Está en la página 1de 138
FLPLAS ©. VIEL Y. BLANC “lil F.PLAS E. VIEL Y. BLANC i, LA MARCHA HUMANA CINESIOLOGIA DINAMICA, BIOMECANICA vi: PATOMECANICA qVF y : | MARCHA HUMANA BEE ERE RRR ERR EER EE EE 10. GLOSARIO. Marcha (normal). — Modo de nante de los miembros inferios namico. locomocisn bipeda con actividad alter res y mantenimiento del equilibrio di- Ambulacién. — Desplazamiento que necesita utilizar un soporte ex- terno que permita paliar una defi iciencia en el equilibrio, LocomociGn. — Actividad del aparato motor Telacionada con el des- Plazamiento de los segmentos dei cuerpo hum ano. Paso. — Actividad secuencial de los la marcha (en el sentido propio de consideran que el paso esté consumado c Cielo de marcha, — Actividad de un solo miembro inferior, desde el contacto del talén has ta el siguiente contacto del mismo con el suelo, Fase del ciclo. —Divisiones del ciclo de progresi6n de un miembro inferior, Fase de apoyo. — Periodo durante el cual cl pie de! miembr considerado descansa en el aplica sobre este pie, 0 inferior Suelo, y el peso del sujeto que anda se Fase de avanee (del miembro inferior). — Periodo durante el cual el mlembro inferior considerado no soporia ningin peso, pero se ade. lanta flexionindose y extendiéndose. Porcentaje del ciclo (de march © el momento de aparicién de ui cidn total del ciclo. Esta forma Parte interesante de la informa de duraciones ‘diferentes, ’a). — Modo de expresar la duracién im evento relacionéndclo con ta dura- de expresion hace que se pierda una cin, pero permite comparar fendmenos Miembro oscilante. —_Miembro inferior que “< la” el paso, por opo- sicién con el que esté fijo en el suelo Mente, terebro) pecpiaes eocidiceler ostes Nestuario fei GLOSARIO Patrén cinéti Traduccién del inglés payern, que significa desa- i nizado a partir de un modelo ya adquirido. Rigidez activa. — Estado de tensién del mésculo previa al inicio de la locomocién, prerregulado por el sistema nervioso, y que tiene como funcién aumentar a resistencia pasiva al estiramicnto, Este mecanis- mo facilita 1 equilibrio oponiéndose de manera proporci Plazamientos de segmentos —come la caida de la pierna hacia delante. ‘Tiempo motor/tiempo premotor. — El miisculo esta ya en actividad (explicada por la descarga EMG) antes de que el movimiento sea vi- sible a simple vista: el limite entre tiempo premotor (activacién del miseulo) y tiempo motor (el necesario para la aceleracién de una parte del esqueleto) es precisamente el instante en que el movimiento s¢ hace perceptible. Cronometria (muscular, 0 cronometria de_utilizacién). — Secuencia de actividad seguida por una cadena de musculos que se contraen con cl fin de ejecutar el mismo gesto, pero en secuencia, en la que algunos paentan Is intensidad de su participacién al mismo tiempo que otros reducen su actividad Instrumentes utilizados para el andlisis de Ia marcha. —La co- laberacion de muchos leboratorios permite trabajos que, en el caso de los i jumana, Utilizamos Electro-Mio-Cinesi- de Ginebra, Clinica ‘opedia; dos plataformas de fuerza, Louis Chigot (Bois-Larris) y la del Servicio de Explora ci6n Funcional del Aparsto Locomotor (C.HR.U. de Amiens), Lac disec- Slones dirigidas se realizaron en Jos Laboratorios de Anatomia de Grenoble, de Amiens y de la V.U.B.-Brussel. El Laboratorio det Esfuerzo-Pau! Louis Chigot y la V.U.B.-Brussel poseen el mismo aparato de anlisis de 1a pre- sién plantar “Footprint”, y estén en condiciones de intercambiar los resul- tados de sus estudios independientes. Cielo de Maveho \ v 2 Ver CAPITULO PRIMERO CONCEPTO DE LA MARCHA HUMANA Nos atendremos a la marcha del sujeto occidental (0 asimilada), que lleva zapatos de ciudad ¥ se desplaza sobre suelo plano, Limitindonos al aspect Sujeto desplaza su cuerpo d una masa to cinético del andlisis, je un punto a otro, ~¢l centro de gravedad— sometida los miembros inferiores y que sufre la ¥ de la aceleracién, Las resistencias qu Plazamiento ocasionan gasto de eneigi quiere caminar lejos y durante mucho ti Abordaremics, pues, el estudio de'la marcha considerando el inlento del centro de gravedad del cuerpo realizado con le mayor energética posible, a partic de pardmetros especifices de la espe componentes esqueléticas y acciones musculares EI simple examen de perfil permite obse siones y deseensos de la cabeza duran’ Variaciones representan el desplazamient Plano sagital, consideraremos que el Su cuerpo sera asimilado a 8 traslaciones que imprimen aceién de la gravedad, de la inercia te se han de vencer durante este des- lo mas reducido posible si et sujeto iempo. desplaza moméa fe humana’ Far una sucesién de eleva la progresi6n hacia delante, Estas fo del centro de gravedad en un | | | CONCEPTO DE LA MARCHA HUMANA Asimismo, si cbservamos al sujeto de frente, se puede comprobar un desplazamiento alternante de la cabeza hacia el iado del miembro con Catga. Se trata entonces del desplazamiento del centro de gravedad en el plano frontal. Para perfeccionar la observacién, se pueden filmar con varias cémaras unos puntos de referencia fijados en el sujeto, y después reproducir y medir ‘a ampiitud real de ios movimientos con ia prayeccion de las peliculas. Se comprucba entonces que en su progresién hacia delante, el centro de gravedad sigue una curva sinusoidal de escasa amplitud (= 50 mm), tanto en el plano frontal como en e! plano sagital. Una representaci6n en el espa- ©10 permite imaginar la linea de progresién del centro de gravedad en le Fro, 1. — Sinusoidal plana que representa el trayecto del cen tro de geavedad durante la marcha humana. Cont de gravedad interseccién de los dos planos horizontales y verticales. Esta linea de marcha spiral representa la trayectoria econémicamente ideal del desplazamicnto del centro de gravedad Estudiaremos esta curva Femos al cuerpo humano consid # partir de un modelo teérico que trasluda- derando sus parémetros mecéinicos (fig. 1) - PARAMETROS MECANICOS lI. Longitud y peso de lo. miento y la transmisi6n de fuerza Por los segmentos del esqueleto. Bi: tos humanos, los primeros son lleva une los dos centros de rotacién La longitud de un eslabén se sel lancas y fuerzas necesaria 8 eslabones corporates, — FI CONCEPTO DE La MARCHA RUMANA 3 El peso de los eslabones corporates comparados con e! peso del cuerpo €S, en porcentaje, segtin Dempster: — Cabera, euello, tronco Gue se ha de desptazar), iembros inferiores Y miembros superiores = 66,5 % (carga 33,5 % (unidad “locomotora”). 12. Centros de gravedad: 4) CENTRO DE GRAVEDAD DEL CUERPO (CG); Centro de gravedad del cuerpo se en bipedestacién, el halla en el 55 % de la estatura del sujeto eos 45% Centro (de gravedad - Cabeza : Cuello - Troneo Miembros euperiores Centro de gravedad al cuerpo 43%, Miembros inferiores 65% ) | fos centros de gravedad de los segmentos del cuerpo humano, Fic. 2. —Sitwacién de @ partir del suelo, es decir, ligeramente por delante de la segunda vértebra sacra, 2) CENTRO DE GRAVEDAD DE LOS NItMDROS INFERIORES: bro extendido, el centro de gravedad se partir de la articulacion de la cadera. en el miem- sitta en el 43 % de la longitud total CONCERTO DE LA MARCHA HUMANA ¢) CENTRO DE GRAVEDAD DEL TRONCO Y MEMBROS SUPERIORES: se halla en el 60 % de la iongitud det tronco, desde el véctice del craneo. Hay que sefialar que el centro de gravedad en el hombre es muy ele- vado debido 2 la posicién bfpeda y a que la disposicién de los eslabones corporales hace dificiles los cambios de direccion de la trayectoria dei cen- tro de gravedad. La comparacién se realiza a la misma velocidad durante Ja persecucién de un animal o de un pajaro. 2 MODELO MECANICO DE ESTUDIO Y DESPLAZAMIENTO TEORICO DEL CENTRO DE GRAVEDAD EN EL HOMBRE INVESTIGACION DE UN MODELO ECONGMICO Modos de desplazamiento de una masa. —Si se quiere des- Plazar una masa, es posible levantarla, transportarla a cierta distancia, apo- yarla y repetir la operacién muchas veces. FIG. 3.— Formas de des Plazamicnto de une masa nen almenas del des- i indo mejorar y facilitar el rendimiento, es posible arrastrar esta masa haciéndole deslizar sobre el Suelo o sobre una serie de rodillos cilindricos. La trayectoria del centro de Bravedad es entonces rectilinea (fig. 3b). En tercer lugar, se Puede disminuir el niimero de rodillos y colocar la masa sobre dos ruedas qi ue faciliten el remolque (fig. 3c), CONCERTO DE 14 MARCHA HUMANA Finalmente, la manera més eco, mica ¢s disminuir ef numero de rue- las y hacer coincidir el centro de wravedee de la masa con ei centro de Get cats en OPE Cl eeniro de pravedad sigue directamente ia rayectoria del cubo de ta rueda (fig. 3a), 22. Modelo mecénico de estudi modelos mecinicos precedentes y remplaceros i masa te6rica por e! cuci po humano, en ta que cl cubo de la rueda sea cf centro de gravedad humano (6B, 4a). Los radios de la rueda representan esqueméticamente los miem bros infetiores (fig. 4b), Reduzcamos el niimero — Volvamos a considerar los los meca- lana, en el que se desplaza cl centro de gravedad del cuerpo siguiendo un término medio entre todo de apoyar-tevantar y el mé- el de la rueda tinica. FIG. 4.—Modelo mecdiico de estudio. al_de los. micmbros Son paralelos y se sitan verticalmente imprimen al centro de gravedad un des. plazamiento teérico vertical y horizontal de 75 mmm (o Sigs. 5 y 6). La tinea sceuida entonees por el centro de gravedad no es sinuses © su amplitud readied, El defecto mas importante de este modelo metic. es que Fequiere un gasto energético mu; En efecto, en el plano sagitel, Tevag att clevar mucho el centro de gravedad, volverio.