Está en la página 1de 16

Equipos de bombeo, hidroneumáticos y de agua caliente

Equipos de Bombeo
¿Qué es una bomba de agua?
Es la máquina que transforma energía, aplicándola para mover el agua.
Este movimiento, normalmente es ascendente. Las bombas pueden ser
de dos tipos “volumétricas” y “turbo-bombas”. Todas constan de un
orificio de entrada (de aspiración) y otro de salida (de impulsión).
Las volumétricas mueven el agua mediante la variación periódica de un
volumen. Es el caso de la bomba de émbolo. Las turbo bombas poseen
un elemento que gira, produciendo así el arrastre del agua. Este
elemento “rotor” se denomina “Rodete” y suele tener la forma de hélice
o rueda con paletas. Las bombas pueden recibir la energía de diversas
fuentes. Desde la antigüedad se ha usado la energía eólica en este
menester.
El movimiento de las paletas del molino de viento se transmite a una
bomba que extrae agua de un pozo. Cuando la bomba recibe la energía
a través de un motor acoplado (eléctrico, de gasóleo o gasolina), al
conjunto se le llama moto-bomba. El motor puede también estar
separado de la bomba. Entonces hace falta un elemento que le
transmita el movimiento. Puede ser una polea, un eje, etc.
En la actualidad casi todos los sondeos se equipan con bombas
“electrosumergidas”. Tanto la bomba como el motor eléctrico están por
debajo del nivel del agua. Los motores son especiales y pueden
funcionar sumergidos. Estos equipos, son resistentes. Tienen pocas
averías y su rendimiento es alto. Han influido mucho en el desarrollo de
los aprovechamientos de aguas subterráneas en los últimos tiempos.

LA FUNCIÓN DEL SISTEMA DE BOMBEO

El sistema de bombeo tiene como objeto elevar la presión del fluido


térmico para vencer la resistencia que opondrá el circuito a su
circulación. Las presiones de trabajo deben ser tales que se garantice
en todo momento que el fluido permanece en estado líquido y que no
hay vaporización.

Por ello, suele utilizarse una presión mínima, a la entrada a las bombas,
de al menos 11 bar, ya que la presión de vapor del fluido térmico a
393ºC, máxima temperatura de utilización, es 10,6 bar. Teniendo en
cuenta que a la entrada a la bomba rara vez el fluido se encontrará a
esa temperatura, en algunas plantas se prefieren presiones más bajas,
en torno a 6 bares, lo que ahorra consumo de energía eléctrica auxiliar.

La selección de las bombas a emplear, el número de bombas, e incluso


el sistema de refrigeración del sello mecánico son aspectos muy
delicados que hay que estudiar meticulosamente durante el diseño de
la planta.

¿Para qué sirve una bomba de agua?


Hoy en día el uso de bombas de agua se extiende a una gran variedad de
aplicaciones comerciales, industriales, residenciales y agrícolas, que cubren
diversas situaciones como las siguientes:
 Drenar el agua de un sótano.
 Extraer agua de un pozo.
 Trasladar agua de un lugar a otro, aún a diferentes niveles del suelo.
 Incrementar la presión o el caudal de agua.
 Vaciar y llenar piscinas, estanques o bañeras de hidromasaje.
 Drenar zonas poco profundas que están inundadas.
 Regar césped o zonas agrícolas de manera tradicional o por aspersión.
 Distribuir fertilizantes y pesticidas.
 Realizar diversas tareas en el área de la construcción.

TIPOS DE BOMBAS DE AGUA

BOMBA PERIFÉRICA:
La bomba periférica es conocida por su uso doméstico.
Son eléctricas y su función es elevar el agua a más de 30 metros de altura,
dependiendo del modelo, brindando la presión de agua que necesitas.
Tiene un caudal máximo de 86 litros por minuto.
BOMBA CENTRÍFUGA:
Son utilizadas para uso doméstico o agrícola, a diferencia de las demás bombas, esta sirve
para sacar agua de pozos o regadíos en grandes cantidades en poco tiempo.
Tiene la capacidad de mover entre 120 y 156 litros por minuto
Es más silenciosa que la periférica y también es eléctrica

MOTOBOMBA
Son bombas con un motor a combustión, lo cual les permite funcionar de manera
independiente. Esta bomba lanza caudal y presión al mismo tiempo. Son ideales para trabajos
de riesgo extendido en sectores agrícola, llenado de tanques, y para suministrar agua a
lugares distantes. Es importante que esté bien equilibrada con el suelo para reducir la perdida
de aceite con el movimiento, ya que de suceder esto, se apagará automáticamente.
Al comprar una asegúrate que sea de arranque sencillo.
Tipos de bombas de agua por usos
Podemos distinguir diferentes tipos de bomba en función del uso que
le vayamos a dar y el lugar del que vayamos a extraer el agua. Hay
modelos eléctricos y de gasolina.

