Está en la página 1de 12

ARQUITECTURA, URBANISMO

Y ARTE DEL MANIERISMO


ANÁLISIS CRÍTICO DE LA ARQUITECTURA Y EL ARTE II

JACINTO CHINO BETZABETH


AR2
MANIERISMO
El manierismo apareció alrededor de 1590, con la llegada de varios pintores
italianos impregnados de las ideas de Zuccari, del arte de Vasari y de la influencia
tardía de Miguel Angel. Anteriormente, el manierismo estaba presente por
intermedio de grabados flamencos e hispano-flamencos: pequeñas obras de arte,
fácilmente transportables, introducidas por los primeros conquistadores y que
todavía se pueden encontrar en nuestros museos. De acuerdo con nuestros
conocimientos actuales, ninguna influencia indígena puede ser detectada en las
pinturas de este primer período. Sin embargo, a fines del siglo XVI, Guamán Poma
y otros españoles arcaizantes como Diego de Ocaña, establecieron un estilo
caracterizado por cierto planismo e ingenuidad, que se mantendría durante todo el
período del Virreinato.
Es la denominación historiográfica del periodo y estilo artístico que se sitúa
convencionalmente en las décadas centrales y finales del siglo XVI (Cinquecento
en italiano), como parte última del Renacimiento (es decir, un Bajo Renacimiento).
Su caracterización es problemática, pues aunque inicialmente se definió como la
imitación de la maniera de los grandes maestros del Alto Renacimiento (por ejemplo,
el propio Tintoretto pretendía dibujar como Miguel Ángel y colorear como Tiziano),
posteriormente se entendió como una reacción contra el ideal de belleza clasicista
y una complicación laberíntica10 tanto en lo formal (línea serpentinata, anamorfosis,
exageración de los movimientos, los escorzos, las texturas, los almohadillados,
alteración del orden en los elementos arquitectónicos) como en lo conceptual
(forzando el decorum y el equilibrio alto-renacentistas, una "violación de la figura"),11
que prefigura el "exceso"12 característico del Barroco. Por otro lado, también se
identifica el Manierismo con un arte intelectualizado y elitista, opuesto al Barroco,
que será un arte sensorial y popular.13 Considerado como una mera prolongación
del genio creativo de los grandes genios del Alto Renacimiento (Leonardo, Rafael,
Miguel Ángel, Tiziano) por sus epígonos (como los leonardeschi), el Manierismo fue
generalmente minusvalorado por la crítica y la historiografía del arte como un estilo
extravagante, decadente y degenerativo; un refinamiento erótico14 y una "afectación
artificiosa"15 cuya elegancia y grazia no fue apreciada plenamente hasta su
revalorización en el siglo XX, que comenzó a ver de forma positiva incluso su
condición de auto-referencia del arte en sí mismo.
El manierismo es una de las tendencias artísticas más importantes de América
Latina. Podríamos decir que el Renacimiento no llegó a este continente. La pintura
del Virreinato recibió la influencia directa de Zuccari y de Vasari, y la arquitectura, la
de Sebastian Serlio. En lo que concierne a la pintura, esta influencia fue introducida
por el jesuita Bernardo Bitti (1575), Mateo Pérez de Alesio (1588) y Angelino Medoro
(1600). Unicamente Bernardo Bitti vivió en Charcas, trabajó en las misiones jesuitas
del Lago Titicaca, especialmente en Juli.
ARQUITECTURA
ARQUITECTURA MANIERISTA
La arquitectura manierista es aquella fase de la arquitectura renacentista que se
extiende entre el final de la arquitectura renacentista y el comienzo de la arquitectura
barroca.
la arquitectura del Renacimiento la fábrica de los edificios a menudo denuncia su
propia conformación interna, las obras manieristas generalmente se alejan de esta
tendencia, escondiendo su propia estructura de base. Desde el punto de vista
decorativo, asume gran importancia el tema grotesco, un tema pictórico en tiempos
del imperio romano, redescubierto a finales del siglo XV, durante algunas
excavaciones arqueológicas.
La arquitectura manierista, a partir del siglo XVl, responde a los cambios sociales,
económicos, políticos y culturales, que ponen en crisis a las ciudades italianas, a
partir de la formación de los estados nacionales y el movimiento de la Reforma, que
será sucedido por la Contrarreforma. La búsqueda del ideal estético y la coherencia
ambiental, establecida por la normativa del Renacimiento, queda invalidada por la
primacía de la personalidad del artista y por el contenido aristocratizante de los
temas pictóricos y arquitectónicos, bajo el auspicio de las cortes monárquicas y el
papado.

