienen en común. Una de ellas profundidad de natación, pero sí en
es que pueden ser flotantes, sus- la colocación del señuelo a la pro-
pendidos o hundidos. fundidad en la que luego se ha de
Los primeros, los flotantes, son los mantener.
que se mantienen en la superficie. Por el contrario, los peces hundi-
Una vez allí, pueden trabajar sobre dos, una vez que se han lanzado,
ella o, con ayuda de un babero, des- comienzan a sumergirse, indepen-
cender hasta aguas más profundas. dientemente de que se recoja la lí-
Los peces suspendidos, se podría nea o no. Esta cualidad se aprove-
decir que son de última generación. cha para que los peces tomen más
Su principal característica radica en profundidad y, al contrarío que los
que su cuerpo tiene una densidad si- flotantes, estén más tiempo en el lu-
milar a la del agua y un peso equi- gar donde se encuentran algunos de-
librado que, al recoger -mediante el predadores, a varios metros de pro-
babero-, se sumerge y, si se para de fundidad. Esta característica hace
recoger, se mantiene a esa profun- que pescar con estos peces sea algo
didad, como su propio nombre in- más arriesgado, sobre todo desde la
dica, suspendido. Este momento de orilla.
parada es especialmente queren- Cuando un pez hundido va tra-
cioso para la pesca de depredado- bándose por el fondo, no se puede
res, ya que, si nos ponemos a ob- hacer lo mismo que con los flotantes:
servar la naturaleza, se puede parar de recoger para que tome
comprobar que ningún pez, de di- aguas más superficiales. Con los pe-
mensiones medianamente reduci- ces hundidos, a medida que avan-
zan en dirección a la orilla, los en- res vibraciones. Los peces se sienten
ganches se suceden, y lo único que atraídos por ellas, porque son emiti-
podemos hacer para subsanar esto das en unas frecuencias que les ex-
es levantar la caña para que suba, citan. Se sitúan en las cavidades del
sin parar de recoger, o incluso au- cuerpo, de la cabeza... En muchas
mentar esta velocidad de recogida. ocasiones, estas bolas sirven para
equilibrar el peso del artificial y que
penetre en el agua de una determi-
Toma nota nada forma al caer, o simplemente
Los peces son seres de sangre que nade de una forma u otra.
fría. Esto significa que su tem- Aunque, a veces, el que estos se-
peratura corporal depende di- ñuelos tengan sonido interior puede
rectamente de la que haya en resultar una desventaja más que una
el medio, en este caso el agua. ventaja. Es favorable pescar con se-
Por este motivo, los peces rea- ñuelos con sonido cuando las aguas
lizarán desplazamientos verti- están tomadas o turbias, o a primera
cales para buscar la tempera- y última hora del día, cuando no hay
tura ideal donde se encuentran tanta visibilidad. El sonido ayuda a
cómodos. Si se sabe a qué los peces a localizar el artificial. Esta
profundidad están los peces, utilidad también es beneficiosa para
una buena jornada de pesca la pesca de ciertas especies a las
está asegurada. Un dato que que les cuesta más encontrar nues-
no hay que olvidar, es que en tro señuelo, como el siluro, o para
verano buscarán aguas más otras que se pescan a bastante pro-
frías y, en invierno, buscarán, fundidad, como lucios -sobre todo
en la profundidad, las aguas los de gran tamaño- y luciopercas.
más templadas. Pero puede resultar perjudicial en
lugares de pesca donde exista gran
presión pesquera y se realice fre-
Otra característica común para cuentemente lo que denominamos
gran variedad de peces artificiales «captura y suelta» -algo necesario
es el sonido interior. Este sonido se hoy en día-, pues los peces llegan
produce con bolas de plástico, me- a relacionar este tipo de sonido con
tal o cristal, siendo estos dos últimos el peligro y, en lugar de atraerles, les
materiales los que producen mayo- asusta.
Los modelos más característicos de este tipo son los rattling o lipless -que
carecen de babero-, en los que gran parte de su poder de atracción se
debe a este sonido. Es el caso del Rattlin' Rápala o Rat-L-Trap de
America's Bait. Este último, es uno de los peces más vendidos en Estados
Unidos. Otros modelos que, aunque no sean construidos con la finalidad
de ser localizados por esta cualidad, tienen sonido interior son el Hot Lips
Express de Lurh Jensen, Fot Boy de Hart, Crúnk'N Dive de Yo-Zuñ y el Fat
Rap de Rápala.
Uno de los temas más olvidados por los profesionales de la pesca en lo
que a los peces artificiales se refiere, es la penetración en el agua al caer.
Lo que no se puede olvidar es que, si lanzamos fortuitamente justo encima
de un pez, el estrépito puede asustarlo más que atraerlo. Ciertos modelos
están equilibrados de tal manera que, al caer al agua, lo primero que se
sumerge es la parte de atrás, para limitar su efecto perturbador, en lo
posible, al chocar con la superficie tras el lance.
Tampoco debería limitarnos esta circunstancia y motivar el cambio del
señuelo por otro que resulte más dis- que añadir de plástico o metal, con
creto a la hora de entrar en el agua; lo que sufre más al descender y cho-
simplemente, hay que tenerlo en car con los obstáculos del fondo,
cuenta y lanzar con algo más de cui- provocando en ocasiones la rotura
dado cuando tengamos la certeza del artificial.
de que los peces rondan las proxi- Otra desventaja que tienen los pe-
midades. Seguramente, una carpa ces fabricados en madera es que,
de doscientos gramos, al saltar, cree para ciertos peces con una potente
mayores turbulencias que cualquiera dentadura, como el lucio, son un bo-
de nuestros artificiales. nito mondadientes. Esto no significa
Los materiales de construcción de que sean como un vinilo, que des-
los peces artificiales para agua dulce pués de un par de usos hay que de-
son escasos. De hecho, se podrían re- secharlo, pero sí que el deterioro es
ducir a dos: madera y plástico. más rápido que el de otro artificial
La madera suele ser de balsa, construido en plástico. Para evitarlo,
aunque hay empresas que emplean los fabricantes los recubren con re-
para fabricar sus peces madera de sinas y pinturas muy duras, cuya mi-
apache, pero son minoría. Estas ma- sión es la de proteger el cuerpo de
deras son extremadamente livianas. madera.
El que un pez esté fabricado en Cuando se comenzaron a fabricar
uno u otro material puede hacer que en serie los peces artificiales, casi to-
cambie completamente su acción y dos eran aún de madera. Algunos
sus propiedades. Los peces cons- años después, se invirtió la tenden-
truidos en madera suelen pesar me- cia y el plástico se adueñó de la in-
nos, y es más complicado encon- dustria de estos artificiales, y todos,
trarlos con sonido interior. Hasta exceptuando varios modelos legen-
hace poco, no había en el mercado darios, se construían en este mate-
ningún pez de madera con sonido rial. Ahora se está volviendo pro-
interior. Por regla general -siempre gresivamente a la fabricación de
hay alguna excepción-, los peces peces en madera.
que alcanzan mayores profundida- La madera no es tan sencilla de
des son de materiales plásticos. El manejar en el proceso de fabrica-
motivo es que se fabrican de una ción, lo que trae consigo un aumento
sola pieza, cuerpo y babero. En los del coste que repercute directamente
peces de madera, el babero se tiene en el precio que tiene que pagar el
pescador por el artificial. Aun así, después de valorar los puntos negativos y
positivos de cada material, personalmente prefiero, para aguas someras y
medias, peces fabricados en madera, que presentan una natación más
natural.
Por el contrario, para la pesca en aguas profundas, prefiero el plástico: es
más resistente y, al moverse más bruscamente a grandes profundida-
des, los depredadores lo detectan más fácilmente.

Tipos según la profundidad de natación


En las siguientes páginas, se describen los principales tipos de artificiales
por profundidades, comenzando por las capas de agua más superficiales y
terminando por los peces artificiales que trabajan en el fondo.
Superficie pequeños. Estos, a su vez, atraen a
otros -que los depredan- y que sir-
El popper ven de alimento a los depredadores
Al igual que otros nombres de se- mayores. Otro motivo de que los pe-
ñuelos, la palabra popper es un tér- ces se concentren en las orillas es la
mino inglés onomatopéyico que protección que les ofrecen las aguas
hace referencia a su acción. Este ar- con poca profundidad, donde, en
tificial de superficie, cada vez que una veintena de centímetros, un bass
con la puntera de la caña se le im- o lucio tendrán limitados los movi-
prime un pequeño toque, emite un mientos.
«pop» característico. Este sonido Por estas razones, en la mayoría
atrae a depredadores como basses de las ocasiones, los peces que bus-
y lucios, y los hace salir de sus es- camos se encuentran más orillados
condites, aunque se encuentren a va- de lo que pensamos en un principio.
rios metros de distancia. Entonces, nuestros lances se han de
El popper imita a un pez minita- dirigir hacia los lugares donde se en-
lla cazando, realizando ataques a cuentran los peces a los que imita-
los insectos o alevines que nadan mos: las orillas.
por la superficie. Conviene observar Con el popper, los lances cerca-
cómo los peces de menor tamaño nos a árboles sumergidos, vegeta-
comen muy cerca de la superficie y, ción o cualquier otro obstáculo que
sobre todo, muy cerca de la orilla. resguarde a peces de menor tamaño
En ocasiones nos preocupamos que sirvan de alimento a los depre-
de lanzar lo más lejos posible, en di- dadores, serán los más apropiados.
rección al centro del pantano o del La principal característica de este
río. Esto es un error que cometemos señuelo, su peculiar «pop», lo ge-
todos. Debe de ser algo psicoló- nera con una concavidad que tiene
gico, que nos induce a pensar que en la «cabeza». Dependiendo de la
las grandes piezas están ahí, en el profundidad de esta oquedad -que
centro de esa enorme masa de moverá más o menos cantidad de
agua. La realidad, en muchas oca- agua-, la forma y el ángulo, creará
siones, es muy distinta. Los tributarios sonidos diferentes, más o menos
y ríos vierten sus aguas a un pantano atractivos. En lugares con mucha pre-
arrastrando gran cantidad de partí- sión de pesca, o días claros en los
culas, alimento para los peces más que el pez puede detectar fácilmente
que nuestro popper es un engaño o poca actividad, será mejor utilizar
con todas las letras, será conveniente los segundos.
emplear un señuelo que cree un Algunos poppers, en su interior,
«pop» más ligero. Por el contrario, si tienen bolas que emiten frecuencias
el día es oscuro o las aguas están de sonido altamente atrayentes para
tomadas, será mejor utilizar poppers los depredadores. Algunos pesca-
con más sonido, que ayudarán a los dores piensan que no tiene ninguna
depredadores a que los localicen. utilidad, ya que el «pop» anula cual-
Si esta concavidad es perpendi- quier otro sonido al ser superior y de
cular o cercana al ángulo recto res- mayor intensidad. En realidad, estas
pecto de la superficie, el «pop» será bolitas tienen una doble función. La
fuerte, porque desplaza gran canti- primera es que emiten el sonido en
dad de agua. A medida que este distinta frecuencia que el «pop», por
ángulo se va reduciendo, paralelo a lo que sigue siendo atrayente, y la
la superficie, el sonido será más dé- segunda es que el popper se puede
bil. Los primeros se utilizan para con- mover, sin necesidad de hacer con-
diciones de baja visibilidad, o tinuamente su «pop» característico.
cuando los peces están muy activos. Los peces, cuando cazan, no están
Si, en cambio, hay gran visibilidad continuamente atacando, sino que

