Está en la página 1de 204

pág.

1
"Nadie en el mundo ha estudiado las expresiones faciales tan profundamente como Paul
Ekman. En Emociones reveladas presenta claramente, y en la forma de sus fascinantes
observaciones más accesibles sobre las expresiones abiertas o encubiertas de emociones
que todos encontramos cientos de veces todos los días, pero tan a menudo malinterpretan
o impiden su correcta interpretación. No ha habido un libro sobre este tema de tal alcance y
penetración ya famosa expresión de Darwin de las emociones más que hace un siglo".

-Oliver Sacks, autor de El tío Tungsteno

"Paul Ekman es uno de esos raros pensadores que se pueden conectar lo que los científicos
han aprendido con lo que el resto de nosotros se preguntan acerca de nuestra vida cotidiana.
Si usted lee este libro, usted nunca mirará otras personas de la misma manera otra vez.
Emociones reveladas es un tour de fuerza”.

-Malcolm Gladwell, autor de The Tipping Point

"Desde que Darwin, nadie ha contribuido más a nuestra comprensión de cómo los seres
humanos pasan por comunicar emociones de Paul Ekman. En este panorama magistral,
repasa cómo se comunican las emociones, y las implicaciones para temas que van desde
la salud mental y las relaciones interpersonales en la ley la ejecución y la violencia. Un libro
fascinante e importante”.

-Robert M. Sapolsky, profesor de biología; La Universidad de Stanford y autor de


¿por qué las cebras no tiene úlcera?

"'Paul Ekman es el maestro de la expresión emocional, y esto es una cuenta maestra de su


campo. Incluso se sugiere cómo podemos utilizar los resultados acerca de las expresiones
emocionales para guiar y mejorar nuestras vidas."

-Joseph LeDoux, profesor de neurociencia de la Universidad de Nueva York, y


autor del libro Auto Sinóptico y 'El Cerebro Emocional.

"Qué placer tener a Paul Ekman, un pionero del análisis facial detallada, que nos ayude a
ver lo que sienten los demás."

- Frans de Waal, profesor de psicología de la Universidad de Emory y autor de El


mono y el Maestro de sushi.

"Las Emociones Reveladas vitrinas cuarenta años de Paul Ekman de la investigación


académica y gran sentido común, composición, ofreciendo un fascinante y de gran ayuda la
imagen de nuestra vida emocional."

-John Cleese

"Las EMOCIONES REVELADAS dejará a todo el que lo lea más inteligente acerca de su
vida emocional.
... Un encantador, sonido, mapa cuerdo con el mundo de las emociones, la guía perfecta. "
- Daniel Goleman, autor de Inteligencia Emocional
pág. 2
Lleno de investigación innovadora, iluminando anécdotas y ejercicios, EMOCIONES REVELADAS es
una práctica, abre la mente, y la exploración potencialmente cambia la vida de la ciencia y del yo.

Paul Ekman es un profesor de psicología en el departamento de psiquiatría de la Universidad de la


Escuela Médica de California, San Francisco. Un experto en la expresión, la fisiología de la emoción,
y el engaño interpersonal, ha recibido muchos honores, especialmente el Premio a la Contribución
Científica Distinguida de la Asociación Americana de Psicología, y es el autor o editor de trece libros
anteriores, incluyendo Telling Lies. Es consultor frecuente en la expresión emocional a las agencias
gubernamentales como el FBI, la CIA, y la ATF, a los abogados, jueces y de corporaciones, incluyendo
los estudios de animación Pixar e Industrial Light and Magic. Él vive en el norte de California

Una fascinante exploración de cómo interpretamos las emociones y cómo podemos mejorar
nuestras destrezas emocionales por un psicólogo pionero

¿Qué desencadena emociones? Cómo dice nuestra señal del cuerpo a los demás si somos un poco
más abajo o profundamente angustiado, irritado o ¿enfurecido? ¿Podemos aprender a distinguir
entre una sonrisa amable y lo genuino? ¿Podemos realmente nunca controlar nuestras emociones?
Reconocido experto en comunicación no verbal Paul Ekman ha llevado un renacimiento en nuestra
comprensión científica de las emociones, dirigiéndose sólo a estas preguntas. Ahora reúne
investigaciones y teorías en Emociones Reveladas es, una mirada integral a la vida emocional humana.

Basándose en el trabajo de campo de Ekman en la investigación de las expresiones faciales


universales en los Estados Unidos, Japón, Brasil y Papúa Nueva Guinea; su análisis del pronóstico de
los pacientes hospitalarios en función de su actitud emocional; y docenas de otros estudios,
Emociones Reveladas explora las esencias conductuales evolutivos de la ira, tristeza, miedo, sorpresa,
asco, desprecio, y la felicidad. Para cada emoción, Ekman describe los temas universales que
subyacen a nuestros sentimientos, las reacciones automáticas que se desarrollan en cuestión de
microsegundos, y las acciones que están realmente bajo nuestro control.

Ekman luego nos lleva en un recorrido visual de señales únicas de cada emoción, explorar algunas de
las expresiones más sutiles y fáciles de señorita que pueden indicar cuando una persona está
empezando a sentir una emoción o puede estar tratando de suprimirlo. Aprender a identificar las
emociones en sus primeras etapas o cuando se enmascaran puede mejorar nuestra comunicación
con las personas en una variedad de situaciones, tanto en casa como en trabajo y ayudarnos a
gestionar nuestras propias respuestas emocionales....
pág. 3
INDICE

1. Las emociones a través de culturas

2. ¿Cuando llegamos a ser emocionales?

3. Cambiar en lo que nos convierte en sobre emocionales

4. Comportarse Emocionalmente

5. La tristeza y agonía

6. La ira

7. La sorpresa y el miedo

8. El asco y desprecio

9. Las emociones agradables

CONCLUSIÓN: Vivir con Emoción

ANEXO: Lectura Faces-La Prueba

NOTAS

ILUSTRACIÓN CRÉDITOS

pág. 4
AGRADECIMIENTOS

Algunas de las personas en el Instituto Nacional de Salud Mental a quien está dedicado este
libro se interesó en mi carrera cuando yo era un estudiante graduado a partir de 1955. Los
otros se unieron en los últimos años. Ha sido un lapso de 1955 a 2002 increíble de
estímulo, consejo, y, en los primeros años, una fe considerable. No me he convertido en un
psicólogo investigador, profesor universitario, y no habría aprendido lo que escribo sin su
ayuda. La escritura de este libro fue apoyado por Científico Senior Premio K05MH06092.

También dedico este libro a mis dos tíos maternos, Leo Siegel y el fallecido Robert Semer.
Cuando tenía dieciocho años, no probado, y por primera vez en mi propia en el mundo, que
me permitieron continuar mi educación. Condición sine qua non.

Wally Friesen y yo trabajamos juntos desde hace veinticinco años. Casi toda la
investigación que escribo sobre lo hicimos juntos. Estoy muy agradecido por su ayuda y
amistad. David Littschwager asesoró muy útil sobre la configuración fotográfica que he
usado para las fotos de Eva que aparecen en los capítulos 5 a 9. Mi hija Eva tuvo la paciencia
y el talento para hacer que las caras que aparecen en este libro y los miles más que me tiro .
Wanda Matsubayashi, que ha sido mi asistente durante más de veinte y cinco años organiza
el texto y las referencias. David Rogers hizo las manipulaciones de imagen de Photoshop y
fue de gran ayuda para obtener los permisos de las fotografías comerciales.

Los psicólogos Richard Lazarus y Phihp máquina de afeitar me dieron información útil
sobre un primer borrador de la primera mitad de este libro. Phil también proporcionó
detallada, insightfiil edición de línea y usefiil desafíos a mi forma de pensar. Filósofo
Helena Cronin animó y retó a gran parte de mi forma de pensar. Psiquiatra Bob Rynearson
y psicólogos Nancy Etcoff y Beryl Schiff me dieron sugerencias usefiil sobre un borrador
inicial. Entre los muchos estudiantes que me dieron retroalimentación, Jenny Beers y
Gretchen Lovas fueron especialmente generosos con su tiempo. Mis fiiends Bill Williams
y Paul Kaufinan me dieron sugerencias usefiil y críticas.

Toby Mundy, ahora editor del Atlántico Press Londres, en un incamation anterior me animó
a ampliar el alcance de mi esfuerzo y abordar los temas que considero de los capítulos 2 a
4.

Claudia Sorsby siempre crítica, sugerencia, y ayuda editorial en un proyecto anterior, y mi


editor en Times Books, Robin Dennis, era muy helpfiil en que me empujaba a considerar
cuestiones que a veces descuidados y aportó algo de edición línea muy fina. Mi agente
Robert Leschiera tiene
sido una fuente wonderfiil de aliento y consejo.

pág. 5
INTRODUCCIÓN

Las emociones determinan la calidad de nuestras vidas. Ocurren en todas las relaciones
que nos importa en el lugar de trabajo, en nuestras amistades, en las relaciones con los
miembros de la familia, y en nuestras relaciones más íntimas. Pueden salvar nuestras
vidas, pero también pueden causar daños reales.

Ellos nos pueden llevar a actuar de manera que creemos que son realistas y apropiados,
pero nuestras emociones también nos pueden llevar a actuar de manera que
lamentamos terriblemente después.

Si su jefe fuera a criticar el informe que pensaba que iba a elogiar, reaccionarías con
temor y convertirse sumisa en lugar de defender su trabajo? ¿Eso le proteger de un daño
mayor, o puede que no han entendido lo que estaba haciendo? Podría ocultar lo que
estaba sintiendo y "actuar profesional"? ¿Por qué su jefe sonreír cuando ella empezó a
hablar? ¿Podría estar disfrutando de la perspectiva de mascar que fuera, o podría ser
que la sonrisa de vergüenza? ¿Podría su sonrisa se han destinado a tranquilizar a usted?
Sonríen igual? Si se va a enfrentar a su esposo con el descubrimiento de una compra
grande que no había discutido con usted, usted sabría si era miedo o disgusto que mostró,
o si él estaba tirando de la cara que muestra cuando se está a la espera de lo que él llama
"su comportamiento excesivamente emocional"? ¿Se siente emociones de la misma
manera que lo hace, de la misma manera que otras personas hacen? ¿Usted consigue
enojado o asustado o triste acerca de asuntos que no parecen molestar a los demás, y
¿hay algo que podamos hacer al respecto?

¿Te enojarse si usted fuera a escuchar a su hija de dieciséis años de edad, viene a casa
dos horas después de su toque de queda? ¿Qué podría originar la ira: ¿Sería el miedo
que sentía cada vez que usted miró el reloj y se dio cuenta de que ella no había llamado
para decir que llegaría tarde, o el sueño perdido en espera de que vuelva a casa?

A la mañana siguiente, cuando usted habló con ella sobre eso, ¿le controlar su ira tan
bien que ella pensaría que realmente no se preocupan por el toque de queda, o si ella
ver su enojo reprimido y ponerse a la defensiva? ¿Podría usted sabe por la expresión de
su cara si ella estaba avergonzado, culpable o un poco desafiante?

He escrito este libro para dar respuestas a esas preguntas. Mi objetivo es ayudar a los
lectores a comprender mejor y mejorar su vida emocional. Todavía me asombra que
hasta hace muy poco nos-científicos y legos, sabíamos muy poco de emoción, dada su
importancia en nuestras vidas. Pero es en la naturaleza de las emociones en sí que no
sabríamos plenamente cómo las emociones influyen en nosotros y cómo reconocer sus
signos en nosotros mismos y los demás, todo lo que explico en este libro.

Las emociones pueden, ya menudo, empezar muy rápidamente, tan rápido, de hecho,
que nuestro yo consciente no participa en o incluso testigo de lo que en nuestra mente
pág. 6
desencadena una emoción en un momento determinado.

Esa velocidad puede salvar nuestras vidas en una emergencia, pero también puede
arruinar nuestras vidas cuando reaccionamos. No tenemos mucho control sobre lo que
nos convertimos emocional acerca, pero es posible, aunque no fácil, para hacer algunos
cambios en lo que desencadena las emociones y cómo nos comportamos cuando
estamos emocional.

He estado estudiando la emoción durante más de cuarenta años, centrándose


principalmente en la expresión y, más recientemente, en la fisiología de la emoción. He
examinado los pacientes psiquiátricos, los individuos normales, adultos y algunos niños,
en este país y en muchos otros países, cuando reaccionan de forma exagerada, no
reaccionar, reaccionan de manera inapropiada, mentira, y dicen la verdad.

Capítulo 1, "Emociones en todas las culturas", describe esta investigación, la plataforma


de la que hablo.

En el capítulo 2, hago la pregunta: ¿Por qué llegamos a ser emocional cuando lo hacemos?
Si vamos a cambiar lo que nos convertimos emocional sobre, debemos saber la
respuesta a esa pregunta. ¿Qué desencadena cada una de nuestras emociones?
¿Podemos eliminar un disparador particular? Si nuestra pareja nos dice que estamos
tomando el camino largo para llegar a nuestro destino, molestia o incluso ira puede
hervir dentro de nosotros por haber dirigido y tener nuestra perspicacia conducción
criticaron. ¿Por qué no podríamos aceptar la información sin obtener emocional? ¿Por
qué llegar a nosotros? ¿Podemos cambiar de modo que tales asuntos menores no nos
hacen emocional? Estos temas se discuten en el capítulo 2, "Cuando llegamos a ser
emocional?"

En el capítulo 3 de explicar cómo y cuándo podemos cambiar lo que hago emocional


sobre. El primer paso es identificar los factores desencadenantes emocionales calientes
que nos llevan a actuar de maneras que posteriormente lamentamos. También tenemos
que ser capaces de identificar si un disparador en particular va a resistir el cambio o ser
debilitada más fácilmente. No siempre vamos a tener éxito, pero podemos, a través de
la comprensión de cómo establecer disparadores emocionales se convierten, tendrá una
mejor oportunidad de cambiar lo que nos convertimos emocional sobre.

En el capítulo 4, explico cómo-se pensamientos organizados nuestras respuestas


emocionales -nuestros expresiones, acciones y. ¿Podemos gestionar irritación por lo que
no aparece en nuestra voz o mostrar en nuestra cara? ¿Por qué a veces se siente como
si nuestras emociones son un tren fuera de control, y como si no tenemos control sobre
ellos? No tenemos una oportunidad menos que podemos llegar a ser más consciente de
cuándo estamos actuando emocionalmente; muy a menudo no nos damos cuenta hasta
que alguien se oponga a lo que hemos hecho, o hasta que reflexionamos más tarde.
Capítulo 4 se explica cómo podemos llegar a ser más atento a nuestras emociones como
los tenemos por lo que existe la posibilidad de comportarse emocionalmente de manera
constructiva.

pág. 7
Para reducir los episodios emocionales destructivos y mejorar episodios emocionales
constructivos, tenemos que conocer la historia de cada emoción, lo que cada emoción
está a punto. Al aprender los disparadores para cada emoción, los que comparten con
los demás y los que son únicamente nuestra, que puede ser capaz de disminuir su
impacto, o al menos aprender por qué algunos de los desencadenantes emocionales son
tan poderosos que se resisten a cualquier intento de disminuir su control sobre nuestras
vidas. Cada emoción también genera un patrón único de sensaciones en nuestro cuerpo.
Al convertirse en un mejor conocimiento de esas sensaciones, podemos llegar a ser lo
suficientemente temprano en nuestra respuesta emocional que tenemos alguna
oportunidad de elegir, si nos gusta, ya sea para ir junto o interferir con la emoción
consciente.

Cada emoción tiene también señales únicas, el ser más identificable en la cara y la voz.
Todavía hay mucha investigación por hacer en las señales emocionales vocales, pero las
fotografías que se presentan en los capítulos sobre cada emoción muestran las
expresiones faciales más sutiles y fáciles a la señorita que indican cuando una emoción
apenas está comenzando o cuando está siendo suprimida. Con la capacidad de
identificar las emociones desde el principio, podemos estar en mejores condiciones para
hacer frente a las personas en una variedad de situaciones y manejar nuestras propias
respuestas emocionales a sus sentimientos.
Los distintos capítulos describen la tristeza y la angustia (capítulo 5), la ira (capítulo 6),
la sorpresa y el miedo (capítulo 7), el asco y el desprecio (capítulo 8), y de los muchos
tipos de disfrute (capítulo 9), con secciones que abarcan:

• La específica más común desencadena por la emoción.


• La función de la emoción, cómo nos sirve, y cómo se puede meternos en problemas.
• ¿Cómo la emoción está implicado en los trastornos mentales.
• Los ejercicios que mejoren el conocimiento del lector de las sensaciones corporales
implicadas en la emoción, lo que aumenta la posibilidad de que los lectores podrán
elegir la forma en que actúan cuando son emocionales.
• Fotografías del signo sutil de la emoción en los demás, para que los lectores serán más
conscientes de los sentimientos de otros
• Una explicación de cómo utilizar esta información sobre cómo se sienten los demás en
sus relaciones en el lugar de trabajo, en su familia, y en las amistades.

El apéndice proporciona una prueba de que puede tomar antes de leer el libro para saber
lo bien que son capaces de reconocer las expresiones faciales sutiles. Es posible que
desee tomar la prueba de nuevo cuando termine el libro para ver si ha mejorado.

Usted podría preguntarse por qué una de las emociones que sienten curiosidad por
conocer no aparece en este libro. He elegido para describir las emociones que
conocemos son universales, experimentados por todos los seres humanos.

La vergüenza, la culpa, la vergüenza y la envidia son probablemente universal, pero que


se han centrado en cambio en las emociones que tienen expresiones universales claras.
Discuto amor en el capítulo sobre las emociones agradables; la violencia, el odio y los
celos en el capítulo sobre la ira.
La ciencia aún está ahondando en las formas de cada uno de nosotros experimenta las
pág. 8
emociones-por qué algunos de nosotros tenemos experiencias emocionales más
intensos, o tienden a ser emocionales rápidamente y llego a la conclusión del libro con
lo que estamos aprendiendo, lo que podríamos aprender, y cómo puede utilizar esta
información en su propia vida.

Es difícil sobrestimar la importancia de las emociones en nuestra vida.

Mi mentor, el fallecido Silvan Tomkins, dijo emociones son lo que motiva nuestras vidas.
Organizamos nuestras vidas para maximizar la experiencia de emociones positivas y
minimizar la experiencia de emociones negativas. No siempre tenemos éxito, pero eso
es lo que tratamos de hacer. Afirmó que la emoción que motiva todas las decisiones
importantes que tomamos.
Escribiendo en 1962, una época en que las emociones estaban totalmente desatendidas
en las ciencias del comportamiento. Silvan exagerar el asunto, pues sin duda no puede
haber otros motivos. Pero las emociones son importantes, muy importantes en nuestras
vidas.

Las emociones pueden anular lo que la mayoría de los psicólogos tienen los más
poderosos motivos más simples con la mente considerada fundamental que impulsan
nuestras vidas: el hambre, el sexo y la voluntad de sobrevivir. La gente no va a comer si
piensan que el único alimento disponible es repugnante. Incluso pueden morir, aunque
otras personas podrían considerar que la misma comida sabrosa.

Triunfa la emoción sobre el impulso del hambre! El deseo sexual es notoriamente


vulnerables a la interferencia de las emociones. Una persona nunca puede intentar el
contacto sexual debido a la interferencia del miedo o disgusto, o nunca puede ser capaz
de completar el acto sexual. Triunfa la emoción sobre el deseo sexual! Y la desesperación
puede abrumar incluso la voluntad de vivir, motivando un suicidio. Las emociones se
alegren de la voluntad de vivir!

En pocas palabras, la gente quiere ser feliz, y la mayoría de nosotros no quieren


experimentar el miedo, la ira, asco, tristeza o angustia a menos que sea en los límites
seguros de un teatro o entre las tapas de una novela. Sin embargo, como explicaré más
adelante, no podríamos vivir sin esas emociones; la cuestión es cómo vivir mejor con
ellos.

pág. 9
1
Emociones a través de culturas

He incluido en todo este libro que he aprendido acerca de la emoción durante los últimos
cuarenta años que creo que puede ser útil en la mejora de la propia vida emocional. La
mayor parte de lo que he escrito es apoyado por mis propios experimentos científicos o
la investigación de otros científicos emoción, pero no todo. Mi propia investigación
especialmente fue el desarrollo de la experiencia en la lectura y la medición de las
expresiones faciales de las emociones. Así equipado, he sido capaz de ver-en los rostros
de los desconocidos, amigos y miembros de la familia-sutilezas que casi todos los demás
se pierde, y por eso quiere decir que he aprendido mucho más de lo que hemos tenido
hasta el momento de demostrar a través de experimentos. Cuando lo que escribo se
basa solo en mis observaciones, quiero señalar que por frases como "he observado", "yo
creo"

"Me parece...." Y cuando escribo basan en experimentos científicos que cito en las notas
al final de la investigación específica de apoyo lo que digo.

Gran parte de lo que he escrito en este libro fue influenciado por mis estudios
transculturales de la expresión facial. La evidencia cambió para siempre mi punto de vista
de la psicología en general y de la emoción en particular.

Estos hallazgos, en lugares tan variados como Papua Nueva Guinea, los Estados Unidos,
Japón, Brasil, Argentina, Indonesia y la ex Unión Soviética, me llevaron a desarrollar mis
ideas sobre la naturaleza de la emoción.

Al comienzo de mi investigación a finales de 1950, ni siquiera estaba interesado en la


expresión facial. Fueron los movimientos de las manos que atrajeron mi interés. Mi
método de clasificación de los movimientos de la mano distingue neurótica de los
pacientes con depresión psicótica, e indicó cuánto los pacientes mejoraron con el
tratamiento. A principios de 1960 no había ni siquiera una herramienta para la directa y
la medición precisa del complejo, a menudo cambiando rápidamente los movimientos
faciales que muestran los pacientes deprimidos. No tenía ni idea de por dónde empezar,
así que no lo hice. Veinticinco años más tarde, después de haber desarrollado una
herramienta para medir el movimiento facial, regresé a esas películas de pacientes y
Desenterré hallazgos importantes, que describo en el capítulo 5.
pág. 10
No creo que me habría cambiado mi enfoque de la investigación a la expresión facial y
la emoción en el año 1965 si no hubiera sido por dos golpes de suerte. A través de la
casualidad la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA) del Departamento
de Defensa me dio una beca para realizar estudios transculturales de la conducta no
verbal. Yo no había pedido la subvención, pero a causa de un escándalo, un proyecto de
investigación que se utiliza para camuflar contrainsurgencia actividad un importante
proyecto ARPA fue cancelada y el dinero presupuestado para ello tuvo que ser gastado
durante ese año fiscal en la investigación en el extranjero, y en algo no controversial. Sin
querer Me pasó a entrar en la oficina del hombre que tuvo que gastar los fondos. Estaba
casado con una mujer de Tailandia y quedó impresionado por las diferencias en su
comunicación no verbal. Él quería que yo averiguo qué era universal y lo que era
culturalmente variables. Tenía dudas al principio, pero que no podía caminar lejos del
desafío.

Empecé el proyecto creer que la expresión y el gesto se socialmente aprendidas y


culturalmente variables, y también lo hizo el grupo inicial de personas que pedí consejo-
Margaret Mead, Gregory Bateson, Edward Hall, Ray Birdwhistell, y Charles Osgood.
Recordé que Charles Darwin había hecho la afirmación contraria, pero yo estaba tan
convencido de que se había equivocado que no me molesté en leer su libro.

El segundo golpe de suerte se reunía Silvan Tomkins. Él sólo había escrito dos libros sobre
la emoción en la que afirmó que las expresiones faciales eran innatas y universal de
nuestra especie, pero no tenía pruebas para respaldar sus afirmaciones. Yo no creo que
nunca han leído sus libros o reunido con él en caso que lo hubiera hecho dos artículos
presentados en el comportamiento no verbal en el mismo diario, al mismo tiempo-Silvan
es un estudio de la cara, los míos un estudio del movimiento del cuerpo.

Yo estaba muy impresionado con la profundidad y amplitud de pensamiento de Silvan,


pero pensé que era probablemente equivocado en su creencia, como la de Darwin, que
las expresiones eran innatas y por lo tanto universal. Yo estaba encantado de que había
dos partes en el argumento, que no era más que Darwin, que había escrito un centenar
de años atrás, que se opuso a Mead, Bateson, Birdwhistell, y Hall. No era un tema muerto.
Hubo una verdadera discusión entre los científicos famosos, estadistas; y yo, a la edad
de treinta años, tuvo la oportunidad, y la financiación, para tratar de resolver de una vez
por todas: ¿Son expresiones universales, o son, como el lenguaje, específicos de cada
cultura? Irresistible! Realmente no me importaba que resultó ser correcta, aunque no
creo que sería Silvan.

En mi primer estudio mostré fotografías a personas en cinco culturas-Chile, Argentina,


Brasil, Japón y Estados Unidos, y les pedí que juzgar lo que la emoción se muestra en
cada expresión facial. La mayoría estuvo de acuerdo en todas las culturas, lo que sugiere
que las expresiones pueden ser realmente universal.

Carrol Izard, otro psicólogo que había sido aconsejado por Silvan, y estaba trabajando en
otras culturas, lo hizo casi el mismo experimento y obtuvo los mismos resultados”.

Tomkins no le había dicho que cualquiera de nosotros sobre el otro, algo que en un
pág. 11
principio nos molestaba cuando nos enteramos de que no estábamos haciendo este
trabajo solo, pero era mejor para la ciencia que dos investigadores independientes
encontraron lo mismo. Parecía que Darwin tenía razón.

Había un problema: ¿Cómo podríamos haber encontrado que las personas de diferentes
culturas de acuerdo sobre qué emoción se muestra en una expresión cuando tantas
personas inteligentes piensan todo lo contrario? No eran sólo los viajeros que afirmaban
que las expresiones de los japoneses o los chinos o algún otro grupo cultural tenían
significados muy diferentes. Birdwhistell, antropóloga respetada que se especializó en el
estudio de la expresión y el gesto (un protegido de Margaret Mead), había escrito que
abandonó las ideas de Darwin, cuando se encontró con que en muchas culturas la gente
sonreía cuando eran infelices. La afirmación de Birdwhistell encaja la visión que dominó
la antropología cultural y la mayor parte de la psicología-cualquier cosa de importancia
social, como las expresiones emocionales, debe ser el producto del aprendizaje, y por lo
tanto diferente en cada cultura.

* Encontré justo lo contrario de lo que yo pensaba que iba a descubrir. Eso es lo ideal.
Hallazgos de las ciencias del comportamiento son más creíbles cuando en lugar de
contrarrestar confirman las expectativas de los científicos. En la mayoría de los campos
de la ciencia es todo lo contrario; hallazgos son más confianza si se predijo antes de
tiempo. Esto se debe a la posibilidad de sesgo o error está marcada por la tradición de
los científicos que se repiten los experimentos de uno al otro para ver si se van a obtener
los mismos resultados. Por desgracia, esa tradición no existe en las ciencias del
comportamiento. Los experimentos se repiten raramente, ya sea por el científico que
hizo originalmente el trabajo o por otros. Sin esta garantía, los científicos del
comportamiento son más vulnerables a la búsqueda, sin saberlo, sólo lo que quieren
encontrar.

Yo reconciliado nuestros hallazgos que las expresiones son universales con la


observación de Birdwhistell de cómo difieren de una cultura a otra mediante la
presentación de la idea de las reglas de demostración. Estos, propuse, están socialmente
aprendidas, a menudo culturalmente diferentes, las normas sobre la gestión de la
expresión, sobre quién puede demostrar que la emoción a quién y cuándo pueden
hacerlo. Es por eso que en la mayoría de los concursos deportivos público el perdedor
no muestra la tristeza y la decepción que siente. Reglas de visualización se encarnan en
admonición- del padre "Get esa sonrisa de su cara." Estas reglas pueden determinar que
disminuimos, exageramos, ocultamos completamente, o enmascarar la expresión de las
emociones que estamos sintiendo.

He probado esta formulación de una serie de estudios que mostraron que cuando solo
japoneses y estadounidenses muestran las mismas expresiones faciales en respuesta a
ver películas de la cirugía y los accidentes, pero cuando un científico se sentó con ellos
mientras veían las películas, los japoneses más que el estadounidenses enmascarados
expresiones negativas con una sonrisa.

En general, las expresiones innatas privadas; en público, gestionado expresiones.

Puesto que es el comportamiento público que los antropólogos y la mayoría de los


pág. 12
viajeros observan, tuve mi explicación y evidencia de su funcionamiento. En contraste,
los gestos -como el visto bueno cabeza simbólicos sí, la cabeza de la sacudida no, y la A-
OK gesto-son, en efecto específico de la cultura. Aquí Birdwhistell, Mead, y la mayoría
de los científicos del comportamiento estaban en lo correcto, a pesar de que estaban
equivocados acerca de las expresiones faciales de la emoción.

Había un vacío legal, y si pudiera verlo, así que poder Birdwhistell y Mead, que yo sabía
que iba a buscar alguna manera de despedir a mis conclusiones. Toda la gente que ( Izard)
había estudiado podrían haber aprendido el significado de las expresiones faciales
occidentales viendo Charlie
Chaplin y John Wayne en el tubo de pantalla de cine y televisión.

Aprender de los medios de comunicación o de tener contacto con personas de otras


culturas podría explicar por qué las personas de diferentes culturas habían acordado
sobre las emociones que aparecen en mis fotografías de los caucásicos.

Necesitaba una cultura aislada visualmente donde la gente había visto ninguna película,
ni televisión, ni revistas, y pocos, si alguno, de afuera. Si pensaban que las mismas
emociones se muestran en mi conjunto de fotografías faciales de expresión como la
gente en Chile, Argentina, Brasil, Japón y los Estados Unidos, me he clavado.

Mi entrada a una cultura Edad de Piedra era Carleton Gajdusek, un neurólogo que había
estado trabajando durante más de una década en lugares tan aislados en las tierras altas
de Papúa Nueva Guinea. Estaba tratando de encontrar la causa de una extraña
enfermedad, el kuru, que estaba matando a aproximadamente la mitad de las personas
en una de estas culturas. La gente creía que era debido a la brujería. Cuando llegué a la
escena, Gajdusek ya sabía que era debido a un virus lento, un virus que incuba durante
muchos años antes de que los síntomas se hacen evidentes (SIDA es un virus tal). Él
todavía no sabía cómo se transmitió. (Resultó ser canibalismo. Estas personas no comen
a sus enemigos, que serían más propensos a estar en buena salud si morían en combate.
Comían sólo sus amigos que murieron de algún tipo de enfermedad, muchos de ellos de
kuru. Ellos no cocinar antes de comer, por lo que las enfermedades se transmiten
fácilmente en. Gajdusek algunos años más tarde ganó el Premio Nobel por el
descubrimiento de los virus lentos.)

Afortunadamente, Gajdusek se había dado cuenta de que las culturas Edad de Piedra no
tardarían en desaparecer, por lo que tomó más de cien mil pies de películas
cinematográficas de la vida cotidiana de las personas en cada una de las dos culturas.
Nunca había visto las películas; habría tardado casi seis semanas para buscar una sola
vez en sus películas de estas personas. Fue entonces cuando llegué yo.

Encantado de que alguien tenía una razón científica para querer examinar sus películas,
él me prestó copias, y mi colega Wally Friesen y me pasó seis meses examinando
cuidadosamente. Las películas contenían dos pruebas muy convincentes de la
universalidad de las expresiones faciales de la emoción. En primer lugar, nunca vimos
una expresión desconocida. Si las expresiones faciales son completamente aprendidas,
entonces estas personas aisladas deberían haber mostrado nuevas expresiones, los que
pág. 13
nunca habíamos visto antes. No había ninguno.

Todavía era posible que estas expresiones familiares podrían ser señales de muy
diferentes emociones. Pero mientras que las películas no siempre revelan lo que ocurrió
antes o después de una expresión, cuando lo hicieron, confirmaron nuestras
interpretaciones. Si las expresiones señalan diferentes emociones en cada cultura, a
continuación, un total de afuera, sin conocimiento de la cultura, no debería haber sido
capaz de interpretar las expresiones correctamente.

Traté de pensar en cómo Birdwhistell y Mead disputarían esta afirmación. Me imaginé


que dirían, "No importa que no hay nuevas expresiones;. Las que sí se ven realmente
habían diferentes significados que los obtuvo derecho porque fue alertada por el
contexto social en que se produjeron Usted. Nunca vi una expresión quita de lo que
estaba sucediendo antes, después, o al mismo tiempo. Si lo hubieras hecho, no habría
sabido lo que significaban las expresiones”. Para cerrar esta brecha, trajimos Silvan desde
la costa este para pasar una semana en mi laboratorio.

Antes de llegar hemos editado las películas por lo que iba a ver sólo la expresión propia,
separada de su contexto social, a primeros planos de una cara. Silvan no tuvo ningún
problema en absoluto. Cada una de sus interpretaciones encajan en el contexto social
que no había visto. Lo que es más, él sabía exactamente cómo se obtuvo la información.
Wally y yo podía sentir lo emotivo mensaje fue transmitido por cada expresión, pero
nuestros juicios se basaron intuitivamente; que normalmente no podríamos especificar
exactamente lo que en la cara llevó el mensaje a menos que fuera una sonrisa. Silvan se
acercó a la pantalla de cine y señaló exactamente qué movimientos musculares
específicos señalizan la emoción.

También le preguntamos por su impresión general de estas dos culturas.

Un grupo dijo parecía bastante agradable. El otro era explosivo en su ira, altamente
sospechoso si no paranoico en carácter, y homosexual. Fue el Anga que él estaba
describiendo. Su relato encaja lo que nos habían dicho por Gajdusek, que había
trabajado con ellos. Habían atacado repetidamente a las autoridades australianas que
trataron de mantener una estación de gobierno allí. Eran conocidos por sus vecinos por
su feroz desconfianza. Y los hombres llevaban vidas homosexuales hasta el momento del
matrimonio. Unos años más tarde, el etólogo Irenaus Eibl-Eibesfeldt literalmente tuvo
que huir para salvar su vida cuando trató de trabajar con ellos.

Después de esa reunión, decidí dedicarme al estudio de la expresión facial. Me gustaría


ir a Nueva Guinea y tratar de conseguir pruebas para apoyar lo que entonces sabía que
era verdad, que por lo menos algunas de las expresiones faciales de las emociones son
universales. Y me gustaría trabajar para desarrollar una forma objetiva de medir el
comportamiento facial para que cualquier científico podría derivar objetivamente del
movimiento facial lo Silvan podía ver tan agudamente.

A finales de 1967 me fui a Oriente Highlands del Sur para realizar investigaciones sobre
la gente Fore, que vivían en pequeñas aldeas dispersas a una altura de dos mil metros.
Yo no sabía el idioma Fore, pero con la ayuda de algunos chicos que habían aprendido
pág. 14
Pidgin de una escuela misionera, podría ir de Inglés a Pidgin para Fore y viceversa. He
traído conmigo fotografías de expresiones faciales, la mayoría de las imágenes que me
habían dado por Silvan para mis estudios de las culturas alfabetizadas. (Continuación en
la página 9 son tres ejemplos.) También me trajo fotografías de algunas personas Fore
que había seleccionado de la película de cine, pensando que podrían tener problemas
para interpretar las expresiones mostradas por los caucásicos. Incluso he preocupado de
que podría no ser capaz de entender las fotografías en absoluto, sin haber visto ninguna
antes. Algunos antropólogos antes habían afirmado que las personas que no habían visto
fotografías tenían que aprender a interpretarlos. La Fore no tenía ese problema, sin
embargo; ellos entendieron inmediatamente las fotografías, y no parecen hacer mucha
diferencia qué nacionalidad era la persona. Fore o americano. El problema era lo que yo
les pedí que hicieran.

Ellos no habían lenguaje escrito, así que no podía pedirles que escoger una palabra de
una lista que se ajusta a la emoción mostrada. Si yo fuera a leerlos una lista de palabras
de emoción, me tengo que preocupar por si recordaban la lista, y si el orden en que se
leyeron las palabras influido en su elección. En lugar de eso les pedí que inventar una
historia sobre cada expresión facial. "Dime lo que está sucediendo ahora, lo que pasó
antes de hacer esta persona repite la expresión, y lo que va a ocurrir a continuación."
Era como hablarle a la pared. No estoy seguro de si era el proceso de traducción, o el
hecho de que no tenían idea de qué era lo que quería oír o por qué quería que hicieran
esto. Tal vez de inventar historias sobre extraños era sólo algo que el Fore no hizo.

Yo tuve mis historias, pero me llevó a cada persona un montón de tiempo para darme
cada historia. Ellos y yo estábamos agotados después de cada sesión. Sin embargo, no
tenía escasez de voluntarios, aunque sospecho que la palabra era que lo que estaba
pidiendo no era fácil de hacer. Había un poderoso incentivo para mirar mis fotografías:
le di a cada persona ya sea una barra de jabón o un paquete de cigarrillos por ayudarme.
No tenían jabón, así que era muy valorados. Creció su propio tabaco, que fumaban en
pipas, pero parecía como mejor mis cigarrillos.

La mayoría de sus historias se ajustan a la emoción cada fotografía que supuestamente


representa. Por ejemplo, al mirar una imagen que representa lo que la gente en las
culturas alfabetizadas juzgados como la tristeza, la Nueva Guinea más a menudo se dice
que el hijo de la persona que había muerto. Pero el procedimiento narración era torpe,
y demostrando que las diferentes historias encajan una emoción particular no sería una
tarea fácil. Yo sabía que tenía que hacerlo de otra manera, pero no sabía cómo.

También filmé expresiones espontáneas y fue capaz de atrapar la mirada de alegría


cuando la gente de otro pueblo cercano reunió sus amigos. Arreglé situaciones para
provocar emociones. Grabé dos hombres tocando sus instrumentos musicales, y luego
me filmé su sorpresa y alegría cuando por primera vez que oían sus voces y la música
salen de una grabadora. Incluso me apuñaló a un niño con un cuchillo de goma que había
traído conmigo, como mi cámara de cine grabó su respuesta y las reacciones de sus
amigos. Ellos pensaron que era una buena broma. (Tuve el buen sentido de no intentar
este truco con uno de los hombres). Tales fragmentos de películas no podían servir de
mis pruebas, para quienes están comprometidos con la visión de que las expresiones
difieren en cada cultura siempre podía argumentar que había seleccionado sólo aquellas
pág. 15
pocas ocasiones cuando se mostraron expresiones universales.

Me fui de Nueva Guinea después de unos meses-no una decisión difícil porque tuve
hambre para la conversación, algo que no podía tener con alguna de estas personas, y
para la comida, ya que yo había cometido el error de pensar que iba a disfrutar de comer
lo local cocina. Ñame y algo parecido a la parte de los espárragos descartamos crecieron
bastante tedioso. Fue una aventura, la más emocionante de mi vida, pero yo todavía
estaba preocupado de que yo no había sido capaz de obtener evidencia definitiva.

Sabía que esta cultura no se quedaría aislado mucho más tiempo, y no había muchos
otros como él aún quedan en el mundo.

De vuelta a casa me encontré con una técnica que el psicólogo John Dashiel había
utilizado en la década de 1930 para estudiar qué tan bien los niños pequeños podrían
interpretar las expresiones faciales. Eran demasiado jóvenes para leer, para que no les
podían dar una lista de palabras de las cuales elegir. En vez de pedirles que inventar una
historia, como lo había hecho en Nueva Guinea-Dashiel ellos leer hábilmente una
historia y les mostró una serie de fotografías. Todo lo que tenían que hacer era escoger
el que encaja la historia. Yo sabía que iba a funcionar para mí. Fui a través de los relatos
de la Nueva Guinea había inventado, recogiendo la historia de que había sido dada con
mayor frecuencia para cada tipo de expresión emocional. Eran bastante simple: "Sus /
sus amigos han venido y s / él es feliz; s / él está enojado y punto de luchar; su hijo / hija
ha muerto y s / él se siente muy triste; s / él está mirando a algo s / que no le gusta, o s
/ él está mirando a algo que huele mal; él / ella está ahora mirando algo nuevo e
inesperado”.

Hubo un problema con la historia más frecuente para el miedo, sobre el peligro que
representa un cerdo salvaje. Tuve que cambiarlo para reducir la posibilidad de que sería
relevante para sorprender o enojo. Decía así: "S / él está sentado en su / su casa solo, y
no hay nadie más en el pueblo No hay cuchillo, hacha, o el arco y la flecha en la casa Un
cerdo salvaje está de pie... La puerta de la casa, y el hombre (mujer) está mirando el
cerdo y es mucho miedo de él. El cerdo ha estado de pie en la puerta durante unos
minutos y la persona que está mirando muy asustado, y el cerdo ganaron 't se mueven
lejos de la puerta y el s / él tiene miedo al cerdo lo morderá / ella ".

Me inventé juegos de tres fotografías, que se muestran mientras que una de las historias
se leyó (un ejemplo aparece más abajo). El tema sólo tendría que apuntar a la imagen. 1
formado por varios conjuntos de imágenes, que no quería cualquier imagen que
aparezca más de una vez, por lo que la elección de la persona no se harían por la
exclusión: "Oh, eso fue aquella en la que el niño murió, y que fue el donde dije que iba
a luchar, así que éste debe ser el de los cerdos”.

pág. 16
Regresé a Nueva Guinea a finales de 1968 con mis piedras y fotos y un equipo de colegas
para ayudar a reunir los datos. (Esta vez también trajo comida enlatada.) Nuestro regreso
fue anunciado, supongo, porque aparte de Gajdusek y su director, Richard Sorenson (que
fue de gran ayuda para mí en el año anterior), muy pocos extranjeros nunca han visitado,
e incluso menos regresado. Hemos viajamos a algunos pueblos, pero una vez que se
corrió la voz de que lo que estábamos pidiendo era muy fácil de hacer, la gente de las
aldeas lejos empezamos a venir a nosotros.

Les gustaba la tarea y estaban encantados de nuevo con el jabón y cigarrillos.


Tuve cuidado especial para asegurarse de que nadie en nuestro grupo sería sin querer
alertar a los sujetos en cuanto a que la imagen era la correcta. Los conjuntos de imágenes
fueron montadas en páginas transparentes, con un número de código escrito en la parte
posterior de cada imagen que se podía ver desde la parte posterior de la página. No
sabíamos, y nos hizo un punto de no saber, que los códigos fueron con cada expresión.

En lugar de una página se giró hacia el tema, dispuesto de manera que la persona que
escribe las respuestas no sería capaz de ver la parte delantera de la página. La historia
se lee, el tema apuntaría a la imagen, y uno de nosotros sería anotar el número de código
de la imagen el tema había elegido.

En el espacio de unas pocas semanas vimos más de trescientas personas, alrededor de


un 3 por ciento de esta cultura, y más que suficiente para analizar estadísticamente. Los
resultados fueron muy tajante de la felicidad, la ira, el asco y la tristeza. El miedo y la
sorpresa no se distinguen unos de otros, cuando la gente escuchó la historia miedo, al
igual que a menudo recogen una sorpresa como una expresión miedo, y lo mismo era
verdad cuando escucharon la historia sorpresa. Pero el miedo y la sorpresa se
distinguieron de ira, asco, tristeza y felicidad. A día de hoy no sé por qué el miedo y la
sorpresa no se distinguen unos de otros. Podría haber sido un problema con las historias,
o podría haber sido que estas dos emociones son tan a menudo entremezclados en las
vidas de estas personas que no se distinguen. En las culturas alfabetizadas miedo y la
pág. 17
sorpresa se distinguen unos de otros.

Todos excepto veintitrés de nuestros sujetos habían visto ninguna película, la televisión
o fotografías; que no hablaban ni entendían Inglés o Pidgin, no habían vivido en cualquier
pueblo o asentamiento gobierno occidental, y nunca habían trabajado para un caucásico.
Los veintitrés excepciones tenían todas las películas visto, habla Inglés, y había asistido
a una escuela misionera durante más de un año. No hubo diferencias entre la mayoría
de los sujetos que tenían poco contacto con el mundo exterior y los pocos que tenían, ni
hubo diferencias entre machos y hembras.

* A pesar del cuidado que tomamos, uno de los cometidos de la opinión de que las
expresiones se aprenden y no innata fue a reclamar quince años más tarde para que
podamos tener de alguna manera avisó a nuestros temas sobre los cuales la imagen para
elegir. No sabía cómo, sólo pensamos que debemos tener, por lo que pudo, ni renunciar
a su compromiso con la creencia de que las expresiones son específico de la cultura.

Hicimos un experimento más, lo que no fue tan fácil para nuestros temas. Uno de los
oradores Pidgin ellos leyó una de las historias y les pidió que mostrar lo que su rostro se
vería como si se tratara de la persona en la historia. Yo grabé nueve hombres que hacen
esto, ninguno de los cuales habían participado en el primer estudio. Las cintas de video
sin editar, se mostró a los estudiantes universitarios en Estados Unidos. Si las expresiones
eran específico de la cultura, entonces estos estudiantes universitarios no serían capaces
de interpretar correctamente las expresiones. Pero los estadounidenses identificaron
correctamente la emoción excepto por el miedo y sorprende poses, donde eran
igualmente propensos a llamar el miedo a plantear o sorpresa, al igual que la de Nueva
Guinea. He aquí cuatro ejemplos de poses de la emoción de Nueva Guinea”.

pág. 18
pág. 19
Anuncié nuestros hallazgos en la conferencia nacional de antropología anual en 1969.
Muchos estaban descontentos con lo que habíamos encontrado.

Ellos estaban firmemente convencidos de que el comportamiento humano es toda


disciplina y no la naturaleza; expresiones deben ser diferentes en cada cultura, a pesar
de mis pruebas. El hecho de que yo había encontrado en realidad las diferencias
culturales en la gestión de las expresiones faciales en mi estudio americano japonés no
era lo suficientemente bueno.

La mejor manera de disipar sus dudas sería repetir todo el estudio en otro aislado cultura
preliterate. Lo ideal sería que alguien más debe hacerlo, de preferencia alguien que
quería demostrar que estoy equivocado. Si una persona encuentra lo que encontré, que
fortalecería enormemente nuestro caso. Porque de otro golpe de suerte, el antropólogo
Karl Heider fue lo que hizo.

Heider había llegado recientemente de regresar de pasar unos años estudiando el Dani,
otro grupo aislado en lo que ahora se llama Irian Occidental, parte de Indonesia. Heider
me dijo que debe haber algo mal con mi investigación porque el Dani ni siquiera tuvo
palabras para las emociones. Me ofrecí a darle todos mis materiales de investigación y
enseñarle cómo ejecutar el experimento la próxima vez que regresó a la Dani. Sus
resultados perfectamente replicar mis hallazgos, incluso hasta la incapacidad de
distinguir entre el miedo y la sorpresa.

Sin embargo, no todos los antropólogos están convencidos, incluso hoy en día.

Y hay algunos psicólogos, sobre todo las relativas a la lengua, que se quejan de que
nuestro trabajo en las culturas alfabetizadas, en el que pidió a la gente a identificar la
palabra emoción que se ajustan las expresiones, no es compatible con los universales ya
que las palabras para cada emoción no tienen traducciones perfectas. ¿Cómo se
representan las emociones en el lenguaje es, por supuesto, el producto de la cultura en
lugar de la evolución. Pero en los estudios de ahora más de veinte culturas occidental y
oriental alfabetizados, el juicio hecho por la mayoría en cada cultura sobre lo que la
emoción se muestra en una expresión es la misma. A pesar de los problemas de
traducción, nunca ha habido un caso en que la mayoría de dos culturas atribuye una
emoción diferente a la misma expresión. Nunca. Y, por supuesto, nuestros resultados no
se limitan a estudios en los que la gente tuvo que etiquetar una fotografía con una sola
palabra. En Nueva Guinea se utilizó historias acerca de un evento emocional. También
tuvimos que plantean las emociones. Y en Japón que en realidad mide propio
comportamiento facial, lo que demuestra que cuando las personas estaban solos los
mismos músculos faciales se movieron al ver una película desagradable si la persona era
japonés o americano.

Otro crítico menospreció nuestra investigación en Nueva Guinea porque crítico que
presume que las emociones son palabras, que, por supuesto, no lo son. Las palabras son
representaciones de emociones, no las propias emociones. La emoción es un proceso,
un tipo particular de valoración automática influenciado por nuestro pasado evolutivo y
personal, en el que tenemos la sensación de que algo importante para nuestro bienestar
está ocurriendo, y una serie de cambios fisiológicos y comportamientos emocionales
pág. 20
comienza a lidiar con la situación. Las palabras son una manera de lidiar con nuestras
emociones, y nos hacen usar palabras cuando emocional, pero no podemos reducir la
emoción a las palabras.

Nadie sabe exactamente qué mensaje que recibimos de forma automática cuando
vemos la expresión facial de una persona. Sospecho que las palabras como la ira o el
miedo no son los habituales mensajes transmitidos cuando estamos en la situación.
Nosotros usamos esas palabras cuando hablamos de emociones. Más a menudo el
mensaje que recibimos es muy parecido a lo que teníamos en nuestras historias, no una
palabra abstracta, sino una idea de lo que esa persona va a hacer a continuación o lo que
hizo que la persona se sienta la emoción.

Otro tipo muy diferente de la evidencia también apoya la afirmación de Darwin que las
expresiones faciales son universales, un producto de nuestra evolución. Si las
expresiones no tienen que ser aprendido, entonces aquellos que han nacido ciegos
congénitos deben manifestar expresiones similares a las de las personas con deficiencia
visual. Una serie de estudios se han hecho en los últimos sesenta años, y en varias
ocasiones que es lo que se ha encontrado, en especial para las expresiones faciales
espontáneas.

Nuestros hallazgos transculturales dieron el impulso para buscar respuestas a una serie
de otras preguntas sobre las expresiones faciales: ¿Cuántas expresiones pueden hacer
que las personas? Haz expresiones proporcionan información precisa o engañosa? Es
cada movimiento de la cara un signo de una emoción? ¿La gente puede mentir con sus
rostros, así como con sus palabras?

No había mucho que hacer, mucho por descubrir. Ahora hay respuestas a todas estas
preguntas y mucho más.

Descubrí cuantas expresiones una cara puede hacer-más de diez mil e Identifiqué los
que parecen ser más central a las emociones. Hace más de veinte años Wally Friesen y
yo escribimos el primer atlas de la cara, una descripción sistemática de palabras,
fotografías y películas de la forma de medir el movimiento facial en términos anatómicos.
Como parte de este trabajo que tenía que aprender a hacer cada movimiento muscular
en mi propia cara. A veces, para verificar que el movimiento que estaba haciendo era
debido a un músculo específico, puse una aguja a través de la piel de mi cara para
estimular eléctricamente y contratar la producción de una expresión muscular. En 1978
nuestra herramienta de medición de la cara del Sistema de Codificación de Acción Facial
(FACS) -fue publicado y está siendo utilizado por cientos de científicos de todo el mundo
para medir los movimientos faciales, y los informáticos están trabajando afanosamente
en cómo hacer esta medición automática y rápido.

He utilizado desde el Sistema de Codificación de Acción Facial para estudiar miles de


fotografías y decenas de miles de expresiones faciales filmadas o grabadas en vídeo,
midiendo cada movimiento muscular en cada expresión. He aprendido sobre la emoción
por la medición de las expresiones de los pacientes psiquiátricos y las expresiones de los
pacientes con enfermedad coronaria. He estudiado la gente normal, cuando aparecen
en los programas de noticias como CNN y en experimentos en mi laboratorio en el que
pág. 21
me provocó emociones.

En los últimos veinte años colaboré con otros investigadores para saber qué está
sucediendo en el interior del cuerpo y en el cerebro cuando una expresión emocional se
produce en la cara. Así como hay diferentes expresiones de ira, miedo, disgusto y tristeza,
parece que hay diferentes perfiles de los cambios fisiológicos en los órganos del cuerpo
que generan sensaciones únicas para cada emoción. La ciencia está ahora determinar
los patrones de actividad cerebral que subyacen a cada emoción.

Usando el Sistema de Codificación de Acción Facial hemos identificado los signos faciales
que delatan una mentira. Lo que yo he denominado expresiones micro, movimientos
faciales muy rápidos que duran menos de una quinta parte de un segundo, son una
fuente importante de fuga, revelando una emoción una persona está tratando de ocultar.
Una expresión falsa puede ser entregado en un número de maneras: por lo general es
muy ligeramente asimétrica, y carece de la suavidad en la forma en que fluye dentro y
fuera de la cara. Mi trabajo en la mentira me ha puesto en contacto con los jueces, la
policía, los abogados, el FBI, la CIA, la ATF, y agencias similares en algunos países amigos.
He enseñado todas estas personas la forma de determinar con mayor precisión si alguien
es veraz o acostado. Este trabajo también me ha dado la oportunidad de estudiar las
expresiones faciales y emociones de los espías, asesinos, estafadores, asesinos, los
líderes nacionales extranjeros, y otros a los que un profesor no se encontraría
normalmente.

Cuando yo era más de la mitad de escribir este libro, tuve la oportunidad de pasar cinco
días debatiendo emociones destructivas con Su Santidad, el Dalai Lama. Había seis de
otros participantes-científicos y filósofos que presentaron sus ideas y para las
discusiones me proporcionaron nuevas ideas que he incorporado en este libro. Por
primera vez me enteré de la vista budista tibetano de la emoción, una perspectiva muy
diferente de la que tenemos en Occidente. Me quedé sorprendido al descubrir que las
ideas que había estado escribiendo acerca de los capítulos 2 y 3 eran compatibles con el
punto de vista budista, en parte, y la visión budista sugerí extensiones y refinamientos
de mis ideas que me llevaron a escribir estos capítulos ampliamente. Por encima de todo,
he aprendido de Su Santidad, el Dalai Lama, en muchos niveles diferentes, desde la
experiencia a lo intelectual, y creo que el libro se ha beneficiado de mi aprendizaje. Este
no es un libro sobre una visión budista de la emoción, pero yo de vez en cuando
menciona los puntos de coincidencia, y momentos en los que la reunión provocado
percepciones particulares.

Una de las nuevas áreas más activas de la investigación es sobre los mecanismos
cerebrales de la emoción. Lo que escribo es informado por ese trabajo, pero nosotros
todavía no saben lo suficiente sobre el cerebro para responder a muchas de las
preguntas que discuto en este libro. Lo que sí sabemos mucho sobre el comportamiento
emocional, lo suficiente para dar respuesta a algunas de las preguntas más
fundamentales sobre el papel de las emociones en nuestra vida cotidiana. Lo que escribo
en los próximos capítulos se basa principalmente en mi propia investigación sobre la
conducta emocional, habiendo examinado con gran detalle lo que veo que la gente hace
en diferentes situaciones emocionales en muchas culturas diferentes, y, aprendiendo de
que, lo que creo que la gente necesita saber para entender mejor sus emociones.
pág. 22
Aunque mi investigación y los hallazgos de otros proporcionan la base para lo que
describo en este libro, he llegado más allá de lo que se ha demostrado científicamente
que incluya también lo que yo creo que es verdad, pero aún no se ha comprobado. He
tratado algunos de los temas sobre los que creo que las personas que buscan mejorar su
vida emocional quieren saber. La preparación de este libro me ha dado una nueva
comprensión de las emociones, y espero que va a hacer lo mismo para usted.

pág. 23
2
¿Cuando Llegamos a ser emocional?
Gran parte del tiempo, para algunas personas todo el tiempo, nuestras emociones nos
sirven bien, por nosotros movilización para hacer frente a lo que es más importante en
la vida y que nos proporciona muchos tipos diferentes de disfrute. Pero a veces nuestras
emociones nos meten en problemas. Eso pasa cuando nuestras reacciones emocionales
no son adecuadas, en una de tres maneras: Podemos sentir y mostrar la emoción
correcta pero con la intensidad equivocada; por ejemplo, la preocupación estaba
justificada, pero reaccionó de forma exagerada y consiguió aterrorizado. O podemos
sentir la emoción apropiada, pero podemos mostrar el camino equivocado; por ejemplo,
nuestro enojo estaba justificado, pero recurrir a la ley del hielo era contraproducente e
infantil. En el capítulo 4 describo formas en que podemos cambiar estas primeras
intensidades dos reacciones emocionales inadecuadas-equivocado o incorrecta de
expresar la emoción. Aquí y en el capítulo 3 que considero un tercer tipo de reacción
emocional inadecuada, uno que es más difícil de cambiar y que es incluso peor que los
dos primeros. No es que nuestra reacción es demasiado intenso, ni que nuestra forma
de expresar que es incorrecta; es que estamos sintiendo la emoción equivocado por
completo. El problema no es que tenemos demasiado miedo, o que nos mostró el
camino equivocado; el problema es, como nos damos cuenta después, que no debimos
tener miedo en absoluto.

¿Por qué se activaría una emoción inapropiada? ¿Podemos borrar un disparador


emocional completamente, así, por ejemplo, cuando alguien corta delante de nosotros
en línea no nos enojamos? O podríamos cambiar nuestra reacción emocional para que
nos convertimos divertida o desprecio en lugar de enojo cuando alguien corta en línea?
Si no podemos borrar o cambiar nuestra reacción emocional a un factor desencadenante,
¿podemos al menos debilitar su poder de manera no reaccionamos de manera
inapropiada?

Estas preguntas no surgirían si todos reaccionamos de la misma manera cuando sucedió


algo, si cada evento desencadenó la misma emoción en todo el mundo. Está claro que
no es el caso: algunas personas tienen miedo a las alturas, otros no lo son; algunas
personas lloraban la muerte de la princesa Diana, como si fuera su pariente cercano,
mientras que otros no podría importarle menos. Sin embargo, hay algunos factores
desencadenantes que hacen generar la misma emoción en todo el mundo; accidentes
de tráfico cerca de perder, por ejemplo, siempre despiertan un momento de miedo.
¿Cómo sucede esto? ¿Cómo podemos adquirir cada uno nuestro propio conjunto único
de los desencadenantes emocionales y al mismo tiempo tener la misma reacción
emocional a todos los demás hacen a otros factores desencadenantes? Casi todo el
mundo siente miedo si la silla que están sentados en repente se derrumba, pero algunas

pág. 24
personas tienen miedo de volar en aviones y otros no lo son. Compartimos algunos
desencadenantes, así como nosotros compartimos las expresiones para cada emoción,
pero hay factores desencadenantes que no sólo son específicos de la cultura, ellos son
individuales específicos. ¿Cómo adquirimos la emoción provoca que nos gustaría que no
tenemos? Estas son las preguntas de este capítulo se abordan. Tenemos que saber las
respuestas antes de que podamos abordar la cuestión práctica tratada en el próximo
capítulo de si podemos cambiar lo que desencadena las emociones.

Responder a estas preguntas es difícil porque no podemos mirar dentro de la cabeza de


una persona para encontrar las respuestas, ni, como explicaré más adelante, podemos
siempre encontrar las respuestas simplemente preguntando a la gente por qué o cuando
llegan emocional. Hay técnicas de imágenes cerebrales, como la resonancia magnética
funcional (RMF), en la que la cabeza se coloca dentro de una bobina magnética y las
imágenes se produce de las partes activas del cerebro durante dos a tres segundos
períodos. Por desgracia, es demasiado tiempo para estudiar cómo comienzan las
emociones, ya que a menudo comienzan en menos de un segundo. E incluso si la RMF
tenía una resolución momento adecuado, no nos daría mucha penetración, ya que
simplemente identifica que las estructuras del cerebro están activas, no lo que la
actividad es.

Mientras que la evidencia científica no existe todavía para proporcionar respuestas


definitivas a estas preguntas acerca de cómo la emoción desencadena a establecerse en
nuestro cerebro y si podemos borrarlas, y puede ser décadas antes de que haya
respuestas algunas aproximaciones pueden ser hechas en base al cuidado análisis de
cómo y cuando las personas se comportan emocionalmente. Las respuestas que pueden
sugerir, mientras tentativa, puede ayudarnos a lidiar mejor con nuestras propias
emociones y las reacciones emocionales de los demás.

No llegamos a ser emocional sobre todo; no estamos en las garras de la emoción todo el
tiempo. Las emociones van y vienen. Nos sentimos una emoción en un momento y no
podemos sentir ninguna emoción en otro momento. Algunas personas son mucho más
emocionales que los otros (véase el capítulo final), pero incluso las personas más
emocionales tener momentos en los que no se siente ninguna emoción. Algunos
científicos afirman que siempre hay algo de emoción que ocurre, pero la emoción es
demasiado ligero para nosotros lo notamos, o para afectar lo que hacemos. Si es tan
pequeño que no se nota, creo que igualmente podríamos decir que esos son momentos
en los que no hay emoción. (Por cierto, incluso aquellos que piensan que siempre
estamos sintiendo alguna emoción reconocen que no siempre es la misma emoción. Así
que ellos también se enfrentan al problema de explicar por qué nos sentimos una
emoción en un momento y otra emoción en otro momento.)

Teniendo en cuenta que no todos los minutos de la vida es emocional, la pregunta sigue
siendo: ¿Por qué nos convertimos emocional cuando lo hacemos? La forma más común
en que se producen las emociones es cuando sentimos, correcta o incorrectamente, que
algo que afecta gravemente a nuestro bienestar, para bien o para mal, está sucediendo
o a punto de suceder. Este no es el único camino para llegar a ser emocional, pero es
muy importante, quizás la ruta central o núcleo para convertirse emocional, así que
vamos a centrarnos en él. (Más tarde, describo otros ocho caminos para generar
pág. 25
emoción.) Es una idea simple pero uno central-emociones evolucionado para
prepararnos para reaccionar rápidamente con los eventos más importantes en nuestras
vidas.

Recordemos un momento en que estaba conduciendo su coche y de repente apareció


otro coche, yendo muy rápido, pareciendo como si estuviera a punto de golpear. Su
mente consciente se centró en una interesante conversación con un amigo en el asiento
del pasajero o del programa en la radio. En un instante, antes de tener tiempo para
pensar, antes de que la parte consciente, auto-consciente de su mente podría considerar
el asunto, el peligro fue detectada y comenzó miedo.

Cuando comienza una emoción, que nos lleva otra vez en los primeros milisegundos,
dirigiendo lo que hacemos y decimos y pensamos. Sin elegir conscientemente a hacerlo,
activó automáticamente el volante para evitar otro automovilista, golpeando el freno
con el pie. Al mismo tiempo una expresión de miedo cruzó su cara cejas levantadas y
dibujados juntos, abrió los ojos muy amplia, y los labios estirados hacia atrás hacia las
orejas. Su corazón comenzó a bombear más rápidamente, usted comenzó a sudar, y la
sangre corrió a los grandes músculos de las piernas. Tenga en cuenta que habría hecho
que la expresión facial, incluso si no hubiera nadie sentado en el coche, al igual que su
corazón comenzara a bombear más rápidamente incluso si no se involucra en un
esfuerzo físico repentino que requiere una mayor circulación de la sangre. Estas
respuestas se deben a que en el transcurso de nuestra evolución ha sido útil para que
los demás sepan cuando sentimos el peligro, y ha sido igualmente útil estar preparado
para funcionar cuando tiene miedo.

Las emociones nos preparan para hacer frente a acontecimientos importantes sin que
tengamos que pensar en qué hacer. Usted no habría sobrevivido a que cerca de perder
accidente de coche si parte de ustedes no estaban monitoreando continuamente el
mundo en busca de signos de peligro. Tampoco te hubiera sobrevivido si hubiera tenido
que pensar conscientemente acerca de lo que debe hacer para hacer frente al peligro
una vez que era evidente. Las emociones hacen esto sin que te está sucediendo, y gran
parte del tiempo que es bueno para ti, ya que sería en un accidente de tráfico cerca de
perder.

Una vez que el peligro pasó, a pesar de ello sentir el miedo batido de distancia en el
interior. Se necesitaría diez a quince segundos para aquellas sensaciones que
desaparecen, y no sería mucho que podría hacer para reducir ese corto. Las emociones
producen cambios en las partes de nuestro cerebro que nos movilizan para hacer frente
a lo que ha desatado la emoción, así como los cambios en nuestro sistema nervioso
autónomo, que regula nuestro ritmo cardíaco, respiración, sudoración y muchos otros
cambios en el cuerpo, preparándonos para diferentes acciones. Las emociones también
envían señales, cambios en nuestras expresiones, cara, la voz y la postura corporal. No
elegimos estos cambios; simplemente suceden.

Cuando la emoción es fuerte y se inicia bruscamente, como en el ejemplo de coche,


nuestra memoria del episodio emoción después de que ha terminado no será muy
precisa. Usted no puede saber lo que su cerebro hizo, qué procesos estuvieron
involucrados en el reconocimiento del peligro que representa el otro coche. Usted sabe
pág. 26
que usted hizo girar la rueda y pulsa el freno, pero probablemente no se daría cuenta de
que una expresión cruzó su cara. Usted ha sentido algunas de las sensaciones en su
cuerpo, pero sería difícil para usted para encontrar palabras para describir esas
sensaciones. Si queríamos saber cómo fue que usted era incluso capaz de sentir el
peligro cuando se había centrado en la conversación o la música en la radio del coche,
usted no sería capaz de decirnos. Usted es incapaz de presenciar o dirigir los procesos
que salvaron su vida. Esta maravillosa característica de nuestras emociones-que pueden
y suelen hacer comienzan sin nuestro conocimiento de los procesos involucrados,
también pueden trabajar en contra de nosotros, provocando reacciones emocionales
inadecuadas. Más sobre esto más adelante.

