Está en la página 1de 11

El futur o

es
emenino
C
En 2007, hablar UANDO SE UTILIZA EL TÉRMINO IGUALDAD, PARECE QUE
nuestra mente retrocede hasta la Revolución Francesa, allá por 1789,
de igualdad en un país que es cuando comienza a defenderse tan encomiable deseo y uno
recuerda, por ejemplo, a Olimpia de Gouges, quien en dicha revolu-
ción proclamó la Declaración de los Derechos de la Mujer y sólo por
desarrollado como el
ello Robespierre la llevó a la guillotina.
A pesar de que a lo largo de la historia son muchas las mujeres que se han enfren-
nuestro suena un poco tado a propios y extraños para reclamar y conquistar una más que deseada igualdad,
ésta es todavía una quimera. Los casos como los de la poeta Safo, maltratada por
a rancio, o trasnochado sus coetáneos colegas literarios; Hypatia, matemática, filósofa y astrofísica que fue
eliminada por ser mujer y pensar; Juana de Arco, una gran estratega militar; Beatriz
si me apuran, a pesar de Die que, con su pluma y utilizando el altavoz de sus novelas, propugno la libertad
sexual de la mujer; o los de las sufragistas Elisabeth Stanton, Lady Pankhurst o Emily
de que la desigualdad Davidson, que lucharon durante el siglo XIX para que, a principios del siglo pasado,
el voto de la mujer fuera ya un derecho1 , son sólo algunos ejemplos de luchadoras
siga siendo la tónica infatigables que dieron su vida por lo que hoy tenemos.
Por reconocimiento hacia ella, permítanme que les ponga un ejemplo español
dominante de una auténtica mujer, que quizá haya sido una de las más luchadoras y admira-
das, y a la que –tanto hombres como mujeres– debemos mucho en el terreno de
la igualdad. Me estoy refiriendo a Mercedes Fórmica, que en el año 2002 murió
de Alzheimer, y que hace ya más de 50 años que luchó, convenció y fraguó gran
parte de la historia.
El 7 de noviembre de 1953, Luis Calvo, que era por aquel entonces director de
Texto: José Manuel Casado González
ABC, se arriesgó a publicar un artículo que le había enviado una abogada gaditana
Ilustración: Víctor Rivas
“Protagonistas que cambiaron las cuevas por los techos de cristal”. Diario Expansión. Miércoles 7 de
1

marzo de 2007.

