Está en la página 1de 14

Contaminación microbiológica del aire al interior

y el síndrome del edificio enfermo


Air microbiological polution indoor and the sick building syndrome
María Ángela Daza Pérez1, Diana Ximena Martínez Benavides2,
Paola Andrea Caro Hernández3

RESUMEN
Microorganismos como hongos y bacterias y las partículas biológicas que generan están involucrados en la conta-
minación al interior de edificaciones, causando deterioro en las infraestructuras y en algunos casos, problemas de
salud. Tales microorganismos pueden estar presentes tanto en edificios enfermos como en sanos. Varios son los
estudios que se han realizado para evaluar la calidad microbiológica del aire al interior y aún no es claro si existe
una relación directa de la presencia de microorganismos en el aire y síntomas como los presentes en el síndrome
del edificio enfermo. Sin embargo, los resultados de estos estudios claramente indican que es necesario evaluar la
calidad del aire en las edificaciones, especialmente las públicas.
Este artículo introduce los aspectos generales de la contaminación microbiana al interior de edificaciones y busca
dar una perspectiva de la influencia potencial que ejercen los microorganismos como agentes etiológicos de en-
fermedades de tipo respiratorio y alergias.

Palabras clave: Síndrome del edificio enfermo, Calidad del aire al interior, Contaminación microbiana.

ABSTRACT
Microorganisms such as fungi and bacteria and biological particles generated are involved in pollution inside build-
ings, causing deterioration in the buildings infrastructure, and in some cases health problems. Microorganisms
may be present in both, sick and healthy buildings. There are several studies conducted to assess the microbio-
logical quality of air inside, and still it is unclear, if there is a direct implication between the presence of microor-
ganisms in the air and symptoms presented in the sick building syndrome. However, the results of these studies
clearly indicate that it is necessary to assess air quality inside buildings, especially public buildings.
This article introduce the general aspects of the microbial pollution inside buildings and aims to give an overview
of the potential influence that have these microorganisms as etiological agents of respiratory diseases and aller-
gies.

Keywords: Sick building syndrome, Interior air quality, Microbial contamination.

Recibido: Junio 17 de 2015


Aceptado: Julio 24 de 2015
1. Ecóloga, Estudiante de la Maestría en Salud Ocupacional, Universidad Libre Seccional Cali.
2. Enfermera, Estudiante de la Maestría en Salud Ocupacional, Universidad Libre Seccional Cali.
3. Microbióloga Industrial, PhD. Docente Titular, Facultad de Salud, Universidad Libre Seccional Cali, paitocaro@hotmail.com

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 37


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

INTRODUCCIÓN CONTAMINACIÓN DEL AIRE INTERIOR

Actualmente los problemas de salud debido a un Desde los años 80, la preocupación de la comuni-
ambiente laboral inadecuado aumentan y por tan- dad científica sobre los efectos en la salud provo-
to el ausentismo en el trabajo. Gran cantidad de cados por la calidad del aire al interior de los edi-
estos problemas son atribuidos a la contaminación ficios aumenta. Informes respecto a problemas de
medioambiental (1). Un claro ejemplo es el Síndro- salud tales como cefaleas, irritación de las muco-
me del Edificio Enfermo (SEE), conocido como un sas, sensación de cansancio e incluso problemas de
conjunto de síntomas diversos de origen multifac- claustrofobia en trabajadores que se encuentran
torial y de relación temporal positiva, experimenta- en espacios confinados confirman el problema. Al
dos por más de un 20 % de los ocupantes de edifi- parecer, estos síntomas tienen relación con el clima
cios no industriales, que mejoran e incluso pueden generado al interior de los inmuebles. Por ejemplo,
llegar a desaparecer cuando el afectado deja el edi- la humedad relativa superior al 60 % puede influir

ficio (2). en la calidad del aire y de esta manera aumentar


la presencia de síntomas oculares y respiratorios,
los cuales pueden agravarse durante la jornada de
A pesar de que este síndrome se ha conocido du-
trabajo (4).
rante décadas y de que la OMS estimó en 1984 que
más del 30 % de edificios presentaban este proble-
Se cree que el problema es reciente, con el tiempo
ma, oficialmente son pocos los estudios documen-
los cambios en los diseños de los edificios ideados
tados y las estadísticas mundiales son limitadas
para mejorar la eficiencia energética han hecho
a países desarrollados (3). Aunque su carácter es
que los hogares y las oficinas sean cada vez más
multifactorial, existe evidencia de que la contami-
herméticos. Los avances tecnológicos en construc-
nación biológica puede influir en su presencia. Sin
ción han llevado al empleo, en mayor cantidad, de
embargo, los estudios respecto al tema en países
materiales de construcción sintéticos, contribuyen-
desarrollados no son concluyentes y en países en
do a ofrecer espacios cómodos a un menor costo.
vía de desarrollo, donde las condiciones ambien-
Sin embargo, han propiciado que los ambientes
tales para el crecimiento de agentes biológicos po-
interiores alojen fácilmente contaminantes, como
tencialmente patógenos son propicias, existen po-
compuestos orgánico-volátiles (COV) provenientes
cos estudios. Se plantea entonces como un desafío
de diferentes fuentes, entre las que se destacan:
y a su vez como una necesidad, realizar ensayos en la calefacción, los microorganismos, e incluso los
la aplicación de instrumentos para la evaluación de mismos materiales de construcción (pinturas, bar-
factores de riesgo biológico determinantes en la nices, disolventes y conservantes) (5). Un estudio
aparición del SEE, así como también, la formulación realizado en el 2007, demostró que los tableros
de planes de monitoreo y capacitación que permi- de yeso, tradicionalmente instalados al interior de
tan la prevención de este síndrome en las áreas de edificios, emiten mayor concentración y cantidad
trabajo. Esto, no solo conduciría al mejoramiento de sustancias químicas nocivas (acetona, nonanal
del entorno laboral, sino, a la disminución del au- y formaldehido) que otros materiales alternativos,
sentismo en el trabajo. demostrando así que sus materiales de construc-

