Está en la página 1de 12

EVALUACIÓN DE LA CONDUCTA

A TRAVÉS DE MÉTODOS
DE ENTREVISTA

I Entrevista de evaluación clínica compara- I Evaluación de la entrevista


da con una conversación
I Segunda entrevista
I Ent¡evista de evaluación clínica compara-
da con ent¡evista no clínica f Entrevista posevaluación con el niño

I Ventajas y desventajas de la entrevista I Entrevista posevaluación con los padres

I Entrevista como intercambio de informa- I Entrevistas clín¡cas estructuradas


ción I Entrevistas transétnicas, transculturales y
I Habilidades para la entrevista transclase

I Estrategias para la entrev¡sta I Otras conside¡aciones relacionadas con la


entrevista
I Perspectiva general de dive¡sos tipos de
entrevista f Confiabilidad y validez de la entrevista

¡ Entrev¡sta inicial: consideraciones genera- I Confidencialidad del mate¡ial de entrevista


'les y de los hallazgos de evaluación
I Entrev¡sta inicial con niños I Entrevista de evaluación clínica compara-
da con la entrevista ps¡coterapéutica
I Entrevista inicial con padres
I Evaluación de sus propias técnicas de en-
I Entrevista inicial con maestros trevista-
I Entrevista inicial con la familia (o maes- I Perspectiva general de Korchin acerca de
tro/niño) en conjunto la entrevista de evaluación
I Cierre de la entrevista inicial f Resumen
EVALUACIÓN DE LA CONDUCTA
A TRAVÉS DE MÉTODOS
DE ENTREVISTA

CAPITULO 16

Ona pregunta formulada correctamente' ya


tiene la mitad de la resPuesta.
C. G. J. JACOBI
(Jna respuesta es, de manera invariable, la
madre de una gran familia de nuevas Pre-
guntas.
JOHN STEINBE,CK

Observa lo que un hombrehace; escucha lo


que dice; cómo entonces Puedes no saber lo
que es.
ATR]BAIDO A CONFACIO

I obj eti vo de Ia enkev ista de evaluac ión clinic¿ obtener rma imagen significativa del niño y a decidir
s imila¡ al de ottoe frocedimienros de evaft¡aciórr obte- con respecto a las intervenciones apropiadas. La en-
=
-r i¡formación relevante, vrilida y confiable. Aderrub, úevista de evaluación clinica requiere tm conoci-
-: ¿ntevista puede ptoporcionar un conocimiefito miento completo de la amplia diversidad de principios
::¡ñmdo ace¡ca de la personalidad, ternperamento y psicológicos que se obtienen de Ia teoría de la per-
- :. io de vida del entrev¡stado. La información que se son¿lidad, psicopatología, bases biológicas de la
- Lene de la entrevista, utilizada en conjrmto con conducta, dinámica familiar y comunicación interper-
- ::e resultados de evaluación, ayuda al evaluador a sonal. Estos principios le perrnitinin evaluar sistemá-

489
490 . Evah&ción ütfantil (Capítula 16)

ticamente los contenidos verbales y no verbales de la En contEste, úia cc,¡rversacic¡:r ordi¡u¡ia es más es- - : -.:_:
- -l
entrevista. ponkínea, fnenos fornal y menos estruch:tada; puede ', -- ':!:
Este capihrlo discute primero los cornponentes tener, si acaso, pocas de las caracterGticas que se
básicos de la ent¡evista, sus ventajas y desvenfajas las asocian con las enhevistas formales. En esencia, la l.: l: a
--3il
habilidades y estrategias r¡ecesa¡ias para realizarla. principal diferencia efitre la enftevista y la conve¡sa- -¿: -:11-L-t=
Despues, ptoporciona r¡n anrilisis detall¿do de las ción es que la primera implica una interacción inter-
enftevistas i¡ticial y de posevaluacion, enfocándose en peNonal que tiene rm p¡opósito acE)tado de marieB
niños, padre,s y maestros. Concluye con r¡na conside- mutua, conrcles forrnales, definidos clararnente, y un
ración acerca de la confiabilidad y validez de la entÍe- conjun¿o de noÍnas que gobiefDfr la ifiteracciórl.
vista, la confidencialidad del rnaterial de la misÍ¡a y Se satisfacen diversos propósitos con la enhe-
1¿ m¿¡rera de evaluar sus propias tecnicas de enÚevis- vista de evaluación clínica. Éstos incluyen establecer
ta. Destr ues de que r¡sted haya terminado de treer este corrtiarlE;ay rapport, obtefDr irformacionacerca de la
capÍh¡lo, le serán evider¡les los ptincipales compo- conducta y actiU,rdes que ¡¿ subyacen y proporcior¡ar
nentes de la errÍevista de evaft¡ación clínic¿. Sin información acerca de las ir¡stituciones o servicios.
embargo, se Íequerirá considefable entrenamiento La informacior que se obtiene debe setr pragmática
y experiencia supervisada a fin de dominar este tipo para ayudar al niño, padres, maestros u ohos profesio-
de enkevista. nales. Cqno entsevistado, se debe pugnar por h¡cer
que la brhqueda de la com¡nensión sea un esfuerzo de
colaboración hacia wra meta en comifL "l - -
-a

- -:: d
.
La entevista de evafuación elinica, aunque es similat , :-:i
-
a wm convers¿ción ordinaJia, difiere en algunos as-
pectos finrdamentales (Kadushir¡ 1983). Las habilidades que se requieren para las entf,evistas
de evat¡¿cion clínica son similares, de muchas mane-
l. La enÚevista de evaluacic,n clínica tiene rm ras, a aquellas que se necesitanpata las entrevistas no
ProPós¡r,o definido. clinicas, como las encuestas de investigación- Exis-
2. El ettrevistador asr¡me la responsabilidad de te4 sin embargo, algr:nas difercncias in¡portantes en-
dirigir la interacción y elegir el contenido. tre los dos tilrc de erikevistas. Por lo gefrenl, defitro - a: -- :- -:l
3. No existe rm¿ relación reciproc¿ e¡tre el en- de la encuesta de investigacior¡ el entrevistador inicia
tevistadory entrevistado: el primeropregrmta la entrevista, mientras que se alienta a los enEevista-
y el segundo resporde.
dos a limitarsus tespuestas ante pre$¡ntas eq)ecífic¿s
4. I-a conducta del errtrevistador es planeada y
presentadas por el entrevistador. Ademí.s, las corse
organizada.
cuefrcias de la efiüEvista de encuest¿ de investigación
5. Pot lo general, el entrevistador esLi obligado
son minfDas para el errtrevistado (Carnrell y Kalr4
aceptar las peticiones del entevistado de que
a
I 968). Los asuntos en las entrevistas no clinicas estirL
la enkevista se realice en algmos lugares es- ---
por lo general, bien enfocados y se centran en opinio- .-
pecÍficos (por ejernplo, escuelas) y en ciertas --1
nes acef,ca de terDas pa¡ticulafes. En contraste, en las : i :-: a' f
oc¿siones, niños y padras están obligados a
asistir a r¡na enkevist¿. evaluaciofres clÍnicas, el entrevistado (o Ia familia, pcr -cla
i-:=i!
6. La entrevista requierc atencion constante ha- ejemPlo) fteauentemenre inicia Ia errtrevista, motiva-
cia Ia inreracc ión. do porun deseo de alivia¡ sr¡s sinüomas o 1rcr el deseo - : '.-_- -a'
-:- :::f
7. Por lo gerreral, la entrevista es r]lta feunión de cambio. Sin importar quián lás inicie, las entrevis- -:-:
_=:-:--t:.:,.=
dispuesta de maner¿ fornal, tas de evaLucior clínica tie¡¡en consecuercias sigm- '- -:- -:air¡
8. No se evitan los hechos y sentimientos desa- ficativas pora el entrevistado; ya fJr¡e se Ie alienta a :i :
-11
gradables. Se pone mayor importancia en ha- proporcidur rcE)uestas ptoftnrdas er¡focadas en ex- -- -.- - -
=:-_i
cer explícito aquello que podrla dejalso sin periefrcias y cürductas persorales. F-:- . :-: :u
merrciona¡ en una conversación ordinaria y la Aderruís, en las enlrevistas de evaluación clíni-
intemcción en si puede volverse el foco de c¿, la r¿zón aparente para la €ntrevista, que con fie- Er----.l- : i -'A
la discr¡sión cue¡ria se denomina motivo de referencia, puede ser :1{::-_
(Capín¿lo 16)
Evaluación de la condtcta a través de m¿todos de entreyista . 491