« descender y Asimismo, en el plano trans- n lade y después hacia e] otro Los amputados de pierna 0 los parapléjicos con aparatos nos permiten con Paitt cl aumento del gasto de energia necesatio para desplazar tal modelo. Por tanto, es necesario, para el andlisis biomecinico a los componentes esqueléticos y de las acciones muscutares, ver eémo la marcha se hace 1 econdmica y més fécil inferiores. Estos miembros rectilineos en las articulaciones de 1a cadera: versal, 6 CONCERTO DE LA MARCHA HUMANA ERALIDADES SOBRE LAS ACCIONES MUSCULARES Nuestra descripcion de las acciones musculares podra, en algunos ca- sos, deseoncertar al lector poco familiarizado con la cinesiologia dindmica En efecto, es muy facil analizar la actividad de los misculos “en el vacio”. es decir, con el miembro sin earga, y al sujeto tendido sobre una mesa o en sedestacion. Autores famosos, desde Duchenne de Boulogne a Basmajian, han utilizado y utilizan este método que proporciona importantes servicios Por desgracia, no responde u las necesidades algo particulares del an: de las actividades durante la marcha. isis S.J. Una vez que el hombre esté en supinacidn, con los miembros inferiores en carga, la direecién de la actividad muscular cambia —si se quicre— la direccién de tas flechas Nevadas sobre un diagrama de descom- Posicién de fuerzas, En efecto, es la terminacién n muscular, o insercién dis- tal, la que se hace fija. El tibial anterior no es elevador del pie, cuando &te esta fjo en el suelo y el resto del cuerpo “libre” en el espacio: el masculo se yuelve entonces flexor de la piema sobre el pie, y evita el desequi- librio hacia detras, Otro ejemplo im portante es el del gltiteo medio que, en Ja vida coti- diana, slo es abductor excepcionalmente, pero que en ¢: ada paso resulta estabi ador de a pelvis a partir de un punto fijo proporcionade por el \rocémer mayor. De esto, el lector debe recordar que, tan pronto como cl hombre esid de pie, el unico punto fijo que existe es el pie, y el resto del cuerpo se moviliza a partir de este anclaje en el suelo, Sin embargo, durante la fase de oscilacié actiian de nuevo segiin la concepcién clésica in (dar un paso), los misculos en cinesiologia 3.2. Para comprender el andlisis ef ectuado en cinesiologia dindmica, recordemos que: 2) El miisculo pone ea movimiento el punto de inser ciona el minimo grado de estabilidad. ony propor- } Los cambios sucesivos de estabilidad-inestabilidad que afectan los Puntos de inserci6n de los mtisculos durante la marcha determinen cambios de accion —a veces inversiones ox ompletas— (pasando de extension a flexién de un segmento, por ejemplo) y a veces “redi. de flexiéa a rotacién ex- recciones”’ durante la contraccién (paso terna). ©) El misculo cuyo anelaje proximal o distal cubre una s perficie im- aoe tere Sekmento seo, puede variar menos su accién que aquel cuya ‘erminacién queda asegurada por el extremo poco. volumi- noso de un tendén largo. CEPTO DE LA MARCHA HUMANA @) La actividad muscular excéntrica forma mismo grado que ia activi Parte dei andtisis concéntrica, nel ¢) En muchos casos, e! misc Pero conscrvando un éngu eambie de manera import blo se limitard a “mantener la posicién”, lo articular invariable sin que su longitud ‘ante. Sin embargo, hay “actividad”. D Los “movimientos puros” atribuidos a los miiscul IOs son a menudo arbitratios: el misculo es capaz de sjercer una accién divergente 0 inversa a la que tradicionalmente se le atribuye; McConaill nos ha proporcionado ios elementos esenciales de andlisis, 2) Expresar claramente ta funcién din, mica de los misculos es suma- mente dificil, en vista de la imprecisi ‘én de la terminologia utilizada BIBLIOGRAFIA ESEANART) H, Di BON, V.'T. y Dazten, B.: ‘The Principal elements in human loco- Fn te Keorsres and Witson: Human tines oe ‘their substitutes. McGraw Hill, Nueva York, 1954 ta claramiente Las m con ayuda de instrument fonces, pero su utilizeciG instrumental necesatio, nidmetros clectrénicos, sodernas técnicas de esta los aparatos se han in continia siende los autores cx dio de Ja mercha perfeccionado desde en. ELFIMAN, H.: The functional str Clute of the Horan limbs and their sub; lower limb. En Kuorstec a ‘tutes. McGraw Hill, Nueva York, 1954 EI autor revisa ta con: aizeciéa muscular, e inclu Res necesarias para ta tun breve pasaje que los biarticulsres, Hiciones del miembro inferior, la orga abilided 1asig?, a fmenado continads— de lar ‘consiens stabilidad lateral de In pel er Ieido con atencion trata de las propiedades eas (lensién-longitud) de os maser Govannrs, Au: Rappel des notions de m Université "écanique applicables & Panal bre de Bruxelles, 1960. du mouvement ‘uler en la Universidad Libre de Brusclas resume st soe palancas, centros de gravedad, tipos de movirtonte ons Otros autores dicen més, ningun lo dice mej, 14 Blomicenique: nowselle méthode danalyse du mowvemena Presses Universitaires de Bruxelles, 1962. raaplomeetaies ert “aera en 1962, y deade entonces ha sido objeto de muches publicaciones: continta siendo un movelo en su género, Se wine, particular interes CONCEPTO DE La MARCHA HUMANA el capitulo dedicado @ “La reaccion de apoyo". Sugiere I idea, todavia mal aceptads en reeducacisn, de que las actividades de lox mUlscuioy del miembro inferio; deben ssonccbirse pensando que “El suelo se convierte en un apoyo fijo para el cuerpo hu. mano; recibiendo impulso, este apoyo fjo reacciona ea sentido inverso", Asi es como el triceps sural extiende 1a rodilla, HALL, Ct Cours sur la locomotion humaine. UCLA, 1962-1963, Los cunos de cite extraordinatio profeser que =s Cameron Hall nos han conta sgisdo su entusiasmo por ¢! tema que trata con tanto brie. La estructura de este manual le debe mucho. Jouwsrox, RC. y Suit, G. Li: Measurement of hij ip-joimt motion during walking. J: Bone St. Surg, 1969, 51 A, 6, 1083-1084. Los autores dan una descripcién detallada y muy til de su goniémetro electr6- nico, utilizable dingmicamente durante la marcha; presentan un estudio de sujetos nor males y de pacientes que muestran una patologia de cadera. MeConaut, M. A.: Mechanical anatomy of motion and posture, p. 47-89. En: Sidney Licht Therapeutic exercise. B. Licht, edit, New Haven, Conn., 1965. El autor, en cierta medida, ha realizado una revolu de los anatomistas; agradezcdmosle el heber introduci cen cl anélisis del movimiento, Ademis, sica Yeed-back de los anglosaiones), icida en el seno de Ia cofradia ido el concepto de dinamismo dedica mucha atencién a 1a retroaccién biol’. LA MARCHA HUMANA CINESIOLOGIA DINAMICA, BIOMECANICA Y pATOM NICA F. PLAS E. VIEL Directeur, Ecole de Knesuhérapie, Docteur deciences Centre Hospitato-Universuaire de Gcnoble Directeur, Be ‘le de Cadres “Bots-Larnis" Y. BLANC taboracire d'tlectro-myocinésigeaphie Hopital Cantonal Gorse Version espaiola det doctor JUAN PLAJA MasIP Jele del Departamento y Ditector de Benedicn de Rehabilitecén de Sa Ciudad Sanitaria ie ide ta Escuela de E isterapie (a Seturidad Sociat de Barcelona masson,s.a. 1984 PROLOGO 4 pesar de todos los trabajos de que ha sido objeto, todavia multitud de investigacic ‘iones apasicnantes. de una adquisicion motriz temprana. Protrean, y en el nifio, se transforma en una func niveles del sistema nervioso central, h adjudicarle un centro especial. Pone. Cireuitos cerrados de medula a tronco Centrales, que permiten ta reproduccidn cictica de la Secuencia activa de los miembros inferiores, al tiempo que confiere la adaptabilidad necesaria a tas pariaciones del relieve, a los cambios de marcha & a las modificaciones de fravectotia, Por oft, parte, es, interesante observ: que el hombre, por sonnade de locomocion bipeda, coloca su “hardware” al mas alto nivel de sofisticacién: 29 grados de libertad y 48 midscutos para cada miembro infe- they ator pétvico para la marcha en terreno horlzonial 2 impulso del triceps sural y los extensores de la cadera en las variactones de pendiente » Felieves accidentados; reano de contacto con of suelo, especificamente adaptable gracias a su gran capacidad de deforma m debida a sus nume- rosos grados de libertad, a su suela Plantar gruesa y fija, al juego vertical Y transversal de los metatarsianos por In artic de Lisfranc: capaz de obtener aceleracién angular y tinea! garantivade por el nivel vestibular de estabilizacién dindmica que permite el contrel de ta trayectoria en ausen cla de control visual..., es larga a lisia de estos sistemas especijicos que per mrucn él perfecto desarrollo del programa de la marcha Esta inteligente '08 de economia con una orpren~ maguinaria, que combina aleuno: dente redundancia de los sistemas de injormacion, hee dificil el concepto que Unie de un proceso evolutive en et necesario azar impulsarian los de perfeccién. Afortunadamente, esta: monog Farris, presentada por F. Plas y E. Viel; se concibié deni un punto de vista esencialmente didéctico, para aqucllos que quieren comprender la mar- cha normal y tocalizar las deficiencias patoldgicas, Por Supuesto, ta cine. siologia obliga a pensar “en dinémica" y no a procurar anime con més 0 menos imaginacion los modelos estdticos, heredados de los libros clisicos la marcha suscita Se trata, como es sabido, rapidamente perfecctonada tn compleja, integrada a multiples ‘asta el punto de que no es posible "marcha multitud de automatismos, cerebral, a cerebelo, a niicleos grises ulacién impera mente el factor tiempo y alein saprichos mutacionales hacia tan alto grado fia de | escuela de cuadros de Bois " PROLOGO de anatomta. El lector tanibién deberé someterse a una comprensién par- ticular y femiliarizarse con el desglose percentil del ciclo de la marcha, Esta aproximacion admite toda clase de comparaciones y, en particular, permite adoptar un lenguaje comuin, indispensable para los intercambios nacionales © internacionales. Las bibliografias facilitadas por los autores al final de cada capinlo seran muy miles para quienes deseen profundizar algunas nociones 0 conocer detalladamente ciertas investigaciones experimentales que son la base de los conocimientos actuales. La totalidad de esta monograjia, fruto de una excelente experiencia clinica, expone ideas originales, al mismo tiempo que una inteligente reco. pilacién de abundante literatura, No dudamos de su completo éxito compa. rado con los que, desanimados a menudo por ta complejidad de esta funcion primera, se contentan con observaciones clinicas superficiales. Encontrarin en este libro con qué alimentar y perfeccionar su capacidad de andlisis dindmico de la marcha. Pierre RABISCHONG Decano de la Facultad de Medicina de Montpellier Director de la Unidad 103 dei INSERM de investigaciones biomecnicas, INDICE DE MATERIAS Protoco Grosaxio Capitulo. primero. —¢ oneepto de ia marcha humane 1 Pardmetros mecénicos Longitud y peso de gravedad (3) Odelo mecinico de estudio y desplazamien de gravedad en el hombre. se Mods de desplazamiento de una masa (4) Modelo mecénico Sima (9). Desplazamiento teérico del centro ae gravedad de! cuerpo (5), 4. General Bibliografia 40s eslabones corporates (2). Centres dc NO tedrico del centro lades Sobre las acciones musculares Cepitulo U1. —Desplazamientos del esqueleto A. Componentes biomecénicas esqueléticas . Pelvis alrededor del eje vertical ae Patréa cinético (10), Influencia sobre ¢} desplazamiento del sentro de gravedad (10). Basculacién de la pelvis en el lado sis Patrén cinético (12), Tn centro de gravedad (12) > Flexion de ls rodilla durante e1 apoyo Patron cinético (13), Influcceia sobre ¢ centro de gravedad (13), in carga. z luencia sobre el desplazamiento dei 1 desplazamiento dei 4. Movimientos del pie y det tobit Patrén cinético (14). Influencia sobre e] desplazamiento del centro de gravedad (15), s Coordineciéa de los movi imientos de la rodilla y del tobillo Patrén cinético (16). Influencia sobre el desplaza, 10 cel sealro de pravedad (16), 6 Desplazamiento lateral de Ia pelvis Patrén cinstico (16). 