38 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

ción inciden directamente en la calidad del aire a su trata de personas sensibles o alérgicas, la inhala-
interior (6) y aumentan el riesgo, cuando se presen- ción de un número suficiente de esporas de moho
ta el deterioro de sus estructuras dejando al descu- puede desencadenar síntomas como sequedad y
bierto materiales tóxicos como el asbesto. escozor en ojos, nariz y garganta, piel seca, cefa-
lea y letargo; y así producir ciertas enfermedades
CONTAMINACIÓN MICROBIOLÓGICA como asma, rinitis o bronquitis (11). La contami-
DEL AIRE AL INTERIOR nación aérea por microorganismos ha sido rela-
cionada con el SEE; es poca la evidencia que existe
Uno de los mayores problemas del aire al interior al respecto, por lo que aún no se ha confirmado si
es la carga de partículas biológicas como: hongos, la influencia de este factor es significativamente
bacterias, esporas, toxinas, virus, entre otras. Los negativa en la salud de los ocupantes de las edifi-
bio-aerosoles o partículas biológicas en suspensión caciones (11). Sin embargo, en el 2009 la OMS en
usan el aire como medio de transporte y disper- una publicación de revisión, que incluía numerosos
sión, llegando de esta manera a las personas que estudios epidemiológicos demostró que existe su-
respiran un promedio de 14 m3 de aire por día (7). ficiente evidencia entre los factores relacionados a
Recientemente se ha incrementado el interés por los daños en edificaciones ocasionados por la hu-
la evaluación de la calidad microbiológica del aire medad y la amplia gama de efectos sobre la salud
al interior de las edificaciones, entre otras razones, respiratoria, que incluye, afecciones como asma,
porque los microorganismos además de contribuir infecciones, síntomas en el tracto respiratorio su-
al deterioro de infraestructuras y materiales, son perior, entre otras (12).
agentes etiológicos productores de toxinas y sus-
tancias volátiles, que en ocasiones causan enfer- En ambientes laborales, el problema podría ser ma-
medades respiratorias, sistémicas y alergias (8-9). yor debido a los factores del entorno propios del si-
Actividades antropocéntricas como hablar, estor- tio de trabajo, tales como niveles elevados de polvo,
nudar, caminar, peinarse, entre otras, al parecer uso excesivo de computadores, altas temperaturas,
son el principal factor de dispersión de microor- poca o ninguna ventilación de aire exterior, mala
ganismos, debido a que se crean aerosoles que fa- iluminación, falta o inadecuado mantenimiento de
cilitan su transporte. Elementos como alimentos, los sistemas de aire acondicionado e insuficientes
plantas, flores, polvo, textiles, cortinas, alfombras, regímenes de limpieza; estos factores pueden afec-
mobiliario en mal estado, sobre todo de madera, tar directamente la capacidad inmunológica de los
promueven la contaminación biológica del aire (7). trabajadores al ejercer un control sobre las amena-
La humedad al interior, ya sea en el aire o en pare- zas del entorno en su sitio de trabajo (11).
des y techos, es un factor que promueve la germi-
nación de esporas y el albergue de hongos como Locaciones públicas como universidades, bibliote-
Penicillium y Aspergillus (10). cas y hospitales, merecen especial atención. Rive-
ra y cols, en el año 2009, realizaron el monitoreo
A pesar de que los seres humanos están constan- bacteriológico al interior de un edificio universita-
temente expuestos a los mohos, por lo general sin rio moderno, con aireación mecánica, de la ciudad
sufrir daño a la salud, en algunos casos, cuando se de Puebla, México. Los investigadores aislaron bac-

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 39


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

terias potencialmente patógenas de los géneros generalmente la población microbiana predomi-


Proteus (30,5 %), Escherichia (11 %) y Enterococcus nante es la fúngica. Sin embargo, un estudio rea-
(58,5 %), concluyendo que aunque las condiciones lizado en el año 2014 por Borrego y cols, en seis
internas del edificio son satisfactorias, no se puede depósitos del Archivo Nacional de Cuba demostró
descartar la presencia de agentes etiológicos (13). que la carga fúngica fue significativamente menor
Otro estudio realizado en edificaciones universita- que la bacteriana. Dentro de las bacterias aisladas
rias, pero esta vez de un edificio antiguo de la ciu- se encontraron Staphylococcus sp., Streptococcus
dad de Quito, Ecuador, evidenció que el desgaste sp., Corynebacterium sp., Bacillus polymyxa, Ba-
de las estructuras y su falta de mantenimiento son cillus sp., Streptomyces sp., Serratia marcenscens,
factores importantes que promueven el desarrollo Serratia sp., Enterobacter agglomerans, Enterobac-
de hongos tales como Cladosporium spp., Penici- ter hafniae y Hafnia alvei. Los géneros de hongos
llium spp., Rhizopus spp., Cephalosporium spp. y predominantes fueron Aspergillus, Cladosporium y
Aspergillus spp. (14). Penicillium; se detectaron otros como Curvularia,
Alternaria, Fusarium, Mucor y Chrysonilia. Así mis-
La contaminación al interior se ve influenciada por mo se observó que aunque algunos espacios cum-
las actividades antropocéntricas, especialmente en plían con los estándares de temperatura y hume-
edificaciones públicas. Los resultados de un estudio dad relativa, y las condiciones de orden y aseo eran
realizado en una universidad española, mostraron buenas, los valores excedían las referencias que su-
que los recuentos bacterianos eran mayores cuan- gieren que la concentración microbiana para que el
do se encontraba un mayor número de personas en ambiente sea considerado como no contaminado
el recinto. No fue el mismo caso para los hongos, ya debe estar por debajo de 1000 UFC.m3 (16). Otro
que la concentración media disminuía ligeramente estudio realizado en el año 2012, en una biblioteca
con la presencia de ocupantes. Además, se encon- universitaria de la ciudad de Tunja, mostró por el
tró mayor concentración de bacterias en ambientes contrario, una mayor diversidad de géneros fúngi-
interiores que en el exterior, confirmando estudios cos (34) que bacterianos (16). Dentro de los géne-
anteriores que aseguran, que contrario a lo que ros fúngicos más frecuentes se encontraron: Cla-
sucede en áreas abiertas, en ambientes interiores, dosporium, Paecilomyces y Penicillium, y en cuanto
la concentración de bacterias supera la carga fún- a las bacterias, Bacillus y Neisseria, fueron los gé-
gica. En cuanto bacterias aisladas con mayor fre- neros más comunes, presentando todos estos un
cuencia se identificaron los géneros: Micrococcus, potencial riesgo para la salud de los trabajadores
Staphylococcus, Streptococcus, Bacillus, Neisseria, de la biblioteca evaluada (17).
Acinetobacter, Pseudomonas y Corynebacterium; y
entre los hongos, el género Cladosporium en mayor Debido al impacto que puede causar el albergue de
frecuencia, seguido de Alternaria, Penicillium y As- contaminantes biológicos en locaciones hospitala-
pergillus (15). rias, cada vez son más los estudios al respecto. Sau-
tour y cols en 2009, a partir de un estudio prospec-
Los edificios con alto riesgo por contaminación tivo de aislados fúngicos en interior y exterior de
microbiana son las bibliotecas y archivos, que al- un hospital francés, durante las cuatro estaciones
bergan en su interior grandes cantidades de papel del año, demostraron que algunas de las infeccio-
y mobiliario, por lo que se puede especular que nes intrahospitalarias eran causadas por especies