¡rdina¡ia es ¡ruis es- lo menos imlrortante. Tal vez los problemas sean
esñrcrurada; puede mucho nr,ís complejos de lo que reconoce la fuente de
E-¿.Eristicas que se ¡eferencia. l,os motivos de refe¡encia son 1os ,.bole-
a*. En esencia, la tos" de er¡trada a la clínica, pueden sügir a{ecúos
r''
-.ra ) la conversa- rnis importanfes que ñeces iten atenderse. Asl, la id€n-
¡e rrrsracción inter- tifcación de Ia principal área problema se vuelve el La ent¡evista fepresenla un €ncuefifro inúerpasonal efi
a-¡lado de manera ¡oco c¿ntral de la enhevist¿ de evaluaciór clínica. el qr¡e existe rm ifrtercámbio de informacion A pesar
de que es un proceso bidireccional, el propósito cen-
dos c ).aramente, y un
tral de 1a primera entevista consiste en que el entre
n la i¡rteracc ión vistador rerirra informacion relevarrte y válida acerca
¡ósitos con la entre
del entrevistado. Una de las principjes metas de Ia
r incluyen establecer
entrevista posevaluación consiste en que el enüevis-
n:nación acerc¿ de la tadof presente e interprete información y discuta 1as
acen y ¡noporcionar recomendaciones. f,a meta como ef¡hevistador con-
uciones o se¡vicios. siste en facilita¡ el flujo de inform¿ción. A fin de
Jebe ser pragmrítica --¿ entrevista tiene divefsas ventajas notables como comrmicáfse de manera clata, el enhevistador debe
tos u otros profesio- modif¡car $§ patories habiniiiles de conversac ió4 asi
a¡ocedimieffo de evaluación @deibrock y Costello,
be pugnar por hacer i988; Gorderq 1975;Greslum, 1984). permite que el como desa¡rollarhabilidades y estrategias apfopiadas
n se¿ u¡r esfuerzo de :¡tevistado¡ motive aI enfrevistado a propc,rcionar de enEevist¿- Asegurar que el eflt¡evistado ;ciba
:oml¡¡t- :tbrmación precisa y completa; que sea fleiible en el comrmicación claaa, relevante y significativa por pa¡
: :estior¡amiento del efltrevistado, ¡esuelva las ¡es- te del entrevistador, incrementa la probabilidal de
: uestas ambiguas, aclare malos entendidoe, docu- recibir info¡maci ón clara, relevante y válida a cambio.
lente el contexto y cronicidad de las conductas I¡s cualidades micas de cada wro de los entre-
vistados requieren que el entrevistado¡ sea flexible en
-oblema del efihevistado; obtenga la cronologia y su procedimiento. Tendrzi que utilizarse buen criterio
i.-Ltecedentes de los eventos; evalúe la validez de la
para decidir cu.inta información puede obtenerse du-
--Jomación mediarite la observación sim¡:ltánea de rante cada entrev¡sta y ctrándo es necesario programar
:.¡nductas vetbales y no verbales del entrevistado;
entrev istas subsecuen¿es.
:¡nozca las creencias, valores y expectativas que los
. para las entrev¡stas :d¡es (u otros adultos) sostienen con ¡eE)ecto a la
:s ,de muchas mane- ::nducta de sus hijos y evalúe la rcceptividad del
lIa las efittev istas no .:ru:evistado a va¡ias estrategias de intemención y su
investigación. Exis- ::seo de seguir las recomendaciones. I-a ent¡evista es
cias importarrtes en- --. procedimiento flexible de evaluación que puede
or 1o general, dentro ::tgirse de modo que se persig¿¡ indicios utiles o C¡¡ando se rerinen por primera vez efitrevistadot y
I ent¡ev istador inicia : -ede ca¡nbia¡ el foco de atención seglil se requiera. entrevistado, el primero se foi¡rurá inpresiones ini-
nta a los entrevista- :- entevistador debe guiarse por las respuestas ver- ciales acerca del segunCo. A medida que la efitrevista
regmtas eE)ecífic¿s ,
-es y La conducta no verbal del enaevistado, como avarza, se fomrarán otras impresiones y las originales
Además, Ias corse- , - posh.¡fa, ademaries, expresiones faciales e inflexión se modifica¡án por e1 ir y venir de la interacción. Es
sta de investigación :: la voz. La entrevista puede ser el rirrico medio impc'rt¿¡te atender a los posibles signos de psicopa-
o (Carmell y Kalu¡ : r.cto de obtene¡ infomación de ciertos niños o pa- tologia (que se discuten más adelante en este capitu-
t¿s no clinicas esLfuL en pa¡ticula¡, aquellos que son a¡nlfabetas o Io), al igual que los signos de capacidad y fortaleza.
=es, Aderruís, se debe esta¡ alerta a los sentimienúos que el
ie ceritran en opinio- ..-'rJ¡ gravemente deprimidos y aquellos que no tienen
de infornación entrevistado prcduce en el entrevis¿ador, como: corn-
En cofrtrasle, en las -
=eos ¡rroporciorur a través de cu¿I-
, :rer otro medio de evah¡ación. pasiór¡ pena, atracciórr, iritación o incomodidad, a
ado (o la familia, pc,r
La entrevista también tiene ciefas desventajas fin de determir¡,ar cómo rcgular el paso de la enkevista
r entrevista, motiva- y obtener cierta apreciación de la manem en que el
: :1o herarnienta de evaluación. Su confiabilidaá y
to¡n¿s o por el deseo
rrdez son dificiles de establecer. Los entrevistadoi entrevistado afecta a otros. A modo de que forme
; inicie, las entrevis-
' -:den proporcionar información imprecisa. Tam- impresiones precisas, e1 enftevistador debe ser r¡n
nrsecuencias sigru-
: :¡r son sucE tibles a las sugerencias sutiles ininten- observador y escucha hábil.
L qrr se le alienta a
: : radas, que el entrevistado¡ envia y que pueden
as e¡rfocadas en ex- : :::-.luci¡los
:-.luci¡los a disto¡siof¡ár: pujen pre -
r:espuestás. zuj"npr.-
d isto¡s iof¡ár: sus r:espuestás
s. :.:.--rzrse prejuicios, en pafticula¡
particular en en entreviltas ESC(ICHAR
de evaluación clíni- ,-.:sculurales. Éstos y otÁs ripos de dificulr¿des se
rvista, que con fte- r--,.:z¿n de ma¡rera rrrÁ amplia hacia el final de este
Mucho del arte de la entevista reside en la capacidad
eferenciarpuede ser :¿--in¡lo.
para escuchar de manera creativa y errpática y son-
492 . Evaluación infantil
(Capítulo 16)