se desplazan, observan, nadan y, con estos suaves movimientos, son muy


atractivos los sonidos que producen estas bolitas interiores. Además, el
ataque rara vez se produce cuando el señuelo está haciendo «pop», sino
justo en el momento en que el señuelo se ha parado.
La gran mayoría de los poppers tiene en la potera de atrás un mechón de
cristal flash, pelo natural o plumas, cuya finalidad es la de imitar la cola del
pez. Si, además, es de color rojo, simulando que está herido, hace que el
predador lo considere como una presa fácil.
El tamaño de estos señuelos suele ser bastante reducido: son más
regordetes que alargados, y las medidas oscilan entre las 2 y las 3 pulgadas
y media. Para mar se emplean tamaños mayores.
El equipo para pescar con poppers es similar al que se puede utilizar con
señuelos caminadores, puros, chuggers y hélices. Para cualquier pez
artificial se puede emplear la misma caña, de unos ó pies y medio, con acción
medium-heavy. Aunque para pescar con popper se tiene que utilizar un sedal
menos elástico que para otros señuelos de superficie. El motivo es que, si al
imprimir un tirón con la puntera de la caña el hilo tiene excesiva elastici-
dad, el movimiento que llega al popper es tan pequeño que no genera todo
el sonido que debería. Por eso, líneas de 1 2 libras o incluso 14 son muy
recomendables para este engaño.
Ciertos colores en el popper son más efectivos que otros. Hay que pensar
que el predador ve la parte de abajo. Los colores cromados son un buen
comodín, y para días oscuros o en condiciones de poca luz, el negro.
Cualquier color que imite seres que naden por la superficie del agua también
es muy efectivo en aguas claras o días soleados.
La acción que se ha de imprimir al popper es muy sencilla, pues basta
con un movimiento seco de muñeca. Pasados unos instantes -más o menos
dependiendo de la actividad de los peces (poca actividad, poca velocidad;
mucha actividad, más velocidad)- se vuelve a repetir el movimiento, pero de
forma aleatoria. Tirón, pausa. Tirón, tirón, tirón, tirón, pausa, tirón. Cualquier
combinación es válida, siempre que se evite caer en cualquier tipo de ritmo
continuado.
La pesca con popper es más efectiva a principios y finales de temporada,
sobre todo cuando la pesca se acerca a la orilla a depredar para pasar
el crudo invierno, o para
reponer fuerzas de
la hibernación en la
misma estación.
También da muy
buenos resultados uti-
lizarlo en verano, a
primeras y últimas
horas del día, mo-
mento que aprove-
chan los basses y lu-
cios para comer con
la bajada de las
temperaturas.
Algunos de los
modelos más utilizados
en España son el P.J.
Pop de Luhr Jensen,
Skitter Pop, de Rápalo,
los dos de Hort, Classic
Popper y Bigmouth 4 y media o 5. La segunda diferen-
Popper y el Pop'N Splash de Yo- cia es la forma. Un popper varía
Zuri. más su diámetro de la cabeza a la
Dentro de los poppers existe una cola; en cambio, el chugger tiene e
variación: los denominados «chug- cuerpo muy similar a un puro, de
gers». Las dos diferencias principa- igual forma por todos los lados. Este
les que hay respecto a un popper señuelo pesca en las mismas condi-
son, en primer lugar, el tamaño, que ciones que un popper, aunque se le
va de las 3 pulgadas y media, a las dan especialmente bien los basses
de mayor tamaño. Uno de los mo- que nada por la superficie. Tal vez
delos más conocidos de este artifi- sea éste e motivo de que sea tan se-
cial es el Rattlin'Chug Bug de Storm. lectivo con las piezas de mayor ta-
maño. Cualquier bass no se alimenta
Puros de culebrillas.
Y con é llegaron los grandes La técnica para pescar con este
basses. Si por algo se caracteriza señuelo es la denominada «walk the
este tipo de señuelos es por su es- dog». Es muy efectivo en primavera
pecialidad para buscar y seleccio- y otoño, en cualquier momento del
nar piezas de gran tamaño. día. Por el contrario, en verano es re-
La forma que tiene es seguramente comendable utilizarlo a primeras y úl-
la más sencilla dentro de los peces timas horas del día.
artificiales. Es similar a la de un puro
alargado y ahusado en ambos ex-
tremos. Toma nota
La gran mayoría de los señuelos Para facilitar el clavado de los
de este tipo tienen sonido interior peces en tus artificiales, puedes
que, al imprimirle movimiento, actúa .sustituir las poteras por otras de
como reclamo para los basses, mayor calidad. Debes prestar
como cualquier otro señuelo con esta especial atención al tamaño de
misma característica. las potera.s originales, ya que,
Siempre se ha dicho que hay se- si varias el tamaño, puedes
ñuelos que requieren cierto aprendi- cambiar también la acción del
zaje para poder pescar con ellos, y señuelo, mejorándolo, hacién-
el puro es uno de ellos. No es nada dolo único o, por el contrario,
complejo pero, en los primeros lan- mermando su movimiento. Esto
ces, hay que practicar para poder suele ocurrir con peces sus-
darle el toque justo, para que se pendidos o de superficie. Si a
mueva de un lado a otro continua- los crankbaits de profundidad
mente. Al igual que con cualquier se les cambia la potera de
otro señuelo de superficie, cuando atrás por otra de mayor tamaño
está parado es igual de atractivo o peso, tendrán tendencia a na-
que cuando está en marcha. dar más horizontales, con una
Los movimientos son similares a los presentación más natural.
de una pequeña culebra de agua
Estos artificiales suelen ser de un tamaño mediano o grande. Los más
frecuentes son los comprendidos entre las 3 pulgadas y media y las 5. Estos
tamaños, algo grandes, facilitan el lanzado.
Los colores más efectivos de este señuelo son de tipo mate, en especial el
negro -como la mayoría de los señuelos de superficie- y el blanco. Otro
color muy efectivo es
frog o rana. Se tiene que pensar que los peces ven el señuelo desde abajo,
y sólo ven la parte inferior. Es el color de esta parte lo que marcará el color
total del señuelo o, mejor dicho, lo que interesa al pez.
La pesca con este artificial es especialmente emocionante. Cuando un
bass rompe la superficie del agua para engullir el artificial, el corazón se
nos sale del pecho y nos invade
un temblor. Muchas veces, según Wobblers o señuelos caminadores
sentimos una retención, tiramos y lo La primera vez que se ve la acción
único que conseguimos es quitarle el de estos señuelos dentro del agua
señuelo de la boca. Aunque los ner- lo primero que se hace es esbozar
vios no lo permitan, se debe espe- una sonrisa, pero, en cuanto se
rar un segundo más para que ter- comienzan a suceder las picadas,
mine la picada y, en ese momento, la sonrisa se transforma en felicidad.
clavar, aunque la gran mayoría de Es, como su propio nombre in-
las veces ya lo habrá hecho por sí dica, un señuelo que «camina» sobre
solo. la superficie del agua. Es una acción
Algunos modelos de puros son el tan peculiar que realmente no ¡mita
Ghost de The Producers, el Zara a nada y a todo a la vez. Un paja-
Spook de Heddon, Super Spook rillo que se ha caído al agua, un ra-
de Excalibur y el Dancing Shad tón que nada, una culebrilla o cual-
de Hart.

quier otro ser que se desplace por la superficie.


Son artificiales de pequeñas dimensiones, generalmente de cuerpo
rechoncho, aunque lo que hace que nade de esa forma tan peculiar es el
babero metálico. Este babero puede presentar diferentes formas, que a su
vez lo hacen nadar con distinto movimiento y sonido.
Es especialmente efectivo en lugares donde se concentre gran cantidad de
vegetación sumergida, y en zonas donde habitualmente habiten pequeños
vertebrados. Aunque, cuando este engaño despliega toda su eficacia, es
durante el anochecer y por la noche (atención a la legislación de tu Co-
munidad, que puede que no permita pescar una vez entrada la noche). Es
en este momento cuando el pantano se llena de vida y pequeños animales e
insectos, que durante el día se mantienen en sus refugios, salen con el abrigo
de la noche a alimentarse. Los peces, sobre todo si es una noche clara o con
luna llena, tienen una actividad superior a la del día.
La pesca con wobbleres bastante sencilla. Simplemente hay que recoger,
a diferentes ritmos y haciendo ciertas paradas, por supuesto, ya que, al
contrario que el buzzer, este señuelo es flotante y no se hunde cuando
paramos de recoger.
Hay que tener especial cuidado con el nudo que lo sujeta, ya que si se
hace demasiado amplio puede enganchar continuamente con la pala y
tener que repetir cada lance.

De este tipo de señuelos,


la verdad es que hay
pocos modelos donde
elegir. Los más populares
son el Jitterbug de Fred
Arbogast -con el mismo
diseño desde 1938-, el Chug-A-Lug de The Producers y el Crazy Crawleróe
Heddon, siendo este último distinto de los otros, pero válido para las mismas
situaciones de pesca que los anteriores.

Hélices o propbaits
Este señuelo, como su propio nombre indica, tiene como principal
característica el que lleva una o dos hélices. Estas hélices crean unas tur-
bulencias en la superficie del agua que atraen desde grandes distancias a
bassesy lucios. ¿A qué imita? Pues no se sabe muy bien, pero la verdad es que
a lo que más se puede parecer es a peces cazando, que pro-
ducen ese ruido con los acelerones que ejecutan para capturar su alimento.
Este característico sonido también es el motivo de su otro nombre: «serrucho».
La forma de este engaño varía mucho de un modelo a otro: rechonchos,
alargados, muy pequeños, muy grandes... Debido a su gran efectividad, la
mayoría de las casas tiene en sus catálogos uno o varios modelos distintos de
hélices. Es uno de los artificiales con mayor oferta dentro del mercado.
La principal diferencia de un se- las que la superficie esta rizada, in-
ñuelo a otro, independientemente cluso con mayor éxito. Muchos pes-
del fabricante, es la presencia de cadores piensan que, cuando hay
una o dos hélices. Cuando lleva sólo cierto oleaje, no se puede pescar con
una hélice, puede estar situada en estos señuelos. La lógica desmiente
a parte delantera o trasera, lo esta suposición. Cuando hace aire,
mismo da. Cuando lleva dos, va una que es cuando se riza la superficie,
en cada posición. Normalmente, es- muchos insectos se ven arrastrados
tos últimos crean mayores vibracio- por ella, con lo que hay mucha más
nes que los primeros, aunque la re- comida fácil al alcance de la boca
alidad es que depende más de las de los peces de cualquier tipo, gran-
dimensiones y ángulos de las héli- des y pequeños. Los pequeños, por-
ces, que del número de ellas. que se sienten atraídos por este ali-
Aunque a príorí se piense que este mento, y los grandes, que se
señuelo es para aguas calmadas, re- alimentan de los pequeños, porque al
sulta muy efectivo en situaciones en ver su desplazamiento se vuelven más
activos. Todos los señuelos de
superficie se pueden utilizar en días
de viento, con dos
limitaciones. La primera es
que, si no emiten tantas
vibraciones como los héli-
ces, los peces detectan
peor el engaño. No
significa que no sepan
que está ahí, sino que les
cuesta
más localizarlo y realizar un ataque certero. Por ejemplo, eso ocurre con los
puros, que no son tan sonoros como otros.
La segunda limitación que se tiene en días de viento, es que no se puede
lanzar con tanta comodidad
y precisión el engaño. La solución a este problema es bastante sencilla. Se
tienen que emplear señuelos más pesados, o el mismo modelo pero en alguna
talla superior, que nos proporcionen unos cuantos gramos de peso extra.
Otra situación en la que los hélices son realmente efectivos es en la de
aguas turbias o tomadas. Al emitir gran número de vibraciones, sobre todo
los basses detectan este señuelo muy fácilmente y suben directamente a
por é .
Respecto a los lugares a donde lanzar nuestros artificiales, siempre serán
más fructíferas las zonas cercanas a obstáculos, como piedras, troncos,
vegetación sumergida, o cualquier otro lugar donde pueda estar al acecho
nuestro codiciado tesoro. Dentro de estos lugares más querenciosos, el
hélice es muy efectivo en zonas de algas que llegan a
la superficie. Para pescar ahí es necesario emplear un hilo de mayor
grosor. Uno de 14 libras será más que suficiente para sacar el señuelo
airoso de cualquier enganche en esta vegetación.
La forma más adecuada para pescar con un propbait es muy sencilla.
Basta con lanzar el señuelo al lugar escogido y; una vez allí, dar
tironcitos con la puntera de la caña. En medio de estos tironcitos, es
muy eficaz parar el engaño durante unos segundos, que aumentarán si
hay poca actividad y serán menos si los peces muestran bastante
actividad.
Toma nota Chopperjerk'n Sam y el Dalton Spe-
Tanto para un hélice, como cial, de Luhrjense -estos dos últimos
para el resto de los peces arti- diseñados por Sam Griffin-, toda
ficiales de superficie, es muy una leyenda en la pesca del bass en
conveniente dar al pez cierto superficie.
tiempo para que «lea el menú»,
para que se dé cuenta de que Jerkbaits
nuestro señuelo está ahí, espe- Antes de comenzar con cualquier
rando a ser engullido. La ma- tipo de pez que no sea de superfi-
yoría de las picadas se produ- cie, hay que diferenciar dentro de
cen en este tiempo de espera. los crankbaits otro tipo de artificiales,
los jerkbaits. Estos señuelos se ca-
racterizan por su cuerpo alargado y
Algunos de los hélices más popu- delgado, que imita fielmente cual-
lares son el Torpedo de Heddon, el quier pez pasto.
Devil Horse de Smithwick, el Wood Existen modelos para cubrir cual-
quier capa de agua, y con distintas

