Está en la página 1de 24

Altillo.

com > Exámenes > UBA - CBC > Pensamiento Científico

Pens. Resumen de Chalmers, Cátedra: Asti Prof.: Steinman, 2do Cuat. de


Altillo.com
Científico Hempel y Popper Vera Bárbara 2009

ALAN F. CHALMERS

¿Qué Es Esa Cosa Llamada Ciencia?

La inferencia de teorías a partir de los hechos: la inducción

la cuestión mas fuertes posible sobre en que medida se apoya la teoría en los hechos, seria,
que la teoría puede derivarse lógicamente de los hechos, esto es, que dados los hechos, se
puede probar la teoría como una consecuencia de ellos. Esta afirmación no puede ser
justificada, ya que se debe considerar algunos rasgos característicos del razonamiento
lógico.

Lógica para bebes

La lógica se ocupa de la deducción de unos enunciados a partir de otros lados.

1. Todos los libros de filosofía son aburridos.

2. Este libro es un libro de filosofía.

3. Este libro es aburrido

Este es un ejemplo de razonamiento lógico perfectamente valido, donde 1 y 2 son las


premisas y 3 es la conclusión. La característica clave de una deducción lógicamente valida,
se dan en que si las premisas son verdaderas, entonces la conclusión es verdadera. La lógica
es la preservación de la verdad.
La lógica y la deducción por si solas no pueden establecer la verdad de los enunciados
fácticos del tipo que figura en las ejemplos. La lógica solo puede ofrecer es que si las
premisas son verdaderas, entonces lo será la conclusión.

Una argumentación puede ser una deducción perfectamente valida aunque conlleve una
premisa falsa.

1. Todos los gatos tienen cinco patas.

2. Bugs Passy es mi gato

3. Bugs Passy tiene cinco patas.

Esta es una deducción valida. En este ejemplo 1 y 3 son falsas, pero esto no afecta al hecho
de que el argumento sea valido.

La lógica por si sola no es fuente de nuevas verdades. Esta solo puede revelar que se sigue
de los enunciados que esta ya contenidos en ellos. La lógica tiene carácter preservador de la
verdad, ya que si estamos seguros de que nuestras premisas son verdaderas, entonces todo
lo que derive lógicamente de ellas será también verdadera.

¿Pueden derivarse las leyes científicas a partir de los hechos?

El conocimiento científico no puede derivarse de los hechos, si “derivar” se interpreta como


“deducir lógicamente”. Ejemplo:

“todos los metales se dilatan al ser calentados” o “los ácidos ponen rojo el papel de
tornasol”

Estos ejemplos son enunciados universales, se refieren a todos los acontecimientos de un


tipo en particular.

El conocimiento científico contiene muchos enunciados generales, pero esto es distinto


cuando se trata de ENUNCIADOS OBSERVACIONALES que forman los hechos que
sirven como prueba a las leyes científicas generales. Estos hechos observables o resultados
experimentales son afirmaciones específicas acerca de un estado de cosas en un tiempo
particular. Son enunciados singulares e incluyen declaraciones tales como: “el papel de
tornasol se volvió rojo al sumergirlo en una probeta de acido clorhídrico”.
¿Qué tipos de razonamientos puede conducirnos desde estos hechos, como premisas, a las
leyes científicas que intentamos derivar como conclusiones?

1. El metal x se dilato al calentarlo en la ocasión t.

2. El metal a se dilato al calentarlo en la ocasión p.

3. El metal j se dilato al calentarlo en la ocasión q.

Todos los metales se dilatan al ser calentados

Este es un razonamiento lógicamente valido, y carece de las características básicas de un


razonamiento de este tipo. Es decir, no es cierto que si los enunciados que constituyen las
premisas son verdaderos, la conclusión lo deba ser.

Los razonamientos de este tipo, que proceden desde un número finito de hechos específicos
hasta una conclusión general, se llaman RAZONAMIENTOS INDUCTIVOS. Estos, al
pasar de enunciados acerca de algunosacontecimientos de un tipo particular a enunciados
acerca de todos los acontecimientos, van más allá de lo que esta contenido en las premisas.

Las LEYES CIENTÍFICAS GENERALES van invariablemente mas allá de la cantidad


finita de la evidencia observable que puede soportarlas, razón por la cual no pueden nunca
ser probadas en el sentido de ser deducidas lógicamente de dicha evidencia.

¿Qué constituye un buen argumento inductivo?

Esto es importante ya que, se sabe que no están justificadas todas las generalizaciones que
se pueden hacer a partir de los hechos observables. Algunas parecen apresuradas o basadas
en una evidencia insuficiente.

Para que este justificada la inferencia inductiva desde los hechos observables hasta las
leyes, deben ser satisfechas las condiciones siguientes:

1. El número de enunciados observacionales que constituyen la base de una


generalización debe ser grande. Ya que serán necesarias una gran cantidad de
observaciones independientes antes de que se pueda justificar cualquier
generalización. Pero esto genera un problema sobre la confusión de “gran numero”,
ya que muchas veces, la exigencia de un gran número de ocasiones parece
inapropiada.
2. Las observaciones se deben repetir en una amplia variedad de condiciones. Estos
también genera un problema, que se origina en la dificultad que rodea a la cuestión
sobre como entender una variación significativa en las circunstancias. Si no se
pueden eliminar las variaciones “sobrantes”, nunca podrían ser satisfechas las
condiciones bajo las cuales la inferencia inductiva pueda ser aceptada. Para
considerar sobrante cierta cantidad de variaciones posibles, recurrimos al
conocimiento previo de la situación para distinguir entre los factores que podrían
influir en el sistema que se esta investigando y los que no.

Es por esto que cada razonamiento inductivo involucra la llamada a un


conocimiento previo, que requiere un razonamiento inductivo que lo justifique, que
a su vez implica una llamada a otro conocimiento previo, y así sucesivamente en
una cadena sin fin. EL REQUISITO DE QUE TODO CONOCIMIENTO SE
JUSTIFIQUE POR INDUCCIÓN SE CONVIERTE EN ALGO QUE NO PUEDE
CUMPLIRSE.

3. Ningún resultado observacional aceptado debe entrar en contradicción con la ley


universal derivada. Pero la verdad es que pocos conocimientos científicos
sobrevivirían a la exigencia de que no se conozca ninguna excepción.