44 mayo | junio
llamada Mercedes Fórmica. Durante Desde entonces, los jueces pudieron ocupo por un tema como el de las mu-
tres meses la censura, consciente de sus decretar que fuese la mujer la que dis- jeres, es porque no puedo comprender
consecuencias, había mantenido con- frutase de la vivienda conyugal tras la que más de la mitad del capital humano
gelado el texto. El artículo, llevaba por separación. También eliminó la figura que tenemos en las organizaciones no se
título “El domicilio conyugal”. Merce- degradante del “depósito de la mujer”, esté gestionando adecuadamente. Estoy
des escribió este artículo tras conocer ese derecho-obligación del marido de convencido de que subestimar así las ca-
la brutal agresión sufrida por Antonia “depositarla” en casa de los padres o en pacidades femeninas es un despilfarro
Pernia Obrador a manos de su esposo. un convento. Además se limitaron los que no se puede permitir un mundo
“Mujer apuñalada por su marido” fue poderes casi absolutos que tenía el ma- como el nuestro en el que conocimien-
el escueto titular con el que los pe- rido para administrar y vender los bie- to es el único capital de las instituciones.
riódicos contaron el suceso. No era la nes del matrimonio, y permitió que las Por tanto, considero la gestión del capi-
primera vez que el marido maltrataba mujeres viudas que contrajesen nuevo tal humano femenino como una gran
a la mujer, pero aquel día su marido matrimonio pudieran mantener la pa- oportunidad para mejorar una nueva
fue más lejos y zanjó la discusión con tria potestad sobre sus hijos. empresa, pero, para ello, es necesario
doce puñaladas; probablemente en su Mercedes Fórmica reclamó la eli- reinterpretar los paradigmas.
defensa dijera que se le fue la mano. minación de otros preceptos legales El referente actual de igualdad del
La pobre Antonia había intentado va- que atentaban contra la dignidad de hombre y la mujer es el primer error.
rias veces separarse, pero el abogado la la mujer, como el tratamiento discrimi- Que la interpretación de ese referente
había disuadido advirtiéndola que per- natorio de la mujer adúltera frente al sea hecha principalmente por mentes
dería su casa, sus hijos y todo cuanto hombre adúltero en el Código Penal. masculinas es el segundo error de un
tuviera. De esta forma, la única salida En este caso no tuvo tanta fortuna: sólo problema del que se habla mucho, del
que le quedó fue aguantar y resignarse, la democracia, en 1978, despenalizaría que se hace poco y, cuando ese poco se
hasta el límite de jugarse la vida en el el adulterio. Poco antes se había elimi- hace, se suele hacer –siempre según mi
verano de 1953. nado la licencia marital y la obediencia modesto entender– bastante mal.
Hasta entonces, una ley injusta, ar- al marido, que hasta 1975 no es que
bitraria y discriminatoria para las mu- fueran costumbres, eran obligaciones Hace años que me pregunto ¿por
jeres, había convertido a Antonia en legales. ¡Antes de ayer! qué la empresa habla tanto de talento,
prisionera de un hogar que terminó La activa participación de Fórmica busca incluso lemas y eslóganes para
siendo una cárcel en la que le aplica- fue un importantísimo primer paso enarbolar en foros públicos y en me-
ron la pena capital, como a otras mu- con el que se inició un camino que dios de comunicación, se apunta y dice
chas mujeres en España. culminaría un cuarto de siglo después, estar inmersa en una autentica Guerra
Esta situación, de absoluta subordi- cuando la ley reconociera ¡en 1981! la por el Talento y luego hace tan poco
nación de la mujer al marido, espejo plena igualdad del marido y la mujer por retener y gestionar el mismo?
del sometimiento civil que había termi- en el matrimonio. Cuando se hace una Piense en la pregunta que acabamos
nado por convertir a la mujer en una cierta anamnesis histórica, se puede de hacernos, cuando hay un expedien-
ciudadana de segunda, una especie de comprobar que fue prácticamente ayer te de regulación de empleo ¿cuál es
“ser sin alma” y que sólo tenía derechos, cuando todo ocurrió. el criterio fundamental que se tiene
fue lo que crispó a Mercedes y la llevó a en cuenta? Sí, sí, no se equivoca, es la
emprender una lucha que culminó con edad; y a todas las partes implicadas les
una de las conquista femeninas más im-
La disociación cognitiva da igual que los que superan el dintel
portantes. Me dedico a la gestión empresarial y de edad establecido sepan o no, tengan
Después de cinco años de guerras dia- aconsejó a organizaciones sobre pro- un conocimiento único o no y posean
lécticas entre voces de abogados –en la cesos para mejorar sus resultados. Pro- una experiencia irreemplazable o no.
que la única femenina era la letra y voz fesionalmente tengo que decir que, al Siga el mismo razonamiento ¿por
de Mercedes (aseguran que escribía de escribir este artículo, mi motivación es qué si las mujeres son una fuente de
maravilla)– finalizaron con una modi- más la mejora del rendimiento huma- talento no se sabe gestionar ni aprove-
ficación del Código Civil. Esta reforma no que la justicia social; aunque éste sea char esta fuente de capital?, ¿no le pa-
de 1958 sustituyó el concepto “casa del para mí, por supuesto, casi un anhelo, rece que este planteamiento disocia a
marido”, con el que se definía la vivienda como espero que lo sea para aquellos propios y extraños?, ¿hasta cuándo va a
común del matrimonio, para transfor- que ahora leen ahora estas líneas. seguir esta disociación?
marlo en el “hogar conyugal”, el término Con esta premisa me gustaría dejar Mi tesis optimista –les confieso que
propuesto por Mercedes Fórmica. claro desde el principio que si me pre- sólo tengo esta– es que esta anacrónica

46 mayo | junio
situación no va a durar mucho, porque nas un “segundo histórico” cuando la
o se aprovecha el conocimiento, las ha- sociedad (sólo en los países desarrolla-
bilidades y el talento natural de las mu- dos) comienza a elaborar un discurso,
jeres, o este mundo y sus organizaciones –todavía teórico a mi entender– sobre
quizá no resuelvan nunca sus grandes la igualdad de género y la necesidad de
incógnitas sociales que hoy ya les inmo- considerar al hombre y a la mujer igua-
vilizan. les. Que hayan tenido que pasar casi 65
millones de años para que nos demos
cuenta de esta evidencia dice muy poco
El siglo de lo social de la razón que diferencia a nuestra es-
Sostengo, porque estoy convencido de pecie de la animal.
ello, que si el siglo XX ha sido un siglo
en el cual los problemas económicos
han ocupado la agenda de los respon-
¡Vivan las diferencias!
sables empresariales, en el siglo XXI Que digamos y nos creamos que los
serán los problemas sociales de los que hombres y las mujeres somos iguales es,
tendremos que ocuparnos en mayor como ya hemos señalado, un grave error
medida. que cometemos para abordar el proble-
Globalización del terrorismo, gober- ma; porque una cosa es que se tengan los
nabilidad del mundo, hundimiento mismos derechos –no faltaría más– y otra
de la industria, fractura del estado del que digamos que el hombre y la mujer
bienestar, inmigración, envejecimiento somos iguales, cuando realmente somos
de la población, incorporación natural bastante diferentes3.
de la mujer al mercado de trabajo, etc Digo que somos diferentes no sólo
serán asuntos de los que no sólo de- anatómicamente, sino también por la
bemos preocuparnos, sino ocuparnos forma de percibir y actuar en el mundo;
con los cinco sentidos, y quizá con una y a estas últimas diferencias son a las que
aproximación distinta a como lo está principalmente me refiero. Si desean
haciendo el modelo “macho” de gestión convencerse, lean la magnífica obra de
típico de las organizaciones de nuestros Helen Fisher4 y verán que tengo razón.
días. Esta autora asegura que los hombres y
Para resolver estos grandes retos las mujeres tienen un número diferente
sociales necesitamos también el talen- de capacidades innatas. Las mujeres po- Si quiere encontrar más diferencias,
to natural de las propias mujeres. Las seen un talento natural para el uso de la también sustanciales, sobre la percep-
tendencias actuales apuntan a que mu- palabra; capacidad para leer señales no ción, interpretación y acción sobre y de
chos sectores de la comunidad econó- verbales; sensibilidad emotiva; empatía, la vida de los dos sexos, le recomien-
mica del siglo XXI van a requerir las paciencia y habilidad para hacer y pensar do que no deje de leer el famoso libro
cualidades excepcionales que las fémi- varias cosas a la vez; tienen una inclina- (debe ir por la 20º edición) de Allan
nas poseen. ción natural por el largo plazo, capaci- y Bárbara Pease, titulado: ¿Por qué los
La Tierra está habitada por casi dad para entablar relaciones y negociar, hombres no escuchan y las mujeres no saben
6.500 millones de personas, más de la preferencia por cooperar y llegar a un leer los mapas? En él encontrará monto-
mitad son mujeres y esta proporción consenso y dirigir mediante equipos de nes de razones que demuestran nues-
mayor del sexo femenino ha sido así trabajo integrado por iguales. Además, tras afortunadas diferencias. Sustentan
desde que el ser humano habita en las investigaciones5 indican que las mu- sus conclusiones sobre investigaciones
ella2; sin embargo, y como ya hemos jeres son más perfeccionistas, ordenadas, de los últimos descubrimientos en pa-
connotado, me llama la atención y me organizadas, constantes en el trabajo y leontología, etnología, psicología, bio-
sorprende que no sea hasta hace ape- más comunicativas. logía y neurología que demuestran que

