Está en la página 1de 12

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior

IUTEPI Extensión-Isabelica

ATRASO Y QUIEBRA

Autores

Aular Victor: 173068

Clara Berliz: 173064

Carrillo Jesús: 173077

Carrillo Zulymar: 173028


BENEFICIO DE ATRASO

El beneficio de atraso tiene por finalidad la liquidación amigable de los negocios del
comerciante, por lo que el comerciante que realiza semejante solicitud, debe, con el concurso de
la comisión de acreedores, poner a disposición todo su patrimonio.

EL ATRASO

Es un procedimiento legal que tiene por objeto que el deudor y acreedor lleguen a un
acuerdo, este procedimiento se produce cuando un comerciante no puede pagar la totalidad de
las deudas que ha contraído por no disponer de dinero. La petición de atraso también se puede
realizar de forma autónoma o como defensa ante una demanda por quiebra

El objeto principal del estado de atraso es la liquidación de los bienes de la empresa, ya


sea en parte o en su totalidad, para cancelar las deudas, o al menos las dos terceras partes de
ésta.

Es una figura jurídica típicamente mercantil mediante el cual el Legislador concede un


privilegio o beneficio de retardar sus pagos al comerciante y por razones exensables no hayan
podido cumplir con sus compromisos mercantiles inmediatos, para que se conceda el atraso la
compañía debe tener los activos superiores a los pasivos, y el comerciante podrá pedir al tribunal
de comercio competente para proceder a la liquidación amigable de sus negocios

Artículo 898° CODIGO DE COMERCIO VENEZOLANO. El comerciante cuyo activo exceda


positivamente de su pasivo, y que por falta de numerario debido a sucesos imprevistos o causa de
cualquiera otra manera excusable, se vea en la necesidad de retardar o aplazar sus pagos, será
considerado en estado de atraso y podrá pedir al Tribunal de Comercio competente que le
autorice para proceder a la liquidación amigable de sus negocios, dentro de un plazo suficiente
que no exceda de doce meses; obligándose a no hacer, mientras se resuelva su solicitud, ninguna
operación que no sea de simple detal

SOLICITUD DE ATRASO

El comerciante cuyo activo exceda positivamente su pasivo y que por falta de numerario,
debido a sucesos imprevistos o causa de cualquiera otra manera

Excusable, se vea en la necesidad de retardar o aplazar sus pagos, será considerado en


estado de atraso y podrá pedir al tribunal de comercio competente que le autorice para proceder
a al liquidación amigable de sus negocios, dentro un plazo suficiente que no exceda de doce
meses, obligándose a no hacer mientras se resuelve a su solicitud, ninguna operación.

•Heredero comerciante fallecido.

• Los acreedores del comerciante.

RECHAZO DEL ATRASO

La solicitud no será admitida si con ella no presenta el peticionario sus libros de comercio
regularmente llevados; su balance comercial; su inventario, practicados treinta días antes con
estimaciones prudenciales de su lista de deudores, un estado nominativo de sus acreedores con la
indicación de su domicilio

REQUISITO PARA SOLICITAR EL ATRASO

1. Libros de comercio regularmente llevados (notoriedad mercantil).

2. Balance comercial donde se exprese con claridad el activo y el pasivo del solicitante.

3. Inventario practicado 30 días antes de la solicitud con la finalidad de que tanto los
acreedores como el juez conozcan con claridad la o verdadera situación del comerciante (bienes)
(uso conforme otorgado por catastro).

4. Una lista de las deudas o pasivos.

5. Una nómina de acreedores.6.Patente de industria y comercio, si la hubiere.

6. Opinión favorable de por lo menos 3 acreedores

QUIEBRA

Es la situación en la que un comerciante cesa su actividad al no tener liquidez para pagar


sus deudas

Evita situaciones económicas desagradables llevando tu contabilidad con Debito. Es fácil y


sencillo. Comienza ahora.

Es una situación regulada jurídicamente en la que una persona o empresa no puede hacer
frente a los pagos que debe realizar a sus acreedores, dado que estos son mayores que los
recursos económicos que posee.

