Está en la página 1de 6

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION


UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA
SAN CRISTOBAL, ESTADO TACHIRA

Ensayo Obligaciones
Tributarias y Código
Orgánico Tributario
Las situaciones del entorno son cada día más exigentes, debido la
incidencia de la globalización en la economía y el manejo de los negocios.
De allí que, se generan nuevos retos en las organizaciones enmarcados
en la competitividad y permanencia en el tiempo, todo esto crea la
necesidad planificar los recursos de manera más eficiente y desarrollar
nuevas habilidades que propicien ventajas sobre sus operaciones. Es
por esto, que la planificación en la mayoría de los casos va acompañada
de cambios estructurales, donde el lapso del tiempo y la inversión son
protagonistas de un ciclo que marcan el ritmo de los procesos para
conocer y evaluar el ambiente tributario, estableciendo una visión clara de
los objetivos y metas alcanzables dentro de ese ámbito. Ahora bien, la
planificación tributaria es vista como una estrategia de gestión
empresarial que permite a la organización planificar y ejecutar
eficientemente los lineamientos establecidos para optimizar la
funcionalidad de la empresa. En la cual, se hace necesario la formulación,
ejecución y evaluación de líneas de acción, para posteriormente
considerar alternativas de decisiones, entre la cuales los gerentes
deberán escoger el enfoque formulado y mejorar los resultados. Ante
esta situación, se evidencia la necesidad de incorporar la planificación
tributaria en las organizaciones, ya que contribuye a mejorar su nivel de
retribución económica y manejo de los recursos que serán destinados al
pago de los impuestos.
Partiendo de ello podemos decir que las obligaciones tributarias
son aquellas que corresponden al Derecho Público y se regula de
acuerdo a las normas que establece esa rama del Derecho, tiene su
fuente en la Ley, y su finalidad es recabar lo necesario para sufragar los
gastos públicos; es la obligación de dar la que vamos a estudiar, esto es,
la obligación sustantiva, misma que solo se satisface en efectivo y
excepcionalmente en especie, surge con la realización de hechos o actos
jurídicos del deudor o sujeto pasivo.El concepto de obligación fiscal en
opinión de Margain, E. 2005 “Es el vínculo jurídico en virtud del cual el
Estado, denominado sujeto activo, exige a su deudor denominado sujeto
pasivo, el cumplimiento de una presentación pecuniaria excepcionalmente
en especie” (pag.85). Existe una relación entre el Estado Venezolano y
las organizaciones que realizan diferentes actividades las cuales generan
un deber u obligaciones, canceladas mediante sumas de dinero. La
legislación fiscal establece presupuestos de hecho o de hipótesis a cuya
realización asocia el nacimiento de la obligación fiscal, a lo que se le
llama hecho imponible.Las obligaciones fiscales hacen referencia a todos
los impuestos que son proclamados legalmente y que generan la
obligación de pagar ciertas sumas de dinero destinadas a cubrir gastos
públicos de los tres órdenes de gobierno. Dentro de los obligados
fiscales podemos encontrar:

 Personas morales: jurídicamente distintas al individuo, tales


como sociedades, asociaciones y entes económicos así
reconocidos por ley
 Personas físicas: son los individuos que realizan actos o
actividades que las leyes reconocen como generadores de
las contribuciones

