Está en la página 1de 2

Desayuno del Presbiterio

Iglesia San Marcos


1 de marzo de 2018

CONSEJOS PARA LÍDERES


1 Corintios 1:1-17

INTRODUCCIÓN

La iglesia de Corinto fue fundada por Pablo (Hechos 18) allá por el año 51 52 d. C., Pablo permaneció
allí durante un año y medio y luego dejó la Iglesia carbura por los mientras él proseguía su viaje a
Éfeso.
Corinto era una ciudad romana, el idioma oficial era latín, pero mayoritariamente se hablaba griego.
Era un puerto importante, una ciudad rica pero también un centro de moralidad que amenazaba
constantemente la salud de la Iglesia.

En este texto podemos encontrar varias enseñanzas:


PRIMERA ENSEÑANZA: cabe notar quiénes eran los corintos. LEER 1 Cor. 1:1-3
 Pablo se refiere a ellos como la Iglesia de Dios
 los santificados en Cristo
 los llamados a ser santos (en el original “llamados santos”)
 enriquecidos en Cristo V. 4-5
 enriquecidos en dones espirituales V. 6-7

APLICACIÓN:
Cuando desde la perspectiva pastoral (esto es el cuidado de la grey) tratamos con hermanos que
están atravesando por problemas, pecados, alejamiento, etcétera debemos recordar que:
1. Tratamos con santos
2. Tratamos con pecadores
3. Buscamos ministrarles, ayudarles, restaurarles.

SEGUNDA ENSEÑANZA: el llamado a mantener unidad de pensamiento y actitudes.


V. 10. Que seamos de un mismo parecer. No divididos y en peleas. Dios no quiere que seamos copias
clonadas unos de otros, al contrario, la Biblia nos enseña que debe existir unidad en la diversidad.

Rupert Meldenius, un cristiano del siglo XVII escribió lo siguiente:


 en lo fundamental  unidad
 en lo no esencial  tolerancia
 en todas las cosas  amor
Debemos ser respetuosos unos de otros como líderes recordando que somos llamados a servir al
pueblo de Dios y unos a otros. No olvidemos el ejemplo de Jesús cuando lavó los pies de sus
discípulos.

TERCERA ENSEÑANZA: “he sido informado por los de Cloé”… V. 11


notemos que Pablo señala con nombre y apellido a quienes han informado sobre los desórdenes en
la Iglesia. Esto nos deja la enseñanza de que cuando tratemos temas que le competen a la grey,
quejas, molestias, denuncias, objeciones, etcétera, no debemos dar lugar al chisme sino hablar con
transparencia y objetivamente. El chisme, “alguien me contó”, “por ahí oí que…” “Me dijeron, pero
sin darme el nombre”, etcétera, no da como resultado nada bueno porque a la final podemos estar
escuchando medias verdades o verdades distorsionadas. Es como cuando jugábamos de niños al
teléfono dañado. El mensaje final no era el mismo del inicio. Tengamos cuidado con el chisme
eclesiástico, con los motivos de oración por fulano o zutano que no son sino chismes.

CUARTA ENSEÑANZA: El peligro de los favoritismos hacia los líderes, V. 12 (Leer).


Aquí cabe resaltar tres son puntos:

Primero: Los maestros/líderes/predicadores  debemos tener cuidado de no crear “grupo de fans”.


 Hay personas que poseen en don de prédica o de la enseñanza, y deben ser lo
suficientemente humildes para reconocer que es algo que han recibido para usarlo para
la gloria de Dios.
 Hay otras personas que no poseen dichos dones y también deben ser humildes para
reconocerlo y pedir que Dios les muestre cómo pueden servirle con lo que les ha dado.

Segundo: debemos enseñar a la Iglesia que el favoritismo y la competencia de los líderes no es algo
sano. Leer 1. Cor. 3:1-4. Cada uno hace lo que tiene que hacer para gloria de Dios y para cumplir
con su llamamiento. Leer 1. Cor. 3: 5-7.

Tercero: finalmente encontramos una palabra de advertencia muy seria para quienes promueven
la división del cuerpo de Cristo, es decir la Iglesia. Leer 1. Cor. 3: 16-17. Cuando en el Credo de los
Apóstoles confesamos: “creo en la comunión de los santos”, está hablando de unidad de los
creyentes entre sí.