cualidades, como
cualquier otro cranckbait.
La diferencia radica sim-
plemente en su forma
característica, más
alargada, que obliga a su
vez a llevar mayor
número de poteras para
cubrir todo el artificial,
para que no se
produzcan picadas falli-
das. En ocasiones, este
número de poteras
supone una molestia a la hora de pescar, ya que se producen enganchones
y pérdidas continuamente. Hay que prestar especial cuidado cuando se
pesca en zonas con vegetación, o cerca de obstáculos sumergidos.
Algunos depredadores se sienten atraídos por estos artificiales, mientras
que otros prefieren las formas más redondeadas. Eso no significa que no
piquen a uno y a otro, sino que demuestran cierta preferencia en función de
cada circunstancia.
Los salmónidos y ciprínidos en general -que se puedan pescar con artificial-,
lucios y luciopercas prefieren los ¡erkbaits. Por el contrario, los basses y
siluros -estos últimos porque la mayoría de los modelos tienen sonido interior y
dan más sensación de comida por el volumen- prefieren los cuerpos más
rechonchos. Simplemente cogiendo cualquier catálogo de pesca, se
puede comprobar que los peces artificiales empleados exclusivamente en la
pesca de la perca negra son la mayoría achatados y más redondos que
los destinados a cualquier otra especie.
Pero hay que tener en cuenta que, tico. El ángulo que forma con el
en ciertas masas de agua, algunos cuerpo es prácticamente perpendi-
ciprínidos, por ejemplo el barbo, se cular, o superior a los cuarenta y
comportan como depredadores y cinco grados. Este es uno de los mo-
comparten habitat con el bass. En tivos por los que el señuelo no pro-
este momento, un ¡erkbait para me- fundiza más.
dia profundidad en 7 o 9 centíme- La sujeción al pez, por donde se
tros puede ser un señuelo comodín anuda, está situada en su cabeza y
para ambas especies. no en el babero, como se verá que
Dentro de cada modalidad de lo tienen los peces destinados a la
cranckbait -pez artificial-, se des- pesca en mayores profundidades.
cribirán modelos específicos de \erk- Este tipo de señuelo es más efec-
baits. tivo cuando existe gran cantidad de
comida en forma de peces pasto
Aguas superficiales por la orilla, o después del desove,
Consideramos aguas artificiales cuando los peces que han nacido
las que se encuentran desde la su- esa primavera comienzan a tener
perficie hasta un metro por debajo cierta talla. Lugares como tributarios
de ella. A cualquier pez artificial que de ríos a pantanos, grandes grietas
no nade en la misma superficie se en rocas, montones de piedras que
e denomina cranckbait, con lo que formen estructuras, montones de
éstos serán cranckbait de aguas su- piedras recogidas por los agriculto-
perficiales. res, antiguas construcciones sumer-
gidas, o cualquier sitio con albur-
Crankbaits para aguas superficiales nos, percasoles, bogas o alevines,
Suelen ser de pequeño o mediano serán muy querenciosos para la
tamaño y, por regla general, tienen pesca con crankbaits de aguas su-
un movimiento lateral muy acen- perficiales.
tuado, para que en lentas recupe- Nuestro artificial es un pez más,
raciones tengan suficiente acción nadando entre los verdaderos. Con
para moverse, porque no necesitan el movimiento que le imprime el
profundizar. Esta acción se la pro- pescador, ha de parecer que está
porciona un babero de reducidas di- enfermo o herido. Esta será la cua-
mensiones y poco o nada curvado, lidad que le haga distinto de los de-
siempre fabricado en material plás- más y, a la vez, más fácil de «en-
tío, los mejores momentos son al co-
menzar y terminar el día, que es
cuando los predadores aprovechan
para acercarse a las orillas en
busca de alimento. La excepción la
pone el lucio, que, con temperatu-
ras bajas, en remansos de ríos o re-
culas de pantanos, se desplaza a
poca profundidad y es muy posible
pescarlo con señuelos de este tipo.
Este señuelo no se caracteriza por
hacer subir desde varios metros de
ganchar» que cualquier otro. Aparte profundidad a los depredadores,
de este movimiento, se puede pes- porque no es especialmente rui-
car más rápidamente y recoger doso. Más bien es un artificial para
nuestro artificial como si se tratase que el pez lo detecte con la vista o
de un proyectil. Ahora, lo que se con la línea lateral, pero a poca dis-
está buscando es el ataque por ins- tancia.
tinto. En este tipo de recogida, no
se tiene que realizar la misma de
forma continuada a este ritmo fre-
nético, sino con algún que otro tirón
repentino para simular que nuestro
pez huye despavorido de sus de-
predadores.
Los peces que buscamos con este
artificial deben situarse a poca pro-
fundidad, con lo que las épocas
más propicias serán el otoño, la pri-
mavera y el verano. Durante el es-
El Speed Trap de Lurhjensen -es- túan siempre en un río en esta misma
pecifico para recogidas rápidas-, posición, se podría decir que mirando
Shallow Shad Rap de Rápala y e al nacimiento del río. Nuestro artificial
Bomber Shallow «A» son varios mo- va a estar en esa misma postura y, de-
delos de estos crankbaits. jándolo derivar con la corriente, man-
En esta capa de agua el pez ar- teniendo el hilo siempre tenso para
tificial rey es el ¡erkbait. Es el pez que el pez nade correctamente, será
más versátil, que se emplea para la manera más efectiva de conseguir
cualquier especie depredadora: tru- buenas capturas. De esta manera, el
cha, barbo, bass, lucio o incluso al- ¡erkbait busca los remolinos y es, pre-
guna carpa, en las medidas más pe- cisamente a la salida de éstos,
queñas. Los tamaños de estos peces donde las truchas están esperando el
van desde los 4 centímetros -pul- alimento y nosotros se lo hemos pre-
gada y media-, hasta los 17 o 18 sentado en una posición y medida
centímetros -unas 7 pulgadas. ideal, que no pueden resistir la tenta-
Para los salmónidos, este tipo de ar- ción de atacar.
tificial es especialmente efectivo pes- El equipo necesario para pescar
cando contracorriente. Los peces se si- con este tipo de señuelos dependerá

principalmente de la especie que se pretende pescar. Es tan sencillo como


que no se puede utilizar la misma caña para artificiales de 4
centímetros, destinados a la pesca de la trucha, y para lanzar los peces de
15 centímetros, empleados en la pesca del lucio. Un factor común que sí
han de tener todas las cañas destinadas a pescar con este tipo de artificial
es la acción, que ha de ser médium. El motivo de que sea relativamente
blanda es la facilidad con la que se clavan las poteras de los peces en la
boca de los peces, y no se necesita dar el «cachete» para que el pez
quede enganchado en la boca del depredador. Esta acción nos ayudará a
colocar el artificial, en ciertas ocasiones muy ligero, a mayores distancias
que si empleáramos cañas más rígidas.
Dentro de este tipo de peces hay modelos que se han convertido en todo
un clásico que cualquier pescador ha utilizado en alguna ocasión. Por
ejemplo, el modelo Original, diseñado por Lauri Rápala es uno de los
peces artificiales más vendido del mundo, con más de 65 años de
historia a sus espaldas. Otros jerkbaits que se van abriendo camino son el
Pro Minnow de Hart, el Invencible de Nils Master, el Long «A» de Bomber y
el Javelin, de Lurh
Jensen, destinado a la pesca de grandes capturas.

Truco
Si se utiliza hilo fino, el pez nada más profundo que con diámetros
mayores. Esto tiene una desventaja y es que, si hacemos bajar mucho
el pez, pero nuestro hilo no va a soportar el primer enganche con el
fondo, podemos tener una ¡ornada completa de pérdidas de
artificiales. Hay que buscar el término medio que haga que baje el pez
y, a la vez, tenga suficiente resistencia. Otro truco que hace ganar unos
centímetros de profundidad consiste en mantener la caña lo más baja
posible, incluso con anilla del puntal dentro del agua. Esto será
beneficioso si se lanza lejos de la orilla.

Medias aguas
Consideramos estas aguas las que están situadas entre uno y tres
metros de profundidad. Aunque esto es algo relativo. Para un pescador de
luciopercas, cinco metros de agua no es una profundidad excesiva,
teniendo en cuenta la situación
habitual de estos peces. Por el con- rios metros, y lo más difícil es dar
trario, para un pescador de bass, con él. De alguna forma habrá que
cinco metros es una profundidad buscarlo. Existen señuelos como la
algo más respetable. Ni qué decir spinnerbait, que baten gran cantidad
tiene, lo que supondría esta misma de agua y permiten controlar la pro-
profundidad para un pescador de fundidad donde trabaja, pero no
salmónidos en río. son tan precisos como los peces ar-
La profundidad, en muchas oca- tificiales, en los que, para cada mo-
siones, se mide en función de las es- delo y tamaño, el fabricante indica
pecies, aunque siempre hay que
tener en cuenta alguna referencia
física.

Peces artificióles de
medias aguas
Los peces, para
desgracia de todos
los pecadores, no
permanecen esta-
bles a una profundi-
dad determinada.
Ciertas especies,
como por ejemplo el
black bass, sobre
todo en verano, rea-
lizan desplazamien-
tos verticales de va-
la profundidad a la que trabaja, fáciles de manejar en el fondo y en
siempre que se respeten unas míni- aguas superficiales, pero mantener-
mas condiciones de grosor de hilo, los a tres metros de profundidad so-
posición de la caña, velocidad de bre un fondo de cinco ya no es una
recogida, etc. tarea tan sencilla.
Conociendo cuál es esta profun- La forma que se emplea para pes-
didad, podemos rastrear en poco car con estos peces artificiales difiere
tiempo y con poco margen estas ca- por una característica propia de
pas de agua, hasta dar con la más cada uno de ellos: la flotabilidad.
productiva, donde se sitúan los pe- Pescar con un señuelo hundido es
ces. muy diferente a hacerlo con uno flo-
Dentro de los peces de medias tante; o incluso con un suspendido
aguas, puede haber, en un mismo dentro de esta misma capa de agua.
modelo pero en un tamaño superior Si lo estamos haciendo con un
o menor, diferencias de profundidad pez flotante, la recogida se puede
de natación de un par de metros. Y parar en cualquier momento, con lo
en estas circunstancias, esa diferen- que el pez ascenderá y creará una
cia puede ser suficiente para llenar silueta con su movimiento similar a
el vivero de peces, o simplemente te- . los dientes de una sierra. Subirá ha-
ner un par de capturas. Estas dife- cia la superficie cada vez que pa-
rencias se acentúan si pescamos en remos. Esta recogida es especial-
un día con poca actividad; o si es mente efectiva cuando el señuelo
invierno, cuyo rigor casi aletarga a toca con el babero el fondo. Esta si-
los peces y los concentra en capas tuación produce un peculiar efecto,
muy determinadas de agua. como si se tratase de un pez que ho-
Dentro de los crankbaits, tal vez ciquea el fondo en busca de ali-
sea este tipo del que más modelos mento.
-formas, colores, tamaños...-existen Si, por el contrario, estamos pes-
en el mercado. Posiblemente sea cando con un artificial hundido, la
porque es la capa de agua más fre- recogida podemos hacerla de forma
cuentada por los peces y la que más continuada, con el inconveniente de
peces da. Otro motivo de esta am- que, en los últimos metros, se deberá
plia oferta es la dificultad de pescar levantar la caña para no engan-
en estas profundidades con otros en- charlo en el fondo. Si se realizan pa-
gaños. Los vinilos son francamente radas, el artificial descenderá a ca-
pas de agua inferiores, aunque, a estar diseñado para una profundidad
determinada, subirá ahí en el momento en que comience la recogida. Este
tipo de artificial es recomendable utilizarlo en aguas profundas, donde el
señuelo no toque el fondo y, al disminuir el ritmo de recogida, no corra
peligro de engancharse.
Los peces de medias aguas suspendidos son, de los tres tipos, con
diferencia los más efectivos. La razón es bien sencilla. Al recoger y parar, el
pez se queda quieto en la profundidad deseada, ni asciende ni desciende.
Es justo en este momento cuando los depredadores atacan
más fácilmente los señuelos, con una posibilidad menor de fallar la picada.
Este es un movimiento natural de los peces pasto. Nadan siempre en busca
de alimento o huyen de cualquier posible depredador, pero también se
paran y observan. Ese es justo el momento más propicio para ser engullido.
En alguna ocasión, al lanzar un señuelo y enredar la línea, o dejarlo en la
superficie por cualquier motivo, mientras se deshace el enredo, se ha
producido una picada. Situación más frecuente, sobre todo, en la pesca del
black bass. La picada más habitual de este centrárquido es cuando se
para e señuelo: hace un amago para asus-
tarle y, en ese mismo instante, co- Los peces artificiales de medias
mienza el artificial a moverse. Una aguas tienen el babero de muy di-
situación de captura asegurada. So- versas formas y tamaños. Un babero
bre todo pican así en lugares con perpendicular al cuerpo, o en án-
mucha presión de pesca. Es como gulos muy pequeños, caracteriza a
si probasen si el engaño es tal o se peces destinados a la pesca en
trata de comida. aguas de poco calado. Por regla ge-
Otra forma de pescar con este neral, suelen ser de pequeñas di-
tipo de peces artificiales es la si- mensiones. A medida que el babero
guiente: una vez que se ha lanzado, continúa una línea recta con el
se le imprime con la puntera de la cuerpo, el artificial profundizará
caña pequeños movimientos rápidos más. Si es más largo, o incluso más
y se espera unos segundos para ha- ancho, profundizará más. Esto es
cer otro movimiento. El tiempo de es- una pequeña guía, pero no hay que
pera entre tirón y tirón variará de- fiarse al cien por cien de lo anterior,
pendiendo de la actividad de los ya que encontramos peces con
peces. Si están muy activos, las es- grandes baberos que, por el diseño
peras serán menores que si se mues- del cuerpo y el equilibrado del
tran reacios a picar, en cuyo caso mismo, no nadan por debajo de los
será mejor hacer mayores pausas en- dos metros; o al contrario, peces de
tre tirón y tirón. Es una pesca similar pequeños baberos que profundizan
a la que se utiliza con los softbaits muy por debajo de este nivel.
de vinilo en aguas superficiales. Los equipos recomendados para la
Algunos modelos de aguas su- pesca con este tipo de señuelos se
perficiales en las tallas mayores lle- componen de una caña medium-
gan hasta estas cotas de profundi- heavy. El motivo de que sea más dura
dad, considerándolos peces de que la de los artificiales destinados a
medias aguas. Por el contrario, en aguas superficiales es que, al pro-
esta cota de agua1 también se sitúan fundizar más, el señuelo tira con
los peces destinados a aguas pro- fuerza de la caña hacia el agua y,
fundas pero en su talla menor, que con cañas blandas, al final de la jor-
por el peso y las reducidas dimen- nada, nuestros brazos -de aguantar
siones del babero en comparación la tensión del hilo- notan cierto can-
con sus hermanos mayores, no pro- sancio. Al emplear esta caña, no se
fundizan tanto. arquea tanto su primer tramo y, aun-
que tire con la misma fuerza, la pro- dias aguas son los más abundantes
pia resistencia de la caña nos trans- en cualquier tienda de pesca espe-
mite la fuerza al carrete, que ahí es cializada. Es innumerable la canti-
de un valor inapreciable para nuestra dad de modelos que se distribuyen
recogida continua. actualmente. Algunos de los mode-
Como se ha dicho al principio, los los más representativos son el Brush
peces artificiales destinados a me- Babyóe Lurhjensen, Pin's Minowde

Yo-Zuri, Fat Free de Excalibur, o A/lo del «A» de Bomber. Aun así, estos
modelos, como la mayoría -como se ha explicado líneas más arriba-, en las
tallas menores no profundizan hasta estas aguas y, en tallas mayores, las
sobrepasan.

