Está en la página 1de 4

LA VOZ UN INTRUMENTO DE ADORACIÓN

Salmo 33 - Apocalipsis 4: 9-11

Adoración
1. Culto que se rinde a la persona o cosa que se considera divina.
2. Postrarse delante" o "arrodillarse delante." La adoración es una actitud del espíritu. Debido
a que es una acción interna e individual.

Ejemplo Bíblico de Adoración.


Apocalipsis 4: 9-11
Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el
trono, al que vive por los siglos de los siglos,

10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por
los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu
voluntad existen y fueron creadas.

Alabanza
Reconocimiento de los méritos o cualidades de una persona o de una cosa mediante expresiones o
discursos favorables.

Un ejemplo bíblico de la alabanza es el salmo 33

La abalanza y la adoración no es el termino apropiado para referirse a la velocidad de los coros, esa
clasificación nace a partir de la actitud de los hermanos a la hora de hacer culto al Señor.

Ejemplo: No hay Dios tan grande como tú “alabanza” …….. Soberano Dios “Adoración”

La voz es considerada un instrumento natural, es decir, está incorporado a nuestro cuerpo desde que nacemos y se
desarrolla en la medida en que el ser humano crece. (Cuando un niño nace es muy importante escuchar su voz a
través del llanto de lo contrario esto representa una voz de alerta) (Experiencia con Emanuel cuando nació)

Es entonces la voz el elemento sonoro con el que nosotros podemos comunicarnos e interactuar. La voz es un
instrumento muy especial. Hay técnicas para que la voz cambie y sea mucho más agradable, de hecho cualquier
persona podría llegar a cantar muy bien si tomara tiempo para prepararse y entrenar la voz. (Diferencia entre las
voces de los niños fuera de la iglesia y los que están dentro de la iglesia)

De hecho, los hermanos en las iglesias en general son muy afinados dado que sin pensarlo y sin darse cuenta cada
vez que se congregan cantan y cantan y entrenan su oído inconscientemente. Por eso es muy importante que quien
esté liderando la alabanza no sea solamente un cristiano ejemplar, sino que sepa hacerlo bien.

El salmo 33:1-3 dice:

1Alegraos, oh justos, en Jehová;


En los íntegros es hermosa la alabanza.
2 aclamad a Jehová con arpa;
Cantadle con salterio y decacordio.
3 cantadle cántico nuevo;
Hacedlo bien, tañendo con júbilo.

TLA
Ustedes, pueblo de Dios,
¡canten a Dios con alegría!
En labios de gente sincera,
suenan bien las alabanzas.
2 ¡Alaben a Dios con himnos
y con música de arpas!
3 ¡Alábenlo con buena música!
Cántenle canciones
nunca antes escuchadas,
y lancen gritos en su honor.

Ahora, la pregunta es… ¿crees que Dios te escucha por lo bien que cantas? O ¿por lo lindo de tu voz? ¿O por lo
afinado que eres?
Es que yo canto muy bien dirá alguien y por eso mi adoración sube ante su presencia con agrado… Alguien
también podría decir: De pronto el Señor no escucha mi voz porque no es muy bonita, porque no es agradable,
porque no es afinada.

Es acá donde debemos recordar lo que dice Juan 4:23-24

Juan 4:23-24 23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán
al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le
adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que
adoren.
Este pasaje no habla de adoradores con grandes voces, o con aptitudes musicales
excepcionales, Gloria a Dios por quienes lo son, pero de no serlo lo que el Señor quiere es
adoradores en Espíritu y en verdad y ello nos da cuenta de que dice su palabra en
1Samuel 16:7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura,
7

porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está
delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.

DAVID UN VERDADERO ADORADOR

Cuando pensamos en el término adoración y adoradores tenemos que inmediatamente ir a


un hombre ejemplar en este aspecto y es DAVID, el pastor de ovejas, el Rey, el guerrero, el
valiente, el sincero, el obediente, el músico. Y es precisamente este personaje Bíblico muy
conocido aún en la cultura general por su gran proeza al enfrentarse al gigante Filisteo,
Goliat. Para el mundo en general y para los más escépticos esta batalla es un mito, para
otros es una fábula o para algunos otros simplemente es un golpe de suerte, pero para Ud.
y yo que hemos creído, que hemos visto y hemos sentido el poder sobrenatural del Señor
Jesús sabemos que no es nada de esto, sino que es un hombre usado por Dios para su
gloria y su honra; que todo el tiempo estuvo VISIBLE a los ojos del Señor por la disposición
de su corazón, por la cualidades de su corazón, finalmente un hombre conforme al corazón
de Dios. Veámoslo en la palabra con detalle.
Hechos 13:22
22 Quitado éste, les levantó por rey a David, de quien dio también testimonio diciendo: He
hallado a David hijo de Isaí, varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo que yo quiero.