dear luibilnenre debajo de la superficie de la comrni-


. espontaneidad (por ejemplo, espondneo o
caciorr- La capacidad Para €scuchar es el factor clave precavido)
de la enEevista @enjami4 1981). Ser un buen escu- . tienqo de ¡eacción (por ejemplo, nipido o : :l:
=l
cha implica estar libe de prcocupaciones y trnestade lento) . ::: -:a:
toda la aterción al entrevistado. Un buen escucha está . relevancia de la Producción del discurso (»r
atento no sólo a qué se dice, sino t¿mbién a cómo se ejerrrplo, relevarrte o irrele,vante)
dice: el torio, exPresiones, ademanes del entrevist¿do, . mar¡er¿ de hablar (por ejemplo, pedanté, for-
y a las Pautas fisiologicas, como dibtaciorr de la mal o relajada, o dernasiado familiar)
pq)ila, t€mblofes y sonrojamiento. Un brrn escrrcha o desviaciones notables en el discurso (ror
tarnbien se percata de lo que no se dice: sentimieritos ejanplo, rcologisrnos, ecolalia, asociaciones }BSER\ ACIC
o hechos que se ocult¡n detnG de lo dicho. Esto por sonido o ensalada de palabras) 7ER SO.\-d
requiere el r¡so del "oído interno" lo mismo que del . olganización del discurso (por ejemplo, orga-
extemo. nizado o desotganizado)
La bwna capacidad para escuchar requiere qr.rc o vocabulario (Por ejetrnPlo,limitado o extenso)
el entrevist¡do esté atento no sólo al €ntrevistado, . dicción (Por ejemplo, deficiente o clara)
si¡ro t¡¡nbien a si misrrrq. A medida que se desarrolla ¡ calidad de la voz (por ejemplo, ¿isPra,lonca,
Ia enhevista, se dcbe esta¡ concierite de las Propias hipemasal, hiporusal)
necesidades, valores y notmas. Se debe evaluar de qué o y fluidez (por ejemplo, repeticiones, revisio-
ma¡efa estos elementos pueden afectar las técnicas de nes, frases incompletas, palabms a medias,
entrevista y las hipótesis que se desarollan acerca sonidos prolongados)
del entrevistado. ¿El errtrevistado teconoce la mane-
ra err que sus propias nc'rñas afectan 16 tilros de Cuando ocr¡rten desviaciones en voz o discutso, in- }:TE GRAC lOI
iücios que tealiza? Por ejenplo, ¿piersa qr¡e es Per- tente enconh'ar la razon- Algr.mas desviaciones, como
inisible que su erraevistado adolescente sea flojo por- omisión de sonidos (decir ta, por esti), sr§titución -tad o de áni
que usted lo ñre a los 12 a.ños de edad? ("¿Por qué sus de sonidos (decir "cactas" Por'captas") o distosión de
pudr"" ,,o ¡rueden ser como los mlos y dejarlo en sonidos, sugieren rn trastomo de en¡riciacion Otras
paz?") ¿Es capaz de detetminar la base para sus hipó- desviaciones, como decir "clan" por "pan" o "rata" por
Lsis? Pór ejemplo, ¿su hiPótes is es que el eneevist¿do
"bata-, pueden indicar dificultades par¿ distinguir
oculta ciertos hechos acerca de un problema, con base
-cr¡ando sonidos. ¿Las desviaciones ocrrren con ur¡ corrtenido
en lo que él dijo, la mana-a en que rniraba lo
en particular? ¿Reflejan dificultades sensoriales o u¡t
dij o, el modo como reaccic,nó aflte sr§ Pregr¡ntas o ur¡a
posible daño cerehral? ¿Indican ar»iedad o falta de I-: >: : :a!:- i
combir¡ación de todo esto? ¿EsLi usted conscíente de
atencion? La interpretaciónprecisa de tales conductas
slls propias cofrumicaciones? ("¿Pof que estoy ha-
es rn elemento esericial de l¿ buern entrevista. :€--:.: r'-::- --a
bhrdo áe ma¡rera ¡n is ápida con este eflfrevistado?')
Estar a ta,no consus proPios pef§amientos, sefrtimien-
tos y accion€s y aPrerder la mmera de lidia¡ con ellos ::-- - i ::. :
aprópiadamerrte dr¡ta¡rte Ia entrevista, son Ia clave OBSERVACIóN DE CONDqCTAS
para convertirse en r¡n entrevistador comp€tente. NO VERBALES

El ent¡evistador debe obsewar la amplia diversidad


OBSERVACIóN DE LA VOZ de conductas no verbales del enftevistado y estal:
Y DEL DISCURSO alerta arrte los cambios. Se pueden describir cr¡at¡o
categc,rias generales de conducta no verbal:
Durante Ia €rrEevista, observe Ia voz y discruso del
enh'evistado, incluyendo lo siguiente (confrontar o conducla motora (mafierismos , nivel de

Nay, 1979): coordinación y de actividad; por ejemplo, hi-


peractividad, hipoactividad, tics, sacudidas,
r sonoridad o inter¡sidad del discurso (por ejern- ternblores, torpzz, agitzción" caminar de r¡n
plo, excesivaÍ¡ente fuel,te o suave, mofrótolp) lado a otto, gesticulació4 tituales, iutoes-
. tono de voz @or ejemplo, darusiado bajo o timulación, movimiento de mecetse, movi-
alto, monótono) miento esteteotiPado)
. velocidad del discurso (por ejemplo, irnrsual- posüra y calnbiG en el misrno sentido (por
menle lenta o ápida, monótona, esPasmó- ejemplo, postura desgarbada, relajada, rÍgida,
dica) tensa, encofitada, erecta, fecli¡ada)
facilidad del discurso (por ejemplo, dudas o expresiorcs faciales y su cr.ralidad apoPiada \u ]:: . j
bloqueos) en el corrtenido de Ia e¡trevista (Por ejemPlo,
Evalaación de la conducta a fiavés de métodos de entrevbta ' 493

É.:::.::.:::-aa: alerta, inexpresivo, imperurrbable, ceñudo, avarza. Ob*rve lo a¡nopiado del afecto del entrevis-
sonriente, pelplejo, arsioso, enojado, angus- tado hacia el co¡:te¡rido y los temas que se asocian con
f:1:. -p,:i-' : tiado, aiste) este, ¿I-as expresiories faciales son corcistentes cori la
r contacto visual (de ningrmo a continuo) conr¡:ric¿cion? Obserr¡e los matices en movimientos y
j¿- i:=;r¡-=o , ¡.--: postua coryorales. ¿QrÉ sugieren los movimientos
Y;: -{lgrmos significados posibles de los diversos tiPos de cofpor¿-les del entrevistado @or ejenplo, tarsión o
Fr: :.ia¡t¿. fc:' conducta no verbal se muestrafi en el cuadto 16- 1. rel¿jacion)?
fI:-,:¡ l

e1 ,i;sir.uso ¡¡r;: Dcgarrollo fisico y ncurológlco


ali a- ;r-l-.oc iac i ore-'
OBSERVACTÓN DE LA APARIENCIA
Iabr¿s) PERSONAL I-a observación de l¿ poshrra, modo de anda¡, coordi-
»or ejemplo, org: nacidrmotora firra y gmesa, discurso, y calidad y tono
irjese en Ia ropa, estilo de cabello y limPieza del de la voz del entrevistado le propc,rciomni informa-
mitado o e¡-te¡r.c
:¡itrevistado. ¿La vestimenta del entrevistado es lim- ció¡r acetca del desa¡pllo fisico y ner:rológico. Al
ente o clar¿) observar l¿ coriduct¿ motora, se debe estar Palticu-
rcne :ia, desaliñada, h,arapie¡ta o sucia? Al presta¡ aten-
io, áspera, la¡mente alerta a las posibles causas de cualquier
:ión cuidadosa a la apariencia fuica pueden obtenerce
anormalidad, incluyetdo 1os efectos secrmdarios de
eticiones, revisic :laves ace¡ca de la actitud del enhevistado hacia si
medicamerúos; tambiér¡ si existen problemas moto-
rlabras a medies isrno y hacia el gnrpo al que petenece o emula.
rcs, coÍsid€re su frecr¡eficia y las rcacciones del en-
hevistado hacia ellc. Asimismo, este at€rüo hacia
cualquier problama visual o auditivo (véase capíh¡lo
oz o discr¡l§o, ul- IIJTEGRACTóN DE LAS OBSERVACTONES 5 pa:a wta lista de signos). Las claves del desa¡rollo
com¡ fbico, en particular con niños tambiérL Pr¡eden obte-
=viaciones,
está), sustituciói Estado de ánimo nelse mediante la observacion de la alu¡ta, peso, tono
s") o distorsión oe de Ia piel y apariercia general del entevistado.
nr¡¡rc iación. Otr:¡: -a-nto las sugercncias verbale,s como las no verüales
'pan" o "rata" F
-:ueden uti-liza¡se para formarse impresiones acerca
:s pa.ra distingui: :el estado de ánimo y tono emocicnal general del
r con un contelr;a
:s sensoriales o !a-
--t¡evistado. ¿El tono es congruente con el contefri-
::? Por ejemplo, ¿el entrevistado parece deprimido,
nsiedad o falta óe .:=ioso o enojado, pero da req)uestas que sugieren
de tales conducta: :ra falta de pfeocupacion actrca de los ptoblenras que Subyace e a tode estrategia exitosa de ef,rtrevista se
a e revista. :<rturbafían, de maner¿ rruís pfoñ¡nda, a otras peiso- encr¡enta el intento por ccmrnicarse con claridad y
.-? Note el nivel de actividad del entrevistado y los por com{rfendef los mcrsajes del enttevistado, Las
:imbios en el misrno a medida que la enÚevist¿ estralegias de entrevista que se cubren en esta sección,
TAS