PRINCIPIO DE INDUCCION: si en una amplia variedad de condiciones se observa una


gran cantidad de A y si todos los a observados poseen sin excepción la propiedad B,
entonces todos los A tienen la propiedad B. (PRIMER DEFINICION, INCOMPLETA)

Otros problemas que presenta el inductivismo

Se denomina postura INDUCTIVISTA a la cual el conocimiento científico se deriva de los


hechos observables por algún tipo de inferencia inductiva.

Cuando se habla sobre el conocimiento científico, ha de admitirse que gran parte de el se


refiere a lo inobservable.

Toda generalización que parte de hechos del mundo observable, no puede ofrecer otra cosa
que generalizaciones que parten de hechos del mundo observable. Desde un principio, el
razonamiento inductivo implica algún tipo de generalización a partir de hechos observables,
parecería que no podría proporcionar ningún conocimiento inobservable. Es por eso que el
conocimiento científico del mundo inobservable no puede establecerse por el razonamiento
inductivo, es por eso que se rechaza gran parte de la ciencia que implica ir mas allá de lo
que se puede justificar mediante generalización inductiva de lo observable.

Otro problema se basa en que muchas leyes científicas toman forma de leyes exactas que se
formulan matemáticamente. En comparación con estas leyes, tenemos la inexactitud de
toda medición que constituya su evidencia observable. Si las leyes científicas son
generalizaciones inductivitas de hechos observables, es difícil ver como podría uno escapar
a la inexactitud de las medidas que constituyen las premisas de los argumentos inductivos.

Un tercer problema se trata sobre el problema de la inducción, que surge de que el


conocimiento científico deba ser justificado bien apelando a la lógica (deductiva), bien
derivándolo de la experiencia. Hay dos opciones para demostrar el principio de inducción:
justificarla recurriendo a la lógica, o a la experiencia. Pero como las inferencias inductivas
no son inferencias lógicas (deductivas), solo nos queda el intento de justificar a la
inducción apelando a la experiencia.

La inducción funciona en un gran número de ocasiones, las cuales se podrían ampliar con
informes de predicciones y explicaciones, hechas sobre la base de leyes y teorías
científicas, derivadas inductivamente. De este modo se justifica la inducción por la
experiencia, pero esto es inaceptable. Ya que cuando la argumentación es inductiva, el
intento de justificar la inducción apelando a la experiencia da por supuesto lo que trata de
probar. Implica justificar la inducción apelando a la inducción, lo que resulta
insatisfactorio.

El principio de inducción funciono con éxito en la ocasión 1

El principio de inducción funciono con éxito en la ocasión 2, 3, etc.

El principio de inducción funciona siempre.

Un intento de evitar el problema de la inducción concite en debilitar la exigencia de que el


conocimiento científico sea verdadero, y se conforme con la afirmación de que se puede
demostrar que el conocimiento científico es probablemente verdadero a la luz de la
evidencia. De esta manera se reformula el principio de inducción de forma tal:

SI EN UNA AMPLIA VARIEDAD DE CONDICIONES SE HA OBSERVADO UN


GRAN NUMERO DE a, Y SI TODOS ESTOS a OBSERVADOS POSEEN LA
PROPIEDAD DE b, ENTONCES PROBABLEMENTE TODOS LOS a POSEEAN LA
PROPIEDAD DE b.

Otro problema surge cuando se trata de precisar cuan probable es una ley o teoría cuando se
posee una evidencia especificada. A medida que aumenta el apoyo observacional que
recibe una ley universal, aumenta también la posibilidad de que sea verdadera. Pero según
la teoría de probabilidades, es difícil aceptar la conclusión de que la probabilidad de la ley
general es igual a cero, sea cual fuere la evidencia observacional. Es decir, cualquier
evidencia observacional constara de un numero finito de enunciados observacionales,
mientras que una ley general hace afirmaciones acerca de un numero infinito de casos
posibles. Es decir, que siempre existirá un número infinito de hipótesis compatibles con un
número finito de pruebas, es por eso de que la probabilidad que tiene cada una de ser
verdad es igual a cero.

El atractivo del inductivismo

Las leyes y teorías que constituyen el conocimiento científico se derivan por inducción a
partir de una base de hechos suministrada por la observación y la experimentación. Una vez
que se tiene este conocimiento general, se puede recurrir a el para hacer predicciones y
ofrecer explicaciones.

1. El agua completamente pura se congela a unos 0 ºC (si se le da tiempo suficiente)

2. El radiador de mi coche contiene agua completamente pura.

3. Si la temperatura baja a 0ºC, el agua del radiador de mi coche se congelará (si se le da


tiempo suficiente)

Este es un ejemplo de argumentación lógica valida para deducir la predicción 3 del


conocimiento científico contenido en la premisa 1. Si 1 y 2 son verdaderas, 3 debe ser
verdades. Pero la verdad de 1, 2 y 3 no se establece debido a esta u otra deducción. Para un
inductivita, la fuente de la verdad no es la lógica, sino la experiencia.

Se llama CONDICIONES INICIALES a el conjunto de enunciados, que describen los


detalles de la situación que se esta investigando, como las descripciones de las situaciones
experimentales.

Se puede resumir la forma general de todas las explicaciones y predicciones científicas de


la siguiente manera:

1. Leyes teóricas

2. Condiciones iniciales

3. Predicciones y explicaciones

La objetividad de la ciencia, como explica el inductivista, se deriva de la medida en que la


observación, la inducción y deducción son consideradas ellas mismas objetivas. Se entiende
que los hechos observables son establecidos por el uso sin prejuicios de los sentimientos, de
manera que no haya lugar a que se interfiera la opinión subjetiva. Tampoco hay lugar para
la opinión subjetiva en cuanto a los razonamientos inductivos y deductivos, puesto que son
adecuados en la medida en que se adaptan a los criterios de idoneidad formulados
públicamente.

CARL G. HEMPEL

Filosofía De La Ciencia Natural

La investigación científica: invención y contrastación

Etapas fundamentales de la Contrastación de una hipótesis

En el caso de Semmelweis, las hipótesis están en conflicto con hechos fácilmente


observables, por lo tanto han de ser rechazadas como falsas.

¿Qué efectos observables, si los hay, se producirían en el caso de que la hipótesis fuera
verdadera? si la hipótesis considerada, llamémosla H, es verdadera, entonces se
producirían, en circunstancias especificadas ciertos sucesos observables, es decir, que si H
es verdadera, entonces también lo es I, donde I es un enunciado que describe los hechos
observables que se espera que se produzcan. I esta implicado por H, llamando a I una
implicación contrastadota de la hipótesis H.