Aguas profundas
Denominamos así las aguas que tienen más de 3 metros de profundidad. El
límite lo pone el embalse, pero a ciertas profundidades -más de 20
metros- sólo pueden vivir algunas especies, como los lucios de mayor tamaño,
luciopercas y ciertos ciprínidos.

Cfankbaits de profundidad
Estos artificiales tienen, la gran mayoría, dos características comunes: un
babero muy largo y un cuerpo muy resistente fabricado en plástico. Estos son
los principales puntos de conexión entre todos los modelos.
Empezando por el material de fabricación, es cierto que hay peces de
profundidad que tienen el cuerpo de madera, pero el problema es que este
material resulta menos resistente y duradero, con lo que la mayoría de los
fabricantes se decantan por el plástico. Y aunque la mayoría de los artificiales
tengan el babero fabricado en plástico, los modelos que tienen el cuerpo de
madera tienen a veces el
babero de metal, más duro y pesado. Pero no debemos olvidar que uno de los
motivos que hace más duro un pez de plástico es que el babero y el cuerpo
están construidos formando una sola pieza.
Este babero puede tener una longitud superior a la del propio cuerpo,
formando una línea recta con el mismo, para llegar a capas de agua más
profundas.
Otra característica de estos baberos es el ensanchamiento que se produce
en el lugar por donde se anuda el artificial. Esto hace que el pez alcance
cotas más profundas y con una acción más marcada que otros señuelos,
como los destinados a medias aguas, que tienen un movimiento lateral menos
acentuado. A estas profundidades, la luz solar tiene menor incidencia y el
agua es más oscura, con lo que la visibilidad se reduce y es conveniente
facilitar al predador la localización de nuestro engaño, bien sea mediante vi-
braciones que produce el artificial al nadar, o dentro del mismo, con sonido
interior. Cualquier ayuda es buena para despertar el ataque de los
depredadores.
Un inconveniente de estos largos baberos radica en la necesidad de
utilizar equipos más duros que para otros crankbaits. La resistencia que
ofrece al recoger un artificial de profundidad, en muchas ocasiones, es
superior a la de alguna captura de pequeñas dimensiones. Se requiere una
caña de acción medium-heavy,
o incluso heavy, si es para señuelos de más de media onza.
En esta ocasión, la dureza de la caña nos ayudará no a clavar, como
ocurría con el equipo para pescar
con vinilo, sino a trabajar más có- se produce con el babero, no con las
modamente el señuelo y nos produ- poteras.
cirá menor cansancio. Al ir nadando el pez por el fondo,
También es conveniente aumentar va rozando con el babero, mientras
el diámetro del hilo que utilicemos. El que las poteras permanecen levan-
motivo es que, al ser un señuelo que tadas, ajenas a cualquier obstáculo.
suele trabajarse cerca del fondo, es Una manera de soltar estos engan-
más propenso a tener enganches y, ches es tensando el sedal ligera-
con la ayuda de este aumento de gro- mente, al tiempo que propinamos
sor, podremos recuperar los peces. El unos golpes secos en el mango de
enganche, en numerosas ocasiones, la caña.

Truco
La mayoría de los enganches de los peces artificiales se pueden sol-
tar con una herramienta denominada «perro» o «perrito», que se puede
fabricar muy fácilmente. Está compuesta por un peso de unos 200 o
300 gramos, al que se le han unido unas pequeñas cadenas y dos
escarpias redondas -como la que se emplean para colgar los cuadros
de la pared-, una con una pequeña abertura, que se empleará para
deslizar a lo largo del sedal del señuelo trabado en el fondo y la otra
para anudar una cuerda resistente. Su empleo es muy sencillo. Se tensa
el sedal con la caña y por él se desliza nuestro perrito, sujetando el
extremo suelto de la cuerda. Levantando la caña, lo haremos bajar
hasta nuestro artificial y allí, con unos suaves movimientos de arriba a
abajo, las poteras se trabarán en las cadenas. Luego basta con tirar
de la cuerda y, como máximo, se habrán abierto las poteras. Así que,
cerrándolas con un alicate o reemplazándolas, tendremos el artificial
como estaba.

Un atractivo especial de estos pe- hace que se levante una estela de


ces es que, en cada lance, hay zo- polvo y partículas en suspensión de-
nas por las que el babero del pez trás del artificial. Los depredadores
va arrastrándose por el fondo. Esto piensan que es un pequeño pez es-
carbando en el fondo, en busca de pequeñas larvas o de su alimento, y no
dudan en atacar.
La utilización de estos señuelos se limita a la pesca de especies como el
lucio, lucioperca, basses y siluros, aunque, en alguna ocasión, se puede clavar
algún barbo o una carpa de grandes dimensiones, porque, a fin de cuentas,
lo que imita este artificial es un pez o un cangrejo, dos ali-
mentos de estos grandes ciprínidos.
Cada especie de las mencionadas, tiene un momento
en el que se sitúa, durante una época -invierno en los bas-
ses-, o durante todo del año -lucioper-cas-, en esta capa
de agua.
Cuando realmente se muestran efectivos e s t o s p e c e s , e s ■ cuando
hemos elegido el modelo que justo nada a poca distancia por encima del
fondo. Ciertos depredadores, como el lucio, se posan en el fondo,
mimetizados con las algas o las rocas, ocultos a la espera de que por encima
de él nade cualquier pez, para salir de su escondrijo y asestarle un certero
bocado.
Como recomendación final, dentro de los crankbaits, si se pesca desde
la orilla, es recomendable ha-
cerlo con peces flotantes, en lugar comendable parar la recogida y de-
de hundidos. Los flotantes, al parar jarle que ascienda un par de metros,
de recoger, tienden a subir a la su- como si dibujara la silueta de una
perficie. Al recoger y notar que el sierra. Los peces hundidos profundi-
babero va rozando el fondo, es re- zan más, pero tienen el inconve-

miente de que, si se traban en el fondo, es muy difícil elevarlos y re-


cuperarlos.
En el mercado existe gran cantidad de modelos fácilmente distinguibles
del resto de los crankbaits para otras profundidades. Deep Se-cret, Power
Dive Minnow y Hot Lips Express Trolling -uno de los que más profundiza- de
iurh Jensen, Down Deep Rattlin'Fat Rap y el Down Deep Huskyjerk, Risto Rap
de la firma finlandesa Rápala y Deep Diver de Norman, son algunos de los
modelos más utilizados en la pesca a esas profundidades. Como se puede
apreciar, tienen un nombre en común deep, que significa «profundo».
Otros modelos se han desarrollado para la pesca en este nivel de agua
pensando en grandes piezas. Son peces muy robustos, fabricados la
mayoría en resinas altamente resistentes, con un babero plástico de grandes
dimensiones. Un ejemplo de este tipo de artificiales es el Fin-gerling de
Luhr Jensen, que profundiza hasta los 9 metros.
Lippless o sonajeros
Como su propio nombre indica, son peces carentes de babero, que al
nadar producen un sonido atra-yente para depredadores como lucios,
basses y luciopercas, especie
-esta última- que siente una especial predilección por estos señuelos.
Otro atributo característico es que todos son peces hundidos, simplemente
por pura lógica, ya que no tienen ningún babero que les ayude a profundizar,
con lo que lo tienen que hacer por su propio peso.
El sonido es producido por unas bolas metálicas o de cristal situadas en
unas cámaras de aire en el interior del cuerpo del artificial. Estas pequeñas
bolitas, al chocar con las paredes de estas cámaras y entre ellas mismas,
crearán sonidos en unas frecuencias altamente atra-yentes para las
especies mencionadas.
La carencia de babero es otra de las características que diferencia a
estos peces del resto de los destinados a aguas profundas. El movimiento
lateral que realizan se debe a un pequeño aplanamiento en la parte
superior de la cabeza, justo delante de donde se anuda el pez con el
sedal. Al recoger, el lippless se moverá en línea recta hacia nosotros con un
contoneo, más o menos acentuado en función de su velocidad.
Todos los peces de este tipo tienen una silueta muy parecida y ca-
racterística, que los diferencia a simple vista de cualquier otro artificial.
Es un pez compacto pero, a la vez, manera irregular, alternando rápidas
de líneas rectas. El cuerpo es muy vueltas de manivela con otras más
fino, en comparación con otros pe- lentas.
ces que son más rechonchos. Otra manera muy efectiva de pes-
En un principio, se diseñaron para car con estos señuelos es después de
la pesca vertical, que consiste en si- esperar a que toque el fondo, como
tuarse en cortados o desde una em- con cualquier otro pez hundido: se
barcación, y mover el pez de arriba comienza a recoger y, de vez en
hacia abajo y a la inversa. Al hacer cuando, se le imprime un toque con
este movimiento, lo que se está bus- la puntera de la caña. Así nos ase-
cando es el pez verticalmente y no guraremos de que «suene» y llame la
como se haría con el resto de los atención.
crankbaits con babero, que buscan Los mejores resultados con los pe-
la pesca horizontalmente, a una cota ces Hppless se obtienen en aguas to-
de agua que marca la profundidad
de natación del propio
engaño.
Aunque ésta sea
la forma de pescar
para la que fueron
diseñados, el uso
que se les da mayo-
ritariamente por par-
te de los pescadores
es similar al de cual-
quier otro pez artifi-
cial de profundidad.
Para hablar de una
utilización correcta
de los peces sona-
jero, se debería pes-
car en lugares con
mucha profundidad,
recogiendo de una
modas o, en general, en condicio- Este tipo de artificiales está lide-
nes de poca visibilidad, por lo que rado por tres modelos: el Sugar
el pez localiza nuestro artificial más Shad Brute de Lurh Jensen, el Origi-
por el sonido que por la atracción nal Rat-L-Trap de America's Bait (con-
visual del mismo. siderado el señuelo más vendido en
os Estados Unidos) y el Rattlin' de
Rápala.
Toma nota
Como ya se ha comentado lí- Cómo fabricar tu propio
neas arriba, este artificial es pez artificial
bastante efectivo en la pesca La principal ventaja de fabricarse
de la lucioperca. Ya tenemos el uno sus propios peces artificiales ra-
señuelo seleccionado, ahora dica en la posibilidad de crear un
sólo nos falta elegir el color. En- señuelo completamente a nuestro
tre los más efectivos están el fi- gusto, además de la enorme satis-
retiger -amarillo y verde fluo- facción que produce pescar con
rescente con rayas negras-, el ellos. También supone un ahorro,
azul cromado, el cromado do- pues, con la fabricación de tres o
rado y el naranja con rojo in- cuatro peces, se verá más que com-
tenso en la parte superior. pensado el desembolso inicia .
El principal inconveniente es e
tiempo que se emplea en la cons-
No existe un equipo diseñado trucción de cada artificial, que en mu-
específicamente para estos señue- chas ocasiones será de varias horas.
los. El más recomendable es el uti- Se pueden hacer gran cantidad
lizado con los señuelos de medias de tipos de peces artificiales. Desde
aguas, ya que, al contrario que los articulados, los sencillos poppers, o
crankbaits para aguas profundas, los complicados cranckbait de pro-
no ejercen ningún tipo de resisten- fundidad -que tienen un babero
cia en el agua. algo más complejo-, en cualquier ta-
Los tamaños más comunes oscilan maño, color y diseño.
entre la pulgada y media -casi cua-
tro centímetros- y las tres y media Materiales
-aproximadamente nueve centíme- • Madera de balsa. Cuadrada
tros- de los más grandes. o rectangular, según el tipo de
peces que se quiera hacer. Se adquiere en las tiendas de aeromodelismo.
Los tamaños ideales, aunque depende del tamaño del pez, son de 1,5 x
1,5 y de 2,5 x 2,5 centímetros.
• Alambre fino, pero resistente.
• Anillas pequeñas de llavero. Se
compran en cualquier tienda de
pesca.
• Lámina de metacrilato de 1,5
a 2 milímetros de grosor. Para con
seguir este material, se pude acudir
a cristalerías especializas. Si no lo
encontramos se pueden utilizar CD, das en el montaje de maquetas. Al
pero con el inconveniente de no po- ir barnizados, también se pueden
derlo calentar porque tiende a que- emplear rotuladores, que facilitan el
brarse. Para retirar la serigrafía del diseño y el dibujo que se quiera rea-
CD, se adhiere a la cara pintada un lizar sobre el cuerpo de madera. Por
trozo de precinto de embalar, y se la facilidad de empleo para la pin-
retira con un tirón seco. tura base, se emplea también pintura
• Masilla de madera de cual convencional en aerosol.
quier color. Es una pasta formada • Barniz o esmalte de uñas trans
por dos componentes, que se mez parente. Ha de ser completamente
cla y aplica con los dedos. Se traslúcido sin coloración o tono que
puede adquirir en ferreterías. Una varíe la pintura que se ha aplicado.
vez seca, tiene gran dureza y se • Cufter o navaja para trabajar
¡guala perfectamente con papel de la madera. Es imprescindible que
lija al agua para madera. corte muy bien.
• Papel de aluminio, de cajetillas • Alicates para cortar y trabajar
de tabaco o incluso de tabletas de el alambre.
chocolate, que es más fino y tiene • Tijeras grandes para cortar el
unas pequeñas rugosidades que ha plástico.
cen «más vivo» al pez artificial, se • Distintos papeles de lija para
mejando las escamas. madera y plástico.
• Poteras de diferentes medidas, • Pegamento de cianocrilato o
acordes con el tamaño del artificial. de secado ultrarrápido.
También tenemos que tener presente • Si se desea que, además, tenga
el pez para el que se va a emplear. sonido, se puede incluir en el interior
Para el block bass, por ejemplo, se uno o dos rattles de los empleados en
necesitan poteras de mayor tamaño los vi ni los. Sobre todo será recomen
que para la lucioperca, en tamaños dable utilizarlos con los peces artifi
de peces similares. ciales que profundicen más.
• Estaño en distintos grosores. Es
un metal muy dúctil y manejable. Se Pasos
adquiere en las ferreterías. 1. Se dibuja en la madera la forma
• Esmalte de uñas, o cualquier del pez que se quiere crear con un
otra pintura que cubra la madera. rotulador, teniendo en cuenta que las
Dan muy buen resultado las emplea- dimensiones se reducirán notable-
mente al comenzar a recortar madera 4. Se abre el pez por la parte de
para ciarle forma redondeada. abajo. Se hace un hueco para meter
2. Se comienza a dar forma con el «esqueleto», peso (estaño) y los
el cutter, quitando las partes de ma rattles, si el pez los llevara. También
dera inservible. Es preferible empe se hace la hendidura para el babero.
zar por la parte posterior, la cola del 5. Se fabrica un «esqueleto» de
pez, ya que es la que permite ma alambre, a la medida del cuerpo de
yores errores al tener que quitar ma madera. Hay que tener especial
yor cantidad de madera. cuidado con las formas redondea
3. Una vez que ya se tiene la das. Para hacerlas, es bueno ayu
forma completamente marcada, se darse de un destornillador o algo pa
lija bien la superficie para que recido, presionando con los alicates
quede completamente igualada. en los dos extremos.