Cuadro l6-1. Ejemploa del signif¡cado de la conducta no ve¡bal


anplia diversi&:
r¡evistado Y esÉ: Conduct, no verbal Signilicado posible
n describi¡ cuac=
o verbal: . Contacto visual directo Disposición ó deseo de tener comunicación interpe¡sonal,
alención
: \firar o fija¡ la vista en una peisona u objeto Desaño conftont livo, preocupacioq pcible ¡igidez o arsiedad
rismos, nivel d: : -\pretar los labios (fruncidos) Rdréq determinación, enojo, hodilidad
J: por ejemplo, 1-r - : Sacudi! la cabeza de izquierda a derecba Desacuerdo, des¿p¡obaciórl desc¡édito
J. tics, sacudida= : ?ostura desgarbada en la silla, en dirección opuesta al T¡idez¿" desaliento, lesistencia a la discusión
ór¡ caminar de r- entrev iladol
,ritua1es, iutoes- : Va¡os temblo¡osas, ne¡viosismo Arciedad, enojo
e mecefse, mo\ i_
- Golpear con los pies Impaciencia, ansiedad
i \lu¡mura¡ Dificültad pa¡a revela¡ malerial
úsmo sentido (p: ; Sllencio Renuencia a hablar, preocupación

ia, rcla1ada, rigid:-


- \lanos húmedas, respiúción superficial, dilatación de la Temor, sobresalto
-positivo
(emoción, interés) o fiegativo
pupila, palidez, sonrojarniento, irritación en el cuello (ansiedad, vergüenza), intoxicación por drcgas
rl i¡rada I

:uatldad apropiaC: ' .c : lstos significados pu¿dcn no ajustaEc a todos Io§ gnrpos subculturalss.
t s :: ;,.:r ej emplc ; -,= t e : Adaptado d€ Comior y Cormicr ( 1C79).
49 4. E| a luació t1 ütfant il (Capítub 16)

se aplica-n a Jas entrev istas de


evat¡ación clínicas tanto üanejo de la anciedad Cr
de niños como de adultos. (A fin de evah¡ar a los
niños, tarnbién se necesitará entrevistar a adultos, en Muchos entrevistados expefim€ntan ansiedad apfe-
particula¡, a padres y maes&os para obt€rier infoÍr¡¡r- ciable y necesitarán que se les tanquilice. I-os niños
ción ace¡c¿ de dichos niños.) Con frecuencia se pre- mayores pueden pfeglmta¡se 4r! pasarri con ellos
sentá-¡r sugereñcias prácticas, pero sóIo tienen la como resultado de la evahacióru Los padres pueden le;:e: ::.:r:
i¡Ltención de ilusaar algunos de los muchos medios estar af¡siosos de sabe¡ más acerc¿ de1 poblenu del I E:.:-:::::-
posibles de manejar el proceso de entrevista. En Ia niño y qué se puede hacer conello. La arsiedad puede
ultima parte del capÍtulo se describen estrategias adi- exptesalse a. traves de modalidades vettales, fio ver-
cior¡ales de entrevista que se enfocan de maner¿ más bales o ambas- Los indicadores vertales de a¡siedad a,'leai= :¡=i-
directa an la evaluación de niños y en modos esl»cl- ircluyan cotecciotres de oraciones, deüces, rcpe-
ficos de identifica¡ áreas pfoblerná. ticiones, tartamudeo, sotridos molestos o incoheien-
tes, omisiones y uso &ecuefite de muletillas como ::a:.:-a.i :: :
'este". I.os indic¿dores no verbales incluyen sudo¡
ternblor, ¡¡erviosis¡no, intranquilidad, a¡a:etar las ma-
ESTABLECI'UTIENT O DEL RAP P ORT
nos, efrogese, &r¡¡rci¡ el ceño y someir de manera
forzada.
El éxito de una efrtrevistá, como de cualquier oto C\:ando usted note que la ar¡siedad del enfteyis-
procedimiento de evaluación, depende del estableci- tado interfiere con el rapport, alie¡trlo a¡r:bla¡ de ello.
miertto del rappon con el entrevistado. El rappon se Algrmas,guias posibles son las siguientes (StevensofL
basa en la confianz a, respeto y aceptación mutuos. El 1974): "Hay algo que te hace diflcil habl¿r acerca de
enÚevist¿dor tiene la reqronsabilidad de hacer que este asufrto, ¿podrÍas decirme qué es?" o'¿Tie¡res
eI entrevistado pafticilre y 1o vea ccno ü¡a p€rsona miedo de 1o que pueda ¡rensar acerca de d?" Cuardo
que lo puede ayuda¡ y que es digfla de confiaÍza- Su todo falla y los enlrevistados artr ¡nesrrtan tesisten-
meta cofsiste eñ cfeaf úia athósf€r:a cálida y de acep- cia" puede s€r necesafio señala¡, de Íiafrfa añable,
tación de modo que los entrevistados se sientafl com- su tesporsabilidad como entrevistados; "Tenemos
prendidos y a salvo y comiencen a commica¡se de que tabajar juntos; no podemos lograr mrrcho a me-
manera abi erta y sin úemor a que se lesjuzgue o critique . nos de que me hables ¡ruis acerca de d." Al prcstlr
El establecimiento del rappo rt se ptede factlitar atención a la posible angusüa del €ntrevistado, se le
al maffenenm contacto visual aptopiado, most¡atrfl¿ puede ayudar a expeimenta¡ 1o que puede ser rma
posh¡ra nab.¡ral, relajada y de atención; habla¡ de rclación terapéutica. Este conocímiento s€rvirá des-
nranera lenta y cla.fa, calrnacla, llarn, amisúosa y acep- pues como r¡rr valioso prrrrto de inicio para las inter-
tanúe; utiliza¡ rm tono crilido y expresivo; abordar las v€ficiorrs tefapéuticas, si es que son necesarias. l U.PLEO DT
comrmicac iones del enl¡ev ista do de manera no juzga -
dota y hacer que la etft€vist¿ sea rrtta efrqrresa con- Facilitación de la comunicación
¡rit¡- Las respuestas verüales del er¡frevistador deben
tofruf en cu€f,rta no sólo los comcrrta¡ios de1 entevis- Divetsc factores ¡nrden irihibir o facilitar la comu- i
nic¿cionenla entevista (cuadro 16-2). Es importaÍIe :¡==--¡;- =.
tado, süro tarnbiár su corducta verüal y no vaüal. No
debe interrurnpirse al entrevistado a menos de que sea estar al€f,ta a estos factores, debido a que se puede
necesado. t€ner cierto contfol sob¡e muchos de ellos dr¡rante la - :rT -r:r-=r
€ntrevista. La meta consiste efl tnta¡ de minimi zar los a-
inhibidoes y maximizar los facilitadorcs de la comu-
Demogtración de interés
nicaciofl-
_¡a-r:É: -:
Est¿r intensado en la información que propc,rciorwr
los entrevistados es crucial para el establecimiento del (ISO DE T.¡\ ESPONTANEIDAD NATqRAL
rapport. Es¡¡,s necesitáfr seftir que el entrevistador DEL ENTREVIATADO
desea comprender la manera en que ellos ven al
I C-r-1r-r3
mrmdo; que aprecia $§ experiericias; comparte su En las fases iniciales de la entrevista, se debe p€ñniti¡
:E- ai.'-=f
ILrha por recordar, organizat y ex¡nesarsus expetien- que la espcrtaneidad rah¡ral del erúrevistado modete
cias; alrrecia sr¡s dificultades para discutif asw¡tos €1 paso. Al$Íros err&evistados pueden funudar al
per:onales v desea reflejar de maner¿ precisa sus : r:-ú -E:o]
entrevistador con sus sentimientos y ¡neocupaciones
opiniones. sentimientos y creencias (Gorden, 1975). rruis pr,ofundos hasta casi abfurfl¿¡lo.' Cuando esto
L¿s decla¡aciones que demuestral interes, compref¡- ocr:rre, puede ser que el efitreyistadot no pueda recof-
:-. s: i
sión- empana. sensibiLdad, aptecio y rcconocimiento dar todo 1o que se ha dicho y tenga que lealiza¡ r¡na --
:f--=, f a
deben accrnpa-ña:se de conduct¿s no verbales apro- anotación fiental o escrita de los asuntos que desea
piadas. fetomáf.
Evalaación dc la condtcm a tavés de métodos de entrevista 495
'