Si H es verdadera, entonces también lo es I.

Pero (como se muestras empíricamente) I no es verdadera.

H no es verdadera.

Esta inferencia de esta forma llamada Modus Tollens, es deductivamente valida, si sus
premisas son verdaderas, entonces su conclusión verdadera también. Por lo tanto, si las
premisas están adecuadamente establecidas, la hipótesis H que estamos sometiendo a
Contrastación debe ser rechazada.
En el caso en el que observación o la experimentación confirman la implicación
contrastadota, I, y esta resulta verdadera, no prueba de un modo concluyente que la
hipótesis sea verdadera, porque el razonamiento seria así:

Si H es verdadera, entonces también lo es I

(Como se muestra empíricamente) I es verdadera.

H es verdadera.

A esto se lo conoce como falacia de afirmación del consecuente, la cual no es


deductivamente valido, es decir, que su conclusión puede ser falsa, auque sus premisas sean
verdaderas.

El resultado favorable de una Contrastación, es decir, el hecho de que una implicación


contrastadota inferida de una hipótesis resulte ser verdadera, no prueba que la hipótesis lo
sea también. Incluso en el caso de que hayan sido confirmadas mediante la Contrastación
diversas implicaciones de una hipótesis, puede ser la hipótesis falsa.

Si H es verdadera, entonces lo son también I1, I2, I3,…

(empiricamente) I1, I2, I3, … son todas verdadeiras.

H es verdadera.

Cada una de las contrastaciones podría haber dado un resultado desfavorable y podría
habernos llevado al rechazo de la hipótesis. Una serie de resultados favorables obtenidos
contrastando distintas implicaciones contrastadoras de una hipótesis, muestras que en lo
que referente a esas implicaciones concretas, la hipótesis ha sido confirmada, la cual
confiere algún apoyo, corroboración o confirmación parcial de la hipótesis, aunque no
suponga una prueba concreta.

El papel de la inducción en la investigación científica.

¿Cómo se llega en un principio a las hipótesis adecuadas? A veces esas hipótesis se infieren
de datos recogidos con anterioridad por medio del proceso llamado INFERENCIA
INDUCTIVA, en contraposición a la inferencia deductiva.
Toda sal de sodio, expuesta a la llama de un mechero Bunsen, hace tomar a la llama un
color amarillo.

Este trozo de mineral es una sal de sodio.

Este trozo de mineral, cuando se le aplique la llama de un mechero bunsen, hará tomar a la
llama un color amarillo.

Estas argumentaciones van de lo GENERAL (las premisas que se refieren a todas las sales
de sodio) a lo PARTICULAR (una conclusión referente a este trozo concreto de sal). Por el
contrario, las inferencias inductivas parten de premisas que se refieren a casos particulares
y llevan a una conclusión cuyo carácter es el de una ley o principio general. Pero este caso
de verdad de las premisas, NO garantiza la verdad de la conclusión, porque incluso si el
caso que todas las muestras hasta ahora examinadas vuelven amarilla la llama, queda la
posibilidad de que se encuentren nuevos tipos de sales que no se ajusten a esta
generalización. Las premisas de una inferencia inductiva implican la conclusión solo con
un grado más o menos alto de probabilidad, mientras que las premisas de una inferencia
deductiva implican la conclusión con certeza.

Existen cuatro estadios en una INVESTIGACION CIENTIFICA IDEAL: el primero de


observación y registro de todos los hechos, el segundo de análisis y clasificación de estos,
el tercero de derivación inductiva de generalizaciones a partir d ellos, y el cuarto de
Contrastación ulterior de las generalizaciones. En los dos primeros no hay hipótesis ni
conjeturas acerca de cuales puedan ser las conexiones entre los hechos observados, ya que
esas ideas preconcebidas comprometerían la objetividad científica de la investigación. Esta
concepción se llama CONCEPCION INDUCTIVISTA ESTRECHA DE LA
INVESTIGACION CIENTIFICA, y es insostenible, ya que una investigación científica es
impracticable, ya que para reunir todos lo hechos se debe esperar infinito de tiempo. Pero
esta la posibilidad de que lo que nos exija esa primara etapa de la investigación sea obtener
todos los hechos RELEVANTES. El tipo de datos que haya que reunir no esta determinado
por el problema que se esta estudiando, sino por el intento de respuesta que el investigador
trata de darle en forma de conjetura o hipótesis. Los HECHOS o hallazgos empíricos solo
se pueden cualificar como lógicamente relevantes o irrelevantes por referencia a una
hipótesis dada y no por referencia a un problema dado. Un dato que hayamos encontrado es
relevante con respecto a H si el que se de o no se de puede inferir de H.

La máxima según la cual la obtención de datos debería realizarse sin la existencia de


hipótesis antecedentes que servirían para orientarnos acerca de las conexiones entre los
hechos que están estudiando, es una máxima que se auto refuta, y a la que la investigación
científica no se atiene. Las hipótesis, en cuanto respuesta, son guía de la investigación
científica, y determinan cual es el tipo de datos que se han de reunir en un momento dado
de una investigación científica.

Una critica al segundo estadio, es que un conjunto de hechos empíricos se puede analizar y
clasificar en diversos modos, los cuales no serian de ayuda para la investigación. Para que
un modo de analizar y clasificar los hechos pueda conducir a una explicación de los
fenómenos en cuestión debe estar basado en hipótesis acerca de cómo están conectados
esos fenómenos, ya que sin esas hipótesis, el análisis y clasificación son nulos.

Las reglas de inducción, tendrían que proporcionar un procediendo mecánico para construir
sobre la base de los datos con los que se cuenta, una hipótesis o una teoría expresada en
términos de algunos conceptos completamente nuevos...

Se podría arbitrar PROCEDIMIENTOS MECANICOS para inferir inductivamente una


hipótesis sobre la base de una serie de datos en situaciones especiales, relativamente
simples. Así, los procedimientos mecánicos para la construcción de una hipótesis juegan
tan solo un papel parcial, ya que presuponen una hipótesis antecedente, menos especifica,
es decir, que una determinada variable física es una función de otra variable única, a la que
no se puede llegar por el mismo procedimiento.

