Está en la página 1de 3

Las poliamidas están consideradas como uno de los polímeros técnicos más

versátiles y con mayores posibilidades de aplicación. Se emplean en sectores muy


variados, aunque su uso está más extendido entre los textiles, envases y
recubrimientos porque la variedad de monómeros, aditivos, cargas, refuerzos y
modificantes disponibles permiten adaptarlas a los requisitos específicos de cada
aplicación.

Un poco de historia
Las primeras poliamidas fueron sintetizadas por la empresa química DuPont, por el
equipo dirigido por el químico Wallace Hume Carothers, que comenzó a trabajar en
la firma en 1928.

Las poliamidas como el nailon se comenzaron a emplear como fibras sintéticas,


aunque han terminado por emplearse en la fabricación de cualquier material
plástico.

Las aramidas son un tipo de poliamidas en las que hay grupos aromáticos formando
parte de su estructura. Por ejemplo, se obtienen fibras muy resistentes a la tracción
como el Kevlar, o fibras también muy resistentes al fuego, como el Nomex, ambas
comercializadas por DuPont.

La poliamida mas conocida es el nylon. Puede presentarse de diferentes formas


aunque los dos mas conocidos son la rígida y la fibra. Es duro y resiste tanto al
rozamiento y al desgaste como a los agentes químicos. En su presentación rígida
se utiliza para fabricar piezas de transmisión de movimientos tales como ruedas de
todo tipo (convencionales, etc...), tornillos, piezas de maquinaria, piezas de
electrodomésticos, herramientas y utensilios caseros, etc...

El grupo ácido carboxílico amida, que se presenta a intervalos regulares en la


molécula lineal básica de todos los homopolímeros de poliamida, determina las
características fundamentales de los plásticos de ingeniería de PA. El fuerte
carácter polar de estos grupos resulta de una unión del hidrógeno entre las
moléculas vecinas que tienen como consecuencia la rigidez y la resistencia
mecánica y térmica de estos materiales.

La presencia de segmentos suaves de hidrocarburo alifático entre los grupos OCNH


hace que las poliamidas sean altamente cristalizables. Estos últimos grupos
determinan la absorción de agua de la PA sólida, que aumenta con el acortamiento
de las secuencias de hidrocarburo entre ellos.

Las PA homopoliméricas resisten a casi todos los disolventes orgánicos,


carburantes, grasas y aceites minerales, ácidos inorgánicos diluidos y álcalis hasta
concentraciones del 20 % de NaOH y KOH, amoniaco líquido y dióxido de azufre.
Son disolventes de las PA el ácido sulfúrico concentrado, el ácido fórmico al 90% y
el fenol.
La poliamida de colada de alto peso molecular se fabrica desde los años 50
mediante polimerización aniónica de lactamas dentro del mismo molde (método de
DuPont, 1939) que desde 1960 ha ganado terreno gracias a la aceleración del
proceso mediante "activadores" (implantando grupos acilo), y que se utiliza
básicamente para coladas reactivas.

Dynamit Nobel presentó en 1970 la primera PA amorfa (Trogamid),


"semiaromática", completamente transparente. Numerosas copoliamidas (PA 6/66
y PA 66/610) han ido sumándose a las nombradas, además de aleaciones con otros
plásticos, como el PE, para aplicaciones específicas: tipos autolubricantes para
rodamientos y engranajes, poliamidas con nucleantes para lograr una
microestructura acelerada y uniforme, PA plastificadas, PA ignifugadas, PA con
todos los materiales de refuerzo o carga imaginables: las poliamidas son
actualmente los más importantes de los plásticos técnicos.

