Está en la página 1de 12

AUTOR ESTUDIO

RECIBIDO
Pilar Giménez Armentia 19 de enero de 2006
ACEPTADO
Universidad Francisco de Vitoria 28 de febrero de 2006
pilargimenez37@yahoo.es PÁGINAS
De la 55 a la 66
ISSN: 1885-365X

Una nueva visión


del proceso comunicativo:
La teoría del Enfoque (Framing)
A new perspective of the communicative process:
The Framing theory
A lo largo de la historia de la comunicación, un tema que ha ocupado el estudio de numerosos
investigadores ha sido la relación entre verdad e información. El dominio de la corriente objetivista
durante la década de los 60 impuso un pensamiento fáctico del proceso comunicativo. Con su máxi-
ma “los hechos son sagrados, las opiniones libres” el objetivismo se aseguraba la no intromisión
del sujeto en la información. La noticia se consagraba así como un fiel espejo de la realidad.
La teoría del Framing vino a romper con las pretensiones objetivistas al introducir el elemento
subjetivo como parte fundamental en el proceso comunicativo. Las noticias no son un reflejo de
la realidad sino una representación de la misma. Los periodistas dependiendo de sus orientacio-
nes ideológicas, culturales, religiosas, de sus experiencias y vivencias personales construyen
la realidad desde un punto de vista subjetivo. Y no sólo es el periodista quien en su acontecer
diario enfoca la información sino que la concepción del Framing puede trasladarse a los distintos
niveles del proceso informativo, de modo que cualquiera de los elementos que intervienen en el
mismo puede enfocar o encuadrar la información.

A long history of communication, the relation between information and veracity has been a subject many investigators
have dealt with. The predominance of the objectivist movement during the 60s imposed a factual view regarding the com-
munication process. With it´s maxima “Events are sacred, opinions are free” the ojectivism assured that the individium
does not interfere with the iformation. The information thus became an accurate image of the reality.
The Fraiming theory introduced, against the objectivism principles, the subjective element as a basic part of the commu-
nication process. The information is not just a reflection of reality, it is an accurate picture of it. Journalists, according to their
ideological, cultural and religious orientations and their personal experiences, do build reality from a subjective perspective.
In addition to the fact that the journalist focuses the information during is usual daily life, the framing concept can be
also be applied to the different levels in the communication process, that means that all the elements envolved in the
process can give a specific focus en the information.

Palabras clave: Objetivismo, enfoque, emisor, mensaje, receptor y contexto


Key Words: Objectivism, Framing, transmitter, message, receiver and context

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


56

L
a investigación académica como la focada” no sólo por su ideología, modo de
práctica periodística de los años 60 pensar o los temas que seleccione, sino
y 70 estuvieron dominadas por la también por los medios de que disponga
corriente objetivista, que proponía que el su medio, el formato en el que se ubique
periodista tenía que captar la realidad tal el contenido y el modus operandi de los
cual es y mostrarla al público sin sujetos que intervienen, así como por los
ningún tipo de distorsión y sin elementos obviados o implícitos en la in-
que entrara en juego nin- formación que, en forma de contexto, el
guna apreciación de tipo receptor descodifica, de uno u otro modo
La teoría del personal. cuando recibe la información.
encuadre Sin embargo, en las
décadas de los se- 1. El origen del concepto de
rompe enfoque (frame)
con las tenta y ochenta los
investigadores de los Sería un error pensar que la teoría del en-
pretensiones medios de comunica- foque pertenece exclusivamente al ámbi-
de los ción vienen a dar una to periodístico, aunque es cierto que los
objetivistas nueva visión sobre las estudios de comunicación durante los úl-
relaciones que se esta- timos veinticinco años han abundado en
blecen entre los hechos y el estos planteamientos, los orígenes hay
periodista y por tanto, sobre el que buscarlos en la sociología interpreta-
proceso comunicativo. Entre estas tiva. Dentro de este contexto es donde se
investigaciones se encuentran los autores manifiestan los primeros esbozos teóricos
de la teoría del Enfoque o “framing”, que se que harán más tarde surgir esta teoría en
separan radicalmente de los presupuestos los medios de difusión.
anteriores. Sádaba a este respecto afirma: El concepto de frame aparece por vez
“Partiendo del concepto de marco que usa primera en el ámbito de la psicología cog-
Goffman, el distanciamiento de la postura nitiva con Bateson, quién lo utilizó para
objetivista es total, al afirmar que el sujeto, explicar cómo las personas, cuando co-
el periodista en este caso, se encuentra nocen se fijan en unos aspectos de la
con la misma noticia y que esta aparición realidad y obvian otros. Así, este autor se
se traduce en forma de frames” (Sábada, refirió al frame en sentido figu-
2000: 80). La teoría del encuadre rompe rado haciendo alusión a
así con las pretensiones de los objetivistas un “marco” que permite
argumentando que el profesional, debido distinguir el cuadro de
a sus experiencias personales, orientación la pared en el que
ideológica, política o religiosa e incluso cuelga (Bateson, Los marcos
sus gustos o afinidades, interpreta la rea- 1972). Siguien-
son
lidad enmarcándola y definiéndola dentro do a Sádaba, se
de unos parámetros que son subjetivos y puede afirmar que
instrumentos
que distan mucho de las pretensiones o para Bateson “los de la mente
aspiraciones de sus coetáneos. La reali- marcos son instru-
dad pasa por el sujeto, el cual la interpreta mentos de la mente,
a tenor de unos filtros, haciéndolo a veces con los que se ahon-
conscientemente, otras inconscientemen- da en las diferencias
te. Ello impide que un mismo hecho sea que encontramos en las
interpretado y contado de la misma forma cosas. Su interés no reside en
por dos personas. Aún más allá: en oca- las cosas mismas, sino en los por él deno-
siones, el modo de actuar del periodista minados ‘circuitos’ de formas diferenciales
está limitado (encuadrado) por las rutinas que extraemos de las cosas y que residen
periodísticas. La información quedará “en- en la mente” (Sábada, 2000: 33).