2
“Para los paleontólogos el punto de inicio de la historia de la humanidad empezó con la aparición de los primates, hace unos 65 millones de años.
3
Casado. J.M: “La fuerza de la razón”. Revista Cibeles, enero 2007.
4
Helen Fisher. “The First Sex: The Natural Talents of Women and How They Are Changing the World”, Randon House, 1999.
5
“Diferencias entre hombres y mujeres para el trabajo”. Nueva Empresa nº 454, septiembre 2001.

T&DD | 64 47
somos iguales y diferentes. Iguales, a distancia, por qué no escuchan, por mundo laboral en el momento de for-
porque legal, política y moralmente qué odian equivocarse, etc?, ¿por qué mar una familia o de tener hijos– resul-
somos y debemos serlo; y diferentes, las mujeres hablan más, por qué usan tan muy interesantes. Ello ha inducido
porque la ciencia lleva años diciendo los lavabos como salas de reuniones? o a una política de atracción: ha apare-
que nuestros cerebros en un principio ¿por qué los hombres podemos hacer cido una oferta de puestos de trabajo
eran idénticos, pero desde la época de de los comentarios de fútbol una obra que resultan más atractivos para las
las cavernas tomaron caminos diver- literaria o una tesis con fundamentos mujeres que tienen obligaciones de
gentes. heurísticos? Si no hay diferencias ¿por tipo familiar. Estos puestos de trabajo
Las diferencias existen y están ser- qué tantos porqués? se caracterizan fundamentalmente por
vidas. Si no pregúntense: ¿por qué las la flexibilidad de horario y por el des-
mujeres son capaces de ver si alguien empeño a tiempo parcial, permitiendo
miente o de detectar los sentimientos Un mercado de trabajo a las mujeres que así lo deseen com-
de otros con sólo mirar a la cara?, ¿por que todavía patibilizar sus obligaciones laborales y
qué en cambio los hombres no encon- no es humano domésticas.
tramos las cosas en la nevera o en el Hace tres o cuatro años se estimaba
trastero por más que las buscamos?, Uno de los hechos más característicos que en el año 2010 el 50 por ciento de
¿por qué un hombre no puede leer el del mercado laboral en las últimas dé- la fuerza de trabajo total sería de sexo
periódico y escuchar una conversación cadas es la progresiva incorporación de femenino. Afortunadamente, hoy ya
a la vez y las mujeres sí?, ¿por qué los la mujer. La tasa de actividad femenina casi es así. Este crecimiento será ma-
hombres somos mejores jugando al –mujeres que trabajan o que buscan yor en países como España. En estos
billar, a los dardos, practicando o es- empleo– se ha visto incrementada con- momentos, y según datos de la EPA6,
tudiando matemáticas o física?, ¿por siderablemente en los últimos años. por primera vez en la historia del tra-
qué a las mujeres se les dan mejor las Sólo como ejemplo podríamos subra- bajo la tasa de participación femenina
letras?, ¿por qué las mujeres tienen una yar que en el 2004 se incorporaron al es de 47,93% por ciento (9.030.600 de
capacidad casi innata para el arte y la mercado de trabajo español 341.300 los 21.530.100 ocupados), aunque aún
música?, ¿por qué mi gran amiga Ánge- personas, de las cuales 253.500 eran queda lejos de la de algunos países eu-
la Trajano descubrió la pintura después mujeres. ropeos, cuya tasa de participación fe-
de los 40 y en poco más de cinco años Para un gran número de empresas, menina es incluso del 55 por ciento.
se convirtió en una gran artista?, ¿por ciertas características de este colectivo Nuestro país no se pondrá al nivel de
qué los hombres juegan con el mando –que es más frecuente que abandone el la UE en empleo femenino hasta el año

