Está en la página 1de 1

Había una vez en el cielo,

Un Papá Noel hombrecillo.


Tenía una gran barba blanca
y un trineo con mucho brillo

Pronto será Navidad,


y con mucha humildad
llegarán las vacaciones,
y comeremos turrones.

Para Papá Noel


le dejo un calcetín,
un jarrón de miel,
y un bonito cojín.

Nos portaremos bien,


ayudando a los papás
porque ellos son nuestro sostén
y siempre los amaras.

Un pequeño duende,
chiquito en verdad
decorando arbolitos
para la linda Navidad.

Usa muchas cosas


y todas distintas:
Borlas y guirnaldas.
Luces, también cintas.

Arma arbolitos
de muchos colores
en unos moraditos
y en otros corazones.

Va casa por casa,


decora y decora
a veces se pasa,
a veces explora.