Está en la página 1de 33

UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLARREAL

FACULTAD DE DERECHO
ESCUELA UNIVERSITARIA DE POSTGRADO

DERECHO PENAL

PLAN DE TESIS

TÍTULO

DESPENALIZACION DEL ABORTO COMO MEDIDA DE PROTECCION DE UN


DERECHO FUNDAMENTAL-SALUD DE LA MUJER EN EMBARAZO DE RIESGO
DE MENORES DE 14 AÑOS PERIODO 2017-2018.”

PARA OPTAR EL GRADO DE MAGISTER EN DERECHO PENAL

AUTOR:

BURNEO CORTES, Juan Carlos

PARA OPTAR EL GRADO DE MAGISTER EN DERECHO PENAL

LIMA – PERÚ

1
2012
I. INTRODUCCIÓN

II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA


1. Descripción de la realidad problemática
2. Formulación del problema
a. Problema principal
b. Problemas secundarios
3. Indagación sobre investigaciones preexistentes
4. Delimitación de la investigación
5. Alcances de la investigación

III. OBJETIVO DE LA INVESTIGACION

IV. JUSTIFICACION, IMPORTANCIA Y LIMITACION DE LA INVESTIGACIÓN


1. Justificación de la investigación
2. Importancia de la investigación

V. MARCO TEORICO
1. Antecedentes de la investigación
2. Fundamentos o bases teóricas
3. Marco conceptual

VI. FORMULACION DE LAS HIPOTESIS DE TRABAJO


a. Hipótesis general
b. Hipótesis derivadas

VII. IDENTIFICACION Y CLASIFICACION DE LAS VARIABLES

VIII. OPERACIONALIZACION DE HIPOTESIS, VARIABLES E INDICADORES

2
IX. METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION
1. Tipo y nivel de investigación
2. Método y diseño de la investigación
3. Universo, población y muestra
4. Técnicas, instrumentos y fuentes de recolección de datos
5. Técnicas de procesamiento y análisis de datos recolectados

X. ADMINISTRACION DEL PLAN

XI. BIBLIOGRAFIA

XII. ANEXOS
 Matriz de consistencia

3
I. INTRODUCCIÓN

No existe un tema de conversación más polémico que la despenalización del aborto;


nuestro país en todas sus regiones es testigo de los numerosos abortos clandestinos
que se realizan y que en la mayoría de veces tienen un desenlace lamentable.

El derecho a la salud de la mujer en el marco reproductivo merece especial atención


y debe ser materia de análisis desde el punto de vista jurídico y constitucional; en
nuestro país el aborto terapéutico no es punible sin embargo su aplicación es nula
pese a los reiterados pedidos de diferentes organizaciones y de buena parte de la
sociedad.

El presente trabajo tratara de absolver muchas de esas inquietudes y plantear algunas


consideraciones para lograr un dialogo consensuado, sin apasionamientos de ningún
tipo, en la búsqueda de una real aplicación del derecho a la salud de mujer.

4
II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

1. Descripción de la realidad problemática

En nuestro país desde hace décadas se viene planteando una discusión muchas veces
alejada del punto de vista jurídico respecto a la despenalización del aborto y sus implicancias
en el derecho a la salud de la mujer.

De eso trata la presente tesis y para ello analizaremos el entorno jurídico, profesional
(de la salud), educativo, ético social y porque no religioso de los factores que inciden en la
salud de la mujer con respecto a la despenalización del aborto y determinar la magnitud e
importancia de ellos.

Partiremos de un análisis histórico con respecto a las posiciones jurídicas, políticas y


religiosas que desde sus diversas aristas han influenciado a la adopción de políticas de estado
muchas veces contrapuestas a la real dimensión social de la problemática, generando debido a
ello sendas posiciones en contrario por parte de organizaciones femeninas como de sectores
de la iglesia. Asimismo intentaremos plasmar un nuevo enfoque desde nuestro punto de vista
como inicio a un posterior debate.

Creemos por ello que nuestra intención principal es la de generar una discusión
jurídica – teórica, más allá de posturas radicales desde ambos extremos, a través de un diálogo
alturado que nos permita aportar luces al real debate respecto de la despenalización del aborto
y el derecho a la salud de la mujer.

5
En el país el aborto está penalizado, con excepción del terapéutico. Sin embargo, la
desproporción entre el número de abortos que se producen –el último estudio estimado de
410,000 al año1-, aquellos que son denunciados y, los que terminan en procesos judiciales,
revela que si bien la práctica del aborto es ilegal, la sociedad de diferentes maneras con su
silencio parece amparar su práctica y tolerar la muerte de miles de mujeres.

Desde el Derecho Penal y los estudios de criminología se puede afirmar que las leyes
penalizadoras no han cumplido con su finalidad de prevención específica ni general2, es
decir, que la amenaza de una posible sanción, no ha logrado inhibir la práctica del aborto
sino que son el marco en el cual se ejerce violencia contralas mujeres en múltiples planos,
una de cuyas manifestaciones es el incremento de las muertes maternas, así como los altos
costos que la atención de abortos incompletos y problemas de salud derivados de la
clandestinidad, representan para los servicios de salud. Es por ello que creo firmemente
que la legitimización del debate público sobre el aborto se presenta como un problema de
salud pública.

En Perú alrededor de 410 mil mujeres abortan cada año en condiciones de


clandestinidad, en especial mujeres con escasos recursos que acuden a locales poco
higiénicos. El aborto ocupa el cuarto lugar como causa de muerte materna (7 por ciento),
según el Ministerio de Salud. Sin embargo, numerosos estudios sostienen que dentro de las
muertes por hemorragias (60 por ciento) e infecciones (13 por ciento) se encuentran
subregistradas muchas muertes por aborto.

En la Ley de Salud existe una norma legal que obliga al personal médico a denunciar
los casos en que existan indicios de aborto, lo que quiebra el principio de confidencialidad
médico-paciente. Aproximadamente 65 mil mujeres son hospitalizadas cada año por
complicaciones de aborto.

1FERRANDO, Delicia. El aborto clandestino en el Perú. Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, p. 29.
2Código Penal. Artículo IX.- La pena tiene función preventiva, protectora y resocializadora. Las medidas de seguridad persiguen fines de
curación, tutela y rehabilitación.
http://spij.minjus.gob.pe/CLP/contenidos.dll?f=templates&fn=default-codpenal.htm&vid=Ciclope:CLPdemo

6
Todo esto hace que el aborto constituya en Perú un grave problema de salud pública
que el Estado debe enfrentar con la eliminación de la normatividad punitiva (en
determinados casos), con políticas adecuadas y los recursos correspondientes. El aborto es
un tema complejo y despierta sentimientos encontrados, pero que deben ser dejados de
lado para tener como primera prioridad la vida de las mujeres. Nuestro país ocupa el
segundo lugar en América del Sur con el más alto índice de mortalidad materna, ya que
cada año mueren mil 800 mujeres por problemas relacionados con el embarazo y el parto.

El primer estudio nacional sobre la magnitud del aborto fue desarrollado por The Alan
Guttmacher Institute (1994) entre 1988y 1990 revelándose que en ese periodo se realizaban
en el país alrededor de 271,1 mil abortos clandestinos cada año. Otro estudio realizado en
el 2001daba cuenta que en el 2000 se producían en el Perú alrededor de 352 mil abortos
clandestinos por año. En esta última fecha, de cada 100 mujeres en edad reproductiva (de
15 a 49 años), 5,2 en promedio terminaba voluntariamente su embarazo no deseado cada
año. En 1990, la proporción era la misma (The Alan Guttmacher Institute, 1994, cit.).

