Está en la página 1de 2

NO LO PIERDAS DE VISTA, PROSIGUE AL BLANCO.

Filipenses 3:1-15

Al leer la biblia encuentro un constante llamado a ser perseverante en todos los aspectos de nuestras
vidas, por ejemplo, en el libro de Josué, encontramos un pasaje muy conocido por todos Josué 1:9

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios
estará contigo en dondequiera que vayas.

Además de este, en versículos previos a este ya el llamado a proseguir era contundente, observemos
esto:

2 Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate…


6
Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad…
7Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo
Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra…

Al referirnos a la palabra proseguir, podemos pensar en sus sinónimos, que sin duda nos dan fuertes
luces de la trascendencia de esta palabra en la vida del ser humano. Perseverar, persistir, durar,
obstinarse.

Los actos, las actitudes, los propósitos, las leyes… en fin… todo está enmarcado por la perseverancia,
de hecho, cumplir la ley era cuestión de perseverancia…. El hecho de negarse constantemente a hacer
lo que no agrada a Dios es una decisión de perseverancia…

Proseguir: Seguir o continuar algo que se está haciendo. Seguir o continuar [una persona o una cosa]
en una misma actitud, estado, etc.

Perseverar: Mantenerse firme y constante en una manera de ser o de obrar.

Y al ver la palabra del Señor, encontramos pasajes tales como:

el que persevere hasta el fin, éste será salvo. (Mat. 10:22; Mat. 24:13; Marcos 13;13)

Lucas 11:17 Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo,
es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.

Hay personas que persisten en lo que no trae bendición, y otros en lo que les prosperan. Hay quienes se
sienten complacidos haciendo lo malo, pero hay quienes quieren que sus vidas giren para no perseverar
en lo malo, sino por el contrario perseverar en lo que trae bendición, abundancia, paz, salvación.

¿En qué estás basando tus pensamientos para este año? ¿En qué quieres prosperar? ¿En tu trabajo?
Está bien. ¿En tus estudios? Está bien. ¿En tu empresa? Está bien. ¿En tu familia, esposa, hijos, novios
padres? Está bien. Nada de esto se considera pecado o contrario, pero hay algo más maravilloso que
todo esto y es perseverar en la doctrina de los apóstoles, en el evangelio de Cristo, en la salvación del
Reino. Perseverar para alcanzar el PREMIO DEL SUPREMO LLAMAMIENTO, la salvación.
¿Te has propuesto para este año perseverar en la lectura de la palabra? ¿En la Oración, en la
bondad? ¿En la hermandad? ¿En la solidaridad? ¿En el evangelismo?

Si eres del reino tienes que estar lleno de ganas de perseverar, pero no solo es cuestión de
querer… es cuestión de actuar, Recuerde que la fe sin obras no sirve de nada…

Ejemplo del hno Danilo con su talento… cuanto ha perseverado?

A quienes quieren realmente perseverar y crecer en Dios para alcanzar el Premio del supremo
llamamiento le invito en esta noche a Perseverar en Dios, le garantizo que logrará todo lo que
se propone en la voluntad de Dios si persevera en la doctrina de la Santidad, de la
salvación…. Si persevera en el evangelio de Cristo. Haciendo esto logrará todo lo demás que
se proponga, recuerde que el secreto del éxito personal radica en buscar primero el Reino de
Dios y su justicia, el resto ya lo sabe…. El secreto está en perseverar primero en el Reino de
Dios… Encargarse de ello que el Señor se encargará de bendecir su persistencia y
perseverancia para lograr su éxito en la vida laboral, familiar, emocional, amorosa etc…

Finalmente hay dos pasajes de la palabra donde podemos encontrar algunos de los muchos
consejos para perseverar, para lograr llegar a la meta, al premio.

Romanos 2:1-7 El pago justo del Señor. Es mejor perseverar. versículo 7 Pago a perseverantes.
Perseverar en los deberes.
Romanos 12:21 (Deberes Cristianos)

Vamos a decirle al Señor que queremos perseverar en él, su ayuda está dada pues su palabra dice que
no temamos, que el guardará de nosotros (Salmo 121)

Vamos a pedirle al Señor que nos llene de su poder por que sin él no podremos llegar.

…Yo soy de ti, no me dejes caer en el mal.