GIORGIO VASARI
GIULIO ROMANO.
GALERÍA DE LOS UFFIZI,
PALACIO DEL TÉ, MANTUA FLORENCIA

Es uno de los primeros y mejores representantes Es el arquitecto difusor del manierismo


de lo que es la arquitectura manierista. En a través de sus estudios sobre la vida
su Palacio del Té de Mantua, realiza un edificio de los artistas renacentistas y de la
carente de unidad. defensa que hace de la necesidad de
Usa escasos elementos decorativos, pero la inventiva y variedad para equiparase a
combina de manera extraña y caprichosa (fustes los grandes genios.
rugosos, triglifos descolgados actuando como
ménsulas, motivo serliano, etc.). Este edificio Su obra práctica no resulta tan
puede ser el primero en el que el juego y la novedosa, al menos su obra más
transgresión de toda norma es su razón de ser. conocida la Galería de los
Uffizi (Florencia).
Sigue muy servilmente el modelo de
la Biblioteca Laurenziana de Miguel
Ángel.
BARTOLOMEO AMMANNATI

FACHADA TRASERA DEL PALACIO


PITTI, FLORENCIA
ANDREA PALLADIO (1508-
1580)
Amplía el Palacio Pitti de Florencia con un patio
posterior donde juega con el almohadillado, SAN GIORGIO MAGGIORE,
creando un escenario mucho más movido que la VENECIA
fachada de Brunelleschi.

El patio abierto con alas en escuadra, la Es el arquitecto más sobresaliente del


vegetación y las fuentes tendrán mucha difusión Véneto y me atrevería a decir que de la
en Francia, en concreto en el palacio de Italia de la segunda mitad del siglo XVI.
Luxemburgo de París. Su estancia en Roma le permitió
familiarizarse con el monumentalismo
de Bramante y Miguel Ángel, así como
con el clasicismo romano.

Su obra religiosa y civil dejará honda


huella en siglo posteriores. Como ya he
hablado de él extensamente en otro
artículo os remito a él. Allí podréis
encontrar una presentación extensa
sobre el mismo con muchas fotos y
páginas de referencia.

GIACOMO BAROZZI, "VIGNOLA"


(1507-1573)
INTERIOR DEL GESÚ, ROMA

Es el continuador de la obra de L. B.
Alberti. Como él estableció los cánones de
la belleza en la rigurosa pureza de las
proporciones. También les une el uso de
los órdenes gigantes y las fracturas
sobresalientes de los entablamentos.
URBANISMO
URBANISMO MANIERISTA
Sixto V es el nombre que
adoptó Felice Perreti (también
Pereti), nacido en 1525 y
muerto en 1590. Fue
nombrado cardenal en tiempos
de Pío V, su protector,
adoptando el nombre de
Montalto, localidad en la que
inició su carrera religiosa. En
tiempos de Gregorio XIII
(sucesor de Pío V), es apartado, y Sixto V, entonces cardenal, se dedica a la
construcción de su villa en Roma, la Villa Montalto, cuyo centro residencial es el
palacete Felice, y que fue encargada al arquitecto Domenico Fontana. En los
jardines de la villa se aprecia ya la idea barroca de integración.