Al comenzar el milenio, cambios en la forma de abordar los problemas de salud – de


uno basado en programas vertical esa otro basado en estrategias integrales-, tuvieron un
efecto negativo en la prestación de servicios de salud reproductiva en los establecimientos
públicos de salud, una de cuyas consecuencias fue la disminución del uso de métodos
modernos que ya ha empezado a evidenciarse en datos oficiales recogidos por el INEI a
través de la reciente encuesta ENDES (2004-2005). Diversos informes elaborados por
ONGs registraron algunos de esos efectos perjudiciales en las intenciones reproductivas de
las mujeres y en la planificación familiar.

7
2. Formulación del problema

a. Problema principal

1. ¿Qué factores con respecto al derecho a la salud de la mujer influyen en la


despenalización del aborto? ¿CUÁLES SON LOS FACTORES QUE INFLUYEN
EN EL DERECHO FUNDAMENTAL DE LA MUJER EN RELACION A LA
DESPENALIZACION DEL ABORTO?

b. Problemas secundarios

1. ¿En qué medida el factor normativo nacional e internacional influye en la


despenalización del aborto?

2. ¿En qué medida el factor socio político de salud influye en la despenalización del
aborto?

3. ¿En qué nivel el factor educación influye en la despenalización del aborto?

3. Indagación sobre investigaciones preexistentes

Existe vasta información en materia de derecho a la salud de la mujer como respecto a


la despenalización del aborto, tanto nacional como internacional, así como diferentes
artículos de análisis, ponencias y tratados doctrinarios. Se ha comprobado en el plano
nacional la existencia de diversas investigaciones en la biblioteca de Universidades como
la Pontificia Universidad Católica (tesis), Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en
ONG como el Centro de la Mujer Flora Tristán y DEMUS (investigaciones y revistas
especializadas); en revistas especializadas jurídicas como Alerta Jurídica y una amplia
diversidad de estudios especializados a través del Internet. En el plano internacional hemos
accedido a diversos libros electrónicos de diversos autores especialistas en el tema; así
como información de diversos organismos como las Naciones Unidas, la Organización
Mundial de la Salud y ONG’s tales como Amnistía Internacional y otras.

8
4. Delimitación de la investigación

 Delimitación espacial
Se circunscribirá a la ciudad de Lima.

 Delimitación temporal
Comprenden desde el año 2009 hasta el año 2011.

5. Alcances de la investigación

Contribuirá a elevar el análisis de la discusión tendiendo más a lo jurídico y


constitucional.

El trabajo que presentamos pretende llegar a los juristas especializados en el


tema, médicos, funcionarios públicos, ONG’s nacionales e internacionales, la
Iglesia y la sociedad en general tanto peruana como internacional.

9
III. OBJETIVO DE LA INVESTIGACION

1. Objetivo general

El derecho a la salud de la mujer influiría decididamente en la despenalización


del aborto.

2. Objetivos específicos

 Determinar si el factor normativo nacional e internacional influye en la


despenalización del aborto

 Precisar si el factor socio político de salud influye en la despenalización


del aborto

 Verificar si el factor educación influye en la despenalización del aborto

10
IV. JUSTIFICACION, IMPORTANCIA Y LIMITACION DE LA
INVESTIGACIÓN

1. Justificación de la investigación

El aborto como problemática social viene causando diversos daños muchas veces
irreversibles en la salud de la mujer peruana; allí están y lo demuestran las estadísticas.
El Estado a través de la normatividad jurídica vigente lo penaliza en sus diferentes
manifestaciones, sin embargo atenúa la pena en casos particulares (aborto terapéutico),
la misma que en la práctica no se aplica; es por ello necesario, dar nuevas luces que
permitan encontrar una posición libre de apasionamientos y ceñida estrictamente el
orden jurídico. Debemos considerar que muchas de las investigaciones, encuestas y
estadísticas no reflejan con absoluta certeza el número de abortos que se practican, ya
que muchas veces se dan de forma clandestina y no son de público conocimiento toda
vez su carácter punitivo.

2. Importancia de la investigación

Su importancia radica fundamentalmente en los nuevos aportes que espero alcanzar


respecto de la despenalización del aborto y que de seguro servirán para disminuir los
efectos negativos en la salud física y mental de la mujer peruana.

3. Alcances de la investigación

El tema lo abordamos desde el punto de vista jurídico y su aplicabilidad en nuestra


sociedad; pretendemos así generar una corriente de opinión que se inmiscuya en el
correcto análisis de la normatividad vigente, el mismo que pese a su vigencia hasta la
fecha en muchos casos no se reglamenta incidiendo de manera directa en el derecho a
la salud de la mujer.

4. Implicancias prácticas

11
Permitirá a nuestros compañeros, tratadistas y comunidad en general obtener una
nueva visión respecto al tema de la despenalización del aborto.

5. Valor teórico

Servirá como fuente bibliográfica para mayores estudios respecto del tema que nos
ocupa.

6. Unidad metodológica

El nivel de investigación es básico ya que es una contribución al conocimiento del


tema que nos ocupa a través del método inductivo y deductivo y técnicas de
recolección que derivan del método científico.

7. Viabilidad

La investigación del tema que nos ocupa es viable por cuanto no existen mayores
limitaciones para la obtención de información.

8. Consecuencias

Creemos que servirá como plataforma para enfocar el tema del derecho a la salud de la
mujer y la despenalización del aborto desde otra perspectiva.

V. MARCO TEORICO

1. Antecedentes de la investigación

12
En el Perú el aborto está sancionado penalmente desde 1863, año en que fuera aprobado el
primer Código Penal. El Código de 1863 penalizaba el aborto en general, pero consideraba
como supuestos atenuantes el aborto por móvil de honor y el aborto consentido por la mujer3.

El primero tenía como finalidad salvar el honor de la mujer y el de su familia, pues se


consideraba que una mujer sin esposo y con hijo podía ser marginada socialmente ya que al
nacer el hijo o hija era evidente que habría tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio y
ya no era una soltera virgen4. El segundo atenuante, el aborto consentido por la mujer, era
permitido siempre que la mujer tuviera por lo menos 16 años cumplidos.

El Código Penal de 1924 regulaba y sancionaba todas las figuras del aborto: el aborto propio,
el aborto consentido, el aborto no consentido, el aborto perpetrado por profesionales y el
aborto preterintencional; excluyendo las figuras atenuadas recogidas en el Código anterior, y
estableciendo como única figura no punible el aborto terapéutico, aquel que fuera realizado
como único medio para salvar la vida de la mujer gestante o para evitar en su salud un mal
grave y permanente.

El Código Penal de 1991, actualmente vigente, sigue la misma tendencia del Código del 24,
penaliza todas las formas de aborto con excepción del terapéutico, e incluye como figuras
atenuantes el aborto ético o sentimental y el aborto eugenésico.

Para la mujer que cause su aborto o consienta que otro se lo practique, la figura del auto
aborto, la pena privativa de libertad será no mayor de 2 años o la prestación de servicio
comunitario de 52 a 104 jornadas. Para quienes causan un aborto con el consentimiento de la
gestante tendrán una pena privativa de libertad no menor de 1 ni mayor de 4 años, y en caso
sobre venga la muerte de la mujer y el agente pudo prever este resultado la pena será no
menor de 2 ni mayor de 5 años. En los casos que se practique el aborto sin el consentimiento
de la gestante, la pena privativa de libertad será no menor de 3 ni mayor de 5 años, y si se
sobreviene la muerte de la mujer, la pena será no menor de 5 ni mayor de 10 años. Si el aborto
fuera realizado por un profesional de la salud, éste además de ser sancionado de acuerdo a las

3
Dador Tozzini, María Jennie. “El aborto terapéutico en el Perú”. Centro de Promoción y Defensa de los
Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX. Lima, 2006. pp. 01.
4
Ídem.