Si el proceso fuera más lento, podríamos ser consciente de lo que estaba pasando dentro
de nuestro cerebro; de hecho, todos podríamos conocer las respuestas a las preguntas
planteadas en este capítulo. Pero no sobreviviríamos accidentes de tráfico cerca de
perder; no seríamos capaces de actuar con la suficiente rapidez. En ese primer instante,
la decisión o la evaluación que hace surgir la emoción es extraordinariamente rápido y
fuera de la conciencia. Debemos tener mecanismos EVALUADORA automáticos que
estén rastreando continuamente el mundo que nos rodea, que detectan cuando algo
importante para nuestro bienestar, para nuestra supervivencia, está sucediendo.

Cuando lleguemos al punto en que realmente podemos observar el funcionamiento de


apreciativa automático en el cerebro, espero que vamos a encontrar muchos
mecanismos, ni aun uno; así que de ahora en adelante voy a usar la forma plural cuando
se refiere a los mecanismos de valoración de automáticas, que voy a abreviados como
autoappraisers. *

Casi todo el que hace la investigación en la emoción de hoy está de acuerdo con lo que
he descrito hasta ahora: en primer lugar, que las emociones son reacciones a las
cuestiones que parecen ser muy importante para nuestro bienestar, y en segundo lugar,
que las emociones comienzan a menudo tan rápidamente que no somos conscientes de
los procesos en nuestra mente que ellos partieron. La investigación sobre el cerebro es
consistente con lo que he sugerido hasta ahora. Podemos hacer evaluaciones muy
complejas muy rápidamente, en milisegundos, sin ser consciente del proceso evaluativo.

* La primera vez que escribí, hace treinta años, sobre los autoappraisers, yo no especifico
que siente que podría estar involucrado. Es de suponer que puede ser cualquiera de ellos:
la vista, el oído, el tacto, el olfato, el gusto. Sospecho que es el visual especialmente
importante, pero que puede reflejar mi propia parcialidad. Siempre he sido muy sensible
a lo que 1 ver; por lo tanto, mi interés por la emoción comenzó con una fascinación con
la expresión facial. Para hoy deberíamos presumir que cada órgano sensorial aporta
ideas a las autoappraisers.

Ahora podemos reformular la primera serie de preguntas acerca de cómo puede haber
tanto universal como individuo específico emoción desencadena.

¿Cuáles son los autoappraisers sensibles a, y cómo se vuelven sensibles a los factores
desencadenantes? Cómo hacer emoción disparadores establecerse? Las respuestas nos
pág. 27
dirán por qué tenemos una emoción cuando lo hacemos. También nos ayudará a
responder a la pregunta de por qué a veces tenemos emociones que no parecen en
absoluto apropiado para nosotros mientras en otros momentos de nuestras emociones
están perfectamente sintonizados con lo que está pasando, e incluso puede salvar
nuestras vidas.

Las respuestas también nos dicen si es posible cambiar lo que produce una emoción. Por
ejemplo, ¿hay algo que podamos hacer para que ya no experimentaríamos miedo
cuando un avión realiza un bolsa de aire? (Pilotos de avión me dicen que han logrado
eso, porque casi siempre se les advierte de antemano por su equipo cuando el mal
tiempo está a punto de ser un obstáculo, pero lo que si no existiera la advertencia;.
Harían entonces sentir miedo no pude conseguir? cualquiera de los pilotos que me dicen,
pero los asistentes de vuelo dicen que sí, ellos sienten miedo momentáneo.) ¿Qué nos
tiene que hacer para que ya no sentimos el impulso de volver ira con ira, por ejemplo?
¿Eso es una meta imposible? Tal vez lo único que podemos hacer es cambiar la
sensibilidad de los autoappraisers a ciertos desencadenantes. Tal vez ni siquiera eso es
más de lo que podemos lograr. Vamos a llegar a eso.

Podemos inferir algo sobre lo que nuestros eventos autoappraisers son sensibles a las
emociones mediante el examen cuando suceden. La mayor parte de lo que sabemos, no
ha venido de observar realmente cuando las personas experimentan una u otra emoción.
En su lugar, se trata de sus respuestas a cuestionarios sobre cuando recuerdan la
sensación de una u otra emoción. Filósofo Peter Goldie en su libro perspicaz llama a este
tipo de información posterior a la racionalización. Esto no quiere despedir a dicha
información. Las respuestas las personas dan en esos cuestionarios, como las
explicaciones que damos a nosotros mismos después de un episodio emocional para dar
cuenta de por qué hicimos lo que hicimos, pueden estar incompletos y quizás
estereotipada porque pasan por los filtros de lo que las personas conozcan y recuerden.
En los cuestionarios se encuentra la emisión adicional de lo que la gente está dispuesta
a decir a los demás. Pero las respuestas todavía nos pueden enseñar un poco.

Mi ex-estudiante, psicólogo Jerry Boucher, pidió a estas preguntas de la gente en Malasia


y en los Estados Unidos en la década de 1970.

Algunos años más tarde, mi colega psicólogo Klaus Scherer, y sus colaboradores /
hicieron investigaciones similares en los estudiantes en ocho culturas occidentales.
Ambos se encontraron pruebas de los universales -los se reportaron mismos tipos de
disparadores para evocar las mismas emociones a través de muy diferentes culturas.
Ambos también encontraron evidencia de las diferencias culturales en los eventos
específicos que llames a una emoción. Por ejemplo, en cada pérdida cultura de algo
importante fue el detonante de la tristeza, pero exactamente lo que se informó de que
la pérdida de variar de una cultura a otra.

Uno de los malayos en el estudio de Boucher contó una historia acerca de una persona
que acababa de oír la llamada a la oración para una importante fiesta religiosa
musulmana. "Esto ha hecho sentirse triste cuando piensa en su esposa e hijos en el
pueblo, para celebrar el [vacaciones]. Ahora está en la espesa selva para defender su
país. Él está de servicio como soldado, y que no podía celebrar (el feriado religioso) con
pág. 28
su esposa e hijos [que están en casa en su pueblo]”. Un europeo en el estudio de Scherer
dijo: "Yo estaba pensando en algo que desencadenó un recuerdo de un amigo de la
escuela que fue muerto en un accidente de tráfico. Fue un estudiante brillante y una
personalidad maravillosa. Su vida desperdiciada y para qué?" La pérdida es el tema en
ambas historias, pero diferentes tipos de pérdida.

Mis propias entrevistas con personas dentro de mis propios documentos cultura muchas
diferencias entre los estadounidenses en lo que los hace triste, enojado, asustado,
disgustado, y así sucesivamente. No es que no hay solapamiento. Algunas cosas hacen
que casi todo el mundo siente la misma emoción, una persona amenazante, llevando a
un club, que aparece de repente en una calle oscura, casi siempre provoca miedo. Pero
mi esposa tiene miedo de los ratones, y no me asusta en absoluto. Me molesta cuando
el servicio en un restaurante es lento, y ella no podría importarme menos. Así pues, aquí
de nuevo es el problema:

¿Cómo los autoappraisers se vuelven sensibles tanto a los factores desencadenantes


emocionales que se encuentran en todo el mundo, los universales, y también
desencadena esa llamada sucesivamente diferentes emociones a través de las personas,
incluso dentro de una cultura?

Desconcertante sobre esto, parecía claro que los autoappraisers deben estar alerta para
dos tipos de factores desencadenantes. Deben ser escaneado para los eventos que todo
el mundo encuentros, eventos que son importantes para el bienestar o la supervivencia
de todos los seres humanos. Para cada emoción que puede haber algunos de esos
eventos que se almacenan en el cerebro de cada ser humano. Puede ser que sea un
esquema, un esquema abstracto, o el esqueleto de una escena, como la amenaza de
daño por miedo, o alguna pérdida importante para la tristeza. Otra posibilidad
igualmente probable es que lo que se almacena no es nada abstracto, pero es un evento
específico, como por el miedo, la pérdida de apoyo o algo nos llega tan rápido que es
probable que nos golpeó. Para tristeza, el gatillo universal podría ser la pérdida de una
ser querido, de una persona a la que uno está fuertemente unida. No hay ninguna base
científica aún para elegir entre estas dos posibilidades, pero no hace una diferencia para
la forma en que conducimos nuestras vidas emocionales.

En el transcurso de nuestras vidas nos encontramos con muchos eventos específicos que
aprendemos a interpretar de una manera tal como para asustar, ira, asco, entristecer,
sorpresa, o complacer a nosotros, y estos se añaden a los eventos antecedentes
universales, ampliando lo que el autoappraisers están alertas a.

Estos eventos aprendidos pueden parecerse a los de cerca o de lejos los eventos
almacenados originalmente. Son elaboraciones o adiciones a los eventos antecedentes
universales. Ellos no son los mismos para todas las personas, sino que varían con lo que
cada experiencia. Cuando estudié miembros de una cultura Edad de Piedra en Nueva
Guinea a finales de 1960, me encontré con que tenían miedo de ser atacado por un cerdo
salvaje. En la América urbana, las personas tienen más miedo de ser atacado por un
asaltante, pero ambos casos representan una amenaza de daño.

En un libro anterior de mi buscador núcleo Wally Friesen y me describen las escenas que
pág. 29
creíamos eran universales para siete emociones. El psicólogo Ricardo Lázaro tarde hizo
una propuesta similar. Él utilizó los temas relacionales básicas frase para reflejar su
opinión de que las emociones son principalmente sobre cómo hacer frente a otras
personas, un punto con el que estoy muy de acuerdo (aunque los acontecimientos
impersonales como una puesta de sol o un terremoto también pueden desencadenar
emociones). La palabra tema es bueno, porque entonces podemos hablar de los temas
universales y las variaciones de esos temas que se desarrollan en las experiencias de
cada persona.

Cuando nos encontramos con un tema, como las sensaciones que experimentamos
cuando una silla cae inesperadamente de debajo de nosotros, se dispara una emoción
con muy poca evaluación. Se puede tomar un poco más de tiempo para los
autoappraisers para evaluar cualquiera de las variaciones en cada tema, los que
aprendemos en el curso de su crecimiento. El más alejado de la variación es del tema,
más tiempo se puede tomar, hasta que lleguemos al punto en que se produce apreciativa
reflexivo. En la evaluación reflexiva, somos conscientes de nuestros procesos de
evaluación; estamos pensando y teniendo en cuenta lo que está sucediendo.
Supongamos que alguien se enteró de que iba a haber una reducción en la fuerza laboral
en su lugar de empleo. Ella iba a pensar en si es probable que ser golpeado, y como ella
piensa acerca de esta amenaza potencial, que podría convertirse en miedo. Ella no
puede permitirse el lujo de perder ese trabajo; ella necesita el dinero que presta a
apoyarla. El evento está relacionado con el tema de la pérdida de apoyo-como sugiero
que es uno de los temas por miedo, pero es lo suficientemente alejado del tema que la
evaluadora no sería automática, sino reflexivo. Su mente consciente está en el proceso.

Es evidente cómo las variaciones idiosincrásicas, propias disparadores emocionales de


cada persona, se adquieren. Se aprenden, lo que refleja lo que cada uno de nosotros las
experiencias (asaltante o cerdo salvaje). Pero, ¿cómo se adquieren los temas universales?
¿Cómo se almacenan en nuestro cerebro para que los autoappraisers son sensibles a
ellos? Están también aprendieron, o se heredaron, el producto de nuestra evolución?
Vale la pena tomarse el tiempo para considerar esto cuidadosamente, porque la
respuesta a esta pregunta, cómo se los temas universales adquirieron-tiene
implicaciones para la facilidad con que pueden ser modificados o borrados.
Lamentablemente, no hay evidencia acerca de cómo se adquieren los temas universales.
I se especifican dos alternativas y explicar por qué creo que sólo uno es probable que
sea cierto.

La primera explicación sostiene que es no sólo las variaciones que se aprenden; los
temas para cada emoción también se aprenden. Desde entonces se han encontrado los
mismos temas que se producen en muchas culturas diferentes, deben estar basadas en
las experiencias que todos, o casi todo el mundo tiene, a través de lo que se llama
aprendizaje especies constantes.

Tomemos como ejemplo la ira. Todo ser humano experimentará ser frustrado cuando
alguien interfiere con lo que él o ella quiere mucho que ver o está en medio de hacer. Y
todo el mundo va a aprender que al moverse hacia y amenazar o atacar a la fuente de la
interferencia, a veces tendrá éxito en la eliminación de la misma. Toda esta explicación
asume sobre lo que está integrada en la naturaleza humana por la herencia genética es
pág. 30
el deseo de alcanzar metas, la capacidad de amenazar o atacar, y la capacidad de
aprender del éxito en la eliminación de obstáculos. Si aceptamos que el deseo, la
capacidad y la habilidad sí existen, podemos esperar que la gente va a aprender que a
menudo será útil intentar eliminar un obstáculo al amenazar o atacar la fuente del
obstáculo. Esta actividad requiere un aumento de la frecuencia cardíaca, con sangre que
va a las manos en previsión de su uso para atacar a los -todos obstáculos componentes
conocidos de la respuesta emocional de ira.

Si se aprenden los temas universales, entonces debería ser posible desprenderse de ellos.
Si aprendemos el tema de la ira, entonces tal vez podamos olvidarlo. Empecé mi propia
investigación creyendo que esto era el caso; Pensé que todos los aspectos de la emoción,
incluyendo lo que desencadena emociones, era socialmente aprendida. Mis propias
conclusiones acerca de la universalidad de las expresiones faciales y los resultados de
otros cambiaron mi mente.

El aprendizaje no es la única fuente de lo que sucede durante la emoción.

Especies aprendizaje constante no puede explicar por qué las expresiones faciales en
niños con ceguera congénita son similares a las expresiones mostradas por los niños
videntes. Tampoco puede explicar qué músculos están desplegados en las expresiones
particulares; por ejemplo, ¿por qué, en el disfrute, los labios suben en vez de hacia abajo
y el músculo alrededor del contrato de los ojos; y por qué esto sucede en todo el mundo,
a pesar de que no puede ser visto cuando la gente trata de ocultar sus expresiones.
Aprendizaje Especies constante tampoco puede explicar fácilmente nuestros hallazgos
recientes que la ira, el miedo, la tristeza y disgusto están marcados por diferentes
cambios en la frecuencia cardiaca, sudoración, temperatura de la piel, y el flujo
sanguíneo (todos estos hallazgos se describen en el capítulo 4). Me vi obligado por estos
hallazgos a la conclusión de que nuestra herencia evolutiva hace una importante
contribución a la formación de nuestras respuestas emocionales. Si esto es así, parece
probable que la evolución también jugaría un papel importante en la determinación de
los temas universales que desencadenan emociones. Los temas se dan, no adquirieron;
son sólo las variaciones y elaboraciones de los temas que se aprenden.

Es evidente que la selección natural ha moldeado muchos aspectos de nuestras vidas.


Tenga en cuenta la característica de tener un pulgar oponible. Esta característica no se
encuentra en la mayoría de los otros animales, así que ¿cómo los humanos llegado a
tenerlo? Presumiblemente, muy atrás en nuestra historia las de nuestros predecesores
que sucedieron, por la variación genética, como de haber nacido con esta característica
útil tuvieron más éxito en tener y cuidar de la progenie, y en el trato con la presa y los
depredadores. Así que habrían contribuido más descendencia a las generaciones
venideras, hasta que con el tiempo prácticamente todos tenían esta característica. Tener
fue seleccionado un pulgar oponible, y ahora es parte de nuestra herencia genética.

Por un razonamiento similar, sugiero que los que respondieron a la interferencia con
vigorosos intentos para eliminar las interferencias y que tenía una señal clara de su
intención eran más propensos a ganar competiciones, ya sea para alimentos o
compañeros. Ellos serían propensos a tener más descendencia, y, con el tiempo, todo el
mundo tendría este tema ira.
pág. 31
La diferencia entre las dos explicaciones de universales temas especies
constante aprendizaje y evolución-es su cuenta de cuando las cosas suceden específicos.
La explicación evolutiva apunta a nuestro pasado ancestral como el momento en que se
desarrollaron estos temas (y otros aspectos de las emociones que estaré describiendo
en otros capítulos).

Especies-constantes subvenciones de aprendizaje que algunas partes del tema de la ira


(que desean perseguir objetivos) se establecieron en su lugar sobre el curso de la
evolución, sino en otras partes del tema de la ira (eliminar los obstáculos a esos objetivos
por medio de amenazas o ataques) se aprenden en cada la vida de la persona. Es justo
que todos aprenden las mismas cosas, y por lo tanto son universales.

Me parece muy poco probable que la selección natural no actuaría en algo tan
importante y central en nuestras vidas como lo que desencadena las emociones.
Nacemos preparado, con una sensibilidad desenvolvimiento de los acontecimientos que
eran relevantes para la supervivencia de nuestra especie en su ambiente ancestral como
cazadores y recolectores. Los temas sobre los que los autoappraisers constantemente
rastreando nuestro medio ambiente, por lo general sin que lo sepamos, fueron
seleccionados a lo largo de nuestra evolución.

La evidencia consistente con este punto de vista proviene de una brillante serie de
estudios realizados por el psicólogo sueco Arne Ohman. Razonó que la mayor parte de
nuestra historia evolutiva, serpientes y arañas han sido peligroso. Aquellos de nuestros
antepasados que aprendieron rápidamente que eran peligrosos y evitaron ellos habrían
sido más probabilidades de sobrevivir, tienen hijos, y ser capaz de cuidar de ellos de los
que eran lentos para aprender a tener miedo de las serpientes y arañas. Si,
efectivamente, estamos preparados por nuestra evolución para convertirse en miedo de
lo que ha sido peligroso en nuestro entorno pasado, entonces la gente de hoy, predijo,
se aprenden más rápido que tener miedo a las serpientes y las arañas que de flores,
setas, u objetos geométricos. Eso es exactamente lo que encontró.

Ohman presentó una descarga eléctrica (lo que técnicamente se llama un estímulo no
condicionado, ya que produce excitación emocional sin ningún aprendizaje tener que
tomar su lugar), ya sea con un miedo relevante (serpiente o araña) o el miedo-irrelevante
(seta, flor, o un objeto geométrico) estímulo. Después de sólo una pareja formada por el
choque con uno de los estímulos de miedo relevante, las personas mostraron miedo
cuando la serpiente o araña se muestran sin el choque, mientras que tardó más
emparejamientos de la conmoción y la flor, seta, u objeto geométrico por temor a ser
despertado por sí solos estos estímulos de miedo irrelevante. La gente también se
quedaron el miedo de la serpiente o araña, mientras que el miedo se desvaneció con el
tiempo en respuesta a la flor, seta, o un objeto geométrico. *

Por supuesto tenemos miedo de las serpientes y arañas en nuestro entorno actual, por
lo que es realmente la evolución que explica los resultados de Ohman? Si este argumento
contrario fuera cierto, entonces la gente debe responder a otros objetos peligrosos en
nuestro entorno actual, tales como armas de fuego y los enchufes eléctricos, tal como lo
hacen con las arañas y serpientes. Pero eso no es lo encontró Ohman. Tomó el mismo
pág. 32
tiempo para acondicionar el miedo a las armas y los enchufes eléctricos, ya que llevó a
condicionar el miedo a las flores, setas, y los objetos geométricos. Armas de fuego y
tomas eléctricas no han existido el tiempo suficiente para que la selección natural que
les han convertido en factores desencadenantes universales.

En su libro extraordinariamente profético La expresión de las emociones en el hombre y


los animales, Charles Darwin describió un experimento con una serpiente que realizó
hace más de cien años que se ajusta bastante bien con el trabajo reciente de Ohman.
"Puse mi cara cerca de la placa de cristal grueso en frente de un soplo sumador en los
Jardines del Zoológico, con la firme determinación de no comenzar de nuevo si la
serpiente ocurrió a mí, pero, tan pronto como el golpe fue dado, mi resolución fue para
nada, y me saltó un metro o dos hacia atrás con una rapidez asombrosa.
Mi voluntad y la razón eran impotentes contra la imaginación de un peligro que nunca
se había experimentado experiencia. Experiencia Darwin muestra cómo el pensamiento
racional no puede impedir que una respuesta de miedo a un miedo innato tema, un tema
al que volveré en breve.

No es seguro si esos temas emoción operan desencadenantes activos antes de


experimentar su vinculación a un resultado emocional. Recuerde que en la investigación
de Ohman se requiere un poco de experiencia para que la serpiente y la araña para
convertirse en miedo desencadena; no eran aterradoras sobre la exposición inicial. Le
tomó sólo una asociación con un resultado desagradable para ellos llegar a ser los
desencadenantes de miedo, pero todavía tardó ese. Tal vez esto no siempre es así, por
Darwin escribió que él tenía miedo de las serpientes sin ninguna experiencia directa
previa con ellos. Desde un punto de vista práctico no importa si se requiere cierto
aprendizaje para establecer un tema de emoción, o si algunos temas no requieren de
experiencia para que seamos sensibles a su ocurrencia. En cualquier caso nos
beneficiamos de la experiencia de nuestra especie en este planeta, respondiendo
rápidamente a los factores desencadenantes que han sido relevantes para nuestra
supervivencia.

* E. O. Wilson ha discutido el miedo a las serpientes en términos que son muy coherente
con lo que he presentado. A pesar de que no se aplica su marco específicamente a la
emoción, es muy coherente con lo que estoy sugiriendo sobre la base de datos de
emoción. (Ver Consilience, Random House, 1998, especialmente las páginas 136-40.)

Estoy convencido de que una de las características más distintivas de la emoción es que
los eventos que desencadenan las emociones se ven influidas no sólo por nuestra
experiencia individual, sino también por nuestro pasado ancestral. Las emociones, en la
feliz expresión de Ricardo Lázaro, reflejan la "sabiduría de las edades", tanto en los temas
de emoción y las respuestas emocionales. Los autoappraisers están escaneando para lo
que ha sido importante para la supervivencia no sólo en nuestras propias vidas
individuales, sino también en la vida de nuestros antepasados cazadores-recolectores.

A veces respondemos emocionalmente a los asuntos que son importantes para nosotros
temprano en nuestras vidas, pero que ya no son relevantes. Las variaciones sobre cada
tema que agregar y proporcionar los detalles para lo que se identifica a través apreciativa
automática comienzan a ser aprendido muy temprano en la vida, algunos en la infancia,
pág. 33
otros en la infancia. Podemos encontrarnos responder de forma inadecuada a las cosas
que enojaron, asustado, o nos disgustaban anterior, reacciones que ahora que
consideremos inapropiado para nuestra vida adulta. Hay una mayor probabilidad de que
vamos a cometer errores en nuestro aprendizaje temprano de los desencadenantes
emocionales simplemente porque nuestros mecanismos de aprendizaje están menos
desarrollados. Sin embargo, lo que aprendemos temprano en la vida puede tener una
mayor potencia, mayor resistencia a desaprender, de lo que nos enteramos más tarde
en la vida. (Este supuesto es común a muchas formas de psicoterapia y con el apoyo de
algunas investigaciones.)

Nuestros autoappraisers son poderosos, el escaneo de forma continua, de nuestra


conciencia, mirar hacia fuera para los temas y variaciones de los acontecimientos que
han sido relevantes para nuestra supervivencia. Para usar una metáfora de la
computadora, los mecanismos EVALUADORA automáticos están buscando nuestro
medio ambiente para cualquier cosa que se asemeja a lo que se almacena en nuestra
base de datos de alerta emoción, que está escrito en parte por nuestra biología, a través
de la selección natural, y en parte por nuestra experiencia individual.

Recuerde que lo que está escrito por la selección natural no puede ser dispara a sí
mismos, pero los preparativos que permitan a algunos desencadenantes para
establecerse rápidamente en la base de datos. Muchos psicólogos han centrado en una
serie de cuestiones, cómo los tasadores automáticos evalúan un nuevo evento para
determinar relacionada pero diferente, en mis términos, si se ajusta un elemento que ya
están en la base de datos de evaluación emocional. Tengo algunas dudas sobre la validez
de lo que han sugerido, ya que se basa en lo que las personas dicen ellos, y ninguno de
nosotros es consciente de lo que nuestra mente está haciendo en el momento en que lo
está haciendo en el proceso de evaluación automática. Esta investigación ha
proporcionado buenos modelos para explicar cómo la gente explica lo que los hace
emocional. En cualquier caso, sus sugerencias no son directamente relevantes para la
teoría sugiero en el resto de este capítulo en lo que nos convertimos emocional sobre.

Esta base de datos está abierta, no cerrada; la información se agrega a ella todo el tiempo.
A lo largo de la vida nos encontramos con nuevos eventos que puedan ser interpretadas
por apreciativa automática como similar a un tema o variación almacenada en la base
de datos, y cuando eso sucede se dispara una emoción. Psicólogo Nico Frijda importante
destacar que lo que yo llamo las variaciones no son sólo el resultado de la experiencia
directa previa, pero a menudo son nuevos estímulos que encontramos que parecen
pertinentes a los asuntos que nos importan, lo que él llamó nuestras preocupaciones.

Ya que no tenemos que desviar nuestra atención consciente para observar los
acontecimientos que se han convertido en factores desencadenantes emocionales,
podemos usar nuestros procesos conscientes para hacer otras cosas. (Es un signo de
trastorno mental, como explicaré más adelante, si nuestra mente consciente está
preocupado por la posibilidad de que los eventos emocionales pueden estar a punto de
ocurrir.) Una vez que hemos aprendido a conducir un coche, lo hacemos de forma
automática y gratuita de centrar nuestra conciencia en una conversación, escuchar la
radio, piense en algún evento próximo, y así sucesivamente. Cuando hacemos un giro a
la izquierda, no tenemos que dejar de escuchar la radio para ir al carril correcto después
pág. 34
de la vuelta. Y, sin embargo, si se produce peligro, nosotros todavía hacer lo correcto.
Esta es una de las grandes fortalezas de las emociones, la razón por la que son
funcionales.

Por desgracia, lo que respondemos a puede no ser siempre al nuestro entorno actual. Si
visitamos un país en el que se conduce por el otro lado de la carretera, nuestro
procesamiento automático puede matarnos, para que podamos hacer fácilmente las
cosas mal cuando llegamos a una rotonda o hacer un giro. No podemos tener una
conversación o escuchar la radio. Debemos guardar conscientemente contra las
decisiones automáticas que íbamos a hacer lo contrario. A veces podemos encontrar que
emocionalmente estamos viviendo en otro "país", otro ambiente de aquella a la que
nuestros mecanismos EVALUADORA automáticas son sensibles.

Entonces nuestras reacciones emocionales pueden ser inapropiados para lo que está
sucediendo.
Eso no sería un gran problema si no fuera por el hecho de que nuestros mecanismos
EVALUADORA emocionales operan con una rapidez increíble.

Si fueran más lento, no serían tan útiles, pero no sería hora de que nos hacemos
conscientes de lo que estaba haciendo nos convertimos emocional. Nuestras
evaluaciones conscientes podrían permitirnos interrumpimos el proceso cuando
creemos que es apropiado o no útil para nosotros, antes de que comience una emoción.
La naturaleza no nos ha dado esa opción. Si en las probabilidades que había sido más a
menudo útil tener de lento en lugar de rápida apreciación de los mecanismos más útiles
sobre la historia de nuestra especie, entonces no tendríamos estos fuera de la conciencia,
mecanismos rápidos y evaluar-automáticas.

Mientras que las emociones son más a menudo provocados por tasadores automáticos,
esa no es la única manera en que pueden comenzar. Pasemos ahora a considerar ocho
vías más que generan emoción. Algunos de ellos ofrecen más oportunidades para
controlar si o no vamos a llegar a ser emocional.

A veces las emociones comienzan luego de apreciativa reflexivo, en que consideramos


conscientemente lo que está ocurriendo, aunque todavía no es seguro lo que significa.
A medida que la situación se desarrolla o nuestra comprensión de ella procede, algo
hace clic; se ajusta a algo en nuestra base de datos de alerta emoción y los mecanismos
automáticos EVALUADORA tomar el relevo.

Ofertas EVALUADORA reflectantes con situaciones ambiguas, las situaciones en que los
mecanismos de la valoración automáticos no están ya sintonizados.

Supongamos que usted conoce a alguien que empieza a decirle sobre su vida, y no está
claro por qué usted o lo que su punto es está diciendo. Uno piensa en lo que está
diciendo, tratando de averiguar lo que, en todo caso, que significa para ti. En algún
momento usted puede darse cuenta de que ella está amenazando su trabajo, momento
en el cual los mecanismos de evaluación automática toman el control y se empieza a
sentir miedo o la ira, u otra emoción relevante.

pág. 35
Hay un precio que pagamos por reflectante en tiempo de evaluación. Los mecanismos
de evaluación automática nos salvan esos momentos o minutos.

A menudo, nuestras valoraciones automáticas pueden, y lo hacen, salvarnos del desastre


por el afeitado de esos momentos o minutos requeridos por apreciativa reflexivo.

En el lado positivo, hay una oportunidad para que nosotros influimos en lo que sucede
cuando las emociones comienzan como resultado de la evaluación reflexiva. *

Para ello tenemos que estar bien familiarizado con nuestros propios disparadores
emocionales -las calientes variaciones específicas sobre los temas universales que son
más prominentes en nuestra vida de cada emoción. La lectura sobre los temas y
variaciones comunes en los capítulos 5 a 9 puede ayudar a determinar sus propios
factores desencadenantes calientes personales y los de las personas que te rodean. Si
conocemos nuestros disparadores calientes, entonces podemos hacer un esfuerzo
deliberado de no permitir que el sesgo de nuestra interpretación de lo que está
ocurriendo.

Supongamos que un disparador para su tristeza / reacción angustia es el indicio más sutil
que una mujer va a abandonar porque ella ha descubierto su secreto muy bien guardado,
tu (aprendidas) sentimientos de inutilidad fundamental. Cuando es tiempo disponible,
puede utilizar apreciativa reflectante para protegerse contra la sentencia que se le está
abandonado. No será fácil, pero con la práctica puede ser posible disminuir la
probabilidad de que pueda encajar en su tristeza / angustia cuando no estaba realmente
ser abandonado. Evaluación reflexiva le da a su mente consciente más de un papel.
Usted tiene la oportunidad de aprender cómo deliberadamente para protegerse contra
la posibilidad de malinterpretar lo que está sucediendo.

También podemos llegar a ser emocional al recordar una escena emocional pasado.
Podemos optar por recordar la escena, volver a trabajar en nuestra mente, ir sobre él
para averiguar lo que pasó, o por qué sucedió, o cómo podríamos haber actuado de otra
manera. O, la memoria puede no ser una opción; puede que sea espontáneamente,
apareciendo en nuestra mente.

Independientemente de cómo se inicia la memoria, ya sea por elección o


espontáneamente, puede incluir desde el principio no sólo la escena y el guión de lo que
ocurrió emocionalmente, pero una reacción emocional. Podemos reproducir las
emociones que sentimos en la escena original, o podemos ahora siento una emoción
diferente. Por ejemplo, una persona podría estar disgustada consigo misma por haber
tenido miedo en la escena original, sintiendo ahora sólo el disgusto y ninguno del miedo
que se vivió en un principio. También puede ocurrir que en un principio nos acordamos
de los eventos emocionales, pero no de nuevo experimentar unas u otras emociones. O
las emociones pueden comenzar como la escena se desarrolla en nuestra mente.

"Después de hablar con Su Santidad, el Dalai Lama acerca de lo que él llama las
emociones destructivas y los intentos realizados a través de las prácticas budistas para
liberarse de ellos, tuve la impresión de que lo que él y otros han logrado es la sustitución
de reflexión para evaluar automático. Con muchos años de la práctica parece posible
pág. 36
tener la elección, la mayoría de las veces, no se convierta emocional, o, cuando
emocional, actuar y hablar de una manera que no sea perjudicial para otros. En los
próximos años, espero ser capaz de hacer la investigación para aprender más acerca de
cómo se logra esto, y si hay otros medios para lograrlo en un tiempo más corto.

Robert Levenson y yo hemos utilizado una tarea de memoria para producir emociones
en el laboratorio con el fin de estudiar las expresiones y reacciones fisiológicas que
marcan cada emoción. Pensamos que sería difícil que la gente experimente escenas
emocionales del pasado cuando sabían que estaban siendo grabados en vídeo y tiene
cables conectados a diferentes partes de su cuerpo para medir su ritmo cardíaco, la
respiración, la presión arterial, sudoración y temperatura de la piel. Era justo lo contrario.

La mayoría de las personas parecen ansiosos por la oportunidad de responder y


experimentar una escena emocional pasado. Darles la oportunidad de hacerlo, y sucede
casi de inmediato, para algunos, si no todos, emociones.

Le preguntamos a la gente a recordar su propia versión personal de uno de los eventos


que se ha encontrado para ser universal para cada emoción.

Por ejemplo, para evocar la tristeza le preguntamos a la gente a recordar un momento


en su vida cuando alguien a quien se unieron había muerto. Les pedimos que se visualice
un momento en que se habían sentido la más intensa tristeza y luego intentar volver a
experimentar la emoción que había sentido cuando la muerte ocurrió por primera vez.

Casi antes de que estas instrucciones cortas habían terminado, su fisiología, sus
sentimientos subjetivos, y, en algunas personas, incluso las expresiones faciales de las
emociones cambian. Esto no debería sorprender, ya que todo el mundo ha tenido la
experiencia de recordar un evento importante y sintiendo una emoción. Lo que no se
sabía antes de nuestra investigación es si los cambios que se producen cuando las
emociones son recordadas en realidad se parecen a los cambios que se producen cuando
las emociones empiezan por otros medios, y de hecho lo hacen. Memorias sobre los
eventos emocionales, los que elegimos para llamar a la mente, que no causan de
inmediato que experimentemos los originalmente sentía emociones, ofrecen la
oportunidad de aprender a interpretar lo que está sucediendo en nuestra vida para que
podamos tener la oportunidad de cambiar lo que es lo que nos convierte emocional.

La imaginación es otra manera en la que podemos llevar a cabo una reacción emocional.
Si usamos nuestra imaginación para crear escenas que conocemos nos hacen emocional,
que puede ser capaz de refrescarse un disparador.

Podemos, en nuestras propias mentes, ensayar y probar otras formas de interpretar lo


que está ocurriendo, por lo que no se ajusta a nuestros disparadores calientes habituales.

Hablando de experiencias emocionales del pasado también puede desencadenar


emociones. Podríamos decir la misma persona con quien tuvimos una reacción
emocional acerca de cómo nos sentimos y qué pensamos que nos sentimos de esa
manera o podemos decirle a un amigo o un psicoterapeuta. A veces, el simple hecho de
hablar de un episodio emocional nos hará experimentar la emoción de nuevo, al igual
pág. 37
que ocurre en nuestros experimentos cuando preguntamos a la gente a tratar de hacerlo.

Re Experimentar las sensaciones que tuvimos en un episodio emocional del pasado


puede tener beneficios. Puede que nos dará la oportunidad de llevar las cosas a un
extremo diferente; puede traer el apoyo y la comprensión de la persona con la que
estamos hablando. Por supuesto, a veces volver a experimentar emociones nos mete en
problemas. Usted podría haber pensado que podía hablar desapasionadamente con su
pareja sobre un malentendido que sucedió unos días antes, sólo para encontrar que
usted se enojó de nuevo, al igual que enojado o incluso más enojado de lo que eran
originalmente. Eso puede ocurrir incluso si usted había esperado que no lo haría; qué
para la mayoría de las veces no tenemos control sobre cuándo llegaremos a ser
emocional. Y si lo hacemos convertido emocional, nuestro rostro probablemente
mostrará a los demás, y nuestro cónyuge puede enojarse porque hemos enfadado de
nuevo.

Supongamos que usted está hablando con un amigo acerca de lo terrible que sentiste
cuando el veterinario le dijo que su muy amado perro no sobreviviría a su enfermedad.
Contar la historia hace que se vuelva a mostrar la experiencia y el dolor, y como su amigo
escucha, ella también comienza a parecer muy triste. Eso no es raro que, a pesar de que
no es el perro de tu amigo, no la pérdida de su amigo. Todos podemos sentir las
emociones que sienten los demás, sentir emociones con empatía. Esta es la forma en
sexto emociones pueden comenzar por ser testigo de la reacción emocional de otra
persona.

No siempre es así; no va a suceder si no nos preocupamos por la persona, si no lo


hacemos de alguna manera de identificarse con la persona. Y a veces somos testigos de
las emociones de alguien y sentir una emoción totalmente diferente. Por ejemplo,
podemos ser despectivo de ellos para conseguir tan enojado o asustado, o miedo a la ira
que muestran.

No tiene que ser nuestro amigo cuya desgracia pone en marcha nuestra reacción
emocional empática. Podría ser un perfecto desconocido, y que extraño ni siquiera
puede estar en nuestra presencia. Podemos ver a esa persona en la pantalla de televisión,
o en una película, o leer acerca de la persona en el periódico o un libro. Aunque no hay
duda de que podemos llegar a ser emocional leyendo acerca de un extraño, es
sorprendente que el lenguaje-puede algo que llegó tan tarde en la historia de nuestra
especie escritas a generar emociones. Me imagino que el lenguaje escrito se convierte
en sensaciones, imágenes, sonidos, olores, gustos o incluso, en nuestra mente, y una vez
que esto sucede, estas imágenes son tratados como cualquier otro evento por los
mecanismos de evaluación automática de suscitar emociones. Si pudiéramos bloquear
la producción de esas imágenes, creo que las emociones no se evocaron a través del
lenguaje solo.

Se nos dirá por los demás lo que tener miedo a enojarse por, para disfrutar, y así
sucesivamente. Esta vía simbólica suele implicar un cuidador en la vida temprana, y su
impacto será fortalecido si la emoción se nos instruye acerca de está muy cargada.
También podemos observar lo que las personas significativas en nuestras vidas se
vuelven emocional sobre, y sin querer adoptar sus variaciones emoción como la nuestra.
pág. 38
Un niño cuya madre tiene miedo de multitudes también se puede desarrollar tal miedo.

La mayoría de los que han escrito sobre las emociones han discutido violaciones norma,
las emociones que sienten cuando nosotros mismos o alguien más ha violado una
importante norma social. Podemos estar enojado, disgustado, despectivo, avergonzado,
culpable, sorprendido, quizás incluso divertido y satisfecho. Depende de quién violado
la norma y lo que la norma estaba a punto. Normas, por supuesto, no son universales;
ellos no pueden incluso ser compartidas en su totalidad dentro de un grupo o cultura
nacional. Consideremos, por ejemplo, la diferencia entre las generaciones jóvenes y
mayores en América hoy acerca de la conveniencia y la importancia del sexo oral.
Aprendemos normas acerca de lo que la gente debe hacer temprano en la vida y en toda
nuestra vida.

Aquí es la última forma en que las emociones pueden comenzar-una novela, de manera
inesperada. Lo descubrí cuando mi colega Wally Friesen y yo estábamos desarrollando
nuestra técnica para medir los movimientos faciales. Para saber cómo los músculos
faciales cambian la apariencia visible de la cara, grabamos en vídeo a nosotros mismos
como hicimos sistemáticamente diferentes combinaciones de movimientos faciales.
Comenzamos con las acciones musculares individuales y trabajamos nuestro camino
hasta combinaciones de seis músculos diferentes que actúan a la vez. No siempre fue
fácil de hacer estos movimientos, pero a lo largo de muchos meses de práctica que
aprendió a hacerlo, y nos hizo y grabó diez mil combinaciones diferentes de acciones
musculares faciales. Mediante el estudio de las cintas de vídeo después, nos enteramos
de cómo reconocer de cada expresión que músculos se habían producido. (Ese
conocimiento se convirtió en la base de nuestra medida de trata en el capítulo 1.)

He descubierto que cuando hice ciertas expresiones, estaba inundado de fuertes


sensaciones emocionales. No era cualquier expresión, sólo los que ya había identificado
como universal a todos los seres humanos. Cuando le pregunté si Friesen esto ocurría a
él también, informó que él también se sentía emociones cuando hizo algunas de las
expresiones, y que a menudo se sentía muy desagradable.

Unos años más tarde Bob Levenson pasó un año en mi laboratorio. Parecía
perfectamente apropiado para él, estar en San Francisco y en un año sabático, para pasar
su tiempo a ayudar a probar nuestra loca idea de que simplemente haciendo una
expresión produciría cambios en los sistemas nerviosos autónomo de las personas.
Durante los próximos diez años, hicimos cuatro experimentos, entre ellos uno en una
cultura no occidental, el Minangkabau de Sumatra Occidental. Cuando las personas
siguen nuestras instrucciones sobre qué músculos se mueven, su fisiología cambia y la
mayoría reportó sentir la emoción. Una vez más, no se trataba de cualquier movimiento
facial que produce este cambio. Tuvieron que hacer los movimientos musculares que
nuestra investigación anterior había encontrado eran expresiones universales de la
emoción.

En otro estudio se centra sólo en sonrisas, Richard Davidson, psicólogo que estudia el
cerebro y la emoción, y me pareció que haciendo una sonrisa producido muchos de los
cambios en el cerebro que se producen con el disfrute. No era cualquier tipo de sonrisa;
sólo la sonrisa que antes había encontrado disfrute verdaderamente significado (ver
pág. 39
capítulo 9).

En esta investigación le preguntamos a la gente a hacer ciertos movimientos faciales,


pero creo que también podríamos haber obtenido los mismos resultados si la gente
hubiera hecho el sonido de voz para cada emoción. Es mucho más difícil para la mayoría
de la gente para producir los sonidos vocales de emoción deliberadamente que para
hacer la expresión facial. Pero encontramos una mujer que podía hacerlo, y, de hecho,
ella produjo los mismos resultados con la voz o la cara.

La generación de la experiencia emocional, cambiando su fisiología asumiendo


deliberadamente la aparición de una emoción, no es probablemente la forma más
común de la gente experimenta la emoción. Pero puede ocurrir con más frecuencia de
lo que inicialmente pensamos. Edgar Allan Poe lo sabía, escribiendo en La carta robada.

Cuando deseo saber cuán sabio o cuán estúpido o lo bueno o lo perverso es que nadie,
ni cuáles son sus pensamientos en este momento, acomodo la expresión de mi cara, con
la mayor precisión posible, de acuerdo con la expresión de su, y luego esperar a ver qué
pensamientos o sentimientos nacen en mi mente o en el corazón, como para igualar o
corresponder con la expresión.

He descrito nueve caminos para acceder o encender nuestras emociones. El más común
es a través de la operación de los autoappraisers, los mecanismos de la valoración
automáticos. Una segunda ruta comienza en la valoración reflexiva que hace clic en los
autoappraisers. Memoria de una experiencia emocional del pasado es una tercera vía, y
la imaginación es un cuarto camino. Hablar de un evento emocional pasado es una
quinta ruta. La empatía es la sexta ruta. Otros nos instruye sobre lo que debe ser
emocional acerca es el séptimo camino. Violación de las normas sociales es un octavo
camino. Última es asumiendo voluntariamente el aspecto de la emoción.

El siguiente capítulo se basa en lo que hemos aprendido acerca de cómo se


desencadenan las emociones, considerando por qué y cuando es tan difícil cambiar lo
que nos convertimos emocional sobre. Incluye sugerencias sobre lo que podemos hacer
para ser más conscientes de que las emociones comienzan a través de la evaluación
automática, porque eso es cuando más a menudo metemos en problemas y lamentamos
después cómo nos hemos comportado.

pág. 40
3
CAMBIAR EN LO QUE NOS CONVIERTE EN SOBRE
EMOCIONALES
Caminando cerca del borde de un acantilado puede ser aterrador, a pesar del
conocimiento de que una valla claramente visible evitaría la caída de una persona. Poco
importa que el camino no es resbaladizo y la cerca no es frágil; el corazón aún late más
rápido y las palmas aún convertirse sudoroso. El conocimiento de que no hay nada que
temer no borra el miedo. A pesar de que la mayoría de las personas pueden controlar
sus acciones, manteniéndose en el camino, que puede ser capaz de robar sólo un rápido
vistazo a la hermosa vista. Se siente el peligro a pesar de que no existe objetivamente.

El paseo del acantilado demuestra que nuestro conocimiento no siempre puede anular
las evaluaciones autoappraisers que generan respuestas emocionales.

Después de nuestras respuestas emocionales se han disparado, podemos


conscientemente damos cuenta de que no necesitamos ser emocional, y sin embargo,
la emoción puede persistir. Propongo que esto suele ocurrir cuando el gatillo es un tema
emocional evolucionado o un disparador aprendido que es muy similar al tema. Cuando
el gatillo aprendido es más lejanamente relacionado con el tema, nuestro conocimiento
consciente puede ser más capaz de interrumpir la experiencia emocional. Dicho en otros
términos, si nuestras preocupaciones son sólo alejadas a un tema, que puede ser capaz
de anular ellos por elección.

Hay otra forma, más grave en el que las emociones se impongan a lo que sabemos. Las
emociones pueden impedirnos tener acceso a todo lo que sabemos, a la información
que esté en nuestras manos si no estuviéramos emocional, sino que durante la emoción
es inaccesible para nosotros.

Cuando estamos atenazados por una emoción inapropiada, interpretamos lo que está
sucediendo de una manera que se adapte a la forma en que estamos sintiendo e
ignoramos nuestro conocimiento que no encaja.

Las emociones cambian la forma en que vemos el mundo y cómo interpretamos las
acciones de los demás. No buscamos desafiar por qué estamos sintiendo una emoción
particular; en cambio, buscamos para confirmarla. Evaluamos lo que está sucediendo de
una manera que es consistente con la emoción que sentimos, lo que justifica y mantener
la emoción. En muchas situaciones esto puede ayudar a enfocar nuestra atención y guiar
nuestras decisiones sobre cómo responder a los problemas que nos ocupa y entender lo
que está en juego. Pero puede causar problemas, porque cuando estamos atenazados
por una emoción descontamos o ignorar el conocimiento que ya tenemos que podría
pág. 41
refutar la emoción que sentimos, al igual que nosotros ignoramos o nueva información
de descuento que nos llega desde nuestro entorno que no encaja nuestra emoción. En
otras palabras, el mismo mecanismo que guía y centra nuestra atención puede
distorsionar nuestra capacidad para hacer frente tanto la nueva información y el
conocimiento que ya está almacenada en nuestro cerebro. *

Supongamos que alguien está furioso por haber sido insultado en público.

Durante su furia no va a ser fácil de considerar si lo que se dijo estaba destinado en


realidad como un insulto. Pasado el conocimiento acerca de esa persona y sobre la
naturaleza de los insultos será sólo selectivamente disponible; sólo será recordado que
parte del conocimiento que apoya la furia, no el que estaría en contradicción con ella. Si
la persona insultante explica o se disculpa, la persona furiosa no puede incorporar
inmediatamente esta información (el hecho de una disculpa) en su comportamiento.

Durante un tiempo nos encontramos en un estado refractario, durante el cual nuestro


pensamiento no puede incorporar información que no encaja, mantener o justificar la
emoción que estamos sintiendo. Este estado refractario puede ser de más beneficio que
daño si es breve, que dura sólo un segundo o dos.

En esa breve ventana que se centra nuestra atención en el problema en cuestión,


utilizando los conocimientos más relevantes que puede guiar nuestras acciones iniciales,
así como los preparativos para futuras acciones. Pueden surgir dificultades o
comportamiento emocional inapropiada pueden ocurrir cuando el período refractario
dura mucho más tiempo, por minutos o tal vez incluso horas. Un período refractario
demasiado larga sesga la forma de ver el mundo y de nosotros mismos.

* Lo que estoy sugiriendo aquí es muy similar a la psicóloga cuenta de cómo la


información puede llegar a ser encapsulado, por lo que se refería a que la información
que podría no encajar con una forma de interpretar el mundo de Jerry Fodor, la
información que la persona ha almacenado y sabe, se convierte en inaccesible para la
vez.

En un accidente de tráfico cerca de perder, no permanecemos en un estado de miedo


una vez que evitamos el otro coche. Nos damos cuenta muy rápidamente de que el
peligro ha pasado, y esperamos que nuestra respiración y el ritmo cardíaco vuelva a la
normalidad, lo que ocurre dentro de cinco a quince segundos. Pero supongamos que el
miedo es algo que no puede ser tan instantáneamente o dramáticamente refutado.
Supongamos que una persona tiene miedo de que el dolor se siente en la parte baja de
la espalda es un síntoma de cáncer de hígado. Durante el período refractario que
rechazará información contradictoria, olvidando que ayer ayudó a mover los muebles de
su amigo y que por eso le duele la espalda.

Considere una situación familiar común: Por la mañana, antes de que ambos van a
trabajar, Jim le dice a su esposa, Helen, que lo siente pero que ha surgido algo y él no
puede recoger a su hija después de la escuela. Helen, dice, tendrá que hacerlo. Helen
pág. 42
responde con un borde en su voz y una mirada de enojo en su rostro, mientras ella se ha
convertido en molesto: "¿Por qué no me das más cuenta? Tengo una reunión con uno
de mis supervisados programados en ese momento!" Helen no pienso conscientemente
en su respuesta; ella no escogió a molestarse. Sucedió porque los autoappraisers en su
interpretado mensaje como una interferencia en sus objetivos (un tema probable para
la ira), sin tener en cuenta su marido.

Sintiendo que ella está molesto por la voz y la expresión facial, Jim cuestiona su derecho
a estar enojado. Él ahora se molesta con Helen, como ira a menudo trae la ira. "¿Por qué
te va enojado por eso? Yo no podría decir antes de tiempo, porque mi jefe acaba de
llamar hace unos minutos y me dijo que hay una reunión de emergencia en mi sección y
tengo que estar allí." Helen ahora sabe que Jim no estaba siendo desconsiderado, y no
hay razón para estar enojado por una, la frustración no deseado inevitable, pero si ella
todavía está en un período refractario, será una lucha. Su molestia quiere justificarse.
Ella podría tener la tentación de entrar en la última palabra, "Deberías haberme dicho
que en el primer lugar!" pero ella pudo contenerse y no actuar en su ira.

Si Helen puede incorporar la nueva información Jim suministros, que va a cambiar su


percepción de por qué hizo lo que hizo. A continuación, puede descartar su
interpretación de que era desconsiderado y su molestia desaparecerá. Hay muchas
razones, sin embargo, por qué el período refractario puede ser largo, causando Helen
aferrarse a su ira y no ceder terreno una vez Jim proporcionó información que debería
haber dado vuelta apagado. Tal vez ella no tenía que dormir lo suficiente la noche
anterior. Tal vez ella está bajo mucha presión en el trabajo, no ha sido capaz de tratar
con él, y se está llevando a cabo esas frustraciones sobre Jim. Tal vez ellos han estado
discutiendo durante meses acerca de un problema grave, como si tener otro hijo, y Helen
se ha albergar sentimientos de enojo acerca de la actitud aparentemente egoísta de Jim.
Helen podría tener el tipo de personalidad en el que la ira tiene un papel dominante.
(Describo mi investigación sobre las personas que tienen un rasgo de personalidad hostil
en el capítulo 6.)

O Helen podría estar importando en esta situación un script de otra parte de su vida, un
script que está muy cargada emocionalmente, que se reproduce una y otra vez.

Un guión tiene un elenco de personajes, la persona que está importando y otras


personas clave, además de una trama de lo que sucedió en el pasado. No todo el mundo
importa de su pasado en las situaciones actuales guiones emocionales que en realidad
no coinciden. La sabiduría convencional en las teorías psicoanalíticas de personalidad es
que los guiones se importan cuando la gente tiene sentimientos no resueltos,
sentimientos que nunca fueron expresados o totalmente satisfactoria, o si se expresa no
conducir a un resultado deseado. Scripts distorsionan la realidad actual, provocando
reacciones emocionales inadecuadas y prolongar el período refractario.

Supongamos Helen era el niño más joven, y su hermano Bill era un matón, dominando
siempre ella. Si Helen quedó grabada por esa experiencia, si sus padres tuvieron lado de
Bill y pensaron que estaba exagerando, que podría a menudo importar el guión "Estoy
siendo dominado" en situaciones que, incluso en lo más mínimo, parecen similares. Una

pág. 43
de las preocupaciones más importantes de Helen no está a dominar, y esto hace que ella
sentir dominación aun cuando pueda no estar presente.

Helen no quiere importar este script. Ella es una mujer inteligente, y ella ha aprendido
de los comentarios de aquellos con los que ella es íntimo que ella es propensa a poco
este tipo de mala interpretación y reacción exagerada. Sin embargo, durante el período
refractario que no puede hacer mucho al respecto.

Ella ni siquiera es consciente de que está en un período refractario. Es sólo después,


después de reflexionar, que Helen se da cuenta de que ella actuó de manera inapropiada
y lamenta cómo se comportaba. A ella le gustaría obtener el "él está tratando de
dominarme" gatillo de su base de datos de alerta emoción.

Su vida sería mejor si pudiera descarrilar este disparador; ella no sería propenso a largos
períodos de ira, y ella no distorsionaría motivos de otras personas para adaptarse a sus
emociones.

A muchas personas les gusta tener sólo ese tipo de control sobre cuando tienen una
reacción emocional. Una de las razones que las personas buscan la ayuda de
psicoterapeutas es que no quieren seguir convertido emocional sobre algunas de las
cosas que los hacen emocional. Pero ninguno de nosotros quiere completa e
irrevocablemente a apagar todas nuestras emociones. La vida sería aburrida y menos
jugosa, menos interesante, y probablemente menos seguro si tuviéramos el poder de
hacer eso.

El miedo hace protegernos; nuestras vidas se salvan porque somos capaces de responder
a las amenazas de daño de manera protectora, sin pensar. Reacciones Repugnancia nos
hacen cauteloso acerca dedicarse a actividades que, literalmente o figurativamente
podrían ser tóxicos. La tristeza y la desesperación por la pérdida pueden traer ayuda de
otros. Incluso la ira-la emoción mayoría de la gente le gustaría apagar-es útil para
nosotros. Advierte otros, y nosotros también, cuando las cosas nos frustran. Esa
advertencia puede provocar el cambio, aunque también puede llevar a cabo contra la ira.
La ira nos motiva a tratar de cambiar el mundo, para lograr la justicia social, a luchar por
los derechos humanos.

¿Seríamos realmente quieren eliminar esas motivaciones? Sin emoción, el placer


sensorial, orgullosos de nuestros logros y los logros de nuestros hijos, la diversión en las
muchas cosas extrañas e inesperadas que suceden en la vida, sería la vida vale la pena
vivir?

La emoción no es como un apéndice, un aparato rudimentario que no necesitamos y


debemos eliminar. Las emociones están en el centro de nuestra vida. Ellos hacen la vida
vivible.

En lugar de apagar nuestras emociones por completo, la mayoría de nosotros nos


gustaría la posibilidad de desactivar nuestras reacciones emocionales a lo específico
desencadena selectivamente. Nos gustaría usar una tecla de eliminar para borrar un
disparador específico o un conjunto de factores desencadenantes, un guión o una
pág. 44
inquietud, almacenada en nuestra base de datos de alerta emoción.
Desafortunadamente, no hay evidencia definitiva, sólida sobre si esto se puede hacer.

Uno de los más destacados estudiantes del cerebro y de la emoción, el psicólogo Joseph
LeDoux, escribió recientemente: "condicionado aprendizaje temor es particularmente
resistente, y de hecho puede representar una forma indeleble de aprendizaje. . . . El
carácter indeleble del miedo aprendido tiene un lado positivo y un la baja.
Evidentemente, es muy útil para nuestro cerebro sea capaz de retener los registros de
esos estímulos y situaciones que se han asociado con el peligro en el pasado. Pero estos
recuerdos potentes, que se forman típicamente en circunstancias traumáticas, también
pueden encontrar su camino en la vida cotidiana, metiéndose en situaciones en las que
no son especialmente útiles. . .

Yo por suerte tuve la oportunidad de hablar con LeDoux sobre esto mientras yo estaba
escribiendo este capítulo, y que empujarlo un poco sobre lo que quería decir y cómo
ciertos estaba sobre él. En primer lugar, debería quedar claro que LeDoux está refiriendo
sólo a los factores desencadenantes aprendido, lo que he llamado las variaciones. Los
temas, que son el producto de nuestra evolución, tanto LeDoux y creo que son indelebles,
como los hallazgos sobre las ratas que fueron nacidos en un laboratorio y nunca he
tenido ninguna experiencia con un gato, sin embargo, mostraron miedo cuando vieron
por primera vez a un gato. Es un tema innato, un disparador miedo que no requiere
aprendizaje. El poder de un tema para desencadenar una emoción puede ser debilitada
pero no elimina totalmente. Pero, ¿podemos desaprender las variaciones, los factores
desencadenantes que adquirimos en el curso de nuestras vidas?

Sin entrar en los detalles técnicos de la investigación del cerebro de LeDoux, necesitamos
saber que cuando se establece un disparador emocional, cuando aprendemos a tener
miedo de algo, las nuevas conexiones se establecen entre un grupo de células en nuestro
cerebro, formando lo que se llama LeDoux Un montaje de pila. Esas asambleas celulares,
que contienen la memoria de ese gatillo aprendido, parecen ser los registros fisiológicos
permanentes de lo que hemos aprendido. Constituyen lo que llamé la base de datos de
alerta emoción. Sin embargo, podemos aprender a interrumpir la conexión entre esas
asambleas celulares y nuestro comportamiento emocional. El gatillo todavía pone en
marcha la asamblea celular establecida, pero la conexión entre el conjunto de células y
nuestro comportamiento emocional puede ser roto, al menos por un tiempo. Tenemos
miedo, pero no actuamos como si tenemos miedo. También podemos aprender a
romper el conexión entre el gatillo y esas asambleas celulares por lo que la emoción no
se dispara, pero el conjunto de la celda sigue siendo, la base de datos no se borra, y su
potencial para volver a conectarse al gatillo y la respuesta sigue siendo dentro de
nosotros. En algunas circunstancias, cuando estamos bajo estrés de un tipo u otro, el
disparador se activará de nuevo, conectando con el conjunto de la celda, y la respuesta
emocional brota una vez más.

Si bien toda la investigación de LeDoux ha sido en el miedo, piensa que no hay razón
para creer que sería diferente de la ira o la angustia.

pág. 45
Esto se ajusta a mi experiencia personal, y lo que he observado en otros, así que voy a
asumir que sus resultados se generalizan a las otras emociones, tal vez incluso a las
emociones que se sienten bien. *

Nuestro sistema nervioso no hace que sea fácil cambiar lo que nos hace emocional, a
desaprender ya sea la conexión entre un conjunto de células emocional y una respuesta,
o entre un disparador y un conjunto de células emocional. La base de datos de alerta
emoción es un sistema abierto, en el que las nuevas variaciones continuamente se
añaden a la misma, pero no es un sistema que permite que los datos que se retira una
vez entraron fácilmente. Nuestro sistema de emoción fue construido para mantener los
desencadenantes en, no sacarlos, movilizando nuestras respuestas emocionales sin
pensar. Biológicamente estamos construidos de una manera que no nos permite
interrumpirlos fácilmente.

Volvamos al ejemplo de mi accidente de coche cerca de perder una vez más para ver
cómo los hallazgos de LeDoux nos ayudan a entender lo que sucede cuando tratamos de
cambiar lo que nos convertimos emocional sobre.

Todo conductor ha tenido la experiencia, cuando está sentado en el asiento del pasajero,
de tener su pie involuntariamente dispara hacia fuera un pedal de freno inexistente
cuando parece que otro coche está viniendo hacia ella.

Golpear el pedal de freno es una respuesta aprendida al temor de ser golpeado por otro
coche. No sólo es la respuesta de bateo de los aprendido-pedal del freno, pero es así,
también, es el gatillo. Los coches no eran parte del entorno de nuestros antepasados; un
coche virando hacia nosotros no es un tema incorporado sino una variación aprendido.
Lo aprendemos rápidamente porque está muy cerca de uno de los temas probable
miedo, algo que se mueve rápidamente en nuestra vista, se acerca a nosotros como si
está a punto de atacarnos.

Mientras que la mayoría de nosotros, cuando está sentado en el asiento del pasajero,
involuntariamente presione el pedal del freno inexistente cuando sentimos el peligro,
profesores de autoescuela aprenden a no hacerlo. Pueden aprender a interrumpir la
respuesta, en cuyo caso aún se sentirán miedo, pero no van a responder físicamente.
(Sospecho que todavía habría un rastro de miedo en la cara o en el sonido de su voz.) O
pueden aprender a romper la conexión entre el disparador de ese coche tambaleándose
hacia ellos-y el conjunto de células en el cerebro que era establecido para este miedo
gatillo, * Tal vez finamente ajustar la conexión entre el gatillo y el conjunto de la celda
por lo que se suscitó que el miedo y la respuesta protectora del pedal de freno se activa
sólo cuando es muy probable que se produzca el peligro. Pero si han tenido una mala
noche de sueño, o siguen dándole vueltas a una discusión inconclusa con su cónyuge por
la mañana, que el pie se disparan fuera una vez más, al igual que lo haría con cualquiera
de nosotros que no son instructores de conducción, que no han aprendido interrumpir
este disparador. Los vínculos entre el gatillo, las conexiones celulares, y la respuesta no
se han borrado, sólo se debilitaron.

pág. 46
* No todo lo que nos hace emocional es un resultado del condicionamiento, sin embargo.
Frijda recuerda que algunos estímulos emocionales tienen "poco que ver con tener
consecuencias aversivas o placenteras experimentados que acompañen a un estímulo
particular." Las emociones como resultado "de consecuencias o causas inferidas....
Lesión en el puesto de trabajo, recibir críticas, percibir signos de haber sido
descuidado o despreciado, siendo elogiado, y viendo violaciónes norma [acciones que
contradicen nuestros valores profundamente mantenidas] están todos muy conectados
indirectamente o de forma remota a las condiciones aversivas o placenteras reales que
de alguna manera la señal y que les dan vida emocional. "Veo esto como todas las
instancias de las variaciones que se asemejan a los temas universales, a pesar de que
algunos de ellos son parientes lejanos.

Mi enfoque en el resto de este capítulo es el debilitamiento de los desencadenantes


emocionales, ya sean los establecidos directamente a través del condicionamiento o
indirectamente a través de una conexión con uno de los temas emocionales. En el
próximo capítulo explico cómo podemos debilitar la conexión entre un acontecimiento
emocional y nuestras respuestas emocionales. No es fácil de hacer cualquiera de ellos.
Voy a explicar cómo esto podría funcionar en el contexto de otro ejemplo.

Supongamos que un niño, vamos a llamarlo Tim, fue objeto de burlas por un padre cuyo
burla, mientras que aparentemente hecha como bromas, tenía un borde cruel,
burlándose de actuaciones inadecuadas de Tim. Muy pronto, probablemente antes de
los cinco años, el guión de una persona poderosa le menospreciar a través burlas entró
emoción base de datos de alerta de Tim. Cuando creció, Tim respondió casi de inmediato
a la ira burlas, incluso cuando yo no tenía intención de hacerlo. Este deleitó a su padre,
quien se burló de él más por perder los estribos sobre una broma. Unos veinte años más
tarde, Tim todavía reacciona con ira ante la primera señal de que alguien le está tomando
el pelo.

Eso no quiere decir que Tim siempre actúa en su ira, pero Tim estaría mejor si él no tuvo
que luchar con su impulso de devolver el golpe cuando alguien bromea con él.

* Podríamos averiguar cuál de ellos lo hacen midiendo su fisiología cuando esto sucede,
pero en realidad no importa para mi punto aquí.

Seis factores muy diferentes tienden a determinar el éxito de cualquiera puede ser en la
reducción del calor, la prominencia y el poder de un disparador de la emoción, y la
duración del período refractario, el período en que sólo somos capaces de utilizar la
información que apoya la emoción que estamos sintiendo. El primer factor es la cercanía
con el tema desarrollado. Cuanto más cerca esté el gatillo aprendido es que el tema no
aprendido, más difícil será para disminuir su poder. La rabia del camino es un ejemplo
de un evento que se parece mucho a un tema, no una variación aprendida. Esto se ilustra
en el siguiente puzzle. Cuando mi jefe de departamento conduce a la universidad cada
día, se encuentra con un lugar donde dos líneas de tráfico tienen que fusionarse. Hay
una regla no escrita de que los coches en cada carril se turnan, pero a veces la gente
colarse por delante de su vuelta a la derecha en frente de él. Mi presidente se pone
furioso, a pesar de que realmente no importa; la diferencia en términos de cuando llega
pág. 47
a la universidad está a sólo unos segundos. Sin embargo, en el trabajo, cuando alguien
en la facultad, escribe una crítica de uno de sus planes para el departamento, un tema
sobre el que ha trabajado muy duro y lo que realmente le importa a él, que rara vez se
enoja. ¿Por qué la ira por un acontecimiento aparentemente trivial, cuando no se
convierte enojado por un año importante?

Es debido a las acciones del conductor se asemejan a la probable, tema de la ira


evolucionado universal de ser frustrado, no con palabras sino con acciones físicas de
algunos uno que interfieren con la búsqueda de un objetivo. Las acciones del conductor
maleducado están mucho más cerca el tema de la colega que escribe una crítica. (Para
los que se preguntan por qué la rabia del camino parece haber vuelto tan frecuente hoy,
sospecho que siempre ha ocurrido, pero con menos frecuencia porque había menos
tráfico. Además, los medios de comunicación no lo había llamado, que se centra la
atención en él.)