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia
57

Pero será Goffman quién traslade este na la valoración y el encuadre que se le da


término a la sociología. Como afirma Sá- a esa noticia. Berganza, citando a Shoe-
daba: “Al recogerlo en su trabajo, Goffman maker y Reese, señala a este respecto:
añade los matices sociológicos que adop- “Las perspectivas de la realidad que nos
tará el término también en los estudios de ofrecen esas ventanas al mundo que son
los medios de comunicación”. Así los medios de difusión depende de distin-
en su obra, Frame Anaysis. tos factores (objetivos y subjetivos) que in-
An Essay on the Organi- tervienen en la producción de las noticias.
zation of Experience, Éstos abarcan desde las características
escrita en 1974, aplica personales de los periodistas (tendencias
el concepto de frame políticas, edad, sexo, educación, valores,
Lo esencial
y señala que lo esen- etc.) hasta el uso de fuentes, las prácticas
no es la cial no es la realidad habituales del medio (criterios de noticia-
realidad sino sino cómo ésta es in- bilidad, estilo informativo), la infraestructu-
cómo ésta es terpretada y valorada ra que esto posee (personal, organización
interpretada por el individuo, ya en secciones, red de corresponsales, hora
que no se puede com- de cierre...), su propiedad y otros elemen-
prender la información tos externos” (Bergamza, 2003: 13). Las
sin su contexto. Sebastián mismas secciones de los periódicos, las
de Erice señala el significado editoriales, la extensión, la página donde
que para Goffman adquiere éste se ubique, el diseño, las fuentes de infor-
nuevo vocablo: “Utiliza el término frame, mación, los titulares, las fotografías, son
entendido como marco y como esquema, todos ellos formas que tienen los periódi-
para designar el contexto de la realidad y cos de enmarcar y encuadrar las informa-
la estructura mental que incorpora los da- ciones. Así, Canel señala acertadamente:
tos externos objetivos. Las definiciones de “Con estos mecanismos los diarios hacen
la situación tienen que ser ratificadas, de opinión en la información (...) demuestran
alguna forma, por los actores, pero vienen que lo hacen no sólo en las páginas de
dadas por la sociedad” (Sebastián de Eri- opinión sino a través de todo el periódico,
ce, 1994: 208). rompiendo así sutilmente la clásica sepa-
Desde ésta primera definición que elabo- ración entre información y opi-
ra Goffman, muchas han sido las interpre- nión” (Canel, 1999: 1).
taciones que se han dado a los enfoques
en las noticias. Para algunos, los frames 2. El enfoque
son principalmente ideológicos. Como en la
afirma Canel: “Estos estudios ponen el investigación
acento en los factores individuales (como, de los medios
de difusión “Los diarios hacen
por ejemplo, educación, edad, sexo y de
modo particular, la identificación con un La concepción opinión en la
partido político) para explicar las diferen- del framing puede información”
cias en los enfoques (Canel, 1999: 3). Para trasladarse a los
otros el frame depende fundamentalmen- distintos niveles del
te de factores sociológicos u organizativos proceso informativo,
propios de los medios. No sólo es el pe- de modo que cualquie-
riodista quien en el acontecer diario esta- ra de los elementos que
blece estos enfoques, la línea editorial de intervienen en el mismo puede
un medio, los intereses empresariales, la enfocar o encuadrar la información. Por
ideología del periódico e incluso el número eso, como reconoce Amadeo, en función
de informaciones que se encuentren en la del proceso en que cada autor considere
redacción de un medio en un día, determi- el framing, les atribuirá funciones diferen-

