Está en la página 1de 9

El día más feliz de mi vida se produjo con el nacimiento de

Richar. Cuanto había deseado ser padre. Ahora por fin podría
transmitir mis valores como persona en la educación de mi hijo
a través de mis experiencias, la de otros y contarle la historia
que conozco desde que el ser humano ha dejado escrito
acontecimientos de la propia u otras épocas pasadas.

Antes de eso, como casi todo en la vida, requiere paciencia y


mucha dedicación día a día. Los primeros meses de tú
nacimiento, sabrás distinguir quien es tú mamá, todo lo
observas y te llamará la atención. En estos meses dependerá
principalmente tú supervivencia del cuidado que te demos tú
madre y yo.

El juego se convertirá en tú mejor aliado para aprender. Te


tirarás horas jugando y pronto aprenderás a jugar con más
niñas y niños.

Pronto empezarás a hacerte preguntas. Hijo jamás dejes de


hacerte preguntas. Pronto te darás cuenta que eso no es nada
importante. Sino el medio para insistir con voluntad y
perseverancia la búsqueda de esas respuestas. Unas veces las
encontraras, otras simplemente las obviarás, están ocultas o
todavía no es el momento de que las respondas, incluso puede
que muchas se queden sin responder.

Sé que ahora mismo estás perdido, no te preocupes eres


demasiado joven para entenderlo, ahora estás empezando a
leer, recuerda ten paciencia. Te preguntarás que es nada,
buscarás esa palabra, encontraras diferente información al
respecto pero si nunca dejas de buscar información, irás
teniendo tú propia definición de la palabra, sí es que vives
siempre, para nunca dejar de buscar. Después buscarás
voluntad y así sucesivamente con las palabras que no
entiendas.

Hijo he de contarte la suerte y la desgracia que has tenido con


nacer es está época. Precisamente la búsqueda de información
ha sido un bien muy exclusivo, no todas las personas han tenido
acceso durante muchísimos años a ella, aunque ahora se ve
como un gran error de la humanidad, cómo había pasado en
otras épocas sólo unos pocos se adelantaban a su época actual,
muchas veces juzgados cómo locos y más tarde cómo genios,
paso lo mismo con las personas que creían que el cambio de la
sociedad capitalista a la nuestra, era algo imposible o a lo que
solían denominar utopía.

Por desgracia el acceso a la información no fue lo más atroz que


sucedió, pero ya te iré contando, para terminar con este primer
ejemplo, tienes que saber que después de someter unos
hombres a otros, esclavos, hubo guerras, dictaduras,
democracias y muertes entre iguales, todo fue mejorando poco
a poco, con altibajos pero mejorando.

Se puede diferenciar que el mundo, si por algo se podía dividir


era por clases sociales, independientemente del país en que te
encontrarás. La información, de la que te comentaba, llegaba a
alguna gente pero muchas veces, por no decir todas, estaba
manipulada. En realidad todo estaba manipulado por unos
pocos.

A la edad de 14 años, estarás en el momento más


conscientemente vital de tus conocimientos, abras adquirido
según mi experiencia el 50% de lo que tú eres.

Creerás que no son muy fiables mis cálculos, ya conoces casi


todo de mí, no he querido perderme ni un día en que no haya
disfrutado de ti, incluso cuando hemos estado alejados o lejos,
había siempre un momento del día que me acordaba de ti,
cuando hablábamos seguía aprendiendo y enseñándote cosas,
con nuestros pequeños gestos de cariño y nuestros particulares
juegos de cachondeo, que nos definen como únicos.

Pero no te estoy hablando de matemáticas, si recuerdas hace


tan sólo 14 años eras totalmente dependiente de nosotros,
ahora ya conoces tú entorno a la perfección, tienes hábitos y
curiosidades, obligaciones y tareas, así como, libertad y
autonomía, vas comenzando a decidir por ti y aprendiendo a
resolver las circunstancias que te presenta la vida en la que te
desenvuelves y a hacerte una idea del mundo en el que vives.
Muchas cosas de las que te cuente ya las habrás descubierto por
ti mismo. Unas veces porque te interesaba e indagaste y otras
porque estabas en el momento, con la voluntad, predisposición
y lugar determinado, para adquirir esa información e interiorizar
tú conclusión en base a ello.