ó. Se introduce este esqueleto de alambre en el interior del pez y, des-


pués, el peso y los sonajeros. Se debe prestar atención a que todos los
círculos, que luego se emplearán para colocar las poteras, estén alineados.
7. Se mezclan los dos componentes de la masilla y se rellenan los
huecos. Cuando esté completamente seco y se haya endurecido, se lija
para igualarlo con la forma del pez.

Truco
Antes de pintar cualquier pez hecho por vosotros mismos, probad
cómo nada. Si no os gusta el movimiento o la profundidad a la que se
mueve, retirad el babero y cread uno nuevo. De esta manera, repeti-
remos el proceso hasta que se consiga el movimiento deseado y
podamos comenzar a pintar. También influye de una manera notable,
en la natación del pez, el peso que se le ha añadido con el plomo. Este
factor también requiere probar la natación del artificial.

8. Se hace con el metacrilato o con el plástico del CD el babero (se-


gún indicaciones del capítulo anterior, en lo referente a los peces arti-
ficiales). Para recortarlo, se puede utilizar la tijera. Antes de pegarlo al pez
con cianocrilato, se lijan muy bien todas las esquinas e impurezas
que pudieran quedar del corte. Un 9. Si se quieren imitar las escamas
pequeño truco consiste en marcar de un pez, se pega el papel de alu-
primero con un rotulador sobre el minio con el pegamento ultrarrápido
plástico, pasar un cutter por esta lí- y se pinta una primera mano. Si no
nea y pinzarlo con unos alicates. se quiere utilizar este papel, se

puede pintar directamente sobre la madera, aunque se recomienda en este


caso darle varias manos, ya que la madera es un material poroso, en
especial la de balsa, que absorbe gran cantidad de barniz hasta que se
tapa el poro.
10. Se le pintan boca, ojos o cualquier otro detalle que se considere
oportuno, para completar la imitación.
1 1. Se insertan las anillas y las poteras en los huecos.
1 2 . Con la laca de uñas, se le dan varias capas hasta que quede
brillante. Con este material, nos aseguramos que no quede ningún poro, para
que al mojarse no se reblandezca y se deteriore.
1 3. Una vez terminado todo el proceso de pintar, se pega el babero
con el pegamento de cia-nocrilato.
14. Ahora sólo falta que se ponga a nadar y a pescar.

Estos pasos son, de modo genérico, los empleados para la mayoría de los
peces que se quieran construir. También cabe la posibilidad de hacer un
señuelo como, por ejemplo, un popper, para el que no se necesitan todos los
materiales reseñados ni todos los pasos mencionados. En este caso en
concreto, el popper, no existe babero, con lo que el octavo paso se debe
omitir.
CAPÍTULO 5

Otros señuelos
Spinnerbaits dose el nombre que se le da en su
tierra de origen: «señuelo que gira»,
Posiblemente, éste sea el señuelo spinnerbait.
más versátil para la mayoría de las A simple vista no se puede pensar
situaciones, lugares y épocas. Gran- en nada natural a lo que una spinner
des profundidades, aguas someras, pueda imitar pero, cuando la intro-
turbias, cristalinas, días nublados, so- ducimos en el agua y damos las pri-
leados, en verano, primavera, meras vueltas de manivela, se apre-
otoño... Pero también es uno de los cia su semejanza con un banco de
menos utilizados. peces que se desplazan conjunta-
Todos los pescadores tenemos en mente, en actitud de defensa frente a
nuestra caja de pesca una pareja de los depredadores.
spinner, que raramente anudamos a En origen, este señuelo se desa-
nuestro sedal. El motivo es que, rrolló para la pesca de basses. A lo
cuando lo hemos hecho, no se han largo del tiempo se han empleado
producido todas las capturas que es- en la pesca de otros depredadores,
perábamos, a tenor de su fama en- como el lucio y la lucioperca. Hoy
tre el circuito de pescadores profe- en día, existen modelos desarrolla-
sionales: dos exclusivamente para la pesca de
La principal razón es que, en prin- cada especie. Para el lucio se utili-
cipio, se piensa que pescar con una za n d e m a yo r e s d i m e n s i o n e s
spinner consiste en lanzar y recoger, (1 onza), con las palas de mayor
pero eso no es cierto, ya que la tamaño y, en algunos modelos, se
pesca con este señuelo requiere sustituyen los flecos de silicona por
cierto aprendizaje. Comenzaron lla- pelo natural -como, por ejemplo, el
mándole «matarróbalos» pero, como de conejo, o el bucktail-. Para la
ocurre con la mayoría de los inven- pesca de la lucioperca se emplean
tos americanos, terminó imponién- modelos muy parecidos a los utili-
zados en la pesca del bass, pero cializada. Uno de los pocas ense-
con palas alargadas que, como ve- ñanzas que pude sonsacarle fue la
remos más adelante, se denominan de su selección de spinners favoritas
«de hoja de olivo», mejores para la y cómo las empleó en el campeo-
pesca en agua más profundas. nato mundial del año 2000. Los pe-
Los tamaños de estos señuelos se sos que empleó fueron de onza y
establecen según su peso, siendo los onza y media. En concreto, pescó
más comunes 1 /4, 3/8 y 1 /2 onza con modelos de la casa americana
o, lo que es lo mismo, 7, 1 0 , 6 y Ledgebuster, marca especializada
1 4 , 1 gramos, respectivamente. en spinners para aguas profundas.
Por debajo de estos pesos, en Es- El peso también es muy impor-
tados Unidos son empleados para tante, a la hora de determinar la pro-
pescar depredadores de tamaños fundidad que toma este señuelo una
menores, como el crappie. Estas vez lanzado. Si pescamos con spin-
spinners, en nuestro territorio nacio- ners de pequeño tamaño, aunque
nal, de 1 /8 y un 1 /1 ó de onza, es- dejemos que desciendan hasta el
tán dando buenos basses en lugares fondo, al recoger tenderán a subir
donde la presión de pesca es im- hacia la superficie. Si, por el con-
portante y en capas de aguas su- trario, empleamos spinners de un
perficiales. peso considerable, conseguiremos
Por el lado contrario, están las que que estén durante más tiempo cerca
se salen de esta medida, pero por del fondo. Esta característica puede
exceso: las de mayor tamaño. Exis- ser muy beneficiosa, siempre y
ten dos motivos para que una spin- cuando se sepa con certeza que la
ner sobrepase la 1 /2 onza, en lo pesca se encuentra próxima o en el
que a peso se refiere. El primero es mismo fondo.
que esté diseñada para la pesca del La spinner, se puede decir que
lucio o del musky, o que se emplee está formada por varios señuelos.
para pescar en aguas profundas. Mediante un cuerpo formado por un
El segundo motivo sería su empleo alambre, se une un ¡ig a una o va-
para unas características determina- rias palas de diferentes formas, si-
das. Durante el año del triunfo de milares a las cucharillas giratorias.
Woo Daves en el Bass Master Clas- Estas palas emiten vibraciones que
s¡c, tuve el honor de hacerle una en- atraen la atención de los depreda-
trevista para una publicación espe- dores, desatando picadas que en-
gullen elj¡g con «peluca». Si se lla fa un primer ataque, es difícil que
se repita un
segundo por la falta denaturalidad del¡ig. Esto se puedep a lia r, e n c ie rta
m e d id a , a ñ ad iendo un vinilo de los menciona
dos en el apartado «vinilos para
tándems».
Las palas pueden ser de diferentes formas y tamaños. De esto penderán
de la
acción y las vibraciones
del señuelo en su conjunto. Las las
pa pueden ser de tres
formas:
• Colorado.
• Indiana.
• Willow leaf u hoja de olivo.
167
Las dos primeras son muy simila- riar. Como mínimo tendrá una y,
res. Las palas «Colorado» son algo como máximo, se utilizan cuatro.
más anchas que las «Indiana», aun- Estas spinner con tantas palas
que normalmente es más utilizada simulan ser un bálamo de peces y
la primera en diferentes tamaños. presentan siempre forma de hoja
Estas palas, a la mínima tensión, co- de olivo.
mienzan a girar, con lo que se po- Las spinner formadas por
drán utilizar a diferentes velocida- varias palas se pueden combinar
des de recogida. Baten gran con los diferentes tipos de palas
cantidad de agua y son recomen- para sumar las ventajas de cada
dadas para capas más superficia- forma y, a la vez, emitir diferentes
les, ya que tardan más tiempo en frecuencias de vibraciones para
descender y en la recogida rápi- atraer a los peces.
damente pierden profundidad. Se Cuando la spinner está
pueden utilizar con éxito en aguas formada por una sola pala, está
turbias, ya que emiten gran canti- situada en el extremo del brazo
dad de vibraciones. de alambre, y puede ser de
Todo lo contrario ocurre con las cualquier tipo. Si está formada
palas Willow Leaf. Son alargadas, por dos palas, denominada
con la silueta de una hoja de olivo. «tándem», se combinan las dos
Necesitan algo más de velocidad palas iguales o cada una de un
para que comiencen a girar. Baten tipo distinto. Si es asi, la pala con
menor cantidad de agua y se em- forma de hoja de olivo ha de
plean en aguas de mayor profundi- situarse al extremo del alambre,
dad, por descender rápidamente y ya que, al ser más larga y
no tener una tendencia tan acen- formar menos ángulo con el
tuada como las «Colorado» a subir, cuerpo, tendería a golpear la de
aunque estas últimas crean mayores detrás, impidiendo que girase.
vibraciones. El ángulo que forma es Un detalle muy a tener en
mucho menor que el de los otros ti- cuenta es que estas spinner
pos de palas, que pueden llegar a formadas por varias palas, al
formar ángulos de 90° con el es- recoger, tenderán a subir hacia la
| queleto de la sp'mner. superficie. Si se quiere pescar en
El número de palas, indepen- aguas muy profundas es mejor
dientemente de la forma, puede va- utilizar las de una sola pala.
Algunas palas tienen
dibujos, ojos o incluso cortes
que alteran la forma original del
tipo de pala. Las palas con
dibujos y ojos son reco-
mendables para aguas claras, al
ser
más naturales. Otra forma de pescar charillas giratorias. El tamaño me-
con estas spinners más naturales es nor corresponde a las de numera-
«a golpes», o incluso «a la caída». ción 00 (doble cero), y va aumen-
El motivo de realizar variaciones tando el tamaño hasta el 7. Ciertos
en las palas, se debe al intento de fabricantes establecen tamaños in-
modificar la frecuencia que emiten. termedios -de media unidad-,
La pesca, como todos sabemos, pero sólo para palas willow leof,
cada día atrae a más aficionados y, que varían más la longitud de una
por consiguiente, las aguas sufren medida a la siguiente.
mayor presión. Cualquier variación Otra parte principal de una spin-
que altere la silueta de la pala del ner, es el jig. Es el elemento que
tipo original conseguirá que ésta el pez ataca, una vez atraído por
emita vibraciones distintas a las de la acción de nuestro señuelo. El jig,
las otras spinners. Este es el caso de a su vez, se compone de cabeza
las 38 Special de Strike King. Sus de plomo, flecos o «peluca» y an-
palas en forma de olivo presentan zuelo.
dos cambios de silueta a ambos la-
dos, haciendo que emita vibraciones
distintas a las de cualquier otra pala Truco
con esta forma. Para comprobar el afilado de
Como resumen de todo lo ha- una azuelo, se prueba a ara-
blado sobre las palas, se puede de- ñar con la punta la uña del pul-
cir que las palas Colorado e Indiana gar. Si se marca, estará en con-
emiten mayores vibraciones, con lo diciones para clavarse a la
que se utilizan para aguas turbias, perfección en la dura boca de
pero tienden a subir a la superficie. cualquier depredador.
Mejor para aguas medias o some-
ras. Las palas de hoja de olivo o wi-
llow leaf, las alargadas, emiten me- El plomo hace que, al recoger,
nos vibraciones, pero bajan más se sitúe el jig en la parte de abajo
rápidamente al fondo y se pueden y las palas por encima de éste. El
mantener allí más fácilmente y du- anzuelo queda hacia arriba, con
rante mayor tiempo. pocas posibilidades de enganche.
El tamaño de las palas se nu- Éste es el motivo por el que se em-
mera de igual manera que las cu- plea mucho la spinner para pescar
en aguas con abundantes obs- El color de los flecos influye de
táculos y en aguas profundas. Los igual modo que en cualquier otro se-
enganches son prácticamente ñuelo, por lo que se seguirán las re-
nulos. comendaciones del primer capítulo.
La forma de la cabeza de plomo Es este el elemento que aporta el co-
varía dependiendo del peso de la lor a la spinner.
spinner y del fabricante, aunque la Los materiales de construcción de-
tendencia es la de crearlas muy rea- penden de la calidad de la spinner.
listas, con la forma alargada de un La tendencia actual pasa por la utili-
pequeño pez, con grandes ojos de zación de uno de los metales más du-
brillantes colores. ros: el titanio. Sobre todo, se emplea
El color y la calidad de los flecos en la construcción del brazo, ya que
son de vital importancia para la es la parte más sufrida de toda la spin-
eficacia de una spinnerbait. Los fle- nerbait. Entre las palas, a lo largo de
cos tendrán que ser preferiblemente la estructura de alambre, se insertan
de un caucho resistente, vistosos y en diferentes cuentas de plástico o metal,
gran cantidad, para dar volumen al que facilitan que las palas giren sin
conjunto. ninguna dificultad.

