Está en la página 1de 4

La huelga de los conventillos

El entierro de Miguel Pepe

Puerta enlutada del conven-


tillo donde fué velado el Conduciendo á pulso el ataúd
cadáver

El acompañamiento fúnebre

La manifestación del domingo

En la plaza Lorea, antes de ponerse en marcha la colunSia


£ n la calle Libertad

Los oradores

Bella Croce J u a n a Buela José de Maturana María Collazo

S i n conse-
guir q u e i o s
eon ventillos
q u e d a r a n de-
siertos—tal es
la muchedum-
bre que encie-
rranesascasas
— numerosos
grupos de in-
nuilinos, q u e
llegaron é UIÍ
total de nueve
mil, los aban-
donaron el do-
m i ngo p a r a
formar la co-
lumna de ma-
nifestantes
THo L. Foppa que debía pro- El agente herido Raimundo Macariño, en la ambulancia que le
testar en l a s recogió en la Avenida de Mayo

calles contra el al- sos. algunos de los


za de los a 1 q u i - í'uak's versaron so-
leres. Tire la ley de resi-
Reunidos los gru- dencia, se declaró
pos, a p r o x i m a d a - lonninado el mee-
mente á las 2 de la ting, pero aun &sí
tarde, en la plaza no menos de tres
Lorea, c o n s a g r a d o mil personas se en-
punto de partida de caminaron reunidas
todos los meetings, por la calle Maipú
se encaminaron ¿ la en dirección al cen-
de San Martín, si- tro. Al llegar á la
guiendo el trayecto esquina de Cuyo,
Avenida de Mayo, ^<ISfM>-*'^
se notaron en la
Salta, Libertad y multitud s í n t o m a s
iSanta Fe. Kn la do agitación, que
plaza San Martín^ terminaron luego á
á las 4 de la tarde, balazos, afortunada-
después d e oídos mente sin mayores
Humberto Colombo Cadete Washington Cadete Martín Fuentes desgracias.
numerosos d i s c u r - BobianeR Ortiz
Siguen ios desaiojos

Defensa, 852. — Para desalojar este conventillo,! . . mandaron llamar los bomberos.
colocaron centinelas en la puerta. . . (

. los cuales llegaron hasta con Llegaron también el jefe de policía y


canos. . . todos los periodistas. . .
. . . y armaron lineas de man-
gueras, para apagar el en-
tusiasmo huelguista.
KI lunes era día de desa-
lojos, líabía candidatos en
los conventillos Perú, 973,
San Juan, 444, Defensa, 830,
Ksta'dos Unidos, 264, Paseo
de Julio, 22.54 y otros ubica-
dos todos en la sección 14.".
Como en esta sección la huel-
Z^ de inquilinns adquirió un
a.specto relativamente temi-
ble, se hicieron grandes pre-
t)araíivos para evitar cnal-
íjLiier desorden. Llegaron
liomberos, armados á m*iu-
s"!' unos y provistos de man-
gueras otros, para repeler

• • y los redactores de . . . y cuando todo estu


«La Vanguardia» se vo dispuesto, el se-
agolparon á la puer- ñor Juan B. Godoy.
ta de su diario. comisario Inspector,
dijo que. . . no habia
'' " ^ g o - - . y agua las desalojo.
^pesiónos. La eomisn-
l'a seccional dispu.so del Pergamino. Sin em-
.'!'* precauciones á su- bargo, el día trascu
• icaiico, 1 o s oficiales rrió tranouiio y hub'^
,.,:„'''^''"""' mandaron niuv pocos lanzamien-
"•nprar ¿rnica v ven-
"^s, y el jefe dé poU- ^4. tos, y en cambio dio
la nota predominante
1,, ; '•"•^fiado de un nu- el jefe de policía, con
de " í " f^tado mavor el avenimiento que con-
« luncionarios poli- -sííruió entré las partes
' • " « y de periodistas, contrarias. Kl coronel
vri P''«'sentó en el ba- Falcón, comprendiendo
lar ? " " *'»<"«'• respe- que el escollo para rea
lizarlos era la falta de
i r ! » •* PoIiciHl. como Conventillo Estados Unidos, 384, de donde fué desalojado el tin mediador que hicie
""•m un ex comisario matrimonio Daguerre.—Grupo de los que estuvieron en capilla se las cosas campecha-
^ w ' . '''"^«ó
Preliminares de otro deiíalojo en el conventillo anterior Josefa Daguerre, con los muebles de su pieza en el patio

namenío. sin i)apcl()tf'.s ni cúdiL': "S. á la m-uiera de la (l:is ron nüdo^ns vivas. Ksto pued'' iiñtigar el desagra-
gientfi senciil;! s-' i n s t a l ó en l i s Dalias <!(• ios r:"iiiventi- iX'-i (|i:(' ])rodiiin lu; i n í r i d c n l e ix-ui'iádo e n la e s q u i n a d e
¡los h i z o <](• \)iVL p]-o])iallí.'lile d i c l u . ¡ivoponiendii Kstiidns r n i ( ! t i s y P a s e o Colón, e i i i i - un c o m i s a r i o y d'
Jviinsaf-cinni^s ípic ñ i e r o n a c e p i a d is p u r tod:js y síiiuda- e s ; eel:!dore

Conduciendo preso al especta- El coronel Falcón, el comisario José J. Cesá- Vidal Bianclii, que corrió la mis-
dor José Eeivar, que arrojó reo y el comisario inspector Juan B. Godoy; ma suerte de Reivarj por ha-
un vaso á un vigilante, sin Serafín Moreno, encargado del conventillo ber protestado á cuchillo, fa-
lograr herirle, para protestar Balcarce, 1392; los iñquilinos Segundo de llándole también la caritativa
contra los desalojos Carrea, Félix Carres, Ceferino Sixto, Matil- intención
de Naveda, y Joaquín Melón Sixto, dueño
de la casa

Necrología

í;eñor Luis Cornelio Saa- Señora Carmen Bemal Boctor Eduardo M. La- Doctor Alberto M. La
vedra Lynch de Godoy rroque rroque

El lunes á la 1 y 20 de
la madrugada dejó de exis-
tir en su residencia de
Banfield. el doctor Alberto
M. ljitrr<n(ue, cuya familia
había sido enlutada ya en
estos días por lo, muerte
de otro de sus miembros,
el doctor Kduardo M. La-
r roque.
El doctor Alberto Larro-
que fué intendente munici-
;>al, presidente del o n c e j o
4leliberunte, secretario del
fonstíjo nacional de educa-
ción, etc.j y actualmente
•ipra vocal de la cámara de Señor Héctor Mackern Señor Pe-ienco L. Gu- Juan Carlos González
.-apelaciones en lo civil. tiérrez