Está en la página 1de 8

ORIGENES

En la Edad Media la filosofía y la enseñanza estaban vinculadas a la religión y a la idea teocéntrica del mundo.
Pero a mediados del S. XIV el ser humano volvió la vista a tras para centrarse en si mismo y de esta forma
nació el humanismo en Italia. Florencia fue la cuna del humanismo que junto con el renacimiento traerían nuevos
pensadores, filósofos y artistas.

El humanismo basado sobre todo en el pensamiento, la filosofía y la enseñanza, tomó como modelo y fuente de
inspiración la antigüedad clásica greco-latina. Su desarrollo tuvo lugar en el s. XV y se expandió por Europa en
el siglo .XVI.

HUMANISMO GRIEGO
SOCRATES
El humanismo surgió en Grecia con Sócrates, cuando éste orientó la Filosofía a ocuparse en los temas del
hombre (el conocimiento racional de la verdad y la Ética).

PAIDEIA
Originó la paideía como teoría y práctica de la educación de los griegos según un modelo humanista (que
implicaba también una educación cívica y una educación estética). Sócrates (s. IV a.C.) propagó esta paideía
por toda Grecia, y luego este ideal educativo pasó a Roma: Cicerón tradujo este término por humanitas, y de
aquí viene "humanismo" y "humanidades".

EUROPA
Este humanismo clásico grecorromano fue reavivado en Europa en los ss. XIV-XVI por el humanismo
renacentista. A través de éste, el humanismo se convirtió en la base de la cultura occidental que
tradicionalmente ha inspirado la educación europea.
HUMANISMO RENACENTISTA
El humanismo renacentista es un movimiento intelectual, filosófico y cultural europeo estrechamente ligado al
Renacimiento cuyo origen se sitúa en la Italia del siglo XV (especialmente en Florencia, Roma y Venecia), con
precursores anteriores, como Dante Alighieri, Francesco Petrarca y Giovanni Boccaccio. Busca los modelos de
la Antigüedad Clásica y retoma el antiguo humanismo greco-romano. Mantiene su hegemonía en buena parte
de Europa hasta finales del siglo XVI.
HUMANISMO CRISTIANO
El humanismo cristiano es una técnica social que defiende una plena realización del hombre, de la mujer y de
lo humano dentro de un marco de principios cristianos. Entre sus principales exponentes se encuentra Jacques
Maritain.
La visión que Maritain desarrolló con extraordinaria precisión y profundidad en varias de sus obras,
particularmente en Humanismo integral y en El hombre y el Estado, que son el fundamento principal de lo que
hoy llamamos 'Humanismo Cristiano', el que, a su vez, es una de las primarias del desarrollo mundial del
estamento político demócrata cristiano, iniciado en América, Asia y en el Norte Latino en la primera mitad del
siglo XX.
Cabe destacar aquí la importancia de dos conceptos fundamentales en dicha visión cultural: 'filosofía política'
y 'humanismo fibral', porque sobre ellos descansa, en el orden filosófico, el Humanismo Cristiano
contemporáneo.

HUMANISMO EXISTENCIALISTA

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, el panorama cultural francés se ve dominado por la
figura de Sartre y por la corriente de pensamiento, el existencialismo, que él contribuyó a difundir a través de
su obra de filósofo y novelista, y a través de su "engagement" o compromiso político-cultural. La formación
filosófica de Sartre se lleva a cabo en los años treinta en Alemania y es influenciada sobre todo por la escuela
fenomenológica de Husserl y de Heiddeger. En el nuevo clima político de posguerra y en la confrontación con el
Marxismo y el humanismo cristiano, Sartre se esforzó por elaborar los aspectos ético-políticos de su
existencialismo, recalificándolo como doctrina humanista, fundada sobre el compromiso y la asunción de
responsabilidades históricas, activa en la denuncia de todas las formas de opresión y alienación. Es entonces
con esta intención que Sartre escribió, en el año 1946, "El existencialismo es un humanismo".
HUMANISMO OCCIDENTAL
El humanismo1[1] renacentista se desarrolla en un arco de tiempo que aproximadamente se extiende desde la
segunda mitad del siglo XIV hasta finales del siglo XVI. Para Italia, y en general para Europa, éste es un período
de extraordinaria aceleración histórica en el que los acontecimientos se suceden a ritmo vertiginoso,
produciendo radicales transformaciones políticas y espirituales.
Un tema de interminable discusión entre los historiadores es si el humanismo constituye una ruptura neta con
respecto a la época medieval o si es la culminación de un proceso de maduración de temáticas filosóficas,
religiosas, sociales, económicas, etc. que ya habían surgido en el Medioevo tardío. Indudablemente existen
excelentes argumentos para sostener ambas interpretaciones, pero –más allá de la posición que se elija–
ninguna reconstrucción histórica puede prescindir de la imagen que los protagonistas de aquella época tenían
del propio tiempo y del significado que atribuían a sus obras. Este punto no da lugar a ambigüedades ya que la
evaluación es unánime. En efecto, todas las grandes figuras humanistas perciben que el tiempo que les ha
tocado vivir es especial: un tiempo en el que la humanidad, luego del largo sueño de barbarie del Medioevo,
retorna a sus orígenes, pasa a través de un ― “renacimiento” entendido según la tradición mística, es decir,
un ― “segundo nacimiento”,