PARA RIEGO

• Bombas de superficie: Estas bombas nos permiten sacar agua de


pozos, depósitos o aljibes de hasta 8 metros de profundidad para el
riego y la limpieza de suelos y coches. Adecuadas para el riego
manual y automático. Suelen ser eléctricas.

• Bombas sumergibles: Este tipo de modelos se entierran y son la


solución para extraer agua de zonas profundas, (pozos y depósitos
más allá de los 8 metros de profundidad) donde una bomba de
superficie no es capaz de llegar. Son muy silenciosas y aptas para el
riego manual o automático. Suelen ser eléctricas.

• Motobomba: Funcionan con gasolina, de ahí que estén indicadas


para zonas alejadas o sin conexión a la corriente eléctrica. Sirven
para vaciar depósitos o captar agua de río, si esto le está
permitido (requiere autorización especial). También para sacar aguas
de pozos particulares para regar en huertos o jardines. Muy potentes,
son las que ofrecen un mayor caudal y tienen más capacidad de
absorción que las eléctricas.

PARA ABASTECIMIENTO DOMÉSTICO

• Grupo de presión: Indicadas para recuperar agua de pozos,


depósitos o aljibes que recogen de hasta 8 metros de profundidad,
normalmente para el abastecimiento doméstico. El uso de agua de
lluvia o pozos para el inodoro o la lavadora nos permite reducir el
consumo de agua potable en hasta un 50%. Los grupos de presión
están dotados de una puesta en marcha automática. Los pequeños
grupos de presión de uso doméstico suelen ser eléctricos.

PARA DRENAJE

• Achique: Este tipo de bombas se utilizan para vaciar depósitos de


agua como piscinas o estanques, así como para drenar espacios
inundados. Evacúan agua a gran velocidad y se adaptan a diferentes
tipos de mangueras, además, pueden ser sumergibles.

• Motobomba: también sirven para drenaje (al igual que para riego).

Equipos hidroneumáticos
Entre los diferentes sistemas de abastecimiento y distribución de agua
en edificios e instalaciones, los Equipos Hidroneumáticos han
demostrado ser una opción eficiente y versátil, con grandes ventajas
frente a otros sistemas; este sistema evita construir tanques elevados,
colocando un sistema de tanques parcialmente llenos con aire a
presión. Esto hace que la red hidráulica mantenga una presión
excelente, mejorando el funcionamiento de lavadoras, filtros, regaderas,
llenado rápido de depósitos en excusado, operaciones de fluxómetros,
riego por aspersión, entre otros; demostrando así la importancia de
estos sistemas en diferentes áreas de aplicación. Así mismo evita la
acumulación de sarro en tuberías por flujo a bajas velocidades. Este
sistema no requiere tanques ni red hidráulica de distribución en las
azoteas de los edificios (evitando problemas de humedades por fugas
en la red) que dan tan mal aspecto a las fachadas y quedando este
espacio libre para diferentes usos.

Los Sistemas Hidroneumáticos se basan en el principio de


compresibilidad o elasticidad del aire cuando es sometido a presión,
funcionando de la siguiente manera: El agua que es suministrada desde
el acueducto público u otra fuente, es retenida en un tanque de
almacenamiento; de donde, a través de un sistema de bombas, será
impulsada a un recipiente a presión (de dimensiones y características
calculadas en función de la red), y que posee volúmenes variables de
agua y aire. Cuando el agua entra al recipiente aumenta el nivel de
agua, se comprime el aire y aumenta la presión, cuando se llega a un
nivel de agua y presión determinados (Pmáx.), se produce la señal de
parada de bomba y el tanque queda en la capacidad de abastecer la
red; cuando los niveles de presión bajan, a los mínimos preestablecidos
(Pmín.) se acciona el mando de encendido de la bomba nuevamente.

