Está en la página 1de 6

INTRODUCCION

El cubismo es un estilo pictórico que fue creado conjuntamente por


Braque y Picasso en el periodo de 1907 a 1914 y que rápidamente fue
adoptado y adaptado por muchos otros artistas. Surge así un amplio
movimiento artístico que, si bien está originalmente centrado en París, será
de ámbito internacional.

El cubismo es la más radical y revolucionaria forma de representación


desde el Renacimiento, pues abandona el punto de vista único y fijo que
dominó la pintura europea durante siglos por una multiplicidad de puntos de
vista que, simultáneamente, representan los objetos y figuras en la misma
pintura.

La presentación pública del cubismo, como movimiento pictórico,


tuvo lugar en 1910 en el Salón de Otoño, donde muchos artistas mostraron
trabajos con este planteamiento estético. Al año siguiente varios de esos
artistas, que a diferencia de Picasso y Braque no tenían acceso regular a una
galería privada, decidieron exponer juntos en el XXVII Salón de los
Independientes celebrado en Abril de 1911, donde se les asignó una sala (la
41) dedicada enteramente a ellos. Entre esos artistas, practicantes de un
cubismo herético o más torpe que el de los grandes maestros (Picasso,
Braque, Gris), estaban Gleizes y Metzinger, miembros de laSection d'Or y
autores de "Du Cubisme", el primer manifiesto sobre el movimiento
publicado en 1912.
EL CUBISMO.

El cubismo fue un movimiento artístico desarrollado entre 1907 y


1914, nacido en Francia y encabezado por Pablo Picasso, Georges Braque,
Jean Metzinger, Albert Gleizes, Robert Delaunay, Juan Gris y Guillaume
Apollinaire.1Es una tendencia esencial, pues da pie al resto de las
vanguardias europeas del siglo XX. No se trata de un ismo más, sino de la
ruptura definitiva con la pintura tradicional.

El término cubismo fue acuñado por el crítico francés Louis


Vauxcelles, el mismo que había bautizado a los fauvistas motejándolos de
fauves (fieras); en el caso de Braque y sus pinturas de L'Estaque, Vauxcelles
dijo, despectivamente, que era una pintura compuesta por «pequeños cubos».
Se originó así el concepto de «cubismo». El cubismo literario es otra rama
que se expresa con poesías cuya estructura forma figuras o imágenes que
ejemplifican el tema, la rima es opcional y no tienen una métrica específica
ni se organizan en versos.

Características

El cubismo es considerado la primera vanguardia, ya que rompe con


el último estatuto renacentista vigente a principios del siglo XX, la
perspectiva. En los cuadros cubistas, desaparece la perspectiva tradicional.
Trata las formas de la naturaleza por medio de figuras geométricas,
fragmentando líneas y superficies. Se adopta así la llamada «perspectiva
múltiple»: se representan todas las partes de un objeto en un mismo plano.

La representación del mundo en donde pasaba a no tener ningún


compromiso con la apariencia de las cosas desde un punto de vista
determinado, sino con lo que se sabe de ellas. Por eso aparecían al mismo
tiempo y en el mismo plano vistas diversas del objeto: por ejemplo, se
representa de frente y de perfil; en un rostro humano, la nariz está de perfil
y el ojo de frente; una botella aparece en su corte vertical y su corte
horizontal. Ya no existe un punto de vista único. No hay sensación de
profundidad. Los detalles se suprimen, y a veces acaba representando el
objeto por un solo aspecto, como ocurre con los violines, insinuados solo por
la presencia de la cola del mismo.

Historia

El cubismo tuvo como centro neurálgico la ciudad de París, y como


jefes y maestros del movimiento figuraban los españoles Pablo Picasso y
Juan Gris y los franceses Georges Braque y Fernand Léger. El movimiento
efectivamente se inicia con el cuadro Las señoritas de Aviñón (Demoiselles
d'Avignon) de Pablo Picasso. Como elemento precursor del cubismo destaca
la influencia de las esculturas africanas y las exposiciones retrospectivas de
Georges Seurat (1905) y de Paul Cézanne (1907).