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


58

tes y su definición cambiará (Amadeo, viando un corresponsal o teniendo que


1999: 80). A lo largo de la investigación so- transcribir la información de una agencia)
bre esta teoría, los autores han incidido en harán variar el producto final que ofrecerá
distintos aspectos de los enfoques: unos, a sus lectores. También los roles y modos
considerando el trabajo periodístico, sus de trabajar del informador influyen en el
rutinas, sus selecciones –cons- producto final o la abundancia o escasez
cientes o inconscientes- de de noticias que se producen en un día
hechos y palabras; otros, determinado. Otros factores que mencio-
centrándose en lo que na Tuchman son las fuentes con las que
los medios publican, cuenta el periodista, su estilo, su lengua-
El marco es o cómo lo publican je y su ideología. También el lugar donde
la conjunción (esto es, el mensa- se cubra la noticia, la organización de las
del trabajo del je). Por último, los secciones, o cómo se catalogue en la re-
encuadres también dacción producirán un tipo de tratamiento
periodista y de
se dan en el recep- u otro: si la noticia es considerada de gran
la organización tor de la noticia, que interés tendrá una cobertura distinta que
recibe la información si se considera de importancia menor; asi-
de un determinado mismo, no será lo mismo que un evento se
modo, y los hechos rela- cubra desde una sección u otra del medio
tados resuenan en su inte- informativo (Amadeo, 1999: 109).
rior de determinada manera. Dos años más tarde, Gitlin, afirma
Es Tuchman, quien en 1978, inicia el es- que los frames permiten que los perio-
tudio de los frames aplicados a los medios distas procesen grandes cantidades de
de comunicación. Tuchman concibe las información de forma rápida y rutinaria,
noticias como un marco. El marco, para él, al consistir en “patrones persistentes de
es la conjunción del trabajo del periodista conocimiento, interpretación, presenta-
y de la organización. Estos dos factores ción, selección, énfasis y exclusión, a
influyen en el producto final que elabora el través de los cuales quienes manejan
medio (Tuchman, 1978: 1-2). los símbolos organizan rutinariamen-
Tuchman compara la noticia con una te su discurso verbal o visual” (Gitlin,
ventana a la que nos asomamos para ver 1980: 7). Pero, además de
la realidad: “Pero la vista desde una ven- esta percepción de los
tana varía en función de si es grande o frames como patrones
pequeña, de si su cristal es claro u opaco, rutinarios de trabajo,
de si da a la calle o a un patio. La escena también aporta a Las fuentes
también depende de dónde se ubica uno, la teoría un enfo- con las que
lejos o cerca, forzando el cuello o miran- que socializador cuenta el
do sin esfuerzo hacia delante” (Tuchman, en términos de
periodista,
1978: 1). poder, al afirmar
A través de las actitudes profesionales que quien mane- su estilo, su
del periodista y de los encuadres de la or- ja los frames es lenguaje y su
ganización y su influencia en el periodista quien gestiona los ideología
(mediante un proceso de socialización) se símbolos sociales.
generaría, en última instancia, el producto Esta gestión simbólica
informativo. Su estudio se centrará en el de la realidad permite la
efecto que sobre las noticias tienen tanto configuración del imaginario
el periodista como la organización en la que los medios construyen para influir
que desarrolla su trabajo. Los medios con en la sociedad (Gitlin, 1980: 7). Por su
los que cuente un periódico, por ejemplo, parte, Hackett añadirá que es la ideolo-
a la hora de cubrir una información (en- gía del comunicador la que proporciona