Las hipótesis y teorías científicas no se derivan de los hechos observados, sino que se
INVENTAN para dar cuenta de ellos. En su intento de encontrar una solución a su
problema, el científico debe expandir su imaginación, y el curso de su pensamiento creativo
puede estar incluido incluso por nociones científicamente discutibles. Sin embargo, la
objetividad científica queda salvaguardada por el principio de que, en la ciencia, si bien las
hipótesis y teorías pueden ser libremente inventadas y propuestas, solo pueden ser
aceptadas e incorporadas al conocimiento científico si resisten la comprobación, mediante
la observación y experimentación, de las apropiadas implicaciones contrastadoras.

La imaginación tiene importancia en aquellos resultados que se validan mediante el


razonamiento deductivos, por que las reglas de inferencia deductivas no tienen reglas
mecánicas de descubrimiento, estas reglas se expresas por lo general en forma de esquemas
generales que constituyen una argumentación deductivamente valida... las reglas de
inferencia deductiva, señalan una infinidad de conclusiones validamente deducibles.

Poq

Si las premisas de una argumentación de este tipo son verdaderas, la conclusión también lo
es. Por lo tanto cualquier razonamiento con esta forma es valido. Pero esta regla, nos
autoriza a inferir consecuencias infinitamente diferentes a partir de una sola premisa. Por lo
tanto, dado un conjunto de enunciados tomados como premisas, las reglas de deducción no
marcan una dirección fija a nuestros procedimientos de inferencia. No nos señalan un
enunciado como “la” conclusión que debe derivarse de nuestras premisas, ni nos muestra
como obtener conclusiones importantes, no proporcionan un procedimiento mecánico. Pero
además, los intereses de la objetividad científica están salvaguardados por la exigencia de
una VALIDACION OBJETIVA de esas conjeturas. Cuando se propone una proposición
matemática como conjetura, su prueba o refutación requiere de inventiva y habilidad,
porque las reglas de inferencia deductiva no proporcionan tampoco un procedimiento
mecánico general para construir pruebas o refutaciones. Su papel es servir como criterios de
corrección de las argumentaciones que se ofrecen como pruebas, una argumentación
constituirá una prueba matemática valida.

Al conocimiento científico no se llega aplicando un procedimiento inductivo de inferencia


de datos recogidos con anterioridad, si no más bien mediante el llamado METODO DE
LAS HIPOTESIS, es decir inventando hipótesis como respuestas a un problema de estudio,
y sometiendo luego estas a la Contrastación empírica. Una parte de la Contrastación la
formara el ver si la hipótesis esta confirmada por cuantos datos relevantes hayan podidos
ser obtenidos antes de la formulación de aquella (inducción en sentido amplio), una
hipótesis aceptable tendrá que acomodarse a los datos relevantes con que ya se contaba.

Una Contrastación con resultados favorables, no establece una hipótesis de modo


concluyente, sino que se limita a proporcionarle un grado mayor o menor de apoyo.
Aunque la investigación científica no es inductiva en el sentido estrecho, se puede decir que
es inductiva en sentido amplio, en la medida que se supone la aceptación de hipótesis sobre
la base de datos que no las hacen deductivamente concluyentes, solo que le proporcionan
un apoyo inductivo mas o menos fuerte, un mayor o menor grado de confirmación. La
Contrastación consistirá en derivar nuevas implicaciones contrastadoras a partir de las
hipótesis, y comprobarlas mediante las observaciones o experiencias.

Las REGLAS DE INDUCCION deber ser concebidas por analogía con l las reglas de
deducción, como cánones de validación. Estas reglas formulan criterios de corrección de la
inferencia, determinan la fuerza del apoyo que los datos le prestan a las hipótesis y los
pueden expresar en términos de probabilidades.

La Contrastación de una hipótesis: su lógica y su fuerza.

Contrastaciones experimentales versus contrastaciones no experimentales.

Se emplea la palabra HIPOTESIS para referirnos a cualquier enunciado que este sometido a
Contrastación, con la independencia de si se propone describir algún hecho o evento
concreto o expresar una ley general o alguna proposición más compleja.

Las IMPLICACIONES CONTRASTADORAS de una hipótesis son normalmente de


carácter condicional; nos dicen que bajo condiciones de Contrastación especificadas se
producirá un resultado de un determinado tipo, es decir, Si se dan las condiciones de tipo C,
entonces se producirá un acontecimiento del tipo E. por ejemplo: si las paciente de la
división primera se tienden de lado, entonces decrecerá la mortalidad por fiebre puerperal.
Estas implicaciones contrastadoras son, entonces, implicaciones en un doble sentido: son
implicaciones de las hipótesis de las que se derivan, y tienen la forma de enunciados
compuestos con “si…entonces”.

Las implicaciones contrastadoras de este tipo proporcionan la base para una


CONTRASTACION EXPERIMENTAL, que equivale a crear las condiciones C y
comprobar luego si E se produce tal y como la hipótesis implica.

Una Contrastación experimental consiste, entonces, en variar los valores de las variables
independientes y comprobar si la variable dependiente asume los valores implicados por la
hipótesis.

Cuando el control experimental es imposible, entonces habrá que contrastar la hipótesis de


un modo NO EXPERIMENTAL, buscando o esperando que se produzcan casos en que
esas condiciones especificadas se den espontáneamente, y comprobando luego si E se
produce también.

La experimentación, sin embargo, se utiliza en la ciencia no solo como un método de


Contrastación, sino también como método de descubrimiento y en este segundo contexto,
como veremos tiene sentido la exigencia de que ciertos factores se mantengan constantes.

Hay casos en los que ya se ha propuesto antes una hipótesis y el experimento se lleva a
cabo para someterla a Contrastación. En otros casos, en lo que todavía no se ha propuesto
ninguna hipótesis especifica, el científico puede partir de una conjetura aproximativa, y
puede usar la experiencia para que le conduzca a una hipótesis mas definida.

Sobre la base de los resultados así obtenidos formulara intentos de generalización, y a partir
de que, puede proveer a construir una formula mas general como función de todas las
variables examinadas.

En los casos en los que la experimentación juega un papel heurística, un papel de guía en el
descubrimiento de hipótesis, tiene sentido el principio de que se han de mantener constantes
todos los factores relevantes, excepto uno de los factores que se presumen relevantes, en el
sentido de que afectan al fenómeno en cuestión de estudio.

Muchas de las hipótesis de la ciencia natural, admiten una Contrastación experimental. Pero
no se puede decir que la Contrastación experimental de la hipótesis sea un rasgo distintivo
de todas.

