Está en la página 1de 9

COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.

1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

GUIA DE ATENCION MANEJO DE


BURSITIS

MAYO DE 2014

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

INTRODUCCION
La inflamación de las bolsas serosas o sinoviales, situadas sobre las prominencias
óseas en las zonas de apoyo y de roce, destinadas a facilitar el movimiento de
tendones y músculos adyacentes, se denomina bursitis. El dolor que provoca
puede ser muy grave y frecuentemente aparece de forma repentina. Al igual que
en la artritis, el dolor es peor durante el movimiento. A diferencia de la artritis,
algunas veces, el dolor se genera en partes del cuerpo lejos de una articulación.

La bursitis del hombro (hombro doloroso) constituye un problema frecuente, con


una prevalencia de 6.9 a 34% en la población general y de 21% en mayores de 70
años. Representa el 1.2% de las consultas médicas, ocupando el tercer lugar
después de los síntomas lumbares y cervicales como causa de consulta por
afección músculo esquelética en atención primaria de salud. Sin embargo, entre el
90 y el 95% de las causas de dolor en el hombro son problemas periarticulares, es
decir, estructuras que rodean la articulación y no la articulación en sí.

La tendinitis a menudo es causada por el uso repetitivo (uso excesivo). Aunque el


problema puede reaparecer o ser crónico (a largo plazo) en algunas personas, es
más frecuente a corto plazo, sobre todo si se trata a tiempo.

ETIOLOGIA Y PATOGENIA DE LA BURSITIS

Las causas más frecuentes son traumas, infecciones y depósitos de cristales (en
pacientes con gota, artritis reumatoide o esclerodermia). El Staphylococcus aureus
o Staphylococcus epidermis, suelen ser los principales agentes infecciosos. El
trauma es la causa más común de bursitis crónica.

DEFINICION

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

Datos Importantes
La tendinitis y la bursitis son la inflamación o degeneración
(descomposición) de los tejidos blandos alrededor de los músculos y los
huesos.
El tratamiento inmediato incluye el RICE: reposo, hielo, compresión y
elevación.
Las señales graves incluyen rápido empeoramiento del dolor,
enrojecimiento e hinchazón o incapacidad repentina para mover una
articulación.

¿Qué es la tendinitis?
Los tendones son estructuras similares cordones localizados en un músculo que
se estrecha hacia abajo para conectar a un hueso. El tendón es más fibroso y
denso que el músculo carnoso y elástico. Un tendón transmite la fuerza del
músculo al hueso para general movimiento. Generalmente, la tendinitis es muy
sensible al tacto.

¿Qué es la bursitis?
La bursitis es la inflamación de la bursa. Esta pequeña bolsa actúa como
amortiguador entre las estructuras en movimiento (huesos, músculos, tendones y
piel). Si un músculo o tendón está tirando alrededor de la esquina de un hueso, o
sobre un hueso, una bursa saludable lo protege del desgaste y de la tensión.
Cuando una bursa se inflama, puede ser muy doloroso, incluso durante el reposo.

CAUSAS DE LA TENDINITIS Y LA BURSITIS

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

La tendinitis puede generarse debido a una lesión intensa repentina. Sin embargo,
con mayor frecuencia es el resultado de una repetida lesión leve de ese tendón y
por consiguiente inflamación de la bursa.
En raras ocasiones, algunos medicamentos pueden causar tendinitis y rotura del
tendón (desgarro espontáneo). Estos incluyen antibióticos fluoroquinolonas y las
estatinas (fármacos que reducen el colesterol).

TIPOS DE BURSITIS SEGÚN LOCALIZACION

Aproximadamente hay 150 bolsas serosas en el cuerpo. La clínica es propia de


la inflamación, la tumefacción es el signo guía en la bursitis superficiales
(olecraneanas, prerotulianas, poplítea, anserina y aquiliana); las bolsas serosas
situadas más profundamente (subacromial, la trocantérica y la retrocalcánea), la
tumefacción no es tan visible.

Bursitis subdeltoidea o subacromial. Es la más grande, localizada entre el


manguito rotador por su cara inferior y los músculos deltoides y redondo mayor
por su cara superior, su extensión lateral por debajo del músculo deltoides se
denomina bolsa subdeltoidea. Generalmente es la más comprometida, debido a
su gran tamaño y su posición anatómica. La bursitis subdeltoidea es secundaria
a la degeneración, calcificación o traumatismo del manguito de los rotadores,
especialmente del tendón del supraespinoso, a pinzamientos de la bursa o a
procesos inflamatorios de la articulación gleno-humeral, de inicio agudo o
puede ser crónico, el dolor es permanente (de día y noche), aumenta con la
movilización del hombro, la abducción activa y pasiva está limitada, sobre todo
la movilidad activa (no supera los 60°), probablemente por la fuerza muscular
adicional de los abductores al contraerse sobre la bolsa, se irradia al tercio
medio o superior del brazo debido a la extensión subdeltoidea de la bolsa; las
de origen primario son raras.

