Está en la página 1de 6

INVENTARIO CLÍNICO MULTIAXIAL DE MILLON-III

(MCMI-III 2007)

El MCMI-II es una prueba que consta de 175 ítems con un formato de respuesta
verdadero/falso, que ocupa un tiempo de administración relativamente breve (de 15 a 25
minutos). Los diferentes aspectos de la personalidad patológica evaluados, son
recogidos en 26 escalas: 4 escalas de fiabilidad y validez (validez, sinceridad,
deseabilidad y alteración); 10 "escalas básicas de personalidad (Esquizoide, Fóbica,
Dependiente, Histriónica, Narcisista, Antisocial, Agresivo-Sádica. Compulsiva, Pasivo-
Agresiva y Autodestructiva/Masoquista); 3 escalas de personalidad patológica
(Esquizotipia, Límite y Paranoide); 6 síndromes cínicos de gravedad moderada (Eje I
DSM-III-R) (Ansiedad, Histeriforme, Hipomanía, Distimia, Abuso de alcohol y Abuso
de drogas); y 3 síndrornes clínicos de gravedad severa (Eje I, DSM-III-R) (Pensamiento
psicótico, depresión mayor y trastorno delirante).

PATRONES CLINICOS DE PERSONALIDAD

ESQUIZOIDE (escala 1)

Esta escala se corresponde con el trastorno de personalidad esquizoide del DSM-IV.


Son Individuos Que Se Caracterizan por su carencia de deseo y su incapacidad para
experimentar en profundidad placer o dolor intenso. Tienden a ser apáticos, desganados,
indiferentes, distantes y asociales. Sus emociones y necesidades afectivas son mínimos
y el individuo funciona como un observador pasivo indiferente a las recompensas y
afectos, asi como a las demandas de relaciones con los demás.

EVITATIVO (escala 2)

Los individuos evitativos experimentan pocos refuerzos positivos de sí mismos y de los


demás. Permanecen en alerta y siempre en guardia, preparados para distanciarse de la
anticipación ansiosa de las experiencias dolorosas o negativamente reforzantes de la
vida. Su estrategia adaptativa refleja su miedo y desconfianza hacia los demás.
Mantienen un control constante de sus impulsos y sus anhelos de afecto, para prevenir
la repetición del dolor y la angustia que han experimentado con otras personas. Solo
pueden protegerse a si mismos mediante una retirada activa. A pesar de sus deseos de
relacionarse, han aprendido que es mejor negar estos sentimientos y mantener bastante
distancia interpersonal.

DEPRESIVO (escala2 B)
Hay cosas comunes en los tres primeros patrones clínicos de personalidad,
especialmente tristeza , pesimismo, falta de alegría, incapacidad para experimentar
placer y aparente retardo motor. Para el eje II del DSM, en eltrastorno esquizoide de la
personalidad, hay una incapacidad tanto para sentir alegría como tristeza. En el patrón
de evitación existe una hipervigilancia hacia el dolor anticipado y consecuentemente
una falta de atención hacia el disfrute y la alegría. En el patrón depresivo ha habido una
perdida significativa, una sensación de rendición y una perdida de esperanza en la
recuperación de la alegría. Ninguno de estos tipos de personalidad experimenta palcer,
pero por razones diferentes. La presonalidad depresiva experimenta dolor como algo
permanente . el placer ya no se considera posible. ¡que experiencias o factores
bioquimicos
ESCALA 3 DEPENDIENTE (sumisa)

Es equivalente al trastorno de personalidad dependiente del DSM-IV. Estas personas


han aprendido que quien les lidera les ha de proteger. Carecen de Iniciativa y de
autonomía.

ESCALA 4 HISTRIÓNICA

La manipulación de los sucesos hace que aumente la cantidad de atención y favores que
estos sujetos reciben y evitan el desinterés o la desaprobación de los demás. Estos
pacientes muestran una búsqueda de estimulación y afecto insaciable, e Incluso
indiscriminada.

ESCALA 5 NARCISISTA

Aquellos que obtienen altas puntuaciones en esta escala se hacen notar por sus actitudes
egoístas, experimentando placer sólo por permanecer pasivos o centrados en sí mismos.
Las experiencias pasadas le han enseñado a sobreestimar su propio valor, esta confianza
y superioridad puede fundarse en falsas promesas. Mantienen un aire de autoconfianza
arrogante y pueden llegar, sin intención, a explotar a los demás.

ESCALA 6A ANTISOCIAL

Actúan para contrarrestar la expectativa de dolor y depreciación de otros, esto se hace


mediante comportamientos ilegales dirigidos a manipular el entorno a favor de uno
mismo. Su tendencia al engrandecimiento refleja el escepticismo respecto a las
motivaciones de los otros, el deseo de autonomía y el deseo de venganza y recompensa.
Son irresponsables e impulsivos. Insensibilidad y crueldad son sus únicos medios para
evitar abusos y engaños.