La aplicación de estas ideas a los problemas de Tim, podemos esperar Tim tendría un
tiempo más fácil debilitar un disparador que está distante en lugar de cerca el tema
universal. Ser molestado y humillado por las palabras de su padre está más lejos del tema
de que si su padre tenía "bromeó" con él fijando físicamente sus brazos a su lado para
que no pudiera moverse. Tim tendría una mejor oportunidad como adulto para debilitar
el gatillo si las experiencias originales tenían palabras involucradas en lugar de restricción
física para embromar y humillarlo.

Una segunda cuestión a considerar es cómo de cerca las instancias actuales del evento
desencadenante se asemejan a la situación original en el que el gatillo se conoció
primero. Era el padre de Tim, que sin piedad le-un hombre fuerte, dominante bromeó.
Las burlas por una mujer, un compañero, o un subordinado no está tan cerca como la
burla de un hombre que tiene cierta autoridad sobre él, y que debería ser más fácil para
Tim debilitar el gatillo cuando es molestado por alguien que no sea una figura de
autoridad.

Una tercera cuestión es qué tan temprano en la vida de una persona se supo el gatillo.

Es de suponer que, cuanto antes el gatillo se supo, más difícil será para debilitarla. En
parte, esto se debe a la capacidad de controlar las reacciones emocionales a cualquier
gatillo emoción no está tan bien desarrollada en la vida temprana.

Por lo tanto, habrá una reacción más fuerte emocional asociado con disparadores
aprendieron temprano en la vida en comparación con las que se aprenden en la edad
adulta, siendo todo lo demás igual. En parte, es también debido a la posibilidad (sugerido
por algunos psicólogos del desarrollo y todos los psicoanalistas, y ahora con el apoyo de
la creciente evidencia de los estudios del cerebro y las emociones) que la primera
infancia es fundamental en la formación de la personalidad y la vida emocional. Lo que
se aprende entonces es más fuerte y más resistente al cambio. Dispara aprendido en un
período tan crítico puede producir un período más largo refractario.

La carga emocional inicial es el cuarto factor clave. El más fuerte de las emociones que
se vivieron cuando el disparador se conoció primero, más difícil será para debilitar su
pág. 48
impacto. Si ese episodio burlas fue una leve o moderada, en lugar de uno fuerte, si los
sentimientos de humillación, falta de valor, y el resentimiento por la pérdida de poder
fueron leves en vez de fuerte, entonces sería más fácil para enfriar el gatillo.

La densidad de la experiencia es un quinto factor, contribuyendo a la fuerza y indeleble


del gatillo. La densidad se refiere a episodios repetidos, altamente cargadas
emocionalmente, ocurrido durante un corto período de tiempo, que tienen el efecto de
abrumar a la persona. Así que, si había un período en el que Tim se burlaban sin piedad,
intensamente, una y otra vez, sería un disparador muy difícil disminuir.

Cuando hay una alta densidad de carga emocional muy fuerte, inicial, espero que el
período refractario en las reacciones posteriores a ese gatillo será largo, por lo que es
difícil que la gente se da cuenta en el primer segundo o dos que están respondiendo de
manera inapropiada. Si la carga emocional inicial era muy fuerte, que por sí sola puede
ser suficiente para extender el período refractario para que gatillo, incluso si no era
denso o repite una y otra vez.

Un sexto factor es el estilo afectivo. Cada uno de nosotros diferimos en la velocidad de


nuestras respuestas emocionales y la fuerza de nuestras respuestas, y en cuánto tiempo
se necesita para que nos recuperamos de un episodio emocional. Mi investigación en los
últimos diez años se ha centrado en estas cuestiones. (La conclusión describe otros
cuatro aspectos del estilo afectivo además de la velocidad, la fuerza y la duración.) Esos
individuos que tienen generalmente más rápido y respuestas emocionales más fuertes
tendrán un tiempo mucho más difícil de refrescarse un gatillo caliente.

Veamos ahora cómo Tim podría ir sobre debilitando el gatillo burlas. El primer paso es
que Tim identificar qué es lo que se está tan enfadado. Puede que no sepa que siendo
molestado por una persona dominante es un disparador ira muy caliente. Apreciativa
automática opera en milisegundos, antes de la conciencia, antes de que él podría ser
capaz de tomar conciencia de lo que está haciendo tan enfadado. Tal vez él sabe que
está tomando el pelo, pero no sé que tiene que ser por alguien que tiene algún poder
sobre él. Él puede no darse cuenta de que tiene alguna conexión con su experiencia de
la niñez de ser objeto de burla sin piedad por su padre. Tim puede ser muy a la defensiva,
no está dispuesta a aceptar que él se está convirtiendo enojado, o no listo para enfrentar
el hecho de que su padre era cruel. El primer paso es tomar conciencia de que él se
siente enojado, a reconocer las sensaciones en su cuerpo (sugerencias sobre cómo lograr
que se encuentran en el capítulo 6 de la ira), y para comprender el efecto que tiene sobre
otras personas.

Supongamos Tim comienza a reconocer que él es excesivamente enojado a veces, pero


no entiende cuándo o por qué sucede. El siguiente paso de Tim es iniciar un registro de
sus episodios de ira. Se debe tener en cuenta las ocasiones en que sea él reconoce que
se ha convertido enojado u otros le dicen. Entró en el registro debe haber mayor
cantidad de información posible sobre lo que ocurrió en los momentos antes de que él
se enojó. Un amigo o psicoterapeuta podría ser capaz de ayudar a Tim figura hacia fuera
de escuchar acerca de estos episodios que se burla de interpretarse como una
humillación que es el gatillo caliente. Esperemos que, cuando piensa en esto, él puede
llegar a ser consciente de la secuencia de comandos que está importando, aquellas
pág. 49
terribles escenas con su padre. No estoy seguro de si él debe saber que el fin de debilitar
este script. Puede ser que sea suficiente para Tim para darse cuenta de que está
exagerando a las burlas, que es el tratamiento de las burlas como si siempre tiene la
intención de humillar.

Podría parecer que la solución más simple sería que Tim ahora simplemente para evitar
situaciones en las que es probable que sea objeto de burlas.

Eso presupone que puede salirse con no presentarse en las cenas de empresa en las que
es probable que ser asado, y que él puede anticipar fácilmente otras situaciones en las
que podría ser molestado. Un mejor enfoque sería para tratar de enfriar el gatillo.
Tim debe tener en cuenta la frecuencia con la que percibía burlas, bien cuando éste no
estaba allí, o cuando no estaba destinado a humillar. Él debe aprender a reevaluar lo que
motiva a las burlas. Tal consideración cuidadosa o puede ayudar, si se hace
repetidamente. Él puede hacer esto por pensar en cada episodio burlas después,
explicaciones alternativas de por qué se burlaron de él que no sea el tema de la
humillación.

Con el tiempo, puede aprender a hacer eso revaluar antes, cuando aún estaba en la
situación. También puede aprender a detectar cuando existe la posibilidad de ser objeto
de burla, y puede prepararse a sí mismo no interpretar como un insulto o un intento de
humillarlo. Con el tiempo las burlas pueden convertirse en un disparador más fresco. Por
lo menos, si Tim llega hasta enterarse de que las burlas es un disparador, y que es la
humillación la intención de que lo separa, él estará en una mejor posición para controlar
su ira cuando él se enoje. (Ver más información sobre cómo controlar las respuestas
emocionales en el capítulo 4.)

Si lo que he sugerido no funciona, si un disparador de emoción continúa evocar


respuestas emocionales difíciles de controlar una y otra vez, hay otros enfoques a
considerar. La psicoterapia es una posibilidad, aunque en mi experiencia a menudo se
limita a hacer tomar conciencia de lo que el disparador es y qué guión está siendo
importado, sin estar siempre atento a debilitar el gatillo. La terapia de comportamiento
es otra opción a considerar, la meditación entrenamiento otra.

Supongamos que Tim ha identificado el gatillo, ha pasado tiempo analizando los tipos de
situaciones en las que a menudo se percibe mal las burlas cuando no está allí, y ha
practicado reevaluar situaciones para que pueda tomar las burlas como una broma, no
como un insulto y humillación. Vamos a conceder, además, que esto se hizo más fácil
porque antes en su vida había sólo unos cuantos episodios burlas repartidas en varios
meses, y ninguno de ellos se encendieron por un importe muy largo y baja densidad. Y
vamos a estipulan que Tim no tiene que cargar con un perfil muy rápido y muy fuerte ira.
Tim ahora rara vez tiene que luchar con enojarse cuando alguien se burla de él. Pero
podría suceder, y lo más probable es que va a pasar cuando Tim es, por alguna otra razón,
en un estado de ánimo irritable.

Este es un buen lugar para distinguir las emociones de los estados de ánimo. Todos
nosotros tenemos los dos, pero son diferentes, aunque ambas implican sentimientos. La
diferencia más obvia es que las emociones son mucho más cortos que los estados de
pág. 50
ánimo. Los estados de ánimo pueden durar un día entero, a veces dos días, mientras que
las emociones pueden aparecer y desaparecer en cuestión de minutos, a veces segundos.
Un estado de ánimo se asemeja a un estado emocional leve pero continuo.
Si se trata de la irritabilidad, es como estar ligeramente molesto todo el tiempo, listo
para enojarse. Si se trata de un estado de ánimo decaído, estamos un poco triste, listo
para llegar a ser muy triste. Un estado de ánimo desdeñosa involucra las emociones de
disgusto y desprecio, un estado de ánimo eufórico o alto implica emoción y placer, un
estado de ánimo aprensivo implica miedo.

Un estado de ánimo activa emociones específicas. Cuando estamos irritables, estamos


buscando una oportunidad para enojarse; interpretamos el mundo de una manera que
permita, o incluso exige, nosotros para enojarse. Nos indignamos ante los asuntos que
normalmente no reciben nos enoja, y cuando nos enojamos, la ira es probable que sean
más fuertes y duran más de lo que sería si no estuviéramos en un estado de ánimo
irritable. Los estados de ánimo no tienen su propia señal, ya sea en la cara o voz. En su
lugar podemos decir que alguien está en un estado de ánimo porque vemos los signos
de la emoción que satura ese estado de ánimo. Los estados de ánimo reducen nuestra
flexibilidad, ya que nos hacen menos sensible a los matices cambiantes en nuestro medio,
sesgar cómo interpretamos y respondemos. Las emociones hacen que, también, pero
sólo por momentos si el período refractario no se extiende; estados de ánimo duran
horas.

Otra forma de estados de ánimo se diferencian de las emociones es que una vez que una
emoción ha comenzado y hemos dado cuenta de que, por lo general podemos señalar
el caso de que lo causó. Rara vez sabemos por qué estamos en un estado de ánimo.

Apenas se parece a pasar con nosotros. Podemos despertar una mañana en un estado
de ánimo particular, o sin motivo aparente en el medio del día nos damos cuenta de que
nos sentimos mal humor. Si bien debe haber cambios autónomos, neuroquímicos que
desencadenan y mantener estados de ánimo, creo que los estados de ánimo también
pueden ser provocados por las experiencias emocionales muy densos.

Ira denso puede dar lugar a un estado de ánimo irritable, al igual que la alegría densa
puede dar lugar a un estado de ánimo elevado o eufórico. Luego, por supuesto, sabemos
por qué estamos en un estado de ánimo.

Anteriormente he sostenido que las emociones son necesarias para nuestras vidas, y no
querría deshacerse de ellos. Estoy menos convencido de que los estados de ánimo son
de ninguna utilidad para nosotros. Los estados de ánimo pueden ser una consecuencia
no deseada de nuestras estructuras emoción, no seleccionados por la evolución porque
son adaptativos. Los estados de ánimo estrechan nuestras alternativas, distorsionan
nuestra forma de pensar, y lo hacen más difícil para nosotros controlar lo que hacemos,
y por lo general sin ninguna razón que tiene sentido para nosotros. Se podría argumentar
que cuando se ponen sobre los estados de ánimo de una densa experiencia emocional,
que cumplen la función de mantenernos preparados para más de lo mismo.

Tal vez, pero a mi mente que es un pequeño beneficio en comparación con los problemas
que causan estados de ánimo. Si pudiera, me gustaría renunciar nunca tener cualquier
pág. 51
estado de ánimo de nuevo y simplemente vivir con mis emociones. Con mucho gusto
renunciar a los estados de ánimo eufóricos de librarse de los estados de ánimo irritable
y azules. Pero ninguno de nosotros tiene esa opción.

Los disparadores que, a través del trabajo duro, se han convertido en fresco, calentarse
de nuevo cuando una persona está en un estado de ánimo relevante para el gatillo.
Cuando Tim se encuentra en un estado de ánimo irritable, burlas puede una vez más
desató su ira. No es sólo una situación estresante, como sugirió LeDoux, que volverá a
enlazar un disparador para la emoción; un estado de ánimo también puede hacerlo.
Incluso cuando un disparador se ha debilitado, o enfriado por lo que no traerá una
emoción, se convertirá en caliente de nuevo cuando el estado de ánimo adecuado se
presente.

Incluso cuando no estamos hechos especialmente vulnerables por un estado de ánimo,


muchos de nosotros al menos una parte del tiempo todavía tienen emociones
provocadas en los que no queremos actuar. El siguiente capítulo se examinan las
respuestas emocionales involuntarias, y lo bien que se puede controlar lo que hacemos
cuando estamos emocional.

pág. 52
4
Comportarse Emocionalmente

Estás a punto de entrar a una reunión con su jefe. Usted no sabe de qué se trata; usted
no sabe el orden del día; usted no llamó a esta reunión. La secretaria de su jefe le dijo
que "era muy importante" cuando programó la reunión. ¿Cómo reacciona usted-si usted
mira asustado, enojado o triste; si usted mantiene la calma o parece demasiado distante;
lo que dices y cómo actúas-podría ser crucial para el resultado. ¿Usted confiaría en cómo
reaccionaría usted emocionalmente, o, si es necesario, su capacidad para controlar su
comportamiento emocional o tomarías una copa o hacia abajo un Valium antes de
tiempo?

Es difícil no comportarse emocionalmente cuando las apuestas son altas, que es cuando
estamos propensos a sentir emociones fuertes. Nuestras emociones son a menudo
nuestros mejores guías, que nos dirige a hacer y decir lo que es exactamente el adecuado
para la situación, pero que no siempre es así para cualquier persona. Hay momentos en
que nos hubiera gustado que no habíamos actuado o hablado bajo la influencia de
nuestras emociones. Pero si pudiéramos, si pudiéramos apagar nuestras emociones por
completo durante un tiempo, que podría empeorar las cosas, por las personas que nos
rodean podrían pensar que estamos desapegados, o peor, inhumano. *

* El uso reciente de inyecciones de Botox para disminuir los signos de envejecimiento, lo


hace por el costo de hacer la cara de palo, la persona menos animado y sin emociones
en apariencia; y la gente (paradójicamente) menos animados son menos atractivas para
los demás.

Para experimentar nuestras emociones, que se preocupan por lo que ocurre mientras se
comporta de una manera que nosotros y otros no consideramos a ser demasiado
emocional, a veces puede ser muy difícil. Y algunas personas tienen sólo el problema
opuesto: se sienten las emociones, que les importa, pero no les expresan la forma en
que los demás esperan, o que no expresan en absoluto; gente piensa que están sobre
controlados.

No elegimos nuestra apariencia y el sonido o lo que nos impulsa a hacer y decir cuando
estamos emocional más que elegimos cuando para convertirse emocional. Pero
podemos aprender a moderar el comportamiento emocional podríamos lamentar
después, para inhibir o someter nuestras expresiones, para evitar o moderar nuestras
acciones o palabras. También podemos aprender a no ser sobre controlado, apareciendo
sin emociones, si ese es nuestro problema. Sería aún mejor si pudiéramos aprender a

pág. 53
elegir la forma de sentir y elegir cómo expresar nuestras emociones para que podamos
expresar nuestras emociones de manera constructiva.

Podemos mirar tan atrás como la descripción de Aristóteles de la persona templada para
un estándar de lo que es el comportamiento emocional constructivo.

Nuestras emociones deben estar en la cantidad adecuada, proporcional al supuesto de


que los llamó sucesivamente; que deben expresarse en el momento adecuado, de una
manera que sea apropiada para el disparador emocional y las circunstancias en que se
produjo; y deben ser expresadas de la manera correcta, de manera que no hace ningún
daño. Es cierto que estas son ideas muy abstractas, pero explican las razones por las que
a veces lamentamos después cómo nos hemos comportado.

Capítulo 3 describe lo que desencadena emociones y cómo debilitar disparadores


emocionales calientes por lo que no siempre nos hacen emocional. Pero supongamos
que ha fallado y la emoción ya ha comenzado. Ahora la pregunta es: ¿Podemos elegir lo
que decimos y hacemos? Cuando estamos en el refractario período de ese período
durante el cual no tenemos acceso a la información que podría cambiar la forma en que
estamos sintiendo, no queremos reprimir nuestras emociones. Lo que nuestras
emociones nos impulsan a hacer y dicen parece justificada y necesaria.

* Hay una excepción. Cuando otra persona amenaza nuestra vida o en la EVA de los
demás, entonces en nuestra ira, para ser justificados en dañar a la persona que plantea
la amenaza si no hay otra manera de prevenir lesiones. El Dalai Lama, con algunas dudas,
está de acuerdo en este punto.

Si tratamos de controlar lo que hacen y dicen, será una lucha entre nuestros esfuerzos
voluntarios, deliberados y nuestro comportamiento emocional involuntario. Esa lucha
será mayor para aquellos de entre nosotros que experimentan emociones mucho más
rápidamente, y con mucha más fuerza que otros. A veces, lo único que podemos hacer
es dejar la escena.

Incluso que, para algunas personas y en algunos episodios emocionales, puede requerir
un gran acto de voluntad. Con la práctica, moderar nuestro comportamiento emocional
se vuelve más fácil, pero se necesita tiempo, concentración y comprensión. Así como hay
factores que determinan cuándo y cómo un gatillo caliente puede ser debilitado, hay una
serie de factores relacionados que determinar cuando estamos más probabilidades de
tener éxito en moderar nuestro comportamiento emocional. Cuando no somos capaces
de hacerlo, y todo el mundo a veces falla, hay pasos que podemos tomar para sacar
provecho de ese fracaso, disminuyendo la probabilidad de que vuelva a fallar.

Antes de que pueda abordar estas dos cuestiones: cómo moderar nuestro
comportamiento emocional y, cuando fallamos, cómo podemos aprender de esos
errores, debemos tener en cuenta qué es lo que estamos tratando de moderada: sí, las
señales, las acciones de la conducta emocional y los cambios internos. También tenemos

pág. 54
que entender cómo se generan estas conductas emocionales y cómo podemos influir en
ese proceso. Vamos a comenzar con las señales, las expresiones emocionales.

Las señales de emoción emitidos por otras personas a menudo determinan nuestra
manera de interpretar sus palabras y acciones. Su expresión también desencadena
nuestra propia respuesta emocional, y que en vez colorea nuestra interpretación de lo
que la persona está diciendo, lo que creemos que son los motivos de esa persona,
actitudes e intenciones.

En el último capítulo nos encontramos con Helen, que se molestó con su marido, Jim,
cuando él le dijo que no podía recoger a su hija después de la escuela ese día. Helen
había respondido: "¿Por qué no me das más atención?" Jim no podría haber enojarse a
cambio si no hubiera sido por el borde de su voz o la ira escrita en su rostro.

Sus palabras solo podrían haber sido suficiente, sin embargo. Una forma suave de decir
la misma cosa hubiera sido, "Me gustaría que me has dado más atención", o "¿Qué pasó
que no me hagan saber antes de ahora?" Esa última versión habría dejado Jim sabe que
ella reconoció que tiene que haber una razón por la que estaba incomodando ella. Pero
incluso el lenguaje más suave no habría tenido éxito si se dijo con enojo en su voz o en
su cara.

Incluso si Helen no había dicho nada, la expresión de su rostro podría haber inclinado
Jim fuera que estaba molesto, para las emociones no son privadas. La mayor parte de
nuestras emociones tienen una señal distintiva que les dice a los demás cómo nos
sentimos. Pensamientos, por otro lado, son totalmente privados.

Nadie sabe si estamos pensando en nuestra madre, el espectáculo que nos falta en la
televisión, o cómo cambiar nuestras inversiones Internet Stock menos que las emociones
se mezclan con esos pensamientos, ya que a menudo son. Aunque no hay una señal
externa que incluso le dice a la gente que estamos pensando, y mucho menos lo que
estamos pensando, que no es el caso con la emoción. Aunque los individuos difieren en
la forma expresiva que son, las emociones no son invisibles o silenciosa. Otras personas
que nos miran y escuchan lo que decimos podían decir cómo nos sentimos, a menos que
tuviéramos que hacer un esfuerzo concertado para aplastar nuestras expresiones.
Incluso entonces, algún rastro de nuestras emociones podría filtrarse y podría ser
detectado.

Puede que no siempre me gusta el hecho de que los demás podemos saber cómo nos
sentimos; incluso las personas más abiertas a encontrar momentos en los que preferirían
mantener sus sentimientos privados. Helen podría no haber querido dejar Jim sabía que
estaba molesto, pero su rostro podría haber traicionado a ella aunque se mantenía de
decir nada. Es parte de nuestra herencia evolutiva que señalamos cuando comienza cada
emoción. Es de suponer que, en el transcurso de nuestra historia como especie, que era
más útil que no para que otros sepan lo que la emoción que estábamos viviendo sin que
tengamos que tomar la decisión de decirles. Para Helen, una ligera mirada de molestia
podría servir para impulsar a Jim para explicar por qué él no podía darle más atención:
"Yo sé que esto será difícil para ti, cariño, pero no tengo otra opción; mi jefe acaba de
llamar cuando eras en la ducha y dijo que había una reunión de emergencia”. Ahora
pág. 55
sabiendo que Jim no estaba siendo desconsiderada, la ira de Helen se desvanece. Pero
su enojo tal vez no se desvanecen si, como he mencionado en el capítulo 3, estuviera
resentido por otros asuntos, o si importa en esta situación la ira sobre la base de su
experiencia con su hermano intimidación.

Otra característica destacable de la alarma de la emoción es que siempre es "on". Es listo


para transmitir al instante todas las emociones que sentimos. Piensa en lo que sería la
vida si no hubiera un interruptor, si pudiera ser en la "posición de apagado a menos que
se optó por cambiarlo "on". Haría guardería imposible, por una cosa. Si fuera fuera,
¿cómo nos Sabemos qué hacer y cuándo hacerlo? Como padres de niños mayores,
querríamos tener que suplicar a nuestros hijos para convertir sus señales emocionales
de nuevo? En las amistades, en el cortejo, incluso en el lugar de trabajo, se convertiría
en un centro tema: "¿Tiene sus señales de emoción encendido o apagado?" ¿Quién
estaría dispuesto a pasar tiempo con nosotros, con excepción de aquellos con los que
tenemos los intercambios más triviales, como el tipo que nos vende el periódico de la
mañana, si sabíamos que habíamos elegido para privarlos de información acerca de
cómo nos sentimos?

Afortunadamente no tenemos esa opción, y, aunque sí tenemos la capacidad de


amortiguar nuestras señales emocionales, que son raramente perfecta en nuestros
intentos de inhibir ellos. Por supuesto, algunas personas son mucho más capaces que
otros para amortiguar o incluso eliminar cualquier signo de las emociones que están
sintiendo. No está claro si esto se debe a que estas personas experimentan emociones
con menos intensidad, o si tienen una capacidad superior en la supresión de cualquier
señal de la emoción que están experimentando.

John Gottman y Robert Levenson han encontrado que los hombres que "Stonewall",
mostrando poco acerca de cómo se sienten cuando sus esposas expresan la ira, son en
realidad, en un nivel fisiológico, experimentar sus emociones muy intensamente.
Obstruccionismo sí puede considerarse una señal emocional, una señal de ser
dominado, de ser incapaz o no está dispuesto a tratar con el asunto en cuestión. Aunque
no he hecho el trabajo, espero que el examen cuidadoso encontraría que el miedo o la
ira está señalizado a través de expresiones faciales o vocales sutiles antes de
obstruccionismo o durante el propio obstruccionismo.

Señales de emoción surgen casi al instante cuando comienza una emoción.


Cuando estamos tristes, por ejemplo, nuestras voces se convierten automáticamente
más suave y más bajo, y las esquinas interiores de las cejas se levantan. Si la emoción
comienza lentamente, la construcción de más de unos pocos segundos, la señal puede
llegar a ser más fuerte, o puede haber una serie de señales en secuencia rápida. Las
señales marcan claramente cuando comienzan las emociones, y, en menor medida,
cuando terminan. Mientras una emoción es encendida, se colorea la voz, pero no está
tan claro si habrá cambio en las expresiones faciales. Podemos decir cuando una persona
ya no está en las garras de una emoción, porque oímos la ausencia de esa emoción y ya
no vemos la expresión en la cara, o porque nos escuchamos y vemos en lugar de la
expresión de la siguiente emoción que está encendida.

pág. 56
Es importante recordar que las señales emocionales no nos dicen su fuente. Podemos
saber que alguien está enojado sin saber exactamente por qué. Podría ser la ira contra
nosotros, la ira dirigida hacia dentro en su auto, o enojo por algo que la persona acaba
de recordar que no tiene nada que ver con nosotros. A veces podemos comprenderlo a
partir de nuestro conocimiento del contexto inmediato. Supongamos que usted fuera a
decir a tu hijo ", Johnny, no se puede ir al cine con sus amigos esta noche, hay que
quedarse en casa y cuidar de su hermano menor, porque la niñera cancelada y tu padre
y yo debe ir a nuestra cena”. Si Johnny parece enojado, es probable que sea con usted
para interferir con sus planes, para pensar sus compromisos para la noche prevalecer
sobre la de él. Por otra parte, Johnny podría estar enojado consigo mismo por
preocuparse mucho, por sentir tanta decepción. No es probable, pero aún posible.

Tenemos que evitar el error de Otelo. Recordemos que en la obra de Shakespeare, Otelo
acusa a su esposa, Desdémona, de amar a Cassio. Él le dice a confesar ya que va a matarla
por su traición. Desdémona Othello pide llamar a Cassio para dar testimonio de su
inocencia.

Otelo le dice que ya ha tenido Cassio asesinado. Desdémona da cuenta de que no va a


ser capaz de demostrar su inocencia y que Otelo la matará.

Desdémona; Por desgracia fue traicionado, y yo estoy desecha.


OTHELLO: ¡Fuera, ramera! ¿Lloras por él en mi cara?
DESDEMONA: ¡Destiérrame señor pero no me mates!
OTHELLO: ¡Abajo, ramera!

El error de Otelo no fue un fracaso para reconocer cómo Desdémona sentía; él sabía que
ella estaba angustiada y asustada. Su error fue creer que las emociones tienen una sola
fuente, en la interpretación de su angustia ya que debido a la noticia de la muerte de su
supuesto amante, y su miedo como la de una esposa infiel que ha sido sorprendido en
su traición. Él la mata sin considerar que su angustia y el miedo pueden tener diferentes
fuentes. Que eran las reacciones de una mujer inocente que la conocieron intensamente
celoso marido estaba a punto de matarla, y que no había manera de que pudiera
demostrar su inocencia.

Si hemos de evitar el error de Otelo, tenemos que resistir la tentación de saltar a


conclusiones, y se esfuerzan por considerar razones alternativas distintas de la razón por
la que más sospechoso de por qué se muestra una emoción.

El miedo tiene muchas fuentes- El miedo a la persona culpable de ser atrapados ve igual
que el miedo a la persona inocente que no le crean. Emoción señales proporcionan
información importante acerca de lo que una persona se siente y lo que él o ella puede
hacer a continuación, pero casi siempre hay más de una posibilidad. Una persona llena
de miedo puede luchar en lugar de correr o esconderse.

Comencemos con las expresiones faciales, la más breve de las señales emocionales. En
el capítulo 1 describí mi investigación, que estableció que siete emociones tienen cada
uno una expresión distinta, universal, facial: tristeza, enojo, sorpresa, miedo, disgusto,
desprecio, y la felicidad. No necesito definir esas palabras, excepto quizás por desacato,
pág. 57
que, aunque muy reconocible, no es una palabra muy frecuentemente utilizado en Inglés.
El desprecio es una sensación de ser mejor que otra persona, de ser superior, por lo
general moralmente superior, pero también se puede sentir hacia alguien que es más
débil en la inteligencia, la fuerza, y así sucesivamente. El desprecio puede ser toda una
emoción agradable.

Cada uno de estos términos emoción-tristeza, enojo, sorpresa, miedo, disgusto,


desprecio y felicidad-se coloca para una familia de emociones relacionadas. La ira, por
ejemplo, puede variar en fuerza, que van desde molestias a la rabia, y en el tipo, como
la ira hosco, ira resentimiento, la ira indignada, y la ira fría, por mencionar sólo algunos.
Las variaciones en la intensidad de cada emoción familia están claramente marcadas en
la cara, pero el trabajo científico aún no se ha hecho para determinar si los diferentes
tipos dentro de cada emoción familia también tienen expresiones faciales únicas.

Es común en la ciencia hoy a agrupar la ira, el miedo, asco, tristeza y desprecio en una
emoción negativa y el contraste que con la emoción positiva. Desde sorpresa puede ser
positivo o negativo, por lo general se ignora. Hay dos problemas con una simple
dicotomía tal. En primer lugar, no tiene en cuenta las diferencias muy importantes entre
las llamadas emociones negativas: en lo que desencadena cada una de esas emociones;
en cómo se sienten; en lo que nos impulsa a decir y hacer; en sus señales faciales y
vocales; y en cómo la gente tiende a responder a nosotros. El otro problema es que
incluso las llamadas emociones negativas no siempre se experimentan como
desagradable. Para algunas personas un argumento enojado es agradable, y muchas
personas disfrutan de un buen llanto al ver una película triste, por citar sólo dos ejemplos.
Por otra parte, la diversión, una sensación presumiblemente positivo, puede ser cruel,
que implica el ridículo. Creo que hay que examinar las características específicas de cada
episodio emocional antes de que podamos decir si es agradable o desagradable para la
persona sentirlo.

* Este es un problema grave en cualquier tipo de detección de mentiras. Polígrafos


intentan reducir el miedo de una persona inocente de ser erróneamente juzgado por la
afirmación de la precisión de la máquina, pero ya que no es muy precisa y la gente cada
vez más saber que, tanto la persona inocente y culpable pueden manifestarse el mismo
miedo.

El término felicidad es problemática porque, como la infelicidad, no es lo


suficientemente específico. Como veremos en el capítulo 9, hay muchas diferentes
emociones felices. Diversión y relieve, por ejemplo, son muy diferentes experiencias
felices, que difieren tanto entre sí como lo hacen el miedo y la ira. Las emociones felices
no tienen diferentes expresiones faciales; todos ellos comparten un tipo de rostro
sonriente. Los diferentes tipos de felicidad pueden ser revelados en el momento de esta
expresión facial, pero el sistema de señal primaria de emociones felices es la voz, no la
cara.

La voz es otro sistema de señal de emoción, la misma importancia a la expresión facial,


pero diferentes en formas interesantes. La cara es siempre observable a menos que una
pág. 58
persona sale de la escena, o una cultura dicta el uso de máscaras o velos, que es cada
vez más raro. La voz, sin embargo, es un sistema intermitente, que por lo general se
puede apagar por completo a voluntad. Realmente no podemos ocultar nuestro rostro
por completo, aunque el deseo de hacerlo puede ser parte de la razón por la gente a
menudo prefieren utilizar el teléfono en lugar de tener la comunicación cara a cara.

(Por supuesto que hay otros beneficios para el teléfono: no tener que estar vestidos
apropiadamente, ser capaz de hacer otras cosas en secreto mientras se escucha a la otra
persona, etc.). E-mail ofrece el beneficio adicional de no tener que escuchar y ser
escuchado, no hay posibilidad de que la voz revelaría una emoción, y no permitir una
respuesta inmediata o protesta. Algunas personas tratan de lograr que llamando cuando
piensan que el destinatario no está allí para que puedan dejar un mensaje en un
contestador automático, pero siempre existe la posibilidad de que el destinatario puede
recoger.

Aunque sí creo Silvan Tomkins era lo correcto al decir que hay un impulso para hacer un
sonido cada vez que se despierta una emoción, un sonido diferente para cada emoción,
personas pueden suprimir fácilmente esos sonidos. Sin embargo, una vez que alguien
empieza a hablar, es muy difícil mantener los signos de lo que se siente fuera de la voz.

Muy pocos de nosotros podemos simular de manera convincente el sonido de una


emoción que no se siente. Se necesita habilidad de un actor, ya menudo el actor realiza
la interpretación vocal convincente mediante la creación de la emoción misma,
recordando un acontecimiento pasado en su vida. Por otro lado, es más fácil de poner
una expresión facial insincero, y mi investigación muestra tales expresiones engañar a la
mayoría de personas que no han practicado expresiones que identifican / La voz rara vez
da mensajes emocionales falsas, aunque da ningún mensaje en absoluto si la persona
no habla. La cara más a menudo que la voz da mensajes emocionales falsas, aunque
nunca puede ser totalmente apagado. Incluso cuando se escucha y no habla, un sutil
signo de una expresión puede salirse.

La última forma en la que las señales vocales y faciales difieren es que la voz capta
nuestra atención, incluso cuando estamos ignorando la persona que envía la señal,
mientras que tenemos que estar prestando atención a la persona para recoger las
expresiones faciales. Si no había señales emocionales vocales, si fuera sólo la cara que
señaló lo que la emoción se siente, los cuidadores se toman riesgos graves cada vez que
salían de la vista de sus hijos. ¿Qué problema sería siempre a tener que hacer una
comprobación visual para saber el estado emocional de un niño. Como es, el llanto de
un bebé de hambre, el dolor, la ira, el miedo, o la alegría puede atrapar la atención del
cuidador que está totalmente fuera de la vista, y que ofrece a los cuidadores la
oportunidad de, en la jerga informática, realizar varias tareas, para hacer otras cosas en
otros lugares, siempre y cuando la voz del bebé puede llegar a ellos.

Dada la importancia de la voz, es lamentable que sabemos tan poco, en comparación


con la cara, sobre la forma en que las señales de emociones. Mi colega ya veces socio en
la investigación Klaus Scherer es el científico principal el estudio de la voz y la emoción.
Su trabajo ha demostrado que las señales vocales de la emoción son, como la cara,
universal.
pág. 59
Scherer también ha estado trabajando para especificar exactamente qué cambios en la
voz señalizar cada emoción. No es tanto informar como lo hay para la cara, en parte
porque no supone el trabajo se ha hecho. Además, es difícil de describir el sonido de las
diferentes emociones de una manera que se puede utilizar prácticamente. Eso puede
requerir escuchar la voz, al igual que la mejor manera de explicar las pistas faciales para
la emoción es a través de fotografías, películas o video. Para la mayoría de la gente
también es más fácil de visualizar de una explicación verbal de un signo facial lo que se
verá como lo que es de imaginar el sonido de una descripción verbal de una señal vocal.

En los capítulos siguientes, describiré lo que se ha encontrado para las señales de voz de
la emoción, así como las que muestran fotografías que representan las diversas
expresiones faciales para cada emoción.

Además de las señales emocionales faciales y vocales, también hay impulsos


emocionales a la acción física que pueden ser reconocidos. Creo que son tan universal
como las expresiones de la cara y la voz, aunque no ha habido mucha investigación sobre
ellos. Voy a describir brevemente aquí porque no son tan familiares para nosotros como
las expresiones faciales y vocales. En la ira y también en algunas formas de disfrute hay
un impulso de acercarse al gatillo emoción.

En el miedo hay un impulso para congelar si eso va a evitar la detección, o para salir de
peligro si no lo hará. Hay un impulso similar en disgusto, pero creo que no es tan fuerte;
el punto parece ser no tanto tratando de alejarse, ya que es deshacerse del objeto
ofensivo.

Por ejemplo, las personas pueden llegar lejos si el objeto ofensiva es visual; pueden dar
arcadas o hasta vomitar si es gustativa u olfativo.

En la tristeza, pero no en la angustia, hay una pérdida de tono muscular en general; la


postura se desploma en el retiro, sin acción. En desprecio hay un impulso de mirar hacia
abajo sobre el objeto de desprecio. En sorpresa y de asombro hay atención fija en el
objeto de la emoción. En el alivio no es una relajación de la postura corporal; en el placer
sensorial táctil hay un movimiento hacia la fuente de la estimulación, y en los otros
placeres sensoriales existe una orientación hacia la fuente de la estimulación, aunque
ningún movimiento puede ocurrir que no sea la dirección de la mirada de la persona.

Atletas que miran hacen un punto difícil sugiere que puede ser un impulso para la acción,
a menudo con las manos, en el momento en que uno se enorgullece de haber logrado
algo. La risa que a menudo se produce durante la intensa diversión produce movimientos
corporales repetitivos, junto con los espasmos de risa.

Ninguno de estos impulsos a la acción sería técnicamente consideradas señales claras ,


porque no han sido elaborados en el curso de nuestra evolución específicamente con el
propósito de transmitir información de forma clara. Yo les he descrito aquí porque nos
pueden proporcionar información acerca de lo que está ocurriendo emoción. Ellos son
involuntarios, como las señales de emoción faciales y vocales, pero probablemente

pág. 60
mucho más fácil para inhibir. Al igual que las señales faciales y vocales, que son
universales y preestablecido, en el sentido de que no necesitamos para aprender de ellos.

Todo lo demás que hacemos cuando estamos emocional se aprende, no prefijado, y es


probable que sea específico a la cultura o un individuo en particular. Estas acciones
aprendidas, que incluyen la actividad física y las palabras que decimos, son el producto
de nuestra experiencia continua de toda la vida (y la evaluación) de lo que funciona
cuando se enfrenta a lo que desencadenó la emoción y los acontecimientos que se
desarrollan en el transcurso de un episodio emocional. Es más fácil y más rápido para
que aprendamos las acciones que sean coherentes con nuestro preestablecido, acciones
emocionales automáticas. Por ejemplo, por miedo a que aprenderíamos más fácilmente
un patrón de acción que implica la retirada literal o figurado que no involucre ataque.
Sin embargo, cualquier patrón de acción puede establecerse para cualquier emoción.
Una vez aprendidas, estos patrones de acción operan automáticamente, al igual que si
estuvieran prefijados.

Deliberadamente Nosotros podemos interferir, anulando o suplantando nuestros


reflejos e impulsos con bastante diferentes acciones o ninguna acción en absoluto. La
interferencia también puede ocurrir de forma automática, gobernada por un hábito
sobre aprendido y no por deliberación. El hombre obstruccionismo puede hacerlo sin
pensar, sin elección consciente. De cualquier manera, por elección deliberada o hábito
bien establecido, lo que interfiere con las expresiones y acciones emocionales puede ser
una lucha cuando la emoción es muy intenso.

Para la mayoría de la gente será más fácil para evitar una acción que totalmente para
eliminar cualquier señal de la emoción en la cara o la voz. Creo que esto es así porque
tenemos tan excelente control voluntario sobre los músculos corporales (esqueléticos),
sin los cuales no podríamos participar en todos los complejos y especializados acciones
necesarias para nuestra supervivencia. De hecho, tenemos mucho mejor control sobre
los músculos del cuerpo y nuestras palabras de lo que tenemos para nuestros músculos
faciales o los ajustes en nuestro aparato vocal.

El hecho de que algo que hacemos se produce involuntariamente, gobernada por


valoración automática sin consideración consciente, no significa que es el producto de
nuestra evolución y universal. Los hábitos se aprenden y funcionan automáticamente, a
menudo fuera de nuestra conciencia.

En la comprensión de la cascada de cambios que se producen durante un episodio


emocional, hay que recordar que la segunda inicial o dos normalmente a combinar
ambas expresiones faciales y vocales preestablecidos y acciones predefinidas y
aprendidas, así como otros cambios no visibles o no audibles.

Hasta ahora he descrito lo que puede observarse, oído, o visto cuando alguien se
emociona. Hay una serie de cambios fisiológicos internos que también produce algunos
signos visibles o audibles de lo que está sucediendo. Robert Levenson y yo hemos
estudiado algunos de los cambios en el sistema nervioso autónomo (SNA) que se
producen durante la emoción, como la sudoración, lo que a veces podemos ver ni oler;
la respiración, que podemos escuchar; y la actividad cardiaca y la temperatura de la piel,
pág. 61
que son invisibles. Nuestro hallazgo de diferentes patrones de actividad del SNA para
cada una de las emociones que hemos examinado también es compatible con lo que he
descrito anteriormente como las acciones predefinidas. En tanto la ira y el miedo, por
ejemplo, la frecuencia cardíaca aumenta, la preparación de la persona para moverse. En
la ira del flujo sanguíneo se incrementa hasta las manos, por lo que el calor y los prepara
para la huelga o participar el objeto de la ira de otra manera. En el temor de flujo
sanguíneo se incrementa hasta las piernas, por lo que las manos más frías y se preparan
los músculos de las piernas para que huía. La transpiración aumenta con el miedo y la
ira, sobre todo cuando son intensos. Respiración aumenta con el miedo, la ira y la
angustia, y hay un tipo diferente de una respiración alivio suspiro-in. (El rubor es todavía
otra señal muy visible, pero se reserva la discusión de la misma hasta la conclusión del
libro.

Ahora pasemos de las conductas -las señales externas, las acciones, los signos de los
cambios en los ANS-para considerar los cambios internos que no podemos ver ni oír.
Desafortunadamente, no hay mucha investigación sobre la forma de pensar que sí
mismo cambia de un momento a otro durante un episodio emocional, pero no tengo
duda de que hay un cambio profundo en la manera de interpretar el mundo que nos
rodea.

Hay investigaciones que muestran que los recuerdos relacionados con la emoción que
sentimos se recuperan, incluso recuerdos que pueden no ser fácilmente accesible
cuando no estamos sintiendo esa emoción particular. Lo más importante, evaluamos lo
que está sucediendo de una manera que es consistente con la emoción que sentimos, lo
que justifica y mantener la emoción. Las expectativas se forman, los juicios hechos, que
normalmente sirven para mantener en lugar de disminuir la emoción sentida.

Otra serie de cambios internos que se produce cuando las emociones comienzan es el
intento de regular el comportamiento emocional. Tradicionalmente, pensamos que la
regulación emocional se produce después de una emoción ha comenzado, en lugar de
con el inicio de la emoción. Ciertamente, los intentos deliberados para controlar la
emoción no ocurrir después de una emoción se ha iniciado y se ha registrado en la
conciencia, pero mi colega y colaborador ocasional de investigación Richard Davidson
sugiere que la regulación también se produce simultáneamente con todos los demás
cambios emocionales-la señal, los cambios en el pensamiento, y los impulsos a la acción.

Aunque esto no se ha establecido firmemente, creo Davidson tiene razón, que hay una
etapa inicial, involuntaria de la regulación que se establece cuando todos los otros
cambios emocionales ocurren, entremezclados con ellos. Sin embargo, Davidson aún no
ha sido muy claro sobre lo cual vamos a aprender mucho más acerca de esto.

El patrón de regulación inicial es, creo, basado en el aprendizaje, el aprendizaje social


probablemente a principios, y es potencialmente modificable. Puede incluir la rapidez
uno se vuelve consciente de experimentar una emoción; una vez consciente, la facilidad
con que se puede reconocer, o etiqueta, el propio estado emocional; y si hay una
inserción inmediata de un freno a la acción, oa la inversa, una indulgencia de acciones
impulsivas. Es cierto, sabemos poco acerca de este patrón normativo inicial, pero parece
que las emociones no pueden brotar totalmente sin regular una vez aprendizaje
pág. 62
comienza, y el aprendizaje comienza en la infancia temprana. Esos patrones de
regulación es probable que sean tan bien aprendido que operan involuntariamente y son
resistentes al cambio. ¿Qué resistencia que no sabemos, pero si son en absoluto
cambiante, que sería toda una oportunidad para modificar la vida emocional.

Pensemos por un momento en una persona que es muy carente de emociones, por lo
comedido en sus reacciones emocionales que no está satisfecho con su vida, que le
gustaría ser más emocionalmente sensible.

Temperamento, una disposición emocional de base genética, es una explicación de su


vida emocional pálida. Pero si la regulación emocional se aprende muy temprano en la
vida, tal vez este hombre tenía los tipos de experiencias que le llevaron a más de
controlar sus emociones. Tal vez fue castigado, menospreciado o ignorado por cualquier
signo de emoción. Si su comportamiento se debe a la regulación aprendida, habría una
posibilidad de que podría ser capaz de cambiar sus reacciones. Si se basa en su
temperamento natural, sin embargo, no hay mucha oportunidad para el cambio.

La existencia de tales patrones normativos iniciales señala la enorme importancia de las


interacciones del niño de infantil y de con otros en la estructuración de la naturaleza de
la posterior principio fundamental emocional del individuo del psicoanálisis.

Cuando estamos en las garras de una emoción, una cascada de cambios se produce en
décimas de segundo, sin nuestra elección o conciencia inmediata, en: las señales
emocionales en el rostro y la voz; acciones predeterminadas; acciones aprendidas; la
actividad del sistema nervioso autónomo que regula nuestro cuerpo; los patrones
normativos que modifican continuamente nuestro comportamiento; la recuperación de
recuerdos y expectativas pertinentes; y cómo interpretamos lo que está sucediendo
dentro de nosotros y en el mundo. *

Estos cambios son involuntarios; nosotros no elegimos ellos. El psicólogo Robert Zajonc
los llama ineludible, al tomar conciencia de ellos, y por lo general hacer en algún
momento antes de un episodio emocional es más, tenemos la oportunidad de elegir, si
lo deseamos, para tratar de interferir con ellos.

Antes de explicar en qué consiste esa conciencia y medidas que podemos tomar para
realzarla, debemos tener en cuenta un aspecto más de la emoción proceso de lo que se
está ejecutando el programa, lo que está generando esta cascada de actividad emocional
ineludible.

Para tener tantas respuestas-diferentes para cada una de las emociones y en cierta
medida el mismo para todos los seres humanos, comenzar tan rápidamente nos dice
algo acerca de los mecanismos centrales del cerebro que están organizando y dirigiendo
nuestras respuestas emocionales. Los mecanismos centrales que guían nuestras
respuestas emocionales se ponen en acción por la evaluadora automática discutida en
el capítulo 2. Almacenado en estos mecanismos centrales que debe haber una serie de
instrucciones que guían lo que hacemos, instrucciones que reflejan lo que ha sido de
adaptación en nuestro pasado evolutivo. La comprensión de mi teoría sobre lo que estos
mecanismos centrales son y cómo funcionan es esencial para lo que podemos esperar
pág. 63
que la gente será capaz de lograr en la regulación de su conducta emocional una vez que
alcanzan la conciencia de su experiencia emocional momentáneo.

Tomkins propuso la frase programa afecta para referirse a un mecanismo central


hereditaria que dirige el comportamiento emocional. El programa término proviene de
dos fuentes: favorable, que significa "antes" y graphein, que significa "escribir", para
que el programa se refiere a los mecanismos que almacenan información escrita antes,
o en este caso, heredó. Tendría que haber muchos programas, diferentes programas para
cada emoción.

* También hay cambios en nuestra neuroquímica. Aunque estos cambios tienen muchas
de las propiedades que estoy discutiendo, yo no estoy cubriendo aquí.

Afectar a los programas son, como las bases de datos de emoción, una metáfora, por Id
no creo que haya nada parecido a un programa de ordenador que se sienta en el cerebro,
ni me quiero dar a entender que sólo un área del cerebro que dirige la emoción. Ya
sabemos que muchas áreas del cerebro están involucradas en la generación de la
conducta emocional, pero hasta que aprendamos más sobre el cerebro y la emoción,
una metáfora podemos servirnos bien en la comprensión de nuestras emociones.

Teniendo en cuenta que afectan a los programas de control de nuestro comportamiento


emocional, saber más sobre cómo funcionan puede ayudar a guiarnos en el control de
nuestro comportamiento emocional. El zoólogo Ernst Mayr distingue entre los
programas abiertos y cerrados. En un programa nada cerrado puede ser insertado por la
experiencia, mientras que un programa genético abierto "permite la entrada adicional
durante la vida de su dueño.

Mayr señaló que en las criaturas que tienen un largo período de cuidado de los padres,
y por lo tanto mucho tiempo para el aprendizaje, habría una ventaja selectiva a tener un
abierto en lugar de un programa genético cerrado. (Es coherente con el pensamiento de
Mayr sugerir que todos los animales que las emociones se manifiestan tendrán abierta
afectan programas.

Esa es una parte esencial de la naturaleza de la emoción.) Por ejemplo, contrastar los
humanos, notables por muchos años de la dependencia, con las aves Maleo del norte
de Sulawesi, una isla que forma parte de Indonesia. El pájaro de la madre entierra su
huevo de profundidad en la cálida arena volcánica y luego se va. Cuando el pájaro Maleo
bebé sale de su caparazón y se esfuerza por salir de la arena, que es por sí mismo. Debe
saber inmediatamente lo que necesita saber para su supervivencia, porque no hay
período de dependencia durante el cual se enseña por un padre. Los seres humanos
somos en el extremo opuesto del espectro: si abandonado al nacer, morimos.

Nuestros afectar programas están abiertos para que podamos aprender lo que funciona
en el entorno particular en el que estamos viviendo, y almacenar esta información de
una manera que le permita guiar nuestro comportamiento de forma automática.

La evidencia sobre los universales en las señales de emoción y en algunos de los cambios
en la actividad del sistema nervioso autónomo sugiere que aunque los programas afectar
pág. 64
están abiertos a nueva información aprendida a través de la experiencia, los programas
no comienzan como cáscaras vacías, carentes de información. Circuitos ya están ahí, se
desarrolla sobre el desarrollo, influido, pero no totalmente construido por la experiencia.

Tiene que haber diferentes circuitos para las diferentes respuestas que caracterizan a
cada emoción. Evolución predefinido algunas de las instrucciones o circuitos en nuestros
afectar los programas abiertos, generando las señales de emoción, los impulsos de
emoción a la acción, y los cambios iniciales en la actividad del sistema nervioso
autónomo, y el establecimiento de un período refractario lo interpretamos el mundo de
una manera consistente con la emoción que estamos sintiendo.

Además, la evidencia sobre los universales en las señales de emoción y fisiología


autonómica sugiere que por lo general las instrucciones para la producción de estos
cambios se desarrollarán de forma similar para todos, salvo que se modifiquen por las
experiencias inusuales. Si bien no hay mucha evidencia acerca de cómo dichas
experiencias modificarían las expresiones faciales, la investigación sobre el trastorno de
estrés postraumático (TEPT) sugiere que los umbrales para la activación de la actividad
autonómica se pueden cambiar radicalmente. Por ejemplo, cuando se le preguntó a
hablar frente a un grupo, una tarea que hace que algunas personas incómodo, las
mujeres que habían sufrido abuso temprano en la vida se encontraron para producir más
hormonas relacionadas con el estrés que un grupo de comparación de mujeres más
afortunadas.

Afectan programas contienen algo más que lo que está escrito previamente por nuestro
pasado evolutivo, ya que ha sido útil a nuestros antepasados. También contienen lo que
hemos encontrado útil en nuestras propias vidas en el tratamiento de las transacciones
más importantes que tenemos con los demás-los emocionales. El patrón de regulación
inicial asociado a cada una de las emociones varía de un individuo a otro, dependiendo
de lo que aprenden temprano en la vida. Es, también, se introduce en los programas
afectar; una vez que entró en ella se ejecuta automáticamente, al igual que si hubiera
sido preestablecido por la evolución, y es resistente al cambio. También entró en los
programas afectar son los patrones de comportamiento que aprendemos durante toda
nuestra vida para hacer frente a diferentes emociones que desencadena, que puede ser
congruente con o muy diferentes de las que se han establecido previamente. Como se
señaló anteriormente, estos también funcionan automáticamente, una vez aprendido.

No creo que podemos volver a escribir las instrucciones preestablecidas en nuestra


afectar a los programas, pero que todavía está por demostrar. Podemos tratar de
interferir con estas instrucciones, pero eso es una inmensa lucha precisamente porque
no podemos borrar o reescribir ellos. (Una excepción es que las lesiones cerebrales
pueden dañar las instrucciones.) Si pudiéramos volver a escribir las instrucciones,
entonces nos encontramos con personas cuyas emociones serían totalmente diferente
a la nuestra, con diferentes señales, diferentes impulsos a la acción, diferentes cambios
en su ritmo cardíaco, la respiración, etc. Necesitaríamos traductores no sólo de las
palabras, sino también para las emociones.

Esto no significa que las instrucciones predefinidas producen cambios idénticos en todo
el mundo. Las instrucciones operan en diferentes sistemas del cuerpo, más allá de las
pág. 65
diferencias entre las personas y las culturas en lo que aprenden sobre el manejo de su
comportamiento emocional.

Incluso con las mismas instrucciones preestablecidas habrá tanto las diferencias
individuales y similitudes en la experiencia emocional.

Una vez puesto en marcha a través de apreciativa automático, las instrucciones de los
programas dirigidos afectar hasta que hayan sido ejecutados; es decir, que no se pueden
interrumpir. ¿Por cuánto tiempo los cambios resultantes de las instrucciones son no
interrumpible varía con el sistema de respuesta emocional particular que se considera.
Para las expresiones faciales y los impulsos de acción, sospecho que es menos de un
segundo. Hago esta sugerencia basada en la observación de lo rápido que la gente puede
borrar una expresión de su rostro, la reducción de la longitud de su apariencia o
enmascararlo con otra expresión. Escuchar lo que dice la gente cuando están tratando
de ocultar sus sentimientos, he tomado nota de que tal control sobre el sonido de la voz
lleva más tiempo, pero todavía es probable que sea sólo cuestión de segundos o como
máximo unos minutos, a menos que la emoción sea muy fuerte, o menos que suceda
algo nuevo para reforzarla. Los cambios en nuestra respiración, la transpiración y la
actividad cardiaca también tienen una línea de tiempo más largo, algo de estiramiento a
diez o quince segundos. El lector debe tener en cuenta que esta idea de que las
instrucciones no pueden ser interrumpidos no se basa en evidencia científica. Lo hace,
sin embargo, satisfizo mis observaciones acerca de cómo se comportan las personas
cuando son emocionales.

Recordar mi ejemplo de Helen, que se enfadó cuando su marido, Jim, le dijo que ella, y
no él, tendría que recoger a su hija después de la escuela? La expresión de irritación que
brilló en su rostro; el borde en su voz cuando le preguntó por qué no le dio más atención;
el ligero empuje hacia delante de su cuerpo; el aumento de la temperatura de la piel, la
presión arterial y la frecuencia cardíaca-estos son todos los cambios de control
generados por el programa afectar. La mayoría de ellos podría desaparecer en el
momento siguiente, cuando se enteró de Jim por qué él no podía darle más atención (los
cambios en la temperatura de la piel, la frecuencia cardíaca y la presión arterial se llevará
un poco más de tiempo para volver a donde estaban antes de que comenzara el
episodio). El episodio también podría continuar; podía mantener su ira si el período
refractario persiste. Tal vez hay una acumulación de resentimiento, o ella podría importar
el guión intimidación por el hermano, o tal vez Jim es muy desconsiderado y esto es sólo
otro ejemplo de ello. Si Helen descuentos excusa de Jim, interpretándola como otra
instancia de su pensamiento sus necesidades tienen prioridad sobre la de ella, su ira
sería surgir otra vez fuera. Mi punto es que los cambios de preset iniciales generados por
el programa afectarán, cuando una emoción se despierta a través de la evaluación
automática, son breves y no tienen por qué persisten.

A veces se encajan y se necesitan para hacer frente a la situación-Jim realmente es


desconsiderado y caminará por todo a menos que ella se lo impide. A veces son
inapropiados-Jim no podía haber dado más aviso; esto no es un patrón de su ser
dominante; ella simplemente no tiene suficientes horas de sueño la noche anterior y se
despertó en un estado de ánimo de mal humor.

pág. 66
Decir que no podemos interrumpir nuestras reacciones no quiere decir que no podemos
manejarlos, sólo que no tenemos la opción de elegir al instante para apagarlos
completamente. Incluso si reevaluamos lo que está sucediendo, las respuestas
emocionales ya activas no pueden terminar al instante.

En cambio, las nuevas respuestas emocionales pueden ser insertados durante o


mezclados con las emociones ya generados. Supongamos que el enojo de Helen en Jim
se basa en la importación de la escritura de ser-intimidado por hermano. Una vez Helen
oye que Jim realmente no tenía otra opción, que no estaba dominando, entonces ella
sabe que sigue siendo enojado por eso es inadecuado; pero si el guión de intimidar está
funcionando, su cólera persiste, o ella puede recordar que se despertó de mal humor, y
es su estado de ánimo que está sosteniendo su ira inapropiada. Helen puede comenzar
a sentirse culpable por continuar a sentir resentimiento. Sabemos por estudios
científicos que dos emociones pueden ocurrir en una secuencia rápida, una y otra vez.
Dos emociones también pueden fusionarse en una mezcla; pero en mi investigación he
visto que suceda con menos frecuencia que las secuencias rápidas repetidas.

Las reevaluaciones no son la única manera en que podemos para una rime van y vuelven
entre diferentes respuestas emocionales.

Tomkins señalado que a menudo tenemos afecto-sobre-afecto, reacciones emocionales


a la emoción que sentimos inicialmente. Podemos llegar a ser enojado que fuimos
hechos miedo, o podemos tener miedo de haber llegado a ser tan enojado. Pudimos
sentir miedo de lo que podríamos hacer porque nos sentimos tan tristes. Esta
vinculación de una segunda emoción con una primera emoción puede suceder con
cualquier par de emociones. Silvan Tomkins también sugirió que una forma de entender
la singularidad de la personalidad era identificar si una persona normalmente tenía un
especial efecto sobre otro efecto. También sugirió que a veces no somos conscientes de
nuestra reacción emocional inicial, sólo somos conscientes de nuestra emoción
secundaria sobre la primera emoción. No podemos darnos cuenta de que teníamos
miedo al principio, y ser conscientes sólo de la ira que se despertó en respuesta al miedo.
Desafortunadamente, nadie ha hecho ninguna investigación para determinar el mérito
de estas ideas muy interesantes.

Pero lo que es importante recordar es que las emociones rara vez se presentan
individualmente o en forma pura. Lo que estamos reaccionando a menudo en el entorno
cambia rápidamente; lo que recordamos y nos imaginamos sobre la situación puede
cambiar; nuestros cambios EVALUADORA; y es posible que tengamos afecta-sobre-
afecto. Típicamente, la gente experimenta una corriente de respuestas emocionales,
no todas las mismas. A veces, cada emoción se puede separar por unos segundos, por lo
que algunas de las respuestas emocionales iniciales llegado a su fin antes de que
comiencen los nuevos, ya veces las emociones se producen en tiempo superpuestas,
mezclando.

Hay otra cuestión muy importante tener en cuenta más. Como ya he dicho, afectar a los
programas están abiertos, no cerrados. Nuevos comportamientos emocionales se
adquieren de forma continua durante toda la vida, sumados a los comportamientos
emocionales preestablecidos. Esta característica de nuestros afectar programas hace
pág. 67
posible que nos permite adaptarnos a cualquier circunstancia en la que vivimos. Es por
eso que nuestras respuestas emocionales están vinculados no sólo a nuestro pasado
evolutivo, sino también a nuestro propio pasado personal y nuestro presente.
Automóviles no eran parte de nuestro pasado evolutivo, pero estas acciones complejas
que fueron no aprendieron cuando niños pero los adultos jóvenes se incorporaron a la
respuesta de miedo. -Aparecen frenado Las respuestas de torsión de miedo adquirido el
volante y, involuntariamente y sin pensar, cuando la amenaza es de otro coche.

Una vez aprendido y entró en los programas de afectar, estas respuestas emocionales
recién adquiridos se convierten en involuntarios, tan involuntario como las respuestas
aprendidas. Una de las cosas maravillosas acerca de los programas de afectar es que
tanto aprendidas y comportamientos innatos pueden llegar a ser tan estrechamente
unidas entre sí y pueden ser llevados a la acción tan rápidamente y de manera
involuntaria. Sin embargo, también hay una desventaja de tener un sistema de respuesta
emocional abierta. Estos adquirida, o agregado de, los comportamientos son difíciles de
inhibir una vez entrado en los programas afectar. Se producen incluso cuando no
funcionan necesariamente, o cuando puede ser que no quiera que se produzcan.

Recordemos el ejemplo del último capítulo en el que el pie de un pasajero sale disparado
para golpear el pedal del freno inexistente cuando otro coche se lanza hacia el coche en
el que el pasajero está montando. El pasajero no puede detener su pie, ya que dispara
antes de que ella sabe lo que está haciendo, al igual que ella no puede detener la
expresión del miedo que pasa a través de su cara. ¿Son estas respuestas emocionales
adquiridas permanente, tan inmutables como las que están preestablecidas y no
aprendido? No lo creo. Creo que podemos desaprender, y no sólo a manejar, nuestras
respuestas emocionales adquiridas. Esto será más fácil de lograr con algunas de las
respuestas emocionales adquiridos que con otros.

Cualquier respuesta que implican movimiento corporal son más fácilmente sin letras que
las respuestas que implican la voz y el movimiento facial. Como expliqué antes, tenemos
un gran control sobre los músculos que controlan nuestro cuerpo (los músculos
esqueléticos). Profesores de conducción aprenden a no presionar su pie al suelo cuando
están sentados en el asiento del pasajero. Una acción involuntaria que se había
convertido en automático, parte de las instrucciones añadidas en el temor programa
afectará, puede, con el tiempo, ser modificado con la práctica y el esfuerzo. Algunos de
los factores que he descrito en el capítulo anterior que determinan lo fácil que será para
debilitar un disparador emocional caliente se aplican también a la facilidad con que
podemos desaprender un patrón de comportamiento emocional. Patrones de
comportamiento que fueron adquiridas temprano en la vida, que se aprendieron
durante un episodio emocional muy intensa y densa o una serie de episodios, serán más
difíciles de modificar o desaprender.

Como hijos podamos llegar a ser violento a veces, y casi siempre se les enseña a no ser.
En el capítulo 6, cuando se habla de la ira, considero si tenemos que aprender a ser
violento, si el impulso de herir a otro es una parte integrada de la respuesta de ira.

La mayoría de los adultos no quiero volver a ser violento si no hay ninguna otra manera
de defender a otros oa sí mismos de una lesión. (Me doy cuenta de que hay algunas
pág. 68
personas desviadas que deseen ser violento, ya sea porque es parte de su actividad
delictiva o lo que encuentran agradable. Voy a considerar en mi análisis de la violencia
en el capítulo 6.) ¿Puede alguno de nosotros ser empujado hasta el punto que estamos
totalmente de perder el control, actuamos destructivamente, y en ese sentido no tienen
otra opción más de lo que decimos o hacemos? ¿Todo el mundo tiene un punto de
ruptura? ¿Podría alguno de nosotros cometer asesinato, y el hecho de que no tenemos
es simplemente porque no se nos ha provocado lo suficiente? Creo que la respuesta a
estas preguntas es no, pero no hay evidencia científica para demostrar que ser así.
(¿Puede usted imaginar el experimento en el que se intenta someter a una persona a la
violencia con cada vez mayores provocaciones?)

La mayoría de nosotros hemos adquirido patrones normativos que moderan nuestro


comportamiento emocional, estableciendo algún freno a lo que decimos y hacemos
antes de que llegue la etapa en que nos involucramos en un comportamiento
extremadamente perjudicial. Podemos hacer y decir cosas terribles, pero todavía hay un
límite de no tomamos nuestra vida o la vida de otro en un pico emocional impulsivo sin
control. Incluso cuando enfurecido o terror o angustia, nos detenemos antes de
convertirse irreversiblemente destructivas. Puede que no seamos capaces de mantener
la emoción de la cara o de la voz, es posible que no sea capaz de prevenir a nosotros
mismos de decir algo cruel o patear la silla (aunque eso debería ser más fácil que la
inhibición de las señales faciales o vocales de la emoción ), pero podemos y qué evitar
que la crueldad de crecimiento en daño físico. Yo reconozco que hay personas que tienen
problemas de control de impulsos, pero veo que como una aberración y no la norma.

La concesión de entonces que la mayoría de nosotros no va a llegar a la última forma de


acciones destructivas, dañando permanentemente a otros o a nosotros mismos, sigue
siendo cierto que la mayoría de nosotros de vez en cuando decir o hacer cosas que son
perjudiciales. El daño puede ser más psicológica que física, y puede que no sea
permanente, pero nuestro comportamiento sigue siendo doloroso. El daño no puede
estar motivada por la ira; no puede implicar daño a los demás, sino a nosotros. Por
ejemplo, el miedo incontrolado puede paralizarnos de tratar con el peligro; tristeza
puede hacer que nos retiremos del mundo. La cuestión ahora para nosotros considerar
es cómo y cuándo podemos prevenir episodios emocionales destructivos, si el daño sea
a nosotros o a otros, o ambas cosas.

