Está en la página 1de 3

Métodos de precipitación

Es una técnica analítica clásica que se basa en la precipitación de un compuesto de composición


química conocida tal que su peso permita calcular mediante relaciones, generalmente
estequiometrias, la cantidad original de analito en una muestra.

La precipitación del analito (constituyente deseado) se realiza con la ayuda de un agente


precipitante el cual juega un importante papel en las características del precipitado que
posteriormente se obtendrá.

Gravimetrías por precipitación

Es el metodo por el cual el analito se precipita añadiendo un reactivo adecuado.

Lo cual se expresa con la siguiente formula:

M(A) + X AX(sólido)

Y posteriormente el precipitado se separa del resto de la disolución por filtración, se seca se pesa
y se relaciona estequiométricamente con el analito presente en el mismo.

Requisitos que debe cumplir el agentes precipitante:

Fácil eliminación de su exceso.

Experimentalmente se ha demostrado que durante la separación del precipitado a partir de la


solución éste arrastra siempre diversas sustancias extrañas o iones, entre los cuales figuran
también los iones del precipitante, que se deben eliminar del precipitado por lavado. Puesto que
el lavado puede resultar insuficientemente completo, conviene que el reactivo precipitante sea
una sustancia volátil, por cuanto en este caso su parte no eliminada durante el lavado se
volatilizará en el curso de la incineración.

Selectividad

En la mayor parte de los análisis, el ion que se determina, se debe precipitar en presencia de otros
iones. Por esta razón es indispensable tener en cuenta la posibilidad de que con el reactivo
empleado precipiten, simultáneamente con las sustancias necesarias, también otras sustancias
difícilmente solubles.
Para que esto no ocurra, es muy importante elegir un reactivo precipitante que precipita
solamente el ion dado, es decir, lo suficientemente específico.
Etapas experimentales en Gravimetrías por precipitación:

1. Pesar o medir exactamente la muestra

2. Tratar la muestra : disolver, transformar..etc.

3. Formar el precipitado: adición reactivo, reacción de precipitación

4. Tratamiento del precipitado: digestión ,envejecimiento

5. Separar el precipitado: filtración

6. Purificación del precipitado. lavar..etc

7. Secar o calcinar

8. Pesar

9. Efectuar los Cálculos gravimétricos correspondientes

Instrumentación

 Balanza analítica
 Material volumétrico
 Crisoles

De placa filtrante ( sólo secado)

Convencionales: porcelana, metálicos (si hay que calcinar)

 Estufa, mechero de buen tiro, horno de Mufla

Es recomendable llevar a cabo la precipitación en condiciones favorables, como:

- El uso disoluciones diluidas

- La formación lenta del precipitado, con agitación

- El calentamiento de la disolución

- Evitar la coprecipitación de otras especies

 El precipitado formado después del procedimiento se llama “Forma de precipitación”


Digestión y envejecimiento:

Mejoran las propiedades del precipitado para su filtración, y consisten en:

1. Calentar la disolución durante un tiempo largo, una vez que se ha formado el precipitado para
eliminar el agua enlazada

2. Mantener el precipitado en las aguas madres para aumentar su tamaño de partícula.

Filtración:

Es la acción de separar el precipitado de sus aguas madres

Algunos Medios de filtrado son :

 Papel gravimétrico o sin cenizas

 Crisoles de vidrio o porcelana filtrante

entre las Formas de filtrar mas comunes se encuentran:

• por gravedad

• por succión (vacío)

Requisitos que debe cumplir la forma precipitada:

La forma precipitada debe poseer una solubilidad suficientemente escasa, sin lo cual es
prácticamente imposible obtener una precipitación completa del ion (elemento) que se
determina.

b. Es deseable también que la estructura del precipitado permita efectuar con bastante rapidez la
filtración y el lavado para eliminar las impurezas.

c. Es necesario que la forma precipitada se convierta bastante fácil y completamente en forma


pesada.