Está en la página 1de 11

La excepción de contrato no cumplido o exceptio non adimpleti

contractus es una excepción especial para los contratos bilaterales, que


permite al deudor de una obligación justificar su incumplimiento por la
recíproca inejecución de su contraparte.

Según Maduro Luyando (1987), la excepción non adimpleti contractus


llamada también excepción de incumplimiento, “es la facultad que tiene la
parte de un contrato bilateral a negarse a cumplir sus obligaciones cuando su
contraparte le exige el cumplimiento sin a su vez haber cumplido con su
propia obligación”

¿Cuándo surge?

Surge cuando el acreedor exige el cumplimiento sin haber cumplido


ni ofrecido cumplir su prestación. En este caso el deudor puede, mediante
esta excepción, oponerse y rechazar la acción de cumplimiento, siempre que
se trate del incumplimiento de una obligación básica de los contratantes, por
lo que queda vetada frente obligaciones adicionales o accesorias

En caso que el demandado no alegó que el actor hubiera inejecutado


totalmente el contrato, sino que sólo invocó el incumplimiento parcial,
rigurosamente no debe hablarse de la excepción "non adimpleti contractus",
sino de la "non rite adimpleti contractus"

La excepción de contrato no cumplido adecuadamente (exceptio


non rite adimpleti contractus), es aquella que tiene lugar cuando el
demandante solo ha cumplido su prestación parcialmente o de manera
defectuosa, pudiendo el demandado rehusar el cumplimiento de su
contraprestación hasta que sean rectificados los defectos o cumplidas las
obligaciones íntegramente.

Pongamos un ejemplo: compramos un determinado artículo y


encargamos también su instalación. Si entendemos que el contrato no se ha
cumplido en forma adecuada podríamos rehusar el pago del precio, y una
vez planteada por la otra parte demanda de reclamación, oponernos
invocando:

 La exceptio non adimpleti contractus si no se ha hecho entrega del


objeto comprado o no se ha llevado a cabo la instalación.

 O la exceptio non rite adimpleti contractus, cuando solamente se ha


cumplido en parte o se ha ejecutado la prestación de forma
defectuosa.

Fundamento legal en Venezuela

En La República Bolivariana de Venezuela, su Código Civil lo


prescribe de la siguiente manera:

Finalmente, la excepción non adimpleti contractus tiene su


fundamento legal en el artículo 1168 del Código Civil, el cual establece: “En
los contratos bilaterales, cada con¬tratante puede negarse a ejecutar su
obligación si el otro no ejecuta la suya, a menos que se hayan fijado fechas
diferentes para la ejecución de las dos obligaciones”.
Efectos de la Excepción Non Adimpleti Contractus

La excepción non adimpleti contractus suspende los efectos del


contrato y no lo extingue, lo que la diferencia de la acción resolutoria, que
está dirigida a obtener la terminación del contrato. El contrato objeto de la
excepción queda suspendido hasta que la parte que ha motivado su
oposición cumpla su obligación, con lo que se vuelve a imprimir vida al
contrato.
Sólo por excepción, existe un tipo de contratos en los cuales la excepción
non adimpleti no tiene los efectos suspensivos descritos, sino que los
extingue; ello ocurre en los contratos de tracto sucesivo, en los cuales la
excepción non adimpleti contractus deja insubsistente el contrato durante el
lapso en el cual la parte que provoca su oposición deja de cumplir con su
obligación.

CONDICIONES PARA LA PROCEDENCIA DE LA EXCEPCION DE


CONTRATO NO CUMPLIDO

1. QUE EXISTA INCUMPLIMIENTO DE AMBAS PARTES: ninguna de


las partes ha cumplido con su prestación respectiva; es decir, ambas
están en mora ó ambas han caído en incumplimiento.

2. QUE LAS OBLIGACIONES SEAN CONTEMPORÁNEAS: que se


deban cumplir en el mismo término o fecha, no en fechas diferentes.
(Lo que algunos doctrinarios denominan obligaciones “dando y
dando”). Estando ambas partes en exigibilidad y en grado de
incumplimiento, cada una de ellas se puede negar a cumplir su
prestación por aquello de la reciprocidad de los contratos bilaterales.
3. . QUE NO HAYA CULPA DEL DEMANDADO DEL INCUMPLIMIENTO
DE LA OTRA PARTE: porque si no puede alga una causa extraña no
imputable: “La culpa del acreedor”.