El cubismo surge en la primera década del siglo XX, constituyendo la


primera de las vanguardias artísticas. Entre las circunstancias que
contribuyeron a su surgimiento, se ha señalado tradicionalmente tanto la obra
de Cézanne como el arte de otras culturas, particularmente la africana. En
efecto, Cézanne pretendió representar la realidad reduciéndola a sus formas
esenciales, intentando representar los volúmenes sobre la superficie plana
del lienzo de una manera nueva, tendencia que fue seguida por los cubistas.
Ya antes que él, los neoimpresionistas Seurat y Signac tendieron a estructurar
geométricamente sus cuadros. Lo que Picasso y Braque tomaron de Cézanne
fue la técnica para resolver ese problema de lograr una nueva figuración de
las cosas, dando a los objetos solidez y densidad, apartándose de las
tendencias impresionistas que habían acabado disolviendo las formas en su
búsqueda exclusiva de los efectos de la luz.
Cubismo analítico o hermético (1909-1912)

En 1909 Braque y Picasso estrechan su amistad y consiguen


desarrollar la nueva tendencia. Juntos crearon las dos tendencias del
cubismo. La primera es el cubismo analítico (1909-1912), en donde la
pintura es casi monocroma en gris y ocre. Los colores en este momento no
interesaban pues lo importante eran los diferentes puntos de vista y la
geometrización, no el cromatismo. Fueron elaborando un «nuevo lenguaje»
que analiza la realidad y la descompone en múltiples elementos geométricos.
Los puntos de vista se multiplicaron, abandonando definitivamente la unidad
del punto de vista de la perspectiva renacentista. Se introducen en la pintura
los «pasos», definidos como ligeras interrupciones de la línea del contorno.
Los volúmenes grandes se fragmentan en volúmenes más pequeños. Entre
las obras de esta fase del cubismo se encuentra el Retrato de Kahnweiler
(1910, Instituto de Arte de Chicago).

Cubismo sintético (1912-1914)

En El Portugués (1911) de Braque aparecen palabras y números, lo


que abrió una nueva vía que llevó al segundo período del cubismo, el
cubismo sintético (1912-1914). Braque, que había sido el primero en utilizar
la caligrafía, y que más de una vez intentó imitar la madera o el mármol, fue
quien inició esta última fase del cubismo al realizar papier collés, pegando
directamente papeles decorados en la pintura. Picasso y Braque comenzaron
a incorporar material gráfico como páginas de diario y papeles pintados,
técnica que se conoce como collage. En 1912 Picasso realizó su primer
collage, Naturaleza muerta con silla de paja (Museo Picasso, París), en el que
añade al lienzo pasta de papel y hule. El color es más rico que en la fase
anterior, como puede verse en los rojos y azules de Botella de Suze (1913,
Saint Louis, Misuri, Universidad Washington). Estas obras sintéticas son
más simples, más sencillas de entender en cuanto a que son más figurativas,
se ve claramente lo que se pretende representar. Los objetos ya no se reducen
a volúmenes y planos expuestos en diversas perspectivas hasta ser
irreconocibles, sino que se reducen a sus atributos esenciales, a aquello que
los caracteriza de manera inequívoca sin lo cual no serían lo que son. Por
ello, aunque reducido a lo esencial, queda claro en todo momento lo que son.
Para representar los objetos «tipo» de manera objetiva y permanente, y no a
través de la subjetividad del pincel, se recurre a lo que parece un ensamblaje.

El cubismo en otras artes

Fue el francés Apollinaire quien lo adaptó en la literatura. Busca


recomponer la realidad mezclando imágenes y conceptos al azar. Uno de sus
aportes fue el caligrama.

El cubismo repercutió en la escultura, a través de técnicas similares al


collage del cubismo sintético. La escultura empezó a construirse con
materiales de desecho, elaborándose con piezas diversas y no procedentes de
un solo bloque de piedra o mármol. Con ello se crea la llamada estética de
«ausencia de masa», al surgir huecos y vacíos entre las superficies. Como
los arquitectos, los escultores no dan forma a un volumen, sino que crean
espacios. Es de especial interés la variante arquitectónica del cubismo que se
dio en Checoslovaquia entre 1910 y 1925, el llamado "Cubismo Checo".
CONCLUSIÓN

Una vez realizada la investigación, puedo afirmar que no existe una


sola definición de cubismo, sino que, a lo largo de este movimiento, fueron
los distintos artistas quienes llevaron a cabo su “propio cubismo” en donde
algunos optaron por pintar con una paleta de colores amplia, mientras otros
prefirieron centrarse en una paleta más restringida con colores como el gris,
el marrón, el blanco, el negro y el verde entre otros.

Sin embargo, más allá de las características puntales de los pintores y


de sus técnicas específicas, la definición más próxima o mejor dicho, la
definición más apoyada por los artistas es la que define al cubismo como el
movimiento vanguardista más importante del siglo XX, el cual no sólo
rompe con la pintura tradicional, en el sentido de que dejan de pintar y
representar tanto a la naturaleza como al cuerpo humano y dejan de lado la
perspectiva para pintar con formas geométricas, sino que también instala una
nueva forma de mirar y de analizar los cuadros.