FIGURA 1. PORCENTAJE DE NÚMERO DE HORAS DE TRABAJO POR SEXO

100

80

60
Hombres
40 Mujeres

20

0
0 _10 11_21 21_30 31_35 36_40 41_50 51_60 60

48 mayo | junio
sociales, las mujeres destinan menos dijera Henrik Johan Ibsen “nuestra so-
tiempo, y en forma más discontinua, al ciedad es masculina y hasta que no en-
trabajo que los hombres; de esta forma tre en ella la mujer, no será humana”.
su capital profesional y personal es me-
nor y, en consecuencia, sus niveles de
ingresos también son más bajos; esta
Empleo versus carrera
tendencia se acentúa cuando la mujer Cuando la mayoría de la población es
se casa y aún más cuando tiene hijos. femenina y la fuerza de trabajo parece
Esta es la conclusión que se desprende dividirse en mitades iguales entre los
del estudio “Mujer y trabajo” elaborado dos géneros, las estructuras de man-
por la empresa Randstad8. do siguen siendo abrumadoramente
Según la encuesta del European grises y masculinas. Hay algo que no
Labour, también influye el hecho de encaja, y “como ejemplo un botón”:
que alrededor del 25 por ciento de las las mujeres apenas ocupan un tímido
mujeres en edad de trabajar eligen vo- porcentaje de los puestos directivos.
luntariamente la opción de atender las En Estado Unidos sólo un cuatro por
tareas domésticas; mientras que el 53 ciento de los máximos ejecutivos son
por ciento de las españolas prefieren mujeres. En Europa, los porcentajes
quedarse en casa si el marido trabaja. son parecidos, aunque algunos estu-
Por otra parte, el 48 por ciento de las dios señalan que este porcentaje baja
mujeres no han trabajado nunca des- hasta el tres y en Japón apenas supone
pués de casarse frente al solo 0,4 por el uno por ciento. El último informe
ciento de los hombres. El 58 por ciento de Spencer Stuart de 2006 descubre
de las propias mujeres considera a los que en España ya hemos alcanzado el
niños como un obstáculo para su vida cuatro por ciento. Sin embargo, y de
laboral, según se desprende del infor- acuerdo con el más reciente análisis
me “Fecundidad y valores en la España de la Tuck School of Business, habrá
del siglo XXI” realizado por CSIC y en que esperar hasta el año 2010 para
el que han sido entrevistadas 9.737 mu- que la proporción de las mujeres que
jeres9. marquen el rumbo de las empresas
Desde luego la responsabilidad so- sea del 4,9 por ciento. En este mismo
cial, atribuida tradicionalmente a las estudio se señala además que, anali-
mujeres, de mantenimiento del hogar zadas las mil empresas más grandes
–que incluye el cuidado de los hijos, de Estado Unidos, el denominado
de los mayores e incluso del marido- la “techo de cristal” existe en la mitad
propia maternidad, la elección perso- de estas compañías, en las que la pre-
20507. Bruselas descarta que el objetivo nal de la mujer por su propia respon- sencia de la mujer no existe.
de que 6 de cada 10 españolas trabajen sabilidad y condición femenina, la no Actualmente, las mujeres han con-
en el año 2010 sea alcanzable porque suficientemente evolucionada mentali- quistado todos los ámbitos formativos
existe un déficit significativo de aten- dad masculina, la complicidad del sis- y laborales, excepto la alta dirección.
ción a la infancia y las medidas de con- tema educativo con la actual situación, Superar el llamado “techo de cristal” o
ciliación están poco desarrolladas y, yo así como la ausencia de infraestructuras “glass ceiling”, esa franja invisible pero
añadiría, porque la cultura de atención realmente efectivas para el cuidado de existente entre las mujeres y los hom-
a la infancia y los ancianos pone la res- los dependientes, están en la raíz etio- bres en la alta dirección, es complica-
ponsabilidad, casi exclusivamente, en lógica de un mercado laboral diseñado do máxime en un mercado escrito con
las “anchas” espaldas femeninas. todavía por una mentalidad masculina. renglones de testosterona.
Quizá por ello, y porque no tienen Quizá por ello, el mercado de trabajo Quizá las razones sean las barreras
suficiente soporte o infraestructuras todavía no sea humano, porque como culturales y sociales que pone la em-

6
EPA. Encuesta de Población Activa. 28 de julio de 2006.
7
El Economista, lunes 9 de octubre de 2006.
8
Diario Expansión. “Familia y trabajo, ¿compatibles?”. Viernes 20 de octubre de 2006.

