Está en la página 1de 5

Propios y extraños, católicos o no, especialistas en diseño o cualquier simple

mortal que pasa por la avenida Bolívar no dejar de admirar la hoy Com Catedral
San Carlos Borromeo. Su estructura, su cromatismo aunado a sus imágenes
traídas desde España, es por hoy icono arquitectónico del occidente venezolano.

Su diseño de cientos de años ha pasado por varias reestructuraciones, menos su


fachada.

De acuerdo a datos extraídos del libro Recopilación Histórica del Distrito Colón,
escrito por el periodista Manolo Silva Machado, el templo de San Carlos
presenta un estilo Renacentista, que lo hace ver distinto al resto de las demás
iglesias del Zulia.

Posee tres naves, una cúpula piramidal sobre el altar mayor. En su fachada las
puertas laterales rematan ambas con adornos de columnas jónicas y el frontón
con tres ventanas adornadas con un rosetón en el centro. Sobre la cornisa, en el
vértice, describe en su obra, remata en una imagen de San Carlos Borromeo. Lo
acompaña una torre cuadrangular a la derecha, donde reposa el reloj y el
campanario y en el extremo más alto se erige la cruz.

Varias refacciones

Manolo Silva Machado, relata que sobre la primera construcción del oratorio, se
cree que fue posterior a la fundación de San Carlos y Santa Bárbara. Aunque la
publicación del ex cronista del municipio Colón no evidencia una fecha
específica sobre la cimentación, queda claro que entre 1779 y 1815 -fecha de la
cual que se tiene registro sobre la presencia de los monjes capuchinos
provenientes de Cantabria y Navarra-, se edificó la primera capilla en San Carlos
de Zulia, en el mismo lugar donde reposa la actual Com Catedral, utilizándose
vegetación como: cedro, palma real, bejucos y pisos de ladrillo.

En 1830 –señala el periodista de acuerdo a los datos obtenidos- se realiza la


primera remodelación de la iglesia, año en que muere José Antonio Villegas,
párroco para aquel entonces, en medio de un tiroteo perpetrado en la
procesión con el patrono: San Carlos Borromeo.
Al menos doce años estuvo la feligresía sin sacerdote, sin embargo un
compromiso por escrito con el Padre José Agustín Páez, se repara por segunda
vez el templo; para la ejecución de los arreglos se utilizó arena, barro, caña
brava, horcones de madera y techos de palma real.

En el año de 1887, para conmemorar el centenario de fundación de San Carlos


se dispuso a crear una junta pre construcción de la Iglesia integrada por
miembros del Concejo Administrador, junto a Fermín Meoz y Francisco González
(hijo); ésta es entonces la tercera remodelación, considerada por ser la de
mayor envergadura; para el trabajo se necesitó horcones de carreto, techos de
teja, pisos de ladrillo, paredes de barro con caña brava y planos de cal y arena,
todos traídos desde la ciudad de Maracaibo en piragua y valorados en al menos
4 mil 682 bolívares.

La cuarta reconstrucción fue ejecutada en 1910, siendo el párroco Luis María


Mora; las labores culminaron un año después el 18 de abril de 1911 a cargo de
Aniceto García e hijos. Luego en 1936 atraviesa por lo que sería su quinta
reparación, en esta oportunidad la parroquia era presidida por el presbítero
Carlos Pompilio Fonseca y nuevamente Aniceto García e hijos participan en la
obra en calidad de albañiles. Una sexta reconstrucción fue hecha para el
año1950.

La séptima labor de construcción y remodelación en gran parte de su estructura


se dio para 1987, costeada por Luis Ángel Pérez Atencio y su esposa Conchita
Carroz de Pérez -ambos fallecidos-, con una inversión de cuatro millones de
bolívares, la cual según Carmen Elena Urdaneta (+), intermediaria en aquella
oportunidad entre la el empresario y la iglesia, da cuenta que la Catedral fue
reestructurada a nivel de la fachada y sacristía. Para aquel entonces el párroco a
cargo de la feligresía sancarlense era el padre Manuel Bautista Muñoz López (+).
Urdaneta indicó que el con el dinero se edificó la casa cural, y colocaron el piso
de granito que en la actualidad se aprecia.

Las últimas modificaciones y mejores de la Iglesia San Carlos Borromeo, según el


penúltimo párroco Guillermo Sánchez, se han realizado para incrementar la
seguridad y resguardo del ornato, así como de otras pertenencias de la Com
Catedral. Así, con el aporte de la feligresía, logra resguardar el templo con
portones en hierro forjado dispuestos en ventanales de la cúpula, ventanas y
puertas laterales. En relación a los matices de la edificación, señala Sánchez que
el amarillo ocre lo escogió al observar una revista que muestra un templo
brasileño en la misma tonalidad; en cuanto a los zócalos, el color azul añil fue
tomado del marco de la imagen de Santa Cecilia, que reposa en el lugar
destinado para el coro eclesiástico.

AGREGADO

La historia de un mártir

Carlos significa hombre prudente, ha sido uno de los santos


extraordinariamente activos a favor de la Iglesia y del pueblo. Carlos Borromeo,
se tomó muy en serio aquella frase de Jesús que reza "Quien ahorra su vida, la
pierde, pero el que gasta su vida por Mí, la ganará", murió relativamente joven
porque desgastó totalmente su vida y sus energías por hacer progresar la
religión y por ayudar a los más necesitados.

Nació en Arjona (Italia) en 1538. Desde joven dio señales de ser muy consagrado
a los estudios y exacto cumplidor de sus deberes de cada día. Un hermano de su
madre, el Cardenal Médicis, fue nombrado Papa con el nombre de Pío IV, y éste
admirado de sus cualidades nombró a Carlos como secretario de Estado. Más
tarde, renunció a sus riquezas, se ordenó sacerdote, y luego de obispo y se
dedicó por completo a la labor de salvar almas.

Fundó 740 escuelas de catecismo con 3 mil catequistas y 40 mil alumnos,


además de fundar 6 seminarios para formar sacerdotes bien preparados, y
redactó para esos institutos unos reglamentos tan sabios, que muchos obispos
los copiaron para organizar sus propias escuelas. Murió cuando tenía apenas 46
años, el 4 de noviembre de 1584.