13
penas establecidas en las modalidades de aborto consentido y sin consentimiento, será
inhabilitado para ejercer por cuenta propia o por intermedio de un tercero su profesión. El
aborto preterintencional, el que se realiza con violencia y sin haber tenido el propósito de
causarlo, a pesar de ser notorio el embarazo, será sancionado con pena privativa de libertad no
mayor de dos años o con prestación de servicio comunitario de 52 a 104 jornadas.

En relación al aborto terapéutico cabe señalar que, de acuerdo a lo establecido por el artículo
119° del Código, éste no es punible siempre que concurran los siguientes elementos: a) Sea
practicado por un médico; b) Que exista consentimiento de la mujer o de su representante
legal; c) Cuando sea el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud
un mal grave y permanente.

El aborto ético es aquel que se realiza cuando el embarazo es producto de una violación
sexual fuera del matrimonio o de una inseminación artificial no consentida y ocurrido fuera
del matrimonio, siempre que estos hechos hubieran sido denunciados o investigados cuándo
menos policialmente. El aborto eugenésico es aquel que se practica cuando es probable que el
ser en formación conlleve al nacimiento graves taras físicas o psíquicas, siempre que exista un
diagnóstico médico.

Además de lo dispuesto por los Códigos Penales de 1863, 1924 y 1991, en el Perú se han
promulgado otras normas que también han delimitado el marco jurídico en relación a la
problemática del aborto.

El Código Sanitario de 1969, derogado actualmente por la Ley General de Salud, disponía que
el proceso de la gestación debiera concluir con el nacimiento, salvo hecho inevitable que
constituya peligro para la salud y la vida de la madre. En su artículo 23° este Código advertía
que estaba prohibido el aborto como medio de control de la natalidad. En ese sentido, y en
concordancia con lo dispuesto por el Código Penal de 1924, el aborto terapéutico estaba
permitido siempre que existiera prueba indubitable de daño en la salud con muerte de la
madre; que fuera practicado por un médico diplomado; y que se contara con la opinión de dos
médicos consultados5.

Peña Cabrera, Raúl. “Tratado de Derecho Penal. Parte Especial”. Ediciones Jurídicas. Lima, 1992. pp. 176.
5

14
Posteriormente, mediante Decreto Legislativo N° 121 del 12 de junio de 1981, se afirmaba la
posibilidad de realizar un aborto terapéutico, incluyendo a los requisitos ya establecidos el
consentimiento de la madre.

Actualmente la Ley General de Salud, Ley N° 26842, publicada el 20 de julio de 1997, refiere
en su título preliminar inciso III) que el concebido es sujeto de derecho en el campo de la
salud. Este precepto concuerda con lo establecido por el artículo 2° inciso 1) de la
Constitución vigente, Constitución Política del Perú de 1993. El inciso señala que el
concebido es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece.

Siguiendo con esta misma tendencia, el artículo 30° de la Ley General de Salud incluso
establece la obligación del médico a poner en conocimiento de la autoridad competente los
casos en los que existan indicios de aborto criminal.

Por otro lado, la citada ley no hace mención expresa al procedimiento para acceder a un
aborto terapéutico, sin embargo, le son aplicables los mandatos establecidos en el título
preliminar inciso VI, que refieren que es responsabilidad del Estado promover las condiciones
que garanticen una adecuada cobertura de prestaciones de salud a la población, en términos
socialmente aceptables de seguridad, oportunidad y calidad6.

Asimismo, le son aplicables también lo dispuesto por los incisos a) f) y g) del artículo 15° de
la citada ley, los mismos que señalan que toda persona usuaria de los servicios de salud tienen
derecho a: a) Al respeto de su personalidad, dignidad e intimidad; f) A qué se le brinde
información veraz, oportuna y completa sobre las características del servicio, las condiciones
económicas de la prestación y demás términos y condiciones del servicio; y g) A qué se le dé
en términos comprensibles información completa y continuada sobre su proceso, incluyendo
el diagnóstico, pronóstico y alternativas de tratamiento, así como sobre los riesgos,
contraindicaciones, precauciones y advertencias de los medicamentos que se le prescriban y
administren.

Dador Tozzini, María Jennie. “El aborto terapéutico en el Perú”. Centro de Promoción y Defensa de los
6

Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX. Lima, 2006. pp. 03.

15
El año 2009 la Comisión Revisora del Código Penal propuso la despenalización del aborto
para los casos de aborto eugenésico y por violación sexual; sin embargo a la fecha no se ha
logrado implementar sus recomendaciones.

La normatividad prohibitiva en relación al aborto en el Perú ha generado que éste se practique


de manera clandestina y silenciada, generando situaciones en las que se tolera que cientos de
miles de mujeres realicen un aborto en circunstancias precarias y en las que su vida y su
integridad física se vean vulneradas. Esta realidad, que los legisladores no quieren reconocer
ni enfrentar, resulta mucho más degradante y destructiva para las mujeres, y constituye un
verdadero desgaste para el Derecho Penal ya que la sociedad termina encubriendo y
aceptando la práctica de actividades consideradas delictivas7.

Planteamos el análisis de la legislación sobre aborto desde tres perspectivas: la legalización


(estudio de normas nacionales que han legalizado el aborto y la reglamentación existente para
su aplicación) la despenalización (estudio de los códigos penales de los Estados donde el
aborto es delito pero en los que hay excepciones/ causales excluyentes de responsabilidad) y
atenuantes de la pena. Pese a que este estudio está centrado en los países que están incluidos
en el Observatorio de igualdad de género de América Latina y el Caribe, resulta relevante
entender su situación en el contexto de la situación mundial de las leyes relativas al aborto. El
97% de los países del mundo permiten el aborto para salvarla vida de la mujer y solo un 3%
de países lo mantiene completamente penalizado. Éstos se ubican en su mayoría entre los
países de este estudio junto con otros como Malta y con la Santa Sede. En términos de
población, los países que tienen el aborto completamente penalizado, corresponden tan solo a
un 1% de la población mundial. En el lado contrario se encuentran los países que permiten el
aborto por la sola voluntad de la mujer, los cuales representan el 29% de los países del mundo
que se corresponden con cerca del 40% de la población del mundo. En cuanto a las causales,
entre un 63 a 67% permiten el aborto para preservar la salud física o mental de las mujeres.
Los países de este estudio que también prohíben estas dos causales comparten esta situación
con países que están mayoritariamente ubicados en África y Asia.

7
PEÑA CABRERA, Raúl. “Tratado de Derecho Penal. Parte Especial”. Ediciones Jurídicas. Lima, 1992. pp. 177
y 179.

16
La Legislación sobre aborto es un paso necesario para generar cambios en la situación del
aborto inseguro y frente a las barreras que día a día deben enfrentar las mujeres, pero no
suficiente: una nueva ley no necesariamente se traduce en un amplio acceso a los servicios de
salud. Por tanto, la legalización del aborto demanda, a su vez, que los Estados dispongan de
otras medidas legales y administrativas para hacer efectivo el acceso de las mujeres a los
servicios médicos de aborto y salud reproductiva. De otro lado, las medidas regresivas en
términos de derecho a la salud están prohibidas internacionalmente por los órganos de
protección de Naciones Unidas y por los Sistemas Regionales de Protección de derechos
humanos, es decir, tanto por el Sistema Europeo como el Sistema Interamericano de
Protección de Derechos Humanos. Se considera que estas medidas atentan contra el deber de
garantía y progresividad de los derechos sociales y en el caso de salud reproductiva afectan de
manera desproporcional la vida y la salud de las mujeres. La penalización del aborto en todas
las circunstancias es una de estas medidas regresivas, la cual pone en riesgo la vida y la salud
de las mujeres, en tanto aumenta los índices de mortalidad materna y la práctica de abortos
clandestinos sin las condiciones mínimas de salubridad (CEDAW, 2008)8.