Truco Toma nota


En muchas ocasiones, los fle- Existen algunos modelos de
cos de las spinnerbaits sólo du- spinners que tienen la parte del
ran una temporada, al que- brazo de las palas fabricado en
darse en la caja de señuelos un material flexible en lugar de
apelmazadas unas contra rígido. Así se consigue que,
otras, y se vuelven inservibles. cuando el pez engulla el se-
Un método para asegurarse el ñuelo por completo, este alam-
perfecto estado de los flecos, bre se doble y así se pueda cla-
consiste en impregnarlos con var en el anzuelo del jig. Uno de
polvos de talco después de estos modelos es de Teeth, que
cada salida de pesca. Tam- tiene una parte del brazo cons-
bién hay que resguardarlos de truido de alambre, formado por
las altas temperaturas. varios filamentos flexibles.
Cualquier spinner puede variar su diseño, forma, acción y peso. Si
queremos cambiar el diseño y la acción, bastará con modificar los di-
ferentes tipos de palas a nuestro gusto. Para variar el peso de este señuelo,
justo por encima del ¡ig, en el brazo de alambre, se colocan plomos de tipo
perdigón que, al hacer más pesado al conjunto, hará que tome aguas más
profundas en menor tiempo.
Después de cada variación, hay que observar si la spinner continúa
trabajando correctamente y sus palas giran a la perfección. Es vital que el
peso que tenga el jig obligue a descender a la spinner hacia e
fondo con la suficiente fuerza como para hacer girar la pala o, cómo mí-
nimo, la del final, si se trata de un «tándem». El momento de la caída del
señuelo hacia el fondo es uno de los más querenciosos, en el que se
produce un gran número de picadas, con este o cualquier otro tipo de
engaño.
Ahora llega el momento más complejo, pero a la vez más importante
dentro del gran mundo de las spin-nerbaits: dónde utilizarlas y cómo.
La primero que hay que señalar es que este señuelo se puede utilizar
en cualquier condición, pero eso no significa que se utilice de igual
forma.
La manera más sencilla de pescar rectamente de la especie objeto de
con una spinneres lanzar y recoger. pesca y de su actividad. Para lucios
Hasta aquí todos sabemos hacerlo, y luciopercas, la velocidad de re-
pero la diferencia radica en elegir cogida ha de ser mayor que para el
correctamente en qué capa de agua boss, que en muchas ocasiones la
pescar con ella y a qué velocidad. detecta y la examina a la perfección
Respecto a esto último, depende di- hasta que se anima a atacarla.

Cuando los peces están en momentos de baja actividad, se recomienda


pescar con la spinner a la velocidad mínima. ¿Y cuál es esta velocidad? Muy
sencillo. Basta con observar, en un lance cercano, la velocidad mínima a la
que giran las palas. Con cañas sensibles e hilos de un diámetro relativamente
bajo, 10 o 1 2 libras, se puede sentir perfectamente cuándo giran las palas.

Truco
Cuando lances la spinner, hay que asegurarse de que cae perfectamente
y el hilo no se enrolla en cualquiera de los dos brazos. Un pequeño truco,
que en muchas ocasiones es muy efectivo, consiste en -justo antes de que
la spinner toque el agua-parar la salida del hilo del carrete. Entonces se
tensará el hilo, y el jig y las palas quedarán detrás. Es muy importante
bloquear la salida del hilo con la mano y no con el pick up, que se tiene
que cerrar cuando la spinnerbait ha llegado a la profundidad adecuada.
Si se cierra antes, en la caída se acercará hacia nosotros reduciendo en
varios metros la longitud del lance.
Una de las grandes ventajas que tiene este señuelo es la gran cantidad
de agua que bate. Esta característica se puede utilizar cuando no se sabe
dónde están los peces. El método es bastante sencillo. Para localizarlos
horizontalmente, bastará con hacer diferentes lances en forma de abanico,
comenzando por la zona de la orilla que se tiene delante y terminando por
la orilla que se tiene detrás o, si se pesca desde embarcación, de orilla a
aguas abiertas o, cómo se dice en el argot, «de dentro a fuera».
Lo que resulta más complejo es localizar la pesca verticalmente, y éste es el
momento de las spinners. En el primer lance se deja que nuestro engaño toque
fondo y, mientras va descendiendo, comenzamos la cuenta. Después de
varios lances dejando que toque fondo, si no ha habido resultados positivos,
se cierra el pick up un poco antes y recogemos. Así se repiten los lances y si, al
igual que antes, los resultados no llegan, se vuelve a restar otra fracción
de tiempo. Si se sigue sin producir ninguna picada, se vuelve a restar, hasta.
que demos con la capa en la que se encuentran los peces. Este sistema es
algo tedioso, pero muy fiable.
Cuando hay .mucha profundidad, para aumentar el ritmo del sistema,
se puede reducir el tiempo de es- ambular los peces de menor ta-
pera, aunque no es muy recomen- maño, en busca de alimentos y pro-
dable, porque los peces se suelen si- tegiéndose de los voraces depreda-
tuar en una capa de agua donde se dores, que no dudarán en acercarse
encuentran a gusto o simplemente si presienten una captura. Los des-
está su alimento. Si establecemos plazamientos de los pececillos sue-
una variación de unos dos metros len ser realizados en grupo o en bá-
-según el peso de la spinner- de un amo, que es precisamente lo que
lance a otro y si los peces se en- imita una spinner. De ahí su gran
cuentran con poca actividad, aun- efectividad en este lugar.
que noten la presencia del señuelo Otro lugar en el que este señuelo
no recorrerán distancias largas, destaca es en las puntas, en los ex-
«malgastando» energías. tremos de tierra que se internan en
Otro método para pescar con spin- el agua. Cuando los depredadores
ner, muy útil para cuando los peces se sitúan a ambos lados de las pun-
están pegados al fondo o suspendi- tas, cosa que se suele dar muy fre-
dos cerca de él, es arrastrar con pe- cuentemente, es porque los pececi-
queños golpes de muñeca la spinner llos se concentran en la arista
por el mismo fondo. Para esta técnica imaginaria que forman los lados de
es recomendable utilizar spinners de la punta. La técnica consiste en rea-
gran tamaño, para que se manten- lizar lances sobre esta unión o muy
gan más fácilmente en esa profundi- próximos a ella, incluso paralelos a
dad. Esta forma tan peculiar de pes- este borde, por debajo del mismo.
car es la que emplea Woo Daves En los días nublados o con lluvia,
con sus grandes spinners y, como se la pesca se altera. O pican mucho,
puede comprobar, con muy buenos o no entran a nada. La característica
resultados. Esta técnica también re- de estos días es la oscuridad que
sulta muy efectiva en la pesca de lu- hay en el ambiente y, por supuesto,
ciopercas, muy dadas a situarse en en el agua. La spinner es un señuelo
as capas de agua más profundas. que obtiene excelentes resultados en
Otra forma muy efectiva de pes- estas condiciones; de hecho, mu-
car con una spinnerbait, consiste en chos pescadores profesionales sólo
pasearla a lo largo de las orillas, a pescan con ella en días así.
una distancia de uno o dos metros. Al contrario que con otras técni-
Este es el lugar por el cual suelen de- cas, para la pesca con spinner no
se ha establecido un equipo exclusivo. Aunque este señuelo es muy vo-
luminoso y, por tanto, ofrece bastante resistencia al aire cuando se lanza.
Una caña de 7 pies será mejor que una de menores dimensiones, al colocar
esta extraña cucharilla a mayor distancia. Por este mismo motivo es más
difícil realizar lances precisos. Una caña con acción heavy pondrá el
señuelo en el lugar exacto, pero a menor distancia que una. medium-heavy
que, al curvarse más al lanzar, la impulsará
a más metros. Es el momento de la elección personal, pero eso sí, pensando
siempre en cañas algo largas que realizan lances más largos.
Algunos de los modelos más utilizados en aguas españolas son los de las
marcas Teeth, Strike King, Bomber, DaMiki y Berkley.

Buzzers
Existen decenas de tipos de señuelos cuyo nombre alude a alguna de sus
características: ya sea a su forma, al ser al que imita, a sus co-
lores, al sonido que emite, etc. Y samente el lucio un pez de aguas
también puede aludir a su particular superficiales.
acción. Este es el caso del buzzer. Al igual que la spinnerbait, el buz-
Quien haya probado uno de estos zer está compuesto por un alambre.
engaños, sabrá a la perfección que En un extremo hay un jig y en el otro
ese «hi 17777» onomatopéyico pro- una pala, que marca la diferencia con
viene de su pala al romper la su- respecto a cualquier otro señuelo. El
perficie del agua. ¡ig es muy similar al que tienen las
Este señuelo es otro de los tantos spinner, formado por un anzuelo con
que apenas se utilizan, aunque tiene una cabeza de plomo y una «peluca»
una demostrada eficacia. Tal vez nos o faldón de vistosos colores. La única
parezca demasiado ruidoso a los diferencia es que la forma del plomo,
pescadores, pero la verdad es que en el buzzer, es mucho más alargada,
al bass este ruido le excita y provoca lo que le permite introducirse entre la
una de las picadas más espectacu- vegetación sin trabarse.
lares en cualquier tipo de pesca. El La pala de un buzzer es, como ya
bass ataca desde abajo, rompiendo se ha dicho, su seña de identidad. Se
la superficie con un salto en el que asemeja a un molinillo. Suelen estar
llega a asomar todo el cuerpo. Algo fabricadas en metal o plástico duro.
digno de ver. Las metálicas se deforman con el
Otra desventaja, de cara al pes- paso del tiempo y hay que colocar-
cador que no lo conoce, es la de su las a mano. En cambio, las de plás-
peculiar forma, ya que no se parece tico se deterioran y llegan a romperse
nada. Quizá dentro del agua simule pero, claro está, no en un par de tem-
ser un pez que persigue a un grupo poradas. Hay que tener especial cui-
de alevines, pero la verdad es que dado con ambos materiales en lan-
esta situación no es tan ruidosa ces sobre rocas, árboles o cualquier
como la que representa el buzzer. obstáculo que tenga cierta dureza y,
Este señuelo está destinado a la después, revisar su estado y si gira
pesca del black bass. Sin embargo, correctamente.
en masas de agua donde este cen- Esta pala puede estar formada
trárquido comparte habitat con el lu- por un número distinto de elementos.
cio, al tentarlo con este señuelo, Si se compone de dos se denomina
este último puede atacarlo sin nin- «two-wing» -dos alas o aletas-; de
gún recelo, aunque no sea preci- tres, «three-wing» y de cuatro,
«four-
wing». A mayor número, más vibra- dobles». Poseer estas dos palas re-
ciones emitirá el buzzer. percute en el mayor número de vi-
Otros buzzers presentan una o braciones y de diferente frecuencia.
dos palas colocadas sobre distintos Pero, sobre todo, en la estela que
brazos de alambre. A los que tienen produce -que es mucho más am-
dos palas se les denomina «buzzers plia- y da impresión de mayor vo-

lumen o, traducido al idioma de los peces, más comida.