Aquella persona que se declara en quiebra se denomina "quebrado" o "fallido".

Cuando se declara legalmente una quiebra, la empresa va a concurso de acreedores (o


proceso concursal) donde se examina si el patrimonio del quebrado puede liquidarse con la
intención de hacer frente a sus obligaciones.
No todas las compañías que entran en quiebra llegan a esta situación por las mismas
razones. En algunos casos, puede ser por, simplemente, no haber sabido prever hacia dónde se
dirigía el sector o, por ejemplo, por la entrada de nueva competencia que ha arrebatado un alto
porcentaje de cuota de mercado. Ahora bien, en otras ocasiones, puede ser que haya habido una
determinación por parte del empresario para llegar a tal situación. De acuerdo a esta clasificación,
encontramos los siguientes tipos de quiebra:

TIPOS DE QUIEBRA

Fortuita: no hay una intención por parte del empresario. El desarrollo de la actividad no ha
sido el esperado y, aunque se ha intentado solucionar la situación y tomado medidas al respecto,
finalmente no se ha podido revertir la situación.

Culpable: el empresario no ha cumplido con algunas de las obligaciones que tenía


estipuladas.

Fraudulenta: existe una intención directa, por parte del empresario, de no devolver el
capital que le han prestado los acreedores. Es decir, ha querido estafarlos pidiendo un dinero que
tenía claro de un buen inicio que no iba a devolver.

Tipos de quiebra según quién inicia el procedimiento

El proceso de quiebra se inicia después de la petición de alguna parte, ya sea la propia


empresa o algún agente externo. Según ello, podemos encontrar las siguientes variantes:

Voluntaria: el propio empresario es quien inicia el procedimiento para declararse en


quiebra porque es consciente que no le será posible afrontar las deudas pendientes. Ahora bien,
este punto no implica necesariamente que haya una consideración de insolvencia total. Por lo
tanto, puede existir una posibilidad de devolución futura de, como mínimo, una parte de lo
pedido. Puede realizarse en caso que la compañía considere necesaria una reestructuración de su
actividad para seguir funcionando.

Involuntaria: en este caso es un acreedor el que inicia todo el proceso de quiebra. Para
poderlo hacer, debe de demostrar que la empresa deudora no dispone de suficientes recursos
para afrontar esta deuda.

La quiebra involuntaria la inicia un extraño, usualmente un acreedor. Se puede iniciar una


petición de quiebra involuntaria contra una empresa si se cumple una de las condiciones
siguientes:

La empresa tiene deudas vencidas por un valor que supera sus capacidades de pago y
responsabilidad con terceros.

Acreedores que puedan probar que tienen reclamaciones sin pagar agregadas contra la
empresa.
La empresa ha incurrido en un acto de quiebra dentro de los cuatro meses anteriores a la
iniciación de la petición de quiebra.

LIQUIDACION DE QUIEBRA

Una compañía que legalmente haya sido declarada en quiebra, voluntaria o


involuntariamente, incurriendo en uno de los actos de quiebra, puede que se liquide. La
liquidación de una empresa quebrada ocurre usualmente una vez que los tribunales hayan
determinado que la reorganización no es viable.

Normalmente los acreedores o administradores de la empresa quebrada deben presentar una


petición de reorganización. Si no se presenta una petición de reorganización, si se presenta y se
niega una petición o si se niega el plan de reorganización, la empresa debe liquidarse.

En este caso se deben tener en cuenta los siguientes frente a la liquidación de la empresa cuando
esta entra en un proceso de quiebra como lo son los aspectos de ley, la prioridad de las
reclamaciones y el descargo de la empresa.

Generalmente los acreedores tratan de evitar, de ser posible, el forzar la empresa a la quiebra si
parece que esta tiene oportunidades futuras de éxito.

Aspectos de ley

Cuando se decreta la quiebra de una empresa, El juez puede designar un árbitro que se
haga cargo de las muchas tareas rutinarias necesarias para administrar la quiebra.

