Está en la página 1de 3

VIII SEMINARIO DE ALIMENTACION ESCOLAR PARA AMERICA LATINA Y EL CARIBE

PAPEL DE POSICION DE REPUBLICA DOMINICANA


INSTITUTO NACIONAL DE BIENESTAR ESTUDIANTIL

NOTA: LAS SIGLAS DURANTE LA INTERVENCION NO SE MENCIONARÁN SINO LOS NOMBRE COMPLETOS
SOLO EN ESTE DOCUMENTO APARECEN POR RAZONES DE REDACCION.

Muy buenos días en representación del INABIE y de su director Ejecutivo Lic. René Jaquez agradecemos al
PMA y a la Red de Alimentación Escolar de América Latina por la invitación al encuentro, e igual a la Ciudad
de México por la acogida.

El programa de Alimentación Escolar en República Dominicana tiene orígenes distintos a los expuestos aquí,
aunque tengamos los mismos propósitos. En nuestro país inicio a través del PAE FRONTERIZO impulsado,
coordinado y dirigido inicialmente por el PMA en los años 90s y a través del que se buscaba apoyar al
gobierno en la creación de las capacidades técnicas y logísticas necesarias para la sostenibilidad de un
programa de alimentación escolar integral. Así ha ocurrido, durante estos años el programa se ha venido
fortaleciendo sostenidamente, pero No fue sino hasta el año 2012 y luego de la asignación presupuestaria
del 4% del PIB al Ministerio de Educación y la creación del INABIE como órgano descentralizado responsable
de todas las políticas de alimentación escolar, que se logró dar un salto cuantitativo y cualitativo en
materia de alimentación escolar.

Antes de 2012 la cobertura del PAE era inferior al 50% de todo el sistema educativo, a partir de 2012 se ha
incrementando vertiginosamente la cobertura, la diversidad de los alimentos servidos y la calidad del
sistema de alimentación escolar.

Actualmente la alimentación escolar en República Dominicana es de cobertura universal TOTALMENTE


FINANCIADA POR EL ESTADO desde el 1er grado de primaria hasta el final de la secundaria, es decir todo
el sistema básico y medio. Adicionalmente a través de los Centros de Atención Integral a la Primera Infancia
se está dando soporte y apoyo a todos los niños menores de 6 años, estos centros gestionados por el INAIPI
tienen sus propios programas de alimentación escolar, de modo que la cobertura actual para los niños que
se encuentran en el sector público es UNIVERSAL desde los 3 meses de edad hasta la finalización de la
escuela secundaria.

Este no ha sido el único desafío superado, sino que de manera simultánea se ha garantizado la
implementación del sistema de Jornada Escolar Extendida en más del 50% del Sistema Educativo
Nacional, tema al que volveré un poco más adelante, y permítanme resaltar ahora que en República
Dominicana no hay un PAE sino PAEs, de hecho los programas de alimentación escolar están diversificados
por territorio y modalidad, atendiendo las necesidades propias de las comunidades a su nivel de
vulnerabilidad y a la cultura alimentaria de las mismas y con diversas formas de implementación logística
también adaptadas a la realidad de los centros educativos y de las comunidades en que se desarrolla cada
programa.

Actualmente contamos con

CENTROS EN MODALIDAD DE JORNADA ESCOLAR EXTENDIDA: esta modalidad abarca actualmente más
del 50% de la población estudiantil (1,000,000 de beneficiarios) en donde los estudiantes reciben el
desayuno escolar (en la mañana) en una de sus modalidades, el almuerzo escolar al medio día y una
merienda a media tarde. Con esto se garantiza cubrir el 70% de la ingesta calórica y nutricional necesaria
para nuestros niños durante todo el día. Los alimentos que se sirven en el almuerzo son reglamentados por
un menú preparado por especialistas del INABIE y en constante revisión y actualización. Su adecuada
implementación es rigurosamente vigilada a través del SAC-PAE y del Sistema de Vigilancia Nutricional.
Estos alimentos incluyen Pollo, Tuna, Berenjena, Huevo, Víveres, Arroz, Legumbres, Vegetales y Leche. En
términos económicos se trata de una inversión de entre USD $1.58 hasta USD$ 1.9 por niño/a por día,
atendiendo al tipo de desayuno escolar que reciba.

Las distintas modalidades de desayuno escolar empiezan en las zonas más accidentadas geográficamente
y con mayor concentración de la pobreza:

PAE REAL y PAE FRONTERIZO: en el que se sirve un total de 32 productos alimenticios que incluyen víveres,
huevo, tuna, avena, leche y vegetales atendiendo un total de 110,000 beneficiarios de las zonas fronterizas
con un alto nivel de vulnerabilidad y donde los requerimientos nutricionales son mayores. El PAE
FRONTERIZO funciona de dos maneras distintas si el centro educativo se encuentra en JEE el programa se
sirve como un semialmuerzo muy cerca del mediodía e incluye arroz. Y la transferencia económica (cuando
no están en JEE) es equivalente a USD $ 0.92 por niño/a por día.