Conocida esta honra para David (ser llamado un hombre conforme al corazón de Dios)
vamos a analizar las cualidades de David que hicieron que fuera visto por el Señor para su
obra, para su honra, para su Gloria, para su testimonio, pero antes de ello: … que honra tan
grande, que felicidad tan grande… que llenura se siente ser llamado de esta manera…
¿Lucha usted por alcanzar el ser un hombre o una mujer conforme al corazón de Dios?

1. Para David Dios era lo máximo, su mayor bien, su todo.


Salmo 16:2 Oh alma mía, dijiste a Jehová: Tú eres mi Señor; No hay para mí bien fuera de
ti.
David no se impresionaba por el mucho oro, reconocimiento de la gente, muchas conquistas,
abundantes bienes materiales, o por las riquezas, sino siempre reconoció que todo ello era
pasajero y que su mayor bien era Dios. Ya sea estando en pobreza o abundancia, David
jamás desvió su corazón de su mayor tesoro: El Señor.

2. Para David hacer la voluntad de Dios era lo mejor, era agradable.


Salmo 40:8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi
corazón.
David no solamente buscaba la voluntad de Dios para su vida, sino que le agradaba hacerla.
No obstante, en su libre albedrio David siempre buscó hacer la voluntad de Dios, pues le
quería agradar. Él compendió que al guardar la ley de Dios obtendría vida, lejos de ver los
mandatos del Señor como una carga los veía como algo agradable.

3. Sabía quién era su Dios y confiaba en sus promesas.


(Tenía fe) Sin fe es imposible agradar al Señor.
1 Sam 16:13 Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y
desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego
Samuel…
David fue perseguido, amenazado, desterrado, rechazado, y perdió todo cuanto poseía, pero
él jamás dejó de creer que algún día sería rey de Israel. Porque desde el momento que fue
ungido el Espíritu de Dios estuvo sobre él y lo dirigió a su destino. Y a los treinta años
después de mantenerse fiel a Dios finalmente fue coronado.

4. David era valiente:


1 Samuel 17:46-47 46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la
cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra;
y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel. 47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová
no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en
nuestras manos.
No les tenía miedo a los gigantes. Cuando Goliat retó al pueblo de Israel ellos vieron a un
gigante ansioso de atravesarles con su espada. Veían a un guerrero sin debilidad alguna,
cuya armadura y altura eran impresionantes). Pero no así David. Cuando él le oyó blasfemar
contra el Dios Altísimo ardió en ira y tuvo celo por su Dios. A él no le importó el tamaño de
Goliat, sino el tamaño de su Dios. David jamás le llamó gigante, sino filisteo incircunciso. Él
vio una oportunidad de ser promovido, y no un reto imposible. David sabía que el Señor
estaba a su lado y eso le fue suficiente para degollar al gigante.

5. Era un adorador.
Salmo 63
Estuviera contento o triste, tuviera abundancia o escasez, habiendo salido victorioso o
perdido una batalla, festejando un nacimiento o enterrando a un ser amado, manteniéndose
en santidad o cayendo en pecado… David siempre adoró a Dios con acción de gracias. Este
hombre tenía un corazón loco por Dios que le hacía vivir para adorarle.
David era un adorador – en medio de las tormentas y las tribulaciones de la vida, él disponía
el corazón para alabar y cantarle a Dios por la grandeza de Su misericordia y Su verdad, Su
amor inagotable y Su fidelidad.

En conclusión:
Cada uno fabrica su destino con actitudes.
La actitud del corazón no se improvisa ni se finge.
Un músico seguramente sabe tocar un instrumento, pero un adorador sabe tocar
verdaderamente el corazón de Dios.
Ser ADORADOR es un estilo de vida e implica todo mi ser; mis pensamientos, mis acciones,
mis sentimientos y mis palabras.

Si pasas por desapercibido en la presencia de Dios es seguramente porque no has llegado


al nivel de un adorador en espíritu y en verdad y si el Señor menciona adoradores en espíritu
y en verdad es porque existe un punto contrario… los adoradores en la carne y sin
sinceridad;

QUEJA DE DIOS POR LOS HOMBRES QUE NO SON SINCEROS.


Isaías 29:13 Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con
sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un
mandamiento de hombres que les ha sido enseñado;
En esta noche el Señor anhela escuchar y ver tu corazón. Si tu corazón ha sido quebrantado
en su integridad y temes adorar al Señor pues piensas que él te va a juzgar yo te digo que
el Señor Santo, Justo y Misericordioso quiere darte si es necesario un nuevo corazón, un
corazón que le satisfaga para que seas un hombre conforme a Su corazón.

El Señor en esta noche debe ser enaltecido por todos nosotros pues somos su pueblo, sus
hijos, su creación, la obra de sus manos y el fruto de su obra redentora en la cruz.
En esta noche es necesario que le adoremos, pero no de cualquier forma, sino en Espíritu
y en verdad, no movidos por una canción ni por una emoción, sino tocados y sensibles a su
espíritu por su amor, su bondad, su grandeza… es suficiente con leer el salmo 8:3-4
Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,
4
Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
¿Y el hijo del hombre, para que lo visites?

ADOREMOS AL SEÑOR JESÚS.

También podría gustarte