Una de las funciones de la emoción es enfocar nuestra conciencia sobre el problema en


cuestión, la que ha desencadenado nuestras emociones.

Por lo general, nuestras emociones no funcionan fuera de nuestra conciencia, aunque


eso puede suceder. Todos hemos tenido la experiencia de no darse cuenta de que hemos
estado actuando emocionalmente hasta que alguien se lo señala. Aunque eso ocurre,
más comúnmente somos conscientes de cómo nos sentimos. Las emociones que
estamos viviendo se sientan, justificado. No cuestionamos lo que estamos haciendo y
diciendo. Estamos en el oscilación de él.

Si vamos a poner un freno a nuestro comportamiento emocional, si vamos a cambiar la


forma en que estamos sintiendo, debemos ser capaces de desarrollar un tipo diferente
de conciencia emocional. Tenemos que ser capaces de dar un paso atrás-derecha,
pág. 69
mientras que estamos sintiendo la emoción por lo que podemos preguntarnos si
queremos ir junto con lo que nuestras emociones nos impulsa a hacer, o ejercer una
opción sobre cómo vamos a actuar en nuestra emoción. Esto es más que tener
conciencia de cómo nos sentimos, es otra forma, más avanzado, difícil de describir, de la
conciencia. Está cerca de lo que los pensadores budistas llaman la atención. Filósofo B.

Alan Wallace dice que esto es "el sentido de ser consciente de lo que nuestra mente está
haciendo." Si somos conscientes de nuestras emociones, dice, podemos hacer la
siguiente opción: "¿Queremos actuar sobre el cólera, consciente ya que está incrustada
en una más grande, la filosofía bastante diferente de lo que he descrito para la
comprensión de la emoción, y que depende de las prácticas bastante específicos,
distintos de los pasos que tengo y voy a sugerir.

Al escribir sobre la memoria, psicólogos Georgia Nigro y Ulric Neisser describieron cómo
"en algunos recuerdos parece tener la posición de un espectador u observador, mirando
la situación desde un punto de vista externo y verse a uno mismo 'desde afuera'".

Lo compararon este tipo de memoria a aquella en la que usted tiene la perspectiva de la


persona en la memoria. En gran parte de nuestra experiencia emocional que somos
mucho en la experiencia, por lo agarró por la emoción, que no forma parte de nuestra
mente está observando, cuestionamiento, o considerando las acciones en las que
estamos participando. Somos conscientes, consciente, pero en lo que el psicólogo Ellen
Langer llamados de una manera sin sentido.

Nigro y de Neisser distinción entre dos tipos de memoria es muy similar a lo que el
psiquiatra y pensador budista Henry Wyner descrito como la diferencia entre la corriente
de la conciencia y lo que él llama el observador, "la conciencia de que observa y responde
a los significados que aparecen en el corriente de con-comportamiento, para elegir lo
que decimos o hacemos, tenemos que ser capaces de saber cuándo hemos llegado a ser,
o mejor aún, se están convirtiendo emocional.

Posiblemente, tendríamos más opción si hemos sido capaces de tomar conciencia de la


valoración automática como está sucediendo, y modificar o anular a voluntad. Debido a
que los tasadores automáticos son tan rápidos, dudo que cualquier persona es capaz de
hacer eso. Su Santidad, el Dalai Lama, en mi reunión con él, mencionó que algunos
yoguis son capaces de estirar el tiempo. Para ellos esos pocos milisegundos durante el
cual se produce la evaluación automática podrían estirarse lo suficiente como para que
puedan hacer una elección consciente para modificar o cancelar el proceso apreciativa.
Pero el Dalai Lama era dudoso que este tipo de conciencia tasación es posible que la
gran mayoría de las personas, incluyéndolo a él.

Un siguiente paso que puede ser posible, pero es difícil de lograr, es tomar conciencia de
lo que está pasando en la cabeza de uno inmediatamente después de la evaluación
automática, pero antes de la conducta emocional ha comenzado; consciente de los
impulsos a la acción y las palabras cuando primero surgen esos impulsos. Si se pudiera
lograr esa conciencia impulso, se podría decidir si permite que el impulso que se dio
cuenta. Los budistas creen que logran la conciencia impulso, pero requiere muchos años

pág. 70
de práctica meditativa. Pasemos a considerar lo que puede ser más fácilmente, aunque
todavía no es fácil, realizable.

Filósofo Peter Goldie describe lo que él llama la conciencia reflexiva de ser consciente de
que uno siente miedo. Si una persona fuera a decir: "Mirando hacia atrás en la
experiencia, que era obviamente miedo mientras estaba pasando, pero no me sentía
ningún temor en el momento", que, dice Goldie, sería un ejemplo de no ser
reflexivamente conscientes. Este es un requisito previo para lo que quiero centrarme en,
pero no es suficiente, ya que deja de lado la consideración de si queremos o no para ir
junto con o intentar cambiar o inhibir nuestra emoción.

Jonathan Schooler, en su relato de lo que él llama meta-conciencia, describe la


experiencia familiar que todos hemos tenido de pasar las páginas de un libro sin leer una
palabra, ya que estábamos en vez pensando en qué restaurante para ir a esa noche. No
es que no somos conscientes; somos muy conscientes de pensar acerca de los
restaurantes, pero no somos conscientes de que hemos dejado de leer el libro. Si
estábamos, habríamos desarrollado meta-conciencia.

Es tal la conciencia de lo que estamos viviendo en el momento que quiero considerar,


casado con la opción de si queremos o no para ir junto con o cambiar esa experiencia.

No he sido capaz de encontrar un solo término para describir este tipo de conciencia; el
mejor que he podido llegar a está considerando con atención nuestros sentimientos
emocionales. (Para evitar la repetición de la frase entera a veces voy a abreviar sólo por
el uso del término atento o atención, en cursiva.) Cuando estamos siendo atento, como
lo digo en serio, podemos observarnos a nosotros mismos durante un episodio
emocional, idealmente antes más que han pasado unos segundos. Reconocemos que
estamos siendo emocional y podemos considerar si nuestra respuesta es justificada.
Podemos volver a evaluar, evaluar de nuevo, y si eso no es exitosa, entonces dirigir lo
que decimos y hacemos. Esto ocurre mientras estamos experimentando la emoción, tan
pronto como nos hemos vuelto conscientes de nuestros sentimientos y acciones
emocionales.

La mayoría de la gente rara vez son tan atentos a sus sentimientos emocionales, pero
esta escucha es posible lograr. Creo que podemos desarrollar la capacidad de estar
atento por lo que se convertirá en un hábito, en una parte estándar de nuestra vida.
Cuando eso sucede, nos sentiremos más en contacto, y más capaz de regular nuestra
vida emocional. Hay muchas maneras de desarrollar este tipo de atención.

Un método gente puede utilizar para llegar a ser más atentos a sus emociones es utilizar
el conocimiento sobre las causas de cada emoción se describe en los capítulos 5 a 9. Al
estar más familiarizado con lo que desencadena nuestras emociones, podemos
aumentar nuestra conciencia de cuándo y por qué nuestra se producen emociones. Una
parte crucial de tomar esta ruta para aumentar la atención es tener la capacidad de
identificar nuestros propios disparadores emocionales calientes y ser capaz de tomar
medidas para debilitarlos. El objetivo no es estar desprovisto de emoción, pero en vez
de tener más posibilidades de elección una vez nos convertimos emocional acerca de
cómo vamos a promulgar esa emoción.
pág. 71
Aprender acerca de las sensaciones, las sensaciones corporales que distinguen a cada
emoción, también deberían ayudar a centrar nuestra atención. Normalmente, somos
conscientes de estas sensaciones, pero no nos centramos en ellos o utilizarlos como
señales para alertarnos a estar atentos a nuestros estados emocionales. En los capítulos
5 a 9 proporciono ejercicios para aumentar su conciencia de cómo estos emociones se
sienten, para que pueda ser más conscientes de estos cambios fisiológicos y utilizarlos
como señales deliberadas que nos hacen atento, que nos da la oportunidad de
considerar, reevaluar, o el control nuestras emociones.

También podemos ser capaces de llegar a ser más atentos a nuestras sensaciones
emocionales por cada vez más atento a los sentimientos emocionales de otros con los
que estamos comprometidos. Si sabemos cómo se sienten, si que se registra en nuestra
mente consciente, podemos usar eso como una señal para discernir mejor nuestros
propios sentimientos, y para señalarnos a ser atentos a nuestros propios sentimientos
emocionales.

Por desgracia, mi investigación ha encontrado que la mayoría de nosotros no somos muy


buenos en reconocer cómo se sienten los demás a menos que las expresiones son
bastante fuertes. Nadie necesita mucha ayuda en la forma de interpretar una expresión
facial cuando una emoción está en su apogeo. Las expresiones son por lo general no
controlados por entonces, que muestra las apariciones que he encontrado para ser
universal. Pero las expresiones pueden ser muy sutil, sólo un cambio en los párpados o
el labio superior. Y a menudo estamos tan concentrados en lo que la persona está
diciendo que nos perdemos estos signos sutiles completamente. Esto es una pena, ya
que estamos en mejor situación si podemos detectar cómo otra persona se siente al
principio de nuestra interacción con ellos.

En el anexo se ofrece una prueba que le permite evaluar lo bien que reconocer los signos
sutiles de cuando una emoción está comenzando. Los capítulos 5 a 9 proporcionar
fotografías para ayudar a ser más sensibles a las expresiones faciales sutiles, y las ideas
sobre cómo utilizar esa información en la vida familiar, en la amistad y en el lugar de
trabajo.

Aprender a considerar con atención nuestros propios sentimientos emocionales no es


fácil, pero es posible, y, con el tiempo, con los repetidos esfuerzos, creo que se hace más
fácil. * Incluso cuando la atención se ha convertido en un hábito establecido, no siempre
funcionará. Si la emoción es muy intenso, si estamos importando un guión que no hemos
identificado, si estamos en un estado de ánimo correspondiente a la emoción que
sentimos, si hemos tenido poco sueño o estamos experimentando dolor físico continuo,
es posible que no conseguimos estar atentos. Vamos a cometer errores, pero cuando lo
hacemos, podemos aprender de ellos para reducir la probabilidad de que vuelva a ocurrir.

* Mi experiencia muy limitada con la meditación, y mi conocimiento personal de un


número de amigos y colegas que han tenido una gran cantidad de práctica de meditación,
me han convencido de que este es otro medio para el logro de tal atención. En la

pág. 72
investigación que estoy empezando, voy a aprender más acerca de cómo se produce esto
y documentar la naturaleza de los cambios que resultan.

Hay una serie de técnicas que podemos utilizar para moderar nuestro comportamiento
emocional vez estamos siendo atento;

• Podemos tratar de reevaluar lo que está ocurriendo; si tenemos éxito, los


comportamientos emocionales en breve parada, pueden ocurrir otra emoción más
apropiada, o, si nuestra reacción inicial fue adecuada, puede ser confirmado. El
problema con re evaluar es que nuestro período refractario nos hace resistir y nos impide
tener acceso a la información almacenada en nuestro interior o desde el exterior, que
pueden refutar la emoción. Es mucho menos difícil de evaluar de nuevo una vez que el
período refractario ha terminado.

• Incluso si no podemos evaluar de nuevo lo que está ocurriendo, incluso si todavía


creemos que nuestros sentimientos están justificados, podemos optar por interrumpir
nuestras acciones, para poner fin a nuestro discurso, en pocos segundos, o al menos no
para dar a nuestros sentimientos completo reinado. Podemos tratar de reducir las
señales en la cara y la voz, resistir cualquier impulso a la acción, y censurar lo que
decimos.

Controlar voluntariamente el comportamiento involuntario impulsado por nuestras


emociones no es fácil, sobre todo si la emoción sentida es intensa. Pero es posible
detener el discurso y la acción, más que para acabar por completo cualquier rastro de la
emoción en la cara o la voz. Es atento-ness, sabiendo que uno es emocional, que puede
mantener a la gente de perder el control de lo que dicen o hacen, de actuar en formas
que luego lamentamos.

Vamos a considerar cómo esto funciona mediante el examen de otro ejemplo, uno de mi
propia vida. Mi esposa, Mary Ann, estaba ausente durante cuatro días que asisten a una
conferencia en Washington, DC, Los dos seguimos la práctica, cuando lejos, de llamar a
otro cada día. En nuestro llamado viernes por la noche, le dije que el sábado estaría
cenando con un colega y luego trabajar con él hasta altas horas de la noche. En el
momento en que esperaba llegar a casa, a eso de las once de la noche, sería dos de la
mañana para ella en Washington y ella ya estaría dormido. Ya que no seríamos capaces
de hablar la noche del sábado, dijo que me llamaría en la mañana del domingo.

Mary Ann sabe que me levanto temprano, incluso en domingo, y cuando ella no está en
casa siempre estoy sentado en mi computadora por ocho de la mañana. A las nueve de
ella no había llamado y me empecé a preocupar. Era mediodía su tiempo; ¿por qué no
ha llamado ella? A las diez empecé a enojarse. Era la una de la tarde su tiempo, y
seguramente ella podría haber llamado. ¿Por qué no lo había hecho? ¿Estaba
avergonzado por algo que había hecho la noche antes de que ella no quiere revelar? No
me gusta tener esos pensamientos, y que añadí a mi ira. Si ella había llamado yo no
habría comenzado a ser vulnerables a los celos.

pág. 73
¿Podría ella estar enfermo; si hubiera estado en un accidente de coche? Empecé a sentir
miedo. ¿Debo llamar a Washington, DC, la policía? Probablemente ella simplemente
había olvidado, o estaba tan involucrado en los museos que estaba viendo, ella me había
dicho que era lo que iba a hacer el domingo, que ella había olvidado nuestra cita
telefónica. Su ligereza me hizo enojar más, suplantando mi miedo, cuando empecé a
pensar en ella disfrutando de ella mientras me preocupaba por ella. ¿Por qué debo ser
vulnerables a celos? ¿Por qué no llamar! Si yo hubiera sido más inteligente, si yo ya había
aprendido de las lecciones He discutido en este libro, podría haber comenzado una labor
preventiva en la noche del sábado o domingo por la mañana. Sabiendo que el abandono
de una mujer es un disparador emocional caliente (mi madre murió cuando yo tenía
catorce años), me he preparado no se sienten abandonados si Mary Ann se olvidó de
llamar. Me habría recordado a mí mismo que Mary Ann odia usar el teléfono,
especialmente el teléfono público, y probablemente no me llamaría hasta que ella
regresó a su hotel. También me hubiera recuperado el conocimiento que en veinte años
de matrimonio Mary Ann ha demostrado a sí misma para ser digno de confianza, así que
no tiene por qué ser celoso.

Al pensar en todas estas cosas antes de tiempo, podría haber sido capaz de debilitar mis
disparadores emocionales para no interpretar su no convocatoria de la mañana de un
modo que me haría sentir abandonado, enojado, celoso, o tiene miedo de ella bienestar,
y enojado que ella podría ser innecesariamente haciéndome tengo todos estos
sentimientos.

Era, por supuesto, es demasiado tarde para tener el beneficio de ese tipo de
pensamiento, de no haberlo hecho antes de tiempo no pude hacerlo mañana del
domingo. Cada vez que me sentí enojado o asustado, o celoso, yo estaba en un período
refractario cuando todo lo que yo sabía que sería calmar la situación ya no estaba
disponible. Las emociones habían comenzado; que estaban recibiendo más fuerte cada
vez que les experimentado con el paso del tiempo; y que ya no podía acceder a la
información relevante acerca de Mary Ann y sobre mí. Yo sólo podía acceder a la
información que se ajusten a las emociones que estaba sintiendo.

Yo estaba decidido a no dejar que mis emociones me impiden trabajar. Aunque yo no


estaba enojado desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde cuando Mary Ann
finalmente hizo llamar a cinco horas más tarde (cuatro su tiempo), tuve muchos
episodios de ira cada vez que miré mi reloj y señaló que todavía no había llamado.
Teniendo en cuenta el lapso de tiempo, sin embargo, también tuve tiempo para empezar
a convertirse atento a mis sentimientos emocionales. Aunque me sentí bastante
justificado en estar enojada con su irreflexión por no haberme llamado en la mañana
cuando ella dijo que lo haría, decidí que sería prudente no para expresar mi indignación
por el teléfono, y esperar hasta que ella regresó a su casa. Podía oír el rastro de enojo en
mi voz mientras hablábamos, pero lo logré en mi esfuerzo por no quejarse o hacer alguna
de las acusaciones que tan duramente quería cumplir. No fue una charla muy
satisfactoria, y después de unos minutos nos pusimos de acuerdo para colgar, señalando
que ella iba a volver tarde por la noche a la noche siguiente.

Reflexionaba sobre lo que había sucedido. Me sentí aliviado de que no me había dicho
nada acusatorio, pero yo sabía que ella sabía desde el sonido de mi voz que yo estaba
pág. 74
enojado por algo. Ella había ejercido un control en no me presionando sobre él. El
período refractario había llegado a su fin, por lo que fue capaz de evaluar de nuevo la
situación. Ya no me sentía enojado, pero en su lugar me sentí un poco tonto por haber
enojarse. Como no quería dejar las cosas distantes, cuando en realidad estábamos unos
pocos miles de kilómetros de distancia y no verse durante casi dos días más, llamé a
Mary Ann espalda. Tal vez habían pasado dos minutos desde la primera conversación.
Esta vez fue una agradable conversación que satisface. Unos días más tarde le pregunté
acerca de este episodio, de la que se había olvidado. Confirmó que se había dado cuenta
que estaba enojado, pero ya que no había sacado el tema, ella había decidido no tocar
el tema.

Este es un ejemplo de un episodio emocional en el que una persona lamenta haber


convertirse emocional. Hay, por supuesto, otros casos en los que estamos muy contentos
con nuestras reacciones emocionales. Pero vamos a centrarnos en lo que podemos
aprender de este episodio que podría tener aplicación a otras situaciones en las que uno
lamenta la propia conducta emocional. El primero es la importancia de tratar de
anticipar lo que puede ocurrir, de conocer las vulnerabilidades de cada uno. Yo no, en
este caso por lo que podría no cortocircuito todo el asunto; No podría reducir la
probabilidad de que me importe el script de ira-sobre-ser abandonada en este episodio,
y de ese modo ampliado el período refractario. Afortunadamente, he aprendido lo
suficiente de esta experiencia que no es probable que voy a responder con ira cuando
Mary Ann de nuevo no me llame cuando ella dice que lo hará. Cuando atento, puedo
elegir que no se enoje, pero si ya estoy en un estado de ánimo irritable o debajo de un
montón de otras presiones en mi vida, puedo fallar.

Hay dos partes en el análisis que tenemos que hacer para debilitar un disparador
emocional que sospechamos puede estar a punto de apagarse. Una parte se centra en
nosotros mismos, lo que está dentro de nosotros mismos que nos está causando a
responder emocionalmente de una manera que luego lamentamos. En este ejemplo, era
mi reconocimiento de que no se llamó por teléfono fue tocando mi resentimiento nunca
resuelta hacia mi madre por haberme abandonado cuando murió, lo que me importaba
en esta situación. La segunda parte es tratar de ampliar nuestra comprensión de la otra
persona. En este ejemplo, que involucró a mi revisión de lo que sabía acerca de Mary
Ann que la llevaría a no llamar, como su aversión de los teléfonos públicos, que no tenían
nada que ver con el abandono.

Puede ser demasiado pedir a nosotros mismos siempre para poder anticipar y calmar las
emociones, sobre todo al principio. Pero parte de ser más experto en cómo nos
ocupamos de nuestras emociones está desarrollando la capacidad de analizar y
comprender lo que ha sucedido una vez determinado episodio ha terminado. El análisis
debe hacerse en un momento en que ya no nos sentimos la necesidad de justificar lo
que hicimos. Esos análisis pueden ayudar a alertar a lo que tenemos que evitar, y pueden
ayudar a refrescarnos un disparador emocional.

En el capítulo anterior he recomendado guardar un diario emoción de los episodios que


se arrepiente. El estudio de ese diario puede ayudar a identificar no sólo por qué estos
episodios están ocurriendo, pero cuando es probable que vuelva a ocurrir y lo que puede
hacer para cambiarse a sí mismo por lo que no sucede en el futuro. Sería útil también
pág. 75
para mantener en ese mismo diario un registro de episodios en los que uno tiene éxito,
en la que uno reacciona bien.

Además de proporcionar el estímulo, esas entradas en el diario nos permiten reflexionar


sobre por qué estábamos a veces capaces de tener éxito, así como cuándo y por qué
hemos fallado.

Con frecuencia, el problema será qué hacer una vez que ha comenzado una emoción y
estamos en el período refractario, incapaz de reinterpretar lo que está ocurriendo. Si
estamos siendo atentos, podemos tratar de no alimentar la emoción, mientras que la
inhibición de las acciones que puedan causar a la otra persona para responder de una
manera tal que nuestros sentimientos se vuelven más fuertes. Si yo hubiera hecho
acusaciones, Mary Ann podría haber respondido a la defensiva con la ira, que me habría
hecho enfado de nuevo, tal vez más enojado. He venido a ver el comportamiento
emocional de control, ya sea el miedo o la ira, como un reto, un desafío casi me gusta,
aunque no siempre lo consigo. Cuando hago éxito que tengo un sentido de dominio que
es muy satisfactorio. Una vez más, creo que la práctica y el pensamiento acerca de lo
que hay que hacer, además de ser consciente de sí mismo durante el episodio emocional,
puedo ayudar.

Control del comportamiento emocional no siempre funciona. Cuando la emoción


despierta es muy fuerte, cuando estamos en un estado de ánimo que nos predispone
hacia la emoción, cuando el evento resuena muy de cerca con uno de los temas
emocionales evolucionadas o con un disparador de emoción temprana aprendido, mis
sugerencias a ser más difícil de usar . Y, dependiendo de la emoción, estilo-los afectos de
algunas personas que característicamente se convierta emocional muy rápidamente y
muy intensamente, hará que sea más difícil controlar algunas emociones.

El hecho de que no siempre vamos a tener éxito no significa que no podemos mejorar.
La clave es entender mejor a nosotros mismos. Mediante el análisis de nuestros
episodios emocionales después, podemos empezar a desarrollar el hábito de la atención.
Al aprender a centrarse más en qué es lo que estamos sintiendo, al aprender algunas de
las pistas internas que señalan a nosotros lo que las emociones que estamos sintiendo,
somos más propensos a ser capaces de controlar nuestros sentimientos. El aumento de
nuestra capacidad para detectar las señales de cómo otros están respondiendo a
nosotros emocionalmente nos pueden alertar a estar atentos a qué es lo que estamos
haciendo y sentimiento y nos ayudan a responder a las emociones de los demás de una
manera apropiada. Y, aprendiendo sobre los factores desencadenantes comunes para
cada emoción, los que compartimos con los demás y los que son de especial importancia
o única para nosotros, puede ayudarnos a prepararnos para encuentros -emocionales.
Los siguientes capítulos proporcionan información sobre todos estos asuntos.

pág. 76
5
La tristeza y la agonía
La peor pesadilla de un padre. Su hijo desaparece de repente, sin explicación aparente.
Meses más tarde se enteran de que la policía ha descubierto un anillo de asesinato en
masa homosexual que secuestró, torturó y mató a los niños de corta edad. Entonces se
entera de que el cuerpo de su hijo ha sido descubierto e identificado en el sitio de
entierro masivo.

La policía fue llevado allí por los diecisiete años de edad, Elmer Wayne Henley. La policía
había arrestado a Henley para el rodaje de su amigo Dean Corll, treinta y tres años,
después de una fiesta nocturna pintura rastreadores. Henley dijo ser parte de un anillo
de asesinato en masa adquisición de chicos jóvenes para Dean Corll. Cuando Corll dijo
Henley iba a ser su próxima víctima, Henley le disparó. En custodia de la muerte de Corll,
Henley dijo a la policía sobre el asesinato de los niños como "un servicio a ellos [los
padres] de clases." Sintió que los padres deben saber qué había pasado con sus hijos. En
total, se recuperaron los cuerpos de veintisiete muchachos jóvenes.

Bettye Shirley es la madre de uno de los chicos muertos. Su dolor es impresionante, su


sufrimiento tan intenso que mirar su expresión puede ser abrumador. Uno casi puede
oír los sollozos que están brotando de su rostro profundamente infeliz. Los mensajes
transmitidos por la cara y la voz se repiten entre sí cuando se hace ningún intento para
regular la expresión.

La muerte del hijo de uno es una causa universal de tristeza y agonía. Puede que no haya
ningún otro evento que puede suscitar tan intensa, recurrente, y la infelicidad duradera.
En 1967, cuando yo estaba llevando a cabo mi investigación en Papua Nueva Guinea, le
pregunté a la palestra para mostrarme lo que se vería su cara como si se enteraron que
su hijo había muerto. Los videos de sus actuaciones muestran las mismas expresiones
faciales como Bettye Shirley, aunque menos intensa, ya que imaginaban en lugar de
experimentar la pérdida.

pág. 77
Muchos tipos de pérdida pueden desencadenar tristeza: el rechazo por un amigo o un
amante; una pérdida de la autoestima de la imposibilidad de lograr un objetivo en el
trabajo; la pérdida de la admiración o el elogio de un superior; la pérdida de la salud; la
pérdida de alguna parte del cuerpo o función a través de accidente o enfermedad; y,
para algunos, la pérdida de un objeto preciado. Hay muchas palabras para describir triste
sentimientos: Perturbado, decepcionado, abatido, azul, deprimido, desanimado,
desesperado, afligido, desamparado, miserable y dolorosa.

* Una excepción sería si el niño ha estado sufriendo de una enfermedad incurable, o, en


algunas sociedades, si el niño es un niño muy joven para quien la familia no puede cuidar.

Ninguna de estas palabras parece lo suficientemente fuerte como para la emoción


mostrada por Bettye Shirley. Wally Friesen y me sugirió que esta emoción tiene dos
distintivos lados-tristeza y agonía. En los momentos de agonía hay protesta; en la tristeza
hay más resignación y desesperanza. Agonía intenta tratar activamente con la fuente de
la pérdida.

La tristeza es más pasivo. A menudo agonía parece no tener fin cuando no hay nada que
se pueda hacer para recuperar lo perdido. No podemos decir de la expresión facial en
esta fotografía si Bettye se siente tristeza o angustia. Sería más evidente si pudiéramos
pág. 78
ver sus expresiones durante unos segundos, escuchar lo que decía, y ver sus
movimientos corporales. De hecho, sería doloroso escuchar los gritos de Bettye de la
desesperación o el dolor. Podemos apartar la mirada de un rostro, pero no podemos
escapar el sonido de una emoción. Enseñamos a nuestros hijos para inhibir los sonidos
desagradables asociados con algunas emociones, especialmente los terribles gritos de
desesperación y agonía.

La tristeza es una de las emociones más duraderas. Después de un período de protestar


agonía, por lo general hay un período de tristeza resignada, en el que la persona se siente
totalmente impotente; y luego, de nuevo, la agonía protestar regresa en un intento de
recuperar la pérdida, seguido por la tristeza, a continuación, agonía, una y otra vez.
Cuando las emociones son leves o incluso moderada, pueden ser tan breve como unos
segundos, o pueden durar unos pocos minutos antes de sentir otra emoción (o ninguna
emoción específica).

Intensa emoción de Bettye Shirley vendría en oleadas, una y otra vez, en lugar de ser
sostenido continuamente en este tono alto. En una pérdida tan intensa que siempre
puede haber un fondo triste o disfórico estado de ánimo hasta que, con el tiempo, que
el estado de ánimo comienza a desvanecerse como termine el proceso de duelo.

Incluso en tal dolor intenso, hay momentos en que se pueden sentir otras emociones.
Una persona en duelo puede tener momentos de ira contra la vida; a Dios; a la persona
o cosa que causó la pérdida; a la persona que murió por morir, sobre todo si el fallecido
puesto a sí mismo en riesgo de alguna manera. El enojo puede ser dirigido hacia el
interior para no haber hecho algo, por no haber expresado algún sentimiento importante,
por no haber evitado la muerte. Aunque racionalmente no había nada que se podría
haber hecho eso habría evitado la muerte del ser querido, las personas que están de luto
puede sentirse culpable y enojado consigo mismo por no haber tenido el poder para
evitarlo.

Bettye Shirley casi seguro que se habría sentido la ira hacia los dos hombres que mataron
a su hijo, pero la fotografía de la atrapa en un momento diferente, en el momento en
que se siente la tristeza y agonía.

Nos sentimos enojados hacia la persona responsable de una pérdida, mientras sentimos
la tristeza y la agonía de la pérdida misma. La ira es todo lo que se puede sentir si la
pérdida no es permanente, como en la muerte, sino que se debe al rechazo. Incluso
entonces puede haber tristeza cuando se siente la pérdida misma. No hay reglas duras y
rápidas, ya que no es raro que el doliente que se siente abandonado a tener momentos
de ira hacia la persona que murió.

Puede haber momentos en los que la persona en duelo tiene miedo de cómo va a ser
capaz de vivir sin el fallecido, temeroso también de que nunca será capaz de recuperarse.
Este temor puede alternar con sentirse incapaz de reanudar la vida después de una
pérdida. Si aún no se ha producido la pérdida, el miedo puede ser la emoción
predominante en lugar de tristeza o angustia.

pág. 79
Incluso las emociones positivas se pueden sentir brevemente durante una experiencia
de lo contrario intensamente triste. Puede haber momentos de diversión al recordar
algún momento divertido para compartir con el fallecido.

A menudo los amigos y familiares en un servicio conmemorativo o al visitar la casa de la


persona luto se abrirá tales recuerdos positivos y puede incluso haber algunas risas.
También puede haber placer por un momento en el que saluda a un familiar cercano que
ha venido a compartir el dolor y proporcionar comodidad.

Cuando estaba trabajando en las tierras altas de Nueva Guinea, aprendí sobre otra de
las características de la pena. Un día salí de la aldea en la que yo estaba viviendo y
caminaron hacia el centro regional en Okapa, donde había un hospital australiano, así
que pude tomar una ducha y recargar las pilas para mi cámara de cine. Una mujer de
una aldea a unos kilómetros de distancia había llegado al hospital con un bebé muy
enfermo, que por desgracia había muerto. El médico australiano estaba a punto de llevar
a la mujer, con su hijo muerto, de regreso a su pueblo, y él me invitó a venir. La mujer se
sentó en el Land Rover en silencio, inexpresivo, sosteniendo a su bebé en sus brazos
durante el largo viaje. Cuando llegamos y vimos que sus familiares y amigos, se echó a
llorar, mostrando una intensa agonía. El médico pensó que no era sincera, convirtiendo
en una pantalla ritual de la emoción de impresionar a sus paisanos. Pensó que si se había
sentido realmente la desesperación se habría demostrado que mientras viajaba con
nosotros.

El médico no pudo reconocer que no podemos realmente experimentamos la agonía a


menos que estemos en presencia de otras personas que pueden y deben compartir
nuestra pérdida. Sabemos lo que ha sucedido, pero su significado para nosotros se
enriquece cuando le decimos a otros acerca de él o vemos sus reacciones a nuestra
pérdida. *

Este fue un ejemplo muy extremo de ese fenómeno, por esta mujer vivía en una cultura
edad de piedra, sin partidos, sin agua corriente, sin espejos y sin ropa que no sean las
faldas de hierba. Su bebé había muerto en un contexto que no tenía ningún significado
para ella. El hospital occidental con todas sus instalaciones hizo que la experiencia irreal,
como si hubiera estado en Marte y luego regresó a la Tierra. Otra posibilidad era que ella
tenía en su pena en la presencia de estos dos hombres de la extrañas médico y yo.
También puede haber sido en estado de shock, y se tomó el tiempo para que ella consiga
pasado ese estado por el dolor que se mostrará. Si hubiera pasado más tiempo, no
importa dónde se encontraba, podría haber surgido de su dolor.

Hubo un período en el que los profesionales de salud mental creían que los dolientes
que no mostraron intenso dolor están cometiendo actos de negación y serían, por tanto,
ser vulnerable a los graves problemas psiquiátricos más tarde. Las investigaciones más
recientes sugieren que no es siempre el caso, especialmente cuando la persona que
muere ha tenido un lento declive, y no ha habido tiempo suficiente para adaptarse a la
muerte que se aproxima. En tales casos, el doliente experimenta poca agonía, y sólo la
tristeza ocasional, cuando la muerte finalmente sucede. Si el archivo adjunto ha sido un
año difícil, con muchos períodos tormentosos o considerable insatisfacción, entonces la
pág. 80
muerte puede traer un comunicado, con sentimientos de alivio en lugar de
desesperación.

Cuando la muerte de un ser querido es repentina o inesperada, con poco tiempo para
prepararse, no es infrecuente que los dolientes a creer que la persona muerta todavía
está vivo. Dr. Ted Rynearson, que ha estudiado cómo la gente reacciona a la muerte
repentina de un ser querido, se encontró que muchos de esos dolientes conversan con
el fallecido, en la creencia en un sentido que la persona muerta puede oír y está
respondiendo a ellas. Cuando la muerte se produce por accidente, homicidio o suicidio,
puede tomar años para que estas conversaciones para poner fin y para el doliente a
aceptar por completo que el ser querido ha muerto.

* Psicólogo Nico Frijda hizo un punto muy similar cuando dijo: "El dolor a menudo no
surge cuando uno se notifica de fallecimiento o partida;. Dicha notificación consiste sólo
en palabras DUELO huelgas cuando uno llega a casa a la casa vacía."

Una expresión intensa de dolor como Bettye Shirley incluso puede aparecer cuando
alguien que estaba anticipando una pérdida devastadora obtiene la buena noticia de que
el ser querido está bien. En ese primer momento de alivio, toda la agonía que se
celebraba en ráfagas sucesivamente. El duelo anticipado, pero contenía, se expresa
ahora. En ese momento la persona se siente tanto dolor y alivio. Emociones pospuestos,
suprimida por una razón u otra, surgen cuando sea seguro para sentirlos, incluso si la
emoción ya no es relevante para la situación inmediata es.

Hay otra posible, pero no se ha investigado, explicación de por qué a veces vemos los
signos de agonía, termina con lágrimas, cuando una persona escucha una noticia
maravillosa. Es concebible que la más intensa alegría embarga el sistema emocional, y
que extraordinariamente fuerte emoción de cualquier tipo produce momentos de
agonía.

La ira puede ser una defensa contra la agonía, un sustituto, ya veces incluso la cura.
Cuando el amante rechazado puede llegar a ser enojado por haber sido plantada, la
desesperación se desploma. En un momento de intensa soledad, la tristeza volverá una
y otra vez puede ser impulsado por la ira. En algunas personas la ira se mantiene en
reserva, listo para aparecer en el menor signo de pérdida, para evitar que la experiencia
de agonía.

Algunos psicoterapeutas han sostenido que la tristeza y agonía prolongados en respuesta


a la pérdida es el resultado de la ira se volvió hacia el interior. Si la persona que sufre
puede dirigir el enojo hacia el exterior, a los difuntos, para salir, al rechazar amante,
cónyuge, profesor o jefe, entonces la tristeza y la agonía se "curan". Mientras que esto
puede ocurrir, lo dudo es la reacción habitual. No es raro tener sentimientos de ira hacia
la persona que está perdida, pero la ira no es en absoluto el único sentimiento, ni es su
expresión una cura necesaria o determinado por la tristeza y la angustia que se siente.

pág. 81
Hoy en día es común que las personas toman medicamentos para aliviar la tristeza
intensa o agonía, para atenuar la profundidad de luto. No tengo ninguna duda sobre el
uso de medicamentos para tratar la depresión, un trastorno emocional se describe más
adelante en este capítulo. Soy mucho menos seguro que beneficia a una persona no
sentir tristeza o angustia sobre las pérdidas normales que todos experimentamos en la
vida si la persona no está deprimida clínicamente. La tristeza y la agonía pueden ayudar
a curar la pérdida, y sin esos sentimientos los que sufren por la pérdida podían soportar
por más tiempo.

Si medicado suficiente, una persona no parece estar sufriendo, y que puede ser un
inconveniente. La tristeza y la agonía en las expresiones faciales y vocales llame al
servicio de los demás. Que el apoyo social, el cuidado de amigos y miembros de la familia,
es la curación. Una persona que está medicado para no mostrar la tristeza y agonía
podría recibir menos de que la atención de curación. No pretendo sugerir que las
expresiones de tristeza y agonía son en ningún sentido hecha deliberadamente para
hacer que otros ayudan. Estas expresiones son involuntarias, no deliberada, pero una de
sus funciones evolutivas es causar otros que ven las expresiones de sentir preocupación
y quieren ofrecer comodidad.

Otra de las funciones de las expresiones de tristeza y agonía es enriquecer la experiencia


de lo que la pérdida ha significado. Somos plenamente conscientes de lo que se siente
al llorar, del sufrimiento que sentimos en nuestra cara después de muchas expresiones
de agonía y tristeza. No es que no sabríamos lo que significó la pérdida si no había
expresión; sabríamos, pero no nos sentirlo plenamente si los medicamentos calman
nuestra desesperación. Otra función de la tristeza es permitir que la persona a la
reconstrucción de sus recursos y conservar su energía. Por supuesto, eso no va a suceder
cuando la tristeza es alterna con agonía, que disipa recursos.

Quiero advertir a los lectores. No hay evidencia firme, de una manera u otra, en medicar
a la gente a lidiar con las reacciones normales de tristeza y pérdida de luto, o cuando se
sufre otro tipo de pérdida. No sabemos todavía qué aconsejar, y yo sólo podemos
plantear estas cuestiones para el lector a considerar. Una vez más, hago hincapié en que
he estado discutiendo reacciones no patológicas a pérdida, no la depresión clínica.

Más adelante en este capítulo voy a explicar cómo la depresión clínica se diferencia de
la tristeza y agonía.

Era el verano de 1995 en un campo de refugiados de Bosnia en Tuzla.


Los europeos y estadounidenses habían declarado ciertas zonas seguras del ataque
serbio, a ser protegidos por tropas de la OTAN. Pero los serbios descartarse la declaración,
y la zona segura de Srebrenica cayó. Los serbios brutalmente asesinados muchos de los
hombres. Los refugiados que viajan a Tuzla vieron cadáveres civiles a lo largo de la
carretera; pasaron casas ennegrecidas todavía humeantes después de que los serbios
habían prendido fuego, en algunos casos, mientras que las personas se escondieron
dentro de ellos. También vieron que cuelgan de los árboles de los cuerpos de los
hombres que habían intentado escapar. Las personas que aparecen aquí son
musulmanes bosnios, en Tuzla, otra zona supuestamente segura.

pág. 82
Acaban de leer una lista de los que sobrevivieron, el aprendizaje que muchos-la mayor
parte de sus padres, hermanos o maridos no-tenía.

Es difícil no quieren consolar a un niño que muestra tal agonía.


Ese impulso para extender la mano y ayuda es fundamental para cualquier sentido de
comunidad. Está motivada, en parte al menos, por el sufrimiento que sentimos cuando
vemos a otra persona sufrir, sobre todo cuando vemos a un niño que está indefenso y
miserable. Esta es una de las funciones o propósitos de esta expresión: para pedir ayuda,
para imponer la propia el sufrimiento de los demás por lo que te ayudarán. Y se siente
bien para consolar a otra persona; consolando a otra, reduciendo su miseria, le da al
cuidador un sentimiento positivo.

Esos mismos sentimientos de querer ayudar y consolar pueden haber sido despertado
cuando vio la expresión de Bettye Shirley, pero probablemente no es tan fuerte. La
mayoría de nosotros son más desinhibidos sobre consolar a un niño extraño que un
adulto, incluso cuando el sufrimiento es intensamente manifiesto. El sociólogo Erving
Goffman observó que hay pocas barreras a los niños tocar que no conocemos:
reconfortantes si están en peligro, tocando ellos de una manera lúdica al pasar ellos. (Él
escribió en la década de 1960 antes de que se acentuó la preocupación por la pederastia.)

pág. 83
Yo mismo soy quizá demasiado vulnerable a sentir el sufrimiento de los demás. Una
cuenta de noticias de la televisión de sufrimiento, incluso si se trata de un evento que
fue subsanado satisfactoriamente, trae instantáneamente lágrimas a mis ojos y
sentimientos de sufrimiento. Incluso más anuncios de televisión crasos que muestran a
alguien en un estado de pérdida comienzan mis lágrimas fluyendo! No siempre fue así.
Creo que es el resultado de una experiencia extraordinariamente dolorosa después de
una cirugía de espalda hace treinta años.

Debido a un error médico, no me dieron ninguna medicación para el dolor y el


sufrimiento que experimenté fue tan severo e implacable por cinco días que me he
tomado mi vida si hubiera tenido los medios.

Esta terrible, el sufrimiento traumático desquició mi propio sistema emoción tristeza /


sufrimiento. Soy como un soldado traumatizado que sobre-responde al menos ruido de
algo que se asemeja disparos. Densos (repetidas una y otra vez) experiencias muy
intensas, emocionales pueden restablecer los umbrales para experimentar cualquier
emoción.

Vale la pena señalar que no todo el mundo quiere ser ayudado cuando él está
experimentando la tristeza o la agonía. Algunas personas desean retirarse, estar solo,
para no ser visto en tal estado. Estas personas pueden tener vergüenza de ser débil e
indefenso, avergonzado de haber sido tan dependiente de una persona, por lo que se
adjunta, que la tristeza y la agonía se experimentan cuando esa persona se pierde.
Algunas personas se enorgullecen de no mostrar una emoción desagradable, en vez
mostrando una "buena cara". Pero el hecho de que alguien no quiere mostrar sus
sentimientos no significa que va a tener éxito por completo; también no significa que no
se está sintiendo las emociones sólo porque él está la supresión (en la medida en que
puede) su expresión. Como expliqué en el capítulo 4, las expresiones emocionales son
involuntarios; comienzan a aparecer incluso cuando no queremos que lo hagan.
Podemos suprimirlos pero no siempre por completo. Si pudiéramos eliminar
completamente expresiones tan emocionales no había rastro en la cara, la voz o el
cuerpo, entonces tendríamos que considerar estas expresiones como algo tan poco
fiable como las palabras que decimos.

(A propósito utilizado el pronombre masculino en el párrafo anterior, porque esto es más


común entre los hombres, a pesar de que no es en absoluto desconocidas en las mujeres
y, desde luego que no son evidentes en todos los hombres.

Las tradiciones culturales y la educación dentro de una cultura, y quizá también el


temperamento, juegan un papel en la formación de la actitud de uno sobre el
sentimiento o mostrar tristeza y agonía.)

Cada expresión transmite un conjunto de mensajes relacionados. Los mensajes de


tristeza y agonía giran en torno a "estoy sufriendo; comodidad y me ayudan." Nuestra
reacción al ver estas expresiones no es típicamente una cuestión independiente,
intelectual, incluso cuando se manifiestan de una manera tan abstracta como una
fotografía fija en la página de un libro. Estamos construido para responder con emoción
a la emoción; solemos sentir el mensaje. Eso no siempre significa que sentimos la
pág. 84
emoción que se está señalada para nosotros.

No todo el mundo siente el sufrimiento de los demás; no todo el mundo se señala a


ayudar y consolar a una persona miserable. Algunas personas se enfadan en respuesta a
la miseria de otra persona. Ellos pueden sentir que una, la demanda inadecuada
inoportuna se está haciendo sobre ellos en busca de ayuda: ".? Por qué no puede cuidar
de sí mismo ¿Por qué está siendo un llorón" Silvan Tomkins cree que una diferencia
fundamental entre la gente era su manera de responder al sufrimiento de los demás.
¿Sentimos que sufrir nosotros mismos y quieren ayudarlos, o debemos culpar a la
persona que está sufriendo por estar en tal situación y hacer una demanda sobre
nosotros?

A veces una persona o grupo de personas los bosnios musulmanes, los judíos, los indios
americanos, los esclavos africanos, los gitanos, se pueden considerar como no ser
realmente humano, no como el resto de nosotros.

Pueden ser llamados animales, para mostrar lo poco que importan.


Aunque el sufrimiento de los animales se mueve mucha gente, que no se mueve todo el
mundo, y no todo el mundo está conmovido por el sufrimiento de aquellos que
consideran como menos que humanos. Su sufrimiento puede parecer merecido, o al
menos no discomforting presenciar. También hay personas que disfrutan del sufrimiento
de los demás. Ellos atormentan, física o psicológicamente, porque se siente bien para
ejercer su poder y para presenciar el dolor y el sufrimiento que produce. Una expresión
como la que este joven está mostrando sólo pueden ir abriendo el apetito para inducir
más sufrimiento en sus víctimas. (Estas personas se discuten al final del capítulo 6.)

Las lágrimas son evidentes rayas cara agonizante del chico Tuzla. Las lágrimas son
aceptables en niños y mujeres adultas en las culturas occidentales, pero hasta hace muy
poco eran considerados lágrimas de tristeza o angustia un signo de debilidad en los
hombres adultos. Las lágrimas de candidato presidencial Edmund Muskie cuando él
describió su reacción al ataque de un periódico en su esposa se dice que le han costado
las elecciones primarias 1972. Hoy en día, las cosas parecen haber cambiado. Bob Dole
y Bill Clinton ambos mostraron lágrimas en la campaña electoral de 1996 que no fueron
criticados por hacerlo. Los medios de comunicación y muchos profesores hacen hincapié
en la aceptabilidad de las emociones en general, y la tristeza y la angustia, en particular,
en los hombres. Dudo que esto ha permeado todos los segmentos de la sociedad
estadounidense, pero no tenemos puntos de referencia para comparar lo que era
habitual hace treinta años con el ahora.

Las lágrimas no son exclusivos de la tristeza o la aflicción. También pueden ocurrir


durante la intensa alegría, y en ataques de risa, aunque una revisión reciente de la
literatura encontró más informes, en los adultos, de llorar cuando la gente se siente
impotente. Las personas dicen que se sienten mejor después de llorar, y aunque existen
diferencias en lo que desencadena un grito, lo que puede deberse a la gestión de la
expresión, el llanto parece ser una expresión emocional universal. Hay una afirmación
de que el llanto es exclusiva de los humanos; Sin embargo, hay informes dispersos de
llorar en situaciones angustiosas en otros primates.

pág. 85
Como se señaló anteriormente, no sólo las emociones tienen un papel en los estados de
ánimo, pero la mayoría de las emociones también son fundamentales para un rasgo
específico de la personalidad y un trastorno emocional específico. Teniendo en cuenta
la duración de cada fenómeno es la forma más fácil de distinguir entre emociones (que
puede ser tan corto como unos pocos segundos o tan largo como muchos minutos;
estados de ánimo (que pueden durar horas o, a veces un día o dos); y rasgos de
personalidad (que pueden colorear una sección importante de la vida de una persona,
como la adolescencia, la edad adulta y, a veces la vida de una persona). Si bien los
trastornos emocionales pueden ser episódica, que dura sólo unas semanas o meses, o
generalizada, que permanece durante años o décadas, es no por el tiempo que duran,
pero la forma en que perjudican nuestra capacidad de vivir nuestras vidas que los
distingue de los rasgos de la personalidad emocionales. En un trastorno, las emociones
están fuera de control, y que pueden interferir con nuestra capacidad de vivir con los
demás, trabajar, comer, y para dormir.

* ¿Qué las causa y cómo afectan nuestras vidas son otras formas en que las emociones,
estados de ánimo, rasgos emocionales y trastornos emocionales diferentes, pero esas
cuestiones no nos necesitan preocuparse ahora.

Cuando tenemos un estado de ánimo decaído, sentimos tristeza por muchas horas; una
personalidad melancólica es propenso a sentirse triste o tener estados de ánimo de color
azul; y la depresión es el trastorno mental en el que la tristeza y la angustia son centrales.
Por supuesto, la gente comúnmente utilizan estas palabras de manera intercambiable,
diciendo, por ejemplo, que uno se sentía deprimido que una calificación en un examen
no era muy alta. Pero los trastornos mentales tienen marcadores que los colocan más
allá del rango de respuestas emocionales normales.

Por un lado, duran mucho más tiempo. Ese "depresión" sobre el grado se disipará
rápidamente si algún otro evento emocional viene. La verdadera depresión tiene una
duración de días, meses, incluso a veces durante años. En un trastorno emocional,
emociones particulares dominan la vida, monopolizando las cosas, de manera que
algunas otras emociones se pueden sentir. Las emociones se hacen sentir muy
intensamente, una y otra vez. Las emociones están fuera de control; la persona no puede
regularlos o escapar de ellos. Interfieren con la capacidad de la persona para llevar a
cabo las tareas fundamentales de la vida de comer, dormir, cohabitan y trabajar. Es grave;
se podría decir, metafóricamente, que las emociones están inundadas.

Si la tristeza domina la depresión, se habla de una depresión retardada; Si agonía es más


prominente, es una depresión agitada.

Las personas que están deprimidas no sólo se sienten impotentes para cambiar sus vidas,
se sienten sin esperanza. Ellos no creen que nunca mejorar. Además de la tristeza y la
angustia, la culpa y la vergüenza se hacen sentir con fuerza, para las personas deprimidas
creen que no valen nada, que es por qué creen que se sienten como lo hacen. La
depresión puede ser una reacción a algún evento de la vida, una reacción excesiva, o
puede aparecer aparentemente sin motivo o causa, cuando ningún caso se puede
pág. 86
identificar haber hacerla estallar.

La tristeza y la agonía no son las únicas emociones sentidas; ira, dirigida hacia dentro o
hacia fuera, y el miedo son a menudo se manifiestan. Si hay cambios entre la depresión
y la euforia extrema y la emoción, entonces se llama una depresión bipolar o, en la
terminología de edad, depresión maníaca. No cabe duda de que existe una contribución
genética importante que hace vulnerable a la depresión, y que los medicamentos son
útiles en la mayoría de los casos. Psicoterapia con o sin medicamentos puede ser útil,
aunque todavía hay argumento en la literatura acerca de si la psicoterapia sola puede
ser tan útil como los medicamentos solo cuando la depresión es severa.

No encontramos expresiones faciales únicas en nuestro estudio de las personas que


sufren de depresión, nada que no se vería en la gente normal que experimentan tristeza
y agonía. Cualquier trigésimo segundo período de observación podría mostrar sólo que
la persona era miserable, no es que él o ella estaba en una depresión clínica. Fue la
repetitividad y la fuerza de las emociones, que se muestran una y otra vez más de una
hora, que lo hizo evidente el rostro expresa la depresión, no simplemente tristeza y
agonía por una pérdida importante.
La cantidad de tristeza estaba relacionada con el diagnóstico del paciente.

Hubo menos tristeza mostrado por aquellos que sufren de lo que se llama (menos grave)
la depresión menor y más tristeza por las personas diagnosticadas con depresión mayor.
Además de algunas expresiones tristes, los pacientes maníacos mostraron mucho más
sonriente, pero no las sonrisas de placer. (La distinción entre sonrisas de disfrute y otros
tipos de sonrisa se explica en el capítulo 9.)

En un estudio de pacientes en mi propio hospital, se encontró que las diferencias en el


tipo de emociones que se muestran en el momento los pacientes fueron ingresados en
el hospital predijo lo bien que respondieron al tratamiento posterior; es decir, la cantidad
de mejora se mostraría tres meses más tarde”.

Reconociendo Tristeza en nosotros mismos

Ahora quiero cambiar la atención a la forma en que experimentamos tristeza


internamente.

Es posible que haya empezado a sentir algo de tristeza o angustia cuando mirabas Bettye
Shirley o la cara del chico Tuzla. Si eso ocurriera, busque de nuevo, y, si usted comienza
a sentir la emoción, dejó la sensación de crecer para que pueda considerar cómo su
cuerpo responde. Si no siente alguna tristeza cuando miró las fotos, intente buscar de
nuevo y permitir que esos sentimientos que se produzca. Si ellos comienzan, dejarlos
crecer tan fuertemente como sea posible.

Cuando nos fijamos en las imágenes, es posible que haya recordado un momento en que
usted se sintió muy triste por la pérdida, y que la memoria activó sentimientos de tristeza.
Para algunas personas un triste suceso ha sido tan importante en su vida que están
preparados para volver a experimentar fácilmente y recordar ese evento, que se inundó
por esos sentimientos de tristeza.
pág. 87
Su historia tristeza está esperando la oportunidad de ser recreado de nuevo. Tales
personas son muy susceptibles a la tristeza; que necesitan para sentirse de nuevo porque
la tristeza que sentían no está completamente terminado.

Algunas experiencias son tan devastadores-como la muerte de un ser querido hijo, que
la tristeza nunca puede desaparecer por completo. Una persona que ha sufrido un
trauma puede ser muy fácilmente conmovió hasta las lágrimas, vulnerables a cualquier
atisbo de sufrimiento en los demás.

Si usted todavía no ha tenido ningún sentimiento de tristeza, si la fotografía no provocó


ningún sentimiento de empatía, y si no hay memoria surgió espontáneamente, pruebe
este camino: ¿Hubo alguna vez un momento en su vida cuando alguien moría con quien
estaba muy apegado y para quien se sintió tristeza? Si es así, visualizar esa escena, y
dejar que los sentimientos comienzan a volver a instituir a sí mismos. Cuando esto
comienza a suceder, hacer crecer los sentimientos, prestando atención a cómo su rostro
y su cuerpo se siente.

Si usted todavía no ha sentido ninguna tristeza luego intente el siguiente ejercicio.

Imitar los movimientos faciales de tristeza, como los Bettye Shirley está mostrando.
(Es posible que necesite usar un espejo para comprobar si usted está haciendo los
movimientos correctos.)

• Caída de su boca abierta.


• Tire de las esquinas de sus labios hacia abajo.
• Mientras mantenga esos rincones labiales, trate ahora de aumentar sus mejillas, como
si usted está entrecerrando los ojos. Esto empuja contra las comisuras de los labios.
• Mantenga esta tensión entre las mejillas planteadas y las comisuras de los labios
tirando hacia abajo.
• Deje que sus ojos miran hacia abajo y los párpados superiores se inclinan.

Si usted todavía no ha comenzado a sentir tristeza, a continuación, intente imitar las


cejas que Bettye Shirley está mostrando. Este es un movimiento mucho más difícil para
la mayoría de la gente a hacer voluntariamente.

• Tire de las esquinas interiores de las cejas en el medio, no el todo frente.


• Puede ayudar si también tira de sus cejas juntas y en el medio.
• Deje que sus ojos miran hacia abajo y los párpados superiores se inclinan.

Nuestra investigación muestra que si usted hace estos movimientos en su cara, usted
desencadenar cambios en su fisiología, tanto en su cuerpo y en su cerebro. Si esto le
sucede a usted, deje que los sentimientos crecen tan fuerte como puedas.

Si usted ha sido capaz de sentir tristeza o angustia al ver la foto de Bettye, por el ejercicio
de la memoria, o siguiendo las instrucciones para hacer los movimientos faciales, trate
de hacerlo de nuevo. Concéntrese en lo que esos sentimientos se sienten como. Preste
atención a lo que sucede como esos sentimientos empiezan primero, cómo se registran,
lo que los cambios en su cuerpo y en su conciencia. Deje que los sentimientos crecen y
pág. 88
se hacen tan fuertes como se puede permitir. Mientras eso sucede aviso lo que sientes
en tu cabeza, el cuello o la cara, en el cuello, en la espalda y los hombros, en los brazos,
en el estómago y en las piernas. Estas son las sensaciones que se sienten con tristeza;
son sentimientos muy desagradables. Puede que en un cierto punto ser doloroso si son
muy fuertes y duran mucho tiempo.

Sus párpados pueden llegar a ser más pesado. Sus mejillas pueden comenzar a subir.

La parte posterior de la garganta puede comenzar a sentir dolor. Sus ojos podrían haber
humedecido con el inicio de las lágrimas. Estas son reacciones normales durante tristeza,
y también son normales cuando se mira en la cara de alguien que se siente tristeza
intensa. Reacciones empáticas son comunes, y son un medio por el cual establecemos
lazos con los demás, incluso con extraños. Estos sentimientos hacen que usted se
preocupa por Bettye del sufrimiento o del niño, y que dan ganas de ayudarlos. Bettye
Shirley está experimentando peor tragedia de todos los padres; el niño está
experimentando el peor temor de todos los niños.

Al mirar la foto de Bettye, o después de los ejercicios de memoria o el movimiento de


los músculos faciales, la mayoría de la gente va a experimentar tristeza, no agonía. Si el
sentimiento crece muy fuerte o se mantiene por mucho tiempo, puede convertirse en
una agonía. Al estar más familiarizado con estos sentimientos, reflexionando sobre lo
que les da la gana, usted tiene una mejor oportunidad de reconocer esos sentimientos
cuando comienzan, de darse cuenta cuando usted está comenzando a experimentar una
pérdida.

He descrito las sensaciones más comunes experimentados durante la tristeza, el tema,


si se quiere, pero cada individuo tiene sus propias variaciones sobre cómo la tristeza o
cualquier otra emoción, se siente. La mayoría de nosotros presumir que todo el mundo
siente una emoción la forma de hacer, o que nuestro camino es el único camino correcto.
Las personas difieren en la facilidad con la tristeza se puede llamar a otro, la rapidez con
que cambia la tristeza a la agonía y de nuevo a la tristeza, y el tiempo que los
sentimientos tristes generalmente perduran.

Conocer su propio camino y cómo se diferencia de sus seres queridos pueden ayudar a
entender mejor los problemas de comunicación y los malentendidos que pueden ocurrir
en su vida que implica esta emoción.

Algunas personas pueden disfrutar de la experiencia de tristeza, aunque no la tristeza


que es tan intensa como Bettye de. Tales personas leen novelas conocidas como
tearjerkers; van a las películas que escuchan traerá en la tristeza; que ven este tipo de
programas de televisión. Y hay algunas personas que tienen una aversión extrema a la
tristeza y la agonía, que salen de su camino para evitar situaciones en las que podrían
sentir estas emociones.

Pueden evitar el embargo o el compromiso, ya preocuparse por los demás los hace
vulnerables a la pérdida y la tristeza.

Ahora vamos a cambiar nuestro enfoque a la forma en que se registró la emoción de la


pág. 89
tristeza en los rostros que hemos visto. Comenzamos por analizar lo que esta emoción
se ve como cuando es extrema, y luego volvemos a los signos más sutiles de tristeza y
agonía. Mira de nuevo a la expresión de Bettye. Su intensa tristeza o angustia se muestra
en toda su cara. Una señal muy fuerte y fiable es la inclinación hacia arriba de las
esquinas interiores de las cejas. Es confiable porque pocas personas pueden hacer este
movimiento de manera voluntaria, por lo que podría raramente fabricarse
deliberadamente. (Eso no es lo que para algunos de los otros movimientos faciales
describen más adelante.) Incluso cuando las personas están tratando de no mostrar
cómo se sienten, estas cejas oblicuamente posicionadas suelen revelar su tristeza. Mira
el espacio entre las cejas. En la mayoría de las personas aparece una arruga vertical entre
las cejas, como lo hace aquí, cuando las cejas se preparen y juntos. En algunas personas
que se arruga permanentemente grabado en la cara, y si eso es lo que va a profundizar
y oscurece cuando las esquinas interiores de las cejas se levantan y juntos.

Para ver lo poderoso que las cejas son, cubren el resto de la cara debajo de las cejas con
la mano. Ella todavía se ve angustiado, incluso cuando se puede ver sólo las cejas. Su
movimiento de cejas ha triangulado los párpados superiores. A veces esto puede ser el
único signo de tristeza.

Su intensa tristeza también está claramente registrado en su cara inferior. Sus labios se
estiran horizontalmente, el labio inferior se empuja hacia arriba, y, espero, su labio
inferior temblaba. Su boca completamente abierta añade a la intensidad de esta pantalla.
Otro registro importante de su agonía se encuentra en las mejillas planteadas, que son
otra parte de la pantalla completa de este intenso sentimiento. Las comisuras de los
labios probablemente están siendo derribadas, pero esta acción es demasiado débil
como para ver cuando los labios están tan fuertemente se extienden horizontalmente y
las mejillas se tira firmemente hacia arriba. Mira la piel entre la punta de la barbilla y el
labio inferior, lo que los anatomistas llaman el jefe de la barbilla. Se arrugó y empujado
hacia arriba por la acción del músculo de la barbilla, el músculo que, cuando actúa solo,
produce un puchero. Aquí, el labio inferior no se empuja hacia arriba en un puchero
porque se estira tan intensamente.

Ahora echa un vistazo a la expresión de la mujer más joven de pie detrás de Bettye Shirley.
Vemos sólo una parte de su cara, pero lo suficiente para notar que la esquina interna de
una ceja se ha tirado hacia arriba y hacia el centro, y que la mejilla se ha planteado.

Estos dos signos se repiten lo que vemos en el rostro de Bettye Shirley. Los labios en el
rostro de la joven no están abiertas, pero pueden ser presionadas ligeramente juntos,
tal vez en un intento de evitar que llora en voz alta.

Ahora mira otra vez al chico de Tuzla. Sus cejas no están en ángulo hacia arriba. Esto es
porque cuando llora, las cejas pueden a veces ser derribadas y juntos, especialmente
durante el pico de un combate de llorar. Su barbilla levantada mejillas y arrugada
también fueron evidentes en la cara de Bettye. La tirando hacia arriba de las mejillas a
veces hace que el Hasta esquinas para ser elevado ligeramente, como si hay una sonrisa.

Use su mano para cubrir la cara superior del niño por lo que sólo se puede ver desde el
fondo de sus párpados inferiores hacia abajo. Todavía es obvio que la sonrisa no es uno
pág. 90
de disfrute, y que la parte inferior de la cara está mostrando tristeza. Algunos científicos
han sido confundidos por tales sonrisas como apariciones, afirmando que las sonrisas
no tienen nada que ver con el disfrute porque aparecen, como lo hacen aquí, cuando
alguien está claramente en la angustia. La clave es darse cuenta de que las comisuras de
los labios están siendo arrastradas hacia arriba por la fuerte acción del músculo mejilla,
no por el músculo que subyace sonriendo. Tenga en cuenta que la barbilla jefe del chico
es muy parecido a Bettye de. Hay una remota posibilidad de que este niño podría estar
tratando de ocultar su agonía con una sonrisa para demostrar que puede hacer frente a
la pena (tal vez por lo que no será una carga para su familia).

En la imagen Tuzla hay otras dos mujeres que muestran la desesperación o el dolor a la
mujer de la derecha muestra las cejas oblicuas arquetípicas, la boca estirada, un poco
menos ambiciosos llegados labios, mejillas y se criaron. La mujer detrás del niño refleja
su expresión.

El joven aparece en la página 99 estaba caminando por un sendero en las tierras altas de
Nueva Guinea cuando se encontró con un extraño, yo. A lo mejor de mi conocimiento,
que no había visto ninguna otra raza caucásica; a lo sumo otro científico, o, aún menos
probable, un misionero podría haber pasado de largo. Él y la mayoría de las otras
pág. 91
personas en su cultura eran visualmente aislado, que es precisamente por qué estaba
allí estudiando ellos.

Nunca había visto una fotografía, una revista, una película o un vídeo, y para que no
pudiera haber aprendido sus expresiones de esas fuentes.

Yo era un objeto de gran interés para estas personas, para casi todo lo que hice fue
novela. Incluso haciendo una cosa tan simple como encender mi pipa con un partido era
una fuente de asombro, ya que no tenía coincidencias.

Estaba rodeado cada noche cuando yo escriba mis experiencias en mi diario. Pensaron
que mi máquina de escribir portátil era una máquina de música, emitiendo pero un tono
cada pocos segundos. Yo no tengo que preocuparme de que él sea la cámara tímido,
porque él no sabía lo que era una cámara.

No tengo ni idea de lo que estaba pensando este muchacho ni por qué mostré esta
expresión triste, porque yo no hablaba su lengua y el traductor que me estaba ayudando
no estaba allí en ese momento. En algunas personas, el músculo que se contrae para
levantar las esquinas interiores de las cejas no causa las cejas para moverse, pero en
cambio produce este patrón característico de arrugas. En su libro La expresión de las
emociones en el hombre y los animales, Charles Darwin escribió de este patrón: It "se
puede llamar, en aras de la brevedad, el músculo dolor....

[Es] produce una marca en la frente, que ha sido comparado con una herradura”.

Esta misma acción muscular, aunque más débil, es responsable de la aparición de la


frente de Bettye Shirley, pero en el niño Nueva Guinea sólo la piel y no las cejas mueve
hacia arriba en el centro de la frente. Para algunas personas esto es siempre la forma en
que esta expresión involuntaria muestra en sus caras, presumiblemente debido a una
peculiaridad anatómica. Si bien algunas personas pueden pensar que el muchacho está
perplejo en lugar de triste ya que sus cejas se dibujan juntos, la forma de herradura no
ocurriría a menos que estuviera triste. Por el contrario, mira el compañero detrás del
muchacho, cuyas cejas se acaba de dibujar juntos, mostrando la perplejidad o la
concentración.

No hay ningún indicio de tristeza, ya sea en la boca o en las mejillas del chico.
Este es un ejemplo de expresión. Parcial. La señal es sólo en una parte de la cara, a
diferencia de las expresiones completas que se muestran en las dos imágenes anteriores.
Esto podría suceder si estuviera tratando de controlar la visualización de su emoción,
porque, como he mencionado antes, las cejas son más difíciles de manejar que la cara
inferior. O tal vez la sensación es demasiado débil para ser mostrado todavía en toda su
cara.