Creemos que se deberían adoptar reformas legales para lograr cambios en el marco legal
sobre aborto pudiendo ser estos cambios de dos tipos: la despenalización o la legalización.
Por despenalización, la remoción de la pena a un delito, en este caso el aborto, en algunas
circunstancias; recientemente, durante el Primer Congreso Latinoamericano Jurídico sobre
Derechos Reproductivos, realizado en Arequipa, el Ex Magistrado Jaime Araújo, ponente de
la Sentencia C-355 que despenalizó el aborto en Colombia argumentó que cuando se
establecen excepciones al delito, no puede hablarse más de “delito” al menos en tales
circunstancias. Esta argumentación abre una oportunidad excelente para promover el acceso
de las mujeres a los servicios de aborto en forma oportuna y segura, puesto que “elimina” del
discurso la palabra delito que opera como una barrera para el acceso, proveniente de los
profesionales.

Por legalización entendemos la remoción del delito de la herramienta legal–usualmente el


código penal– que lo tipifica como tal. Es importante resaltar que estas medidas se pueden

8
GONZALEZ VELEZ, Ana Cristina. Una mirada analítica a la legislación sobre interrupción del embarazo en
Iberoamérica y el Caribe. Serie Mujer y Desarrollo 110, CEPAL. 2011, Bruselas – Suiza, pp. 25

17
llevar a cabo en forma incremental de tal forma que el objetivo último sea crear condiciones
para el cambio.

Las reformas legales tienen el propósito específico de avanzar en la agenda del aborto legal,
como un elemento crítico para el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres y
particularmente de sus derechos sexuales y sus derechos reproductivos protegiendo de esta
manera su autonomía física y favoreciendo la autonomía en otros ámbitos: político y
económico. Los países que han avanzado en esta línea mejorando las condiciones ciudadanas
de sus mujeres son: Cuba, Guyana, México, España, Portugal, Colombia.

En primer lugar, tenemos las medidas de cambio legal que buscan la despenalización. La
mayoría de los países de América Latina, han creado sistemas de causales que permiten el
aborto en determinadas circunstancias. Para éstos sería deseable y necesario explorar la
adopción de medidas que superen la prohibición absoluta del aborto bien sea introduciendo
modificaciones en el código penal, para avanzar al menos en el reconocimiento del aborto
terapéutico. Al respecto es importante recordar que el aborto terapéutico es reconocido
internacionalmente como un servicio de salud especializado y necesario para las mujeres cuya
finalidad es salvar su vida cuando ésta se encuentra en peligro a consecuencia de un
embarazo. Una vez garantizado este paso mínimo, desde la perspectiva de los derechos
humanos de las mujeres, la otra medida que abarca la despenalización es el establecimiento de
distintas causales que puede a su vez ser un proceso gradual o abarcar la gama más amplia
(vida, salud integral, violación, malformación fetal, condición socio-económica).

De no ser posible el establecimiento de un sistema amplio de causales resulta crítico que al


menos sea revisada la legislación que penaliza el aborto cuando se trata de riesgo para la vida
y la salud de la mujer o cuando el embarazo es el resultado de una violación o incesto en la
medida que constituyen una amenaza para sus derechos fundamentales especialmente, su
vida, salud, integridad y dignidad. La negación del servicio en estas circunstancias atenta
contra la vida, la integridad física y psicológica de las mujeres. Y es importante recordar que
la salud es un concepto integral que abarca un estado de bienestar completo físico, mental y
social y no la mera ausencia de enfermedades o dolencias.

18
Cuando se adoptan medidas de despenalización es importante tener en cuenta los criterios que
se establecen para la aplicación de las causales de tal forma que sean los menos gravosos para
las mujeres y que no les impongan cargas desproporcionadas. Los criterios adoptados por la
Corte Constitucional en Colombia son un buen ejemplo del tipo de criterios que sería deseable
adoptar. Allí se establece que el peligro para la vida o la salud de la mujer, sea certificado por
un médico al igual que la existencia dela malformación del feto, y en los casos de violación se
establece sólo la denuncia como requisito. En relación a esta última causal el caso de Brasil es
el que más propicia el respeto a la dignidad de la mujer pues solo se requiere su palabra para
demandar un aborto por violación. Por otro lado, es importante tener en cuenta que la
despenalización debería apostar a un escenario de causales amplio que incorpore aquellas
relacionadas con la penuria económica, las razones sociales como la pobreza, el proyecto de
vida, etc.

De existir el debate sobre la ponderación de derechos, se recomienda revisar la jurisprudencia


sentada por altas cortes como la de Colombia, Costa Rica y otras 9que han sido claras al
reconocer la preeminencia de los derechos de las mujeres por sobre los de la vida en
gestación. Las medidas orientadas a la despenalización parcial permiten avanzar en la
perspectiva de proteger los derechos de las mujeres al menos en las circunstancias más
extremas y de esta manera proteger su dignidad y su vida.

No obstante, al persistir el delito del aborto las mujeres pueden enfrentar niveles enormes de
estigma, barreras para el acceso e incertidumbre entre los profesionales que podrían ofrecerles
servicios seguros. A esto se suma el riesgo de las interpretaciones restrictivas de las causales,
como por ejemplo, la interpretación del riesgo para la salud como igual al riesgo de muerte, o
la exigencia de requisitos desproporcionados para el acceso al servicio: demostrar la
violación, demostrarla consistencia entre la semana gestacional y la fecha de ocurrencia de
una violación, existencia de malformaciones fetales extremas incompatibles con la vida
humana biológica y no con la vida humana digna, etc.

9
Corte Constitucional de la República de Colombia, Sentencia C–355 de 2006. Corte Suprema de Costa Rica,
Sala Constitucional. Sentencia 2792 de 2004. Tribunal Constitucional alemán, Sentencia 39, 1 de 1975, citada en
Corte Constitucional de Colombia.

19
En segundo lugar, las reformas legales pueden ser el resultado de un proceso gradual de
despenalización o de una decisión en sí misma -si el contexto lo permite- para lograr la
legalización. En este terreno, las medidas deben orientarse a promover la voluntad de la mujer
durante un período gestacional que podría variar entre las 12 y las 16 semanas. El caso
reciente más importante es el del Distrito Federal de México, donde se realizó una
modificación en el Código Penal, que permite que antes de las doce primeras semanas de
embarazo, éste se pueda interrumpir libremente (art. 144, Código Penal, DF) por la sola
voluntad de la mujer. De acuerdo con esta experiencia los avances son más factibles cuando
se involucran una multiplicidad de actores que incluyen los tomadores de decisión, los
proveedores de servicios, las autoridades administrativas, los políticos y el movimiento de
mujeres. En el caso de México, no obstante el avance es importante destacar que la
legalización exclusiva para el Distrito Federal de México ha generado una situación de
desigualdad que sería pertinente corregir, armonizando la legislación al interior de los otros
estados, de tal forma que se permita el aborto por la sola voluntad de la mujer en las mismas
condiciones planteadas para el Distrito Federal de México.

