Está en la página 1de 4

PROPUESTA DE PROYECTO

Nombre del Proyecto: “No olvides quien eres” (con la violencia nos olvidamos quienes somos).
Mejorar la atención/asistencia psicosocial a víctimas de violencia social. (La violencia social es un
comportamiento deliberado que provoca daños físicos o psíquicos a otras personas a través de
amenazas, ofensas o el uso de la fuerza.

Descripción de la acción:

Objetivo de la acción Objetivo general: Mejorar la atención/asistencia


psicosocial a víctimas de violencia social.
Objetivos específicos:
 Mejorar las acciones enmarcadas en
procesos de acompañamiento
psicosocial a las víctimas de violencia
social
 Contribuir a la reconstrucción de la
identidad de las víctimas de violencia
social. (Mecanismos eficaces)

Grupos destinatarios Mujeres, familia, instituciones educativas,


asociaciones comunitarias, el Estado,
Beneficiarios finales Personas de la sociedad civil.
Resultado previstos
Actividades principales -Atención integral y especializada a mujeres que
enfrentan violencia.
-Animación sociocultural (técnicas que
promuevan los procesos de participación social e
impulsar el protagonismo organizado de los
ciudadanos en la vida social y cultural de su
comunidad para que puedan transformarla).
- Capacitar al personal de las unidades médicas
en salud mental para atender la problemática.
- Realizar talleres, foros, ferias para conocer la
mejor manera de proteger y atender a las
victimas generando intercambios que impliquen
la participación interinstitucional y de la
comunidad.
-Asesorar a las Unidades Municipales de la
Mujer.
-Ventanillas de difusión de derecho a las mujeres.
- Seguimiento, monitoreo y evaluación de los
procesos de atención a víctimas de violencia
social en los albergues. Auditoria comunitaria.
- Dar atención directa e inmediata a mujeres en
situación de violencia.
En los tres años de gestión el ISDEMU ha brindado atención integral y especializada a más de
17,600 mujeres que enfrentan violencia a nivel nacional y ha dado orientación y consejería por
medio del Centro de llamadas 126 a más de 8,300 mujeres, de acuerdo al detalle que aparece en
los cuadros siguientes:

Pertinencia de la acción:

-Pertinencia con relación a los objetivos/sectores/temas/prioridades específicas de


la convocatoria de propuestas. (pertinencia con los objetivos y prioridades, pertinencia
en relación a los ámbitos/subtemas/ámbitos indicado en la guía para los solicitantes)
-Pertinencia en relación a las necesidades y dificultades específicas de El Salvador
(situación previa, sinergias con iniciativas de la UE, planes promovidos a nivel nacional).
De enero 2013 a junio 2015: Departamentos con mayor cantidad de casos de muertes violentas de
mujeres San Salvador La Libertad La Paz 52.0% del total de casos

Planes:
El Plan Quinquenal de Desarrollo 2014 – 2019 establece con toda claridad, el profundo
compromiso de este Gobierno con la promoción de los Derechos Humanos y define que en
concordancia con el Principio de Igualdad y en cumplimiento de sus obligaciones nacionales e
internacionales, ejecutará acciones específicas orientadas a los grupos poblacionales
tradicionalmente excluidos del desarrollo y del pleno ejercicio de sus derechos. Define a las
mujeres como parte de las poblaciones prioritarias.

El fortalecimiento a la institucionalidad del ISDEMU se inscribe en la visión de país para el largo


plazo: El Salvador, como un país próspero, equitativo, incluyente, solidario y democrático que
ofrece oportunidades de buen vivir para toda su población. La Ley de Igualdad y la Ley Especial
Integral para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, le otorgan al ISDEMU la calidad
de Institución Rectora con responsabilidades y competencias para asegurar, vigilar y garantizar los
Derechos de las Mujeres.

Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC). Paralelo a los esfuerzos


desarrollados por el Ejecutivo en materia de prevención y para contribuir a dar respuesta a la
situación de la violencia en el país, se instala en septiembre de 2014 y por Decreto Ejecutivo, el
Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC); instancia de diálogo y búsqueda
de consensos, integrada por representantes de los diferentes sectores y actores de la sociedad y
de la comunidad internacional y de varias instituciones de gobierno, entre las cuales se encuentra
ISDEMU.

La primera tarea del Consejo fue la de formular - a través de un proceso participativo y en el que
también ha dado sus aportes el ISDEMU-,
El Plan El Salvador Seguro; un plan nacional de carácter integral y flexible, que tiene como uno de
sus principales objetivos, el de proporcionar insumos que ayuden a enriquecer las políticas y
planes nacionales de justicia, seguridad ciudadana y convivencia. Este Plan, consta de cinco ejes y
ciento veinticuatro acciones prioritarias para prevenir y atender la violencia en nuestro país; así
como para garantizar el acceso a la justicia y la protección de las víctimas. Se implementará
gradualmente en los 50 municipios priorizados para el quinquenio y definidos por el CNSCC.

El segundo trimestre del año 2015, ha requerido desarrollar una serie de acciones para alinear la
implementación del Plan ES Seguro (PESS), con el Plan Nacional de Prevención de la Violencia
2015- 2019 (PNPV); este último, que incorpora acciones de prevención de las instituciones del
ejecutivo en los diez municipios priorizados, reconociendo la impostergable necesidad de articular
todos los esfuerzos que se realizan en el ámbito de la prevención de la violencia a nivel local. Este
proceso ha dado inicio en el municipio de Ciudad Delgado, con el cual se realizó el primer ejercicio-
facilitado por el PNUD, de articular e integrar las acciones de prevención de la violencia,
participando en este esfuerzo, las instituciones del Sub Gabinete de prevención y el CMPV de
Ciudad Delgado presidido por su alcalde.

Este proceso dio como resultado la formulación del Plan Municipal de Prevención de la violencia
de Ciudad Delgado que fue presentado y discutido en el seno del CNSCC, en su reunión ordinaria
del 27 de mayo 2015, realizando el lanzamiento públicamente el 16 de julio 2015.

De todo este proceso, se pueden destacar los siguientes logros como resultado del trabajo de
rectoría de ISDEMU: - Se ha incorporado, en el Plan El Salvador Seguro, en su capítulo relativo al
diagnóstico, la realidad de violencia que viven las mujeres por el hecho de ser mujeres y se ha
desagregado por sexo, las cifras de homicidios. En el Plan, se reconoce las relaciones desiguales de
poder entre hombres y mujeres, como uno de los factores causales de la violencia y que generan
inseguridad.

En el marco normativo del mismo Plan ES Seguro, se incorpora y reconoce la Ley Especial Integral
para una vida libre de violencia para las mujeres-LEIV- y la Ley de Igualdad y No discriminación-
LIE. Se fundamenta y reconoce los compromisos internacionales adquiridos por el país, al suscribir
y ratificar diversos tratados y convenciones.

Se menciona, entre otros, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de


Discriminación 50 San Salvador, noviembre 2015 contra la Mujer (CEDAW); la Convención
Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, mejor conocida
como Belem do Pará.

-Describa y defina los grupos destinatarios y beneficiarios finales, sus necesidades