El reglamento de Instalaciones Sanitarias obliga a que la capacidad de


las bombas sea un 125% del gasto máximo probable a la presión
mínima requerida para el sistema, a fin de asegurar abastecer la
demanda máxima al mismo tiempo que se llena el estanque de presión.

COMPONENTES DEL SISTEMA HIDRONEUMÁTICO

Un sistema hidroneumático debe estar constituido por los siguientes


componentes:

 Un tanque de presión: Consta de un orificio de entrada y uno de


salida para el agua (en este se debe mantener un sello de agua
para evitar la entrada de aire en la red de distribución), y otro para
la inyección de aire en caso de que este falte.
 Un número de bombas acorde con las exigencias de la red. (Una
o dos en caso de viviendas unifamiliares y dos o más para
edificaciones mayores). FIGURA 2
 Interruptor eléctrico para detener el funcionamiento del sistema,
en caso de faltar agua en el estanque bajo.
 Llaves de purga en las tuberías de drenaje.
 Válvula de retención en cada una de las tuberías de descarga de
las bombas al estanque hidroneumático.
 Conexiones flexibles para absorber las vibraciones.
 Llaves de paso entre la bomba y el equipo hidroneumático; entre
este y el sistema de distribución.
 Manómetro.
 Válvulas de seguridad.
 Dispositivo para control automático de la relación aire/agua.
(Puede suprimirse en caso de viviendas unifamiliares)
 Interruptores de presión para arranque a presión mínima y parada
a presión máxima, arranque aditivo de la bomba en turno y control
del compresor.
 Indicador exterior de los niveles en el tanque de presión.(Puede
suprimirse en caso de viviendas unifamiliares)
 Tablero de potencia y control de motores.(Puede suprimirse en
caso de viviendas unifamiliares)
 Dispositivo de drenaje del tanque hidroneumático y su
correspondiente llave de paso.
 Compresor u otro mecanismo que reponga el aire perdido en el
tanque hidroneumático.

LAS BOMBAS

Cuando se selecciona el tipo o tamaño de bomba, se debe tener en


cuenta que la bomba por si sola debe ser capaz de abastecer la
demanda máxima dentro de los rangos de presiones y caudales,
existiendo siempre una bomba adicional para alternancia con la (o las)
otra (u otras) y cubrir entre todas, por lo menos el 140% de la demanda
máxima probable. Además debe trabajar por lo menos contra una carga
igual a la presión máxima del tanque.

Cuando se dimensiona un tanque se debe considerar la frecuencia del


número de arranques del motor en la bomba, llamados Ciclos de
Bombeo. Si el tanque es demasiado pequeño, la demanda de
distribución normal extraerá el agua útil del tanque rápidamente y los
arranques de las bombas serán demasiado frecuentes, lo que causaría
una desgaste innecesario de la bomba y un consumo excesivo de
potencia.

El punto en que ocurre el número máximo de arranques, es cuando el


caudal de demanda de la red alcanza el 50% de la capacidad de la
bomba. En este punto el tiempo que funcionan las bombas iguala al
tiempo en que están detenidas. Si la demanda es mayor del 50%, el
tiempo de funcionamiento será mas largo; cuando la bomba se detenga,
la demanda aumentada extraerá el agua útil del tanque más
rápidamente.

¿Qué es un Sistema Hidroneumático?

La función de un sistema hidroneumático o “booster”, es mantener la


presión de agua constante en la red de distribución de agua para
servicios como lo son: baños, cocinas, lavadoras, sistemas de riego y/o
cualquier lugar donde se requiera el manejo constante de agua. Se
utiliza en sitios como: casas habitación, oficinas, hoteles, hospitales,
entre otros.

Pero… ¿Por qué utilizarlos?


La mayor parte del tiempo, la red municipal de agua no cuenta con la
suficiente presión para cumplir con nuestras necesidades. un ejemplo
muy sencillo son los inodoros con fluxómetro (estos llevan impreso un
numero seguido de GPF, que significa “gallon per flush” por sus siglas
en inglés), funcionan como ahorradores de agua, ya que requieren de
una presión que oscila entre 30-35 psi, así la combinación: alta presión
+ poco flujo dan como resultado el trabajo de un inodoro, estos se han
mejorado poco a poco para disminuir su demanda.
Bombas Centrífugas:
La parte más importante del sistema, estas son las responsables de
abastecer el agua, pueden ser horizontales, verticales, sumergibles,
autocebantes, turbinas. La selección de la bomba dependerá
principalmente de estos 3 puntos:

1.- De donde se tomará el agua, ya sea de una cisterna o un tanque elevado.