El papel de las hipótesis auxiliares

Las implicaciones contrastadoras se derivan o se infieren de la hipótesis que se ha de


contrastar. En algunos casos, es posible inferir deductivamente a partir de la hipótesis
ciertos enunciados condicionales que pueden de servirle como enunciados contrastadores.
Pero ocurre con frecuencia que la derivación de una implicación contrastadota es menos
simple y concluyente.

La hipótesis de semmelweis de que la fiebre puerperal esta producida por la contaminación


con materia infecciosa, y consideremos la implicación contrastadota de que si las personas
que atienden a las pacientes se lavan las manos con cal clorurada, entonces decrecerá la
mortalidad sopor la fiebre puerperal.

Esta premisa, juega el papel de SUPUESTO AUXILIAR o HIPOTESIS AUXILIAR en la


derivación del enunciado contrastador a partir de la hipótesis. Por lo tanto, si H y la
hipótesis auxiliar son ambas verdaderas, entonces también lo será I. de las hipótesis
auxiliares se sigue una consecuencia importante para la cuestión de si se puede sostener que
un resultado desfavorable de la Contrastación, es decir un resultado que muestra que I es
falsa, se refuta la hipótesis sometida a investigación.

Si la Contrastación muestras que I es falsa, solo podemos inferir que o bien la hipótesis o
bien uno de los supuestos auxiliares incluidos en A deben ser falsos, por lo tanto la
Contrastación no proporcional una base concluyente para rechazar H.

Supongamos que se contrasta una hipótesis poniendo a prueba una implicación


contrastadota, “si C, entonces E”, derivada a partir de H y de un conjunto A de hipótesis
auxiliares. La Contrastación, en ultimo termino, en comprobar si E ocurre o no en una
situación contrastadota en la que se dan las condiciones C.

El conjunto completo de supuestos auxiliares presupuestos por la Contrastación incluye la


suposición de que la organización de la prueba satisface las condiciones n especificada H.

Contrastaciones cruciales

Una CONTRASTACION CRUCIAL se puede describir del siguiente modo: supongamos


que H1 y H2 son dos hipótesis rivales relativas al mismo asunto que hasta el momento han
superado con el mismo éxito las contrastaciones empíricas. Es posibles encontrar un modo
de decidir entre las dos si se puede determinar alguna Contrastación con respecto a la cual
H1 y H2, predigan resultados que están en conflicto; es decir, si dado un cierto tipo de
condiciones de Contrastación, C, la primera hipótesis da lugar a la implicación
contrastadota “si C, entonces E”, y la segunda a “Si C2, entonces E2”, donde E1 y E2 son
resultados que se excluyen mutuamente. La ejecución de esas contrastaciones refutara
presumiblemente una de las hipótesis y prestara su apoyo a la otra.

“si se lleva a cabo el experimento de Foucault, entonces la primera imagen aparecerá a la


derecha de la segunda.” Y “si se lleva a cabo el experimento de Foucault, entonces la
primara imagen aparecerá a la izquierda de la segunda. El experimento mostró que la
primera de estas implicaciones era verdadera.

Las hipótesis y las teorías científicas no pueden ser probadas de un modo concluyente por
ningún conjunto de datos disponibles, por muy precisos y amplios que sean. Ni siquiera la
más cuidadosa y amplia Contrastación puede nunca refutar entre dos hipótesis y probar la
otra, por lo tanto, los experimentos cruciales son imposibles en la ciencia. Sin embargo,
puede mostrar que una de entre dos teorías rivales es inadecuada en importantes aspectos, y
puede proporcionar un fuerte apoyo a la teoría rival.

Las hipótesis “ad hoc”

Las HIPOTESIS AD HOC, tienen como propósito salvar a una hipótesis seriamente
amenazada por un testimonio adverso.

Contrastabilidad en principio y alcance empírico

Ningún enunciado o conjunto de enunciados T puede ser propuesto significativamente


como una hipótesis o teoría científica a menos que pueda ser sometido a Contrastación
empírica objetiva, al menos “en principio”. Es decir, que debe ser posible derivar de T, en
el sentido amplio que hemos indicado, ciertas implicaciones contrastadoras de la forma “si
se dan las condiciones de Contrastación C, entonces se producirá el resultado E”, pero no es
necesario que las condiciones de Contrastación estén dadas o sean tecnológicamente
producibles en el momento, en el que T es propuesto o examinado.

Si un enunciado o conjunto de enunciados no es contrastables, es decir, si no tiene


implicación contrastadota, entonces no puede ser propuesto significativamente o mantenido
como hipótesis o teoría científica, por que no se concibe ningún dato empírico que pueda
estar de acuerdo o ser incompatible con el. En este caso, carece de ALCANSE EMPIRICO.

Una hipótesis científica normalmente solo da lugar a implicaciones contrastadoras cuando


se combina con supuestos auxiliares apropiados. Al dictaminar si una hipótesis propuesta
tiene alcance empírico, debemos, por lo tanto, preguntarnos que hipótesis auxiliares están
implícitas o tácitamente presupuestas en ese contexto y si la hipótesis dada conduce a
implicaciones contrastadoras.

Las leyes y su papel en la explicación científica

Dos requisitos básicos de las explicaciones científicas


Explicar los fenómenos del mundo físico es uno de los objetivos primarios de las ciencias
naturales.

Algunas de las ideas explicativas están basadas en concepciones antropomórficas de las


fuerzas de la naturaleza, otras invocan poderes o agentes ocultos, otras, en fin, se refieren a
planes inescrutables de dios o al destino. Pero, no son adecuadas para los propósitos de la
ciencia, la cual, se ocupa de desarrollar una concepción del mundo que tenga una relación
clara y lógica con nuestra experiencia y sea, por lo tanto, susceptible de Contrastación
objetiva.

Las explicaciones científicas deben cumplir dos requisitos sistemáticos, que llamaremos el
requisito de relevancia explicativa y el requisito de contrastabilidad.

La explicación física cumple el REQUISITO DE RELEVANCIA EXPLICATIVA, cuando


la información explicativa aducida proporciona una buena base para creer que el fenómeno
que se trata de explicar tuvo o tiene lugar. Este requisito representa una condición
necesaria, pero no suficiente de una explicación adecuada.

Una segunda condición que debe cumplir las explicaciones científicas, a las que
llamaremos el REQUISITO DE CONTRASTABILIDAD, cuando los enunciados que
constituyen una explicación científica deben ser susceptibles de Contrastación empírica.