T&DD | 64 49
FIGURA. 2. DISTRIBUCIÓN POR SEXOS EN LA PRESIDENCIA Y EN LOS
CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN DE LAS EMPRESAS DEL IBEX-35

94,59 97,44 97,12 100,00

Hombres
Mujeres
5,41 2,56 2,88 0
Presidentes/as Vicepresidente/a Consejeros/as Consejeros/as
secretarios/as

presa y el modelo social imperante; mente, suponen horarios amplios12 mujeres a puestos directivos sigue sien-
problema con el que están sensibiliza- y dilatados, viajes y desplazamientos, do meramente representativo.
das muchas empresas y que están inten- comidas e incluso cenas que roban La gran mayoría de las mujeres
tando resolver. En este sentido, una in- más tiempo del necesario. Si a ello le directivas –o ejecutivas, si lo prefie-
vestigación de Catalyst10 (organización unimos la cultura de permanencia en ren– trabajan en empresas sin personal
estadounidense que lucha por el pro- la empresa, aún vigente en muchas asalariado, con una cifra que asciende
greso de la mujer), realizado entre 600 organizaciones, la jornada de la mu- al 47,61 por ciento. En cuanto a las em-
directivos de grandes corporaciones jer se hace interminable13. presas más grandes, su participación
mundiales, ponía de manifiesto que el España no difiere de Europa y, en en los puestos directivos disminuye
mayor obstáculo que tienen para pro- nuestro país, apenas el 18 por ciento considerablemente, como ya se ha vis-
gresar en la carrera profesional con sus de los puestos directivos están ocupa- to. Esto es lo que ocurre en el sector
colegas masculinos, lo conformaban dos por mujeres. Según datos del Ins- privado. Considerando los cargos de
“los estereotipos y la concepción erró- tituto de la Mujer, de los directivos de responsabilidad en las Administracio-
nea del papel y capacidad de la mujer”; las empresas que componen el IBEX- nes Públicas esta cifra asciende al 32,22
el segundo obstáculo era la propia “es- 35 sólo el 5,41 por ciento son mujeres. por ciento.
casez de modelos femeninos y la falta El porcentaje se reduce considerable- Y las cosas no van arreglarse por mu-
de experiencia en dirección11”. mente si se alude a la alta dirección o al cho que se regulen. La reciente aproba-
La responsabilidad que la mujer consejo de administración, donde sólo ción por el Congreso de la Ley Orgánica
asume en la familia –el cuidado de los el cuatro por ciento de los asientos de de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hom-
hijos, del marido, de la casa y de los las empresas que conforman el selecti- bres, en la parte que contempla la obliga-
padres–, en muchas ocasiones, hace vo índice bursátil IBEX-35 está ocupa- ción de las empresas de que las mujeres
que éstas estén infrarrepresentadas do por mujeres. Insistimos, aunque la ocupen al menos el 40 por ciento de los
en cargos ejecutivos que, habitual- tendencia es creciente, el acceso de las puestos de dirección en el consejo de

9
“La traba de los hijos”. ADN Week, viernes, 16 de marzo de 2007.
10
Catalyst es la organización más importante a nivel mundial especializada en investigación y asesoramiento profesional sobre mujer y trabajo.
11
Diario Expansión, 18 de junio de 2002.
12
Mi amiga y experta Nuria Chinchilla, profesora del IESE, suele decir que los directivos “entramos a trabajar a la hora que Dios manda y salimos cuando Dios quiere”.
13
Durán, María Ángeles, “La jornada interminable”, 2001.

50 mayo | junio
FIGURA 3. DIRECTIVAS

47,61
A 46,07 45,45 45,61

37,29 37,93 38,78 39,22

31,59 32,22
30,27 30,75 28,10
25,47 25,15 26,43
%

16,87 18,56 18,17 18,74

2001 2002 2003 2004


Total población ocupada
Dirección de las empresas y la Administración Pública
Dirección de la Administración Pública y de empresas de 10 o más asalariados/as
Gerencia de empresas con menos de 10 trabajadores/as
Gerencia de empresas sin asalariados/as

administración dentro de ocho años, es No se trata de establecer porcen- que “las mujeres tienen un empleo,
una ofensa para los talentos femeninos tajes, eso no es justo, y a las mujeres pero no una carrera”.
que eligen competir con y como los luchadoras que eligen la opción de
hombres. Lo que hacer falta es educa- dirigir no les gusta pensar que la situa-
ción, cambio de mentalidad y reinventar ción que alcanza, normalmente con
A pesar de los pesares
el propio concepto de trabajo. más esfuerzo que sus colegas varones, Los datos demuestran que las empresas
Mi amiga Pilar Trucios14 escribía en pueda ser atribuida por alguien a una creadas por las mujeres duran más que
su periódico una tribuna que títuló “Sr. inmerecida posición concedida por las que crean los hombres; de esta for-
Zapatero: deje de resolverme la vida” y cuota reglamentaria. Probablemente, ma sólo el 13,7 por ciento de las empre-
decía literalmente: “¿Se habrá imagina- los poderes públicos harían mejor si in- sas creadas por las mujeres mueren al
do el presidente del Gobierno lo que virtiesen más en educación de la pobla- segundo año, frente al 20,3 por ciento
debe sentir una mujer que se ha deja- ción y en infraestructuras para mejorar de las establecidas por el sexo mascu-
do la vida en el camino para alcanzar los cuidados. Si intervienen demasiado lino15. Asimismo, los últimos estudios
la dirección cuando esté rodeada de fé- y lo hacen, como lo están haciendo, demuestran que la permanencia de las
minas que no han llegado por méritos, corren el riesgo de que los perjuicios mujeres en puesto de alta dirección es
sino por cuota del 40%? ¿Se habrá plan- superen a los beneficios. El cambio su- mayor que en el caso de sus homóni-
teado qué debe sentir la que es aupada pone un cambio de mentalidad y debe mos masculinos; el 64 por ciento de las
por cuota mientras el resto de colegas de hacerse gradualmente y por conven- directivas permanecen en el puesto dos
la miran observando su cara de inútil?”. cimiento. años frente a sólo 56 por ciento de los
Pilar terminaba aplicando el sentido Visto lo visto, y teniendo en cuenta hombres.
común de una ejecutiva como ella: ayu- la crueldad de los datos, tendríamos A pesar de todo las mujeres están es-
da y educación. que compartir con la revista Newsweek calando posiciones insospechadas hasta

14
Trucio, Pilar. Expansión&Empleo, sección “Ojo Crítico”, Madrid, 10 de marzo de 2006.
15
Diario Expansión. “Ellas también buscan crear su propio negocio”. Martes, 10 de octubre de 2006.