40 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

de Aspergillus, Fusarium y grupos de Mucorales. inmune se activa constantemente debido a la ex-


Encontraron, además, que en las unidades clínicas, posición a estas cargas y en ocasiones promueve el
Penicillium sp. y Aspergillus sp. fueron los dos gé- progreso de enfermedades, dando paso a las for-
neros predominantes, seguidos por Bjerkandera mas subaguda y crónica. Existe una gran variedad
adusta, Alternaria y Cladosporium. Con el estudio de enfermedades de etiología microbiana que no
se pudo concluir que aunque la concentración de necesariamente se debe a la exposición a agentes
hongos en muestras al aire libre fue menor en com- patógenos reconocidos, sino a la exposición a car-
paración con los de otras ciudades como Beijing, gas microbianas. Dentro de este contexto pode-
New Orleans y Louisiana, los géneros fúngicos ais- mos encontrar la Micotoxicosis Pulmonaria (MP),
lados fueron similares; por ejemplo, Cladosporium la Neumonitis Hipersensible (NH), el Síndrome del
fue siempre el género más frecuente, seguido de Edificio Húmedo y Enfermedades Relacionadas (SE-
Penicillium y Alternaria (18). En Costa Rica, un es- HER) y el SEE (20).
tudio realizado por Caballero y Cartín, publicado en
el año 2007, que incluía la bioprospección en dos La MP es una enfermedad respiratoria febril aguda
centros hospitalarios y ocho centros veterinarios, asociada a la exposición a altos niveles de cargas
mostró que aunque en estos espacios se encontra- fúngicas. Aunque esta enfermedad es propia de
ban elementos potenciales de contaminación, los ambientes agrícolas, trabajadores expuestos al ma-
recuentos microbianos eran aceptables. Sin embar- nejo de materiales de origen orgánico pueden con-
go, se aislaron microorganismos potencialmente traerla. No depende de la sensibilización inmuno-
patógenos como: Streptococcus sp., Corynebacte- lógica, puede originarse inmediatamente después
rium sp., Basillus sp., Enterobacter aglomerans, Es- de la exposición a la carga microbiana. El cuadro
cherichia coli; y en menor frecuencia hongos de los clínico es semejante al de la influenza, los indivi-
géneros Penicillium sp., Hormodendrum sp., Aure- duos padecen fiebre y mialgias, ocasionalmente
basidium sp. y Paecilomyces sp. Así mismo, detecta- opresión de pecho, tos, dolor de cabeza, náuseas,
ron que la ropa hospitalaria, aun después de pasar irritación de los ojos, nariz y garganta. Los síntomas
por un proceso de desinfección y limpieza, presen- se manifiestan luego de 4 a 12 horas de la exposi-
taba recuentos de UFC críticos, especialmente de ción. A diferencia de otras enfermedades debidas a
Staphylococcus sp. Estos resultados evidenciaron la exposición a cargas microbianas, la MP decrece
la insuficiencia en las prácticas de higiene, y la im- frente a la reexposición y toda la población expues-
portancia de su evaluación y control, con el fin de ta padece de la afección (21).
evitar vectores de contaminación (19).
La NH también conocida como alveolitis alérgica,
PATOLOGÍAS RELACIONADAS se debe a la exposición a bacterias termófilas aero-
A LA CONTAMINACIÓN MICROBIANA bias, mohos, productos bacterianos, amibas y algu-
DEL AIRE INTERIOR nos químicos. Puede presentarse por la combina-
ción de varios microbios o la exposición a solo uno
El aire contiene partículas biológicas y microorga- de ellos. El tamaño de las partículas microbianas fa-
nismos no patógenos frente a los cuales hemos cilita su albergue en los alveolos pulmonares; la en-
desarrollado tolerancia. Sin embargo, el sistema fermedad puede presentar la forma aguda, suba-