En el 537 se estropea la conducción de agua que llega a las termas de Caracalla,


es el comienzo de la ruina del sistema de agua y de la ciudad desde la huída de
Constantino, lo que hace que la población se concentre en la margen izquierda y en
el Trastévere, donde se conservaban abastecimientos de agua y de productos
(Tíber), y la conducción Acqua Virgo Agrippa o Acqua Vergine, construida para las
termas de Agrippa (donde hoy se alza la Fontana di Trevi); las colinas estaban
despobladas. En la Antigüedad, Roma tenía cerca de un millón de habitantes,
cuando en el siglo XV los papas vuelven de Avignon, su población se encontraba
entre los diecisiete y los diecinueve mil. Los papas del XV y del XVI intervinieron en
el urbanismo para darle el decoro propio a la ciudad cabeza de la cristiandad. Estos
papas demuestran sus esfuerzos al incremento del patrimonio papal en primer lugar,
familiar en segundo lugar y realizar proyectos urbanísticos en tercer lugar.

En el Renacimiento se interviene en la Roma medieval, mejorando la comunicación


entre San Pedro y el núcleo urbano. Sixto IV crea otro puente que absorba el tráfico
que sufre el Puente Sant’Angello. Mejora un gran número de calles. Julio II abre dos
calles, la Vía Della Lungara, donde se construirán villas suburbanas, y la Strada
Julia, abierta al puente Sixto. Paulo III realiza intervenciones pre-barrocas ligando
la Platea Pontis a la Vía Papalis, la Vía Peregrinorum y la Vía Recta (obra de Sixto
IV) abriendo la Vía Paola como unión a la Strada Julia y vinculando además la Vía
Trinitatis a esta plaza, creando un sistema casi radial en abanico, es un claro
precedente barroco. El papa León X abre la Vía Leonina (actual Ripeta), y Paulo III
abre la del Babuino y la Strada del corso a la entrada de la Plaza del Popolo, antigua
Vía Flaminia. La antigua Vía Nomentana es modificada por Pío IV, que abre la
Strada Pía. En la zona de las colinas es Gregorio XIII quien interviene, uniendo
Santa María la Maggiore y San Juan de Letrán, con la Vía Gregoriana, un camino
rural más que una vía. Todo esto, sin embargo, son actuaciones puntuales hechas
por una necesidad del momento.

Entre 1588 y 1590 Domenico Fontana y Giacomo Della Porta se dedican a concluir
la cúpula de San Pedro del Vaticano según el proyecto de Miguel Ángel. A la muerte
de Sixto V aún quedaba por realizar la fachada, que se concluiría en estilo barroco.

Sixto V también realiza la conducción de agua llamada Acqua Felice, para abastecer
de agua las colinas, a partir de la Fuente de Moisés, que distribuye el agua por 27
fuentes menores. Eso, unido a la conducción de Pablo V llamada Acqua Paola,
cubrieron las necesidades de agua en la ciudad hasta el siglo XIX. Además, ocultó
a los vagabundos y ejecutó a los bandidos de las partes menos habitadas de la
ciudad, construyó lavaderos, hospitales, recuperó industrias perdidas,
principalmente textiles, de seda y de lana, se plantaron moreras en las colinas para
los gusanos de seda, en la conducción de agua de Agrippa se construyó un lavadero
de lana. Llegó a proyectarse, pero no se realizó por la muerte del papa, la conversión
del Coliseo en una industria lanera. Se atrajo población a la zona de las colinas con
exenciones de impuestos. Se pavimentaron 125 calles antiguas. Todas estas
medidas supusieron además trabajo para los desempleados.