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia
59

el encuadre, pero en términos de in- programaciones. A su vez, éstos están


fluencia mediática sobre el público. Aún condicionados por la organización insti-
admitiendo que los medios sostengan tucional del medio y sobre todo, por la
determinados principios ideológicos, no audiencia (Altheide, 1989: 161-176).
es que impongan sus tesis a sus au- Esta importancia del formato no hace
diencias, sino que seleccionan que él mismo sea el frame, sino que a
y transforman elementos de través de los elementos visibles que lo
la cultura, devolviéndolos componen, podemos evidenciar cómo
de nuevo al público. se ha enfocado o encuadrado determi-
Si bien el enfoque es nada información.
ideológico, ello, des- Por último, Shoemaker y Reese propo-
Proyección
de la perspectiva de nen un modelo a base de círculos con-
inconsciente de Hackett no se refiere céntricos para explicar la diversidad de
su manera de a un enfoque inten- influencias sobre el contenido del men-
ver el mundo cionado o político, saje. En la parte interior del círculo se
sino más bien se sitúan las influencias del propio medio y
trata de una proyec- quienes trabajan en él; en la parte más
ción inconsciente de su alejada del centro encontramos el con-
manera de ver el mundo texto ideológico y social en el que los
(Hackett, 1985: 251-274). medios se desenvuelven.
En definitiva, el estudio del mensaje sir-
3. Framing y mensaje. Hacia ve como punto de partida para poder inducir
una identificación de los la existencia de los distintos frames que inci-
frames periodísticos den en la noticia, desde que se produce un
Tankard se preocupa por hacer el fra- acontecimiento hasta que éste es emitido.
ming mensurable, de modo que pueda Pero no hay que perder de vista que el aná-
apreciarse cómo condicionan los encua- lisis del formato sólo evidencia lo que el in-
dres el proceso de generación de las no- formador dice, pero no lo que el informador
ticias. Por ello, propone entenderlo como calla u omite, tanto si se trata de una omi-
“una idea organizadora del contenido de sión consciente como por tratarse de una
las noticias, una idea que provee un con- omisión contextual (a veces se omite lo que
texto y sugiere de qué se trata el tema ya es obvio y tanto emisor como
en cuestión a través de la selección, el receptor conocen) (Reese,
análisis, la exclusión y la elaboración Gamdy y Grant, 2001).
de algunos de sus aspectos concretos” Bien es verdad que El análisis
(Tankard, 1991: 5). Para ello, se propone a pesar de no poder
del formato
un análisis de formato y contenido, que identificar el frame
analice los distintos elementos de la no- con el elemento visi- sólo evidencia
ticia, viendo qué es lo que se muestra y, ble del formato, éste lo que el
por exclusión, lo que no muestra cada es un indicio de pri- informador
noticia a través de su titular, su cuerpo mera mano para poder dice
informativo, el espacio que se le dedica adivinar cómo enfoca la
o la sección en la que se incluye. Este información un determina-
análisis de formato entronca con lo pro- do medio de comunicación o
puesto por Altheide, quien ya en 1987 se un periodista, por ser la parte aprehensible
refería a los frames como “formatos”. A del quehacer periodístico. Pero lo que se
través del formato del medio, éste “mol- evidencia debe insertarse en un contexto
dea” la realidad para encajarla de un concreto, en el que la noticia y el modo de
modo espacial y temporal en sus distin- enfocarse adquirirán todo su sentido, como
tas secciones, programas, espacios o se analizará más adelante.

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


60

4. Framing, gatekeeping y terios que guían la selección de los acon-


agenda-setting. El papel del tecimientos, lo que nos sitúa en el lado
emisor en la comunicación del emisor, concretamente en la ideología
informativa e intereses que subyacen en el producto
final de la información. Mientras que algu-
La relación entre opinión públi- nos autores centraron su atención en qué
ca y opinión publicada es hace que se publiquen ciertos hechos, a
estrechísima. La rele- través de estudios de los factores noticio-
vancia que conceden sos (Galtung y Ruge, 1965, Schulz, 1982),
Los medios los medios a ciertos otros invierten el objeto de estudio: lo rele-
indican el temas o el silencio vante para ellos no sería el estudio de qué
público los que guardan sobre elementos tiene un hecho objetivamente
asuntos a los otros influye decisi- contemplado para ser considerado noti-
vamente en la opi- cia, sino que el hecho de su publicación
que debe
nión pública, en la lo convierte en noticia y produce ciertos
prestarse más relevancia que ésta efectos entre el público, de modo que la
atención concede a determi- selección es una acción consciente que
nados asuntos y en busca conseguir determinados efectos en
el modo en cómo pien- la audiencia (Kepplinger). En otras pala-
sa acerca de los mismos, bras: el concepto del valor noticioso expli-
dándole una importancia mayor o ca en parte por qué un evento se convierte
menor, o enfocándolos en una determina- en noticia y otros quedan ocultos al ojo del
da dirección. público, pero también existen otros facto-
El primer paso dentro de esta visión res que deben ser analizados (Humanes,
de los medios como configuradores de la 2001: 122).
agenda pública, es el de la selección de Todos estos modelos tienen en común
los ítem noticiosos, y desde esta función el hecho de que periodistas y medios rea-
entramos en contacto con las teorías de lizan una selección de los elementos de la
gatekeeping, (McQuail y Windahl, 1984: realidad que finalmente presentarán al pú-
185-187) en la medida en que parte de la blico, como ya habían reseñado Tuchman
teoría del framing reconoce que uno de los y Gitlin, entre otros. Además,
procesos más importantes del encuadre al enfatizar determinados
es la selección. temas o darles una
Una vez seleccionadas las noticias, los cierta perspectiva o
medios indican al público los asuntos a los enfoque, influyen
que debe prestarse más atención, retroali- en cómo el público
mentándose, a su vez, de las necesidades piensa y se posi-
y expectativas de su audiencia. Pero las ciona acerca de La selección
audiencias no sólo reciben de los medios los mismos. es una acción
la agenda de temas sobre los que pensar, T a m b i é n consciente
sino los medios también les indican qué Tankard y Entman
importancia deben conceder a cada uno conciben el framing
de esos temas. Este es, en resumen, la como un proceso de
idea central del modelo conocido como selección de la reali-
agenda-setting, una de las más populares dad, lo que pone en con-
en la investigación de la influencia de los tacto la teoría del framing con
medios de comunicación de masas (Mc- los modelos de agenda-setting y de ga-
Combs y Shaw, 1972: 176-187). tekeeping. En palabras de Sádaba: “Esta
Estas investigaciones se centran, en pri- visión del framing concibe la ‘visión de la
mer lugar, en averiguar cuáles son los cri- realidad’ como una cuestión de selección.