2.- La cantidad de flujo y presión.
3.- Espacio disponible para instalación.

Control:
Su función es la de encender las bombas y proteger los motores,
hacer alternado y/o simultaneo entre ellas según sea nuestra
necesidad. Pueden ser de velocidad constante o velocidad variable,
existen algunos muy sencillos que operan mediante un switch de
presión o manual, y también están los complejos, que utilizan un
display touch screen, transmisores de presión, protocolo de
comunicación BMS, según sea la aplicación.
VFD (Variadores de Frecuencia)
Son los encargados de controlar el encendido y apagado, así como la
modulación de la velocidad en el motor. Estos están tomando gran
importancia por el ahorro de energía eléctrica, lo que muchas veces
nos da como resultado un retorno de la inversión de 2 a 3 años,
dependiendo de la capacidad (potencia HP).

Tanque hidroneumático:
Su función básica es mantener la tubería presurizada cuando las
bombas están apagadas. Contrario a la idea de que los tanques sirven
como almacenamiento de agua su verdadera función es permitir
automatizar el funcionamiento de las bombas. Dentro del tanque existe
un espacio con aire y otro con agua, de aquí el
término “hidroneumático” (agua-aire).

Instrumentación:
Switch de presión, flotadores tipo pera, transmisor de presión, switch
de flujo, manómetros entre otros, son los más utilizados para realizar
un correcto control y/o monitoreo en los sistemas hidroneumáticos.

Cabezal de Descarga:
Interconecta en paralelo las bombas y el tanque hidroneumático. Tiene
descargas hacia ambos lados del equipo y se puede conectar a la red
hidráulica por cualquier extremo o por ambos.

Válvulas y Conexiones de Descarga:


Cada bomba tiene un juego de bridas que permite su desconexión y
conexión, una válvula check para evitar recirculacuón de agua y una
válvula de bola para mantenimiento.

¿Para que sirven los equipos hidroneumáticos?

Los Equipos Hidroneumáticos Residenciales (Para Casa) Sirven


Para:

 Aumentar la presión en su regadera al momento de bañarse o en


la llave de su fregadero al momento de lavar los trastes.
 Aumentar la presión del agua que alimenta sus aparatos
electrodomésticos como lavadoras o lava vajillas, permitiendo
que se llenen más rápido y que enjueguen la ropa o los trastes
con mayor presión.

Pueden utilizarse en: Casas, Residencias, Conjuntos Habitacionales o


para Riego por Aspersión (La Manguera de su Jardín), por dar algunos
ejemplos.

Los Equipos Hidroneumáticos Para Aplicaciones Comerciales


Sirven Para:

 Aumentar la presión en tramos de tuberías muy largos como por


ejemplo en centros comerciales, hospitales o edificios de
oficinas; permitiendo que hay una presión uniforme y constante
en todas las llaves de agua del edificio o instalaciones.
 Aumentar la presión en cafeterías o restaurantes para que
funcionen con mayor eficiencia las cafeteras o lavadoras de
trastes industriales, por mencionar algunas aplicaciones.

Estos hidroneumáticos pueden utilizarse para: Restaurantes,


Cafeterías, Escuelas, Edificios, Gimnasios, Centros Comerciales, por
dar algunos ejemplos.

Los Equipos Hidroneumáticos Para Aplicaciones Industriales


Sirven Para:

 Aumentar la presión en líneas hidráulicas que alimentan equipos


de producción que requieren una presión específica para poder
funcionar correctamente.
 Para aumentar la presión en las redes hidráulicas de protección
contra incendios,
 Para aumentar la presión y poder trasladar el agua con mayor
eficacia de un punto a otro en una planta industrial
 Para equipos de aire acondicionado y muchas aplicaciones más.