T&DD | 64 51
hace apenas unos años. Piense en el mun-
do de la política y se dará de bruces con FIGURA 4. DECÁLOGO DE DIFERENCIAS
realidades elocuentes; como ejemplo,
vale un botón: Angela Merkel gobierna
la poderosa Alemania, uno de los países Ellos Ellas
más importante del mundo, Condolezza Compiten Cooperan
Rice ordena a la mayor fuerza militar del Énfasis en el qué Énfasis en el cómo
mundo, Esperanza Aguirre gobierna la Razón Emoción
principal comunidad autónoma españo- Cabeza Corazón
la, etc, etc.
Imposición Relación
Ahora fíjese en la empresa: mujeres que
Pensamiento Comunicación
así lo eligen ocupan puesto directivos igual
que los hombres y lo hacen con los mismo Analíticos Sensitivos
o mejores resultados. Recuerde a Anita Hablan consigo mismo Hablan con los demás
Roddick, fundadora de Body Shop, Cary Unitaria Multitarea
Fiorina, hasta hace poco máxima ejecuti- Información es poder Interacción es poder
va de Hewlett-Packard, la francesa Anne
Lauvergeon, presidenta de Areva, que es
la primera empresa de energía nuclear brada consejera de Acciona o como el de Por otra parte, la forma de ser y com-
en el mundo; la inglesa Valerie Gooding, Fabiola Arredondo, consejera de Bankin- portarse de la mujer parece más ade-
máxima responsable de Bupa, empresa lí- ter desde hace más de cinco años. Ambas cuada para desempeñar posiciones de
der en Inglaterra en productos de higiene son menores de 40 años y constituyen dos liderazgo. Alicia Kauffman, experta en
y salud; Antonia Axson presidenta de Axel buenos ejemplos de juventud y valía. asuntos de liderazgo, asegura que la mu-
Johnson, y otro etc, etc. Margarita de Cos, miembro del In- jer dirige desde el corazón y el hombre
Reflexiones sobre el caso español; se- ternacional Women´s Forum aseguraba desde la razón. El corazón es red; es inclu-
gún el Financial Times, Ana Patricia Bo- recientemente que “la igualdad llegará sión y afecto. La razón es lineal, es exclu-
tín lidera el ranking de mujeres ejecutivas cuando la mujer no tenga que elegir entre sión y lógica. Y este perfil parece, desde
en Europa por segundo año consecutivo. trabajo y familia, ya que llegar a puestos luego, más apropiado para dirigir en una
Carmen Almagro, presidenta ejecutiva de directivos supone una carga de responsa- época como la que nos ha tocado vivir.
The Body Shop; Corina Alcaraz de Yahoo; bilidad que tiene consecuencias para su Además, las investigaciones atestiguan
Rosa María García, presidenta de Micro- vida personal”. que las mujeres suelen ser más intuitivas,
soft; Esther Koplowitz, Consejera de FCC; Más que facilitar el ingreso de la mujer improvisan con más facilidad, son más
Amparo Moraleda, de IBM España y Por- en puestos directivos de las organizacio- decididas y sensibles y la delegación les
tugal; Magda Salarich, directora general nes productivas, es imprescindible que el parece un fenómeno natural.
de Citroën Hispania, y, cómo no, ahora hombre entre en los puestos directivos de Pero además, el sistema de dirección
también un etc más largo. las organizaciones familiares asumiendo de las mujeres es más de relación que de
Hay muchos ejemplos más, pero sin la responsabilidad que le corresponde. imposición; podríamos decir que la mu-
pretender ser exhaustivos permítanme jer dirige más emocionalmente, con el
mencionar algunos casos como el de mi corazón, mientras que el hombre lo hace
admirada amiga Belén Garijo, directora
Women’ Secret más racionalmente, con la cabeza. La
general de Sanofi-Aventis para España y No se trata de la cadena de ropa íntima organización masculina M –o del miedo
vicepresidenta senior de operaciones de de mujer, sino del íntimo cambio social como la denominan algunos, basada en
este laboratorio para la región de Europa que está provocando el rol de la mujer. lo racional, duro y agresivo– está cedien-
y Canadá o el de mi también conocida y La sociedad posee unos valores diferentes do enteros a favor de una organización F
triunfadora Isabel Aguilera, directora ge- y muchos no parecen haberse enterado: o femenina –familiar o friendly podríamos
neral de Google para España y Portugal. siguen viviendo en un mundo diseñado decir– basada más en la comprensión, la
En sintonía con las directivas anteriores y dirigido por hombres y continúan pro- escucha, el diálogo y la humanidad.
merecerían mención especial los casos de yectando una estética masculina, cuando Aseguran los expertos que los chicos
jóvenes ejecutivas que está ocupando ya son las mujeres las que toman la mayoría compiten y que las chicas cooperan; que
posiciones del máximo nivel en nuestras de las decisiones de compra y las que pa- a los primeros les gusta hablar consigo
grandes empresas; ejemplos como los de recen tener el talento más adecuado para mismos, mientras que las segundas pre-
Belén Villalonga, recientemente nom- nuestros días. fieren hablar con los demás. Quizá por