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia
61

Lo que aparece manifiestamente en los numerosos autores. Por un lado se en-


medios es lo que realmente sucede en el cuentran aquellos que propugnan la inte-
mundo. Pero, sin embargo, casi siempre gración de ambas teorías y por otra parte,
las noticias definen la realidad tanto por aquellos que de modo más o menos claro,
lo que seleccionan como por lo que dejan o por distintas motivaciones, prefieren no
de seleccionar. A veces, la igno- mezclar ambos conceptos. Entre los que
rancia de una noticia es propugnan su diferenciación podemos
señal de cómo concibe mencionar a Nelson, quien considera que
el mundo un medio si bien ambas teorías pueden analizar las
o también, la idea posibilidades de influencia de los medios
A veces, la
más importante de comunicación, el encuadre se centra
ignorancia de de una noticia en los efectos de los contenidos, no en la
una noticia es puede no apare- cobertura del problema, de modo que su
señal de cómo cer textualmente objeto aparece más acotado: la principal
concibe el mundo pero sí de modo herramienta del investigador del framing
un medio insinuado” (Sába- es el contenido de los medios (Nelson,
da, 2000: 121). 1997: 567-568).
McCombs, y Evatt También Iyengar, cuando se refiere al
sostienen la conexión encuadre, lo relaciona con la agenda-set-
de ambas teorías, am- ting en su forma más pura, la transferen-
pliando el espectro de la agen- cia de prominencia, y afirma que la gente
da-setting, la cual ya no se referirá única- emplea lo que denomina “claves contex-
mente a qué temas se ocupan los medios, tuales” a la hora de tomar decisiones,
sino cómo se tratan, además de identificar formular juicios o emitir opiniones. Estas
aquellos que se obvian (McCombs y Evatt, claves contextuales se muestran a través
1995: 8). de los medios El modo en que se “encua-
En esta revisión, McCombs considera dra” un problema en el que hay que elegir
que el framing es la segunda dimensión es una clave contextual que puede influir
de la agenda-setting. La teoría ha pasado profundamente en las decisiones que se
de centrarse en los temas que los medios tomen. Los informadores constantemente
tratan a verificar el tratamiento que reciben encuadran los acontecimientos,
esos temas. En sus propias palabras: “En los sitúan y priorizan, los
cada paso del proceso de comunicación califican y etiquetan.
se toman decisiones, se excluye o inclu- En su opinión, cuan-
ye información, se ignoran asuntos o se do se considera en
presentan con fuerza, se escriben titulares este contexto más
para captar la atención y se hacen filmacio- amplio, el encua- Los
nes para ilustrar los temas. Se establecen dre de los medios informadores
prioridades. Se elige. Cada uno de estos de difusión es un constantemente
pasos es, en esencia, la imposición de un paso claramente encuadran los
encuadre. El modelo de la agenda-setting necesario en el acontecimientos
dice sencillamente que, una vez que se proceso de agenda
han hecho estas elecciones –en cualquier (McCombs y Evatt,
momento del proceso y por las razones 1995: 25-26).
que sean– la información resultante influi-
rá en el modo en que los individuos ven y 5. El framing en el
piensan acerca de las ideas y asuntos que receptor y en la relación
se discuten (McCombs y Evatt, 1995: 27). emisor-receptor
Las relaciones entre agenda-setting La conexión entre agenda-setting y teo-
y framing han llevado a posicionarse a ría del framing es sugerente y poderosa y