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 41


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

guda y crónica. Histológicamente se caracteriza por Las enfermedades causadas por hongos presentes
una inflamación temporal uniforme de la porción en el aire afectan principalmente los pulmones, pu-
intersticial del tejido pulmonar. Exposiciones conti- diendo posteriormente afectar otros tejidos y cau-
nuas causan la progresión de la enfermedad con un sar una enfermedad sistémica; entre las más comu-
creciente deterioro de la función pulmonar y cam- nes están la neumonía causada por Pneumocystis
bios en fibrocitos de los pulmones (22). El SEHER carinii, reacciones de hipersensibilidad producidas
está asociado a la exposición prolongada a edificios por Alternaria, Botrytis, Aspergillus, Puccinia, Pe-
dañados por el agua, por lo que podría también nicillium, Serpula, Cladosporium y Mucor; micosis
hacer parte del SEE en un ambiente laboral. La ex- sistémica provocada por Cryptococcus neoformans,
posición recurrente del individuo al edificio húme- Blastomyces dermatitidis, Histoplasma capsula-
do, empeora los síntomas, sin embargo, solo una tum, y Aspergillus fumigatus, y micotoxicosis cau-
porción de la población expuesta los desarrolla. Los sadas por Aspergillus, Fusarium y Stachybotrys (9).
criterios en cuanto a la sintomatología del síndro- Las enfermedades respiratorias asociadas a la ex-
me no se encuentran bien definidos, en general se posición a bio-aerosoles, más frecuentes, son las
incluyen síntomas como fiebre, mialgia, tos y dolo- alérgicas, en especial el asma y la rinitis; siendo las
res de cabeza (4). Cabe resaltar que en los Estados esporas fúngicas de los géneros Alternaria, Clados-
Unidos se ha estimado que el 21 % de los casos de porium, Botrytis, Epicoccum, Stemphylium y Torula,
asma ha sido atribuido a la permanencia en resi- así como los Basidiomycetes (Ganoderma, Pucci-
dencias con humedades y goteras, y la presencia de nia, Ustilago y Coprinus) y los Ascomycetes (Lep-
mohos (23-24). tosphaeria, Chaetomium y Erysiphe) las que causan
dichas enfermedades (8).
Así mismo, una revisión reciente, realizada por
Haleem Khan y Mohan Karuppayil en el 2012, en Además, los hongos también producen enferme-
donde relacionan la contaminación interna del aire dades infecciosas, por ejemplo varias especies
con síntomas respiratorios, evidencia cómo la sinu- del género Aspergillus están asociadas con enfer-
sitis se presenta más en lugares contaminados por medades como la Aspergilosis Pulmonar Cavitaria
hongos y/o filtraciones del agua, mientras que la Crónica (APCC), el aspergiloma, la rinosinusitis, el
congestión nasal, picazón, ardor o irritación ocular aspergilomasinusal, queratitis fúngica, infecciones
se dan en mayor proporción en lugares con pisos cutáneas, endocarditis y pericarditis, infección del
de concreto húmedos (25). Así mismo mencionan, sistema nervioso central e infección osteoarticular,
que el síndrome de hipersensibilidad está muy re- entre otras (8).
lacionado a las altas cargas fúngicas, siendo un pro-
blema común en trabajadores de construcción que La mayoría de las enfermedades bacterianas trans-
manejan material contaminado con hongos. Otras mitidas por el aire son producidas por bacterias
enfermedades, como el lupus eritematoso sistémi- Gram positivas, que afectan el tracto respiratorio y
co, artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, de él pueden pasar al torrente sanguíneo y a otros
síndrome de Sjögren y la artritis psoriásica se en- órganos. Entre las más comunes están la amigda-
cuentran en las personas que trabajan en edificios litis, faringitis, bronquitis o escarlatina producidas
donde hay crecimiento microbiano (26). por Streptococcus pyogenes; la difteria producida

42 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

por Corynebacterium diphtheriae; la neumonía químicos, físicos, biológicos e incluso psicosociales.


clásica provocada por Streptococcus pneumoniae, A esto se suma el hecho, de que existe poca infor-
Staphylococcus aureus o Klebsiella pneumoniae; la mación, en nuestro país, sobre estudios realizados
neumonía atípica o bronquitis producida por Myco- en el tema y no se cuenta con una legislación espe-
plasma pneumoniae, Chlamydophila pneumoniae o cífica al respecto. En cuanto a la sintomatología, las
Chlamydophila psittaci; la meningitis causada por afecciones respiratorias, son las manifestaciones
Neisseria meningitidis; la meningitis, epiglotitis o más comunes de este síndrome, debido quizás, a
neumonía producida por Haemophilus influenzae; que es la calidad del aire interior uno de los facto-
la tosferina causada por Bordetella pertussis; la tu- res principales para que se produzca (2, 27).
berculosis provocada por Mycobacterium tubercu-
losis; la legionelosis causada por Legionella pneu- La sintomatología asociada se puede agrupar de la
mophila; la actinomicosis dada por Actinomyces siguiente forma:
israelii; la nocardiosis causada por Nocardia aste-
• Síntomas irritativos oculares: lagrimeo, escozor,
roides; la fiebre Q provocada por Coxiella burnetii;
enrojecimiento.
el carbunco pulmonar, por Bacillus anthracis; la
• Vías respiratorias superiores: hiperemia e irrita-
peste por Yersinia pestis (9).
ción de la mucosa respiratoria con congestión
nasal, inflamación de garganta, afonía, hemo-
En general estas afecciones pueden evitarse man-
rragia nasal, dolor de garganta, ronquera, sed.
teniendo un control sobre la carga microbiana en la
• Pulmonares: opresión torácica, tos seca, sensa-
atmósfera al interior de las edificaciones. Al igual,
ción de ahogo; con menos frecuencia los tras-
que mediante el establecimiento de programas
tornos respiratorios más o menos graves como
estrictos de limpieza y mantenimiento, que mini-
asma y neumonitis.
micen los focos de albergue de microorganismos
y mantengan una humedad relativa por debajo de • Cutáneos: enrojecimiento, resequedad de la
60 %. piel, prurito general o localizado.
• Síntomas inespecíficos: cefalea, náuseas, ma-
SÍNDROME DEL EDIFICIO ENFERMO reos, dificultad de concentración, irritabilidad,
somnolencia, letargo (27-28).
El SEE, denominado así por la Organización Mun-
dial de la Salud en los años 80, se define como un Además de presentarse una prevalencia elevada
conjunto de síntomas de etiología poco clara que de los anteriores síntomas, para diagnosticar el
presentan los individuos ocupantes de ciertos edi- síndrome del edificio enfermo, también se debe te-
ficios (especialmente en oficinas y ambientes ce- ner en cuenta la relación temporal en la aparición
rrados) y que desaparecen o mejoran dentro de las de los síntomas; es decir estos se deben manifes-
horas siguientes a la salida del edificio problema tar después de que la persona ingrese a laborar y
(11). Existe gran dificultad para determinar los fac- permanezca en el edificio, y mejorar o desaparecer
tores causales que provocan este síndrome, debido durante los periodos en los cuales no se esté en el
a que los síntomas presentados por los ocupantes recinto, los fines de semana o vacaciones. Una ex-
de un edificio enfermo pueden relacionarse con cepción son los síntomas dermatológicos, los cua-
diversos factores medioambientales como agentes les pueden tomar varios días en desaparecer (28).