Te acuerdas cuando estuvimos hablando sobre la fe y todo lo


que se ha hablado y creído acerca de ella. Me sorprendió
mucho, yo a tu edad no me daba para pensar en mucho más
que liarme con una chica y los problemas de esa edad en esa
etapa de mi vida. Respecto a mi nacimiento como Cristiano, el
bautizo no lo recuerdo, pero había algo con otro formato al
actual que permitió grabar el vídeo, que creo recordar conservo,
de la comunión recuerdo que creía en Dios para mí, pero la
verdad es que me aburría mucho en las clases, nos trataban
como si tuviéramos que comportarnos como adultos, era otra
época y demasiadas metáforas que tampoco indague para
resolver, a mí principalmente me ilusionaba el día de los regalos
después de esas clases, en las que te jugabas no hacerla si te
portabas mal, pero yo ni tan siquiera sé sí entenderás mis
metáforas.

Esa pregunta sobre la fe sigue sin resolverse, ahora unos siguen


pensando que Dios existe y otros que no. Para mí el que no cree
y tiene valores iguales que los que si creen y lo hacen sin
esperar nada a cambio, me dan más admiración.

Lo importante es que hemos llegado globalmente a un consenso


mayor en que se aclara que somos hombres libres y que hemos
aprendido de nuestra historia pasada, como vas aprendiendo el
hombre es capaz de hacer tanto el bien como el mal.

Me dices que ya conoces que antes había un consenso parecido


que llevaron a cabo las Naciones Unidas con numerosos
acuerdos en favor de los derechos humanos, que incluso antes
se diferenciaba en más específico con los derechos del niño.

Sí, es difícil entender para tú generación un lugar donde los


niños y niñas del mundo no tuvieran acceso a los recursos más
básicos para sobrevivir o ser protegidos de los adultos.
Pero eso hijo, estuvo muchos años sin llevar a cabo. Llevo
mucho darse cuenta que es lo que hacía que predominara el mal
sobre el bien. Justo cuando la tierra, está en la que vives,
comenzó a avisar al hombre, ya que este vivía en su
individualismo y algunos por encima de sus necesidades cuando
otros se morían de hambre. Te preguntas como pudo
mantenerse una sociedad global en un sistema individualista.

Yo tampoco lo sé o sí, pero no sé cómo pude estar tan ciego


para no haber visto la solución por mí, pero sobreviví a los
golpes que la naturaleza enviaba sobre su enemigo número uno.

Por eso hijo cada día es el último, porque el futuro es incierto.


Lamento comenzar con la mala herencia o noticia que tenía que
contarte.

Intento enseñarte cada día, desde tu nacimiento a que no


tengas miedo a caerte, te levantes una y otra vez, y así no sólo
has perdido el miedo a andar, sino que ya corres como una
gacela, era un animal que en mí época quedaban muy pocos y
aunque estuvo en peligro de extinguirse al final se extinguió. Yo
no aprendí así, fácil verdad objetiva, puesto que creo que cada
uno es un mundo y percibe la realidad de manera diferente a los
demás, porque no hay otro ser igual en la tierra, o cómo digo
yo, cada persona es su propio Dios, tiene el poder de incluso
parar el mundo. Pronto sabrás cómo aprendí a parar el mundo
sin saber que lo estaba parando hasta que lo leí en un libro.

El lenguaje y la transmisión de este ha sido el vehículo para ver


la sociedad que tienes el placer de ver, querido Richi.

Ya que insistes en indagar más sobre el porqué del


individualismo y me presentas nuevos datos al aunar varias
fuentes de información y dar tú opinión constructiva sobre ello,
te daré mi punto de vista.