2. Fundamentos o bases teóricas

No es nueva la polémica sobre la licitud o ilicitud del aborto, ni es nueva la defensa de


posiciones ideológicas, alejando intencionadamente el debate del terreno jurídico.

Desde la perspectiva jurídica, es por tanto obligado recordar que es potestad y deber del
Estado, y fundamento del Estado de Derecho, velar por la integridad física, la seguridad y el
bienestar de sus ciudadanos. Para cumplir ese deber estatal, el Estado de Derecho ha de
proporcionar tanto al poder ejecutivo, como al poder judicial, las herramientas básicas para su
defensa, siendo la principal de estas herramientas la legislación y las normas jurídicas10.

Se debe entender que el embarazo puede convertirse en un serio problema con consecuencias
imprevistas cuando no es esperado, o cuando una mujer o una pareja no desean más hijos o no
lo desean en ese momento. Esta última opción es frecuente en el Perú a pesar que el aborto es
prohibido por ley, salvo que se trate de salvar la vida de la mujer.
10
COLECCIÓN CUADERNOS # 2. Informe Jurídico sobre Despenalización del Aborto. Centro Jurídico Tomás
Moro. Pág. 11.

20
Por ello se realiza de manera clandestina con el consiguiente riesgo para la salud y la vida de
las mujeres menos pudientes que tienen que recurrir a personal no calificado o -en el extremo
de la desorientación- a manipularse ellas mismas en un intento desesperado por poner fin a
embarazos que no desean. Debido a sus graves consecuencias para la vida de las mujeres y el
bienestar de las familias, el Ministerio de Salud (1996)11lo reconoció como un problema de
salud pública a cuya solución deben contribuir el Estado y la Sociedad Civil.

Antes de la dación de la Constitución de 1979, el concebido no era reconocido jurídicamente


a nivel constitucional, y el derecho a la vida solo había sido recogido por dos constituciones:

 La Constitución de 1860, en su artículo 16, señalaba: “La ley protege el


honor y la vida contra toda injusta agresión; y no puede imponer la pena de muerte sino por el
crimen de homicidio calificado”.

 La Constitución de 1920, cuyo artículo 21 prescribía: “La ley protege el


honor y la vida contra toda injusta agresión; y no puede imponer la pena de muerte sino por el
crimen de homicidio calificado”.

En ambos casos la vida era protegida contra toda injusta agresión, excluyéndose aquellos
casos en los que la afectación de la vida provenía de razones justas, como podría ser la
legítima defensa12.Hasta la dación de la Constitución de 1979,tanto la regulación de derechos
del concebido como del aborto se daban a nivel infra constitucional.

La determinación de si estamos ante un bien jurídico digno de protección es importante para


determinar la legitimidad de perseguir una conducta considerada delictiva, pues si graves son
las consecuencias de la intervención del Derecho penal, es de esperar que sean importantes las
finalidades que se buscan preservar. Por ello, Abanto Vásquez señala que la teoría de los

11
MINSA: Dirección General de Salud de las Personas. Dirección de Programas Sociales. Programa de Salud
Reproductiva y Planificación Familiar1996-2000.
12
Rubio, Marcial. Estudio de la Constitución Política de 1993. Tomo I. Lima, Fondo Editorial PUCP, 1999. Pág.
116.

21
bienes jurídicos no ha dejado de ser la piedra angular de todo Derecho penal que aspire a
considerarse como uno propio de un Estado de Derecho.13

Consecuentemente, la amenaza de pena va dirigida a una conducta desvalorada socialmente


por constituir una lesión o puesta en peligro de un bien jurídico digno de protección. En el
delito de aborto, el bien jurídico protegido es la vida humana.14No cabe duda que estamos
ante un bien jurídico de gran importancia.

El derecho a la vida encuentra reconocimiento en nuestra Constitución y en diversas normas


internas e internacionales, las mismas que reconocen el derecho a la vida desde el momento
de la concepción.

Constitución Política del Perú:

Art. 2° inc. 1: Toda persona tiene derecho a la vida… El concebido es sujeto de derecho
en todo cuanto le favorece.

Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH):


Art. 4º: inc. 1: Toda persona tiene derecho a que se le respete su vida. Este derecho está
protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede
ser privado de la vida arbitrariamente.

Código de los Niños y Adolescentes:

Art. 1°: El niño y el adolescente tienen derecho a la vida desde el momento de su


concepción. El presente Código garantiza la vida del concebido, protegiéndolo de

13
ABANTO VÁSQUEZ, Manuel. Acerca de la teoría de bienes jurídicos. En: AA. VV. Modernas tendencias de
dogmática penal y política criminal. Libro homenaje al Dr. Juan Bustos Ramírez. [Urquizo Olaechea (dir.)].
Lima, Idemsa, 2007, p. 70. En el mismo sentido, Polaino Navarrete considera que la función primordial del
Derecho Penal es la función de protección de bienes jurídicos y prevención de ataques lesivos a los mismos. En
cuanto a la vigencia de la norma, señala que no es propiamente una “función”, sino la consecuencia directa y
principal que la función tutelar-preventiva tiene en el sistema social, vid. POLAINO NAVARRETE, Miguel.
Instituciones de Derecho Penal. Parte General. Lima, Grijley, 2005, pp. 110-111.
14
CASTILLO ALVA, José Luis. Derecho Penal. Parte Especial I. Lima, Grijley, 2008, p. 936.

22
experimentos o manipulaciones genéticas contrarias a su integridad y a su desarrollo físico y
mental”.

Código Civil:

Art. 1: La persona humana es sujeto de derecho desde su nacimiento.


La vida humana comienza con la concepción. El concebido es sujeto de derecho para
todo cuanto le favorece.

En cuanto al Derecho Internacional, como se sabe, la obligatoriedad de los tratados se


fundamenta en los principios de buena fe y pacta suntservanta: Los compromisos
internacionales asumidos deben ser respetados de manera sincera, honesta y leal. 15 No cabe,
pues, desconocer lo previsto por las normas internacionales protectoras de los Derechos
Humanos.

En este sentido, opinamos que tanto la legislación interna como internacional ya ha zanjado el
tema: el concebido tiene derecho a la vida.16 No es propio de un Estado de Derecho
desconocer el derecho a la vida del concebido a partir del debate de si el concebido tiene o no
la condición de persona. Ese proceso de despersonalización17 de seres humanos para, acto
seguido, desconocer los derechos más elementales de cualquier sociedad civilizada es, desde
todo punto de vista, inadmisible.

El derecho a la vida, en este orden de ideas, tiene un sólido anclaje en nuestro ordenamiento
jurídico. Como no podía ser de otro modo, pues sin el respeto del derecho a la vida, los demás
derechos carecen de sentido.