ESCALA 6B AGRESIVO-SÁDICA

Son individuos que no son juzgados públicamente como antisociales, pero cuyas
acciones significan placer y satisfacción personal en comportamientos que humillan a
los demás y violan sus derechos y sentimientos.

ESCALA 7 COMPULSIVA

Su conducta prudente, controlada y perfeccionista deriva de un conflicto entre la


hostilidad hacia los demás y el temor hacia la desaprobación social. Resuelven esta
ambivalencia no solamente suprimiendo el resentimiento, sino también
sobreaceptandolo y estableciendo elevadas exigencias sobre si mismos. Detrás de este
frente de decoro y restricción, aparece el enfado intenso y sentimientos oposicionistas
que ocasionalmente emergen si fallan los controles.

ESCALA 8A PASIVO AGRESIVA

Pugnan entre seguir los refuerzos ofrecidos por los demás y los deseados por si mismos.
Esto representa una Incapacidad para resolver conflictos. Estos pacientes se meten en
discusiones y riñas interminables ya que vacilan entre la deferencia y la obediencia, el
desafío y el negativismo agresivo. Su comportamiento muestra un patrón errático de
terquedad o enfado explosivo entremezclado con periodos de culpabilidad y vergüenza.

ESCALA 8B AUTODESTRUCTIVA (masoquista)

Se relaciona con los demás de una forma obsequiosa y autosacrificada, estas personas
permiten y quizás fomenten, que los demás les exploten o se aprovechen de ellos,
incluso algunos afirman que merecen ser avergonzados y humillados. Para integrar su
dolor y su angustia recuerdan activa y repetidamente sus percances pasados y
trasforman otras circunstancias afortunadas en resultados potencialmente más
afortunados. Actúan de manera modesta e intentan pasar desapercibidos, frecuentemente
intensifican su déficit y se sitúan en una plano inferior o posición despreciable.
PATOLOGIA SEVERA DE PERSONALIDAD

Las tres siguientes propuestas adicionales de personalidad patológica representan


problemas estructurales graves y procesos disfuncionales. Difieren de las anteriores
escalas en los siguientes criterios: déficit en la competencia social y frecuentes
episodios psicóticos.

ESCALA S ESQUIZOTÍPICA

Representa un patrón de distanciamiento cognitivo e interpersonal. Estas personas


prefieren el aislamiento social con mínimas obligaciones y apegos personales.
Inclinados a ser casi autistas o cognitivamente confusos, piensan de forma tangencial y
con frecuencia aparecen ensimismados y reflexivos. Las excentricidades de
comportamiento son notables y estos individuos son percibidos por los demás como
extraños o diferentes. Pueden mostrarse con cautela ansiosa e hipersensible o un
desconcierto emocional y falta de afecto.

ESCALA C LÍMITE (bordeline)

Subyacen contenidos teóricos de las pautas dependiente, discordante, independiente y


ambivalente. Cada una de estas personalidades límite tiene fallos estructurales,
experimentando intensos estados de ánimo endógenos, con periodos recurrentes de
abatimiento, y apatía frecuentemente entremezclado con periodos de enfado, inquietud o
euforia, Lo que lo distingue claramente de los otros dos patrones graves es la
desregulación de sus afectos vista más claramente en la inestabilidad y labilidad de su
estado de ánimo. Muchos dan a conocer pensamientos recurrentes de suicidio y
automutilación, aparecen hiperpreocupados por asegurar el afecto, tienen dificultades
para mantener un claro sentimiento de identidad y muestran una evidente ambivalencia
cognitivo-afectiva con sentimientos simultáneos de rabia, amor y culpabilidad hacia los
otros.

ESCALA P PARANOIDE

Muestran una desconfianza vigilante respecto a los demás y una defensa anticipada
contra la decepción y las criticas. Hay una áspera irritabilidad y una tendencia a la
exasperación precipitada y colérica con los demás. Frecuentemente expresan un temor a
la pérdida de independencia, lo que conduce a estos pacientes a resistirse al control y las
influencias externas. Los paranoides se distinguen por la inmutabilidad de sus
sentimientos y la rigidez de sus pensamientos.

SINDROMES CLINICOS

ESCALA A ANSIEDAD

Estos pacientes informan de sentimientos aprensivos o fóbicos, son típicamente tensos,


indecisos e inquietos y tienden a quejarse de una gran variedad de malestares físicos,
como tensión, excesiva sudoración, dolores musculares indefinidos y nauseas. La
mayoría muestra un estado generalizado de tensión, manifestado por una incapacidad de
relajación, movimientos nerviosos y rapidez para reaccionar y sorprenderse fácilmente.
Los trastornos somáticos San característicos. También se muestran notablemente
excitados y tienen un sentido aprensivo de la inminencia de problemas, una
hipersensibilidad a cualquier ambiente, inquietud y susceptibilidad generalizada.

ESCALA H: HISTERIFORME (tipo somatoforme).