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 43


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

¿SON LOS HONGOS BUENOS denciar en estudios anteriores, que los síntomas
BIOINDICADORES DEL SEE? desaparecen y los recuentos fúngicos disminuyen
significativamente cuando se hacen reparaciones
Se ha demostrado que en las edificaciones los hon- locativas y mantenimiento frecuente a las edifica-
gos causan tres efectos principales: daños en la ciones (10).
estructura del edificio, malos olores y efectos ad-
versos en la salud de personas sensibles. Los mo- Como se mencionó anteriormente, las bibliotecas
hos, son microorganismos capaces de degradar públicas son sensibles a contaminación microbia-
materiales como la celulosa, lignina, almidón, entre na, en estas se puede encontrar una gran variedad
otros, y producir toxinas que afectan la salud. Los géneros tanto fúngicos como bacterianos (17). En
materiales porosos como tapices, alfombras, car- el año 2003, Bueno, Silva y Oliver publicaron una in-
tón y madera son susceptibles a contaminación y vestigación sobre hongos ambientales aislados en
pueden albergar microorganismos por largos perio- una biblioteca ubicada en la ciudad de Tucumán,
dos de tiempo. La humedad relativa por encima del Argentina. En el estudio se identificaron 33 géneros
60 % mantiene condiciones ideales para el creci- de hongos filamentosos, entre los cuales, algunos
miento y desarrollo de microorganismos, especial- fueron reconocidos como agentes oportunistas
mente la germinación de esporas fúngicas. Otras (Acremonium sp., Alternaria sp., Aspergillus sp.,
condiciones que pueden incrementar el crecimien- Cladosporium sp., Curvularia sp., Drechslera sp., Fu-
to de mohos incluyen inadecuada ventilación, falta sarium sp., Penicillium sp., Stemphylium sp.). Den-
de mantenimiento, goteras y humedades, uso de tro de los géneros aislados con mayor frecuencia se
calefacción y aires acondicionados con bajo mante- encontraron Cladosporium sp. (30 %), Fusarium sp.
nimiento (11). (8,6 %), Alternaria sp. (8,4 %), Acremonium sp. (6,4 %)
y Aspergillus sp. (5,5 %); siendo Cladosporium sp.
Tanto en edificaciones “sanas”, como en edificios aislado en todos los meses del año. Aunque el estu-
enfermos, se pueden encontrar hongos en su in- dio no establece relación entre la presencia de hon-
terior. En edificaciones sanas, donde la humedad gos y síntomas en los ocupantes de la biblioteca;
relativa es baja, no se observa el crecimiento de los autores consideran que provee de información
hongos contaminantes o patógenos. El género Cla- útil sobre la presencia, diversidad y concentración
dosporium puede aislarse en bajas proporciones de los hongos ambientales en el espacio evaluado
aunque su presencia es mayor en el exterior. Por (29).
el contrario, en edificaciones “enfermas” con alta
humedad, se promueve el crecimiento de hongos En Colombia, son pocos los estudios reportados
como Penicillium y Aspergillus, principalmente al respecto. Gómez y cols en 2005, realizaron un
(10). De acuerdo a Cabral, en un estudio publicado estudio cuyo objetivo era identificar alérgenos en
en 2010, la intoxicación es probablemente debida el ambiente de cuatro bibliotecas de la ciudad de
a la exposición crónica a compuestos orgánicos vo- Bogotá, D.C. Los resultados mostraron como mi-
látiles y micotoxinas, producidas principalmente crobiota fúngica más frecuente, hongos del género
por especies de los géneros Penicillium, Aspergillus Cladosporium sp., seguida de Penicillium sp. y solo
y Stachybotrys. Sin embargo, este autor pudo evi- en una de las bibliotecas evaluadas se presentó