15
NOVAK, Fabián, y SALMÓN, Elizabeth. Las obligaciones internacionales del Perú en materia de Derechos
Humanos. Lima, Fondo Editorial de la PUC, 2002, pp. 44-51.
16
El óvulo fecundado, como bien se sabe, tiene una identidad genómica propia, única e irrepetible; no cambiará
a lo largo de la vida, vid. VARSI ROSPIGLIOSI, Enrique. Derecho genético. Principios generales. Trujillo,
Normas Legales, 1995, pp. 28-36.
17
Siguiendo a Silva Sánchez, si es difícil encontrar en la realidad alguna manifestación de los conceptos de
enemigo y no-persona desarrollados por Günther Jakobs (pues no se prescinde de todas las garantías propias del
Estado de Derecho), parecería que el concebido es lo que más se le aproxima, ya que desposeído hasta de su
condición de persona y considerado una fuente de malestar, se le niega toda protección penal y hasta jurídica,
vid. SILVA SÁNCHEZ, Jesús-María. Los indeseados como enemigos. La exclusión de seres humanos del status
personae. En: Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología, núm. 09-01 (2007).
http://criminet.ugr.es/recpc/09/recpc09-01.pdf

23
Se debe resaltar que en el Perú el aborto terapéutico es legal desde 192418. No obstante, pese
al tiempo transcurrido y a los diferentes casos y recomendaciones que evidencian la necesidad
de implementar mecanismos que aseguren el acceso al servicio legal de aborto, a la fecha no
existe ningún tipo de regulación nacional que determine las condiciones en las cuales el
aborto terapéutico puede ser realizado, lo que limita el acceso a la salud de las mujeres
peruanas que requieren este tipo de procedimiento, además de poner en riesgo sus vidas.

Los abortos justificados en razones terapéuticas se relacionan con que un número de


embarazos se desarrollan sobre patologías previas en las que la gestación agrava el estado de
salud de la mujer poniéndolo en riesgo (como los casos de mujeres en diálisis, con lesiones
neurológicas severas que empeoran con el embarazo o con neoplasias malignas que requieren
tratamiento quirúrgico, radioterapia o quimioterapia) y, en otros casos, con patologías que se
producen durante la gestación y que complican su curso con riesgo para la vida y salud física
y mental de la gestante (por ejemplo, la hiperémesis gravídica rebelde al tratamiento, lacario
amnionitis o la anencefalia).

Este tipo de enfermedades y la falta de acceso a los servicios de aborto legal contribuye a la
alta tasa de mortalidad materna en Perú: según las estadísticas del Ministerio de Salud en el
2009, el 29% de muertes maternas se debieron a causas indirectas que se concentran en
enfermedades que complican el embarazo o que son agravadas por la gestación. Desde el
Colegio Médico del Perú se ha señalado que cada año se produce la muerte de 200 mujeres
peruanas por no poder acceder al servicio de aborto terapéutico19.

En una investigación realizada en cuatro hospitales de Lima con casos desde el 2007 al 2009
se encontró que de un total de 22,427 abortos atendidos, 87 casos pudieron ser considerados
como de abortos terapéuticos lo que representa el 0.39% del total de abortos; sin embargo,

18
CÓDIGO PENAL PERUANO. “Artículo 119.- Aborto terapéutico. No es punible el aborto practicado por un
médico con el consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, si lo tuviere, cuando es el
único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente”.
19
Centro de Derechos Reproductivos, el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y
Reproductivos. Información suplementaria sobre derecho a la salud reproductiva en el Perú a evaluarse en la
48ava Sesión del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales programada en Ginebra del 30 de
abril al 18 de mayo. Ginebra – Suiza, 2012, pp. 3.

24
sólo en 35 de esos casos se indicó con precisión alguna causal de salud para la interrupción
del embarazo, mientras que en los 52 restantes no se hizo anotación alguna.

La falta de claridad en torno al derecho a acceder al aborto terapéutico que es legal con
frecuencia lleva a las mujeres a buscar abortos clandestinos, ilegales e inseguros. El aborto
inseguro es una de las cinco causas principales de muerte relacionada con el embarazo en el
Perú20, donde una de cada siete mujeres que se someten a abortos es hospitalizada por
complicaciones asociadas21.

Es revelador que sea mayor el porcentaje de mujeres pobres que corran riesgo de
complicaciones al someterse a un aborto que las mujeres que no son pobres. Según un
informe de 2006, aproximadamente 376,000 abortos inseguros se realizan en el Perú cada
año22.

En el 2007, las Direcciones Generales de Salud del Ministerio de Salud (MINSA), reportaron
que 40,794 abortos incompletos fueron atendidos a nivel nacional en sus establecimientos,
pero se informa de una tasa de 10% de omisión de casos reportados debido a información
insuficiente o inexacta en el Perú23de tal manera que, en realidad, más mujeres son
hospitalizadas y están innecesariamente en peligro.

Queda plenamente confirmada la conexión entre los abortos ilegales e inseguros y las altas
tasas de mortalidad materna. La negativa sistemática del Perú para garantizar acceso a
servicios de salud cuando la vida de una mujer esté en peligro o cuando su salud física o
mental pueda sufrir una daño grave y permanente, así como la interpretación restrictiva de
esta norma, violan los derechos fundamentales de las mujeres contemplados en la
Constitución peruana, así como los derechos promovidos y reconocidos y el Derecho
Internacional de los derechos humanos.

20
DIRECCIÓN GENERAL DE SALUD DE LAS PERSONAS. ESTRATEGIA SANITARIA NACIONAL DE
SALUDSEXUAL Y REPRODUCTIVA. Plan Estratégico Nacional para La Reducción de la Mortalidad
Materna y Perinatal 2009-2015. Lima: Ministerio de Salud, 2009, p. 27.
21
FERRANDO, Delicia. El aborto clandestino en el Perú. Hechos y cifras. Lima: Centro de la Mujer Peruana
Flora Tristán, Pathfinder International, marzo de 2002. p. 24.
22
FERRANDO, Delicia. El aborto clandestino en el Perú. Revisión. Lima: Centro de la Mujer Peruana Flora
Tristán, diciembre de 2006. p. 19.
23
AMNISTÍA INTERNACIONAL. Informe Deficiencias fatales: Barreras a la salud materna en el Perú.
Madrid: AI, julio 2009, p. 14.

25
La denegación de los servicios de aborto legal a menudo agrava la vulnerabilidad de los
grupos marginados, en particular las adolescentes. Dos casos ante los órganos de monitoreo
de los tratados de las Naciones Unidas revelan la situación sistemática en el Perú y la especial
necesidad de la adopción de un protocolo nacional para hacer efectivo el acceso a los
servicios de aborto terapéutico.

En octubre del 2005 el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) emitió
su dictamen en el caso K.L. v. Perú. K.L. son las iniciales de una adolescente que en el 2001
gestó un feto anencefálico y a la que un Hospital Público de Lima le negó el acceso al servicio
de aborto terapéutico pese a que su médico ginecólogo le había indicado interrumpir su
embarazo, y pese a que se acreditó riesgo de un mal grave y permanente para su salud física y
mental.

L.C. son las iniciales de una adolescente de 13 años que quedó embarazada víctima de
violación sexual y que, por ello, intentó suicidarse en el 2007 lanzándose al vacío desde el
techo de su casa. Trasladada a un hospital público se le programó una intervención quirúrgica
que se suspendió cuando se confirmó que estaba embarazada. Pese a que la madre de la
adolescente solicitó formalmente un aborto terapéutico que permitiera la realización de la
operación para sus lesiones de columna, su pedido no fue atendido. Sólo después de que la
adolescente sufrió un aborto espontáneo se realizó el procedimiento, casi tres meses y medio
después de que se decidiera la necesidad de la misma. L.C. es parte de una familia pobre lo
que ha dificultado su acceso a la terapia de rehabilitación intensiva que requiere por la
paraplejía que padece.

Tanto en el caso de K.L. como en el caso de L.C., los órganos de monitoreo de tratados
recomendaron al Estado que adoptara medidas de no repetición para que las violaciones que
se dieron en los casos no se produjeran nuevamente. El Comité para la Eliminación de la
Discriminación contra la Mujer en el caso de L.C. hizo referencia concreta a la necesidad de
adoptar un mecanismo para el acceso efectivo al aborto terapéutico.