El juez, en quiebras involuntarias, o el árbitro, en quiebras voluntarias, pueden designar custodios


de bienes que se hagan cargo de las propiedades de la empresa quebrada para proteger los
intereses de los acreedores durante el periodo que transcurra entre la presentación de la petición
de quiebra y la designación de un síndico o la denegación de la petición. Es necesario un custodio
de bienes pues transcurre un periodo largo de tiempo entre la petición de quiebra y la designación
de un síndico.

Una vez que se decreta la quiebra de una empresa debe efectuarse una reunión de
acreedores en 10 a 30 días a partir de la fecha. La reunión la preside un juez o el árbitro. Los
acreedores designan un síndico que asume no solamente la función del custodio, sino que es
responsable de la liquidación de la empresa, el desembolso de fondos, llevar los registros,
examinar las reclamaciones de los acreedores, suministrar la información que se requiera y
preparar los informes finales de la liquidación.

En esencia, el síndico es responsable por la liquidación de la empresa. A menudo se


designan tres síndicos y/o se forma un comité asesor compuesto de tres o más acreedores,
ocasionalmente, el tribunal convoca reuniones subsecuentes de acreedores, pero para finiquitar
los bienes se requiere solamente una reunión final.
Prioridad de las reclamaciones

Es responsabilidad del síndico, liquidar todos los activos de la empresa y distribuir el


producto líquido entre los tenedores de reclamaciones comparables. Los tribunales han
establecido ciertos procedimientos para determinar si las reclamaciones son comparables.

Al distribuir los fondos de liquidación el síndico debe mantener la prioridad de las


reclamaciones que se especifican en la ley de quiebras. El orden de prioridades es el siguiente:

Los gastos de administración de los bienes en la quiebra

Los salarios que hayan devengado los trabajadores, durante de tres meses
inmediatamente anterior a la iniciación de los procedimientos de la quiebra.

Los impuestos a cargo de la empresa quebrada que se deban legalmente al gobierno o a


cualquier otra subdivisión gubernamental.

Las deudas por servicios recibidos dentro de los tres meses anteriores a la fecha se la
quiebra. Los pagos de arrendamiento se incluyen en esta categoría.

Las reclamaciones de acreedores garantizados que reciben el producto líquido de la venta


de los activos. Si el producto de estos en la liquidación es insuficiente para satisfacer las
reclamaciones garantizadas, los acreedores garantizados se convierten en acreedores
generalmente de la suma sin pagar.

Reclamaciones de acreedores generales y subordinados. Las reclamaciones de acreedores


no garantizados o generales, las reclamaciones sin satisfacer de acreedores garantizados y las
reclamaciones de acreedores subordinado reciben igual tratamiento en su totalidad. Los
acreedores subordinados deben pagar las sumas necesarias (si es el caso) a los acreedores
prioritarios.

Los accionistas preferentes que reciben una suma igual al valor a la par o valor asignado de
las acciones preferentes.

Los accionistas comunes que reciben cualquier remanente de fondos, los cuales se
distribuyen con base en una igualdad por acción. Si se ha clasificado el capital de acciones
comunes pueden existir prioridades.

Por esta lista se puede ver que las reclamaciones de los tenedores de ciertas obligaciones
tienen mayor prioridad que las reclamaciones de los acreedores garantizados.

Se pagan los primeros los gastos de administración de los procedimientos de quiebra,


salarios, impuestos y honorarios por servicios recientes. En seguida los acreedores garantizados
reciben el valor liquidado de participación. En seguida se satisfacen las reclamaciones de
acreedores generales y subordinados, que incluyen las reclamaciones de accionistas preferentes y
comunes.

Disposiciones del reglamento de aplicación de la Ley de Quiebra

El reglamento de aplicación de la Ley de Quiebra se extiende a todas aquellas personas


jurídicas y personas comerciantes, nacionales o extranjeras, domiciliadas o con presencia
permanente en el territorio nacional, salvo las excepciones establecidas en la ley.