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


62

sirve para analizar sobre todo la posición, esquemático, una parte: la que es relevan-
condicionantes y modos de presentar la te para ellos. De este modo, los medios de
información por parte del emisor. La com- comunicación contribuyen de manera de-
binación de la visión del periodista y las cisiva a la formación de los esquemas de
circunstancias del medio son sin duda dos sus audiencias (Graber, 1989: 122-142).
factores de primer orden en el proce- Sin embargo, como señala Amadeo, fra-
so comunicativo y en la trans- mes y esquemas no son la misma cosa.
formación de la realidad en Mientras que los esquemas trabajan con
realidad informativa. el contenido implícito en el mensaje de los
También, como he- medios, los frames son el enlace entre el
mos visto, el mensaje texto y el individuo. Dicho de otro modo,
El mensaje y y el formato son ele- los esquemas se encuentran en el indivi-
el formato mentos fundamen- duo; los frames ponen en contacto a éste
son elementos tales para obtener con el texto. Ambos explican el proceso
indicadores de cómo cognitivo del individuo, aunque desde di-
fundamentales
actúan los enfoques. versos prismas (Amadeo, 1999: 144-159).
Pero el encuadre tam- Graber define el enfoque como “una es-
bién opera en otros ni- tructura cognitiva que consiste en el cono-
veles: el receptor de la cimiento organizado acerca de situaciones
información también es parte e individuos, que ha sido abstraído de ex-
integrante del proceso informativo. periencias previas. Se emplea para proce-
Y este proceso no se produce en el va- sar nueva información y para llamar infor-
cío, sino que se da en unas circunstancias mación almacenada” (Graber, 1989: 28).
concretas espacio-temporales. El mensaje Entman propone en esta línea una de-
posee unas connotaciones implícitas, se finición del encuadre o del “encuadrar” (to
produce en un contexto que le proporciona frame). Para él consiste en seleccionar
su fuerza e intencionalidad y resuena de ciertos aspectos de la realidad, y redefinir-
modo distinto en los receptores en función los a través de una nueva interpretación,
de sus experiencias particulares (Graber, contextualización o definición del hecho
1988: 144). (Entman, 1993: 52). Es decir, el autor en-
Para Graber, los lectores de las noticias tiende que los encuadres surgen
y los informadores comparten un contexto de todo tipo de decisiones
común de significaciones simbólicas, que conscientes e incons-
califica de esquemas. Estos esquemas cientes tomadas por
son compartidos por todos los miembros el informador.
de una comunidad. De la ecuación de fon- Pero a su vez, El emisor y
do y forma los lectores extraen un signi- el emisor y el el receptor se
ficado, que no se encuentra en el propio receptor se ha- hallan inmersos
texto exclusivamente, sino que depende llan inmersos en en una cultura
de los esquemas contextuales que infor- una cultura que
que comparten
mador y lectores comparten. El contenido comparten, y que
de un texto no es suficiente por tanto para define como “un
el análisis de la información, ya que la for- conjunto de frames
ma en que se expresa depende también comunes, empírica-
de otro contenido, implícito en el texto, mente demostrables, que
que no puede ser obviado y que puede se exhiben en el discurso y
inducirse de los esquemas comunes de en el pensamiento de la mayoría de los
emisor y receptor. Y por la misma razón, miembros de un grupo social” (Entman,
los receptores no asimilan todo el conteni- 1993: 53). Por último, los receptores tam-
do de las noticias, sino sólo un contenido bién tienen su ideología, comprensión del

