Está en la página 1de 2

Monición de entrada

Buenas noches, hermanos (as):

La Comunidad Evangelizadora para la Reconciliación y el Servicio(CERS) les da la más


cordial bienvenida a la Eucaristía.

Estamos en la semana VI del Tiempo Ordinario, próximos al miércoles de Cenizas para


iniciar la Cuaresma y en este día la liturgia de la palabra nos recuerda que Dios permite las
pruebas y tribulaciones porque cada obstáculo que se vence asegura el crecimiento en la
confianza y perfecciona al hombre por su finalidad redentora. Iniciemos, pues, con gran
emoción y gratitud esta fiesta litúrgica cantando y recibiendo a nuestros ministros.

Primera Lectura:

En el comienzo de la carta del apóstol Santiago veremos cómo él busca animar a los
cristianos que están padeciendo dando a entender que los momentos de pruebas son
ocasiones para crecer en la virtud. Escuchemos atentos.

Salmo Responsorial:
"Cuando me alcance tu compasión, viviré, Señor."

Evangelio: Lucas 4,38-44

En el evangelio según san Marcos se nos muestra como los fariseos piden un signo para
comprobar que Jesús es el mesías. Pero Jesús aclara que esto no es del agrado de Dios.
Entonemos el aleluya, para escuchar la Buena Nueva de hoy.

Oración de fieles:

Elevamos al Padre nuestras peticiones diciendo: “Señor, danos fuerzas ante las pruebas”.

1) Oremos a Dios por nuestro Papa Francisco, obispos, sacerdotes y demás ministros de la
Iglesia para que siempre el Señor los fortalezca, sea cual sea la circunstancia en que se
encuentren, roguemos al Señor.

2) Ponemos en tus manos a todos los pueblos y sus autoridades para que la semilla de la
justicia, respeto y solidaridad eche raíces y crezca en sus corazones para beneficio de
todos los habitantes de este país, roguemos al Señor.

3) Suplicamos por los que trabajan por el Reino de Dios para que guiados por el Espíritu
siembren en los corazones de los fieles su amor de padre revelado en Cristo, roguemos al
Señor.
4) Por los que sufren enfermedades, tanto del cuerpo como del alma para que nunca
pierdan la esperanza en el Señor y esperen la repuesta a sus oraciones con alegría,
roguemos al Señor.

5) Pidamos por todos los aquí presentes y por la Comunidad de los Misioneros Servidores
de la Palabra para nos mantengamos firmes ante las dificultades, esperando sin
desanimarnos, roguemos al Señor.

Palabras Alusivas:

Traemos a tu altar estas flores que representan tu grandeza, haz que crezcan en nosotros las
flores de la espiritualidad, sencillez y amor con las personas que nos rodean.

Te las presentamos, Señor.

Con estos frutos queremos simbolizar que el Señor nos acompaña siempre aunque veces no
veamos el fruto de nuestro servicio. Que nosotros, Señor, seamos capaces de dar frutos tan
abundantes como éstos.

Te los presentamos, Señor.

Te presentamos estos niños, signos de esperanza y alegría para el futuro de nuestra Iglesia
anunciando a Cristo desde la infancia asumiendo con amor, esta tarea encomendada.

Te los presentamos, Señor.

Acercamos el vino y el pan, que por la presencia de Jesús entre nosotros, se convertirán en
su cuerpo y sangre, y en alimento de nuestra esperanza y fe para salir a anunciar el
Evangelio.

Te los ofrecemos, Señor.