7 Rotaciéa sxial de los segmentos del miembro inferior Falta cinétieo (18). Rotaciones axinles durante la marcha as), 8. Rotaci ion opvesta de las cinturas Rotacién opuesta de 1 Cinesiologia de los mice Actividad muscular (2: as cinturas escapular y pelviana (20) tmbros supetiores durante la marcha (20). 9). Patomecdnica (27), Incidercia patomecénica de ti ¥ esqueléticas B us lesiones y malformeciones articulares 4 Examen de un paciente que presents wa lesin del esqueleto xI BR 18 20 2 29 icurares ién dorsal dei wobillo (31), Rodilla rigida a flexiin (32). Rodilla rigida en extension (32). Cadera tigi. da en abduccida (33). Cadeza sfgida en flexion siones dolorosas (artrosis en particular) (34) Lesiones y miaiformaciones esqueléticas Capiwslo I1t.— Acciones muscularés A. Del 0% al 15 %: Contacto det talén con el suelo Misculos que acttan sobre el tobillo — Compartimiento anterior (40). Compartimiento interno (42). Compartimiento posterior (43). 2. Misculos que setiian sobre 1a rodilla Distnbuci6n de los misculos unianticulares y biarticulares que actian sobre la rodilla (44). Miisculos del compartimicnto an terior (44). Musculos del compartimiento posterior (46) Ascion ¥ utilidad de los miisculos de la pata de ganso (47). Tensiones a valgo durante la toma de contacto con el suelo (48). 3. Mulseules que acitian sobre la cadera Gliteo mediano (48), Gliteo menor (49) Tensor de la fac Tata (51). Pel 15% al 40%: Pie plano sobre el suelo Misculos que actiian sobre el tobillo es Compartimiento posterior (53). Compartimiento externo (54) Compartimiento interno (55). Nota importante (55). - Misculos que actian sobre la rodilla ori Compartimiento anterior (55). Funciones de las cuatro cabezas del cuddriceps (57), 3. Misculos que actéan sobre la cadera Consideraciones sobre la mecinica del pie Funciones de los elementos muse: pie (62). Historia natur los vector vulares y ligamentosos del fal de un paso (63). Descomposicién de Tes de fuerza en los tres planos del espacio (67) Del 40% al $0 %. 1 + Despegue del talon Misculos que actian sobre el tobillo Compartimiento posterior (71). Compartimientos interno ex terno (72). 2. Miisculos que actian sobre la rodilla 3. Miisculos que actian sobre la cadera Compartimiento externo Compartimiento int Del 50% (73). Musculos pelvitrocaniéreos (73). ‘no (73). Compartimiente anterior (75), 4! 60%: Despegue de los dedos del pie , 1. Miisculos que actian sobre el tobillo Compactimiento posterior (79). Compartimiento exteino (79) Compartimiento anterior (81). 2 Mésculos que actian sobre Ia rodilla Compartimiento anterior (81), 3. Miisculos que acttian sobre la cadera Compartimiento interno (83) INDICE E. bel 60% al 25%: Avance del mienibio injertor escitante 1. Muscutos que act tian sobre el tobillo Compartimiento anterior (86). 2. Misculos que actéan sobre Ia rodilla Compertimicnto anterior (87) Compartimiento externo (91) Compartim'ento interno (90) Compactimiento posterior (91 F Del 75% al 100%: Extension to1al de la rodille . 1. Mésculos que actian sobre el tobillo ‘Compartimiento anterior (03), 2 Milseulos que actan sobre ie rodilla Compartimiento posterior (93). Caso. 3. Misculos que actiian sobre la cadets Compartimiento anterior (97). Compartimiento interno (97) articular del sartorio (97) Bibliografia Ceriuite IV. —Bxamen elinico de la marcha y de las cojeras 1, Fase de apoyo ” és Toma de contacto del talon con el suelo: del 0 % al 15 96 (107) Pie plano en el suelo: dei 15% al 40% (108). Despepuc del tal6n: del 40 % al 50 % (112). Despegue de los dedos de los pies: del $0 % al 60% (113), 2. Fase de oscilacién aa , Avance del miembro oscilante: del 60% al 75 % (114). Exten. tensién total de Ta rodilla: del 75 % al 100 % (114) 3. Conclusién . Capitulo V.— Ini iacién del paso 1. Rigider activa 2. Dinémiea 3. Diterenies secuencias m de la fuerza F en ef inicio de la marcha (120). Des ntos de a vertical de gravedad (125). Desplazamientes articulares (126). Actividad muscular (127) 4. Patomecénica experimental Después de blogues de! nervio Ubial anterior con xilocaina (130). Después de aplicar danirolens de sodio (130), El bloguee de Ia articulacién tibiotarsiana por ortesis corta (131 amputado de pierua con prétesie (131) 5. Intento de interpretacign En el Puntos de interés que debe tener en cuenta el reeducator (132) Bibliografia Copitulo V1.— Adquisicion de la marcha en 1, Desplazamientes. segrnentarios 2. Huellas plaatares dinimicas 3. Actividad muscular Bibliografia . INDICE ALFAnETICO x ys Re 86 98 107 107 4 7 M7 118 120 130 CAPITULO I DESPLAZAMIENTOS DEL. ESQUELETO ‘A. COMPONENTES BIOMECANICAS ESQUELETICAS Relacionando los parémetros corporales con el modelo teérico, la va- riaciOn de la longitud de los mlembros y ta disposicién particular’ de. lus unidades esqueléticas disminuyen considcrablemente el desplazamiente. del Centro de gravedad 9 —— FIG. 5.—Desplazamiento vertical teérico centro de gravedad, centro de gravedad, de 75 inm si Ic ast 45 mm (fig. 5). antervienen seis factores biomeciinicos esqueléticos, que no sélo gera tizan Ja estabilidad de la unidad locomotera, sino que le permiten un sin. cronismo movilidad /estabilidad: 8s miembros inferiores estaban rigidos, EN EL PLANO SAGITAL — Rotacién de la pelvis alrededor del cje vertical: — Ddasculacion de Ia pelvis hacia el lado sin carga; DESPLAZAMIENTOS DEL ESGUELETO — flexién de Ja rodilla durante el apoyo: — movimientos de pie y tobillo; — cvordinacion de los movimientos de rodilla y tobillo. EN EL PLANO FRONTAL — Desplazamiento lateral de la pelvis (fg. 6), Fic. 6. — Desplazamiento horizontal teérico del cen. | / | (ro de gravedad, \) ROTACION DE LA PELVIS ALREDEDOR DEL BJE VERTICAL lJ. Patrén cinético. — En el momento de dar el paso, se produce ce efeetia oe go & ada lado del eje vertical. Esta rotacién de la. pelvis Se efectda girando sobre el ej las cabezas femorales, Este avance de la Pelvis de un lado alarga el paso sin aumentar ‘a caida del centro de gra- vedad en el momento del contacto del taléng Respecio al fémur, 1a pelvis pasa, pues, de una relativa rotacién ex- votcign ee prclativa rotacién intema durante el apoyo, realizindose eces rolacién en las caderas del sujeto y con 8° de amplitud (fig. 7), 12. Influencia sobre el desplazamiento del dad. — La rotacién de la pelvis alrededor del cje vei Cel desplazamiento tesrico del centro de gravedad, inferiores del arco (fig. 8), centro de grave- tical suprime 10 mm al elevar los extremos 2 DESPLAZAMIENTOS DEL. ESQUELETO 2, BASCULACION DE LA PELVIS EN EL LADO SIN CARGA oT. apatrén cinético. —En el momento de dar el paso, la pelvis Bascula hacia abajo en el lado sin carga, La amplitod del movimieiee « dc Sen mitad del apoyo. La cadera del lado de la oscildcién cz 14 descen- sida, io cual hace necesaria la flexi de rodillag{fig. 9). Fic. 9.— Basculacton de te pelvis con descenso del lado. sin carga, 22, Influencia sobre el desplazamiento del centro de grave- dad.— El elecio de este descenso de la pelvis durante et desplazamiento Gel modelo mecinico es disminuir en 5 mm la elevacién del centro de gra- vedad desde e1 vértice de la curva tedrica (fig. 10) - ELEN om SY —Influencia de la basculacién de ta pelvis sob ve el desplazamiento del centro de gravedad, 1 } COMPONENTES KOMECANICAS B 3 FLEXION DE LA RODILLA DURANTE EL Arovok 31. Patrén cinétic. —En cl momento del contacto del talén la rodilla se halla en extensién completa, inme liatamenteg y tan pronto como ‘1 Pié se apoya plano en el suclo, ce flexiona de" 5° a 20° segiin el sujeto. Wespués de la mitad dei apoyo, Ja rodilla se extiende de nucvs lige- va cats: Durante el imputso con el antepié, la rodilla se flexiona de nec, vo (60°)I(fig. 11), Utilizando un goniémetro elecirs muy reciente, han comprobado independie: 0, Rainaut y Lotteau, en fecha ntemente que, durante la marcha Fi. 11.—Fletién de ta vodilla durante el apoyo. % del ciclo de marche 100 normal, la rodilla nunca aleanza la extensién completa? Estos autores insis- wee” El hecho de que esto evita el blogueo en rotacién que tiene lugar en limos grados de extensién de la rodilla. Nos permititeinos citar in Efrenso Ia siguiente frase de esios autores: “EI hecho principal ex que en | automatisme natural camiziamos constantemente en jlevibn Dette la marcha, no alcanzamos la ext tensién completa més que «voluntariamente» Ys @ fortiori, et recurvatum.” Influencia sobre et desplazamiento del cent: dad.—#a flexibn de ta rodilla durante la tase de DESPLAZAMIENTOS DEL ESQUELETO hmm aes mn B fone Fo, 12.—Influencia de ta flesién de ta rodilla sobre et desplazamiento del centro de pravedad, Estos tres primeros factores biomecénicos ejercen el mismo efécto so- bre el desplazamiento del centro de gravedad: disminuir la amplitud del mismo. [En efecto, hemos pasado de 75 mm a cerca de 50 mm, 0 incluso 45 mm para flgunos sujetos, s Al haber clevado el primer factor los extremos del arco, los atros dos descienden cl vértice de Ja curva y contribuyen asi a la disminuci6n del Fer noamareétco necesario para la marcha del modelo teérica, Falta por ver como se modularé la curva para suprimir los cambios bruscos de direceion, 4 MOVIMIENTOS DEL PIE Y DEL TOBILLO 4. Patrén cinético.