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia
63

mundo, esquemas mentales, actitudes, no se limita a generar pautas comunes de


prejuicios, modos de visualizar la informa- interpretación de información: “Centran la
ción; frames, en definitiva, que incidirán en atención de la audiencia y de los periodis-
el modo en que la información es asimila- tas sobre un determinado acontecimiento,
da y comprendida. estimulan a los grupos de presión para
Desde esta perspectiva, Gam- aparecer en los medios y ejercen presión
son concibe el enfoque como sobre las autoridades públicas. (…) Des-
“la idea central organiza- pués de la publicación de ciertos acon-
dora que da sentido a tecimientos (“key events”) se incrementa
los acontecimientos la publicación de hechos similares, pero
y sugiere cuál es la también se consolida un cierto tipo de co-
cuestión tratada” bertura (Kepplinger y Habermeirer, 1995).
“El framing (Gamson, 1989: 157). Pueden crear o cambiar el esquema de
puede influir Asimismo, Brewer re- referencia de la cobertura noticiosa; son
en la opinión salta: “El framing pue- capaces de cambiar los criterios de selec-
pública de influir en la opinión ción de los periodistas de dos formas: (a)
pública, al perfilar la pueden crear un tema nuevo al que no se
manera en que los ciu- le había prestado atención y (b) pueden
dadanos conectan sus va- ofrecer una nueva dimensión de un asunto
lores abstractos con los asun- existente” (Humanes, 2001: 123-124).
tos políticos” (Brewer, 2002: 303). De este modo el frame sitúa, articula y
En la misma línea, Reese califica los da sentido al discurso que se está reali-
encuadres de “principios de organización zando. En sus propias palabras: “Cada
compartidos socialmente, persistentes en tema político tiene un discurso público re-
el tiempo y que trabajan simbólicamente levante –un conjunto de ideas y símbolos
para estructurar con significado el mundo determinados que son usados en varios
social” (Reese, Gamdy y Grant, 2001). foros públicos para construir el sentido
Así contemplados, son herramientas de acerca del tema. Este discurso evoluciona
contextualización y comprensión del mun- con el tiempo, proveyendo de interpreta-
do y de la información, que se sirven de ción y significado a los nuevos eventos
esquemas y estructuras facilitadoras del que tienen lugar” (Gamson,
proceso. 1992: 24). Los frames por
Brosius y Eps conciben los frames como tanto son elementos
unidades mentales que organizan y guían simbólicos que se
nuestra construcción social. Estos auto- construyen desde
res sostienen que la estructuración de la el informador hacia
información que realizan los medios, en el receptor de la “Cada tema
la cobertura de distintos hechos de gran información, pero político tiene
relevancia social (por ejemplo, unas elec- también se re- un discurso
ciones) genera unos marcos o pautas de troalimenta inver- público
estructuración de la información que el re- samente, ya que relevante”
ceptor comprende y a las que se habitúa, la opinión pública
de modo que eventos similares cubiertos es el destinatario fi-
más adelante contarán con los mismos nal al que se dirige la
esquemas de estructuración, generando comunicación y el emisor
así un contexto común que permite una lo tiene en cuenta a la hora de
mayor comprensión de eventos posterio- estructurar su mensaje. No obstante, la in-
res (Brosius y Eps, 1995: 396). tencionalidad del mensaje pone de relieve
Estos acontecimientos singulares se de- que en dicha comunicación el emisor es
nominan “acontecimientos clave”, y su rol el elemento al que debe prestarse más

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


64

atención. Cuando se analizan las noticias objetivismo informativo señalando que la


teniendo en cuenta los marcos, hay que información nunca es aséptica sino que
valorar adecuadamente este componente. informar, en cierta medida, supone una
Gamson y Modigliani llaman a esta inte- reestructuración del mundo, una significa-
racción “interacción simbólica”, ya que los ción conceptual vinculada estrechamente
frames se producen en un mundo común con el periodista y el medio. Admitir esta
en el que se ubican emisor y receptor, que realidad no equivale a afirmar que la ver-
comparten multitud de recursos simbólicos dad informativa no guarde relación con la
(Gamson y Modigliani, 1989: 28). verdad de las cosas, pero esta relación ha
En resumen, para estos autores los fra- de medirse en términos de adecuación y
mes cumplen dos funciones esenciales: no de ecuación. La teoría del Enfoque al
por un lado estructuran el mundo, contex- explicar la interacción entre los medios y
tualizándolo. Por otro lado, nos indican la sociedad esta en cierta medida señalan-
cómo debemos pensar acerca del mismo. do la realidad del conocimiento humano y
Los marcos así considerados son princi- su limitación, pero sin que eso nos lleve
pios de organización, y por tanto, no tie- a deducir necesariamente la imposibilidad
nen por qué aparecer en el mensaje perio- de informar sobre la verdad. Por tanto, el
dístico. Éste sólo puede convertirse en un Fraiming no es una puerta abierta al sub-
indicio de cómo operan los marcos, nunca jetivismo, como muchos han interpretado,
son el marco mismo. sino más bien una teoría que nos acerca
al proceso comunicativo señalando la fal-
6. Conclusión sedad de los postulados del objetivismo
En este artículo no se ha pretendido rea- informativo. Como afirman Sánchez Aran-
lizar un estudio exhaustivo del framing, da y Berganza: “Se viene a decir que la
sino desarrollar un marco teórico que nos realidad que es objeto de transmisión su-
permita entender los frames patentes en fre un proceso de limitación; que comien-
todo proceso comunicativo. Éstos están za en el momento inicial de elaboración y
presentes tanto en el emisor, como en el concluye en los efectos que se inducen en
receptor, mensaje y contexto. La teoría el receptor” (Sánchez Aranda y Berganza,
del Framing rompe con los postulados del 1999: 138).