La razón del nuevo trazado urbanístico es resolver un problema pendiente en Roma:


crear un trazado cómodo para permitir a los peregrinos visitar cómodamente las 7
basílicas principales de Roma (San Pedro, Santa María la Mayor, San Juan de
Letrán, Santa Cruz de Jerusalén, San Lorenzo Extramuros, San Pablo Extramuros,
San Sebastián), lo cual condiciona el carácter integrador del trazado.
El urbanismo se fundamenta en calles
amplias, la principal es la Strada Felice, recta
(“tirada a cordel”), amplia (“hasta cinco
coches”), que parte de la Puerta del Popolo
(la cual recibe la mayor afluencia de gente),
así en esta plaza se conecta la avenida con
las calles anteriores (Babuino, corso,
Leonina); al llegar al monte Pincio se planea
(no llega a realizarse eneste momento)
salvar el desnivel con una escalinata. En el
cruce con la Strada Pía se configuran
conducciones de agua para fuentes en los cuatro chaflanes (Cuatro Fontani).
En la Plaza de Santa María Maggiore se abre una vía, Panisperna (Sixto V) que
comunica con la Strada del corso y con la ciudad medieval. Se monumentalizan los
espacios con fuentes, o con las columnas Trajana y Aureliana. Una calle cruza la
muralla aureliana hasta San Lorenzo, se proyectó otra calle más (que no se llegó a
realizar) para comunicar San Lorenzo. La vía Gregoriana comunica Santa María
Maggiore con San Juan de Letrán, esta vía es remodelada por Sixto V. La Strada
Felice se prolonga después de Santa María la Maggiore hasta Santa Cruz de
Jerusalén. Se proyectó una calle, que no llegó a realizarse, comunicando Santa
Cruz con San Juan. Además, se comunicó San Juan con el Coliseo y se pensaron
dos calles que hubieran unido San Juan con la plaza Quirinal y con Santa Sabina.
Una última calle en proyecto hubiera comunicado San Juan con San Pablo y San
Sebastián. Largos ejes perspectivos direccionales caracterizan esta remodelación,
las calles se ensanchaban para crear plazas ante las iglesias, marcando el carácter
sacro.
ARTE
ARTE MANIERISTA
Las figuras en las obras manieristas tienen frecuentemente extremidades graciosas
pero raramente alargadas, cabezas pequeñas y semblante estilizado, mientras sus
posturas parecen difíciles o artificiales. El manierismo es un movimiento que se
caracteriza porque las formas artísticas renuncian al equilibrio ponderado del
clasicismo y adoptan una tensión dramática. Otro de sus elementos definitorios es
la liberación del culto a la belleza clásica y a sus elementos básicos, como la
serenidad, el equilibrio y la claridad. Se produce el abandono del lenguaje sencillo,
ya que los artistas recurren a temas y composiciones complejas, desequilibradas,
difíciles de entender.
En la pintura, aparece la arbitrariedad en el uso del color y de las proporciones, ya
que éstas se alargan, se estilizan, hasta límites hasta entonces insospechados, Con
respecto al uso del color, predominan los colores fríos, de tonalidades metálicas,
duramente enfrentadas entre sí. También se utilizan a menudo fondos negros, en
los que resaltan las figuras como si fuesen auténticos objetos-luz, constituyendo un
claro anuncio del barroco.

DESTACA JUAN DE BOLONIA CON LA FUENTE DE NEPTUNO EN


BOLONIA Y EL RAPTO DE LAS SABINAS

Hay preferencia por la figura “serpentinata”, contorsionada con artificio


de formas que dibujan la ascensión helicoidal.
MADONNA DEL CUELLO LARGO
PERSEO CON LA CABEZA
DE PARMIGIANINO
DE MEDUSA” DE
BENVENUTTO CELLINI Se caracteriza por la arbitrariedad en
el uso del color y las proporciones.
La tendencia al desgarramiento Las proporciones anatómicas se
propio de este estilo aparece en alteran a su voluntad. El alargamiento
la exagerada musculatura. Fue de las figuras es constante.
fundida en bronce de una sola
pieza, lo que supone una
enorme dificultas técnica.

Se prefiere el trazado serpentiforme, los abundantes y tensos


escorzos, la distorsión como forma de expresar una dramática
escisión en la conciencia y en el mundo.
Las figuras está constreñidas en marcos estrechos, lo que acentúa
las expresiones angustiadas.
La utilización de fondos negros, en los que se representan las
figuras como auténticos objetos-luz, nos anuncian en Barroco.

Ío y Zeus

Corregio