Bursitis olecraneana. La bolsa olecraneana ocupa la región posterior, hay dos


bolsas, una superficial: situada bajo la piel, posterior al tendón del músculo
tríceps y una profunda: entre el tendón del músculo tríceps y el ligamento
posterior del codo; el proceso inflamatorio con derrame ocurre en la punta del
Revisión Fecha Elaboró Aprobó
00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

codo, secundaria a un traumatismo continuo, es el caso de los pacientes que


suelen leer apoyando los codos sobre la mesa o a veces es una señal de
enfermedad reumática: gota, artritis reumatoide o infección, una contusión
violenta en la región olecraneana, puede motivar una bursitis aguda. Se
caracteriza por un dolor tolerable con movilidad conservada, de poca
intensidad, excepto al ejercer presión sobre la bolsa inflamada. La bursitis se
torna crónica al no haber una resolución rápida del proceso.

Bursitis del iliopsoas. Recibe el nombre de bursitis iliopectínea, la inflamación


de una bolsa localizada entre el músculo psoas ilíaco y el ligamento inguinal.
Se presenta dolor en la región inguinal, lateral al pulso femoral, con la
hiperextensión de la cadera y se puede irradiar a la rodilla. El diagnóstico
diferencial se hace con hernias, aneurismas, neoplasia y lesiones de la
articulación coxofemoral.

Bursitis isquioglútea. La bolsa isquioglútea se encuentra el glúteo mayor y la


tuberosidad isquiática, su inflamación es de origen traumático o por estar
mucho tiempo sentado, por la presión sobre la tuberosidad isquiática, la
padecen personas que realizan su jornada laboral sentados (choferes) o
permanecen sentados sobre superficies duras durante largos períodos de
tiempo.

Bursitis trocantérica. La bursitis trocantérica es un motivo de consulta frecuente,


en donde se compromete una o varias bolsas, dos de ellas son constantes, una
situada superficialmente sobre la parte superior y lateral del fémur, debajo de la
fascia lata, otra más profunda entre el tendón del músculo glúteo medio y la
superficie posterior del trocánter mayor; de comienzo insidioso, en el 25% al
50% de los pacientes recuerdan un antecedente de trauma, muchas veces se
relaciona con microtraumatismos repetitivos, causados por el uso activo de los
músculos que se insertan en el trocánter mayor.

Se asocian frecuentemente a la bursitis trocantérica la artritis de la cadera, la


artrosis lumbar y de rodillas, asimetría de miembros inferiores, pie plano,
fibromialgia, obesidad, etc.; el dolor típico es en la región superior lateral del
muslo, irradiándose hacia abajo en el muslo, aumentándose al dormir sobre ese

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

lado. Al examen físico hay dolor a la palpación del trocánter mayor y alteración
funcional; el dolor es particularmente pronunciado al correr o caminar rápido.

Bursitis de rodilla. La articulación de la rodilla presenta numerosas bolsas


serosas (aproximadamente 12), las más importantes son: la suprapatelar o pre-
rotuliana, la prepatelar o subrotuliana, la infrapatelar y la anserina o de la pata
de ganso; en la región posterior se encuentra seis bolsas
(gastronemiosemimembranosa) relacionadas con los músculos y tendones, que
en algunos pacientes se comunica con la articulación de la rodilla y da origen al
llamado quiste de Baker. Cualquiera de estas bolsas se puede inflamar como
consecuencia de procesos traumáticos, de hiperfricción o de una enfermedad
reumática inflamatoria; se destaca la bursitis anserina o de la pata de ganso (en
la inserción de los músculos sartorio, semitendinoso y recto interno) en
pacientes jóvenes deportistas o que padecen artrosis.

Bursitis del tobillo y pie. La bursitis del tendón de Aquiles es la inflamación de


bolsa, superficial por encima de la unión del tendón de Aquiles al calcáneo. Se
relaciona con traumatismos por ej. calzado estrecho. La bursitis retrocalcánea o
subaquiliana se inflama en enfermedades reumáticas: gota, artritis reumatoide y
espondilitis anquilosante. La bursitis de la primera metatarsofalángica (juanete) es
producida por la inflamación de la bursa localizada en la cara interna de esta
articulación, asociado a hallux valgus o usualmente es ocasionado por zapatos
estrechos o puntiagudos, sobre todo en las mujeres. En su presentación aguda se
puede simular una podagra.

DIAGNOSTICO DE LA TENDINITIS Y LA BURSITIS


Para determinar la causa de estos problemas, adecuado interrogatorio en la
historia clínica y realiza un examen físico cuidadoso. La sensibilidad a lo largo del
tendón o su cubierta (cubierta externa), o en un punto específico en el tendón
sugiere tendinitis. El dolor es provocado cuando el músculo al que está unido el
tendón trabaja contra la resistencia como parte del examen.