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia
65

Una nueva visión del proceso comunicativo:


La teoría del Enfoque (Framing)
Pilar Giménez Armentia

Bibliografía
AMADEO VAN DEURS, B., (1999): La aplicación de la teoría del framing a la cobertura de la corrupción política en Argentina, Tesis
doctoral, Pamplona, Universidad de Navarra.

ALTHEIDE, D., (1989): “Formats and symbols in TV coverage of terrorism in the United States and Great Britain”, International
Studies Quarterly, nº 31.

BATESON, G., (1972): Steps to an ecology of mind: collected essays in anthropology, psychiatry, evolution and epistemology, Nueva
York, Ballantine Books.

BERGANZA, Mª.R., (2003): “La construcción mediática de la violencia contra las mujeres desde la Teoría del Enfoque”,
Comunicación y Sociedad, vol XVI, n° 2.

BREWER, P. R., (2002): “Framing, value words and citizens explanations of their issue opinions”, Political Communication, vol. 3, nº.
19.

BROSIUS, H. y EPS, M., (1995): “Prototyping through key events”, European Journal of Communication, vol. 3, nº 10.

CANEL, Mª. J., (1999): “El País, ABC, y El Mundo: tres manchetas, tres enfoques de las noticias”, ZER, (6).

ENTMAM, R., (1993): “Framing: toward clarification of a fractured paradigm”, Journal of Communication, vol. 4, nº 43.

GAMSON, W.A y MODOGLIANI, A., (1989): “Media discourses and public opinion on nuclear power: a constructionist approach”,
American Journal of Sociology, nº 1.

GAMSON, W.A, (1989): “News as framing”, American Behavioral Scientist, vol. 2, nº 33.

GAMSON, W.A, (1992): Talking Politics, Nueva York, Cambridge University Press.

GITLIN, T., (1980): The whole world is watching, University of California Press, Berkeley.

GRABER, D., (1989): “Content and meaning. What’s it all about?”, American Behavioral Scientist, nº 33.

GRABER, D., (1989): Processing the news. How people tame the information tide, Nueva York, Lanham.

HACKETT, R., (1985): “Decline of a Paradigm? Bias and Objectivity in News Media Studies”, Mass Communication Review
Yearbook, nº5.

H�
ZER, nº 11.

McCOMBS, M. y EVATT, D., (1995): “Los temas y los aspectos: explorando una nueva dimensión de la Agenda-setting”,
Comunicación y Sociedad, vol. VIII, nº 1.

McCOMBS, M. E. y SHAW, D. L., (1972): “The agenda-setting function of mass media”, Public Opinión Quarterly, nº 36.

McQUAIL, D., WINDAHL, S, (1984): Modelos para el estudio de la comunicación colectiva, Pamplona, Eunsa.

NELSON, T. y otros, (19997): “Media framing of a civil liberties conflict and its effect on tolerance”, American Political Science Review,
nº 3.

Revista Comunicación y Hombre · Número 2 · Año 2006


66

RESSEE, S., GAMDY, O. y GRAMT, A., (2001): Framing public life: perspectives on media and our understanding of the social world.
Lawrence Erlbaum, New Jersey, Mahwah.

SÁBADA, Mª.T., (2000): La teoría del encuadre (Framing) desde una perspectiva simbólica, Pamplona, Tesis doctoral.

SÁNCHEZ ARANDA, J.J. y BERGANZA, Mª.R., (1999): “Framing en la prensa española: la información sobre la muerte de Diana de
Gales”, Comunicación y Sociedad, vol. XII, nº 1.

SEBASTIÁN DE ERICE, J.R., (1994): Erving Goffman. De la interpretación focalizada al orden interaccional, Madrid, Centro de
Investigaciones Sociológicas,.

TANKARD, J. y otros, (1991): “Media frames: approaches to conceptualization and measurement” comunicación presentada en
Education in Journalism and Mass Communication Convention, Communication Theory and Methodology Division, Boston.

TUCHMAN, G., (1978): News making. A study in the construction of reality, Nueva York, The Free Press,.

Una nueva visión del proceso comunicativo: La teoría del Enfoque (Framing) por Pilar Giménez Armentia