26
A pesar de dichas indicaciones la aprobación de un protocolo nacional para la atención del
aborto por razones terapéuticas no se ha concretado pese a los años transcurridos después de
la decisión del Comité de Derechos Humanos en el caso K.L., a la reciente reiteración de este
criterio en el caso de L.C., y pese a que el Estado peruano a través del Ministerio de Salud ha
reconocido su obligación de hacerlo y ha señalado en múltiples ocasiones que emitiría el
protocolo sin cumplir con aprobarlo. La necesidad de aprobación del protocolo ha sido
respaldada por el Colegio Médico del Perú como garantía para el trabajo de las y los
profesionales de salud. La renuencia a adoptar este tipo de medidas de no repetición ha dado
origen a violaciones de derechos de otras adolescentes y mujeres24.

3. Marco conceptual

Cuando nos referimos a la palabra “aborto”, se puede entender la misma, en su sentido


etimológico, el cual se podrá encontrar en sus raíces latinas. Empezaremos indicando que
“Ab” es un prefijo usado en el latín para indicar negación o privación de algo, mientras que
“Ortus” significa origen o nacimiento o el proceso de salida del sol de oriente a occidente, por
obvias razones nos referiremos a “Ortus” en su primera connotación. Entonces tendremos que
la palabra “Abortus” será entendida como privación del nacimiento.

Entonces por la palabra aborto se puede entender como la privación del nacimiento o una
situación en la cual un parto ha sido negado. Siendo este el sentido que comúnmente se le da a
esta palabra -y el cual tomaremos en la presente investigación- será el Aborto como
interrupción de un embarazo en función de impedir un correcto parto25.

El aborto es concebido por los legisladores y por los médicos de distinta manera; para el
legislador, el aborto es la muerte del producto de la concepción en cualquier momento del
embarazo. Para la medicina, en cambio, el aborto es la interrupción del embarazo antes de que
el producto sea viable”, por lo tanto aquí empezamos a tener problemas con la
conceptualización.

24
COMITÉ CEDAW (Comité para la Eliminación de la Discriminación contrala Mujer). Dictamen de octubre
de 2011.
25
SANCHEZ PEREZ, Jorge Humberto. Análisis del Aborto Derivado de Casos de Violación Sexual dentro del
Modelo Jurídico Vigente en el Perú: Una Aproximación Desde los Fundamentos Filosóficos del Artículo
Primero de La Constitución Política del Perú. Lima, Fondo Editorial de la PUC, 2011, pp. 88.

27
Glosario

ABORTO.- interrupción del proceso de gestación

TENTATIVA DE ABORTO.-Cuando la mujer hace o toma algo (u otro se lo da o hace)


para provocarse un aborto pero éste no se produce. En este caso la mayoría delos países no
sancionan esta conducta, salvo en los que lo señalan específicamente, pues no se produjo la
conducta deseada, el aborto.

ABORTO ESPONTÁNEO.-Resulta de la interrupción de un embarazo sin que medie una


maniobra abortiva. Aproximadamente entre 10% y 15% de todos los embarazos terminan en
aborto espontáneo.

ABORTO INDUCIDO.- Es el embarazo terminado deliberadamente con una intervención.


Puede ocurrir tanto en recintos médicos seguros, siguiendo las normativas legales y de salud
pública, como fuera del sistema médico. Por ello, dependiendo de las condiciones en que se
realiza el aborto, a éste se le llama aborto seguro o inseguro. El primero se produce cuando el
aborto lo realiza un personal calificado, usando técnicas y criterios higiénicos adecuados, es
por lo general un procedimiento seguro, con una baja tasa de mortalidad y morbilidad. Los
abortos son más seguros cuando se realizan en una etapa temprana del embarazo y en las
condiciones de seguridad arriba mencionadas. En cambio, el aborto inseguro se caracteriza
generalmente por la falta de capacitación por parte del proveedor, quien utiliza técnicas
inadecuadas, y se lleva a cabo en recintos carentes de criterios higiénicos.

ABORTO IMPRUDENCIAL O CULPOSO.-Corresponde al aborto que se produce por un


accidente o como resultado de una conducta en la que no se tenía la intención de provocar el
aborto, sobre todo cuando no se sabía que la mujer estaba embarazada. Este tipo de aborto no
se sanciona en la mayoría de los países ya que no se considera que se haya producido un
delito, no había la intención de producir dicho resultado.

ABORTO SUFRIDO Y ABORTO SUFRIDO CON VIOLENCIA.-Cuando se realiza sin


el consentimiento de la mujer se hace referencia al aborto sufrido y cuando esta práctica

28
además se realiza a través de la violencia física o moral, se habla de aborto sufrido con
violencia. La mayoría de las legislaciones en todo el mundo sancionan más severamente este
tipo de aborto.

ABORTO PROCURADO O CONSENTIDO.- Se refiere al aborto que se provoca la propia


mujer o se realiza con el consentimiento de la mujer embarazada. Cuando los motivos para
realizar el aborto no están permitidos por la legislación, en este tipo de aborto se sanciona
tanto a la mujer que consciente o solicita el aborto, como al personal que interviene en su
inducción.

ABORTO HONORIS CAUSA.-Comprende los casos en que la mujer recurre al aborto ante
embarazos realizados fuera de matrimonio y cuando el nacimiento de un hijo ilegítimo es
motivo de escarnio social. Por ello varias legislaciones en América Latina si bien penalizan
esta práctica, dan una pena menor a la mujer que recurre al aborto inducido para salvaguardar
su buen nombre o su reputación o la de su familia.

ABORTO INDUCIDO POR VIOLACIÓN, O EN EL EJERCICIO DE UN DERECHO.-


Responde a las situaciones en que la ley reconoce el derecho de la mujer a abortar cuando el
embarazo es resultado de una violación y es una de las causales mayormente permitidas en la
región latinoamericana y del Caribe.

ABORTO TERAPÉUTICO, O PARA SALVAR LA VIDA DE LA MUJER.- Cuando de


no practicarse el aborto se pone en riesgo vida de la mujer embarazada, se habla
indistintamente sobre estos términos. Este tipo de aborto, no es sancionado en la mayoría de
los países de la región.

ABORTO POR ALTERACIONES GENÉTICAS O CONGÉNITAS.- Es el que se realiza


cuando hay motivos fundados de que el producto tiene alteraciones genéticas o congénitas: En
algunos países de la región se permite este tipo de aborto.

29
ABORTO POR RAZONES ECONÓMICAS.-Aquel al que se recurre, como su nombre lo
indica, cuando la mujer tiene motivos económicos, por lo general se requiere que éstas sean
graves y que tenga un número de hijos ya nacidos.

ABORTO POR INSEMINACIÓN ARTIFICIAL FORZADA.- Es aquél que se realiza


cuando el embarazo es resultado de una inseminación artificial no querida ni consentida por la
mujer.

VI. FORMULACION DE LAS HIPOTESIS DE TRABAJO


c. Hipótesis general
d. Hipótesis derivadas

VII. IDENTIFICACION Y CLASIFICACION DE LAS VARIABLES

VIII. OPERACIONALIZACION DE HIPOTESIS, VARIABLES E INDICADORES

IX. METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION


1. Tipo y nivel de investigación.
2. Método y diseño de la investigación
3. Universo, población y muestra
4. Técnicas, instrumentos y fuentes de recolección de datos
5. Técnicas de procesamiento y análisis de datos recolectados

X. ADMINISTRACION DEL PLAN

XI. BIBLIOGRAFIA

 ABANTO VASQUEZ, Manuel. Acerca de la teoría de bienes jurídicos. Modernas


tendencias de dogmática penal y política criminal. Libro homenaje al Dr. Juan Bustos
Ramírez [Urquizo Olaechea (dir)]. Lima.
 CASTILLO ALVA, José Luis. Derecho Penal. Parte Especial I. Lima, Grijley, 2008,
p.936.