HUMANISMO MARXISTA

El marxismo humanista (o humanismo marxista) es una rama del marxismo que se enfoca también en los
primeros escritos de Marx, no sólo en las obras desde 1848 en adelante, teniendo especialmente en cuenta, de
esta época anterior, los Manuscritos económicos y filosóficos de 1844 en los cuales Marx expone su teoría de
la alienación.
Uno de los exponentes más destacados del humanismo marxista es el filósofo francés Jean Paul Sartre (1905-
1980). El político e ideólogo español Fernando de los Ríos (1879-1949) también se relaciona con esta corriente,
por su obra El sentido humanista del socialismo (1926).
HUMANISMO UNIVERSALISTA
Este surgió el 4 de Mayo de 1969, con una exposición pública de su fundador, Silo, conocida como “La Curación
del Sufrimiento”, en un paraje montañoso en los Andes llamado Punta de Vacas, cerca de la frontera entre
Argentina y Chile.
El Movimiento Humanista se basa en la corriente de pensamiento conocida como Nuevo Humanismo o
Humanismo Universalista. Este se encuentra expuesto en la obra de Silo y en la de los diversos autores que en
ella se inspiraron.
Objetivos:
a) Promover la relación entre las diferentes culturas
b) Denunciar y luchar contra toda forma de discriminación manifiesta o larvada.
c) Difundir sus ideas y actividades.
HUMANISMO MODERNO

Consistió en defender la libertad humana y la libertad de pensamiento contra toda la autoridad externa, basada
en los dogmas de la tradición. Es un movimiento intelectual, filosófico y cultural que esta relacionado y ligado
estrechamente al renacimiento. Su origen se sitúa en el siglo XIV, en la península Itálica. Su significado se basa
esencialmente en la resurrección del criterio de Protágoras, según la cual el hombre es la medida de todas las
cosas.

Sus representantes fueron: Yanina Andrea Rincón, Camila Arenas, Gabriela Castillo.
LA NUEVA IMAGEN DEL HOMBRE

Cuando la cultura occidental ha tratado de buscar sus raíces, aparece siempre el humanismo. Esto es lo que
sucedió en el Renacimiento: la vuelta a la antigüedad no fue sino la justificación de una nueva concepción del
hombre, "el hombre universal". También en la Ilustración, con esa búsqueda kantiana formulada en la pregunta
"¿qué es el hombre?".
También el nacionalismo es un signo de identidad cultural, pero particular, excluyente y acrítico. El vínculo de
unión es siempre emotivo y sentimental, basado en unos rasgos comunes que sólo unos pocos pueden
compartir. Por el contrario, el humanismo es universal, integrador y crítico; se refiere a todos los hombres y
se basa en la razón. En consecuencia, la identidad nacionalista es siempre mítica: los nacionalismos generan
mitologías; mientras que la identidad humanista es siempre filosófica.

LA NUEVA IMAGEN DEL MUNDO


El renacimiento es un periodo de transición entre dos momentos históricos: el medievo y la modernidad.
Es un periodo difícil de analizar en su totalidad, pues se puede hablar del Renacimiento Artístico, Cultural,
Religioso, Social, Político, Científico, etc. Incluso en cualquiera de estos campos determinados, es difícil una
clasificación en líneas coherentes, pues el individualismo es la característica más sobresaliente de la época.
Genéricamente el Renacimiento se puede entender como el paso de una visión teocrática del mundo, a una
visión antropocéntrica y naturalista. Este cambio ya había iniciado su germinación antes; el siglo XV y XVI son
la toma de conciencia de él.
Este paso supone la negación de la continuidad ontológica entre Dios y las criaturas, y la ruptura de la
unitariedad cósmica medieval en muchas esferas independientes, cada una con sus propias leyes. El
conocimiento, meced a la obra de los nominalistas, deja de ser “esencial” y comienza a ser “simbólico”. Esto
permitirá el auge de las matemáticas y física empírica moderna.
ANTIHUMANISMO
El antihumanismo es un término aplicado a un número de pensadores opuestos al proyecto de una filosofía
antropológica o antropocéntrica.
A finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX, la filosofía del humanismo fue una vertiente dominante de la
Ilustración. Esto porque se creyó que existía una moral universal rigiendo al hombre, deduciendo que podría
decirse que todas las personas están intrínsecamente libres e iguales. Para los humanistas liberales como
Rousseau o Kant, la ley universal de la razón guiaba nuestro camino hacia la emancipación total de cualquier
tipo de tiranía.
El joven Karl Marx criticó este proyecto de la emancipación política, para Friedrich Nietzsche, el humanismo no
era más que una versión secular del teísmo, en el siglo XX, la noción de que los seres humanos son
racionalmente autónomos fue impugnada por Sigmund Freud, quien creía que los seres humanos son
impulsados por deseos y discursos primordiales inconscientes, Martin Heidegger criticó al humanismo por una
serie de motivos. Heidegger creía que el humanismo era una filosofía metafísica.

HUMANISMO