Pueden utilizarse en: Hospitales, Hoteles, Moteles, Plantas


Industriales, Fábricas, Bodegas o Almacenes entre otras aplicaciones
Equipos de agua caliente

El agua caliente sanitaria es el segundo consumidor de energía de


nuestros hogares, un 26% del consumo energético total. En la
actualidad (de hecho, desde el año 2006) en las viviendas de nueva
construcción, es obligatorio cubrir parte del consumo
energético necesario para producir el agua caliente mediante un
sistema de energía solar térmica y, en caso de que no pudiera hacerse,
utilizar otro tipo de energías renovables. Aún así, la demanda de
energía para producir agua caliente sigue siendo elevada.

Es por ello por lo que desde aquí queremos daros algunas ideas de qué
sistemas existen y cuáles son los mejores según la zona climática solar
donde se encuentre el edificio, la cantidad de personas que habitan en
la casa y sus costumbres respecto al agua. Para ello hemos recopilado
algunos datos que ofrece el Instituto para la Diversificación y Ahorro de
la Energía (IDAE).

Los sistemas más comunes

A la hora de decidir si es mejor para una vivienda un sistema de agua


caliente instantánea o por acumulación hay que tener en cuenta que,
aunque la potencia necesaria para generarla instantáneamente deba
ser superior a la instalada con un sistema de acumulación, el consumo
de combustible no tiene porqué ser superior sino lo contrario, ya que los
sistemas de acumulación deben mantener agua a cierta temperatura
dentro de los depósitos (acumuladores) y esto generará pérdidas a
través del aislamiento. De ahí que los acumuladores deben tener un
buen aislamiento para que estas pérdidas sean las menores posibles.

Señalar sin embargo que los sistemas con acumulación proporcionan


mayor confort al usuario, por la capacidad de suministrar mayores
caudales punta.

Así pues, cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. Pero
vayamos por partes…
Los sistemas instantáneos

Se trata de unos sistemas que calientan el agua en el mismo momento


en que es demandada. Es el caso de los habituales calentadores de gas
o eléctricos, o las calderas murales de calefacción y agua caliente
(calderas mixtas). La principal ventaja: no se necesita mantener el agua
caliente acumulada, lo que evita un mayor coste energético.

Los sistemas de acumulación

Este tipo de sistemas se puede dividir en dos: los que se componen por
un equipo que calienta el agua (una caldera o una bomba de calor, por
ejemplo) más un termo-acumulador, y los termo-acumuladores de
resistencia eléctrica.

– Los compuestos por caldera y acumulador son los más utilizados. Una
vez calentada, el agua se almacena en un depósito aislado para que
pueda usarse en cualquier momento.

Ventajas: se evita los continuos encendidos y apagados de la caldera,


ya que trabaja de forma continua; permite utilizar el agua caliente de
forma simultánea en dos puntos distintos; al ser un sistema centralizado,
se necesita menos potencia para llevar agua caliente al conjunto de
usuarios; son fácilmente combinables con los sistemas de captación
solar de ACS (agua caliente sanitaria), y que permite el acceso a tarifas
más económicas de los combustibles.
Los expertos recomiendan este sistema cuando se sabe de
antemano que el consumo de agua caliente puede ser continuo.

Desventajas: el considerable coste de la energía y que el depósito


ocupa un mayor espacio.

Por su parte, los termoacumuladores de resistencia eléctrica son un


sistema poco recomendable desde el punto de vista energético y de
costes. Cuando la temperatura del agua contenida en el termo baja de
una determinada temperatura suele entrar en funcionamiento una
resistencia auxiliar. De ahí la importancia de que el termo, además de
estar bien aislado, se conecte sólo cuando sea necesario, mediante
un reloj programador.

Temperatura de agua caliente

Teniendo en cuenta que el sistema de producción de agua caliente puede ser mixto
instantáneo o por acumulación podemos establecer dos tramos de temperatura:
Con acumulación (la temperatura debe ser elevada para conseguir suficiente
producción de agua caliente) la recomenda está entre 55 y 60ºC aunque luego
se consuma a 40ºC. Es recomendable el uso de grifería termostática.

Cuando la producción de agua caliente sanitaria es mixta instantánea, la


temperatura debe ser entre 30 y 35ºC porque cuando la temperatura es 2 o 3 grados
superior a la deseada no tenemos que mezclar con agua fría; la caldera usará
menos potencia para calentar el agua –lo que reduce el gasto de energía-; alarga la
vida de la caldera reduciendo calcificaciones de componentes.