44 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

Aspergillus sp. Además, se confirmó que la hume- Moniella sp. A pesar de los resultados en cuanto
dad y temperaturas elevadas se relacionan con la a microorganismos aislados, los autores no encon-
presencia de hongos en el interior (30). Resultados traron significancia estadística al relacionar las va-
similares fueron hallados en el estudio realizado riables; y atribuyeron estos resultados al pequeño
por Toloza y cols en 2012, en la biblioteca univer- tamaño de la población encuestada. Por otro lado,
sitaria de la ciudad de Tunja, donde se aislaron con con la realización del estudio se pudo comprobar
mayor frecuencia los géneros Cladosporium sp., y la ausencia de un programa de aseo planificado y
Penicillium (17). Sin embargo, los autores del pri- evaluado, con el que se pudiera minimizar el riesgo
mer estudio descartan que la carga fúngica esté a la contaminación fúngica y evitar posiblemente
relacionada a síntomas de alergias evidenciados síntomas relacionados al SEE (31).
en la población evaluada y se presume que las res-
ponsables son las proteínas de bajo peso molecular Aunque los estudios no son concluyentes, en cuan-
provenientes de ácaros (30). Así mismo, un estudio to a la relación de la presencia de hongos y síntomas
realizado en el año 2012, en una biblioteca univer- asociados al SEE, los resultados de estos estudios
sitaria de la ciudad de Maracaibo, Venezuela, en evidenciaron a ciertos géneros de hongos como
donde se aplicó a 12 trabajadores el cuestionario constantes al interior de edificios públicos, siendo
del SEE del Instituto Nacional de Seguridad e Higie- los más frecuentes Cladosporium, Penicillium, As-
ne en el Trabajo de España, mostró que todas las pergillus (8) (9) (10) (16) (30). La realización de aná-
personas evaluadas presentaban síntomas asocia- lisis de control de calidad microbiológica del aire al
dos a su ámbito laboral. Dentro de los resultados interior de edificios públicos es imprescindible para
se destaca con mayor incidencia los síntomas res- mantener un control sobre el ambiente y las cargas
piratorios, de garganta y cutáneos (92 %), seguidos biológicas a la que los trabajadores están expuestos
de los oculares (83 %), nasales (75 %); luego sín- diariamente. Además, los controles permiten el es-
tomas dolorosos y los parecidos a la gripe (50 % y tablecimiento de medidas preventivas; conociendo
41 % respectivamente) y en menor frecuencia los los recuentos fúngicos e identificando los géneros
gastrointestinales. Además, se evidenciaron facto- más frecuentes, se pueden establecer bioindicado-
res que contribuyen al SEE, como exceso de calor, res de la calidad del aire y de acuerdo a los resulta-
humedad, falta de ventilación o estancamiento del dos, establecer planes específicos para un correcto
aire, olores a moho, polvo y presencia de textos y saneamiento de la atmósfera, que eviten el riesgo
alfombras viejas, entre otros. Dentro de los análisis potencial de la contaminación aérea por microor-
micológicos realizados a los trabajadores se toma- ganismos patógenos.
ron muestras de uñas y fosas nasales, y los resulta-
dos mostraron que todos presentaban hongos en PERSPECTIVAS EN OTROS PAÍSES
al menos una muestra; el género aislado con mayor Y ESPECIFICACIONES
frecuencia fue Aspergillus. Los análisis ambientales
evidenciaron grupos fúngicos en 7 de las 10 áreas Hace varios años la OMS afirmaba que a nivel
muestreadas de la biblioteca, con mayor frecuencia mundial, el 30 % de los edificios públicos nuevos
se aislaron Aspergillus niger, seguido de Micelias y reformados estaban siendo afectados por el SEE,
sterilia, Aureobasidium pullulans, Penicillium sp. y extendiendo el problema a los Estados Unidos y la

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 45


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

Unión Europea (32). Un estudio realizado en 46 edi- gráfica, la estación del año, entre otros factores.
ficios en Gran Bretaña, evidenció que el 29 % de Los autores, teniendo en cuenta esta información,
los evaluados presentaban cinco o más síntomas aconsejan realizar controles microbiológicos del
asociados al síndrome. Asimismo, en los Estados aire al interior simultáneamente en edificaciones
Unidos se estimó que entre 800.000 y 1.200.000 enfermas y sanas de la misma región, con el fin de
de edificios comerciales presentaban problemas poder establecer especificaciones independientes
asociados al SEE, afectando entre 30 y 70 millones de otros factores.
de ocupantes expuestos (32). Actualmente, las ci-
fras con respecto a la presencia del síndrome son EVALUACIÓN, CONTROL Y MEDIDAS PARA
inciertas; cifras oficiales en América Latina aún se EVITAR LOS CONTAMINANTES BIOLÓGICOS
desconocen, aunque se han realizado estudios ais- EN EDIFICACIONES
lados en edificaciones públicas (14, 16, 19, 29, 30,
31). En estos países el problema aumenta, ya que Diferentes investigadores en la aerobiología, han
no existen especificaciones respecto de los niveles centrado sus estudios en establecer si existe una
y las cargas microbiológicas al interior de edificios relación entre los hongos que habitan en interiores
no industrializados, a pesar de que la mayoría pre- y los posibles efectos sobre la salud de las personas
senta condiciones atmosféricas y de temperatura (9, 28, 30, 31, 33). Sin embargo, la mayoría afirma
ideales para el crecimiento de microorganismos. que la comprensión de este complejo problema se
ha visto obstaculizada por la falta de protocolos es-
Crook y Burton, en una revisión realizada en el 2010, tandarizados para llevar a cabo una medición del
mencionan que algunos países tienen guías de es- efecto de la contaminación microbiana del aire al
pecificaciones en cuanto al número de microorga- interior de edificaciones y la salud de sus ocupan-
nismos al interior de edificaciones no industriales, tes; por tanto sin tales protocolos, es difícil compa-
sin embargo, entre ellas presentan diferencias. rar los resultados de los diferentes estudios.
En Suiza niveles mayores a 1000 UFC/m3 indican
contaminación, en Europa las especificaciones Portnoy, Barnes y Kennedy en el 2004 afirman que
establecen que 500 UFC/m representan un nivel
3
primero se debe evaluar la hipótesis de la presencia
intermedio, mientras que niveles mayores a 1000 de hongos en el área problema, antes de concluir
UFC/m3 indican un alto nivel; además, indican que que estos son la causa de los síntomas. Para ello
se deben tomar medidas correctivas cuando los re- es necesario realizar una bioprospección del aire al
cuentos de mohos son superiores a 500 UFC/m y 3
interior, lo que incluye medición de esporas, aler-
cuando los ocupantes del edificio expongan quejas genos, aislamiento e identificación de microbios
de salud como dolores de cabeza, fatiga y tos (11). generadores de compuestos orgánicos volátiles; así
Sin embargo, en edificios donde se han presentado como también evaluar las condiciones ambientales
quejas de salud los niveles pueden ser menores a que conduzcan a la contaminación por microorga-
500 UFC/m o por el contario en edificaciones sa-
3
nismos (33). Si existe deterioro en las edificaciones,
nas el recuento puede exceder este límite; por lo es importante medir su grado, y si albergan creci-
cual se expone que las concentraciones y tipo de miento de microorganismos identificar su potencial
moho puede variar dependiendo la ubicación geo- de patogenicidad. Para ello es necesario comenzar