Al igual que ocurre con la spinner, no hay un equipo específico para la
pesca con buzzer, pero uno que se adapta muy bien es el que se utiliza con
la spinner. Cañas de 7 pies de acción medium-heavy.
La forma de pescar con el buzzer, a priori, parece de las más sencillas:
lanzar y recoger. Pero cuando se lanza este artilugio por primera vez al
agua y se intenta pescar, las cosas cambian y nos damos cuenta de que
requiere cierto aprendizaje. Se tiene que conseguir recoger a una velocidad
suficiente para que la pala o las palas «caminen» sobre la superficie y la
rompan. Si se trabaja este engaño demasiado rápido, desatará igual o incluso
mayor número de picadas, pero el problema es que el pez no «atinará» a
morder el jig, y nuestra desesperación aumentará cada vez que un bass salte
fuera del agua intentando coger el buzzery nosotros se lo quitemos de la
boca.
Esto no significa que se tenga que recoger a una Velocidad continua. De
vez en cuando es bueno alterar esta recogida aumentando o disminuyendo
su ritmo. Incluso mediante tirones con la caña.
Otro problema añadido al manejo de este artificial es que no flota (como
consecuencia de los materiales con que está fabricado), pero se ha de
mantener en la misma superficie para que sea efectivo. Esta es la principal
dificultad que presenta: la de mantenerlo en el lugar adecuado.
Después de estas líneas, parece que el buzzer es un señuelo que no pesca
muy bien, y nada más lejos de la realidad. Lo que ocurre es que se ha de usar
en el momento adecuado. No pesca de igual manera en cualquier época del
año. Otros señuelos, como por ejemplo una lombriz de vi-nilo, con diferentes
montajes, puede pescar durante todo el año, con mejores o peores resultados,
pero pescando. El buzzer puede capturar en el momento cumbre decenas de
peces y durante el invierno, por ejemplo, no pescar nada.
Ahora, la pregunta que pasa por la mente de cualquier lector es la de cuál
es ese momento mágico en el que se debe utilizar. Para simplificar, diremos
que es cuando el bass tenga bastante actividad.
Una buena ocasión para la pesca con buzzer es antes y durante la freza -en
este periodo se impone el método de «captura y suelta» riguroso, para asegurar
la pesca del futuro.
El que el buzzer sea un señuelo de superficie no significa que no se pueda
emplear en lugares donde la
profundidad supere los tres metros. Los buzzers más utilizados, con
Con su característico sonido, atrae a diferencia, son el Buzz King de
cualquier pez situado por debajo del Strike King, Lurh Jensen y el de Ro-
mismo, que no dudará en subir di- land Martin.
rectamente a engullirlo de un bocado.
Este señuelo se muestra especia- FHpping ¡igs
mente efectivo en zonas de vegeta- Existen diversos tipos de jigs: los
ción, donde se esconden los pece- ¡igs propiamente dichos -anzuelo de
cillos y donde los basses se acercan cabeza plomada-y los flipping ¡igs.
en busca de alimento. Los primeros ya han sido comenta-
dos en el apartado de montajes, por
lo que es el momento de los flipping.
Toma nota Reciben este nombre por el estilo
Tanto a las spinners como a los para el que, en un principio, fueron
buzzers se les puede añadir un diseñados, pero en la actualidad se
vinilo con acción propia, como pesca con ellos de muy diversas for-
un twistero un pikie, para mon- mas. Por regla general, este señuelo
tar un «tándem». Véase el ca- no es muy efectivo por sí sólo. Ne-
pítulo de vi ni los para saber cesita la incorporación de un vinilo o
cómo hacerlo. de una «tira de cerdo», para formar
un «tándem» o trailer. Algunos de los
* más empleados son los cangrejos de
| vinilo -varios modelos, diseñados
$ para tal función- o las imitaciones de
180 rana de «piel de cerdo». Con estos
complementos, el jig arrastra hacia el fondo al vinilo que, ¡unto con los flecos,
constituye un cebo de gran movimiento y vistosidad.
Toma nota
Las tiras de cerdo, o pork rínd, es uno de los señuelos más antiguos.
Se puede decir que es el principio del vinilo, ya que han sido su tex-
tura y formas las que se han intentado imitar con la fabricación de es-
tos señuelos en plástico blando.
Se emplean como complemento para otros señuelos, como cucharillas
-sobre todo ondulantes-, jigs, spinners y buzzers. Aunque también pes-
can por sí solos, pero con menor efectividad. Existen diversas imita-
ciones en pork rind, pero la que más se emplea es la de rana. Es si-
milar a un twister de doble cola, todo un clásico en este material. Su
nombre lo recibe por la materia prima con la que está construido, piel
de cerdo o, como se diría por aquí, «corteza de cerdo». Nor-
malmente, tiene una cabeza, una parte más ancha, que es por donde
se ensarta el anzuelo o potera, que es el propio tocino de la piel.
Estos señuelos vienen almacenados en unos botes con salmuera para
la protección y mantenimiento de las tiras. Por este motivo hay que pre-
servarlo de las temperaturas extremas. Si hace mucho calor se seca
rápidamente y el líquido se evapora, quedando la tira demasiado dura
para su utilización. Si, por el contrario, la temperatura es demasiado
fría, se congela el líquido y no se pueden sacar del bote, además de
quedarse rígidas. Los peces se darían cuenta de que nuestra rana está
tiesa, y nunca mejor dicho.
Una de las cualidades que tiene este engaño es su textura. Es extre-
madamente suave. Un pez, al picar, puede retenerlo en la boca du-
rante varios segundos, regalándonos un tiempo extra para clavar fir-
memente.
Este eficaz complemento para otros señuelos se está dejando de em-
plear. Los motivos son varios:

• Al colocarse en el señuelo, su duración es limitada. No puede estar


fuera del agua durante mucho tiempo, porque se secaría.
• Su manejo es algo engorroso. Se mojan los dedos con la salmuera
de conserva y el tacto es demasiado natural. Es como anzuelar un
pedazo de beicon.
• El transporte resulta también algo complejo, porque deben ir en los
correspondientes botes, cada tipo por separado. Y hay que tener es
pecial cuidado con el líquido. Es mejor transportarlos aislados del resto
del material, en una bolsa de plástico completamente hermética.
Aún así, después de tantos inconvenientes, es un cebo que merece la
pena probar y, por supuesto, pescar con él. Es, con diferencia, el me-
jor complemento para cualquiera de los señuelos nombrados. Sim-
plemente hay que tomar ciertas precauciones. Algunos pescadores se
atreven a afirmar que la tira de cerdo tiene los días contados, pero
nada más lejos de la realidad. Quien ha probado con éxito un pork
rind no duda en volverlo a anzuelar en su próxima salida de pesca.
Los modelos más utilizados de este tipo de señuelos son el Spin Pork
Frog, el Jumbo Frog de Únele Josh y el Pig Tai! Trailer, de Strike King.

Los pesos entre los que oscilan va- Un'/'/g está compuesto por dos ele-
rían desde el octavo de onza, los mentos, fundamentalmente: anzuelo
más pequeños, a la onza, los ma- con cabeza plomada y flecos o «pe-
yores, aunque los más utilizados son luca». La cabeza plomada puede te-
los de cuarto, tres octavos o media ner diferentes formas, para evitar el
onza -7, 10,6 y 14 gramos, res- enganche con el fondo. Aparte de
pectivamente. este método «antienganches», llevan
un sistema que asegura que no se gan hasta los 7 pies. Las acciones
trabe el jig. Consiste en fibras de serán medium-heavy o beavy, para
plástico duro que tapan el pincho el primer tipo; para el segundo, es
del anzuelo que, al morder al pez, recomendable emplear mejor ca-
deja al descubierto. ñas muy duras, de acción heavy. El
Esta cabeza tiene diferentes co- motivo es bien sencillo. Si, unido a
lores, de acuerdo con el color de la que el anzuelo del jig es bastante
«peluca», que es la que marca el co- ancho, está cubierto de las fibras
lor en el señuelo. Para su elección, «antienganches», habrá que propi-
bastará con seguir los pasos del pri- ciar un cachete considerable para
mer capítulo, aunque hay que tener que se clave el pez. También,
en cuenta que es mejor combinar los pescando con estilo flipping, se
colores con el señuelo que haga el suele colocar el jig entre los obs-
trailer con el jig. Cangrejo rojo, fle- táculos sumergidos -en esto se
cos rojos; rana verde, flecos verdes. basa esta técnica- y, una vez que
Estos flecos son de silicona y, al pica el pez, si no se saca rápida-
mover el j¡g, se abren y cierran eje- mente de ahí, es posible que
cutando un movimiento con mucha rompa la línea o la enrede en el
vistosidad y naturalidad, que es, mismo objeto sumergido. De ahí
junto con la acción del vinilo o tira que se necesiten cañas potentes
de cerdo, lo que provoca la picada. para pescar con jigs.
Muchos de los modelos de jigs La pesca con jig es recomendada
comercializados en la actualidad tie- para las bajas temperaturas. En ve-
nen rattles o, lo que es lo mismo, so- rano e invierno, busca los basses a
najeros que emiten vibraciones en di- gran profundidad.
ferentes frecuencias para atraer a los Para que este engaño se muestre
peces. completamente efectivo, ha de ma-
La caña idónea para la pesca nejarse siguiendo un sencillo patrón.
co n e s t o s se ñ u e lo s e s d e ó a Una vez que se ha lanzado y ha lle-
7 pies, cuando se pesca como un gado al fondo -siempre con el pick-
jig normal. Si se está pescando con up abierto, pero con el hilo entre los
estilo flipping, la longitud será dedos dejándolo salir para notar la
algo superior: 6 pies y medio, con picada-, se comienza a traer el jig
la posibilidad de emplear cañas por el fondo a pequeños saltos. No
con el mango retráctil, que la alar- tienen que ser regulares ni continuos.
Al contrario, será más efectivo si son
aleatorios e incluso de diferentes in- Truco
tensidades. Basta con observar la Cuando estés pescando con
realidad. Ningún cangrejo salta, ¡igs, no dudes en montar un
cuenta dos, vuelve a saltar y vuelve hilo de mayor resistencia. Pes-
a contar. Más bien salta, salta, se cando basses, 1 2 , 14 o in-
para. Salta, hace una parada inter- cluso 1 ó libras será una resis-
minable, al final vuelve a saltar. El tencia adecuada para, aparte
truco radica en tener en mente siem- de poder recuperar los ¡igs en-
pre lo que nuestro señuelo está ha- ganchados, sacar los peces de
ciendo por el fondo. entre los obstáculos.
A cada salto, el conjunto formado
por el jig y el cangrejo, por ejemplo,
volverá a caer al fondo y éste es el En España, el flipping ¡ig no es un
momento en el que se produce el señuelo particularmente utilizado. Si
mayor número de picadas. Es un se- bien es cierto que, en Estados Uni-
ñuelo que requiere mucha pacien- dos, hay verdaderos profesionales
cia. Es muy lento y laborioso. Des- que sólo pescan con este engaño.
pués de lanzar casi una treintena de Algunos de los modelos más utili-
metros -por el peso del jig-, pueden zados son el Rattlin Pro Modeljigs y
pasar varios minutos hasta que otra el Bitsy Flippin'Jig de Stríke King; el
vez se vuelve a lanzar. Uno de los Rattling-Flipping Booza Bug de Zorro
mayores errores que se produce Baits; y los de la marca Stanley Jigs.
pes-'cando con j¡g es que el
pescador recoge continuamente. Es Señuelos «antihierbas»
el pescador el que aporta el o «antienganches»
movimiento y la acción al señuelo. Dentro de esta categoría, englo-
Algunos pescadores, entre salto y bamos todos aquellos señuelos que
salto, o entre una consecución de va- tienen el cuerpo de plástico blando,
rios saltos y otra, esperan algunos se- en el que ocultan los anzuelos. Es-
gundos. Esta técnica es especial- tán especialmente diseñados para
mente efectiva si los peces se la pesca en aguas con mucha ve-
muestran recelosos a picar, tienen getación.
poca actividad o estamos en un lu- Estas zonas están formadas por
gar con cierta presión de pesca. nenúfares, algas -que, ancladas en
el fondo, llegan hasta la superficie- igual modo, ni que se pesque de
e incluso arbustos sumergidos a con- forma semejante.
secuencia de una crecida en el ni- Los señuelos «antihierbas» son
vel, lugares muy propensos para la imitaciones bastante realistas de pe-
pesca de cualquier depredador. queños ratoncillos o ranas que, en
Aunque nuestras aguas, por regla sus desplazamientos, nadan a poca
general, no poseen la misma canti- profundidad. Son bocados exquisi-
dad de vegetación que en otros paí- tos para basses y lucios. Otros mo-
ses, como por ejemplo Estados Uni- delos son similares a los puros de su-
dos -donde en algunos lagos existen perficie de plástico o de madera,
praderas de nenúfares de varios ki- pero los construidos en silicona tie-
lómetros de longitud-, sí que hay nen la ventaja de que no se engan-
grandes bosques de algas muy cer- chan bajo ninguna circunstancia.
canos a las orillas, y los frecuentes Otra característica muy importante
cambios de nivel producidos por de estos engaños es la de capturar
trasvases o largos períodos de se- peces de gran tamaño.
quía provocan que numerosas plan- Como cualquier otro señuelo,
tas queden cubiertas por el agua. tiene ciertas ventajas y desventajas.
El motivo de la efectividad de es- Los «pros» ya los hemos visto y, como
tos señuelos es bien sencillo: estas «contras», presenta que, al ser fabri-
zonas verdes son empleadas por los cado en material blando, resiste a la
pececillos para ocultarse, lo que no perfección el ataque de un bass,
pasa desapercibido para ningún pero no los más de 700 dientes del
depredador. Si fuesen señuelos hun- lucio; sin embargo, comprobando la
didos, de ninguna manera se podría efectividad y el precio, en la mayo-
salvar la vegetación, aun con el an- ría reducido, de estos engaños, me-
zuelo escondido en el cuerpo. Al ser rece la pena perseguir al exócido
de superficie, no se traban con los con estas joyas saltarinas. Una pi-
obstáculos y se vuelven más efecti- cada en superficie es mucho más es-
vos, ya que los depredadores se si- pectacular que cualquier otra. Ver
túan al acecho debajo de la vege- cómo el pez rompe el agua saltando
tación, atentos a cualquier alimento hacia el señuelo es uno de los mo-
posible que pase sobre sus cabezas. mentos más queridos por la gran ma-
El que todos sean de superficie no yoría de los pescadores de depre-
significa que naden y funcionen de dadores con señuelo artificial.
Volviendo a sus características, el otro inconveniente que tienen los se-
ñuelos «antienganches» es que, después de varios lances, se llenan de
agua, perdiendo su movimiento original. Para vaciarlos, bastará con
apretar, con el señuelo hacia abajo, su blando cuerpo -atención a los an-
zuelos que quedan al descubierto-, que expulsará toda el agua de su in-
terior. Un modelo innovador en este apartado es el Weed Demon, de la
casa americana Snag Prof, que
viene prácticamente sellado para evitar que entre agua, pero, aún así, tiene
un orificio de salida en la parte posterior del cuerpo, por el que se eliminará
todo el líquido que tenga en el interior.
Por regla general, estos señuelos están provistos de unos anzuelos diseñados
exclusivamente, para que puedan quedar ocultos en su cuerpo blando. Son
anzuelos dobles de grandes dimensiones que se sitúan a ambos lados del
cuerpo.
La efectividad de este engaño radica en que, al picar el
pez, aplasta el cuerpo y deja al descubierto las afiladas
puntas de los anzuelos, que se clavan casi por sí mismas.
El cuerpo, al ser voluminoso y poco pesado, necesita
cierto peso añadido para lograr grandes lances, así
como
para poderlo manejar con viento. ficie, o incluso fuera de ella, la ca-
Esta necesidad de peso la resuelven beza, imitando la forma de nadar
en algunos modelos los fabricantes, que tienen, por ejemplo, los ratones.
situando lastre en la parte posterior Otros modelos llevan el peso en el
del cuerpo, para que ésta quede interior del cuerpo, enrollado en las
hundida y permanezca en la super- tijas de los anzuelos.