—En el momento de la ialén con el suelo, el tobillo avanze deseribiendo un el tal6n (159 de flexién plantar); ld longitud del arco de circuto es igual a le altura de astrégalo Inds calcéneo, toma de contacto del arco de circulo sobre ie se coloca brevemente plano en el suelo. n 8¢ levanta, el tobillo describe un arco de efrculo Sobre la cabeza de los metatarsianos (15° de flexiés dorsal), La longitud del radi Ho del arco de cfrculo es igual al tarso anterior més el metatarso (fig. 13), enc mame teeth ee hreceneneseemsnaomnen one endinlt COMPONENTES BIOMECANIC ee Nep “1 -70 Flexién plantar ao I st ne ay ZEIT, ‘Apoyo del ple derecho UL ede CEL Brades; en la fase de avance, pero el pie no se levanta: la dovsiflerion cs Fue: 13. Movimientos del tabillo, Durante'ta jase de epoy. 1a) fe raduce por una flexion dorsal de alrededor de 10 el tobiilo se eleva respecto al cuels, EI pie contecta con el suelo 42, Influencia sobre el desplazamiento del centro de grave- dad. — El giro sobre su eje alrededor del cual bascula el conjunto del cuer- Po no ¢s, por tanto, un punto fijo.como en el modelo mecinico, ya que el Propio tobiilo es mévil (fig. 14), pepo 10 2 0M ion Fic. 14. El resto cinematogrifico (« 600 imdgenes/sep.) permite torias de los diferentes segme = distalmente, et tobillo desert Si6n de direceié T £h id Padilla, ta trayectoria periédica se suaviza; T &n ta caderagla trayeccoria se hace casi do rtmplitud We la cresta a nivel de ta cadeea ex cinco veces menor ue la ampli tud de Ia trayectoria det talén, aislar las trayec- infos en movimiento durante la marcha: be una trayectoria periddica can puntos de inver DESPLAZAMIENTOS DEL ESQUELETO 5. COORDINACIGN DE LOS MOVIMIENTOS DE LA RODILLA Y DEL TOBILLO 5.1. Patrén cinético. — Estos movimientos estén cuordinados con los del pie. — Inmediatamente después del contacto del talén, la rodilla se dobla, mieniras que, al mismo tiempo, el tobillo desciende — Fa el momento del impulso hacia delante, la rodills se dobla nue- vamente, mientras que el tobillo se eleva FIG. 15.-—Influencia de los movimiensos de rodilla ¥ tobillo, {OF Tanto, estos dos ditimos factores permiten al centro de gravedad desplazarse en el plano sagital y seguig.una curve sinusoidal de amplitud Variable, segiin el sujeto, entre 45 mm y 50 mm. § DESPLAZAMIENTO LATERAL DE La PELVIS 6.1. Patron einético.— del cuerpo describe en el plan amplitud. En efecto, con el fin En el modelo te6rico, el centro de pravedad © transversal una sinusoide de 75 mm de de conservar el equilibrio, es necesario levar | COMPONENTES moMecANICas i { $ huleres valgum tiene una accién ime Portante reduciendo la distanc ro de gravedad para alcanzer 13 DESPLAZAMIENTOS DEL ESQUELETO cl eje de gravedad sobre un pie y después sobre el otro, y Ia distancia que se debe recorrer es importante porque los miembros estan en extension. El Angulo tibiofemoral © valgo fisiolégico, que leva el fémur hacia dentro aproxima las dos piernas que permanecen verticales. Asi, durante Ia marcha, el desplazamiento del centro de gravedad se corrige reduciendo la amplitud de! desplazamiento de 75 mm a + 50 mm (fig. 16) En conciusidn, se observa que, para obtener una marcha econémica, el desplazamiento del centro de gravedad en los planos sagital y frontal debe ser simétrico, siendo la trayectoria una sinusoide aplanada de = 50 mm de amplitud. El gasto energético esta aumentado cuando una patologia osteo- articular © muscular hace salir al centro de gravedad de estos limites, Este concepto resulta indispensable al fisioterapeuta que busca un programa de reeducacién que permita recuperar todas las componentes biomecdni normales 7. ROTACION AXIAL DE LOS SEGMENTOS DEL MIEMRRO INFERIOR Después de este estudio de los movimientos de los segmentos y del desplazamiento del centro de gravedad, es interesante continuar ¢| anélisis examinando las rotaciones axiales de los mismos. Ya hemos cstudiado la rotacién axial de la pelvis alrededor del eje vertical. Queda por analizar la rotacién del fémur y de la tibia Tl. Patrén cinético.— La rotacién de la pelvis alrededor del cje Yertical es de 4° a cada lado respecto a la posicién de referencia del pie 8© en total La rotacién del fémur sobre su eje vertical resulta de las rotaciones impreses por la pelvis @ la cadera. Para en- tender la complementariedad de estos movimientos, basia Tecordar que los pies quedan alineados en la trayectoria hacia delante sin volverse hacia dentro. La amptitud total de rotacién axial del fémur es de 8° La rotacién de la tibia sobre el fémur resulta de la dis- Posicién particular de las superficies articulares de la ro- dilla que provoca componentes de rotacién durante las flexiones y extensiones. Se ee ~ Rotacién axial de tos segmentos de Fic. 17 1 miembro inferior COMPONENTES BIOMECANIC AS 8 amplitud etal de estos movimientos durante la marcha es de 90, Por ta la suma de estas rotaciones es de 25° (fig. 17) para una Poblaciéa tedrica, con marcadas variaciones individu 7.2. Rotaciones ax taciones de | Hes durante la marcha. — Ademis de as ro. la pelvis, ya deseritas, todos los segmentos de} miembro inferior tan rotacion durante ia marcha (fig. 18). El fémur se halla en rotacion interna Tespecto a la pelvis durante ef apoyo unipodal —es la pelvis la que gira sobre 1a cabeza femoral en carga—; por tanto, se trata de una rotacion nema relativa. Se halla en rotacién externa en ei momento de la toma de contacto del talon con el sueio. La tibia esta en rovacion interna durante | apoyo, mientras que el pie se eleva del suelo por el borde interno, hallue Pasa a rotacién externa durante la toma de contacto del talén con el suelo realizada con un ““éngulo de toma de contacto” medio de 20°. Los mo mientos Ge la articulsciéa subastragalina podrian ser tema de un trabajo ‘ndependiente por la importancia que revisten, incluso en terreno llano: lec desplazamicnios laterales de la pelvis (v. fig. 16) se hacen a partir de la subastcagalina, al bascular lateralmente todo el miembro inferio: a cade paso, Como un palo que se inclina. Por el momento, esté lejos de comple- arse ¢l andlisis cinematogréfico de este fenémeno (para la rotacién tatbn suelo, v, HI.D.1.2.1.). Le Ge 10x “36x “s6x “aoe sox tere Fie, 18 — Rotacién de los segmentos elve- dedor del eje mayor diafisario (para {émur » tibia) y desplacamlento lateral de la ar. Newlacidn subastragatine 20 DESPLAZAMIENTOS DEL ESQUEL: 8. ROTACION OPUESTA DF LAS CINTURAS. 8.1. Rotacién opuesta de tas einturas escapular y petviana,— Ha sido posible determinar experimentalmente en sujetos de tip medio, durante la marcha a velocidad confortable (4,30 km/h). la amplitud de los Totaciones y los niveles raquideos donde tenian lugar el maximo de movi maientos, Para un semiciclo de marcha 5° de rotacién a nivel D1; 8° de rotacién hacia el lado opuesto a nivel LS. EI punto de transicién donde las rotaciones se anulan se localiza hacia D6-DB (fig. 19), t vértobras Fig 19. — Amplitud de tas ts rotaciones opuesias de las 5 Derecna 10864202 46 81012 Grados de rotecion 82. Cinesiologia de los miembros superiores durante la mar- cha. — Tomando los valores proporcionados por Braune y Fischer (1895), ¥ después Fischer (1899), Eiftman (1939) comparé los momentos de incr. cia de los miembros superiores y del cuerpo entero alrededor de os jen vertical (Z), transversal (Y) y anteroposterior (X), Concluye “ de los brazos regulariza a rotacién de todo el mente la rotacin alrededor del eje vertical cuando s6lo un pie esté apo- yado y modifica la rotacién cuando los dos pies estén en el suelo” “El balanceo de los miembros superiores no cs iinicamente un fenémeno pen: dular pasivo, sino que depende de seciones musculares y de la tension pasiva (viscoelasticidad) muscular. sel balances cuerpo, disminuye particular- ZH BEEBE HEHEHE HEHEHEHEEHEE HE l POSICION DE REPOSO__-{~ FLEXION ADUCCION | ROTACION INTERNA | i PODOGRAMA APOYO! “Osc. 1 FIG. 20.— Desplazaiento del brazo derecho obtenido Swicto normal, 60 ciclos/min. El ex gonidmetras (muestreo eada 60 rs) te pasaria por encima de los escalon baja. Et trazad con clecirogoniometro triaxial ecto escalonado se debe al multiplevaje de los La curva original durante los cambios de pendien, evaruto sube, y por debajo de lox mismos euando la duracion de apoyo y de osciteci inferiores derecho ¢ iequterdo, Inferior indica de les miembros 82.1. Movimiento de los miembros superiores, de los miembros superiores durante la marcha ne es of par S44 Modulado por el sistema nervioso en funci6a de la edad del sujeto, Ei movimiento ifo ni aleatorio; de la rapidez Bu ‘nalisis ey muy fragmentario, la diferencia de resultados enconitrados en 12 lite- plazamientes sagitales del miembro ‘a la movilidad del oméplato, metedologia no permite comparar el valor Tatura. Solo se han considerado los des supetior, sin tener en su amplitud total Tentaeeatiable de un sujeto al otro y a diferentes velocidades Woe cone “entaremos con dar el sentido de los desplacamientos (fi. 20) 8.2.2 Desplazamiento del brazo. — Cuando empezamos a andar, los brazos estan inméviles y cuclgan a lo largo del tronco, Empiezan a desplacarse a partir del segundo ciclo de marcha, El primer des 1 cl sentido de flexidn, en la ntebrazo, plazamiento observado va que la del brazo es ligeremente infenor a | DESELAZAMIENTOS DEI. ESQUELETO yma de contacto del talén derecho con el suelo (0%), et brazo Gerecho esté en extension y el antebrazo en flexién muy ligera. Lele thane ¢ inferior a la de la posicion de reposo, pero, sea cual there Ig cadencia, F spole nunca aleanza la extensién completa, Después, los dos se llewannt 3 iintan su flexion méxima alrededor del 50 % del ciclo (en el monean de la toma de contacto del tal6n izquierdo con el suelo). Al final de la reo el pie derecho (alrededor de! 60% del ciclo), cl micara Tanehe, (Getecho inicia su oscilacién hacia atrés. Al final del cicie ae marcha (100%), se alcanzard el méximo de extensién humera’ dei coda, Las amplitudes articulares dependen de la velocidad extensiGn humeral aumenta con lav (Murray, 1967) (tabla 1), Se puede observar una gran vatiedad de distribucién entre 1 balanceo Jos cujercy posterior del brazo en condiciones experimentales comparsbian {6s sujetos con aumento de le cifosis dorsal presenta Nexion superior 2 1a extensi6n. Si se enderezan, esta distribucién se anula o ac invierte espon- ‘éneamente segin la importancia de la correceién Utilizando un electrogoniémetro Plato y por otta al brazo, hem Pulohumerales en flexién-exier triaxial fijado por una parte al omé. les Tegistrado variaciones de los dngulos esa i, abduccién-aduecién, rotaciones interna Bide gag), sbietOs normales, que caminan a velocidad confortable Dre bido a que la fijacion sobre el oméplato es muy Precaria, no se puede co Serar él valor abscluto de los desplazamienton, sino su sein Fespecto a la posicion de reposo con los brazos colgando a lo largo del cuerpo, tomada arbitrariamente como referencia, Oe ESP LAZAMIENTOS EN FLEXIGN-EXTENSION, — Heios obtenido ¢ vas parecidas a las de Murray, B) | DESFLAZAMIENTOS EN ABDUCCIGN-ADUCCIGN. — En el 0% Gel ci- lo, el brazo derecho esta cetca de Ia posicign de Feposo. Durante el ba lanceo hacia delante, parece desviarse hacia deatio { 8), pero tam. bign puede tratarse de un 2 DESPLAZAMIENTOS EN ROTACIONES INTERNA Y EXTERN, —El bra, de 1s oe os, 188 de rotacién interna: la primera es maxia alrededor del 15 % del ciclo de marcha; Ia segunda, a 100 %. La rotecién interna Se anula en el 55 %-65 % del ciclo, el brazo est entonces en posicion de Feposo, Sin embargo, durante este iodo, puede ir més allé de la posicién de opruutexa ou = ay f T | se [- ] 2 aN aN | an AN | onawowo g E s ¥ | . 