30
 DADOR TOZZINI, María Jennie. “El aborto terapéutico en el Perú”. Centro de
Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos – PROMSEX. Lima, 2006.
Pp.01.
 FERRANDO, Delicia. El aborto clandestino en el Perú. Centro de la Mujer Peruana
Flora Tristán, p.29.
 GONZALES VELEZ, Ana Cristina. Una mirada analítica a la legislación sobre
interrupción del embarazo en Iberoamérica y el Caribe. Serie Mujer y Desarrollo110, CEPAL.
2011, Bruselas – Bélgica, pp.25.
 NOVAK, Fabián y SALMON, Elizabeth. Las obligaciones internacionales del Perú
en materia de Derechos Humanos. Lima, Fondo Editorial de la PUCP, 2002, pp.44 – 51.
 PEÑA CABRERA, Raúl. “Tratado de Derecho Penal. Parte Especial”. Ediciones
Jurídicas. Lima, 1992. Pp.177 y 179.
 POLAINO NAVARRETE, Miguel. Instituciones de Derecho Penal. Parte General.
Lima, Grijley, 2005, pp.110 – 111.
 RUBIO CORREA, Marcial. Estudio de la Constitución Política de 1993. Tomo I.
Lima, Fondo Editorial PUCP, 1999. Pág.116.
 SANCHEZ PEREZ, Jorge Humberto. Análisis del aborto derivado de casos de
violación sexual dentro del modelo jurídico vigente en el Perú: Una aproximación desde los
fundamentos filosóficos del artículo Primero de la Constitución Política del Perú. Lima,
Fondo Editorial de la PUCP, 2011, p.88.
 VARSI ROSPIGLIOSI, Enrique. Derecho Genético. Principios Generales. Trujillo,
Normas Legales, 1995, pp.28 – 36.
 AMNISTIA INTERNACIONAL. Informe sobre deficiencias fetales: Barreras a la
salud materna en el Perú. Madrid: AI, Julio 2009, p.14.
 Código Penal Peruano.
 Centro de derechos Reproductivos, el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos
Sexuales y Reproductivos. Información suplementaria sobre derecho a la salud reproductiva
en el Perú a evaluarse en la 48ª sesión del Comité de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales programada en Ginebra del 30 de Abril al 18 de Mayo. Ginebra – Suiza, 2012, p.3.
 COMITÉ PARA LA ELIMINACION DE LA DISCRIMINACION CONTRA LA
MUJER (COMITÉ CEDAW). Dictamen de Octubre del 2011.

31
 COLECCIÓN CUADERNOS # 2. Informe Jurídico sobre despenalización del
Aborto. Centro Jurídico Tomás Moro. Pag.11.
 Corte Constitucional de la República de Colombia, Sentencia C- 355 del 2006. Corte
Suprema de Costa Rica, Sala Constitucional. Sentencia 2792 del 2004. Tribunal
Constitucional Alemán, Sentencia 39,1 de 1975.
 MINSA: Dirección General de Salud de las personas. Dirección de Programas
Sociales. Programa de Salud Reproductiva y Planificación Familiar 1996 – 2000.
 MINSA: Dirección General de Salud de las personas. Estrategia Sanitaria Nacional de
Salud Sexual y Reproductiva. Plan Estratégico Nacional para la reducción de la Mortalidad
Materna y Perinatal 2009 – 2015. Lima, Ministerio de Salud, 2009, p.27.
 REVISTA ELECTRONICA DE CIENCIA PENAL Y CRIMINOLOGIA, núm.
09 – 01 (2007).
http:/criminet.ugr.es/recpc/09/recpc09 – 01.pdf.

XII. ANEXOS

 Matriz de consistencia

32
MATRIZ DE CONSISTENCIA
TÍTULO: EL DERECHO A LA SALUD DE LA MUJER Y LA DESPENALIZACION DEL ABORTO
RESPONSABLE: BURNEO CORTES, Juan Carlos

PROBLEMA OBJETIVOS HIPÓTESIS MARCO TEÓRICO VARIABLES E INDECADORES METODOLOGÍA

PROBLEMA PRINCIPAL OBJETIVO GENERAL HIPÓTESIS GENERAL HIPÓTESIS GENERAL - Tipo de Investigación
Básica
¿Qué factores con respecto al El derecho a la salud de la Si la despenalización del - Estudio de legislación Variable Independiente (X)
derecho a la salud de la mujer mujer influiría decididamente aborto se lleva a cabo en un nacional. X1. El derecho a la salud de la - Nivel de Investigación
influyen en la despenalización en la despenalización del marco consensuado, en estricto - Estudio de la mujer - Descriptivo
del aborto? aborto cumplimiento a las leyes legislación Indicadores: - Comparativo
vigentes, influiría decidida y internacional. - Normatividad nacional - Causal
positivamente en el derecho a - Análisis histórico del - Normatividad internacional
la salud de la mujer aborto. - Políticas de Estado - Método
- Análisis de los delitos - Inductivo
PROBLEMAS OBJETIVOS HIPÓTESIS ESPECÍFICAS de aborto. Variable Dependiente (Y) - Deductivo
SECUNDARIOS ESPECÍFICOS - Derecho comparado. Y1. La despenalización del aborto - Histórico
- El derecho a la salud Indicadores: - Comparativo
4. ¿En qué medida el factor 1. Determinar si el factor 1. En la medida que la actual física y mental. - Economía
normativo nacional e normativo nacional e legislación respecto al derecho - La despenzalicación - Educación, sociedad y ética - Técnicas de Recolección de
internacional influye en la internacional influye en la a la salud de la mujer no se del aborto y la salud - Libertad individual Información
despenalización del despenalización del aborto adecue a nuestra realidad la pública. - Documental
aborto? despenalización del aborto es - El derecho a la vida HIPÓTESIS ESPECÍFICAS - Entrevista
restrictivo tanto en su forma
prohibitiva como en su X1. Factor normativo - Instrumentos
5. ¿En qué medida el factor 2. Precisar si el factor socio 2. La adecuación de los forma positiva. Indicadores: - Fichas bibliográficas
socio político de salud político de salud influye en la políticas de estado y el derecho - Políticas de salud. - Tipificación, realidad - Cuadros estadísticos
influye en la despenalización del aborto a la salud de la mujer incidirá - El derecho a la - Constitucionalidad de la norma
despenalización del favorablemente a la elección en casos de (valoración) - Fuentes
aborto? despenalización del aborto violación. - Políticas públicas - Bibliográficas
- La despenalización del - Normas
6. ¿En qué nivel el factor 3. Verificar si el factor 3. La mejora y dinamización aborto y la Iglesia. X2 Factor socio político - Tratados
educación influye en la educación influye en la de la educación respecto del - La despenalización del Indicadores: - Investigadores
despenalización del despenalización del aborto derecho a la salud de la mujer aborto y el derecho a - Legislación - - Web
aborto? influirá decididamente en la la libertad. - Políticas de salud
despenalización del aborto - Pobreza
- Programas sectoriales

X3 Factor educación
Indicadores:
- Desarrollo educativo
- La Iglesia
- Libertad individual

33