4. Debe tratarse de un contrato bilateral; no procede en los contratos


unilaterales, y se discute su procedencia en los contratos sina-
lagmáticos imperfectos. Para algunos autores, la excepción se aplica
en los contratos sinalagmáticos imperfectos, y citan en su apoyo
algunas disposiciones legales como la del artículo 1702, que acuerda
al mandatario la facultad de retener en garantía las cosas que son
objeto del mandato, hasta que el mandante cumpla con las
obligaciones de reembolso de los gastos efectuados por el
mandatario, de los avances hechos y de los respectivos intereses.
Igualmente, se cita lo dispuesto por el artículo 1774, que acuerda al
depositario el derecho de retención del depósito hasta el pago total de
todo cuanto se le deba en razón del depósito.

5. El incumplimiento debe ser un incumplimiento culposo; en caso


de que el incumplimiento no sea culposo, no habrá aplicación de la
excepción non adimpleti contractus, sino se aplica la teoría de los
riesgos.

6. El incumplimiento que motive la oposición de la excepción debe


ser un incumplimiento de importancia, en el sentido de que no es
suficiente para justificar la excepción el incumplimiento de
obligaciones secundarias de un contrato. Sin embargo, en la doctrina
se ha discutido mucho cuáles de las obligaciones surgidas de un
contrato pueden ser consideradas como principales y cuáles como
secundarias. En principio, se ha adoptado como criterio provisional
aquel que establece que obligaciones principales son aquellas cuyo
incumplimiento sería de tal gravedad que justificaría oponer la
excepción, como las obligaciones que fueron determinantes en el
consentimiento de la otra parte. También se considera como
obligaciones principales aquellas que han sido convenidas
expresamente como tales por las partes y cuyo incumplimiento ha sido
calificado como grave por ellas. En cambio, se considera obligaciones
secundarias aquellas no determinantes del consentimiento de la otra
parte y cuyo incumplimiento no ha sido calificado como tal por ellas.
Por ejemplo, en un contrato de arrendamiento de inmueble, el
incumplimiento de la entrega del inmueble arrendado al arrendatario
por parte del arrendador, da derecho a aquél a oponer la excepción,
porque la obligación de proporcionar el goce y disfrute de la cosa es
determinante del consentimiento del arrendatario. En cambio; el
incumplimiento por parte del arrendador a realizar una reparación
mayor, sería, por lo menos en principio, el incumplimiento de una
obligación secundaria que no autorizaría al arrendatario a suspender
el pago del canon mensual de arrendamiento.

7. Es necesario que las obligaciones surgidas del contrato bilateral


sean de ejecución o cumplimiento simultáneo, que el orden de
cumplimiento sea el ordinario, el dando y dando. Si las obligaciones
de una de las partes están sometidas a algún término o condición, de
modo que su ejecución sólo fuese exigible después de cumplirse esas
modalidades, y las obligaciones de la otra parte fueren de ejecución
inmediata, la parte a quien se le exigiere el cumplimiento no podría
oponer la excepción, pues ésta supone el incumplimiento de la otra
parte y tal incumplimiento no ha podido suceder mientras no se
cumplan las modalidades que hacen exigible la obligación. Por
ejemplo.

Para poder diferenciar la excepción del contrato no cumplido y el


derecho de retención es necesario tener presente la definición de este:

El derecho de retención es aquel que asiste a un determinado sujeto para


que pueda prorrogar la posesión sobre una cosa, con finalidad de garantía.
El derecho de retención en materia civil, es un derecho que consiste en no
devolver una cosa que tenemos en virtud de un contrato, o de cualquier otro
acto jurídico.
Carga de la prueba

Principio del Derecho procesal en virtud del cual se obliga a una de las
partes a probar determinados hechos y circunstancias cuya falta de
acreditación conllevaría una decisión adversa a sus pretensiones. Parte de la
doctrina ha criticado que la carga de la prueba de la excepción de contrato
no cumplido corresponda al deudor porque se le impondría la carga de
probar un hecho negativo, es decir, que el acreedor no ha cumplido o que no
estuvo llano a hacerlo

Tema 23

ACCION RESOLUTORIA

El autor civilista, Maduro Luyando (ob. cit.), parte de la noción de que


la acción resolutoria “es la facultad que tiene una de las partes en un contrato
bilateral, de pedir la terminación del mismo y en consecuencia ser liberada
de su obligación, si la otra parte no cumple a su vez con la suya”. Se
desprende entonces, que la resolución no es más que la terminación de un
contrato bilateral motivada por el incumplimiento culposo de una de las
partes.

Fundamento legal

Su base legal en el artículo 1167 del Código Civil venezolano vigente,


el cual dispone: “En el contrato bilateral, si una de las partes no ejecuta su
obligación, la otra puede a su elección reclamar judicialmente la ejecución
del contrato o la resolución del mismo, con los daños y perjuicios en ambos
casos, si hubiere lugar a ello”.