cuadro 16-2. Factores que inh¡ben o facilltan la comunlcación en la entreü§ta


!-- :--i.a:- ::-: Inhibidores de l¡ comunicación FacilitadorÉs de la comunicación
B.-- -: -.r.. :--.:..
r;'-:-:.:'::-:-:_; 1. Demandas apremiafltes de tiempo -el ent¡evistado se sien- I. Cumplimiento de expectativa§ -el ertrevi$ado intenta¡á
¡i..< ::::a: : 'E:aa te presionado debido a otros compromisos confármarse a las expectativas del entlevidador comuni-
¿- ::- :-: -::- :. 2. R iquetación entlevistado cree que una ¡esPuesta cadas a través de medios verbales y no verbales
-el datle recoÍtoci-
puede ser inapropiada 2. Reconocimiento
-el entrevidador ifitenta
miento since¡o al ent¡evilado (aEobación' alabanza. res-
s ', E¡teies. ¡¡ . t¡auma expe¡imenta dolor al rev iv ir sent i-
=
3 .
-el ent¡evistado
mientos desagradables asociado§ corr una experiencia crítica peto) cuá¡do exista una oportunidad apropiada
rtales de a¡sle:i del e revistado de ser
ent¡evistado es inca¡raz de reco¡da¡ ciefla i¡fo¡- 3. Ñecesidad de guia
es, deslices. e:+
.{ . Olvido
-el -la necesidad
gui¿do puede motivárlo a proporcionar información
estos o i¡rcol¡e:--- mación
de que
e muletill3i :::--
5. Confusión cronológica
-el entrevidado
conñ¡nde el orden +. Óomprensión empáica
-el deseo del e¡rtrevi$ado
cronológico de sus experiencias se h;omprenda y de tener a alSuier¡ que lo escuche puede
es inclur en .;i:: proPorciona i¡Jor- faailita¡ É entrevida, en palicular cuando la actitud empá-
ad. apretar ias
ó. Confusión infere¡rcial
-el entlevistado tica del e ¡evislador se dirige a los objetivos de la enbe-
=--: mación imprecisa y confusa porque ha hecho inferencias
sotue1¡ de nú-r-3- incorectas visa
l. Conducta preconsciente entrevistado no está cons- 5. Cala¡sis nec¿sidad de catarsis det ent¡evi*ado (una libe-
;reJad del ente , .-.- -el -la
¡ación de las te¡siones quese obtiene al hablar d.f,Ica deld
ciente de su conducta precorisciente
elo e }lablár de e-: fuente de tensión y al exPresa¡ sentimientos) incrementa
:ientes (Steven<c: la espontaneidad de la enbevista, una vez que se ha esta-
¡l habla¡ acerc: ,: blecido una almóGfera de comprensión emPática
e es?" o "¿Tien:. 6. Necesidad de significado -si el tema de la en&evista pertur-
rca de tí?" Crra¡xlc ba el sidema de significado del entrevistado, éste esta¡á su-
presentan ¡esiste]-r mamenle motivado a hablarlo de ello
7. Recomperlsas el¡ínsecas e§e tiPo de recoln-
b maner¿ amable. -el uso de
pensasimotivado¡es diferentes a aquellos que se asocian
slados: "Tenemoi
direatame e colr le entrevista) puede ser util Pa¡a obtener
>-erar mucho a me- l¿ coop¡ación del entrevistado
de.o." Al presra-
enmvistado, se ie
[uente: Adaptado dc Cordori (1975).
¡ue puede ser urr
úer,to serviá des
icio para 1as inter-
¡n necesa¡ias. cofr{riende Por \m poco" es lo mismo que enfiende
EIITPLEO DE VOCAB(I.ARIO APROPIADO
el niño. Aqrl hay otro ejemplo de la manera en que el
ón enEevistador (ER) puede aclarar wi emmciado ambi-
Utilice vocabr¡Iario que el enüevistado corr4rrenda de
gr¡o del entrevistado (EO):
¡nanera clara y que no cargue iniencionahnent€ la§
facilita¡ la comu-
p¡eBmtas efr favor de re+uestas particularcs (Gorde4
-2). Es importante Eo: Cuando mi hijo tenÍa 12 años de edad, tuvo un
lo a que se puede I 975) . Asegúrese de que sr¡s lrrcSrmtas sot¡ corrq€tas
feo ataque de nervios
le e1los durante Ia y se corqrenden con faciüdad. Evite palabras arnbi- ER: ¿Qué quiere decir por un "ataque de nervios"?
¡ de minimiza¡ los guas, j erga psicológica y frases con doble significado.
do¡es de Ia comu Evite la repetición del caló de1 entrevistado o la imi- En ocasiones el errtevistador puede ayr:daf al entfe-
Bción de frases idiorruiticas que sean para usted poco vistado a aclarar y describir uria comtrticación inde-
nah.¡rales. Un vocabulario aP¡opiado a)T ¡da a estable- finiala (Stevenson, 1960):
cer wla relación óPtim¿.
)AD NATURAL EO: Cuando era joven tuve un colapso nervioso.
ER: Hábleme acerca de ese colaPso.
EO: Simplemente estaba nervioso. Fue terrible.
r, se debe pennitir
ACLARACIóN DE LOS TER]|IINOS ER: Bueno, ¿puede decirme exactamente cómo se
DEL ENTREVISTADO sentía?
tsevistado modere
uedetr in¡¡dar ai EO: Me sentía muy débil y no me podía concentrar.
Ccrno errtrevistador, rsted es resPonsable del mante- Sentía angustia y me iba a dormir durante ho
y preocupaciones
¡1o. Cr:ar]do esto nimiento de r¡na comúricación efectiva dr¡t¿nte la ras, y...

:r no pueda recor- enüevista. Su papel es en parte, el de acla¡a¡ las


comrmicaciones Potencialmente arnbiguas cuando Los terninos que nec€sitan aclararse debido a r¡na
r que realizar r:ru
ocurren. Pof ejeriplo, si rnniño dice "esh¡dio rm¡roco posible relación con estados médicos o p§icológicos
s.:ntos que desea
todos los dlas', investigw qle qüere deci¡ c¡n "tm incluyen ataques, pérdida de conciencia' mareos,
poco". No se debe dar por sentado que lo que usted debilidad, cotapso nervioso, nerviosismo, tensión,