3109 4 g Fie | ore sexing 8 so & = sore § | | an || an | an ‘upg epupwes | 2 Taper | [ epirant | vont voyuer | worse | upscon: 5 | LS g ppidps ayau0py roupiuedss oysiv yy Ppides ousiow | waa saiomy g | ie) me | | gL ae ps | viezayo 4a 0/8 ogo4gN a9 S¥IDKaKWaata ¥ Nzaa0 a6 saNoLo¥ieva sy] -WatOvs INOHONZYO SHNODVINDUAY svt aq LYTIOLLAY CALTTUMY 49 SNODEWA “) PIEy-T onyid 12 Nz 0403 "a POSICION DE REPOSO FLEXION | POSICION DE REPOSO Brtexion | D086, o| APOYO PODOGRANA a ball ; APOYOT osc. ! Fis, 21, — Desplazumientos del brazo y antebr derechos obtenides con oniémesrox mn normel, 60 eiclos/ minuto El axpecto esealonado se debe al mulkiplexaje de los poniémetros 60 ms). Le curve original en les cambios Ines cvando asciende, y po: de pendiente pasaria por encima de lor exci debajo cuando desciende n duracién de apoya y de o: Inferiotes derecho € izquierdo fe oscilacion de tos miembc eposo en rotacion externa muy ligera. También aqui es diffci ina distineién entre el desplazamiento real en rotacién nstrumentales, establece! terna y Ios crrores Movimientos del oméplato, © canvcemnos ningin este: io de estos movimientoy durante lam; libre © sobre pista rodante 824. Movimientos del codo (fig. 21),—E! patron cinéti codo depende de Ia cadencia de marcha. Segin Jackson (1979), sujetos que caminan lemiamente (45 ciclos/min Ue flexion del code, segunda, del 50 % algun ) presentan dos sceucncias primera y mds importante del 0 al 50% del ciclo. la Pal 100 Ge del ciclo. Si aumenta la cadencia, la primera Tee 2 S€ Prolonga en detrimento de ta segunda, que desaparere alte dedor de 70 ciclos/ mir COMPONENTES BIOMECANICAS 2 Sea U fuere ia euden pleta. Por el contratio, tend do la cadenci et code nunea ale: za la extension com- neluso tendencia a extenderse menos cuan- ¢s elevada (Murray), Estos movimientos son puramente pasivos para cadencias inferiores 0 ieuales a la velocidad confortable; su trayectoria o au amplitud son conse- fon 9 3S AE 108 desplazamionios de! brazo y del tronco. Sie embargo, Jack- cre) als; (1979) encuentran una descarga frenadora, del trfeeps brequial and osteo eT ats cadencins ‘netamente superiones 240 de Ia velo. cidad confortable. 83. Actividad muscular (fig. 22). —Las secuencias EMG descritas que de uacion varian més en funcién de la velocidad de desplazamiento dus de un sujcto a otro. Sea cual fuere la velocidad fo interviene ningin misculo flexor de brazo 0 antebrazo el balanceo anterior €s pendular. Sdlo intervienen miisculos que frenan la flexion 83.1. Trapecio (trapecius), fasciculo Superior. —— | conjunto Gel trapecio es activo en grado diverso (Hogue), Eat actividad controla ver- nO por pérdidas de fe movimientos incontrolados (es. metria de tos movimientos. 12 amplitud ¥y el ritmo global de los desplazamicmios verticales y laterales del cucrpo Ja longitud de las zancadas; @ anchara de ta base de sustentacién #) ExaMen esrectrico. — El examen especifico de. | las fases del ciclo de march @ que los movimientos y las contr del punto fijo del pie en el suelo, Ds segmentos 8, de abajo arriba aeciones musculares se organizan debe hacerse en cada una de | a partir DESPLAZAMIENTOS DEL LSCUELLTO Fro, 24, | e) o de tom de con! urame la marcha, varones = de 15 20cm, mujeres — 10 a 1Semm ©) Ia longitu del paso (contacto tal6n-talin medida entre 4 los pies derecho e izguierdo): marcha en casa, 0 en et laierioe de un edificio = de 35 a 43 cm; marcha en el exterior, a velo i Sidad confortable, suietos masculinos = alrededor de ' sujetos femeninos = alrededo: de 65 cm, / | ae Es facil obtener huellas dinimicas permrentes con un rotio de papel de sluminio de uso doméstico; esia técnica de medida ha sido utilizada por Narcy (Recherche dune constante dans ‘ois parametres de la marche, Mémoire M.CM.K. BoleLatrin, 1980), @) el niimero de pasos a ritmo normal: entre 90 y 120 pa sox/ minuto, Es necesario observar las variaciones de amplitud de: — los movimientos del tobilto durante el periodo de apoyo: los movimientos de la rodilla, es y en particular las posiciones del pie s decir, su flexién durante cl apoyo y el impulso, y su extensién para preparar el paso siguiente: los movimientos de caders: los _movimientos de la pelvis —inclinaciones anteroposteriores, des- censos laterales y rotacione — los movimientos del raquis y de la cabeza: — los movimientos de i cintura escapular y de los. miembros supe lores ©) TNTERROGATORIO DEL PACHENTE deseriba — Hay que pedir al paciente que — el dolor que puede experimemar, su localizacién, aparicibn en el ciclo de marcha o en el di (se cifta en distancia. recorrida); — la aparicién de fatiga local o generat. su momento de lcsarrollo del desplazamiento INCIDENCIAS PATOMECANICAS 2. LESIONES Y MALPORMACIONES ARTICULARES Movilidad y estabiTidad son las propiedades fundamentales de les Uculaciones de los miembros inferiores, Los defecios de estabilidad por «: blogueo articular se veran en la patomecénica de las acciones menalc. HEAP. UD; agul estudiaremos las cojeras que resultan de una limitacid; la movilidad articular aroyo. — gradualmente Limitacion de la flexion dorsal del tobillo. a) Fase Sujeto toma contacto por el tald y el pie se aplana en el s: Si la postura viciosa en flexién Plantar es importante, el sujeto directamente el pie plano en el suelo, Es al pasar el cuerpo sobre el cnentra m apy embro en carga cuando el sujeto =. dificultad. En efecto, el giro del tobillo sobre su eje ene Se hace la basculacidn esta bloqueado, y la tibia se estabiliza Fipidame. Por la rigidez de la tibiowarsiana, Por efecto de Ia energia alia: coloca la rodilla en hiperextensién, nada, el fémur sigue su trayector: Ce Fic. 25.—dumento de la flexin de cadera y rodilla duranie of step: Fis. 26. — Pie con protesés, demasiado de gravedad cn et suelo DESPLAZAMIENTOS DEL ESQUELETO Por time, ef sujeto flexiona cxageradamente las caderas y el tronce fara llevar ef centro de gravedad hacia delante y, a pesat de todo, loprar la. progresién, b) Fase DE Avance. — Durante este periodo, el sujeto debe realiz una flexiGn dorsal det pie de 15°, La limitacién del movimiento ocasicnara Segiin la gravedad, una flexi6n de cadera y rodilla més o menos aumentads con el fin de evitar que Ia punta del pie roce el suelo (steppage) ie 22. Roditia ripida en flexién. — Se ven todos los signos de cojera Gaationados por un micmbro mas corto que el otto. Es de sehalat que Sujeto puede disimular su defecto en la marcha usual sila rigides en flea yao prepasa los 30°; sin embargo, Ia cojera aparece en la marcha répica 7 en le carrera. Finalmente, en ona tigidez de més allé de 30° de flenisn, ones cinéticos de sustituciones no se pueden realizar y el sujeto cojes sea cual fuere la marcha adoptada. 2.3. | Rodilla rigida en extensién. 2) Fast vt arovo.—tn ¢ periodo de recepeién del peso del cuerpo (de 0 & 15%), el chogue cer, £1 suclo es mucho més marcado. En efecto, al no flexionarse la rouilla ct mpacto con el suelo no se amortigua, En el segundo periodo (de 15. 40) Ampitid 4 Ri (\ tem _| | ont e del ciclo de marcha Fie, 27. Fic. 27.— Amplitudes de tlevicin y extension de cadera necesarias pera iia marcha eonrecta. Fig. 28.—Hiperlordosis lumbar que se produce em una marcha con cadera rivida en {lexitn (fore de anos INCIDENCIAS PATOMECANICAS 33 dura ie la progresiOn hacia delante por encima del pie plano sobre el} suelo, Se anit de Bravedad se eleva y Gesciende bruscamente debido a ia ausencia de flexién de Ia rodilta Xa hemos indicado el aumento de Basto energético que ocasionan estas modificaciones de ta trayecioria del centro de gravedad 5) FASE DE Avance. — By avance del mi 100 %) sc realiza coy con el suelo, cilacién a 24. Cadera rigida en abduceién.— Aun, fos ny ftecuente a nivel de ta propia articulacién, los miembros con prétesis de tor amputados de Pracion. Al no tener rodilia y pie wes, eerenelt, 36 puede cometer ¢ error de no colocar el fémur en Sduccién, no respetando el vaigo fsiol6- Bite de la rodilla, y confeceionar una Protesis rectilinea que separa loc ies (Gg. 26). Se comprenden entonces las difieultades del paciente que dete ade- mas del desplazamiento de la Protesis, proporcionar un gavio energético suplementario para desplazar lateralmente su centro de gravedad de forma Snormal. El rehabilitador, ayudade For el protésico, debe buscar una realy eacién de los segmentos’protetizadee Ique esta deformacion no esulta muy habitual ver 29.7 Detapericién total de la londosis lumbar # risida eu fleriin (hase le avanee) DESPLAZAMUENTOS DEL ESQUELET) 25. Caiera rigida en flexién.—Ciinicamente, Ja rigides. ev xién es la posiciGn descrita con més frecuencia en In cadera pateldgicu Recordemos las amplitudes necesarias para la marcha normal: 20° de ex- tensidn con participacion de la columna lumbar y 25° de fiexién (Hg. 27), @) Fase pe Povo. — De 0 @ 50% del ciclo de marcha, ia cadera realize un movimiento de extensin. Si éste es imposible debido a Ia rigidez inversa, Ia compensacién se efectiia por encima, es decir, en a columna lumbar. Entonces, ta pelvis no gira sobre su cje sobre el femur y el sujeto coloca la regién dorsolumbar en hiperextensién para que el tronco no proyectado hacia delante (fig. 28). Fsta forma de forzar el raquis ocasiona, 2 menudo, un despaste p maturo de las articulaciones intervertebrales y, por consiguiente, una fimi- tacién de sus movimientos. Por tanto, se puede encontrar rigidez lumbar asociada a limitacién de los movimientos de Ia cadera. Se recomienda en~ tonces a los pacientes disminuir la duracién del apoyo. b) Fase 0: AVANCE. — Durante el final del ciclo de marcha, el miem bro oscila y coloca el pie hacia delante gracias a los 259 de flexién de la cadera. Si el movimiento resulta imposible, el sujeto lo realiza con la ion lumbar, y asf anuia la lordosis fisiolégica (fig. 29) Observemos también que, en caso de rigidez suplementaria del raquis, el sujeto podré hacer bascular el bloque pelvis-fémur rigido sobre Ia cadera opuesta que entonces est en apoyo. 