3. CONDICIONES DE LA ACCIÓN RESOLUTORIA

1. QUE EL CONTRATO SEA BILATERAL: es una norma UNIVERSAL para


todos los contratos bilaterales, lo indiquen las partes o no. Está prohibido
excepcionalmente por la ley en ciertos contratos bilaterales como por
ejemplo en las Rentas Vitalicias. Tampoco se aplica en los contratos
sinalagmáticos imperfectos, los cuales son contratos que nacen
unilaterales, y luego pueden generar obligaciones para la parte que
originalmente no tenía obligaciones, pero que no recíprocas (no están
supeditadas unas a las otras).

3.2. ES NECESARIO QUE LO INTENTE LA PARTE QUE HA


CUMPLIDO: la acción resolutoria es intentada por la parte que cumple con su
prestación, excepcionalmente podrá hacerse aun sin haber cumplido, cuando
la otra parte ha sido la que ha impedido que quien intenta la acción ejecute
su prestación, siempre y cuando esta lo logre demostrar, manifestando con
pruebas que tuvo la disposición de ejecutarla pero la otra parte lo impidió.
Ejemplo: en un contrato de obras, cuando el que contrata es el que va a
poner los materiales, y no lo hace, a pesar de que quien va a hacer la obra
asista múltiples veces a buscar dichos materiales con la disposición de
hacerla.

3.3. QUE EL INCUMPLIMIENTO SEA TOTAL: no se refiere a que se


haya incumplido literalmente todo el contrato, sino que la acción u obligación
principal que genera la reciprocidad se haya incumplido. Ejemplo, en el
arrendamiento cuando no se paga el canon (esta seria la obligación
principal). Sin embargo, puede ocurrir que en el contrato las partes hayan
elevado a principal a todas las cláusulas, ejemplo en el arrendamiento
pueden colocar como principales el no subarrendar, no tener mascotas, no
hacer remodelaciones, etc; entonces el incumplimiento de cualquiera de
estas cláusulas consideradas como principales será total.

3.4. QUE EL INCUMPLIMIENTO SEA CULPOSO: es decir, es decir,


que le sea atribuible a la parte demandada, que no que se deba a una causa
extraña no imputable (caso fortuito, fuerza mayor o la culpa del acreedor).

3.5. LA RESOLUCIÓN DE LOS CONTRATOS REQUIERE LA


INTERVENCIÓN JUDICIAL: es decir, que la resolución de los contratos la
acuerda un Juez; así como las consecuencias que de ello devienen.

4. EFECTOS DE LA ACCIÓN RESOLUTORIA

A. efectos liberatorios: al ser declarado resuelto el contrato se extinguen


todas las obligaciones nacidas del mismo: se considera terminado no
desde el momento en que se declara la resolución sino como si jamás
hubiese existido volviendo las partes a la misma situación a la que
estaban antes de contratar.

B. Efectos restitutorios: al extinguirse las obligaciones, las parte s


deberán restituirse mutuamente todas las prestaciones que hubieren
cumplido

C. Daños y perjuicios: La parte cuyo incumplimiento culposo da motivo a


la resolución queda obligada a la indemnización de los daños y
perjuicios que la resolución cause a la parte accionante
D. En los contratos de ejecución sucesiva, existe una excepción, se
exigirá una Acción de Cumplimiento por las obligaciones insolutas que
ya se acusaron, y de allí en adelante la Acción Resolutoria del
contrato, para dejarlo sin efecto futuro.

Clausula resolutoria expresa

Al celebrarse un contrato se
pueden presentar una serie de situaciones o actos posteriores como el
incumplimiento de las estipulaciones o cláusulas que contienen
las prestaciones a que se obligaron las partes contratantes. Frent
e al incumplimiento de éstas, la parte afectada tiene la potestad
de resolver el contrato mediante la figura de “la resolución” a fin de dar por
terminado éste y apartarse del mismo.

Dentro de las modalidades resolutorias encontramos a la resolu


ción por “cláusula resolutiva expresa” es a aquella estipulación explícita
de un contrato, mediante la cual se acuerda que el contrato podrá resolverse
automáticamente en caso una de las partes no ejecute alguna de las
prestaciones a su cargo establecida así con toda precisión, siempre que la
parte acreedora de dicho remedio contractual deduzca el mismo.

En qué consiste esta clausula

“En caso de incumplimiento de cualquiera de las obligaciones del


contrato se tendrá resuelto de pleno derecho el contrato, sin intervención
judicial, con derecho a cobrar daños y perjuicios, etc.” Pero resulta, que si
bien es cierto que la cláusula de Resolución de Pleno derecho se puede
aplicar y establecer, ella no va a tener efecto sino cuando lo declara el
tribunal; debe probarse el incumplimiento en un proceso judicial, la diferencia
será que los efectos de la Resolución serán desde el momento del
incumplimiento, no desde que se dicte la sentencia.

También podría gustarte