PAE URBANO: Es el más común de los programas y funciona en las zonas urbanas del país y en zonas rurales
de fácil acceso, se distribuye en el mismo pan, una galleta nutritiva de formulación especial en base a avena
y frutas confitadas, galleta salada y leche. Actualmente una gran proporción de los centros que reciben este
tipo de desayuno ya se encuentran en la modalidad de Jornada Extendida. Y se espera su inclusión total
antes del 2020.

GESTION DE LAS COMPRAS

En república dominicana la compra a la agricultura familiar o las compras directas a los productores
nacionales no fue universalmente posible debido a la rapidez con la que se expandió el sistema y a que la
mayor parte de nuestros centros educativos no contaban con la infraestructura para la preparación de las
raciones cocidas, sin embargo, gracias al Decreto Presidencial 164-13 de apoyo a los micro negocios locales
actualmente el INABIE adjudica todos los programas de alimentación escolar a más de 2,500 suplidores
distintos dentro de cada comunidad: pequeñas cocinas, panaderías y almacenes de víveres y verduras. De
igual manera esto ha sido posible debido a la introducción dos novedades el sistema de compras de la
institución “El Precio Único” que impide que grandes empresas desplacen a los pequeños negocios locales
y el criterio de proximidad que favorece precisamente a aquellos establecidos en el entorno del centro
educativo, de modo que la única competencia posible es la de la calidad, y para eso se trabaja muy de
cerca con los estrictos controles de sanidad establecidos por el departamento de SAC-PAE.

Estas compras no solo significan un impulso a las económicas locales y a la generación de empleos en las
comunidades, sino que también garantiza la calidad de los alimentos servidos, permitiendo su servicio de
una manera más oportuna y disminuyendo los accidentes relacionados con manipulación, almacenamiento
o traslado de los mismos. De igual modo trabajando con los negocios locales se garantiza la vigilancia de la
calidad a través de la misma comunidad educativa y de las Asociaciones de Padres Maestros y Amigos de la
Escuela.

Actualmente estos pequeños negocios terminan comprando sus insumos a los productores locales un
ejemplo de ello es la implementación de la carne de conejo en el menú de JEE lo que actualmente
beneficia las granjas locales de cunicultura.

De igual modo para este año se ha iniciado el proceso para la utilización raciones liquidas elaboradas en
base a leche comprada a los pequeños ganaderos locales (más de 70,000,000 de litros al año que adquiere
actualmente el INABIE).
Desde el Instituto se está constantemente mejorando y elaborando nuevas propuestas que mejoran la
calidad de los productos servidos, una de las debilidades identificadas es el servicio durante dos días de la
semana de jugos, esto pretende ser sustituido en el futuro por alguno de los proyectos estudiados como el
cereal lacteado (en base a arroz), para disminuir el uso de azúcar en el PAE.

VIGILANCIA Y CONTROL DE CALIDAD:

En el último año NO se han reportado accidentes debido a la manipulación o calidad de los alimentos
servidos y esto es posible gracias al control que se da al proceso de elaboración de las raciones y a las
condiciones de infraestructura y personal de los pequeños negocios involucrados, antes y durante la
ejecución del contrato.

De igual modo se da un estricto seguimiento al impacto de estos programas en la salud y nutrición de


nuestros beneficiarios a través del Sistema de Vigilancia Nutricional, ya presente y funcionando en las seis
provincias de mayor tamaño poblacional de la republica dominicana, sistema que pretendemos
universalizar antes de 2020.

Se está también trabajando en el desarrollo de productos alternativos para niños con algún tipo de
intolerancia o con diabetes.

La inversión total en alimentación escolar sobrepasa actualmente los USD$ 250 MM anuales y se está
destinando solo para este año un poco más de USD$ 1.6 MM en los departamentos de Salud y Nutrición y
SAC PAE para el desarrollo de talleres y actividades de educación nutricional y para la expansión de las
capacidades operativas de estos dos programas.

La educación física en república dominicana es una asignatura obligatoria que incluye dos horas semanales
y que se ha ido incrementando con la implementación de la JEE, quedan aún muchos desafíos en este
sentido nuestra meta es lograr tener (hasta ahora solo en algunos centros pilotos en la provincia de monte
plata) profesores de educación física exclusivos para trabajar con niños en condición de sobrepeso.

Nuestra modesta experiencia es una muestra de todo lo que puede hacerse en un corto periodo de tiempo
cuando existe la voluntad política, se establecen las redes de trabajo pertinentes para alcanzar las metas y
además se obtiene el nivel de colaboración y apoyo que hemos recibido de diversos organismos como la
FAO, el PMA y los exitosos programas de alimentación escolar de Brasil y Perú.

Nos reiteramos en la disposición de continuar intercambiando experiencias con todas las delegaciones y
expertos presentes, aprendiendo de ustedes y ponemos a disposición nuestros resultados para lo que
puedan ser de utilidad.

Muchas gracias.