Este reglamento, dictado para la aplicación y eficaz desarrollo de los procedimientos de la


ley, desarrolla el mecanismo para solicitud, evaluación, aprobación y registro de los conciliadores,
verificadores y liquidadores ante la Cámara de Comercio y Producción de que se trate.

ORDEN DE LIQUIDACIÓN DE LOS PASIVOS

Las deudas de la empresa deben cancelarse de la siguiente manera:

 Los Acreedores Preferentes:

Son aquellos a quienes hay que pagarles sus deudas con preferencia a la de lo demás acreedores.
Dentro de estas, se encuentran, los sueldos y salarios de los trabajadores, los impuestos y
contribuciones, tanto nacionales como municipales.

 Los Acreedores Garantizados Totalmente:

Se trata de los acreedores hipotecarios.

 Los Acreedores garantizados parcialmente:

Son aquellos que poseen una garantía prendaría o de pignoración, que no llega a cubrir el total de
sus acreencias.

 Los Acreedores Comunes o no Garantizados:

En su mayoría son deudas a proveedores de la empresa. También podrían ser con accionistas.

Movimientos contables: El estado de Liquidación:

Se trata de un “estado Financiero” un tanto diferente de los que corrientemente se preparan al


cierre de los ejercicios económicos.

CARACTERÍSTICAS
·Es una situación de insolvencia generalizada, lo que lo diferencia de la mera cesación de
pagos.

·se vea en la necesidad de retardar o aplazar sus pagos.


·la liquidación amigable de sus negocios no exceda de doce meses

·Las medidas conservatorias y las precauciones que juzgue necesarias para garantizar la
integridad del patrimonio del deudor

·Es una situación de insolvencia susceptible de ser apreciada objetivamente a través de


hechos indiciados de quiebra.

·Es una situación de insolvencia de tal magnitud que se torna insalvable para el deudor.

EFECTOS DE LA DECLARATORIA DE LA QUIEBRA

1. Se anota la quiebra y se dispone la inhibición de bienes del fallido de los respectivos


registros.

2. Las acreencias a plazo pendiente se tornan vencidas e inmediatamente exigibles.

3. Se fijan los derechos de los acreedores, es decir, estos no pueden mejorar su situación
con posterioridad a la declaratoria de quiebra.

4. Se acumulan todos los juicios pendientes contra el deudor fallido para ante el juez que
está conociendo de la quiebra.

5. Los acreedores pierden el derecho de ejecutar individualmente al deudor fallido.

6. Los gastos de liquidación los hará el deudor.

DIFERENCIAS ENTRE ATRASO Y QUIEBRA


ATRASO

•Hay un retardo o aplazamiento en los pagos.

•El patrimonio del comerciante es potencialmente solvente y puede recuperarse

•Existe solvencia pero se ve paralizada en la práctica

QUIEBRA

•Hay una imposibilidad de pagar

•El patrimonio del comerciante es insolvente e irrecuperable

•No existe solvencia


BIBLIOGRAFIAS

 Contabilidad III, Gómez Rondon. (Cap. 11 al 11-09)


 Código de Comercio de Venezuela (1996) Editorial PANAPO. Impreso enVenezuela por
Litho-Tip, C.
 https://es.scribd.com/doc/97151113/El-Atraso-y-La-Quiebra
 http://albertomerida.blogspot.com/2007/08/el-atraso-y-la-quiebra.html
 https://debitoor.es/glosario/definicion-quiebra
 https://www.eldinero.com.do/38626/la-ley-de-quiebra-ya-tiene-reglamento-de-
aplicacion/
INTRODUCCIÓN

Esta investigación se refiere a situaciones jurídicas como el atraso y la quiebra acción y


situación del comerciante que no puede satisfacer las deudas u obligaciones contraídas.

El atraso Es un procedimiento legal que tiene por objeto que el deudor y acreedor lleguen
a un acuerdo, este procedimiento se produce cuando un comerciante no puede pagar la totalidad
de las deudas que ha contraído por no disponer de dinero. La petición de atraso también se puede
realizar de forma autónoma o como defensa ante una demanda por quiebra.

Para que el comerciante le sea aprobado la solicitud de atraso debe cumplir con el
siguiente artículo del código de comercio.