46 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

con la estandarización de protocolos que permitan po. En caso de que se identifique contaminación o
un diagnóstico de las cargas microbiológicas y par- problemas de humedad, se deberá formular una
tículas biológicas en suspensión al interior de las estrategia para evitar la exposición de las personas
edificaciones, al igual que establecer especificacio- que trabajan en el área y llevar a cabo una remedia-
nes estandarizadas de su nivel permisible. ción. Con el fin de reducir al mínimo la contamina-
ción en las áreas del problema durante la remedia-
La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud, ción, se deben cerrar los sistemas de ventilación,
en su informe del año 2007, sobre el observatorio emplear ventilación con presión negativa, colocar
de riesgo ocupacional, indica algunas medidas pre- cortinas de plástico en las entradas y salidas del
ventivas que se deben tener en cuenta, en edificios área de trabajo y mantener limpias las vías. Los
nuevos, para reducir el potencial de desarrollo de trabajadores deben usar mascarillas de protección,
la contaminación por hongos. De estas podemos los materiales porosos afectados deben ser retira-
destacar las siguientes: dos, el crecimiento del moho se debe limpiar, y si es
• Minimizar la exposición del material de cons- necesario, realizar un tratamiento con desinfectan-
trucción de interiores al aire libre y humedad. tes químicos (34).
• Monitorear y mantener la integridad de la cons-
trucción con cubiertas impermeables, obser- CONCLUSIONES
vando que el material empleado esté limpio y
seco. Son diversos los factores que influyen en el alber-
• Rechazar el material que tenga indicios de hu- gue de contaminantes de tipo microbiano del aire
medad o presencia de moho. al interior de edificaciones no industrializadas, la
• Reducir al mínimo la acumulación de humedad mayoría de ellos debido a actividades antropocén-
durante la construcción. tricas, materiales de construcción, humedad rela-
• Mantener equilibrados los sistemas de control tiva por encima del 60 % y carencia de programas
térmico y humedad (34). planificados de evaluación y control de contami-
nantes. Actualmente, existe una creciente preocu-
En el caso de edificios donde se sospecha la presen- pación debido al aumento de alergias y enfermeda-
cia de contaminantes biológicos que podrían afec- des de tipo respiratorio en ambientes laborales. Sin
tar la salud, se recomienda realizar inspecciones embargo, no es claro el origen de estas afecciones
periódicas que incluyan la revisión de la estructu- y pese a que son varios los estudios que confirman
ra y los sistemas de aireación, búsqueda de signos cargas microbianas altas y la presencia de microor-
visibles de humedad, medición de temperatura y ganismos potencialmente patógenos en el aire al
humedad relativa, ya que es importante mantener interior de edificaciones públicas y no industrializa-
esta última por debajo del 60 %. Además, deben das, no se cuenta, en la mayoría de países, con es-
realizar muestreos microbiológicos del aire al in- pecificaciones estandarizadas en cuanto a UFC/m3.
terior y superficies, identificando los géneros más
predominantes y su frecuencia, con el fin de detec- Los análisis rutinarios, teniendo en cuenta el re-
tar cambios inusuales de tales variables en el tiem- cuento de hongos y bacterias mesófilas aerobias,

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 47


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

así como la búsqueda de bioindicadores potencia- 5. Jones, AP. Indoor air quality and health. Air
les como Cladosporium, Penicillium y Aspergillus, al Pollution Science for the 21st Century. Kid-
interior de edificaciones públicas y no industrializa- lington. Oxford: Elsevier Science. 2002; 57-
das, en diversas regiones geográficas y climáticas, 115.
podrían contribuir a la estandarización de especifi- 6. Hernández Moreno S. Emisiones contami-
caciones de la calidad del aire al interior, especial- nantes de materiales de construcción en el
mente en países en vía de desarrollo. Así mismo, la interior de los edificios. Ciencia Ergo Sum
evaluación de la presencia del SEE en edificaciones 2007; 14(3).
públicas como hospitales, universidades, bibliote- 7. Hayleeyesus SF, Manaye AM. Microbial qua-
cas y oficinas, contribuiría a disminuir el ausentis- lity of indoor air in University Libraries. Asian
mo laboral y a identificar variables relacionadas a la Pac J Trop Biomed. 2014; 4(Suppl 1):S312-7.
contaminación debida a microorganismos. 8. Ríos Yuil JM. La Aeromicología y su importan-
cia para la medicina. Rev Méd Cient. 2011;
Por lo tanto, nos queda la tarea de estructurar pro- 24(2):28-42.
gramas de prevención, promoción y saneamiento 9. De la Rosa MC, Mosso MA, Ullán C. El aire:
integral, que incluyan inspecciones periódicas a hábitat y medio de transmisión. Observato-
estructuras, sistemas de aireación y ambientes ex- rio Medio Ambiental Universidad Complu-
teriores, análisis microbiológico del aire al interior, tense. 2002; 5:375-402.
identificando géneros frecuentes y la validación de 10. Cabral João PS. Can we use indoor fungi as
instrumentos que nos permitan tener mayor evi- bioindicators of indoor air quality? Historical
dencia científica con respecto a la influencia de fac- perspectives and open questions. Science of
tores microbiológicos y la presencia del SEE u otras The Total Environment; 2010.
afecciones asociadas. 11. Crook B, Burton N. Indoor moulds, Sick Buil-
ding Syndrome and building related illness.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Fungal Biology Reviews. 2010; 24(3):106-13.
12. World Health Organization. Guidelines for in-
1. Ochmański W, Barabasz W. Microbiological dor air quality: dampness and mould. WHO;
threat from buildings and rooms and its in- 2009.
fluence on human health (sick building syn- 13. Rivera Tapia JA, Sánchez Hernández JA, Ortiz
drome). Przegl Lek. 2000; 57(7-8):419-23. Segura G, Barahona Argueta C. Monitoreo
2. Raad JA. Síndrome del Edificio Enfermo. Qui- bacteriológico en el aire interior de un edifi-
to: Ediciones CIESPAL; 1994. cio. Acta Cient Estud 2009; 7(1):4-7.
3. World Health Organization. Air Quality Gui- 14. Granda E. Pontificia Universidad Católica del
delines for Europe. Copenhagen: WHO Re- Ecuador. Evaluación del efecto de la presen-
gional Publications, European Series; 2000. cia de hongos en la calidad del aire como
4. Wolkoff P, Kjærgaard S. The dichotomy of re- causa del síndrome del edificio enfermo en
lative humidity on indoor air quality. Environ- las edificaciones antiguas de la Pontificia
ment International. 2007; 33(6):850-7. Universidad Católica del Ecuador. [En línea]

