Está en la página 1de 1

La civilización maya fue una civilización mesoamericana desarrollada por los pueblos mayas, que destacó en

América1 por su escritura jeroglífica, uno de los pocos sistemas de escritura plenamente desarrollados del
continente americano precolombino, así como por su arte, arquitectura y sistemas de matemática,
astronomía y ecología.2 Se desarrolló en la región que abarca el sureste de México, correspondiente a los
estados de Yucatán, Campeche, Tabasco, Quintana Roo y la zona oriental de Chiapas, así como en la mayoría
de Guatemala, Belice, la parte occidental de Honduras y de El Salvador. Esta región se compone de las tierras
bajas del norte que abarca la península de Yucatán, las tierras altas de la Sierra Madre que se extiende por el
estado mexicano de Chiapas, el sur de Guatemala hasta El Salvador, y las tierras bajas del sur en la llanura
litoral del Pacífico.
La cultura zapoteca es la expresión precolombina del pueblo zapoteco que históricamente ocupó el sur de
Oaxaca, así como parte del sur del estado de Guerrero, del sur del estado de Puebla y el istmo de Tehuantepec
(México). En la época precolombina, los zapotecas fueron una de las civilizaciones más importantes de la
Mesoamérica precolombina. El nombre zapoteca proviene del náhuatl "Tzapotécatl", que significa
pueblo del Zapote, originalmente este pueblo se autodenominaba "ben´zaa" o "vinizá" que significa
en idioma zapoteco "gente de las nubes".1 Entre los mitos que existen se dice que son descendientes
de la roca las arenas. Poco se sabe sobre el origen de los zapotecas. A diferencia de la mayoría de
los indígenas de Mesoamérica, no tenían ninguna tradición o leyenda sobre su migración, sino que
ellos creían que nacieron directamente de las nubes, tal y como si fueran hijos legítimos de los
dioses. De ahí el nombre que ellos mismos se atribuían: be´neza (gente cielo). Actualmente se
autodenominan binnizá.
Cultura Teotihuacana
Inicio » Antiguo México » Cultura Teotihuacana
Algunos grupos de olmecas que migraron de la zona mesoamericana del Golfo de México se establecieron en
el Altiplano Central. Cuando esos grupos se encontraron con los pueblos que habitaban esta región, se
mezclaron culturalmente y dieron origen a otras culturas, entre ellas la Cultura Teotihuacana.
Debido a los abundantes recursos naturales que había en la zona, su ubicación geográfica y su constante
intercambio comercial, la ciudad de Teotihuacan creció con el tiempo; se convirtió en una ciudad muy
poblada, de entre 125 mil a 250 mil habitantes. Logró su mayor esplendor en el periodo Clásico, entre el año
150 d. C. al 750 d. C. Fue muy influyente en la economía, la política, la arquitectura y el arte de toda
Mesoamérica
Monte Albán es un sitio arqueológico localizado a 11 km de la ciudad de Oaxaca de Juárez, capital del estado
mexicano del mismo nombre. Monte Albán fue durante mucho tiempo la sede del poder dominante en la
región de los Valles Centrales de Oaxaca, desde el declive de San José Mogote en el Preclásico Medio (1500-
700 a. C.) hasta el ocaso de la ciudad, ocurrido alrededor del siglo IX. El nombre antiguo de esta ciudad fundada
por los zapotecas a finales del Preclásico Tardío es objeto de discusiones. Se sabe, en cambio, que los mexicas
llamaron a la ciudad como Ocelotepec que en mexicano significa Monte Jaguar o Monte del Jaguar, de ocelotl
- jaguar, y tepec - monte o cerro,1 traducido al zapoteco es Dani Beedxe, de dani - monte, y beedxe - jaguar,
los mixtecos en cambio llamaron a la ciudad como Yucucúi (en idioma mixteco: Yúcu-cúi, ‘Cerro Verde’)?. Sin
embargo, el nombre en castellano de Monte Albán fue dado por los españoles, en la conquista, por la similitud
del paisaje con los montes Albanos en Italia.
Chichén Itzá (en maya: Chichén Itzá, ‘Boca-del-pozo (chichén) de los brujos-de-agua (Itzá)’)?1 es uno de los
principales sitios arqueológicos de la península de Yucatán, en México, ubicado en el municipio de Tinum, en
el estado de Yucatán. Vestigio importante y renombrado de la civilización maya, las edificaciones principales
que ahí perduran corresponden al periodo denominado clásico tardío o postclásico temprano (800-1100 dC.).
La arquitectura monumental que ha llegado hasta nuestros días, que es emblemática del yacimiento, tiene
una clara influencia tolteca. El dios que preside el sitio, según la mitología maya, es Kukulcán, representación
maya de Quetzalcóatl, dios tomado del panteón de la cultura tolteca.
Chichén Itzá fue una ciudad2 o un centro ceremonial, que pasó por diversas épocas constructivas e influencias
de los distintos pueblos que la ocuparon y que la impulsaron desde su fundación.