Toma nota
Wolking the Dog o «paseando al perro».
Es una técnica empleada para la pesca con señuelos de superficie.
Consiste en, una vez lanzado el señuelo, recoger dando tirones con
la puntera de la caña muy baja, moviéndola de izquierda a derecha
y haciendo pausas aleatorias.
La efectividad de esta técnica radica en la velocidad de recogida y
el tiempo de las pausas. La velocidad, normalmente, es más efectiva
si es menor, aunque, si el pez tiene mucha actividad, es mejor hacer
la presentación a mayor velocidad, con las pausas más lentas. Para
peces resabiados o inactivos, resulta más productivo realizar pausas
más frecuentemente y de mayor duración, para dar tiempo al pez a
que localice el señuelo y se decida a atacarlo. Esta técnica es muy
empleada a lo largo de toda la primavera y el otoño, y en verano, en
las primeras horas del día, anochecer e incluso, si la legislación del
lugar lo permite, durante la noche. Las cañas que se utilizan para esta
técnica serán de unas medias comprendidas entre los ó y los 7 pies
(1,8 y 2,1 3 metros), aunque las de menores dimensiones nos
ayudarán a manejar con mejor acción los señuelos. La acción de las
mismas será médium o médium heavy (media, media-dura). Esto nos
asegurará grandes lances y el correcto balanceo de los señuelos
sobre la superficie.
Esta técnica se puede emplear con señuelos «antihierbas», poppers,
chuggers, «paseantes», hélices, softbaits de vinilo sin plomar, o cual-
quier otro que se deslice sobre la superficie.
Dentro de la vegetación sumergida, existen unos lugares que son más que-
renciosos que otros. Los nenúfares proveen de sombra en verano -a la vez
que de un excelente cazadero- a los basses, que esperan la caída de in-
sectos o cualquier otro tipo de comida. La sombra es un localizador de
peces muy a tener en cuenta. No todos los bordes de un «bosque» de ne-
núfares se proyectan hacia fuera y la pesca por encima de los mismos
puede resultar muy dificultosa. Teniendo en cuenta estos dos factores,
queda claro que la pesca se ha de buscar lanzando paralelamente al
borde de la vegetación, cuanto más cerca de ella, mejor.
Un lance muy efectivo consiste en colocar el señuelo sobre el borde de
la misma vegetación y, con un sinuoso movimiento, hacer que caiga al
agua como si un ratoncillo hubiese decidido darse un baño.
En las marañas de algas, los depredadores se mueven por los pasillos
que éstas forman, buscando algún despistado que llevarse a la boca.
Se trata, pues, de localizar estos huecos entre la vegetación y colocar ahi
el señuelo.
Truco
Estos señuelos son muy adecuados en recogidas a cua-quier
velocidad; sin embargo, con una recuperación lenta y con pausas
frecuentes y relativamente largas, aumenta su efectividad, como
ocurre con la gran mayoría de los artificiales de superficie.

Si encontramos vegetación que ha sido cubierta por el agua, con


pasillos entre cada arbusto o árbol, debemos pescar de igual manera
que con algas; pero si son plantas esporádicas, se ha de lanzar lo
más próximo posible al tronco de mayor grosor. Las piezas de mayor
tamaño tienen como cazadero los mejores lugares.
En algunos momentos del día, como durante el amanecer y al
atardecer, son igualmente efectivos que cualquier otro paseante, sin
necesidad de tener cobertura vegetal, trabajando la acción del
mismo modo.
GLOSARIO

Ancoretas. Ver poteras. Formado por dos o más piezas de metal


Bala. (Plomo de). Plomo específico para giratorias, es empleado para evitar el de-
montajes como «Texas» y «Carolina». Su terioro de la línea.
nombre lo recibe por la similitud que Flipping jig. Señuelo constituido por un j¡g
guarda con la munición. o anzuelo de cabeza plomada, junto con
Brush. Ver pajarito. unos flecos o «peluca». El anzuelo va pro-
Cacea. Ver curricán. tegido de los enganches con diferentes
Carolina. Montaje muy utilizado para la barbillones de plástico.
pesca con salamandra de vinilo, en ¡a Hélices. Tipo de «paseante» de superficie
que ésta pierde peso gracias a un termi- construido en madera o plástico, con la
nal de¡ propio nailon, con lo que se característica de tener en la parte ante-
mueve con mayor libertad y sortea los rior y/o posterior una o dos hélices.
obstáculos del fondo. Jerkbait. Pez artificial de formas alargadas
Chugger. Popper pero de mayores dimen- similares a las de un pez pasto. Existen
siones y con el cuerpo del mismo diá- modelos para la pesca a cualquier pro-
metro prácticamente. fundidad.
Cranckbait. Pez artificial de profundidad Keeper. Montaje similar al «Texas», con la
construido en madera o plástico. Nor- peculiaridad del anzuelo, que tiene un
malmente, suele tener un cuerpo rechon- barbillón para sujetar el vinilo.
cho y un largo babero. Leech. Ver sanguijuela.
Curricán. Técnica de pesca que consiste en Lippless. Pez artificial de profundidad, que se
pasear, a menudo con la ayuda de una caracteriza por la ausencia de babero. Con
embarcación, a distinta velocidad, un se- mucho sonido interior y de formas planas.
ñuelo. Madera de apache. Similar a la madera de
Esmerillón. Quitavueltas, emerillón o balsa, pero mucho más resistente. Prácti-
mosquetón, para los de mayor tamaño. camente de la misma flotabilidad.
Madera de balsa. Madera muy liviana con Suele imitar a alevines. Muy indicado
gran flotabilidad, empleada para la con- para la pesca del lucio y del black bass.
fección de peces artificiales y flotadores Sticbait. Vinilo del tipo softbait alargado,
o boyas. con la forma de un palo.
Pajarito. Señuelo de vinilo con dos «alas» Tándem. Conjunto unitario formado por
pegadas a cuerpo y una o dos colas en dos o más señuelos.
forma de hoz. Se utiliza principalmente Texas. Montaje para vinilos en los que el
para la pesca del black bass, con técni- anzuelo va con la punta dentro del pro-
cas como el pitching y el flipping. De pio cuerpo del artificial. Se le añade
gran tamaño y volumen. un peso denominado «plomo bala».
Pegamento de cianocrilato. Pegamento de Muy utilizado para la pesca del bass
secado ultrarrápido, también conocido aguas profundas.
por «loctite». Trailer. Ver «tándem».
Popper. Señuelo artificial de superficie que Vinilo. Material plástico blando emple-
emite al moverlo característicos «pops» ado para la realización de gran nú-
sobre el agua. mero de señuelos destinados a la
Poteras. Anzuelo triple formado por tres sim- pesca de depredadores. Tiene, como
ples unidos por su tija, con un pequeño principa! ventaja, su bajo precio y así
ojal para anudarla. Se empela prin- como su mucha efectividad, y como in-
cipalmente en peces artificiales y cucha- conveniente, la facilidad de algunas es-
rillas. pecies, como el lucio por ejemplo,
Propbaits. Ver hélices. para dañarlo.
Raftles. Cápsulas de metal o cristal de pe- Wobblers. O señuelos «caminadores».
queño tamaño, que se insertan en el in- Peces artificiales con un babero metá-
ferior de los vinilos. También peces artifi- lico, que «caminan» sobre la superficie
ciales de profundidad sin babero, del agua.
llamados W/pp/ess». Wormhook. Traducido literalmente, «an-
Sanguijuela. Artificial fabricado en vinilo zuelo para lombrices». Fue diseñado
para la pesca de depredadores. Imita al exclusivamente para la pesca con lom-
animal del que recibe el nombre. brices de vinilo. Tiene la tija curvada
Softbait. Señuelo de vinilo muy indicado en la parte más próxima al ojal, for-
para aguas con mucha presión pesquera. mando un ángulo de 90°.
TÍTULOS DE ESTA COLECCIÓN

Pesque usted ¡sin tener ni idea], J. García-Egocheaga


la pesca desde arenales y playas, Gonzalo Sánchez-Agustí
La pesca desde embarcación, Caries Thomas
la pesca desde espigones y muelles, Gonzalo Sánchez-Agustí
la pesca en la rompiente, J. García-Egocheaga
La pesca al curri costero, Caries Thomas
la pesca a la inglesa, Paco Martín Giraldo
Iniciación a la pesca submarina, Antoni Romero
Introducción a la pesca con mosca, Alejandro Viñuales
la pesca al big game, Caries Thomas
la pesca del black bass, Joan Ama I Font
la pesca submarina avanzada, Antoni Romero
Trucos, artimañas y consejos del pescador experto, J. García-Egocheaga
Iniciación a la pesca del siluro, Javier Cabistañ
la pesca con enchuíables, Francisco J. Martín Giraldo
la pesca al lanzado ligero, Lorenzo Guillen
la pesca del calamar, el pulpo y la sepia, Caries Thomas
Peces y pesca recreativa fluvial, José Luis Díaz Luna
Técnicas avanzadas para la pesca del siluro, Javier Cabistañ
Guía de pesca por el litoral peninsular español, J. García-Egocheaga
ffecefas de cocina para pescadores, Caries Thomas
Cebos para la pesca de ciprínidos, Francisco J. Martín Giraldo
Iniciación a la pesca del salmón,, Caries Thomas
la pesca del lucio, Jorge Gómez Martínez
El arte de la pesca, Juan Bautista García Pérez-Castejón
la pesca de la lubina, J. García-Egocheaga
Barbos, carpas y otros ciprínidos con mosca, Ángel Luis Delgado
Sargos, doradas y demás espárídos, i. García-Egocheaga
Mefeorología para pescadores, Caries Thomas
Nudos para pescadores, Caries Thomas
Salmónidos del mundo. Su vida y su pesca, Juan José Ulacia Valle
Diccionario de pesca, Javier García-Egocheaga
La pesca de la lubina al curricán, José Luis Díaz Luna y Santiago Fabregat
la pesca de la trucha con mosca, Ángel Luis Delgado
Cuaderno de pesca, Juan Bautista García Pérez-Castejón
Apnea y pesca submarina, Jesús León Guillen
Señuelos artificiales, Javier Hernández Racionero