Ahora vamos a examinar algunos de los componentes de la expresión de tristeza y sus


signos más sutiles. Estoy utilizando fotografías de mi hija Eva que tomé hace cuatro años.
Yo no le dije a plantear una emoción; en lugar de eso le mostré en mi cara el movimiento
de los músculos del sistema Yo quería que ella hiciera. Tomé miles de fotografías con el
fin de obtener los que yo necesitaba para explicar cómo los cambios sutiles se producen
pág. 92
en la expresión. He utilizado una sola persona como el modelo (a excepción de algunas
fotos de mí que aparecen en otros capítulos), por lo que no se distraerá con las
características específicas de la persona que ve y lo que seré capaz de centrarse en cómo
las expresiones cambian.

Voy a empezar con los ojos, tanto los párpados y las cejas. Cuadro B muestra una pose
no emocional neutral para que pueda comparar lo que su cara se parece a cuando ella
no muestra ninguna emoción con el aislado, ya veces muy leve, los cambios que describo.
Foto A muestra la caída de los párpados superiores, mientras foto C muestra sólo el
toque de las esquinas interiores de las cejas que crían. Cuando se producen incluso
pequeños cambios como éste, parece que cambiar toda la cara.

Para ayudarle a ver que es sólo el párpado superior de la izquierda y la frente a la derecha
que está proporcionando el mensaje, creé fotografías compuestas, pegar sólo esas
características en la imagen en el centro. Imagen D muestra los párpados superior de la
imagen A pegado en la imagen B neutral. Foto E muestra las cejas de C pegadas en el
cuadro B neutral. Esto debería convencerte de que incluso un cambio muy sutil parece
afectar a la apariencia de la cara entera. Por cierto, E parece un poco menos triste que C
por encima de ella. Esto es así porque en C, hay un muy ligero toque de caída del párpado
superior. No sería aparente sin comparar C a E, el cuadro donde sólo las cejas de E se
han pegado en la cara neutral.
pág. 93
Foto C es una señal definitiva de tristeza; puede ser leve tristeza, tristeza siendo
controlada, o la tristeza que empieza a menguar. No todo el mundo lo reconocerá sin la
práctica, sobre todo si es breve.

Foto A es más ambigua. Podría ser un signo de tristeza leve o controlada, pero también
puede ser simplemente una señal de que la persona está recibiendo sueño o aburrido,
ya que la caída del párpado es la única señal.

Nótese, sin embargo, ¿qué sucede cuando el párpado caído no se combina con la
elevación de las cejas. Imagen F muestra una composición en la que las cejas de C y los
párpados de A se han pegado en la cara neutral. La misma combinación de párpados
caídos y esquinas internas elevadas de las cejas se muestra en G, pero en este natural,
no creado por ordenador, la imagen del movimiento de las cejas es más fuerte. Ahora
no hay duda. Esta es la tristeza muy claro, difícil de perder o malinterpretar a menos que
fuera muy breve.

La siguiente fila de imágenes muestra otros cambios en los ojos. En la imagen de H a la


izquierda, las cejas son fuertes, pero la mirada es hacia adelante, sin caída del párpado
superior. En la foto 1, las cejas son fuertes; hay una ligera caída del párpado superior y
un ligero tensado del párpado inferior. Compare los párpados inferiores en foto que con
la foto neutral B. En la imagen J vemos una característica típica en la tristeza, en el que
la mirada se dirige hacia abajo. Usted vio esto como parte de la triste exhibición en la
fotografía de Bettye Shirley. Por supuesto, las personas miran hacia abajo cuando leen,
o cuando están cansados, pero cuando se añade a las cejas tristes, el mensaje es
inequívoco.

pág. 94
Las cejas son muy importantes signos, altamente confiables de tristeza.
Rara vez se muestran en esta configuración a menos que se sentía tristeza, para algunas
personas voluntariamente pueden hacer este movimiento. Hay excepciones; tanto
Woody Allen y Jim Carrey mostrar este movimiento a menudo.

Aunque la mayoría de las personas hacen hincapié en el habla o elevando sus cejas, estos
dos actores a menudo utilizan la triste ceño para enfatizar una palabra. Se hace parecer
empático, cálido y amable, pero que puede o no puede ser un fiel reflejo de lo que están
sintiendo. Para aquellos que usan las esquinas internas elevadas de las cejas para
acentuar su forma de hablar, tiene poca importancia, pero para casi todos los demás, es
una señal de tristeza importante.

Ahora vamos a centrarnos en lo que ocurre con la boca en la tristeza. Foto K muestra las
comisuras de los labios tiraron a la baja muy ligeramente. Esta acción es más fuerte en
la imagen L, y aún más fuerte en el cuadro M. Esta es otra señal de muy leve tristeza, o
puede suceder cuando las personas tratan de limitar la cantidad de tristeza que revelan.
Imagen M es tan fuerte que cuando se demuestra por sí solo, sin la tristeza se muestra
en las cejas o los ojos, probablemente no es la tristeza. En su lugar, más probable es un
movimiento de algunas personas hacen como un símbolo de incredulidad o negación.

pág. 95
Las siguientes fotos muestran la expresión que se produce cuando sólo el labio inferior
se empuja hacia arriba. Foto N es un puchero, que puede ocurrir solamente cuando la
persona está empezando a sentirse triste, como un precursor de un grito.

También puede ocurrir cuando la persona se siente mal humor. En la imagen 0, el


movimiento es demasiado fuerte para ser un signo de tristeza cuando se presenta solo,
sin la triste cejas, párpados, o la mirada hacia abajo. En cambio, es más probable que sea
un símbolo de la incertidumbre, como un encogimiento de hombros con las manos. Foto
P combina empujando hacia arriba el labio inferior, como en N y 0, presionando los labios.
A menudo es una señal de la determinación o la concentración, y es un manierismo
frecuente en algunas personas, como el presidente Clinton. Algunas personas también
arrojan un poco de una sonrisa en esta configuración, y se convierte en un símbolo
sonrisa-y-oso-it.

Las siguientes imágenes muestran mezclas de dos emociones. Foto Q es la combinación


de tristeza en las cejas con una sonrisa bastante completa.

Cúbrase la boca con la mano y verás que ella se ve triste, y cubriendo los ojos y las cejas
se ve feliz. Esta expresión se produce con experiencias agridulces, como el recuerdo de
un momento feliz, que está teñida de tristeza, ya que está en el pasado, sobre, ya no en
la vida de la persona. También puede ocurrir cuando una persona está usando la sonrisa
para tratar de ocultar o disimular la tristeza. Cuadro I muestra la combinación de miedo
y tristeza expresada por la tristeza en las cejas y el miedo en los ojos muy abiertos. Use
su mano para cubrir primero las cejas, y tenga en cuenta el miedo en los ojos; a
continuación, cubrir los ojos, y verás que las cejas son claramente los más tristes que
hemos visto antes. Foto S podría ser una mezcla de tristeza y sorpresa porque los labios
están entreabiertos y los ojos están abiertos, aunque no tanto como en la mezcla de
miedo tristeza en la foto del medio.

pág. 96
La última foto, T, muestra la combinación de todos los signos de tristeza que hemos visto
con una nueva. Las esquinas interiores de las cejas se levantan, los párpados superiores
se cayeron ligeramente, y las comisuras de los labios se tiran hacia abajo. La nueva
característica es la elevación de las mejillas que ha producido las arrugas que bajan
desde las fosas nasales de Eva hacia el exterior más allá de las comisuras de sus labios.
Esto se llama el surco nasolabial. El músculo que ha levantado sus mejillas produce este
surco y empuja hacia arriba la piel debajo de los ojos, entrecerrando los ojos.

En cuanto a estas fotografías repetidamente, y mirando hacia atrás en las fotografías de


noticias anteriores en este capítulo, ayudará a que sensibilizar a cómo la gente se siente
sin su decírtelo. Usted puede aumentar su habilidad en el reconocimiento de los signos
sutiles de tristeza (y las emociones que se muestran en los otros capítulos) marcando la
emotionsrevealed.com sitio Web.

pág. 97
Uso de la Información Expresiones

Quiero considerar el próximo lo que debe hacer ahora que estará en mejores
condiciones para recibir la información emocional de los rostros de la gente y de sus
propias respuestas automáticas. Es obvio lo que debe hacer cuando la tristeza se
muestra muy claramente en el rostro de alguien, como lo fue en el chico de Tuzla, en
Bettye Shirley, y en algunas de las fotos se muestra aquí de Eva (fotos H, I, J y T). No se
puede evadir la tristeza expresada; la persona que muestra que no está tratando de
ocultarlo. Cuando expresiones son ese extremo, la persona que muestra la expresión
puede sentir en su rostro y esperaría que otros puedan ver cómo se siente.

La expresión indica una necesidad de comodidad, ya se trate de un brazo colocado sobre


los hombros de la persona, o simplemente una oferta de consuelo en las palabras.

Pero lo que si es sólo un signo sutil, ¿cómo lo que has visto en imágenes A, C o K? ¿Qué
vas a hacer con esta información?

Recuerde que las expresiones emocionales nunca te cuentan su fuente, hay muchas
razones por qué, por ejemplo, alguien podría estar triste.

No suponga que usted sabe por qué la persona está triste. Cuando vea una expresión
sutil, no es seguro si la persona quiere que usted sepa cómo él o ella se siente, y usted
no debe suponer que usted debe reconocer que usted sabe cómo se siente la persona.
Es un asunto muy diferente cuando ves un signo sutil en comparación con las pantallas
completas mostradas por Bettye Shirley o el chico de Tuzla; ellos saben cómo se sienten,
saben que sus sentimientos están mostrando, y usted tiene la obligación de responder.

Si la expresión es sutil, la primera cuestión es si la expresión es un signo de tristeza que


sólo podría estar comenzando, ligera tristeza, o la anticipación de la decepción, o si es
una señal de que estaba convencido de la tristeza está siendo controlado. A veces se
puede decir que es por cuando sucede. Si se produce justo al comienzo de una
conversación, es poco probable que sea sólo el comienzo de la tristeza, pero la tristeza
anticipatoria, tristeza importada desde una memoria o desde un evento previo.

Si se observa durante la conversación, podría ser el comienzo de la tristeza, o una señal


de control, más intensa tristeza. Eso depende de lo que usted y la otra persona ha estado
hablando.

Supongamos que uno de estas tristes expresiones sutiles se muestra cuando dé a luz la
noticia a alguien que usted supervisa acerca de si él o ella va a conseguir un ascenso.
Puede ser que sea la tristeza anticipada; o si la noticia no es buena, la tristeza leve; o si
la noticia es bastante malo, controlada, la tristeza más grave. Saber cómo esa persona se
siente, no significa que necesariamente tendrá que reconocerlo. Depende de cuál es tu
relación con esa persona. Pero es información que puede beneficiarse de la hora de
determinar cómo se va a responder a la persona, ahora o más adelante.

En algunas situaciones, con algunas personas, simplemente reconociendo que usted es


mucho tener que decepcionarlos podrían ser útiles. Pero eso podría humillar o incluso
pág. 98
la ira algunas personas, y puede ser que sea mejor no decir nada. ¿La persona cree que
tenía una opción, o si la persona que está decepcionando pensar que has sido injusto?
En cualquier caso, el reconocimiento de su decepción o decir que lo siente que podría
parecer poco sincero, e incluso provocar la ira. Alternativamente, si todavía es otra
oportunidad para que esa persona sea promovida, a continuación, reconociendo la
decepción en el contexto de ofrecer para ayudarles a hacerlo mejor en la próxima ronda
podría fortalecer su relación.

Otra cuestión a considerar es qué tan importante es la mala noticia que está
transmitiendo. Si realmente es un desastre para esa persona, entonces el signo sutil de
tristeza puede ser consecuencia de un intento de disminuir los signos de los sentimientos
más intensos. Si eso es así, cualquier reconocimiento de que te das cuenta de cómo él o
ella siente que podría provocar un más intenso despliegue de esos sentimientos de
tristeza. ¿Usted quiere que eso suceda? Usted está tomando de información de
expresión de la persona que él o ella optó por tratar de ocultar a usted. En caso de tocar
el tema o hacer comentarios al respecto.

Suponga que usted es la persona que recibe la mala noticia, no el supervisor, y una
expresión de tristeza leve aparece en el rostro del supervisor cuando se le da la mala
noticia de no conseguir la promoción. Eso probablemente significa que el supervisor
simpatiza con usted, es lo de tener que darte una mala noticia. Es ella endulzar la mala
noticia de la simpatía, o podría no estar completamente de acuerdo con la decisión; o
podría ser que ella responde con empatía al toque de tristeza que ella ve en su cara? El
toque de tristeza no le dice; pero le dice que ella está preocupada, y que es digno de
mención. Hay una posibilidad de que sea una expresión falsa de preocupación, pero la
mayoría de los movimientos musculares en la tristeza no son fáciles de hacer
deliberadamente.

Si se tratara de un amigo, no un supervisor, quien mostró una sutil expresión de tristeza


cuando le dice acerca de la mala noticia que recientemente obtuvo, es posible que desee
ir más allá. Es posible que desee reconocer verbalmente su preocupación, empatía con
la forma en que parece estar sintiendo, y le dará la oportunidad de profundizar en sus
sentimientos. Una vez más, usted debe tener en cuenta que esta expresión podría ser el
resultado de un intento de controlar y ocultar más intensa tristeza. ¿Usted tiene el
derecho de invadir la privacidad de tu amigo? Su relación en el pasado ha sido uno de
divulgación, en el que tu amigo espera recibir consuelo y comodidad de usted? ¿Podría
ser mejor sólo para ofrecer un evasivo "¿Está todo bien?" dejando a su amigo para
decidir si quiere revelar nada más sobre sus sentimientos?

Supongamos que es su hija de doce años de edad, que muestra que la expresión cuando
se le pregunta cómo su día fue en la escuela. Como padre, usted tiene el derecho,
algunos dirían la obligación, de prestar atención y reconocer los sentimientos de su hijo.
Sin embargo, ya que los niños entran en la adolescencia que quieren cada vez más la
vida privada, la opción de decidir cuando revelan qué a quién. La suya ha sido una
relación muy estrecha, y puede usted pasar el tiempo, ahora, si su comentario sobre lo
que está sintiendo trae en un mar de lágrimas? Creo que es mejor preguntar, a reconocer,
que a fingir que nada ha sucedido, pero esa es mi estilo y puede que no sea la suya. Hay
una línea muy fina entre intrusiva-dad y la falta de preocupación, y se puede mostrar
pág. 99
preocupación, pero no empujarlo.

Si se trata de un adolescente, puede ser que sea así para darle la oportunidad de regular
lo que sucede, simplemente diciendo, "¿Está todo bien?" o "¿Necesitas ayuda con
cualquier cosa?"

La tristeza se muestra a menudo con las despedidas, cuando dos personas que se
preocupan por sí no prevén volver a vernos durante un período prolongado. Muy a
menudo, en la mayoría de las relaciones, reconociendo el pesar por la separación es
adecuada, pero una vez más, no siempre. Algunas personas tienen tan poca tolerancia
para los sentimientos tristes que sería difícil para ellos tener esos sentimientos
francamente reconocidos. Para otros puede haber una pérdida completa de control si la
tristeza iba a ser comentado. Si usted estuviera en una relación en la que importa una
separación, usted conoce a la persona lo suficientemente bien como para saber cómo
responder.

Estos ejemplos tienen el propósito de mostrar que disponer de información acerca de


cómo alguien se siente en sí no le dirá qué hacer al respecto. No confiere el derecho o la
obligación de decirle a esa persona que sepa cómo se siente. Hay alternativas,
dependiendo de quién es esa persona y cuál es su relación con esa persona es, las
circunstancias del momento, y lo que usted mismo se sienta cómodo.

Pero la detección de tristeza cuando es sutil hace que algo importante está ocurriendo
o ha ocurrido decir, que se trata de la pérdida, y que esta persona necesita consuelo. La
expresión en sí no te dice si usted es la persona adecuada para dar ese reconfortante, o
si este es el momento adecuado para ofrecerlo.

Prepárate antes de pasar al siguiente capítulo. Se trata de la más peligrosa emoción-ira.


No iniciarlo hasta que se sienta relajado y capaz de asumir esta emoción.

pág. 100
6
Ira
La cara de ataque, de la violencia, es la ira.
El demostrador separatista a la derecha acaba de golpear al policía canadiense; el demostrador
de la izquierda parece estar listo para atacar.

No sabemos lo que pasó antes de este momento, sin embargo. Atacó al policía el demostrador?
¿Fue el demostrador actuando en defensa propia, o era su violencia no provocada? Es la
respuesta a un ataque el tema ira, el desencadenante común, universal, debe convocarse a la ira?
Los teóricos de la emoción han propuesto una serie de diferentes temas para la ira, pero no hay
evidencia para sugerir que uno es central; de hecho, puede haber varios temas para esta emoción.
La situación más eficaz cuando debe convocarse a la ira de los psicólogos del desarrollo infantes-
algo que hacer para estudiar esta emoción es la interferencia física, la celebración de los brazos
del bebé por lo que el bebé no puede conseguirlos gratis. Esta es una metáfora de una de las
causas más frecuentes de ira en los niños y adultos: alguien que interfiere con lo que tenemos la
intención de hacerlo. Si pensamos que la interferencia es intencional, no accidental o requerido,
si aparece la persona interfiriendo eligió para interferir con nosotros, nuestro enojo puede ser
más fuerte. La frustración con cualquier cosa, incluso un objeto inanimado, puede generar ira.

Podemos incluso verse frustrado por una falla en nuestra propia memoria o la capacidad.
Cuando alguien está tratando de hacernos daño físicamente, la ira y el miedo son probables
respuestas. Si alguien trata de hacernos daño psicológicamente, nos insultar, denigrar a nuestra
apariencia o rendimiento, que, también, es probable que despierte la ira y el miedo. Como se
mencionó en el capítulo anterior, el rechazo de un ser querido puede no producir sólo tristeza,
pero la ira también. Algunos cónyuges o amantes que se enfurecen cuando son rechazados
bateador sus cónyuges. La ira controla, la ira castiga, y la ira toma represalias.

Una de las características más peligrosas de la ira es que la ira suscita la ira, y el ciclo puede escalar
rápidamente. Se necesita un carácter casi santo no responder con enojo a la ira de otra persona,
especialmente cuando la ira de esa persona parece injustificada y santurrón. Así que la ira de otra
persona puede ser considerada otra de las causas de la ira.

Decepción en la forma en que una persona ha actuado también puede hacernos enojar,
especialmente cuando esa persona es alguien nos interesa profundamente.

Puede parecer extraño que podemos obtener el más enojado en aquellos que más amamos, pero
esas son las personas que nos pueden hacer daño y nos defraudará más. En las primeras etapas
de una relación romántica, podemos entretener a muchas fantasías acerca de la persona amada
y enojarse cuando esa persona no cumple con nuestro ideal fantaseado. También puede parecer
más seguro para mostrar enojo hacia un íntimo que un extraño.

pág. 101
Otra razón por la cual podemos estar más enojado a aquellos sobre los que más nos importa es
que esas son las personas que nos conocen íntimamente, conoce nuestros miedos y nuestras
debilidades, y sabemos lo que nos puede hacer daño a la mayoría.

Podemos llegar a ser enojado con alguien que aboga por acciones o creencias que nos ofenden,
incluso un completo desconocido. Necesitamos ni siquiera cumplir con el extraño; leer acerca de
alguien que se dedique a acciones o quién tiene creencias con las que no estamos de acuerdo
puede despertar nuestra ira.

Los teóricos evolucionistas Michael McGuire y Alfonso Troisi hacen la sugerencia muy interesante
que la gente podría típicamente muestran diferentes "estrategias de comportamiento" en
respuesta a las diferentes causas, los temas y variaciones, de ira. Es lógico pensar que las
diferentes causas de la ira no despertará la misma intensidad o el tipo de ira. Cuando alguien nos
rechaza o nos decepciona, podemos intentar hacer daño a él oa ella, mientras que un intento de
hacer daño a un atracador a los posibles le puede costar la vida.

Se podría argumentar que la frustración, la ira de otra persona, una amenaza de daño, y ser
rechazado son todas las variaciones sobre el tema de interferencia. Incluso ira contra alguien que
aboga por lo que consideramos malo que podría considerarse una variante de interferencia. Pero
creo que es importante que las personas consideran estos como diferentes factores
desencadenantes y determinar por sí mismos cuál es el más potente, el gatillo caliente para su
ira.

La palabra ira se encoge muchas diferentes experiencias relacionadas. Hay una gama de
sentimientos de ira, desde una ligera molestia a la rabia. Hay no sólo diferencias en la intensidad
de los sentimientos de ira, pero también diferencias en el tipo de ira que sienten. La indignación
es la ira de justicia propia; mal humor es una ira pasiva; exasperación se refiere a tener la
pág. 102
paciencia de uno intentó excesivamente. La venganza es un tipo de acción enojado usualmente
cometido después de un período de reflexión sobre el delito, a veces de mayor intensidad que el
acto que la provocó.

Cuando es breve, el resentimiento es otro miembro de la familia de la ira de emociones, pero


guardar rencor, un rencor de larga data, es diferente. Si una persona ha actuado de una manera
que te sientes era injusto o injusto, no se le puede perdonar pero albergar su resentimiento que
rencor por mucho tiempo, a veces durante toda la vida. No es que son continuamente enojado,
pero cada vez que lo piensas o ves a esa persona, la ira resurge. M2iyfester resentimiento, en
cuyo caso nunca está fuera de la mente. La persona que se preocupa por el delito, rumiando
excesivamente al respecto. Presumiblemente, cuando resentimiento supura, la probabilidad de
venganza están tomando sería mayor.

El odio es una intensa aversión duradera. No estamos enojados continuamente hacia la persona
odiada, pero encontrarse con esa persona o escuchar acerca de él o ella puede despertar
fácilmente sentimientos de ira. También estamos propensos a sentir asco y desprecio hacia la
persona odiada.

Al igual que el resentimiento, el odio suele ser de larga data y se centró en una persona específica,
aunque de carácter general, mientras que el resentimiento está conectado a una queja específica
o un conjunto de agravios. El odio, también, puede pudrir, haciéndose cargo de la vida de la
persona que odia lo que él o ella se preocupa con la persona odiada.

Es difícil saber cómo clasificar el odio y el resentimiento duradero. No son las emociones, para
que duren mucho tiempo. No son los estados de ánimo por la misma razón, y también porque
sabemos por qué nos gusta o molesta a alguien, mientras que por lo general no saben por qué
estamos teniendo un estado de ánimo. He pensado en llamar resentimiento una actitud
emocional, y el odio un apego emocional, junto con romántico y amor de los padres. El punto es
reconocer que estos sentimientos están fuertemente invertidos por la ira, pero no son lo mismo
que la ira.
En el último capítulo dije el mensaje de la señal de la tristeza era un grito de ayuda. Es más difícil
de especificar un solo mensaje para el enojo. "¡Fuera de mi camino" parece capturar parte de
ella, la amenaza a alguien que está interfiriendo. Sin embargo, no parece ajustarse a la ira
suscitada por la ira de otra persona, o la ira sentía hacia una persona que se lee en el periódico
que ha hecho algo escandaloso.

Y a veces la ira no es más que un sentimiento de querer a la persona infractora de en medio; es


un sentimiento de querer herir a esa persona.
La ira es rara vez se sentía sola por mucho tiempo. El miedo a menudo precede y sigue a la ira, el
miedo al daño en el blanco de la ira puede infligir o el miedo de la propia ira, de perder el control,
de infligir daño. Algunas personas a menudo se funden disgusto con la ira, repelido por el objetivo
también atacan. O disgusto puede centrarse en uno mismo por haber enojarse, por no haber
ejercido un control suficiente. Algunas personas se sienten culpables o avergonzados por tener
sentimientos de ira.
La ira es la emoción más peligrosa, porque, como la fotografía de los manifestantes muestra,
podemos intentar hacer daño a la meta de nuestra ira. Puede ser sólo palabras de enojo, gritos o
más deliberadamente entregados, pero el motivo es el mismo, hacer daño a la meta. ¿Es este
impulso de hacer daño a una parte necesaria, incorporado del sistema de respuesta de ira? Si es
así, deberíamos ver los intentos de herir a temprana edad, y observar su disminución sólo cuando
un niño se le enseña a frenar ese impulso. Si no es así, el impulso ira simplemente podría ser que
pág. 103
lidiar con fuerza con el problema, sin que necesariamente tratando de herir a la persona que lo
está causando. Si eso fuera así, entonces observaríamos, comportamiento agresivo que hace
daño sólo en aquellos niños que aprenden de los cuidadores u otras personas que lastimar a una
persona es la manera más exitosa para eliminar el problema. Importa lo que podría ser. Si
perjudicando no está integrado en el sistema de respuesta de ira, entonces podría ser posible
elevar los niños de tal manera que golpear o lastimar no sería parte de lo que hacen cuando están
enojados con los demás.

Les pregunté a dos investigadores principales en la ira en los lactantes y los niños si había alguna
evidencia sólida de una manera u otra, y me dijeron que no lo hay. Joe Campos, un investigador
pionero en la emoción en la infancia, informó "roza y paliza que parece tener la función de
eliminar el obstáculo" en el recién nacido, y mencionó lo que llamó "proto-ira" en los bebés en
una variedad de situaciones de interferencia con lo que estaban haciendo, como la eliminación
de los pezones cuando fueron chupando. No está claro si estos movimientos son intentos todavía-
a-ser coordinados para herir a la persona que es la fuente del obstáculo o intenta detener la
interferencia justo. No hay información sobre cuándo y cómo los intentos de lastimar emergen,
o si lo hacen en todos los niños.

Hay evidencia de que golpear, morder y patear son evidentes a muy temprana edad en la mayoría
de los bebés, pero comienzan a tener un control a los dos años de edad, sigue disminuyendo cada
año subsiguiente.

El psiquiatra y antropólogo Melvin Konner escribió recientemente: "La capacidad para la


violencia... nunca se abolió. ... Siempre está ahí.

Esto encaja con mis propias observaciones, después de haber criado a dos hijos propios; muy
temprano en sus vidas en huelga a daño estaba en su lugar.

Tuvieron que aprender a inhibir dicha respuesta, establecer otras formas de lidiar con la
interferencia, insultos, y una variedad de otros delitos. Sospecho que el impulso para dañar, para
prácticamente todo el mundo, es una parte central de la respuesta de ira. También creo, sin
embargo, que existen importantes diferencias entre nosotros en lo fuerte que estos violentos los
impulsos son.

Aunque podemos condenar a las personas por lo que dicen o hacen cuando está enojado, lo
entendemos. Es la persona que daña sin ira que no es comprensible, ya que es a menudo visto
como verdaderamente aterrador.

La gente a menudo se arrepiente de lo que han dicho en la ira. En su disculpa, explican que fueron
capturados por la ira y afirman que lo que decían no era realmente lo que querían decir; sus
verdaderas actitudes y creencias fueron distorsionadas por el poder de esta emoción. La frase
común "he perdido mi cabeza" es un ejemplo de esto. Las disculpas no vienen fácilmente
mientras un rastro de ira permanece, y las disculpas no pueden deshacer el daño hecho.

Si estamos atentos a nuestro estado emocional, no sólo consciente de cómo nos sentimos, sino
pararse a pensar si queremos actuar en nuestros sentimientos de enojo, que seguirá siendo una
lucha si decidimos no actuar sobre nuestra ira. Esa lucha será mayor para algunos de nosotros
que otras, para algunos de nosotros se enoje más rápida e intensamente. La lucha no se dañe, no
subir la apuesta, no volver la ira del otro con más ira intensa, por no decir las cosas imperdonables,
para disminuir la respuesta de la ira a la molestia, o eliminar cualquier signo de ira. A veces sí
pág. 104
queremos actuar sobre nuestra ira, y, como explico más adelante, las medidas adoptadas en la
ira pueden ser útiles y necesarios.

David Lynn Scott, III, un veintiséis años de edad, hombre, un ninjas autoproclamado, violó y
asesinó a la hija de Maxine Kenny en 1992. Scott fue arrestado en 1993, pero el juicio se retrasó
por cuatro años. Después de Scott fue declarado culpable, Maxine y su esposo, Don, dio a cada
uno la oportunidad de declarar durante la fase de sentencia del juicio. Maxine dirigida a Scott
directamente, diciendo: "Así que usted piensa que usted es un ninja? Get real! Esto no es el Japón
feudal e incluso si lo fuera, que nunca podría ser un ninja porque eres un cobarde! Usted
escabulliste por la noche, vestido con ropa oscura, portando armas y alimentado de, mujeres
inocentes e indefensos.... Usted violada y asesinada por la falsa sensación de poder que le dio. Es
más como una cucaracha asquerosa sucia que se desliza entre las paredes por la noche y
contamina todo. No tengo ninguna simpatía por usted! Usted ha sido violada lo torturaron, y
brutalmente mataron a mi hija Gail, apuñalar a su no una, sino siete veces. Tú hiciste misericordias
mientras luchaba desesperadamente por su vida como lo demuestran los numerosos defensiva
heridas en sus manos. Usted no merecen vivir”. Scott, quien no había mostrado remordimiento,
le sonrió a la señora Kenny mientras hablaba. Como ella volvió a su asiento, Maxine Kenny golpeó
a Scott en su cabeza antes de ser inmovilizado por su marido y los alguaciles que se muestran en
esta imagen.

A menudo lo que nos motiva a controlar nuestra ira y no se deja crecer en rabia es nuestro
compromiso de continuar nuestra relación con la persona hacia quien nos sentimos enojados. Ya
se trate de nuestro amigo, empleador, empleado, cónyuge o hijo, no importa lo que esa persona
ha hecho, creemos que podríamos irrevocablemente dañar nuestra relación futura con ellos si no
somos capaces de manejar nuestro enojo. En el caso de Maxine Kenny, no había ninguna relación
previa con este hombre, y ninguna relación futura esperada que podría motivar su no actuar en
su ira.

Sin duda, podemos comprender y simpatizar con la rabia de Maxine.


Cualquiera de nosotros en su situación bien podría haber tenido la misma sensación.
pág. 105
Si bien podemos pensar que se había equivocado al atacar a Scott, es difícil para condenarla. Tal
vez llegó a su punto de ruptura cuando vio que el asesino de su hija no mostró ningún
remordimiento o angustia, cuando sonreía mientras ella lo denunció. ¿A alguien le hubiera
actuado como lo hizo? ¿Sería un punto de quiebre para cualquier persona? ¿Todo el mundo tiene
un punto de ruptura? No lo creo. Su esposo, Don, no actuó en su impulso violento; en cambio, la
contuvo de atacar a Scott.

Maxine y Don Kenny sufrieron peor pesadilla de todo padre la muerte cruel infligido a su hijo,
cometido por un desconocido, sin una razón aparente. Ocho años después de sus treinta y ocho
años de edad, hija Gail fue violada y asesinada, me dijeron que todavía sufren y pierden ella. ¿Por
qué Maxine y Don reaccionan de manera diferente en ese momento en la sala del tribunal?

Maxine podría tener un mal genio, un comienzo brusco, muy rápido de la ira, pero ella dice que
no es típico de ella. Su esposo, Don, es lento para la ira, que contiene todas sus emociones, que
se elevan de forma muy gradual. Las personas con un gradiente ira empinada están agobiados
por tener un tiempo mucho más difícil que el resto de nosotros si quieren inhibir sus respuestas
de ira y evitar su ira crezca en rabia.

Mientras Maxine no creer que ella tiene un mal genio, ella dice que podría ser explosiva si "Creo
que mi familia está siendo amenazada de ninguna manera."

Maxine me dijo que "YO siempre experiencia emociones muy intensamente. ... Creo que la
gente tiene diferentes intensidades emocionales, creo que hay diferentes maquillajes
emocionales en las personas y algunos son más intensos. "Le dije a Maxine y don que yo estaba
haciendo la investigación sobre precisamente lo que estaba describiendo, y descubriendo que
ella tiene razón (este trabajo se describe al final del capítulo 1 y en la conclusión).

Cada uno de nosotros se diferencia en la intensidad con que podemos experimentar cada
emoción. Algunas personas simplemente no pueden tener la capacidad de extremadamente
intensa ira y furia extraordinaria no es algo que nunca puede ser una parte de sus vidas. Diferentes
expresiones de ira no dependen sólo de si el fusible es corto, pero la cantidad de capacidad
explosiva, cuánto a la dinamita continuar esa metáfora-existe, y no es la misma para todos. Los
científicos aún no saben el origen de tales diferencias, cuánto lo aporta o herencia genética y
cuánto por el medio ambiente. Con toda probabilidad, ambos juegan un papel.

Más adelante en este capítulo describiré algunos de mis investigaciones sobre la gente sabe que
son inusualmente enojado.

Maxine me dijo que ella no sabía de antemano que iba a atacar a David Scott. Ella pensó que él
podría abusar verbalmente y parar en eso. Pero una andanada de insultos puede abrir la puerta,
lo que permite la ira para alimentarse a sí mismo y crecer, por lo que es más difícil de aplicar los
frenos y evitar un ataque físico. Durante un receso en la audiencia de sentencia, Maxine explicó
su ataque a David Scott a un reportero: "Era como locura temporal simplemente no podía
aguantar más.". Le pregunté si ahora, cuando mira hacia atrás, ella sigue pensando que estaba
loca. Maxine respondió: "Sí, yo recuerdo haber sentido tanto odio.... El enojo era tan intenso que
ni siquiera pensar en las consecuencias." (Tal vez inesperadamente, Don condena a sí mismo
ahora por no haber atacado David Scott. *)

Creo que casi todo el mundo puede evitar actuar o hablar cuando está enojado, incluso cuando
enfurecido. Nótese que digo casi, porque hay personas que parecen incapaces de controlar su ira.
pág. 106
Esto puede ser un patrón de toda la vida, o el resultado de una lesión en un área particular del
cerebro. Esto no se aplica a Maxine; ella siempre ha sido capaz de regular sus emociones.

Aunque nos sintamos impulsados a decir algo desagradable o físicamente ataque, la mayoría de
nosotros puede optar por no actuar. Unas pocas palabras se puede resbalar, un brazo puede
ondear en el aire, pero el control es posible para casi todo el mundo.

Todos nosotros, o casi todos nosotros, tienen la opción de no hacer daño, que no sea violento
con palabras o acciones. Maxine tomó la decisión deliberada de hablar en la fase de sentencia
del juicio, y de hablar en tan fuerte de manera que pudo. Ella está orgullosa de su odio, que
todavía se siente.

Espero que la mayoría de la gente actuar de forma violenta si parecía que tales acciones podrían
impedir el asesinato de su hijo, pero esto es realmente una pérdida de control? Cuando la
violencia alcanza un propósito útil, pocas personas condenan. Puede que no sea impulsivo pero
cuidadosamente planificada.

Incluso Su Santidad, el Dalai Lama cree que la violencia en tales circunstancias se justifica.

* Don sigue sufriendo de esta experiencia destrozando y, en su angustia severa y dolor implacable,
cree que era un cobarde por no matar a David Scott cuando tuvo la oportunidad de hacerlo en la
sala del tribunal. Me dijo que había sido un luchador universitario y podría haber roto el cuello
de Scott en una de las muchas ocasiones en que pasó por él. Le expliqué a Don que atacar a Scott
hubiera sido un acto de venganza. No buscar la venganza no es cobardía. La cobardía hubiera sido
no actuar para proteger a su hija cuando Scott la atacó. Estoy seguro de que si hubiera tenido la
oportunidad, habría actuado para protegerla. Si él siente que es un cobarde ahora, puede ser
porque todavía no ha aceptado realmente que está muerta; él no ha aceptado que no podía
protegerla, porque no tenía la oportunidad de hacerlo.

Me doy cuenta de que no todo el mundo, incluso en una circunstancia tan extrema, actuaría
violentamente. No puede ser que los que no actuaría tienen un umbral de ira superior, que una
provocación más grave tiene que ocurrir para que pierdan el control, ya que es difícil concebir
una provocación más extrema. En mi propia investigación, en la que he pedido a la gente para
describir la situación más enojada que pueden imaginar a nadie en el mundo alguna vez la
experiencia, la amenaza de muerte a un miembro de la familia se menciona con más frecuencia.
Aun así, incluso cuando actúen violentamente podría prevenir la muerte de un miembro de la
familia, no creo todo el mundo estaría tan actuar. Algunos podrían no actúan por miedo, y algunos
fuera de un valor fuertemente celebrado nunca a ser violentos.

El ataque de Maxine Kenny en el asesino David Scott es diferente.


No pudo evitar el asesinato de su hijo; que era la venganza. Entendemos sus acciones, pero la
mayoría de nosotros no lo haríamos. Cada día, los padres se enfrentan en la sala del tribunal a la
persona que ha asesinado a su hijo, y que no buscan venganza violenta. Sin embargo, es difícil no
simpatizar con Maxine Kenny, no sentir que ella hizo lo correcto; la ofensa fue tan grande, la
pérdida tan grave. Y el hombre que violó y asesinó a su amada hija se sentó allí sonriéndole!
¿Puede alguno de nosotros tener la certeza de que si estuviéramos en sus zapatos no hubiéramos
actuado como lo hizo?

Antes de conocer a Maxine y Don Kenny yo había escrito que el odio es siempre destructiva, pero
pág. 107
ahora no estoy tan convencido. En caso de que realmente esperamos de nosotros mismos no
sienten odio, no querer hacer daño a alguien que ha violado a nuestro hijo, quien la apuñaló siete
veces mientras trataba de defenderse, como los cortes en sus manos muestran, antes de morir?
Podría continuar el odio de Maxine de David Scott no servir a un propósito útil en su vida, la unión
de sus propias heridas? El odio de Maxine no parecía ser enconada, ella estaba conduciendo su
vida productiva, pero ella mantuvo su odio de David Scott.

La mayoría de las veces no están respondiendo a una provocación tan grave cuando nos
enfadamos. Sin embargo, la ira, incluso intensa o violenta ira, se puede producir cuando la
provocación parece a otros a ser leve. Puede ser un desacuerdo, un reto, un insulto, una
frustración menor.

A veces podemos optar por no ejercer el control sobre nuestra ira, sin importarle las
consecuencias o, por el momento, sin pensar en las consecuencias.

Psicólogo Carol Tavris, que ha escrito un libro entero sobre la ira, sostiene que conseguir su ira
fuera algo defendido por otros psicólogos generalmente empeora las cosas. Revisar con cuidado
la investigación, se concluye que la ira reprimida "no, de ninguna manera predecible o consistente,
hacernos deprimido, producir úlceras o hipertensión, nos partió en atracones de comida, o
darnos ataques al corazón.... La ira Suprimida es poco probable tener consecuencias médicas si
sentimos en control de la situación que está causando el enojo, si interpretamos la ira como un
signo de una queja que debe corregirse en lugar de como una emoción que se debe proteger de
mal humor, y si nos sentimos comprometidos con el trabajo y las personas en nuestras vidas”.

Hay un costo de mostrar nuestra ira, acciones y palabras de enojo puede dañar una relación, por
un momento y, a veces de manera permanente, y con frecuencia provoca represalias enojadas.
Incluso sin acciones molestas, o bien palabras de enojo, nuestra expresión facial de enojo o el
tono de voz señala el objetivo que estamos enojados. Si esa persona entonces responde con
enojo o con desprecio, puede ser más difícil para nosotros mantener nuestro propio control y
evitar una pelea. Las personas enojadas no son muy apreciados. Niños enojados se han
encontrado para perder la aprobación de los demás niños, y los adultos enojados son vistos como
socialmente poco atractivo.

Creo que estamos por lo general mejor cuando no actuamos en nuestra ira o cuando lo hacemos
nosotros nos encargamos de actuar de una manera constructiva, de manera que no ataca a la
persona a quien estamos enojados. Una persona enojada debe considerar, y muchas veces no es
así, si lo que está haciendo él o ella enojada puede ser mejor tratado por expresar la ira. Mientras
que a veces puede ser así, también habrá muchas ocasiones en que el remedio será más fácil de
lograr si la queja se trata después de la ira se ha calmado. Hay momentos, sin embargo, cuando
no nos importa que estamos haciendo empeorar las cosas, cuando no nos preocupamos por
cualquier futura relación con el objetivo de nuestra ira.

Cuando la ira es intensa, que inicialmente no saben, ni siquiera queremos saber, que hemos
llegado a ser enojado. No me refiero a la falta de estar atentos a nuestros plántulas emocionales
de honorarios. No es que no somos capaces de dar un paso atrás y considerar si queremos ir
adelante y actuar sobre nuestra ira. Más bien, ni siquiera somos conscientes de estar enojado, a
pesar de que estamos hablando palabras de enojo y la participación en acciones de enojo.

Es muy claro por qué o cómo sucede esto. ¿No sabemos que estamos enojados porque sepa que
significaría que tendríamos condenarnos a nosotros mismos? Algunas personas son más
pág. 108
propensas que otras a ser conscientes cuando están enojados? Es tal el desconocimiento más
común de rabia que cualquiera de las otras emociones? ¿Hay un nivel de ira que, cuando se
alcanza, siempre significa que la persona enojada tendrá que tomar conciencia que él o ella está
enojada, o hace eso, también, varían de una persona a otra? ¿Es más difícil estar atentos a
nuestros sentimientos emocionales cuando uno está enojado, temeroso, o angustiado? Por
desgracia, no ha habido ninguna investigación científica sobre estas cuestiones.

La principal ventaja de ser conscientes y atentos a nuestros sentimientos de ira es la oportunidad


de regular o suprimir nuestras reacciones, reevaluar la situación y planificar las acciones más
probables para eliminar la fuente de nuestra ira. Si no somos conscientes de lo que estamos
sintiendo y simplemente actuar sobre ella, no podemos hacer nada de eso. Sin darse cuenta,
incapaz de reflexionar por un momento sobre lo que estamos a punto de hacer o decir, somos
más propensos a hacer o decir cosas que después se arrepentirá. Aunque somos conscientes de
nuestra ira, si no somos capaces de estar atentos a nuestros sentimientos de ira, si no dar un paso
atrás, haciendo una pausa para considerar lo que está pasando, no vamos a ser capaces de ejercer
cualquier opción sobre lo que hacemos.

Por lo general, no vamos a ser conscientes de nuestra ira por mucho tiempo. Otros que ven y
escuchan nuestra ira nos puede decir, que pueden escuchar en nuestra voz, o podemos resolverlo
de la forma en que pensamos y lo que estamos planeando. Tal conocimiento no garantiza el
control, pero ofrece esa posibilidad. Para algunas personas el viejo adagio de contar hasta diez
antes de actuar puede trabajar, mientras que otros pueden necesitar para salir de la situación, al
menos temporalmente, para permitir que su ira se desplome.

Hay una manera particular de responder a la ira que causa problemas en las relaciones íntimas.
Mi colega John Gottman encontró lo que él llamó el obstruccionismo en sus estudios de los
matrimonios felices e infelices. Más a menudo se muestra por los hombres que en las mujeres,
es una retirada frío desde interacción, en la que el muro de piedra no responderá a las
emociones de su pareja. Típicamente, OBSTRUCCIONISMO es una respuesta a la ira o la queja de
la otra persona, en la que el obstruccionismo retira porque se siente incapaz de lidiar con sus
sentimientos y los sentimientos de su cónyuge. Sería menos perjudicial para la relación si, en
cambio, reconoció oír la queja de su cónyuge, reconoció a su ira, y pidió que discutirlo en un
momento posterior cuando podía preparar y sentir en un mejor control.

Teórico Emoción Ricardo Lázaro ha descrito una técnica muy difícil para la gestión de la ira, difícil
porque el objetivo no es sólo para controlar sino para calmar la ira: "Si nuestro cónyuge o amante
ha logrado ofendernos por lo que han dicho y hecho, en lugar de tomar represalias con el fin de
reparar nuestra autoestima heridos, podríamos ser capaces de reconocer que, estando bajo una
gran tensión, no podían ser considerados responsables de manera realista, sino que eran, en
efecto, no en el control de sí mismos, y que sería mejor para asumir que la intención básica no
era malévolo. Esta reevaluación de las intenciones del otro permite empatizar con la difícil
situación del ser querido y excusa el arrebato. Lázaro reconoce que esto es más fácil decirlo que
hacerlo.

Su Santidad, el Dalai Lama ha descrito el mismo enfoque, en el que se distingue entre la acción
ofensiva y la persona que la hizo. Tratamos de entender por qué la persona actuó ofensivamente,
y tratamos de simpatizar con él, centrándose en lo que podría haber sido que le hacía sentirse
enojado. Eso no quiere decir que no a la persona física que estamos descontentos con la forma
en que él o ella ha actuado. Pero nuestra ira se dirige a la acción en lugar de la persona.

pág. 109
Si podemos adoptar este marco, no queremos perjudicar a la persona; queremos ayudarlo a que
no actuamos de esta manera. Hay personas que no quieren ser ayudados. Un matón, por ejemplo,
puede querer dominar; una persona cruel puede disfrutar de infligir daño. Sólo la ira dirigida a la
persona, no sólo la acción, puede dejar a estas personas.

Lo Lázaro y el Dalai Lama cada sugieren que podría ser factible cuando la otra persona no es
deliberadamente, intencionalmente malicioso. Incluso entonces, cuando no se trata de la ira
malicioso, nuestras propias influencias estado emocional cómo pueden responder. Será más fácil
para estar enojado con la acción más que el actor cuando nuestro enojo no es intenso, se está
construyendo poco a poco, y estamos plenamente conscientes de estar enojado.

Toma un momento de pausa; y caliente, rápido, intenso enojo no siempre permite que. Será
especialmente difícil de manejar nuestras acciones durante el período refractario, cuando la
información inconsistente con nuestra ira no está disponible para nosotros. Esta manera de lidiar
con la ira no siempre será posible, pero si se practica, puede llegar a ser posible por lo menos una
parte del tiempo.

En una reunión hace unos meses fui testigo de tanta ira constructiva. Cinco de nosotros estaban
planeando un proyecto de investigación. John se opuso a nuestros planes, diciéndonos que
estábamos siendo ingenuo, reinventar la rueda, y eran, por implicación, estudiantes pobres.
Ralph contestó, señalando lo que de hecho había tenido en cuenta, y la discusión procedida. John
interrumpió de nuevo, repitiendo con más fuerza lo que había dicho antes, como si no hubiera
oído la respuesta de Ralph. Tratamos de proceder sin responderle directamente, pero no nos
dejaban. Ralph entonces intercedió, diciéndole a Juan que le habíamos oído hablar, que no
estamos de acuerdo con él, y que no podía dejar que interfiera más. Podía quedarse si bien sería
silenciosa o quería ayudar, pero si él no podía, él debería dejarnos en paz. He escuchado con
atención la voz de Ralph y observé su rostro. Vi y oí firmeza, fuerza y determinación, tal vez sólo
el más mínimo rastro de impaciencia, un rastro de ira. No había ningún ataque a John, no se
menciona que se había convertido estrepitoso, que de hecho era el caso. No atacó, John no se
defendió y, en pocos minutos, salió de la habitación, al parecer, de su comportamiento posterior,
sin ningún resentimiento. Ralph me dijo más tarde, cuando le pregunté, que había sentido
ligeramente enojado. Dijo que no había planeado lo que dijo; que acaba de salir de esa manera.
La especialidad de Ralph está enseñando a los niños a manejar el enojo.

Todo el mundo tiene un tiempo más difícil controlar su ira cuando se encuentran en un estado de
ánimo irritable. Cuando estamos irritables, nos enojamos sobre asuntos que no nos molestaría si
no estuviéramos irritable. Estamos en busca de una oportunidad para enojarse. Cuando estamos
irritable, algo que podría tener apenas molestó nosotros nos hace más enojado, mientras que
algo que nos hizo sólo moderadamente enojado nos hace furioso.

La ira se siente en un estado de ánimo irritable dura más y es más difícil de manejar.
Nadie sabe cómo salir de un estado de ánimo; a veces dedicarse a actividades que realmente
disfrutamos puede ayudar, pero no siempre. Mi consejo es evitar a la gente cuando se siente
irritable, si se puede reconocer que usted está en un estado de ánimo irritable. A menudo esto
no es obvio hasta que tengamos el primer arranque de ira, luego se dan cuenta que pasó porque
nos sentimos irritables.

Con gran parte de este capítulo haciendo hincapié en la importancia del manejo de la ira, podría
parecer que la ira no es útil o adaptativa.

pág. 110
O tal vez la ira era adaptable a nuestros antepasados que eran cazadores o recolectores pero no
a nosotros. Tal pensamiento ignora una serie de funciones muy útiles de la ira. La ira nos puede
motivar a detener o cambiar lo que nos hizo sentir enojado. La ira ante la injusticia motiva
acciones para lograr un cambio.
No es útil sólo para absorber la ira de otra persona, o no responder a ella en absoluto. La persona
infractora tiene que aprender que lo que él o ella ha hecho nos ha disgustado si queremos que la
persona deje de hacerlo. Voy a explicar esto con un ejemplo. Mateo y su hermano Martin tienen
diferentes talentos y habilidades, y ambos se sienten atrapados en los puestos de trabajo que
ahora tienen. Se reúnen Sam, que tiene muchos contactos en el mundo de los negocios que
podrían ayudar a cualquiera de ellos encuentran un trabajo mejor. Matthew ha estado
dominando la conversación, interrumpiendo Martin, no dando Martin una parte equitativa de las
oportunidades de conversación. Martin se frustra y se enoja. Él dice: "Hey, usted está acaparando
el tiempo con Sam, dame una oportunidad." Si él lo dice con enojo en su voz o en la cara, no
puede hacer una buena impresión en Sam. A pesar de que puede dejar de Mateo, podría tener
un costo, para el uso de la palabra acaparando es un insulto. Mateo podría tomar represalias con
un comentario sarcástico, y entonces van a perder tanto la ayuda de Sam.

Si Martin toma conciencia de su ira antes de hablar, si es capaz de reconocer que a pesar de
Mateo no está siendo justo, su motivación no es hacer daño a Martin, que podía actuar de otra
manera. Podía decir a Sam, "Usted ha oído hablar mucho acerca de los intereses de Mateo, pero
quiero estar seguro de que tengo la oportunidad de describir mi situación antes de tener que ir."
Más tarde se le puede decir Mateo comprendió la importancia de la reunión era Mateo, pero
pensó Mateo estuvo a punto de conseguir todo el tiempo, sin recordar que él, Martin, el tiempo
necesario también. Si Martin puede decirlo de una manera ligera, con un poco de humor, hay una
mayor probabilidad de Mateo será aprender de ella. Si la irreflexión y la injusticia no son típicos
de Mateo, Martin también podría optar por no tocar el tema. Si la irreflexión y la injusticia son
las típicas de Mateo, a continuación, Martin ciertamente podría quiero señalar lo injusto que
Mateo ha sido. Si Martin dice con enojo, podría impresionar a Mateo con lo grave que es, pero
podría generar una defensa enojada, y sería hecho ningún progreso.

Parte del mensaje que debemos obtener de nuestra propia ira es "¿Qué es lo que me está
haciendo enojar?" No siempre puede ser obvio, puede que no sea lo que pensamos; todos hemos
tenido la experiencia de "patear al perro", de enojarse con alguien que no nos ha ofendido, como
resultado de la frustración. Esa ira desplazada también puede ocurrir cuando otra persona nos ha
enojado, pero no podemos expresar nuestra ira hacia esa persona, lugar victimizar a alguien
hacia quien es más seguro para estar enojado.

La ira nos dice que algo tiene que cambiar. Si vamos a lograr que el cambio más eficaz,
necesitamos saber la fuente de nuestra ira. ¿Fue la interferencia con lo que estamos tratando de
hacer, una amenaza de daño, un insulto a nuestra autoestima, rechazo, ira de la otra persona, o
un acto ilícito? Era nuestra percepción correcta, o estaban en un estado de ánimo que nos irritable?
¿Podemos realmente hacer nada para reducir o eliminar el agravio, y vamos a expresar y actuar
sobre nuestra ira eliminar su causa?

Aunque la ira y el miedo a menudo se producen en las mismas situaciones, en respuesta a las
mismas amenazas, la ira puede ser útil para reducir el miedo y proporcionar la energía que
moviliza acciones para hacer frente a la amenaza. La ira se ha pensado como una alternativa a la
depresión, culpar a los demás, más que el auto por el problema experimentado, pero no es cierto
que esto es así, porque la ira puede ocurrir con la depresión también.

pág. 111
La ira informa a otros de problemas. Como todas las emociones, la ira tiene una señal, una señal
potente en el rostro y la voz. Si otra persona es la fuente de nuestra ira, nuestra expresión enojada
le dice a esa persona que todo lo que él o ella están haciendo es objetable. Puede ser útil para
nosotros para que otros lo saben. No siempre, por supuesto; pero la naturaleza no nos equipa
con un interruptor para encender cualquiera de nuestras emociones fuera en las ocasiones en
que no desea tenerlos.

Así como algunas personas disfrutan de tristeza, otros pueden disfrutar de la ira. Buscan un buen
argumento; intercambios hostiles y ataques verbales son emocionante y satisfactoria. Algunas
personas incluso disfrutan de una pelea física caída.

La intimidad puede ser establecida o restablecida después de un intercambio furioso vigorosa.


Algunas parejas casadas encuentran que después de una furiosa discusión o incluso una pelea
violenta, sus relaciones sexuales son más emocionantes y apasionado. Por el contrario, hay gente
que encuentra la experiencia de ira extremadamente tóxico y harán cualquier cosa para evitar
llegar a ser nunca enojado.

Así como cada emoción tiene un estado de ánimo saturado con esa emoción, y un trastorno de
esa emoción, también hay un rasgo de la personalidad en la que cada emoción juega un papel
central. En la ira ese rasgo es la hostilidad. Mi investigación sobre la hostilidad se ha centrado en
las señales de hostilidad y de sus consecuencias para la salud.

En el primer estudio, mis colegas y yo trataron de determinar si había un cartel en la expresión


facial con respecto a si un individuo es un tipo A o tipo B personalidad. Esa distinción, ya no es
tan popular como lo fue cuando hicimos la investigación hace quince años, se suponía que para
identificar aquellos cuya agresiva, hostil y características impacientes les hace candidatos para la
enfermedad arterial coronaria (los Atléticos). En cambio, el B de Tipo son más relajado. La
investigación más reciente ha demostrado que es la hostilidad que puede ser el factor de riesgo
más importante. Las personas hostiles deben ser más propensos a mostrar más ira, y eso es lo
que hemos tratado de comprobar en este estudio.

Examinamos las expresiones faciales de los ejecutivos de nivel medio en una gran empresa, que
ya había sido clasificado por los expertos como A o B. Todos ellos se sometieron a una entrevista
medianamente difícil, en la que el entrevistador frustrado ligeramente los entrevistados. Los
técnicos utilizaron la técnica de mi colega Wally Friesen y yo habíamos desarrollado para medir-
el movimiento Acción Codificación de facial Facial (FACS). Como expliqué en el capítulo 1, esta
técnica no mide directamente la emoción; En su lugar, objetivamente puntajes todos los
movimientos musculares faciales. Los técnicos que hicieron el marcador FACS no sabía que era
una A y que era un B. Utilizaron desaceleraron y repitieron la visualización de la cinta de video
para identificar los movimientos musculares faciales. Analizando los resultados, encontramos que
una expresión, una expresión de la ira parcial particular que llamamos una mirada (que se
muestra en la página 127), en el que sólo las cejas se bajan y los párpados superiores son
resucitados-se muestran con más frecuencia por los Atléticos de la B.

Fue sólo una mirada, no una expresión de la ira llena, probablemente debido a que los Atléticos
estaban tratando de disminuir cualquier señal de su ira. Estos ejecutivos de negocios eran
sofisticados; sabían que deberían tratar de no parecer enojado. Otra posibilidad es que no eran
más que molesto, y porque su ira no era intenso que no se registraron en toda la cara.

Una limitación importante de este estudio no saber lo que estaba pasando a su corazón cuando
pág. 112
estas personas solucionaron en nuestro próximo estudio. Mi ex estudiante Erika Rosenberg y
me examinó a pacientes que habían sido diagnosticados como ya tiene la enfermedad arterial
coronaria grave. Eran vulnerables a lo que se llaman episodios isquémicos, durante el cual el
corazón no recibe suficiente oxígeno durante un periodo de tiempo. Cuando esto sucede la
mayoría de las personas experimentan dolor, angina de pecho, que les dice que dejen de hacer
lo que están haciendo porque están en riesgo de tener un ataque al corazón si no lo hacen. Los
pacientes que estábamos estudiando tenían isquemia silenciosa, sin dolor, sin advertencia
cuando su corazón no estaba recibiendo suficiente oxígeno.

(MIRADA PENETRANTE-FERÓZ)

En este estudio en colaboración con el grupo de investigación de James Blumenthal en la


Universidad de Duke, los pacientes fueron grabados en vídeo de nuevo en una entrevista
ligeramente desafiante. Esta vez una medida continua de la isquemia se obtuvo de un dispositivo
de imágenes apretada contra su pecho que produce una imagen de su corazón mientras hablaban.
Medimos sus expresiones faciales durante un período de dos minutos cuando se responde a las
preguntas acerca de la forma en que tratan la ira en sus vidas.

Los que se convirtió isquémica mostró una expresión de la ira total o parcial en su cara mucho
más a menudo que los pacientes que no se convierten isquémica. Mostrando ira en su rostro
cuando hablaban de las frustraciones del pasado indica que no estábamos hablando de la ira;
estaban reviviendo su ira. Y la ira, sabemos por otras investigaciones, se acelera el ritmo cardíaco
y aumenta la presión arterial. Es como correr un tramo de escaleras; usted no debe hacerlo si
tiene una enfermedad de las arterias coronarias, y no todo el mundo lo hizo. Los que no se enoje
eran mucho menos propensos a convertirse isquémica.

Antes de explicar por qué pensamos que hemos obtenido estos resultados, quiero dejar claro que
este estudio no demostró que la ira causada enfermedades del corazón. Otras investigaciones
han encontrado que ya sea el rasgo de la personalidad de la hostilidad o la emoción de la ira (y
no es cierto que puede ser que sea), es uno de los factores de riesgo para la producción de las
pág. 113
enfermedades del corazón, pero eso no es lo que hicimos. En su lugar, se encontró que en las
personas que ya tienen enfermedad cardíaca, enojarse aumentaron su riesgo de convertirse
isquémica, lo que los pone en mayor riesgo de tener un ataque al corazón.

Ahora vamos a considerar por qué estas personas se enojaron cuando hablaban de estar enojado
en el pasado, y por qué que los ponen en riesgo.

Todos nosotros hablar de emociones que no se siente en el momento.


Nosotros les decimos a alguien acerca de un acontecimiento triste, un momento en que llegamos
enojado, lo que hizo que nos da miedo, y así sucesivamente. A veces, en el curso de la descripción
de una experiencia emocional del pasado comenzamos a experimentar la emoción de nuevo. Eso
es lo que creo que pasó a las personas que se convirtieron isquémica. No podían hablar acerca
de las experiencias de ira sin enfadarse de nuevo, sin revivir su ira. Desafortunadamente, para las
personas con enfermedad de la arteria coronaria, que es peligroso.

¿Por qué me pasó esto a algunas personas ya otras no? ¿Por qué volver a experimentar algunas
personas las experiencias pasadas de ira, mientras que otros no lo hacen? Presumiblemente, la
ira se irrita fácilmente, listo a la superficie con cualquier oportunidad, en los que tienen una
personalidad hostil. Es a la vez un signo y una manifestación de ser una personalidad hostil que
recordaba eventos enojados sería reinstituir los sentimientos que se sintieron.

Dejando a un lado las personas hostiles, cualquiera de nosotros puede encontrar estamos
reviviendo una experiencia emocional del pasado que empezamos pensando que sería justo
describir. Sospecho que esto sucede cuando ese evento quedó inconclusa. Tomemos un ejemplo
en el que una mujer se enoja con su marido por más llegar tarde a casa para la cena sin darle
ninguna comunicación previa. Si ese argumento terminó sin su sentimiento satisfecho de que su
queja se había tratado (él no se disculpó, explique por qué no podía llamar, o no hacer esto de
nuevo prometer), es probable que revivir la experiencia en un momento posterior. Pensando que
está planteando el tema de nuevo porque ahora sería capaz de hablar de ello sin pasión, que muy
bien podría tener su ira reemergentes. Esto también puede ocurrir incluso cuando un
determinado evento se resolvió si ha habido antecedentes de otros eventos de ira sin resolver,
creando una acumulación de resentimiento espera de ser explotado.

No pretendo sugerir que es imposible de describir una experiencia enojada pasado sin enojarse.
Es posible si no hay retraso y si el evento específico se resolvió. Es posible, incluso, cuando se
habla de la situación emocional pasado, para utilizar parte de una expresión de la ira para ilustrar
cómo se sentía. Yo podría decirle a mi esposa, por ejemplo, cómo frustrado y enojado que estaba
anteriormente en el día en que yo estaba tratando de lidiar con el Servicio de Impuestos Internos,
y pusieron en un correo de voz tras otra. Supongamos que yo expresé mi ira contra el empleado
que finalmente lo hizo a hablar conmigo, y yo recibí una disculpa más gratificante. Yo podría
mostrar un elemento de la ira en mi cara lo que yo llamo una expresión referencial.

Una expresión referencial se refiere a una emoción que no se está sintiendo ahora; que es como
decir la palabra ira, pero con la cara. La expresión tiene que ser transformado un poco para que
la persona que ve la expresión no debe confundirse y pensar que la persona se siente enojado
ahora. Típicamente, esto se hace mediante el uso de sólo una parte de la expresión, y hacerlo
muy brevemente. Una expresión de la ira referencial puede implicar sólo los párpados abiertos
superiores, o los labios apenas molidos o cejas apenas bajados. Si se utiliza más de uno de estos
elementos, no sólo podría confundir a la persona al ver la expresión, podría restituir la ira. Como
usted debe haber descubierto al hacer las expresiones que se describen en el capítulo anterior, si
pág. 114
se pone en la cara todos los movimientos musculares de una emoción, que la emoción por lo
general comienzan a ocurrir.

Violencia

Así como cada emoción tiene un estado de ánimo relacionado que se satura con esa emoción,
para cada emoción no es un estado psicopatológico relacionado, en la que la emoción juega un
papel importante. La frase común trastorno emocional reconoce que esto sea así. Para tristeza y
agonía del trastorno es la depresión. En la depresión emociones están inundadas, las personas
deprimidas no pueden regular su tristeza o agonía, y permea e interferir con todos los aspectos
de sus vidas. El trastorno en el que la ira es tan fuera de control que interfiere con la vida de la
persona se manifiesta en aquellos que muestran ciertas formas de violencia.

No hay mucho acuerdo sobre exactamente lo que constituye violencia. Algunos científicos
consideran que los ataques verbales, insultos y burlas a ser las formas de violencia, por lo que su
investigación no examina por separado los que participan en los ataques estrictamente verbales
de los que atacan físicamente. Del mismo modo, hay comportamientos agresivos que no implican
violencia física, como ser demasiado asertivo o dominante, y muchos investigadores no separan
la agresividad, ya sea violencia física o abuso verbal. Luego están los que destruyen la propiedad
en un acto de violencia, rompiendo sillas, vasos, y así sucesivamente. No sabemos si estos se
deben a las mismas causas, la misma educación, por ejemplo, o mediados por la misma actividad
cerebral. Si eso fuera así, podríamos esperar encontrar que las personas que son verbalmente
abusiva también son agresivos y violentos físicamente, pero mientras que esto suceda, también
hay personas que muestran una y nunca muestran las otras formas de violencia. Eso sugiere que
sería conveniente en este punto de nuestro estudio de la violencia para examinar por separado
los que se dedican sólo en abuso verbal, los que muestran comportamientos sólo muy agresivos
pero no abusivos (no siempre fáciles de distinguir, me doy cuenta), y los que mostrar la violencia
física. Sólo de esta manera podemos determinar si tienen las mismas causas, y si uno es un paso
a otro.

Incluso cuando la restricción de nuestro enfoque a la violencia física, hay muchos tipos a
considerar, sólo algunas de las cuales podrían ser signos de un trastorno emocional. Sociedad
considera algunos actos violentos socialmente útil. Todos menos pacifistas creen que a veces la
guerra es justificable. También hay ocasiones en las que la violencia individual está justificada.

Cuando un francotirador de la policía mata a una persona que está amenazando las vidas de los
niños que él sostiene rehén, pocos se opondrían a su violencia, especialmente si la persona que
disparó ya había matado a uno o más de los niños. No es sólo la policía que podría justificarse en
el asesinato; la mayoría estaría de acuerdo en que un individuo puede ser violento si lo que se
requiere para salvar las vidas de los miembros, o incluso de desconocidos familiares. La violencia
que no impide peores actos de violencia, pero está motivado por la venganza o retribución, es
comprensible, aunque no aprobamos de él tanto.