--...-
496 . Evahación. infantil (Capíado 16)

ansiedad, voces en la cabeza, pensamientos pecu- menos deseables pcque son pregr¡rrtas que sugiererr t:i:.'<¿i :=
liar.es y sentimientos extraños. Adem;is, los miem- la respuesta y que se puedan responder colr sí o no,
bros de diversas subculhrras pued€r¡ üi1iza¡ ténninos desl¡¡es de lo cual e1 entrevÉtado puede pe[nanecef, i-: ji::-: r

y frases con las que no se este familiarizado, en cuyo en silericio. Las dc nltimas prcgr:ntas invitan a rma
caso se requiere acla¡ación La fneta no co¡siste en r€spuesta que es Írayor de rma sola palabra, 1o que le
rectlezz¡ el lenguaje del errtrevistado, sino compfen- da oportunidad al entrevistado para rcqronder de ma-
der lo que quiere decir con sus palabras. ner¿ m¡is lib¡e.
Otra desventaja de las pretmtás de sí-no es que
pueden requ€rir de pregrmtas adicionales @arley,
FORNIqLACTóN DE PREGUNTAS 1978). Po¡ ejernplo, "¿Qué enfennedades ha tenido
ADECqADAS Juarr?" es lfla prgrrrta ruis efectiva que '¿Juan ha
estado enfe¡¡no mucho tiempo?", debido a que una
I,as pregr¡r¡las abiertas, $E puederi s€r tanto ahplias rcspuesta de sí a la riltima pregürta necesit¿ñí rrrr
corio estreclus, sori útiles en la entrevista. Las pre- seguimiefito de 1neglmtas adicionales para obtener la
guntas amplias (como "¿En qué 1o puedo ayudar?" o irfotmaciónnecesa¡ia. Formule sus lxeg¡fitas de mo-
"}tríblerne ace¡ca de su familia") son de particrfar do que tenga posibiiidad de obtener Ia información
utilidad en el descubrimjento de las asociaciones, que se desea de manera direct¿. Ur¡¿ buena estrategia
corsiste eri hacer que el e ¡evistado describa un
rlalores, perspectivas y percepciones de los hechos del
trastomo o sii¡ación particular Io rruis conpleto posi-
,....- - : .
efitevistado, mienfas que las preguntas corr.ectas
(como "¿Qué materias le gustan a su hijo eri la escr¡e- ble. EI cuad¡o 16-3 prpporciona ej€mplos adiciorules - - .: -.
la?") son m¡is eficientes para obtener inform¿ción de pregrmtas de sl-no y pregurtas rn is deseables.
específica y acelerar el ptoceso de entrevista- Con
frecuerrcia, las pregr¡ntas abiertas se fornrlan pan Evltc prcguntas ¡argac y múltlplce
obtcnet ¡clsr¡ción de rrra reqruesta que el entrevis-
_ :: - )
tado ha ilado con a¡rtrrio¡idad. Al forrnular prcg¡ñtas Se deben evitar las pÉgr¡ntas largas, mütiples, que
abiettas, usted le da oporfmidad al €ntrevistado para p€rri¡ten qr¡e el entsevistado r€sponda üla porte y
describi¡ los eventos en sus propias palabras y con ello evite el resto: por ejenrplo, "tl¿íblame de urs papás,
se obtiene una mejc,r aprcciación de su percpctiva. m¿estro y heÍnanos y lrermanas". Tambien deben
evitarse tr[Egr¡ntas que pÍeserrtan sólo rma alteÍ¡ativa:
Eüte prcguntae de sí-no por ejenplo, '¿Te ftusü.as cuando estás carLsado?".
Tales pregrrnias pueden resr:ltar enrespuestas invrili-
Exc€pto cuando se requieren hechos especificc (co- das debido a que irsinrlan en demasía la manera de
mo si el niño rccibió ayuda anterior para rm problema contesta¡. Es mejor preguintar "¿Curindo te frusE:as?"
padicula¡), las pre$mtas deben fo¡mularse de modo o '¿Ccrno te sientes cua¡rdo estás ca¡sado?"
que no sea srficiente rm sí o r¡n no. Por ejernplo, en
lugar de geguntar " ¿ Te grsta Ia ariúnética? " o " ¿ Son Haga preguntac directas
fuertes ¡¡s dolorcs de c¿beza? " es Preferible pre$rrtaf
'¿Qué piersas de la arimética? o 'Iüíbla¡¡¡e cle t¡s Foffru¡le sus pre$mtas con claidad. 'Evite con¡enzar
dolores de cabeza". Las primeras dos preg¡.mtas son úra pregunta, despues calificar parte de ella, después

Cuadro 16-3. Ejemplor de preguntar de sí-no y preguntas más deseables :_

Preguntas si-no Pr€guntas más deseables


"¿Tus padres discuten con frecuencia contigo?" "¿Cómo te llevas cori tus pap¿is?"
''¿EI dolor era severo?" "¿Cómo fue el dolor?" o "Descríbeme el dolo¡"
"¿Extrañaste a tu pad¡e cua¡do se fue de la casa?" "¿Cómo te sentiste cuando tu padre se fue de la casa?'
''¿Te enojas con facilidad?" -¿Cómo es tu c¿¡ácte¡?"
'¿Te gu§a la éscuela?" '¿Corno te sierites en la escuela?" o 'Qué cosás te gu§af¡ y le
disgu§an de la escuela?"
_¿Te
gul¿-n los deportes?" '¿Qué hares en tu tiempo libre (o descansos o recreo§)?
-¿Tu madle es buena contigo?" '¿Cómdte trata tu mamá?"
-¿Cuáato trempo pasa tu papá contigo?" "¿Qué tipo de cocas haces con tu papá?"
''¿Tus pad¡es son soc iables?" "¿Qüé hacen tus p¿pis con sus árnigos?"
-¿A tu pad¡e le gEtan los deportes?" "¿Qué le guda hacer a tu papá?'
Evabación de la cond cta a través de m¿todos dz enirevista ' 497