26, Articulaciones dolorosas (artrosis en particular). — No consi- deramos indispensable un andlisis individual por articulacién, ya que el si frimiemto articular-siempre se traduce por une amortiguacién importante, al evitar el paciente un choque con el suelo que le despierta dolor. Los anglosajones denominan a esta marcha shufjling gait, que se traduce libre- mente por “marcha en pantuflas”. En efecto: @) el pie no se eleva por encima del suelo como en cl sujeto normal, sino que se mantiene muy cerca de le superficie de marcha; 6) el desplazamiente anteroposterior del miembro esté disminuido y 4 menudo reducide en un 50% de la amplitud respecto al sujeto sano; ©) la velocidad del desplazamiento anteroposterior del miembro es con siderablemente més lenta que en el sano, y en muchos casos solo aleanza cl 50% de la velocidad de oscilacién usual, d) el pie se apoya en el suelo lentamente y con precauciér Estas caracteris cas de marcha son muy evidentes en sujetos que su- fren artrosis de la cadera, El estudio de Smidt y Wadsworth presenta los detalles de estas observaciones INCLDENG AS PATOMECANICAS 3. LESIONES Y MALPORMACIONES ESQUELETICAS De todas las cojeras de desigualdad de longitud de ios n a) FASE DE apoyo, — Dur: En ei momento de! contact otigen esquelético, mbres inferiores, ante este periodo se ma ‘© del talén con el suelo, el alargamiento det miembro no es suficiente y se produce un importante descenso del centro de gravedad con aumento de la amplitud det toma de contacto con el sielo- El paso del cuerpo sobre el miembro en carga se hace conservando cierto grado de flexién de Ia rodilla 4780, el acortamiento del mie: la mas frecuente es Ja esta la cojera. ‘mbro ocasiona una Caida de la normal (véase 2.7), acompanada inalmente; observemos que si ¢] acortamiento sino que se apo} masiado grande 30.— Pelvis descendida en lado del apoyo, descento. de! hombro del mismo lado, marcha sebre la punta del pie, presenter en un sujeto con econanitenta del miembro inferior >) Fase DE Avance, ~ l€do. Sélo es necesatio flexior eon el fin de que Sin particulares trastornos en el miembro af nar més el miembro sano durante su osei el pie no choque contra el suelo, iaci6n. CAPITULO iN} ACCIONES MUSCULARES AS DELIO mALiasi¢g: - Choque de aby CONTACTO DEL TALON CON EL SUELO 40 ACCION! SMI CULA Durante esta accién muy breve, miembro inferior se alarga ) EL TORILLO, PALANCA DE PRIMER GENERO.—La idea de “obillo palanca de primer género” es un error que se comete frecuentemente al di- bujar los segmentos éscos y los méseulos sobre el papel. El factor que no Se Puede percibir cs la actividad dindmica (integracion Neuromuscular): an- ae elevarse sobre la punta de los pies, el sujeto se incline ligeramente ia delante, con lo que desplaza la proyecciGn del centro de gravedad (ase) por delante del fulero. Se obticne asi una palance de primer género. En efecto, en vez de fuerza-masa-fulcro, como se deceive corrientemente (Palanca de segundo géneto), se tiene fuerza-fulero-tmase (palanca de primer 8€nero). Fue Brunnstrom quien por primera vez lamé le atencién sobre este error admitido por tradicién, que garantiza ajustes de tension leticas. Rabischong Hamé Ja aten Y quinto dedos del pic “en los iaimente mover, con armo; Insiste en el hecho de que “ el ajuste del arco planar que colocan en su puesto las piezas esque. cin sobre los masculos propios del primer que serfa ilusorio pensar que su accién sea nia discutible, el dedo gordo y el quinto”. festas formaciones toman parte muy activa en Sc debe recordar aqui la siguiente division de trabajo: — 10s miisculos cortos (intrinsccos) del pi micnio de la forma y sustentacién dinamica de los arcos; — BOs mulsculos largos (extsinsecos) garantizan Ia estabilidad del cs queleto de Jz pierna (a partir de aqui, de todo ef cuerpo) utilizando como base e! pie anclado en el suelo Al final de su estudio electromiogréfico, Gray demuestra qu Sujetos en apoyo bipodal cémodo, la a nula. La Gnica actividad detectable se Tecuperar el equilibrio durante las os: EI mismo estudio demuestra que, con pies planos demostraban una € contribuyen al manteni los ctividad de los misculos del pic es Produce en el s6leo, utilizado para faciones del cuerpo hacia delante Tespecto a la patomecdnica, los sujetos importante actividad de la ‘musculatura 2 ACCIONES MUSCULARES 1. FLEXOR CORTO:— iI os © como un sesamoideo de- le tensién cjercida sobre el antepié por el séleo y ef aparecen dispuestos “en serie” flexor corto plantar; las dos Fic, 45.-—Posiciéa del calednen “como sesamoiseo” enire lo miseulos triceps surely. flexor Corto plantar; su potencia aumen ta durante et trabajo “en serie interposicién de un segmento seo tiene la ventaj 42 fuerza disponible (ya que el tendén del triceps sural jarse sobre el hueso y continuar su uayecto en Ademiés, 1a colocacién en serie de dos aumentar te ja de multiplicar abria podido refle- la capa plantar superficial). leIPOs_museulares permite én, un poco al estilo de dos cilindros le frenado de un vehiculo pesado. Au. | Funciones de los clementos muscutares 1) ligamentosos det | as disecclones de piernas y pies mucstran que los ligementes plan. Lay due nen tes huesos entre sf transforman el pie en una bOveda solida La potente aponeurosis plantar actda como tensor impidiendo 1a separa- ida de los pilases anteriores y posteriores, Se tensa durante In fenton dorsal pasiva del dedo gordo del pie. Esta posibilidad de regulacion es eficaz, sobre ‘odo, durante la mascha cuando el talin se separa del sucle (43 % del ciclo de marcha). 41-1. “Distribueién del apoyo durante el desarrollo del Paso, Como ha sefilado De Doncker, durante el apoyo todee re cabezas meta- tossianas estén en contacto con el suelo. Leduc precisé este colocando més Pirsiin G& las caberas 11, III y TV que.en el resto del ante; Anatémica Mente, esto corresponde al hecho el me- de que el segundo metatarsiano PIE PLANO SOBRE £1, Nos movil de todos. El centro de presién del pie empi (ig. 46), discurre a lo largo del bode externo, todas las cabezas metatarsianas, y termina en el del pie. @ por el talé va més despacio al cruzar 1 pulpejo del primer dedo 42. Historia natural de un paso * — Utilizamos corrientemente el aparato de andlisis “Footprint” oncebido y deserito por Brull y Arcan FIG. 46.—Trayecto seguido por el centr 0 de presién durante « paso | talén, el peso se traslada sobre el borde las cabezas meiatarsianas, le velocidad det ‘sin disminuye, lo que permite registrar una presién iG los llimos contactos ‘se 2) Después de la toma de contacto det ‘emo del pie: al atraverar la hileve de I desplazamiento del centro de maxima en el centro del ante hacen, por orden, con ta articolacin metatarsofalingica del I y con el pulpejo del Irhian F eatanntaci6a por ordenador de 1as presiones sopertadas or cl antepié después Pecan, ina deiado el suelo: ha desaparecigo Ia carpa a nivel dct quinto radio, Ceabaseancie seete Sobre todos Tos resiantes metatarianor y el sce ee elie, Laboratorio de la V.U.B, - Brussel) nica, nos permitird seguir los sucesives acontesi2 ‘ientos que se desarrollan durante la fase cle apoyo en ot suelo 1) El contaeto'eon el suclo tiene jugar con el talon que avanza mas © que con el interno (fig, 47, 2) El peso total del con el suelo; pasando por Para cargar sobre toda la dedos, s6lo el hallux es sol Cuerpo €s transferido al pie (nico) en contacto el borde externo, el peso del sujeto se adelanta superficie del antepié (ig. 475); de todos los licitado: enérgicamente. + Ann. Kinésithévapic, 8» anc 6, 1981, ACCIONES MUSCULAR @.— Toma de contacto del talin con et suelo, El anepié desciende, tren por los misculos del compartimiento anterior, Apoyo unipodal, Todo et peso del. cuerpo del suieto se equilibre cab. 1a rodilla ligeramente flexionada, PIE PLANO 56 RE EL SUELO Fig. 48. — Despepde del sald: el tobitle « extiende (par ¢ elev al inisino tiempo que Ja: rodilla. § lante), » después se flev Centro de gravedad se eleve demasiado (para evitor que fométriea por birrefrin zencia obtenida aracias a1 aparato “Footprin 3) El peso del cuerpo resbala hs del taléa: simuléneamente a la descarg Ia parte anterior del pie—obsérvese que estén en contacto, sobre todo las pero en comienza (f 4) El peso del cuerpo sigue avanz Se coloca’ en extensién (fig. 49a): los J centrales desempenan una ta delante y se inicia el despegue Posterior, se produce la carga de odas las cabezas metatarsianas centrales—. Todos los de ficular el hallux, euya muy 2. 48). los participan, importante accion equilibradora do, y simultaneamente la cader Jos y las cabezas. metatarsianas incién primordial 5) Los dedos del pie se despe gan del suelo (fig. 495): un mome hatha, Cr sulsto todavia esté equilibrado por el contacto del pilpejo del hallux y de los dedos internos EI papel primordial, realizado por ei primer dedo del pie (hallux), ha ido claro, y el andlisis en visi6n | Fante el paso, es Ia articulacién meta gica del I la que accién preponderante en el complejo pic-tobillo ‘oneo-astragalina se moviliza muy pocc confirma este esquema: du La articulacién tibio-pe. durante la marcha; el sujeto. IK FLANO SOBRE EL SUELO 7 adapta mejor @ una rigider ti hallux doloroso, La duracién del apoyo en el suelo tiene una m la necesidad de “congelar” artificialmente los marcha con camara répida, con capt de la plataforma de fuerzas, astragalina que a un hallux rigido oa un dia de 1,25 s, de ahi rentes acontecimientos de la fores plantares, mediante cl empleo 4.3. Descomposicién de tos vectores de nos del espacio. — La utilizacién (tipo “Kistler”) nos ensefian: fuerza en los tres pla- constante de una plataforma de fuerzas ha proporcionado, en el transcurso del tiempo, valiosas zas acerca del momento més apasionante de la marcha: el contacto Pie-suelo. Este aparato proporciona tres trazados (ig. 50) que anslizaremos por separado EL TRAZADO “2” corresponde a la carga vertical; se puede analizar cada uno de los acontecimientos de la curva @) ‘una deflexién inmediatamente después de la toma de contacto del talon corresponde a la amortiguacién en las partes blandas del talén. Esta Geflexién puede hacerse més 0 menos marcada por el apoyo con tacones duros 0 