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

Al comienzo, la mayoría de los pacientes no necesitan estudios de imagen como


radiografías, imágenes por resonancia magnética o ecografías. Los estudios de
imagen y la sangre se realizan sólo si el problema persiste o no desaparece. Un
análisis de sangre puede ayudar a detectar una infección. Los signos de una
infección incluyen enrojecimiento, calor e hinchazón. Si la bursitis es provocada
por la infección, el líquido debe ser drenado de la bursa al instante y estudiado
inmediatamente.

TRATAMIENTO DE LA TENDINITIS Y BURSITIS


El tratamiento depende de la causa. Cuando hay un uso excesivo o lesión, se
debe reducir la fuerza o la tensión que lo causa. Si la tendinitis está relacionada
con el trabajo, el médico o el fisioterapeuta deben revisar la ergonomía apropiada,
para que pueda trabajar con seguridad. Algunos pacientes pueden necesitar
asesoramiento para la protección de las articulaciones y soporte en la región
afectada.
El tratamiento puede consistir en cualquiera de los siguientes.

Reposo: reposo de la extremidad lesionada o la articulación, al menos durante un


tiempo corto. Lo más probable es que al no descansar los síntomas continúen. Si
el problema se encuentra en la cadera, la pierna o el pie, es posible que tenga que
suspender las actividades de soporte de peso estresantes por un período corto.
Esto permite que la inflamación disminuya.

Local: Hielo. El hielo puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Colocar


hielo en la zona afectada durante 10 a 15 minutos una o dos veces al día.

Medicamentos: Si el dolor persiste, es posible que necesite fármacos


antiinflamatorios no esteroideos (generalmente conocidos como AINES), como el
Revisión Fecha Elaboró Aprobó
00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

ibuprofeno o el naproxeno. Las formas tópicas (aplicado a la piel) de los AINES y


pueden reducir el dolor y la inflamación (sin malestar estomacal por aines vía
oral).
Los corticoesteroides pueden brindar alivio a corto plazo en ciertos tipos de
tendinitis y/o bursitis.
Si existe una infección, con mayor frecuencia necesitará un antibiótico apropiado
se utilizaría cefalosporinas de primera generación.
La terapia física. Algunos problemas en los tendones no desaparecen a pesar
del tratamiento estándar. Si la tendinitis dura más de unas pocas semanas, y si la
bursitis ha comenzado a limitar el movimiento de la articulación, o ya restringe el
movimiento, es posible que necesite una derivación a un fisioterapeuta quien le
brinda ejercicios para mantener la fuerza y el funcionamiento.

PREVENCION
Existen ciertas maneras de prevenir que se generen estos problemas. Estos
consejos se aplican a todas las articulaciones:
Antes de que el ejercicio enérgico, hay que pre-calentar y estirar.
Entrenamiento apropiado para una nueva actividad. Aumentar paulatinamente la
intensidad de su entrenamiento.
Ejercitar y hacer deporte diariamente o tres días en la semana.
Aprender y mantener la postura y la mecánica del cuerpo apropiadas, higiene
postural
Evite permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Tomar
descansos o cambios de posición cada 20-40 minutos.

REMISION A ESPECIALIDAD

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación
COLOMBIANA DE SALUD S.A. CDS GDM 2.1.2.1 OR 01

REVISION 01 MAYO 2014


GUIA DE BURSITIS

Si luego de unos meses de tratamiento la tendinitis y/o bursitis aun limita una
actividad esencial.
Algunos pacientes con persistencia de la inflamación de la bursa pueden
necesitar la administración intrabursal de corticoides (hidrocortisona,
metilprednisolona) brinda pequeños beneficios comparados con un placebo
mejoran el dolor y la discapacidad a las 6 semanas, pero no se encontraron
diferencias a los 12 meses y en algunos estudios ha demostrado beneficios
similares a los aines.

BIBLIOGRAFIA
1. William P. Docken, MD, y revisado por la Comisión de Marketing y
Comunicaciones de la Universidad Estadounidense de Reumatología. Febrero de
2013
2. Talbot-Stern J, Paoloni R. Bursitis. URL:
www.emedicine.com/emerg/topic74.htm. Fecha: 09/08/2004.

3. M, Hufman SL, Waser G, Cui H, Snabes MC, Verburg KM. Celecoxib effectively
treats patients with acute shoulder tendinitis/bursitis. J Rheumatol. 2004 Aug;
31(8):1614-20.

Revisión Fecha Elaboró Aprobó


00 Noviembre 2010 Coordinación Médica Dirección de Prestación
01 Mayo 2014 Coordinación Médica Dirección de Prestación