Una explicación propuesta que cumpla el requisito de relevancia cumple también el


requisito de contrastabilidad.

La explicación nomológico-deductiva

El fenómeno del que la explicación tiene que dar cuenta lo denominamos FENOMENO
EXPLANANDUM, al enunciado que lo describe, ENUNCIADO EXPLANANDUM.

Cuando por el contexto se puede discernir a cual de ellos nos referimos, denominaremos a
cualquiera de ellos simplemente con el nombre de EXPLANANDUM. A los enunciados
que especifican la información explicativa, los denominamos ENUNCIADOS
EXPLANANTES, y todo ellos formaran el EXPLANANS.

Las explicaciones hasta aquí consideradas se pueden concebir, como argumentaciones


deductivas cuya conclusión es el enunciado EXPLANANDUM, E, y cuyo conjunto de
premisas, el EXPLANANS, consiste de leyes generales, L, L1, L2…, y otros enunciados,
C, C1, C2… que hacen asertos acerca de hechos concretos. La forma de esas
argumentaciones, que constituyen, por lo tanto, uno de los tipos de explicación científica,
se podrían representar mediante el siguiente esquema:
L1, L2, L3…

C1, C2, C3…

A las explicaciones de este tipo se las llamara por subsunción deductiva bajo leyes
generales, o EXPLICACIONES NOMOLOGICO-DEDUCTIVAS. A las leyes invocadas
en una explicación científica se las llamara también LEYES ABARBADORAS del
fenómeno explanandum y se dirá que la argumentación explicativa subsume al
explanandum bajo estas leyes.

El fenómeno explanandum en una explicación nomológico deductiva puede ser un evento


que tiene lugar en un determinado sitio y tiempo.

Las explicaciones deducidas de esas uniformidades invocaran leyes de alcance más amplio.

Las explicaciones nomológicas-deductivas satisfacen el requisito de relevancia explicativa


en el sentido más fuerte posible: la información explicativa que proporcionan implica
deductivamente el enunciado explanandum y ofrece, una base lógica concluyente para
esperar que se produzca el fenómeno explanandum. Y cumple también el requisito de
contrastabilidad, por que el explanans implica, entre otras cosas, que bajo las condiciones
especificadas se producirá el fenómeno explanandum.

Las explicaciones nomológicas-deductivas se expresan en forma ELIPTICA, ya que omiten


mencionar ciertos supuestos que están asumidos por la explicación, pero que se dan como
admitidos en un determinado contexto. Esas explicaciones se expresan a veces en la forma
“E porque C”, donde E es el suceso que hay que explicar y C es algún evento o algún
estado de cosas antecedentes o contiguo. “el barro de la acera permaneció en estado liquido
durante la helada porque había sido rociado con sal”. Este enunciado elíptico admite
tácitamente ciertos supuestos acerca de las condiciones físicas ambientales.

Una vez que se ha hecho explicita la premisa tacita, se ve que la explicación supone una
referencia a las leyes generales. Las leyes generales correspondientes están siempre
presupuestas por un enunciado explicativa, según cual un evento concreto de un
determinado tipo G, tenia como causa un evento del tipo F. “la misma causa, el mismo
efecto”. Implica una pretensión: la de que cuando se produce un evento F, este viene
acompañado de un evento tipo G.
Leyes universales y generalizaciones accidentales.

Las leyes proporcionan el eslabón por razón del cual circunstancias particulares pueden
servir para explicar el hecho de que se produzca un evento dado.

Las leyes que se requieren para las explicaciones nomológico-deductivas son enunciados de
forma universal. Un ENUNCIADO UNIVERSAL afirma la existencia de una conexión
uniforme entre diferentes fenómenos empíricos o entre aspectos diferentes de un fenómeno
empírico. Es un enunciados que dice que cuando quiera y dondequiera que se dan unas
condiciones de un tipo especificado F, entonces se darán también, siempre y sin excepción,
ciertas condiciones de otro tipo G.

“Siempre que un solidó se disuelve en un liquido, el punto de ebullición del liquido sube”

La mayoría de las leyes de las ciencias naturales son cuantitativas, afirman la existencia de
conexiones matemáticas específicas entre diferentes características cuantitativas de los
sistemas físicos o de determinados procesos.

Un enunciado que afirma la existencia de una conexión uniforme será considerado una ley
solo si hay razones para suponer que es verdadero.

Pero no todos los enunciados de esta forma universal, aunque sean verdaderos, pueden
considerarse leyes de la naturaleza. Por ejemplo: “todos los minerales que hay en esta caja
contienen hierro”, es una forma universal (F es las condición de ser un mineral de esta caja
y G la de contener hierro); sin embargo, aunque sea verdadero, no habría que considerarlo
como una ley, sino como la aserción de alo que de hecho es el caso, como una
GENERALIZACION ACCIDENTAL. Su verdad la consideraríamos presumiblemente
como accidental, sobre la base de que no hay nada de las leyes básicas de la naturaleza tal
como esta se concibe en la ciencia contemporánea que nos haga descarar la posibilidad de
que exista.

¿En que se distinguen las leyes genuinas de las generalizaciones accidentales?

Una diferencia notable es que una ley puede servir para justificar condicionales contra
fácticas, es decir, enunciados de la forma “si A fuera el caso, entonces B seria el caso.”,
donde A no es de hecho el caso; mientras que la generalizaciones accidentales no.

Una le, en contraste con una generalización accidental, puede justificar condicionales
subjuntivos, es decir, enunciados del tipo “si aconteciera A, entonces también acontecería
B” donde se deja en suspenso si A ha sucedido o no de hecho. “si pusiéramos esta vela de
parafina en agua hirviendo, entonces se fundiría”.

Una ley puede servir de base para una explicación.


Un enunciado de forma universal puede considerarse como una ley incluso aunque de
hecho no se cumpla en ningún caso. “en cualquier cuerpo celeste que tenga el mismo radio
que la tierra, pero dos veces su masa, la caída libre a partir del estado de reposo se ajusta a
la formula s= 32”. Puede que en todo el universo no exista objeto celeste alguno que tenga
ese tamaño y esa masa, y sin embargo, el enunciado tiene carácter de una ley.

Dijimos que una ley puede justificar condicionales subjuntivos y condicionales contra
fácticos acerca de casos potenciales, es decir, acerca de casos particulares que pueden
ocurrir, o que podían haber ocurrido, pero que no han ocurrido.