y dificultades, indicando como responderá a ellas la acción.
Solo en el mes de junio la violencia feminicida le cobró la vida a una mujer cada dieciséis horas, alarmante dato que
arroja el informe de Estado y Situación de Violencia que este día presentó el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo
de la Mujer (ISDEMU).
El Informe sobre la Situación de la Violencia contra las Mujeres presentado todos los años por el ISDEMU, da a
conocer la realidad de violencia en que viven las salvadoreñas, en todo su ciclo de vida. El informe recoge
información del período comprendido entre julio de 2016 a julio de 2017.
En el tema de violencia feminicida destaca que a partir de 2015, la violencia feminicida ha tenido una escalada
alarmante: 574 muertes en 2015 y 524 en 2016. Solo en el primer semestre de 2017 se contabilizaron 201
mujeres asesinadas, siendo los meses más violentos, marzo y junio, con 44 y 45 muertes respectivamente. Esto
significa que solo en el mes de junio, cada 16 horas una mujer fue asesinada.
El informe, elaborado por la Rectoría Vida Libre de Violencia del ISDEMU, sostiene que la violencia feminicida afecta
a las mujeres en todo su ciclo de vida; sin embargo, las principales víctimas son las mujeres jóvenes y en edad
reproductiva, siendo los departamentos con mayor porcentaje de hechos de feminicidio, San Salvador
(33%), seguido por San Miguel (13%), La Paz (9.5%), Sonsonate (9%).
Esto según detalló la Directora Ejecutiva del ISDEMU Yanira Argueta, se debe a que el cuerpo de las mujeres continúa
siendo un terreno, una propiedad en disputa para los hombres, sean sus compañeros de vida, novios, o simplemente
que tengan un interés sentimental en las mujeres.
No obstante el alza en violencia feminicida, la violencia sexual está afectando a la gran mayoría de niñas,
adolescentes y mujeres en edad reproductiva, en promedio, la FGR recibe anualmente más de 6,000 mujeres víctimas
de delitos contra la libertad sexual, reportando para el año 2016, la Fiscalía General de la República ha reportado
5,970 mujeres, niñas y adolescentes víctimas de delitos contra la libertad sexual, esto representa una tasa de 173
por cada 100 mil mujeres. Si cruzamos los datos aportados por el Ministerio de Salud de acuerdo al cual las
inscripciones
maternas de niñas y adolescentes fueron en 2015 de 25,021 y en 2016 de 21,467; lo que representa un 23.41
y 22.63 por ciento respectivamente, respecto del total de inscripciones maternas.
De acuerdo con las estadísticas proporcionadas por la FGR, en 2015 se reportan únicamente 3,878 niñas y
adolescentes de entre 0 y 17 años, víctimas de delitos contra la libertad sexual; número que se incrementa a 4,343
para el mismo grupo etario en 2016.
El ISDEMU señala avances como: la reforma al Código de Familia para la prohibición del matrimonio infantil, dicha
reforma había sido una recomendación del ISDEMU desde el año 2015; además de la construcción de la Estrategia
Nacional para la Prevención del Embarazo en niñas y adolescentes, en una coordinación interinstitucional
integrada por MINSAL, MINED, CONNA, ISDEMU, ISNA, INJUVE, con el apoyo del UNFPA y Plan Internacional. Se espera
que con la reforma al Código de Familia y con la implementación de la Estrategia se reduzca la impunidad en los
hechos de violencia sexual hacia niñas y adolescentes.
Estos dos tipos de violencia son los que reportaron mayor número de denuncias, que son a su vez las expresiones de
violencia más comunes que enfrentan las mujeres en las relaciones de pareja o provocada por personas vinculadas
a ellas.
A pesar de los avances en el reconocimiento del derecho a una vida libre de violencia para las mujeres y de la
implementación de acciones importantes para la prevención y atención integral, la violencia contra las mujeres
continúa tomando la vida de mujeres y vulnerando su integridad física y psicológica. El mayor reto, continúa siendo
la erradicación de la impunidad y la garantía de justicia frente a la violación de los derechos humanos de las
mujeres.
El 25 de noviembre fue decretado como día de la no violencia contra las mujeres en 1994 por la Asamblea Legislativa
y en 1999 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el propósito de reflexionar y actuar por la erradicación
de la violencia contra las mujeres.

-Elementos con un valor añadido específico.


-Principal solicitante (cosolicitante, entidades afiliadas)