En una discusión de estas ideas con mi amigo y colega, el filósofo evolucionista Helena Cronin,
señaló que en todas las culturas y en todos los momentos de la historia que conocemos, ciertas
formas de violencia se han considerado justificable. Infidelidad, sospecha de infidelidad, y la
amenaza de rechazo real o por una sexual pareja son las causas más comunes de asesinato, y los
hombres matan a las mujeres con más frecuencia que las mujeres matan a los hombres. Cronin,
junto con otros pensadores evolucionistas, lo atribuye a la incertidumbre casi inevitable del
hombre sobre si realmente es el padre de ninguno descendencia.
pág. 115
De acuerdo con este punto de vista, uno de los mayores estudios de homicidios encontrados uno
de cada seis homicidios resueltos fue un homicidio conyugal, siendo las mujeres las tres cuartas
partes de las víctimas. Para mi sorpresa, los homicidios conyugales eran igualmente probable
entre las parejas legalmente casadas en todas las etapas de una relación ya través de todas las
fronteras sociales y económicos.

Asesinato de vengar un trato injusto por un jefe también está comprometida con mucha más
frecuencia por los hombres que en las mujeres, debido a la mayor importancia de las jerarquías
de estatus en los hombres en comparación con las mujeres.

Antes de llegar demasiado lejos de mi objetivo, que es sobre la violencia que es el producto de
un trastorno emocional-permítanme decir que el pensamiento evolutivo puede ayudar a
entender por qué ciertas formas de violencia ocurrir, que cometa esos actos violentos, y por qué
es que la comunidad podrá aprobar de ellos. Tales formas de violencia pueden ser lamentable, o
incluso legalmente punible, pero la violencia que ha tenido valor adaptativo en el transcurso de
nuestra evolución no es probable que sea el resultado de un trastorno emocional.

Una diferencia importante entre los actos de violencia es si son premeditados o impulsivo.
Cualquiera puede ser normal, aunque aprobada socialmente.

Considere la persona cautiva, sabiendo que su victimario ya ha asesinado a otro de sus cautivos,
que planea cuidadosamente un ataque a su potencial asesino. Esta es la violencia que está
premeditado, pero no patológico, y se aprueba socialmente. Puede ser menos obvia que la
violencia impulsiva puede ser aprobado socialmente, pero puede tener su lugar. Cuando mi hija
Eva era un niño pequeño, que a menudo salió corriendo a la calle sin tomar atención de los coches
que vienen su manera. Yo le advertí sobre esto varias veces, pero ella, creo, había venido a ver
esto como casi un juego, una manera de conseguir papá realmente molesto. Un día fue sólo por
la acción rápida que logré tirar a un lugar seguro.

Sin pensar, actuar por impulso, que la golpeó y le grité nunca volver a hacerlo. Fue la única vez
que la golpeé. Mientras que algunas personas podrían desaprobar mi acto violento, nunca salió
corriendo a la calle de nuevo. Más del 90 por ciento de los padres reportan haber castigado
físicamente a sus niños pequeños.

He dado casos de violencia premeditada e impulsivo normal, pero también hay versiones
anormales de cada uno. Asesinos, violadores y torturadores pueden planificar sus acciones
cuidadosamente, seleccionando quién van a victimizar, y cuándo y cómo van a hacerlo. También
hay maltratadores cónyuge impulsivas, que golpean sin previo aviso, y sin planificación. Tanto la
investigación sobre la personalidad y los estudios de la actividad cerebral han encontrado
diferencias entre la violencia impulsiva y premeditada. Está claro que ambos deben ser
considerados, aunque algunas investigaciones no han podido hacer esa distinción. Si bien es
importante tener en cuenta si la violencia era impulsivo o premeditada, eso no es suficiente para
aislar la violencia anormal.

Un ingrediente necesario es que este tipo de violencia es también-antisocial desaprobado por la


sociedad, pero que puede no siempre implican un trastorno mental. Algunos han argumentado
que la violencia antisocial cometido en grupos durante la adolescencia no debe considerarse un
trastorno mental, y la evidencia sugiere que muchos de los que muestran este tipo de
comportamiento no continúan a ser violentos en la edad adulta. Simplemente el ser antisocial no
pág. 116
puede ser un signo de enfermedad mental de cualquier tipo, incluso cuando se produce en la
edad adulta. Violencia instrumental, como la violencia cometido para ganar dinero, aunque en
contra de la ley, no puede ser un signo de lo que se llama un trastorno antisocial de la
personalidad, si la persona es de una subcultura que apoya este tipo de comportamiento.
Violencia antisocial es necesario, creo, pero no suficiente para la identificación de la violencia que
es el producto de un desorden emocional. Yo añadiría el requisito de no-siempre-fácil de
determinar que la violencia no tienen apoyo social (eximiendo de este modo la violencia de
pandillas), y ser desproporcionada en relación con cualquier provocación o sin provocación.

Violencia antisocial que es el resultado de un trastorno emocional puede ser crónica, o un solo
incidente aislado en una vida. La persona violenta puede sentir remordimiento genuino después,
o ningún remordimiento. La persona violenta puede actuar con frialdad, o en el calor de la ira o
la rabia. El objetivo de la violencia podría haber sido cuidadosamente seleccionado o elegido al
azar. La violencia puede incluir o no tortura. Sospecho que la investigación debe tener en cuenta
todos estos factores, buscando para ver si hay diferentes factores de riesgo y las diferentes causas
de estas diferentes formas de violencia antisocial. Lamentablemente, ese no ha sido el caso, como
se puede ver en el manual de criterios de diagnóstico psiquiátrico, el DSM-IV, el cual identifica
trastorno explosivo intermitente (LED) que incluye "varios episodios discretos de fracaso para
resistir los impulsos agresivos que resultan en graves agresiva actúa o destrucción de la
propiedad;.... el grado de expresividad durante los episodios es extremadamente fuera de
proporción con cualquier precipitantes tensiones psicosociales El individuo puede describir los
episodios agresivos como "hechizos" o "ataques" en la que el comportamiento explosivo está
precedido por una sensación de tensión o excitación y es seguido por una sensación de alivio ".
Mientras confío esta definición de un tipo de violencia crónica, grave, fuera de proporción a la
provocación, es un error de combinar tanto la violencia contra las personas y la destrucción de
sus bienes sin evidencia de que tanto se deben a las mismas causas. No hay manera de descubrir
si esto es así cuando los dos son equiparados a.

Mientras que la investigación sobre la violencia no ha extrae típicamente distinciones tan


finamente como estoy sugiriendo, no hay evidencia que sugiere múltiples causas de la violencia.
El estrés ambiental temprano en la vida, la mala crianza, lesión en la cabeza, y los factores
genéticos de todo se han encontrado para ser asociado con muchos tipos de violencia. ¿Qué son
las más importantes para que los tipos de violencia, es demasiado pronto para decirlo. Es
probable que incluso cuando distinciones se dibujan finamente, más de una causa se encontrará.
Por ejemplo, incluso si tuviéramos que nos limitaremos a estudiar, la violencia física antisocial
acaba crónica, que no implica la tortura, pero es un solo acto brutal, cometido por un solo
individuo enfurecido, con poca provocación, impulsivamente, frente al objetivo seleccionado, con
posterior remordimiento, no es probable que encontrar una sola causa.

Reconociendo ira en nosotros mismos

Pasemos ahora a considerar lo que la ira se siente como en el interior. Usted necesita sentirse
enojado en este momento para que usted pueda comparar sus sentimientos con lo que se ha
encontrado sobre las sensaciones de enojo. No puedo esperar que simplemente mirando las
fotografías de los combates de Canadá o de Maxine Kenny despertará sentimientos de ira dentro
de ti. Esta es una diferencia importante entre la ira y la tristeza / agonía. Incluso una fotografía
fija de la agonía de un desconocido llama a nuestra preocupación, pero esto no es así para el
enojo. Se necesita algo más para sentirse enojado. Si usted estaba allí, si que la ira estaba dirigida
a usted, a usted le siente miedo o la ira, pero las fotografías que ven no lo harás. En forma paralela
sentimos preocupación simpático cuando vemos a alguien que está en el dolor o la angustia sin
pág. 117
necesidad de conocer la causa, pero cuando vemos la ira que necesitamos saber la fuente de la
ira antes de que nos solidarizamos con la persona enojada.

Aquí hay dos caminos que pueden permitir que usted experimente la ira, uno utilizando la
memoria y la otra haciendo una expresión.

Trate de recordar un momento en su vida cuando estabas tan enojado que casi golpea a alguien
(o qué golpeas a alguien). Si eso nunca ha sucedido, entonces tratar de recordar un momento en
su vida cuando estabas tan enojado que su voz se hizo mucho más fuerte y le dijo algo que luego
se arrepintió. Dado que uno rara vez experimenta solo la ira, puede haber sentido miedo (de la
otra persona o de perder el control) o disgustado (con la otra persona o usted mismo para perder
el control). Es posible que haya tenido un sentimiento positivo como triunfo. Por ahora tratar de
centrarse en los momentos en los que simplemente se sentía enojado, y luego tratar de
experimentar esos sentimientos de nuevo. Puede ayudar si usted visualiza la escena que
recordaba.

Cuando esos sentimientos empiezan, dejarlos crecer tan fuerte como puedas. Una vez
transcurridos treinta segundos, relájese y piense en lo que sintió.
Vale la pena tratar de hacer los movimientos que se describen en el siguiente ejercicio para
concentrarse en lo que la ira se siente como en su cara.

Por otra parte, si la tarea de memoria no trajo en las sensaciones de enojo, haciendo que el rostro
puede lograr eso.

Imitar los movimientos faciales de ira. (Usted puede tratar de usar un espejo para comprobar si
usted está haciendo todos los movimientos musculares.)

• Tire de sus cejas hacia abajo y juntos; asegurarse de que las esquinas interiores bajan hacia su
nariz.

• Mientras mantiene esas cejas hacia abajo, trate de abrir bien los ojos, para que sus párpados
superiores empujan contra tus cejas bajadas, mirando fijamente.

• Una vez que se tiene la certeza de que están haciendo los movimientos de las cejas y los
párpados, relajar la parte superior de su cara y concentrarse en la parte inferior de su cara.

• Presione sus labios con fuerza y tensa los labios: no arrugarse.


Simplemente pulse.

• Una vez que se tiene la certeza de que están haciendo los movimientos de la cara inferior
derecha, añadir en la cara superior, la reducción de sus cejas, tirando de ellos juntos, y
levantando los párpados superiores para producir una mirada.

Sensaciones Enojo o furia incluyen sentimientos de presión, la tensión y el calor.


El ritmo cardíaco aumenta, al igual que la respiración; la presión arterial se eleva, y la cara puede
enrojecer. Si usted no está hablando, hay una tendencia a morder con fuerza, superior contra los
dientes inferiores, y empuje la barbilla hacia adelante. También hay un impulso para avanzar hacia
el objetivo de la ira. Estas son las sensaciones compartidas comunes que la mayoría de la gente
se siente. Es posible que sienta algunos de ellos con más fuerza que otros. Ahora, de nuevo
intenta experimentar la ira (utilizando la memoria o tarea movimiento facial, lo que funcionó
pág. 118
mejor), observando si o no te sientes las sensaciones de calor, presión, tensión, y morder hacia
abajo.

Gire hacia atrás y mirar de nuevo en la primera foto en este capítulo. Ambos hombres enojados
muestran bajaron y dibujados juntos cejas que son parte de la pantalla de la ira. El hombre de la
derecha también muestra los ojos brillantes que marcan la ira. En ambas caras enojadas la
mandíbula es fuertemente apretados y los dientes están expuestos. Los labios toman en dos
posiciones diferentes en la ira. Los labios pueden ser abiertos, como aquí, ya sea cuadrada o
rectangular. O los labios pueden estar bien cerrados, los labios presionado contra el labio.

En Papúa Nueva Guinea, cuando les pedí que me mostrara lo que su rostro se vería como si
estuvieran a punto de golpear a alguien, la gente presiona sus labios con fuerza mientras se
movían su brazo para golpear con un hacha. Charles Darwin, hace más de un siglo, señaló que
presionamos nuestros labios con fuerza cada vez que nos involucramos en cualquier gran
esfuerzo físico. Cuando le pregunté a los de Nueva Guinea para mostrarme lo que sus rostros
serían como si estuvieran controlando su ira, que se separarían sus labios, como si hablar o listos
para hablar. Con estadounidenses de clase media, he encontrado el patrón inverso: presionaron
sus labios con fuerza para la ira controlada y abrieron sus labios por la ira incontrolada. Para estos
estadounidenses de clase media, la ira incontrolada significaba herir con palabras, no con los
puños, por lo que los labios se presionaron para evitar que en la ira controlada.

Los dos hombres canadienses en la fotografía están mostrando con la boca abierta la ira, en el
momento después de que uno de ellos acaba de golpear al policía. Sospecho que en el momento
antes, cuando en realidad golpeó al policía, sus labios estaban fuertemente presionados.

Una de las claves más importantes para la ira es difícil ver en una fotografía, aunque es probable
que presente tanto en hombres enojados. El margen rojo de los labios se estrecha en la ira, los
labios se vuelven más delgadas. Esta es una acción muy difícil de inhibir, y puede traicionar la ira
incluso cuando no hay ningún otro signo. He encontrado que es uno de los primeros signos de la
ira, la evidente cuando una persona todavía no ha tomado conciencia de que él está enojado.
Casi todo el mundo ha tenido la experiencia de otra persona darse cuenta de que él está enojado
antes de darse cuenta él mismo.

Una persona que respondió a una señal sutil en su cara, o un endurecimiento de su voz o el
aumento de la sonoridad. Debido a que los labios se vuelven más delgadas en la ira, podemos
reaccionar equivocadamente a alguien que tiene los labios finos como si es hosco, frío u hostil.

Mira de nuevo en la fotografía de Maxine Kenny. Sus cejas están abajo y juntos, y sus ojos son
evidentes. Sus labios se separaron, y su mandíbula se empuja hacia adelante, un signo bastante
común de la ira, que puede ser en la advertencia a los boxeadores, "No conducir en la mandíbula,"
vino. No tengo ni idea de por qué este movimiento es a menudo parte de una expresión de ira,
pero estoy bastante seguro de que lo es.

pág. 119
Fotografié esta joven un día en el pueblo que era mi campamento base en las tierras altas de
Nueva Guinea. Aunque ella no sabía lo que era una cámara, ella obviamente vio que yo estaba
prestando atención a ella, y parecía que esa atención no era bienvenida. Por lo general, la
vergüenza sería la respuesta a esa atención, pero en este caso claramente no lo era. Sospecho
que al prestar atención a una sola mujer en público que estaba rompiendo una regla en que la
sociedad y poner en peligro a los dos, pero no puedo estar seguro.

Deliberadamente traté de provocar diferentes emociones en estas personas, la creación de mi


cámara de cine para grabar lo que pasaría por mi posterior análisis. Un día me lancé a un
adolescente con un cuchillo de goma que había traído conmigo para ese fin, pero vi
inmediatamente lo que era, y la película muestra su sorpresa inicial y luego la diversión. Por mi
propia seguridad decidí no provocar la ira de nuevo, y nunca vi otro momento enojados entre
estas personas.

Aunque eran una cultura de paz, que hicieron enojar, pero no a la intemperie, al menos no cuando
tenía alrededor. Esta es la única fotografía espontánea que tengo de alguien que está enojado en
esta cultura.

La imagen muestra muy bien los ojos brillantes de ira, con cejas bajadas dibujan juntos. Ella
también está presionando los labios.

La mujer de la izquierda muestra sólo la frente baja y dibujado a juntos. Por sí mismo, sin los ojos
brillantes, esta expresión puede significar muchas cosas. Se produce por lo que Darwin llama el
músculo de dificultad. Se dio cuenta, al igual que yo, que cualquier tipo de dificultad, mental o
física, hace que este músculo se contraiga, bajar y dibujar las cejas juntas. La perplejidad,
pág. 120
confusión, concentración, determinación, todo se puede mostrar por esta acción. También se
produce cuando alguien está en la luz brillante, como las cejas se bajan para actuar como una
sombrilla.

(IRA, ENOJO CONTENIDO)

No he sido capaz de encontrar fotografías de noticias que muestran una ira más comedido, el tipo
a menudo visto en la vida ordinaria, antes de que la ira ha salido de control. Sin embargo, no
puede haber una fuerte evidencia de la ira con cambios muy leves en la cara, ya que esta foto
que tomé de mi misma muestra. Lo tomé hace veinte años, tratando de producir una expresión
de la ira sin mover ninguna de mis rasgos faciales. Me concentré en el endurecimiento de los
músculos sin dejar que el contrato de una manera que sería suficiente para tirar de la piel. La
primera vez que apretó el músculo en mis cejas, que si contrajeron bajaría y tirar de ellos juntos.
Luego apreté los músculos que elevarían los párpados superiores. Finalmente Apreté el músculo
en mis labios, lo que hizo reducir los labios. No es una cara amable; es tal vez una ira muy
controlada, o simplemente una expresión molesta. Ahora vamos a convertir a las imágenes que
muestran los signos sutiles de cólera.

pág. 121
Comencemos con los párpados y las cejas. En la imagen A los párpados inferior y superior se han
endurecido. Puede ser un signo sutil de ira controlada, o puede ser sólo una ligera molestia.
También puede ocurrir cuando no hay ira en absoluto, pero la persona que es, literalmente o
figurativamente tratando de concentrarse en algo o se concentra intensamente.

Imagen C es una fotografía compuesta hecha pegando baja y ligeramente las cejas-juntos
dibujado de otra imagen (no se muestra aquí) sobre la imagen neutral B, que se proporciona para
comparación.

Foto C también puede ser una señal de la ira controlada o molestia leve.
Podría aparecer cuando una persona se siente un poco perplejo, concentrarse o para encontrar
algo difícil. ¿Qué es dependerá del contexto.

Imagen D muestra la combinación de los dos movimientos que vimos anteriormente. Las cejas
son ligeramente bajados y dibujan juntos, y los párpados inferiores están ligeramente tensos. Los
párpados inferiores tensos no son tan fuertes como en la figura A. Se puede ver que se tensan
mediante la comparación de la imagen D con la foto neutral B, observando cómo los párpados
inferiores han comenzado a cortar parte de los bordes inferiores de los lirios. Todavía es posible
que esta podría ser la perplejidad o la concentración, pero la ira es más probable que se controla
o muy leve enojo.

pág. 122
Imagen E muestra una acción adicional muy importante, la elevación de los párpados superiores.
Se trata de una mirada; y ahora no hay duda de que este es un signo ira, la ira probablemente
controlada. Usted lo vio anteriormente en este capítulo cuando describí mi investigación sobre
personalidades de tipo A. Imagen F muestra la combinación de las tres acciones frente-bajos,
tensó el párpado inferior, y se crió párpado superior más fuerte.
Esta es una clara señal de la ira.

Ahora echemos un vistazo a las señales en las mandíbulas y los labios. En la ira de la mandíbula a
menudo se empujó hacia adelante, ya que está en la imagen G. Esta imagen fue hecha por pegar
ese movimiento (de otra fotografía no se muestra aquí) sobre la imagen neutral B. Usted puede
ver este desplazamiento de la mandíbula en la foto de Maxine Kenny, aunque también ha
planteado su labio superior y bajó el labio inferior.

En la imagen de H los labios se presionan entre sí con una ligera tensión en los párpados inferiores.
Esto puede suceder en muy leve enojo o la ira que apenas está comenzando. También puede
ocurrir cuando alguien está pensando en algo. Y en algunas personas es un manierismo que tiene
poco significado. Si no existiera la acción del párpado inferior, sólo una prensa de labios, sería
muy ambigua.

pág. 123
En la imagen que ambos labios se presionan entre sí, como en la foto H, más el labio inferior está
siendo empujado hacia arriba. Esto se puede controlar la ira o la renuncia, y algunas personas
utilizan esto como una señal de pensar, mientras que en otras personas es un manierismo
frecuente. Presidente Clinton a menudo mostró este movimiento como un manierismo. En la
imagen J las comisuras de los labios se aprietan, más el labio inferior está siendo empujado hacia
arriba. Cuando está solo, ya que es aquí, es ambigua; que puede tener cualquiera de los
significados de la foto I. Debido a que es ligeramente asimétrica, también podría tener un
elemento despectivo. Más sobre el desprecio se explica en el capítulo 8.

He utilizado algunas fotos de mí mismo, tomadas hace casi treinta años, para mostrar el
movimiento muy importante de estrechar los márgenes rojos de los labios. Fotos de L y M
muestran esta acción, con la imagen K allí para la comparación de lo que mis labios se ven como
cuando están relajados. En la foto M los labios también se separaron como si en el habla. Esta
acción de estrechamiento de los labios es una señal muy fiable de la ira; a menudo es un signo
muy temprano de la ira, o puede ser muy controlada ira. También parece ser difícil de inhibir.

La última forma en que la ira puede ser registrada en la boca que viste en los manifestantes de
Canadá y en Maxine Kenny; el labio superior se eleva y el labio inferior bajó, y los labios se
estrecharon. La boca tiene una apariencia cuadrada.

Utilizando la información de Expresiones

Veamos cómo se puede utilizar la información que recoger de los signos de la ira que se muestran
en este capítulo. Permítanme repetir de nuevo lo que he dicho en el capítulo anterior, debido a
que es aún más importante a considerar cuando se trata de la ira que cuando usted ve signos de
angustia o tristeza. Expresiones no te dicen lo que está generando la emoción, sólo que la
emoción está ocurriendo. Cuando ves que alguien está enojado, usted no sabe lo que hizo la
persona enojada. Es evidente en las imágenes de los manifestantes canadienses y Maxine Kenny.
Pero supongamos que alguien muestra una expresión de enojo cuando usted está hablando con
él o ella. ¿Es la ira dirigido a usted? ¿Es algo que has hecho, ahora o en el pasado, o algo que la
persona enojada piensa que usted está planeando hacer? O podría ser la ira dirigida hacia dentro;
es la persona enojada enojado con él o ella misma? Otra posibilidad es que la ira es a un tercero,
alguien mencionó en la conversación, o tal vez alguien que no se menciona, pero que ha venido
a la mente.

pág. 124
No hay manera para que usted diga a partir de la propia expresión. A veces será evidente a partir
de lo que ha ocurrido, lo que se ha dicho o no dicho, lo que ya ha ocurrido o es probable que
ocurra.

A veces no se sabe. Sabiendo la persona está enojada es en sí mismo muy importante, porque la
ira es la emoción más peligrosa para los demás, pero no siempre será cierto si usted es el blanco
de la ira.

Algunos de los signos más sutiles de la ira (fotos A, C, y D) podría también ser signos de
perplejidad o concentración. También hay expresiones de ira donde no es seguro si la ira es leve,
apenas comienza, o está controlada (fotos G, H, I, L y M, así como mi foto en la página 138). Voy
a volver a ellos más tarde. En primer lugar, vamos a centrarnos en lo que podría hacer cuando ves
una expresión que está claro, donde no hay lugar a dudas de la expresión de que la persona está
enojada, tal como se muestra en las fotos E y F. He utilizado los mismos ejemplos que he descrito
en Al final del último capítulo de modo que el lector será capaz de ver lo diferente que las
opciones son cuando la ira punto en comparación con la angustia o la tristeza.

También verá que lo que se tiene en cuenta depende en gran medida de su relación con la
persona que aparece la ira, si usted es de esa persona supervisor, supervisado, amigo, amante,
padre, o de sus hijos. Expresiones más emocionales duran alrededor de dos segundos; algunos
son tan cortos como un medio segundo, algunos pueden durar hasta cuatro segundos, pero rara
vez son lo más corto o más largo. La duración de una expresión generalmente está relacionado
con la fuerza de la expresión. Así que una expresión de larga duración por lo general indica una
más intensa sensación de un breve uno.

Hay excepciones, sin embargo. Avery breve, intensa expresión (fotos E y F) sugiere que la persona
está ocultando la emoción; que el ocultamiento podría ser el resultado de un esfuerzo deliberado
o represión inconsciente guiada. La breve expresión no nos dice si la persona está cambiando de
forma deliberada o inconscientemente la cara, sólo que la emoción está oculto. Una leve
expresión larga duración (fotos G, H, I, L, M, y mi imagen en la página 138) es un signo de emoción
deliberadamente controlada. Si una de esas expresiones fueron mostrados por sólo medio
segundo o un segundo, sería más probable que se produzca un ligero sentimiento de ira o enojo
apenas comienza, en lugar de ira más controlada. Lo que he descrito sobre la duración de una
expresión, y cómo se relaciona con la fuerza de la emoción, si se controla la emoción, o es leve,
se aplica no sólo a la ira, sino para todas las emociones.

Digamos que usted entrega la noticia a alguien que usted supervisa que no está recibiendo una
promoción, y la persona muestra una expresión de la ira clara. Si muestra una expresión como E
o F, o una expresión aún más fuerte, probablemente sabría que está enojado, sobre todo si es en
su cara durante más de una fracción de segundo. Puesto que usted acaba de dar una mala noticia,
es probable que el objetivo de su ira, pero no necesariamente. Tal vez él está enojado consigo
mismo por haber dejado de hacer lo que se necesitaba para obtener la promoción. Antes de que
habla no sabe si él piensa que la decisión fue injusta uno; incluso cuando él no respondió que no
puede saber, porque tal vez ha decidido que no está en su interés para decirle cómo se siente, al
menos no entonces.

A menos que sepa bien a esa persona, no suponga que está tomando un paso tan de nuevo a
considerar si lo desea para ir junto con su ira, lo que he llamado la atención emocional; eso no es
una capacidad desarrollada en la mayoría de las personas. Así que, ¿qué haces?

pág. 125
Se podía ignorar su espectáculo de ira, actuando como si no fue así, pero poniendo atención de
ella y ser cauteloso acerca de qué otra cosa que dices y cómo lo dices. No es siempre, ni siquiera
a menudo el caso que desea confrontar a alguien que está enojado diciendo algo así como: "¿Por
qué estás enojado conmigo?" o incluso el poco menos confrontacional, "¿Estás enojado?" Tales
comentarios son una invitación para que alguien diga algo mezquino, o actuar de una manera
enojada, y que no siempre es en su interés o el interés de la persona enojada. No es que las
infracciones o delitos deben ser ignorados, pero pueden ser tratados más fácilmente con una vez
que el momento de ira ha pasado. Un poco mejor versión del "¿Por qué estás enojado conmigo?"
pregunta sería decir: "Mi decisión bien pudo haber hecho enojar, y lamento que. Dime si hay algo
más que pueda hacer eso sería de ayuda." En esta respuesta, usted reconoce su ira en lugar de
oponerse a ella, y usted indica su interés en ver si puede ser útil a pesar de su decisión no deseada.

Volviendo al ejemplo anterior, supongamos que su hija adolescente mostró esta misma expresión
cuando le dijiste que no puede ir a casa de su amigo esa noche, porque ella tiene que cuidar a su
hermano menor mientras usted y su marido asiste a un pronto llamado reunión de vecinos. ¿Está
enojado con usted para frustrar sus planes? Lo más probable, pero que podría estar enojada
consigo misma por preocuparse tanto sobre él. ¿Cómo respondería usted depende de la
naturaleza de su relación con su hija, su personalidad y la tuya, y la historia pasada de su relación
con ella. Sin embargo, creo que hay una razón más para lidiar con su ira que sería generalmente
por lo que en una situación de trabajo. Eso no significa que usted debe comentar su ira, o desafiar
a su derecho a estar enojado. Muy por el contrario, es posible que simpatizar con su frustración
y explicar además por qué la reunión es tan importante, y cómo, porque no tenía aviso, usted
tuvo que hacer esta imposición. Si esa es la consecuencia, entonces su ira ha hecho su trabajo.
Trajo una ofensa a su atención, le dejó saber que era importante, y que llevó a responder
explicando las circunstancias. Usted podría ir más lejos y decir cómo va a hacer las paces con ella
de alguna otra manera.

Cada vez que vea una expresión emocional que la persona no se expresan también en palabras,
usted es en un sentido de tomar la información de que la persona no ha reconocido, para los que
la persona no ha asumido la responsabilidad. El supervisado en el ejemplo de trabajo podría estar
haciendo todo lo posible para controlar su ira. Usted no va a hacer más fácil que al confrontarlo
respecto. En un entorno de negocios es posible que no quieren tratar directamente con la ira de
una persona supervisada, especialmente con alguien que no está siendo avanzado. Por supuesto,
podría ser alguien que todavía se espera que vayan a avanzar, y no puede ser que sea una cierta
ventaja de tratar con sus sentimientos, pero es posible que desee para tratar con ellos más tarde.

Al día siguiente, se podría decir: "Yo sé que fue una mala noticia, y espero que fue decepcionante.
Tuve la impresión de que estaban molestos [le molestaba], y me pregunté si sería útil para hablar
de ello."

Otra opción sería la de decir: "Yo estaría encantado de hablar con usted ahora o en otro momento
sobre cómo se siente al respecto." Una vez más, al no utilizar la ira etiqueta, se reduce la
posibilidad de que la ira se expresa de una manera él se arrepentirá, sino que también le da la
oportunidad de hablar acerca de sus preocupaciones cuando se siente cómodo haciéndolo. Si
usted conoce a su hija a ser alguien que tiene dificultades para el manejo de la ira, puede utilizar
una variante de esta respuesta, dándole la opción de decidir cuando quiere hablar de ello. Las
parejas también pueden encontrar que quieren observar la ira, pero reserva discusión en esto
por un momento posterior indicada cuando hay menos probabilidad de que la ira generará
palabras hirientes, respuestas airadas, o la actitud defensiva.

pág. 126
A menudo pensamos que sabemos por qué alguien se ha convertido enojado con nosotros, pero
nuestra versión de la queja no coincida con la versión de la otra persona. Evitando al mismo
tiempo lo que hace que alguien conductores enojados a los resentimientos, la construcción de
una acumulación de problemas, rara vez cuando el asunto se tratará cuando una o ambas
personas están en el calor de su ira.

Si es tan urgente que el asunto debe tratarse a la vez, y no se puede posponer hasta un momento
más fresco, entonces es importante que tanto la gente trata de estar seguro de que están más
allá del período refractario. De lo contrario, la discusión está obligada únicamente para alimentar
la ira, no se centran en lo que es el problema y cómo se puede solucionar.

También puede ser importante reconocer y considerar cuán diferente es la situación puede ser
cuando el poder se invierte a partir de los ejemplos que he discutido. Supongamos que el
supervisado, que acaba de aprender que no recibió la promoción, y cuando su supervisor dijo
esto, ella mostró una expresión de enojo. Es probable que ella está enojada con usted, pero podía
estar enojada consigo misma por estar en el punto de tener que entregar tan malas noticias, o al
de otra persona en la organización. En cualquier caso, un subordinado en la mayoría de las
organizaciones no goza del derecho a formular observaciones sobre la ira de un superior. Lo
máximo que podría tener derecho a decir, después de expresar su decepción, es algo así como:
"Le agradecería la oportunidad de aprender de ustedes, en un momento que considere apropiado,
sobre cualquier cosa que podría haber hecho que usted o la organización ha desagradado. " La
idea aquí no es etiquetar la ira, sino para reconocer y mostrar preocupación por los comentarios,
mientras que por lo que es fácil para el supervisor de aplazar informándole al respecto hasta el
momento en que ella no se siente enojado.

Todo lo que he sugerido acerca de qué hacer cuando ves una expresión de la ira se aplica también
a las expresiones en las que no es claro si la expresión es leve enojo, ira controlada, o la ira que
apenas comienza (fotos G, H, I y ). La única diferencia es que si usted tiene razones para creer que
es la ira que apenas comienza, digamos sólo el estrechamiento de los labios que aparecen en las
fotografías L y M, usted tiene más de una oportunidad para considerar si podría haber algo que
pudiera hacer o decir que lo interrumpan la ira antes de que se hace más fuerte.

La expresión se muestra en la foto C, las cejas bajadas, junto-dibujado, merece un comentario


especial. Usted vio otra versión de esta acción en la mujer sentada a la izquierda de la mujer de
Nueva Guinea que estaba mirando a mí. Aunque puede ser una señal de muy leve enojo, sino que
también puede ocurrir en muchas situaciones difíciles. Si alguien está levantando algo pesado, o
tratando de resolver un problema matemático difícil, así se puede mostrar esta acción. Se puede
demostrar con dificultad de casi cualquier tipo. Si usted está hablando y la otra persona muestra
esto por un momento, puede ser una señal de que él o ella no acaba de entender lo que está
diciendo, o tiene que trabajar duro para seguir su línea de conversación. Puede ser una señal útil
que usted debe explicar lo que está diciendo de una manera diferente.

No podía explicar todo lo que se debe considerar cuando ves una expresión de ira. Mis ejemplos
están pensados para sugerir que hay muchas posibilidades, y algunas de las respuestas que usted
podría considerar.

¿Qué son aplicables dependerá de que usted y la otra persona es, y los detalles de la situación.
Es cierto que mucho de lo que he sugerido acerca de cómo responder cuando observamos la ira
de otra persona no se ha establecido firmemente por la investigación. He contradicho las ideas
prevalecientes hace unos años que debemos aprender a luchar de manera justa, pero no evitar
pág. 127
la lucha. Mi propia experiencia sugiere que esto es más que se puede esperar de la mayoría de la
gente, y no es necesariamente la mejor o la más segura de tratar de lo que está generando la ira.

Las quejas deben ser consideradas, pero no, me sugieren, en un arrebato de ira.

pág. 128
7
LA SORPRESA Y EL MIEDO
La sorpresa es el más breve de todas las emociones, que dura sólo unos pocos segundos como
máximo. En un momento la sorpresa pasa como que sepamos lo que está sucediendo, y luego la
sorpresa se funde en el miedo, la diversión, el alivio, la ira, el asco, y así sucesivamente,
dependiendo de qué era lo que nos sorprendió, o puede ser seguido por ninguna emoción todo
si determinamos que el evento sorprendente fue de ninguna consecuencia. Es raro ver una
fotografía de sorpresa. Debido a que es inesperado y la experiencia es breve, un fotógrafo es rara
vez listo para disparar e incluso si es que no puede ser lo suficientemente rápido para capturar
una vez que sucede algo sorprendente. Pulse fotografías suelen mostrar promulgan de nuevo o
sorpresa planteados.

El fotógrafo del New York Post Lou Liotta dio este relato de cómo fue capaz de obtener esta
fotografía premiada de dos hombres sorprendidos:

"Recibí una llamada para ir a este edificio, donde una mujer estaba haciendo un truco
promocional. Llegué tarde, cuando ella se había planteado hasta la parte superior del edificio,
que se aferra a un cable con sus dientes. Puse un largo lente de mi cámara, y pude ver que era
una mirada tensa en el rostro. Su cuerpo estaba dando vueltas alrededor. La vi perder su agarre
y la seguí hacia abajo como si no cubre una carrera de caballos o alguna otra acción. Tomé una
foto”.

Afortunadamente, la mujer en esta foto sobrevivió, aunque en caer treinta y cinco pies sobre
tablones de madera se rompió las dos muñecas y los tobillos y se lesionó la columna vertebral.
Nuestro interés, sin embargo, está en la emoción que sienten los dos hombres frente a la cámara.
Sorpresa sólo puede ser provocada por un hecho inesperado, como ocurrió aquí. Cuando un
acontecimiento inesperado se desarrolla lentamente, no nos sorprende. Debe ser repentina, y
tenemos que estar preparados. Los hombres que vieron la caída doble de acción tenían ninguna
advertencia, ni idea de antemano de lo que iba a suceder.

pág. 129
Hace años, cuando por primera vez enseñé los estudiantes de medicina de cómo entender y
reconocer las emociones, me gustaría tratar de despertar una emoción diferente en cada reunión
de la clase. Para sorprender a ellos, una vez tuve una bailarina del vientre emerge desde detrás
de una pantalla, estampando sus pies y sonando sus crótalos. Ella no habría sido sorprendente
que ella había llegado al escenario en un club nocturno con baile turco, pero en una clase de la
escuela de medicina que ella estaba fuera de contexto, y su aparición repentina y ruidosa
provocado sorpresa.

No tenemos mucho tiempo para movilizar nuestros esfuerzos deliberadamente con el fin de
gestionar nuestro comportamiento cuando nos sorprende. Que rara vez es un problema a menos
que estemos en una situación en la que no debería sorprendernos. Por ejemplo, si hemos
reclamado saber todo acerca de algo, y reaccionar con sorpresa cuando una característica que
deberíamos haber sabido acerca de repente, reveló inesperadamente, entonces podría ser obvio
que estábamos reclamando más de lo que realmente sabíamos. En un salón de clases un
estudiante puede presumir de haber leído las lecturas opcionales que fueron asignados, cuando,
en realidad, ella no tiene. Su sorpresa cuando el profesor revela algo bastante inesperado en esas
lecturas podía traicionar su mentira. Algunos estudiosos de la emoción no consideran sorpresa
para ser una emoción porque dicen que no es ni agradable ni desagradable, y afirman que todas
las emociones deben ser una o la otra. No estoy de acuerdo; Creo que la sorpresa se siente como
una emoción para la mayoría. En ese momento o dos antes de que sepamos lo que está
ocurriendo, antes de que nos cambiamos a otra emoción o ninguna emoción, sorpresa en sí
puede sentirse bien o mal. Algunas personas no quieren ser sorprendidos, incluso si se trata de
un evento positivo.

pág. 130
Le dicen a la gente nunca sorprenderlos. Otros encanta ser sorprendidos; que deliberadamente
dejan muchas cosas no planificadas de manera que a menudo pueden experimentar lo
inesperado. Buscan experiencias en las que es probable que se sorprenderán.

Mi propia duda sobre si la sorpresa es una emoción surge del hecho de que su tiempo es fijo. *
La sorpresa no puede durar más de unos pocos segundos a lo sumo, lo cual no es así de ninguna
de las otras emociones. Pueden ser muy breve, pero también pueden soportar mucho más
tiempo. El miedo, que a menudo sigue sorpresa, puede ser muy breve, pero también puede
soportar durante un tiempo bastante largo. Cuando tuve que esperar unos días para aprender de
los resultados de una biopsia o no tenía cáncer, y si es así, hasta qué punto la enfermedad había
progresado, he tenido largos períodos prolongados, de miedo. No tenía miedo de los cuatro días
enteros esperé, pero hubo períodos recurrentes en los que me sentí miedo por muchos segundos
y, a veces por minuto. Afortunadamente, la biopsia fue negativa. Entonces sentí alivio, una
emoción agradable que discuto en el capítulo 9.

* Otra de las razones para cuestionar si la sorpresa es una emoción es mi fracaso, tal como se
describe en el capítulo 1, para encontrar que los de Nueva Guinea que estudié podría distinguirlo
de miedo. Cuando les conté la historia sobre el miedo, que eran tan propensos a recoger la
sorpresa que la fotografía del miedo. Cuando se les dijo la historia sorpresa, lo hicieron tomar la
cara de sorpresa más a menudo que cualquiera de los otros. En otro estudio que les dijimos las
historias y les pedimos que mostrarlo en su cara a plantear las emociones. A continuación, mostró
estas posturas a estudiantes universitarios estadounidenses. Los americanos reconocieron las
expresiones de ira, asco, tristeza y felicidad, pero cuando aparecen, ya sea el temor de un nuevo
guineano o sorpresa plantean, que eran tan propensos a llamarlo miedo o sorpresa. Realmente
no puedo explicar por qué ocurrieron estos problemas. El hecho de que este problema se produjo,
y que cuando mi colega Karl Heider trató estas tareas con otro grupo Nueva Guinea también había
problemas similares con sorpresa, plantea dudas en cuanto a qué tan bien la sorpresa es
realmente distingue del miedo.

yo creo que tiene sentido incluir sorpresa en nuestra discusión de emociones, simplemente
señalando que tiene su propia característica especial-a, duración limitada fijo. Cada una de las
emociones que hemos considerado hasta ahora también tiene sus propias características únicas.
Tristeza-agonía es único en al menos dos formas: Hay dos lados en esta emoción que a menudo
alternan, el sentimiento de resignación de la tristeza y la agonía agitado; y esta emoción puede
durar mucho más tiempo que otros. La ira se diferencia de todas las demás emociones en ser el
más peligroso para los demás debido al potencial para la violencia. Y veremos que desprecio, asco,
y los muchos tipos de disfrute hemos características no se comparte con ninguna de las otras
emociones. En ese sentido, cada emoción tiene su propia historia.

Mientras que la sorpresa es una emoción, de sobresalto no es, a pesar de que muchas personas
utilizan la palabra como sinónimo de sorpresa. Ellos no tienen el mismo aspecto; la expresión de
sobresalto es exactamente lo contrario de la expresión de la sorpresa. Disparé una pistola en
blanco para disparar sobresalto en mis temas de investigación desprevenidos. Casi de inmediato
sus ojos bien cerrados (con sorpresa se abren de ancho), sus cejas bajaron (con sorpresa las cejas
se levantan), y sus labios se estiraron tensamente (con sorpresa la mandíbula cae abierta). En
todos los demás expresiones emocionales, la expresión más extremo se asemeja a una moderada
expresión de la emoción, mostrando más intensas contracciones musculares. Fury es una
expresión más intensa que la ira, el terror que el miedo, etc. La diferencia en las expresiones
pág. 131
asustadas y sorprendidas implica que se sobresaltó, no es simplemente un estado más extremo
de la sorpresa.

Sobresalto difiere de sorpresa en otros tres maneras. En primer lugar, el momento de la respuesta
de sobresalto es aún más limitado que sorpresa-la expresión es siempre evidente en una cuarta
parte de un segundo y es más en la mitad de un segundo. Es tan rápido que si parpadeas te vas a
perder de ver sobresalto de alguien. El momento no se fija en ninguna emoción. En segundo lugar,
le ha dicho que está a punto de ser sorprendido por un ruido muy fuerte reduce, en la mayoría
de las personas, la magnitud de la reacción, pero no lo elimina.

No se puede ser sorprendido si usted sabe lo que va a suceder. En tercer lugar, nadie puede inhibir
la reacción de sobresalto, aunque a uno le dicen exactamente cuándo ocurrirá un fuerte ruido.
La mayoría de la gente puede inhibir todos, pero los signos más sutiles de una emoción, sobre
todo si se preparan con anticipación. Sobresalto es un reflejo físico, en lugar de una emoción.

El pie de foto con la fotografía extraordinaria en la página 152 dice: "En mayo, un camión militar
que lleva más de un centenar de jóvenes, se desplomó bajo su pesada carga en Surabaya, Java
Oriental. Los pasajeros eran partidarios del club de fútbol local Persebaya, que estaban
disfrutando de un viaje a casa libre y ondeando banderas para celebrar la victoria de su equipo.

El camión-uno de veinticuatro puestos a disposición por un comandante militar volcado después


de sólo un kilómetro. La mayoría de los pasajeros escapó ileso, pero doce de ellos tuvo que ser
hospitalizado con heridas menores. "El miedo se muestra en los rostros de estos jóvenes, con
mayor claridad en el conductor. Si la fotografía se había tomado un momento antes, podríamos
haber visto sorpresa en sus rostros, a menos que el camión comenzó a volcarse lentamente.

pág. 132
Ha habido más investigaciones sobre el miedo que cualquier otra emoción, probablemente
debido a que es fácil de despertar el miedo en casi cualquier animal, incluyendo la rata (una
especie favorita para los investigadores, ya que son de bajo costo y fácil de mantener). La
amenaza de daño, ya sea daño físico o psicológico, caracteriza a todo el miedo desencadenantes,
tema y variaciones. El tema es el peligro de daño físico, y las variaciones pueden ser cualquier
cosa que aprendemos es probable que nos dañó de ninguna manera, si las amenazas físicas o
psicológicas. Del mismo modo que la restricción física es un disparador indoctos para la ira, hay
factores desencadenantes no aprendidas por miedo: algo lanzando a través del espacio de forma
rápida, lo que nos puede golpear si no lo hacemos de pato; la pérdida repentina de apoyo, para
que podamos caer a través del espacio. La amenaza de dolor físico es un disparador indocto por
miedo, aunque durante el momento del dolor mismo miedo se puede sentir.

El espectáculo de serpientes podría ser otro factor desencadenante indocto, universal.


Recuerde los estudios realizados por Ohman que describí en el capítulo 1, el cual mostró que
somos biológicamente preparado para ser más miedo de formas de reptil que las pistolas o
cuchillos. Sin embargo, un número considerable de personas que no parecen tener miedo de las
serpientes; todo lo contrario, que disfrutan del contacto físico, incluso con serpientes venenosas.
Estoy tentado a sugerir que estar en un lugar muy alto en donde un paso en falso podría llevar a
una caída es otro factor desencadenante indoctos. Siempre he sido aterrorizada por este tipo de
situaciones, pero esto no es un disparador temor por un número considerable de personas.

Tal vez no hay miedo innato estímulo presente en todo el mundo. Siempre hay algunas personas
que no muestran lo que vemos en casi todos los demás, ya sea en el estímulo que suscita ninguna
emoción, o en la respuesta emocional más común. Los individuos difieren en casi todos los
aspectos de la conducta humana y las emociones no son una excepción.

Podemos aprender a tener miedo de casi cualquier cosa. No hay duda de que algunas personas
temen que las cosas que, en realidad, no representan ningún peligro, como el miedo de un niño
de la oscuridad. Los adultos, así como los niños, pueden tener temores infundados. Por ejemplo,
adjuntando los electrodos en el pecho de alguien para medir la actividad cardíaca (un
electrocardiograma o ECG) pueden alarmar a la gente que no sabe que los registros del aparato
pero no entrega la actividad eléctrica. Las personas que piensan que será sorprendido
experimentarán real, aunque sin fundamento, el miedo. Requiere una capacidad bien
desarrollada para la compasión de respeto, sentir simpatía hacia, y pacientemente tranquilizar a
alguien que tiene miedo de algo de lo que no tenemos miedo. En cambio, la mayoría de nosotros
descartan esos temores. No necesitamos sentir miedo de otra persona que aceptarlo y ayudar a
la otra persona a hacer frente a su miedo. Las buenas enfermeras entienden el miedo de sus
pacientes; capaz de ver las perspectivas de los pacientes, que son capaces de tranquilizarlos.

Podemos hacer casi cualquier cosa o nada cuando tenemos miedo, dependiendo de lo que hemos
aprendido en el pasado acerca de lo que nos puede proteger de la situación en la que nos
encontramos. Estudios de otros animales, y lo que encontramos en la investigación sobre cómo
los seres humanos son corporales preparados para actuar, sugieren que la evolución puede
favorecer a dos acciones muy diferentes-escondite y huía. Durante el miedo, la sangre va a los
grandes músculos de las piernas, preparándonos para huir. Eso no lo hace significa vamos a huir,
sólo que la evolución nos ha preparado para hacer lo que ha sido de lo más adaptativo en el
pasado la historia de nuestra especie.

Muchos animales primero se congelan cuando se enfrentan a un peligro, como un depredador


potencial, presumiblemente debido a que disminuye la probabilidad de que se notará. Vi esto
pág. 133
cuando me acerqué a un grupo de monos en una jaula grande. La mayoría de los monos se
congeló cuando me acerqué, en un esfuerzo por evitar la detección. Cuando me mudé aún más
cerca, por lo que la dirección de mi mirada hizo obvio que el mono que estaba viendo, ese mono
huyó.

Si no nos congelamos o huir, la siguiente respuesta más probable es llegar a ser enojado con todo
lo que nos amenaza. No es raro experimentar el miedo y la ira en rápida sucesión. No hay cierta
evidencia científica acerca de si somos capaces de experimentar dos emociones en el mismo
instante, pero en la práctica puede no importar. Podemos alternar entre el miedo y la ira (o
cualquier otra emoción) tan rápidamente que los sentimientos se funden. Si la persona que nos
amenaza parece ser más poderosa, somos propensos a sentir el miedo en lugar de la ira; pero es
posible que todavía, en algunos momentos, o después de escapar, enfadarse con la persona que
amenazó daño. También podemos estar enojados con nosotros mismos para convertirse en
miedo, si creemos que deberíamos haber sido capaces de hacer frente a la situación sin miedo.
Por la misma razón podemos estar disgustados con nosotros mismos.

A veces no hay nada que podamos hacer frente a los daños y el gran conductor de camión en la
foto Surabaya está en esa situación.

A diferencia de las personas que se sientan en la parte superior del camión que podría centrar su
atención en cómo saltar, no podía hacer nada; sin embargo, la amenaza de daño fue genial. Sin
embargo, sucede algo muy interesante cuando somos capaces de hacer frente a una amenaza
inmediata y severa, que es la situación de las personas en la parte superior del autobús
experimentaron. Las sensaciones desagradables y pensamientos que caracterizan el miedo no
pueden ser experimentados, pero en cambio la conciencia nos puede centrarse en la tarea en
cuestión, para hacer frente a la amenaza.

Por ejemplo, cuando fui por primera vez a Papúa Nueva Guinea en 1967, tuve que alquilar un
avión monomotor que me llevara en la última etapa de mi viaje a una pista de aterrizaje misionero,
de la que me gustaría caminar hasta el pueblo donde yo haría ser viviente. Aunque para entonces
yo había tomado muchos vuelos a diferentes partes del mundo, me quedé un poco miedo de
volar, lo suficiente como para no ser capaz de relajarse, mucho menos para dormir, incluso en un
largo viaje. Me preocupaba tener que tomar un avión de un solo motor, pero no había otra opción;
no había caminos a dónde iba. Una vez que estuvimos en el aire, los dieciocho años de edad,
piloto de avioneta, junto a los cuales yo estaba sentado en el avión biplaza, me informó de que la
gente de tierra le habían comunicado por radio que las ruedas se habían caído el avión en el
despegue. Tuvimos que regresar, dijo, y se deslizan en la tierra en el lado de la pista. Debido a que
el avión podría incendiarse en el impacto, él me dijo que debería estar preparado para saltar. Él
me dio instrucciones para abrir un poco la puerta para evitar que se atasque en el impacto cuando
aterrizamos-colisión, lo que podría impedirme salir. Él me dijo que tuviera cuidado de no dejar
que la puerta completamente abierta, porque entonces yo fuese expulsado. Huelga decir que, no
había cinturones de seguridad.

A medida que la vuelta a la pista de aterrizaje se preparaba para aterrizar, no sentí sensaciones
desagradables y no tenía pensamientos aterradores acerca de mi posible condena. En su lugar,
pensé en lo increíble que era haber llegado tan lejos, que ha viajado por más de dos días, y ahora
menos de una hora de mi destino no hacerlo. Parecía ridículo, no aterradora, en los minutos antes
de aterrizar a un choque. Vi como el cuerpo de bomberos tirado en la pista de aterrizaje para
saludar a nuestro regreso; como rompimos en la tierra, me agarré la manija de la puerta con
fuerza, manteniendo la puerta entornada, pero no está completamente abierto. Entonces se
pág. 134
acabó. No hay fuego; Se evitaron la muerte y lesiones. A los quince minutos que habíamos
descargado mi equipo desde el plano muy dañada, ponerlo en otro plano, y despegado. De
repente, sentí preocupado de que esta escena se repite, literalmente, y esta vez no lo haría.

Desde mi experiencia aterrizaje forzoso, he entrevistado a otros que, aunque en extremo peligro,
no experimentan sensaciones y pensamientos desagradables. Lo que distingue a sus experiencias
y mío de situaciones peligrosas en las que se sentía temor es si se podía hacer algo para hacer
frente al peligro. Si es así, entonces no puede haber sido sentido miedo. En caso contrario, si no
hay nada que hacer sino esperar a ver si uno sobrevive, entonces la gente tiende a sentir terror.
Si yo no hubiera tenido que concentrarse en mantener esa puerta entreabierta avión, tenso, listo
para saltar, creo que me habría aterrorizado durante el aterrizaje forzoso. Es cuando no podemos
hacer nada que somos más propensos a experimentar el miedo más abrumadora, no cuando
estamos enfocados en hacer frente a una amenaza inmediata.

. Investigaciones recientes han encontrado tres maneras en las que temen difiere dependiendo
de si la amenaza es inmediata o inminente * En primer lugar, las diferentes amenazas resultan en
un comportamiento diferente: amenaza inmediata por lo general conduce a la acción
(congelación o vuelo) que se ocupa de la amenaza, mientras que la preocupación sobre una
amenaza inminente provoca un aumento de la vigilancia y la tensión muscular. En segundo lugar,
la respuesta a una amenaza inmediata a menudo es analgésico, reduciendo las sensaciones de
dolor, mientras que la preocupación acerca de una amenaza inminente magnifica dolor. Y por
último, hay una cierta evidencia que sugiere que una amenaza inmediata y una amenaza
inminente cada involucran diferentes áreas de actividad cerebral”.

El pánico se encuentra en marcado contraste con la respuesta de una persona a una amenaza
inmediata. Escribir este capítulo fue interrumpido cuando tenía que someterse a una cirugía
abdominal para extraer una parte de mi colon. No sentí miedo hasta que se programó la fecha de
la cirugía. Luego, durante los cinco días entre la fecha que se establecen y la cirugía que se realiza,
experimenté una serie de ataques de pánico. Sentí miedo extremo, falta de aire, y la frialdad, y
me convertí totalmente preocupado con el acontecimiento temido. Como mencioné en el
capítulo 5, que había tenido una cirugía mayor, treinta años antes, y debido a un error médico
experimentado extrema sin alivio, el dolor sin medicamentos, así que tuve razón para temer
entrar en un quirófano, una vez más. Estos ataques de pánico duró entre diez minutos a unas
pocas horas. El día que me presenté en el hospital para la cirugía, sin embargo, no sentí pánico o
miedo de ningún tipo, por el momento yo estaba haciendo algo al respecto.

La familia de las experiencias de miedo se puede distinguir en función de tres factores:

•- Mucha intensidad severa se ve amenazado el daño que está?


• Tiempo-es el daño inmediato o inminente?
• Afrontamiento-hay acciones que se pueden tomar para reducir o eliminar la amenaza?

* Algunos investigadores utilizan el término para referirse a la ansiedad como respuesta a una
amenaza inminente, un rasgo de personalidad o un trastorno emocional, fresa me reservo el
término ansiedad para describir un estado de ánimo.

Desafortunadamente, ninguna investigación ha examinado los tres factores a la vez, por lo que
es difícil saber con exactitud qué tipo de experiencia temerosa ha sido estudiada. Fotografías
Noticias de miedo proporcionan algunas pistas, a menudo revelando la intensidad de la amenaza,
pág. 135
ya sea inmediato o inminente, y el potencial de afrontamiento. En la fotografía de autobús
podemos presumir que el conductor se siente terror-el peligro es intensa y no podemos hacer
frente, atrapados en el autobús y no pueden saltar libre. La expresión facial del conductor es que
yo había identificado como universales para el miedo. Algunas de las otras personas que están
lidiando con la amenaza, aquellos en medio de saltos o se preparan para saltar, no muestran esta
expresión pero muestran más de un aspecto centrado atento, y sospecho que caracteriza a hacer
frente a una amenaza inmediata. Fotografías de personas anticipando una amenaza muestran
una expresión similar, pero menos intenso que el terror del conductor del autobús.

Cuando nos sentimos ningún tipo de miedo, cuando somos conscientes de tener miedo, es difícil
sentir cualquier otra cosa o pensar en otra cosa durante un tiempo. Nuestra mente y nuestra
atención se centra en la amenaza. Cuando hay una amenaza inmediata, nos centramos hasta que
hayamos eliminado, o si nos encontramos con que no podemos, nuestros sentimientos pueden
convertirse en terror. Anticipándose a la amenaza de daño también puede monopolizar nuestra
conciencia durante largos períodos de tiempo, o tales sentimientos puede ser episódica,
volviendo de vez en cuando, irrumpiendo en nuestros pensamientos cuando estamos tratando
otros asuntos, como lo hizo durante esos días cuando esperaba para conocer los resultados de la
biopsia. Los ataques de pánico son siempre episódica; si fueran a continuar sin cesar desde hace
días, la experiencia puede ser tan debilitante que la persona presa del pánico a morir de
agotamiento.

Una amenaza inmediata de daño se centra nuestra atención, nos movilizan para hacer frente al
peligro. Si percibimos una amenaza inminente, nuestra preocupación por lo que pueda suceder
puede protegernos, nos advierte, haciéndonos más atentos. Las expresiones faciales cuando
estamos preocupados por la inminente daño, ni se asusten si la amenaza es grave, notifica a los
demás de que una amenaza acecha, advirtiéndoles de evitar un daño o que les contratan para
ayudar a hacer frente a la amenaza. Si observamos preocupados o aterrorizado cuando alguien
nos ataca o está a punto de atacarnos, que puede causar que el atacante marcha atrás, satisfecho
de que no vamos a proseguir lo provocó el atacante. (Por supuesto, esto puede no ser siempre el
resultado. Un atacante en busca de una víctima fácil puede interpretar una expresión temerosa
como una señal de que no vamos a luchar y vamos a superar con facilidad.) Los signos de nuestro
pánico debería motivar a otros a ayudar o tranquilizarnos.

El núcleo del miedo es la posibilidad de dolor, físico o psicológico, pero el dolor en sí mismo no
es considerado por cualquier teórico emoción o investigador a ser una emoción. ¿Por qué,
algunos podrían preguntarse, es el dolor no es una emoción? Ciertamente, puede ser un
sentimiento muy fuerte que se centra nuestra atención. Selvático La respuesta de Tomkins a esta
pregunta, escrito hace más de cuarenta años, sigue siendo una buena. El dolor, dijo, era
demasiado específico para ser una emoción. Con muchos tipos de dolor que sabemos
exactamente dónde le duele. Pero ¿dónde están la ira, el miedo, la preocupación, el terror, o la
tristeza / agonía ubicado en nuestro cuerpo? Al igual que los sentimientos eróticos, cuando
sentimos dolor, que no se equivoquen (a menos que se denomina dolor) sobre donde nos
sentimos. Si cortamos el dedo, no nos frotamos nuestro codo para aliviar el dolor, no más de lo
que somos indiscriminada sobre qué partes de nuestro cuerpo que queremos estimular cuando
está sexualmente excitado. El dolor y el sexo son dos de extraordinaria importancia, y nos
sentimos muchas emociones acerca de ellos, pero ellos mismos no son emociones.

Al principio de este capítulo, cuando se habla de sorpresa, me dijo que algunas personas disfrutan
de ser sorprendidos. Cada una de las llamadas emociones negativas puede ser positivo en el
sentido de que algunas personas disfrutan de los experimenta. (Es por eso que creo que es un
pág. 136
error sólo para dividir emociones en positivo y negativo, muchos teóricos de la emoción hacen.)

Algunas personas realmente parecen disfrutar de sentir miedo. Las novelas y las películas que
asustan a la gente es muy popular. Me he sentado en las salas de cine se alejaron de la pantalla
para ver las caras de las audiencias y la preocupación visto, a veces incluso el terror, junto con el
disfrute. En nuestra investigación, hemos demostrado que la gente miran escenas de películas de
terror, mientras estaban sentados solos en una habitación, sus expresiones grabadas con una
cámara de vídeo oculta. Se encontró que los que están mostrando la pantalla cara de miedo no
sólo la expresión, sino también el ritmo cardíaco fisiología iba aumentado y sangre que va a los
grandes músculos de las piernas, de tener miedo.

Se podría argumentar que estas personas no están realmente en peligro, y ellos saben que no
serán dañados. Pero hay personas que van más allá de la vicaria, que buscan experiencias
terribles, que aún disfrutan de correr el riesgo de muerte en los deportes que persiguen. No sé si
es el miedo de que disfrutan, o la emoción a menudo asociados con la toma de este tipo de
riesgos, o el alivio y orgullo en su realización se sienten después.

También hay personas que son todo lo contrario, para quienes sentimientos de miedo son tan
tóxicos que toman esfuerzos extraordinarios para evitar la sensación de ellos. Para cada emoción
hay personas que disfrutan experimentando las emociones y sus opuestos, las personas que no
pueden tolerar la sensación de ellos, así como muchas personas que no buscan experimentar la
emoción, pero que no encuentran su experiencia en la mayoría de los casos particularmente
tóxicos.

Cada una de las emociones que hemos considerado hasta ahora juega un papel en un estado de
ánimo más duradero que puede durar muchas horas. Cuando nos sentimos tristes por mucho
tiempo, estamos en un estado de ánimo azul. Cuando nos irrita, buscando algo de lo que para
enojarse, estamos en un estado de ánimo irritable. Yo uso la ansiedad plazo para el estado de
ánimo en el que nos sentimos preocupados y no sabemos por qué nos sentimos de esa manera;
no podemos señalar que el gatillo. Aunque nos sentimos como si estuviéramos en peligro, que
no sabemos qué hacer al respecto ya que no podemos identificar la amenaza.

Al igual que el estado de ánimo decaído, la personalidad melancólica, y la depresión relacionada


con tristeza la agonía y el estado de ánimo irritable, personalidad hostil, y la violencia patológica
relacionada con la ira, el miedo tiene estados de ánimo ansioso, personalidades tímidas o tímidos,
y una serie de trastornos que describo a continuación. Timidez extrema, por ejemplo, se dice que
para caracterizar aproximadamente 15 por ciento de la población. Estas personas están
preocupadas por la forma en que pueden fallar para hacer frente a situaciones sociales; que evite
el contacto social y tener baja autoestima, las hormonas del estrés elevados y alta frecuencia
cardíaca. Ellos también están en mayor riesgo de enfermedad cardiaca. Un investigador
prominente, Jerome Kagan, sugiere que los padres suelen distinguir tres diferentes características
relacionadas con el miedo: los padres llaman a los niños que evitan la gente tímida, los que evitan
situaciones desconocidas tímida, y los que evitan o comida desconocida meticuloso. Muchos
investigadores distinguen dos tipos de timidez, en lugar de tres: el tímido autoconsciente, que
están en conflicto acerca de si acercarse o evitar los extraños y situaciones nuevas, y los
temerosos tímidos, que evitan los extraños y situaciones nuevas.

Hay un número de trastornos emocionales en el que el miedo juega un papel importante. Las
fobias son los más evidentes y quizás los más conocidos; que se caracterizan por el miedo de
acontecimientos o situaciones interpersonales, de la muerte, lesión, enfermedad, sangre, de los
pág. 137
animales, y de lugares como multitudes, espacios cerrados, etc. trastorno de estrés
postraumático (TEPT) es considerado como el resultado de haber sido en peligro extremo, que es
seguido por la re experimentación persistente del suceso traumático y evitando eventos
asociados con el trauma. TEPT suele ir acompañado de dificultad en el sueño y en la
concentración, así como explosiones de ira. Los ataques de pánico que ocurren repetidamente
son otro trastorno emocional que implica la preocupación o el terror. A menudo aparecen sin
razón aparente y puede ser muy incapacitante. Ansiedad patológica es todavía otro trastorno
emocional que se diferencia de los estados de ánimo ansioso normales en términos de ser más
recurrente, persistente e intenso, interferir con dichas tareas básicas de la vida como el trabajo y
el sueño.

Reconociendo miedo en nosotros mismos

En el capítulo de la tristeza le sugerí que mirar la foto de Bettye Shirley podría generar
sentimientos de tristeza en el espectador. No creo que eso sucede cuando miramos a la gente
que muestra la ira; Yo tampoco creo que sucede cuando nos fijamos en las personas que muestran
miedo. Sin embargo, darle una oportunidad. Mira expresión del conductor del camión, y si es que
comienza a generar las sensaciones, dejarlos crecer. Si eso no funciona, trate de imaginarse a sí
mismo en su situación, y si eso empieza a generar sensaciones, dejarlos crecer.

Si mirar la foto no funcionaba, trate de recordar un momento en tu vida en que hubo un intenso,
peligro inmediato, y no había nada que pudiera hacer para reducir la amenaza. Tal vez usted
estaba en un vuelo en avión, y el clima tiene entrecortado, y había caídas repentinas durante
bolsas de aire. Al comenzar a recordar la experiencia, deja que tus sensaciones crecen.
Si tratar de recordar una escena de su pasado no funcionó, entonces intente el siguiente ejercicio:

Imitar los movimientos faciales de miedo. (Es posible que necesite usar un espejo para comprobar
si usted está haciendo los movimientos correctos.)

• Levanta los párpados superiores lo más alto que pueda, y si le es posible, también un poco tensa
los párpados inferiores: si tensar los párpados inferiores interfiere con la crianza de sus
párpados superiores, entonces sólo se centran en el aumento de los párpados superiores.

• Deje que su caída de la mandíbula abierta, y estire sus labios horizontalmente hacia atrás hacia
las orejas; la boca debe ser similar a la boca del conductor del autobús.

• Si no puede hacer esto después de probar un par de veces, y luego dejar que la mandíbula
colgando abierta y no trate de estirar sus labios horizontalmente.

• Con los párpados superiores levantaron tan altas como se puede ir, mirando al frente, levantar
las cejas como alto como puedas; tratar de ver si también se puede tirar de sus cejas juntas
mientras mantienes tus cejas levantadas: si usted no puede hacer las dos cosas, entonces sólo
mantener las cejas levantadas con tus párpados superiores planteadas.

Preste atención a los sentimientos en su cara, en el estómago, en las manos y las piernas.
Compruebe en su respiración, y si su rostro y sus manos se sienten frío o caliente.

Usted puede encontrar que sus manos se enfrían, que se empieza a respirar más profundamente
y rápidamente, que se empieza a sudar, y tal vez que usted se siente temblores o endurecimiento
de los músculos de los brazos y las piernas. Y usted puede sentir su cara o cuerpo comienza a
pág. 138
moverse en la silla.