El que un enunciado de forma universal cuente como una ley dependerá en parte de las
teorías científicas aceptadas por la época. Esto no quiere decir que las generalizaciones
empíricas no se consideren nunca como leyes.

Un enunciado de forma universal, ya este empíricamente confirmado o no haya sido


contrastado todavía, se considerara como una ley si esta implicando por una teoría
aceptada, pero incluso si estuviera empíricamente buen confirmado y fuera verdadero de
hecho, no se consideraría como una ley si no admitiera ciertos acontecimientos hipotéticos
que una teoría aceptada califica como posibles.

Explicaciones probabilísticas: nociones fundamentales

No todas las explicaciones científicas se basan en leyes de forma universal. Ya que hay
conexiones que no se pueden expresar por medio de una ley de forma universa. Lo único
que se puede afirmar es que existe una alta o baja probabilidad.

“el hecho de que jim haya contraído el sarampión se puede explicar diciendo que la
enfermedad se la contagio su hermano, que tuvo el sarampión unos días antes.”

A estos enunciados se los llamara LEYES DE FORMA PROBABILISTICA o LEYES


PROBABILISTICAS.

El explanans implica el explamandum no con certeza deductiva, sino solo con cuasi certeza
o con alto grado de probabilidad.

La probabilidad de que las personas expuestas al contagio del sarampión contraigan la


enfermedad es alta.

Jim estaba expuesto al contagio del sarampión.


Jim contrajo la enfermedad.

La doble línea usada en este último esquema quiere indicar, de modo análogo, que las
premisas (explanans) hacen la conclusión (explanandum) más o menos probable, el grado
de probabilidad viene sugerido por la anotación que esta entre corchetes.

A las argumentaciones de este tipo se las llamara EXPLICACIONES PROBABILISTICAS


y comparten ciertas características con las explicaciones nomológico-deductivas, ya que el
evento dado se explica por referencia a otros, con los que el evento explanandum esta
conectado por medio de las leyes. Pero en este caso las leyes no son universales, sino que
probabilísticas, y sobre la base de la información contenido en el explanans, el
explanandum no es de esperar con certeza deductiva sino con una certeza practica.

KARL POPPER

La lógica de la investigación científica

Panorama de algunos problemas fundamentales

El hombre de la ciencia, en el campo de las ciencias empíricas construye hipótesis o


sistemas de teorías y las contrasta con la experiencia por medio de observaciones y
experimentos.

La investigación científica es ofrecer un análisis lógico de tal modo de proceder esto es,
analizar el método de las ciencias empíricas.

El problema de la inducción

Popper se opone a la tesis de los métodos inductivos, según la cual, la lógica de la


investigación científica seria idéntica a la lógica inductiva. Es corriente llamar
INDUCTIVA a una inferencia cuando pasa de enunciados singulares o particulares a
enunciados universales, como una teoría o hipótesis. Pero esto para Popper, este modo
corre siempre el riesgo de resultar falso.

Se conoce con el nombre del PROBLEMA DE LA INDUCCION a la cuestión acerca de si


están justificadas las inferencias inductivas, o bajo que condiciones lo están. A la ves este
problema tiene como cuestión establecer la verdad de los enunciados universales basados
en la experiencia, ya que se piensa que la verdad de los enunciados se “sabe por
experiencia”, pero sin embargo se sabe que todo informe que se basa en la experiencia tiene
que ser solo un enunciado particular.

Si se quiere justificar las inferencias inductivas, primero se debe establecer un PRINCIPIO


DE INDUCCION, que seria un enunciado con cuya ayuda pudiéramos presentar dichas
inferencias de una forma lógicamente aceptable. Este principio determina la verdad de las
teorías científicas, eliminarlo significaría privar a esta de la posibilidad de decidir sobre la
verdad o falsedad de sus teorías. Pero para Popper si existiera un principio de inducción
puramente lógico no habría problema de la inducción. Por lo tanto, el principio de
inducción tiene que ser un enunciado sintético, uno cuya negación no sea contradictoria,
sino lógicamente posible.

Para Popper es superfluo todo principio de inducción y lleva a incoherencias lógicas.

Las dificultades de la lógica inductiva son insuperables.

Para Popper, a diferencia de los creyentes en la lógica inductiva, que creen que el principio
sirve para decidir sobre la probabilidad, para el es rechazado, ya que con recurrir a la
probabilidad, se tendrá que justificar invocando un nuevo principio, y así sucesivamente. Es
decir, que la lógica de la inferencia probable conduce a una regresión infinita.

Para Popper, una hipótesis solo puede contrastarse empíricamente solo después de que ha
sido formulada.

Contrastación deductiva de teorías

Una vez presentada una nueva idea, aun no justificada, sea una hipótesis o teoría, se extraen
conclusiones de ella por medio de una DEDUCCION LÓGICA; estas conclusiones se
comparan entre si y con otros enunciados, con el objetivo de hallar las relaciones lógicas
que existan entre ellas.

Cuatro procedimientos para llevar a cabo la contrastación de una teoría son:

Primero se encuentra la comparación lógica de las conclusiones unas con otras, sometiendo
a contraste la coherencia interna.

Luego se estudia la forma lógica de la teoría, para determinar si es empírica o tautologicaa.

En tercer lugar, se compara con otras teorías, que deben averiguar si la teoría examinada
seria un adelanto científico en caso de que sobreviviera a las diferentes contrastaciones a la
que se la somete.
Y por ultimo, se la contrasta por medio de la aplicación empírica de las conclusiones que
pueden deducirse de ella. Con esto se ve hasta que punto satisfaceran las nuevas
consecuencias de la teoría a la practica.

Si la decisión es positiva, esto es, si las conclusiones singulares resultan VERIFICADAS,


la teoría paso con éxito las contrastaciones, y no se encuentra motivo para desecharla. Pero
si la decisión es negativa, es decir si la conclusión fue FALSADA, se revela que la teoría es
también falsa.

Una decisión positiva solo apoya a la teoría temporalmente, ya que otras decisiones
negativas subsiguientes siempre pueden derrocarla.

Durante el tiempo que una teoría resiste las contrastaciones se dice que esta
CORROBORADA por la experiencia.

El problema de la demarcación

Al rechazar el método de la inducción, Popper, priva a ciencia empírica de lo que parece ser
su característica más importante, es decir, que hace desaparecer las barreras que separan la
ciencia de la especulación metafísica.