blandos: se trata, pues, de una absorcién del chaque inicial: 4) con el contacto del talén y | ‘obre un solo pie, se regisira habitualme 4 una velocidad confortable carga de todo el peso del cuerpo fe un 120 % del peso del sujeto, ©) durante el paso del tronco pot la vertical prendente registrar un peso tralateral, lanzado hacia arri del pie en carga, es sor- ferior al del sujeto; el miembro inferior con: en una breve aceleracién, permite una ligera acion” del sujeto, entre —10 % y —40 % del peso del cuerpo segin 'a cadencia adoptada (descarga importante a velocidad elevada); d) una iiltims sobrecarga ce zvespon con el antepié: es bastante discreta y impulso, € al momento de Ja propulsién 10 cosresponde verdaderamente a un EL TRAZADO “'Y" corresponde a los vectores de fuerza anteroposterior del pie sobre la plotaforma (lo que experimenta el sujeto que intenta avan. var en la arena blanda); veamos lo que ocurte @) el pie resbala hacia atrés 1 ‘nel momento del contacto talén-suelo, pero de manera muy fugaz; 6) inmediatamente después, el talén resbala has adelante; ) hay inversiba de tensiones m ‘is deslizamiento posterior cuando el intenta propulsar al caminante. os Fig. 30 6. — Analisis de los suee- Sivor aconiecimientos registrados on plaiajorma de fuerzas: ta “le- Wiacién” debida « la wceleractd) del miembro inferior contralate- tal es mayor ex un sujet con dolor que lanza hacia erriba ta plerna que avanza, con el fin de evitar Ia carga total en el miem bro en apoyo, x: lateral ©, Fertedy ‘de equllidrio, Eheaue Yi del taken Lp Mies Fic, 50 d.—Deslizamienio hacia delante del talén, que coniacta con el suelo, y hacia atrds de los dedos que dejan 1 suclo © ttevacin lea los dedos ACCIONES MUSCULARES Fis. 50 @—Descomposicin de las fuerzas de toma de contacts del pic con et suelo en compre sion vertical (Z), desi tere! (X) imiento la Posterior (Y), Sobrecarga (_ 120 % p) 7! vertical al checar el telén Y @(Lfkrerann fn Ise partes ¥ “a tain ‘Acelerscién For halldx Levitacion detida sceleracion del Nt. cont Fis. $0 ¢.— EY sujeto “leva ha cia st” et pie en carga (deflerisn hacia abajo) y desputs se “repo. — ne" en ef momento del equilibria, unipodal. \ y: anteroposterior © 8 pos sane er sees was’ ok tice © ey Delonte Eble. se desliza de dolante atres _ (frenado) EL SUELO 69 Obscrvaremos q ef sujeto no advierte habituales ¢ increiblemente discretos, mental muy sensible para registrarlos iBuno de estos “deslizamien tos y debemos recurrir a instru- EL TRAZADO “x” corresponde a los desplazamientos laterales del pie 4) deslizamiento medial hacia el centro del cuerpo) en el momento del contacto tal6n-suelo, como sie si cl sujeto qui ra “lanzarse” lateralmente, 4) ‘tensi6n lateral durante casi toda la duracién del apoyo. Precisemos que todas las experiencias se hai calzos, 1 realizado con sujetos des- 10s registros representa vectores de fue 2a aplicados a la plataforma C. DEL 40% AL 50 DESPEGUE DEL TALON — Gino mesiano | Gt sooigg |S Temor Ge ta fascists | Tensor toc ene acetic Aico maror et | Aldducior magn = Atticter tart tomgus Sis ‘eos pes ih eo: Tibi peserior = Sole FB com de tos acon | Fie cit loneue de to nes eS roy bale propran Esta etapa se caracieriza por una intense actividad de los misculo: Hamados “flexores plantares” que actian sobre ¢ tobillo, aunque sw accidn no tiene como objetivo provocar este movimicmo. En efecto, el obillo per- manece neutro o bien el movimiento de dorsoflexién 5 no por un desplazamiento del pie hacia Ia pierna, sino por un desplazamientc angular amterior de a pi nu. El pie sigue siendo —no cesaremos de repe- DESPEGUE DEL TALON tirlo— cl clement esqueléiico estabic det cual se mueven los otros segmentos, Durante el despegue de! talon —permaneciendo | dedos firmemente © halla colocado en posicién alta, Esto a una aceleraciba vertical demasiado dobla en cl mismo instante. €n contacto con el suclo—, el tobillo Podria someter al centro de gravedad importante, por eso Ia rodilla se 1. MOSCULOS QUE ACTCAN SOBRE, EL TOBILLO El silencio del compartimiento snterior va a terminar, ya que hacia final del despegue del talon el extensor comin de los dedes demucena actividad, aislada sin embargo, hast dedos. Lo la que se produce el despegue de los OS OLLOS tres compartimientos son sumamente activos. 1J. Compartimiento posterior, —L. eps sural se aproximan cuando el pie esté parcialmente levantado del eat talén despegado— y 1a rodilla tiende a la fiexidn. Esta tendencia e¢ mac al mina trattestada por un ligero grado de dorsoflexién. Sin embargo, cl mésculo es requerido para una actividad retardada (histéresis): se travg de solidarizar el bloque pierna-pie, impidiendo ta creacién de un “talae que desembocarfa en una flexion de rodilla demasiado répida, con pérdida del equilibrio det sujeto. Por tanto, se puede imaginar la posicion dieiena que el triceps sural “cleva” ta parte posterior del del compartimiento posterior s: os puntos de insereién del ti pie. Los otras miiscul accesorios de esta accién tractora, 111 Bspecializacién de las cabezas de trabajos de Campbell y sus colaboradore efecto, | triceps su - Los merecen que nos detengamos, Er estos autores han demostradc 4) que los gemelos son cap Pendientes segun los requerimientos S6leo esta fisioldgicamente dividido en pore cada una de las cuales posce su “personalidad”, es El triceps sural es, pues, un et manera del suelo, y b) que el interna _y porcién externa, decir, su propia actividad ‘Adriceps, Resumamos sus experiencias de estz @) Ia actividad del sdleo es inversamente proporeional estabilidad del pie: en repaso, el mascule aumenta el desequilibrio, mas reacciona: al grado de VO; cuanto mis 2 ACCION CULARES ») les dos mnisculos gemeios no participan en las activida tes (Ia marcha es uni de cllas) y solo entran en accién impulso repentino al cuerpo del sujeto; corrien- ©) el séleo interno es un potente estabilizador de la piema sobre el pie 4) el séleo externo paréce ser mucho menos potente que su homénime interno, pero demuestra una actividad estabilizad las conclusione: ctdan como reser: Una —importante para reeducacién— es que los gemelos de potencia auxiliar para el séleo;, el reedu: cador, ante una debilidad del compartimiento posterior de la pierna, deberia tener esto en cuenta. 1/2. Patomecdnica.— La accién del compartimiento posterior en este estadio se manifiesta de manera muy clara en la patologia: en el sujete Privado del compartimiento posterior y cuya rodilla, por otra par manece estable, hay en cada paso un deseenso brusco de la pelvis, que da {a impresién de que el sujeto “cae en un hayo” en ve de continvuar el avance de forma normal. Esto se debe a Ta imposibilidad de clevar el tobillo, man, (eniendo lo mis constante posible la distancia suelo/centto de gravedad Chemos visto, por otra parte, que todos los movimientos articulares y todos los esfuerzos musculares durante la marcha tienden a mantener ecta dic, lancia tan constante como sca posible). ‘acil comprobar que la rodilla de un sujcto asi paralizado, “progra- mada” a flexionarse cuando se eleva el tobillo, continiia comportandose como en el pasado, Sin embargo, para un sujeto con esta dificultad, seria mejor mantener la rodilla rigida y cl miembro inferior con longitud invariable Tal comporiamiento —nuevo para el sistema nervioso del sujelo— colo se observa tras un periodo largo de adaptacién a las nuevas condiciones dina. micas. No volveremos a tratar los problemas creados por la inestabilidad Ge ta rodilla, debidos a 1a ausencia de sdleo (v. BALI) 1.2. Compartin: ‘ntos interno y externo. — Estin en coutraccidn, y contin an con la accién cstabilizadora descrita con anterioridad en (A.1.2) » LA22) para el tibial posterior (compastimiento interno), y en (B.2) para los peroncos (compartimiento externo), 2. MCSCULOS QUE ACTOAN SOBRE LA RODILLA En este estadio son inactives en el sujeto normal, Jo cual explica la importancia del compartimienio posterior en el momento en que ia redilla fe Texiona, No se registra actividad eléctrica ni en et cudriceps isquiotibiales (los isquiotibiales. p F212), en los articipan en la extension de rodilla PESPEGUL DEL TALON % MOSCULOS QUE ACTGAN SOBRE La CADERA Mientras que aateriormente soto habfamos sefialado actividad er toldes gliteo (los “abductores de cadera”, en terminologia t. timos ahora al despertar de los adu cl del adicional), asis ue, hacia cl 459 %, Joman el relevo de los abductores en el moriento en que dejan de ser activos. Ademas, | parauusculo anterior, el iliaco, se manifiesia por primers ves) psoas, in Portante para el manténimier © del equilibrio estético —como lo precisa Basmajian— no parcce participar en Ia accion dinémica de manera con tante, | 3.1. Compartimiento externo. — | estabilizadora que termina alrededor del 4 riormente activos: ghiteos medi Se trata del final de una actividad 5% para los tres misculos ante lano y menor, y tensor de la fascia lata | 82. Misculos peivitrocanté cién el concepto de Dolto la pelvis a pai reos. — Al habernos Ham de que los pel rtir de un fémur estable, encar do la aten itrocantéreos son animadores amos a uno de nuestros alum. nos G. P. Poirier) que estudiata estos misculos en cadent da. Sobr in segmento anatémico colocado en posicion vertical Feprodujo los. arigu los pelvis/fémur habituales en la postura bipodal, y despues unipoda (Gg. 51). Asi estudiados, los misculos pelvitrocantereos hacen claramente OF eb tare! tt 2 pelvis por efecto polea. Debido al angulo lornann por cl oblurador interno y la didfisis femoral, es posible comprender como este tisculo, reflejandose en la pequelia escotadura cidtics para ascender haci cl interior de la pelvis, puede levantarla ligeramente durtne Su contraccidin ¥ contribuir a una descarga de a articulaciéa de 14 cadera, El angulo cam | bia segsin Ia inclinaciOn det plaitla sacro (variable usc ke marcha). En fe pottura de rmarcade inclinacion del platillo saczo flexion amear ye feivis durante el apoyo unipodat), aumenta el Angulo misculortern lo que asi ni ejora el potencial cliciciz dei ob cargador™ de la coxofemoral hturader interno como “des | A. Compartimiento interno. — Cuando cosa ia actividad de le abductores, aparece ia de los aductores, Se trata especificameme f jos adue tores mayor y menor, los cuales téndedn un: a accion equilibradora de te estadio, esté en plena desp plazamiento lateral No olviden 1Os que fa pelvis continuamente se despl 1 fin de za a un lado, cc ’\ proyeccién del centro de gravedad sobre locar sucesivamente ada ‘uno ide les talones en cargi, Hacia el 25-30 9%, la pelvis he aleannty | Gl miximo de desplazamiento literal hacia el miembro inferior que scgu: | mos: al levantar el talén, la cintura pelviana acelera en el seni do opueste DESPEGUE DEL 1 ON ends, en el 50% apoyo", a partir dk a oscilacién, ef sujeto alcanzara el estadio fugez de “doble cual el miembro inferior que seguimos pasar i de carga Los aductores, por supuesto, controlan el des @ partir de un punto dos segmentos estin ¢ plazamiento de la pelvis fijo” que es el fémur en carga, Se enticnde que los 1 Movimiento coordinado, pero el miembro inferio: en el caso que nos ocupa, en desplazamiento latera mucho mas lento— es més estable que la pelvis 33.1, Patomeeanica.