Por lo general, cuando usted está aterrorizado que te des cuenta, pero puede no ser tan
familiarizados con las sensaciones que acompañan pequeña preocupación, cuando la amenaza
está en el futuro y no es grave. (Creo que las sensaciones son similares al terror, pero mucho
menos intensa. Sin embargo, ninguna investigación se ha hecho todavía para ver si la
preocupación y el terror están asociados con diferentes experiencias subjetivas.)

Probemos ahora para evocar las sensaciones que se sienten cuando usted está preocupado.
Recuerda una situación en la que estaban esperando que ocurra algo dañino, algo que no sería
un desastre, pero sin duda algo que te gustaría evitar. Es posible que tenga preocupado por tener
una muela del juicio tirado o una colonoscopia realizada.

La preocupación puede ser acerca de si el informe que escribió será evaluado como altamente
como usted espera. Usted puede estar preocupado acerca de cómo lo hizo en el examen final de
matemáticas. Cuando usted tiene una experiencia en la mente de recordar que está en el futuro,
usted está anticipando, y en este punto no se puede hacer nada para evitar el posible daño de
nuevo centrarse en lo que las sensaciones son que se siente dentro de su rostro y el cuerpo.
Deben ser una versión mucho más débil de los sentimientos de terror.

Reconociendo miedo en los demás

El título para esta foto cuando apareció en la revista Life en 1973, dijo: "En Nueva York, una caída
de la gracia Ojos explotando, ocho ruedas y diez dedos rastrillando el aire, San Francisco Bay
Bomber Charlie O'Connell asume la posición de cada rodillo. Derby temerario más teme. Él acaba
de dar un golpe-y-grind fantasía de Bill Groll del Estado Mayor de Nueva York durante el
campeonato del mundo en el Shea Stadium en mayo pasado. O'Connell y su equipo terminaron
siendo malos perdedores”.

pág. 139
O'Connell muestra la misma expresión de terror que vi en el conductor del camión, aunque en
este caso se puede obtener una mejor visión de la misma. Sus párpados superiores se elevan tan
alto como se pueda, las cejas se levantan y se dibujan juntos, y sus labios se estiran
horizontalmente hacia las orejas, mientras que la barbilla se tira hacia atrás.

El título para esta fotografía cuando apareció en la revista Life, dijo: "Dallas, 24 de noviembre de
1963- En el instante preciso de un acto histórico de la venganza se captura como Jack Ruby dispara
asesino de Kennedy Lee Harvey Oswald."

Detective JR Leavelle, el hombre de la izquierda, acaba de oír el disparo. Se muestra tanto el


miedo y la ira en su rostro. Sus cejas son derribados y juntos, presionando contra sus párpados
superiores planteadas, produciendo lo que se llama una "mirada" en el capítulo 6, una expresión
de la ira clara. La mitad inferior de la cara y la posición de su cabeza muestran miedo. Los labios
se estiran horizontalmente hacia atrás y la barbilla se tira hacia atrás mientras su cabeza se inclina
lejos de la bala. Trate de cubrir la mitad inferior de la cara con la mano para que pueda ver sólo
la ira en la parte superior de su rostro. Entonces revertirlo, que cubre la parte superior de su cara
para que pueda ver el miedo en la parte inferior.

Tiene sentido que se sentiría miedo momentáneo, tal vez el terror, cuando vio el arma, sin saber
si se convertiría junto con él. (A partir de la expresión de dolor en el rostro de Oswald, sabemos
que el arma ya ha sido despedido, y ya se ha producido la reacción de sobresalto de Leavelle a
pág. 140
ese ruido fuerte). Detective Leavelle también estaría enojado con el asesino de Ruby, por el
trabajo de Leavelle era evitar ese ataque a Oswald. Anteriormente, he mencionado que no es
raro que tanto enojado y miedo cuando estamos amenazados, y eso es lo que ha pasado aquí.
Ahora echemos un vistazo a las fotos que muestran los signos sutiles de miedo y sorpresa en el
rostro.

Los ojos son cruciales tanto para la sorpresa y el miedo y para distinguir entre ellos. En la foto A,
los párpados superiores se han planteado sólo una pequeña cantidad, en comparación con el
rostro neutro se muestra en la imagen B.

Esto podría ser un signo de sorpresa, pero probablemente es más simplemente un signo de
atención o interés. En la imagen C, los párpados superiores se elevan más, y ahora es muy
probable que sea, ya sea sorpresa, preocupación o miedo; que uno podría depender de lo que
estaba ocurriendo en el resto de la cara. (Ninguna de las imágenes Eva muestran el terror, que yo
creo que es la expresión muy extremas mostradas por el conductor del camión y el compañero
de roller-derby).

Si la expresión se limita sólo a los ojos, ya que está en la foto C, entonces lo que es la señalización
dependerá de cuánto tiempo aparece. Si la ampliación del ojo se muestra en C apareció por un
segundo o dos, sería más probable es que sea una sorpresa que la preocupación o miedo.

pág. 141
Debe ser evidente a primera vista que ahora Eva está mostrando el miedo en sus ojos. Aunque es
común hablar de la expresión en los ojos, por lo general no es el globo ocular en sí nos estamos
refiriendo a pero lo que vemos de la misma debido a los cambios en los párpados. Aquí la idea
de que esto no es sorpresa o atención, pero el miedo está en los párpados inferiores. Cuando los
párpados inferiores se tensaron acompañan a plantearon párpados superiores y el resto de la
cara está en blanco, es casi siempre un signo de temor. Pasar de forma secuencial foto D para foto
M, la intensidad del miedo aumenta. Esto es debido al aumento en la crianza de los párpados
superiores. En la imagen F el aumento del párpado superior es extrema, la más que Eva puede
hacer deliberadamente. Esto podría ocurrir en el terror, susto o no se preocupe, pero sería terror
muy controlado, en el que la persona que muestra la expresión está tratando muy duro de no
revelar cómo se siente.

Ahora echemos un vistazo a cómo las cejas expresan sorpresa y el miedo.


Cuando las cejas son simplemente levantadas, como lo son en la foto G, es una señal ambigua.
Muy a menudo este movimiento es un signo énfasis, acentuando una palabra cuando alguien
está hablando. Si este es el caso, habrá un aumento en la intensidad de la palabra de relieve al
mismo tiempo. Foto G también puede ser una señal de signo de interrogación, insertado cerca
del final de una declaración cuestionamiento. Recall en el capítulo anterior mencioné que bajar

pág. 142
y reuniendo las cejas, como se muestra en la imagen D en la página 165, también se puede utilizar
como una señal de interrogación. Parte de nuestra investigación ha sugerido que si la persona
sabe la respuesta a la pregunta que él o ella está pidiendo y utiliza un movimiento de cejas, lo
más probable será el que se muestra en la foto G; si la persona no sabe la respuesta a la pregunta
que él o ella está pidiendo, el movimiento será más probable es que sea la frente bajando y dibujo
juntos se muestra en el capítulo 6. Imagen G también puede ser un signo de exclamación o el
signo de incredulidad, sobre todo cuando la persona que está escuchando algo que el hablante
está diciendo lo muestra. Rara vez estas cejas levantadas sin párpados levantados ser una señal
de sorpresa.

Foto H, sin embargo, es un signo muy fiable de la preocupación o el miedo, en el sentido de que
si se demuestra que hay pocas dudas de que se siente miedo. Pero ninguna expresión facial solo
se puede confiar en siempre estar presente cuando se hace sentir cualquier emoción; el miedo
se puede sentir y las cejas-congregóse planteadas y que se muestran en H no se puede mostrar.
A veces, por supuesto, la ausencia de esta expresión puede ser debido a los esfuerzos para inhibir
la expresión; pero incluso cuando se hace ningún esfuerzo para controlar la expresión, no todo el
mundo muestra todos los signos de una emoción cuando se siente. Por el momento no podemos
explicar por qué sucede esto; que ni siquiera sabemos si una persona que es inexpresivo del
miedo sería inexpresivo de otras emociones, pero eso es un problema actualmente estoy
trabajando en. Sería raro, sin embargo, para la expresión se muestra en la foto H que se muestra
y por el temor de no ser sentido.

Por lo general, los párpados superiores se elevan y los párpados inferiores se tensaron y
acompañados por el temor de la ceja, como en la imagen J.

Compara foto que con la foto J, en el que las cejas están ligeramente elevadas, no tanto como en
foto G, y los ojos se ensanchan debido a los párpados superiores planteadas. La comparación
muestra la importancia de los párpados y las cejas en la diferenciación entre el miedo y la
sorpresa.
Sabemos foto I muestra sorpresa en vez de miedo porque los párpados inferiores no están tensos
y las cejas no se dibujan juntos, a pesar de que están siendo criados; tanto de estos síntomas son
evidentes en la imagen J.
pág. 143
Ahora vamos a centrarnos en los signos de sorpresa y temor en la parte inferior de la cara. En
sorpresa la mandíbula cae abajo, como se muestra en la foto K, mientras que en el temor de los
labios se estiran de nuevo hacia los ojos, como se muestra en la foto L. (Tenga en cuenta que tuve
que usar una fotografía compuesta en L, porque Eva se vio muy afectado hacer este movimiento
de los labios miedo sin tensar los párpados inferiores.)

Anteriormente usted vio que las cejas y los párpados por sí mismos podrían señalar el miedo,
como en la foto J, o sorprender, como en la foto 1. Cuando los párpados se unen por los
movimientos de la boca, estas emociones también se pueden mostrar, incluso sin la ceja
movimientos. Foto M muestra sorpresa, y la foto N muestra preocupación o miedo; tanto en los
movimientos de las cejas para esas emociones están ausentes.

pág. 144
Imagen 0 demuestra la importancia de los párpados superiores planteadas están en señalización
miedo. A pesar de que los párpados inferiores no están tensos, y las cejas y la boca son las
acciones por lo general ven con sorpresa, que hay mucho aumento párpado superior en esta
imagen que crea la impresión de temor. (Esto también es un compuesto en el que las cejas de
foto G fueron pegadas sobre otra fotografía.)

Porque el miedo y la sorpresa son tan a menudo confundidos entre sí, el par de fotos a
continuación proporciona otro contraste de estas dos expresiones, registrada intensamente en
toda la cara en cada imagen; P muestra sorpresa y Q muestra miedo.

pág. 145
Uso de la Información Expresiones

Consideremos ahora cómo se puede utilizar la información que recoge de las expresiones de
miedo de otra persona. (No voy a tratar con sorpresa, ya que la mayoría de las veces no se me
ocurriría no habría mucho de un tema acerca de cómo responder a la sorpresa de otra persona,
a menos que usted está tratando con el escenario que presenté antes de una persona
sorprendido por algo que él o ella debería haber sido, o afirmado ser consciente de.)

Voy a utilizar la mayor parte de las mismas situaciones que he descrito en los capítulos anteriores
para enfatizar lo diferente que podríamos queremos utilizar el conocimiento de que la otra
persona tiene miedo, en comparación con la persona de estar triste o enojado.

En los dos últimos capítulos he subrayado la necesidad de tener cuidado de no asumir que
sabemos lo que está generando una expresión emocional.

Expresiones emocionales no nos dicen su causa; por lo general, pero no siempre, podemos
imaginar que desde el contexto de la situación en la que se muestran. En el capítulo 3 describí lo
que he llamado error de Otelo, * suponiendo que conoce la causa de una emoción sin considerar
la posibilidad de que podría haber una causa completamente diferente.

Nuestro estado emocional, nuestras actitudes, nuestras expectativas, lo que queremos creer,
incluso lo que no queremos creer todos podemos sesgo cómo interpretamos una expresión o
más específicamente lo que creemos que causó la emoción mostrada por la expresión. Teniendo
en cuenta la situación en la que se muestra la expresión puede ayudar a reducir las posibilidades,
pero aun así puede que no sea cierto. No ayudó Otelo.

Si se tiene en cuenta que las expresiones emocionales no revelan su causa, y que no pueden ser
causas distintas a la que usted espera, usted puede ser capaz de evitar el error de Otelo.

Considere las expresiones que aparecen en las fotos D, E, F, H, I, L y N. Cada uno de ellos podría
ser un signo de preocupación, pero no vas a saber de la expresión si la amenaza es inmediata o
inminente.

También no sabría con qué intensidad se sintió el miedo, para llegar a presentarse estas
expresiones cuando la emoción es de leve a moderada, o cuando la emoción es más intenso, pero
se está haciendo un intento de controlar la expresión.

* Othello, usted recordará, mató a su esposa porque él no entendía que el temor de no ser creído
ve igual que el temor a ser castigado por haber sido sorprendido cometiendo adulterio. Othello
cometió este error a causa de sus celos.

Suponga que usted es el supervisor de la entrega de la mala noticia a un empleado que no va a


conseguir un ascenso, y que otra persona fue promovido en su lugar. Si muestra alguna de estas
expresiones antes de decirle la noticia, eso sugeriría que está anticipando el fracaso.
Si se muestran las expresiones durante o después de que le da la información, que sugiere que
está preocupado por cómo esto afecta a su futuro. Aunque yo no recomendaría usted menciona
su percepción de su miedo, que podría ser una razón para que tranquilizarlo sobre su futuro en
la organización si su futuro no está en peligro, o que planteen la cuestión de cómo se podría
considerar su planes futuros. Es posible, sin embargo, que su miedo no tiene nada que ver con el
hecho de no conseguir el ascenso, pero que estaba anticipando su descubrimiento de algo que
pág. 146
les afecte negativamente. Tal vez él había tomado licencia por enfermedad cuando él estaba
tomando unas vacaciones y tiene miedo que han descubierto acerca de eso; tal vez él se ha
malversando. O tal vez él está preocupado por la designación de su próximo médico, y su mente
se desvía a que por un momento. La forma más conservadora para que usted responda es decir,
"¿Hay algo más que le gustaría discutir conmigo sobre la situación?" O usted podría ir más lejos
y decir, "tengo la sensación de que puede haber más acerca de esto que tenemos que hablar."

Vamos a invertir la situación: Usted es el empleado y su supervisor muestra una de esta


preocupación o este miedo expresiones por un momento antes de que ella le da la noticia de que
no recibió la promoción. ¿Está preocupado por su reacción? ¿Ella está mostrando empatía por
cómo se puede estar sintiendo, mostrando su sentido que usted puede estar preocupado acerca
de su futuro? ¿O podría haber otra cosa en su mente que ella momentáneamente recuerda?
Usted no puede saber de la expresión en sí, sino en saber estas posibilidades, por lo menos saber
que ella no es desdeñoso de ustedes, que se indica con una expresión de desprecio (que será
discutido en el próximo capítulo), o enojado con usted.

Si su hija de doce años de edad, muestra la expresión cuando se le pregunta cómo era la escuela
ese día, o un amigo se muestra una de estas expresiones cuando se le pregunta o ella cómo van
las cosas, su relación con ellos te da motivos para ser mucho más directa. Usted no sabrá si su
miedo es una respuesta a usted, o si algo ha sucedido en sus vidas o que va a pasar sobre los que
están preocupados. Mi sugerencia sería decir, "tengo la sensación de algo que es preocupante;
puedo ayudar de alguna manera?"

Si su cónyuge muestra una expresión de preocupación cuando le preguntas donde ella se


encontraba en la tarde, cuando no se podía llegar a ella por teléfono en la oficina, no saltar a la
conclusión de que era hasta alguna travesura. Si ese pensamiento vino a la mente, es posible que
una persona extremadamente sospechoso (a menos que haya un patrón de infidelidad, en cuyo
caso, ¿por qué sigues ahí?), Y el miedo puede ser que sea que usted está a punto de convertirse
celoso o acusatorio sin ninguna razón. O podría ser que su esposo estaba haciendo un chequeo
médico, no sabe el resultado, sin embargo, y tiene algo de razón para estar preocupado por eso.

Como he dicho antes, las emociones no te dicen lo que les provocó.


Si la expresión no cabe la situación o las palabras habladas, es razonable estar preocupado por lo
que está sucediendo, y si es algo que usted debe saber sobre. Puede ser que sea más sabio para
que usted siga la sugerencia que hice para la forma de responder a su hijo y pídale a su cónyuge
si algo le preocupa.

pág. 147
8
EL ASCO Y DESPRECIO
Él estaba mirando a mí comer de una lata de comida americana que había traído conmigo a este
remoto pueblo en las tierras altas de Papúa Nueva Guinea, donde vivían las personas Fore.
Cuando lo vi mirándome, y la expresión que se extendió por la cara, se me cayó el tenedor y
levanté la cámara que siempre llevaba al cuello. (Afortunadamente, el Fore no sabe todavía lo
que hizo una cámara, y ellos estaban acostumbrados a la celebración de este objeto extraño a
mis ojos, sin razón aparente, por lo que no llegó a ser consciente de sí mismo y se alejan antes de
que llegara mi tiro.) Aparte de mostrar una de las expresiones de disgusto clásicos, la historia
detrás de esta imagen hace hincapié en la importancia de comer material ofensivo en la
generación de disgusto.

Ni siquiera estaba comiendo la comida; simplemente ver lo que hacía era suficiente para generar
sus sentimientos. *

Hace Escribir treinta años he descrito disgusto como:

... Un sentimiento de aversión. El sabor de algo que quieres escupir, incluso la idea de comer algo
desagradable puede hacerte disgustado. Un olor que desea bloquear fuera de su fosa nasal, o
alejarse de llamadas sucesivamente disgusto. Y de nuevo, incluso el pensamiento de cómo algo
repulsivo podría oler saca fuerte disgusto. La visión de algo que usted piensa que podría ser
ofensivo para degustar u olor puede hacerle asco. Sonidos también podrían hacerle asco, si están
relacionados a un evento aborrecible. Y el tacto, la sensación de algo ofensivo, como un objeto
viscoso, puede hacer que usted disgustado.

* A pesar de que en los últimos años he recogido decenas de fotografías de noticias que muestran
cada una de las otras emociones, no tengo ninguno de disgusto. Una firma de investigación
comercial foto contraté pudo encontrar sólo plantea fotos de disgusto, aunque he tenido ningún
problema en encontrar fotografías noticias espontáneas de las otras emociones.

No es de extrañar; escenas repugnantes no son atractivos. Periódicos y revistas editores y sus


anunciantes deben haber decidido que dichas imágenes no venderían sus productos.

pág. 148
No son sólo los sabores, olores y tactos, o el pensamiento, la vista, o el sonido de los que puede
producir asco, sino también las acciones y apariencia de las personas, o incluso ideas. La gente
puede ser ofensivo en su apariencia; mirarlos puede ser desagradable. Algunas personas
experimentan disgusto al ver una persona deforme lisiados, o una persona fea. Una persona
herida con una herida expuesta puede ser desagradable. La visión de la sangre o el testimonio de
la cirugía hace que algunas personas disgustados. Ciertas acciones humanas también son
repugnantes; es posible que se rebeló por lo que hace una persona. Una persona que maltrata o
tortura a un perro o un gato puede ser objeto de disgusto. Una persona que se entrega a lo que
otros consideran la perversión sexual puede ser desagradable. Una filosofía o forma de tratar a
las personas que se considera degradante puede hacer que aquellos que lo consideran de esa
manera se sienten disgustados.

Mis observaciones ya se han apoyado y ampliado en una serie de estudios por prácticamente el
único científico que ha centrado la mayor parte de su investigación sobre el asco. El psicólogo
Paul Rozin, un hombre que le gusta especialmente muy buena comida, cree que el núcleo de
disgusto implica un sentido de incorporación oral de algo que se considera ofensivo y
contaminante; en mis términos, este sería el tema de disgusto. Sin embargo, existen grandes
diferencias entre las culturas en lo que los productos alimenticios son considerados ofensivos. La
fotografía del hombre de Nueva Guinea ilustra este punto: él está disgustado por la vista y el olor
de la comida me pareció apetecible. Y hay diferencias dentro de las culturas también. Mi esposa
le encanta ostras crudas, pero me parece que repugnante. En áreas de China, los perros son un
manjar suculento, mientras la mayoría de los occidentales encuentran esa perspectiva
repugnante. Pero también existen los universales en lo que desencadena disgusto.

pág. 149
Rozin encontró que los factores desencadenantes más potentes y universales son productos
corporales: heces, vómito, orina, moco y sangre. En 1955, el gran psicólogo estadounidense
Gordon Allport sugirió un asco "experimento mental", un experimento que realice en su propia
mente para verificar si lo que sugiere sucede. "Piense primero de tragar la saliva en la boca, o
hacerlo. Luego imagina expectorar en un vaso y beberla! Lo que parecía natural y" lo mío "de
repente se vuelve desagradable y extraño. Rozin realmente hizo este experimento, pidiendo a la
gente a beber un vaso de agua después de que se hubiera escupido en ella, y se encontró con
que Allport tenía razón. A pesar de que la saliva era el interior de su propia boca un momento
antes, ellos no beber el vaso de agua que contiene su propia saliva. Rozin dice que una vez que
un producto sale de nuestro cuerpo, se vuelve desagradable para nosotros.

El asco no aparece como una emoción separada hasta en algún lugar entre las edades de cuatro
y ocho. Hay disgusto, el rechazo de las cosas que saben mal, pero no asco. Rozin pidió a niños y
adultos a tocar o comer chocolate que había sido formado para parecerse a las heces de perro.
Los niños no son molestados hasta que entre las edades de cuatro y siete años, pero la mayoría
de los adultos no lo harán. Del mismo modo, si se le cae un saltamontes esterilizada a la leche o
jugo, eso no impide que los niños menores de cuatro años de estar dispuesto a beber. *

* Rozin explica esta diferencia al proponer que el niño más joven no tiene las capacidades
cognitivas necesarias para disgusto: la capacidad, por ejemplo, reconocer que la apariencia es
diferente de la realidad, como en las heces de los perros de chocolate. Esto también es coherente
con su opinión tailandés otros animales no sienten asco. En mi mente sería extraordinario que
tener una manera tan fundamental de responder al mundo ser exclusiva de los humanos, por lo
que pidió al experto en comportamiento animal, Frans de Waal. Él contestó: "La emoción debe
ocurrir en otros primates Repugnancia originalmente debe haber tenido algo que ver con el
rechazo de los alimentos, y por supuesto los primates son capaces de esto cuanto a expresiones
específicas, eso es más difícil de responder..." Por ahora la cuestión sigue sin resolverse, al parecer,
porque nadie ha estudiado específicamente si una expresión única para rechazar los alimentos
ocurre en otros primates, y si lo hace, si también se muestra en la respuesta a los delitos sociales.

Los niños y adolescentes tienen una fascinación con disgusto. Rozin nos recuerda que las tiendas
de novedades venden imitaciones realistas de vómito, moco, limo, y las heces, y es en su mayoría
muchachos jóvenes que compran estos objetos. Hay todo un género de bromas centradas en
disgusto. Los programas de televisión Beavis y Butt-head, que era tan popular entre los
adolescentes, y el Capitán Calzoncillos y la basura Pail Kids franquicias para los niños más
pequeños viven en situaciones desagradables.

El profesor de derecho William Miller, en su fascinante libro La Anatomía de Repugnancia,


señala que no sólo los niños que están tan fascinados por el repugnante. "[El asco]... Tiene un
encanto, una fascinación que se manifiesta en la dificultad de bajar la mirada de los accidentes
sangrientos, ... o en la atracción de las películas de terror.... Nuestros propios mocos, las heces y
la orina están contaminando y repugnante para nosotros, [pero somos]... fascinada y curiosidad
por ellos ... nos fijamos en nuestras creaciones con más frecuencia que lo admitimos... que es
muy común que la gente compruebe su Kleenex o pañuelo después de sonarse la nariz. "" El éxito
de taquilla de películas obscenas que hay algo pasa con Mary no estaba totalmente alimentada
por los adolescentes.

pág. 150
Rozin distingue lo que él llama asco interpersonal de disgusto núcleo. Enumera cuatro grupos de
factores desencadenantes interpersonales aprendidas: el extraño, el enfermo, el desgraciado, y
lo moralmente corrompida. Mi investigación con Maureen O'Sullivan da cierto apoyo a la
propuesta de Rozin. Le preguntamos a los estudiantes universitarios para anotar la experiencia
más intensa de la repugnancia que podían imaginar a nadie en el mundo jamás habría tenido.
Tema de la contaminación oral del Rozin fue descrito (por ejemplo, que se ven obligados a comer
el vómito de otra persona), pero sólo un 11 por ciento. El desencadenante más frecuentemente
mencionado por la repugnancia extrema (mencionado por el 62 por ciento) fue en respuesta a la
conducta moralmente censurable, por ejemplo, cómo el IG sintió cuando descubrieron las
atrocidades cometidas en los campos de concentración nazis. Casi la mitad de los
comportamientos moralmente objetables mencionados eran sexualmente acciones repugnantes,
como ver a alguien a tener relaciones sexuales con un niño pequeño. El último conjunto de
ejemplos, mencionada por el 18 por ciento de los encuestados, fue la repulsión física que no
implicara la alimentación, tales como la búsqueda de un cadáver de gusanos que salen de ella.
Nuestros resultados sugieren que para los adultos, es la interpersonal, en particular la
moralmente repugnante, que piensan que es más desagradable, más que el disgusto núcleo de
incorporación oral.

Anteriormente, he dicho que la repugnancia núcleo de Rozin fue el tema emocional, y si es cierto
que las cuatro formas interpersonales de disgusto extraño, enfermedad, desgraciado, y
moralmente corrompida-se aprenden, entonces éstas serían las variaciones sobre el tema. Parece
posible para mí, sin embargo, que estas cuatro formas interpersonales de disgusto son también
temas, que se encuentran en todas las culturas, con sólo los específicos rellenados por el
aprendizaje que variarían con individuo, grupo social y la cultura. Por ejemplo, todo el mundo
puede tener reacciones asco a la persona moralmente corrompida, pero lo que se considera
moralmente corrompida variaría. Lo que es extraño y familiar, y lo que es desafortunado también
debe variar según las circunstancias, pero la enfermedad no pudo. Aquellos que muestra
desfiguración grave, llagas supurantes, y similares podría ser desagradable en todas las culturas.

Miller señala que las culturas tienen más margen de maniobra en la admisión de cosas o acciones
al ámbito de la repugnante que al excluir a algunos que de la misma. Esto encaja exactamente
con las ideas discutidas en los capítulos 2, 3 y 4, en el que argumentó que la emoción bases de
datos de alerta de la gente están abiertos, no cerrados. Estas bases de datos, junto con los
programas que guían nuestras respuestas a nuestras diversas emociones, no están vacías cuando
nacemos; la evolución ha escrito instrucciones de cómo respondemos y sensibilidades para lo
que respondemos a. Como Miller señala, estos son difíciles de cambiar, sino porque están
abiertos que pueden aprender nuevos disparadores y nuevas respuestas emocionales.
Aunque ambos japoneses y estadounidenses reaccionan con disgusto a los productos de desecho
y la incorporación oral, Rozin encontró diferencias en la repugnancia social. Una persona que no
encaja en el orden social, o que injustamente critica a otros, disgustó a los japoneses. Los
estadounidenses estaban disgustados por personas que actúan brutalmente o por racistas. Sin
embargo, no todo el disgusto social varía con la cultura. Rozin encontró que en muchas culturas
los políticos dan asco las personas!

Además de los cuatro tipos de disgusto interpersonal descritos por Rozin, otro tipo de asco lo que
yo llamo harto asco-es sugerido por los hallazgos de los psicólogos John Gottman, Erica Woodin,
y Robert Levenson. Sus méritos de investigación especial atención, ya que son los únicos
científicos que han medido con precisión la expresión de la emoción durante una de las
importantes, las interacciones sociales más cargados emocionalmente en la vida-que entre
marido y mujer. *
pág. 151
Sorprendentemente, las expresiones de la esposa de disgusto, dirigidas a su marido durante una
conversación en la que ellos estaban tratando de resolver un conflicto, predijeron la cantidad de
tiempo durante los próximos cuatro años pasarían separados. Gottman encontró que las
expresiones de disgusto de la esposa por lo general se produjo en respuesta a la retirada del
esposo (obstruccionismo, que describí en el capítulo 6), cuando no se ocuparía de sus
sentimientos. En lenguaje coloquial, ella había tenido; que estaba harta. Tenga en cuenta cómo
una metáfora de comer parece tan apropiado. Si su cónyuge le repele, no es de extrañar que el
futuro es sombrío. (Volveremos a más de los hallazgos de Gottman adelante en este capítulo
cuando describo desprecio.)

Miller hace que el punto muy interesante que en la intimidad bajamos el umbral de lo que
consideramos repugnante. El principal ejemplo es "cambiar pañales, limpiar comida regurgitada,
de lo contrario el cuidado de familiares enfermos y débiles Los padres son los que van a cuidar,
no importa qué,....... La voluntad de la compra de distancia el excremento, el riesgo de conseguir
que en sus manos y ropa; sufren siendo cagado a Superar el disgusto inherente a sustancias
contaminantes es emblemático de la calidad incondicional o de nutrir el amor de los padres ".....

La misma suspensión de disgusto se produce entre los íntimos sexuales.


De nuevo cito de Miller: "la lengua de alguien más en la boca puede ser un signo de intimidad, ya
que también puede ser un asalto repugnante.... Sexo consensual significa la transgresión mutuo
de límites disgusto defendidas. . . . El sexo es sólo un tipo de límite cruce, con la participación
de un tipo de desnudez. Hay otros descubrimientos, exposiciones, y saben repisas en que se
basan las intimidades intensas, las intimidades de prolongada, cerca, y el contacto amoroso.

* En comparación, la mayoría de los científicos examinan emoción emoción en las personas que
están solas o participando en un encuentro trivial, y en lugar de observar lo que la gente
realmente hace, preguntan a sus súbditos a responder cuestionarios acerca de lo que imaginan o
recuerdan sentimiento.

Uno piensa en compartir y dudas reveladoras, preocupaciones, inquietudes; de admitir


aspiraciones, confesando deficiencias y fracasos; de simplemente ser visto como que tienen
verrugas, debilidades y necesidades. . . . Podríamos definir amigos o íntimos como aquellas
personas a quienes dejamos que quejarse a nosotros para que a cambio nos puede quejarse a
ellos, con ambas partes entendiendo que tales lloriqueo es el privilegio de la intimidad que
nuestra dignidad y disgusto impedirían en ausencia del privilegio. . . Amor. . . privilegios otros nos
vean de una manera que avergonzaría a nosotros y asco otros sin la intervención del amor.

Extraordinaria visión de Miller sugiere una función social de disgusto de otra manera no aparente.
La suspensión de disgusto establece intimidad y es una señal de compromiso personal. Esta
aceptación de lo que el otro podría encontrar vergonzosa, la participación en actividades físicas
que sería con alguien más ser repugnante, no sólo el sexo; pensar en limpiar el vómito de un
extraño en vez de un ser querido, puede que no sea simplemente una señal de amor, sino un
medio para fortalecer el amor.

Otra función muy importante de la repugnancia es sacarnos de lo que es repugnante. Obviamente,


es útil no comer algo pútrido, y el disgusto social de forma paralela nos aleja de lo que
consideramos inaceptable. Lo es. Miller propone, un juicio moral, en el que podemos hacer
ningún compromiso con la persona desagradable o las acciones repugnantes. Jurista Martha
pág. 152
Nussbaum escribe que "la mayoría de las sociedades enseñan la evitación de ciertos grupos de
personas como físicamente repugnante. Desafortunadamente, puede ser una emoción peligrosa
porque deshumaniza a las personas que encontramos desagradable, y al hacerlo, permite que los
que se encuentran repugnante a no ser tratado como humano.

Ciertas acciones a menudo han sido consideradas ilegales porque ofenden (asco) la moral pública,
como la pornografía infantil o la obscenidad. Nussbaum cree que las leyes no deben basarse en
lo que alguien encuentra repugnante, y sugiere que debemos utilizar la indignación, en lugar de
disgusto, como la base para el juicio legal. "[Indignación]... es un sentimiento moral mucho más
pertinente para el juicio legal, y mucho más confiable, que asco. Contiene razonamiento que
puede ser compartida públicamente, y no hacer el movimiento cuestionable de tratar al
delincuente como un insecto o babosa, fuera de nuestra comunidad moral.

* Mi editor señala que hay una diferencia entre la suspensión de disgusto por el padre y por el
amante. Por lo que yo puedo ver, los pañales de bebé deben ser repugnante, incluso si es propio
bebé de uno; padres amorosos superar su disgusto para cuidar del niño, pero todavía se sienten
repugnancia. En el sexo, sin embargo, hay un cambio; tener la lengua de la persona adecuada en
la boca de uno no es repugnante en absoluto, sino todo lo contrario. Así, en el primer disgusto
caso se supera, o suspendido, mientras que en el segundo se transforma en otra cosa.

En su lugar, se le incluye con firmeza dentro de la comunidad moral y juzga sus acciones sobre
una base moral”.

Tomando nota de que el estado emocional de una persona en el momento de un delito puede
ser considerado un factor atenuante, Nussbaum sostiene también que el asco no es una emoción
que debe ser considerado así. "Homicidio 0ne no es peor que otro, ya que es más repugnante, ...
La respuesta razonable a disgusto", dice ella, "es salir de la zona de no matar a la persona que lo
hace, por ejemplo, disgustado, pase homosexual.

[Sólo]. . . sensación contaminado o 'asco' por alguien nunca es una razón suficiente para
comportarse violentamente contra esa persona”.

Los que justifican la peor degradación de otros a menudo se refieren a sus víctimas como los
animales (y no la variedad lindo); a veces las víctimas se hablan de la materia ofensiva como
inanimado, como suciedad o escoria. Me temo que la indignación o la indignación también
podrían justificar masacre e incluso la tortura, pero no pondría la barrera entre el yo y el otro
impuesto por el asco. (Nussbaum, por supuesto, se centró en el uso de las emociones para
justificar las leyes, no para justificar acciones legales o no.) Una de las barreras o inhibidores que
podrían retardar la violencia, se podría pensar, es la vista y el sonido del sufrimiento de las
víctimas, sus gritos y su sangre. Pero eso no siempre sucede, tal vez debido a la evidencia de su
sufrimiento les hace asco. Incluso si no empezamos a pensar en alguien tan repugnante, la visión
de la sangre de la persona, la deformación del cuerpo de la persona como resultado de lesiones
o tortura, puede traer disgusto más que preocupación.

En los primeros días de mi investigación sobre la expresión de todas las culturas, me encontré con
que las películas de las personas que estaban sufriendo, una película de un rito de la circuncisión
pág. 153
aborigen y otra de las expresiones de disgusto con la cirugía del ojo producida en la mayoría de
los estudiantes universitarios que estudié en Japón y América. Edité otras películas de
entrenamiento médico, una mostrando el corte de carne con una gran cantidad de sangre como
parte de una operación, y otra muestra a un hombre con quemaduras de tercer grado al estar de
pie piel quemada fue despojado de su cuerpo. Una vez más, la mayoría de personas se hicieron
presentes e informaron de que dio asco. Las películas podrían utilizarse indistintamente, ya que
producen la misma emoción, y se encuentran entre los estímulos de cine más comúnmente
utilizadas en la investigación emoción.

Había un grupo minoritario (20 por ciento), sin embargo, que aparece muy diferentes reacciones
al ver el sufrimiento de otra persona durante las películas. En lugar de mostrar disgusto,
reaccionaron con tristeza y dolor, como si se estaban identificando con la víctima.
Parece que la naturaleza nos ha diseñado para ser sublevado por la visión de la parte interior del
cuerpo de otra persona, especialmente si hay sangre. Esa reacción disgusto se suspende cuando
no es un extraño, sino una relación íntima, nuestros parientes, que sangra. Entonces estamos
motivados para reducir el sufrimiento en lugar de alejarse de ella. Uno puede imaginarse cómo
repulsa por los signos físicos del sufrimiento, de la enfermedad, que podría haber tenido un
beneficio en la reducción del contagio, pero a costa de reducir nuestra capacidad de empatía y
compasión, que puede ser muy útil en la construcción de la comunidad.

Ni la empatía ni compasión es una emoción; que se refieren a nuestras reacciones a las emociones
de otra persona. En la empatía cognitiva reconocemos lo que otra persona está sintiendo. En
empatía emocional que realmente sentimos lo que esa persona está sintiendo, y en la empatía
compasiva queremos ayudar a la otra persona a enfrentar su situación y sus emociones. Debemos
tener empatía cognitiva, a fin de lograr cualquiera de las otras formas de empatía, pero no
tenemos que tener empatía emocional con el fin de tener empatía compasiva.

El desprecio es relacionada pero diferente de disgusto. Yo no era capaz de encontrar cualquier


fotografía noticias para ilustrar esta emoción; como asco, no se muestra a menudo en periódicos
o revistas. Imagen H cerca del final del capítulo se muestra un ejemplo.

* El uso budista tibetano de estos términos es diferente choza relacionados. El término se utiliza
para referirse a nuestra capacidad de empatía se traduce, según el Dalai Lama, como "la
incapacidad de soportar la visión del sufrimiento de los otros." No es que uno se aleja de este
espectáculo, todo lo contrario: "Es lo que nos hace ... a retroceder a la vista del daño hecho a otro,
que sufrir cuando se enfrenta con el sufrimiento de otros."
El uso del término budista compasión implica mucho más de lo que entendemos por esa palabra
en inglés. Explicando que nos llevaría muy lejos de disgusto, pero vale la pena señalar el chat los
budistas ver tanto la empatía y la compasión como las capacidades humanas que no necesitan
ser aprendidas, pero necesitan ser cultivadas, si van a pasar a primer plano. Y creo que esto quiere
decir que si hemos de considerar a todos los seres humanos como nuestros parientes, de
suspender disgusto por los sangrientos signos de sufrimiento y las deficiencias de la enfermedad,
tenemos que trabajar en ello, porque la naturaleza no lo hizo fácil para nosotros hacerlo.

Hace muchos años distinguí desprecio de disgusto de las siguientes maneras:

El desprecio sólo se experimenta sobre las personas o las acciones de las personas, pero no se
trata de gustos, olores o toques. Pisar excrementos de los perros podría suscitar indignación, pero
pág. 154
nunca desprecio; la idea de comer cerebros de los becerros puede ser desagradable, pero no
evocaría desprecio. Es posible, sin embargo, sienten desprecio hacia las personas que consumen
este tipo de cosas repugnantes, en el desprecio que hay un elemento de condescendencia hacia
el objeto de desprecio. Desdeñosa en aversión a las personas o sus acciones, que se sienten
superiores (generalmente moralmente) a ellos. Su ofensiva es degradante, pero usted no necesita
necesariamente alejarse de ellos, como lo haría en pantalla ráfagas.

Desafortunadamente, no hay ninguna Paul Rozin por desacato, nadie que haya centrado su
investigación en esta emoción. Miller ha hecho la interesante observación de que aunque nos
sentimos superiores a otra persona cuando nos sentimos desprecio, los que ocupan una posición
subordinada puede sentir desprecio a sus superiores. Piense en "los adolescentes de desacato
tienen para los adultos, las mujeres para los hombres, criados para maestros, trabajadores de
jefes,... los negros para los blancos, las personas sin educación para los educados. . . . Desprecio
hacia arriba. . . . permite la inferior con la reivindicación superioridad con respecto a un atributo
particular. . . . Las personas de menos saben que están por debajo de los ojos de los demás, saben
que están en algún sentido despreciado por los demás. . . ".

Para hacerse una idea de la importancia de desprecio, considere este extraordinario conjunto de
hallazgos del estudio de la interacción conyugal por Gottman y sus colegas. Las esposas cuyos
maridos mostró desprecio:

• Se sintió inundado
• cree que sus problemas no podrían ser resueltos
• cree que sus problemas maritales fueron graves
• Se enferma a menudo durante los cuatro años siguientes

El hecho de que el disgusto o enojo expresiones del marido no dió estos resultados pone de
manifiesto la importancia de distinguir el desprecio como una emoción separada (no una
distinción reconocida por todos los que estudian la emoción).

El desprecio, como todas las otras emociones que hemos considerado, puede variar en fuerza o
intensidad, como puede disgustar. Sospecho que el extremo superior es mucho más prolongado
con disgusto que en el desprecio, es decir, el desprecio máximo no viene cerca de la repugnancia
máximo en su fuerza.

El asco es claramente una emoción negativa; que no se siente bien, a pesar de que, como se
mencionó anteriormente, estamos más fascinado por lo que es repugnante lo que cabría esperar
por una emoción que no se siente bien. Ciertamente, cuando la repugnancia es intensa, no hay
duda de que las sensaciones son desagradables, lo que lleva a la náusea. Estoy tan seguro de que
el desprecio es negativo; de hecho, creo que se siente bien para la mayoría de la gente a sentir
desprecio. Podemos estar avergonzado después de que nos sentimos de esa manera, pero los
sentimientos que experimentamos durante la emoción son más agradable que desagradable.
Esto no quiere decir que es una emoción que tiene efectos beneficiosos sobre los demás;
Resultados de Gottman muestran que no lo hace. Pero las sensaciones sintieron durante la
experiencia de desacato no son intrínsecamente desagradable. Es difícil especificar una función
por desacato aparte de señalar la sensación de ser superior, de no tener que acomodar o
participar. Afirma poder o estatus.

pág. 155
Aquellos que no están seguros acerca de su estado pueden ser más propensas a manifestar
desprecio a afirmar su superioridad sobre los demás.

El desprecio a menudo se acompaña de la ira, una forma leve de la ira como molestia, aunque se
puede sentir sin ira en absoluto. La ira puede también alternan con disgusto, si la persona
disgustada está enojado por haber sido hecho para sentirse disgustado.

No tenemos palabras para describir estados de ánimo relacionados con cualquiera de asco o
desprecio, pero eso no quiere decir que no experimenta este tipo de estados de ánimo, sólo que
no tenemos una manera fácil para referirse a ellos. Mi corazonada es que existen tales estados
de ánimo, pero no ha habido ninguna investigación o teorizar sobre ellos, que yo sepa.

Veamos ahora si existen trastornos emocionales que implican ya sea asco o desprecio. En un
artículo titulado "Repugnancia-La Emoción olvidada de Psiquiatría", psiquiatras María L.

Phillips, Carl mayor, Tom Fahy, y AS David sugieren que aunque disgusto no ha sido reconocido
como importante en los trastornos psiquiátricos, que juega un papel importante en un número
de tales problemas. Una alteración de la repugnancia es probable que sea de importación en el
trastorno obsesivo compulsivo, como se manifiesta en pensamientos obsesivos relativas suciedad
y la contaminación y la necesidad de lavado excesivo. Fobias animales pueden basarse en disgusto,
fobias sociales en las que una persona teme ser humillado puede implicar asco auto-centrado y
fobias de sangre también implicaría una perturbación en disgusto. Las personas con trastornos
de la alimentación, como la anorexia nerviosa y la bulimia, tienen fuertes sentimientos de
disgusto hacia sus propias partes del cuerpo, la sexualidad y ciertos alimentos. Hasta la fecha,
nadie ha sugerido que hay trastornos psiquiátricos relacionados con desprecio.

Reconociendo El asco y desprecio de nosotros mismos

Consideremos ahora las sensaciones internas que experimentamos con disgusto y luego
desprecio. Debe ser fácil de experimentar sentimientos de disgusto por el pensamiento de uno
de los temas de incorporación orales o de algún acto moralmente repugnante. Preste atención a
los sentimientos en su garganta, el comienzo de una leve náusea. Las sensaciones en su labio
superior y la nariz se incrementan, como si su sensibilidad a estas partes de su cara se ha subido
para que se sientan más. Después de relajarse intentarlo de nuevo para experimentar asco, pero
como poco como sea posible, una vez más centrado en las sensaciones en la garganta y en las
fosas nasales y el labio superior.

Es mucho más difícil de identificar las sensaciones asociadas con desprecio. Piense en las acciones
de alguien que no le rebelan, pero que le hacen sentir desprecio hacia él o ella. Tal vez es una
persona que salta lugar en la fila, que plagia, que nombran-gotas. Asegúrese de que usted no se
siente el enojo o disgusto, sólo desprecio. Observe que la tendencia a querer levantar la barbilla,
como si estuviera mirando hacia abajo la nariz a alguien. Siente el endurecimiento en una esquina
de sus labios.

Reconociendo El asco y desprecio en Otros

Veamos ahora cómo estas dos emociones aparecen en la cara. Dar la vuelta y volver a examinar
la expresión del hombre de Nueva Guinea a principios de este capítulo. El labio superior se eleva
tan alto como sea posible. El labio inferior se eleva, también, y sobresale ligeramente. La arruga
que se extiende desde ventanas de su nariz hacia abajo hasta más allá de sus comisuras de los
pág. 156
labios es profunda, y su forma se forma una U invertida Sus alas fosas nasales son criados,
mientras que las arrugas aparecen en los laterales y el puente de la nariz.

La elevación de las mejillas y el descenso de las cejas crean patas de gallo arrugas. Estas son todas
las marcas de repugnancia extrema.

Fotos de Eva muestran versiones más sutiles de disgusto, y también ejemplos de desprecio. Hay
dos expresiones faciales muy diferentes que señalan disgusto, arrugando la nariz y el labio
superior levantado, y con frecuencia se presentan juntas. He incluido cuadro A, que muestra la
expresión neutral, para la comparación.

En primer lugar, echemos un vistazo a la nariz-arrugas señal Foto B muestra sólo la más mínima
señal de arrugando la nariz; foto C muestra la misma acción un poco más fuerte; foto D muestra
intensa arrugando la nariz. Tenga en cuenta que cuando se pone tan fuerte como la expresaron,
en D, las cejas son también derribaron, lo que lleva a algunas personas a pensar se está mostrando
ira. Pero si te fijas bien, verás que los párpados superiores no se levantan y las cejas no se juntan.
(En comparación, mira la foto E en el capítulo 6.) Esta es asco, no la ira. En estas fotos asco, las
mejillas se levantan, empujando hacia arriba de los párpados inferiores, pero son los cambios en
la nariz, la boca y las mejillas que son importantes, no los cambios en los ojos. Los músculos del
párpado se relajan más que tenso.

pág. 157
Ahora, vamos a ver disgusto señalado en un labio superior elevado. Foto E muestra un aumento
labio superior ligera, que se muestra más fuerte en la foto F.

Foto G muestra esta misma acción, pero sólo en un lado de la cara.


Cuando la expresión es desequilibrada, ya que es aquí, puede señalar disgusto o también puede
ser un signo de desprecio.

Compara foto G con la imagen de desprecio, foto H, que se muestra a continuación. En la imagen
H, la acción es también sólo en un lado de la cara, pero la acción es completamente diferente. La
esquina del labio se aprieta y ligeramente elevado. Esta es una expresión claro desprecio. Foto I
muestra la misma acción que la foto G, pero la acción es más fuerte, haciendo que los labios a
una parte ligeramente a un lado. Yo, como G, puede ser señal de disgusto o desprecio.

pág. 158
Imagen J muestra una mezcla o fusión de dos emociones en una sola expresión. La nariz se arruga,
una señal de disgusto, y las cejas no sólo se bajan pero también sacó juntos, y los párpados
superiores son de ira signos levantó. Los párpados superiores planteadas no son muy evidentes
porque las cejas han sido retirados tan abajo; comparando foto J con la foto neutral A-o incluso
con la foto C, que implica cambios sólo en las cejas, las mejillas y la nariz debe dejar claro que los
párpados superiores se han planteado y los párpados inferiores también se han tensado, una
señal de la ira.

pág. 159
Labios que se presionan entre sí, otra señal de la ira, a menudo pueden acompañar la expresión
se muestra en la foto J y se muestra en una fotografía compuesta, K, en el que los labios
presionando se ha agregado a la expresión se muestra en J. Otra posible mezcla de emociones,
con tiente y disfrute, se muestra en la imagen L. La expresión combina la esquina apretada de los
labios con un poco de sonrisa, produciendo una mirada despectiva de suficiencia.

Utilizando la información de las Expresiones

Antes de considerar cómo se puede utilizar la información de que alguien está sintiendo asco o
desprecio, recuerde que es posible que la persona que muestra el disgusto podría no ser estar
sintiendo disgusto contigo; que podría estar dirigida hacia él o ella misma o él o ella podría estar
recordando una experiencia desagradable pasado. Aunque también es posible que una persona
que muestra desprecio puede estar sintiendo esa emoción acerca de sus propias acciones o
pensamientos, no he encontrado.

Debido a que la ira es la emoción más a menudo confundido con disgusto, y reacciones de ira
puede con el tiempo convertirse en disgusto, voy a destacar la diferencia en cómo podría
reaccionar si usted tomó muestras de disgusto o desprecio, en comparación con la ira.
Supongamos que usted ha dicho a su supervisado que no está recibiendo una promoción; noticias
desagradables que reacciona al mostrar una reacción disgusto definida como la que se muestra
en la foto D, una respuesta desprecio clara como se muestra en la foto H, o una de las expresiones
de ira claras que aparecen en el capítulo 6. Puesto que usted acaba de dar usted son
probablemente el blanco de su disgusto, desprecio, o la ira, pero hay que considerar la posibilidad
de que él está reaccionando a algo más.

Si el supervisado muestra disgusto, es probablemente hacia usted o la situación en la que el


negocio de creación y esto indica que, más que la ira lo haría, ningún interés en volver a intentar
conseguir que la promoción. No se trata sólo de que su decisión fue equivocada; que hizo más
que cometer un error, usted actuó inmoralmente en no darle la promoción, y con él toda la
situación apesta. Si muestra el desprecio, sugiere que de alguna manera él piensa que es mejor
que tú. Tal vez él siente que él es superior a ti: él sabe más sobre el trabajo, sobre la empresa,

pág. 160
sobre el tipo de trabajo que hace; se viste mejor, y así sucesivamente. O su superioridad podría
estar relacionado con algo que no tiene nada que ver con el lugar de trabajo.

En el capítulo de la ira le sugerí que en esta situación no puede ser que desee para hacer frente
a la ira directamente; en lugar usted puede decir algo como: "Mi decisión bien pudo haber hecho
enojar, y lamento eso. Dime si hay algo más que pueda hacer eso sería de ayuda." Si se asco que
has visto, puede intentar una táctica diferente:

"Espero que mi decisión podría haber sido molesto. ¿Hay algo más que puedo explicar, u otros
asuntos que podemos considerar en términos de su futuro?" Le sugiero que no se enfrentan
directamente la probabilidad de que se siente rechazado por usted, ya que es difícil para la
mayoría de la gente reconozca incluso si saben que así es como se sienten. Pero todavía puede
ser útil para darle una oportunidad de hablar sobre sus sentimientos, especialmente si quieres
retenerlo en la firma. La reacción de desprecio podría ser lo que he descrito anteriormente como
"desprecio hacia arriba," cómo una persona subordinada intenta afirmar que él o ella realmente
no es impotente o inferior. Valdría la pena dejar solos, diciéndole que le gustaría establecer otro
momento para hablar de las opciones de futuro.

Siguiendo con esta situación, si los signos faciales eran más sutiles, que muestra la expresión en
la foto B en vez de D, o foto G en lugar de I, y son las primeras respuestas mostradas cuando dé a
luz la mala noticia, entonces usted tiene un poco más margen de maniobra. Cuando las
expresiones son esta ligera, la emoción está bien siendo suprimida o que sólo está empezando.
Si se observa de inmediato en respuesta a su mala noticia, creo que es probable que la reacción
emocional apenas comienza, y usted podría beneficiarse de abordar el asunto de forma más
directa. Por ejemplo, usted podría decir: "Tengo la sensación de que es difícil para usted aceptar
esto porque crees que fue de alguna manera injustificada. ¿Podemos hablar de eso?" O puede
que no quieren hacer comentarios en absoluto, a la espera de ver si los sentimientos se hicieron
más fuertes, o si había algo más que podría decir para disminuir sus sentimientos de disgusto.
Aunque la investigación no se ha hecho, espero que las conclusiones del grupo Gottman sobre el
matrimonio se llevan sobre-cuando una persona en una posición algo subordinado comienza a
mostrar disgusto o desprecio hacia un superior, la relación de trabajo no es probable que soportar.

Consideremos una situación más que discutí en el capítulo 6.


Su hija adolescente mostraba estas mismas expresiones cuando le dijiste que no podía ir a la casa
de su amiga esta noche porque la necesitaba para cuidar a su hermano menor mientras usted y
su marido asiste a una reunión de vecinos de última hora. En el capítulo de la ira le sugerí que
había más razón para que usted pueda manejar su ira que con la ira de uno de sus empleados
que aprendieron que no consiguió el ascenso. Eso no significa que usted debe comentar su ira, o
desafiar a su derecho a estar enojado. Muy por el contrario, es posible que simpatizar con su
frustración y explicar por qué la reunión es tan importante y por qué tienes que imponer a ella.

Si ella muestra disgusto, también creo que no se debe ignorar.


¿Está harto de sentirse, o ella siente que está de alguna manera moralmente corrompido? En
primer lugar, usted debe considerar si este es el momento de hablar, o si debe dejar que sus
sentimientos disminuyan. Ten cuidado, si usted decide esperar, por la tentación no es nunca para
tratar con él. Una forma muy directa de abordar su disgusto sería decir, "Te sientes estoy actuando
bastante injusta para con vosotros", o "¿Estás harto de tener que hacer frente a mí?"

Si puede, trate de no defenderse, y permitir que ella dijera plenamente lo que está sintiendo.
Luego, trate de explicar sus sentimientos y acciones con calma, sin arremeter verbalmente.
pág. 161
Si ella muestra desprecio cuando ella oye que no puede ir a su fiesta y tiene que quedarse en casa
mientras usted va a la reunión, que sería más probable que no lo toque. Puede que sólo sea una
instancia de desprecio hacia arriba, la afirmación de un adolescente de ser tan buena o mejor
que la de los padres. Puede haber un momento en que usted quiere tratar con él, pero podría no
ser necesario.

Hasta ahora, he asumido en todos los ejemplos con su hija que su expresión era bastante definido
(por ejemplo, foto D no B). Si se trata de una reacción más sutil de disgusto, desprecio, o la ira, es
posible que todavía no puede saber cómo se siente, o la emoción apenas comienza. Si puede ser
abierto y aceptar, que hará que sea más fácil para que usted siga las sugerencias en los párrafos
anteriores. Sólo tenga cuidado de no poner a la defensiva. Hágale saber por lo que usted dice que
usted acepta el motivo de su tener estos sentimientos y que quiere hablar de ellos para explorar
lo que puede hacer en forma conjunta para que no se sienten de esa manera a menudo.

Nótese que en mi escenario hice el padre del chico bueno: la reunión fue repentinamente
llamado, así que no tienes tiempo para hacer otros arreglos; no es sólo para satisfacer sus
placeres que le piden su sacrificio. Por supuesto, eso no siempre es el caso, y las reacciones de su
hijo, ya se trate de la ira, el asco o desprecio, le permitirá empezar a examinar si estás siendo justo,
irreflexiva, o egoísta. Si usted descubre que usted actuó, egoísta y son capaces de reconocer que,
a continuación, explicar lo que pasó con ella y darle las gracias. Usted tiene una gran oportunidad
para enseñarle a usar una emoción negativa, como el disgusto o enojo, de una manera positiva.

pág. 162
9
LAS EMOCIONES AGRADABLES

Loretta Stirm y sus hijos tenían esperado pacientemente en la pista del Travis Air Force Base
cuando un grupo de aviadores que regresan a la izquierda del avión que los trajo de vuelta a
América. Porque él era el oficial superior, el teniente coronel Robert Stirm, que acababa de ser
liberado de un campo en el norte de Vietnam de prisioneros de guerra, tuvo que dar un breve
discurso antes de las familias pudieran reunirse. Una vez más, su familia esperó. Sal Veder, el
fotógrafo que ganó un Premio Pulitzer por esta fotografía, escribió: "Cuando terminó su discurso,
miró a su alrededor y vio a su familia corriendo hacia él, con los brazos extendidos, sonrisas
brillando en una verdadera explosión de alegría." La alegría es una palabra mejor que disfrute de
la emoción se muestra en esta imagen, ya que denota más intensidad que el disfrute o la felicidad.
Sin embargo, al igual que aquellas palabras, la palabra alegría no nos dice exactamente cuál de
las emociones agradables se sentía.

Creo que hay más de una docena de emociones agradables, universales, cada uno tan diferente
de la otra como la tristeza, la ira, el miedo, el asco y el desprecio son unos de los otros. Así como
no es un conjunto de emociones distintivas que por lo general no gozamos sentimiento, hay un
conjunto de emociones distintivas que nosotros disfrutamos sentimiento. El problema con las
palabras disfrute y la felicidad es que no son lo suficientemente específicos; que implican un solo
estado de ánimo y el sentimiento, de la misma manera que los términos molestos y negativos no
revelan si alguien está triste, enojado, con miedo o asco. El idioma Inglés no tiene una sola palabra
de todas las emociones agradables que describo en este capítulo, así que he tomado prestado de
otros idiomas para denotar algunas de las más importantes de las emociones agradables que
sentimos.

pág. 163
No sabemos mucho acerca de la mayor parte de las emociones agradables, sin embargo, para
casi todas las investigaciones emoción, entre ellos el mío, se ha centrado en cambio en las
emociones perturbadoras. La atención se ha centrado en las emociones cuando causan
problemas a los demás ya nosotros mismos. Como resultado, sabemos más sobre el trastorno
mental que sobre la salud mental. Eso está cambiando ahora, ya que hay un nuevo énfasis en lo
que se llaman las emociones positivas. Creo que nos podemos beneficiar en gran medida por
conocer y entender más sobre nuestras emociones agradables, ya que son tan esenciales en la
motivación de la mayor parte de nuestras vidas.

Comencemos con los placeres sensoriales. Hay cosas que se sienten bien al tacto, y puede ser
tocado siento muy bien, especialmente cuando el contacto es de alguien que nos importa y se
hace de una forma comprensiva o sensual. Hay lugares que son agradables a la vista, como una
hermosa puesta de sol. Hay sonidos que son agradables, como las olas del mar, el agua corre
sobre rocas en un arroyo, el viento en los árboles, y una amplia variedad de música. Sabores y
olores que consideramos en parte cuando cubrimos disgusto, pero las cosas dulces tienen buen
sabor a la mayoría de la gente, mientras que la capacidad de disfrutar de los sabores ácidos,
amargos o picantes parece ser adquirida a través del tiempo. Decay huele mal a la mayoría de la
gente, pero algunos quesos muy apreciado ¿Tiene lo que la mayoría de la gente considera un olor
terrible. Espero que hay algunos temas universales y muchas variaciones aprendidas para cada
uno de los cinco placeres sensoriales.

Es una cuestión abierta si los placeres sensoriales son sólo diferentes rutas hacia la misma
experiencia emocional, y por lo tanto deben considerarse una sola emoción, o si debemos
considerarlos como cinco diferentes emociones visuales, táctiles, olfativas, auditivas y placeres
gustativos. Investigación algún día resolver el asunto mediante la determinación de si o no cada
uno de estos placeres sensoriales difiere en sus sensaciones subjetivas, las señales indican a los
demás, y en los cambios fisiológicos que los caracterizan. Porque ahora yo los trato como cinco
emociones diferentes, porque mi impresión es que este tipo de investigación mostrará que son
diferentes, y no sólo en el órgano sensorial que está implicado.

Mi mentor. Silvan Tomkins, no consideró los placeres sensoriales emociones. Mantuvo que una
emoción puede ser desencadenada por casi cualquier cosa, y cada uno de estos placeres se limita
a una sola fuente sensorial. Eso no es convincente para mí, porque dentro de cualquiera de las
fuentes sensoriales, como el sonido, hay muchos, muchos diferentes factores desencadenantes.
Aunque algunos son universales, muchos no lo son, como muy diferentes sabores, imágenes,
olores, tactos, sonidos y generar placer dentro ya través de las culturas.

Psicólogos Barbara Fredrickson y Christine Brannigan también han argumentado que los placeres
sensoriales no se deben considerar las emociones, pero planteado una objeción diferente.
Argumentan que los placeres sensoriales solo nos suceden sin necesidad de evaluación, y si no
hay evaluación, no hay emoción. No estoy de acuerdo, sin embargo, como muchas emociones
negativas comúnmente aceptadas pueden desencadenarse por eventos sensoriales inmediatas.
¿El placer automática la mayoría de la gente se siente al ver una puesta de sol incluyen menos
valoración que el miedo automática la mayoría se siente si la silla que están sentados en colapsos,
o un coche vira bruscamente hacia ellos a gran velocidad cuando están cruzando una calle? No lo
creo. Además, la mayoría de lo que nos proporciona placer sensorial, ya sea a través de la vista,
el oído, el gusto o el olfato, y en menor medida el tacto, son disparadores aprendido, a menudo
con evaluaciones ampliadas. El placer sentido, por ejemplo, cuando se ve una pintura abstracta

pág. 164
de Picasso no está desprovista de los procesos de evaluación. Los placeres sensoriales son
agradables, y no veo ninguna razón para no considerarlos como emociones.

Una de las emociones agradables simples es diversión. La mayoría de nosotros nos gusta
divertirse con algo que encontramos divertido; algunos de nosotros somos muy divertida, con
chistes que fluye sin esfuerzo sucesivamente. Gran parte de la industria del entretenimiento están
dedicados a dar a luz esta emoción, así que podemos elegir cuando queremos ser divertido.
Diversiones puede variar de leve a muy intenso, con carcajadas e incluso lágrimas.

Cuando todo parece correcto en el mundo, cuando no hay nada que sentimos que tenemos que
hacer, estamos contentos o, en la lengua vernácula, estamos relajado, para esos momentos. No
estoy seguro de que no es un signo de la cara de contento; tal vez se puede producir una relajación
de los músculos faciales. Lo más probable es que la alegría se escuchó en la voz. Voy a explicar
más adelante cómo se señalizan más por la voz de la cara las diferencias entre estas emociones
agradables.

Emoción, por otro lado, surge en respuesta a la novedad o desafío. Tomkins pensó emoción era
la forma más intensa de la emoción de interés, pero el interés es en gran parte cerebral, un estado
de pensamiento, más que una emoción. Sin embargo, es cierto que los asuntos que comienzan
como simplemente interesante puede llegar a ser emocionante, sobre todo cuando los cambios
ocurren rápidamente o son desafiantes, inesperado o novela. No es fácil para especificar un
disparador emoción universal o tema. Todos aquellos que lo pienso, el esquí alpino, estrellas
fugaces-son, probablemente, para algunas personas, aterrador. Creo que a menudo existe una
estrecha relación entre la emoción y el miedo, incluso si el miedo es sólo indirecta y no provocado
por un peligro real. La emoción tiene su propio sabor único, diferente de cualquiera de las otras
emociones agradables. A pesar de que se puede sentir solo, a menudo se combina con una o más
de las otras emociones agradables. La emoción también puede fundirse en arranques de ira como
la rabia o de miedo en terror.

Socorro, a menudo acompañado de un suspiro, una profunda inhalación y exhalación de la


respiración, es la emoción sentida cuando algo que se había despertado con fuerza nuestras
emociones se desploma. Estamos aliviados de encontrar a cabo la prueba para el cáncer fue
negativo, para encontrar nuestro niño que se había perdido durante unos minutos en el centro
comercial, a saber que pasamos por una prueba difícil en la que pensamos que podríamos haber
hecho mal. Alivio también puede seguir experiencias valorados positivamente, tales como el
alivio de la tensión y la excitación sexual sintieron después del orgasmo, a veces mezclado con el
alivio sentía si había preocupación sobre el rendimiento sexual. El miedo es un precursor
frecuente de alivio, pero no siempre, ya que no puede haber buena resolución de todo lo que es
aterrador nosotros. Momentos de angustia puede preceder alivio sintieron cuando alguien es
capaz de tranquilizar o consolarnos de nuestra pérdida. Y momentos de intenso placer pueden
preceder alivio.

* No me refiero a un estado de ánimo, en el que uno se siente relajado, tranquilo, y contento por
varias horas, como se describe en las páginas 50-51.

Alivio es inusual en que no es una emoción independiente; a diferencia de cualquiera de las otras
emociones, que siempre debe ser precedido inmediatamente por alguna otra emoción.

pág. 165
Sin embargo, otra emoción agradable es de extrañar "Sabemos muy poco sobre ella, sino una
experiencia de intensa maravilla hace unos quince años me llevó a proponer que se trata de una
emoción distintiva. A los cinco minutos de conocer a Richard Schechner, profesor de teatro de
Nueva York Universidad, he descubierto una serie de coincidencias de la vida, también muchos,
de hecho, de comprender:.. Los dos nos habíamos crecido en Newark, Nueva Jersey Ambos
asistieron a la misma escuela secundaria, pero nunca conoció desde que Richard tenía un año
detrás de mí Teníamos tanto trasladé al mismo suburbio, y para la misma dirección de la calle!
Incluso escribir sobre ello ahora, empiezo a sentir el asombro que sentí entonces. Los padres de
Richard compramos nuestra casa de mi padre después de que murió mi madre, y la habitación
de Richard era lo que tenía sido mi dormitorio!

