Está en la página 1de 2

¿PARA QUE UNA FILOSOFIA DE LA PRAXIS?

Es interesante la filosofía y la ética, su maleabilidad para adaptarse a lo que cada


persona cree y necesita, y es algo que deberíamos apreciar el poder ser libres de pensar
y actuar como queramos, sin dañar a los demás, claramente. Ahora que somos médicos
en formación nos corresponde entender mejor que es y como aprovecharla para esta
carrera tan especial, que para algunos se ha convertido en algo cotidiano y meramente
monetario. Nuestro deseo es ser personas con valores bien fundados, lograr ser ejemplo
para presentes y futuras generaciones, para que ellos no menosprecien la ética y la
filosofía de la praxis. Para acercarnos más describamos lo que significa la filosofía de la
praxis, pero para comenzar, ¿Para qué nos sirve la filosofía? Bueno es un instrumento
que nos ayuda a entender nuestra existencia. Ahora sí, la filosofía de la praxis es una
filosofía activa con esto se refiere a que no solo se conforma con describir, sino que
busca la manera de poder arreglar los problemas humanos e intenta mostrarnos los
mejores caminos a seguir en nuestros actos, nos proporciona medios de valoración para
realizar un examen constante de nuestras acciones, aun las cotidianas. ¿Y porque
necesitamos eso ahora? Bueno, como nos explica Federico Ferro Gay en su escrito La
Necesidad Actual de una Filosofía de la Praxis, la sociedad en esta época es muy
superficial, solo se basa en la búsqueda de bienes materiales sin preocuparse por el
fortalecimiento de sus valores o de si los esta violando al momento de buscar su
propósito de tener mas cosas que los demás. Y esta en lo correcto en cualquier lugar
encuentras a alguna persona con esas características, y a pesar de poseerlo todo no son
del todo felices, no han encontrado su propósito en la vida y ahora no saben que más
hacer. La filosofía de la praxis es una oportunidad mas para escudriñar nuestra vida
individualmente y analizar los comportamientos de nuestra sociedad y así poder tener
una noción o la respuesta definitiva de como corregir todo el daño que ya existe.
En conclusión la filosofía y la ética van muy de la mano ya que, la filosofía, en pocas
palabras es el amor al conocimiento y la ética es el saber actuar con valores, el saber
que es lo correcto y lo que no lo es ante determinadas situaciones que lo ameritan,
entonces es importante recalcar que ambas ciencias son muy flexibles ante el
pensamiento individual de cada persona, el hecho de que cada persona es libre en su
forma de pensar y de que no nada más tiene el derecho a decidir sobre su propia vida si
no que también tiene la libertad de actuar de acuerdo a ella crea conveniente siempre y
cuando estas acciones no repercutan de mala manera ya sea directa o indirecta en las
demás personas. Ahora bien la filosofía de la praxis busca hacer desaparecer la forma
en la que la sociedad de hoy en día ve lo que llamaríamos como “La Felicidad”, esta
forma de verlo es pura y meramente superficial, se cree que para lograr alcanzar la
felicidad es necesario la obtención de todos los bienes materiales posibles y esto en
realidad no es así, como diría el pensador Picuro: “No son los convites ni las fiestas
continuas, ni la posesión de niños y mujeres lo que hace dulce la vida, sino la prudencia
la cual nos enseña que no es posible vivir placenteramente sin sabiduría, belleza y
justicia ni poseerlas sin dulzura” esto en resumidas cuentas significa que la obtención de
bienes materiales no hace feliz a una persona, no por el hecho de tener todo va a estar
la persona llena por dentro, no se va a sentir “feliz” sino que sentirá un profundo vacío
dentro de sí aun teniéndolo todo y que en realidad lo que necesita esa persona para
llenar ese vacío, que la va a hacer sentirse satisfecha en su vida va a ser llenar su espíritu
de sabiduría que es el saber comprender la diferencia entre bienes y valores, la belleza
y sobre todo la justicia que es saber mantener el equilibrio entre los derechos y los
deberes. En mi opinión la filosofía de la praxis es indispensable si queremos avanzar
como sociedad, si queremos vivir en paz y sobre todo alcanzar la “felicidad”.