— La patomecé de explicarse nica de loy aductores s6lo pue- @ partir de la funcién mecanica muy particular de estos méscu los} su insercién de origen se halla por deba; ral, son flexores de cadera de la articulacién coxofemo- n extensiOn, exiensores en flexidn. Ademis, son Totadores externos a partir de una p aciOn interna del fémur ¥ Totadores internos a partir de la rotacién extema (fi fa rééducation”, Masson, Paris, 1976, pags. 75. \ ing 76). Beta perticularidad anacémica penn ¢...,, _ /M SoS vante el despegue de ios dedos del pie. La ro n de ia pelvis hacia delante refuerza esta sicién natural det grupo muscular (sin di tasciculos individuales), Los aductores son eficaces flexores de Gos del pic. Jesel y cols. han puesta de (véase E.2.2.2), manifiesto esta funcion flexora En ta rota: » los aductores hacen pasar el femur de rot aparente a rotacién externa; cuando el pic r oma contacto con el suelo en acion externa, las aductores se coniracn con el fir tra del angulo de contacto, de limitar la 34, Compartimiento anterior. —— Solo se contrae el mésculo iia. co, para frenar una tendencia bastame importante a la ¢ En efecto, hacia el $0 % del ciclo de marcha, el “paso fanzado, y si el suj xtensidn de ci Pélvico” esté muy (0 desea ganar toda la longitud que necesita del miem- bro inferior, le es indispensable colocarse en extensidn relativa de la pelvis respecio al fémur. Segtin tos trabajos de Basmaji 1, sabemos que en los ajustes posturales, “lo ¢5 activo el misculo iliaco, con exclusion de su congénere mucho mas ACCIONES MUSCULARES carnoso, el psoas. Resume tas ideas de Ralston, han precisado que el sistema muscular hum: posible escoger, minada Es util recordar, en apoyo de este concepto, la sorpresa de generaciones de estudiantes ante a inercia casi total del ghiteo meyor, masculo polente ¥ voluminoso que raramente entra en accién, Inman y otros autores que ano acttia “ahorrando”, y, si es utiliza ¢l miisculo més pequeio para una accién deter- 34.1. Patomeeinica. — Si la debilidad del compartimiento posterior Sony Marcada, les ajustes posturales podrian levarse a cabo por sustitu cin. A pesar de su nombre de “flexores de cadera", estos mucculos ond deca aten on fa flexién de cadera durante a marcha, accién que es NCCIONES MUSCULARES taupolibiales ‘extionden ta cadera, af mismo tiempo que tiran dei rausto | cas aitisy sobte todo si la pelvis bascula hacia delante (Stcindler, 1964) EI tlectromiograma de estos muisculos durante la marche acl sujeto Be ace muestra que la accién de los isquiotibiales es sobre todo frenains de la cnergia almacenada durante la oseilacién de ta pierna hac delante; 'a actividad més intensa se produce justamente antes de la t ma de {acid el talén: EL segundo pico corresponde a une. estabilicnchas | rodilla | 2/1. Especializacién de las cabezas de los isquiotibiales, — j Un andlisis todavia més profundo de las acciones musestree durante ta musrcha, realizado por MeConaill y Basmajian, nos indiea une especializa Sion de los misculos del compartimiento posterior del muse, $¢ se hace efectoar un movimiento. gratuito a los isquio-tbiv-peronen como durante | fibre, ce reject Ua flexion de rodilla, estando el miemibro infer ihre, se registra una contraccién simultanea de In squiotibiales internos crural Tenicoatante a marcha, por el contrario, la eabera corta del biceps Susal Hiexiona la rodilla durante ta fase del paso de! miembcy oscilani fradones ye 05 OF08 miisculos del grupo actian principalmente como fre- nadores y cstabilizadores lualmente, en el movimiento de flexiGn del miembro inferior libre, {as dios cabezas del biceps crural actian mancomunadame, e. pero durante {a marcha la cabeza corta ayuda a la flexion de. rodiln mientras que la cabeza larga permanece inactiva. Hemos expuesio esto con deialle en otr lugar (Viel, 1974) EXTENSION TOTAL Dr LA RODILLA 9s Los uabajos ree es no dejan ninguna duda sobre todo cl cuerpo muscular se contrae, sea cual fuere ducido en la articulacién proximal o distal: camente de que esté inmo el hecho de que el efecto mecénico pro. la accién articular depende ini lizada una u otra articulacion Limitandono: vidad corr fijacion activos 4 la accién de los isquio-tibio-peroneos durante la acti descubrimos que estos miisculos acitian como correas de neargadas de limitar las rotaciones inversas; se wata de “ligamentos que evitan que los ligamentos de Ja rodilla scan sometidos a ten- siones demasiado grandes, con la rodilla semiflexionada, Cuando giramos Sobre nosotros mismos, cambiamos bruscamente de direccién 0 chutamos un balon de ftbol, 1a rodilla tiene que estar en rotacion y necesita refuerze muscular (fig. 62) nite Fic, 62.—Electromiogr fe sobre terreno ano, Tra Recto anterior con la curva de supe ro desarrollo en (1). Debajo los isquiotibiales y en (2) el biceps crural y en (3) su El trazado (4) representa la {levidn-e metro electrénico. El trazado (5 4 curva envolvente; mas abajo | | | Periodos del pie en el suelo ‘cgistrada con un gonio. piocede de una piantilla el trénica que indica to: Se observ: que fs rodilla esti flexionad © active durante Is extension de la rodills la durante el apoyo, y que el biceps erura ‘lespués participa en ta estabilizacion de artieulacién mientras el pie esti en el suelo (Laboratorio E.M.C.G.— Ginebra) 96 ACCIONES MUSCULARES 2.1.2. Accién paradéjica: estabilizacion de sién. — Nucsiros habitos de examen y han creado 1a nocién de isquio-tibio-peron nista la rodilia en exten- abajo de! miembro inferior libre eos flexores de rodilla y antago- ®s del cuddriceps. Examinemos ahora la accion de los isquio-tibio-pere eos durante las actividades de la vida diaria El electromiograma de un sujeto que se leva que en este momento el cuddriceps y los isquio-tibio-peronecs s ¥ cada uno por su parte contribuye a colocar en exten miembro inferior; el cuddticeps inicia el movimiento, pero antes de ta exten- sién total de la rodilla (hacia les 140°) Jos isquic-tibio-peroneos se con. (raen: en este momento se hallan en una posicidn ideal para “tirar” de 1 plerma hacia detras y extender la rodilla. Para observarlo, basta pellizear el musio entre el. pul Ty el indice al levantarse de {a silla. Algunos senalan la accién de extensidn de la pelvis sobre las eabezas femorales en este mo mento. Recordemos que la accidn articular slo depende de la inmovil de una u otra articulacién; son méviles. Lo que impo: en reedueacién. a de una silla nos indica contraen el esqueleto del lizacion en el caso que nos ocupa, las dos articulaciones rta es la actividad muscular y sus implicaciones 21.3. Accién sinérgica de! miseulo popliteo. — Si consideramos lin sujeto de pie en apoyo sobre e! miembro inferior, y que realiza {lenin de rodilla, debemos afadir al grupo de flexores tradicionales un miineale starter: el popliteo; en efecto, si ia accién sobre el miembro inferior sie carga se considera que es Ia rotacién interna de la tibia, ¢ invierte en carga. En esta nueva situacién, movimiento se estando fa tibia inmovilizads J : ‘on el ple fifo en e! suelo Fro, Acid dei misculo popliven, EXTENSION TOrAL DE i RODILLA 7 en el sucio, es ef femur el que desbloguca el na, de manera que errojo” de ia rodilla en extensié ion es sinérgica en pagelacion del femur sobre la tibia, que resulta de ta accion denne auiotibiales internos (fig. 63). Ya nos hemos interesado por este misculo, demasiado olvidado (Plas, 1969) 22. Caso particular del sartorio, — § a actividad iniciada entre el 60 cadera y de rodilla, est muisculo sartorio continta el 70 % (E.21.3). A la vez flexor de maravillosamente bien situado para cjercer una Sse ae multnea sebre la piema y el muslo, sin gasiar més enesgla que si solo actuara sobre una articulacién. Ademds, es capar de Participar cn la ratacidn externa del miembro inferior oscilante, que ha de ser thiaine {2 el momento de la toma de contacto del takin para sacar partido de teks la longitud posible de la extremidad en extensién hacia detente El sartorio se prepara ligamento activo, protector asimismo para su accién propia al 0%: la de de Ia estabilidad interna de la rodilla 3. MOSCULOS QUE Ac CAN SOBRE LA CADERA La polémica nunea puede faltar en | la discus lar. En efecto, nde Ia actividad muscu- » encontremos el recto interno, compahero del sartorio res. ecto 2 la insercién distal en la pata de ganso, y, como él, misculo biarticn lar. ¢Por qué incluir, por tanto, el sartorio entre los mistulos que actian sobre la rodilla, y el recto interno entre los que actéan sobre ia cede ePor qué separarios? Dénde colocarios si se les debe eeunie? Muchas pre- vec adue Petmanccen sin respuesta. Reconozcamos que nuestra. “din, Gidn” es arbitraria, y, como tal, facilmente atacable Ademas del recto interno, tenemos ef EI deltoides gliteo permanece inactivo hasta suelo, masculo iliaco y los aductores cl momento dei contacto talér- Compartimiento anterior, Ei actividad de flexor de cadera, de los isquio-tibio-peroneos que, hacia € desacelerar enérgicamente la picena, se oponen a una flexion de cadcra de- masiado pronunciada. Estas dos actividades se [le con Io cual eliminan asi la ne. de uno. La misculo iliaco continia su equilibrando su co traccién con la frenudora inal de la trayectoria, después d an mancomunadamente, cesidad de que acitien dos miisculos en ver actividad del iliaco cesa antes del 75 3.2. Compartimiento interno, cin de actividad entre el 70 y el 75 % Para su papel de ligamento £1 recto interno, tras una interrup- se manifiesta de n evo. Se prepara culo de la pata de ganso, EI aductor medio se activa muy brevemente entre et 80 y el 90 % HEE ER EERE EERE EERE Eee ee