Las características definitorias de maravilla son su rareza y la sensación de ser abrumado por algo
incomprensible. A diferencia de la mayoría de los otros que han escrito acerca de asombro, creo
que es importante para separarlo de miedo, aunque las dos emociones pueden fusionarse
cuando estamos amenazados por algo abrumador, difícil de entender plenamente o agarrar. Es
un intenso estado, intrínsecamente agradable. Casi cualquier cosa que es increíble,
incomprensible, y fascinante puede ser una fuente de asombro. No entendemos lo que es, o
cómo pudo ocurrir, pero no estamos asustados por ella, a menos que represente una amenaza
para nuestra seguridad, y luego tener miedo también. Como dijo Dacher Keltner y Jonathan Haidt
en su reciente teoría sobre el temor (que ellos y otros utilizan para referirse a la combinación de
asombro y miedo), se trata de "objetos de la mente tiene dificultades para comprender. ...Puede
ser que maravilla no era poco frecuente en el oídolier veces en nuestra historia, cuando los seres
humanos entienden mucho menos sobre el mundo que les rodea. No ha habido prácticamente
ningún estudio científico de maravilla; Piensa en lo difícil que sería hacer arreglos para el asombro
que se produzca en un laboratorio, donde se podía medir con cuidado.

"En discusiones anteriores que he utilizado el término admiración por lo que ahora nombro como
maravilla. He hecho el cambio porque el escritor Claudia Sorsby señaló que el Diccionario Inglés
de Oxford nos dice que el temor tiene un fuerte componente de miedo y temor, mientras
maravilla hace no.

Darwin escribió sobre la piel de gallina que se producen en la maravilla, y que es una de las
sensaciones físicas más fuertes asociados con esta emoción. Con base en la experiencia personal,
creo que un hormigueo en los hombros y parte posterior del cuello también se produce cuando
se activa la maravilla. También puede haber un cambio en la respiración, no el suspiro de alivio,
pero inhalaciones profundas y exhalaciones. Sacudiendo la cabeza con incredulidad puede ocurrir.
Nadie sabe aún si hay una señal distintiva en la cara, voz o el movimiento del cuerpo para asombro.

Admirando las personas o la búsqueda de ellos inspirador o carismático genera sentimientos que
están relacionados con asombro, pero de nuevo, yo sostengo que son diferentes. Admiración no
genera las mismas sensaciones internas como la piel de gallina sentimiento las maravillas, los
cambios de respiración, suspira, o la cabeza sacude. Queremos seguir inspirando a la gente, nos
sentimos atraídos a ellos, pero cuando sentimos maravilla, nos quedamos quietos, no nos
sentimos impulsados a la acción. Piense en la reacción de la gente en la película Encuentros en la
tercera fase, cuando vieron las luces de las naves espaciales.

El éxtasis o felicidad, ese estado de éxtasis auto-trascendente, logrado por algunos a través de la
meditación, por otros a través de las experiencias en la naturaleza, y por otros más a través de
pág. 166
una experiencia sexual con un verdadero ser querido, pueden considerarse otra emoción
agradable. Al igual que la emoción y el asombro, el éxtasis es una experiencia intensa, no es algo
que uno puede experimentar en pequeñas cantidades, sólo un poco.

Jennifer Capriati, en la foto en la página 196, acaba de ganar el torneo de tenis Abierto de Francia.
Ella ha logrado algo terrible, algo difícil, especialmente en lo que se produjo después de que había
dejado el tenis profesional durante algunos años debido a problemas personales.

¿Cuál es la palabra para eso? Podríamos decir que se siente muy bien, o el placer, o feliz, pero
esos términos cubrir demasiadas emociones agradables. Se ha reunido un reto y muy bien hecho.
Es mucho más que un sentimiento de satisfacción, es una especie de orgullo, pero esa palabra
abarca demasiado. En esta emoción que la persona se ha estirado para lograr algo difícil y la
sensación de haber hecho y logrado es muy agradable y bastante singular. Otros no necesitan
saber acerca de su logro, usted toma el sol en usted mismo. Psicóloga italiana Isabella o Poggi
identifica esta emoción, que no tiene nombre en Inglés, como FIERO, La postura mostrada por
Capriati a menudo se muestra por los atletas que ganen un partido difícil, aunque el atletismo no
es el único desafío que puede desencadenar FIERO. Me siento FIERO cuando puedo averiguar la
solución a un problema intelectual difícil. No hay público cuya adulación que estoy buscando.
FIERO requiere un reto difícil, y una muy buena sensación que uno tiene de sí mismo en el
momento de la realización.

El triunfo no sería la palabra correcta para describir esta emoción, porque eso implica ganar un
concurso, y que es sólo uno de los contextos en los que se sentía FIERO.
pág. 167
Creo que esta emoción es distintivo; que no es como los placeres sensoriales, ni alivio, ni diversión.
La emoción puede preceder FIERO medida que empezamos a cumplir un reto, pero no es la
emoción tampoco. Es su propia emoción. En efecto, mientras que el orgullo es tradicionalmente
aparece como el primero de los siete pecados capitales, el deseo de experimentar FIERO ha sido
esencial en la historia humana, ya que ha ayudado a motivar a grandes esfuerzos y grandes logros.

¿Cómo se siente cuando escucha que su hijo o hija fue aceptada por la mejor universidad, realiza
maravillosamente en un recital, obtuvo un premio de la tropa scout, o cualquier cosa logrado otra
cosa que importa? Podríamos decir orgulloso, pero no es lo suficientemente específico para el
patrón de las sensaciones físicas padres sienten cuando su hijo logra algo importante, quizá
incluso superior a los propios padres. En yiddish, sin embargo, hay una palabra específica para
apenas esta experiencia: Naches. Autor Leo Rosten define Naches como "el resplandor de placer-
más-orgullo que sólo un niño puede dar a sus padres:". Yo tengo esos Naches "" Una palabra
yiddish relacionado es kvell, que Rosten define de esta manera: "Para de haz con-un inmenso
orgullo-y-placer, más comúnmente durante un logro de un hijo o un nieto, para ser tan
orgullosamente feliz botones pueden reventar ". Naches es la emoción, la nivelación es su
expresión. Mi hija sugirió que los niños podrían sentirse Naches acerca de los logros de sus padres.
Su visión da me Naches, y yo ahora estoy kvelling.

Naches asegura la inversión parental para facilitar el crecimiento y los logros de sus hijos.
Desafortunadamente, algunos padres no se sienten Naches cuando sus hijos sobresalen, llegando
más allá de lo que los padres han hecho. Estos padres envidiosos son a menudo competitivos con
sus hijos, que pueden ser muy perjudiciales para el padre y el hijo. También he visto este tipo de
competición más de una vez entre el mentor y los estudiantes en el mundo académico. "¿Por qué
ellos la invitan a la conferencia que soy el experto? Que era mi hijo." Un maestro, como un padre,
debe sentir Naches si el estudiante es aprender a sentir FIERO, y estar motivados por FIERO a
mayores alturas, completamente esperando su mentor para kvell. Estos ejemplos plantean la
interesante posibilidad de que podría haber emociones agradables que algunas personas nunca
experimentan. Ciertamente eso sería lo mismo con discapacidades físicas que bloquean uno u
otro de los placeres sensoriales, pero tal vez no sean impedimentos psicológicos que también
bloquean la capacidad de experimentar algunas de las emociones agradables.

* Psicólogo Michael Lewis conserva el orgullo término para lo que estoy llamando FIERO,
distintiva el orgullo, la arrogancia, pero él cuenta que muchos no logran distinguir el tipo de
solución FIERO orgullo) orgullo, arrogancia, sentimientos de satisfacción, o eficacia.

El antropólogo Jonathan Haidt ha sugerido que lo que él llama la elevación considerarse otra de
las emociones agradables. Él lo describe como "un sentimiento cálido y estimulante que
experimentan las personas cuando ven actos inesperados de la bondad humana, la bondad y la
compasión. Cuando nos sentimos elevado, nosotros mismos se motivan a ser una mejor persona,
a participar en actos altruistas. Tengo poco duda de que lo que Haidt ha identificado y nombrado
existe, pero no estoy seguro de que cumple con todos los criterios para establecer que se trata
de una emoción No todo lo que experimentamos es una emoción; también tenemos
pensamientos, actitudes y valores, por ejemplo.

Richard y Bernice Lázaro describen la gratitud como "agradecimiento por un regalo altruista que
ofrece beneficios. Señalan que cuando alguien hace algo bueno para nosotros, y es un acto
altruista, no uno que parece beneficiar a ellos, estamos inclinados a sentir gratitud.

pág. 168
Sin embargo, también podríamos sentir avergonzado de ser señalado por la atención, resentido
por sentirse en deuda con ellos, o incluso enojado, si nos sentimos que la persona que fue muy
agradable con nosotros lo hizo porque pensó que estábamos muy necesitados.

De hecho, la gratitud es una emoción compleja, ya que es difícil saber cuándo va a surgir. Espero
que existen grandes diferencias culturales sobre las situaciones sociales en las que se
experimentan gratitud (la pregunta de cuándo a la punta, por ejemplo, tiene respuestas muy
diferentes en los Estados Unidos y, por ejemplo, Japón). En los Estados Unidos, cuando la gente
está haciendo su trabajo, a menudo dicen que no esperan ser agradecido; si una enfermera es
sólo ser una enfermera cuando ella toma excelente cuidado de un paciente muy enfermo, se
podría decir que no espera o necesita gratitud. Mi experiencia, sin embargo, ha sido todo lo
contrario; la expresión de gratitud a menudo se aprecia en tan sólo este tipo de situaciones.

Dudo que haya una señal de gratitud universal. El único que se me ocurre es una leve inclinación
de cabeza, pero este movimiento puede señalar muchos otros asuntos, tales como acuse de
recibo. También dudo de que hay un patrón fisiológico único de sensaciones que caracteriza a la
gratitud. Esto no es de dudar que existe gratitud, sólo para cuestionar si deberíamos ponerlo en
el mismo bin con diversión, alivio, los placeres sensoriales, etc.

La sensación que se experimenta cuando se entera de que su peor enemigo ha sufrido también
puede ser agradable, un tipo diferente de disfrute de las que hemos considerado hasta ahora. En
alemán se denomina mal ajeno. A diferencia de las otras emociones agradables, alegrarse del mal
ajeno es desaprobada por algunos, por lo menos, en las sociedades occidentales (no sé la actitud
de las sociedades no occidentales sobre esta emoción). No se supone que regodearse con
nuestros éxitos, no disfrutar de las desgracias de nuestros rivales. En caso de regodeo
considerarse una emoción agradable distintivo? Probablemente no; es demasiado parecido FIERO,
aparece delante de los demás.

¿De verdad hay dieciséis emociones agradables? Haga lo cinco placeres sensoriales, diversión,
alegría, emoción, alivio, asombro, el éxtasis, FIERO, Naches, elevación, gratitud y alegría malsana
todos califican emociones tan distintas? Sólo la investigación que examina cuando se producen,
cómo se señalizan, y lo que ocurre internamente puede responder a estas preguntas. Por ahora
creo que debemos investigar cada uno de ellos. Algunos podrían argumentar que si no tenemos
una palabra para una emoción entonces no calificar. Seguramente no debemos ser tan estrecho
como para insistir en que tiene que ser una palabra en Inglés! Yo no creo que es esencial que haya
una palabra en cualquier idioma, aunque espero emociones serían nombrados en algún lenguaje.
Las palabras no son las emociones; son representaciones de emociones. Nosotros tenemos que
tener cuidado de que nuestras palabras no nos engañan acerca de lo que son las emociones. La
forma en que usamos las palabras a veces puede ser confuso. He utilizado la palabra diversión
para la emoción agradable que sentimos en respuesta a algo divertido, típicamente una broma,
pero otros asuntos, así que tienen una calidad humorística. Ahora, sin embargo, tenga en cuenta
las emociones que sentimos en un parque de diversiones. No suelen ser demasiados chistes,
aunque si comediantes realizan allí podríamos divertirnos. Casas Diversión y montañas rusas son
más propensos a generar emoción, el miedo y el alivio de la diversión. Podríamos sentir algo
FIERO, así, en tener experiencias desafiantes soportadas. Si tocamos sobre las botellas o anotar
bien en una galería de tiro, FIERO también podría sentir. Si nuestros hijos a triunfar en este tipo
de juegos, pudimos sentir Naches. Y puede haber placeres sensoriales de un tipo u otro, en las
experiencias que ofrece.

pág. 169
Sería ajusta a mi uso de mejores palabras para llamarlo un parque de diversión.

Estas emociones agradables motivan nuestras vidas; nos hacen hacer cosas que por lo general
son buenas para nosotros. Nos alientan a participar en una actividad que es necesaria para la
supervivencia de nuestras relaciones de especies sexual y facilitar el crecimiento de los niños.
Esto está muy lejos de hedonismo, ya que los actos altruistas, hacer el bien, y crear cosas
maravillosas pueden ser fuentes de FIERO, la emoción, la diversión, los placeres sensoriales
aprendido... de hecho, casi todo el agradable emociones. Perseguir el disfrute no tiene que
ser solitaria o egoísta.

De hecho, creo que todo lo contrario, que sin amistad, sin logros, sin el contacto con otras
personas que genera los placeres sensoriales, la vida sería muy árido.

Junto con Tomkins, creo que la búsqueda del placer es una motivación primordial en nuestras
vidas. Pero qué emociones agradable es lo que más perseguimos? Cada uno de nosotros puede
experimentar todas estas emociones, a menos que se nos priva sensorialmente, pero la mayoría
de nosotros somos especialistas, anhelando algunos más que otros. Las personas organizan sus
vidas para maximizar la experiencia de algunos de estos goces. Tiendo a concentrar mis esfuerzos
para que yo pueda sentir Fiero, Naches, y algunos de los placeres sensoriales; cuando 1 era más
joven era más centrado en la emoción de Naches (ya que yo no tengo hijos todavía). Espero que
a lo largo de toda la vida que cambiamos nuestro tiempo de varios enfoques, pero esto también
se ha estudiado todavía.

La búsqueda de la felicidad siempre ha sido baja para mí, pero tengo amigos para quienes es un
objetivo importante, que buscan momentos de tranquilidad y ecuanimidad. Otros sé
deliberadamente entrar en situaciones de peligro, magnificando su alarma, para experimentar la
emoción, FIERO, y alivio. Y luego todavía hay otros para quienes la diversión, se divertía y otros
divertidos, es la pieza central de su personalidad. Personas altruistas, que a menudo optan por
trabajar en organizaciones como Hábitat para la Humanidad o el Cuerpo de Paz, podrían estar
buscando la elevación y la gratitud, y quizás también FIERO.

Gire hacia atrás y mirar de nuevo la imagen de la reunión familiar Stirm. Vamos a tratar de
identificar cuáles de las emociones agradables estaban siendo sentida por las carreras de hija con
los brazos extendidos para abrazar a su padre. Hay emoción, así como la anticipación de los
placeres sensoriales que pronto se sentirá cuando ella lo sostiene y experimenta la sensación
familiar y el olor de él. Probablemente ella sintió alivio unos momentos antes, cuando vio a su
padre realmente había regresado a casa sin heridas de guerra. También podría haber sido un
momento de asombro ante la pura incomprensibilidad de su regreso después de una ausencia de
cinco años, un segmento largo de la vida de esta joven.

Reuniones con una persona a la que está muy apegado pueden ser un tema universal de las
emociones agradables. En Nueva Guinea, encontré reuniones con los vecinos de las aldeas
amistosas para ser la mejor situación para mí para filmar disfrute espontáneo. Me sentaba en el
borde de un camino, casi oculto por la maleza, mi cámara de cine listo para disparar, a la espera
de los amigos de reunirse. Reuniones fortalecer los lazos entre las personas. Ausencia de hecho
puede hacer crecer el cariño; se siente bien volver a ver gente que te importa.

Las relaciones sexuales es otro tema universal, en el que se pueden sentir muchas emociones
agradables. Es evidente que un número de los placeres sensoriales se producen, además de la
emoción desde el principio y el alivio después del clímax. La lujuria y el deseo sexual se cargan
pág. 170
con anticipación erótica, la anticipación de algunos de los placeres sensoriales, y la emoción ante
la perspectiva de lo que se desea.

El nacimiento de un hijo deseado fue mencionado más de lo que esperaba por estudiantes
universitarios, tanto hombres como mujeres, a los que pregunté en un estudio de investigación
inédito para describir el evento más feliz que podían imaginar a nadie en el mundo jamás hubiera
experimentado.

La emoción, el asombro, alivio, FIERO, y tal vez la gratitud son probables entre las emociones
agradables más relevantes.

Estar en la presencia de un ser querido es otro tema universal.

Tanto el amor de los padres y el amor romántico implican compromisos a largo plazo, archivos
adjuntos intensos a una persona específica. Tampoco es en sí mismo una emoción. Las emociones
pueden ser muy breve, pero el amor perdura.

Sin embargo, mientras que el amor romántico puede perdurar a lo largo de toda la vida, lo hace
a menudo no. El amor paternal más típicamente es un compromiso de por vida, aunque hay
excepciones en las que los padres repudian a sus hijos. Hay otro significado del amor, que hace
referencia a una breve oleada, momentánea de placer extremo y el compromiso con el ser
querido. Esto es lo que he descrito anteriormente como el éxtasis o la felicidad, y que puede
considerarse una emoción.

En las relaciones familiares amar a menudo nos sentimos muchas de las emociones agradables,
pero no sin que a veces no sentir emociones agradables también. Podemos estar enojado,
disgustado o decepcionado con sus seres queridos, y que a menudo se sienten desesperación y
angustia si un ser querido está gravemente herido o muere. Creo que los padres nunca pueden
dejar de preocuparse por la seguridad y bienestar de sus hijos, a pesar de que les preocupa más
cuando los niños son pequeños. El contacto con los propios hijos, reales, recordados o imaginados,
pueden generar muchas emociones agradables: los placeres sensoriales, Naches, momentos de
alegría o emoción, alivio cuando él o ella se sale de peligro, y, desde luego, a veces, de diversiones.

En el amor romántico también se puede sentir todas las emociones no agradables, pero espero
que no tan a menudo como las emociones agradables. El asco y desprecio rara vez se hacen sentir,
y cuando se producen es una señal de que la relación está en problemas. Las relaciones
románticas difieren en términos de cuál de las emociones agradables presentan con más
frecuencia.

Algunas parejas persiguen conjuntamente FIERO trabajando juntos, o por la búsqueda de la


satisfacción especial en lo que cada uno se consiga. Otros pueden centrarse más en la excitación
o la satisfacción, por poner sólo algunos ejemplos.

Aunque creo que los temas que he mencionado son universales, que son elaborados por nuestras
experiencias. Además, muchas, muchas otras variaciones sobre estos temas se aprenden y se
convierten en las principales fuentes de las diferentes emociones de disfrute.

Hay estados de ánimo relacionados con algunas de las emociones agradables, especialmente el
entusiasmo, la alegría y la diversión. Estos sentimientos pueden ser prorrogados por períodos

pág. 171
largos, por hora, en un estado en el que uno puede sentirse muy fácilmente las emociones
relacionadas con el estado de ánimo.

Al comienzo de este capítulo he dicho la palabra felicidad no nos dijo que estaba ocurriendo tipo
de felicidad. Una ambigüedad adicional es que la felicidad también puede referirse a un asunto
completamente diferente, que es el sentido general de la persona de bienestar subjetivo. El
psicólogo Ed Diener, líder en el estudio de bienestar subjetivo, lo define como evaluaciones de
sus vidas de la gente. Se ha medido principalmente por
sus respuestas a preguntas tales como, "En la mayoría de las formas de mi vida está cerca de mi
ideal", o, "Hasta ahora he conseguido las cosas importantes que quiero en la vida." Una serie de
diferentes factores parecen entrar en el bienestar: satisfacciones en ámbitos específicos como el
trabajo y la frecuencia con que la persona experimente agradable en comparación con las
emociones no placenteras.

El bienestar subjetivo se ha estudiado extensamente con cuestionarios de todo el mundo. Nos


llevaría demasiado lejos para dar más de una idea de los resultados, pero una conclusión universal
es una correlación positiva con el ingreso de poder adquisitivo. A diferencia cultural es que la
autoestima está más relacionado con el bienestar subjetivo en las culturas occidentales que en
las culturas no occidentales. En todas las culturas, de haber una estrecha relación también está
asociada con el bienestar.

También hay una serie de rasgos de la personalidad que se relacionan con las emociones
placenteras. Las personas cuya personalidad prueba puntajes son altos en extraversión y la
estabilidad emocional reportar una mayor felicidad.

La investigación sobre cómo tales rasgos de personalidad podrían conducir a una mayor felicidad
no haber tenido en cuenta los diferentes tipos de disfrute que he delineado, pero han sugerido
cómo ser extrovertido podría predisponer a ser más felices. Los extrovertidos pueden ser menos
sensibles al rechazo o castigo o más propensos a hacer comparaciones favorables entre ellos y los
demás. También puede ser que los extrovertidos se adaptan mejor que los introvertidos en la
cultura americana.

Las personas también difieren en sus niveles habituales de optimismo y alegría, y esto parece ser
una característica permanente en lugar de una reacción a una situación o evento específico.
Christopher Peterson, uno de los expertos en el tema, sugiere que el optimismo es una actitud
sobre la probabilidad de experimentar emociones agradables. Aunque no todo el mundo es muy
optimista, teniendo tal perspectiva es buena para ti, que se encuentra en las personas que tienen
un mayor placer en su vida, una mayor perseverancia y logros superiores. Cabe destacar que
varios estudios sugieren que las personas optimistas tienen mejor salud y en realidad viven más
tiempo. Peterson sugiere que uno de optimismo general sobre la vida "puede ser una tendencia
biológicamente dada, cumplimentado por la cultura con un contenido socialmente aceptable,
conduce a resultados deseables, ya que produce un estado general de vigor y resistencia."
Peterhijo también le pregunta: "¿Cómo se siente el optimismo? ¿Es la felicidad, la alegría, la
hipomanía [un trastorno mental en el que hay muy buen humor], o simplemente el contento?"

En capítulos anteriores he descrito como un exceso de ciertas emociones-miedo inquietantes, la


ira y la tristeza eran los más fáciles de ejemplificar en este sentido, era un signo de un trastorno
emocional. La ausencia total de una agradable emoción no ser capaz de sentir FIERO, Naches,
placeres sensoriales, etc.-se etiqueta como el trastorno psiquiátrico de ANHDONIA. Excesiva,
pág. 172
excitación sin tregua, mezclado a veces con la dicha y FIERO, son componentes del trastorno
emocional de la manía.

Reconociendo Placer en Otros

Es obvio de incluso una mirada superficial a las imágenes mostradas en este capítulo hasta ahora
que una sonrisa es la señal facial de las emociones agradables. Diversión, FIERO, Naches, alegría,
emoción, los placeres sensoriales, alivio, asombro, alegría malsana, el éxtasis, y tal vez la
elevación y la gratitud, todos implican sonriendo. Esas sonrisas pueden diferir en intensidad, la
rapidez con que aparecen, cuánto tiempo permanecen en la cara, y el tiempo que toma para que
se desvanecen.

Si estas diferentes emociones agradables todas comparten la expresión sonriente, entonces,


¿cómo sabemos que uno se hace sentir por otra persona? Trabajos recientes, que he mencionado
en el capítulo 4, ha apoyado mi corazonada "de que es la voz, no la cara, que proporciona las
señales que distinguen una emoción agradable de otro.

Psicólogos ingleses Sophie Scott y Andrew Calder han identificado diferentes señales vocales para
la alegría, alivio, placer sensorial que implica tacto, y FIERO. Establecieron que estas emociones
son señaladas por la voz, lo que representa cada sonido de voz y encontrar que las personas que
escucharon no tuvieron problemas para identificar una emoción de otra. Todavía no se han
descrito con precisión lo que es en el sonido de la voz que señala cada una de estas emociones
agradables. Espero que encontrarán señales vocales para las otras emociones agradables también.

Sonrisas puede ser confuso, no sólo porque se producen con cada una de las emociones
agradables, sino también porque se muestran cuando la gente no siente el disfrute de cualquier
tipo, por ejemplo, en la cortesía.
Una diferencia separa sonrisas disfrute de sonrisas no disfrute. Es una diferencia sutil, y
nuestra investigación con el psicólogo Marcos Frank sugiere que la mayoría de la gente te lo
pierdas. Si usted no sabe lo que debe buscar para usted puede ser inducido a error, confusión o
llegar a la conclusión de que las sonrisas no son realmente muy fiable. Eso no es cierto; sonrisas
sin ambigüedad, si sutilmente, nos dice si nacen de disfrute o no.

Hace más de cien años, el gran neurólogo francés Duchenne de Boulogne descubrió cómo la
verdadera sonrisa disfrute difiere de todas las sonrisas no disfrute. Había estado estudiando cómo
cada músculo facial cambia apariencias de las personas mediante la estimulación eléctrica de las
diferentes partes de la cara y la fotografía de las contracciones musculares resultantes. (Él llevó a
cabo el experimento con un hombre que no sintió dolor en su rostro, por lo que no se molestó
por el procedimiento.) Cuando DUCHENNE miró la fotografía sonriente producida por la
activación de lo que se llama el cigomático mayor músculo que va desde los pómulos hacia abajo
en un ángulo de la comisura de los labios, tirando de las comisuras de los labios hacia arriba en
un ángulo en una sonrisa, él señaló que el hombre realmente no parecía feliz. Un buen
experimentador, DUCHENNE le dijo al hombre una broma y fotografió a su reacción. La
comparación reveló que en verdad disfrute, como se muestra en respuesta a la broma, el hombre
no sólo sonreír, pero también activa el músculo que rodea alrededor del ojo. Compare usted
mismo la imagen en la que el hombre tiene electrodos en la cara (a la izquierda) con la imagen
sin electrodos, en la que él está sonriendo en respuesta a la broma (a la derecha).

pág. 173
DUCHENNE escribió: ". La emoción de la alegría franca se expresa en la cara por la contracción
combinada del músculo cigomático mayor y el orbicularis oculi La primera obedece a la voluntad,
sino la segunda sólo se pone en juego por las dulces emociones del alma [recuerde , que escribía
en 1862];... la alegría falsa, la risa engañosa, no puede provocar la contracción de este último
músculo El músculo alrededor del ojo no obedece a la voluntad;.... que sólo se pone en juego por
un verdadero sentimiento, por una emoción agradable. Su inercia, en la sonrisa, desenmascara
un falso amigo”.

Nuestra investigación confirma la afirmación DUCHENNE que nadie puede contraer


voluntariamente el músculo orbicular de los párpados (que "no obedece a la voluntad"), a pesar
de que es sólo una parte de ese músculo que es difícil de contraer voluntariamente. Hay dos
partes de este músculo, una parte interna que aprieta los párpados y la piel directamente debajo
de ellos y una parte exterior que se extiende por todo el zócalo tirando hacia abajo de las cejas y
la piel debajo de las cejas ojos, tirando de la piel por debajo de la ojo, y el aumento de las mejillas.
DUCHENNE era correcta sobre la parte externa del músculo; muy pocas personas
voluntariamente pueden contraerla (sólo el 10 por ciento de los que estudiamos).

La parte interna, el tensor de párpados, todo el mundo puede hacer, y por lo tanto, su ausencia
no puede "desenmascarar un falso amigo." Los actores que convincentemente se ven como si se
divierten son o bien entre ese pequeño grupo que puede contraer la parte exterior de este
músculo voluntariamente, o, más probablemente, son la recuperación de una memoria que
genera la emoción, que a su vez produce la verdadera expresión involuntaria.

Aunque Charles Darwin citó DUCHENNE y utiliza algunas de sus fotografías para ilustrar la
diferencia entre sonrisas, los científicos que estudiaron las expresiones faciales durante los
próximos cien años ignorados descubrimiento DUCHENNE. Mis colegas y yo reintroducidos
descubrimiento DUCHENNE hace veinte años, y nosotros y otros han demostrado ya su
importancia. Por ejemplo, cuando un bebé de diez meses de edad, es abordado por un
desconocido, la sonrisa del bebé no comprometer el músculo alrededor del ojo; el músculo ocular
en órbita está, sin embargo, participa en la sonrisa cuando la madre se acerca al bebé. *

Cuando las parejas felizmente casadas se encuentran al final del día, su sonrisa implica el músculo
alrededor del ojo, pero está ausente en la sonrisa se muestra cuando las parejas infelizmente
pág. 174
casadas se encuentran. Gente en discusiones sobre la reciente muerte de un cónyuge que logran
mostrar sonrisas que involucran el músculo en órbita del ojo han reducido la pena dos años más
tarde. (No es que están disfrutando de la muerte de su cónyuge es, pero son capaces de recordar
experiencias agradables, y por un momento re-experiencia que disfrute.) Las mujeres que
mostraban sonrisas que involucran el músculo alrededor del ojo en sus fotografías del anuario de
la universidad informó menos angustia treinta años después, así como un mayor bienestar
emocional y física en general. En general, las personas que con frecuencia muestran sonrisas que
involucran el músculo alrededor del informe ojo sentir más felicidad, tienen presión arterial más
baja, y son reportados por sus cónyuges y amigos sean felices. Y en nuestra propia investigación
encontramos que sonríe con áreas tanto en el músculo del ojo y de los labios activadas del
cerebro (izquierda regiones temporal y anterior) encontró en el disfrute espontáneo, pero
sonriendo sólo con los labios no lo hizo.

* Aunque no espero que los bebés de diez meses de edad, están mintiendo cuando hacen una
sonrisa no DUCHENNE a los extraños, que son capaces a la edad de chat de mostrar una sonrisa
sociales, el tipo de sonrisa que durante toda la vida que muestran cuando primero : conocer a un
extraño.

En su honor he sugerido que llamamos la verdadera sonrisa de placer, en el que participa la


porción externa del músculo que orbita alrededor del ojo, una sonrisa Duchenne.

A primera vista, podría parecer que la única diferencia entre estas fotografías es que los ojos son
más estrechas con fotografía B, pero si se compara con A B atentamente, verá una serie de
diferencias. En B, que muestra disfrute real con una sonrisa Duchenne, las mejillas son más altos,
el contorno de las mejillas ha cambiado, y las cejas han bajado ligeramente. Estos son todos
debido a la acción de la parte exterior del músculo que orbita alrededor del ojo.

pág. 175
Cuando la sonrisa es mucho más amplio, sólo hay una pista que distingue entre el disfrute y no
disfrute sonrisas. Una sonrisa amplia, como en la foto C, empuja hacia arriba las mejillas, reúne
la piel debajo de los ojos, se estrecha la abertura del ojo, e incluso produce patas de gallo arrugas-
todo esto sin ninguna participación del músculo que orbita alrededor del ojo.

En comparación, foto D muestra el pliegue de la ceja y el ojo cubierta (la piel entre el párpado y
la ceja) han sido derribado por el músculo en órbita del ojo. Foto D es una amplia sonrisa disfrute
mientras que C es una muy amplia sonrisa no disfrute. Foto C, por cierto, es una fotografía
compuesta hecha pegando D de los párpados inferiores hacia abajo sobre la fotografía neutro E.
Foto F, a continuación, es otra fotografía compuesta, en la que los labios sonrientes de imagen D
se han pegado en la fotografía neutral E . Los seres humanos no pueden producir la expresión se
muestra en la foto F. Debe tener un aspecto extraño, y la razón por la que parece tan extraño es
porque cuando la sonrisa es esta amplia que produce todos los cambios en las mejillas y los ojos
que se ven en D. Hice esta ilustración compuesta de subrayar el hecho de que las sonrisas muy
amplios cambian no sólo los labios, sino también de las mejillas y la apariencia de la piel debajo
de los ojos.

Existen muchos tipos de sonrisas no disfrute. Algunos, como la sonrisa amable, implican sólo los
labios sonrientes. Eso también se muestra en las sonrisas que se utilizan para indicar que el
oyente está de acuerdo con o entiende lo que dice el orador durante una conversación. Algunas
sonrisas no disfrute requieren otras acciones faciales, además de los labios sonrientes.

pág. 176
Este hombre de Nueva Guinea era un anciano respetado en su pueblo. Sus señales sonrisa
vacilante o prudentes que significa que no hay daño, pero que aún no está seguro acerca de lo
que va a ocurrir a continuación. Yo era una persona muy impredecible para la gente de este
pueblo, haciendo cosas increíbles-iluminadas, extrañas un partido, alumbrando con una linterna,
por lo que la música sale de una caja. Él había sido confrontado con tales maravillas y fue atraído
por mí como una fuente de tal asombro, emoción y diversión, pero él no podía saber cuando
podría asustar o le asombro. La separación de los labios sonrientes, así como los brazos cruzados,
ayudan a transmitir la vacilación.

(SONRISA VACILANTE)

pág. 177
Las púas habían estado volando todo el día. El presidente Ronald Reagan finalmente terminó su
discurso ante la NAACP, pero durante su introducción, Presidente Bush Margaret Wilson le pinchó
varias veces, recordando que él no se había presentado en la convención del grupo durante la
campaña presidencial. También trajo a los delegados a sus pies vítores cuando ella emitió esta
exención de responsabilidad: "La NAACP no necesariamente suscribirse a las vistas que están a
punto de ser expresado."

Después de su discurso, el presidente abrazó Wilson, una ocasión perfecta para lo que puede
llamarse una sonrisa triste o mueca-sonreír.

Esta sonrisa reconoce emociones agradables se nota que eres un buen deporte, que se puede
tomar la crítica y todavía sonreír al respecto. No es un intento de ocultar la emoción, pero un
comentario visible en ser miserable. Esto significa que la persona que aparece no es así, al menos
por el momento, va a protestar mucho acerca de su miseria.

(SONRISA SOPORTANDO A OTRA SONRISA)

Tenga en cuenta que, además de una amplia sonrisa, el ex presidente Reagan ha apretado los
labios; desde la formación de arrugas en la barbilla también podemos decir que ha empujado a
su labio inferior hacia arriba. Desde la fotografía, no podemos decir si el músculo que orbita
alrededor del ojo había actuado; Reagan podría haber estado disfrutando de su difícil situación.
Sonrisas miserables suelen ocurrir cuando no hay disfrute real está presente, pero es posible,
como en este caso.

pág. 178
(ESCONDIENDO SU EMOCION CON UNA SONRISA)
(INTENTANDO CONTROLAR SU EMOCION)

Después de que él renunció, el ex presidente Richard Nixon mostró esta expresión en una triste
despedida a los que habían servido a su presidencia, momentos antes de abandonar la Casa
Blanca, por última vez. Nadie pondría en duda la infelicidad de Nixon en este momento, pero el
rastro de una sonrisa demuestra que no se está desmoronando, él se encargará de su pesar y
probablemente la desesperación. Los labios son rechazados muy ligeramente, un signo de tristeza,
una expresión que habría sido más intensa si él tampoco había estado tratando de sonreír. No
hay brillo en sus ojos, una señal a menudo se produce en el disfrute sonríe por la acción del
músculo orbicular de los párpados. También hay un ligero labio prensado, como el ex presidente
intentó controlar sus emociones.

Ahora vamos a convertir a algunos cuadros finales que muestran mezclas de goce con otras
emociones.

Cada una de las imágenes en la fila en la página 212 muestran sonrisas mixtos.

La combinación de la reducción de la frente y sonriendo visible en foto G rara vez se muestra. No


es una sonrisa enojada, porque los labios no se estrechan y se tensaron y el párpado superior no
se ha planteado. No puedo estar seguro de lo que podría indicar, porque yo no lo he visto en
ninguna de mis investigaciones. Foto H es más fácil, ya que muestra claramente el disgusto,
debido a la elevación del labio superior; la sonrisa añade un poco de vacilación a la expresión,
pero no es un caso de alguien que está realmente disfrutando de su disgusto. En la imagen que
hay una mezcla de placer y el desprecio, la formación de una expresión de suficiencia. Usted vio
esta foto antes en el capítulo anterior sobre el asco y el desprecio.

pág. 179
Uso de la Información Expresiones

En capítulos anteriores he hablado de cómo utilizar la información que se deriva de las


expresiones faciales sutiles en diversas relaciones. No voy a hacer eso aquí, ya que es raro que
sintiendo que alguien está teniendo uno u otro tipo de experiencia agradable crea un problema.
A menudo ni siquiera importa si una persona está mostrando una sonrisa Duchenne, el disfrute
real, o un educado o incluso una sonrisa falsa. Si su jefe le dice una broma que no encuentras
muy divertido, usted todavía sonreír, y con toda probabilidad su jefe no le examine su expresión
cuidadosamente para estar seguro de que realmente le gustaba su broma. Lo que importa es que
usted ha hecho el intento de parecer como si te ha gustado a ti mismo. Puede haber ocasiones,
sin embargo, cuando de verdad te importa si la otra persona está realmente disfrutando de sí
mismo, y el lugar para buscar, ya sabes, es la cubierta de los ojos doblar directamente debajo de
las cejas.

CONCLUSIÓN: VIVIR CON EMOCIÓN


Cada uno de nosotros experimentamos las mismas emociones, pero todos los experimentamos
de manera diferente. La forma en que yo experimento la ira no es, por ejemplo, el mismo en
todos los sentidos como la forma en que mi mujer experimenta ira. Sabemos que, habiendo vivido
juntos durante más de veinte años, pero tendríamos dificultades para describir las diferencias.
Como la mayoría de la gente, no tenemos un marco para examinar cómo nuestras experiencias
son diferentes y la forma en que pueden ser los mismos. Sabemos que no tenemos todos los
mismos desencadenantes específicos para nuestra ira, y que me enojo con mayor rapidez de lo
que hace, pero más allá de que no podíamos decir mucho. Cuando nos enfrentamos a nuestras
diferencias porque uno o ambos de nosotros es enojado, estamos demasiado atrapados en el
momento de reconocer las otras formas en que diferimos en la forma en que experimentamos la
ira. Y, sin embargo, cuando está enojado también tenemos algunos aspectos de la experiencia en
común: por lo general es un obstáculo para lo que estamos haciendo lo que nos hace enojar,
mostramos expresiones bastante similares en nuestra cara, nuestra voz reciben el mismo borde,
nuestros corazones laten más rápido, nuestras manos se calientan. Nuestras diferencias
individuales círculo alrededor de estos universales en la emoción.

pág. 180
Es apropiado que describo las diferencias individuales en la experiencia emocional en el último
capítulo de este libro, ya que se basa en la investigación que estoy haciendo en este momento, y
he estado trabajando durante gran parte de la última década con mi amigo y colega Robert
Levenson.

Si bien mi trabajo más conocido es en los elementos universales de la emoción.

Ahora estoy examinando todo lo contrario, cómo la experiencia emocional de cada individuo es
único. Las diferencias individuales estaban presentes en mi estudio de los universales, como lo
son en prácticamente cualquier estudio de la emoción, sino por la evidencia de los universales
era tan fuerte, las diferencias individuales podrían dejarse de lado.

Me habían atraído unas preguntas universales porque tenía una historia tan distinguida, con
gente famosa en desacuerdo. Habiendo resuelto que disputa a mi propia satisfacción, el estudio
de las diferencias individuales que me atrajo como una forma de profundizar mi comprensión de
mi propia vida y la vida de mi familia y amigos. No estoy tratando de averiguar por qué tenemos
diferencias en la forma en que experimentamos emociones. En lugar de ello, el primer paso es
identificar esas diferencias, para averiguar lo que son, para establecer la base para los perfiles
emocionales individuales de las formas únicas en que experimentamos cada emoción. Es
increíble para mí que algunas de las preguntas más fundamentales sobre cómo los individuos se
diferencian en la experiencia emocional aún no se les ha pedido, y mucho menos contestadas.

Sabemos que las personas difieren en la intensidad típica de su experiencia de una emoción
particular. Algunas personas suelen tener una respuesta de ira muy intensa, mientras que otros
tienen la ira moderada o leve (y no sólo porque están controlando deliberadamente su ira).
Algunas personas se enfadan mucho más rápido que otros, y la ira de algunas personas suele
durar mucho tiempo, mientras que otros tienen muy breves estallidos de ira. Una vez que la ira
comienza a disminuir, puede desaparecer rápidamente, o puede menguar muy lentamente. Así
que teniendo en cuenta sólo estas cuatro formas en que una experiencia emocional puede diferir
de la velocidad-emocional inicio, fuerza de emocional respuesta, duración de la respuesta
emocional, y el tiempo que tarda en recuperarse y volver a una línea base del estado hay un
montón de preguntas interesantes que preguntar.

¿Todo el mundo que se enoja obtener rápidamente sobre ella rápidamente, o puede usted tener
un inicio rápido con un tiempo de recuperación de largo? Si usted tiene un rápido inicio de acción,
¿eso significa que usted tendrá una muy fuerte respuesta airada, o puedes tener un inicio rápido
y débil o de baja intensidad ira? Y si la ira es muy intenso, ¿significa eso que suele durar poco
tiempo, en muy breves ráfagas de intensa pero corta duración, o puede durar mucho tiempo?

Tengo algunas respuestas a estas preguntas, a partir de datos que tengo analizar acaba de
terminar y estoy preparando para la publicación científica. Sorprendentemente, todo lo que
podía suceder sucedió. Tome la relación entre la fuerza de la respuesta y velocidad de respuesta.
Yo había esperado encontrar que respondedores rápidos eran por lo general responden fuertes,
sino de otros tantos fueron respondedores débiles. Y respondedores lentos se dividieron entre
los respondedores fuertes y débiles. Lo mismo por lo que para la relación entre la duración de la
respuesta (la duración de una emoción) y la fuerza de la respuesta. Pensé que si usted tiene una
respuesta fuerte, tomaría más tiempo para que termine. No es así.

Las personas fuertes respuestas se dividieron entre corta y larga duración, y la gente débil
respuesta fueron también prácticamente divididos entre las respuestas de corta y larga duración.
pág. 181
Todavía estamos trabajando en esta investigación, preguntando a otras preguntas acerca de cómo
los individuos difieren.

La frecuencia de nuestros episodios emocionales es otra característica crucial en la comprensión


perfil emocional de un individuo. Usted puede ser una persona que se enoja lentamente, nunca
conseguir furioso, cuya cólera dura una buena cantidad de tiempo, y luego desaparece de
inmediato, pero es posible que tenga este tipo de episodios de ira sólo unas pocas veces al año.
Alternativamente, es posible que tenga un par de veces a la semana. ¿Qué tan bien podemos
controlar lo que hacemos y decimos y sentir durante un episodio emocional es también un
elemento importante en el perfil emocional de cada individuo, mientras que otro aspecto es la
claridad con que señalamos a los demás cómo nos estamos sintiendo. Algunas personas tienen
señales muy sutiles de cómo se sienten, incluso cuando no están tratando de controlar cómo se
sienten. Otros tienen claras expresiones faciales y vocales muy fuertes, emocionales, incluso
cuando están tratando de controlarlos. Última son los eventos que desencadenan con mayor
facilidad cada una de nuestras emociones.

Se lo encontramos cerca de una emoción, digamos que la ira, también se aplican al miedo o la
tristeza? ¿Una persona tiene el mismo perfil de rápido inicio, fuerza moderada, la larga duración,
la recuperación rápida, frecuente, fácil de controlar con una clara señal de la ira, el miedo y la
tristeza? En todavía otro nivel, podemos preguntar: Si una persona tiene señales faciales o vocales
emocionales fuertes, sería esa persona también tienen fuertes cambios en su sistema nervioso
autónomo, o se encuentran estos dos sistemas de respuesta emocional desconectados? No
sabemos las respuestas a todas estas preguntas, pero sí sabemos lo suficiente como para creer
que existen diferencias importantes en cómo las personas experimentan emociones, y que a
menudo no se reconocen.

Si usted está interesado en trazar su propio perfil emocional, y tal vez el perfil de otra persona
con quien usted está íntimamente involucrado, se puede encontrar una herramienta que va a
permitir que lo haga en la página Web: emotionsrevealed.com

Ahora permítanme describir las características comunes que se encuentran en las emociones.
Reunir a las ideas que aparecieron en los primeros capítulos, una emoción tiene las siguientes
características definitorias:

• Hay un sentimiento, un conjunto de sensaciones que experimentamos y, a menudo somos


conscientes.

• Un episodio emocional puede ser breve, a veces dura sólo unos pocos segundos, a veces mucho
más tiempo. Si dura por horas, entonces es un estado de ánimo y no una emoción.

• Se trata de algo que importa a la persona.

• Nosotros experimentamos emociones como nos pasa, no elegido por nosotros.

• El proceso de evaluación, en el que estamos constantemente escaneando nuestro medio


ambiente para las cosas que nos importan, suele ser automático.
No somos conscientes de nuestra evaluación previa, excepto cuando se extiende en el tiempo.

• Hay un período refractario que filtra inicialmente la información y los conocimientos


pág. 182
almacenados en la memoria, que nos da acceso sólo a lo que apoya la emoción que estamos
sintiendo. El período refractario puede durar sólo unos segundos, o puede durar mucho más
tiempo.

• Nos damos cuenta de ser emocional una vez iniciada la emoción, cuando la evaluación inicial
se haya completado. Una vez que somos conscientes de que estamos en las garras de una
emoción, podemos evaluar de nuevo la situación.
• Hay temas emocionales universales que reflejan nuestra historia evolutiva, además de muchas
variaciones culturalmente aprendidas que reflejan nuestra experiencia individual. En otras
palabras, nos convertimos emocional sobre temas que eran relevantes para nuestros
antepasados, así como las que hemos encontrado a la materia en nuestras propias vidas.

• El deseo de experimentar o no experimenta una emoción que motiva gran parte de nuestro
comportamiento.

• Se informa a los demás universales-eficientes-señal clara, rápida, y de cómo la persona se siente


emocional.

Antes de terminar, me gustaría mencionar algunas emociones no he cubierto en este libro: la


culpa, la vergüenza y la vergüenza. Estas emociones no parecen cumplir con este último criterio,
ya que no tienen señales eficientes que los hacen fácilmente distinguibles una de otra o de
tristeza. En la culpa y la vergüenza, sin embargo, esto tiene sentido, ya que al sentir estas
emociones que la persona no quiere que los demás sepan cómo se siente, y así tal vez una señal
no evolucionó. La vergüenza es más problemático. El rubor no puede considerarse como una
señal de vergüenza, ya que no se observa en personas de piel oscura. Dächer KELTNER ha
demostrado que no hay una sola expresión momentánea de vergüenza, como lo hay para la ira,
el miedo, el asco, el desprecio, la tristeza y el disfrute. En lugar de ello, la vergüenza se muestra a
través de una secuencia de expresiones con el tiempo. Tal vez la vergüenza llegó tarde en nuestra
historia evolutiva, y todavía no ha sido suficiente tiempo para una señal eficiente se han
desarrollado.

La envidia es otra emoción que reúne la mayoría de las características enumeradas anteriormente,
con la excepción de que no parece ser una señal. "Los celos no considero una emoción, sino una
escena emocional o parcela, en la que hay tres actores, el que teme perder la atención de otro, y
el otro, y el rival. Dentro de esta parcela se puede decir algo acerca de lo que las emociones de
cada persona puede sentir, pero que no es fijo. El rival podría sentirse culpable, avergonzado,
asustado, enojado o despectivo, dependiendo de las circunstancias. La persona afectada por la
pérdida de los intereses de la otra persona podría sentirse enojado, asustado, triste o disgustado.
Y la persona cuya atención se busca podría tener un número de diferentes emociones.

A pesar de que no tienen señales claras y eficientes, no tengo ninguna duda de que la vergüenza,
la culpa, la vergüenza y la envidia son también emociones. He optado por no dedicar capítulos a
ellos porque no he hecho la investigación sobre ellos yo mismo.

* En 1872, Charles Darwin afirmó, con razón, creo, que es la atención al auto particular a la
apariencia, que da a luz la vergüenza, se sentía igual fuerza en respuesta a los elogios como
menosprecio.

pág. 183
He descrito muchas de las emociones que llenan nuestras vidas, explicando las causas normales
para cada uno de ellos, cuándo y por qué son útiles para nosotros, cómo reconocer las
expresiones más sutiles de las emociones en los demás, y cómo utilizar la información que puede
deducir de tales expresiones sutiles en el lugar de trabajo, la vida familiar y amistades. Los
primeros capítulos abordan dos de los problemas más difíciles la mayoría de nosotros
experimentamos en nuestra vida emocional. Le expliqué por qué es tan difícil cambiar lo que nos
convertimos emocional sobre. No es imposible, sólo difícil. Tenemos que identificar nuestros
propios factores desencadenantes calientes y comprender los factores que determinan la
probabilidad de que debemos ser capaces de debilitarlos. Igualmente difícil, pero no imposible,
es cambiar nuestra forma de actuar cuando estamos emocional por lo que nuestro
comportamiento emocional no es perjudicial para terceros o a nosotros mismos. La clave aquí es
desarrollar un tipo de conciencia, lo que he llamado la atención, por lo que sabemos cuando nos
estamos convirtiendo emocionales antes de que haya transcurrido mucho tiempo. Ejercicios que
proporcionan a elevar nuestra conciencia de las sensaciones físicas que experimentamos durante
cada emoción puede ayudar en convertirse atento, así como otros enfoques que menciono.

Cuando comencé la investigación sobre décadas emoción hace, había menos de un puñado de
nosotros en todo el mundo--hacer este tipo de investigación. Ahora debe haber miles. Un manual
que acaba de publicar con más de cuarenta capítulos separados, cada uno describiendo un
conjunto diferente de las conclusiones y preguntas sobre las emociones, estados de ánimo y los
rasgos emocionales. Aquí, no han tratado de cubrir todo lo que se conoce, pero se han tamizado
a cabo lo que creo que es más relevante para comprender y mejorar la vida emocional, y lo que
más me conozco. Habrá muchos nuevos hallazgos en la próxima década para añadir a lo que he
escrito.

APÉNDICE: CARAS DE LECTURA - LA PRUEBA


Le sugiero que tomar esta prueba antes de leer el libro, antes de ver las fotos en los capítulos 5 a
9, así como después de haber tenido tiempo para estudiarlos. Si es tu primera vez de tomar la
prueba, y sobre todo si no se ha profundizado en el libro todavía, entonces no se ven en las
fotografías de las páginas siguientes hasta que después de haber leído esta introducción sobre
cómo obtener el máximo de la prueba.

¿Por qué quieres tomar este examen? No todo el mundo ya sabe leer las expresiones faciales?
No mi investigación muestran que es una capacidad innata? Aunque estoy convencido de que no
necesitamos aprender cómo hacer que las expresiones faciales de emoción (que son predefinidos
por nuestra evolución y ocurren espontáneamente cuando se despierta una emoción), es menos
claro si la capacidad de reconocer esas señales también opera de instrucciones predefinidas o en
cambio se aprendió a temprana edad. Puede haber un terreno intermedio, además, en que las
instrucciones preestablecidas pueden estar dañados o destruidos por la experiencia temprana
gravemente perturbado. Aunque no podemos estar seguros exactamente lo que es responsable
de los déficit, sí sabemos que los niños abandonados y maltratados no son niños como bien
tratados como precisos en reconocer diferentes expresiones faciales de emoción.

Afortunadamente, la mayoría de la gente tenía una infancia en la que no fueron descuidados o


abusados y pueden reconocer expresiones emocionales en el rostro y la voz si las expresiones son
intensos y la persona que muestra la expresión no está intentando disminuir u ocultar signos de
emoción. A menudo, ese no es el caso. Mi investigación2 ha demostrado que la mayoría de las
personas no parecen utilizar la información contenida en las expresiones más sutiles que

pág. 184
aparecen en este libro. Y en muchas conversaciones, expresiones sutiles ocurren con mucha más
frecuencia que las expresiones completas e intensas; y los más sutiles a menudo son los más
importantes, porque nos pueden decir lo que aún no se ha dicho en las palabras o no se puede
decir nunca.

Cuando una emoción apenas comienza a ser experimentado, y que la emoción no es intensa,
puede mostrar en una muy ligera expresión en la que los músculos no se contraen mucho, o
puede registrarse como una expresión parcial, evidente en una sola área de la cara, pero no en
toda la cara en una expresión plena. (Tenga en cuenta que no todas las emociones cuando
comienzan a ser experimentado son de baja intensidad;. Es posible que una emoción desde el
principio a ser muy fuerte) Cuando las personas están tratando de regular sus expresiones
emocionales con el fin de disminuir cualquier signo de lo que ocurre, entonces eso también
puede dar lugar a una expresión leve o parcial. Cuando vemos una expresión leve o parcial,
podemos asumir que está bien apenas comienza o está siendo regulado para aparecer más débil.

Si estamos tratando de eliminar cualquier signo de toda la emoción, que también puede dar lugar
a una expresión micro, en el que se muestra muy brevemente la expresión, por lo general sólo
una quinta parte de un segundo o menos. Expresiones Micro ocurren cuando una persona está
tratando conscientemente de ocultar todos los signos de cómo él o ella está sintiendo (la persona
sabe que él o ella se siente, pero no quiere que sepas). Expresiones Micro también pueden ocurrir
cuando la inhibición de la expresión se produce fuera de la conciencia, cuando la persona no sabe
conscientemente cómo él o ella está sintiendo.

Expresiones Micro pueden ser expresiones completas muy breves o pueden ser expresiones
parciales y / o ligeras muy breves. La combinación de los tres-micro (muy breve), parcial (sólo
registrada en un área) y ligero (contracción muscular no mucho) -son las más difíciles de
reconocer. Pero usted puede aprender a hacerlo.

Las instrucciones para tomar la prueba

Usted necesitará una hoja de papel rayado, con las líneas numeradas del 1 al 14. En la parte
superior del papel escribe las siguientes palabras: ira, miedo, tristeza, disgusto, desprecio, la
sorpresa, el disfrute. Estas son las posibles opciones para las expresiones en cada una de las
fotografías catorce de las páginas siguientes. Usted puede escribir cualquier palabra abajo en la
línea de la fotografía, si usted no cree que una de estas palabras se adapte a lo que has visto.
Usted también necesitará un pedazo de papel para usar como un marcador.

Usted tiene que mirar en cada imagen para apenas una fracción de segundo, por lo que será
similar a una expresión micro. Más tarde, usted tendrá la oportunidad de ver en ellas más tiempo
y ver si lo hace mejor.

La cara que se ve debe ser del mismo tamaño que sería en la vida real, es decir, el tamaño de la
cara de una persona normal. Debido a que la imagen es más pequeña, usted tendrá que
sostenerlo con el brazo extendido, por lo que tendrá el mismo tamaño de la imagen en la retina
ya que si una persona estaba sentada a distancia de conversación habitual de usted.

Es importante que nos fijamos en una sola imagen a la vez. Mira cada imagen tan brevemente
como pueda e inmediatamente cerrar el libro. (Deja en el marcador, por lo que será capaz de
volver a ese lugar con facilidad.) A menudo, usted no sabrá qué emoción mostró una foto, pero
no se ven por segunda vez. Juega tu corazonada, use su intuición, y supongo que si tienes que
pág. 185
hacerlo, porque es posible que haya reconocido la expresión-estos son universales y arraigado,
recuerde, sin que te des cuenta. Escriba una de las palabras de emoción que usted enumeró en
la parte superior de su página o otra palabra que usted piensa que encaja mejor. Haga esto hasta
que haya terminado de ver todas las imágenes catorce.

Ahora es el momento para que usted tenga una segunda oportunidad en la que usted se verá más
tiempo. Es mejor tomar un descanso durante unos minutos y utilizar un pedazo de papel en
blanco por lo que son menos propensos a recordar sus primeras impresiones de cada foto.
Cuando esté listo, sostener el libro con el brazo extendido y mirar cada foto una a la escarcha,
mirando, por sólo un segundo (por ejemplo "uno-uno-mil" a sí mismo poco a poco), y anotando
su interpretación de la cara. Usted podría preguntarse por qué se le dice que busque sólo un
segundo, porque ciertamente expresiones a menudo duran más. Hemos encontrado que durante
la conversación mayoría de las expresiones son entre la mitad de un segundo y dos segundos y
medio.

Mientras que muchos están más largo que el de un segundo, esas expresiones a menudo
compiten por su atención con las palabras de la otra persona, la voz y los movimientos del cuerpo,
así como sus pensamientos acerca de lo que la persona está diciendo y haciendo, por no hablar
de otras distracciones.

Una vez hecho esto dos veces, si usted tiene la paciencia, usted puede ir a través de la prueba
una vez más, tomando como el tiempo que quieras para interpretar las expresiones.

Cuando esté listo para buscar las respuestas, consulte la página 237.

Lleve la cuenta de cuántas tienes derecho por la intuición y por la práctica.

pág. 186
pág. 187
pág. 188
pág. 189
pág. 190
pág. 191
pág. 192
pág. 193
pág. 194
pág. 195
pág. 196
pág. 197
pág. 198
pág. 199
pág. 200
RECONOCIENDO LAS EXPRESIONES-LAS RESPUESTAS

Foto 1
Tristeza leve. Si pensabas que de cualquier palabra relacionada, como "azul" o "abatido" o
"deprimido", que también sería correcto. La expresión se muestra en los párpados superiores
caídos. Cansado o con sueño también podría ser correcto, no porque sea una palabra relacionada,
sino porque los párpados caídos se muestra puede ocurrir en el cansancio, así como la tristeza;
cuando los párpados superiores comienzan a caer en el cansancio, es posible, sin embargo, ver
los ojos pierden su enfoque y un bostezo ocasional o sacudidas de la cabeza. Más acerca de los
signos de tristeza en el capítulo 5.

Foto 2
El asco. Una vez más, una palabra relacionada sería aceptable, pero no uno en la familia enojo,
como molesto o irritado. La clave está en la ligera contracción del músculo que arruga la nariz y
estrecha los ojos. Capítulo 8 explica más sobre cómo distinguir la ira de disgusto.

Foto 3
Tristeza leve, de nuevo, esta vez expresado en los labios con el ligero tirando hacia abajo de las
comisuras de los labios. Compare la posición de los labios en esta imagen con la posición en la
foto 1, en el que los labios están relajados. La tristeza puede ser expresada a través de los labios,
los párpados, o ambos, como se describe en el capítulo 5.

Foto 4
Disfrute leve; cualquier palabra en ese conjunto de palabras complacido, OK, siente bien-- sería
correcto. Comparar los labios en esta imagen con los labios relajados en la foto 1. Capítulo 9
describe la aparición de disfrute.

Foto5
Determinación -o altamente controlada o muy leve enojo (enfado). No se puede estar seguro de
que la única pista es un ligero estrechamiento de presión y de los labios. Usted no quiere perderse
esta idea, a pesar de que es ambiguo, porque si usted lo descubrió en la vida real, probablemente
sería capaz de averiguar si se trata de un signo de la ira o la determinación basada en cuando se
demostró o lo que era se dice por usted o esa persona. Este puede ser uno de los primeros signos
de la ira, alertando a usted antes de asuntos consiguen irreversible; a veces este signo se produce
antes de que la otra persona reconoce que él o ella está enojando. Más acerca de los signos de
ira en el capítulo 6.

Foto 6
Miedo leve o muy controlado. El error más común es interpretar esto como una señal de disgusto.
La clave para el miedo es los labios ligeramente estirados. A veces, cuando una persona está
describiendo o pensando en un momento en que él o ella tenía miedo, pero en realidad no
sintiéndolo en el momento, la persona va a mostrar esta sutil expresión de miedo. El miedo se
discute en el capítulo 7.

Photo7
El asco de nuevo, esta vez muestra no en los ojos o la nariz, pero en el labio superior ligeramente
elevado. Desdén también podría describir esta expresión. El asco es discutido en más detalle en
el capítulo 8.

pág. 201
Photo8

Malestar, infeliz, miserable, perplejo. . . Estas son todas las posibilidades, todas las cuales se
refieren al tema de la ira de tener un obstáculo en el camino de una meta. Incluso podría ser
altamente ira controlada. Las cejas bajadas y párpados inferiores tensos señal ira. Más sobre esto
y cómo saber cuál es en el capítulo 6.

Foto 9
Una expresión enmascarada de la ira. La persona se ve feliz a causa de sus labios sonrientes, pero
las cejas no se ajustan a una emoción agradable. Esto bien podría ser un intento de enmascarar
la ira (la emoción se muestra en las cejas), con una sonrisa de felicidad, una mezcla de ira y
disfrute, o la diversión de ser perplejo o con- fundada. Las cejas en esta imagen son los mismos
que los mostrados en la foto 8, pero el movimiento es un poco más fuerte. Más sobre la ira en el
capítulo 6.

Foto 10
El miedo o la atención sorpresa o simplemente extasiado. Es difícil estar seguro cuando la pista
se limita sólo a los párpados superiores planteadas. Si es el miedo o sorpresa, sería bien poco
sentía o altamente controlado sentimientos más fuertes. El miedo y la sorpresa se explican en el
capítulo 7.

Foto 11

Ira controlada, muy leve molestia más que empezar, o tener problemas para concentrarse en algo
(literal o figurativamente). Cuando la pista es de los párpados tensos, el contexto podría ayudar
en la identificación de la correcta comprensión de las emociones de la persona. Más sobre la ira
en el capítulo 6.

Foto 12
La preocupación, temor o miedo controlado. Esta configuración de las cejas es uno de los signos
más confiables de estos sentimientos. Capítulo 7 muestra en qué se diferencia del registro de
sorpresa en las cejas.

Foto 13

Controlado enojo o molestia. La clave es la mandíbula, que se mueve hacia adelante. Los
párpados inferiores también están ligeramente tensos. Una vez más, el capítulo 6 describe la
gama de expresiones de ira.

Photo14

El desprecio, presumidos o desdeñosa. El endurecimiento de las señales de la esquina un labio


este conjunto de emociones relacionadas. Más sobre el desprecio y cómo se diferencia de
disgusto en el capítulo 8.

No te preocupes por la cantidad que se perdió. La mayoría de las personas que se ven en estas
fotografías brevemente no obtienen más de cinco correcto. Incluso cuando la gente llega a ver
pág. 202
más, la mayoría no reciben más de diez correcta. Son difíciles porque son parciales, ligero, y, a
veces implican dos emociones se funden en una mezcla. Debería ser más fácil de reconocer estas
emociones una vez que haya leído las explicaciones de cómo se ha registrado cada emoción en la
cara y ver muchas más fotografías de expresiones sutiles que le ayudarán a ser más consciente
de estas señales faciales.

Recuerde en la apertura de este capítulo le expliqué que había tres tipos de expresiones-parciales
sutiles, ligeros, y expresiones micro? Es importante tener en cuenta que si usted es capaz de
recoger las expresiones emocionales parciales o ligeras como las de esta prueba, o una expresión
de micro que parpadea brevemente en la cara, no sé por qué la expresión se ha demostrado en
este manera.

Hay varias posibilidades:

Expresión Leve

• A partir de una emoción


• Emoción débil
• Disminución de la emoción
• Error intento de ocultar una emoción

Expresión parcial

• Emoción débil
• Disminución de la emoción
• Error intento de ocultar una emoción

Micro Expresiones
• Supresión deliberada de una emoción
• Supresión inconsciente de una emoción

Con tantas posibilidades, podría parecer que usted no será capaz de utilizar esta información de
manera eficaz. Pero conscientemente reconocer lo que la emoción de una persona se siente es
un gran paso en la mejora de la comunicación. En algunos casos, en función del contexto y de una
expresión parcial o leve, usted puede ser capaz de decir que las emociones de otra persona acaba
de empezar; su reacción durante el período refractario de la persona, lo que se discute en el
capítulo 3, se puede hacer una diferencia. A veces, de hecho, usted puede saber cómo una
persona se siente antes de que él o ella sabe, sobre todo si la señal es una expresión micro que
resultó de la supresión. También puede ser capaz de reconocer que existe la posibilidad de que
una persona está tratando de disminuir o ocultar sus expresiones, y que puede influir en su
respuesta a lo que él o ella está diciendo o haciendo. A medida que se familiarice más con cada
emoción familia descrita en los capítulos 5 a 9, y la práctica de la identificación de expresiones
leves y parciales, usted encontrará que esta información de gran alcance puede ser aplicado a sus
amistades, su lugar de trabajo y su vida familiar.

Para pedir un CD para practicar el reconocimiento de todas las expresiones sutiles que aparecen
en este libro, ir a emotionsrevealed.com. Ese sitio Web también ofrece otro CD para aprender a
reconocer muy breves expresiones micro.
pág. 203
Sobre el autor

Paul Ekman, Ph.D., es profesor de psicología en el Departamento de Psiquiatría de la Universidad


de la Escuela Médica de California, San Francisco. Ha recibido muchos honores, especialmente el
Premio Distinguido Contribución Científica de la Asociación Americana de Psicología en 1991 y un
doctorado honorario de letras humanas de la Universidad de Chicago en 1994. En un reciente
estudio de los psicólogos más influyentes del siglo XX, Ekman fue incluido entre los cien primeros.

Los intereses de Ekman se han centrado en el comportamiento y la comunicación no verbal,


específicamente la expresión y la fisiología de las emociones, así como el engaño interpersonal.
En la década de 1970, Ekman y Friesen psicólogo Wally desarrollado una herramienta para medir
las expresiones en la cara de la Acción Facial Coding System-que es utilizado actualmente por
cientos de científicos de todo el mundo-, el autor o editor de trece libros anteriores, incluyendo
Telling Lies, es consultor frecuente en la expresión emocional a las agencias gubernamentales,
tales como el FBI, la CIA, y la ATF, a los abogados, jueces y policías, y para las empresas, incluidos
los estudios de animación Pixar y Industrial Light and Magic. Él vive en Oakland, Califomia.

pág. 204