Está en la página 1de 6

CLASIFICACION DE LOS MATERIALES INTELIGENTES

 MATERIALES FOTOACTIVOS

Los materiales fotoactivos o fotoluminiscentes son aquellos capaces de responder


de una manera diferenciada a ser expuestos a la luz (solar o artificial).
Los materiales fotoactivos se dividen en:
1. Fluorescentes: Son aquellos materiales que poseen la propiedad de emitir
luz visible solo mientras son expuestos a radiaciones del tipo ultravioleta,
rayos catódicos o rayos X (no visibles al ojo humano). Su efecto cesa tan
pronto como desaparece la fuente de excitación. El método más usado para
observar los materiales fluorescentes es el uso de una luz ultravioleta en una
habitación oscura para poder observar el color de la radiación.

2. Fosforescentes: son aquellos materiales capaces de emitir luz después de


haber sido excitados mediante luz (natural o artificial). Su emisión de luz
continúa después de que la fuente de excitación ha sido cesada.

3. Electroluminiscentes: Son los materiales que al ser estimulados mediante


electricidad responden produciendo luces de diferentes colores. Su emisión
de luz no conlleva producción de calor. Los materiales electroluminiscentes
son aquellos que contienen una cierta cantidad de material fósforo y emiten
una luz al paso de una corriente eléctrica.
 MATERIALES CROMOACTIVOS

Los materiales capaces de responder con un cambio de color ante un estímulo


externo (presión, radiación UV, rayos X, temperatura, etc.).

1. Fotocrómicos: Los materiales fotocrómicos o fotocromáticos cambian


reversiblemente de color ante cambios del tipo de iluminante. Este tipo de
materiales fotocrómicos no se ven en lugares oscuros. Cuando la luz solar o
un iluminante UV se aplica sobre la estructura molecular del material
fotocrómico, ésta cambia y aparece un color, que desaparece cuando cesa
la fuente lumínica. Pasan de un color blanquecino a un color intenso (azul,
rojo, etc.).

2. Termocrómicos: Los materiales termocrómicos son materiales que


cambian de color con la temperatura, a través de la incorporación de
pigmentos termocrómicos cuyos colores cambian a unas temperaturas
particulares. Este tipo de pigmentos pueden ser reversibles, es decir, que al
calentarse cambian de color y al enfriarse vuelven a su color inicial, o
irreversibles, que cambian de color permanentemente con el incremento de
temperatura y por tanto no vuelven a su color original cuando disminuye la

temperatura.
3. Electrocrómicos: son los materiales que, al aplicarles una diferencia de
potencial, cambia su espectro de absorción y, generalmente, su color.

 MATERIALES ELECTRO Y MAGNETOACTIVOS

Los materiales de estas características son capaces de tener respuesta a


estímulos externos de características electromagnéticas. Pueden ser
magnetorestrictivos o electrorestrictivos. Su uso está bastante arraigado en el
desarrollo de sensores. Su obtención está dado gracias a polímeros conductores
que siguiendo esta línea de investigación pueden dar paso a innovaciones en
ciencia como músculos y demás mecanismos orgánicos artificiales. Son aquellos
que actúan, responden o reaccionan ante cambios eléctricos o magnéticos.
Normalmente se utilizan en sensores y músculos y mecanismos orgánicos
artificiales.

1. Materiales piezoeléctricos: El efecto piezoeléctrico describe la relación


entre una tensión mecánica y un voltaje eléctrico en materiales sólidos.
Es la capacidad de algunos materiales minerales, cerámica y algunos
polímeros – de producir una carga eléctrica en respuesta a un esfuerzo
mecánico aplicado. También puede producirse el efecto contrario, que
los materiales piezoeléctricos se deforman al estar expuestos a un campo
eléctrico.
En el efecto piezoeléctrico directo, la compresión y la expansión del
material crea cargas eléctricas opuestas las cargas correspondientes de
la muestra. El efecto de piezoeléctrico inverso aplica un voltaje al material
piezoeléctrico que genera una cierta deformación.
Pueden distinguirse dos grupos de materiales: los que poseen carácter
piezoeléctrico de forma natural (cuarzo, turmalina) y los llamados ferro
eléctrico, que presentan propiedades piezoeléctricas tras ser sometidos
a una polarización (tantalio de litio, nitrato de litio, berlinita en forma de
materiales mono cristalinos y cerámicas o polímeros polares bajo forma
de micro cristales orientados).