Encontramos dificultades psicológicas expresadas a través de canales somáticos,


periodos persistentes de agotamiento y abatimiento, una preocupación por la perdida de
salud y una variedad dramática, aunque inespecífica de dolores en regiones diferentes
pero no relacionadas- del cuerpo. Las - quejas son presentadas de forma dramática,
insidiosa y exagerada. Si están presentes de forma objetivas- verdaderas enfermedades,
tienden a magnificarse a pesar de los informes médicos tranquilizadores.

ESCALA N BIPOLAR

Estos pacientes evidencian periodos de alegría superficial, elevada autoestima, nerviosa


sobre actividad y distraibilidad, habla acelerada, impulsividad e irritabilidad. También
muestran un entusiasmo no selectivo, excesiva planificación para metas no realistas, una
invasión incluso tiranizando y demandando más calidad en las relaciones
interpersonales, disminución de las necesidades de sueño, fuga de ideas y cambios
rápidos y lábiles del estado de ánimo.

ESCALA D NEUROSIS DEPRESIVA (distimia)

El paciente se ha visto afectado por un periodo de dos o más años con sentimiento de
desanimo o culpabilidad, una carencia de iniciativa y apatía en el comportamiento, baja
autoestima y con frecuencia expresiones de inutilidad y comentarios autodesvalorativos.
Durante los periodos de depresión pueden haber llantos, ideas suicidas, sentimientos
pesimistas hacia el futuro, alejamiento social, escaso apetito o excesivas ganas de
comer, agotamiento crónico, pobre concentración, marcada pérdida de interés por
actividades lúdicas y una disminución de la eficacia en cumplir tareas ordinarias y
rutinarias de la vida.

ESCALA B ABUSO DE ALCOHOL

Historia de alcoholismo, habiendo hecho esfuerzos para superar esta dificultad con
mínimo éxito, y como consecuencia, experimentan un malestar considerable tanto en la
familia como en el entorno laboral.
ESCALA T ABUSO DE DROGAS

Tienden a tener dificultades para reprimir los impulsos o mantenerlos dentro de los
límites sociales convencionales y muestran una incapacidad para manejar las
consecuencias personales de estos comportamientos.

SINDROMES SEVEROS

Escala SS: PENSAMIENTO PSICÓTICO

Se clasifican normalmente como esquizofrénicos, psicosis reactiva breve o


esquizofreniformes dependiendo de la extensión y curso del problema. Pueden mostrar
periódicamente un comportamiento incongruente, desorganizado o regresivo,
apareciendo con frecuencia confusos y desorganizados y ocasionalmente mostrando
afectos inapropiados, alucinaciones dispersas y delirios no sistematizados. El
pensamiento puede ser fragmentado o extraño. Los sentimientos pueden embotarse y
existir una sensación profunda de estar aislados e incomprendidos por los demás.
Pueden ser retraídos y estar apartados o mostrarse con un comportamiento discreto o
vigilante.

Escala CC: DEPRESIÓN MAYOR

Son incapaces de funcionar en un ambiente normal, se deprimen gravemente y expresan


temor al futuro, ideas suicidas y un sentimiento de resignación. Algunos exhiben un
marcado enlentecimiento motor, mientras que otros muestran una cualidad agitada,
paseando continuamente y lamentando su estado triste. Varios procesos somáticos se
perturban con frecuencia durante este periodo. Son notables la disminución de apetito,
agotamiento, ganancia o pérdida de peso, insomnio o despertar precoz. Son comunes los
problemas de concentración, así como sentimientos de inutilidad o culpabilidad. Se
evidencian aprensiones e ideas obsesivas.

Escala PP: TRASTORNO DELIRANTE

Son considerados paranoides agudos, pueden llegar a ser ocasionalmente beligerantes,


experimentando delirios irracionales pero interconectados de naturaleza celotípica,
persecutoria o de grandeza. Puede haber signos de trastornos de pensamiento e ideas de
referencia. El estado de ánimo es habitualmente hostil y expresan sentimientos de estar
sobrecogidos y maltratados. Además manifiestan tensión persistente, sospechas,
vigilancia y alerta ante la posible traición.

FIABILIDAD

Con respecto a la fiabilidad, añadir que en los estudios españoles aún no se ha podido
obtener índices test-retest. Es de esperar que la utilización del MCMII en el contexto
español facilite la consecución de este tipo de datos. Sin embargo, y en relación al
segundo índice de fiabilidad, el coeficiente alta (también llamado de consistencia'
interna), el estudio realizado con muestra clínica ofrece unos índices bastantes
aceptables (sobre todo de las escalas autodestructiva, límite, neurosis depresiva y
depresión mayor) y satisfactorios en los coeficientes obtenido por las escalas
esquizoide, histriónica y compulsiva.

VALIDEZ

En la validez se consiguió que los ítems prototípicos de cada escala del MCM-II
(gracias al proceso secuencial seguido), cumpliera los criterios básicos. Los datos de
validación con diversas poblaciones (pacientes ambulatorios, pacientes internos; centros
para drogadictos y alcohólicos) sugieren que el MCMI-II puede usarse con un nivel de
confianza razonable en la mayoría de los contextos clínicos.