Para Popper, la lógica inductivista no proporciona un rasgo discriminador apropiado del


carácter empírico, es decir, que no proporciona un criterio de demarcación apropiado.

El PROBLEMA DE LA DEMARCACION se produce al encontrar un criterio que nos


permita distinguir entre las ciencias empíricas, por un lado, y los sistemas metafísicos, por
otro.

El hallazgo de un criterio de demarcación aceptable tiene que ser una tarea crucial de
cualquier epistemología que no acepte la lógica de la inducción.

La falsabilidad como criterio de demarcación

Para Popper, las teorías no son nunca verificables empíricamente, sino que el criterio de
demarcación que se debe adoptar no es el de la verificabilidad, sino el de
FALSABILIDAD. Un sistema científico puede ser seleccionado, siendo susceptible de
selección en un sentido negativo por medio de contrastes o pruebas empíricas. Tiene que
ser posible refutar por la experiencia un sistema científico empírico.

Esta propuesta esta basada en una ASIMETRIA entre la verificabilidad y la falsabilidad,


asimetría que se deriva de la forma lógica de los enunciados universales. Estos no son
deducibles de enunciados singulares, pero si pueden estar en contradicción con estos.
Por medio de las inferencias deductivas (modus tollens), es posible discrepar de la verdad
de enunciados singulares la falsedad de enunciados universales.

En tercer lugar, admitiendo la asimetría, sigue siendo imposible falsar de modo concluyente
un sistema teórico, debido a que es posible no caer en la falsacion (mediante la introducción
ad hoc de una hipótesis auxiliar o de una definición), se puede caer en una incoherencia
lógica, adoptar la posición de negarse a admitir cualquier experiencia falsadota.

Lo que caracteriza al método empírico es su manera de exponer a falsacion el sistema que


se contrasta, eligiendo el más apto.

El problema de la base empírica

Los problemas de la base empírica (los que se refieren al carácter empírico de enunciados
singulares y a su contrastación) pertenecen a la teoría del conocimiento, como las
experiencias perceptivas y enunciados básicos.

Las experiencias perceptivas proporcionan una justificación de los enunciados básicos.


Estos enunciados están basados sobre experiencias que mediante estas se manifiesta por
inspección la verdad de aquellos.

Los enunciados solo pueden justificarse lógicamente mediante otros enunciados.

Se distingue por una parte nuestras experiencias subjetivas o nuestros sentimientos de


convicción, que no pueden jamás justificar enunciado alguno, y por otra parte, las
relaciones lógicas objetivas existentes entre los diversos sistemas de enunciados científicos
y en el interior de cada uno de ellos.

Falsabilidad, falsacion.

La FALSACION es el criterio del carácter empírico de un sistema de enunciados.

Solo decimos que una teoría esta FALSADA si hemos aceptado enunciados básicos que lo
contradigan, y a la vez si se descubre un efecto reproducible que la refute, es decir,
aceptamos la falsacion solamente si se propone y corrobora una hipótesis empírica de bajo
nivel que escriba semejante efecto, y podamos determinar a este tipo de hipótesis como
HIPOTESIS FALSADORA. Esta hipótesis tiene que ser empírica, y por lo tanto falsable,
es decir que debe encontrase en cierta relación lógicas con respecto a los posibles
enunciados básicos.
El problema de la base empírica

Las experiencias perceptivas como base empírica: el psicologismo

Si se quiere evitar tanto el peligro del dogmatismo como el de una regresión infinita, solo
se puede recurrir al PSSICOLOGISMO, esto es, a la doctrina de que los enunciados no
solamente pueden justificarse por medio de enunciados, sino también por la experiencia
perceptiva. En la experiencia sensorial tenemos un CONOCIMIENTO INMEDIATO con el
cual podemos justificar nuestro conocimiento mediato, es decir, el conocimiento expresado
en el simbolismo de un lenguaje, y este último incluye, los enunciados de la ciencia.

La experiencia sensorial ha de ser la única FUNTE DE CONOCIMIENTO de todas las


ciencias empíricas. Todo lo que sabemos acerca del mundo de los hechos tiene que poder
expresarse en forma de enunciados acerca de nuestras experiencias, solo consultando
nuestra experiencia sensorial.

La ciencia es nuestra PRESENTACION SISTEMATICA DE NUESTRAS


CONVICCIONES INMEDIATAS.

Para Popper, esta teoría es rechazada con los problemas de la inducción y de los
universales, ya que no es posible proponer un enunciado científico que no trascienda la que
podemos saber con certeza basándonos en nuestra experiencia inmediata, es decir, todo
enunciado descriptivo emplea nombres universales y tiene el carácter de teoría. Los
universales no pueden ser reducidos a clases de experiencias, no pueden ser constituidos.

La objetividad de la base empírica

La observación solo puede proporcionarnos un conocimiento acerca de hechos y que solo


nos percatamos de los hechos por la observación, pero no justifica la verdad de ningún
enunciado.

Nuestro conocimiento, como un sistema de disposiciones, y que tal vez sea materia de
estudio de la psicología, puede estar unido a sentimientos de creencia o convicciones.

La relatividad de los enunciados básicos: solución del trilema de Fríes

Siempre que una teoría se someta a contraste ç, ya resulte de el su corroboración o su


falsacion, el proceso tiene que detenerse en algún enunciado básico que decidamos aceptar.
Si no llegamos a una decisión, y no aceptamos un enunciado básico, la contrastación no
tiene sentido.
Todo enunciado básico puede ser sometido a contraste, usando cualquiera de los
enunciados básico que puedan deducirse de él, valiéndose una teoría.

Si se llega a un procedimiento en el cual uno de los enunciados acerca de cuya aceptación o


rechazo es probable que los investigadores se pongan de acuerdo, si este no se logra seguirá
con la contrastación o bien empezaran a realizarla desde el principio y si tampoco conduce
a ningún resultado se dice que se ocupaba de un evento no observable.

Si los investigadores no se pusieran de ACUERDO, esto llevaría a un fracaso en el lenguaje


como medio de comunicación universal, es una confusión en las lenguas.

Teoría y experimento

Elegimos la teoría que se mantiene mejor en la competición con las demás teorías, la que
por selección natural, muestra ser mas apta para sobrevivir, resistiendo a las contrastaciones
con otras y asimismo.

Son las dediciones las que determinan el destino de las teorías.