Dtas que sugierasa- regiesa¡ y refotmulada, teÍnif¡ando sin convicción es co¡rccta. Cuando el entrevistado relata i¡fotmación
rde¡ con sÍ o no. con rm conjrmto ambiguo de ideas incohererites para acerca de rm evento pariculaf, intente comlxender y
nrde pernarLeca que las ordene (el enhevistado)" (Darley, 1978, pági- aceptar su prmto de vista, peto no aprobarlo. Por
,tlas invitrn a una ejemplo, en reqruesta ante a-lgo que dice eI enEevis-
na 45). Por ejemplo, en lugar de pteguntar "¿Cr¡.intos
palabra, lo que ie años tenía su hijo cuarxlo comenzó a erseña¡le hábi- tado acerca de r.¡n tercelo ar¡sente, setÍa apropiado
¡esponder de ma- tos de es decir, hacerle saber que debería ir al ¡econocer que "usted se ofendió cuando ella hizo
baño--rrun,
usted sabe, controlat su vejiga?" pregrmte eso", pero es ilapropiado concluir que "1o que el1a 1e
las de si-no es qr- "¿Cu.indo comenzó el entreriamiento de conkol de hizo fue r¡na cosa hotrible". Recuef,de, e1 enbevistado
cionales @arle¡. esfinteres con Lalo?" (Darley, 1978, página 45). puede tratar de engaiatlos de ma¡era delibe¡ada o no
ha tenido
Ledarles intencional. La meta en tales situaciones cofisiste en
ra que "¿Jr:al ta Otilice preguntas con variat alternativaa comrmicar que se aprecia el purrto de vista del entre-
lebido a que uru vistado, sin atrrobarlo fiecesafiamente.
rta necesitaá rrr
l.as pfe$mtas que pfeseÍt¡n vafias alteñativas son
espara obtener la
una bueta opción errtre las ptegmtas abiertas y las de Eütc prcguntas cmbarazoca¡
pregwrtas de mo-
si-no. Al hablar con un niño acerca de wn posible
lr la info¡mación I-as pregr:ntas deben formularse de manera que no se
:s igrnción a urn cla§e, se le podria pregr:ntar "¿Crees
¡ buer¡aestratetia
que estarias mejor si te quedaras en tu salón tegular o
avergüerrce u ofenda al entrevistado. La Fegrmta
tado describa r.¡-r "¿C\ráfilas veces te lun exPr¡.lsado de la escuela?" se
preferirías que se te colocara en wra clase eqrecial?"
ás completo posi- eipresaria de mejor manera como "¿Qué dificr¡ltades
Después se podria decir, "¿Cuentan-re acerc¿ de tu
nplos adicionáles has tenido en cuanto a perrunecer en la escuela? ". O
elección?" Este tipo de Prcgtmta no es tan rcstingida
uás dese¿bles. en lugar de "¿En qué mate¡ias académicas has recibi-
.omo ulv! de si-no, pero es rruis limitante que la
do calificaciones reprobatori¿s?" se podría sustituir
pregrnta abierta. L,as pregwrtas con diversas altema-
iples con la prcgúúa "¿Qué mateias académicas son difi-
:ivas son más útiles cuando se dasea saber si algo ciles para tí?". En a¡nbos ejemplos, l¿s pregutas
s, multiples, que es verdadero y tarnbiénpara desc¿rtar otras fottrus de refomuladas sonpotencialfnente menos embarazosás
r er wr problema (Gilmore, 1973). que las pregntas originales y awr así solicitan la
nda r¡fla pafte -Y
me'de b.rs papás. información deseada.
También deben Otilice preguntas de manera aProPiada
o r¡na altemativa: (Iso de oraciones estructuradora§
estás carrsado?'. .-¿s prcButas pueden utilizarse de rnodo inapropiado.
rcspuestas inváIi - )os lrsos impropios del cuestionamiento son el sondeo Informa¡le al ent¡evist¿do acerca de la nau¡raleza de
sía la ma¡rera de 3leatorio y el cuestionamiento coercitivo (Gilmore, 1a enhevista aI inicio de La sesión puede teduci¡ su
indo te frust]:asl- 1973). Elsondeo aleatorio ocurre cuando el enkevis- ansiedad y a)'udaf a estructura¡ la entrevista. I-as
usado?" :ador no sabe qué pregrmtar o tiene r¡na cr¡riosidad oraciones estructuradoras influyen en Ia conducta
¡rdebida acerca de los detalles intimos de la vida de del entrevistado al dirigido hacia el tema de interes y
rt-as prsonas. Cuando se sabe cuál información será al i¡dica¡ la manera en que debe actuar @4olyrreaux
itil,se está en menor pobabilidad de hacer uso de1 y Lane, 1982). Los siguierrtes ejemplos ih:stan dos
-Evite comerza¡ :¡ndeo aleatorio. I-a cr¡¡iosidad indebida es inapropia- modos de proporciona.r estructl.[a al inicio de run
: de ella, deqlres Ja porque no satisface los propósitos de la entrevista. entrevista.
El cuestionamiento coercitivo, que interrta
Ejemplo 1
:ozar al entrevistaCo a vef las cosas como las vé el "El p¡oposito de esta entrevista es el de encontra¡
:nt¡evistador, tarnbién es inapropiado. Algrnos ejem- rnaneras pa-ra a¡rudar a su hijo Pepe Me interesa
--los son "¿No crees qr.¡e tu maestro tiene cierta ra- cualquier cosa que me pueda dect acerca de é1". Este
: ón1 " y "¿Por qué s iempre desa¡rrueba a $¡ hijo ? " Este
tipo de enwrciado, hecho a1 inicio de la efltrevista,
::po de preguntas inhiben la comwricación. Si se trata
dirige la discusiónlLacia eI tema del hijo del entrevis-
Je comprender y aceptar a.l entrevistado, se puede tado. Reconoce que el padre o madre son capaces de
_Pducir está fuente de error.
da¡ infornación útil. Asegura la cooperación de los
padres y les da la opción de discutir cualquiel cosa
cos¿s te gulan y t. Distinga entre aceptación y aprobación que deseen acerca de PePe.

Ejemplo 2
Ds o recreo6) ? - irq)ortante aPrecia¡ la distinción entre aceptar lás
"Tenemos cerc¿ de r¡¡rahora parahablar, de modo que
:¡mrnicaciones del entrevistado y aprobarlas. Ace¡>
:ar las comunicaciones del entrevistado significa que quizris podamos come¡zar con su descriPción del
problema, como usted Io ve". En este segrmdo ejem-
-.e .econoce y aprecia su pwtto de vista. Aprobarlas
plo, la enb:evista se estruch¡ra dentro de lm tiempo
3rufica que se está de acuerdo m que su PersPecliva
49E . b,ahtoción infont¡l (Capítub 16)

Límite. El foco se centra en wi problema y el enkevis- errtrevistado. En tales casos es necesario sondea¡ aún
tador asr¡¡ne que el
enúevistado podná discutir el más. Ejemplos de preguntas de sondeo incluyen las
problerna. El asunto se enfoca en las percepciones del siguientes:
entevistado y lo invita a discutiflas.
-:-
Las or¿ciones eskucturadoras pueden utilizarse o "Platicame más acerca de eso',
a través de úoda la entrevista @vals, Heam, Il} eman . ,.¿IIay algo rruis?,'
y Ivey, 1979). En cualquier momento cuando usted . "Dítame qué quiso decir con eso"
desee inic ia¡ o conclui¡ wta fase de entrevista, obtene¡ . 'Déme algunos ejemplos"
un objetivo para una fase dada o proporcionarle infor- . "¿Como te sentGüe acerca de ello?"
macion al er¡tevistado acerca de ta direccio¡r de la o '¿Eso pareció hacer alguna diferencia?',
enEevista, es apropiado el uso de l¡s o¡ac iones estnrc- . ?of favof, continie"
tuf-adoras. Pof ej€fnplo, Ias oraciones estruch¡rado¡as . "Cuando discutes con h¡ mafru| ¿qué hace
pueden ser útiles pa¡a guiar a los padres tracia la
discusión del problema de su hijo rruís que hacia sus
ella? "
propios problemas, o para conkola¡ la elaboración
e ,.¿eué harias? "
excesiva ("Quizás podamos volver después a lo que
. "Mencioriáste que no puedes domir por la
ustedes est.:in hablando. Pero, dado que tenemos poco noche. ¿Qué haces cua¡do no puedes dor-
tiempo, ¿podrian hablame acercade...?"). Oeo ejem- mir?"
plo seria: "Ustedes indicaron que su hijo tiene pt¿ble-
. '¿Córno rcalizó el entrenamiento de conÚol
mas en varias á¡eas. Quizris podamos habla¡ en detalle de esfínteres con Rosa?"
acerc¿ de cada una deellas. ¿Qué les parce?,'Cua¡do
. "¿Cuiíles mate¡ias te gustan rruG?"
. "Menciofiaste que te gustan los deportes.
-.
se hacen oraciones estructuradoras, intente determi-
nar el deseo del enrevistado por discutir el material y C\éntane qué r¡po de deportes te gustan '-
qué tanto cofrcuerda con la peticióL . "Dijisre que úenes problemas para corseguir
amigos. ¿Qué tipo de problema es&ís tenien-
do? "
ALENTAR RESPOESTAS APROPIADAS
Si, pot ejemplo, el errtrevistado dice que su madre es
Son útiles diversas tecnicas para tra¡smitirle a.l entre horrible, el entevistadorpodria decir ..Dame un ejem-
vistado el interés que usted tiene en sus comu¡ricacio- plo de eso" u "¿Horrible? En qué sentido,, o .Cuénta-
nes. Estas técnicas, que se superponen con las de
sondeo que se discuten posteriormente, deben utili-
me ¡ror qué es horible."
za¡se pa¡a alerita¡ al entrevistado a que elabore rna
Oúo tipo de tecnicas de sondeo incluyen las
comrmicación- krcluyen (Sievenson, l9?4): asentir siguierrtes:
con Ia cabeza; proporciorur un aliciente como .,ajá" e
idinar el cuerpo en u¡a actitud expectante; repeiir, a o solicitar información adicional (..¿Curindo hi-
marera de pregrmta, la úütima palabra o fraseicerca zo eso zu hijo?')
de algo que lur dicho el enfrevistado; utilizar apremios . repetif o modificaf ligeramente Ia pregunt¿
como 'li Qué suced ió despues? " o - ¿ ilosiga, original @R: ¿Qué juegos te $rst¿ jutaf? EO:
3mablgs-
lo esfá haciendo bien?" o -Me gustaria saber rñrís Me gustan muchos juegos. ER: ya veo. ¿Có-
acerca de eso"; utilizar con frecuencia el nombre del mo se llama¡r algrmos de los juegos que hi
entrevistado; mafrtener contacto visual; mafitener juegas?)
rma actitud amistosa; un modo a:rmble de habla¡ v r¡na . hace¡ eco de las ultimas palabras del enffevis-
expresión-afable y expresar signos de co-pa.*iór, y tado @O: Bueno, u-aé de que dejara de pegar-
empl{1 al d9cir, por ejemplo, "puedo entender qué le a otros niños, per:o no tuve éxito. ER: ¿No
tan dificil debe haber sido para usted,,, ..Es probaLle tuvo usted éxito?)
;:--- _ r-_.¡
q¡e eso fé haya hecho sentir mejof", "Segr¡ramente,,, o pausar de ma¡era expectante, con r¡rla expre-
"Nahra.lmente". Se puede desalentat Ia conversación sión facial de cuesüor¡amiento
irreleva¡te mediante rm comentafio como -Eso es . repetir la respuesta del entrevistado y después
interesante, pefo quiz¿is debe¡Íamos volver a (terrur hacer una par:sa
específico) ".
Evitación de preguntas que augier€n
USO DE PREGUNTAS DE SONDEO la rcspucsta
DE MANERA EFECTTVA
Cuando se interroga acerca de árcas problema evib
Du¡ante una entfeyista puede ser necesario obtener Ias preguntas que sug ieran [a respuesta, como aquel.las
informac ión más específica que Ia que proporcio¡ra el forrnuladas de modo que se dirija o controle ruta
Evaltación d¿ la conducfa a través de métodos de entre¡¡ista ' 499