2. Los materiales electro- y magnetoreológicos (MM): Son materiales


que responden a la aplicación de un campo magnético con un cambio en
su comportamiento reológico y están formados por partículas
magnetizables finamente divididas y suspendidas en un líquido portador,
tal como aceite mineral, keroseno, etc. o en un sólido portador con
elasticidad suficiente para permitir la orientación de los dipolos ante el
campo magnético externo.
La respuesta producida en los materiales magnetoreológicos, es el
resultado de la polarización inducida en las partículas suspendidas
mediante la aplicación de un campo externo. La interacción entre los
dipolos inducidos resultantes obliga a las partículas a formar estructuras
en forma de columna, paralelas al campo aplicado.
 MATERIALES CON MEMORIA DE FORMA

Son aquellos materiales capaces de recordar su forma y capaces de volver a esa forma
incluso después de haber sido deformados. Este efecto de memoria de forma se puede
producir por un cambio térmico o magnético. Las clasificaciones más generales que se
hace de este tipo de materiales son según las fuerzas aplicadas al material: campos
térmicos o magnéticos.

Los materiales con “memoria” pueden ser producidos en muchas formas y tamaños, y
desarrollarse para diversos usos. Aunque no son tan fuertes como el acero, son mucho
más elásticos y sus propiedades les permiten adoptar la forma necesaria cuando se
exponen a altas temperaturas.

Las aleaciones de NITINOL (níquel-titanio), son las más conocidas, y responden ante
campos térmicos. Se utilizan en ortodoncia (alambres dentales), medicina, robótica,
válvulas, en duchas, cafeteras, sistemas de unión y separación controlados.
En general estos materiales llamados “inteligentes” se solapan y se entremezclan con
otras grandes tecnologías como las nanotecnologías, la microelectrónica y los
biomateriales.
Podemos considerar que existen cuatro clases diferentes, según la naturaleza, o del
material en sí, o del estímulo externo al que responden:

o Aleaciones con Memoria de Forma (Shape Memory Alloys, SMAs).

Son las aleaciones de níquel-titanio, cuyo nombre comercial es el NITINOL, y


que responde ante campos térmicos. Sus aplicaciones están extendidas en
medicina como cánulas intravenosas, sistema de unión y separadores, alambres
dentales en ortodoncia. En robótica, se emplean los alambres de Nitinol como
músculos artificiales, resortes, tiradores. Como válvulas de control de
temperatura son aplicadas en duchas, cafeteras, sistemas de unión y separación
controlados.

Nitinol.

Se trata de una aleación de níquel y titanio en proporciones casi equimolares y que tiene
propiedades de memoria de forma excelentes. Esta aleación particular, tiene además
muy buenas propiedades eléctricas y mecánicas, resistencia a la fatiga, y resistencia a
la corrosión.

El Ni Ti presenta todas las propiedades típicas en las Aleaciones con memoria de forma
o SMA (por sus siglas en inglés):
o Transformación martensítica termoelástica.
o Memoria de forma simple.
o Memoria de forma doble.
o Superelasticidad.
o Pseudoelasticidad.
o Capacidad de amortiguamiento.

El estado por el cual estos materiales recuperan su forma es resultado de la


transformación de fase sólida-sólida entre dos estructuras materiales, es decir, la
austenita y la martensita.

o Cerámicas con Memoria de Forma (Shape Memory Ceramics, SMCs).

El efecto de memoria de forma en los cerámicos es observado no solo en aleaciones


especiales sino también en cerámicos o en polímetros. El efecto de memoria de
forma en las aleaciones aparece por una inducción térmica o por una inducción de
tensión martensita de transición de fase. Después la aleación se deforma
largamente en el estado martensitico, esta aparentemente permanente deformación
desaparece dando lugar a la forma primera cuando se aplica calor para calcular una
inversión de la transición martensita. Y así después de enfriado la forma ha
retornado a su estado original

o Polímeros con Memoria de Forma (Shape Memory Polymers, SMPs).

Son materiales poliméricos con la capacidad de recordar su forma original. Comparando


las aleaciones con memoria de forma con los polímeros con memoria de forma, estos
últimos presentan propiedades que las hacen ventajosos, tales como la baja densidad,
buena maleabilidad, y se puede producir a bajos costos.

o Aleaciones Ferromagnéticas con Memoria de Forma (Ferromagnetic Shape


Memory Alloys, FSMAs).