Es cierto que existía la solidaridad y que las familias se


apoyaban en su gran medida, como dices. Para mí el problema
radico en el sistema desigual y nada equitativo que existía, los
que gobernaban no daban ejemplo pero pretendían mantener
una sociedad ejemplar y seguidora de sus vaivenes. Estos son
los verdaderos culpables a lo largo de la historia pasada que se
diera la sociedad que se dio.

Las familias se apoyaban y luchaban por vivir en esa sociedad


pero normalmente lo hacían en perjuicio de otras familias, por lo
que estaban enfrentadas. Todos tenían formas diferentes de ver
la vida, incluso dentro de la misma cultura. Se dividían por
países y por razas, había fronteras y vayas que impedían el
paso de unos territorios a otros. Muchos vivían en sus países en
plena guerra de intereses por el poder para gobernar a todos y
lucrarse unos pocos a costa de vergonzable cifra de muertes
inocentes.

Las guerras evolucionaron su metodología con los años, se


podía destruir a tantas o más personas con las guerras que
mantenían los gánster económicos del siglo XXI.

Hasta que no paso el desastre no nos dimos cuenta que éramos


nosotros los que habíamos causado tal furia. Nosotros que
teníamos el poder de en nuestra vida ser un pequeño Dios cada
uno de nosotros, junto lo bueno de cada uno de las religiones
que existían, sabíamos unos pocos que deseábamos que llegara
un mundo mejor y para que eso sucediera la gran mayoría
supimos simplificar el mensaje y aunar el mensaje común de
paz consigo mismo y con el prójimo, sabiendo que esto que
había sucedido lo habíamos propiciado nosotros y que solo
nosotros unidos podríamos cambiarlo.

Para que te hagas una idea de la magnitud, recuerdo que el 30


de octubre de 2011 se alcanzaron los 7000 millones de personas
y quedamos menos de la mitad. Esto desgraciadamente fue la
causa de nuestro cambio aunque como te contaba antes y sobre
todo con la globalización, se sucedieron importantes
revoluciones contra estos pocos que antes dominaban sin
conciencia y multitud de adjetivos negativos, recuerdo el 15 de
Mayo del mismo año promovido por Españoles que se echaron a
la calle en protesta contra el sistema que los gobernaba y no los
representaban. Posteriormente fueron la imagen donde se
reflejaron otros pueblos.
Me gusta cuando me preguntas sobre mí. He tenido que
comenzar así para que me puedas entender. No te quedarás sin
saber nada de mí. La riqueza se encuentra en los demás, de
ellos aprenderás a moldear tu ser propio y por consiguiente a
ser tú mismo. No corras todo lo sabrás a su debido tiempo.

Lo más importante que has de saber de mí es que eres lo que


más quiero, eso me lo enseñaron mis padres y no dudo que tú
para mí, serás igual.

Muchas veces creerás y dudarás que eso sea cierto, es normal


no siempre es fácil entenderse ni entender a los demás. Eso lo
descubrirás con los años, es posible que digas si es mis
primeros 14 años he aprendido el 50% de lo que aprenderé
llegará un momento en que llegue al 100%. Lo dudo mucho,
hasta ahora yo no me he enterado de nadie pero ya no me
atrevo a decir que sea una utopía.

Creces a pasos agigantados, tus motivaciones y hábitos son


admirables. Cuando yo crecía, jugábamos al bote bote, ese
juego es llamado de multitud de nombres y es un juego que
también han jugado tus abuelos. Ellos nos enseñaron el juego
de las canicas, las chapas tanto en ciclismo, Indurain arrasaba
por esa etapa de mi vida, cómo de futbol, juntos creamos las
porterías con redes y una caja a modo de vídeo marcador, ellos
tenían un aro y un palo con un arco final que con el hacían rodar
al aro, posteriormente se inventó el aro, que simplemente
consistía en hacerlo girar alrededor del cuerpo.

Los inventos han sido la evolución marcada de los logros del ser
humano tanto bien como para mal.

Pero si algo me gustaba a tu edad era ver películas, ahora sé


que son sueños hechos realidad, su versión de un
acontecimiento, de una historia, ideas que una vez pensadas se
plasmaron en un largometraje.