Toda obligación requiere de elementos, sin los cuales no existe; esos


elementos son el sujeto activo, sujeto pasivo y el objeto. El único sujeto
activo de la obligación fiscal es el estado, ya que el artículo 31 fracción IV
de la constitución política del país, al establecer la obligación de contribuir
para los gastos públicos, únicamente menciona a la federación, los
estados y municipios . El Sistema Tributario por ejemplo va encaminado
a adquirir los recursos necesarios para contribuir al sostenimiento de las
cargas públicas. Una característica del sistema tributario es su
complejidad debido a la existencia de varios sujetos públicos acreedores
según el tipo de Estado diseñado por nuestra Constitución, lo que provoca
que el administrado este sometido al SENIAT, autonómica y local. Por
otra parte el tributo es una prestación pecuniaria que el Estado u otro
Ente público exige en uso del poder que le atribuyen la Constitución y las
Leyes de quienes están sometidos. Prestaciones que no constituyen la
sanción de un acto ilícito, que deben ser establecidas por Ley y que se
hacen efectivas mediante el desarrollo de la actividad financiera de la
Administración. Los tributos se clasifican en tasas, contribuciones
especiales e impuestos. Los impuestos es lo mas conocido en este
ámbito y lo podemos definir como los tributos exigidos sin
contraprestación, cuyo hecho imponible está constituido por negocios,
actos o hechos de naturaleza jurídica o económica, que ponen de
manifiesto la capacidad contributiva del sujeto pasivo, como consecuencia
de la posesión de un patrimonio, la circulación de los bienes o la
adquisición o gasto de la renta. Podemos hablar a continuación de la
clasificación de los impuestos, empezando por afirmar que los criterios
adoptados por las normas son varios: a) Impuestos reales y personales:
Son impuestos personales aquellos en que el hecho imponible viene
establecido con referencia a una persona determinada. Por su parte, los
impuestos reales son aquellos que gravan manifestaciones de la riqueza,
que puede ser pensada sin ponerla en relación directa con una persona
en concreto, como ocurre con la renta que produce un edificio o una finca
rustica. b) Impuestos objetivos y subjetivos: En los impuestos subjetivos
se tienen en cuenta en su configuración, así como en los elementos
utilizados para fijar su cuantía, las circunstancias personales del obligado
al pago. Así, por ejemplo el hecho de ser titular de familia numerosa. Por
el contrario, dichas circunstancias personales del sujeto pasivo no son
tenidas en cuenta en los impuestos objetivos para fijar la cuantía de la
deuda tributaria; es decir, al señalar la base, el tipo de gravamen, las
deducciones o recargos. De una u otra manera se le debe dar importancia
al Código Orgánico Tributario ya que en el se basa las obligaciones
tributarias, según el artículo primero de la misma Ley, establece que es
aplicable a los tributos nacionales y a las relaciones jurídicas derivadas de
ellos, así como también, las normas de este código regirá a los tributos
competentes de los Estados y Municipios. El Poder Tributario de los
Estados y Municipios para la creación, modificación, supresión o
recaudación de los tributos que la Constitución y las Leyes le atribuyan,
incluyendo el establecimiento de exenciones, beneficios y demás
incentivos fiscales, será ejercido por dichos entes dentro del marco de la
competencia y autonomía que le son otorgados de conformidad con la
Constitución y las Leyes dictadas en su ejecución. El artículo 4 del Código
Orgánico Tributario, establece los Límites a los que están establecido el
Poder Nacional sobre la legislación en esta materia al disponer que:
Artículo 4: solo a la ley corresponde regular con sujeción a las normas
generales de este código, las siguientes materias:
1) Crear, modificar o suprimir tributos, definir el hecho imponible, fijar
la alícuota del tributo, la base de su cálculo e indicar los sujetos pasivos
del mismo.
2) Otorgar exenciones y rebajas del mismo.
3) Autorizar al Ejecutivo Nacional para conceder exoneraciones y
otros beneficios o incentivos fiscales.
4) Las demás materias que le sean remitidas por este código.
El Código Orgánico Tributario, es el más alto representante del
sistema jurídico Tributario en la Legislación Venezolana, con excepción
de la Constitución de LA República Bolivariana De Venezuela, seguida las
demás Leyes de naturaleza Tributaria existentes en el caso particular de
la Ley Del Impuesto al Valor Agregado y la Ley Del Impuesto Sobre La
Renta, mintiendo la jerarquía de segundo orden bajo el del Código
Orgánico Tributario.

Finalmente se puede concluir que las obligaciones


fiscales y tributarias son las obligaciones dispuestas por el Código
Orgánico Tributario o por otras normas tributarias a los contribuyentes,
responsables o determinados terceros. Los contribuyentes y los
responsables tiene dos clases de deberes frente a la Administración
Tributaria, tomando en cuenta que el deber fundamental es pagar los
impuestos, es importante resaltar que existen otros deberes, llamados
formales, tales como son presentar las declaraciones, llevar los libros
exigidos por el Código De Comercio, así como también los libros
especiales de compra y venta, comunicar los cambios de dirección entre
otros. El cumplimiento de los deberes formales hace presumir que los
contribuyentes han cumplido sus obligaciones tributarias cabalmente. El
Código Orgánico Tributario establece en su artículo 145 que todos los
contribuyentes, responsables y terceros están obligados a cumplir con los
deberes formales relativos a las tareas de determinación, fiscal e
investigación que realice la Administración Tributaria.Cabe resaltar que
los deberes formales deben ser cumplidos en todo caso por: personas
naturales, personas jurídicas, sociedades conyugales, sucesiones y
fideicomisos así como los establece el artículo 146 del presente
Código.La Administración Tributaria en virtud del poder que le confiere,
mediante providencia, establece características especiales para el
cumplimiento de tales deberes. Los cuales en todo caso, deben ser
cumplidos por todos los contribuyentes.