Está en la página 1de 2

Ensayo Filosofía Electivo

Paulina Cotroneo IV Medio

“El hombre es la medida de todas las cosas”

Efectivamente somos nosotros, los humanos la medida de todas las cosas. Día a día nos
encontramos con opiniones diferentes, gustos diferentes, personas diferentes, en fin, todos
somos diferentes, y por lo mismo, cada uno le da el significado que quiere a las cosas.
Al decir que somos nosotros la medida de todas las cosas se refiere a que el hombre es el
único que le da valor a las cosas, por si solas las cosas no valen nada. Somos los que le damos
medida a las cosas, y esta medida es relativa, es decir, varía según el estado de cada persona.
El hombre es aquel único ser vivo que puede pensar, y por lo tanto también puede juzgar,
sospechar, evaluar, etc.; por lo que lo hace que nosotros midamos todo. Por ejemplo, si
queremos construirnos una casa, no la vamos a hacer para gigantes, si no para nuestra medida.
Entonces, las dimensiones se rigen por el hombre. Sin embargo, además de tener la capacidad
de crear, tenemos la capacidad de destruir lo que hemos creado.
El hombre hace girar al mundo, ya que todo está hecho por y para él mismo. Sin el hombre las
cosas tendrían valor en sí misma, pero somos nosotros los que le damos valor.
Medir es un concepto humano, nos hace sentir seguros, pero la vida es libre, y cada cual mide
según su escala. Siendo seres con la capacidad de medir, podemos hacerlo. Cada hombre es la
medida que mejor se adapta a ese hombre. Un ser exclusivamente sabe medir según lo vivido.
Cada hombre es un universo pequeño, es decir, cada uno tiene sus propias experiencias, su
propio mundo de sentimientos y de vida. Y eso es gracias a que tenemos la capacidad de
interpretar libremente las cosas de nuestra vida. No obstante, existe un universo mayor, pero el
cual con y sin el hombre, va a existir igual y sólo el hombre le da sentido al mundo y a su propia
existencia.
Refiriéndome a lo subjetivo, las cosas son interpretadas según la opinión de cada hombre,
diferentes hombres; diferentes puntos de vista. La medida es algo relativo a quien observa.
El hombre regula todo lo bueno y lo malo, es decir, es el medio de la felicidad, de lo falso y de
lo real, de la ilusión, del universo, la verdad. Ésta última es muy importante ya que hace
referencia que no existe una verdad absoluta, es imposible conseguir una verdad para todos los
hombres ya que esta la mide cada uno. Y no solamente todo lo dicho anteriormente, si no que
tenemos una gran capacidad que es la de la razón; es decir, elegir entre el bien y el mal.
Para concluir, el hombre es considerado constructor y destructor de toda cosa, por lo tanto,
todo lo que hay, todo lo que es bueno y malo, todo aquello que existe es medido por el hombre.
Y a la misma vez, depende de nosotros como hacerlo. Le damos valor a las cosas, pero éstas no
tienen valor en sí misma. La realidad la hace cada persona dependiendo de su experiencia de
vida, es el hombre el que mide su vida. La naturaleza humana es la base de la subsistencia
porque es ésta la cual intuitivamente le da la verdad a cada cosa. El criterio y los juicos son
fundamentales en esta forma de vida, ya que son ellos los que nos ayudan a medir las cosas.