De adolescente me encantaban las películas del oeste, los


caballos, y de lucha, el espiritú de superación. Ahora tengo una
lista de películas que me gustaría que vieras que probablemente
no verás muchas. Cuando estés castigado veremos una. El
placer por leer lo empecé más tarde, no puedes ser un buen
lector si no lees pero no leerás lo que no te apasione, no
siempre se encuentra un buen libro a la primera. Muchas veces
te recomendarán un libro que te guste quien mejor te conozca,
otras te lo encontraras por casualidad o el te buscará.

Sabes que no soy escritor, pero estás leyendo un libro mío, hijo
a eso es a lo que me refiero hay cosas que harás que no sabes
porque las haces pero sientes que tienes que hacerlo y eso es lo
que activa tu voluntad y sólo así a veces los sueños se hacen
realidad.

Al principio creía que lo que tenía que moverme en lo que me


gustaba, y tenía que probar para saber qué es lo que me
gustaba y el que no. Siempre me han gustado los paisajes,
subirme en lo alto de la montaña lo que más. Qué pena que no
tengamos los paisajes que yo pude ver. Se decía que una
imagen vale más que mil palabras, que razón hay momentos y
como todos son únicos, irrepetibles, que hacen tan especial
cada momento cómo el apreciar un atardecer desde lo más alto
con un aire puro dándote energía.

La energía en las personas es algo de lo que he leído en varios


libros, estos predecían que cada uno en su vida encuentra a
unos cuatro. Algo parecido decía Albert Espinosa, gran
admirador de él me siento, Amarillos, así los llamaba en su libro
El mundo amarillo, otro libro importantísimo que explica de una
forma muy interesante y bonita la vida de Sofía aprendiendo
sobre la filosofía, El mundo de Sofía.

Verte pintar me llena de una gran satisfacción, el dibujo y yo


hemos tenido nuestra pelea y tensión, pero al final conseguí
vencer el miedo y soltarme, tuve quien me enseño, estudie lo
que se llamaba el bachillerato de Artes.

Antes no podías aprender todo lo que te interesara, todo estaba


dividido en función de la profesión o función que ibas a
desempeñar en la vida o por lo menos por la que desde los 16
años empezabas a elegir, acabaras acertando o no, si te dabas
cuenta que lo que estudiabas no te gustaba, tenías dos opciones
hacer lo que crees que te gusta y que sientes que quieres hacer,
siempre que pudiera permitirse tú familia que tú volvieras a
estudiar, o seguir en un trabajo para el que estás preparado
pero no te gusta, y eso en el caso en que tengas trabajo.

Yo no solo lo acerté, sino que antes lo consulte y reflexione con


ayuda del orientador que había en el instituto. Yo no sabía cuál
iba a ser mi profesión, pero antes se elegía en función de las
posibilidades que veías en ti para alcanzar el aprobado con la
base de los recuerdos de las experiencia escolar que has
adquirida hasta ese día.

Hoy día tampoco soy artista, pero cuando estoy perdido,


confuso, cuando siento que no se expresar lo que siento,
cuando quiero parar el mundo, cojo un pincel y lo deslizo por el
papel, no soy yo, no planeo solo me dejo llevar, mi yo me guia,
él dibuja por mí.

Qué como lo hago me preguntas. No se después de lo que te he


dicho observo esos aparentes borra jetos por el papel y es
cuando voy viendo cosas, voy coloreando, creando a partir de lo
que me imagino que mi yo me está diciendo, o ese azar de
trazos me recuerdan a algo que soy capaz de representar y
plasmar con unos retoques sobre lo ya pintado. Pero sobre todo
me relaja y me divierte.

Nadie busca lo que ya tiene


Al momento de despertar de la noche anterior, no recordaba
nada, me desperté con la sensación de haber estado durmiendo
más de un día seguido, por un momento, dudé y di la luz. Todo
había cambiado, todo lo había soñado y tú, no estabas, ni tan
siquiera has existido más de 9 horas de sueño, pero ha sido el
momento más feliz de mi vida el poder recordarte.