52 mayo | junio
ello, en 1999 más mujeres norteameri- como motores de la economía y sólo nos 43 por ciento de los nuevos estudiantes
canas trabajaban para empresas cuyos ve como consumidoras17”. Algo parecido eran mujeres, el 23 por ciento de las pro-
propietarios eran mujeres que para las ocurre en nuestro país, puesto que el 31,1 fesoras, pero sólo el siete por ciento son
empresas de Fortune 50016. por ciento de los autónomos en España decanos. ¿Barbaridad irracional o socie-
Pero además, la empresa se jacta y vo- son mujeres, nuestro país es el tercero de dad tradicional?
cifera sobre la importancia del talento y la Unión Europea con más empresas ges-
parece olvidarse de que la mayoría de los tionadas por mujeres y su contribución a
mejores expedientes académicos perte- la economía tampoco está suficientemen-
Hay que reaccionar
necen mujeres. Las oposiciones a la ju- te reconocida. Para gestionar esta diversidad hay que te-
dicatura también son dominadas por las El colmo de la incongruencia tiene ner en cuenta los valores y necesidades es-
mujeres. Ellas son también mayorías en que ver con la compra, ya que es la mujer pecíficas que tienen las mujeres. En este
los sectores emergentes y con más futuro la que toma la mayor parte de las decisio- sentido, hace un tiempo que Working
como la educación o la sanidad. En el año nes de compra. Más del 90 por ciento de Woman Magazine18 puso de manifiesto,
1996 había 8,4 millones de mujeres y sólo las compras para el hogar y alrededor del en un estudio realizado entre 1.000 mu-
6,4 millones de hombres en las universi- 80 por ciento de las decisiones de compra jeres en puestos de alta dirección, que el
dades americanas. Las estadísticas de este de muebles son tomadas por mujeres. 56 por ciento de las mismas cambiaron
mismo país señalan que en 2010 el índice ¿Le damos más datos? Viajes familiares y de compañía por una cultura que no
mujer-varón de licenciados será de 1,42:1 cuidados médicos, un 80 por ciento, y se- tenía en cuenta su condición de mujer
y el de másters de 1,51:1. Si considera que guros familiares un 60 por ciento a favor ni sus necesidades familiares. Poco han
los títulos universitarios son el mejor indi- de mujer. ¡Ah! además, más de un 70 por cambiado las cosas, porque –según el
cador para predecir el éxito económico ciento de las compra de automóviles son último estudio Granfield Scholl of Bu-
en el futuro la conclusión parece eviden- decididas también por ellas, pero… ape- siness– actualmente un 55 por ciento
te: si la sociedad no lo arregla la mujer nas un 20 por ciento de los vendedores de las mujeres está pensando dejar su
tendrá también el poder del dinero. de automóviles son mujeres. Paradojas de compañía por razones parecidas. Se-
La verdad es que, si nos detenemos un nuestros días, las decisiones de compra gún las últimas investigaciones existen
poco en el análisis de lo que está pasando son tomadas en su mayoría por mujeres cinco factores19 que están interrelacio-
en el gran país de Estados Unidos y obser- mientras que las redes de venta están in-
vamos nuestra propia realidad, las muje- tegradas mayoritariamente por hombres,
res ganan a los hombres en casi todo; por a pesar de que es el sexo femenino, por
ejemplo y como ya hemos subrayado, no el perfil que hemos reseñado, es el más
sólo hay un mayor número de estudian- adecuado para vender. No en vano, un
tes universitarias, sino que también obtie- reciente estudio realizado en EE UU
nen mejores notas, leen más libros, salen apuntaba a que más del 90 por ciento de
más al extranjero, están en más puestos las mujeres aseguraban que las marcas y
honoríficos, sacan las oposiciones más di- sus anuncios publicitarios no las entien-
fíciles, etc. ¡Ah! pero no se preocupe, hay den. ¿Comprende ahora por qué debe
una cosa en que las ganamos de calle y haber más mujeres ejecutivas y en las re-
que los hombres somos mucho mejores: des de ventas?, si las mujeres son mejor
en violencia domestica, crímenes, delitos, para vender –otros muchos y yo estamos
alcoholismo, drogadicción y fracasos es- convencidos– ¿por qué esta estúpida dis-
colares nos salimos de las estadísticas. tribución?
La fundadora de Strategy Communica- Algo parecido pasa con los salarios. Su-
tion Action, Nell Merling, decía en cierta san Estrich decía en Sex and Power, que
ocasión “las mujeres de los Estados Uni- sólo 63 de los salarios más altos en las em-
dos han creado 9 millones de empresas, presas de Fortune 500 era de mujeres. En
27 millones de puestos de trabajo, pero estas mismas declaraciones, Susan asegu-
la gente se niega a hablar de nosotras raba que en las facultades de medicina el

