Está en la página 1de 3

¿Qué significa esto? Quizás nunca pensaste que existiera una relación estrecha entre el Poder del

¿Qué significa esto?

Quizás nunca pensaste que existiera una relación estrecha entre el Poder del Pensamiento y tu posibilidad de éxito.

En realidad no sólo están relacionados, sino que existe una correlación del tipo causa y efecto entre el poder de tu mente y lo que ocurre.

Es tan simple como que de acuerdo al tipo de pensamientos que te invadan será tu resultado…

Para entenderlo, sólo tenemos que pensar en nuestras experiencias pasadas.

En mi caso, los momentos más difíciles fueron superados por una convicción absoluta en lo que hacía, a pesar de que todo el resto de las condiciones parecían estar en contra.

Pero tenía una razón muy poderosa para que nada se interpusiera: mis hijos y la voluntad de superación constante que ellos me inspiraban.

En ese momento no tenía la menor idea del Poder del Pensamiento, pero ya lo estaba utilizando.

Muchos años después, con circunstancias diferentes, tuve la oportunidad de conocer la película El Secreto. En ese momento me emocioné hasta las lágrimas, porque me llegó en un momento de debilidad emocional y me permitió comprender lo que me estaba pasando…

Yo no creo que existan las casualidades, sino las causalidades; dicho de otro modo, estoy totalmente convencida que todo ocurre por alguna razón.

Es por esa razón que llegó El Secreto a mi vida. Tenía que comprender que mis resultados de ese momento respondían a pensamientos negativos que me invadían desde algún tiempo atrás.

Cuando uno comienza a ser invadido por pensamientos negativos suele entrar en un círculo vicioso de negatividad quedando en lo que vulgarmente llamamos “mala racha”.

Sólo cuando logramos darnos cuenta y aceptar que ese presente es el producto del Poder del Pensamiento y asumimos nuestra responsabilidad,

sólo entonces, estamos en condiciones de modificar nuestra actitud impactando en nuestro futuro inmediato.

¿Cómo lo hacemos?

Debemos reprogramar nuestra mente para tener una mentalidad correctamente alineada con nuestros deseos, ya sean con respecto a objetivos económicos, afectivos, etc.

En este proceso debemos combatir los paradigmas heredados que nos alejan del éxito, sea en el plano que fuere.

Por ejemplo, es muy frecuente escuchar expresiones como: “esto es sólo para genios”, “si tiene mucho dinero no debe ser honesto”, ´”esto no es para vos”, “no tiene talento para esto”, etc.

Cómo decía Henry Ford, tanto si creemos que es posible cómo si creemos que no es posible algo, en los dos casos estaremos en lo cierto; porque son nuestras creencias las que van dibujando nuestro destino.

Esto indica que debemos dejar esos paradigmas y pensar que es posible aquello que deseamos, para ir a buscarlo.

En este proceso de reprogramación no sólo debo romper viejas creencias, sino que debo adaptarme a los cambios y estar dispuesto a salir de mi zona de confort, que es todo lo conocido, para comenzar la aventura de abordar lo que es más adecuado en lugar de lo que me resulta más cómodo.

La adaptación es la parte del proceso que puede resultar más difícil.

No obstante, es cuestión de aplicación de técnicas que te permitan utilizar tus propios recursos personales para alcanzar lo que deseas.

¡No es para genios!

Aprender a usar el Poder del Pensamiento puede transformarte de una persona ordinaria a una persona que logra lo que se propone, marcando la diferencia entre un aspirante a un desarrollador de un negocio exitoso ó entre un mediocre y quien logra una vida de ensueño.

Si deseas profundizar sobre este tema y conocer el camino para lograrlo, te espero en:

Con gusto responderé a tus inquietudes y recibiré tus comentarios

Espero que te haya resultado interesante

Por tus sueños!

Liliana Pages