sa¡,". sondea¡ ar-rr afi¡mación del ent¡evistado es imprecisa, este ultimo


ndeo rnclur en la-. =+uesta. Comience con alguras Preguntás Senera]es
r despu& prosita con algurus más específicas. Por tiene la oportrmidad de corrcgir la interpretación que
:templo, aI entrevista¡ a wi adolescente con proble- se rcalizó.

p' ¡¡s de alcoholisrno, podría decir "'Cuentá¡ne acerca


:e tus hábitos cc,rr la bebida". Evite pegwltas como Refleiar emociones
- ", tanto porque es demasiado getreral
I Por qué bebes?
n eso" :rmo po¡que puede c¿usar que usted Piense que e1 Al rcflejar las emociones del errtrevist¿do, no sólo se
::it¡evistador está llaciendo tm juicio moral. Puede muestra compref¡sión sino que también se da permiso,
e eLIo? ' .:cer preglmtas como "¿Cu:indo ingieres bebidas al- de m¿¡rera implícita, para que éste experimente esas
dúe¡enciaJ' ::hólicas?" y "¿Cómo te sientes después de beber? y ernociones. Por ejemplo, cuaJldo usted ve lágrirnas en
Qué pensamientos tienes cuarido sientes urgencia los ojos del entrevistado, podria decir "Me doy cuenta
namá. ¿qué hac: or beber?" De m¿¡era similar, en lugar de pregtut¿¡
.
- de ,que 1o entristece hablar acerca de esto" (S tever¡son,
Por qué estás ars ioso?, podria pregmtalse " ¿ Qué te
-rce senti¡ af¡sioso?", "¿Qué haces cuándo estás an- 1974). A.fi¡ff¡aciones cc(no ásta pueden ayudar al
es Jonnir por -. entrevistado a expedmenta.r emociones fuertes o a
:.oso?" o "¿Cruánto te dr¡.-a la a¡siedad antes de que
;--c puedes d"': revivir eventos dlrante la entrevista. Se debe tener
:-apatezca?"
precaucion; de ot¡a r¡anera el errtrevistado puede
lento de con::- dejatse 11evat por sus propios seltimientos o sefltirse
Sondee acerca de emoqiones
demasiado amenazado por ellos.
m¡r'- ',3ndo el entrevistádo manifiesta emociones y no
ar. los depor:.- Reflejar el contenido
tas te gr¡st.li_."
-; es!á seguro acerca de su sigrificado, se debe son-
j j ,:.]i rr¡.ás. I-as siguientes Pregrmtas pueden sel útiles
§ DaJi! colÉe-g
Srever¡son, 1960): "¿Qué es lo que te háce sentir AI reflejar el contenido de la comunicación se pa¡a-
:¡TLa estás terie- frasean las principales ideas contenidas en las comu-
--s ioso cuando habl.as acetca de ese terrÉ? ", " ¿ En qué
-ibas persando alrora, cuando te pusiste a llorar?",
-?]atícame qué tiene este tema que te hace senti¡
nicaciones del ent¡evistado, sin repetidas de ma¡rera
idéntica. Por ej empIo, de6'pues de rma extef¡sa descrip-
qué su madia :. -ojado".
_ Da¡¡e ur e e::..
.. ción del niño acerca de rm incidente en la escuela, t.m
De manera similar, cua¡rdo se está inte¡esado en enunciado útil acerca del incidente podria ser "No
ii¡io-o Cuer:: : -.11esson los pensamientos que acompañart a las pudiste volver a la escuela deqrués de la pelea porque
::rociones del entrevistado, se Puede hacenm sondeo todo el mr¡ndo se te quedaba viendo". El tesr¡rnert
ieo inclur e¡: -- ::icional con wn prcglmta co,no "¿En qué Piersas reafirmati las principales ideas de la comwricación de
,'-¿¡do estás cc,fitento?" o "¿Qué piersas cr¡afido te tma manen integral. Se debe utilizar reflejo y reto-
. :rtes a¡sioso?" alimentación sólo cuando se c¡ea que estas técnicas
á ¡Cuarj:.- Pata obtener mayor informacion acerca de r.m
prornoverán el Proceso de entrevista.
:-,: idente, puede pedir detalles al decir algo como
*-.-
1a pleg ' Qué sucedió después?" o "¿Qué dijo tu maestro?",
=nte
gwta juga¡l :: ',lué hicistedespr-res de que habia terminado l¿ Señalar discrepancias entre comunieaciones
R: I'a r eo. - l: Cualquiera que sea el método que uü1ice verbales y no verbales
-.;usión?"
)s.lueqos Q-i :- - -- sondear, tenga la segr.nidad de que las Prcguntas o
, :lentarios de sondeo no prcjuicen la respuesta. No El uso del reflejo requiere de habilidad y sensibilidad
li-5 Jel e¡,.:: : r:-n dirigir al entrevistado a r-nra reqruesta pafticular. par:ticulaf,es en situaciones en las que se obseryen
r- -'- t-. =-
u..qq9.r-_ - nohbles discrepancias enn"e las comrmicaciones ver-
: e:.no. ER: -
\, bal es y no verbales de I enEev ista do. [a i¡congn renc ia
]TIUZAR REFLEJO
.: entre conductas verbales y no verbales sugiere que el
RETROALIMENTACIóN entrevistado puede esta.t exPerimentando conflicto.
c Por ejanplo, un enaevistado que al mismo tiempo
is'¡ic .. i:- -:: - =flejar y paraftasea¡ ocasionalmente 1as comrmi- habla de ma¡rera muy agtadable, y con ello crea la
:,::rones de los errtrevistados, e1 eÍtrevistado¡ les
:::rorciona wla retroalimentación va-liosa, les hace imgesicn superficial de que está cómodo, pero go1-
petea con los Pies y cruza y descmza las manos, en
-;:er que se les comprcnde y les ay.rda a verbalizar
lieren :: :ia¡era r¡,ás claia otros sentimientos y prcocuPa- realidad puede ser que se sienta ircómodo. En algmos
: :rs. Por ejemplo, rm enmciado comoi "Entonces casos, puede ser difícil deterrninar el grado en que el
-::-¡d sintió que rio tenia a nadie a quién rcclE¡ir", enkevistado esá co¡sciente del posible conflicto.
que se esá prestando atencion. El reflejo y Cuárdo se observen comr¡¡ric¿ciorLes discrePantes, se
=.:r'rnite
- -r¡oalimentación también satisfacen otro proPósi tendrá quej,,zgar cu.il debe se¡ el momento para
-: Si 1a comprersión del enkevistado¡ acerca de la hacede patente al entrevistado, tales discrepancias.