48 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla


Contaminación microbiológica del aire al interior y el síndrome del edificio enfermo

noviembre de 2011. [Citado el 10 de sep- les del Sistema Sanitario de Navarra. 2005;
tiembre de 2014]. Disponible: http://www. 1137-6627.
puce.edu.ec. 23. Fisk WJ, Lei Gómez Q, Mendell MJ. Meta-
15. Soto T, García Murcia RM, Franco A, Soler JV, analyses of association of respiratory health
Cansado J, Gacto M. Indoor airborne micro- effect with dampness and mold in homes. In-
bial load in a Spanish university. Anales de door Air. 2007; 17:284-96.
Biología. 2009; 31:109-15. 24. Pitkäranta M, Meklin T, Hyvärinen A, Nevalai-
16. Borrego Alonso S, Perdomo Amistad I. Carac- nenet A, Paulin L, Auvinen P, et al. Molecular
terización de la micobiota aérea en dos de- profiling of fungal communities in moisture
pósitos del Archivo Nacional de la República damaged building before and after remedia-
de Cuba. Revista Iberoamericana de Micolo- tion - a comparison of culture-dependent
gía. 2014; 182-7. and culture-independent methods. BMC Mi-
17. Toloza Moreno D, Lizarazo Forero L, Blanco crobiology. 2011; 11:235.

Valbuena J. Concentración y composición mi- 25. Khan H, Karuppayil M. Fungal pollution of


indoor environments and its management.
crobiana en el ambiente de la biblioteca cen-
Saudi Journal of Biological Sciences. 2012;
tral Jorge Palacios Preciado de la Universidad
19:405-26.
Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tun-
26. Muise B, Chul Seo D, Earl Blair E, Applegate T.
ja, Colombia. Actualidades Biológicas; 2012.
Mold spore penetration through wall service
18. Sautour M, Sixt N, Dalle F, L’Ollivier C, Fou-
outlets: a pilot study. Environmental Moni-
rquenet V, Calinon C. Profiles and seasonal
toring and Assessment. 2010; 163(1-4): 95-
distribution of airborne fungi in indoor and
104.
outdoor environments at a French hospital.
27. Grau M, Fontenla JR, Pita D. Manifestaciones
Science of The Total Environment; 2009.
oculares en el síndrome del edificio enfermo.
19. Caballero M, Cartín V. Calidad del aire en dos
[En línea] 23 de septiembre de 2005. [Cita-
centros hospitalarios y ocho clínicas veteri-
do el 22 de octubre de 2014]. Disponible en:
narias en Costa Rica. Revista Costarricense
http://www.jano.es/ficheros/sumarios/1/0/
de Salud Pública. 2007; 17-26.
1577/49/1v0n1577a13079336pdf001.pdf
20. Henrik C, Wolff J. Innate Immunity and the
28. Boldú J, Pascal I. Enfermedades relacionadas
pathogenicity of inhaled microbial particles.
con los edificios. Anales del Sistema Sanitario
International Journal of Biological Sciences. de Navarra. 2005; 117-21.
2011; 7(3):261-8. 29. Bueno D, Silva J, Oliver G. Hongos ambien-
21. Weisenberg E. Lung-nontumor, Pneumoco- tales en una biblioteca: Un año de estudio.
niosis, Pulmonary mycotoxicosis (organic Anales de documentación. 2003; 27-34.
dust syndrome). Massachusetts: Patholog- 30. Gómez A, Zarante I, Martínez JC, Valdivieso
yOutlines.com, Inc; 2011. MA, Rubio LL, Tarazona GP, et al. Evaluación
22. Cebollero P, Echechipía S, Echegoyen A, Lo- de alergenos presentes en polvo y ambiente
rente MP, Fanlo P. Neumonitis por hipersen- de algunas bibliotecas de Bogotá D.C. Uni-
sibilidad (alveolitis alérgica extrínseca). Ana- versitas Médica. 2005; 13-20.

Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla 49


María Ángela Daza Pérez, Diana Ximena Martínez Benavides, Paola Andrea Caro Hernández

31. Del Valle Ferrer I. Asociación entre la flora 33. Portnoy JM, Barnes CS, Kennedy K. Sampling
fúngica de trabajadores y ambiente interno for indoor fungi. Journal of Allergy and Clini-
de una biblioteca universitaria. Sistema de cal Immunology. 2004;189-98.
publicación electrónica de tesis y disertacio- 34. European Agency for Safety and Health at
nes. [En línea] 2012. [Citado 11 dic 2014.]. Work. European risk observatory report. UE:
Disponible en: http://tesis.luz.edu.ve/tde_ Copyright 1998-2014, European Agency for
busca/arquivo.php?codArquivo=5993.. Safety and Health at Work; 2008.
32. Rey Martínez FJ, Ceña Callejo R. Edificios sa-
ludables para trabajadores sanos: calidad de
ambientes interiores. s.l.: Junta de Castilla
y León. Consejería de Economía y Empleo;
2006.

50 Biociencias • Volumen 10 • Número 2 • 37 - 50 • Julio-Diciembre 2015 • Universidad Libre Seccional Barranquilla