El amplio campo de valores de módulo elástico incluye desde los valores de


materiales plastificados y elastómeros a complejos altamente reforzados. Las
designaciones de tipos de acuerdo con ASTM D 789 o de grupos y clases de
acuerdo con ASTM D 4066 se suplementan con un número de "grado", indicando
primariamente viscosidad creciente. Las clases incluyen; 1 uso general, 2
estabilizada al calor, 3 (excepto grupos del 5 al 7) nucleada, seguido entre las
distintas secuencias de grupo con: modificada al impacto, modificada a flexión,
plastificada o combinaciones de tales modificaciones.

Tipos especiales
La PA 6 y la PA 66 absorben del 9 al 10% de agua a plena saturación (sólo un 1,5 %
para PA 11 y PA 12), pues los moldeados de PA secos son frágiles y propensos a
fisuración por tensión. Para mejorar su resistencia al impacto en condiciones de uso,
los moldeados deben acondicionarse a más de un 2,5% de contenido de agua. El
equilibrio de humedad se alcanza muy despacio en el aire, por lo que las
fluctuaciones en la humedad atmosférica tienen muy poca influencia.

Los complejos de moldeo resistentes al impacto de PA seca contienen del 10 al


15 % de PE, que se acopla utilizando ionómeros o injertando químicamente con
anhídrido maleico o ácido acrílico.

Los plásticos de ingeniería más empleados son las PA 66, debido a su elevada
resistencia térmica y rigidez. La absorción de agua disminuye y la resistencia
aumenta con el incremento de longitud de los segmentos de (CH2) hasta la PA 12.
Estas características, junto con su buena relación de longitud de flujo/espesor de
pared, resultan adecuadas para moldeados resistentes y elásticos que mantienen
su estabilidad dimensional incluso sujetos a condiciones adversas.

TECAMID
TECAMID es la marca comercial de ENSINGER para designar las poliamidas
termoplásticas semicristalinas con una resistencia excepcionalmente muy elevada,
tenacidad y dureza. Los tipos de TECAMID ofrecen buenas propiedades de
deslizantes, una resistencia elevada a la abrasión y una buena resistencia química
a los disolventes orgánicos, aceites y carburantes. El TECAMID es tenaz y duro y
también ofrece unas buenas características de amortiguamiento. ENSINGER
distribuye poliamidas en forma de productos semielaborados extruidos y de colada.

Poliamidas amorfas
Al incorporar segmentos voluminosos tales como ácidos carboxílicos aromáticos o
diaminas alifáticas o alicíclicas ramificadas en la molécula de PA en lugar del suave
(CH2) x/y se obtiene una PA semicristalina o amorfa, dura y resistente, con
transparencia de cristal. Un enlace doble predominante de los grupos CONH con
anillos aromáticos da lugar a plásticos de resistencia extrema a la temperatura
(aramidas).

Las PA amorfas exhiben las buenas características típicas de las PA cristalinas,


aunque la absorción de agua es mucho más baja, por lo que no las manchan las
bebidas ni la tinta. Con la absorción de agua aumenta su dureza. Son, además, muy
estables y sin distorsión ya que apenas tienen postcontracción. Resisten al impacto
hasta -40º C y exhiben buenas características de fluencia hasta prácticamente su
elevada temperatura de transición vítrea.

Poliamidas flexibles y elastoméricas y PEBA


Los polímeros básicos descritos pueden flexibilizarse de modo limitado usando
plastificantes de polaridad similar. Algunos copolímeros de PA exhiben un
comportamiento elastomérico extenso, no afectado por las bajas temperaturas,
hasta los límites de dureza Shore del caucho blando.

La policondensación de un fundido de polieterdioles y productos intermedios de PA


con grupos terminales carboxílicos conduce a copolímeros de bloque en que
participan bloques de poliamida y poliéster (PEBA). Según las relaciones de PA:
PE, que van desde 80:20 a 20:80, los puntos de fusión varían desde 120º a 210º C.
El uso de varios polidioles puede dar productos con una absorción de agua mínima
o, inversamente, materiales hidrofílicos, para textiles absorbentes del sudor, que
pueden incorporar hasta un 110 % de agua.