16
Revista Cibeles, op.cit
17
Fast company. November, 1999.
18
Lawlor, Julia.. “Working Woman”. Noviembre, 1994.

T&DD | 64 53
nados y que son los responsables de femenino está aún por descubrir. Y mujer gana más que el hombre, tratan
que una mujer decida estar o abando- podemos predecir que si la cultura de ocultarlo22.
nar una empresa: “Macho” continúa imperando en las El concepto de trabajo, tal y como
1. Sensación de aislamiento en el tra- organizaciones aún tardaremos en hoy lo interpretamos es un anacronismo
bajo. alumbrar su descubrimiento. Richard si consideramos que ya no da respuesta
2. Credibilidad: ¿qué esfuerzos son per- Padcale, profesor norteamericano, a la situación para la que se inventó. Se-
cibidos y evaluados? Las mujeres parece sentenciaba que la supervivencia en guir interpretando el trabajo en el sen-
ser que dan más valor a la experiencia y la naturaleza depende del grado sufi- tido bíblico de sufrimiento o en el de la
al desempeño que a otras razones. ciente de mutación y variación. Quizá revolución industrial, cuyo perfil tipo
3. Autenticidad. la empresa deba comenzar a mutar era varón de 16 a 65 años, es una visión
4. Calidad de las relaciones. y variar algunas de sus más caducas trasnochada y caduca. Lo que ha servido
5. Relación con los jefes. convicciones y otorgar sólo el poder hasta ayer, no tiene porque servir para
proporcional que a la mujer y a su ta- el futuro; si no que se lo pregunten a los
En definitiva, sin querer establecer lento corresponde; algo que ayudará dinosaurios: no se adaptaron y desapa-
dogmas, y en función de lo que los a romper los grilletes del acomoda- recieron. Hay que concebir el trabajo
nuevos profesionales exigen, el estilo miento, y esto es lo que puede produ- de nuevo para dar entrada a un perfil
de dirección tradicional, masculino, es cir renovación21. más diverso, complejo y valioso con
cuando menos más anacrónico que el Al analizar histórica y sociológica- aristas masculinas y femeninas.
femenino, el cual parece más adecua- mente la función del trabajo, se com- Habrá que continuar luchando con
do para gestionar las economías más prueba que la diferencia entre muje- pasión, corazón y desde la razón como
etéreas por las que estamos abogando. res y hombres es cada vez menor. Has- lo hiciera nuestra admirada Mercedes
Es evidente que las diferencias entre ta ahora han sido los hombres quie- Fórmica, y está terminará por imponer-
hombre y mujer en el trabajo se están nes han analizado y conceptualizado se, porque no lo duden, el mañana se
acortando y, personalmente, estoy per- el trabajo; las mujeres, al ser recién escribe con “a” porque el futuro… es
suadido de que cuando dejen de existir, llegadas en muchas áreas laborales, femenino.
empresa y sociedad ganarán; aunque tienen una visión más lúcida y libre
todavía hay demasiada palabrería so- de valoraciones anacrónicas, por lo
bre diversidad, la mujer, conciliación, que pueden contribuir a una concep-
igualdad, etc. El pool de talento de la tualización más ajustada a los modos
empresa puede ser diverso, pero el nú- de producción actuales que puede José Manuel Casado
cleo dominante de poder de la misma, beneficiar a mujeres y hombres por
Es socio de Human Per-
el núcleo principal o equipo directivo, igual.
formance de Accenture.
sigue siendo homogéneo y plano20. Para La realidad es bastante descorazona-
Puede contactar con él
pasar de las palabras a la acción, debe- dora porque la mayoría de las empresas
en el e-mail jose.manuel.
mos permitir que la diversidad de los dicen que buscan y fomentan la diversi- casado@accenture.com.
miembros de la organización se refleje dad, pero la verdad es que la rechazan; Adquiera derechos de
en sus equipos directivos. Hay que re- a pesar de lo que se diga –desde lue- reproducción de este
accionar, se trata de pasar del decir al go con “la boca chica”– el mejor perfil artículo en Training &
hacer, de la palabra a la acción. parece seguir siendo el mismo: varón Development Digest,
blanco de 16 a 65 años. Algo parecido Joaquín María López,
pasa en la sociedad, que continúa con-
Conclusión siderando al varón como proveedor y a
23, 28015 Madrid, telé-
fono 91 444 49 29. Copia
¿Por qué la empresa habla tanto del la mujer como encargada del manteni- individual a 3 € c/u. Para pedidos de 50 o
talento y provoca tan pocas opor- miento. Quizá por ello, Sandra Dema, más ejemplares solicite precio.
tunidades para quienes más lo po- autora de “Una pareja, dos salarios”,
seen? La oportunidad del mercado asegura que las parejas en las que la

19
Morrison, Carol. “Women in the Workforce”. American Management Association/Human Resources Institute. 2005.
20
Ridderstrale, J. Nordström, K, “Karaoke Capitalism”, Prentice Hall, Madrid, 2004.
21
“El poder de la mujer”, Expansión & Empleo, 11 de diciembre de 2004.
22
Diario El Mundo, miércoles, 21 de marzo de 2007.

54 mayo | junio