Artículo 898° CODIGO DE COMERCIO VENEZOLANO. El comerciante cuyo activo exceda


positivamente de su pasivo, y que por falta de numerario debido a sucesos imprevistos o causa de
cualquiera otra manera excusable, se vea en la necesidad de retardar o aplazar sus pagos, será
considerado en estado de atraso y podrá pedir al Tribunal de Comercio competente que le
autorice para proceder a la liquidación amigable de sus negocios, dentro de un plazo suficiente
que no exceda de doce meses; obligándose a no hacer, mientras se resuelva su solicitud, ninguna
operación que no sea de simple detal

La quiebra

Es una situación jurídica en la que un comerciante o empresa no puede responder a los pagos de
las deudas contraídas, ya que, el monto que adeuda es superior a los activos con los que cuenta la
empresa.

Conoceremos cuando aplica las diversas situaciones de atraso y quiebra y cuáles son las
restricciones, se hará mención de algunos artículos del código de comercio de Venezuela,
adicionalmente las personas que intervienen en el proceso que se lleva a cabo para declarar a la
empresa en quiebra, las personas que intervienen en ella con una breve explicación de cada uno
de ellos y las condiciones para determinar el tipo de quiebra que aplica según el caso.
CONCLUSION

La solicitud de un beneficio de atraso que haga un comerciante, para nada se parece a un


juicio universal de quiebra, o sea, que la naturaleza del atraso y los motivos de la llamada
liquidación amigable de obligaciones, se regenta sobre bases muy distintas a la quiebra. En efecto
la diferencia estriba en que el activo del comerciante supera considerablemente al pasivo, y el
comerciante lo que busca es hacerse de liquidez para hacerle frente a las obligaciones contraídas
antes de la declaratoria del beneficio

Si un comerciante se ve en la necesidad de atrasar sus pagos, y posteriormente aplazarlos


debido a inconvenientes económicos; para solventar sus deudas y no ser castigado legalmente;
puede liquidar su comercio amigablemente, acudiendo al tribunal de comercio, para que éste
autorice el procedimiento dentro de las exigencias de la ley.

Ahora bien, si el comerciante no asumiera su responsabilidad voluntariamente; el Código


de comercio de Venezuela ampara los derechos de los acreedores perjudicados los cuales están en
la capacidad de unirse para pedir la quiebra del comerciante, mediante una acción de declaratoria
de quiebra ante el tribunal correspondiente.

En su demanda, los acreedores deben explicar todos los hechos que llevaron a la cesación
de pagos; pero además deben probar su condición de acreedor, así como la cualidad de
comerciante del demandado.

Adelantarse al deudor con la demanda de quiebra, ayuda al acreedor, agilizando el proceso, en el


sentido de que dicha quiebra no será efectiva hasta ser declarada por sentencia judicial.

Si la quiebra es declarada, los bienes del deudor no pasarán libremente al acreedor, sino
que la ley regulará el procedimiento de acá en adelante para proteger además, el patrimonio del
deudor; pero la intención de todo esto es, claro está la extinción del pasivo de la empresa.

Para lograr éstas metas, el Juez responsable designará al administrador provisional de los
bienes, en respaldo de la comisión representativa de los acreedores, y aunque para el
nombramiento del síndico, deban cumplirse una serie de requerimientos legales; una vez
superado todo esto, se comenzará a buscar la manera más efectiva de liquidar los bienes, con la
autorización del juez para vender, cobrar, etc.

Dentro del procedimiento de quiebra, los acreedores y el deudor pueden hacer convenios que
finalicen con el procedimiento, pero siempre, mediante conversaciones de las cuales tenga
conocimiento la ley.

La situación del deudor puede variar según las pruebas que presente ante el juez, donde
demuestre que la quiebra no es obra de algún tipo de fraude, en cuyo caso sería juzgado por ser
quiebra delictiva.
Es el Juez quien determinará si la quiebra es fortuita, culpable o fraudulenta.

Esperamos haber cumplido con los requerimientos de la investigación.